Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80154 Comentarios.

Los banqueros de Dios, entre la muerte y la locura

Una vez más Javier Morán, desde Nueva España, muestra que es un buen periodista, bien informado, sobre hechos religiosos. Nos presenta en este artículo mucho de lo que queríamos ofrecer a los lectores de ATRIO. Unas claves para entender lo nuevo y no acabado que está sucediendo en torno al IOR, el Banco del Vaticano. Querían transparecia en sus operaciones, ya no por ética sino para entrar en las listas blancas de las finanzas internacionales, pero esta transparencia se hace inviable. Y por exigencias de realismo se echa al hombre puesto por el papa para aplicarla, acusado de inestabilidad psíquica. Y la comisión Moneyval acaba de suspender al IOR en su evaluación. El Vaticano sigue siendo técnicamente un paraíso fiscal. Estamos asistiendo a una novela en tiempo real.

Los banqueros de Dios, entre la muerte y la locura

La caída de Ettore Gotti reaviva el recuerdo de los casos oscuros en torno a las finanzas vaticanas

Los banqueros  de Dios, entre la muerte y la locura

Los banqueros de Dios, entre la muerte y la locura

J. MORÁN, 20-6-2012

Un rosario arrojado sobre el rostro, un cojín para la asfixia y una soga al cuello. ¿Mueren de este modo los banqueros que sirven al Vaticano? Al menos así sucumbía el personaje Keinszig en la tercera parte de «El Padrino», en la que Francis Ford Coppola compuso una memorable carnicería final político-mafioso-eclesiástica a los sones de «Cavalleria Rusticana». Y al igual que en la película el personaje del inquietante político Lucchessi se asemejaba a Giulio Andreotti, aquel Keinszig era el sosias -incluso físicamente- del banquero Roberto Calvi, cuyo cuerpo apareció ahorcado en el puente Blackfriars («Frailes negros») de Londres, adonde había huido en junio de 1982. Calvi era el director de una entidad cuyo principal accionista era la banca del Vaticano, el Banco Ambrosiano de Milán, que quebró con un agujero de 1.300 millones de dólares.

El denunciante de Calvi fue el banquero Michele Sindona, miembro de la «Propaganda Due», la Logia P2 de la masonería, conectada a la mafia. Calvi había distraído fondos en paraísos fiscales caribeños y con el hundimiento del banco se había esfumado también dinero «lavado» de la mafia y de la P2, a la que Calvi también pertenecía. Sindona murió años después en prisión, en 1986, envenenado, mientras cumplía cadena perpetua por el asesinato de un abogado. Antes de que Calvi huyera de Milán, su secretaria privada, Graziella Corrocher, se había suicidado al saltar por una ventana de la quinta planta del Banco Ambrosiano. Y si el ahorcamiento de Calvi fue un suicidio o había sido «suicidado» es algo que no se aclaró hasta 2007, tras el proceso judicial italiano que concluyó que había sido un asesinato. ¿Había quedado alguien con vida? Sí: la Policía trato de detener al arzobispo Marcinkus, presidente de la Banca Vaticana, pero se refugió en la inmunidad diplomática del Vaticano y se retiró a Phoenix, Arizona.

Hace unos pocos días, el 5 de junio, otro ex banquero vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, vio llegar a su casa de Piacenza a cuatro policías de paisanos -enviados por la Fiscalía de Nápoles- y su primer pensamiento fue que se trataba de sicarios disfrazados que venían a liquidarlo, según confesó luego en Comisaría. Gotti Tedeschi, de 67 años, había sido cesado fulminantemente el pasado 24 de mayo como presidente del Istituto per le Opere di Religione (IOR), comúnmente conocido como Banco Vaticano. Su junta de gobierno le censuró y cesó alegando su incapacidad para el cargo y, en efecto, unos días más tarde y dentro del marasmo de filtraciones -generalmente contra el cardenal Bertone- del que lleva meses siendo objeto el Vaticano, el ya célebre «Vatileaks», el periódico «Il Fatto Quotidiano» publicaba el sábado 9 de junio tres documentos significativos.

El primero, del psiquiatra Pietro Lasalvia, inspector de estrés laboral en el IOR, que describe a Tedeschi como persona presa de disfunciones psicopatológicas. Tras la filtración en la prensa de su informe, Lasalvia comunicó que el suyo no era un diagnóstico oficial sobre Gotti, sino observaciones deducidas tras charlar con él un rato durante el brindis navideño del pasado diciembre. Sin embargo, en marzo de este año, cuando la expulsión de Gotti ya estaba en marcha, redactó su informe en papel con membrete oficial y con terminología científica. Dicho informe iba dirigido al director general del IOR, Paolo Cipriani, contrario desde hacía tiempo a la gestión de Tedeschi.

El jesuita Lombardi, portavoz de la Santa Sede, deploró la «desagradable e incorrecta» publicación del informe psiquiátrico. En definitiva, Gotti no está muerto, pero había sido declarado mentalmente perturbado.

Los otros dos documentos que publicó «Il Fatto» aquel sábado eran también elocuentes. Dos miembros de la junta de gobierno del IOR enviaban sendas cartas al secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, en las que informan de su inminente voto de censura a Tedeschi. Los remitentes eran el vicepresidente del IOR, Hermann Schmitz, del Deutsche Bank -que confía en que «Su Eminencia ponga fin inmediatamente al mandato»-, y Carl Anderson, caballero supremo de los Caballeros de Colón. Este último escribe: «Apoyaré la correcta decisión de Su Eminencia y su liderazgo en este asunto».

Las filtraciones colocaban de nuevo a Bertone en el quicio de importantes tensiones dentro de la curia, conocidas gracias a la continua difusión de documentos confidenciales. El día antes de la destitución de Gotti había sido arrestado «Paoletto», Paolo Gabriele, el mayordomo personal del Pontífice, y acusado de robo agravado después de que se hallaran numerosos documentos papales en su apartamento de la Ciudad del Vaticano.

Pero ¿qué había sucedido en el IOR? Según el vaticanista Sandro Magister, la voluntad del Papa Benedicto XVI desde 2010 era que se convirtiera en un banco transparente, pero los mandos intermedios del Vaticano y del propio IOR habían cortocircuitado dicho deseo. El Papa había nombrado en septiembre de 2009 a Ettore Gotti presidente del IOR con tal finalidad. Gotti había sido consultor financiero e industrial de empresas como Parmalat, de la que también fue directivo. En 1992 había fundado Akros Finanziaria, que iba a trabajar para el Banco de Santander de Emilio Botín, atrayendo unos 2.750.000 euros de 200 inversores (Fiat, Parmalat, Banca Popolare di Milano, etcétera). En 1993 fue nombrado presidente de Finconsumo Banca, más tarde Santander Consumer Bank, es decir, es el hombre de Botín en Italia. Fue también profesor de Estrategia Financiera en la Universidad Católica del Sagrado Corazón, de Ética de los Negocios en la Universidad de Turín y articulista de «L’Osservatore Romano». Próximo al Opus Dei y padre de cinco hijos, era amigo de Benedicto XVI y le asesoró en la redacción de la encíclica «Caritas in veritate». «Pero hoy no parece haber ni verdad ni caridad en el Vaticano», apostillaba Magister en su última crónica de esta semana.

Llegó el día 24 de mayo, el del cese, y según comunicado oficial de Paolo Cipriani, director general del IOR, «la moción de desconfianza por parte del Consejo de Sobreintendencia fue fundada sobre motivos relativos al gobierno del Instituto y no determinada por una presunta oposición a la línea de transparencia que desean las autoridades de la Santa Sede».

Más tarde, el 5 de junio, el día que Gotti creyó ver sicarios disfrazados de policías entrando en su casa, lo que la Fiscalía de Nápoles investigaba eran los movimientos de Finmeccanica, el coloso industrial del Estado italiano que produce armas y otros productos tecnológicos. Gotti fue llevado a un cuartel de Carabineros en la periferia de Milán y allí fue interrogado durante tres horas. Confesó que temía por su vida. Al mismo tiempo, en su casa de Piacenza y en sus oficinas de Milán fueron requisados 47 archivadores en los que la Policía descubrió asimismo numerosa documentación sobre el IOR y en particular un dossier de 200 páginas cuyo destinatario debía ser el propio Papa. El dossier contiene información sobre el posible blanqueo de capitales en el Banco Vaticano, sobre operaciones ilícitas u oscuras y sobre la procedencia incierta de determinados capitales. Visto ese material, los investigadores avisaron al fiscal jefe de Roma, Giuseppe Pignatone, que se desplazó a Milán para hacerse cargo de la investigación.

La Santa Sede emitió acto seguido un comunicado en el que advertía de que todo ese material requisado está al amparo de la soberanía territorial del Vaticano, según su concordato con Italia.

Según Magister, la orden de 2010 de Benedicto XVI, en forma de «motu proprio», para que el Banco Vaticano fuera absolutamente transparente, fue desvirtuada por la curia y el IOR. Por ello, las verdaderas razones del cese de Gotti Tedeschi han sido un enfrentamiento de éste con Bertone. La que iba a ser conocida como ley número 127 del Vaticano y redactada por Tedeschi y el cardenal Attilio Nicora -presidente de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica- reunía suficientes normas para que el IOR entrase en la «Lista blanca» de la banca del Consejo de Europa. Sin embargo, antes de su promulgación, el director general del IOR, Cipriani, al frente de otros directivos, y el cardenal Bertone se opusieron a que se levantara el secreto sobre cuentas del banco, «cifradas o no». El argumento de dicha resistencia era «la autonomía y soberanía del Estado de la Ciudad del Vaticano». El otoño pasado, prosigue Magister, «la Secretaría de Estado y el Gobernatorato de la Ciudad del Vaticano, de acuerdo con IOR, volvieron a redactar desde cero la ley 127», que entró en vigor en enero de 2012. Gotti Tedeschi comenzó a hacer preguntas molestas e incluso exigió saber a quién pertenecían ciertas cuentas del IOR, que maneja unos 5.000 millones de euros.

Gotti Tedeschi incluyó todos estos hechos y sus averiguaciones en el memorándum que ahora custodia la Fiscalía de Roma y que puede dar lugar a nuevos interrogatorios al ex banquero de Dios, que ha contratado escolta personal privada. «Es grande el desorden bajo el cielo, en una curia vaticana atormentada por los conflictos», dice Magister. Al menos, Ettore Gotti sigue vivo y Coppola podrá esperar.

6 comentarios

  • ana rodrigo

    ¡Cuanta repugnancia he sentido mientras leía este artículo! ¡Vaya basura de curia romana! Qué asco. ¿Qué tendrá que ver esto con el Evangelio y aquello que predican? Hombres de negocios, de negocios sucios, especuladores avaros, luchas de poder, asesinatos, ¿Se puede dar algo peor en el mundo religioso, en la sede de una religión, la católica, la más extendida en todos los países, paises ricos y pobres? Quizá haga falta un Nerón que prenda fuego figurado a esta nueva Roma-católica, esto no puede ser, es insoportable, es vergonzoso. Negocios de armas, de viagras, de preservativos…, y dando lecciones de moral…! Cinismo puro y duro.

  • Antonio Duato

    Jordi, estoy totalmente de acuerdo y tengo los mismos sentimientos.

    Antes de encontrar est buen artículo, estaba recogiendo material para hacer un artículo sobre esto y tengo el libro Sua Santita de Nuzzi en que se publican documentos reveladores. Hay un memorandum de Gotti Tedeschi al papa cuando aún era presidente y tenía toda la confianza importantísimo. Viene a decirle, resumiendo:

    Esta es una crisis que va a empobrecer a las zonas hasta ahora ricas y cristianas, en las que se apoyaba la Iglesia y a enriquecer a China y otros países no cristianos. ¿Cómo se mantendrá la Iglsia del futuro? Ya cada vez más disminuye el óbolo de san Pedro y donativos de diócesis y el presupuesto se mantiene por los ingresos financieros. Pero qué pasará. Dos acciones urgentes: conseguir conversiones entre los que será los nuevos ricos del mundo. Y organizar bien las finanzas para hacerla de tal dimensión que se pueda sostener sin las tradicionales ayudas que vienen de USA y Alemania sobre todo. Pero ese gran plan financiero implica salir a la luz y contar contar sin disimulos ni complejos con todas la congregaciones, nunciaturas, etc. para crear la gran multinacional financiera que resista la crisis y el cambio de escenario…

    Ha salido a la luz ese plan, pero a él se lo han cargado por poco prudente en sus declaraiones a las autoridades financieras italianas. Él es un neoliberal convencido y combativo. Esa “Nota sintetica su temi economici interesanti la Santa Sede. Riservata per Mons. Georg Gänswein. Giugno 2011” está en las páginas 306 y 307 del libro Sua Santità.

    Son delitos tal vez estos robos de documentos. Pero también cumplimiento del consejo evangélico: lo que digáis en la habitación proclamadlo desde las azoteas. Así sabemos a qué atenernos y en qué Dios-mamona se confía en los Palacios Apostólicos.

  • Jordi Morrós Ribera

    ¿Con la que está cayendo de crisis económica y financiera se imaginan ustedes lo que es tener un paraíso fiscal y bancario en el corazón de Europa?
    Eso para ciertas personas no tiene precio, y se luchará a muerte por mantenerlo. Así de dura e inmisericorde es la vida, y ante ello no hay ni principios ni religión que valga. Y no me duelen prendas en manifestar que me conisdero católico y en absoluto anticlerical, pero la realidad es la que es y no la que quizás nos gustaría que fuera.

  • Antonio Vicedo

     
    Gabriel, hay que ir llamando a las cosas por su nombre. Y ocasionar terror, aunque sea por omisión, es entrar en plena complicidad con el TERRORISMO y participar de la condición de TERRORISTAS.
    Esos miles de millones del IOR y otro cúmulo de bienes patrimoniales que se administran desde esas estructuras vaticanas, puede que sean propiedad radical de los millones de hambrientos al borde de la extinción en África y en otros regiones; en todo caso, del Jesús que se identifica con ellos con ese: “TENGO HAMBRE y SED y no me dais de comer ni beber.”
    «La autonomía y soberanía del Estado de la Ciudad del Vaticano», ¿también se refiere respecto a JESÚS  y a sus más PEQUEÑ*S HERMAN*S?

  • olga larrazabal

    Dos cosas me llaman la atención.  La primera es que la soberanía de un Estado de papel que es un chiste esté por encima de la investigación por tráfico de armas y lavado de dinero de la maffia. Además que tiene embajadas oficiales, pero por otro lado opina desvergonzadamente e interfiere cuando puede en la politica interna de los países, en temas civiles y politicas de salud, por ejemplo.
    Lo otro es que encuentro graciosísimo que los mayores accionistas del Santander se llamen Botín, que en este caso no es una bota pequeña, sino una montaña de euros que se han llevado para su casa.  Me imagino al padre diciéndole al hijo:  Cuanto has hecho por acrecentar  el  Botín..

  • Gabriel Sánchez

    Me llamo Baaba Maal, soy un músico senegalés, y les escribo personalmente para pedirles ayuda. Vivo en la región africana del Sahel, azotada por la sequía, donde 18 millones de personas están al borde del desastre. Un millón de niños y niñas podrían morir de hambre. Hasta ahora, nuestros gritos de socorro se han enfrentado a un silencio ensordecedor. Solo una contundente llamada a la acción puede impedir que esta catástrofe alcance unas dimensiones letales.
    http://www.periodistas-es.org/correos-al-editor/juegos-del-hambre-en-africa
     

    Nadie puede estar al servicio de dos señores, pues odiará a uno y amará al otro o apreciará a uno y despreciará al otro. No podéis estar al servicio de Dios y del dinero. Mt. 6,24
    Con cariño Gabriel

Deja un comentario