Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5532 Artículos. - 88057 Comentarios.

La represión policial fue la protagonista

Ayer seguimos en directo parte de lo acontecido en zonas próximas al Congreso de Diputados en Madrid. ATRIO ofreció en el Tablón un enlace a Toma la Tele dessde donde se podía seguir, sobre todo lo sucedido en la Plaza de Neptuno. Hoy ofrecemos un resumen hecho por Rebelión de lo publicado por los diferentes medios, con acceso a uchas fotos y medios.

El Gobierno sitió policialmente Madrid para desvirtuar el 25-S

Decenas de heridos y detenidos durante la represión policial contra protesta frente al Congreso

Público/Agencias/Rebelión

La protesta, masiva, acabó con una dura represión policial. Los agentes actuaron con violencia ante el envite de pequeños grupos de alborotadores. Al menos 28 personas fueron detenidas y 64 resultaron heridas, 27 de ellos policías según fuentes del Samur.
Madrid amaneció sitiada por la policía. Y así siguió durante toda la jornada. El operativo policial, que contaba con cerca de 1.400 efectivos, cercó desde primera hora de la mañana las vías colindantes a la Cámara baja. Este despliegue perturbó las actividades diarias de las personas que trabajan en el centro de la capital, que tenía problemas para moverse por la zona, y también de los vecinos, que tuvieron que salir a la calle provistos de sus certificados de empadronamiento o facturas si querían que la policía les dejara a acceder a sus domicilios.

La protesta convocada por la plataforma ¡En Pie! y la coordinadora 25-S, que discurrió de manera pacífica durante todo el día, acabó convirtiéndose en una verdadera batalla campal en las primeras horas de la noche. Los disturbios comenzaron cuando algunos grupos de alborotadores intentaron avanzar hacia el perímetro de seguridad que rodeaba el Parlamento y buscar el contacto con los agentes, que respondieron con virulencia. Algunos manifestantes llegaron incluso a lanzar objetos a los policías. Mientras, otros, intentaban relajar los ánimos, llamar a la calma e intentar que la movilización, como defendieron sus convocantes desde un principio, no derivara en una acción violenta. A pesar de los porrazos y de lo contundente de su actuación, la policía no consiguió atajar la protesta.

Los manifestantes abarrotaban la madrileña plaza de Neptuno, a pocos metros de la Cámara baja, ante el llamado de organizaciones populares a realizar una movilización de “desobediencia civil no violenta”.

Los momentos más tensos se vivieron a partir de las 19.00 horas en las inmediaciones de la plaza de Neptuno, a apenas 100 metros de la Cámara, donde los diputados debatían en sesión plenaria. Cuando acabó el pleno del Congreso, los diputados pudieron salir tranquilamente gracias al cordón policial que rodeaba el edificio. En ese emplazamiento hubo varias cargas policiales, que fueron precedidas de carreras, gritos y momentos de pánico. También hubo varias cargas policiales en las inmediaciones de la estación de Atocha, donde la policía llegó a actuar incluso en el vestíbulo de una de las paradas. Gritos de “¡No tenemos miedo!” o “¡Estas son nuestras armas!”, así como insultos a los agentes formaban parte de la respuesta que los activistas daban a las cargas policiales.

La primera de las cargas policiales dejó varios heridos; uno de ellos tuvo que ser inmovilizado por el Samur y evacuado al hospital ante una posible lesión lumbar. Sin mediar provocación previa, los antidisturbios cargaron, una y otra vez, contra personas que, en su gran mayoría, permanecían sentadas. En ese momento no consiguieron despejar Neptuno, que permanecía abarrotada y recibiendo, continuamente, nuevos participantes en la protesta.

No obstante, las primeras actuaciones violentas de policía y manifestantes tuvieron lugar antes de las 21.30 horas, que era el límite que la Delegación del Gobierno había establecido para la celebración de cualquier acto de protesta. Más tarde hubo otros conatos de violencia, que fueron respondidos con sentadas ante los agentes.

Pese a la actuación indiscriminada de los uniformados, cientos de personas seguían a las 22.30 horas congregados en las inmediaciones de la Cámara Baja. Finalmente, a las 23.00 horas, una persona anunció que se desconvocaba el acto y llamó a concentrarse mañana [miércoles] a las 19.00 horas junto al Congreso. Entre los motivos del llamamiento, «mostrar la solidaridad con la huelga general convocada en Euskal Herria». No obstante, a pesar de la petición, cientos de personas siguieron en Neptuno a última hora de la noche.

A última hora de la noche, estos sucesos dejan un balance de 28 detenidos y 64 heridos, entre ellos, 27 policías. Uno de los manifestantes está grave y podría presentar una lesión medular. Según fuentes del Samur, este herido tenía diagnosticada una patología cervical previa que se ha podido agravar debido a una caída o golpe.

Mientras las cargas se sucedían, la sesión en el interior del Congreso seguía su ritmo, ajena a lo que estaba ocurriendo fuera. «Si, son cuatro», decía un policía en la entrada de Cedaceros alrededor de las seis de la tarde. Todos los diputados de IU-ICV-CHA salvo la diputada Caridad García, que permaneció en el Hemiciclo siguiendo las intervenciones del Pleno en representación de todos ellos, se acercaron a la concentración, donde tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones con los manifestantes. El portavoz parlamentario de La Izquierda Plural, José Luis Centella, calificó de “desproporcionadas” las cargas policiales y acusó al Gobierno de haber generado tensión al “criminalizar” la protesta. En un plano secundario, tres diputados de Amaiur salieron también «como expresión de solidaridad internacionalista», y aprovecharon para llamar a participar en la huelga general que tendrá lugar mañana en Euskal Herria.

Bajo el lema ‘Rodea el Congreso’, los convocantes de la movilización exhortaron a la ciudadanía a cercar la sede parlamentaria con tres marchas simultáneas que confluyeron en las plazas de la Puerta del Sol, Neptuno y Cibeles. El plan de esos colectivos era hacer coincidir su descontento frente a las severas medidas de ajuste del Ejecutivo del derechista Partido Popular con la celebración del pleno de este martes en el cuerpo legislativo.

Desde los tres sitios mencionados, los manifestantes intentaron llegar a pie hasta la Cámara baja para demandar el inicio de un nuevo proceso constituyente, al considerar que la actual Carta Magna de 1978 ha cumplido su ciclo. “No tenemos ninguna pretensión de ocupar el Congreso, sino de rodearlo y andar por sus alrededores”, aseguraron en un comunicado la Coordinadora 25S (por 25 de septiembre) y la plataforma En pie!, dos de los movimientos que participaron en la protesta. A través de las redes sociales en Internet, ambas agrupaciones, integradas por miembros del conocido Movimiento 15-M o de los indignados, reclamaron la dimisión del gobierno de Rajoy y el inicio de un proceso constituyente. Subrayaron que su intención es rescatar de manera simbólica la sede de la soberanía española, es decir el Parlamento, por ser víctima de un secuestro llevado a cabo por los mercados financieros con la colaboración de la mayoría de los partidos políticos. “La democracia está secuestrada y sujeta a los dictámenes de la troika (Unión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo), por eso este 25S vamos a rescatarla”, rezaba el manifiesto de una de las organizaciones.

Hace exactamente 10 días, Madrid fue epicentro de una multitudinaria manifestación para reclamar a Rajoy que someta a una consulta popular sus drásticos recortes del gasto público, en particular en sectores tan sensibles como la educación y la salud. El viernes, con la presentación de los presupuestos, se conocerán más recortes. Todo ello a la espera del futuro rescate, que podría llegar después de las elecciones en Euskadi y Galicia.

Las cargas de ayer han abierto el camino al previsible «otoño caliente» que registrará el Estado español y ha supuesto un éxito de convocatoria para la plataforma ‘En Pie’ y la coordinadora, acosados por la presión policial durante las últimas semanas.

Noticia relacionada: Miles de personas secundan el rodeo al Parlamento Andaluz organizado por el SAT

9 comentarios

  • ana rodrigo

    Pepe Sala, por lo que dices da la impresión de que yo me he caído de un guindo y que he desconocido o he estado ajena o callada ante lo ocurrido en épocas recientes. Lo viví de cerca, lo denuncié y lo he denunciado siempre que ha habido ocasión. Llevo décadas, y siempre que lo he considerado necesario, saliendo a la calle en todo tipo de manifestación-denuncia y lo sigo haciendo. No trato de ponerme medallas, pero tampoco quiero que yo quede como una estatua de piedra ante los acontecimientos denunciables. Cada cual lo hacemos cuando y como creemos debemos de hacerlo. Por mi parte, nunca te he dejado solo ante tus denuncias, aunque no sea tan persistente como tú. Cada cual es cada cual.
     
    Mi sorpresa no es fruto de la ingenuidad, más bien es un lamento y una denuncia a la vez. Y lo haré siempre que lo crea oportuno. No necesito que me llegue información, yo la busco, vivo en este mundo comprometida en todo aquello que creo puede mejorar la situación de injusticia.
     
    El momento actual es grave, no podemos callar, no podemos consentir estos y otros abusos. Y eso es lo que he querido manifestar.

  • pepe sala

    Celebro un montón, amiga Ana Rodrigo, que te haya llegado información respecto a lo que otros llevamos años denunciando.
     
    Por supuesto lamento en lo más profundo los hechos que nos relatas. Son, simplemente, ” más de lo mismo” que otros hemos contado por activa y por pasiva en ATRIO. Por si queremos llegar a reconcimientos mútuos respecto a las actuaciones policiales-políticas- judiciales, etc:
     
    Lo que está pasando en Madrid ( incluida tu sorpresa al respecto de lo que les pasó a ésas personas) era y sigue siendo aún, lo que algunos llevamnos décadas denunciando.  Es lamentable que haya tenido que pasar lo de Madrid ( Valencia-Barcelona- Andalucía…) para que tratemos de entender que, cuando otros-as denunciamos HECHOS similares ( y mucho peores) no es con ánimo de polemizar o de ser ” antisistemas”.
     
    ¿ Y por qué se están empleando tan a fondo en Madrid?. Es muy sencillo:
     
    En Euzkadi se les ha acabado el chollo. Los uniformados ( responsables de la ” seguridad ciudadana”) se han quedado sin trabajo por éstos lares. Ahora se buscan el sustento en otros lugares y no les faltará trabajo, porque  ellos saben perfectamente cómo resolver sus sueldos mensuales:
     
    Cuando no hay trabajo para los bomberos, ya se sabe lo que hacen los bomberos: PROVOCAR FUEGOS.
     
    Del mismo modo, cuando los uniformados se ven con peligro de quedarse sin trabajo…
     
    Pues éso.

  • ana rodrigo

    Acabo de leer el relato de dos de los detenidos en Madrid (un chico y una chica, madre de dos niñas), de cómo los detuvieron, cómo los golpearon, cómo los maltrataron en los calabozos, de las piedras que les metieron en las mochilas (tres a cada uno), de las humillaciones y el desprecio a sus personas, etc. etc., y tenía la impresión de que hablaban del Chile de Pinochet, de la Argentina de Videla o de la España de Franco. ¡Qué espanto!
     
    Y yo digo, ¿cómo se han embrutecido los policías y sus mandos en tan poco tiempo como para comportarse como auténticos esbirros? ¿O es que cada policía lleva un verdugo dentro y lo saca cuando le dan permiso o se lo ordenan? ¡¡¡Yo, que pensaba que los actuales policías ya los habrían educado en el respeto a los derechos humanos, ingenua de mí!!! ¡Dios mío, ¿a dónde vamos a llegar?!

  • francisco javier peláez

    Obviamente la represión ha sido ordenada por el gobierno porque los antidisturbios no entran a pelotazo limpio en la estación de Atocha sin orden del gobierno.El gobierno luego se “autofelicito”.¿Se pueden ir todos?.Obviamente en España puede haber menos políticos y sobre todo vivir más austeramente.Ya vimos en Salvados que en Suiza hay cerca de 200 políticosprofesionales,el reto electos con otra profesión.Claro no es lo de la Cospedal que sólo quiere en la política a los ricos.Más importante es que nuestros políticos “no vivan por encima de nuestras posibilidades”.Me resulta inexplicable que con lo que están sangrando al pueblo,el Rajoy se vaya en el avión comiendo un ibérico de 190 euros el kilo después de anunciar el ekl rescate;o que cada diputado cobre 3000 euros anuales en taxis..Yo tengo algún familiar diputado y desde luego no nos parece que la austeriada sea su rasgo distintivo.Creo que con estos níveles de vida que llevan algunos políticos y esta escasísima dedicación al trabajo es completamente imposible tener legitimación alguna para imponer a los demás condiciones de trabajo y de vida cada vez peores.

  • Antonio Vicedo

    La sementera de las plantas que proporcionan fibra, o las cabañas de las que se puede obtener lana, o el resultado de laboratorio preparando fibra sintética, ya han cogido marcha, pero no pueden mostrar eficacia de movimiento sobre el peñasco enormemente pesado de LOS PODERES  sin que vaya acelerándose el proceso normal de desarrollo, crecimiento, cosecha y transformación en MAROMA SOLIDARIA .
     
    Los débiles seremos fuertes unidos y para ello hay que aunar y retorcer  mentalidades en trenzado común y solidario, evitando al máximo las roturas o deshilachados prematuros e intempestivos,
    Lo de Valencia, Barcelona, Asturias y Madrid, etc. son pruebas indicadoras se que se podría, pero aún no se puede, porque muchos de los que deberían querer aún no quieren y a los que golpean desde el poder les encelan los tiestos o deshilachamiento por engaños, miedos y escarmientos.
     
    Nada puede suplir la Revolución Cultural, ni el valor eficaz de la NO VIOLENCIA ACTIVA SOLIDARIA.
     
    No podemos entrar en tácticas o estrategias en las que se concrete, solo de otro modo, la Razón de la Fuerza.
     
    La verdad, la libertad, la justicia y la paz no admiten fuerza y presión irracional, solo admiten ingredientes que sean plenamente compatibles con la eficacia de la razón solidaria libremente aceptada y expresada.
     
    Nada es DEMOCRÁTICO, ni HUMANO, sin los más débiles y pequeños del Pueblo.
     
    Puede que este proceso solidario cueste y conlleve riesgos, pero el otro no va a ser más barato, fácil o cómodo, si se busca la efectividad para TODAS/OS.

  • Gerundio

    El gobierno español ha conseguido lo que pretendía: desvirtuar la manifestación del 25S a base de “porrazos”.

    No quieren que tenga eco el mensaje del 25S, quieren que el público mire al malabarista que está abajo del escenario en una esquina mientras arriba en el escenario está transcurriendo la obra de teatro. El espectador si no está atento se perderá de qué va la historia y se centrará en las bonitas pelotitas del malabarista.

     ¡HAY QUE VER LO QUE NO QUIEREN QUE VEAMOS, HAY QUE ESCUCHAR LO QUE NO QUIEREN QUE ESCUCHEMOS, Y HAY QUE TOCAR LO QUE NO QUIEREN QUE TOQUEMOS!

    Por último, me gustaría que alguien me explicara que hacían los policías encapuchados y con pasamontañas… ¿guardando por la seguridad ciudadana? ¿ y por qué detuvieron a más de uno? (¡soy compañero! ¡suéltame coño, soy compañero!). Una de dos, o la policía “mamporrea” y detiene a cualquiera que se le cruce o ese policía detenido por sus compañeros estaba cometiendo un hecho que merece la intervención de las propias fuerzas policiales… (las dos posibilidades me provocan vergüenza ajena).

  • luis a. henríquez

    Los de Intereconomía se burlan ahorita mismo porque grupos de manifestantes de la manifestación del 25 S preguntan, también seguramente con cierta sorna: “¿Dónde está, dónde está la juventud del Papa?”
     
    Entre la juventud del Papa habrá de todo: prometedores discípulos de Cristo, fieles de fiel cumplimiento dominical, seguidores a contracorriente de la doctrina moral del Magisterio -que como es bien sabido no sigue casi nadie hoy día, ni muchos que van de teólogos por la vida y por la Iglesia-. Sin embargo, hay mucho espiritualismo desencarnado entre esos jóvenes. Sin duda.
     
    De manera que no les veo la gracia a todas esas risas flojas de algunos contertulios bien de derechas: “Claro, con menuda compañía iban a estar los jóvenes del Papa”…
     
    Me producen desconcierto manifestaciones como esas. Me parecen injuriosas, contaminadas de un cierto tufo medio fascistoide. Injuriosas porque entre los indignados del 15 M y los del 25 S hay gente muy noble, idealista, comprometida, solidaria, utópica. Claro que no todo es trigo limpio en esas movidas, pero no le veo la gracia a esas risas sardónicas y despectivas.

  • luis a. henríquez

    La protesta ciudadana de ayer martes 25 de septiembre -en adelante, 25S-, estratégicamente peor o mejor organizada, es sin embargo una punta de lanza más expresiva del descomunal y rabioso descontento que sufren, imparablamente, millones de españoles, yo entre ellos. Que sufren millones de españoles ya hartos del negrísimo horizonte de paro, precariedad laboral, incesantes recortes, pérdida de derechos sociales…
     
    Esta crisis que padecemos en España y que está llevando a millones de ciudadanos “compatriotas” -lo de compatriotas no es por reivindicar la patria, España, sino por convocar la solidaridad de sufrir idéntica crisis- a perder hasta la ilusión, las esperanzas, las ganas de vivir y la elemental solvencia de los respectivos bolsillos, es un auténtico pecado contra el quinto mandamiento. Porque es una crisis que está matando lentamente a cientos de miles y cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas de este país. Por ende -lo apunto por si puede animar el debate en torno a este post, aun admitiendo que se sale del tema lo que voy a decir-, no termino de entender por qué tantos católicos y aun no católicos de derechas ambos grupos o sectores sociales, no  pierden ocasión de arremeter contra las leyes democráticas que legalizan el aborto en algunos supuestos, y de paso parecen olvidarse del resto de atentados contra la vida y la justicia y la dignidad humana: el hambre de cientos de millones de personas en nuestro mundo, el paro, la crisis económica, la rapiña de los banqueros y especuladores de la economía financiera multinacional…
     
    Estoy en contra del aborto provocado, ya he tenido ocasión de confesarlo aquí mismo en Atrio. Es algo que confieso reconociendo que mi duda con respecto al aborto es no alcanzar a reconocer si mi rechazo moral al aborto debe llevarme a tratar de imponer a toda la ciudadanía de un país democrático, laico, aconfesional, mi propia visión. Solo que ahora no se trata del aborto -es decir, del derecho a la vida de “personas no nacidas a la vida en sociedad”, o nasciturus-, sino de buscar urgentemente una solución a la mala vida de millones de ciudadanos y ciudadanas residentes en España. Toda esta muchedumbre de residentes en España que malviven en el paro, la precariedad económica o incluso la miseria, también es un descomunal atentado contra la vida, contra la justicia, contra la dignidad de la vida humana. Y empero, ¿por qué no dicen ni pío, ni esta boquita es mía, muchos y muchas que sí están prestos a poner siempre el grito en el cielo para defender el derecho a la vida del nasciturus?
     
    Se lo leí un a vez en algún lugar de su obra al teólogo José María Castillo: la derecha católica desde siempre se ha preocupado por el momento del nacimiento y de la muerte del ser humano (no al aborto, no a la eutanasia), que son dos momentos muy importantes y trascendentales, ciertamente, pero muy concretos, muy concretos en el tiempo vital o existencial de una persona, solo que por lo común parecen olvidarse del resto de la vida de las personas, que es inmensamente más extenso en el tiempo y que puede, por mor de la justicia o injusticia, constituirse en un tiempo de dicha o en un tiempo de desastrosa amargura, infortunio, injusticia, etcétera.
     
    Y a continuación, desde mi libertad de hijo de Dios y de buscador de la verdad, apuntaré algo que reconozco que a más de un adalid provida puede molestar y de hecho molesta. Repito que estoy en contra de la práctica del aborto provocado; sin embargo, creo que no es comparable el dolor que pueda sufrir un nasciturus sujeto de aborto a la angustia de un adulto condenado a muerte. No pretendo en modo alguno legitimar el aborto con estas comparaciones; más bien las traigo aquí y ahora porque me produce asombro y desasosiego comprobar cuánta energía ponen algunos en rechazar el aborto provocado y cuán poca en denunciar -y luchar en consecuencia por su erradicación- otros atentados contra la dignidad de la vida de los ya nacidos y que ya he citado: el hambre de cientos de millones de personas en nuestro mundo, la esclavitud infantil, la trata de blancas, el comercio de armas y el militarismo, la violencia machista, la pena de muerte, el enriquecimiento ilícito de tantos banqueros y especuladores a costa del empobrecimiento y ulterior sufrimiento de todos los que más estamos pagando la crisis…


    Es desde este orden de cosas y desde este estado actual de mis elucubraciones y compromisos éticos, desde donde me chirría que siempre desde el compromiso dialéctico de algunos voceros de la derecha católica se siga pasando de largo ante el horror o drama que sigue provocando la crisis en cientos de miles de hogares españoles -incluido el mío-, al tiempo que se hace leña del árbol caído arremetiendo contra alguien como Santiago Carrillo, por ejemplo, que acaba de fallecer, como todos sabemos. Porque además considero que sin haber sido nunca Carrillo santo de mi devoción y además reconociendo que debieron ser muchos sus errores tácticos, y sus  humanos pecados, no abrigo casi duda alguna en reconocer que por la solidaridad obrera, por los intereses de las clases populares y aun por el advenimiento de la democracia y las libertades en este país nuestro, hizo más que la mayoría de los católicos derechistas, más papistas que el papa, que lo ponen ahora a parir, no pocos de los cuales no tienen reparos en confesarse admiradores del dictador Francisco Franco, por ejemplo.
     
    Nada más. Hasta aquí.
     
    Postdata: como es Pepe Sala el autor del primer comentario a este post, no puedo dejar de reírme para mis adentros recordando su expresión “vómitos apestosos” referida a un blog de uno de los más propincuos voceros de la derecha católica. 

  • pepe sala

    Supongo que, con lo que está pasando en España ya va siendo hora de ORGANIZARSE antes de que nos maten  quienes cobran un buen sueldo por ejercer  la ” seguridad” de los ciudadanos-as.
     
    Estos sinvergüenzas uniformados no se pararán si les ordenan matar a su propia madre ( hijos-hermanos-esposa-amigos..)
    No creo que, visto lo visto ,( ultrarrepetido en Esuzkadi y parece que ya vamos entrenado en razones todos y todas) sea tiempo de seguir leyendo Evangelios ni preocupándonos de si Jesucristo era casado, soltero, homosexual o barrendero. Tenemso que parar a estos bestias uniformados ( obviamente a quienes les mandan también) o acabaremos muy pronto en una situación social que a nuestros mayores nio les van a traer buenos recuerdos.
     
    Estoy dispuesto a aportar ideas… ” en petit comité” para pararles las porras y los fusiles a estos CABRONES UNIFORMADOS.
     
    Ya estoy hasta los cojones de teologías y de Evangelios. Pasemos a la ACCION.
     
    PD: No hay otra solución posible. O les paramos o nos eleminan socialmente. ( Sigan vonando señoras-es que el resultado ya saben cual es.)
     
     

Deja un comentario