Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7198 Artículos. - 109715 Comentarios.

La triste euforia de los inquisidores

Como a principios del siglo XX se ha desatado la caza de brujas contra todo lo que huele a modernista. El Sodalitium pianum de entonces emplean blogs de internet y correos electrónicos para perseguir en cualquier parte del mundo a cualquier teólogo que quiera pensar la fe con inteligencia y no se dedique a repetir fórmilas del Catecismo de la Iglesia y de las encíclicas pontificias. Y los obispos de todo el orbe se ponen a temblar si alguien les acusa de mostrar debilidad y tolerancia con teólogos tachados de progresistas.

Eso es lo que ha vuelto a pasar con la supresión de una conferencia de Andrés Torres Queiruga en Rosario (Argentina).

Bastó que un señor, admirador de Blas Piñar, colgara el jueves pasado en su nido un titular diciendo  “También los maristas en Argentina andan despistados y ofrecen sus locales a Torres Queiruga.  Seguramente el arzobispo de Rosario, José Luis Mollaghan o está feliz con el conferenciante o no sabe quien es. Mal ambas cosas”.

Y que reprodujera la onvocatoria:

“La Subsede Rosario de la Fundación Diálogo te invita a la conferencia “Cómo repensar la creación de Dios”
A cargo del teólogo Andrés Torres Queiruga. Fecha: 17 de octubre de 2012 – Hora: 19.00

Lugar: Salón de Actos del Colegio Ntra Sra del Rosario – Hnos Maristas. Dirección: Bv. Oroño 770 – Rosario (Santa Fe)

El día siguiente, 28 de septiembre, en el nido de la Cigüeña todo era regocijo y orgullo por el nuevo trofeo conseguido. Publicaban una tajante nota del arzobispo de Rosario, prohibiendo la conferencia.

No sé que es más vomitivo. Si el celo hipócrita y calumniador de los delatores o el rendimiento total de obispos que deciden por temor a ser acusados en Roma, sin siquiera hacerse cargo personalmente de la cuestión.

Y si alguien quiere conocer cómo se produjo la desautorización por parte de una comisión episcopal española, puede leer aquí el sincero descargo escrito por el mismo Andrés, a quien no creo que impidan las dos conferencias que pronunciará el 9 y 10 de octubre en Brasil, en un Congreso Continental de Teología.

Gracias, Andrés, buen acompañante de quien busca pasar de una fe farisaica a una fe personal y verdadera. Que no te desanimen estos graznidos más propios de cuervos que se cigüeñas.

23 comentarios

  • Joan

    Las iglesias son un museo viviente, eso es algo evidente. Y las religiones son un mal a extinguir, a pesar de que una “ el islam”parece estar en relativo apogeo por la ignorancia de las personas y de los países que la sufren. Algunas corrientes cristianas pretender revestir al cristianismo, anquilosado en las esferas de una jerarquía estática y en una concepción medieval del mundo que se esfuerza por imponer como válida, de marxismo en su concepción humanista en cuanto a tomar conciencia de la realidad para aplicar una transformación en el medio social y natural en debe de ser modelado de forma que favorezca un verdadero desarrollo humano, en coherencia con el mundo, dando respuestas a las inquietudes en cuanto nuestro origen y destino, dando respuesta al problema de la existencia y  la posibilidad de alcanzar sin engaños nuestra conciencia de personas en un mundo sin cadenas y en plena libertad. Y por mucho que vistan y revistan al cristianismo este en nada se asemeja a este concepto, pues partimos de concepciones diferentes, de orígenes distintos, de filosofías contrarias por mucho que a algunos les haga ilusión mezclarlas.

  • pepe blanco

    Lamentarse por los inquisidores está bien. Pero es más inteligente hacer autocrítica: algo habéis hecho mal, para que la situación haya llegado a este punto. ¿El qué? Pues no lo sé.
     
    ¿No haber protestado suficientemente?
    ¿No haber sabido organizaros?
    ¿No haber sabido crear una nueva tradición?
    ¿No haber sabido crear una estructura económica para el mantenimiento de la iglesia post-conciliar?
     
    Recordad lo obvio: si el Opus, los kikos y compañía tienen poder en la iglesia, es decir, capacidad de influencia y decisión, no es porque sean muy listos (algunos a lo mejor lo son) sino porque tienen mucha pasta.
     
    Por otra parte, ya lo dijo Ratzinger: la iglesia del futuro no será una iglesia de masas. Si la iglesia oficial no será una iglesia de masas, parece razonable pensar que la periferia de la iglesia tampoco lo será.
     
    Mi impresión es que las iglesias se encaminan hacia el museo viviente, tipo Amish, y la única preocupación que se aprecia en los cristianos es saber en qué sala del museo estará cada uno.
     

  • olga larrazabal

    Querido Antonio: Estuve leyendo al viejo de la cigüeña y lo que no le perdono es su impertinencia de habernos tratado a todos de viejos de geriátrico.  Que el  se califique como jefe de los boy scouts de la Iglesia Católica, todos jóvenes y de pantalón corto, es algo que habría que verlo.  Y si entre sus correligionarios están unos tipos como los que vi ayer en un negocio de lanas y bordados en Santiago, (no se que hacían ahí) vestidos con botas, y unos petos sujetos con cinturones de cuero y  grabados con emblemas de cruces que parecían salidos de una película de las Cruzadas, no se si prefiero irme a la casa de reposo con algún viejo inteligente que soportar a esos pelmazos de la tradición la Patria y la mama que los papa.  Mira que puedo ser vieja, pero todavía escojo a mis amistades y compañía, y al  geriátrico de él no iría ni amarrada. 
    Nada Antonio, que nos falta mucho para la tumba, y si nos falta poco, habrá que irse riendo  y abanicándose con lo que diga el prójimo, I Cat incluida, que lo vivido es lo único que tenemos.

  • ana rodrigo, que bueno lo de los muertos, jajajajaja… cierto de veras.
    oye, pasame información sobre lo de malaga pues sabes que me interesa muchissimo. gracias. y besos desde luego.
    flordeestepa@gmail.com

  • X. Gundín

    Cuando lei La triste euforia de los inquisidores pensé lo que a continuación escribo, pero me dije que no lo publicaría pq es una polémica que hace mucho tiempo dejó de ser mía y en la que no pienso volver a meterme. Ahora, despues de leer el Acongojaditos los tenemos del tal la Cigoña y los comentarios a su pie, de lo que me entero por la carta de Duato, me decido a comunicaros lo que pienso:
     
    Os equivocais indignándoos y quejándoos. Vuestra indignacion les sirve para engordar, por lo menos para inflar.  Vuestras queja justifica su existencia. Expresando indignación y queja lo que haceis es alimentar ese vicio.
    La manifestación de la guerra entre esas dos iglesias (o entre las dos partes de esa iglesia, me es igual lo que sea) para nada sirve. No creo que a vosotros os haga bien, y al mundo le trae sin cuidado. Otras cosas necesarias y útiles hay en que gastar el tiempo
    A mi entender el asunto habría merecido una escueta nota de la prohibición de la conferencia de Torres Queiruga y de los motivos alegados para prohibir, sin más comentarios.

  • ana rodrigo

    Floren, deja que los muertos entierren a los muertos…., no sufras, pues es eso lo que pretenden estos inhumanos obispos. A ver si te animas y asistes a la XVI Semana andaluza de Teología que se celebrará en Torrox (Málaga) el último fin de semana de Noviembre. Y cuyos intervinientes van a ser Arregi, Masiá, Mª José Torres Pérez y Joaquín García Roca.
    Un abrazo solidario.

  • Carmela

    Gracias Antonio por tu esfuerzo en abrir caminos. Perdón por no corresponder mejor al agobio económico en que está Atrio.Creo que lo que se nos pide es hacer lo que podemos aún siendo viejos y achacosos.Cosa que no creo de ti que puedes estar achacoso pero no viejo de espíritu.¡Adelante !.Confío en que tendremos herederos que nos honren.

  • luis a. henríquez

    Antonio Vicedo:
     
    No estoy defendiendo al señor Fernández de la Cigoña; ya es grandito este para defenderse a sí mismo y solo. Lo que hago es opinar, como se entiende que se debe hacer por aquí. Me siento exhortado a ser fiel al Magisterio, no lo oculto, pero a la vez -¿será contradicción?, no lo sé-, me disgustan los desfiles de sotanas y hábitos religiosos, la cual es una de las insistencias del señor de la Cigoña.
     
    Casi siempre, han sido acompañantes de mi peregrinar en la fe sacerdotes y religiosos que no solían llevar hábito religioso públicamente; el señor de la Cigoña fustiga a todos los eclesiásticos que acostumbran a no llevar el pertinente hábito eclesiástico de su estado, orden, profesión religiosa, etc.
     
    Simplemente leo y opino. Al dueño-gestionador de ese nido no lo conozco en persona. Sin embargo, un hecho incontrovertible creo poder mostrar desde mi experiencia militante: la mayoría de los curas habituados a llevar hábito en público -salvo alguna que otra excepción quizá- me han parecido siempre conservadores, muy conservadores, incluso acojonantemente conservadores. Y esto no me mola, no me convence. Aunque lo mande Roma, es decir, el Código de Derecho Canónico.

  • Antonio Vicedo

    F. de la Cigoña, luis, no creo pueda superar en puntería sobre pertenencia a la Iglesia al Jesús que presenta el Ev. de Juan XIII,35, proclamando claramente: “En esto conocerán que sois discípulos míos, en que os amáis unos a otros”, y, suponiendo que pertenecer a la Iglesia de Jesús equivale a ser y poder ser reconocidas/os como discipulas/os suyas/os

  • ¡¡LA COSA ESTA AUN PEOR DE LO QUE PINTA DON ANTONIO!!!
    Considero deleznable el que censuren con prohibiciones a teologos de mayor o menor renombre, pero es que a mí, un pobre estudiante de teología que aspiro a un simple bachillerato que me llevara a la “clase baja de la teología”, el arzobispo de Sevilla, me ha querido dar un escarmiento por mi libre pensamiento y otras hierbas -creo que sexualidad incluida-.
    Vamos que me lo ha dado, negandome la libre entrada a unq pequeña iglesia que cuido y donde rezo desde hace más de doce años. Claro esto se lo pasa el obispo por el reborde de la sotana, mi dolor de corazón digo.

    Luego los muy… hermanos en Crisno, nos hablan de la corrección fraterna. ¿Pero que corrección ni que niño muerto? No nos quieren ni en pintura. Y como me dice un amigo -y no por ser amigo-, no nos quieren porque llamamos a las cosas por su nombre, no nos quieren porque sentimos a Jesús tan nuestro como ellos, no nos quieren porque no mancillamos SU NOMBRE con parafernalias que esconden el trasfondo de la hipocresia.
    .
    Me dicen que al arzobispo de sevilla no me perdona mi carta a los obispos andaluces con motivo de las elecciones de este año: http://cartujoconlicencia.blogspot.com.es/2012/03/carta-los-obispos-andaluces-antes-las.html. ¿Porqué no me reune y discutimos los terminos de mi escrito, por medio de la corrección fraterna? ¿Donde está la falta de respeto, donde el llamamiento a la desobediencia, donde la incomunión?
    .
    Deja que lea o le envien los de siempre el último de la fe, haber si…; mejor no porque son facilmente reemplazables.
    No sigo que me enciendo y llevo un dia regular.
    ¡¡ánimo a tod@s!! digamos como aquella canción de Verano Azul: “no nos moveran”
    Saludos a todos desde Andalucía.
    atte. Floren de Estepa.

  • Teodoro Gallo

    Las actitudes como los del nido, son las que hacen que los alejados crean que todos somos así y al leerlos tambien vomitan…ellos son los que estan haciendo mas daño que favor a la Iglesia.

  • Teodoro Gallo

    Estas huestes fanáticas pseudo religiosas son las que van a llevar a la Iglesia a la mas completa ruina,  se alegran de trocear a la institución que dicen defender.  Los obispos se asustan de su verborreas y creen que todo católico o cristiano son como ellos, pero puedo asegurar que es una minoría, lo que ocurre es que los que tenemos la cabeza para pensar y no para ponernos gorros, hemos optado por dejar que “su” barco se hunda, no así la “barca” verdadera con su timonel al mando, un tal llamado Jesús de Nazaret, alguien a quien ellos no conocen, porque la soberbia los obnubila.
    No pierdo ni un minuto en leer los comentarios de ese nidal porque dan nauseas despues vomito, de todas formas de su mal hacer con muchas personas, incluso fallecidas, les perdono porque no saben ni lo que dicen.

  • luis a. henríquez

    He leído también el post que Fernández de la Cigoña dedica a Antonio Duato. El estilo literario de Fernández de la Cigoña es punzante.
     
    Sin embargo, yo no creo que los progresistas sean tan pocos en la Iglesia católica -tan poco abundantes en número-, ni los conservadores sean tan esperanzadoramente abundantes. Porque la realidad de la Iglesia católica en España sigue siendo, me parece, la de mayorías de desafectos, de alejados, de católicos “no practicantes”, de deserción silenciosa…
     
    El progresismo católico -que ciertamente, como señala el mismo Fernández de la Cigoña. puede que esté en horas bajas por lo que dice a su vitalidad eclesial- sigue apuntando más al mundo de los alejados: ateos, anarquistas, comunistas, feministas, librepensadores, agnósticos, panteístas… En diálogo más o menos creativo con todos estos colectivos, con los que se comparte lucha social, cierto que no logra conversiones diríamos que “formales” a la fe de la Iglesia católica -más bien puede que todo lo contrario: deserciones y desafecciones en la Iglesia o hacia la Iglesia católica-, pero si se entiende como que forma parte de ese amplio y variado espectro de movimientos sociales altermundistas, antisistema, críticos, alternativos, etcétera, el cristianismo progresista no corre peligro de desaparecer: su humus nutriente fundamental son precisamente todos esos grupos, todas esas luchas.
     
    Por lo que concierne a los grupos católicos más conservadores y fieles al Magisterio, sus componentes, salvo honrosas excepciones, no se suelen hacer presentes en los movimientos sociales. La lucha de estos es, más que por tratar de ser levadura en medio de la masa, por ser vanguardia de Iglesia para la nueva evangelización. Eclesial y aun sociológicamente hablando, crecen más en número, hacia el interior de la Iglesia católica, por varias razones, entre otras, por una elementalmente obvia: sus familias suelen ser más fecundas que las familias progresistas.
     
    Sin embargo, familias especialmente “fecundas” en la Iglesia católica, sobre todo por lo que respecta a las nuevas generaciones, también escasean en la Iglesia católica: familias de los kikos, del Opus Dei, de Comunión y Liberación, alguna que otra más y pare usted de contar. En la Iglesia católica, hasta no pocos charlatanes -perfectos trepas eclesiales- que van de teólogos moralistas dándonos lecciones de conocimiento bibliográfico al resto de ignorantes -algunos de estos me parece haber visto asomar por Atrio…-, se pasan por el forro de sus caprichos la enseñanza del Magisterio sobre moral sexual.
     
    De modo que la sí evidente “baja forma” eclesial de los católicos progresistas no es sinónimo de buena salud de la Iglesia en general.

  • Antonio Vicedo

    Tal y como entiendo el concepto de autoridad según el evangelio,  en el que se afirma lo de sólo HERMANDAD, pues EL PADRE ES  EL CELESTIAL;  y también a Pedro: “Y tu, cuando te conviertas, CONFIRMA en la Fe a tus HERMANAS/OS la entiendo así.
     
    ” Ha de ser una autoridad fraternal, concreción del  pleno consenso comunitario, sin exclusión de muy pequeñas minorías de hermanas/os que opten por disentir del conjunto.

  • luis a. henríquez

    Antonio Duato ha puesto el dedo en la llaga con la publicación de su breve post -desde la perspectiva habitual de Atrio-. Me temo que puede que suenen tambores de guerra entre las dos principales facciones del catolicismo: los progres y los regres.
     
    Más de una vez se me ha amonestado en Atrio por defender la obligatoriedad del Magisterio para un católico.  Sin embargo, acaso por curiosidad intelectual, por rebeldía personal o por lo que sea, como reivindico mi libertad para leer a Andrés Torres Queiruga -cosa que he hecho: he leído algunos libros suyos, sobre lo cual me publicaron un artículo en la prensa que tuvo cierto eco mediático-, o al filósofo ácrata y ateo francés Michael Onfray -o como estoy haciendo ahora con un exobispo anglicano y yo diría que postcristiano incluso llamado Richard Holloway, cuyo pensamiento creo que alguien debería traer a Atrio-, no me gustan las constantes condenas emitidas desde ese nido a que se refiere Antonio Duato.
     
    He conocido en mi vida a cristianos heterodoxos que, a fuerza de ser honestos, proféticos, honrados, militantes, me acabaron pareciendo más ortodoxos que muchos que, yendo de muy ortodoxos y por ser sobre todo eminentemente hipócritas, me acabaron por su parte pareciendo meros burócratas del aparato eclesial, y hasta heterodoxos; mejor, poco atractivos, poco estimulantes.
     
    Así es la condición humana: trigo y cizaña, luz y sombra, pecado y virtud. Estoy gozando con la lectura del heterodoxo Richard Holloway. Lo reconozco o confieso aun a riesgo de parecer poco fiel al Magisterio por tal “atrevimiento” mío. Pero es que cada vez, sobre todo en vista de la hipócrita decrepitud de la Iglesia católica en la actualidad -en la cual hasta muchos eclesiásticos que te espetan que ellos son muy fieles al Magisterio, simplemente mienten, embaucan…-, trato de ser más fiel a mí mismo, a mi conciencia, a mi libertad, a mis experiencias con la verdad, que dijera Mahatma Gandhi.

  • Joan

    El problema es que no se quiere ubicar a la religión en el ámbito de las convicciones personales y privadas de cada uno, que se pretende hacer paralelismo imposibles entre realidades distintas, entre conceptos diferentes. A algunos les gustaría islamizar las sociedades, y a otros democratizar unas instituciones que no pueden jamás serlo porque perderían su finalidad. La disyuntiva es clara democracia o religión.

  • ana rodrigo

    Con bastante frecuencia se defiende la idea de que quienes estén en la iglesia deben aceptar lo que se mande y ordene desde la jerarquía. Quizá no se tiene en cuenta que la iglesia no es propiedad de una minoría, la jerarquía, sino que, como la definió el Concilio VII, es el pueblo de Dios, y que, por tanto, todos los miembros de la misma deben tener voz y voto. ¿Por qué nos vamos a resignar a que las cosas sigan así contra toda razón de ser?  no este sistema el que la definen desde el evangelio. ¿No está el pueblo español protestando en la calle y pidiendo que se respeten los derechos ciudadanos? El silencio puede ser tan cómplice como los propios gestores lo son del mal funcionamiento de las instituciones.

  • Joan

    En el farragoso mundo de las religiosas es difícil llegar a un acuerdo, yo opino que quien quiere formar parte de una institución de este tipo debe de saber en donde se mete y las normas por las que se rigen, que en este caso no son democráticas por la propia razón de ser de estas,  lo que es ilógico es protestar si no nos gusta, mantener un pugilato constante contra lo que lleva instituido durante  dos milenios y es aceptado por la mayoría aplastante de los adeptos. Por otro lado, no se por qué hay que doblegar la espiritualidad personal a una colectiva.

  • ana rodrigo

    Las causas de esta persecución inquisitorial son varias.
     En primer lugar el absolutismo que ejerce la autoridad, en este caso la jerarquía eclesiástica, y cuyos tentáculos llegan a todos los resquicios de lo que se haga o se diga en su coto particular en el que domina el “señor” feudal.
     
     En segundo lugar, la incompetencia de dichos jerarcas, puesto que, han llegado a serlo, precisamente por haberse encasillado en una ortodoxia carente de una visión amplia del estudio de la teología como ciencia.
     
    En tercer lugar, la sumisión a sus jerarcas superiores, y el miedo a quedar marginados del poder. Hay muchos intereses en juego que se defienden con la obediencia ciega e, incluso, una obediencia servil.
     
      La ociosidad que practican estos personajes, en tanto en cuanto, su ocupación consiste en perseguir a quien a ellos les parece sospechoso, hace que vean brujas por todas partes dentro de su dominio particular.
     
    Y, finalmente, Los obispos, tienen una fijación particular con los teólogos que fueron sacerdotes y lo dejaron. Lo dejaron muchos de ellos para recuperar la libertad de investigación y de expresión, y eso no lo toleran los obispos. Es como la proyección de muchas de sus frustraciones personales, cargados de miseria intelectual que les impide ver la riqueza que aportarían tantos talentos dispersos por miopía grave de ese gueto llamado jerarquía eclesiástica.

    Decirle a Miguel Angel, que la Iglesia no es una marca, sino un pueblo que en sus orígenes se vivió como comunidad, en la que todo el mundo tenía participación según su carisma. Después las cosas se enredaron hasta llegar a este absurdo de organización como lo es una monarquía absoluta, la única que queda en Europa.

  • Miguel Angel

    Pues yo no me catalogo como de ninguna tendencia pero creo que si uno trabaja por y en nombre de la Iglesia Catolica debe cenhirse a los criterios, limites (digase Dogma) y demas de la Iglesia Catolica. Si uno quiere poner un puesto de venta de hanmburguesas de Mc.Donalds pues tendra que seguir lo que Mc.Donalds quiere en sus hamburguesas… o si no vendran los gestores de empresa de McDonalds y pediran que se rectifique lo equivocado. Si la CEE ha puesto el dedo en la llaga sobre cualquier escrito o ideas de D. Andres pues deberia al menos decir publicamente lo que el piensa sobre esas correciones que se le piden. El dia que se declare no-Catolico se acaba el problema. Tambien yo puedo estar equivocado, eh! Es solo una opinion personal pero digo lo que siento.

  • sarrionandia

    Están apareciendo las incapacidades teológicas de los obispos impuestos por Woytila.
    Vicedo: revisa. por favor, el concepto de autoridad según el evangelio que prohibe llamar a nadie padre o señor.
     

  • Antonio Vicedo

    Y sobre el tema, a vuela pluma: firme indiferencia y libertad para opinar sobre TODO en lo que el Magisterio no ha comprometido su plena autoridad, porque no ha encontrado base de aceptación universal en la Comunidad del Discipulado de Jesús, o porque aún no lo ha estimado necesario.
     
    La obediencia, para ser de calidad y respetuosa con la autoridad, ha de concretarse en proporción directa  y relativa al ejercicio de la misma.

  • Antonio Vicedo

    Aunque no vaya esto referido a este tema, como termino de recibirlo de Susana,la esposa de Gabriel, y me pide os lo comunique, creo que aquí tenemos el modoy ocasión  de poder corresponderle.
    “muchas gracia spor el cariño y los homenajes a  la persona de mi
    esposo nosotras estamos bien en paz y con el SEÑOR QUE NOS PROTEJE tu
    envia todo lo que tengas que yo leo todo tal vez no pueda contestar a
    vuestra altura pero si te voy a a gradecer nos mantengas informadas
    gracias a todos manda saludos  a los amigos ….cariños SUSANA.”

    Disculpad, pero hay cosas que nunca quedan fuera de sitio, ni invaden lo que no les corresponde. Gracias. Antonio.

Deja un comentario