Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7236 Artículos. - 110405 Comentarios.

El dinero y el Evangelio: insensibles al sufrimiento

Este artículo de José Mª Castillo, tan ceñido al evangelio como a la actualidad, es la segunda parte del que publicó en su blog el 10 de julio: El dinero y el Evangelio: lavado de dinero. Me temo que “el clamor que le arrancan a mi pueblo sus capataces” no lo van a oír los autoproclamados representantes de Dios, más atentos a otras voces alagüeñas en San Justo o Castelgandolfo. Gracias, José María, por hacer resonar con libertad la voz del pueblo y de Jesús. AD.

El efecto más perverso que seguramente produce la abundancia de dinero (“chrêma”) (Mc 10, 23; Lc 18, 24) es que, en un número de casos muy alto y muy alarmante, al rico, al que disfruta de patrimonio y fortuna (“hypárchonta”) (Lc 8, 3; 11, 21; 12, 15. 33. 44; 14, 33; 16, 1. 14; 19, 8), lo hace insensible ante el sufrimiento de los demás.

Lo estamos viendo estos días. Y España entera lo sabe. Para recortar 65.000 millones de euros, este año y el que viene, el Gobierno del PP ha tomado una serie de medidas que agravan más el sufrimiento de los que menos tienen y menos ganan, al tiempo que amplía y mejora la ya privilegiada situación de los ricos. Y cuando el presidente Rajoy anuncia sus medidas de ajuste en el Parlamento, la gente de su partido aplaude las decisiones que van a hundir más en la miseria a los que peor lo pasan, sin que faltara el repugnante grito de la elegante rubia: “¡Que se jodan!”. ¿Puede haber mayor insensibilidad ante el sufrimiento ajeno? Como acaba de decir el conocido escritor Juan José Millás, “a la mierda los enfermos, los pobres y los viejos y bienvenidos los chorizos de siempre. ¿Viva Gürtel!”

Se comprende que el Evangelio sea tan duro cuando habla de la insensibilidad ante el sufrimiento de los más desgraciados. El relato más duro sobre este penoso asunto es la parábola del rico epulón y el pobre Lázaro (Lc 16, 19-31). El hecho es que Jesús presenta el caso de dos hombres que viven en la misma casa: uno bien instalado en su mansión; el otro en el “portal” (“pylôn”, parte del edificio que está dentro de la puerta) (M. Zerwick). Uno, el rico, vestido con refinamiento y “banqueteando todos los días”; el otro, un pobre, tirado en el portal, y tan rematadamente mal, que estaba “cubierto de llagas” y anhelando poder comer algo de lo que tiraba el rico. Y ni eso se lo daban, Más aún, la miseria de este hombre era tal, que “incluso se le acercaban los perros para lamerle las llagas”.

Una situación así, mantenida durante ni se sabe el tiempo, es el retrato perfecto de una gran canallada: la insensibilidad del rico ante el dolor del pobre. La misma insensibilidad del sacerdote y el levita, que, según la parábola del buen samaritano (Lc 10, 30-35), pasaron de largo cuado vieron al moribundo, robado y apaleado, en la cuneta del camino. En este caso, la insensibilidad que es, no sólo egoísta sino además inconsciente, cuando a la seguridad “egoísta”, que proporciona el dinero, se suma la seguridad, “con buena conciencia”, que nos da la religión. Los observantes, que no tienen problema económico alguno, son la gente seguramente más insensible ante el sufrimiento humillante de los pobres. Su “generosidad” no suele pasar de la limosna, pero manteniendo la desigualdad y la distancia entre el rico y el pobre. Y para eso, la resignación que proporcionan las creencias es un argumento bastante eficaz.

Lo que estamos pasando y sufriendo con esto de la crisis tiene mucho que ver con la insensibilidad ante el sufrimiento de los pobres. ¿Qué explicación tiene, si no, que los obispos se pongan a hablar del amor familiar cuando hay tanta gente al borde del suicidio? ¿Cómo se explica que la “derecha más religiosa” sea la que ha legislado las medidas más duras contra los pobres, haciendo la vista gorda ante la abundancia de los más ricos? Y nuestros obispos siguen callados. ¿Por qué no se echan ahora a la calle como lo hicieron cuando aquello de los homosexuales? ¿Por qué será que la religión hace a los hombres de Iglesia tan sensibles en unas cosas y tan insensibles en otras? ¡Qué raro es todo esto!

30 comentarios

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Alguna vez en la Historia el llamado movimiento de Jesús (o Iglesia de Jesús, o como se quiera llamar) ha supuesto la liberación de los pobres, oprimidos, desheredados y similares?
     
    ¿Tenemos datos históricos que confirmen que entre los primeros cristianos, los de la secta de los nazarenos, los judeocristianos (que al parecer se incorporaron en pocas decenas de años a lo que llaman ‘la gran Iglesia’, posiblemente paulina), supusieron la liberación de los pobres, oprimidos y deseheradados de la Tierra?
     
    Por el contrario, el cristianismo se convirtió en religión/Iglesia Imperial hace ya muchos siglos y ha servido a la ICR para hacer lo que ha hecho y es hasta ahora en la Historia.
     
    Si el divino emperador romano pudo con facilidad imperializar desde el S. IV el cristianismo haciéndola religión del Imperio Romano que asesinó a Jesús, ello debió ser porque el cristianismo venía ya, desde el siglo I probablemente (Romanos 13, 1 y 2), mostrándose sumiso a la autoridad romana, quizá para no seguir los pasos de Jesús que fue asesinado pronto y fácil por el Imperio Romano.

    Hubo persecuciones, sí, pues el cristianismo no admitía, como sí hacía el Imperio, las demás religiones y dioses que había en el Imperio Romano. Pero éste debió ver que ese monoteísmo excluyente del cristianismo podía servir bien para mantener la unidad del Imperio, y por eso o por algún interés imperial parecido el divino emperador romano imperializó el cristianismo, muy a gusto de éste.

    Lo cual no liberó a los pobres, sino que  envenenó el cristianismo.

  • ana rodrigo

    Pepe, puestos a precisar, te doy la razón, debí decir “el movimiento de Jesús” en vez de la iglesia de Jesús. Pero te aclaro algo al respecto, y es  que cuando hablo de la Iglesia institución escribo con mayúscula la palabra Iglesia, y cuando me refiero al movimiento ubicado en pequeñas comunidades populares, ajenas, alejadas y que rechazan la Insititución, digo, que en este caso escribo la palabra iglesia con minúscula, como asamblea popular (que creo que es lo que significa eclesia). Así es como funcuionamos las comunidades en las que participo. ¿Qué somos insignificantes? Bueno, no ambicionamos ni poder ni influencia política, ni otras cuestiones que son habituales en la Iglesia-Insititución.

    Yo, personalmente ni presumo ni intento convencer a nadie sobre lo que opino, pero explico mis razones, y cada cual puede tener las suyas para pensar lo contrario.

  • pepe sala

    Entrare un poco en el tema del ” que se jodan”.
     
    1: Juanjo Millas acierta plenamente al decir ” bienvenidos los chorizos de siempre”. Efectivamente, los Fabra son de esa categoria y son sobradamente conocidos en Castellon ( y en los Juzgados que no acaban nunca de sentarles en el banquillo ) desde hace mas de un siglo.
     
    2:  Los Fabra  son en Castellon lo que son los Botin en Santander, los Fraga Iribarne en Galicia, los Franco en Madrid y en casi toda Espagna, los………. ? Alguien puede esperar alguna sensibilidad por parte de semejantes  ” democratas de toda la vida”??
    La expresion ” que se jodan” es una simple consecuencia de la ” santa transfusion”, hecha de la manera que se hizo y manejada por los mismos que secuestraron la Democracia durante decadas. Aun la tienen secuestrada y las pruebas se escapan incluso en el Parlamento.  Nos joderemos casi todos-as mientras semejantes ” democratas” sigan acaparando los puestos de poder mas relevantes e influyentes.
     
    3:  Pero los puestos de poder no se consiguen, actualmente, fusilando o tirando a las cunetas a quienes estorban a los ” democratas de toda la vida”. Hoy en dia se les vota en las urnas, por mas kafkiano que esto nos parezca. Y resulta que los mismos que masacraron la democracia y mantuvieron machacado al Pueblo durante 40 agnos y treintaintantos de propina, ahora consiguen la mayoria absoluta y obtienen casi 12 millones de votos.
     
    4: Como a mi no me cuadran las cuentas y considero que no hay tantos millones de ricos que voten a los ” democratas de toda la vida”, debo suponer que algunos de los millones de votos que han consegudo provienen de los pensionistas, parados, funcionarios, inmigrantes, obreros desinformados etc. Y me entran unas ganas enormes de acompagnar en la expresion de la rubia derechona. Por muy diferentes motivos, claro, pero os aseguro que casi se me escapa lo de ” que se jodan” cuando pienso en los millones de votos que han puesto en bandeja la politica que despliega el PP, Mariano Rajoy y los CACIQUES de Castellon, de Cantabria, de Castilla, de Andalucia, de Valencia de…. es agotador.
     
    5:  Pues eso: nos joderemos casi todos-as durante la legislatura de 4 agnos de Rajoy. Luego llegara otra vez el PSOE ( Canovas y Sagasta) y nos joderemos otros 4 agnos mas; puede que nos jodamos ocho.
     
    Eso si, oigan, hemos conseguido una ” santa transfusion” que es un ejemplo a seguir en todo el mundo mundial. Y Franco nos mira feliz y satisfecho desde su Valle de los Caidos, porque sabe con seguridad que NO TENEMOS HUEVOS PARA LEVANTARNOS.
     
    Pues ” a joderse”.

  • Antonio Vicedo

     
    Pepe, cuanto enredo aporta la desviación de la relación simbólica entre realidad y los conceptos y palabras con que nos expresamos. Un caso muy singular, en mi opinión es este de la iglesia.
     
    Si “ecclesia” en griego significaba “reunión o asamblea popular”, concepto y término muy semejante a comunidad, el haber derivado a toda una estructura de relación piramidal de poder y subordinación, y aún más a designar como iglesia los edificios en los que a veces se celebran esas asambleas de gentes, o actos relacionales de reunión común, el follón lo tenemos servido.
    Porque a ese pueblo o gentes que, intentando seguir el testimonio y mensaje de Jesús, le corresponde el concepto y término de iglesia o comunidad de seguidores de Jesús, el Galileo, quien ha aclarado de quienes se trata, por lo que a ellos respecta, es Jesús, y según el Ev- de Juan XIII, 35, lo expresa así: “En esto conocerán que sois discípul*s mi*s, en que os amáis un*s a otr*s”; porque si de lo que a Él le atañe en cuanto a la realidad de ese término, se trata, entonces lo que que hay que admitir es que TODA LA HUMANIDAD constituye la real COMUNIDAD o ASAMBLEA de los que Jesús considera integrados en ese su CUERPO SOCIALHUMANO del que Él es autentica y real cabeza y nos conoce y ama, aunque no lo conozcamos ni le queramos, porque Él SÍ NOS AMA A TOD*S y para siempre.

  • pepe sala

    Ese parrafo de Ana que destaca Eloy es una obviedad que no nos aclara absolutamente nada. ( es tambien obvio que no se refiere a pertenecer a organismos del estilo de ETA, Cosa Nostra, Ku-Kus-Klan, etc que tambien son humanidad y conviven en la tierra con los humanos.)
     
    Pero tambien escribe Ana una frase que a mi si me parece mas aclaratoria:
     
    “” La iglesia está por encima de personas concretas que ahora están y mañana no están, mientras la iglesia de Jesús seguirá.””
     
    Desde la perspectiva evangelica y tomando las palabras de Jesucristo, efectivamente: ” vosotros sois el TEMPLO del Espiritu Santo”. Por la tanto no llego a entender la lucha por conseguir el manejo de tantos templos de piedra, madera, oro y plata.  Dios no habita en TEMPLOS hechos por manos de hombres, dice el Libro de Los Hechos de los Apostoles.
     
    Pero lo que mas me extragna es la frase de “la iglesia de Jesus seguira”.
     
    ?? Que Iglesia de Jesus, mi querida Ana?? No habiamos quedado en que Jesucristo NO FUNDO NINGUNA IGLESIA?? ( mucho menos la Catolica, que fue fundada por el emperador Cosntantino.)
     
    El mayor consenso que se conseguiria en ATRIO respecto al tema teologico seria que, efectivamente, Jesucristo no fundo ninguna Iglesia ( salvadas las excepciones de rigor ORTODOXO de quienes no me apetece nombrar y todos conocemos.). En el reciente comentario de Francisco Asensi se hace referencia expresa a ello.
     
    Asi pues, mi querida Ana, Eloy y quienes gusten, podran seguir siendo catolicos todo el tiempo que gusten. Pero, de ningun modo podran presumir ni convencer a otros de que son seguidores de la ” iglesia de Jesus”. Al menos a mi no me convenceran , ni creo que lo pretendan; pero siguiendo mi argumento sobre la COHERENCIA y el sentido comun, pretendo dejar cada cosa en su sitio.
     
    La cocina huele a pasteles caseros suecos ( Buktler, o algo parecido) que me estan maltratando  el paladar. Voy a echarles un vistazo, no sea que se les quemen en el horno…

  • ELOY

    Dice Ana Rodrigo, y yo coincido con lo que dice,
    “Pues sigo diciendo que compartir espacios sociales amplios (más de mil millones de católicos), no implica la identificación de cada individuo con el de al lado. La Humanidad es tan variopinta como que cohabitamos gente normal, gente excelente y gente-basura, y no por eso la Humanidad es un desecho del planeta. Lo mismo ocurre en otros espacios sociales como son ciudades, estados o colectivos profesionales donde hay de todo y no todos somos éticamente iguales. Javier dice que la pertenencia a, en ocasiones no puede ser optativa sino que nos viene dada, y la pertenencia a la iglesia sí lo es. Y tiene razón, lo que ocurre es que la Iglesia católica no es Rouco, ni lo es la jerarquía ni lo es el Vaticano, la iglesia somos los millones de gente excelente a lo largo de la historia, y la cantidad de personas excelentes actuales (…)”

  • Agustín

    La cuestión que se plantea  se refiere a la insensibilidad de la jerarquía de la Iglesia ante la actual situación de crisis económica que se vive en España y que afecta de forma dramática a muchas familias y a algunas, incluso, de forma desesperada. De la insensibilidad de los ricos no es necesario hablar. Ellos despachan el problema con una sola frase: “que se jodan”. Por cierto que ni ellos ni nadie alberga ningún tipo de duda sobre a quien iba destinada la frase y el deseo. No era a la bancada de la oposición; era a los parados. Conviene observar cómo cuando unos y otros se insultan en las sesiones parlamentarias nuncan usan la tercera persona del plural sino la segunda (en plural o singular a veces ) como si formara parte del diálogo o debate parlamentario. (Qué deprimente). Y conviene observar igualmente que los gritos e insultos se escenifican mirando a los bancos contrarios para que no haya duda de a quien se refieren sus señorías. La autora del comentario no dice “os jodéis” y no mira a los otros asistentes a la sesión. Ni siquiera lo grita; lo dice en voz baja; como se expresan los sentimientos. (Por cierto que la historia registra alguna otra frase dicha sin gritar en el seno del Parlamento de funestas consecuencias).
    Esta es  una expresión  de la sensibilidad de los ricos ante la situación desesperada de muchas familias españolas. A ninguna de las cuales, además, la estadística nos demuestra que nunca les va a tocar la lotería; ni siquiera una sola vez en su vida.
    Pero así han sido siempre los ricos y  el Evangelio de Lucas nos da una muestra.
    Otras insensibilidades son aun más imperdonables ante los ojos de Dios y de los hombres.
    Que raro (como dice José Mª Castillo) que no haya salido ni una sola palabra solidaridad, de compasión, al menos, de la jerarquía católica en estos momentos críticos. Ellos, que en momentos de elecciones o ante determinados proyectos políticos divulgan, enfatizan y pontifican sus puntos de vista  basados, al parecer, en la doctrina de la Iglesia que se supone que a su vez bebe en las fuentes del Evangelio. ¿Será que no han encontrado nada en ninguno de los Evangelios que hable de los pobres? ¿O será que esa es una cuestión de política económica que corresponde al gobierno y ellos nada tienen que opinar? ¿Este no es un problema moral; y un problema moral que afecta a todo el pueblo y la propia convivencia?
    La verdad es que es muy raro este silencio. Pero si se mira hacia atrás quizá no se vea tan raro. La Iglesia siempre ha sido rica y el dinero  inocula el virus de la insensibilidad ante la pobreza. ¿De quién era el dinero después del Imperio Romano? ¿Para quién trabajaban arquitectos, escultores, pintores, y músicos?  W.J. Callahan, en su libro “La Iglesia Católica en España” (E. Crítica) cita la siguiente referencia de Gonzalo Anés en “Las crisis agrarias en la España moderna”: “Debido a las rentas inmensas de los obispos, los capítulos catedralicios,las órdenes religiosas y las instituciones de befeciciencia, a finales del siglo XVIII, la Iglesia era la institución económica más poderosa del reino”.
    Y es que eso de ser rico parece que sigue siendo bastante incompatible con la doctrina de Jesús. Y estar rodeado del brillo del lujo impide ver las sombras de los que viven en la pobreza. 
    Una útlima cita (con perdón). Marsilio de Oadua en “el defensor de la paz” cita a  Bernardo de Claraval cusndo escribe al Papa Eugenio: ” Pedro es aquel del que no sabemos que marchara alguna vez en procesión, adornado de piedras preciosas, o  vestido de seda, ni cubierto de oro, ni portado en un caballo blanco, ni escoltado por soldados, ni rodeado de brillante cortejo de lacayos. Sin nada de esto creyó que podía cumplkiar a satisfacción el encargo:si me amas apacienta mis ovejas. Porque en esas cosas eres sucesor, no de Pedro, sino de Constantino.”   

  • Gabriel Sánchez

    Perdonen que vuelva a insistir, pero este vídeo, tiene información que califico de historico, por lo que muestra y por lo que se puede leer.- Gabriel
    http://www.youtube.com/watch?v=FF6tzdslenY&feature=em-uploademail

  • Gabriel Sánchez

    Si el sufrimiento del pueblo no les interesa, que es lo que les interesa, recomiendo leer un articulo cuyo titulo es España entra en la Espiral de la Muerte… en el portal de sinpermiso, uno de los análisis más esclarecidos de la situación que hemos leído, de lo que me atrevo a pegar un fragmento, recomiendo leer todo el artículo y rumiarlo largamente…  “Las medidas de choque decididas -“sin libertad”- por Rajoy la semana pasada van contra los intereses mediatos e inmediatos de la inmensa mayoría de la población española, incluidas esas clases medias madrileñas abrumadoramente votantes del PP que habrán perdido todos sus ahorros con la estafa de Bankia y Caja Madrid. La espiral de la muerte al estilo griego no sólo tiene consecuencias económicas y sociales devastadoras; tiene también consecuencias para las propias elites políticas que se allanan de mayor o menor grado al suicidio de la nación. Porque pierden su identidad política como representantes fiduciarios más o menos legítimos de distintos intereses sociales más o menos encontrados, para convertirse paulatinamente en castas políticas de tipo colonial, sin arraigo social en la población. Franz Fanon describió hace ya muchos años a ese tipo de elites coloniales en Los condenados de la Tierra, una obra maestra de la literatura anticolonialista de los años 60.

    Este era el tenor literal de su descripción: las elites coloniales, cualquiera que sea el matiz de su color político:
    – niegan a los pueblos la seguridad en los puestos de trabajo;
    – reducen los ingresos del grueso de la población al nivel de subsistencia;
    – llevan a los pobres a la desesperación;
    – buscan con denuedo desmantelar a los movimientos y a las organizaciones sociales, señaladamente a los sindicatos obreros;
    – se empeñan en degradar el sistema educativo, de modo que solo las elites puedan tener acceso a la educación superior;
    – hacen leyes a la medida de las empresas transnacionales saqueadoras;
    – criminalizan el disenso, la crítica y a la oposición política no acomodaticia.
    El corolario de esa clásica descripción del hacer de las elites coloniales era el comportamiento que buscaban inducir en la población: el miedo y la sensación de inestabilidad generados por esas políticas garantizaban la pasividad de la población, forzada a derivar hacia la propia supervivencia personal todas las energías disponibles.” http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5151

    Con cariño y solidario cariño…Gabriel

  • ana rodrigo

    Pues sigo diciendo que compartir espacios sociales amplios (más de mil millones de católicos), no implica la identificación de cada individuo con el de al lado. La Humanidad es tan variopinta como que cohabitamos gente normal, gente excelente y gente-basura, y no por eso la Humanidad es un desecho del planeta. Lo mismo ocurre en otros espacios sociales como son ciudades, estados o colectivos profesionales donde hay de todo y no todos somos éticamente iguales. Javier dice que la pertenencia a, en ocasiones no puede ser optativa sino que nos viene dada, y la pertenencia a la iglesia sí lo es. Y tiene razón, lo que ocurre es que la Iglesia católica no es Rouco, ni lo es la jerarquía ni lo es el Vaticano, la iglesia somos los millones de gente excelente a lo largo de la historia, y la cantidad de personas excelentes actuales, algunos de los cuales escriben en este foro. Yo mido mi coherencia en relación a esta gente, a esta iglesia, no en relación a la jerárquica o a representantes que no nos representan porque nadie les ha votado o elegido por las comunidades cristiano-católicas. Repito, allá ellos, ellos no son yo, y si alguien sobra en la Iglesia son quienes actúan en nombre del Evangelio contra del Evangelio al que traicionan. La iglesia está por encima de personas concretas que ahora están y mañana no están, mientras la iglesia de Jesús seguirá.

  • pepe sala

    Voy a ver si consigo explicarme y, lo mas dificil, que se me entienda:
     
    Yo no hablo de opciones de vida (equivocada o acertada, eso nunca se sabe con seguridad absoluta) de Ana Rodrigo, de Castillo y de quien se sienta aludido-a. Yo intento dar MI OPINION respecto a lo que considero sentido comun ( coherencia) con lo que se escribe en este hilo. Si en vez de escribirlo Castillo lo hubiera escrito ” Perico el de los Palotes” yo diria exactamente lo mismo; puesto que no conozco a ninguno de los nombrados.
     
    Lo trasladare a otro tipo de ” religion” para ver si se me entiende mejor: al foot-baal.
     
    Unos cuantos SOCIOS_AS del Real Madrid estan en completo desacuerdo con la filosofia de su Presidente, con las formas de su entrenador y con las moyoria de las actuaciones de los jugadores. (Papa, Cardenales y Obispos, curas en general.)
    Tienen cierta admiracion por Casillas, el portero, pero lo consideran tan excepcional dentro de las generalidades del real Madrid, que no lo consideran suficiente como para asumir un seguimiento incondicional del equipo de sus amores. ( Casillas representa a los poquisimos misioneros que cumplen con el Evangelio y hacen lo que deberia hacer la ICAR en general.)
     
    Despues de haber intentado cambiar las cosas desde las protestas en los partidos ( sacando el pagnuelo y gritando ” Mourignho, largate ) sin ningun resultado y, lo mas importante: sabiendo que el grupo de socios disidentes no tienen ninguna posibilidad de hacer dimitir a la Presidencia, entrenador y equipo de jugadores …
    NO SERIA COHERENTE ( de sentido comun)  romper el carnet de socio-a y abandonar un club que no es de su gusto???
     
    A fin de cuentas, la pertenencia al club es VOLUNTARIA y hay que pagar por ser socio-a. Y a nadie se le podra pedir que deje de ser aficionado al foot-baal por dejar de ser socio del Real Madrid. Hay montones de aficionados que no pertenecen ( mos) a ningun club y nos gusta mucho el DEPORTE del foot-baal. ( No confundir DEPORTE con lavado de dinero, acaparacion de enormes fortunas, influencias politicas, malas influencias a la sociedad civil, ingerencias en vidas ajenas, etc, etc, lo mismo que hace el club de la ICAR.)
     
    Castillo ha pertenecido al equipo ( en posiciones destacadas) hasta el 2007. El ” entrenador vaticano” le sento en el banquillo porque no le gustaba el juego  de Castillo. Ya no le convoca ni cuenta con el . Castillo tiene dos posibilidades exclusivamente:
     
    1:  Adecuarse nuevamente al juego que dirige el entrenador Rouco Varela ( bajo la batuta ECONOMICA del Presidente Vaticano)
    2: Buscarse otro club si quiere seguir  jugando a teologo CATOLICO. Lo cual sera muy poco coherente, puesto que absolutamente TODOS los clubs catolicos hacen el mismo juego.
     
    Conclusion; O deja el foot-baal  o cambia de club. No creo que nadie piense que unos cuantos aficionados socios-as del Real Madrid consigan ( desde las gradas) hacer dimitir al Presidente, entrenador y equipo completo de jugadores. Pensar semejante cosa es de una INCOHERENCIA DE  FORMATO FAMILIAR.
     
    Al menos eso pienso y eso escribo, supongo que con el mismo derecho que quienes no esten de acuerdo con mis argumentos y sin tener que ser acusado de meterme en ” opciones de vida personales” que a mi ni me importan ni me preocupan.
     
    Salu2,pues

  • Javier Renobales Scheifler

    He querido decir ‘si NO la idealizáis’ a la ICR, mejor que mejor, en el tercer párrafo

  • Javier Renobales Scheifler

    Bueno Ana, el tema Dios está ya en la primera parte de este artículo de CastilloEl dinero y el Evangelio: lavado de dinero.en el que Castillo nos recuerda que el dinero injusto es incompatible con Dios.
     
    Sabes que admiro a Castillo y, aunque no le conozco personalmente, tengo entendido por lo que le he leído que su amor a la ICR es grande. Supongo que por eso sigue dentro de la ICR, siendo católico como tú misma.
     
    Si la idealizáis, mejor que mejor, pero entonces entiendo menos ese amor a la ICR. Para seguir el evangelio o a Jesús no hace ninguna falta ser católico, ni hace falta la ICR.
     
    En fin, cada uno es cada uno; no creo que hay mucho que discutir sobre esto de querer seguir de católico en la ICR, o dejar de serlo.
     
    En cuanto a dirigirme a Pepe, si quisiera dirigirme sólo a él, lo haría por mail a su dirección electrónica. Se supone que lo que comentamos en el foro es para todos y cualquiera puede comentar sobre ello, si quiere leerlo.
     
    En cuanto a la ICR, o ICAR que dices (yo no la considero apostólica, por eso le quito la A, entiendo que impregna todo lo católico. Si no lo he entendido mal, todos los católicos decís eso de ‘todos somos iglesia católica’
     
    No impregna todo lo cristiano, como bien dices, pues de 2.000 millones de cristianos, sólo 1.100 sois católicos. Aproximadamente.
     
    Y más que pegajosa, que dices, para mí la ICR es dañina, un eficaz instrumento de la derecha para apoyar el sistema establecido. Buenas noches (que diría sofíaa)

  • ana rodrigo

    Javier, aunque te diriges a Pepe, e independientemente de lo que él te diga, y, como lo que dices tiene que ver con mi anterior comentario, con permiso de Pepe, te voy a decir algo que pienso.
     
    Conozco bien a Castillo y lo trato mucho, y me atrevo a decirte, sin temor a equivocarme, que ni él ni yo idealizamos a la ICAR, ni esperamos que se produzca esa idealización. Y tanto Castillo como tantas otras personas intentamos ser coherentes con el evangelio no con la iCAR.
     
     Da la impresión de que crees que la ICAR es un elemento pegajoso que impregna a todo cristiano o cristiana, y no es así. La ICAR está ahí, el evangelio es otra cosa y los individuos somos libres de impregnarnos de una cosa o de la otra.
     
    Otra cuestión que abres en tu cometario es el tema de Dios sobre el que tanto hemos debatido, pero son cosas diferentes y que no tienen nada que ver con este hilo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Ana, desgraciadamente ICR sólo hay una, y es jerárquica; y los jerarcas que dirigen la ICR hoy por hoy son los que son.
    Si eres miembro de esa ICR -es de esa, pues no hay otra mientras no se constituya otra- esa es tu ICR.
    La única forma de que deje de ser tu ICR es que dejes de ser miembro de ella, lo cual no has dejado, creo salvo que esté equivocado y lo hayas hecho.
    Lo mismo que España es mi estado español y Rajoy es el presidente del gobierno de mi estado español, me guste o no. En castellano las palabras significan eso.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala,
     
    Creo que tienes razón en tu opinión de lo que es la ICR.
     
    Pero hay católicos disidentes en la ICR que la han idealizado mucho, y creen que desde dentro de la ICR, permaneciendo católicos, podrán conseguir que un día, por lejano que sea éste, la ICR sea como ellos la idealizan.
     
    Yo creo que se equivocan. Idealizar no es bueno, resulta engañoso;  desgraciadamente la religión lo que toca lo convierte en leyenda o mito. Es mejor liberarnos de la religión, pues no necesitamos al imaginario Dios de las religiones para nada.
     
     Pero creo que la coherencia de Castillo y otros disidentes católicos se explica con eso, con el amor que tienen a esa ICR idealizada, que no es la ICR real, pero que creen que un día lo será.
     
    En mi opinión, esa esperanza es equivocada. Todos nos equivocamos.

     Pero no dudo de su coherencia personal.

  • ana rodrigo

    Mira, Javier, a mí los jerarcas me traen al pairo, ni los reconozco, ni los legitimo, ni me influyen, ni me dan pertenencia a nada. Ni son mis obispos, ni mi Papa, ni nada de lo que dices, no reconozco una iglesia jerárquica, mi fe no está en relación a la iglesia, sino en relación al evangelio. Yo soy libre, totalmente libre, no tengo sometimiento a nada ni a nadie. ¿Dónde está el problema? ¿Acaso yo te echo en cara alguna de tus opciones personales? ¡Pues ya está! Ya no sé cómo explicarlo.

  • X. Gundín

    Los dos viejos problemas españoles, las cuestiones social y nacionales, aunque cambiados, siguen vivos.
    Disimulados por el crecimiento económico (y correspondiente interés común) pasado, vuelven a hacerse visibles en medio de esta tisis (crisis) galopante.
     
    Es escandaloso el reparto que están haciendo del empobrecimiento, y probablemente producirá sus efectos en disolución de lazos sociales.
    Supongo que no será menos efectivos en la disolución de lazos estatales.
    Como se resuelva….. se verá.
     
    No es pq las consecuencias me incomoden mucho, pero quiero llamar la atención de que España es, de siempre, una mala construcción económica, social y estatal. En las crisis es cuando más se nota (los gorgoritos constitucionales solo sirven para tapar las miserias, como cualquier liturgia).
     
    Aunque diversa, la IC española desde Recaredo es goda. Ha tenido bastante tiempo de cojer las costumbres de los señores con quienes se identifica y a quienes sirve. En sus mejores tiempos estuvo al frente a la derecha; ahora está más al fondo a la derecha. Estar a la derecha no ha cambiado. Ni cambiará por causa de vuestros lamentos. Si quereis otra cosa, haced otra cosa.

  • Javier Renobales Scheifler

    Vaya, falta el principio de mi comentario anterior, que copio ahora:

    Ana, tú eres la que dices que eres ICR.
     
    Si eres católica, eres ICR, que es la única Iglesia Católica que hay, mientras una escisión no haga otra Iglesia Católica diferente con la que podamos diferenciar a los escindidos.
     
    Muchos cristianos no son ICR y tienen como referente el evangelio, o la Biblia que lo contiene. Pero tú quieres seguir siendo ICR, y por desgracia la ICR es lo que es, no una idealización diferente de lo que en realidad es.
     
    Los que dirigen la ICR son jerarcas del papa; hablan en nombre de la ICR a la que representan, son los únicos que pueden hablar en nombre y representación de la ICR (tú no puedes hacerlo, ni Castillo, ni Tamayo, por poner unos ejemplos conocidos –a Tamayo le niegan ser teólogo católico y lo han echado de la ICR), y los demás católicos ni siquiera les negáis esa legitimidad, quizá porque no queréis reconocer que la ICR está sin sucesores de los apóstoles desde hace demasiados siglos.

  • Javier Renobales Scheifler

    O por lo que sea, pero les reconocéis esa legitimidad que se arrogan y no tienen, no queréis denunciarlos como impostores.
     
    En cuanto al ejemplo de España, eres española por nacimiento y no puedes declararte mexicana o peruana o estadounidense. En todo caso lo que haga Rajoy, subir el IVA del 18% al 21% por ejemplo, nos afecta y queramos o no lo cumplimos, no podemos vivir con una mínima normalidad sin hacerlo.
     
    Podemos vivir normalmente donde estamos sin ser católicos y tener como referente a Jesús (Jesús no fue católico, ni siquiera era cristiano), siendo cristianos por ejemplo, pero no podemos vivir normalmente donde estamos siendo apátridas. La comparación que haces no funciona, a mi modesto modo de ver.
     
    ¿Pretendes que los periodistas, y todos en general, cuando digamos ICR digamos siempre los dirigentes de la ICR? No sería justo, pues no son sólo los dirigentes de la ICR los que hacen de la ICR lo que es: montón de católicos, incluso algunos de este foro –como Santiago por ejemplo- les apoyan plenamente y son tan responsables de lo que es la ICR como el papa y sus comisarios con los que éste gobierna/dirige la ICR.
     
    Tú sigues siendo ICR por decisión tuya propia, a pesar de lo que es la ICR, lo mismo que yo sigo siendo español y vasco –aunque es mucho más fácil dejar de ser católico que dejar la nacionalidad propia, al menos mientras se sigue necesitando vivir y trabajar en el estado de la nacionalidad propia-.
     
    Cuando dicen: Javier tu estado español esto o lo otro, no me choca: forma parte del estado español. Lo mismo sucede cuando alguien dice tu ICR, tu catecismo, tu papa y sus comisarios los obispos de tu papa, mientras decidas seguir siendo católica.
     
    No veo por qué necesitas que todos hagamos la distinción que pretendes cada vez que hablamos de la ICR.
     
    Evidentemente nadie te identifica, ni a ti ni a Castillo ni a toda la lista de católicos que dije en el foro el día pasado, ni a Gabriel Sánchez que es diácono católico, con los dirigentes de la ICR.
     
    Por el contrario yo sí identificaría, grosso modo claro, a mi amigo Santiago con esos dirigentes y con los católicos que les apoyan, que son un montón y no quieren cambiar en la ICR más que lo necesario para que nada cambie.

  • Agustín

    Sin duda que esta opinión mía es intrascendente a los efectos del artículo y del mensaje que contiene. Precisamente porque no va referida al contenido que, para mí, es inapelable. Me refiero a la frase final: “Qué raro es todo esto”.
    A mi me parece una forma muy sutil de provocar la reacción y la indignación de cuantos leamos el artículo de José Mª Castillo. Como estrategia para suscitar posturas contundentes por nuestra parte me parece más eficaz que cualquier otra frase final descalificatoria de la actitud de la jerarquía católica en España.
    José Mª Castillo no es que califique el silencio de los obispos de algo raro (solamente raro); lo que hace es ironizar al final  del artículo, lo que siempre es un recurso que llega de forma muy directa al lector. Es más provocador incluso que una sentencia  a modo de resumen y consecuencia de lo que ha dicho antes.
    Qué sutil! y hasta !qué jesuítico.
    Me gusta

  • ana rodrigo

    No sé porqué os empeñáis algunos en equiparar a todas aquellas persona que intentamos tener como referente el Evangelio de Jesús, con aquellos que dirigen la Iglesia católica. En una ocasión puse un ejemplo de una ciudad concreta que no cayó muy bien en algunos lectores de atrio, ahora voy a poner otro ejemplo menos concreto: el hecho de que yo viva en un lugar en el que los dirigentes fuesen unos sinvergüenzas, nadie tiene porqué identificarme a mí con tales dirigentes, puesto que yo, sin llegar a ser ejemplo de nada, creo que no soy una sinvergüenza. Lo mismo podríamos decir de la pertenencia a un colectivo en el que hay de todo, pero no todos son iguales. Yo no tengo nada que ver con la conferencia episcopal o con el Vaticano, ni le bailo el agua a los jerarcas, ni estoy de acuerdo con lo hacen como institución, los denuncio, los critico, lucho porque cambien las cosas, y entre que me vaya yo de la iglesia (con minúscula) y que se vayan ellos, opto porque sean ellos los que se vayan.
     
    Pepe Castillo, aún siendo católico, es una persona maravillosa, que no cesa en denunciar públicamente lo que los jerarcas, en los que no se siente representado, y sí se siente unido a la cantidad de comunidades cristianas que nada tenemos que ver con la Jerarquía eclesiástica. Y su coherencia, al igual que la mía y la de tantísima gente, no es en relación a los jerarcas, sino en relación al Evangelio. Los obispos no son la ICAR, al igual que los gobernantes no son España.

  • Susana (una chica)

    Hay que reformar la Constitución, en honor a la verdad
     
     De pequeños nos enseñaron que siempre hay que decir la verdad y que la verdad nos haría libres.
     
    Los sueldos se reducen hasta disminuir la capacidad económica de los empleados públicos en un 15%, los despidos en el sector privado se producen en masa y en cadena, la prestación por desempleo se reduce a seis meses máximo (“para activar al parado en la búsqueda activa de empleo”, dijo alguno sin sonrojo), las deducciones al IRPF desaparecen, el IVA se incrementa en tres puntos sobre dos previos, el Banco Central Europeo ordena a las entidades rescatadas reducir drásticamente las sucursales y sus plantillas, los enfermos sin medios económicos deben cofinanciar sus tratamientos, las prestaciones sociales a la discapacidad y la dependencia caen en picado, la intervención social pública para la asistencia a los desfavorecidos se minora indecentemente, a los mineros y a los desahuciados en protesta se les muele a palos en la calle e incluso en el templo de los mercaderes y España se sigue autoproclamando en su Carta Magna un “Estado SOCIAL y democrático de Derecho que propugna como valores fundamentales de su Ordenamiento Jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.
     
    Hay que reformar pues el artículo 1 de la Constitución. El Poder legislativo, a  propuesta del Ejecutivo, debería ser sincero y modificar este artículo para que quedase, por ejemplo, así; “España se constituye en un Estado sometido al poder financiero que carece de valores fundamentales en su Ordenamiento Jurídico porque no tiene capacidad ni voluntad para garantizarlos”.
     
    Pero con la reforma del artículo 1 no conseguiríamos tener una Constitución acorde con nuestra realidad ni conforme a la verdad.
     
    Hay que seguir reformando, entonces.
     
    Y por ejemplo, sustituir el vigente artículo 10 para que ahora proclamase que la dignidad de las personas y los derechos inviolables que le son inherentes quedan excluidos de los fundamentos del orden político y la paz social.
     
    O el artículo 31 para que ahora declarase que todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con lo que, en cada momento, determinen los poderes financieros más fuertes.
     
    Y en el capítulo de los “Principios rectores de la política social y económica” se deberían modificar por ejemplo, los siguientes preceptos y en los siguientes tenores:
     
    El artículo 39.1 debería decir que los poderes públicos quedan exentos de toda responsabilidad en materia de protección social, económica y jurídica de la familia.
     
    El artículo 40 que los poderes públicos quedan igualmente exentos de toda responsabilidad en materia de promoción de condiciones favorables al progreso social y económico y al pleno empleo.
     
    El artículo 41 que los poderes públicos quedan, ¡cómo no!, exentos de toda responsabilidad en materia de Seguridad Social y asistencia y prestación suficientes ante situaciones de necesidad, ni siquiera en caso de desempleo (“que se jodan”, como dijo aquella rubia del escaño de la cuarta fila de la parte de allá) .
     
    El artículo 43 que la protección de la salud ya no es un derecho y, por ello, no compete a los poderes públicos organizarla ni tutelarla a través de prestaciones y medios suficientes y menos aún a los extranjeros oscuritos y mestizos que invaden con desfachatez nuestro solar patrio y encima se enferman.
     
    El artículo 47 que nadie tiene derecho a una vivienda digna y adecuada y que se busque el personal la vida como quiera y no moleste. Y sobre todo, que no colapsen la calle Serrano con cartones para dormir ni ocupen catedrales protestando, que para esos bajos menesteres hay barrios adecuados como Vallecas o Entrevías o, mejor, la Cañada Real o el Gallinero, adonde nunca llega la prensa oficial.
     
    Que queda derogado el artículo 50 y que les den por el flay a los viejos, que últimamente viven demasiado tiempo generando asistencia y gasto sin retorno.
     
    ¡Y que se calle todo dios de una vez!
     
    Y aunque nos quedara una Carta Magna vergonzante, inhumana e inmoral, por lo menos sería verdadera, por lo menos proclamaría la verdad de la realidad y nos haría libres para montarla gorda.
     
    Tras su aprobación parlamentaría, la sancionaría el Monarca cazador “por Dios, por la Patria y por el Rey”……….y a morir todos como nuestros padres. Viva la Pepa.
     
    Pobre pueblo soberano, pobre país rescatado, pobrecita la inútil Constitución.
     

  • pepe sala

    Supongo que todo dependera de lo que se entienda por ” sentido comun”. Desde los parametros que yo utilizo, no encuentro demasiado sentido comun en este mensaje de Castillo. Mejor dicho, si encuentro sentido comun en el contenido del mensaje, pero no lo veo por ningun lado respecto al autor. Me explico:
     
    1:  Lo coherente seria que quien esta tan desacuerdo con la actuacion de los Obispos ( ICAR en general) se retirase de semejante organismo de SIN-verguenzas. No tengo constancia de que Castillo haya dejado de ser catolico, a pesar de haber dejado  los habitos de jesuita.
     
    2:  Tampoco encuentro demasiada coherencia en la critica al gobierno del PP. Lo entenderia si, en su momento, hubiera tenido semejantes criticas para quien hizo casi lo mismo en su momento. Vease hemeroteca muy reciente que parecen querer olvidar. El PP simplemente ha dado un apreton de tuerca al tornillo recortador que dejo preparado el PSOE de Zapatero:
    http://www.caballerozp.com/2010/05/los-recortes-de-zapatero-los-pagaran.html
     
    3: Me sorprende un monton que el personal se sienta sorprendido por la actuacion de la ICAR  (Obispos, curas y demas familias catolicas) en los tiempos que vivimos. Yo aseguro, desde mi propia experiencia de pobre de solemnidad en otros tiempos, que la ICAR se comporto entonces exactamente igual que lo hacen ahora. Tambien tengo entendido que la ICAR lleva siglos actuando del mismo modo.   De donde proviene la sorpresa, pues??
     
    Lo sorprendente seria ( al menos para mi) que la Iglesia se comportase como dicen que se deberian comportar.
     
    Pero… “No es lo mismo predicar que dar trigo”.
     
    O sea, mas de lo mismo ” in secula seculorum”… AMEEEEN

  • ana rodrigo

    Hace unos días le dije a Castillo: “si llegas a tener un gramos más de sentido común, rompes el molde”. Y, perdón por la autocita, pero es que pienso que si esas cabezas-máquinas de pensar, utilizasen el sentido común, seguro que no empezarían los recortes por los más desfavorecidos.  Y si en vez de máquinas de decidir fuesen humanos y tuviesen entrañas, tuviesen sentimientos, tuviesen corazón, no harían ni dirían lo que hacen y lo que dicen.
     
     ¿Cómo se puede comprender, si no, lo que dijo el Presidente de gobierno, en el caso de que tuviese sentimientos,  de que se les rebaja el subsidio de desempleo a los parados como incentivo a que busquen trabajo? ¿Cómo a una persona o a una familia de parados, viviendo la desesperación de no encontrar trabajo, se le puede insultar de esta manera?
     
    ¿Hasta dónde llegarán las tropelías de este gobierno? ¿Hasta dónde podremos aguantar tanto abuso y ensañamiento contra quienes nada tenemos que ver con el desfalco español?
     
    Pues, sí, los obispos calladitos, no vaya a ser que, al hacerse notar, se acuerden de ellos y les quiten los miles de millones que el Estado les da. Ya dijo ayer Rajoy en Granada, ¡adelante y sin vergüenza! Los obispos hace tiempo que la perdieron, lo suyo es hablar de sexo, del sexo de los demás, de temas relacionados con el sexo que, por lo visto, es el tema central del evangelio, según ellos lo leen.
     

  • Gabriel Sánchez

    Josema nos habla con los sentimientos de Jesús de Nazareth…que esta en medio de los postergados, de los desposeídos y de los burlados…acaso no fue el mismo espíritu que inspiro a la diputada Fabra, a decir que se Jodan*…el que inspiro a los soldados a decir a Jesús en la Cruz…Si eres el Rey de los judíos, sálvate…(Lc 24,36-37)…

    http://www.youtube.com/watch?v=Vy9GjZ7hVOU&feature=em-uploademail
    Con cariño Gabriel

  • Javier Renobales Scheifler

    La ICR en España no sufre la crisis, lo mismo que la corona del católico Jefe de Estado que nos puso el católico Franco tampoco la sufre, no han sufrido recorte alguno.

    No es pues extraño el silencio de los obispos, que denuncia el post. Recuperaron sus privilegios con la guerra y dictadura católicas que hicieron para ello, y la crisis no les ha recortado ninguno de ellos (hace poco han incorporado a su patrimonio la Mezquita de Córdoba, creo recordar, que vale un montón) …

    No tienen pues nada que decir, o lo que digan -que lo dirán- será para la galería.

    Pero su Dios dinero lo mantienen intacto, así que, alabado sea Dios.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¡Qué raro es todo esto! dice Castillo en este post. No es nada raro.
     
    Discrepo. Puede parecerle raro a quien tenga la idea de que la ICR (la de la “derecha más religiosa” que dice el post), es la que tan falsamente llaman Santa y Madre y Esposa de Jesús, y que está gobernada por Dios, y dirigida por el representante de Dios en la Tierra SuSantidadRatzingerSantoPadre, infalible por la gracia de Dios y elegido por Dios, y toda esa sarta de mentiras destinadas a engañar a la gente.
     
    Pero admitiendo que esos disfraces de santidad y divinidad son sólo eso, disfraces de pura falsedad, no resulta nada raro todo lo que denuncia el post.
     
    No es nada raro si contemplamos la ICR como lo que es, un gran negocio que ha acumulado un patrimonio inmenso al que sirve devotamente.
     
    La II República se dio cuenta de la falacia que se esconde en esa ICR que sirve a los ricos, y trató de quitarle los privilegios y el poder, que tenía y tiene en España.

    La ICR y los ricos la barrieron con una guerra civil ‘SantaCruzada por Dios’ que hicieron para instalar la dictadura católica que duró casi cuarenta años, en la que asesinaron a decenas de miles con la bendición de la ICR y en nombre de su Dios.
     
    Nunca pidieron perdón por ello, pues siguen manteniendo que hicieron lo que tenían que hacer, asistidos por Dios a través de los ministros que se hacen llamar ‘de Dios’. Sin escrúpulos, con la misma insensibilidad que dice el post.
     
    Así que no es nada raro, a mi modesto modo de ver, ni el ‘que se jodan’, ni el silencio de los obispos del papa. Es más de lo mismo.
     
    Seguirán yendo a comulgar y tendrán las absoluciones y bendiciones apostólicas de SuSan y sus comisarios que llaman obispos que les de la gana, así está montada la ICR, como un gran negocio.

  • mª pilar garcía

    Cuanta razón tiene J.M. Castillo en este art. y en cuanto nos dice respecto a la dureza de corazón, de quien dirige la iglesia y sus fieles adoradores.

    ¿Donde vemos posicionada a la iglesia poder a través de los siglos?

    No sentados  a la mesa de los desamparados de este mundo podrido por el tener, abarcar, poseer, acumular; al predio que sea.

    Curiosamente, los más castigados, son los que todo lo dan cuando a su mesa te sientas ¡lo he vivido!
     

    Pero contemplar las mesas de los poderosos, tiranos, dictadores (algunos entraban bajo palio en los templos) donde estaban sentados ampulosamente y vestidos como regios señores: los obispos, cardenales etc.

    Lo que más duele es, que toda  aquella persona que sí está al lado de los que más difícil lo tienen:

    ¡¡¡Son perseguidos, ningüneados, silenciados, expulsados!!!

    El dinero y el amor… están enemistados desde siempre, en todos los terrenos.

    mª pilar

  • sarrionandia

    Raro?
    Qué bonito eufemismo!
    Tenemos las manos más sucias que las de Pilatos-.

Deja un comentario