Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5538 Artículos. - 88164 Comentarios.

El nuevo sistema-mundo

Ya hemos publicado muchas cosas sobre la crisis global. Análisis y prospectiva de soluciones. Escritos realistas, proclamas revolucionarias y alternativas voluntaristas. A todas esas voces ATRIO quiere añadir hoy la de Ignacio Ramonet, español emigrante con sus padres a Tánger de niño y radicado en Francia, que hoy dirige Le Monde Diplomatique, revista especializada por sus críticos análisis de la realidad. En el número de octubre de esa revista publica  el siguente editorial con una visión general , no meramente descriptiva sino crítica de la crisis, que será muy útil para los comentarios en ATRIO. Así concluye: Ha llegado la hora de reinventar la política y de reencantar el mundo.

Cuando se acaban de cumplir diez años desde los atentados del 11 de septiembre y tres años desde la quiebra del banco Lehman Brothers ¿cuáles son las características del nuevo “sistema-mundo”?
La norma actual son los seísmos. Seísmos climáticos, seísmos financieros y bursátiles, seísmos energéticos y alimentarios, seísmos comunicacionales y tecnológicos, seísmos sociales, seísmos geopolíticos como los que causan las insurrecciones de la “Primavera árabe”…

Hay una falta de visibilidad general. Acontecimientos imprevistos irrumpen con fuerza sin que nadie, o casi nadie, los vea venir. Si gobernar es prever, vivimos una evidente crisis de gobernanza. Los dirigentes actuales no consiguen prever nada. La política se revela impotente. El Estado que protegía a los ciudadanos ha dejado de existir. Hay una crisis de la democracia representativa: “No nos representan”, dicen con razón los “indignados”. La gente constata el derrumbe de la autoridad política y reclama que ésta vuelva a asumir su rol conductor de la sociedad por ser la única que dispone de la legitimidad democrática. Se insiste en la necesidad de que el poder político le ponga coto al poder económico y financiero. Otra constatación: una carencia de liderazgo político a escala internacional. Los líderes actuales no están a la altura de los desafios.

Los países ricos (América del Norte, Europa y Japón) padecen el mayor terremoto económico-financiero desde la crisis de 1929. Por primera vez, la Unión Europea ve amenazada su cohesión y su existencia. Y el riesgo de una gran recesión económica debilita el liderazgo internacional de Norteamérica, amenazado además por el surgimiento de nuevos polos de poderío (China, la India, Brasil) a escala internacional. 
En un discurso reciente, el Presidente de Estados Unidos anunció que daba por terminadas “las guerras del 11 de septiembre”, o sea las de Irak, de Afganistán y contra el “terrorismo internacional” que marcaron militarmente esta década. Barack Obama recordó que “cinco millones de Americanos han vestido el uniforme en el curso de los últimos diez años”. A pesar de lo cual no resulta evidente que Washington haya salido vencedor de esos conflictos. Las “guerras del 11 de septiembre” le costaron al presupuesto estadounidense entre 1 billón (un millón de millones)  y 2,5 billones de dólares. Carga financiera astronómica que ha tenido repercusiones en el endeudamiento de Estados Unidos y, en consecuencia, en la degradación de su situación económica.

Esas guerras han resultado pírricas. En cierta medida, finalmente, Al Qaeda se ha comportado con Washington de igual modo que Reagan lo hizo con respecto a Moscú cuando, en los años 1980, le impuso a la URSS una extenuante carrera armamentística que acabó agotando al imperio soviético y provocando su implosión. El “desclasamiento estratégico” de Estados Unidos ha empezado.

En la diplomacia internacional, la década ha confirmado la emergencia de nuevos actores y de nuevos polos de poder sobre todo en Asia y en América Latina. El mundo se “desoccidentaliza” y es cada vez más multipolar. Destaca el rol de China que aparece, en principio, como la gran potencia en ciernes del siglo XXI. Aunque la estabilidad del Imperio del Medio no está garantizada pues coexisten en su seno el capitalismo más salvaje y el comunismo más autoritario. La tensión entre esas dos fuerzas causarà, tarde o temprano, una fractura. Pero, por el momento, mientras declina el poderío de Estados Unidos, el ascenso de China se confirma. Ya es la segunda potencia economica del mundo (por delante de Japón y Alemania). Además, por la parte importante de la deuda estadouninese que posee, Pekín tiene en sus manos el destino del dólar…

El grupo de Estados gigantes reunidos en el BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) ya no obedece automáticamente a las consignas de las grandes potencias tradicionales occidentales (Estados Unidos, Reino Unido, Francia) aunque éstas se sigan autodesignando como “comunidad internacional”. Los BRICS lo han demostrado recientemente en las crisis de Libia y de Siria oponiéndose a las decisiones de las potencias de la OTAN y en el seno de la ONU.

Decimos que hay crisis cuando, en cualquier sector, algún mecanismo deja de pronto de funcionar, empieza a ceder y acaba por romperse. Esa ruptura impide que el conjunto de la maquinaria siga funcionando. Es lo que está ocurriendo en la economía desde que estalló la crisis de las sub-primes en 2007.
Las repercusiones sociales del cataclismo económico son de una brutalidad inédita: 23 millones de parados en la Unión Europea y más de 80 millones de pobres… Los jóvenes aparecen como las víctimas principales. Por eso, de Madrid a Tel Aviv, pasando por Santiago de Chile, Atenas y Londres, una ola de indignación levanta a la juventud del mundo.

Pero las clases medias también están asustadas porque el modelo neoliberal de crecimiento las abandona al borde del camino. En Israel, una parte de ellas se unió a los jóvenes para rechazar el integrismo ultraliberal del Gobierno de Benjamín Netanyahu.

El poder financiero (los “mercados”) se ha impuesto al poder político, y eso desconcierta a los ciudadanos. La democracia no funciona. Nadie entiende la inercia de los gobiernos frente a la crisis económica. La gente exige que la política asuma su función e intervenga para enderezar los entuertos. No resulta fácil; la velocidad de la economía es hoy la del relámpago, mientras que la velocidad de la política es la del caracol. Resulta cada vez más dificil conciliar tiempo económico y tiempo político. Y también crisis globales y gobiernos nacionales.

Los mercados financieros sobrerreaccionan ante cualquier información, mientras que los organismos financieros globales (FMI, OMC, Banco Mundial, etc.) son incapaces de determinar lo que va a ocurrir. Todo esto provoca, en los ciudadanos, frustración y angustia. La crisis global produce perdedores y ganadores. Los ganadores se encuentran, esencialmente, en Asia y en los países emergentes, que no tienen una visión tan pesimista de la situación como la de los europeos. También hay muchos ganadores en el interior mismo de los países occidentales cuyas sociedades se hallan fracturadas por las desigualdades entre ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres.

En realidad, no estamos soportando una crisis, sino un haz de crisis, una suma de crisis mezcladas tan intimamente unas con otras que no conseguimos distinguir entre causas y efectos. Porque los efectos de unas son las causas de otras, y asi hasta formar un verdadero sistema. O sea, nos enfrentamos a una crisis sistémica del mundo occidental que afecta a la tecnología, la economía, el comercio, la política, la democracia, la guerra, la geopolítica, el clima, el medio ambiente, la cultura, los valores, la familia, la educación, la juventud, etc.

Vivimos un tiempo de “rupturas estratégicas” cuyo significado no comprendemos. Hoy, Internet es el vector de la mayoría de los cambios. Casi todas las crisis recientes tienen alguna relación con las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información. Los mercados financieros, por ejemplo, no serían tan poderosos si las órdenes de compra y venta no circulasen a la velocidad de la luz por las autopistas de la comunicación que Internet ha puesto a su disposición. Más que una tecnología, Internet es pues un actor de las crisis. Basta con recordar el rol de WikiLeaks, Facebook, Twitter en las recientes revoluciones democráticas en el mundo árabe.

Desde el punto de vista antropológico, estas crisis se están traduciendo por un aumento del miedo y del resentimiento. La gente vive en estado de ansiedad y de incertidumbre. Vuelven los grandes pánicos ante amenazas indeterminadas como pueden ser la pérdida del empleo, los choques tecnológicos, las biotecnologías, las catástrofes naturales, la inseguridad generalizada… Todo ello constituye un desafio para las democracias. Porque ese terror se transforma a veces en odio y en repudio. En varios países europeos, ese odio se dirige hoy contra el extranjero, el inmigrante, el diferente. Está subiendo el rechazo hacia todos los “otros” (musulmanes, gitanos, subsaharianos, “sin papeles”, etc.) y crecen los partidos xenófobos.

Otra grave preocupación planetaria: la crisis climática. La conciencia del peligro que representa el calentamiento general se ha extendido. Los problemas ligados al medio ambiente se están volviendo altamente estratégicos. La próxima Cumbre mundial del clima, que tendrà lugar en Rio de Janeiro en 2012, constatarà que el número de grandes catástrofes naturales ha aumentado así como su carácter espectacular. El reciente accidente nuclear de Fukushima ha aterrorizado al mundo. Varios gobiernos ya han dado marcha atrás en materia de energía nuclear y apuestan ahora –en un contexto marcado por el fin próximo del petróleo– por las energías renovables. 

El curso de la globalización parece como suspendido. Se habla cada vez más de desglobalización, de descrecimiento… El péndulo había ido demasiado lejos en la dirección neoliberal y ahora prodría ir en la dirección contraria. Ya no es tabú hablar de proteccionismo para limitar los excesos del libre comercio, y poner fin a las deslocalizaciones y a la desindustrialización de los Estados desarrollados. Ha llegado la hora de reinventar la política y de reencantar el mundo.

28 comentarios

  • Fico Sánchez Peral

    Por cierto, está siendo una gozada presenciar el contraste de pareceres entre Oscar Varela y Rodrigo Olvera. Un fuerte abrazo a ambos.
    Fico.
    PD. Sigue yendo, Oscar; sigue, sigue, sigue!!!!!!!

  • Fico Sánchez Peral

    No sé si irrumpo cual elefante en cacharrería, pero he querido enviar mi comentario habiendo leído solo el artículo, pero no los comentarios de otros intervinientes, que me dispongo a leer ahora.
    Saludos. Fico.

  • Fico Sánchez Peral

    Entiendo y comparto buena parte del planteamiento del artículo, pero me preocupan algunos aspectos de la pregunta final que lo concluye: «Ha llegado la hora de reinventar la política y de reencantar el mundo.».
    ¿Reinventar la política? ¿Reencantar el mundo?: lo encuentro peligrosísimo, y explicaré por qué.
     
    Se habla de la imprevisibilidad de los cambios y de la incapacidad de la política de estar a su altura, dada la velocidad a la que se producen; y, sin embargo, llevamos años viendo la irrupción en el escenario político, de una generación de políticos cada vez más mediocres, peliculeros (¿o encantados?) y más incapaces por tanto de estar a la altura de las circunstancias. Léase George Bush, Aznar, Sarcosi, Zapatero, Berlusconi, Papandreu…
     
    ¿No es eso: “encantadores de serpientes”, lo que buscan los partidos políticos, con campañas electorales que “encanten” a los electores, para hacerse con el poder en beneficio propio y no de la sociedad?
     
    En España estamos en tiempo de elecciones y, como siempre, todos nos escandalizamos cuando a algunos les traiciona el subconsciente y se les escapan (secretos a voces) expresiones nada respetuosas como (cito de memoria pero respeto su sentido original): ¡Cómo puede haber tontos de los cojones que sigan votando al PP!, o: ¿Habrá imbéciles que vuelvan a votar la continuidad del PSOE que nos ha llevado a la ruina? Insultos y faltas de respeto a los votantes, que a todos nos parecen muy mal y que rechazamos por menospreciar la inteligencia de los votantes, mientra que a la vez: antes, durante y después, callamos ante la sarta de mentiras, demagogias y exageraciones con las que, en las campañas electorales, se pretende engañar y confundir a los electores propios de cada partido (¡esto sí que es corrupción!!!), porque a los ajenos ya se sabe que es inútil intentarlo.
     
    Y lo que es peor aun, pasadas las elecciones, cada partido, tanto el ganador como el perdedor, persisten en el engaño de su propia militancia, llamándolas a la adhesión-sumisión incondicional a la ideología y líder de turno, por muy engañosos (¡y lo saben!) que puedan ser. Por eso cuando, desesperados de que los “tontos de los cojones propios” o los “idiotas propios” se desencanten y dejen de obedecer las borreguiles directrices del pensamiento único, ante la cruda realidad, entonces se recurre a nuevas formas de manipulación  tipo movimiento 15-M (salvando algunas ingenuas excepciones bienintencionadas), con las que volver a saltarse las reglas del juego. Práctica que, en mi opinión, sigue pretendiendo la idiotización popular.
     
    Lo malo es que tal actitud tiene un efecto reversible perverso, que es el de la idiotización también de los políticos, pues si se engaña a los votantes hasta el extremo de que no sepan elegir los gobernantes con buen criterio, estos acabaran saliendo, mal-elegidos, como algunos de la última cosecha: hombres de paja, tramposos, incompetentes, sin sentido de estado, que todo lo que saben de economía lo aprendieron en “dos tardes” y luego, cuando les sorprende el mayor atentado o la mayor crisis económica del siglo, se ven arroyados por las circunstancias y llevando a la ruina a los países que gobiernan.
     
    Eso es lo que, en mi opinión, confunde y hasta “idiotiza” (con todos mis respetos) a los electores: el engaño a que los someten las ideologías previamente manipuladas por los líderes de los partidos que ellos mismos sustentan. Por eso no estoy de acuerdo en que haya que reinventar la política, sino en sanearla regenerando la democracia española volviendo a dotarla de sentido ético. Ni, mucho menos aun, en reencantar al mundo, por el sentido ilusionista (visión engañosa y mágica de la realidad) que tiene la palabra “encantar”, pues lo que hace falta es facilitar la información de forma ética, objetiva y veraz, para que el elector tenga elementos de juicio y criterio propios con los que hacer una valoración acertada y libre de lo que es una buena elección. Que es exactamente lo contrario de lo que hacen las campañas electorales y, legislatura tras legislatura, los partidos.
     
    Por eso lo que yo creo es que, empezando por uno mismo y por casa, es decir, por la ideología propia de cada uno y no por la ajena, que ya se encargara cada uno de la suya, hay que elevar el discurso ético de todos los que opinamos y ser implacables con la hipocresía y la incongruencia práctica de los nuestros. Solo así es posible llegar a elegir buenos gobernantes que no estén tan lejos de la coyuntura, cada vez más difícil, que les espera. Y, también solo así, mediante la saludable autocrítica, se verá beneficiada la convivencia respetuosa entre quienes defienden diferentes ideologías.

  • oscar varela

    Hola Rodrigo!
     
    Gracias. Te vas explicando mejor.
     
    1.- Él dice que la opinión pública NO EXISTE. Que lo que se nos vende como “opinión pública” no es más que la opinión de quienes tienen el capital suficiente para presentar su opinión particular como “opinión pública”
     
    Comento yo:
    Esto también lo dice Ortega; y hoy se dice de esta manera en referencia al Periodismo y recalcado por Ramonet en cuanta Entrevista o Charla se le presenta:
    -No confundir “libertad de Prensa” con “libertad de Empresa”-
    (los Periodistas tienen la libertad de prensa que el libre empresario le permita)
     
    Estimo que en Argentina lo tenemos suficientemente claro:
    Luego de más de 2 años elaborando desde las bases organizadas en debate asambleario por todo el País, se logró la Ley de Comunicación de Medios Audiovisuales.
    (Se logró justo antes de aparecer la super-revolucionaria transformación digital. Luego es un poco tarde piar)
     
    Sin embargo, ya vamos hacia 2 años más de su sanción, y todavía siguen trabas leguleyas de tu Profesión abogacil (vos serás una de las principales víctimas de esa “barbarie” que es el “especialista” doctorado), sin que se pueda aplicar en todo el espectro en que ha sido sancionada. Por ejemplo: las Cooperativas siguen impedidas de tener ningún Medio.
    ……………
    2.- Y no… ni en él ni en Ortega mandar es sinónimo de capital simbólico. En  él, el capital simbólico no es mandar, sino el mecanismo y capacidad de convertir todo otro capital en poder. Para Ortega mandar no es dar un proyecto vital ni una acción simbólica (y capital simbólico no es acción simbólica) sino gobernar.  Al menos en el texto que pusiste
     
    Comento yo:
    a) Capital simbólico”: el uso que le di a esa expresión del Autor que trajiste a colación es un gesto comprensivo de buena voluntad mía por entramar los esfuerzos que honestos intelectuales hacen. Si crees que está mal. Bueno, estará mal.
     
    b) Capital simbólico”: el uso que le di aplicándolo a la descripción de “mando” que hace Ortega no me parece desacertado y está en la misma dirección de mejorar la comprensión de los esforzados honestos pensadores.
     
    c) El Texto que puse es: Ortega y Gasset “La Rebelión de las Masas” 1928 – OCT4, II Parte, 231-278)
    Si te remitís a “toda” esa  cita lo vas a encontrar.
    ……………..
    3.- Pregunta ingenua: Por qué será que cada vez que critico a Ortega me acusas de mala voluntad? Será que -al igual que los defensores del dogma católico- no es posible concebir que no se esté de acuerdo con él sino desde una intención torcida?
     
    Comento yo
    a) Pregunta ingenua: ¿qué tiene de “ingenua”? Sólo el artilugio abogacil. ¿Estamos, acaso, en Atrio.org en Tribunal de Juzgado?
     
    b) me acusas de mala voluntad: Tendrás que aprender a leer. Mi texto es benévolo –tira para adelante, no acusa para atrás- y dice: Poné un poco más de buena voluntad en comprender que en litigar.
     
    c) al igual que los defensores del dogma católico …: Generalizas, amigo.
    ……………..
    4.- Pues bien, ilumina mi falta de buena voluntad y dime de qué manera (con buena voluntad) el texto explícito de Ortega negando que los jóvenes tengan realmente derechos porque aún no han hecho nada para merecerlos, no es contradicho con la afirmación de que toda persona tiene derechos de manera sin depender de su edad o sus merecimientos.
     
    Comento yo
    ¿No te parece que ya estoy cansando a los Lectores de este Post?
     
    5.- Y te repito que yo niego superioridades. Mucho menos una falsamente atribuida a mí.
     
    Comento yo
    OK. Las podrás negar, pero es así: tenés superioridades (componente esencial de la Auto-Estima).
    Me felicito de que las compartas y a mí de gustarlas.
     
    Un abrazo – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Bien. Quizá no me expliqué bien
     
    Él dice que la opinión pública NO EXISTE. Que lo que se nos vende como “opinión pública” no es más que la opinión de quienes tienen el capital suficiente para presentar su opinión particular como “opinión pública”
     
    Y no… ni en él ni en Ortega mandar es sinónimo de capital simbólico. En  él, el capital simbólico no es mandar, sino el mecanismo y capacidad de convertir todo otro capital en poder. Para Ortega mandar no es dar un proyecto vital ni una acción simbólica (y capital simbólico no es acción simbólica) sino gobernar.  Al menos en el texto que pusiste
    Pregunta ingenua: Por qué será que cada vez que critico a Ortega me acusas de mala voluntad? Será que -al igual que los defensores del dogma católico- no es posible concebir que no se esté de acuerdo con él sino desde una intención torcida?
     
    Pues bien, ilumina mi falta de buena voluntad y dime de qué manera (con buena voluntad) el texto explícito de Ortega negando que los jóvenes tengan realmente derechos porque aún no han hecho nada para merecerlos, no es contradicho con la afirmación de que toda persona tiene derechos de manera sin depender de su edad o sus merecimientos.
     
    Y te repito que yo niego superioridades. Mucho menos una falsamente atribuída a mí

  • oscar varela

    Hola Rodrigo Olvera!
     
    No te enredes.
     
    Si Bourdieu dice que:
    “la opinión pública no sólo NO existe; sino que es una forma de en-mascarar el juego de relación de fuerzas que fundamentan realmente el ejercicio del poder”
     
    No sé por qué dice que NO existe si dice que existe (es una forma de enmascaramiento)
     
    Yo no estoy de acuerdo que sea un “enmascaramiento”.
     
    Sí estoy de acuerdo que sea la realidad misma que Bourdieu dice enmascarar:
    … siendo el más importante el capital simbólico, que es …
     
    Y en esto la coincidencia con Ortega es clara:
    Ese “capital simbólico” es el MANDO.
     
    ¿Qué es el “mando” para Ortega?
     
    Es la acción simbólica de
     
    + “dar en la mano” (“manus dare”de ahí viene el nombre gestual de “man-do”)
    + “un Proyecto de vida en común” (este es capital simbólico)
    + que genera “entusiasmo” (encantamiento)
    + haciendo seguidores.
     
    Este es el meollo de toda Sociedad.
    …………….
    ¡Voy Todavía! – Oscar.
     
    PS: en cuanto a las otras cuestiones sobre “elites”, Derechos de los jóvenes, etc.
    te diría lo mismo: No te enredes. Poné un poco más de buena voluntad en comprender que en litigar; que perspicacia y capacidad no te falta. Y acá se verifica la tesis de que sos superior. Yo no soy tonto y me dispongo atento a ser tu aprendiz. En vez, el “hombre-masa” es tonto cuando cree poder “mandar”, e.d. cuando desnaturaliza su función.
    (favor de no identificar la Masa con el obrero, o el pobrecito, etc.)
    (el prototipo de Masa rebelada es el “especialista”)
     
    Ramonet sabe de ese manipuleo de los Mass Media sobre esa Masa “rebelada”
    ¿o por qué, sino, saca un Periódico y se especializa en Comunicación?
     

  • Rodrigo Olvera

    Ah.. y me das un pretexto maravilloso sobre des-decir a Ortega en el tema de la “Opinión pública”
     
    Para Ortega, la opinión pública no sólo existe, sino que es el fundamento único del mandar (diciendo que el mandar no está fundamentado en la fuerza)
    Para Bourdieu, la opinión pública no sólo NO existe; sino que es una forma de en-mascarar el juego de relación de fuerzas que fundamentan realmente el ejercicio del poder (lo que el no llama fuerzas, sino capital… siendo el más importante el capital simbólico, que es la capacidad de transformar cualquier otro capital en poder)
     
    Creo que sí que hay contradicción aquí.

  • Rodrigo Olvera

    Oscar
     
    El trato y la valoración que le da Gramsci a “la masa”  es en dirección contraria a la de Ortega. Por más que digas que la nobleza de los superiores no menoscaba a la persona-masa en Ortega, eso es falso. En Ortega sí que hay un elitismo (no hereditario, pero se mantiene elitista) al grado que afirma que las persona-masa son inmorales.
     
    Lo de la distinción entre justicia y lo justo en Ortega no lo sé ni me interesa mucho, pero me parece que es un salirse de la tangente de un des-decir concreto a Ortega al que no le entras: que en Ortega los derechos deben ser merecidos y no pertenecen a los jóvenes.
     
    En cuanto a que la nobleza es exigirse más; sabemos lo metódico y exigente que era consigo mismo Mengele. Si vemos lo que afirma Ortega que es la nobleza y superioridad (el esforzarse por destacar de la masa), sin duda Mengele y otros líderes deberán ser considerados nobles y superiores. A fin de cuentas, ¿no se basaba en ello buena parte de la nobleza y superioridad de destino  de Alemania? Claro, la cosmovisión nacionalsocialista agregaba un componente racial ausente en Ortega.
     
    Tienes razón en que superación no necesariamente es contradicción. Pero en los ejemplos concretos que te he mencionado (la idea del poder, en que Ortega niega absolutamente que se base en la fuerza, cuando los autores que cito incluyen la fuerza como parte del basamiento del poder..no sólo fuerza física, sino económica ideológica y simbólica; en la justificación de superioridad entre seres humanos por la razón que sea; y en la inherencia de ciertos derechos independientemente de la edad o los “merecimientos”) sí que hay contradicción).
     
    Más aún. Las bases, principios y técnicas del automóvil son una superación sin contradicción de las carretas. Un estadio por encima. No por ello, seguimos viajando en carretas (al menos, no la mayoría… algunas comunidades sí que las siguen usando, sea por sus condiciones de vida material, sea por razones religiosas-culturales, como los Amish)
     
    Saludos

  • Josefina G.C.

    Muchas GRACIAS  Antonio Vicedo por ser voz de los sin voz,  y permite que reitere este tu párrafo :
    Hay una crisis de la democracia representativa.-………para aquellos que se olvidan  de la no-educación o educación tan precaria de  las “masas” (grave problema este puesto que de el se deriban muchos errores),   y que hubo y sigue habiendo mucho empeño en la colonización cultural de las mentalidades y criterios, bien manteniendo analfabetismo total, bien ofreciendo una educación puramente técnica y productivista, controlando totalmente y censurando, cualquier apunte cultural o educacional de carácter promocionante personalista?” etc., etc.
     (veanse las actuales luchas por la Educación Pública y de Calidad, que no bancaria, como quería P.Freire)

  • Antonio Vicedo

    Carmen, creo que no había que esperar a la cuestión de los fallos o inutilidad de los teléfonos rojo y negro. Ya en su  informe, al regreso de URSS,  Angel Pestaña advirtió que no se trataba de un real Socialismo , ni siquiera una Dictadura del Proletariado, sino de una bien tramada Dictadura sobre el proletariado, después del intento de cortarle la cresta a la nobleza y a la burguesía.
    A las minorías populares con algo de concienciación y solidaridad, les habían pasado, las nuevas élites y sus cómplices, dolorosas, cuando no trágicas facturas ; y el proletariado, aparte de dividido, quedaba por falacias de eficiencia revolucionaria subyugado, manipulado, y llegado el caso, reprimido.
    Lo que allí se estaba desarrollando no era más que otra OLIGARQUÍA  por mucho que el color  rojo intentara camuflarla.
    Sólo hizo falta tiempo y conjunción de circunstancias para que el árbol diera cosecha abundante de su naturaleza y le tocara el turno del hacha o la sierra.
    Algo de lo que se repetirá en China y Corea con su colorido, a la vista de como quedan sus respectivos Pueblos.
    Y es que con fibra falsa, ni se hace hilo , ni cabos, ni maromas , ni tejidos, ni trajes “nobles”.
    La marca de nobleza la llevamos en el ombligo humano y para que cobre concreción  adecuada con nuestra identidad humana, solo hace falta que la marca umbilical sea respaldada por una praxis individual y colectiva de coherencia PERSONALISTA: de HERMANDAD HUMANA UNIVERSAL.

  • oscar varela

    Hola Gaby!

    Ramonet sabe muy bien lo que está diciendo.

    Apunta en el sentido correcto.

    Sobre todo en el meollo del conflicto que son
    los MEDIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUALES.

    Porque son los que nos “hacen el bocho” de los Caminos a seguir.

    Son los formadores de la “OPINIÓN PÚBLICA
    que marcan la Agenda de lo que hay que tratar.

    Otra cosa que sabe muy bien Ramonet es
    que el problema no es el Capital,
    sino su acumulación no distributiva.

    El Problema son los “pobres”, ¡sí!
    pero porque no se posibilita su promoción de la primera y básica riqueza:
    la AUTO-ESTIMA.

    Jesús arrasó con los depresores “pecados – juicios – castigos”.

    AUTOESTIMAR
    LA VIDA.

    Esa es la NUEVA REVELACIÓN
    Ese es el  NUEVO ENCANTAMIENTO

    Y la Palabra de repercución en todo el espectro de la Vida Humana es:
    C O O P E R A C I Ó N.

    ¿Te parece que puede ser así?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola pepe sala!

    Perdoname si no me supe expresar,
    pero creí que era suficiente la definición que di:

    El Noble se define por “Nobleza obliga”;
    Noble es el que más se exige a sí mismo.
    ………………..
    Noble es mi hijo que se levanta a las 04:30 hs para ir a trabajar.

    Noble fueron mis compañeros de trabajo
    algunos de los cuales promoví y les reconocí
    el Cargo de Encargados y Sueldo correspondiente
    aunque los hube sacado de la selva chaqueña
    y no les dio la cabeza para asimilar el sistema de lecto-escritura
    por más que lo hayamos intentado.

    ¿Qué tienen que ver, entonces, esos ejemplos deprimentes que das?

    A mí me guía la nobleza de llegar a ser el que estoy llamado a ser;
    y me esfuerzo alegremente por los Quehacers que a ello me conduzcan.

    Vos mismo sos noble -como se dice de una madera o de una pieza mecánica cuando cumple dignamente para lo que fue hecha- noble al coincidir con vos mismo;
    que esa es la definición de la verdad (no la mera adecuación de la mente y la cosa).

    Tratá de entenderme.

    Yo no sabría cómo decir de otra manera lo que quiero decir.

    ¿Tan mal lo he dicho?

    Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Por ahora tenemos claro cual es el problema…    ”
    Hoy los ricos y súper ricos (en los dos lados del Atlántico) han acumulado enormes sumas de dinero, y en cambio se está destruyendo empleo. En realidad, lo primero es la causa de lo segundo. Este capital no se ha estado utilizando con fines productivos (creando empleo), sino especulativos (destruyéndolo). Y ahí está el problema. La concentración de las rentas en grupos sociales muy minoritarios, facilita el endeudamiento de la gran mayoría de la población por un lado y la actividad especulativa a los súper ricos por el otro. De ahí que tales políticas sean el sueño de la banca, cuya excesiva influencia sobre los Estados está llevando a los países de los dos lados del Atlántico a la Gran Depresión.”… http://www.redescristianas.net/2011/10/10/politica-fiscal-y-conflicto-de-clases-la-gran-recesion-en-eeuu-y-en-espana-y-como-salir-de-ellavicenc-navarro-catedratico-de-ciencias-politicas-y-sociales/
    Incluso podemos agregar, cuestiones como debido a que la moneda circulante es mucho  más que los bienes circulante se desatara una inflacción y posiblemente una hiperinflacción, que la tierra no da más de si…debido a la intensa sobreexplotación, que desde aquellas conferencias del mundo sin empleo una de las visiones de futuro del gran capital y sus popes…hoy se hace realidad debido a la intenso esfuerzo tecnólogico por sustituir la mano de obra humana…todo lo que estremadamente dificil usar las formulas neokeinesianas, sin decir que ya los cambios climtaticos estan afectando grandes zonas productoras de alimentos…

    Ahora para salir de esta situación, existe un primer paso…el camino se tome debe ser anticapitalista, democratico, no tanto por las formalidades sino por las formas en que participa el pueblo en la toma de decisiones…apostar a la creatividad…y tener la aceptación…el compromiso y el convencimiento de la conciencia colectiva, sin este primer paso…sera imposible lograr nada…se esta en camino…pero falta mucho…el llamado de Ramonet, intuyo, hace una apuesta a reinvertar las vinculaciones politicas y a encantar…convenser, crear convicción en la conciencia colectiva de los pueblos de algunos puntos que eventualmente nos saquen del atolladero del capitalismo, esto implica en mi modesto sentir…un cambio cultural…un salto civilizacional…que ya ha comenzado…pero en el que tenemos la obligación moral…y para los creyentes de Fe, de participar, de aportar, de acompañar de alentar…de estar…Por lo que imagino que más allá de coincidencias y discrepancias con las ideas de Ramonet…no se puede estimo, dejar de tener en cuenta la necesidad de reformular las cultura politica y de encantar la conciencia colectiva de los pueblos…Con cariño Gabriel

  • pepe sala

    Oscar, ¡¡ Por Tutatis !!, no me hagas hablar:
    ¿ Cómo una persona inteligente, como demuestras ser, puede escribir algo así?:
     
    “”La “Elite”, en esa disección que Ortega hace del “Hombre Masa”, es el Noble.
    El Noble se define por “Nobleza obliga”;
    Noble es el que más se exige a sí mismo””
     
    Sin entrar en el asunto de la “famosa pareja” Ortega y Gaset ( “santo” que no es de mi devoción en absoluto) considerar que lo que se entiende por ” nobleza” tradicional es élite de algo, ejemplo de alguna sociedad, laboriosidad ejemplar en algún ramo o cualquer ejemplo de vida que se pueda buscar en la ” nobleza tradicional” es como buscar una aguja en un pajar.
     
    Para prueva más reciente tenemos la ultrafamosísima ( y carísima ) boida de nuestra ínclita ” nobleza ssspañola, ¡¡ coño!!” ( para ir solucionando la crisis poco a poco, oiga…)
    La boda de Cayetana ( por los asuntos de los cayos en los pies) es el ejemplo más ilustrativo de que quienes son reconocidos como ” nobles de SSSSpaña ¡¡coño!! carecen hasta del más elemental sentido del ridículo.  ( el Rey tampoco tiene sentido del ridículo)
     
    Y, por si fuera poco, amigo Oscar, la tal  “noble de SSSpaña ¡¡coño!! , va en camino de cargarse al tercer varón ( y ésto en detrimento de la feministas de ATRIO) y la vieja tan fresca.
     
    Me han contado que el pobre hombre que se casó con la tal duquesa ( la ” noble” de turno y la más nobe del mundo mundial estadísticamente) está ingresado en la UVI con una intoxicación gravísima y son pocas las esperanzas de que se salve.
     
    Parace ser que el pobre hombre se comió una ALMEJA PODRIDA  en la noche de bodas y ya se sabe que el marisco es muy peligroso si no está fresco.
     
    Bueno… pues éso, que no me tienten con la jodida ” nobleza” que ando muy tranquilo últimamente y no quiero entrar a ciertos capotes. ( aunque me estoy quedando con ganas en algunas ocasiones.)
     
    Salu2, pues.

  • oscar varela

    Hola Antonio Duato!

    Tienes razón. Y no la tienes.

    1.- “Individuos superiores”:

    Todo aquel que porta un Proyecto de vida mejor es Superior.

    Esto no menoscaba a los que se adhieren y siguen al encarnado Proyecto en su Lider.
    Ese es el concepto de Masa (los seguidores).
    En Ortega se trata de una Masa “rebelde” (quiere “mandar”).

    La “Elite”, en esa disección que Ortega hace del “Hombre Masa”, es el Noble.
    El Noble se define por “Nobleza obliga”;
    Noble es el que más se exige a sí mismo (Parábola de los Talentos).

    Estimo que eso es lo que intentó Jesús.

    2.- “Encantamiento”:

    De los “gustos” se puede prescindir.
    No comprometen la vida.

    En el “encantamiento” se nos va, nos jugamos la vida.

    Ese, estimo, es el nivel en que ha de tratarse
    el Proyecto de un Nuevo Sistema-Mundo
    ¿no te parece?

    Te pregunto lo mismo que a Rodrigo

    ¿puedo ir todavía? ¿vale la pena?

    Un abrazo – Oscar.

  • jacob

    En un post se dice que la URSS  quedó desmantelada gracias a los Estados de derechas con el apoyo de la gran ramera vaticana, esto ya se veía venir, y no hacía falta que hubiesemos estudiados ciencia políticas, economia o filosofia…

    A mi modo de ver no es verdad, quedó desmantelada por el fracaso del comunismo, por la incompetencia de sus dirigentes, por el hambre que pasaban siendo un  pais inmensamente rico, por el orgullo y la soberbia de querer ser los primeros en todo sin preocuparse por el pueblo (recuerdense las hambrunas mientras exportaban trigo), por las carreras del espacio que no podían mantener, y por muchísimas cosas más.

    Echarle la culpa a la ramera vaticana, me parece um poco simplista.

    Saludos

  • oscar varela

    Hola Rodrigo Olvera!

    ¿Y ahora que hago? -me pregunto.

    Lo poco que conozco de los “superadores” que nombrás
    a mí me han sonado como muy buenos.

    No los he sentido como contra-diciendo,
    sino situados en un estadio por encima del tratamiento,
    que Ortega le da a la radicalidad de la vida humana.
    (epistemológicamente: ciencias sub-ordinadas o dependientes)

    En cuanto al Derecho, que es tu especialidad,
    tal vez puedas esclarecerme una insistente y seria diferencia
    que Ortega hace entre “lo justo” y “la justicia”.

    Tal vez algo se cuece allí algo que esclarecería eso de los “Derechos Humanos”,
    que los vamos conquistando de más en más,
    precisamente: haciendo más, aquellos que más hacen.
    (extraña frase en boca de don Quijote: -“nadie es más sino el que hace más”)

    En caso de que no tengas las citas de este Asunto
    (que me preocupa y no llego a precisar)
    te las podría facilitar.

    O, tal vez mejor, puedas consultar “Ortega en el Pensamiento Jurídico Contemporáneo”
    de Jesús López Medel – Impreso en Madrid – 1963 – (no me figura la Editorial).

    Bueno, te dejo porque ahora me toca lidiar con Antonio Duato.

    ¿Puedo seguir yendo todavía?

    Porque si de verdad soy tan vetusto en mis pensamientos,
    tengo la responsabilidad de no divulgarlos
    y quien quiera y sea, de hacérmelo saber.

    Gracias – Oscar.

  • Carmen (Almendralejo)

    Desde que dejó de existir aquellos míticos telefónos Rojo y ¿negro?… En una palabra que la URS quedó desmantelada gracias a los Estados de derechas con el apoyo de la gran ramera vaticana, esto ya se veía venir, y no hacía falta que hubiesemos estudiados ciencia políticas, economia o filosofia…
    Ahora estos líderes de Españá, Grecia, Portugal etc, serán como fueron otros África, Latinoamerica y algunos paises de oriente…
    Solo somos carne de cañón ante la brutal expoliación hacia esta neuva era o imperio que se abre.Como antes calló Roma, Grecia, la Cultua Celta, o los vikingos… 
    EE.UU, exporta su modo de, el Estado del Binestar,… China su forma de explotación y consumismo, y solo nos queda ¡REVUELTAS! Y  a PERDER TOD*S…

  • Antonio Duato

    La frase final del artículo de Ignacio Ramonet que fue resaltada en la introducción por la Redacción de Atrio ha dado mucho juego.

    Hasta se ha aportado un texto de La rebelión de las masas de Ortega y Gasset que rezuma elitismo. Para él no puede haber una nueva moral que surja de las nuevas generaciones. Es inmoral negar la obligación de “el respeto o estimación de los individuos superiores”. Al re-leer en ese texto su análisis de La verdadera cuestión de Europa he visto más sintonía con los discursos de Benedicto XVI que con las asamblea de 15 M.

    Pero todo empieza por el sentido que se da a re-encantar. No creo que Ramonet y la redacción de ATRIO hayan dado a esta palabra la primera definición de verbo transitivo, que le da el DRA, relacionando la palabra con magia. Más bien se le da la definición como intransitivo que también le da el mismo Diccionario. con su relativa autoridad:

    4. intr. Gustar en gran medida, agradar mucho. Le encanta el cine.

    Por tanto la expresión podría quedar así:

    Ha llegado el momento a que el mundo y la política vuelvan a gustar en gran medida a las nuevas generaciones.

    ¿Podemos ir yendo por ahí todavía, con permiso de individuos superiores como Ortega y Ratzinger?

  • Antonio Vicedo

    Los dirigentes actuales no consiguen prever nada. La política se revela impotente. El Estado que protegía a los ciudadanos ha dejado de existir. Hay una crisis de la democracia representativa: “No nos representan”, dicen con razón los “indignados”. La gente constata el derrumbe de la autoridad política y reclama que ésta vuelva a asumir su rol conductor de la sociedad por ser la única que dispone de la legitimidad democrática. Se insiste en la necesidad de que el poder político le ponga coto al poder económico y financiero. Otra constatación: una carencia de liderazgo político a escala internacional. Los líderes actuales no están a la altura de los desafíos.”
    Este párrafo requiere un detallado y detenido análisis:
    Los dirigentes actuales … ¿De qué dirigentes hablamos, de los políticos, culturales, sindicales, religiosos, de algunas más conscientes minorías, de los capitalistas financieros? Porque según a cuales nos refiramos, tendremos que matizar el predicado: -no consiguen prever nada.
    Porque , si nos referimos a los capitalistas financieros y a sus cómplices en el campo de la cultura y del poder político, incluso los del campo religioso, la falta de previsión no parece tan patente y clara, pues, si de algo podemos calificarlos, es de que vienen previniendo y preparando estrategias y tácticas de eficacia práctica para sus planes de acumulación de bienes y poder a lo largo de toda la historia de la Humanidad, sin que sean excepción estos últimos tiempos.
    Y buena prueba de ello es que han conseguido que el fenómeno de la GLOBALIZACIÓN haya quedado, casi completamente, bajo su férreo control y para su exclusivo provecho.
    Atada y bien atada están teniendo la estructuración fáctica de su control de la mentalidad y práctica general a favor del tener y el poseer competitivo sobre el valor del ser personal y la solidaridad consecuente.
    De un modo de poder absoluto fáctico sobre la cultura y práctica de las gentes, van pasando a otros modos formalmente distintos, pero fundamentalmente idénticos: consideración minimizada del valor personal de quien ni tiene, ni puede, y dominio abusivo de sus actividades rentabilizándolas a su ambicioso y desmedido poder.
    Habría que conocer qué y como planean esos grupos de PODEROSOS ANÓNIMOS, pero no fantasmagóricos, como EL BILDERBERG y otros para poder calibrar eso de: SI SE PREVIENEN y se PREPARAN ,o no, estas SITUACIONES tan desequilibradoras y poco acordes con el orden de la Naturaleza en lo humano y no humano.
    Hay una crisis de la democracia representativa.– Analizando la realidad de la cuestión, si PODER DEL PUEBLO es el concepto de democracia y EL PUEBLO,PUEBLO (En los estratos sociales más débiles y porcentualmente mayores, ni han podido promocionar su conciencia, ni han tenido posibilidad de ejercer adecuadamente su LIBERTAD y RESPONSABILIDAD, porque no han podido lograr realmente su condición teórica y práctica de SUJETOS) , más bien ha sido masa manipulable por carencias propias, o violencias externas ¿Como podemos hablar de posesión de Soberanía o Poder, cuando ni siquiera ha llegado a la condición de SUJETO indispensable para tal atributo?
    La DEMOCRACIA, hemos de admitirlo, no ha entrado en crisis, porque sólo ha llegado a ser una aproximación formal de la misma que ya andaría servida, si se la considerara OLIGARQUIA.
    ¿O por qué en las OLIGARQUIAS que han sido, y aún son (La machista un caso generalizado), ha habido tanto empeño en la colonización cultural de las mentalidades y criterios, bien manteniendo analfabetismo total, bien ofreciendo una educación puramente técnica y productivista, controlando totalmente y censurando, cualquier apunte cultural o educacional de carácter promocionante personalista?
    Hablar de DEMOCRACIA y de crisis de la misma, confundiéndola con OLIGARQUÍA, es una de las ardides de que se sirven los PODERES FÁCTICOS, para engañar a las gentes y rentabilizar a su favor el engaño. Y esto se ha venido haciendo desde cualquier coloración política.
    ¿Cómo se puede hablar de DEMOCRACIA en un sistema relacional humano en el que no se considera realmente a TODA PERSONA con idéntico valor, dignidad y fin?
    ¿Dónde queda el SUJETO de soberanía y poder compartidos, cuando a miles de millones de seres humanos no se les reconoce prácticamente su condición de PERSONA= SUJETO RACIONAL,LIBRE Y RESPONSABLE, sin posibilidad de excepción, incluso en peíses altamente desarrollados y presuntuosamente civilizados? ¿O, por poner un ejemplo, los más o menos 40 millones de norteamericanos, sumidos y marginados en la miseria, no son CIUDADANOS, ni “DEMOS=PUEBLO”?
    Por no alargarme más, dejo aquí mis reflexiones sobre otros aspectos del párrafo, que me gustaría ver tratados por otr*s comentaristas.

  • Rodrigo Olvera

    Pues si que se le ha desdicho. Empezando por su noción de “individuos superiores” (por supuesto, varones) a los que los inmorales socialistas (descritos sin nombrarlos) deberían respetar. Ya no se diga su análisis del poder: bastaría una vueltecita a Foucault, Gramsci, Bourdieu, o Sotolongo.  La idea misma de los Derechos Humanos desdice su idea de que los derechos deben merecerse, y que sólo corresponden a quien “ya haya hecho algo”.
    Yo por mi parte desdigo su argumentación basada en excluir (explícitamente) a todas aquellas manifestaciones que contrarían su tesis de que Europa se ha quedado sin moral. Y desdigo su afirmación (elitista y clasista) de que el “hombre-masa” carece de moral. Y su afirmación de que moral es por esencia sumisión
     
    Sé que eres Orteguista. A mí en algunos de sus planteamientos, me parece aún vigente. Pero en la mayoría, me parece largamente superado. En su epistemología, es notoriamente superado por varias personas, no sólo pero obviamente incluyendo a Zubiri. En su sociología, me parece muy superado por la escuela de Frankfurt, que incluso ya ha sido también superada. Lo que no habla mal de él. Simplemente, él dió lo que podía dar en su circunstancia, que no es la nuestra.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¿Tienes tiempo y paciencia  de ver cómo fueron dichas
    (y aun luego de más de 80 años todavía no-des-dichas)
    estos problemas de inventar y encantar un Mundo?
     
    Ortega y Gasset “La Rebelión de las Masas” 1928 – OCT4, II Parte, 231-278)
     
    – “Por “mando” no se entiende aquí primordialmente ejercicio de poder material, de coacción física. Porque aquí se aspira a evitar estupideces; por lo menos, las más gruesas y palmarias.
     
    Ahora bien; esa relación, estable y normal, entre hombres que se llama “mando” no descansa nunca en la fuerza, sino al revés; porque un hombre o grupo de hombres ejerce el mando, tiene a su disposición ese aparato o máquina social que se llama “fuerza”. Los casos en que a primera vista parece ser la fuerza el fundamento del mando se revelan ante una inspección ulterior como los mejores ejemplos para confirmar aquella tesis. Napoleón dirigió a España una agresión, sostuvo esta agresión durante algún tiempo, pero no mandó propiamente en España ni un solo día. Y eso que tenía la fuerza, y precisamente porque tenía sólo la fuerza.
     
    Conviene distinguir entre un hecho o proceso de agresión y una situación de mando. El mando es el ejercicio normal de la autoridad. El cual se funda siempre en la opinión pública: siempre, hoy como hace diez mil anos, entre los ingleses como entre los botocudos. Jamás ha mandado nadie en la tierra nutriendo su mando esencialmente de otra cosa que de la opinión pública.”-
    ···············
    – “La función de mandar y obedecer es la decisiva en toda sociedad. Como ande en ésta turbia la cuestión de quién manda y quién obedece, todo lo demás marchará impura y torpemente. Hasta la más íntima intimidad de cada individuo, salvas geniales excepciones, quedará perturbada y falsificada.
     
    Si el hombre fuese un ser solitario que accidentalmente se halla trabado en convivencia con otros, acaso permaneciese intacto de tales repercusiones, originadas en los desplazamientos y crisis del imperar, del Poder. Pero como es social
    en su más elemental textura, queda trastornado en su índole privada por mutaciones que en rigor sólo afectan inmediatamente a la colectividad. De aquí que si se toma aparte un individuo y se le analiza, cabe colegir sin más datos cómo anda en su país la conciencia de mando y obediencia.
    ····················
    SE DESEMBOCA EN LA VERDADERA CUESTIÓN
     
    Ésta es la cuestión: Europa se ha quedado sin moral. No es que el hombre-masa menosprecie una anticuada en beneficio de otra emergente, sino que el centro de su régimen vital consiste precisamente en la aspiración a vivir sin supeditarse a moral ningúna.
     
    No creáis una palabra cuando oigáis a los jóvenes hablar de la “nueva moral”. Niego rotundamente que exista hoy en ningún rincón del continente grupo alguno informado por un nuevo ethos que tenga visos de una moral. Cuando se habla de la “nueva” no se hace sino cometer una inmoralidad más y buscar el medio más cómodo para meter contrabando.
     
    Por esta razón fuera una ingenuidad echar en cara al hombre de hoy su falta de moral. La imputación le traería sin cuidado o, más bien le halagaría. El inmoralismo ha llegado a ser de una baratura extrema, y cualquiera alardea de ejercitarlo.
     
    Si dejamos a un lado—como se ha hecho en este ensayo—todos los grupos que significan supervivencias del pasado—los cristianos, los “idealistas”, los viejos liberales, etc.—, no se hallará entre todos los que representan la época actual uno solo cuya actitud ante la vida no se reduzca a creer que tiene todos los derechos y ninguna obligación.
     
    Es indiferente que se enmascare de reaccionario o de revolucionario: por activa o por pasiva, al cabo de unas u otras vueltas, su estado de ánimo consistirá, decisivamente, en ignorar toda obligación y sentirse, sin que él mismo sospeche por qué, sujeto de ilimitados derechos.
     
    Cualquiera sustancia que caiga sobre un alma así, dará un mismo resultado y se convertirá en pretexto para no supeditarse a nada concreto. Sí se presenta como reaccionario o antiliberal, será para poder afirmar que la salvación de la patria, del Estado, da derecho a allanar todas las otras normas y a machacar al prójimo, sobre todo si el prójimo posee una personalidad valiosa.
     
    Pero lo mismo acontece si le da por ser revolucionario: su aparente entusiasmo por el obrero manual, el miserable y la justicia social, le sirve de disfraz para poder desentenderse de toda obligación—como la cortesía, la veracidad y, sobre todo, sobre todo, el respeto o estimación de los individuos superiores.
     
    Yo sé de no pocos que han ingresado en uno u otro partido obrerista no más que para conquistar dentro de sí mismos el derecho a despreciar la inteligencia y ahorrarse las zalemas ante ella.
     
    En cuanto a las otras dictaduras, bien hemos visto cómo halagan al hombre-masa, pateando cuanto parecía eminencia.
     
    Esta esquividad para toda obligación explica, en parte, el fenómeno, entre ridículo y escandaloso, de que se haya hecho en nuestros días una plataforma de la “juventud” como tal. Quizá no ofrezca nuestro tiempo rasgo más grotesco. Las gentes, cómicamente, se declaran “jóvenes” porque han oído que el joven tiene más derechos que obligaciones, ya que puede demorar el cumplimiento de éstas hasta las calendas griegas de la madurez.
     
    Siempre él joven, como tal, se ha considerado eximido de hacer o haber hecho ya hazañas. Siempre ha vivido de crédito. Esto se halla en la naturaleza de lo humano. Era como un falso derecho, entre irónico y tierno, que los no jóvenes concedían a los mozos. Pero es estupefaciente que ahora lo tomen éstos como un derecho efectivo, precisamente para atribuirse todos los demás que pertenecen sólo a quien haya hecho ya algo.
     
    Aunque parezca mentira, ha llegado a hacerse de la juventud un chantage. En realidad, vivimos un tiempo de chantage universal que toma dos formas de mohín complementario: hay el chantage de la violencia y el chantage del  h humorismo. Con uno o con otro se aspira siempre a lo mismo: que el inferior, que el hombre vulgar pueda sentirse eximido de toda supeditación.
     
    Por eso, no cabe ennoblecer la crisis presente mostrándola como el conflicto entre dos morales o civilizaciones, la una caduca y la otra en albor. El hombre-masa carece simplemente de moral, que es siempre, por esencia, sentimiento de sumisión a algo, conciencia de servicio y obligación.
     
    Pero acaso es un error decir “simplemente”. Porque no se trata, sólo de que este tipo de criatura se desentienda de la moral. No; no le hagamos tan fácil la faena. De la moral no es posible desentenderse sin más ni más. Lo que con un vocablo falto hasta de gramática se llama amoralidad, es una cosa que no existe.
     
    Si usted no quiere supeditarse a ninguna norma, tiene usted, velis nolis, que supeditarse a la norma de negar toda moral, y esto no es amoral, sino inmoral. Es una moral negativa que conserva de la otra la forma en hueco.
     
    ¿Cómo se ha podido creer en la amoralidad de la vida? Sin duda, porque toda la cultura y la civilización moderna llevan a ese convencimiento. Ahora recoge Europa las penosas consecuencias de su conducta espiritual. Se ha embalado sin reservas por la pendiente de una cultura magnífica, pero sin raíces.
     
    En este ensayo se ha querido dibujar un cierto tipo de europeo, analizando sobre todo su comportamiento frente a la civilización misma en que ha nacido. Había de hacerse así porque ese personaje no representa otra civilización que luche con la antigua, sino una mera negación, negación que oculta un efectivo parasitismo. El hombre-masa está aún viviendo precisamente de lo que niega y otros construyeron o acumularon. Por eso no convenía mezclar su psicograma con la gran cuestión: ¿qué insuficiencias radicales padece la cultura europea moderna? Porque es evidente que, en última instancia, de ellas proviene esta forma humana ahora dominante.
     
    Mas esa gran cuestión tiene que permanecer fuera de estas páginas, porque es excesiva. Obligaría a desarrollar con plenitud la doctrina sobre la vida humana que, como un contrapunto, queda entrelazada, insinuada, musitada en ellas.
     
    Tal vez pronto pueda .ser gritada.”-
     

  • Jesús

    Caido el muro, le llega la hora al Estado de Bienestar.
    Era la forma de Estado que vivíamos. Y ha terminado. No queda ya qué repartir.
    El Estado de Bienestar surgía desde un pensamiento conservador que concebía la sociedad como un ser orgánico, un todo. Y realizaba el esfuerzo de acercar unos a otros (clases) para que no se rompiera. Estaba ideado por dirigentes que miraban oteando el futuro en común. Era fruto del ideario tradicional. El otro, el romántico-revolucionario, se fué antes.
    Sólo queda el mercado, que modela hoy al individuo a través de la TV. El ser-individual ha dejado de pensar y vivir para ser pensado y vivido (alienado)  por otros. Y los otros el poder, el mercado, se relaciona con él a través de la manipulación. Noticias, periódicos, papel cuché, duquesas en boda y oficiantes, fiestas, deportes, programas varios… forman parte de la música que sale de su flauta.
    A los que les tocaría mandar, los elegidos “democráticamente”, no son más que obedientes “aficionaos”. ¿Quién les iba a decir que iban a acoger gustosos soldados americanos, tras la salida de Irak o a capitalizar los bancos (¡Viva el libre mercado!), porque los ladrones han puesto nuestros ahorros a buen recaudo en las islas cocodrilo? ¿Qué digo “aficionaos”? Esos aún se echan a las plazas en un acto de valentía. No son más que mozos de recaos, que cambian una contitucio o rebajan un 5% de sueldos a golpe de teléfono.
    Las grandes decisiones están estudiadas y tomadas. Decir, como le oí a Miguel Angel Aguilar hace unos días, que “o Europa exporta derechos y libertades o importa sueldos de miseria” es un todo un grito de esperanza. Que me repito, conste, como un mantra, cada día. No hago más que engañarme.
    La realidad es distinta. Está diseñada y prevista. El camino por el que nos deslizamos es la aceptación, como irremediable, de la situación que nos es dada. Como irremediable, la incompetencia y mentira de nuestros políticos. Como irremediable, el  latrocinio de los banqueros. Como irremediable, la falsedad de una “democracia” sin división de poderes. ¿Hemos hecho algo para remediarlo? ¿Alguna ley, norma, sugerencia, algo que llevarse a la boca, hay para enganchar del pescuezo a todos esos mangantes?
    Si no hay dinero, no hay impuestos, y no hay caja, y no hay para pensiones, ni sanidad, ni educación, ni para pan. Hoy mismo oía en RNE que alguien concientizado alababa que algunas tiendas dejaban en bolsas las sobras para que pudieran recogerlas los que nada tienen. Servía el mismo discurso (bienintencionado) para ir preparando a la gente a lo que viene.
    Y que quede sólo en pobreza. Que pare ahí. Porque estoy empezando a imaginarme ya a los ilusos, que como los niños esperan a papá, y alzan ahora los picos a PePé, suplicando unas migajas de las que se caen de sus mesas. Vamos de cambio climático: la sequía durará más de uno  y dos años. No hay más que repartir.
    La desafección que viene a cualquier norma, a valores, a respetos, a personas…. la veo creciendo. Acabada la solidaridad y el cobijo que ha dado el Estado, temina la cohesión.

  • Iñaki S:S,

    La descripción de la enfermedad de nuestro mundo mundial me parece perfecta. Este buen diagnóstico debiera facilitarnos la elección de la terapia mas adecuada para salir del atolladero. Pues bien, en el último párrafo mi tocayo I.R. nos dice que “se habla cada vez mas de desglobalización, de decrecimiento”, de Bioeconomía añado yo,….  pero no basta con hablar. Hay que organizarse, unirse, actuar, etc., como dice Gabriel.  Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato y esto es lo dificil.
    Como el feroz neoliberalismo no va a mover un dedo, es el progresismo de izquierda, a escala mundial, el que ha de dar un paso al frente. ¿O vamos a dar por perdida para siempre a una socialdemocracia solidaria e incorruptible que vuelva la mirada hacia la gente mas necesitada?. ¿Tan difícil es que los partidos políticos de izquierdas salgan de su letargo y escapen de las garras de un capital que siempre acaba corrompiéndoles?. Si todos se pusieran de acuerdo en revalorizar una actividad socioeconómica humanista que diera la debida importancia al capital social y biológico, frente a omnipotente y omnipresente capital monetario, la soluciones estarían mas cercanas.
    Como escribía en otro post, el capitalista avaro, sin sentimientos y depredador debe de dar paso al progresista satisfecho con lo que posee, sensible a las necesidades de los demas y a las realidades sociales, económicas, biológicas y ambientales.

  • oscar varela

    Hola Gaby!

    Interesante el
    http://www.jornada.unam.mx/2011/10/09/politica/014o1pol?partner=rss

    ¿Te fijaste cómo exprimen a los griegos?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    También recomendamos leer…  http://www.jornada.unam.mx/2011/10/09/politica/014o1pol?partner=rss
    Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Dos análisis que me parecen obvia…reinventar y reencatar, parece que la cuestión, es encauzar las fuerzas sociales y políticas antisistemicas, para elaborar al menos grandes lineas de lo que se ha dado en llamar Socialismo del III milenio…Eso necesita romper con una crisis, que es el despertar a la clase obrera, dormida, por las malas dirigencia sindicales y lograr que todos nos vayamos sumando a el movimiento anti sistemicos que se le ha llamado por muchos los indignados, que en realidad, se extiendo por los varios continentes…ayudar a superar el individualismo, que el hipermodernismo, sembró, con el culto a los derechos propios e individuales, en desmedro de los derechos generales, el individualismo y el clásico encerrarse en sus propios problemas, típico de las sociedades del mundo desarrollado, para lograr un movimiento aluvional, con capacidad de elaborar un esbozo de proyecto del futuro…Que recoga las aspiraciones de los pueblos, pero esto necesita, coordinación, comunicación…y un gran movimiento anti sistemico asambleario…
    Esto implica romper con la cultura del individualismo tan fomentada por el sistema…La segunda cosa… también un ir acogiendo y conociendo propuestas que organizaciones como VIA CAMPESINA, LAS NACIONES ANCESTRALES…LOS MOVIMIENTOS ANTISISTEMICO Y OTRAS ORGANIZACIONES…HAN REALIZADO…
    EL OTRO TEMA TENER CLARO A QUE NOS ENFRENTAMOS…

    http://www.jornada.unam.mx/2011/10/07/opinion/021a1pol
    Es tiempo de unirnos, organizarnos y combatir, la crisis no fue producto de la casualidad, es producto de una organización oscura, inescrupulosa y asesina…que prefiere hundir a la humanidad, antes que dejar el poder y la riqueza.- Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    OK! lo recalcado por la Redacción de Atrio:

    – “Así concluye: Ha llegado la hora de reinventar la política y de reencantar el mundo.“-
    …………………
    Tal vez valga la pena recordar que la misma Redacción de Atrio
    mostró abundantemente -y con un Curso ad hoc-
    la GRACIA de abolir la MAGIA.

    Ahora nos muestra la otra cara de esa “abolición”
    e.d., su DES-GRACIA.

    Por eso aparece un entusiasmo por el EN-CANTAMIENTO,
    que es en lo que la MAGIA  consiste.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario