Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78277 Comentarios.

Hay que repensar el cristianismo

Todo el mundo sabe que Hipócrates (siglo V a.C.) es considerado “el padre de la medicina” y “el médico” por antonomasia. A él se le atribuye, con razón o sin ella, el famoso “juramento hipocrático”:

“Por Apolo médico y Esculapio, por Higias, Panacace y todos los dioses y diosas, juro que cuando entre en una casa no llevaré otro propósito que el bien y la salud de los enfermos”.

Muchos estudiantes de medicina, al final del grado, siguen haciendo el mismo juramento en versión actualizada y sin mencionar a los dioses, pues éstos han resultado ser menos inmortales de lo que Hipócrates pensara.

No estaría mal –permítaseme la digresión– que los políticos, los empresarios y los periodistas hicieran también un juramento similar en nombre de lo que consideren más sagrado:

“Juro que diré la verdad, cuidaré la vida y defenderé al más necesitado sin buscar mi lucro”.

Y que los obispos, en vez de jurar obediencia al papa que les ha nombrado y les puede ascender, dijeran:

“Juro por Jesús que defenderé la libertad, la fraternidad y la igualdad dentro y fuera de la Iglesia”.

Y que todos los teólogos, en vez de aquel “juramento antimodernista” que ha estado vigente hasta no hace muchos años, pronunciaran también su particular juramento hipocrático:

“Juro por el Espíritu o la Ruah de Dios que me empeñaré en preparar odres nuevos para el vino nuevo, en liberar la buena nueva de los dogmas viejos, en hacer una nueva teología razonable y liberadora como la Ruah de Dios para el mundo de hoy”.

Jesús prohibió jurar, pero estos juramentos le gustarían.

Volvamos a Hipócrates. Fue un médico moderno en su tiempo, y se dejó guiar por la observación y la experimentación. Negó, por ejemplo, que la “enfermedad sagrada” –así llamaban a la epilepsia– se debiera a la acción de los dioses, y se opuso a tratarla con conjuros; él la trataba con buena dieta.

Pues bien, un médico de nuestros días, Manuel Guerra Campos –hermano de aquel obispo integrista de Cuenca, diputado en Cortes por nombramiento de Franco–, asegura en sus Confesiones de un creyente no crédulo que Hipócrates no pasaría hoy de un 0 en un examen de Anatomía. Y el Dr. Guerra Campos, se pregunta: ¿Cómo es posible, sin embargo, que la Iglesia siga hoy con el mismo lenguaje y las mismas creencias que hace cientos y miles de años?

A eso iba. No es ésta la cuestión más importante en los tiempos que corren.  ¿Qué diría Hipócrates de esta gravísima enfermedad en que está sumido su país, Grecia, y el nuestro y todo el planeta a causa de cuatro ricos que padecen la enfermedad más mortal de todas que es la codicia sin límite?

Esta es sin duda, también para la Iglesia, la cuestión más importante, mucho más importante que la “increencia” y el “relativismo”, la familia y la eutanasia e incluso el aborto, y no digamos la religión en la escuela.

Pero creo que también es urgente para los cristianos hacer otra teología, una teología que vuelva la fe comprensible para hoy. Esa ha sido siempre la misión de los teólogos: decir la fe de una manera razonable para los hombres y mujeres de cada tiempo y lugar. Solo una teología razonable puede ser liberadora. Hay que repensar el cristianismo, para que sea evangelio liberador.

El cristianismo no puede ser evangelio liberador manteniendo conceptos y paradigmas del pasado que hoy resultan anacrónicos, absurdos e incluso nocivos.

Que Hipócrates, un genio, hoy no pudiera aprobar ninguna asignatura de Medicina nos parece tan normal. Lo mismo le pasaría a Descartes en Filosofía, por mucho que la Filosofía no evoluciona en los mismos parámetros que las ciencias empíricas. Pero hoy no le valdría su famoso “pienso, luego existo”, y el tribunal se le reiría si repitiera que el cuerpo y el alma se conectan en la glándula pineal. Hasta el mismísimo Einstein, genio entre los genios y muerto hace solo 56 años, hoy suspendería en física cuántica, y seguiría afirmando ingenuamente que “Dios no juega a los dados”.

Pues sí que juega, aunque es una forma de hablar. Lo cierto es que no podemos seguir haciendo teología, es decir, hablando de Dios con imágenes y lenguajes que pertenecen a cosmovisiones anacrónicas, a paradigmas obsoletos.

Por ejemplo, no podemos hablar de Dios como se hablaba en un mundo estático y determinista, piramidal y geocéntrico: arriba el cielo habitado de dioses con un Dios Supremo al frente, abajo la tierra creada por Dios desde fuera, y más abajo el infierno para los malos.

Dios no es un Ente, ni es Algo, ni es Alguien con psicología y sentimientos como los nuestros. Dios no interviene desde fuera cuando quiere. Dios no tiene por qué encarnarse, pues es la Carne del mundo, el Ser de cuanto es, el Corazón de cuanto late, el Verbo activo y pasivo de toda palabra, el Dinamismo de toda transformación, la Ternura de todo abrazo, el Tú de todo yo y el Yo de todo tú, la Unidad de toda diversidad y la Diversidad de toda unidad, la luz de toda mirada, la conciencia de toda mente, la Belleza y la Bondad que sostienen y mueven al universo en su infinito movimiento, en su infinita relación.

Y no podemos hablar de Jesús en los términos de la metafísica dualista que subyace a los dogmas: como si Dios fuera una “substancia” distinta y separada del mundo, como si en Jesús asumiera “nuestra substancia” por primera y única vez, de manera singular y milagrosa, como si Dios no fuera el verdadero Ser de todo cuanto es, como si todo ser humano no fuera divino por el mero hecho de ser bueno. Jesús fue un hombre bueno, un hombre libre, y ahí se resumen todos los dogmas. Así de simple.

Ni podemos hablar de la revelación y de la encarnación de Dios como si este planeta fuese el centro del universo y como si la especie humana fuese el culmen de la evolución de la vida. El universo no tiene centro, y la vida en este planeta seguirá evolucionando todavía durante miles de millones de años, y seguramente también en infinidad de otros planetas en un universo sin límite. Y Dios es el Corazón y el Misterio del universo siempre revelado y oculto, el Fuego que lo habita.

Tampoco podemos hablar del ser humano como si la biogenética y las neurociencias no hubieran demostrado que no tenemos más conciencia y libertad que aquellas de las que nos hacen capaces los genes y las neuronas. Y no es poco, pero tampoco es tanto (todavía). La libertad está en camino, como el cosmos, la vida y la conciencia. La libertad es la meta de toda la creación.

¿Y el pecado? ¡Qué absurdo y nocivo nuestro lenguaje tradicional sobre el pecado, y por lo tanto el perdón! El pecado no es la culpa contraída con una divinidad, sino la herida, el error, la finitud y el daño. Pero somos amados y podemos seguir: eso es el perdón.

Así deberíamos seguir revisando todo lo dicho sobre la “salvación” o el “más allá”, para volverlo a decir con palabras libres y metáforas nuevas, pues nada de lo dicho es esencial en la fe, sino justamente lo indecible. Lo dijo nada menos que Santo Tomás de Aquino hace 800 años.

Lo malo es que él sí aprobaría hoy un examen de teología. Con él sucede lo contrario de lo que sucede con Hipócrates o Einstein: las autoridades eclesiásticas de su tiempo le suspendieron como heterodoxo, pero más tarde proclamaron su teología como “teología perenne”, inmutable.

Sencillamente, no tiene sentido, y el “doctor angélico” sería hoy el primero en protestar por seguir aprobando hoy con la teología de hace ocho siglos, y nos diría con pena que le hemos traicionado. En efecto, ser fieles a Santo Tomás de Aquino no consiste en repetirle, sino en hacer en nuestro tiempo lo que él hizo en el suyo: repensar el cristianismo, para que sea iluminación y consuelo, medicina y liberación.

José Arregi

Para orar

En el mercado y en el claustro,sólo vi a Dios.
En el valle y en la montaña
sólo vi a Dios.
Lo he visto detrás de mí
en la hora de la tribulación
y en los días del favor y la fortuna.
No vi alma ni cuerpo,
accidente ni sustancia,
causas ni cualidades:
sólo vi a Dios.
Abrí mis ojos,
y gracias a la luz
de Su rostro circundándome,
descubrí en todas las miradas
al Amado.

Baba Kuhi, poeta sufí iraní del s. XI

42 comentarios

  • Santiago

    Rodolfo,   coincido con mi amigo Rodrigo que no se puede deformar la historia..Esta no es mas que la comprobación del hecho humano por medio de testimonios fidedignos…Y asi Cristo fue un personaje histórico….Los testimonios son mucho mas abundantes y mucho mas fáciles de encontrar que caulquier otra figura de la antiguedad…empezando por las fuentes grecorromanas, paganas siro-palestinas, judias etc. sin citar por supuesto el testimonio de quienes le conocieron personalmente, muchos de ellos vivos todavia hacia el final del siglo I…y asi Tácito (55-125) habla de “aquel de quien tomaban nombre, Cristo, habia sido ejecutado en el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilato”…(Ann. XV,44,2-3) y lo mismo sucede con Plinio el Joven (61-63), Suetonio (69-140), Marco Cornelio Frontón (100-168), célebre orador romano, Luciano de Samosata (120-190), escritor satírico en su libro Sobre la muerte de Peregrino que dice:”fue entonces cuando (Proteo) conoció la admirable doctrina de los cristianos…despues de aquel hombre a quien siguen adorando que fue crucificado en Palestina”…tambien los filósofos estoicos como Marco Aurelio y Epicteto en sus diatribas…y en las fuentes siro-palestinas como Mara bar Serapión…en las fuentes judias como Las Dieciocho Bendiciones, en el Tratado b’aboda zara 16b en el Talmud..y el escritor judío Flavio Josefo (37/38-100) que dice: “por ese tiempo vivió Jesus, un hombre sabio…era el Cristo” en su Testimonio a Flaviano (18,63s)…
    Como se ve, se puede creer en Cristo o no como el Hijo de Dios, como profeta del Altísimo, como el Mesías prometido, como la Segunda Persona de la Trinidad…lo que no se puede negar es su historicidad..ya que no se puede construir historia en la mentira…sería deformarla…será pues una ilusión fabricar otro cristianismo construyéndonos otro Cristo a nuestra manera…pero entonces ya no seria cristianismo..será otra cosa…un saludo cordial de Santiago Hernadez  

  • Rodrigo Olvera

    Afirmar que existió una paideia griega de Cristo es una deformación histórica. Por supuesto que al expanderse el cristianismo en el mundo helénico, se hizo una inculturación y se puede hablar de una paideia cristiana a partir del siglo III (algunos afirman que desde el siglo II).
     
    Pero Jesús de Nazareth no fue helénico. Los trazos de identidad que arrojan los estudios históricos sobre él lo muestran plenamente semita y judío; no sólo de nacimiento sino de cultura.
     
     

  • Rodolfo Plata

    BREVE CRÍTICA AL PROFETISMO JUDÍO DEL ANTIGUO TESTAMENTO:
    La relación entre la fe y la razón expuesta parabolicamente por Cristo al ciego de nacimiento (Juan IX, 39), nos enseña la necesidad del raciocinio para hacer juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad mediante el discernimiento de los textos bíblicos. Lo cual nos exige criticar el profetismo judío o revelación para indagar “si es verdad o es mentira” que los textos bíblicos son palabra de Dios. Enmarcado la crítica en el fenómeno espiritual de la trasformación humana y, las ciencias y técnicas que nos ayudan a desarrollarnos espiritualmente. Abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, conceptualizadas por los filósofos griegos y los místicos hindúes. Sabiduría védica instruida por Buda e ilustrada por Cristo, la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.). Utilizando los principios universales del saber filosófico y espiritual como tabla rasa, a fin de deslindar y hacer objetivo lo “que es” o “no es” del mundo del espíritu. Método o criterio que nos ayuda a discernir objetivamente __la verdad o el error en los textos bíblicos analizando los diferentes aspectos y características que integran la triada preteológica: (la fenomenología, la explicación y la aplicación, del encuentro cercano escritos en los textos bíblicos). Vg: la conducta de los profetas mayores (Abraham y Moisés), no es la conducta de los místicos; la directriz del pensamiento de Abraham, es el deseo intenso de llegar a tener una descendencia numerosísima y llegar a ser un país rico como el de Ur, deseo intenso y obsesivo que es opuesto al despego de las cosas materiales que orienta a los místicos; es por ello, que la respuestas del dios de Abraham son alucinaciones contestatarias de los deseos del patriarca, y no tienen nada que ver con el mundo del espíritu. La directriz del pensamiento de Moisés, es la existencia de Israel entre la naciones a fin de llegar a ser la principal de todas, que es opuesta a la directriz de vida eterna o existencia después de la vida que orienta el pensamiento místico (Vg: la moradas celestiales, la salvación o perdición eterna a causa del bien o mal de nuestras obras en el juicio final de nuestra vida terrenal, abordadas por Cristo); el encuentro cercano descrito por Moisés en la zarza ardiente describe el fuego fatuo; el pie del rayo que pasa por el altar erigido por Moisés en el Monte Horeb, describe un fenómeno meteorológico; el pacto del Sinaí o mito fundacional de Israel como nación entre las naciones por voluntad divina a fin de santificar sus ancestros, su pueblo, su territorio, Jerusalén, el templo y la Torah; descripciones que no corresponden al encuentro cercano expresado por Cristo al experimentar la común unión: “El Padre y Yo, somos una misma cosa”, la cual coincide con la descrita por los místicos iluminados. Las leyes de la guerra dictadas por Moisés en el Deuteronomio causales del despojo, exterminio y sometimiento de las doce tribus cananeas y del actual genocidio del pueblo palestino, hacen evidente la ideología racista, criminal y genocida serial que sigue el pueblo judío desde tiempos bíblicos hasta hoy en día, conducta opuesta a la doctrina de la no violencia enseñada por Cristo __ Discernimiento que nos aporta las suficientes pruebas objetivas de juicio que nos dan la certeza que el profetismo judío o revelación bíblica, es un semillero del mal OPUESTO A LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, ya que en lugar de sanar y prevenir las enfermedades del alma para desarrollarnos espiritualmente, enerva a sus seguidores provocándoles: alucinaciones, estulticia, delirios, histeria y paranoia; propiciando la bibliolatría, el fanatismo, la intolerancia, el puritanismo hipócrita, el sectarismo, e impidiendo su desarrollo espiritual.

  • Rodolfo Plata

    LAS RAICES HÉLENICAS DE LA FILOSOFÍA CRISTIANA:
    El cristianismo se inició como un movimiento laico. La Epístola apócrifa de los Hechos de Felipe, expone al cristianismo como continuación de la educación en los valores de la paideia griega (cultivo de sí). Que tenía como propósito educar a la juventud en la “virtud” (desarrollo de la espiritualidad mediante la práctica continua de ejercicios espirituales, a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma, y alcanzar la trascendencia humana) y la “sabiduría” (cuidado de la verdad, mediante el estudio de la filosofía, la física y la política, a efecto de alcanzar la sociedad perfecta). El educador utilizando el discurso filosófico, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo, ilustra lo que es la trascendencia humana y como alcanzarla. Y por su autentico valor propedéutico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar los fines últimos de la paideia griega siguiendo a Cristo. Meta que no se ha logrado debido a que la letrina moral del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo (helenismo cristiano), separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su religión basura que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

  • Rodolfo Plata

    Repensar el cristianismo: Dejemos Atrás El Oscurantismo Medieval Donde La Filosofía Estaba Sometida A La Teología, La Razón A La Fe, La Ciencia A La Revelación, Y El Estado A La Iglesia: Y para lograrl es necesario actualizar el cristianismo, de tal modo que se pueda vivir y practicar, no en y desde lo religioso y lo sagrado, sino en y desde el humanismo secular, la pluralidad y el sincretismo. Enmarcándolo en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas y aplicaciones que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.). Sincretismo religioso expresado por Raimon Panikkar fruto de sus viajes a la India: «Me marché cristiano, me descubrí hindú y regresé budista, sin haber dejado de ser cristiano». http://www.scribd.com/doc/42618497/Imperativos-Que-Justifican-y-Exigen-Urgentemente-Un-Nuevo-Enfoque-Del-Cristianismohttp://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

  • Santiago

    Tengo que reconocer que en la línea 5ta de mi comentario anterior, comenzando desde abajo, debe decir, para que la frase tenga el verdadero sentido,: “Si la ética abarca mas la teoria de la reflexión…la moral da la solución”.en vez de “la moral de la solución”…..POR OTRO LADO, por supuesto que Hipócrates pasaría su examen de medicina en el siglo XXI si se pusiera al día en la materia…pero TAMPOCO renunciaría a lo esencial de la medicina como es la relación médico-enfermo que es la base de todo diagnóstico, pronóstico y tratamiento….puesto que si esto falta -entre otras cosas- dejaría de ser medicina como profesión, para convertirse solo en una tecnología incapaz de cumplir a cabalidad el proposíto…Y asi aplicado a esto de repensar el cristianismo, la iglesia como el Pueblo peregrino de Dios en esta vida, lleva en si el legado esencial donado por el mismo Cristo…antes de partir de este mundo..legado preservado como camino seguro de esperanza y trascendencia….Una cosa sera ponerlo al dia..actualizarlo…ponerlo al alcance de todas las personas que quieran beneficiarse de el..utilizando todos los medios modernos de que disponemos, abriendo y desarrollándolo al máximo…pero sin quitarle su valor sustancial, porque entonces dejaría de ser   Y..la iglesia que es, “como un sacramento”, preservó sacramentalmente el mensaje durante todos estos siglos en su esencia…ya que la misma fe de la primitiva iglesia fue transmitida por los apóstoles, o sea, los 11 y sus discipulos como Ignacio, Ireneo, Policarpo, Justino etc. y los que siguieron que constituye el fundamento de este pueblo peregrino…Al leerlos a ellos, estamos leyendo exactamente la esencia de la fe que hoy en día practicamos..esa es la verdadera fe de  la iglesia y por ende, la del cristiano….un saludo   de Santiago Hernandez

  • Santiago

    Ay Rodrigo:  con un abrazo…..LA DIFERENCIA consiste que en los mamíferos irracionales, incluyendo los primates superiores, el instinto actua de distinta manera comparándolo con los mamíferos racionales que somos nosotros…La abeja, por ejemplo, tendrá siempre obligadamente que construir los mismos hexágonos perfectos en  las celdas de los panales..el instinto ya programado la obligará, por asi decirlo…..Pero como tu bien apuntas que el instinto en los seres racionales no tiene ese absoluto condicionamiento pues podemos dirigirlo hacia  metas sublimes de amor y sacrificio, o lo contrario…Esta DIRECCION esta dirigida por nuestra estructura humana -diferente- pues somos seres RACIONALES con inteligencia y voluntad, capaces pues de hacer decisiones morales, entre el bien y el mal..podemos escoger sabiendo lo que hacemos. Por eso S. Pablo dice: “hago el mal que NO quiero”…a pesar de que sabía que era malo….PERO esta característica esta presente en el ser humano desde el principio, desde su creacion…Y asi ponía el ejemplo de que en la pre-historia existia ya medicina y cirugía puesto que ya el ser humano tendia hacia el bien, hacia el hacer bien a los demas, y como la trepanación intentaba aliviar el dolor…pues pertenece a esa tendencia hacia el bien, impresa en el corazon del ser humano….porque la moral no solo se preocupa del mal moral, sino que es el conjunto de criterios, normas, principios y valores que se aplica a TODO nuestro comportamiento..a la TOTALIDAD de nuestras decisiones, y una de nuestras decisiones puede ser escoger el bien y la compasion..Si el ser humano hubiera tenido como objeto principal hacer el MAL, la raza humana estaria extinta…pues el instinto del mal se identifica con la destrucción y la muerte..y nada puede sobrevivir el mal INTRINSECAMENTE pensado y llevado a la práctica..Y el consentimiento UNIVERSAL de todos los pueblos nos lleva a la conclusion de que el bien ha predominado sobre el mal…Y como tu señalas es ahora cuando el ser humano violando esta ley natural impresa en su ser ES cuando puede AUTODESTRUIRSE
    POR OTRO LADO, si la veneracion a los muertos no hubiese sido tambien una practica universal -aunque practicada en diferentes formas- por todos los pueblos, en todos los siglos, hubiera sido solamente condicionada a la cultura…pero vemos lo contrario…siempre ha habido ese culto enraizado en todas las diferentes culturas..que habla de algo constante e intimo en la especie humana, algo inmutable
    Y cuando me referia a los comités de etica en diferentes naciones, me referia a hospitales, empresas etc. en los que se tiene que tomar una decisión de orden práctico para poder dirimir un problema moral…Si la etica abarca mas la teoria de la reflexión,…. la moral de la solución..Y por supuesto, en este caso las dos se relacionan pero de diferente manera…porque siempre tiene que haber un diálogo que construya algo bueno..De eso se trata, de llegar a encontrar el bien…y evitar el mal….muy interesante tus reflexiones y te doy las gracias por ellas…….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Héctor

    Las palabras del Doctor Guerra campos parecen muy justas aplicadas a la Iglesia de hoy. No se trata de llevar a extremos la obsesión por echar abajo todos los integrismos cuando uno ha optado ya por la secularidad. Procuraremos  respetar a los integristas, a las personas, a los hermanos que siguen dando su vida por no ‘desintegrarse’. Se trata sólo de seguir adelante con el hilo que nos deja Joxe Arregi y con su estilo conciliador..

    Sólo quería decir esto pero me anima el texto de Baba Kuhi

    No vi alma ni cuerpo
    accidente ni sustancia
    causas ni cualidades
    sólo vi a Dios

    Y voy a decir algo más: miro a la Iglesia, no puedo dejar de hacerlo, como no puedo dejar de ir al mercado.  No vi alma ni cuerpo: sólo vi a Dios. Había almas y cuerpos, una sexta parte de la humanidad dicen que son iglesia porque están bautizados. Algo más del doble un 33 por ciento dicen que son cristianos. En el mercado todos los que quedaban, la inmensa mayoría, ni eran católicos ni cristianos. Estaban allí, no los vi separados, sólo vi a Dios. 

    Campos le viene a decir a la Iglesia: “renuévate como se han renovado los médicos, los científicos, los geógrafos, los astrónomos”.  ¿Cómo sería la humanidad ─ supuesto imposible, claro ─  si los grandes descubridores del siglo XVI se hubieran resistido al cambio y se hubieran quedado en casa, dejando que la Tierra siguiera siendo plana?¿Que hubiera pasado si Galileo Galilei hubiera renunciado a su convicción de que era la Tierra la que se movía y Newton no hubiera pensado en las leyes de la gravitación? ¿Qué pasaría si Einstein no hubiera pensado en la relatividad, ni los cuantizadores de la energía no hubieran dado paso a la física  cuántica? 

    Nuestro celebrado siglo XXI hubiera sido  una noche oscura enterrado en tiempos medievales. Pero la razón dominó sobre el integrismo y el miedo. La humanidad ha sido toda ella un maravilloso himno al entendimiento humano y a sus ansias de progreso. No vi nada porque vi a Dios que es todo en todos, como dice Joxe.

    ¿Cómo es posible que ese progreso de la humanidad haya podido ser frenado  tan furiosamente dentro de la iglesia? Y casi siempre condenando lo que sucedía fuera. ¿Por miedo a qué?. Sería miedo a perder su autoridad absoluta y universal en un planeta distinto que gira por si solo a miles de  años de luz fuera del planeta Tierra.

    Jesús hijo de Dios, Rey del Universo, dueño de todo,  y el Papa jefe de Estado desde donde distribuye la sabiduría de Dios que tiene que pasar por él y  por la Iglesia.  Comunicación directa y exclusiva de Dios a su Iglesia, el Edificio de Dios ( Lumen Gentium 6. ). Textos sagrados y revelados por Dios a su Iglesia. Infalibilidd papal.
    Resultado: la Iglesia ha creado su mundo aparte, al margen, completamente ajeno a la realidad de los tiempos.  Después de dos mil años seguimos atrapados por las mismas creencias y paradigmas que se imponían a los fieles a fuego, bajo la amenaza del fuego del infierno.

    Vi a Dios que seguía manteniendo el universo en su evolución y cambio incesante a lo largo de los últimos  trece  mil millones de años. Nada me turba nada me espanta,  sólo Dios basta. Saludos, Héctor.

  • Mª Pilar García

    ¡Gracias Oscar!

    Son buenas noticias sobre Salvador Santos.

     Estamos a su lado, deseosos (cuando esto sea posible sin riesgo para el)  reencontrarnos para escuchar lo que nos trasmite con tanta claridad, sencillez, fidelidad al mensaje del Galileo Jesús.

    Paz y esperanza, con grandes deseos de saberle recuperado totalmente.

    Un abrazo entrañable.

    mª pilar

  • ana rodrigo

    Quien pueda que le transmita a Salvador Santos mis deseos de recuperación total o la mejor posible para poder seguir su vida normalmente. Y un abrazo fuerte.

  • oscar varela

    Hola!

    Atriiso (hago atriero) el E-mail de Salvador Santos,
    que acabo de recibir:
    ……………..
    Hola Oscar.
     
    Mejoro. Me defiendo ahora a medio ojo. Espero contar con él al completo en unos días. Tuve una iritis. Me aconsejan ir despacio con la visión de cerca. Noto que debe ser así. Le atacaré a Marcos y a los numerosos correos pendientes en cuanto pueda. Estoy deseando sentarme junto al árbol a chalar de nuestras cosas. 
     
    Gracias por tu interés. Me llamó Antonio Duato avisado por ti.
     
    Un fuerte abrazo a todos.
    ……………..
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • M. Luisa

    A la altura  de lo que se comenta, quisiera detenerme en algo que dejé sólo apuntado en mis comentarios anteriores.
     
    En primer lugar, el carácter de universalidad  en las diferentes culturas y  religiones, según mi manera de entender la cuestión, no hay que buscarlo en lo moral sino como dije en el modo cómo perciben unas y otras la realidad y consecuentemente a ello  su encuentro con la verdad.
     
    Por ejemplo,  en Occidente se ha pensado que la verdad de la realidad recae en el juicio predicativo A es B, este ha sido  el hilo conductor de toda conceptuación clásica de la verdad en su unidad con el ser. Mientras que en Oriente la verdad “está” en la realidad misma.
     
    Y esto porque  en  lenguas  como el Veda, el Avesta  y otras cuya idoneidad  difiere de  las indoeuropeas carecen de la copula “es”  y por tanto la fuerza del juicio recae no en la afirmación objetiva  sino en el    “estar” de lo afirmado, es decir, en el “estar siendo” de la realidad misma.
     
    Quiero decir con ello que, dada ya la constitución de las lenguas,  en el intento de acercamiento  se habría de imponer una función más honda de aquel “es” copulativo  de tal manera  que nos encontráramos entonces que esa función más honda consiste  en expresar  no ya una relación  copulativa sino  la conexión de A, y de B, es decir,  aquello sobre  lo que la afirmación  recae  fuera  la realidad de A, de B y de su “unidad conectiva”.  Esta conexión  previa, como reflexión,  expresa  según mi manera de entender el problema,  el aporte de Oriente  a  Occidente  y lo que en ella   el cristianismo  se ha de  reflejar  al repensárselo.
     
    Quiero terminar esta  modesta aportación sumándome  al  deseo  de todos por  saber  de nuestro  entrañable amigo Salvador Santos.

  • Rodrigo Olvera

    Porque si hubiera sido lo contrario, la raza humana se hubiera ya auto-destruido
     
    Ay santiago…. con todo afecto:
    a) el resto de mamíferos (incluyendo el resto de primates superiores) no se han autodestruído, y no hay necesidad de recurrir a una supuesta moral natural  para explicarlo
    b) por el contrario, la especie humana es el único animal conocido en esta tierra que está provocando su autodestrucción, además de haber provocado ya la extinción de varias especies y arriesgar no solo a su autodestrucción sino a la de la mayoría de la vida de este planeta.
    c) si el amamantar es instinto, entonces no corresponde al ámbito de la moral… por cierto, no toda mujer desarrolla tal instinto.
    d) el mal que se combate con una trepanación craneal no es un mal moral
    e) ética y moral no son lo mismo ni son intercamiables
    f) la veneración de los muertos es un proceso cultural, no es natural… de otro modo se encontraría otros homínidos
    g) por supuesto que existe la moral… pero esta no es “natural”, es siempre cultural.
    saludos
     

  • Santiago

    Rodrigo,   gracias por tu valida y oportuna intervención…pero es que SI existe esa tendencia en el ser humano, desde el principio, que NOS predispone a hacer el bien y evitar el mal.. Porque si hubiera sido lo contrario, la raza humana se hubiera ya auto-destruido….Por eso el mal, ES,  simplemente un “defecto” del bien TOTAL del ser humano….Sin embargo, dada nuestra gran limitacion -aun para comprendernos a nosotros mismos- este principio universal es simplemente una TENDENCIA interior sujeta por supuesto a errores y aberraciones…pero que no  depende  siempre de  condiciones culturales..y asi,desde la pre-historia
    EXISTE el instinto maternal  de protección  al propio hijo y que es una de las evidentes expresiones del buen deseo de la conservacion de la raza y deriva la ayuda a la mujer grávida y a la parturienta y que representa a la vez la forma mas antigua de asistencia medica..
    Existia, pues, medicina pre-historica…Los cuidados de asistencia a los enfermos y la veneracion a los muertos se ven en la posicion de los esqueletos MUSTERIANOS encontrados en Dordoña, dispuestos con la cabeza apoyada en la almohada, acostados de lado, DATAN de muchas decenas de milenios, anteriores a la epoca historica
    Por otro lado, Prunieres y Brocard en 1875 fueron los primeros en demostrar en 1875, que muchos milenios antes de la epoca histórica, en el periodo neolitico, se practicaba con singular frecuencia la trepanación del cráneo, la mas antigua operación quirúrgicas  de la que ciertamente quedan vestigios. Pronto se pudo demostrar que la trepanación se practicaba primordialmente, al principio, para separar las esquirlas y fragmentos en las fracturas del cráneo, y solamente LUEGO con fines MÁGICOS, en la region sincipital, pero tambien en la frontal y en la occcipital..Tambien, se practicaba la trepanación en el cadáver anteriormente trepanados en vida, para sacar porciones óseas para hacer amuletos…Y junto a estas operaciones que tienen origen en la magia se encuentran otras que persiguen una finalidad práctica: esqueletos antiquísimos con huesos amputados y huellas seguras de otras intervenciones operatorias racionales…ENTONCES habia ya -EN LA PRE-HISTORIA una defensa organizada contra el MAL con el objeto de CURAR, o  al menos ALIVIAR
    Esta tendencia, por supuesto, ha subsistido hasta hoy…Por eso la ética es necesaria para el orden social..Y hoy en dia, cada vez es mas frecuente que exista un comité ético-moral en las organizaciones de los paises del mundo mas desarrollados, donde es crucial dirimir estos problemas morales..que son con-naturales al ser humano..Por lo demas, esta demanda universal en nuestro corazon…que es solamente una predisposicion a “hacer los correcto” siempre….necesita, por ende, ser aclarada..Para eso tendriamos que estudiar como este principio fundamental de nuestra raza se fue definiendo a traves de los siglos ….un saludo cordial   de Santiago Hernandez

  • ana rodrigo

    Querido Oscar, gracias por  preocuparte por mi. Ya ves, todo ha quedado en un agradable y estupendo viaje. Aún ando un poco dispersa y sin tiempo suficiente para entrar más en atrio, todo se normalizará. Un abrazo

  • oscar varela

    Hola!

    Asunto Salvador Santos!

    Los oídos le andan bien
    Yo no tengo su TEl
    Antonio debe tenerlo

    (lo que no sé es si tiene el dinerillo para pagar la llamada de tel.
    Acá en Arg. la Telefónica, que le gira suculentísimos dividendos anuales al Gobierno español, nos tiene -con sus tarifas- agarrados de las bo … nitas facturaciones)

    Pero bueno ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Asun

    Querida Mª Luisa, me alegra que estés ahí, te siento cerca,  a pesar del “distanciamiento” que no lo es tal, porque entre todos entretejemos una parte de la  verdad  que nos contiene y une en lo diverso. Por eso la clave de todo es la humildad. El cristianismo sería otro, si nadie se creyera en posesión de la verdad, iríamos juntos con los demás a encontrarla sin parar de buscar, porque siempre nos atrae en un despliegue imparable de consciencia.
     
    Un  fuerte abrazo.

  • Asun

    Gracias, Oscar, por tu revelación. Lo siento mucho.  Ponnos al corriente, si sabes algo nuevo. Me uno a Mª Pilar y Rodrigo en todo lo que dicen. 
    Salvador,  te deseamos lo mejor. Ten confianza.  Estamos contigo.
    Un fuerte abrazo.
     

  • Rodrigo Olvera

    Si existiera una “moral natural” en el ser humano, sus contenidos no dependerían de los contextos culturales. Serían iguales para todos los que comparten la “naturaleza” humana.
    No sería posible que no haya universalidad ni siquiera en responder a si es moralmente lícito o no comer a otro ser humano.
    Saludos

  • Santiago

    SIN EMBARGO, la frase de 1 Juan 4 en el versículo 12 “a Dios nadie jamás le ha visto” parecería a simple vista una “duda” y sin embargo en el contexto verdadero del evangelio es una verdadera afirmacion del amor, y asi, dentro de la lectura de la escritura, Juan, en el versículo 7 empieza con estas iluminadoras palabras: ” CARISIMOS, amémonos los unos a los otros, porque el amor proviene de Dios; y todo el que ama…conoce a Dios…porque Dios es AMOR”..y el evangelista del amor de Dios prosigue en el versículo 11: “…y si Dios nos amó así a nosotros, tambien nosotros debemos amarnos unos a otros”….Y ENTONCES es cuando aparece la frase: “a Dios nadie jamás le ha visto”..pero prosigue: “si nos amáramos unos a otros, Dios PERMANECE en nosotros y su amor ha llegado a nosotros a su perfeccion” (1 Juan 7-12)…Y en esto coincide Juan con aquello de que a Dios le conocemos solamente por sus “huellas”  en el universo creado, ya que la divinidad esta por encima de toda afirmacion o negacion, o definicion posible….porque a pesar de la capacidad que EL mismo nos dio para llegar a EL ,pensándole, sin embargo, su propia naturaleza impide que le podamos sorprender y mucho menos experimentar con el o manipularle…PERO a pesar de todo su inmanencia en nosotros lo define como EL AMOR….y S. Juan, “el discípulo amado”, el mismo que recostó su cabeza sobre el pecho de Cristo en la última cena, es el que pone de manifiesto que es precisamente ese amor mostrado por el Hijo el que nos conduce al Padre…y por eso el  mismo Juan dice en el vers. 15: “Quien confesare que Jesus es el Hijo de Dios, Dios permanece en El en el, y el en Dios”..ya que Dios quiso hacerse presente en el mundo dejando las poderosas HUELLAS DE SU AMOR, tangiblemente, porque quien “ha visto al Hijo, tambien vio al Padre”…esa es la teologia joánica de Juan y sus discipulos, y de sus memorias sobre el Maestro amado que el conoció tan de cerca cuando todavia el Hijo vivia en este mundo..ES la teologia del Amor de Dios en el mundo
    ES EVIDENTE que parte del mundo del siglo XXI tiene la ilusoria idea de que puede prescindir y no necesitar de Dios…quizas los progresos de la tecnica en los últimos años hacen pensar que somos totalmente autónomos…pero esto no deja de ser un deseo utópico, pues nosotros somos seres contingentes, que estamos pasando rápidamente, como un soplo breve, en un mínimo planeta perdido entre trillones de galaxias en la inmensidad del Universo (o de los universos), y en realidad somos insinificantes en relacion a  la inmensidad de la Creación..porque sin el fundamento constante de Dios no podríamos sostenernos ni siquiera un instante..y aun, científicamente el mundo se sostiene en un perpetuo equilibrio inestable
    PERO las huellas de Dios en la Creación  han estado presentes en el ser humano desde la PRE-HISTORIA..la filosofia y las preguntas existenciales sobre nuestro origen son innatas en nosotros y no pueden ser relegadas solamente a las religiones sino que forman parte -junto con la moral natural- del elemento humano que compone nuestro ser..en este sentido, desde el principio, el ser humano ha sido siempre religioso y moral naturalmente…DE HECHO cada vez que la humanidad ha querido renunciar y apartarse del recto orden que le dicta su moral natural, la corrupcion se ha hecho mas patente, y el caos humano mas notable….y es posible que por este motivo lleguemos hasta nuestra propia destruccion como planeta viviente del Universo
    REPENSAR un cuadro maravilloso de Murillo de los que yo vi en Madrid, es decir volverlo a contemplar y estudiar en el siglo XXI, no quiere decir destruir su esencia maravillosa pues la verdad que el pintor plasmo siglos atras todavia es válida ahora…se pueden descubrir nuevas cosas accidentales que contribuiran a nuestra mejor apreciacion de esta maravilla..pero no destruiremos su valor..a menos que pintemos una nueva obra…ASI el cristianismo ES una unica verdad -es Cristo mismo- que quiso mostrarnos el amor del Padre haciendoso parte de nosotros y delegando su carisma personal en nosotros mismos…el REPENSARLO es descubrir mejor su esencia desde el principio..sin negar su historia y la fe que nos transmitieron los verdaderos testigos de su divinidad.. el definir pues significa “clarificar” la figura perfecta de la Verdad, tal y como EL quiso mostrarsenosla…..perdonad la extension…un saludo cordial    de Santiago Hernandez

  • Interesante el artículo, lo que más me gusta es el verso sufí… quizá porque sale del corazón del que vive a Dios más que del que lo piensa y lo repiensa 😉

    Acercan más a Dios los versos de los místicos que los libros de los teólogos… Si hubiera alguna facultad en la que se aprendieran esas cosas seguramente estos autores de hace más de mil años sacarían de las mejores notas… y no creo que haya que preocuparse por eso… hay cosas que no cambian.

    Aquí va otro verso de regalo:

    ¡Oh mi Dios! Este tu siervo ha avanzado hacia ti, vaga apasionado por el desierto de tu amor, camina por el sendero de tu servicio, cuenta con tus favores, espera tu munificencia, confía en tu reino y se ha embriagado con el vino de tu dádiva.
    ¡Oh mi Dios! aumenta el fervor de su cariño por ti, la constancia en su alabanza de ti y el ardor de su amor por ti.
    Verdaderamente tú eres el generoso, el señor de gracia abundante. No hay otro Dios más que tú, el perdonador, el misericordioso. 

      (‘Abdu’l Bahá, poeta iraní 1844-1921)

    Un abrazo forero

  • Rodrigo Olvera

    Me uno a Pili.
     
    Que quienes tengan contacto directo con él, le hagan llegar nuestro cariño.

  • mªpilar garcía

    ¡Gracias Oscar!

    Para Salvador Santos; sin saber que le sucede y cual es la envergadura de su “no” visión.

    Quiero enviarle todo mi cariño, fuerza, energía, agradecimiento por todo lo bueno y enriquecedor que me ha regalado.

    Deseo de todo corazón, que se recupere lo antes posible, y nos diga (o digas tú Oscar) como sigue su proceso.

    Un abrazo grande lleno de mi cariño siempre agradecido.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola ana!

    1.- Días atrás puse una nota en el TABLÓN preguntando por ti.
    No salió.
    Pregunto a la Redacción de Atrio.org cómo hay que hacer para preguntar estas cosas de la “Comunidad ATRIO”.

    2.- Lo mismo quisiera hacer para que este grupejo nuestro lepueda hacer llegar _si les pareciera-
    todo nuestro afecto y apoyo a Salvador Santos, que hace unos 10 días o más está privado de visión.

    3.- En cuanto a lo que dices:

    – “La sociedad actual no necesita ya de las religión para encauzar conductas individuales y colectivas.“-

    merecería mayor reflexión ¿no te parece?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    Como diría Fray Luis de león, “como decíamos ayer….” Después de varios días sin poder seguiros con la debida atención (cuando se está de viaje es imposible dicha atención), retomo mi presencia en atrio aportando mi humilde criterio sobre el tema en cuestión.
     
    ¿Y cuál es el tema en cuestión en este artículo? Pues pienso que son varios lo temas que debemos afrontar:
    -Por un lado el concepto o la definición de lo que es Dios. Arregui da unas cuantas definiciones, pero a lo largo de los tiempos y en las distintas culturas, se han dado múltiples, contradictorias y hasta extravagantes definiciones. Pero yo, personalmente, me quedo con lo que dijo San Juan, “a Dios nadie le ha visto”. Es cierto que Dios siempre ha sido un “ente” que el ser humano ha necesitado en todos los tiempos y en todos los lugares, pero en el momento actual esta necesidad es inexistente en millones de personas que no lo necesitan y hasta les estorba y que pueden vivir perfectamente sin la fe en Dios. Por tanto Dios debe quedar en el ámbito de las religiones, no en el de la filosofía ni en el de la ciencia empírica.
     
    -En segundo lugar tenemos las religiones. Las religiones siempre han sido las que han canalizado todo lo referente a los dioses con más o menos fortuna, pero sí con mucha o total incidencia en la sociedad, hasta el punto de que a lo largo de la historia, las sociedades se han configurado en torno a la religión dominante, eso sí, hablando con toda rotundidad en nombre de dios. Esta contundencia de considerarse los intermediarios de los dioses, daba poco margen a contradecirlas, por lo que, al carecer Dios de naturaleza tangible, nadie podía rechistarle a aquellos que decían tener comunicación directa con los dioses.
     
    -Y, finalmente tenemos la cuestión de la ética social y personal, con origen en las religiones y por consiguiente, en Dios. Lo que los clérigos han dicho acerca de la conducta, siempre ha sido la voluntad de Dios. La intromisión en las conciencias personales y en las leyes civiles, ha sido una constante en la historia. La sociedad actual no necesita ya de las religión para encauzar conductas individuales y colectivas.
     
     
    Conclusión, si a Dios nadie le ha visto y si la sociedad actual sabe proporcionarse una ética civil sin necesidad de la religión y si las religiones no se han movido ni un paso de sus tradiciones respectivas, lo obvio es lo que dice Arregui, repensar la religión desde otros paradigmas más acordes con la sociedad actual.
     
    La religión debe centrar su labor la adhesión personal de cada individuo, desde parámetros razonables, y no seguir empeñada en demostrar lo indemostrable, la naturaleza de Dios, en seguir queriendo regir a una sociedad autónoma y democrática, y, en el caso del cristianismo, guardián del legado de Jesús  el Galileo, debe ser fiel a su fundador en cuanto a comportamiento se refiere, es decir en crear una sociedad alternativa en la que todos los seres humanos puedan perseguir su felicidad y su realización personal, conformando una sociedad justa. Claro que esto se puede hacer sin referencia al cristianismo, pero quienes tenemos como referente vital a Jesús, nos creamos la obligación de seguir sus pasos libremente.

  • M. Luisa

    Totalmente de acuerdo, Asun.  Terminé mi comentario anterior  refiriéndome  a la diferencia modal   que existe entre Oriente y Occidente a la hora de considerar la esencia, en el primer caso la esencia ha sido eminentemente operativa –experimental y  en el segundo eidética- conceptual.
     
    Ahora bien  del mismo modo que a nivel personal  en donde convienen y se comprenden  las personas  no es en sus opiniones sino en la verdad de las cosas reales,  así mismo la comprensión  entre culturas y religiones, se hará posible  en el momento  que   converjan,   no en el contenido  sino en lo  formalmente esencial de todas ellas.
     
    Por otro lado, con respecto a la realidad no hay separación como tu muy bien dices, Asun,  sino sólo distanciamiento y es en este distanciamiento  que los seres humanos, claro,   podemos perdernos  en nuestro propio ego,  pero también por la misma razón que  sólo consiste en ser  distanciamiento,  no está dicho que  esto siempre  tenga que ser  así.
     
    Cosa distinta es haber confundido  el distanciamiento con   separación, como ya me referí tiempo atrás, la cual no deja de ser  un producto de la ideación  y   de la mente,   por eso es algo que,  desde una perspectiva de lo real   al no ser viable,   a la larga se impondrá una  exigencia,   un cambio modal  en la percepción de la realidad.

    Un abrazo

  • Asun

    No creo que haya tal separación, si somos en él y él en nosotros no existen barreras, denominemos como denominemos a esta unión indivisible, inmanencia-trascendencia-transparencia de Todo en todo. Otra cosa es cómo entendemos mentalmente lo que llamamos Dios. Ahí está el problema en el que los hombres se han enzarzado y han sido capaces de matar por ello. Se ha dado suma importancia a una idea de la que en concreto lo forman palabras que mueven las pulsiones de los egos hasta asesinar despiadadamente.
     
    Por eso ni Oriente ni Occidente tienen la última palabra, porque en su verdad se dan desencuentros en la vida práctica. Ambas culturas, sin embargo, contienen sabiduría perenne en sus raíces, cuando se va a su esencia. Después, en la vida personal, cada uno/a las desvirtúa total o parcialmente o las va incrementando de sentido y de verdad en la acción, en la coherencia, en el amor.
     
    Aquí no está de más, que Occidente con su cristianismo predominantemente euro-centrista y romano se impregne de humildad para abrirse a otras percepciones sabias de lo Real, que ayudan a descubrir al ser humano en quien es y lo que es en un todo, no separado del Misterio de Unidad en lo diverso de Lo Que Es. Jesús se desembarazó de todas, digo todas,  las barreras egoicas, incluso religiosas,  que nos separan de lo que ya Es. Su nivel de conciencia unitaria y transmental tenía mucho de oriental. El no reconocerlo y verlo nos aleja tanto de él como de la espiritualidad que se vuelca a los otros para ser con ellos en Ello, que no se la adueña Oriente u Occidente en exclusiva.

  • Santiago

    Jose,   la esencia de la verdad permanece y existe…nuestra capacidad de entender esa Verdad es limitadisima por nuestra condicion humana y asi hoy en dia podemos comprender mejor una verdad que ya existia pero que la conociamos inperfectamente….sin embargo, no quiere decir que el ser humano de hoy en dia, por el hecho de vivir en el siglo XXI posea por el hecho de su modernismo estar en posesion abosoluta de TODA verdad…No depende de ello…..Sobre lo que decis de Dios se parece mucho a la teoria de Spinoza, que en siglos pasados,   afirma que Dios, el ser absoluto, unico y necesario, es la naturaleza y que la naturaleza es el ser absoluto, ya que NO NAY distincion ontologica entre el orden de lo increado y el orden de lo creado..que TODO se reintegra o resume en Dios, que no existe un mundo ontologicamente DISTINTO de Dios, que TODO queda absorbido dentro de la unica divinidad..El mundo no existe de manera distinta..La existencia individual y personal no es mas que una mera ilusion
    Sin embarco cuando Pablo habla en los Hechos 17,28 en Atenas a los sabios sobre Dios: ” En El (Dios) vivimos, nos movemos y existimos” ..esta doctrina d la inmanencia de Dios en el hombre y del hombre en Dios, no excluye la distincion ontologica y radical entre Dios y el ser humano. Si ambos fueran de la misma sustancia, no tendria sentido la inmanencia. La idea de la creacion no excluye, pues, la inmanencia. La inmanencia, para que tenga sentido, implica creacion, es decir, la distincion de naturalezas y sustancias…No hay, en realidad, monismo de la sustancia…..un saludo    de Santiago Hernandez

  • Rodrigo Olvera

    Muy bueno tu comentario Honorio.
     
    Sobre Gandhi. Su inspiración original está en su religión original. Muchos equivocadamente dicen que Gandhi era hinduísta. Aunque Gandhi se basaba con frecuencia en el Guita (del que aprendió el camino del karma no en el sentido de budismo sino de la via espiritual por medio de la ACCION), él era un sincretismo entre el hinduismo y el  jainismo. Del jainismo derivó uno de sus conceptos básicos: la fuerza de la verdad y la no violencia radical. El jainismo, a diferencia del cristianismo, jamás ha aceptado ninguna excepción al precepto de no violencia (el cristianismo ha aceptado y sigue aceptando excepciones, como la legítima defensa, la pena de muerte o el magnicidio). Otra diferencia entre jainismo y cristianismo es el significado del ayuno. Quizá por éso no se ha comprendido del todo en occidente el significado y eficacia de los ayunos de Gandhi, a los que se interpreta más como huelgas de hambre.  Pero ya en Sudáfrica (es decir, ya había iniciado su acción social) su visión y su praxis social sí que se enriqueció con dos autores cristianos: Thoreau y Tolstoi. Por supuesto, no hay que minimizar la influencia de los intercambios con misioneros cristianos que sostuvo durante toda su vida de regreso en la India.
     
    Sobre Oriente. Si. La praxis. Creo que comenté hace tiempo del riesgo de idealización respecto de Oriente. Ese mismo budismo, del cual sin duda hay mucho que aprender) también ha permitido el sistema de estratificación social presente en la mayoría del sureste asiatico. No es tan radical como el sistema de castas del hinduísmo, pero es sumamente efectivo e injusto (desde una perspectiva democrática). Hay sus excepciones, por supuesto (al igual que hay corrientes liberadoras dentro del cristianismo). Por ejemplo, la revolución de monjes budistas en Birmania. Pero en términos generales, el budismo ha congeniado bien con sistemas de estratificación social sumamente injustos. Lo mismo puede decirse del taoismo (sobre todo del llamado taoismo religioso). Y no se diga las versiones legalistas del neo-confucionismo (que tienen poco que ver realmente con la auténtica enseñanza de Confucio).
     
    Y completamente de acuerdo. Si rechazo el eurocentrismo, de igual manera rechazo el orientocentrismo. No se trata de ensalazar a oriente para excluir a occidente. Se trata de aprender con amplitud de miras.
     

  • h.cadarso

      Cuando hacemos referencia al encuentro e intercambio entre Oriente y Occidente, cristianismo y budismo, teología cristiana y teologías indias, parece como si nos limitásemos a valorar únicamente el contraste de pensamiento filosófico-teológico de ambos universos. Y eludimos o esquivamos el resultado del encuentro entre la praxis de uno y otro universo que intentan transformar la sociedad.
      Hay una Madre Teresa de Calcuta, un Vicente Ferrer, un misionero Nobili; hay una ideología marxista que los orientales beben de las fuentes de Europa y de Rusia y les sirve para impulsar unas sociedades nuevas…Hay un Ho-Chi-Mihn, un Mao, y tantos otros…
      Hay un Mahatma Gandhi que simpatiza con el Sermón de la Montaña, que aplica una estrategia, un estilo de acción política a mi entender inspirado en el cristianismo…
      Creo que la relación, la interdependencia y la influencia del mundo oriental en el occidental y viceversa debe ser abordada desde perspectivas más amplias. No me sirve la teoría si no va conexionada con la praxis. Y en ese sentido creo que hay mucho de positivo en ambas corrientes, la que va de Europa a Extrema Oriente, y la que viene de allá. No me sirve que la una anule y absorba a la otra, ese ha sido siempre un gravísimo error que hemos cometido. Y ya va siendo hora de superarlo.
      Tampoco me sirve la teoría sin el contraste con la praxis.

  • M. Luisa

    Pienso que el verdadero quid de la cuestión se halla  en lo que comentan Asun y Luis.
     
    Repensar el cristianismo tiene que ver con  el modo cómo  éste ha  venido siendo  pensado por los cristianos. El  término  repensar  del enunciado tal como yo lo entiendo no quiere decir  un  tener que volver a pensar con  arbitrariedad, por sus malos resultados,   el cristianismo (Santiago)  sino que el “re” del vocablo repensar, dado  lo humano  es la marca  del pensar mismo en su realidad.  Hemos pensado   el cristianismo  desde nosotros (Asun)  o mejor,   nos hemos apuntado desde  donde lo han conceptuado los intermediarios (Luis)  y no caemos en la cuenta de que   el pensar humano ante todo  por ser real  nos integra humanamente en lo que somos (vuelve aquí Asun)   no es meramente conceptual  y racional sino sentiente(Jesús)
     
    ¿Por qué,  si no, ahora,  para corregir el entuerto,  Occidente pone su mirada  hacia  Oriente?  Pues  a mi modo de ver porque  allí   la esencia  contrariamente a lo que ésta ha significado para  Occidente,  allí ha tenido  un valor eminentemente  operativo, experiencial, en fin esto nos llevaría por otros derroteros…
     
    Un cordial saludo

  • Rodrigo Olvera

    quizá, Oscar, te refieras a abundancia económica? porque incluso en términos de abundancia de calidad de vida, hay estudios muy claros de que ésta (al menos en estados unidos) ha disminuido a partir de los 60’s.
     
    Por si no lo conocen, les comparto el vínculo a un video que explica didácticamente este deterioro de calidad de vida, a consecuencia del sistema de producción utilizado para garantizar la abundancia económica (de unos pocos)
     
    http://www.youtube.com/watch?v=_xJ9lX47o7I
     

  • Rodrigo Olvera

    Me parece muy debatible afirmar que la abundancia de vida se ha dado en el ultimo siglo y medio. Habría quizá que empezar por definir que se quiere decir por abundancia de vida.
    Yo diría, por ejemplo, que si definimos abundancia de vida en términos de biodiversidad, el último siglo y medio ha sido de una mayor constricción de abundancia de vida en la Tierra, si tomamos en cuenta el número de especies de vida que se han extinto; sólo superado por aquellos periodos de extinción masiva que ocurren cada ciertos miles de años.
    Saludos
     

  • Santiago

    Una cosa es actualizar el mensaje de Cristo en lenguaje moderno y comprensible al ser humano de hoy, y otra elaborar una doctrina diferente, vaciar de sentido todo la riqueza de su mensaje salvifico…Tampoco lo esencial de la Medicina que es aliviar el sufrimiento en la enfermedad con la particular relacion medico-enfermo puede desaparecer porque entonces dejaria de ser el noble arte que sigue siendo..a pesar que la tecnica moderna ha interferido de alguna manera con esa parte fundamental, con su proposito verdadero. Una teologia cristologica que prescinda de la figura historica de Cristo y no cuente con los testimonios de la historia y que le de un nuevo sentido a los simbolos reales que constituyen la esencia del mensaje del Mesias como el Salvador entonces deja de ser cristiana, para ser otra cosa…porque pierde su mismo fundamento   un saludo….de Santiago Hernandez

  • oscar varela

    Hola!

    La ABUNDANCIA DE VIDA en la Tierra
    parece haberse dado en el último siglo y medio.

    Y parece también que el centro emisor
    de esta onda expansiva ha sido Europa-Occidente
    con la instauración de la Ciencia Físico-matemática y la Tecnología.

    Pregunto:

    1.- ¿Se relaciona esto, acaso, con el “cristianismo” occidental?

    2.- Si se relacionaran ¿qué causas comunes las sustentan?

    3.- ¿Por qué no se dio esta explosión de vida desde el Budismo u “Oriente”? 

    4.- ¿Puede el Budismo-Oriente salvar del naufragio lo vital del Cristianismo-Occidente?

    5.- ¿Qué aportarían a la gente -trabajadora y consumista- y que no está dispuesta a “bajarse e ese carro”?

    ¡Gracias! – Oscar

  • Asun

    Creo, más bien, que lo hay que “repensar”, interiorizar,  es el ser humano que somos y que Jesús no paró de mostrarnos. Salvando las distancias de la época en que vivió, puso esmerado esfuerzo en romper con todo lo que obstruía la dignidad y liberación de la persona y del pueblo al que pertenecía. Se esforzó en señalar la inutilidad  de la Ley, cuando  paraliza  y no ayuda a desplegar el ser que llevamos dentro. Con sencillez y lucidez  iba recordando y señalando lo que nos esclaviza y no nos deja ver: el egoísmo del poder, de la apariencia y del deseo.
     
    Vivió en comunidad para compartir lo que no es de nadie y es de todos. Se acercó a todos y les amó en silencio.  No quería perpetuar lo establecido,  creando una nueva religión, sino una propuesta de vida, de identidad compartida e incluyente, de unidad  en el único “padre”, la esencia en la que somos,  fuente de ternura  y abrazo,  vida en abundancia al alcance de todos. Desde dentro del corazón humano  abrió fronteras y eliminó separaciones. No escribió tratados ni ensayos sobre Dios. Tampoco lo definió,  pero sí experimentó y vivió en coherencia con lo que decía y sentía.
     
    Este artículo nos propone ponernos al día y para ello se sirve del ejemplo de Tomás de Aquino. Si nos quedamos en lo anecdótico sólo, en el repensar lo ya pensado, seguimos alejándonos del camino, conceptuando  lo que no puede ser siquiera representado.
     
    Para vivir
     
    En el mercado y en el claustro, sólo vi a Dios.
    En el valle y en la montaña
    sólo vi a Dios.
    Lo he visto detrás de mí
    en la hora de la tribulación
    y en los días del favor y la fortuna.
    No vi alma ni cuerpo,
    accidente ni sustancia,
    causas ni cualidades:
    sólo vi a Dios.
    Abrí mis ojos,
    y gracias a la luz
    de Su rostro circundándome,
    descubrí en todas las miradas
    al Amado.
    Baba Kuhi, poeta sufí iraní del s. XI
     

  • Luís Troyano

    Inicio


    (Esta es la pagina de un psicologo y con mas oficios, entre ellos el de sacerdote catolico).

  • Luís Troyano

    Pero hemos evolucionado hacia los parametros racionales que contienen la espiritualidad

  • Luís Troyano

    La teología cristiana no ha evolucionado, pero han evolucionado los parámetros racionales que contienen la espiritualidad. Simplemente se han superado los parámetros mitológicos del cristianismo. En Occidente el cristianismo muere y el budismo nace. Porque el cristianismo se asienta en parámetros prerracionales y el budismo en parámetros racionales. Es así de sencillo, para quien quiera verlo.
    Pretender hablar del Misterio desde nuestro general estadio evolutivo actual. Significa trascender la visión cristiana, e integrar lo valido todavía, el mismo Jesús.
     
    Desde estos parámetros racionales. Desde el paradigma racional. Jesús es efectivamente un hombre-Dios. O lo que es igual, un buda. Pero…
    Se le despoja del manto mitológico prerracional que nuestros antepasados le pusieron para poder entenderlo. Y esto significa despojarlo de su manto religioso. Luego la religión cristiana no tiene recambio, está llamada a desaparecer. No así Jesús. Pero lo veremos como al Buda o a Sócrates o etc., pero no como el ultimo dios solar, que es lo que los cristianos nos quieren vender todavía.
    Pobre del no avisado que fijándose en Jesús, acepta la religión. Porque entra en una ratonera para el espíritu. La religión cristiana es una falacia. Fijándote en el cielo, caes en un hoyo…
    Creo recordar que Thomas Merton profetizaba el fin de las religiones del Libro.
    Mas pronto que tarde, pues hoy el mundo cambia vertiginosamente, las religiones teístas desaparecerán. Quedaran en pie el budismo y en términos generales, la espiritualidad oriental en su conjunto. Que será la base para un espiritualidad laica.
    Es la era del ocaso de los “funcionarios de Dios” y el nacimiento de los auténticos maestros del espíritu.
    Los sacerdotes deben empezar por ser psicólogos. Pero no solo psicólogos, sino maestros que señalan con su dedo la Luna…

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Gracias José Arregui!!!


    Es esperanzador su lenguaje, su sentir, su experiencia personal desde Jesús.
     
    Hermoso como nos comunica al “Dios” sobre todo aquello que ¡no! es.
     
    Cada semana, nos sigue abriendo ventanas cuando parece que todas… las puertas se van cerrando, en una sin-razón, en defensa de las doctrinas de hace ya….¿?
     
    ¡¡¡Gracias por no bajar la guardia, ni quedarse encogido ante la incomprensión!!!
    mª pilar

  • Sarrionandia

    Dios es eterno. La eternidad queda, el tiempo pasa. Mejor: lo eterno es, el tiempo no es.
    El tiempo apenas sería una irisación de la eternidad. Y toda duración temporal resultaría tan vana y fugaz como “nuestra” propia vida.
    La Medicina, la Filosofía. El Magisterio, la Teología, las Ciencias pasan con el tiempo y nadie sabe qué es lo que queda de ellas

  • Rodrigo Olvera

    Ya sé que esto  va a di-sonar.  Pero quizá un mejor conocimiento de la amplia tradición cristiana caería bien a la hora de volver a pensar el cristianismo
     
    Por ejemplo, dice José “¿Y el pecado? ¡Qué absurdo y nocivo nuestro lenguaje tradicional sobre el pecado, y por lo tanto el perdón! El pecado no es la culpa contraída con una divinidad, sino la herida, el error, la finitud y el daño.”  Completamente de acuerdo. Es una de las diferencias entre la concepción de pecado en las iglesias latinas y las iglesias ortodoxas desde el siglo XIII más o menos. Las iglesias ortodoxas jamás han aceptado la doctrina del pecado original en la forma en que fue expuesta por Agustín de Hipona, y retomada por Tomás de Aquino.
     
    Para las Iglesias ortodoxas, lo que hizo Tomás de Aquino no fue repensar el cristianismo para que fuera consuelo y liberación. En su opinión (no digo que concuerde yo al 100% con su opinión, pero vale la pena mostrar que hay diferentes valoraciones) Aquino es el cúlmen de un proceso de convertir la teología en filosofía sobre Dios, a diferencia de lo que había sido en la época patrística en que era más cercana a una mistagogía.  Este proceso de reducir la teología a un discurso filosófico sobre Dios es considerado por las iglesias ortodoxas como pieza central en describir los avatares de las iglesias latinas, y los vicios que y dificultades que hoy presentan.
     
    Que hay que repensar? por supuesto. Pero -desde una perspectiva diferente- quizá más que repensar el cristianismo (mantenerse en un discurso filosófico de Dios, pero ahora desde los contenidos y parámetros de la filosofía posmoderna) lo que haya que repensar es la experiencia cristiana (mistagogía).
     
    Creo -quizá me equivoque- por acá va lo que propone (también desde otra perspectiva, que tampoco aceptaría otros vicios de las iglesias ortodoxas) Luis Troyano.
     
    Saludos

Deja un comentario