Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5235 Artículos. - 83747 Comentarios.

Martini: la Iglesia con 200 años de retraso

  • La última entrevista: “La iglesia ha retrocedido 200 años. ¿Por qué no espabila? ¿Tenemos miedo”?
  • Entrevista a Carlo Maria Martini por Georg Sporschill y Federica Radice Fossati Confalonieri
  • Corriere della Sera de 1 septiembre 2012
  • El Padre Georg Sporschill, el jesuita que lo entrevistó en Coloquios nocturnos en Jerusalén [Véase artículo sobre este libro de 2008 en ATRIO y la ficha en San Pablo ] y Federica Radice se reunieron con Martini el 8 agosto de 2012. De allí salió una especie de testamento espiritual. El cardenal Martini leyó y aprobó el texto.

¿Cómo ve la situación de la Iglesia?

«La Iglesia está cansada, en la Europa del bienestar y en América. Nuestra cultura está envejecida, nuestras Iglesias son grandes, nuestras casas religiosas están vacías y el equipo burocrático de la Iglesia se hincha, nuestros ritos y nuestras vestimentas tienen mucha pompa. ¿Expresan estas cosas sin embargo lo que somos hoy? (…) El bienestar pesa. Nos encontramos como el joven rico que se alejó triste cuando Jesús lo llamó para se hiciera discípulo suyo. Sé bien que nosotros no podemos dejar todo con facilidad. Por lo menos podríamos buscar a hombres que sean libres y estén más cerca del próximo. Cómo fueron el obispo Romero y los martirios Jesuitas de El Salvador. ¿Dónde están entre nosotros los héroes a quien inspirarnos? Por ninguna razón los debemos limitar con los lazos de la institución».

¿Quién puede ayudar la Iglesia hoy?

«Karl Rahner utilizó de la imagen de las brasas ocultas bajo la ceniza. Veo en la Iglesia de hoy tanta ceniza encima de las brasas que a menudo me asalta un sentimiento de debilidad. ¿Cómo liberar las brazas de la ceniza de forma que se reavive la llama del amor? En primer lugar debemos buscar estas brasas. ¿Dónde están las personas llenas de generosidad como el buen Samaritano? Las que tienen fe como el centurión romano. Que son apasionados como Juan Bautista. Que se atreven a innovar como Paolo.  Que son fieles como María de Magdala.  Aconsejo al Papa y a los obispos a buscar a doce personas fuera de lo establecido para los puestos de  gobierno. Hombres y mujeres que estén cerca de los más pobres y que estén rodeados por jóvenes y que experimente cosas nuevas. Necesitamos confrontarnos con hombres y mujeres que ardan de forma que el espíritu puede difundirse por todas parte».

¿Qué instrumentos aconseja Usted contra la fatiga de la Iglesia?

«Aconsejo para ello tres muy eficaces. El primero es la conversión: la Iglesia debe reconocer los propios errores y debe recorrer un camino radical de cambio, empezando por el Papa y por los obispos. Los escándalos de la pedofilia nos empujan a emprender el camino de la conversión. Las preguntas sobre la sexualidad y sobre todos los temas que implican el cuerpo son un ejemplo de ello. Son temas importantes para todos y a veces son quizás también demasiado importantes. Tenemos que preguntarnos si las personas aún escuchan los consejos de la Iglesia acerca de lo sexual. ¿Es la Iglesia todavía en este campo una autoridad de referencia o sólo una caricatura en los medios?

El segundo instrumento es la Palabra de Dios. El Concilio Vaticano II devolvió la Biblia a los católicos. (… ) Sólo quien percibe en su corazón esta Palabra puede formar parte de los que ayudarán al resurgimiento de la Iglesia y sabrán contestar a las preguntas personales con una elección correcta. La Palabra de Dios es sencilla y la busca como compañero un corazón que escuche. (…) Ni el clero ni el Derecho eclesiástico puede reemplazar a la interioridad del hombre. Todas las reglas externas, las leyes, los dogmas nos son dados para aclarar la voz interior y para el discernimiento de los espíritus.

¿Para quién son los sacramentos? Estos son el tercer instrumento de recuperación. Los sacramentos no son una herramienta para la disciplina, sino una ayuda para los hombres en los momentos del caminar y en las debilidades de la vida. ¿Llevamos los sacramentos a los hombres que necesitan una nueva fuerza? Pienso en todas las personas divorciadas y unidas en nuevas parejas, en las familias extendidas. Estas tienen necesidad de una protección especial. La Iglesia apoya la indisolubilidad del matrimonio. Esto es una gracia cuando un matrimonio y una familia lo consiguen (…).

La actitud que tengamos hacia las familias extendidas determinará el acercamiento a la Iglesia de una generación de los hijos. Una mujer fue abandonada por el marido y encontró a un nuevo compañero que se cuida de ella y de sus tres hijos. El segundo amor tiene éxito. Si esta familia es discriminada, se expulsa de la Iglesia no sólo la madre sino también a sus hijos. Si los padres se sienten fuera de la Iglesia o no sienten su apoyo, la Iglesia perderá la futura generación. Antes que la Comunidad nosotros decimos: “Señor que yo no soy digno…”. Nosotros sabemos que no somos dignos (…). El amor es gracia. El amor es un don. La pregunta sobre si los divorciados pueden comulgar debería formularse justo al revés. ¿Cómo puede la Iglesia aportar la fuerza de los sacramentos a quienes están en situaciones familiares complejas?».

¿Qué hace Usted personalmente?

«La Iglesia ha retrocedido 200 años. ¿Por qué no espabila? ¿Tenemos miedo? ¿Temor en vez de coraje? Y, sin embargo, la fe es el fundamento de la Iglesia. La fe, la confianza, el coraje. Soy viejo y estoy enfermo y dependo de la ayuda de los otros. Las personas buenas que me rodean hacen me hacen sentir amor. Este amor es más fuerte que el sentimiento de desconfianza que alguna que otra vez yo percibo hacia la Iglesia en Europa. Solo el amor vence a la fatiga. Dios es Amor. Tengo todavía una pregunta para ti: ¿qué puedes hacer tú por la Iglesia?».

[Traducción de ATRIO]

35 comentarios

  • A Pepe Sala: he leído atentamente la historia de tu hijo Marco, te lo agradezco que me lo hayas contado. En nuestra comunidad de hermanos, hemos tenido tres casos casi similares al tuyo. La de un matrimonio joven que cuando nació su hijo, al anestesiólogo se le pasó la mano en el momento del parto, eso produjo que el oxigeno no llegara lo suficiente al cerebro. El niñito se convirtió en autista, hoy tiene 19 años y con la ayuda de sus padres y la comunidad, sigue para adelante.
    El otro caso, es la de un matrimonio que  le paso casi parecido al primero, la niña nació con problemas de movimientos, a los doce años, partió al Padre. El último es mi compadre, que su hijo nació con el Síndrome de Daow muy severa. Tiene 50 años y esta como un bebito.
    En suma, los tres matrimonios a la luz de la fe y de la historia no guardan ningún rencor contra aquellas personas que hicieron esto a sus pequeños hijos. Sus historias la han resumido de esta manera: “Dios no es bueno porque las cosas las hace buenas, es bueno porque hace cosas buenas”. Esta es nuestra fe y nuestra esperanza: Jesucristo.
    No han hecho “justicia” ni han entablado juicio contra nadie, porque se han puesto en la mano de Quien hace justicia. La historia de Marco reafirma mi fe en el Dios de la Vida.
    Lo que no veo claro en el relato de Marco, es si las citas bíblicas que pones, son tuyas o de Atrio. Los tres textos mencionados son netamente cristianos.
    Es verdad que el libro de Proverbios v.28 se habla del pobre, pero, habría que leer toda la pericopa, es decir, del 20 al28. Aquí nos habla que ante esta aptitud hacia el “otro” seremos bendecidos por el Otro, que en el caso del cristiano, es el Dios de Jesucristo. La experiencia de misericordia confirma cuantas veces quien más da, más tiene.
    La otra pericopa de 1Corintios 13,1-13, la iglesia lo ha considerado como un himno a la caridad. Pero la caridad de que aquí habla Pablo, (es su experiencia con Dios), no es ese amor o simpatía que nace a veces espontáneamente en nosotros, buscando el bien de los otros hombres, sino un amor que trasciende todo lo creado y se remonta hasta el Creador. Este amor tiene su raíz en Dios, que fue quien nos amó primero. En ese arranque de amor a Dios, van incluidos también TODOS los hombres a quienes EL tanto ha amado, sin distinción de razas ni simpatías naturales.
    Sostengo que el amor a Dios y el amor al prójimo (ya no SOLO al pobre) no son sino dos manifestaciones de una misma Caridad.
    Y el otro texto habría también que leer toda la pericopa (1 al 10). Ante una situación fuera de lo humano, para el cristiano le basta solo el “Otro”. Lo dice el mismo Pablo (v.9): “repose en mi” el otro. Ningún ser humano es fuerte por sí solo. Todos los seres humanos somos como los niños: Dependemos del “otro”, pero además del “otro”, el cristiano necesita del “Otro”.
    Quisiera comentar cuando escribes: “Hubo una época en que intentamos darle una solución ESPIRITUAL al problema”.
    Aquí en Perú, existen innumerables iglesias donde la gente ante cualquier sufrimiento acude a Dios para pedirle un “milagro”. Estos templos están abarrotados de gentes muy sencillas con problema de salud, dinero y amor. Y como es lógico los “vivos” se aprovechan de los “muertos”.
    Esto en el cristianismo no existe, porque Dios no es un “personaje” o uno que tapa todos los huecos que el hombre deja. Jesucristo no ha venido a erradicar la pobreza ni la miseria, menos las enfermedades de los hombres. EL no ha venido para “curar”, ha sido enviado para “evangelizar.” Los milagros mencionados en el Nuevo testamento se han hecho para sellar la catequesis de Jesucristo. El milagro (que son muy pocos) mencionados en los evangelios eran señales palpables que manifestaban el poder de Dios. Nada depende de nosotros, TODO depende de EL. Para el cristiano es mejor tener una llave de madera que abre la puerta que tener una de oro que no abre la puerta.
    Paso a responder tu correo del 11 de setiembre.
    Desde que estoy en la Iglesia, nunca me he sentido presionado para “creer”. No me han puesto una pistola para creer en el Maestro. En la Iglesia todo es libre y voluntario. Por ejemplo en el tema del celibato, a ningún aspirante se le pone un arma a la cabeza para que acepte libremente su celibato.
    Lo mismo sucede en el matrimonio, NADIE va amenazado con una pistola o con un cuchillo para casarse. Es por eso que la pastoral que realiza nuestro hijo, es totalmente LIBRE.
    Y para terminar contesto a tu pregunta “indiscreta”. Parto de la premisa que “según tu criterio”, estás equivocado. La ciencia al que tu aludes, no se a que “ciencia” te refieres. Te pregunto: ¿avanzada en qué? ¿en lo moral? ¿en lo ético?. Además esta “ciencia” que dices, ¿están incluidos también los creyentes? Esta “ciencia” ¿demuestra que Dios no existe?
    Además esta “ciencia” que tanto admiras pasará a la historia por aplicar al ámbito humano “técnicas del mundo animal”, a ¿esto se le puede llamar “progreso”?
    En cuanto a la posibilidad de tener un hijo a través de “in vitro”, me parece que por primera vez en su historia el hombre ha logrado poner las manos sobre los orígenes de la vida humana, en que ve abierta la posibilidad de CAMBIAR el patrimonio genético de las futuras generaciones humanas.
    Hoy la fecundación “in vitro” es un gran negocio, mejor dicho, es una gran industria que produce mucho dinero. Los médicos de estas clínicas, explotan el sentimiento a estas mujeres desesperadas para quedar embarazadas. Mi catequista en una charla sobre bioética nos decía: “Es muy fácil explotar a la gente por el hecho de que están desesperadas y tú tienes la tecnología que ellas quieren, que puede que no funcione”.
    La ciencia y la tecnología son recursos valiosos, pero es un error considerar el cuerpo humano meramente compuesto de elementos biológicos. La persona humana tiene una naturaleza corporal y una espiritual.
    Ahora, ¿Qué significa una “vida” humana en un laboratorio? Te imaginas Pepe, yo, en un tubo de ensayo con un futuro incierto.
    Un hecho real y “científico”, por primera vez en la historia de la humanidad, se ha logrado SEPARAR la unión sexual del hombre y la mujer y el surgimiento de una nueva vida. Esto equivale a ofrecer al hombre y a la mujer un cambio sustancial en la misma definición de la sexualidad humana, es decir, ahora no es sólo posible una sexualidad sin procreación, sino también una procreación sin sexualidad. Además, el único lugar en el que puede tener origen la vida humana ya no es más una persona humana, sino también una probeta, un laboratorio. Y aún más, el origen de la vida humana está conectado con una serie de actos puestos por varias personas, está ligado a la libertad de varias personas, y por tanto, de éstas depende no sólo él, poner las CONDICIONES para que surja, sino SU MISMA EXISTENCIA. Lo que implica la fecundación “in vitro” es la destrucción de los embriones humanos, es decir, imponemos una “sentencia de muerte”.
    Intimidad sin fecundidad y fecundidad sin intimidad, se ofrecen como un dilema angustioso al que es preciso acercarse con claridad de ideas y con valor para enfrentarse con quienes argumentando de muy diverso modo, pretender justificar biológica, moral y jurídicamente la fecundación “in vitro”. El hombre como la mujer son personas biológicas que no pueden ser tratados como los hechos biológicos en el mundo de la botánica por un jardinero o en el mundo zoológico por un veterinario.
    Esto ya lo había advertido el Papa Juan XXIII en su encíclica “Madre y Maestra” en el numero 193 cuando dice: “Nadie, pues, puede lícitamente usar en esta materia (la vida) los medios o procedimientos que es licito emplear en la genética de las plantas o de los animales”. Esto fue dicho en el año 1961, hoy ha pasado 51 años y tiene mucha actualidad.
    Pregunto: ¿qué poder tiene la “ciencia” para corregir la acción creadora de Dios? ¿Puede corregir la “ciencia” el plan de Dios? ¿Es dios el hombre? ¿Es dueño la “ciencia” de la vida humana? ¿Impone la “ciencia” las leyes de la vida? Si la respuesta es afirmativa, entonces en palabras de Pablo: “comamos y bebamos que mañana moriremos”. Si el hombre no tiene ningún derecho sobre su “yo” personal, no puede tenerlo sobre los gérmenes de los cuales arranca.
    Y para finalizar, el deseo de ser padres es, sin duda un deseo legitimo, pero que no avala su satisfacción de cualquier manera, del mismo modo que el deseo de tener dinero no me faculta a robar o el de ser gerente difamar  a mi compañero. Los deseos legítimos han de satisfacerse por medios legítimos y razonables, como lo es mi caso: LA ADOPCIÒN.
    Es curioso que en la era de los derechos humanos, el único que se pisotea sea el derecho del niño (de los que no tienen padre). No debe olvidarse que el hombre o la mujer solteros o casados no tienen derecho AL niño, sino que es el niño EL que tiene derecho a ser hijo y a un verdadero hogar.
    Un abrazo y saludos a Marco.
    Lucho

  • pepe sala

    ” Como sé que te gusta el arroz con leche, por debajo de la puerta te meto un ladrillo”.
     
    No se si soy lo bastante claro, ya lo pongo en dudas. Lo que yo preguntaba DIRECTAMENTE, Lucho, no tiene nada que ver con lo que respondes. No creo que te gustase mi vida y mejor no te la cuento Lucho, podrías amargarte el día. Un pequeño retazo de mi vida está contado en ATRIO hace unos años. Es lo único que te puedo pasar al respecto, puesto que si pongo otros enlaces donde escribo algunas cosucas, seguro que volverán ” las oscuras golondrinas”.
     
    Este enlace te lleva a un aspecto de mi vida en relación a lo que tú has resaltado sobre las personas con necesidad de ser ayudados:
     

    Esto solo lo arreglamos entre Tod@s, sí, pero de otra manera.


     
    Y puesto que nos has dado testimonio de tu propia vida ( lo cual yo tengo en mucha consideración.) debo decirte que ya conocía tus circunstancias respecto a tu hijo adoptado. Por éso he sido tan directo en mi pregunta… sin respuesta.
     
    Y añado, sin el menor ánimo de molestar, pero en mi necesidad de aclarar ciertas cosas, que está muy bien que tu hijo vaya ( supongo que de voluntario) a acompañar a los disminuidos e intentar serles útil en la medida de sus posibilidades durante unas horas. No tengas ( yo no las tengo) dudas de que el INTERCAMBIO le será muy beneficioso para su psopia vida y ética social. ( espero que no trate de cobrarse su voluntariado con ” indulgencias” para la salvación de su propia alma, puesto que en tal caso carecería de valor su gesto voluntario.)
     
    El verdadero problema, Lucho, no es el tiempo de ” centro de día” que desahoga en cierto modo a las familias y al propio discapacitado. El verdadero problema es que después del ” centro de día” hay que volver a casa y en casa no hay voluntarios para atender a quien está necesitado de atención MUY ESPECIALIZADA ( y a ningún padre-madre le han especializado para tratar un tema tan peliagudo.) Con el añadido de que al ” centro de día” ya acuden mayorcitos y criados previamente por quienes carecen ( carecemos) de la suficiente experiencia, medios adecuados, tiempo suficiente y conocimientos indispensables para sacar adelante a un hijo-a de tales características. Te podrías quedar asombrado si conocieses realmente la INVENTIVA de unos padres que se ven en la necesiad imperiosa de criar a un hijo-a como los que tratamos. Y éso que no tenemos al famoso ” espíritu santo” que nos ilumine en nuestras dificutades.
     
    Y, como no quiero guardarme nada en el teclado, Lucho, voy a darte mi propia opinión sobre los nombres de ciertos centros de atención a personas disminuidas. El que tú nos nombras parece llamarse ” Teresa de Calcuta”. ( conozco otros muchos con nombres similares)
     
    Bien, pues lo que yo opino al respecto es que Teresa de Calcuta y los demás ” santos”, tenían sus fábricas de hacer niños en perfecto estado, lo mismo que otros padres-madres. Si tanto les gustaban los niños, no entiendo que no se pusiesen MANOS A LA OBRA y así hubiesen conocido lo que se siente ( en pasitivo y en negativo) al criar a los propios hijos.
    Porque, imagínate, Lucho, lo que sentirá una madre-padre biológica al coger a sus retoños en brazos, si tú mismo sentiste lo que nos cuentas sin ser de tu propia sangre. Lo cual le da mucho más mérito a las MADRES que se han visto en la necesidad imperiosa ( por las circunstancias que fuesen y suelen ser ECONOMICAS en muchos casos) de REGALAR a sus propios hijos-as que servirán para colmar la felicidad de otros-as. Ninguna madre abandonaría a sus hijos por capricho ni por gusto. Ninguna madre abortaría a sus entrañas ( con el peligro físico-psíquico añadido que ello acarrea) si la IMPERIOSA NECESIDAD no la obligase a hacerlo.
     
    Un respeto para las mujeres; mayor aún para quienes se vean en un trance tan dramático y hayan optado LIBREMENTE por lo que hayan creído conveniente. Yo no les concedo ninguna autoridad sobre el asunto a quienes ni han criado hijos ni tienen la menor intención de criarlos. Pongan en marcha sus propias fábricas, señores sacerdotes, monjas, obispos y demás mariachis,  y dejen ya de meterse en la vida de los demás. Ya veríamos si ellos mismos  cumplían sus propias reglas al respecto de la procreacción ( sin anticonceptivos y sin aborto en ningún caso) y tendríamos la solución a nuestra excasa natalidad. ¡¡ Animo!!, religiosos-as, que muchos estamos deseando aplaudirles por el BUEN EJEMPLO que den a la sociedad. ( También estamos deseando apaludir a quienes dicen que cumplen las normas católicas y resulta que no tiene más que uno o dos hijos por familia. Pues vaya forma de ” cumplir”, oigan… entre mi suegra atea y mi madre incrúdula sumaron 32 partos y éso que ni ellas ni sus maridos iban a misa. Tomen ejemplo, señores-as católicos-as)
     
    ” No es lo mismo predicar que dar trigo”. Por lo tanto  VER, OIR Y CALLAR.
     
    PD: ¿ Una pregunta indiscreta, Lucho, que no tiene por qué contestarme si no lom desea:
     
    ¿ Pensó usted, con su esposa, en alguna ocasión la posibilidad de un embarazo ” in vitro? Hoy en día está muy avanzada la ciencia y le aseguro que los bebés que nacen  no tienen ninguna dificultad añadida a la que pudiesen tener con un embarazo natural. Supongo que ni siquiera se lo planteó usted, considerando los 40 años que lleva en el “Camino equivicado”, según mi criterio.
     
    De cualquier forma celebro nuestras diferencias y celebro más aún el tono cordial con el que usted intenta canalizar lo que yo entiendo como equivocado.
     
    Saludos cordiales, pues.

  • Gracias Pepe por tus comentarios, no te conozco pero me presento. Me llamo Luis y vengo de una familia muy pobre y precaria, pero rico en humanidad hacia mi semejante. Gracias a Dios, mis catequistas me inculcaron esta fe.
    Por la historia, no tengo educación completa, es decir, solo estudie primaria porque me puse a trabajar para que mis hermanos (4) sigan adelante y sean profesionales. Me case a los 33 años y por la historia no hemos tenido hijos biológicos.
    Mis catequistas, en la libertad me pidieron adoptar uno. Por mi historia, me era imposible poder amar a los niños, ya que nunca tuve un regalo, ni cumpleaños. Me había educado en la calle con otros chicos del barrio. Le decía a Dios, ¿cómo puedo amar a un niño que no es mío (biológicamente)? Porque nadie da lo que no tiene. Y yo no tenía amor hacia los bebes y los niños.
    Después de 8 años de matrimonio y sin hijos, decidimos junto con mi mujer adoptar a un niño de 2 años. Este trámite duro como un parto (ocho meses de espera). Ni idea teníamos qué niño nos iban a dar, podría ser uno con defecto físico o sano. Nosotros solo firmamos todos los documentos que se necesitan para la adopción.
    Cuando llego el día, fuimos al Palacio de Justicia donde nos esperaba la madre sustituta, el juez y la psicóloga del niño. Recuerdo que el juez me dijo: “Señor Pizarro coja al niño”. Cuando cogí al niño me entró algo que no puede describirlo racionalmente, una especie de amor de padre a su hijo. Aquella mañana cambio mi vida en relación con todos los niños de mi país. Mi atención hoy hacia los niños es otra mirada, los veo con mucho amor, como si fueran de mis entrañas.
    Hoy nuestro hijo, acaba de cumplir 18 años, a los nueve años le decimos la verdad, él lo tomo con toda naturalidad. Le transmitimos la fe cristiana y está en una de las comunidades de mi parroquia. Nos ha dicho que quiere ser psicólogo. Lo que me llama la atención de él, es que todos los domingos se va a un hospital de niños especiales a atenderlos. Ha ido a un lugar a hacer su apostolado en un hospital de los niños de la madre Calcuta. Lo que cuenta él de estos  niños, es increíble por la forma como están y viven. Me refiero a su aspecto físico. Pero lo importante de él, que está muy contento con este servicio, no duda de su fe, no murmura en este Dios que cree.
    En nuestras comunidades, muchas familias con nuestra misma historia, han adoptado a niños y niñas que hoy ya tienen la edad de nuestro hijo. Lo curioso es que después de adoptar algunas salieron embarazadas. Conozco a un matrimonio con siete hijos, ellos adoptaron a un niño de siete meses, que era ciego, mudo y con un defecto físico. Hoy este niñito tiene 7 años y todos muy contentos. Yo lo he visto con mis ojos. Me gustaría conocerte o saber un poco de ti.
    Bueno no te quito más tiempo y a pesar de nuestras discrepancias, un saludo a todos ustedes.
    Lucho

  • SOL

    Luis

    No tengo nada más que añadir a la réplica que me he encontrado. Tú mismo y a ver cómo te desenvuelves.

  • pepe sala

    Creo que ya os he comentado el excelente trabajo del Ayuntamiento de Bibao, junto con la Diputación de Bizkaia, en el trato hacia las personas con discapacidad. Mientras otros tratan de llenar Iglesias y reclutar personal para dar sermones, otros-as han llenado proyectos como éste: ( sin parangón con lo que muestran en Peru)
     
    http://www.fekoor.com/noticias/2011-03-22/diputacion-inaugura-apartamentos-apoyo-txurdinaga.html
     
    ( En alguna secuencia del vídeo que se puede ver, para mejir entendimiento del fenomenal trato hacia quienes tanto lo necesitan, se ve a mi hijo Marco.)
     
    Y, como estoy un tanto mosqueado con el asunto de ” los embriones congelados” que tanto gustan los religosos para cargárselos a los demás, haré una pregunta directa. A mi estilo:
     
    Señor Lucho ( y quienes opinen comomusted en el caso de los embriones), en el supuesto caso de que usted adoptase a un hijo-a ¿ eligiría a uno de los muchachos-as que se ven en el vídeo?. ¿ Tiene usted la menor idea de lo que ha supuesto sacar adelante a cualquiera de ellos-as? ¿ Condenaría usted a unos padres por haber tomado la opción de no dejar nacer a un hijo-a si supiese lo que se le venía encima?
    Qué fácil resulta hablar desde el desconocimiento y desde la lejanía de un problema semejante.
    Yo ( ateo confeso) estoy muy satisfecho por la labor que me tocó en la vida como padre de Marco y por el gigantesco esfuerzo de la madre. Estamos ” cojos” desde que Marco trata de independizarse en el lugar que muestra el enlace. Nuestra vida ha girado en torno a Marco y nuestros otros hijos han sido el mejor apoyo que Marco haya podido tener para su supervivencia. 34 años son nada, pero enganchan un montón y puedo asegurar que a otros padres y madres que conozco les pasa lo mismo que a nosotros. También conozco casos de madres-padres que no han tenido el valor suficiente para desprenderse de sus hijos disminuidos y no tengo constancia de que se pasen la vida rezando. No tienen tiempo.
     
    A pesar de mi enamoramiento por mi hijo Marco, JAMAS condenaría a nadie por elegir una opción distinta a la nuestra.
     
    Pues éso.
     
    Un respeto, señores religiosos, por las opciones ajenas; máxime si quienes tan alegremente opinan y condenan a los demás, de ningún modo estarían dispuestos a cargarse con ” el mochuelo”.
     
     

  • pepe sala

    Para cuando vuelvas del trabajo, Lucho:
     
    http://elcomercio.pe/politica/1318786/noticia-solo-30-personas-discapacidad-atendida-manera-adecuada
     
    Parece ser, según tu testimonio ( que yo pongo en dudas y preguntaré a la peruana que honra mi amistad) tu Iglsesia está a rebosar; pero las necesidades de quienes los eclesiásticos se empeñan en traer al mundo  ” por cuenta ajena”, no parecen tener tanta suerte en Peru.
     
    En mi tierruca no hya ni una sola persona con discapacidad que no tenga atención institucional. Una comunidades tienen mejores servicios ( mi reconocimiento al Pais Vasco en este sentido también) y otras no tan excelentes. Pero en ninguna Comunidad Autónoma del Estado Español se carece de una atención a los discapacitados.
     
    O sea, Lucho, que sigue rezando todo cuanto gustes y sigue invitando a rezar a quien mejor te venga en gana; pero si te sobra un poquito de tiempo en tus rezos, procura que te conozcan POR TUS HECHOS mejor que por tus rezos y por tus sermones.
     
    Es una buena propuesta de quien tiene perfecto conocimiento del asunto que nos traes a colación: los discapacitados- ( en España les llaman los disminuidos, pero el asunto no debería ser de simple semántica, como nos quisieron colar hace unos años al cambiar la Constitución para cabiar el término.)
    En España es muy mejorable, en el Pais Vasco es bastante aceptable y en Perú es IMPRESENTABLE.
     
    Pues éso…

  •  

    Estaba a punto de salir para el trabajo, y se me vino a la mente lo que dijo Sol: “avances científicos”.
    En la segunda guerra mundial algunos “científicos” alemanes solían decir ” no vale la pena que vivan los “discapacitados”. Judíos y gitanos fueron exterminados (como hacen hoy con los embriones congelados) en el nombre de la tesis de la “supervivencia del más apto”.
    Es la tesis de Darwin que dijo: ” En la naturaleza, las personas mentalmente (como Lucho) y físicamente débil son  rápidamente eliminados y los que quedan vivos comúnmente exhiben un problema de salud más robusta”.
    Aunque esto es ahora la locura racial anticuado, a pesar de que vivimos en una sociedad de ganadores y perdedores, y “el ganador se lleva todo.
    Saludos
    Lucho

  • La paz a todos los participantes, dos cosas puntuales:
    1.- Ana, gracias por la aclaración, pero aclaro que cuando dije “sinónimo” no lo dije en el sentido “científico” del termino, sino “literalmente”. Pero ese no el problema y en absoluto me afecta. Me han dicho cosas peores, así que no tienes por qué disculparte.
    2.-Sol me dice: “hay que tener cuajo para dar lecciones”. Pregunto: ¿hay un participante que si puede dar lecciones? Yo creo que la persona indicada es la  hermana  SOL. Espero que me siga “iluminando”.
    Por otro lado, “hay que ser muy cuajo par no darse cuenta que aquí en Perú los templos no están como en Europa”. En mi parroquia, todos los sábados se reúnen más de 15 comunidades para celebrar la Eucaristía. Un promedio de 500 hermanos-as, aparte de los niños-a.
    “sin vocaciones”. Tenemos en el Redemtoris Mater de Lima (sin contar en provincias) más de 22 jóvenes para el presbiterado. En las mujeres, es el doble de los hombres. Sol, si quieres obreros para la mies, únete con nosotros a la oración.
    Espero no molestarte y reza por mí que no soy mejor que tu.
    Un abrazo

  • SOL

    Luis
    A la vista está cómo evoluciona la Iglesia y su lectura “literalista” de las Sagradas Escrituras, los Templos vacíos, sin vocaciones,como curiosidad arquitectónica – iconográfica y poco más, consecuencia de Bancos y Banqueros de Cristo ¡Hay que tener cuajo para dar lecciones desde esa óptica tan …extemporánea en sentido inverso a los avances científicos! No me cuentes cuentos.

  • ana rodrigo

     
     
    Cachissssssss, ya he metido la pata!
     
    De todas formas quiero aclarar lo siguiente: La gramática es necesaria para precisar lo que se quiere decir, y no se puede decir que dos términos antónimos son sinónimos.
     
    Segundo, cuando hablo del jurásico, digo que eso sería para mí, siempre en una forma de hablar de mi pasado, cuando yo tenía unas creencias que ahora mismo me parecen prehistóricas. Resalto, que eso es para mí, no para los demás, pues cada cual vive su presente como elige vivirlo. Pero de eso, a decir que nos vamos entendiendo, hay un trecho.
     
    De cualquier forma, pido perdón si he molestado a alguien.

  • M.Luisa

    No creo, Ana,  que sea suficiente  con sólo  tener conocimientos de gramática  para  precisar lo que se quiere decir si lo que se quiere decir  va  en ello implícito el respeto  porque no faltándote  a ti la gramática  deberías reflexionar sobre  lo que   indirectamente le dices   en el último párrafo a tu interlocutor.
     
    Lastima que he tenido que interrumpir el borrador que estaba elaborando para el excelente artículo de L.Boff. Lo dejaré para más adelante porque  ahora otras cosas me reclaman.

  • ana rodrigo

    Lucho, dices: “Bueno, perdona Ana, pero aqui en Peru “abstenerse” es sinonimo de “prohibir”.
    Nos estamos entendiendo.”

    Respecto al significado de prohibir y abstenerse, en Perú y en San Fernando Po (creo que aún hablan español) tienen significados totalmente diferente y nunca son sinónimos.
    Abstenerse: Privarse de alguna cosa.  Dejar de hacer algo. Es un verbo reflexivo, el sujeto es el mismo que el objeto.
    Prohibir:  Vedar o impedir el uso o ejecución [de una cosa]. Es un verbo transitivo, el sujeto es distinto al objeto.
    Como ves, el saber gramática ayuda a precisar debidamente lo que se quiere decir.
     
    Y respecto a que tú y yo nos estamos entendiendo, nada más lejos de la realidad. Tú y  yo estamos en las antípodas del entendimiento, especialmente en cuestiones religiosas que es lo que aquí tratamos, y compartir  tus ideas y creencias, para mí sería retroceder al Jurásico, es decir, cuando no había ni ideas puesto que no existían los seres humanos.
     

  • Sol dice que “Martini da dejado una semilla de “reforma” dentro de la Iglesia”. Pareciera que Sol anhela una angustia de “reforma”. Estaremos todos muertos, y es posible que nunca veamos esta “gran reforma”. Pero lo raro es que el evangelio dice lo contrario: “Pero cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra? Llama la atención que el Maestro no haya dicho “¿ Encontrará  pobres sobre la tierra?”
    Ahora, en cuanto a lo de “reforma “del difunto Cardenal Martini, yo con todo respeto diría: “a ningún obispo ha otorgado Dios tan grandes dones como a Martini”. Por poco la hermana Sol no canoniza  a nuestro Cardenal.
    Es muy curioso esto de “reforma” porque me hace recordar al doctor Martin Lutero cuando escribe el 9 de Mayo de 1521 donde le dice al conde Alberto de Mansfeld que “no impugnaba al papado por su mala vida o sus malas obras, sino por su falsa doctrina”.
    Nos hemos olvidado que la Iglesia es santa, pero está siempre necesitada de reforma. Pero, por supuesto, NUNCA en la tradición católica se habla de “re-forma” para expresar un “cambio de forma”, pues la forma de la Iglesia, su alma, es el Espíritu Santo, que no cambia. Por el contrario, siempre se habla de reforma o bien como un “desarrollo” perfectivo de algunas formas precedentes, una “renovación”, o bien como la “purificación” de ciertas doctrinas y prácticas que se habían desviado de la verdadera forma católica.
    La Iglesia, en toda su historia hasta la actualidad ha vivido MUCHAS reformas de diversos géneros, alcances y promotores.
    Como ayuda de memoria, lo que dijo el cardenal Ratzinger: “Debemos tener siempre presente que la Iglesia no es nuestra, sino SUYA. Verdadera reforma, por consiguiente, no significa entregarnos desenfrenadamente a levantar nuestras fachadas, sino procurar que desaparezca, en la medida de lo posible, lo que es nuestro, para que aparezca mejor lo que es SUYO, lo que es de Cristo”.
    Un abrazo a todos ustedes en el Señor.
    Lucho

  • pepe sala

    No hace falta ser inteligente, Lucho, pero tampoco es bueno ir de LISTO ( listillo) y acaparar ventajas de población para tu propìo Continente. Si se enteran en Asia de que Lucho asegura que Latinoiamérica tiene el 80 % de la población mundial, seguro que dicen aquello de ” están locos, estos romanos”…
     
    Te facilito algunos datos, para TU inteligencia ( evidentemente falto de ella y sin querer corregirlo.)
     
    http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/3esohistoria/quincena5/swf/q5_contenidos_3a/index.htm
     
    Tienes de penitencia 888 avesmarías… te lo pasarás muy bien mientras las cumples.
     
    Ale, majo…

  • Gracias Pepe, pero eso de “es una enorme falta de respeto a la inteligencia “, me hace recordar a una frase de un super inteligente que me dijo en nombre de la “inteligencia”: “Mi humildad perdona tu ignorancia”.
    Yo creo Pepe, que mi reflexion afecta a “TU” inteligencia.
    Saludos desde el Peru.
    Lucho.

  • Bueno, perdona Ana, pero aqui en Peru “abstenerse” es sinonimo de “prohibir”.
    Nos estamos entendiendo.
    Saludos
    Lucho

  • SOL

    “En el mundo sopla un mal viento. El relativismo, laicismo, cientificismo, los métodos orientales etc. y todo lo que hoy se coloca en el lugar de la fe, son los VENENOS, no los antídotos,”

    ¡Qué reflexión más absurda! o ¡qué nostálgico de la Edad Media! En ambos casos lamentable. Presumo que este señor es muy mayor porque si se trata de uno de esos “experimentos” macerados en lúgubres sótanos y denominados “reserva espiritual dogmática” va de cráneo. Martini ha dejado “dentro de la Iglesia”  (porque representaba la auténtica Iglesia de Jesucristo y no la de intrigantes como Richelieu) una semilla de coherencia y adaptabilidad siempre cercana y reformista  que no se podrá frenar. Las revoluciones se hacen desde dentro y buena muestra de ello o un excelente mensaje para la ICAR han sido las miles de peronas de todas las edades que fueron a despedirle.

  • pepe sala

    Hombre Lucho, no creo que nadie te haya prohibido dar tu propia opinión; al menos yo no tengo conciencia de haberlo leido.
     
    Cosa diferente es que nos trates de “tontitos-as” y pretendas catequizrnos a nuestros años ya y después de los ” tiros que tenemos pegados” por aquí. Y, de cualquier forma, sigo pidiéndote, por favor, que seas más VERAZ a la hora de opinar.  Es una enorme falta de respeto a la inteligencia ajena, decir que Latinoamérica tiene el 80 % de la población mundial y no corregir el dato que te he puesto de manifiesto como FALSO.
     
    Y, supongo, que tú  mismo pondrías ” el grito en el cielo” si yo escribiese turradas interminables tratando de colar la filosofía ( creencias) más cercana a mis propias convicciones. En internet hay montones de información sobre la filosofía del comunismo. Si alguien quisiera precuparse de conocerlo lo tendría verdaderamente fácil sin necesidad de que yo llene mis participaciones de ATRIO con tal filosofía.
     
    Pues piensa en las turradas que nos metes con tus propias filosofías y creencias catecumenales ( que también están en internet para quien se interese) y ten MISERICORDIA de nosotros-as, ” hombre de dios”… Por más esfuerzos que pongas en tu ímpetu catecumenal, te auguro en fracaso rotundo en ATRIO. Estamos ” paganizados-as” y veo muy difícil hacernos volver a la catequesis.
     
    Bueno, por mí adelante con tus sermones, pero si me cansas ( te leo en diagonal y me esfuerzo muy poco en entenderte)
    “amenazo” con cotrarrestarte con la filosofía Marxista y el Comunismo científico. ¡¡ Toma ya !!!
     
    Salu2, pues.

  • ana rodrigo

    Lucho, creo que no me has leido bien. Ni probibo nada (escribir o leer), ni voy de pregonera de nada, ni pido me lea nadie, sencillamente, he opinado.

  • Gracias Ana, pero ¿donde está mi libre expresión? Llama mucho la atención, y esto me hace recordar a los países “democráticos, cuando dices: “lucho podría abstenerse”. Es decir, quieres que lea los tuyo y no los mio. ¿En esto consiste tu cristianismo que tanto pregonas Ana?
    “Aquí se cacarea mucho de que el Papa le quita “la libre expresión a cualquier teólogo” Repito de antaño: “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”. Y te lo digo Ana, CON TODO RESPETO.
    Luchi Pizarro

  • ana rodrigo

    Veo que se habla del CVII como referencia de ortodoxia progresista, y me sugiere la siguiente reflexión: si Martini hablaba de 200 años de retraso en la Iglesia católica, yo diría que los 50 años del Concilio en nuestros tiempos, en el que los cambios sociales y científicos son vertiginoso, es el equivalente a muchos más años que lo podrían ser en otros tiempos. Quiero decir que, si bien el Concilio, hace 50 años pudo ser útil para actualizar la Iglesia de aquella época, hoy muchísimas de las cosas que allí se dijeron y escribieron, quedan totalmente obsoletas, y, por supuesto, insuficientes.
     
    Si a la Jerarquía actual, empezando por el Papa, ni siquiera hacen referencia al Concilio porque les parece heterodoxo, llegaríamos a la conclusión de que la Iglesia anda con varios centenares de años más de retraso.
     
    PD. Con todos mis respetos, le digo a Luis Pizarro que podría abstenerse de hacernos “la homilía” dominical constantemente, porque quienes estamos en atrio ya no estamos para catequesis ni catecumenados ni cosas semejantes. Lo digo por ti, para que no pierdas el tiempo, porque a mí en concreto me da igual en el posicionamiento doctrinal o de creencias en el que estés.

  • pepe sala

    Bueno, Lucho, yo no te puedo ” categear” de viva voz; pero desde la distancia te ” categeo” que América Latina no tiene el 80% de la población mundial. ( como nos quieres ” categear” por aquí.)
     
    Y, ya puestos, te ” categeo” tamnbién que David no ” intentó matar al marido de la hermosa mujer que se encapricho. De HECHO lo mandó matar ( abandonarle sólo ante el peligro) y se quedó con la mujer de sus caprichos.
     
    Formas de comportamiento muy comunes en tus antepasados religiosos y, por más que dios le perdonase, supongo que la familia del marido y el propio marido ASESINADO no estarían muy de acuerdo en semejante forma de perdonar ” por cuenta ajena”.
     
    Te pediría un favor, pero creo que no me lo vas a hacer y seguirás ” categeándonos” hasta el aburrimiento. Sería deseable que si lo haces pongas un poco más de interés en la obgetividad, “hombre de dios”.
     
    ¡ Qué hastío, por Tutatis !!!

  • La paz hermano Cadarso, gracias por hacerme recodar lo del Vaticano II, el comentario adjunto solo era  una reflexión. Pero ya que tu insistes sobre la ausencia de dicho Concilio en mi reflexión, aquí una que es continuación del primero.
    Lo dice el mismo Concilio Vaticano II: “Restáurese el catecumenado en etapas..”

    EL CATECUMENADO PARA LA NUEVA EVANGELIZACION.
    ¿Para que un catecumenado en estos tiempos?
    La unidad de la catequesis la crea la iniciación cristiana a través del catecumenado.
    En el Directorio General para la Catequesis se dice: “Los Padres configuran el catecumenado inspirándose en la pedagogía divina. En el proceso catecumenal, el catecúmeno, como el Pueblo de Israel, recorre un camino para llegar a la tierra de la promesa” (n*129).
    El patrologo A.G. Hamman sostiene que la primera vez que aparece la palabra “catecumenado” es en latín, con Tertuliano, para designar al candidato al bautismo. Podemos afirmar que Jesús no creó formalmente la institución catecumenal.
    La palabra “catecúmeno” viene del griego “catejoùmenos”, que quiere decir, “enseñado de viva voz” ( catejeo). Es posible que en el siglo I no existe el catecumenado como institución codificada, pero existía el proceso catecumenal como verdad vivida.
    Benedicto XVI cuando era Cardenal lo había clarificado extraordinariamente: “La fe no llega hasta el hombre en cuanto yo aislado, sino que la recibe en el seno de la comunidad de los que creyeron antes que él y le presentaron a Dios como una realidad dada de su historia”.
    La formula bautismal, que propiamente es un credo dialogado, presupone un largo proceso de aprendizaje. El catecumenado es una parte constitutiva del bautismo mismo, jamás se separan, es el matrimonio del mismo sacramento. Es decir, el catecumenado es algo totalmente distinto de la simple instrucción religiosa. La administración del bautismo remite a algo que va más allá de una simple ceremonia. El bautismo no es la simple realización del acto litúrgico, sino un proceso, un largo camino, que exige la participación plenamente del bautizado.
    Ahora, si el catecumenado, es sólo previa instrucción, es solo humana, podemos prescindir de ella con el pretexto de que la gracia de Dios actuará de muchas maneras. Por otro lado, si el catecumenado que es parte constitutiva del Sacramento, es decir, como camino de fe, es ya iniciativa divina, que llama al hombre al dialogo de la fe, entonces no podemos olvidarlo, evitarlo o reducirlo, de ninguna forma.
    No se puede separar la institución catecumenal de la iniciación cristiana: en la Iglesia primitiva estaban íntimamente unidas. Son dos realidades sinónimas. El catecumenado es parte del bautismo y la Iglesia no renunció a él ni siquiera cuando se generalizó la práctica del bautismo de los niños.
    La pastoral catecumenal no es un vestigio arqueológico que algunos nostálgicos querrían hacer revivir. Es una realidad actual que está estrechamente unida al hecho de la conversión al cristianismo en Europa y el mundo.
    La iniciación cristiana es la expresión más significativa de la misión de la Iglesia y constituye la realización de su función maternal, al engendrar a la vida a los hijos de Dios. El catecumenado era la ocupación fundamental de la iglesia en la antigüedad, la misión en la que volcaba todas sus energías y que implicaba a todos los miembros de la comunidad.
    Con el paso de los siglos, esta institución del catecumenado va perdiendo su importancia y se va reduciendo  propiamente a ritos litúrgicos. Pierden fuerza los ritos litúrgicos del catecumenado por la nueva situación de la cristiandad. Las masas de los paganos entran en la Iglesia sin catecumenado, es decir, no abandonan los ídolos y no existe un cambio de mentalidad. Es como si a un vino bueno, curado por el proceso que se ha realizado, se le echa agua.
    Se puede afirmar que desde el siglo VI, la Iglesia ha carecido de un verdadero proyecto de iniciación cristiana teórico-práctica que, ofreciera todos los dispositivos necesarios para realizar en plenitud la iniciación, tanto en lo sacramental como el eclesialmente.
    La desaparición del catecumenado, el deficiente acompañamiento en la fe, la prevalencia de lo ritual sobre lo vital y de lo individual sobre lo comunitario han hecho que la iniciación no alcance, ni su estatura ni sus metas.
    La “nueva evangelización”, exige empezar un camino donde se restablezca el catecumenado en la iniciación cristiana como lo señala el Concilio Vaticano II en los números 64 y 66: “Restáurese el catecumenado de adultos, dividido en distintos grados…”
    Tenemos que beber de las fuentes de la Iglesia primitiva, aprender de ella como discípulos. Debemos preguntarnos la manera cómo respondió la Iglesia en otras situaciones, y especialmente en los primeros siglos, que son, no sólo los iniciales, sino también los originarios.
    Igual que todos necesitamos una madre para nacer, el cristiano necesita de la comunidad eclesial para vivir el culto nuevo que nos dona Jesucristo. Una de las imágenes preferidas por los Padres de la Iglesia para ejemplificar la experiencia del catecúmeno sea el niño que se va gestando en el seno de su madre.
    Dice san Paciano ( siglo IV): “La Iglesia no cesa de concebir en su seno a los que buscan amparo junto a la Palabra de Dios,  los forma y los modela a imagen y semejanza de Cristo, para hacerles ciudadanos de la vida inmortal.”.
    El beato Juan Pablo II dijo en la Conferencia Episcopal Italiana: “Habéis elegido como tema central la”iniciación cristiana”. Elección muy oportuna, porque la formación del cristiano y la transmisión de la fe a las nuevas generaciones tienen una importancia decisiva, que resulta aún mayor en el actual contexto en que vivimos. Es un acierto tomar como criterio de renovación, el modelo de la iniciación cristiana. Se requiere una “nueva evangelización”, los mismos itinerarios de iniciación cristiana deben dar amplio espacio al anuncio de la fe”.
    A lo largo de la historia, muchos que se declaraban discípulos de Jesús han cometido errores. Han pensado que primero se debía MEJORAR la tierra y después PENSAR en el cielo. La tentación ha sido considerar que, ante necesidades urgentes, se debía actuar cambiando las estructuras externas. Para algunos, la consecuencia de esta ha sido la transformación del cristianismo en moralismo, la sustitución del CREER por el HACER.
    L a tentación actual es la de reducir el cristianismo a una sabiduría meramente humana, casi como una ciencia del vivir bien. En un mundo fuertemente secularizado, se ha dado una “gradual secularización de la salvación”, debido a lo cual se lucha a favor del hombre, pero de un hombre a medias. En cambio, para el cristiano, Jesús vino a traer la salvación integral.
    Habría que preguntarse: ¿Cómo convertir a nuestro hombre viejo? ¿Qué entendemos por conversión? La palabra hebrea TESHUVA que significa volver, retornar, responder, tiene un contenido muy grande en la tradición de Israel: es el retorno del hombre desde el pecado, es la vuelta del exilio, es el arrepentimiento anual del YOM KIPPUR.
    Es como “volver a nacer” al ser recibido en el seno (rejem) de la misericordia (rajamin) de Dios. Por ejemplo, cuando David pecó intentando asesinar al marido de Betsabè con el fin de quedarse con ella, tuvo posteriormente que realizar la TESHUVA, y así recobró su relación con Dios.
    El dialogo entre Jesús y Nicodemo ilustra el espíritu de la institución catecumenal: volver al seno de la Iglesia, volver a nuestra Madre, para que ésta engendre y haga crecer en nosotros la semilla del bautismo que llevamos dentro, cuando se nos bautizó de niños. Este tiempo de gestación y crecimiento es lo que llamamos catecumenado.
    El catecumenado es la institución eclesial que mejor asume esta carácter de continua conversión del catecúmeno o del cristiano saramentalizado pero no convertido.
    Se nace judío, se nace musulmán pero no se nace cristiano. El cristiano se hace con la fe y con la iniciación cristiana. No se fabrican cristianos, sólo con traerlos al mundo. Cada niño debe dar el paso, nadie puede darlo en su lugar. El ambiente, la catequesis, les ayuda, pero nada puede sustituir esta atracción que es un don de la gracia. Ya lo dijo Tertuliano: “uno no nace cristiano sino que se hace”.
    Lo mismo se dice en el Catecismo de la Iglesia: “Para llegar a ser cristiano se sigue un camino y una iniciación que consta de varias etapas”.
    Como se ha dicho, para hacerse cristiano el medio que usaba la Iglesia era el catecumenado. En esta matriz nueva, los Padres de la Iglesia presentaban la novedad del cristianismo frente a las otras religiones y culturas paganas. El catecumenado es una institución que se remonta a los primeros siglos del cristianismo.
    Afirma A.Stenzel que “se hizo pronto regla general que el que acogía el Kerigma recibía la institución catecumenal durante un cierto tiempo. El catecumenado oficial estructurado como institución, es de existencia segura antes del año 200. Ya en el siglo III tenemos documentos de la existencia y organización del catecumenado.
    Se explica la fuerza de tal institución en los primeros siglos, porque quienes se acercaban con intención de recibir el bautismo procedían del paganismo o de una religión natural que poco o nada tenía que ver con la revelación de Dios Padre que envía a su Hijo Jesús para la salvación de los hombres.
    En la iglesia primitiva el camino progresivo para ser cristiano era el catecumenado. La relación Kerigma-catequesis-catecumenado es uno de los aspectos centrales para comprender el mismo catecumenado. La catequesis es una transmisión realizada por testigos, que anuncian algo que no es suyo, sino que lo han recibido para que sea transmitido. La catequesis en la Iglesia primitiva era el resonar de la Palabra de Dios mediante la voz del catequista.
    La catequesis en el catecumenado es muy importante porque la fe de los catecúmenos crecía por la predicación de los catequistas. Fundamentalmente la catequesis consistía en una sólida iniciación a la Historia de la Salvación. Esta catequesis no era un sistema de verdades abstractas ni como un código de preceptos, sino como la historia de las intervenciones de Dios en la historia del hombre para salvarlo.
    Los santos Padres cuidaban la formación de los catequistas en la Historia de la Salvación. La Gran Catequesis de Gregorio Niseno, no está dirigida a catecúmenos o a recién bautizados, sino a “catequistas”, a maestros responsables en la fe, que tenían la misión de ofrecer una adecuada formación en medio de las herejías internas y los prejuicios provenientes del medio cultural, pagano o judío.
    El recurso a la historia no es un simple procedimiento de técnica pedagógica, o una ilustración de una doctrina a base de historias edificantes. Se trata de dar a los catecúmenos una misión global de toda la Historia de la Salvación. Al catecúmeno se le ayudaba a percibir su significado teológico, descubriendo en los acontecimientos históricos la orientación de Dios, que convierte la historia humana en Historia de la Salvación.
    La fe cristiana en los catecúmenos aparecía a sus ojos como una fe histórica, fe en Cristo a quien no se le puede reconocer más que en la historia personal. Lo dice muy bien el Directorio General para la Catequesis: “El mensaje de Jesús sobre Dios es una buena noticia para la humanidad. Jesús es la intervención definitiva y divina de Dios, con un poder transformador tan grande, y aún mayor, que el que utilizó en la curación del mundo.

    CONCLUSION
    Después de todo esto, podemos concluir, que la catequesis en la formación de la fe en la Iglesia de los primeros siglos se desarrollaba en tres etapas fundamentales:
    1.- La primera parte era Kerigmatica: fuerte, que resucitaba o resonaba la fe transmitiendo la vida.
    2.- La segunda era más larga, donde se hacía aterrizar este Kerigma en la historia personal de cada día, enseñándoles a los oyentes a caminar en la cruz gloriosa de Jesús. Esta catequesis edifica el hombre nuevo sobre el fundamento del Kerigma “profundizando”, consolidando y alimentando la fe.
    3.- La última era, la homiletica, donde, una vez terminada la iniciación cristiana, se les exhortaba, recordando el camino realizado, y se les animaba a seguir  caminando en constante conversión.
    Decía el beato Juan Pablo II: “La misión del cristiano comienza con el bautismo”. Por eso, el redescubrimiento del bautismo, mediante itinerarios adecuados de catequesis en edad adulta, es un aspecto importante de la nueva evangelización.
    Renovar de modo más maduro la propia adhesión a la fe es condición para una participación verdadera y plena en la celebración eucarística, que constituye la cumbre de la vida eclesial.
    Estoy convencido (por experiencia propia) que la iniciación cristiana a través del catecumenado, es la pieza clave de la renovación de una iglesia festiva en la “nueva evangelización” frente a este mundo secularizado que avanza velozmente.
    La Iglesia regala la sustancia de Dios, que ha sido entregada al hombre Jesús de Nazaret que nos ha amado cuando hemos sido pecadores. Su esencia, su naturaleza es la vida eterna que se manifiesta en el amor a los enemigos.
    Por tanto, la Iglesia, cuerpo de Cristo en la tierra, será sacramento de salvación, del amor en la dimensión de la cruz y de unidad en el mundo.
    Retomemos al modelo apostólico de la Iglesia primitiva, que es el cenáculo donde Dios envió el Espíritu Santo y nació la Iglesia, para formar hombres festivos. Esto significa que para re-evangelizar al mundo pos-cristiano debemos tomar como modelo el camino que siguieron los evangelizadores del mundo pre-cristiano.
    El pueblo de Dios: jóvenes, matrimonios, ancianos etc., es un pueblo en fiesta que se forma en el catecumenado, y se comporta ante el mundo como cristiano. Recuperemos la reconfortante alegría de la fiesta de evangelizar a través de la iniciación cristiana.
    En Cristo
    Lucho

     

  • en-red

    En la Eucaristía de despedida ayer en el Duomo de Milán, -gracias catalunyareligio por la retransmisión en directo-  se pudo palpar el éspiritu de diálogo y comunión que sembró  Carlo María Martini. Cristianos ortodoxos, monjes coptos, judíos, budistas, sociedad civil, en una celebración emotiva y de profunda oración .  Esta es la semilla, que crece ya sola. Aunque los vientos parecen que no sean propicios, muchos recogen su testigo. En el evangelario sobre el féretro, la Resurrección y una ilustración: una espiral abierta por ambos lados. Mensaje de Vida

  • h.cadarso

        Amigo sr. Pizarro: Dice usted: “relativismo, laicismo, cientifismo, religiones orientales…VENENOS”. Y nos invita a respetar, acatar y aceptar todo lo que procede de Roma…
      Hay un pequeño bache en su memoria, y es que también el Concilio Vaticano II salió de Roma, y usted no lo nombra una sola vez… Y en ese Concilio Vaticano II hay un capítulo fundamental que habla del necesario diálogo de la Iglesia con el mundo moderno, y con las otras religiones…¿Tanto miedo tiene usted a ser contagiado por el Veneno que prefiere cerrarse dentro de una iglesia amurallada frente al mundo que la rodea?
      Yo tampoco pretendo molestarle, prefiero moverme dentro de los términos de la cordialidad y fraternidad que debe unirnos a los que deseamos formar parte de la comunidad de los que creen en Jesús. Pero perdóneme que le diga, que parece como si usted dentro de la iglesia solo hubiese aprendido una palabra: Amén. Amén a toda palabra que salga de la boca de las autoridades eclesiásticas.

  • Jordi Morrós

    Sin duda son las palabras de un eclesiástico lúcido antes de emprender el último viaje hacia la otra orilla. Y creo que el miedo de la Iglesia católica en Europa (y  no digamos en España) es sólo un reflejo del miedo profundo que vivimos en nuestra cultura postmoderna.

  • mª pilar garcía

    Lucho honestamente desde una fe inquebrantable en Jesús y La Palabra Encarnada en Él.
     

    Sufrió mucho, y jamás dejo de luchar sin perder ni un instante la paz interior.
     

    Confió, que alguna vez, el viento renovador del Espíritu, volvería a abrir de nuevo las ventas de una iglesia petrificada en el pasado, sin escuchar el clamor de tantas personas como sufren, el desenfreno de los poderosos, eclesiales y laicos.
     

    Descanse en la paz que con tanta fuerza sembró; nos acompañe y fortalezca, para seguir trabajando por una iglesia, un mundo mejor, siempre a la luz de La Palabra que da ¡Vida!.

    mª pilar

  • Antonio Vicedo

    Como en lo que supuso para  Jesús,  cuanto respecto a Él sentían, tramaban y ejecutaban quienes no aceptaban su testimonio y mensaje sobre la venida del Reino, y veían en ello una seria y total amenaza de sus sistemas de poderes, es lo que ahora se tiene que valorar como auténticos signos de renovación evangélica del discipulado de Jesús, cualquier nombre o estructura que adopte.


    ¿Por dónde está haciendo estragos de oposición mortal sobre la Humanidad el sistema de poderes incluido el religioso?
    ¿Es que a estas alturas de facilidad informativa tenemos motivos para ignorar o dudar desde donde parten los ataques terroristas a la vida digna de l*s hij*s del Padre?
     
    ¿No son los considerados últimos, por débiles y pequeños, los escogidos como prioritarias víctimas y con ellos, todos los que seriamente se  comprometen y arriesgan porque les llegue las JUSTICIA DE SALVACIÓN ya en esta vida temporal?
     
    ¿Por qué no discernir, como Los Poderes hacen al sentirse amenazados, esa cuestión de lo que vale para cambiar la situación, desde la claridad de Mt.XXV: CONMIGO hacéis o dejáis de hacer LO QUE con MIS MÁS PEQUEÑ*S HERMAN*S?
     
    ¿Nada tampoco sugiere para lo que hay que cambiar y cómo lo de: No es la Humanidad para el SÁBADO, sino este para aquella?


    ¿Quienes, como Jesús, amenazan sin remilgos actualmente EL TEMPLO , EL SÁBADO y LO QUE NO ES ASUMIBLE como LEY por el AMOR, como preferencia en la BÚSQUEDA DEL  REINO DE DIOS y SU JUSTICIA?

  • Hoy se estima en 7,000 millones de personas la población mundial, de las cuales la mitad viven en aéreas urbanas. Es posible que el 80% de la población vivan en América latina. > En el mundo sopla un mal viento. El relativismo, laicismo, cientificismo, los métodos orientales etc. y todo lo que hoy se coloca en el lugar de la fe, son los VENENOS, no los antídotos, los virus que atacan al cuerpo ya enfermo, no los anticuerpos que lo defienden. > Para algunos, se trata de la idea de que hay que tener paciencia y los males desaparecerán por arte de magia o de que podemos ser condescendientes también con quien nos amenaza, pues al final saldremos adelante. > No podemos engañarnos, “los barbaros no están esperando más allá de las fronteras; nos gobiernan desde hace ya un buen tiempo.” > Al adversario hay que buscarlo dentro, ya ocupa el interior del edificio. Por eso, desean manipular al hombre despojándolo de su calidad humana con el fin de que no pueda encontrarse a sí mismo ni a Dios. > Los desafíos planteados en la sociedad de hoy por el demonio, que pretende presentar el mal como un bien, son: 1.- La construcción de nuestra vida al margen de Dios; 2.- El relativismo moral; 3.- El laicismo moral y 4.- La ideología de género. > A todo esto, nos hacemos esta pregunta: ¿Cómo evangelizar las ciudades secularizadas en nuestro continente de América y qué desafíos  encontramos? > Hace más de cuarenta años, el Concilio Vaticano II proponía “poner en contacto  las energías vivificantes del Evangelio en el mundo moderno”. > Mas reciente, el Papa Juan Pablo II en la Carta Encíclica REDEMPTORIS MISSIO hablaba de la “nueva evangelización” que ha de ser nueva en su método, en su ardor y en su expresión. > La expresión “nueva Evangelización” fue pronunciada inicialmente por el Papa Juan Pablo II en el contexto del V Centenario de la Evangelización de América, refiriéndose a la necesidad de actualizar la primera evangelización en nuestras tierras llevada a cabo en gran parte por misioneros españoles y portugueses. > La Iglesia es enviada a proponer el Evangelio de Dios a miles de millones de personas. No se puede presentar el cristianismo como un simple moralismo, sino como un don en el que se nos ha dado el amor que nos sostiene y nos proporciona la fuerza necesaria para saber “perder la vida la propia vida” ofreciendo la vida eterna que comienza ya. >  “El que ama su vida  la pierde, y el que odia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna”, dice Jesucristo. > “Odiar” la propia vida es una expresión semítica fuerte y encierra una paradoja; subraya muy bien la totalidad radical que debe caracterizar a quien sigue a Cristo y, por su amor, se pone al servicio de los hermanos: pierde la vida y así la encuentra. No existe otro camino para experimentar la alegría y la verdadera fecundidad del amor: el camino de darse, entregarse, perderse para encontrarse. El Evangelio no se debe ocultar en el santuario de la conciencia o de la privacidad, sino proclamarlo a todo el mundo para experimentar la libertad. > EL ANUNCIO DEL KERIGMA > La UNIDAD de los miembros de la Iglesia es consecuencia de la gracia de Dios para formar parte del Cuerpo de Cristo. > Lo primero que tiene que hacer la Iglesia para crear esta unidad en los fieles es el anuncio de Jesucristo muerto y resucitado (Actos. 2,23). Este grito es el KERIGMA pronunciado por Pedro, en nombre de todos los apóstoles. En este Kerigma, hay una extraordinaria fuerza y autoridad en sus palabras que, ciertamente, no viene de él, que un poco antes había tenido miedo de afrontar ante una simple criada. > Se trata de un anuncio directo  profético, testimonial, que parte de la experiencia del resucitado, que relata lo que “hemos visto y oído y sentido”, aquello que llena nuestra vida CON UN SENTIDO, UN AMOR Y UNA ESPERANZA NUEVA. > Sin este Kerigma evangelizador en el que se comienza a creer, no puede construirse el edificio cristiano. Y así es como el Espíritu Santo acompaña a estos pequeños equipos de itinerantes y potencia su palabra kerigmatica e irrumpe sobre los oyentes, sellando la palabra oída en sus corazones (Actos. 1044; 19,6). Estos pequeños itinerantes tenían conciencia de ser Heraldos (anunciadores del Kerigma), Apóstoles (enviados para anunciar el Kerigma), Maestros (Transmitían la enseñanza del catecumenado) y Profetas (iluminaban las escrituras de forma carismática). > Si profundizamos en el libro de los Actos veremos que el centro es el anuncio del Kerigma que crea la unidad en los primeros oyentes y forma a los primeros cristianos. > Para Pablo, predicar a Cristo es más fundamental que la administración de los sacramentos, incluso el Bautismo, el sacramento de la regeneración. > Pablo tenía conciencia que lo primero que hace Jesús es liberar al hombre de la condenación de vivir para sí mismo; con el anuncio del Kerigma le libera de esta muerte y con el catecumenado-bautismo, le quita el pecado original y le hace vivir como hijo de Dios. > Es la evangelización, que “toca” y moviliza a la persona entera, en un proceso de búsqueda, por aquello que le da sentido a la vida, por Aquel que le llama y le fascina desde dentro del alma. Sin este Kerigma evangelizador en el que se comienza a creer, no puede construirse el edificio cristiano. > Decía Gregorio de Nacianceno (siglo IV): “No te dejes arrastrar por el demonio en la soberbia. Si te venciera en esto, no se detendría aquí. Porque es insaciable, lo quiere todo; se oculta bajo el aspecto de la bondad y cambia el bien en mal. Es un ladrón y conoce muy bien las escrituras”. > El hombre no puede amar por el pecado que anida en su ser òntico, fruto del engaño del demonio. No podemos pasar del yo al tú, nos encontramos incomunicados por el egoísmo. Jesucristo rompe esta barrera para que surja el nosotros FESTIVO que es la unidad y comunión de las personas. Porque el hombre no es perfecto en sí mismo; el hombre necesita la relación; es un ser en relación, en comunión. Necesita la escucha, la escucha del otro, sobre todo del Otro con mayúscula, de Dios. > Sólo así se conoce a sí mismo, sólo así llega a ser él mismo. Como dice san Agustín: “La historia universal es una lucha entre dos formas de amor: entre el amor a sí mismo hasta la destrucción del mundo hasta la renuncia  asimismo.” Esta lucha que se ha podido ver siempre, está vigente en la actualidad. > J. P. Sartre dijo que “el infierno son los otros” y M. Heiddegger: “El hombre es un ser para la muerte”, es decir, el hombre nace y vive para morir. > Jesucristo rompe la barrera, el muro que nos separaba, ahora podemos vivir para a la eternidad, rescatándonos de la tiranía del vivir para nosotros mismos, del infierno del convivir con el otro y de la muerte del ser. > Es decir, el hombre no puede amar si el Espíritu Santo no rompe el cerco de la muerte. Con razón decía el monje Silvano del Monte Athos: “El amor al enemigo es el único criterio infalible de nuestro progreso espiritual”. > Hoy, el anuncio del Kerigma no es una conferencia que ilustre exegéticamente la esencia del Reino de Dios, sino la proclamación del  acontecimiento de la potencia de Dios. > A este primer anuncio del kerigma, sigue toda una enseñanza y un camino en la fe cristiana. Esta enseñanza al principio es oral, pero que poco a poco se va estructurando en base a colecciones de dichos y hechos de Jesús que empiezan a aparecer. > Los catequistas itinerantes llevaban consigo esta colección de dichos y hechos de Jesús, eran como resúmenes de catequesis que tenían que dar a los que querían ser cristianos. > Afirma O. Mena: “El principio del amor a los enemigos, conservado en la fuente Q, resulta tan radical que no puede compararse ni de lejos con las disposiciones morales judías. Tampoco estamos hablando de un enemigo personal. Debe incluir todo tipo de hostilidad”. > El anuncio del kerigma restaura lo que destruyo el pecado de Babel, la comunión de los hombres y la comunión de las naciones. Decía Ricardo Blázquez: “Si el cristiano se detiene en el camino de su fe y se instala, si pretende edificar su vida prescindiendo de Dios, pronto sobrevendrá la confusión como en Babel. Si perdemos el norte de la vida, entramos en la confusión y nada tiene sentido. > La Iglesia existe sólo para evangelizar, para predicar y enseñar. Su UNICA misión es llevar al hombre a Dios, es el canal del don de la gracia que reconcilia a los pecadores con Dios. La predicación del Kerigma crea la iglesia como comunión y unidad: la catolicidad, todo lo contrario a la dispersión de babel. > Para los Padres de la Iglesia, Babel era una construcción elevada “contra el Señor”, como signo de desafío, soberbia y altivez arrogante, ellos eran dios. > San Agustín comenta: “la impía soberbia de los hombres construyó una torre muy alta contra Dios, lo cual generó la división, la humildad de los apóstoles en el cenáculo, trajo la unidad en las lenguas”. > Hoy sabemos, gracias al progreso de los conocimientos históricos y arqueológicos, que el proyecto de construir una torre que se elevase hasta el cielo no era un proyecto “contra” Dios, sino más bien todo lo contrario; se trataba de un proyecto “por” y “para” Dios. > Ellos pensaban que, cuanto más elevado era el edificio, más apto para asegurarse el favor de la divinidad. > ¿Dónde está, pues el “pecado” de Babel? El mismo relato bíblico tiene la respuesta: “Hagámonos famosos”. La unidad de Babel se da cuando uno quiere “hacerse famoso”, cuando uno se pone en el centro del mundo queriendo ser dios. La confusión que nace del egoísmo y la sabiduría del hombre, se supera con la fuerza del espíritu, que une sin uniformar, que da unidad en la pluralidad. > No estaban movidos por la genuina piedad y reverencia hacia la divinidad, sino por una fuerte voluntad de autoafirmación; no por la búsqueda de la gloria de Dios, sino por la propia gloria y poder. > De esta forma, Dios es instrumentalizado. Construir una torre; significaba proclamar la propia fuerza y poder dialogar con la divinidad, por así decir, desde una posición de igualdad, como diciendo: “¿ves lo que hemos sido capaces de hacer por ti? Y ahora ¿qué harás tú a cambio por nosotros?”. > Babel es el episodio de ese eterno intento del hombre por convertirse en dios sin Dios. Si es así, el pecado de los hombres de Babel no es tanto el pecado de los ateos, sino el de los hombres piadosos y religiosos, el de aquellos que han conocido a ser y ahora han apostatado silenciosamente. > A manera de reflexión sobre quiénes podrían ser los constructores de Babel, la mejor sorpresa con la que me encontré es cuando descubrí, de repente y con una clara evidencia, que uno de ellos era yo mismo. La arqueología bíblica ya no servía, bastaba un simple examen de conciencia. > No era necesario excavar entre las ruinas de Mesopotamia para descubrir restos de la torre de Babel, no había más que excavar dentro de mí. > Si queremos dar de verdad el último paso, el decisivo, hacia la “verdad”, debemos reconocer humildemente que la torre que se narra en Babel está todavía en marcha y que todos nosotros estamos, unos más que otros y otros menos implicados. > En Cristo Resucitado de la muerte > Lucho

  • Pregunto: ¿qué significa tomarse en SERIO las exigencias del Evangelio?
    Para mí en lo personal, ya lo dijo el Señor: “Si no os convertís, TODOS pereceréis”. Es decir, si el Sermón del Monte no se ENCARNA en cada uno de nosotros, NUNCA seremos cristianos. Solo el amor al “otro” en la dimensión de la cruz, es decir, en palabras del Señor en la cruz: “Padre perdónales porque no saben lo que hacen, puede cambiar al mundo.
    En el capítulo de san Juan capitulo 21 San Agustín escribe las tres confesiones (de Pedro) de amor frente a tres negaciones (de Pedro), que nos ayudaría a ver al “otro”, a Cristo.
    “Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te amo”. Tú, que lo sabes todo, sólo eso no sabes. NO te pongas triste, ¡Oh apóstol! Responde una, dos, tres veces. Venza tres veces la confesión en el amor, porque tres veces fue vencida la presunción por el temor. Hay que desatar tres veces lo que tres veces fue atado. Desata con el amor lo que habías atado por temor. Y el Señor confió a Pedro una, dos y tres veces”. En esto consiste SER cristiano, porque lo demás fluye, es decir, la justicia, la honestidad, el servicio, la humildad, los pobres etc.
    El 14 de Agosto hemos celebrado el martirio del padre Maximiliano Kolbe, hagamos esto y seremos cristianos.
    Un abrazo a todos
    Lucho

  • luis a. henríquez

    Sin embargo no creo que el cambio radical que la Iglesia católica necesita proceda de la aceptación del aborto, el divorcio, la contracepción -bueno, de hecho o en la práctica esta está aceptada, pues la inmensa mayoría de los católicos en edad fértil echan mano de ella-, el feminismo de género, el llamado matrimonio homosexual, la mentalidad antinatalista incrustada en el corazón mismo de la Iglesia por causa del feminismo de género… Desde hace décadas todas esas medidas han sido adoptadas por no pocas comunidades protestantes, con el resultado de la deserción masiva de fieles y la inevitable deriva de esas comunidades agiornadas según el espíritu del mundo.
     
    El cambio radical de la Iglesia procedería más bien de tomarse en serio las exigencias del Evangelio, en fidelidad al Magisterio -que a menudo no se toman en serio ni muchos obispos, que se supone son parte de ese Magisterio-, según el testimonio de tantos santos y santas: luchar por la justicia, vivir la fe cristiana desde la honestidad y la humildad, construir matrimonios desde el amor, la fidelidad y la acogida generosa de la vida…
     
    Es decir, decidirse por hacer lo que muy pocos hacen hoy día. Me parece.

  •  
    Espero que el Señor lo tenga a su lado.
    Siempre me ha llamado la atención que a pesar que deseaba un “cambio radical” no abandono “esta” Iglesia. ¿Acaso estaba convencido que “esta” Iglesia es la Iglesia de Jesucristo.?
    En palabras de Leo Moulin, que aclaro no están dirigidas al difunto Cardenal Martini, cito textualmente: “Haced caso a este viejo que sabe lo que dice: la obra maestra de la propaganda anticristiana es haber logrado crear en los católicos una mala conciencia, infundiéndoles la inquietud, han conseguido convenceros de que sois los responsables de todos o casi todos los males del mundo. Y vosotros casi siempre ignorantes de vuestro pasado, habéis acabado por creerlo, hasta el punto de respaldarlos. En cambio, yo, agnóstico y casi ateo os digo que debéis reaccionar en nombre de la verdad. Tras un balance de veinte siglos de cristianismo, las luces prevalecen ampliamente sobre las tinieblas”.
    A más ataque a todo lo que viene y sale de Roma, la Iglesia es más fuerte.
    Un abrazo en Cristo.
    Espero no incomodar a nadie
    Lucho
     

  • Espero que el Señor lo tenga a su lado.
    Siempre me ha llamado la atención que a pesar que deseaba un “cambio radical” no abandono “esta” Iglesia. ¿Acaso estaba convencido que “esta” Iglesia es la Iglesia de Jesucristo.?
    En palabras de Leo Moulin, que aclaro no están dirigidas al difunto Cardenal Martini, cito textualmente: “Haced caso a este viejo que sabe lo que dice: la obra maestra de la propaganda anticristiana es haber logrado crear en los católicos una mala conciencia, infundiéndoles la inquietud, han conseguido convenceros de que sois los responsables de todos o casi todos los males del mundo. Y vosotros casi siempre ignorantes de vuestro pasado, habéis acabado por creerlo, hasta el punto de respaldarlos. En cambio, yo, agnóstico y casi ateo os digo que debéis reaccionar en nombre de la verdad. Tras un balance de veinte siglos de cristianismo, las luces prevalecen ampliamente sobre las tinieblas”.
    A más ataque a todo lo que viene y sale de Roma, la Iglesia es más fuerte.
    Un abrazo en Cristo.
    Espero no incomodar a nadie
    Lucho

  • Marta Bruno

    Qué claridad en su pensamiento, realmente la Iglesia necesita un cambio radical!Qué en paz descanse Cardenal Martini!

  • Gonzalo Haya

    Conforta que una persona como Martini diga esto como sincero testimonio ante su muerte. No estamos tan descaminados los que deseamos un cambio radical y una v uelta al evangelio.

Deja un comentario