• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6057 Artículos. - 96219 Comentarios.

Nuevos aires en Birmania

I – ALGO ESTÁ CAMBIANDO

Un nuevo clima de convivencia, que parece abrir cauces hacia la democracia , se va instalando lentamente  en Birmania (Myanmar). ¡Ojala dure hasta alcanzar buen puerto!

La sombra del poder militar dictatorial no ha desparecido de todo. Pero su omnipresencia parece verse mitigada por determinados signos de “apertura” que han de interpretarse como  augurio de mejores tiempos democráticos  y de respeto a los derechos humanos.

Meridianamente destacan, entre estos signos de camino hacia la democracia, 1) la liberación de su arresto domiciliario de la Premio Nobel de la Paz de 1991 Señora Aung San Suu Kyi, así como más de mil prisioneros políticos 2) la legalización del partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (NDL), y 3)  la efectiva presentación de la propia Suu Kyi y su partido a las próximas elecciones para cubrir 48 escaños en la parlamento del el país, establecido por la Constitución aprobada por el Régimen en 2010.

Por otra parte los medios de comunicación vienen informando recientemente que ya es posible ver por las calles de Rangún y otras poblaciones birmana, camisetas y otros soportes, con la imagen de  Suu Kyi , hasta hace poco tiempo absolutamente vedada. Y las gentes van sintiéndose cada vez más libres para poder pronunciar su nombre en público, cosa hasta ahora peligrosa.

Sin embargo las áreas limítrofes siguen siendo conflictivas, incluso se podía  hablar, hace apenas un mes, de “atrocidades”, según algunas informaciones.

Sabemos también que , después de años de aislamiento e incomunicación, se ha autorizado la entrada en Birmania de los hijos de Suu Kyi y de otras personas de la familia que han podido   visitarla.

Todo ello no sería posible sin la pacifica lucha  del pueblo birmano y de modo muy destacado de la propia Aung San Suu Kyi. Lo cual no obsta para significar también en este proceso la creciente presión de la Unión Europea de los Estados Unidos y de la Asociación de Países Asiáticos (ASEAM)  y de numerosas organizaciones internacionales.

Estamos, parece, en un buen camino … pero culminar un verdadero desarrollo  democrático  a partir de la actual situación de Birmania es muy complejo y necesita de mucho empuje, fuerza, habilidad, sentido común y coraje, Y sobre todo necesita que los poderoso vecinos como China o India, contribuyan a no entorpecer el proceso actualmente bajo la dirección del Presidente del Ejecutivo, el exgeneral Thein Sein que probablemente actúa con, al menos, un tácito “visto bueno” de China.

II – MUCHOS AÑOS,  MUCHO DOLOR, MUCHO DESPROPÓSITO

Lo sucedido en Birmania, bajo los años de gobierno militar, no ha sido solo el fruto de una “dictadura al uso”, sino una verdadera masacre y esclavización de la población civil bajo la bota férrea de sus dirigentes militares. Las páginas de ATRIO fueron en su momento reflejo (y grito de protesta) ante, por ejemplo, los despropósitos del régimen, cerrado a cal y canto a todo tipo de ayuda, cuando los nefastos efectos del ciclón Nargis. Pero además muchos otros atropellos han sido constatados  por diversas organizaciones internacionales y fuentes de información fiables, entre ellos la ejecución de trabajos en régimen de esclavitud  por parte de hombres, mujeres y niños.

Esta situación de falta de libertades básicas, falta de democracia y abuso de los derechos humanos de la población desde 1962, al menos, ha dejado terribles secuelas y ,entre otras, 1) la falta de una sociedad civil mínimamente organizada,2)  la degradación de la conciencia personal ante la reiteración de abusos en parte de los funcionarios y de la población en general 3) la falta del sentido de “honestidad” política y 4) el hábito de prácticas corruptas en no pocos ámbitos de población.

Suu Kyi, hija del héroe de la independencia Birmana Aung San,  se ha preocupado desde muy joven de recordar y divulgar la historia y las características de su pueblo en diversos ensayos y artículos que fueron recogidos en 1969 en el libro “Libres del Miedo y Otros escritos” (2).  Posteriormente a estos escritos, ya bajo arresto domiciliario Suu Kyi ha seguido, según las circunstancias, intentando contarnos las cosas de su pueblo y en defensa de la decencia, la democracia y los derechos humanos.

En conclusión; algo importante “se mueve” en Birmania y  parece que se están dando pasos difícilmente reversibles hacia una mayor democratización de el país

III – LA REACCIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA ANTE LOS CAMBIOS

Los Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea reunidos el día 23 de enero de 2012 en Bruselas, han analizado la situación de Birmania y, a la vista de los cambios que se están produciendo, han acordado,que procederán a suspender  de forma inmediata la prohibición de viajar a los territorios comunitarios a los altos cargos del Gobierno de Birmania.

Además la Unión Europea se propone revisar todas las actuales sanciones establecida contra Birmania, en función del desarrollo de los hechos que tomará en consideración en su próxima reunión al efecto en el mes de Abril de 2012. Veremos pues como se desarrollan los acontecimientos.

No todos están de acuerdo con estas decisiones de la Unión Europea.  Algunas voces consideran que pueden ser prematuras y recuerdan que ya en ocasiones anteriores el régimen birmano mostró algunos signos de apertura para mejorar su imagen internacional pero que luego no concluyeron en verdaderos avances democráticos. Es evidente que la Unión Europea pretende con sus medidas, más que “premiar” lo hecho,   “animar” el proceso democrático birmano dando un signo público a sus dirigentes para alentarles en el proceso reformador.

IV – TRES REFLEXIONES COMO EPÍLOGO

La actual situación de Birmania puede servirnos de punto de partida para la reflexión sobre nosotros mismos, nuestras actitudes y nuestra forma de vivir la democracia.

En primer lugar cabe recordar todos aquellos que han luchado en Birmania por la democracia y el respeto a los derechos humanos en uno u otro grado, pero muchos de ellos perdiendo su vida, su libertad, su familia o su misma tierra, pues se vieron obligados al exilio.

En segundo lugar reafirmarnos que ni ante las más pertinaces situaciones de injusticia debemos de desesperar, dejando de luchar  contra ellas en pos de la justicia y el respeto a los derechos humanos.

En tercer lugar considerar que si con tanto esfuerzo (sudor y lágrimas)  Birmania comienza a balbucear en su camino hacia una vida democrática, debemos de considerar nosotros, con tantos medios hoy a nuestro alcance, en qué medida hemos dejado de luchar por esos ideales de mayor democracia real y mayor respeto a los derechos de todas las personas.

¿Qué decir de nuestro “nivel democrático”?. ¿Qué decir del nivel de deshonestidad de destacados miembros de partidos políticos y de cargos públicos que apenas se ruborizan ante ello?. Qué decir de la lenta reforma del sistema de financiación de los partidos?. ¿Qué decir de los silencios tantas veces cómplices de los correligionarios políticos de los indecentes o delincuentes?. ¿Qué decir de el hecho de que no pocos ciudadanos e incluso  dirigentes políticos hayan llegado a confundir el nivel de decencia política deseable con la falta de imputabilidad penal?.

Nuestra democracia debe mejorar, dentro y fuera de los partidos políticos. Debe ser profundizada y ello solo es posible desde la lectura crítica de la realidad y desde la formación en valores democráticos. Desde la honestidad personal y comunitaria. Nadie debe pensar que por ocupar un cargo público o pertenecer a un partido político está autorizado a poner los intereses del partido sobre la honestidad en su comportamiento  su compromiso con la verdad. ¿Hemos avanzado lo suficiente en la profundización y de nuestra normativa y comportamientos democráticos?.

NOTAS

(1)  Poder dictatorial establecido en el país desde 1962 con el golpe de estado del general Ne Win, que fue continuado ininterrumpidamente desde entonces por una  Junta Militar  que se sucedía a sí misma , más allá de la supervivencia física de sus componentes.

(2) “Libres del Miedo y Otros escritos publicado en España por Galaxia Gutemberg y el Círculo de Lectores en 1994. Cabe citar también “Cartas desde Birmania”. Editorial Circe. Barcelona 1998, escrito bajo la férrea dictadura militar.

9 comentarios

  • Ezequiel Méndez

    Roberto Mesa fue un excelente Catedrático de Derecho Internacional. Sus publicaciones nos ilustraron a muchos en aquellos años oscuros del franquismo. Era además un excelente contertulio, atento siempre a todo lo que sucedía a su alrededor. Era, por otra parte, un cinéfilo de los de la vieja escuela. En su etapa de estudiante, perteneció a la directiva del Cine-Club Vida, que organizaban (y creo que todavía sigue) los jesuitas en Sevilla. Poseía colecciones completas de revistas de cine nacionales y extranjeras. Su compromiso político lo afirmó, más tarde, aproximándose al Partido Comunista. Su voracidad como lector estaba en relación directa con la cantidad de dioptrías que necesitaban sus gafas. Su bondad y generosidad, sin límites.

  • Roi Xordo

    El artículo es muy interesante, aunque he de reconocer que poco sé de la dictadura Birmana y el caso de Suu Kyi. Por lo que cuentas en tu artículo tengo la sensación de que Birmania está optando por una Dictadura Constitucional en lugar de la “tradicional” Junta Militar (sables por corbatas). El tiempo lo dirá.

    Por tus palabras observo que eres un optimista esperanzado, aunque prudente, con el futuro de Birmania. Mi posición, poco documentada, es que poco o nada bueno se puede esperar de un país que hace frontera con china y la india, y que tiene al primero como principal socio comercial (cuestión geoestratégica).

    La “democracia”, como Europa y Estados Unidos la difunden al mundo, no es una cuestión de libertades, sino una cuestión de control político y económico (liberalismo). Para poder mantener ese control es necesario, en ocasiones, dotar a la ciudadanía de una sensación de libertad (podemos votar). Así, muchos teóricos de las ciencias políticas afirmarán que la Rusia postsoviética o el Irak postsadam son democracias florecientes, no exentas de dificultades, con las que es legítimo relacionarse.

    Para que el control político y económico surta efecto y sea duradero es necesario cuidar el aspecto social. Si no se dota a la sociedad de un “mínimo espacio vital”, el riesgo de que “democracias prosperas” como Marruecos se enfrenten con “problemas de índole social” que podrían incluso desembocar en “actos de sabotaje” contra la seguridad y la estabilidad del estado, y por tanto contra el bienestar de sus ciudadanos y los intereses extranjeros, es inevitable.

    La doctrina de occidente la conoce china, y ahora ésta se la enseña a Birmania (por si no la comprende). En el proceso, EE.UU. y la U.E. jugarán el papel de socios colaboradores necesarios para que la “democracia” llegue a Birmania. Si el proceso no satisficiese las expectativas del pueblo birmano, el ejercito siempre será el garante de la integridad nacional (territorial-económica-política-ideológica-social…) con el consentimiento, tácito por supuesto, de su vecino del norte.

    Disculpa el pesimismo de mis palabras. Espero que estés en lo cierto y que yo me equivoque. Que ciertamente el pueblo birmano esté en el camino de una mayor libertad.

  • oscar varela

    Hola Ezequiel Méndez!

    Recién veo tu pregunta.

    Me baso en esto:

    Si fuera cierto como principio (no como sólo un aspecto o casos)
    lo que afirma Darwin:
    “Las especies son sustentables en la “adaptación al medio”;

    prioriza el Medio al que hay que so-meterse para per-vivir.

    En cambio ELOY nos muestra a una
    “Señora Aung San Suu Kyi, así como más de mil prisioneros políticos ”

    que no se so-metieron al pesado “milieu”,
    sino que persistieron en su “con-vicción”.

    ¡Ni que hablar de Jesús y los “Mártires”!

    ¿No te parece que puede ser algo así?

    Por ahí ¡voy todavía! – Oscar.

  • ELOY ISORNA

    Gracias Ezequiel por tu comentario que me ha traído al recuerdo aquellos artículos de Roberto Mesa Garrido en la revista “Cuadernos para el Diálogo” tratando las diversas situaciones internacionales.

    Yo recuerdo haberlos leído muchas veces en “clave nacional”, es decir considerando en qué medida los análisis de Roberto Mesa eran aplicables a la situación interna de España en aquellos años.

    Pienso que el autor era consciente de esta doble lectura, la de la realidad que comentaba y la de la aplicación de los criterios de análisis que utilizaba a nuestra propia realidad interna.

    Tengo ahora a la vista un artículo titulado “Marruecos y el mito de la independencia Africana” de Roberto Mesa, publicado en el número 51 de Cuadernos para el Diálogo, correspondiente a diciembre de 1967 y su lectura, después de tantos años, entiendo que sigue siendo en parte válida como acicate para hacernos preguntas y buscar respuestas

  • Ezequiel Méndez

    Gracias, Eloy, por tenernos al día en el caso de Suu Kyi en particular, y en el de Birmania en general. La causa de la libertad no debe tener fronteras y menos en un mundo ya (¿para bien? ¿para mal?) tan globalizado. Las tesis “internacionalistas” de nuestra juventud marcaron el camino.

    ¿En qué se basa Óscar Varela para deducir que tu escrito es antidarwinista? Una vez más, el rábano y las hojas.

  • ELOY

    Gracias Gabriel Sánchez, oscar varela y Sarrionandia por vuestros comentarios.

    Con todo lo que está cayendo por aquí (por España y Europa) no me extraña que el tema de Birmania (país “exótico”) se vea, en un primer impulso, con cierta sensación de lejanía y pocas ganas de implicación.

    Sin embargo en cuanto nos detenemos un poco a contemplar la reciente historia de este país y nos fijamos en el sacrificio, esfuerzo, lucha diaria y pacifica de Daw (Señora) Aung San Suu Kyi por conseguir la democracia y el respeto a los derechos humanos en un régimen tan cruelmente dictatorial como el que ha imperado en Birmania desde 1962, no podemos dejar de admirar su trayectoria vital y sentirnos solidariamente implicados en su lucha, alegrándonos con sus consecuciones y también, aún sin pretenderlo, sentirnos arrastrados por su ejemplo.
    Pero al ver la pacifica lucha – porque, aunque pacifica, es lucha – del pueblo birmano por la consecución de la democracia, pudiera más de uno (yo entre ellos) llegar a sentir temor ante la sensación de una extraña decepción. La decepción que puedan sentir los birmanos a la vista de lo que son nuestras democracias “teóricamente” “certificadas. ¿En que las hemos convertido en nuestro actuar diario?.
    Porque la democracia, como bien sabemos, no es solo un conjunto de normas justas y equitativas (.aunque también), sino en esencia y principalmente un conjunto de valores y una forma de vida que van más allá de las normas formales y que les dan sentido.
    Por eso la última reflexión es para nosotros ¿vivimos en un clima “democrático”, honestamente democrático, o , por el contrario, entre otras “desvirtuaciones”, prima entre nosotros la equiparación –nefasta- entre honestidad e inimputabilidad penal?.
    ¿Es decir no se está admitiendo por partidos y ciudadanos en general , que sí uno no es imputable penalmente puede ser tranquilamente un cacique, un sinvergüenza , un deshonesto … y no pasa nada, no tiene reproche social?.
    De esto de una u otra forma, mal que bien. quiere tratar este artículo que en principio pudiera parecer “exótico”: informar sobre la lucha democrática de los birmanos alegrándonos con sus progresos y compararla con tantas desidias nuestras.  
     

  • sarrionandia

    No es lo mismo reclamar que promover la Democracia, la Democracia que apenas asoma en los horizontes de a Convivencia.

  • oscar varela

    Hola!

    Darwin tiene su enorme mérito.

    Pero hay algo “funesto” (de muerte) en su Teoría fundamental:
    “La adaptación al medio”

    ¿Se ha tomado conciencia que la vida no es “adaptación” sino “enseñoramiento”?

    La Teoría de Darwin barre con la “HEROICIDAD

    Lo que nos cuenta ELOY es el desmentís al darwinismo.

    ¡Gracias ELOY!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Eloy son tiempo de libertad, pero hay detrás una larga lucha de los pueblos…y queda por delante una muy dura…confrontación, entre los de abajo y los de arriba…en la medida en que los de abajo tomemos conciencia de la necesidad de participar de la lucha, es que se abrirán horizontes nuevos…y claro que abra costos, la brutalidad del poder siempre esta dispuesto en  Myanmar y en Tangañica, pasando por Madrid, Atenas y Roma…y si cuadra Washington a reprimir con toda la brutalidad homicida con que le conocemos…Gabriel

Deja un comentario