Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4872 Artículos. - 78253 Comentarios.

Belén en tu casa

En la Nochebuena de 1223, Francisco de Asís, el Poverello, con su corazón lleno de ternura, con su espíritu lleno de imaginación, organizó un encantador Belén viviente en Greccio, en el valle de Rieti (Italia).

Belén. O Betlehem, que significa “la casa del pan” o “la casa de Lehem”, el dios del pan, pues el color y el sabor del pan son sacramento de Dios. Belén: allí veneran los judíos la tumba de Raquel, esposa de Jacob o Israel, querida matriarca judía que sigue llorando a sus hijos desterrados y a todos los hijos de todas las madres masacrados por todos los reyes Herodes. Allí nació el rey David, tan idealizado en la Biblia, pero tan poco ideal en la realidad.

En tiempo de San Francisco, la cristiandad organizaba cruzadas para conquistar aquella “tierra santa”. Morían y mataban para poder peregrinar a Belén y celebrar allí la Navidad. Francisco, el hermano de todos, cristianos o musulmanes, el hermano de todas las criaturas, animadas o inanimadas, pensó que no merecía la pena morir ni matar por ir a Belén. “Todos los lugares son Belén”, se dijo, y quiso representarlo de modo viviente en el lugar más pobre y escarpado, en una cueva de Greccio.

Se reunieron muchos hermanos y pobres campesinos de la región. “Se prepara el pesebre, se trae el heno y se colocan el buey y el asno”, cuenta una biografía de su tiempo, y prosigue: “Allí la simplicidad recibe honor, la pobreza es ensalzada, se valora la humildad y Greccio se convierte en una nueva Belén. La noche resplandece como el día, noche placentera para los hombres y los animales”. Francisco leyó el evangelio y predicó. Y cuando decía “niño de Bethleem” o “Jesús”, se pasaba la lengua por los labios como si los tuviera untados o ungidos de miel. ¡Bendito hermano Francisco!

¿Qué es Belén para nosotros hoy? Es mucho más que un lugar geográfico, por precioso que sea. El significado hace a los lugares y a todas las cosas, aunque, por otra parte, el misterio de las cosas es infinitamente mayor que el significado que les damos. ¿Qué es Belén? Es el nombre poético del misterio más bello y real, el nombre de todos los lugares donde es engendrada y cuidada la vida, donde se cuece y se comparte el pan. Por eso decimos que Jesús nació en Belén, aunque, histórica y físicamente, Jesús nació en Nazaret, en un pobre chamizo adosado al hueco de una roca, como eran entonces las casas de Nazaret. Cuando los evangelios de Mateo y de Lucas dicen que nació en Belén, quieren decir que él es el descendiente esperado del rey David, aquel que debía curar a los heridos y dar pan a los hambrientos, al contrario de lo que hicieron David y todos los reyes.

Belén es el misterio de la vida, tan frágil y divina. Jesús, María, José: un padre, una madre, un hijo. Eso es todo, eso lo es todo: el misterio del cosmos, de la Tierra y de la vida, del hombre y de la mujer, con sus alegrías y sus penas, sus amores y divorcios, sus esperanzas y miedos. Padre, madre, hijo/a. O dos padres, o dos madres, o un padre separado, o una madre separada. En la forma que sea. Allí donde nace, crece, sufre y goza la vida, allí es Belén. Y no te rompas la cabeza con que Jesús fuera hijo de “madre virgen”, pues “virgen” no tiene nada que ver con que haya o no haya relaciones sexuales. Ser “virgen” significa en la Biblia ser libre y disponible a la vez. Por su libertad y bondad de corazón engendraron José y María a Jesús (y a cuatro hijos y al menos dos hijas más, según el evangelio de Marcos).

Belén es la encarnación de Dios. Pero cuando digo “Dios”, no digo un Ser Supremo extraterrestre que se habría encarnado solo una vez en la historia del cosmos, solo en un lugar del universo, solo en un niño de esta nuestra pobre y admirable especie humana Homo Sapiens Demens. Cuando digo Dios, digo Bondad Dichosa, digo Fondo Bueno de la Realidad, digo Relación Amorosa y fecunda. Jesús lo encarnó.

Amiga, amigo: no sé si has puesto un Belén en tu casa. No importa. Tu casa es Belén, cuanto más pobre más verdadero. Y en tu pobre carne, sufriente y dichosa, tú también puedes encarnar a Dios.

Para orar

– Centinela, ¿qué hay de la noche? ¿Qué hay de la crisis?

– ¿Desde dónde preguntas?
¿Preguntas desde el hambre
o desde el consumismo?
¿El grito de los pobres sacude tus preguntas?

Pastores marginales
cantan la Buena Nueva,
con flautas y silencios,
contra los grandes medios,
los medios de los grandes.

Nos ha nacido un Niño,
un Dios se nos ha dado.
Hay que nacer de nuevo,
desnudos como el Niño,
descalzos de codicia,
de miedo y de poder,
sobre la tierra roja.

Hay que nacer de nuevo,
abiertos al Misterio,
ungidos de Esperanza.

(Pere Casaldáliga)

21 comentarios

  • Josefina G.C.

    Para todo el Atrio  mis mejores deseos de re-nacer a un MUNDO MEJOR y MAS JUSTO-QUE ES POSIBLE- porque SÍ  SE PUEDE, tan solo si los que tienen el poder en sus manos QUISIERAN. 

    Deseos desde el hambre de,
     
    Pastores marginales
    que cantan la Buena Nueva,
    con flautas y silencios,
    contra los grandes medios,
    los medios de los grandes.

    Hay que nacer de nuevo,
    desnudos como el niño,
    descalzos de codicia,
    de miedo y de poder, 

    Abrazos,
    Josefina
     

  • roman diaz ayala

    hola de nuevo, Javier.
    aunue el mensaje va dirigido tanto a Santiago como a mçi, me tomo la libetad de responder ( si es que puedo) a las cosas que has ido señalando.
    En primer lugar agradezco el juicio amable que haces sobre mí, porque podías haber pensado y así manifestarte, que soy un farsante, y digo lo que no siento. Debido a lo mismo, juzgas que todo es producto de la imaginación, una construcción mental sin base sólida en la realidad, como quien hablase de los unicornios, seres productos de la fantasía.
    Mi conocimiento de la persona de Dios en Jesús y mi experiencia de haberme beneficiado de la Salvación que me ofreció desde la cruz, entonces no pasaría de ser una entelequia, jamás una experiencia incuestionable. Una de las pocas certezasque se van fortaleciendo con los años. cuando Natanael le respondió a Felipe “¿Acaso de Nazaret puede salir algo bueno?” La escueta respuesta de Felipe ha sido : “Vén y verás” Javier, Jesús está tan cerca de tí ( y de tu vida, por lo que veo) que mis palabras no sólo no sirven, sino que son un estorbo. Adivino que eres lector del Evangelio, pues hablas de Jesús con profundo respeto y admiración, al Jesús a quien yo quiero con todo mi corazón.Búscalo una vez más en Juan y ël te dirá todas las cosas.
    Entiendo que “todos los españoles, católicos y no católicos” sentimos que la Jerarquía católica en un sentido histórico y en otro sentido actual,tiene una gran deuda con la sociedad, a la que ha humillado, ofendido y no ha pedido nunca perdón. Si quieres que descienda un poco más al detalle: jamás fue sincera con la reforma conciliar, no pidió perdón por su complicidad con la rebelión militar y la dictadura, no ha dejado de hacer política, y se manifiesta ahora como u brazo del poder político.
    Yo sin embargo busco la reconciliación de todos los españoles y perdono como Cristo me perdonó a mí desde la Cruz reconciliándome con su Padre (Eso es lo que yo entiendo por Salvación) Confío firmemente en que estamos preparando entre todos “UNA NUEVA TRANSICIÓN POLITICA ( que ahora está en la calle, en la sociedad civil pero que se está articulando)y que la Fuerte rehabilitación que experimenta el catolicismo español ( en manos del laicado) pronto se verá más manifiesto.
    Un abrazo
    Román

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago y Román,
     
    Sigo pensando que a dios únicamente lo imaginamos; la adhesión que dices a la fe en dios no añade nada al hecho de que a dios únicamente lo imaginamos.
     
    Imaginamos que existe, incluso que le amamos: pero todo eso es acción de imaginar. Desde nuestra vida humana, dios no es más que un ente imaginario.
     
    imaginar v. tr./prnl. tr.
    1   Formar en la mente imágenes o representaciones de cosas o personas reales o irreales.
    2   Considerar posible o probable una cosa, sin estar completamente seguro, a partir de ciertos indicios y señales. figurarse, suponer.
     
    Recuerda lo que decías de la duda, que admitías incluso en la mal llamada ‘certeza’. No tenemos ninguna certeza de dios, y menos de un diospadre, ni de una trinidad, ni de una providencia divina con agentes llamados ángeles de la guarda …etc.
     
    Ese mundo sobrenatural es imaginario, por mucha pomposidad que se le quiera dar haciéndolo objeto de fe como si la fe fuera una virtud (teologal, además, para tratar de embobar más a los que somos de a pie).
     
    Hablar de la naturaleza de dios es hablar sin saber.
     
    Lo que no es imaginario es pretender superar el sufrimiento de todos y repartir la dicha, la felicidad en esta vida. Eso es la salvación aquí y ahora, el mensaje de salvación de Jesús: amaos como a vosotros mismos y como yo os he amado
     
    Román, cambias el mensaje de Jesús, de salvación por el amor, y nos dices que la Buena Nueva es que Dios está con nosotros, humanizado en un recién nacido. Vaya cambiazo, para meter a dios por medio, con lo que te dejas el mensaje por el que luchó y fue asesinado Jesús, y lo pones en lo que menos importa: dios.
     
    Dios no nos salva nada de nada en esta vida terrena: nos salvamos nosotros si nos partimos los cuernos luchando por la felicidad de todos. No lo hacemos, nos ocupamos sobre todo de nuestra particular felicidad egoístamente, y así tenemos el mundo hecho unos zorros.
     
    Eso sí, mucha navidad comercial, mucha lotería ‘del niño Jesús’, muchas misas, de gallo o de lo que sean, muchos belenes y reyes magos y papásnoeles pintando una falsa felicidad de los que pueden consumir (y tener vitaliciamente la vida asegurada en lo material, como los jerarcas católicos que impulsa todo ese marketing engañoso que hace sinónimo la navidad de la felicidad, como si por imaginar que dios se hace un recién nacido humano ya fuéramos más felices, o nos fuera a llegar más felicidad).
     
    Que imaginemos al imaginario dios humanizándose en un recién nacido, no nos aporta absolutamente nada para nuestra salvación aquí y ahora, en nuestra vida terrena, que es la única que sabemos que existe, y es la única que importa aquí y ahora, en esta vida terrena.

     ¿Por qué no imaginar a dios humanizándose en todas las personas, en todas las criaturas vivas, y todo el universo? : pues porque se les acaba el negocio a los sacerdotes, a las iglesias.

    Son los sacerdotes los que nos han dado el cambiazo del mensaje de salvación por el amor, y lo han puesto en lo que dice Román.  (en mi modesta opinión, como siempre y es obvio aunque no lo diga)

  • roman diaz ayala

    !Samuel nó, Simeón!  Vale

  • roman diaz ayala

    Asun, Javier, Santiago.. y Atrio  ¡Gracias por vuestra acogida1
    No tengo nada que contestar a vuestros últimos comentarios. Son tan testimoniales de lo que sois y cómo pensáis que el respeto me obliga a reflexionar una vez más en todo lo que habéis escrito.
    Si pretendiera cambiaros, estaría haciendo algo bueno, porque está en la esencia del ser humanos el comunicarnos en un intercambio de bienes y eso cambia ( construye) humanidad, recorriendo el camino de la cultura.
    No puedo convenceros, porque éso sí sería negativo, una forma sutil de dogmatismo ( mi verdad es la que prevalece). Tampoco está en el mensaje de Jesús, porque el Evangelio es propuesta, proclamación de la Buena Noticia de que Dios está con nosotros, humanizado en un recién nacido. Los pastores lo vieron. Ana y Samuel lo descubrieron (Ahora puedes, Señor, dejar a tu siervo marchar en paz, porque mis ojos han visto tu Salvación)
    Sólo quiero señalar que vuestros pensamientos no son únicos, sois el exponente de muchísima gente que piensa como vosotros, cada cual en su posición. Pasa que  callan, o no tienen palabras para poder expresarse ( No todo el mundo tiene la capacidad dialéctica de Javier)
     
    por parte mía me apodero de las palabras de Hans Küng, cuando era un joven profesor alemán y asesoraba a unos y a otros durante el Concilio y escribió aquello de que los cristianos habíamos hecho  de nuestro cristianismo una “ideología”  y algo más: “una abstracción”(cito haciendo uso de mi memoria)
    Javier habla de Dios en esos terminos porque los  que nos llamamos creyentes hemos objetivado a Dios hasta “cosificarlo”, una ficha muy oportuna para no abandonar la construcción de nuestro propio pensamiento. (La trascendencia no es un lugar físico, ni supuesto, es Dios mismos visto desde su presencia – la Otroriedad de Dios ( perdón por el palabro)
    Felíz Navidad de nuevo.. El Salvador nos es nacido.
    Román

  • Santiago

    De acuerdo, Javier, en que ambos podemos vivir y sentir que la vida es maravillosa y ambos creer que la vida merece la pena vivirla y gozarla..sin tener que analizar las causas mas remotas…Pero en lo que no coincidimos es que digas que yo “estoy obligado” a meter a Dios en mi vida.
    Mi adhesión a la fe en Dios es voluntaria y está ligada a mi existencia de manera real. Yo no necesito imaginar a Dios,ya que EL está presente en todos y en todo y como decía Teresa de Avila,Dios está “hasta en los pucheros”,¿Como podría ser de otra manera si EL lo fundamenta todo? Pero, contrariamente a lo que tu crees, El hecho que El “esté intrinsecamente” metido en todo,y particularmente en mi vida, no corta mi libertad, porque en Dios es donde reside el amor que es la fuente de toda libertad
    Creo en el amor de Dios que EL mismo nos legó al amarnos EL primero…Veo a Dios en todo porque veo que hay amor en el mundo que es el motor que mueve los corazones a la acción, ya sea consciente o incoscientemente. Por lo tanto, en la libertad que da el amor, para nada me siento “presionado” por ningun dogma, esos que tu imaginas que aplastan tu libertad y te torturan…Yo los veo como la misma verdad que es Dios y esta verdad revelada forma parte del amor…pues solo por amor Dios nos creó y solo por amor tambien se reveló a nosotros.
    No seas modesto, amigo Javier, tu eres inteligente. Sabes que puedes aportarme -y lo has hecho ya- “algo util y bueno para mi”. Solamente con el trabajo que supone el contestarme con detalle…haces que nuestra amistad permanezca..Que a pesar de las diferencias de opiniones, nuestra condición humana es valiosa…nos entrenamos en la tolerancia, en la paciencia, en el afecto…hacia todos los seres que viven…si al fin y al cabo comprendemos que cada uno es dueño de su vida y de sus actos…y que en el respeto esta la solución para muchas de las dificultades que existen actualmente en este turbulento y convulsionado, pero maravilloso, mundo.
    Agradezco todas tus opiniones..las diferencias con las mías no hacen que se destruyan,pueden mejorar..pueden transformarse…se enriquecen sin duda…y lo mas importante que nosotros mismo podemos mejorar…mientras vivimos aquí
    Con saludos cordiales de Santiago Hernández

  • Javier Renobales Scheifler

    Román
     
    En Atrio vengo reiterando (y aburriendo con ello a algunos como mi amigo Honorio Cadarso por ejemplo, que se queja de ello molesto) que de dios no sabemos nadie nada (la idea no es original de mí, es obvio) . Ni Jesús sabía tampoco, en mi modesta opinión. A pesar de lo cual, se la jugó a tope, el admirable tipo, hasta el final.
     
    Román, Munilla es un obispo que el papa ha impuesto dictatorialmente a dedo en Gipuzkoa (País Vasco ) -como ha impuesto el papa a todo obispo del papa- , siguiendo en España  el consejo de su amigo y agente del papa Cardenal Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal Española.
     
    Creo recordar que el 70% de los curas de Gipuzkoa se opuso a que Munilla fuera nombrado obispo. Pero la dictadura católica es la dictadura, en España estamos muy acostumbrado a tanto abuso inhumano anticristiano.
     
    Es lo mismo que en todo el mundo de influencia de la ICR del papa: el funcionamiento es dictatorial, por lo tanto aberrante desde el punto de vista humano, y por lo tanto desde el punto de vista cristiano.
     
    En cuanto a mi amigo Santiago, te adelanto (pues dices no encuentras referente de este querido compañero de Atrio) que es un honesto kiko (de Argüello, ya sabes) que defiende en Atrio a capa y espada en todo momento al magisterio católico.
     
    Con su mejor voluntad e intención de ayudarnos a todos con ello, lo que yo agradezco a Santiago, aunque no lo diga en cada comentario que escribo (me acusan de repetitivo y aburriente/aburridor, Román, a mí no me da para más, salvo callarme para no aburrir más).
     
    Vamos a tus nueve cuestiones, que transcribo en cursiva, añadiendo mi comentario sin cursiva:
     

    1º: – Dios no es ni Ser Supremo, ni un extraterrestre (de fuera de este mundo) que visita una vez el mundo encarnándose en un niño. No sabemos que sea dios ningún ser supremo, ni extraterrestre. Pero sí sabemos qué es nuestra maravillosa vida, con la que se identificó Jesús –yo soy la vida, dijo Jesús-.

    2º: –Dios es una inmanencia del espíritu humano cifrada en los conceptos (que llama realidades) de Bondad, Relación, “amor fecundo”. La parte buena del hombre (debo suponer que existe también una parte mala). Ni Arregi, ni menos aún yo, hablamos de inmanencias, término que tú has introducido. Inmanencia la cualidad de estar unido a otra cosa (en este caso el imaginario dios a la realidad de la vida humana) por esencial e inseparable por naturaleza con la misma. Lo que digo, amigo Román, es que lo esencial en esta vida terrena es nuestra vida humana, no dios, por muy inmanente que pueda ser el imaginario dios, si es que existe, lo cual yo creo, pero no lo sé.

    3º: –Pero toda realidad tiene un fondo bueno (la naturaleza y el Cosmos por ejemplo, o que comúnmente llamamos la Creación de Dios). También tiene un fondo malo, el mal que existe en el mundo, el cual mal no depende siempre de la voluntad humana. Si dios es lo bueno, también es lo malo, lo mismo que yo –mi realidad- tiene algo de bueno y buena parte de malo.

    4º: –Piensa el Sr Renobales que “La Trinidad” es una forma de “tapa-huecos” ideológico para poder explicar por qué Jesús hablaba de Dios como “alguien exterior a él, tapahuecos que exige un tercer interviniente relacional. Todo ello es consecuencia de una invención intelectual explicativa de una tesis teológica.
    Yo no creo que exista ninguna Trinidad. Me sobra completamente y no necesito perder ni un segundo en pensar en la imaginaria Trinidad, invento humano.

    5º: –Jesús carecía de toda divinidad. Esta supuesta divinidad es un producto cultural generalizado en tiempos antiguos. Así  lo entiendo yo, modestamente. Nos baasta y sobra con nuestra humanidad, Román, no necesitamos ninguna divinidad, ni Jesús tampoco la necesitó ni la tuvo ni se creyó jamás divino ni nada por el estilo, sino un mesías liberador de su pueblo judío.

    6º: – Pero la realidad es la descrita arriba: Dios es sinónimo de nuestra vida en la tierra. Es lo que filosófica y culturalmente llamamos vida y que podemos llamarla “Dios” . Eso es lo más que creemos de dios, si es que dios existe: nuestra vida humana, sobre todo la de Jesús, es el reflejo (espejo) de dios (quien me ve a mí, ve al padre …”).

    7º: – Esto es una creencia nuestra, que puede no ser cierta (no existir), pero que nos aleja de imaginar a un dios extraterrestre o sobrenatural. Así es, amigo Román: es razonable pensar que dios no existe, y menos durante toda la eternidad. Si fuere verdad que existe –lo cual yo creo- no me preocupa en esta vida si existe o no para toda la eternidad, para la llamada otra vida después de nuestra muerte: pues es ese un asunto de ‘la otra vida’ no de ésta terrena.

    8º: –Sólo existe un universo físico (El Cosmos de los griegos). ¿Acaso conocemos que exista alguno más, Román? Y si existen varios universos ¿acaso eso cambia algo de lo que estamos comentando?

    9º: – Nuestra creencia asume que quizás podamos resucitar alguna vez, pero el comentariasta no indica por obra de quién. Si por comentarista te refieres a mí, Román, es cierto que no indico quién nos resucitaría; sí, bueno, sería ese ente que llamamos dios, pero que no sabemos qué es ni qué hizo ni qué hace ni qué hará. Reitero que no me preocupa en esta vida, ni quién me resucitaría, ni si alguien me resucitará para la llamada ‘otra vida’. U otras vidas, ya puestos, por decir algo a favor de quienes creen en una o muchas imaginarias reencarnaciones.
    Dices, Román: Confieso que sigo pensando sobe la hermosura de “Belén en tu casa”, y que ahora comprendo un poco mejor que encierra un  trasunto de espiritualidad franciscana. ¿No es posible acercar a Dios a las criaturas sin robarle su trascendencia?
     
    Eso de la trascendencia es cosa de la llamada otra vida, si la hubiera: no es cosa de esta vida, Román. Cuando llegue la muere y la llamada otra vida, si es que la hay, ya veremos entonces: no es problema/tiempo de esta vida.
     
    Cada cosa a su tiempo, amigo Román, que no por mucho madrugar amanece más temprano.

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago,
     
    Digo que esta vida que vivimos tú y yo es maravillosa PORQUE YO LA SIENTO Y VIVO MARAVILLOSA, no por ninguna otra razón. No necesito para nada a ningún dios para sentir y vivir esta maravilla de vida humana.
     
    Tú no lo entiendes porque te han obligado a meter a dios en nuestra vida. Porque el negocio de la ICR necesita meter a dios en nuestras vidas.
     
    Pero no hay por qué meterlo, Santiago: entonces podrás sentir y vivir la vida que vivimos maravillosa por sí misma, sin necesidad de ningún dios ni de ninguna otra vida diferente de ésta.
     
    Ahora no me puedo dedicarme más a esto, amigo Santiago.  Mi zafiedad (Luis González Morán la conoce bien) me impide ser más eficaz en mi intento de aportarte algo útil y bueno para ti, Santiago, en este tema.

    Y como Arregi ha sido defenestrado por Munilla, tú no puedes entender a Arregi. Libérate, amigo Santiago, de esos jerarcas dogmáticos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Gracias por acompañar el resaltado que ‘hice’, Oscar. Es aún  más de agradecer, viniendo de vos.
     
    Pero el resaltado lo hizo el defenestrado Arregi, yo meramente me limité a copiarlo.
     
    Defenestrado Arregi por la ICR del magisterio católico de Santiago (y de Román Díaz Ayala -si no he entendido mal a Román-) , defenestrado digo por el obispo del papa, impuesto por el papa con su agente delegado Rouco, Munilla; impuesto por Rouco y por el papa, lo mismo que nos han impuesto en Bizkaia al opusino de Escrivá Dr. Iceta -Dr. en medicina y cirugía por la universidad de opus de Escrivá, de Navarra-.
     
    No olvidemos que a Jesús lo asesinaron los sacerdotes (Rouco lo es, poderoso jefazo de sacerdotes como Iceta y Munilla, nombrados a dedo jerarcas por el papa por su sumisión fiel al papa, cualidad que nunca tuvo Jesús, por ser Jesús el rebelde que fue).
     
    A Arregi lo han defenestrado sus ‘hermanos en religión’ (hoy no se crucifica el cuerpo, pues sería asesinato), los sacerdotes como Munilla, siervo/obispo del papa: hoy se defenestra a la persona, se le expulsa/execra como a Roy Bourgeois  y a Joxe Arregi.
     
    ¿Por qué lo han defenestrado esos brutos? Bueno, está claro. Oscar lo ha resaltado al destacar su resaltado: ese concepto de Dios, que predica Arregi con todo acierto, no conviene a la ICR: pues le anula su negocio.
     
    Porque el jefe del Estado Vaticano no puede representar en la Tierra a un Dios humano que es, como bien dice Arregi:
    – Bondad Dichosa humana,
    – Fondo Bueno de la Realidad humana,
    – Relación Amorosa y fecunda humana.”
    Porque a ese dios humano lo representamos todos los humanos, quien mejor como Arregi, u Oscar con su amor a Olga Larrazabal, quien peor como yo, aburriendo en Atrio a Honorio y otros.
    El Jefe del Estado Vaticano necesita, lo mismo que su ICR, para su negocio de ambos, un dios extraterrestre del imaginario mundo sobre/extranatural, al que representar mágicamente (hechicero) arrogándose poderes divinos de ese ente imaginariamente celestial extratraterrestre.

  • Asun Poudereux

     
    Gracias, Román por tu sinceridad.   
     
    Benditos los años que tengas, lo importante no es la biografía, sino que estás ahí para compartir como ser humano lo mejor de ti.
        
    Dices ser creyente desde que tenías uso de razón, y creo que  lo vives.  Me reconozco en ti porque así lo he vivido mucho tiempo, quedándome poco a poco en lo que siempre fue, pero   estuvo bastante enmarañado. Después he ido trascendiendo las  creencias, despojándome de envolturas  hasta descubrir en Jesús al otro, y verme en  Jesús y en el otro,  como el  fondo de lo real que todos somos y compartimos.
     
    Me ha costado caer en la cuenta que no hay que creer lo que otros dicen, sino confiar en lo que una vive por sí misma y experimenta en coherencia.  Antes me solía embarcar más  en una nebulosa ajena.
     
    Si somos ola y agua inseparables, la cresta de la ola puede hasta creerse volar,  pero se siente siempre forzada a volver a sus raíces, y,  cuanto más alta sea,  más fuerte y profunda será su caída, buscando  sentido y unificación con lo que es de fondo. 
     
    Estamos hechos para encontrarnos en lo que es y somos,  no puede ser de otra manera, y existen múltiples formas de despertar  y darse cuenta.  El Amor  no impone, no rechaza, sino que abraza la diversidad en  unidad  inseparable con todo lo que es.
     
    Los idiomas de los que se dicen creyentes son cada vez más diferentes, pero todos,  y digo todos, son cauces por los que fluyen  Verdad,  Vida y  Amor inagotables, aunque ninguno los puede retener y apresar para sí.
     
    Buenas noches. Siempre es Navidad.

  • roman diaz ayala

    Oscar Varela nos ha introducido en el problema de la duda.
    Nos estamos acostumbrando a bastardear el lenguaje, por lo que su conclusión está llena de logica.
    Puntalicemos que  la duda no es ninguna connotación negativa. No es ni buena ni mala, sino que con ella construimos nuestro pensamiento.
    Con el lenguaje confundimos dogmatismos concertezas. El dogmatismo es a las ideologías lo que las certezas son a las experiencias de vida. Y cuando se rondan los setenta años como yo, se comprueban que apenas quedan dos o tres certezas en la vida.
    Sea por delante, que con mis palabras yo sólo estaba pidiendo licencia a este foro para poder expresarme libremente.
    La duda nos humaniza. porque al construir nuestro pensamiento hacemos cultura. La cultura es la evolución natural del hombre.Y si no construimos nuestro pensamiento estaríamos gobernados por el instinto, no seríamos personas humanas.
    Cuando  al ciego curado por Jesús le increpaban las autoridades éste les repetía. “Yo no sé si ese hombre es pecador,yo sólo sé que antes era ciego y hora veo” (Del Evangelio de Juan).
    Cuando nos  encontramos con Jesús, tenemos que dar paso a la maravilloso, lo que no se puede explicar con nuestras lógicas casera, como ese niño pobre nacido para ser nuestro Redentor.
    Román
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo de román:
     
    – “No podemos rechazar dogmatismos
    para caer en los que nosotros mismos nos fabricamos”-
    ……………..
     
    A veces me encuentro diciendo:

    –          “Tal vez esté errado, pero creo que  …”-
     
    Todo “Tal vez …” no sirve de nada si no se lo toma en serio.
     
    Y la seriedad del “Tal vez …” está en que es DUDA.
    …………….
     
    Entonces llego a pensar que el único dogma digno del ser humano es DUDAR.
    …………….
     
    En el principio fue LA DUDA
    Pero nos cuesta CAER EN LA CUENTA.
     
    ¿Qué PORRAZO nos espera a la vuelta de la esquina? 
     
    Pero: ¡Hay que ir todavía! ¿hay otra mejor? – Oscar.

  • roman diaz ayala

    Hola Asun!
    gracias por su respuesta. Al no conocernos se ha hecho inevitable que nos expresemos del otro  sobre conjetura. Sin embargo tu respuesta es vaálida y está en línea con mis interrogantes.
    Con ese mismo espíritu deseo explicarte que no soy un católico cultural sino creyente. Tuve la bendición de ser hijos de inmigrantes españoles y donde yo nací la gente vivía con bastante libertad sus religiones. Mis padres no me tuvieron “sujetos” a la Iglesia, sino que a los once años, cuendo descubrí que conocía al Señor, pedí el bautismo y también comulgué por primera vez. Uno de mis hermanos me regaló un Nuevo Testamento y desde entonces la Escritura me ha acompañado toda mi vida Permíteme que haga algunos puntos para la reflexión.
    ¿Estás segura de que no estamos TODOS caminando caminos de otros y nuestros pensamientos están dentro de cauces predeterminados? Es fácil estar en la cresta de la ola y no percibir que el mar nos lleva adonde quiere.
    Sé distinguir entre espiritualidad y religión, lo msmo que entre creencia religiosa y la fe del Resucitado, entre convencimiento religioso y la apertura  (quebrantamiento) del corazón, para que me ilumine Jesús de Nazaret.
    En cuanto a los actuales estudios escriturales, y la teología “más vanzada” aplicada a la reflexión bíblica, son una estupenda conjetura intelectual basada en posicionamientos ideológicos, que pueden llenar las aspiraciones de muchos y que pueden defraudar a otros que encuentran serias dificultades y lagunas en estos análisis.
    No quiero desautorizarte, ni  rebatir tu comentario. Solamente quiero que dejes espacios para  otras sensibilidades. No podemos rechazar dogmatismos para caer en los que nosotro s mismos nos fabricamos.
    Felíz Navidad!
    roman
     

  • Santiago

    Javier,   como lo prometido es deuda, estoy aquí ya…Si te entiendo un poco, estás diciendo que la vida existe por si misma y por supuesto -segun tu- no provino de nadie, sino que la hemos tenido siempre y que la manejamos de manera completamente independiente…Entonces el dios tuyo es la vida misma, no hay mas…Sin embargo, esta hipótesis que es una rara mezcla de existencialismo, espiritualismo, panteísmo etc. tiene graves problemas para demostrarse…En primer lugar, la vida segun la experiencia es corta…a veces ni se llega a nacer…y muchas veces se muere joven….y aun el que muere centenario…dice que querría vivir mas….Hay una contradicción aquí..un sentimiento profundo en el corazón humano de permanencia, de eternidad, de estabilidad que esta corta vida terrestre no nos ofrece…En segundo lugar, por mas que intentemos “dominar” al mundo…siempre vamos a quedarnos cortos. no tenemos la capacidad para hacerlo ni de manera remota..En tercer lugar, nuestro planeta es un punto insignificante en el inmenso y cuasi infinito mundo galáctico…Y nosotros no somos mas que “hormigas” mínimas…con gran dificultad para entender mediáticamente cualquier tópico. Javier, le quieres asignar demasiado a esta vida misma, maravillosa en si, pero que no fue creada por nosotros…sino que se nos dio como regalo….No me creo que tu puedas tener una “vista” tan corta…tu que eres un profesional inteligente….Estoy de acuerdo que es difícil entender el Universo en si mismo….Pero considero que esto de aqui no puede ser el final de todo….Sin “algo”, que esta por encima de nosotros el mundo se convierte todavia en un misterio mas grande…..Esta maravilla que es la vida, es maravillosa porque es producto de la inteligencia y al amor de un ser trascendente…De otra manera, no podría existir…La razon de la existencia de la vida NO esta en ella misma…sino en “otro ser” que le dio la capacidad para ello y necesitó una informacion  previa a su existencia…
    DE OTRA MANERA, es suprema tu arrogancia dogmática cuando repetitivamente y con tono machista te lleva a desvariar en lo que te pasará despues de la muerte. O sea, que todo lo que ocurra en el mas allá “te importa un pito”. Esta afirmación es gratis pues eso es lo que afirmas ahora, disfrutando de la vida perfecta que tienes, con todas las comodidades que te da el poder del dinero….pero otra cosa muy distinta es cuando llegues a enfrentarte “cara a cara” con la eternidad…porque en tus dudas, tambien es una posibilidad…DOGMATICAMENTE (que es algo que tanto odias) afirmas, y lo repites mucho, que sabes que no vas a pensar diferente ni a cambiar tu posicion…Esa es tu respuesta final AHORA ,cuando todavía estás por aqui….Sin embargo, como no sabes como “aquello” funciona a ciencia cierta, tampoco sabes lo que pasará con exactitud..Porque aunque en Dios existe la misericordia tambien es justo..y tu y yo no poseemos su misma naturaleza divina para atrevernos a saber como INTERACCIONAN su justicia y su misericordia y tampoco como y hasta que grado vamos a ser juzgados. Porque alguna forma de juicio existirá. No es lo mismo el que hizo daño grave a sabiendas y persistió en el mal, que el que toda su vida estuvo dedicada al bien. Por eso, SI es importante esta vida. Porque “la otra” depende de esta. No son independientes. Sería injusto y absurdo que el MAL -que es lo opuesto al BIEN supremo que es Dios triunfe al final. Entonces si que me convertiría en discipulo consagrado de JP Sartre. Ya se como piensas..te importa un bledo todo esto…Sin embargo, en la duda, no solo el regreso a la nada, sino que esto es una posibilidad..que tu minimizas con lo de aquello “que no te importa”     un saludo cordial y un abrazo….de Santiago Hernández   

  • Asun Poudereux

    Hola Román:

    Me permito hablarte sin fisuras a tus dos comentarios. El simbolismo de Lucas no pretende ser una crónica de hechos históricos,  sino una catequesis  de gran riqueza y profundidad míticas al uso con otros personajes  ejemplares de la época.  Personas más preparadas pueden darte datos.  

    Lo que llamamos Dios no se puede definir, ni delimitar en palabras, solo experimentar. Lo que otros digan hay que filtrarlo en el corazón,  para no reducir  con la mente lo que la sobrepasa y la hace posible.  Jesús se sentía unido a la Fuente de la Vida o Padre y así lo nombraba,  según los Evangelios.

    Está bien que no hayas tardado en manifestar lo que te sorprende abiertamente. Me gustaría apuntar que la espiritualidad, como profundidad, interioridad  de todo lo real puede ser y estar  en el origen de una religión concreta, pero no al contrario,  la religión es solo un contenedor,  una  forma, un cauce,  nunca el contenido y su fondo. Por lo que ninguna religión puede apropiársela para sí.
     .  

     
    Precisamente  el comentario de Javier me llamó la atención esta mañana por su mezcla de interpretaciones. No sé si quiere mostrar complejidad a lo que critica o haciéndolo  muestra lo complejo de su interpretación. De todos modos ahí está él para quitarnos dudas o aumentárnoslas, todo puede darse.
     
    Bienvenido a Atrio y buenas noches a todos.

  • roman diaz ayala

    Mensaje navideño como el que aquí ha escrito  Jose Arregi resulta necesario porque algo se ha estropeado en la visión de los católicos después de que los medios haciendo comentario de la publicación del tercer tomo de la Evangelios de Benedicto XVI hagan mención de la ausencia del buey y la mula en el”Nacimiento de San Francisco de Asís” al identificarlo con los hechos explicados por el teólogo  Ratzinger.
    A nuestro papa le falta muy a menudo “finezza”, no acaba de sentirse cómodo para entender que la figura que representa supera con mucho su trayectoria profesional de profesor y teólogo. Las miradasdel mundo católico en general le otrogan a la personalidad pontificia una unción especial, tal que su figura fuese siempre “ex-cathedra”, agente de los divino. Son muchos los siglos de adoctrinamiento de las masas.
    Resulta que la Cristiandad es el resultado de muchas capas sucesivas de aportaciones a la espiritualidad y la mentalidad de las gentes en diversas épocas. Nuestro  belén tradicional con sus animalitos incluidos está en el substrato de la gran influencia renovadora del espíritu franciscano, desde el siglo XIII. Encerrado en su teología el papa no ve y agrede entonces al Catolicismo que cree defender como líder espiritual.
    Hace poco tiempo que me asomo a Atrio. No se si sus propósitos están en “hacer Iglesia” o en brindar un foro deonde la libertad y el diálogo, o la manifestación libre, a veces llena de ex  abruptos, sean su divisa, Cualesquiera que sean sus propósito realizan una labor insustituible.
    Por eso me permito hacer una reflexión sobre el comentario que realiza Javier Renobales Scheifter que tuvo entrada hoy a las 8,31 a.m.
    Le escribe a “Santiago”(no encuentro referente de este destnatario en Atrio). Le reprocha ser discípulo, o quizá émulo oseguidor intelectual de un tal Monilla, obispo del papa, de quien tampoco tengo noticias.
    Javier Renoble confieza a su vez, saber interpretar el texto de Arregi que estamos comentando.Entiendo, sin embargo que  está hablando con voz propia y está en su derecho de utilizar el texto de Arregi para hacer expresión de su ideología personal.
    Asi interpreto yo:  si me equivoco espero rectificación del aludido.
    -Dios  nos es ni Ser Supremo, ni un extraterrestre (de fuera de este mundo) que visita una vez el mundo encarnándose en un niño.
    -Dios es una inmanencia del espíritu humano cifrada en los conceptos (que llama realidades) de Bondad, Relación, “amor fecundo”. La parte buena del hombre (debo suponer que existe también una parte mala)
    -Pero toda realidad tiene un fondo bueno (la naturaleza y el Cosmos por ejemplo, o que comúnmente llamamos la Creación de Dios).
    -Piensa el Sr Renobales que “La Trinidad” es una forma de “tapa-huecos” ideológico para poder explicar por qué Jesús hablaba de Dios como “alguien exterior a él, tapahuecos que exige un tercer interviniente relacional. Todo ello es consecuenci a de una invención intelectual explicativa de una tesis teológica.
    -Jesús carecía de toda divinidad. Esta supuesta divinidad es un producto cultural generalizado en tiemos antiguos.
    – Pero la realidad es la descrita arriba: Dioses sinónimo de nuestra vida en la tierra. Es lo queflosofica y culturalmente llamamos vida y que podemos llamarla “Dios”
    – Esto es una creencia nuestra, que puede no ser cierta ( no exisitir), pero que nos aleja de imaginar a un dios extraterrestre o sobrenatural.
    -Sólo existe un universo físico (El Cosmos de los griegos)
    – Nuestra creencia asume que quizás podamos resucitar algúna vez, pero el comentariasta no indica por obra de quién.
    Confieso que  sigo pensando sobe la hermosura de “Belén en tu casa”, y que ahora comprendo un poco mejor que encierra un  trasunto de espiritualidad franciscana. ¿No es posible acercar a Dios a las criaturas sin robarle su trascendencia?

  • oscar varela

    Hola!

    Acompaño el resaltado de Javier:

    – “Cuando digo Dios,
    * digo Bondad Dichosa,
    * digo Fondo Bueno de la Realidad,
    * digo Relación Amorosa y fecunda
    .”

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Santiago,
     
    Fíjate en cómo y qué bien define/describe a dios este teólogo (con el que tú entiendo que no puedes estar en comunión porque tienes que estar en comunión con Munilla, obispo del papa):
     
    cuando digo “Dios”, -dice Arregi- no digo un Ser Supremo extraterrestre que se habría encarnado solo una vez en la historia del cosmos, solo en un lugar del universo, solo en un niño de esta nuestra pobre y admirable especie humana Homo Sapiens Demens.
     
    Cuando digo Dios, digo Bondad Dichosa, digo Fondo Bueno de la Realidad, digo Relación Amorosa y fecunda.”
     
    Este teólogo, al que sus hermanos franciscanos abandonaron por la obligatoria obediencia debida, por su regla y sacerdocio, al jerarca ultraconservador Munilla, imagina a dios como la parte buena de la vida humana misma:

    – bondad dichosa, no extraterrestre, sino la bondad de nuestra vida humana

    –  el fondo bueno de la realidad, es decir, del mundo, del universo conocido, el fondo bueno de nuestra vida humano

    – relación amorosa y fecunda, o sea, el amor humano de nuestra vida humana
     
    Para ti Santiago, si no te he entendido mal, Jesús existía desde siempre y seguirá existiendo toda la eternidad (es una de esas verdades que dices existía desde siempre):
    –      vino desde el mundo sobrenatural (extraterrestre –por eso en la película satírica ‘la vida de Brian’ aparece de pronto una nave espacial y un extraterrestre) cuando a dios le dio la gana,
    –      se metió dentro del ovario de María para tomar forma humana,
    –      y nació, vivió y murió como un dios con forma de humano,
     
    y todo para derramar su sangre en un sacrificio planeado por dios –o sea por él mismo- para ‘el perdón de los pecados del mundo’, es decir, para la salvación de todo el género humano.
     
    Como eso de que diosJesús hubiera planeado su propia muerte no encajaba, y como Jesús fue evidentemente un hombre que hablaba de dios como alguien externo y diferente de él, hubo que inventar la llamada Santísima Trinidad, para encajar semejantes dogmas (verdades que existía desde siempre): así un dios imaginado padre se envió a sí mismo dios, pero imaginado como dioshijo, por obra y gracia del mismo dios, pero imaginado ahora como espíritu santo, para completar la escena en ese imaginario mundo de espíritus divinos.
     
    Me parece toda una chapuza interesada (de inventadas verdades que existían desde siempre, Santiago), para inventar y mantener una divinidad que Jesús no tenía (nadie la tenía ni la tiene), pero que necesitaron entonces porque divinizar personas era un instrumento ya antiguo de poder, muy utilizado en aquella época en la que el emperador romano era divino.

    Pues precisamente ese poder imperial asesinó a Jesús como a un perro sarnoso, en la cruz romana de asesinar sediciosos no romanos. No era vendible una imagen así, de un mesías humano así vencido y vituperado, e hicieron lo mismo que los faraones y los emperadores romanos: arrogarse divinidad, ser divinos. Y así se inventaron la encarnación de dios en el humano Jesús, el cual nunca sospechó que le aplicarían después de muerto semejante invento.
     
    La realidad bondadosa, el fondo bueno de la realidad, la relación amorosa y fecunda que dice Arregi que es dios (con toda razón -a mi modesto entender-), es el amor humano de pareja de José y María, fecundo que tuvieron varios hijos, entre ellos el primogénito Jesús.
     
    O sea, nuestra vida misma, Santiago; dios es nuestra vida misma.
     
    No hay un dios extraterrestre o sobrenatural en nuestra vida humana.
     
    Centrémonos en ella pues, Santiago, porque dios, si es que existe –lo cual tú y yo creemos, pero no sabemos (duda)- es nuestra propia vida, que manejamos nosotros libremente, sin que un imaginario dios sobrenatural o extraterrestre haga nada para que nuestra vida humana la llevemos por donde queramos y podamos según nuestras circunstancias.
     
    Claro, un jerarca del papa (Munilla) no puede admitir que uno de sus agentes sacerdotes predique esta doctrina que dice Arregi, pues va contra los dogmas del magisterio que tú defiendes porque te agarras a ellos como si fueran infalibles, para evitar dudas.
     
    Pero lo que tenemos es nuestra vida misma, Santiago. En esta vida que han dado algunos en llamar terrena no hay más, no hay nada sobrenatural ni extratarrestre, salvo los fenómenos físicos del universo externos al planeta Tierra.
     
    Creemos que resucitaremos, aunque nadie lo sabemos. Pero eso no es cosa de nuestra vida humana en la Tierra, así que dejémoslo para cuando llegue el momento de resucitar, si es que resucitamos (lo cual ahora no es problema de ninguna clase).

  • oscar varela

    Hola!
     
    Abrazo – Oscar.
    ………………..
     
    TODOS AQUI
     
    Todos aquí para mirar arder y consumirse ese fuego.
    Fuego sólo?
     
    No es un corazón apasionado que se ilumina en los cielos?
     
    La pasión de la luz antigua abriéndose en flores encendidas
    para mirarse en el espejo humano.
     
    El corazón dice: criaturas terrestres, la vida es gloriosa,
    alzaos hasta el fuego armonioso como hasta la sangre
    del éxtasis para que todos seáis como simientes ardiendo
    para las cosechas sucesivas de la luz común que encenderá hasta la sombra
    y la estrellará como un jardín.
    …………………….
     
    ELLA…
     
    Ella anuda hilos entre los hombres
    y lleva de aquí para allá la mariposa profunda
    -ala del paisaje y del alma de un país, con su polen…
     
    Ella hace sensible el clima de los días, con su color y su
    perfume…
    a su pesar, muchas veces, como bajo un destino.
    Testimonio involuntario, ella,
    de un cierto estado de espíritu, de un cierto estado de las cosas,
    en que la circunstancia da su hálito. ..
     
    Pero se dirige siempre a un testigo invisible,
    jugando naturalmente con la tierra y el ángel,
    el infinito a su lado y el presente en el confín…
     
    Mas es el don absoluto, y la ternura,
    ella que es también el término supremo y la última esencia
    con las melodías de los sentidos y los símbolos y las visiones y
    los latidos
    para el encuentro en los abismos…
     
    Mas tiene cargo de almas, y es la comunicación,
    el traspaso del ser, “como se da una flor”, en el nivel de los
    niños,
    más allá de sí misma, en el olvido puro de ella misma…
     
    Y no busca nunca, no, ella…
    espera, espera toda desnuda, con la lámpara en la mano,
    en el centro mismo de la noche…
     
    ………………….
    PARA QUE LOS HOMBRES
     
    Para que los hombres no tengan vergüenza
    de la belleza de las flores,
    para que las cosas sean ellas mismas: formas sensibles
    o profundas de la unidad o espejos de nuestro esfuerzo
    por penetrar el mundo,
    con el semblante emocionado y pasajero de nuestros sueños,
    o la armonía de nuestra paz en la soledad de nuestro pensamiento,
    para que podamos mirar y tocar sin pudor
    las flores, sí, todas las flores
    y seamos iguales a nosotros mismos en la hermandad delicada,
    para que las cosas no sean mercancías,
    y se abra como una flor toda la nobleza del hombre:
    iremos todos hasta nuestro extremo límite,
    nos perderemos en la hora del don con la sonrisa
    anónima y segura de una simiente en la noche de la tierra.
    ………………………

  • ana rodrigo

    La vida es más sencilla y más divina si la vivimos desde la esencia de la misma que no es otra cosa que la VIDA. Un abrazo personal para Arregui. Como dice la gente sencilla desde su autenticidad: “Que Dios te bendiga”.

  • roman diaz ayala

    Hermoso, muy hermoso el relato,
    ciertamente en Belén tenemos la encarnación de Dios, en un recién nacido
    ¨Pero el relato de la infancia/nacimiento es pura ficción teológica? ¿No hay nada de historia real, de hechos probados? Así lo entendían las primeras generaciones de cristianos, los convertidos y/o nacidos de los convertidos y/o nacidos por el anuncio evangélico de los discípulos de Jesús?
    El Dios que se nos describe,¿ es sólo eso, no es un Dios personal? ¿No es el Otro, a quien Jesús me enseñó a dirigirme llamándole “Padre”?
     

Deja un comentario