Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

agosto 2011
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7206 Artículos. - 109821 Comentarios.

La patrias, cajón de sastre

Resulta atípico el espectáculo de la presentación de las selecciones de futbol de España: al contrario que todas las demás selecciones, los futbolistas españoles no cantan el himno nacional, ponen cara de circunstancias, a veces sacan la bandera de su comunidad autónoma. Para más inri, los organizadores del evento se despistan y sacan la bandera republicana en vez de la roja y gualda, o ponen en la megafonía el himno de Riego en vez de la Marcha Real…

Vamos, que nuestro concepto y apego a la idea de la patria tiene de todo menos entusiasmo y entrega, diría uno.

Le pasaba lo mismo a Georges Brassens, que en una canción dice aquello de que “la música militar nunca me logró emocionar”, y a muchos franceses un tanto escorados a la izquierda que identifican la Marsellesa con Le Pen o el General De Gaulle y cualquier forma de chauvinismo…

Dicen que Carlos Marx pontificó aquello de que “los obreros no tienen patria”. No obstante, tanto Santiago Carrillo como muchos dirigentes y teóricos de la izquierda han intentado suavizar la estridencia marxista haciendo solemne acto de fe en sus patrias respectivas. Y si se trata de las patrias en que algunos parten la península, hasta la izquierda se sitúa en el terreno del nacionalismo: Eskerra Republicana de Catalunya, Ezker Abertzaleak de Euskadi…

Frente a esos ascos o vacilaciones de la izquierda, la derecha, llámese PP, o Republicanos o Tea Party de Usa, chinos o noruegos, o Partido Nacionalista vasco, o nacionalistas catalanes, juran y  confiesan solemnemente su amor, entrega y devoción a la patria, la que les toque. La patria le sienta muy bien a toda derecha que se precie, forma parte de la esencia de su filosofía y estrategia.

Otra cosa es el mundo de las finanzas, la banca y el capitalismo. Los plutócratas del mundo manejan el concepto de la patria a su conveniencia, en función de la rentabilidad económica que puedan obtener de él. Vale tanto como decir que el capital pasa del concepto de patria, no tiene más patria que el dinero. Cuando vienen mal dadas, las culpas se le cargan a la patria, y el castigo también; cuando vienen bien dadas, el beneficio y la ganancia se lo que dan ellos en exclusiva.En ese sentido, son mucho más alégricos a toda idea de patria que Carlos Marx: solo que éste lo dijo explícitamente, los capitalistas esconden su juego, esquivan todo compromiso.

Vivimos una circunstancia histórica hundidos en una crisis económica gravísima. Una crisis que, en el lenguaje políticamente correcto, afecta a unas patrias patrias mientras otras la están llevando muy bien, incluso con ganancias, viento en popa. La crisis castiga duramente a Grecia, Irlanda, Portugal, España, le va muy bien a Alemania, menos mal a Francia y a Inglaterra, los de USA no se quejan, pero los chinos la llevan de cine; y los de la India, y los de Turquía, y los de Brasil, y los países de economía neoliberal de Sudamérica…

No hay más personajes en esta tragicomedia, sainete burlesco o astracanada de la crisis que las patrias y los mercados, la economía española, sueca, inglesa, norteamericana, etc. etc.

Pero la verdad es muy otra, la raya divisoria entre los que se están beneficiando o están siendo perjudicados por la crisis no la marcan las fronteras entre las patrias, sino la línea divisoria entre las clases sociales del mundo entero. Solo hay, desde este punto de vista, dos patrias: la de los capitalistas y sus paniaguados que se están forrando, y la de un proletariado internacional que cada vez es más numeroso y más pobre y más despojado. Y en esa bolsa de proletarios hay yanquis, brasileños, indios, chinos, españoles, alemanes, de todas las nacionalidades. Y en la élite de los que se están enriqueciendo hay togoleses, nigerianos, árabes, ingleses, españoles, portugueses…de todo pueblo y nación.

No podemos validar esta forma de hablar de la crisis, no es honrado ni justo meter en un mismo saco a todos los españoles. No podemos consentir que un político español prometa empleo para todos y no diga nada de repartir el fruto del trabajo equitativamente entre todos los ciudadanos españoles.

No podemos dar por válido el lenguaje que da por supuesto que en este momento están creciendo en todos los países, sobre todo en China, las clases medias… El proceso en marcha es el contrario: cada vez crece más la bolsa de ciudadanos hundidos en la miseria y los ricos son menos en número y más ricos. Y el concepto de la patria y el patriotismo se están utilizando para camuflar este proceso endemoniado.

La poetisa nicaragüense Gioconda Belli escribe en un poema que “uno no escoge la patria donde ha de nacer, pero la patria en que le ha tocado nacer”. Es justo y lógico amar la tierra en que uno nació, el patrimonio cultural en que uno ha crecido y en el que vive. Pero tampoco se trata de comulgar con ruedas de molino, y de dar por buena s políticas y comportamientos rabiosamente clasistas y dictatoriales.

Quizá el evangelio podría iluminar de alguna manera este problema. Jesús se distanció del patriotismo y del nacionalismo de los judíos, los apóstoles, tras un debate interno, extendieron el mensaje evangélico a todos los pueblos.

Una pena que el viaje del Papa a Madrid en este mes de agosto se pueda convertir en una muestra más de la alianza de las altas esferas eclesiásticas con esa parte de la sociedad que está esquilmando a todos los proletarios del mundo entero.

10 comentarios

  • h.cadarso

      Invito a los atrieros a seguir con atención la línea de actuación de Bildu, y valorar su aportación a acciones e iniciativas verdaderamente de izquierdas y a acciones e iniciativas propiamente de signo nacionalista o independentista. Este podría ser el banco de pruebas para calcular hasta qué punto los anhelos patrióticos pueden coexistir con los ideales tradicionales de la izquierda. Y hasta qué punto el patriotismo puede convivir con el izquierdismo. 

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Gracias Asun por tu comentario sobre mi comentario.
    Creo que en esencia quería decir  justo lo que dices.
    Claro que el término patria es  idealista, además puede nacer de familia, de tribu, de amigos, de pueblo, de lugar, de región…
    La savia para mí es la esencia, el espíritu, en definitiva la vida Y claro que se puede atascar, corromper,enfermar y morir. ¿Quién dice que las naciones no nacen, se desarrollan y mueren? Por ello hay que cuidar que se curen de cualquier enfermedad y se desarrollen con más energía, viveza, vida y ¿por qué no decirlo?, con más amor.
    Las matizaciones entre nación, estado, patria… y qué lugar ocupan en la tierra y en el corazón, las dejamos para otro día
    Un abrazo.
    JESÚS

  • Asun

    Gracias, Jesús Ollora, por estar ahí, apasionado, por traernos a la memoria la Constitución de 1812:
     
    “Art. 2. La Nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona”.
     
    Y tu reflexión:
     
    “Pero nadie tiene la verdad absoluta y la verdad es un sumatorio de partes de verdad. La patria es como un enorme árbol con muchas ramas que se entrecruzan y la savia circula por todo el conjunto  y da energía a todo el conjunto. Todos nos necesitamos”.
     
    Teniendo en cuenta que el término es un constructo humano, que contiene mucho idealismo, también lo es la metáfora, porque la savia puede encontrar su camino obstruido y enfermar parte o casi  todo del árbol.  Sin embargo la sencilla frase final lo dice todo sin necesidad de tener presente mentalmente a España y la Patria. Para que se cumpla, haz el bien y no mires a quien. O lo que no quieras que te hagan a ti, no lo hagas a los demás.  
     
    Sencillas frases, en las que no solemos pararnos antes de emitir juicios y condenas, pero  también,  y ahí creo está el daño  que hace la ignorancia de la codicia,  no reparamos en  tener en cuenta la dignidad de toda persona a la hora de compartir y no acaparar.
     
    Por eso, y aún encerrando mucho de positivo la idea de la Patria, la España de todos, puede tergiversarse a tal punto, que se convierte en un comodín, en exaltación de masas “narcotizadas”, o lo que es peor, por sus consecuencias violentas, en posible radicalización y puerta abierta a la xenofobia y al fanatismo.
     
    Si impregnara en nuestro sentir, que todos nos necesitamos, que nadie es más que nadie, que lo diferente nos enriquece, y que ninguna persona queda fuera, la patria se extendería a todo ser humano del planeta, y con su respeto al de toda tierra que nos sostiene y alimenta. Al Kosmos incluyente, que todo envuelve y penetra.
     
    Un fuerte abrazo.

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Gracias Honorio por hacernos pensar en el concepto de patria empezando por la parafernalia de las selecciones españolas de fútbol u otros deportes.
    La verdad que el tema da para mucho más que un artículo, al menos para un libro con diferentes capítulos
    ·         La Europa de las patrias.
    ·         ¿Las patrias son para los  de derechas o el capital no tiene patrias?.
    ·         ¿Tiene patria la izquierda?
    ·         Los nacionalismos ¿ son o no retrógrados?.
    ·         En lo que respecta a España, ¿desde cuándo existe?, Antes eran las Españas.
    …..

    Hace muchos años leí “Idea de la Hispanidad” de Manuel García Morente y me convenció. Después he leído alguna otra cosa y he vivido en diferentes regiones. Por lo que ahora mi idea de España es un poco diferente.
    Quizá España era un solar o un feudo de los reyes, marqueses, condes, etc. Por ello cuando vinieron los árabes, al pueblo le daba igual tener unos señores u otros y por ello la conquista fue tan rápida.
    Ya, por fin, en 1812 viene la Constitución “La Pepa”
    http://www.valvanera.com/constitucion1812.htm
    En el Título 1, Capítulo 1 Artículo  2
    Art. 2. La Nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona.
    Por lo que, en ese momento España deja de ser de una familia y pasa a ser de los ciudadanos por lo que comienza la historia de España.
    En cuanto a las demás cuestiones, las dejamos para otro día y otro momento.
    Pero nadie tiene la verdad absoluta y la verdad es un sumatorio de partes de verdad. La patria es como un enorme árbol con muchas ramas que se entrecruzan y la savia circula por todo el conjunto  y da energía a todo el conjunto. Todos nos necesitamos.
    Perdonad por mi divagación en este tema pero me apasiona.
    Un abrazo y saludos para todos.

  • Gabriel Sánchez

    Me olvide de poner, que el circo es alienante, cuando nos hace olvidar, que este mundo nuestro necesita ser cambiado ya…Y normalmente muy bien orquestado por aparato mediatico, que se enriquece con Él.- Gabriel

  • Emilio Múgica Enecotegui

    ¿No suena frívolo mezclar a “la roja” en estas reflexiones? Basta asomarse a Wikipedia para saber que la Marcha de Granaderos no tuvo letra oficial y tener noticia de algunos intentos oficiosos para la Marcha Real. Desde el de Ventura de la Vega en 1843, pasando por el de Pemán que cantábamos en las escuelas de la posguerra, hasta el texto impulsado sin éxito por José María Aznar. Tiene precisamente origen deportivo el intento del Comité Olímpico Español en 2007, que suscitó controversia y rechazo. 

  • Emilio Múgica Enecotegui

    Parece frivolidad mezclar en estas reflexiones la actitud de la “roja”. Basta asomarse a la Wikipedia para ilustrarse sobre que la Marcha Real no tiene letra oficial y conocer algunas curiosidades sobre textos oficiosos. Desde el de Ventura de la Vega en el XIX, pasando por el de Pemán que cantamos en las escuelas de la posguerra, hasta el de la Enciclopedia Álvarez o el promovido, sin éxito, por José María Aznar. También el intento, precisamente en el mundo del deporte, por el Comité Olímpico Español en 2007 que suscitó controversia y rechazo.

  • Gabriel Sánchez

    Eso Honorio, la clase obrera, sin frontera, unida, organizada, movilizada…construyendo el futuro, con el campesinado y los estudiantes…vamos todavìa…Gabriel

  • Asun

    Gracias, Honorio, por esta reflexión.
     
    A propósito de este artículo, me llamó la atención en la entrevista de radio hecha a Rubalcaba, que dijo varias veces España, cuando se solía oír país o  españoles en su momento, y es ahora, esto último  lo que se oye   por doquier  en los políticos de  Rajoy.
     
    No sé qué importancia tiene realmente el asesor de imagen,  tampoco si sirve de algo, porque hay de fondo mucho de superfluo, entre líneas y frases, cuando lo que hacen es cambiar expresiones por intereses ocultos con el paso del tiempo, pero no   parece estén ahí para hacer reflexionar en lo que de verdad cuenta, la dignidad de los votantes, en ofrecer soluciones que prioricen a los ciudadanos que conformamos España.
     
    Hay mucha psicología barata, para costear un puesto imagino de alto costo. Si los políticos lo fueran por vocación, por su buena gestión y honradez, no parece que case esto del cuidado de la apariencia e imagen dada en los medios. ¿Qué es lo que prima?
    ¿La honestidad o a ver como hago el paripé?
     
    Pues eso,  cuando el centro de interés está puesto en el ciudadano y no en salirse con la mía,  se eliminarían gastos inútiles, porque lo que contaría realmente es el ciudadano, el bien de la comunidad, y con ello se beneficiaría a los españoles, personas de carne y hueso, no al partido, a la imagen per se de una representación,  ni al bolsillo “bien asesorado” y relacionado.

    Perdonad, si  me he extraviado. Gracias. 

  • Sarrionandia

    Muy buenas reflexiones, Honorio,  pero, en honor a la verdad, recordemos que el mundo no se arregla con consideraciones, máxime cuando la capacidad reflexiva está por los suelos debido al consumismo implantado por el capitalismo.

Deja un comentario