Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80154 Comentarios.

Teresa Forcades contra el miedo

Estamos convencidos de que la presencia de la monja Teresa Forcades en la Iglesia y en la sociedad de nuestro país es algo más serio que un hecho mediático, que pueda ser trasmitido en titulares periodísticos. La aparición de un profudo libro, fruto de un año de entrevistas con Eulalia Tort ha servido, por ejemplo, para destacar exclusivamenye un comentario suyo sobre Hugo Chávez, verdadero pero marginal en el libro. El artículo que reproducimos –de Jordi Llisterri en el nuevo magnífico portal  CatalunyaReligio.cat— creemos que refleja con más rigor lo que es el reciente libro y el pensamiento-vida de Teresa.

Teresa Forcades contra el miedo

Dom, 17/06/2012

(Jordi Llisterri – CR) “Jesús es el interlocutor principal de mi vida”. Es una de las frases de la extensa explicación que hace Teresa Forcades sobre su proceso de fe, Jesús, la Biblia o la teología sobre María en el libro Converses amb Teresa Forcades. Esta semana se ha presentado en Barcelona y ella misma explicaba que de algunos de estos temas “nadie me había preguntado nunca fuera del ámbito religioso”. Una manera de llegar a un público que nunca comprará un libro de teología.

Converses amb Teresa Forcades recoge un año de entrevistas en el Monasterio de Sant Benet de Montserrat con la periodista Eulàlia Tort. Forcades aceptó la propuesta de Edicions Dau porqué que se no trataba de una editorial “de las que hacen libro como quien hace patatas”. Así, además de los temas más conocidos como la denuncia sobre la gripe A o la popularidad mediática, Forcades explica el sentido del seguimiento de Jesús, de los dogmas marianos, y de la vida religiosa monástica –“con Dios basta”– o la actualidad de la Biblia. Por ello, también se incluye un apéndice de 40 páginas con los textos bíblicos que se citan en el libro y en el que se fundamenta la experiencia y el discurso de la entrevista.

Sobre esta experiencia religiosa se sustenta otro eje transversal del libro. Teresa Forcades hace un llamamiento constante a actuar sin miedo. “Acoger la divinidad plena tiene que ver con el hecho de asumir el momento que vives, no bloquearte, no permitir que el flujo de la vida quede retenido por los miedos”, dice en la entrevista. El relato de su conversión adolescente al cristianismo, el camino hacia la vida monástica, el cuestionamiento de principios impuestos por la industria farmacéutica y la medicina oficial, la rebeldía como mujer, el ir a fondo con la propia vida, o el avance de la teología, son algunos de los campos en el que aparece la necesidad de actuar sin miedo. Y una invitación sobre todo a la posibilidad de “pensar las cosas de otra manera“, como la necesidad hoy de pensar una alternativa al capitalismo financiero.

En la presentación del libro, la autora de les entrevistes, Eulàlia Tort, remarcó el carácter muy riguroso de Forcades en el trabajo, “y es desde esta rigurosidad que puede hablar”. Un ejemplo es como raíz de una pregunta que le formularon en un congreso sobre la Gripe A, dedicó dos meses a estudiar el tema antes de abrir boca.

Preocupada hoy por las consecuencias de una globalización financiera sin alma, Forcades animó en el presentación del libro a “una vez el experto ha hablado, como ciudadano tengo que pasar lo que dice por mi criterio. Nunca el experto puede suplir el criterio de la ciudadanía”. Por ello, pidió que no se pierda el control democrático de la ciudadanía que impida situaciones como la especulación con los precios de los alimentos básicos o que “aunque el mundo se produzcan el doble de alimentos de los que se necesitan, mientras estamos aquí cada seis segundos un niño muera de hambre”.

El libro de conversaciones también habla de “la necesaria renovación de la Iglesia católica”. A lo largo de la conversación, Forcades remarca su identificación con el catolicismo y con la necesidad de “verdades objetivas”. Pero recuerda que el propio Vaticano II establece una jerarquía de verdades y denuncia a quienes buscan “una iglesia homogénea”. En la presentación dijo que a pesar de situaciones “injustificadas” que se producen en la Iglesia como la intervención en la asociación de monjar americanas, “más bien soy optimista, y pienso que en los próximos diez años esto se puede cambiar desde abajo”.

El único tema en el que el libro no aporta ninguna reflexión nueva de Forcades es el aborto. El libro recoge dos documentos publicados en la revista Foc Nou en 2009. Uno de ellos es la respuesta a la solicitud del anterior prefecto de la Congregación para los Religiosos pedido la adhesión de Forcades a los principios de la Iglesia. Un texto que Forcades cree plenamente compatible con la doctrina de la Iglesia y que aún no ha recibido respuesta desde Roma. “Se ve que es habitual “, explicó en la presentación del libro y que prefiere” no hablar desde el miedo “.

24 comentarios

  • Héctor

    Me gustaría retomar el tema del miedo y olvidar por un momento el miedo a que los títulos de Teresa puedan no ser verdad.  El miedo es la sombra de una realidad que no nos atrevemos a mirar de frente. El miedo se mete dentro de nosotros, no los han metido dentro de desde niños: “no vayas por ahí que te come el Coco”. Nos sigue “comiendo el Coco”  toda la vida. ¡ Ah!.. y el miedo al infierno, a la condenación eterna. De ahí la importancia de la invitación de Teresa: “asumir el momento que vives, no bloquearte, no permitir que el flujo de la vida quede retenido por los miedos”. Y la invitación del Galileo: “No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse (Mat 10: 16-23)”.
    ¿No es el miedo  la fuerza expansiva que utilizan los poderosos, los mercados y… media humanidad para acorralar a la otra media humanidad?  

     
    Supongamos que la crisis que nos asusta tanto no sea la realidad caótica por la que atravesamos sino el miedo a que pueda ser verdad. Pongámosle cara a la crisis: la crisis es un nombre, una abstracción,  no es algo real, lo que nos asusta no es la realidad misma sino el fantasma que llevamos dentro y que se convierte en una fobia social que se adquiere forma con el lenguaje de cada conversación.
     
    Nos gritan desde los medios: Prima de riesgo, rescate o no rescate, los mercados dominan las finanzas,  los políticos nos están acorralando, cuidado que La Roja no está tan fuerte como parece y puede que no llegue hasta el final.  Miedo acumulado es los que nos paraliza.
     
    La realidad es lo nuestro. Si cada uno de nosotros se detuviera con atención y se enfrentara con la realidad eso sería  peligroso para el sistema, para los poderes, para las jerarquías. La crisis es un arma en sus manos: κρίσισ significa que ha algo se ha roto y hay que examinarlo para ver qué ha pasado. ‘Crítica’ significa que se trabaja, se analiza  la realidad que se ha roto para no “detener  el flujo de la vida que queda retenido por los miedos”, para ver que   “aunque en el mundo se produzcan el doble de alimentos de los que se necesitan, mientras estamos aquí cada seis segundos un niño muera de hambre”. Y seguimos oyendo las palabras del Galileo aquí y ahora, en este mismo momento: Tuve hambre y no me disteis de comer.
    Gracias, Jordi, gracias por recordárnoslo,Teresa.
    Un abrazo muy fuerte de Héctor

  • Mª Asunción Poudereux

    El título del artículo  ¿Nos dice algo?

    ¿Quien ha sembrado más y más  miedo a lo largo de la historia proyectándola hacia un futuro constructo y rival del ser humano?

    ¿Por qué se ha apropiado el hombre, digo bien, el hombre, de lo que nadie conoce y a la vez todo trasciende?

    No tener miedo al miedo es el primer paso,  diría el único, porque ir a la contra,  puede traer otros miedos camuflados.

  • Antonio Vicedo

    Antes o después de que quedara dicho esto: “-La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.” O esto otro, que para algunos también tiene su valor:- “Bendito seas, Padre, …, porque, si has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, se las has revelado a la gente  sencilla …, por haberte parecido esto bien, …”(Mt.XI,25) ¿No parece que en ambiente de contraste racional de diálogo respetuoso, más interesa fijarnos en lo que se dice y se prueba argumentando, que en la valoración de quien lo expone?

    Seguro que prefiriendo la atención a LO QUE, no quedará devaluad* el QUIEN lo aporta, si con verdad lo hace y prueba.

    El valor general del sujeto personal , de suyo, debe ser valorado por lo que es,  y no por lo que tiene, ni siquiera en titulaciones.

  • mª pilar garcía

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-parent:””;
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:10.0pt;
    font-family:”Times New Roman”;}

    Es muy curioso, como los “defensores” de la iglesia poder, son “contundentes” en sus afirmaciones, insultos, desprecio hacia los que piensan de manera diferente.
     
    ¡¡¡Se les conoce a la legua!!!

    Seria bueno, que estudiaran la trayectoria de la iglesia ¡poder! = Vaticano, y comprueben por si mismos su caminar.
     
    Es sumamente interesante, da para pensar mucho y comprobar, que a pesar de tanta historia “oscura” el Mensaje o proyecto de Vida que Jesús nos dejo,:
     
    ¡¡¡Sigue adelante!!!

    ¡No! gracias a ellos, que todo se lo guisan y se lo comen; sino precisamente, porque muchas personas a lo largo y ancho del mundo, siguen confiando que:
     
    ¡¡¡Merece la pena!!!
     
    Atrio nos lo demuestra una vez más,  en:
     
    “Leyendo a Marcos” nunca muere su espíritu a pesar de los castigos, hogueras, silenciamientos, expulsiones…
    Se puede seguir con mas patrañas que emplean para no perder el poder.
     
    ¡Animo Teresa Forcades! No esta sola, nunca lo estará, cada vez se agranda el numero de castigados/as, y en parte es bueno, porque ellos/as hacen posible retomar una y otra vez la claridad del Mensaje de Jesús el Galileo.
     
    Un abrazo entrañable.
    mª pilar

  • pepe sala

    Pues realmente es una polémica estéril, donde las haya. Y se resolvería ” de un plumazo”:
     
    Supongo que el renombrado hijo de Valderas Gallardo ( profesor de Oxfor) tendrá, al menos, una mínima resonancia en los medios de comunicación. Yo soy bastante experto en ” hacer de Colombo” cuando me interesa algún personaje que surge en los comentarios. No he sido capaz de encontrar NADA  relativo al eminente hijo de Valderas Gallardo ( alias Ludovico.)
     
    Por el contrario, he encontrado inumerables artículos, entrevistas, documentales… de Teresa Forcades. ( con los que estoy muy de acuerdo en la mayoría de los casos. No en todos, obviamente, pero no es el momento de aclarar los puntos en los que no concuerdo con Teresa. ( para mí no es ” sor”, para mí es Teresa o doctora Teresa Forcades.)
     
    Bien es verdad que no me atrevo a entrar en la página de Valderas Gallardo, puesto que no me fio en absoluto y la advertencia que sale en mi ordenador es muy ilustrativa de con quien nes estamos jugando los cuartos.
     
    El cuadro de texto que me sale es éste:
    ——-
    “”Está a punto de iniciar sesión en el sitio “yahoo.es” con el nombre de usuario “valderasgallardo”, pero el sitio web no requiere identificación. Esto puede ser un intento de engañarle.””
    ———
    Yo, que soy muy desconfiado y carezco de títulos universitarios… pues me rasco tras de la oreja y:
     
    ” lagarto, lagarto, lagarto”, que diría mi abuela ( también sin títulos universitarios y a mucha honra.)

  • Teresa, puede ser y es; una persona que aporta mucho a la teología aperturista, igualitaria y progresista. Espero que este termino último no exceda los límites.
    Por ello, considero de mucho fundamento su escrito en este Atrio.
    Y me parece absurdo, que discutan sobre su titulación. ¡¡Está formada y esa es su riqueza y la nuestra!!
    Todo lo que a la iglesia católica no le interese, respecto de logros personales de un sujeto, lo despreciarán. Por ello, no alimentemos -desde mi opinión- la constante de poner la ley antes que la persona.

  • Rodrigo Olvera

    Entiendo el comentario de la moderación. Pero, como el atribuirse una cualidad profesional amparándose en título que no se posee es una falta sancionable conforme al Código Penal (637) y el ejercer la actividad profesional sin título debido (403) es delito; tal imputación con temerario desprecio hacia la verdad (205) no es como cualquier otra opinión a la que más conviene hacer vacío.
    Ninguna presentación dice que Forcades recibiera un doctorado en teología de Harvard (una mentira más). Lo que recibió ahí fue el Master on Divinity.
    El doctorado en teología lo recibió en España (2009) y lo obtuvo después de la licenciatura en teología también cursada en España (2005). Por éso es que pensé que el doctorado anterior al que se refería Ludovico era el de Salud Pública, por ser el único anterior a 2005  (2004).
    La razón por la que cursó la licenciatura en teología en España después del Master on Divinity en Estados Unidos, fue porque el Master lo hizo ANTES de entrar a la congregación religiosa. Tal congregación no le validó ese Master para su formación como monja católica, por ser una maestría cursada en una universidad sin reconocimiento vaticano. De ninguna manera significa que se considerara inexistente o fraudulento el grado recibido. Simplemente no era adecuado para el proceso de formación benedictino.
    Que se compagine o no las responsabilidades contemplativas no es argumento para imputar el atribuirse falsamente un título que no se tiene.
     

  • Equipo Atrio

    No vale la pena seguir con la discusión sobre títulos académicos de Teresa, ¡por favor!

    Ni se me ocurriría preguntarle detalles.

    Sólo quiero informar aquí que ella era ya médico cuando se retiró al monaterio de Sant Benet en Monserrat para preparar un trabajo académico, no sé si para Barcelona o para USA. Su ida allí fue como laica poco creyente buscando sólo tiempo y tranquilidad para el estudio, como muchos hacen. Pero se encontró con las monjas y con Jesús y empezó el proceso de su fe y su incorporación al monasterio.

    Comprendo que es sólo la presentación de un libro, que aún no está en castellano. Pero ¿no sería más importante comentar los rasgos de su persona que nos aporta Jordi Llisterri tras su lectura o el interesantísimo artículo que he aportado yo?

    ¡Por favor, de nuevo! No denigremos el carácter de ATRIO como Lugar de encuentro -vamos a dejarlo por ahora en esta generalidad que facilita universalidad-  con pequeñeces como esas que nos ha lanzado Ludovico. Allá él y su afición a evaluar y medir índices de impacto. Teresa, os lo aseguro, está muy muy por encima de eso.

  • Dos anotaciones: el doctorado en Teología por Harvard lo repiten todas las presentaciones de la monja en cuestión. No debí escribir en ironía “el doctorado te lo dan en un cursillo apresurado”, porque no se ha entendido.

    Dos, si lo anterior fue culpa mía por no indicar la hipñérbole, ahora se me atribuye sin justificar que yo dijera que obtuvo la licenciatura en teología después del doctorado en Medicina. para cualquier lector, verá que juego con la ironía anterior: obtuvo la lice nciatura en teología después del doctorado en teología.

    Repito que no parece compaginarse una labor de doctorado en salud pública, que necesita mucho trabajo de campo durante años con una vida contemplativa.  Salvo que se le tratara como un caso especial saltándose todas las rutinas acostumbradas y obligadas.

    No contsto ni groserías ni ataques personales.

  • Rodrigo Olvera

    Mientes nuevamente Ludovico.
    No dijiste “que el título de Harvard se lo dieron en un cursillo apresurado”.
    Dijiste “Ha pasado por la facultad de teología de Harvard (Dvinity) donde te dan el doctorado con un cursillo más o menos apresurado.”
    El doctorado de Harvard no se otorga con un “cursillo apresurado”.
     
    2) Insinúas que no es posible que obtuviera el doctorado en Salud Pública por sus obligaciones conventuales, salvo que se le hubiera dado un trato preferencial en la universidad. Como si no fuera práctica de varias congregaciones otorgar permisos a sus religiosas para poder atender a formación universitaria.
     
    3) ¿El hecho de que la licenciatura en TEOLOGIA la hubiera obtenido después del DOCTORADO en Salud Pública es argumento para deducir que no existió tal doctorado?  Como si no fuera posible iniciar una nueva area de formación profesional después de haber desarrollado un area previa. Un nuevo nivel de ridículo, hasta para tí.

  • La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero. Por eso he insistido en remitirme a la exposición de esa monja en los temas en que se explaya para que cada quien, de acuerdo con su formación, extraiga sus consecuencias.

    He dicho y repito que en punto a genética y epigenética no tiene especial preparación. Y son condiciones necesarias para hablar del aborto desde el punto de vista biológico.

    Ignoraba que se hubiera sacado el título de doctor en Salud Pública, una capacitación que suele darse en el IMIM de Barcelona, lo que no casa muy bien con una estancia en el monasterio. Salvo que se le haya tratado como un caso especial y ahorrados todos los pasos obligados, por ejemplo el relativo a las encuestas en hospitales y centros de asistencia, que suelen ser los habituales. Por cierto Olga, miu hijo es profesor en Oxford de esa materia y cursó el doctorado en el IMIM de Barcelona.

    Dije y mantengo que el título de Harvard se lo dieron en un cursillo apresurado. De hecho, si leen su biografía en Wikipedia verán que obtiene el título de licenciada en Teología (supongo que por san Paciano) varios años después del supuesto doctorado con que luce todas sus presentaciones.

    No tengo ninguna obnubilación por los títulos. Pero me parece indecente que se presente a un ponente con títulos que no tiene.

    No creo que haga falta decir que las autoridades que aquí se reconocen acostumbro a mirarlas desde el espejo de sus escritos y por tanto en mi opinión no son tales.

    No consta que Roma se haya dado por satisfecha. Sencillamente no ha respondido. ¿O quizá ha respondido y no nos hemos enterado, en unos términos contrarios a la aceptación? Lo sabe la abadesa de Monistrol. A ella habrá que preguntárselo.

  • Antonio Duato

    Vuelvo a citar y enlazar –espero que correctamente esta vez– el excelente artículo de Teresa en Iglesia Viva, el año 2009: Hacia una sociedad de iguales.

    Y por otra parte, recuerdo que la aclaración requerido respecto a su opinión sobre el aborto y la píldora del día después, fue publicada en catalán en una revista de Montserrat, FocNou,según se cita en el artículo: la respuesta. No he encontrado el texto completo en castellano. Sólo un comentario a esta respuesta hecha por Masiá en Teresa Forcades, teóloga y bioeticista: piensa, cree y respeta. Esta controversia es de 2009 y la jerarquía no ha vuelto a intervenir en ello, dando por satisfactoria la respuesta, que quien vuelve ahora con el tema no sé si habrá leído. 

  • oscar varela

    Hola Ludovico!

    1.- Debo agradecerte por tu pelotudez,
    que hizo que otros me informen verazmente!

    2.- Mandarte al carajo por molestar como “mosca en el coche”

    3.- Solicitarte que no jodas más la paciencia!………………..

    NOTA posterior y aclaratoria:
    Esta Trinidad de apreciaciones me la dijo la muchachada del Barrio en que nací,
    y de quienes aprendí desde chiquito a ser honesto.
    …………………..
    A tipos de tu calaña les cantamos:
     
    COMPADRÓN
    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=0sIyvcJTRzc=
     
    Compadrito a la violeta,
    si te viera Juan Malevo
    qué calor te haría pasar.
    No tenés siquiera un cacho
    de ese barro chapaleado
    por los mozos del lugar.
    El escudo de los guapos
    no te cuenta entre los suyos
    por razones de valer.
    Tus ribetes de compadre
    te engrupieron, no lo dudes.
    ¡Ya sabrás por qué!

    Compadrón
    prontuariado de vivillo
    entre los amigotes que te siguen,
    sos pa’ mí, aunque te duela,
    compadre sin escuela, retazo de bacán.
    Compadrón,
    cuando quedes viejo y solo (¡Colo!)
    y remanyes tu retrato (¡Gato!),
    notarás que nada has hecho…
    Tu berretín deshecho
    verás desmoronar.

    En la timba de la vida
    sos un punto sin arrastre
    sobre el naipe salidor,
    y en la cancha de este mundo
    sos un débil pa’l biabazo,
    el chamuyo y el amor.
    Aunque busques en tu verba
    pintorescos contraflores
    pa’ munirte de cachet,
    yo te digo a la sordina
    ¡Dios te ayude, compadrito
    de papel maché!
     

  • Antonio Vicedo

    La sal esta cumpliendo su natural tarea, cuando cualquier rasguño o herida, en contacto con ella, acusan escozor, dolor y rechazo..

    ¿Qué sentido tiene el rebelarse contra la sal sin atender lo que por su presencia y contacto queda, por el escozor, localizado?

    ¡Gracias Teresa! Sigue con tu testimonio saleroso porque que hay mucha necesidad de sazonar y preservar de la falseadora  corrupción.

  • olga larrazabal

     Ludovico:  Si te defines a ti mismo, por tu propia boquita como “mosca c   ” habré de creerte.  Lo que no te creo es el curriculum de Forcades, que está a disposición en Internet para el que lo quiera ver, Licenciada en Medicina en Barcelona,  en Medicina Interna en USA, Teología en Cambridge con una beca de Harvard, Doctorado en Teología y en Salud Pública, si mal no recuerdo. Y justamente me encanta porque piensa , reflexiona, y no es la sirvienta de los cafecitos de ningún cura tarado, de esos que están en el Vaticano metiendo sus manitos en la banca o en las retaguardias de algún angelito menor de edad.  Y disculpa mi tono, es que el chisme con mentirijillas me molesta.

  • Rodrigo Olvera

    Por cierto, Teresa Forcades no obtuvo el grado de Doctora en Teología por la Universidad de Harvard, sino lo que obtuvo en Harvard fue la Maestría.

  • Rodrigo Olvera

    1.- Miente una vez más Ludovico (ya le conocemos su falta de honradez intelectual) al afirmar que Teresa Forcades “se apropia del título de doctor cuando sólo es licenciada“. En materia de Salud, no es “sólo” licenciada sino que su más alto nivel académico es de Doctorado en Salud Pública, obtenido en 2004 por la Universidad de Barcelona.
     
    2.- Miente también al afirmar que la escuela de teología de la Unversidad de Harvard otorga el Doctorado en teología con un cursillo más o menos apresurado. Aquí está la información oficial del programa y requisitos del doctorado.
    http://studyofreligion.fas.harvard.edu/icb/icb.do?keyword=k70796&tabgroupid=icb.tabgroup110811
    Para quienes no lean inglés, traduzco:
    Se requiere estudio de tiempo completo durante los dos primeros años del programa de doctorado. Esto significa cuatro medios-cursos cada semestre, con una calificación promedio de B. […] Se espera que los estudiantes completen su doctorado en siete años. Únicamente en casos inusuales el programa puede ser completado en menos de cuatro y medio años académicos.
     
    3.- Pregunta ingenua: ¿qué dice el magisterio de la Iglesia Católica sobre difamar públicamente a otra persona; y cuales son los requisitos canónicos para obtener absolución por tal situación?

  • Gracias por la amable valoración del comentario del libro.

  • ana rodrigo

    Ludovico, tu santo y seña siempre es lo mismo: desacreditar a la persona a costa de poner medallas a tus hijos y a ti mismo.

     ¿Argumentos? El apercibimiento del Vaticano, ¡valiente argumentación!

  • Antonio Duato

    A quienes esperan la edición en castellano:

    Me ha comunicado el Director de la editorial DAU que están preparando ellos mismos la edición en castellano, pero que tardará unos meses.

    Lo que más me ha llamado la atención de este libro es lo que dice Teresa: que ningún periodista hasta Eulalia Tort le habían preguntado por cosas como el proceso de la fe o la teología de María.

    Conozco personalmente a Teresa y creo es mística y teóloga muy profunda. También creo que es doctora en medicina, aunque nunca le he tenido que pedir una acreditación. Como tampoco le he exigido que acredite su doctorado en Teología para pedirle y aprobarle este magnífico artículo que le publicamos el año 2009 en Iglesia Viva: Hacia una sociedad de iguales. ¡Qué pocos doctores con ínfulas y titulitis son capaces de hablar así de la persona y de la Trinidad!

  • Siento ser la mosca c… Me da la impresión que ustedes no han leído ni visto las intervenciones de esta monja. En el aviso que le vino de Roma, y que no ha respetado, se le apremiaba a que no siguiera defendiendo doctrinas contrarias a las del derecho natural y la ética, asumidas por la Iglesia, en torno a la vida. Pone de pantalla que es doctora en medicina. Si no ando errado, doctor en medicina es mi hijo con una tesis defendido ante un tribunal, pero esta monja se apropia del título de doctor cuando sólo es licenciada. Sus ideas sobre genética y epigenética son, desde el punto de vista científico, francamente mejorables con un simple manual. Otro sí respecto al título de doctor en teología. Ha pasado por la facultad de teología de Harvard (Dvinity) donde te dan el doctorado con un cursillo más o menos apresurado. La formación teológico-filosófica de esta monja está a la vista de quien quiera verlo desapasionadamente. Ni que decir tiene que domina el prontuario del buen progre (en ética, en sacramentos, en Escritura), carente de formación en economía, en ciencia y en teología. Pero eso sí vehemente contra la Iglesia. Recuerdo cuando Mario Bunge quería tener una correspondencia cruzada o largas entrevistas con Juan Pablo II para que éste le razonara la fe que el filósofo argentino considera un puro embeleco de acuerdo con la tradición familiar (de su familia). Forcades se sorprende de que el Vaticano no mantenga una correspondencia constante sobre sus puntos de vista.  Para nuestra desgracia esa es, en buena medida, una parte imp’ortante de la Iglesia en Cataluña: un despiste astronómico.

  • Me alegro por ella, por la clarividencia de sus idea y su frescura “cuasi” juvenil, verdad. Se aprende bastante de Teresa.
    ¿Sabéis si el libro está publicado en castellano?
    abrazos pues.

  • olga larrazabal

    Teresa Forcades es brillante, honesta a rabiar,  sin miedo alguno y emana paz y templanza. Ojalá el libro sea traducido al castellano para poderlo encargar, ya que por estos lados ( Macondo)  ni esperanza que llegue.

  • Gabriel Sánchez

    Algunos detalles de todo lo bueno que esta escrito en  ese libro resultan a mi entender dignas de ser destacados, me voy a permitir destacar una,  porque hace al quehacer Latinoamericano y por que como en muchas otras cosas, este pobre servidor, coincide plenamente  con entrañable   religiosa… “Barcelona, 15 jun (EFE).- La monja benedictina, teóloga y doctora en medicina, Teresa Forcades, ha expresado hoy por primera vez su admiración por el presidente venezolano Hugo Chávez, del que opina que “está haciendo un bien inmenso a su país y al mundo” y teme que “lo eliminen los intereses geopolíticos de los poderosos”.
    Su posicionamiento por primera vez público a favor de las políticas de Chávez, es una de las opiniones novedosas que Forcades expresa en el libro “Converses amb Teresa Forcades”, escrito a seis manos entre la periodista Eulàlia Tort, el editor Ton Barnils y la propia religiosa, que se hizo popular por sus críticas a la industria farmacéutica”
    http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/4046792/06/12/La-monja-Teresa-Forcades-se-declara-admiradora-de-Chavez-y-teme-por-su-vida.html
    Con cariño para todos…Gabriel

Deja un comentario