Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4784 Artículos. - 76670 Comentarios.

Sobre el evangelio de hoy: ¿pastores?… ¿ovejas?

Miguel Berrotarán es un joven sacerdote de Córdoba (Argentina), vinculado a un grupo “Angelelli” y a una web para laicos y laicas. Es la primera vez que nos envía una reflexión. Pero nos ha gustado. Y por eso la sometemos a la consideración de todos los levtores en este día del “Buen Pastor”.

La imagen de «ovejas y pastores» ha de ser manejada con cuidado, porque puede justificar la dualidad de clases en la Iglesia. Esta dualidad no es un temor utópico, sino que ha sido una realidad pesada y dominante. El Concilio Vaticano I declaró: «La Iglesia de Cristo no es una comunidad de iguales, en la que todos los fieles tuvieran los mismos derechos, sino que es una sociedad de desiguales, no sólo porque entre los fieles unos son clérigos y otros laicos, sino, de una manera especial, porque en la Iglesia reside el poder que viene de Dios, por el que a unos es dado santificar, enseñar y gobernar, y a otros no» (Constitución sobre la Iglesia, 1870). Pío XI, por su parte, decía: «La Iglesia es, por la fuerza misma de su naturaleza, una sociedad desigual. Comprende dos categorías de personas: los pastores y el rebaño, los que están colocados en los distintos grados de la jerarquía, y la multitud de los fieles. Y estas categorías, hasta tal punto son distintas entre sí, que sólo en la jerarquía residen el derecho y la autoridad necesarios para promover y dirigir a todos los miembros hacia el fin de la sociedad. En cuanto a la multitud, no tiene otro derecho que el de dejarse conducir y seguir dócilmente a sus pastores» (Vehementer Nos, 1906). La verdad es que estas categorías de «pastores y rebaño», a lo largo de la historia de la Iglesia han funcionado casi siempre -al menos en el segundo milenio- de una forma que hoy nos resulta sencillamente inaceptable. Hay que tener mucho cuidado de que nuestra forma de utilizarlas no vehicule una justificación inconsciente de las clases en la Iglesia.

          El Concilio Vaticano II supuso un cambio radical en este sentido, con aquella su insistencia en que más importante que las diferencias de ministerio o servicio en la Iglesia es la común dignidad de los miembros del Pueblo de Dios (el lugar más simbólico a este respecto es el capítulo segundo de la Lumen Gentium del Vaticano II).

          Como es sabido, en las últimas décadas se ha dado un retroceso claro hacia una centralización y falta de democracia. La queja de que Roma no valora la «colegialidad episcopal» es un clamor universal. La práctica de los Sínodos episcopales que se puso en marcha tras el concilio, fue rebajada a reuniones meramente consultivas. Las Conferencias Episcopales Nacionales, verdadero símbolo de la renovación conciliar, fueron declaradas por el cardenal Ratzinger como carentes de base teológica. Los «consejos pastorales» y los «consejos presbiterales» establecidos por la práctica posconciliar como instrumentos de participación y democratización, casi han sido abandonados, por falta de ambiente. La feligresía de una parroquia, o de una diócesis, puede tener unánimemente una opinión, pero si el párroco o el obispo piensa lo contrario, no hay nada que discutir en la actual estructura canónica clerical y autoritaria. «La voz del Pueblo, es la voz de Dios»… en todas partes menos en la Iglesia, pues en ésta, para el pueblo la única voz segura de Dios es la de la Jerarquía. Así la Iglesia se ha convertido -como gusta de decir Hans Küng- en «la última monarquía absoluta de Occidente». A quien no está de acuerdo se le responde que «la Iglesia no es una democracia», y es cierto, porque es mucho más que eso: es una comunidad, en la que todos los métodos participativos democráticos deberían quedarse cortos ante el ejercicio efectivo de la «comunión y participación». En semejante contexto eclesial, ¿se puede hablar ingenuamente de «el buen pastor y del rebaño a él confiado» con toda inocencia e  ingenuidad? El Concilio Vaticano II lo dijo con máxima autoridad: «Debemos tener conciencia de las deficiencias de la Iglesia y combatirlas con la máxima energía» (Gaudium et Spes 43).

          En la Iglesia de Aquel que dijo que quien quisiera ser el primero fuese el último y el servidor de todos, en algún sentido, todos somos pastores de todos, todos somos responsables y todos podemos aportar. No se niega el papel de la coordinación y del gobierno. Lo que se niega es su sacralización, la teología que justifica ideológicamente el poder autoritario que no se somete al discernimiento comunitario ni a la crítica democrática. ¿Qué la Iglesia no es una democracia? Debe ser mucho más que una democracia. Y, desde luego: no ha de ser un rebaño.

17 comentarios

  • oscar varela

    En honor a
    Miguel Berrotarán es un joven sacerdote de Córdoba (Argentina), vinculado a un grupo “Angelelli”
    …………….

    Argentina: a estudio la beatificación de tres asesinados por los militares
    Se trata de dos sacerdotes y un laico de la provincia de La Rioja, muertos en 1976
     
    CHAMICAL, miércoles 1 de junio de 2011 (ZENIT.org – El Observador).  El día de ayer dio inició el proceso formal de investigación diocesana para definir la eventual beatificación de dos sacerdotes y un laico argentinos, asesinados en 1976, durante la llamada “guerra sucia” emprendida por el Estado argentino, liderado por militares, en contra de quienes consideraban fuerzas guerrilleras.
     
    Los dos sacerdotes católicos muertos por las fuerzas militares y de seguridad de aquel entonces, se llamaron Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, y el laico, Wenceslao Pedernera. Eran parte del equipo de pastoral del también asesinado obispo Enrique Angelelli. 
     
    El proceso de investigación diocesana –es decir, el proceso según el canon de la Iglesia católica – se abrió ayer oficialmente en Chamical, de cuya parroquia eran sacerdotes Murias y Longueville cuando el 18 de julio de 1976, después de ser secuestrados y torturados, fueron encontrados asesinados en un paraje cercano a esa ciudad, sobre la ruta nacional 38, a 150 kilómetros al sudeste de la capital provincial, según han informado fuentes locales de prensa.
     
    En tanto, Pedernera fue fusilado en Sañogasta, distrito de Chilecito, a unos 200 kilómetros al oeste de la capital riojana, apenas una semana después, de acuerdo con los informes recabados por las diversas comisiones que han investigado estos años terribles en Argentina.
     
    Por su parte, la Iglesia católica de la Provincia de La Rioja, formó dos equipos de investigación que se encargarán de recoger datos históricos y testimonios para aportar pruebas que permitan a la Comisión de las Causas de los Santos declarar siervos de Dios a los dos sacerdotes y al laico, en tanto se comprueba su martirio por odio a la fe.
     
    La ceremonia estuvo presidida por el obispo de La Rioja, monseñor Roberto Rodríguez, y tuvo lugar en la parroquia de Chamical. 
     
    Durante la ceremonia, monseñor Rodríguez destacó la acción de los tres hombres porque “llevaron el Evangelio y no los comprendieron, realizaron un proyecto pastoral y no fueron entendidos. Los que los mataron pensaron que le estaban haciendo un bien a Dios y a la Patria”. 
     
    El obispo convocó a la comunidad a acercarse porque “muchos de los testigos de esta obra de evangelización pueden hablar y expresar cuál fue el impacto de la prédica de estos hombres en los fieles”. 
     
    “Necesitamos que el pueblo de Dios se exprese con su devoción ante los encargados de reunir todos los datos de la vida de estos tres hombres de Dios”, sostuvo monseñor Roberto Rodríguez.
     
    En la ceremonia se encontraban presentes varios sacerdotes que conocieron a Murias, Longueville y Pedernera y el postulador de la causa, fray Angelo Paleri, quien se encargará de supervisar la investigación y de entregar el documento final al Tribunal Eclesiástico competente en la provincia de La Rioja que ya fue constituido. 
     

  • monica

    cada dia la iglesia esta peor!!!!!!!pobre jesucristo!!! me da verguenza como con cada discurso hipocrita tratan de converser a las masas de algo que no es cristo….Dios es Amor…. pero parece que ni el papa ni ningun hipocrita de us netorno incluido ñanez lo ha entendido!!!!!!

  • Marga Durán

    ¿Hay en alguna parte del evangelio algo que diga calamente que los no creyentes, o como se llamasen entonces, también tendrían un espacio en la Casa de Padre? Y si tenían un espacio,  ¿ era mejor o peor que el de los creyentes?  Y si era peor ¿no era un injusticia?  Y si era mejor, ¿no dejaba de ser también una njusticia?  Y si eran iguales, ¿estarían todos de acuerdo?.
    Pensando con la mejor buena voluntad, no habría problema porque todos estaban ya en el cielo. En la casa paterna.
    Y ahora, ¿qué pasa con la iglesia católica que expulsa de la casa del Padre, de la casa de la tierra no la celeste,  a personas  como Joxe Arregi, o José María Castillo, o Juan A. Pagola,  por decir los  más cercanos? .
    Vergüenza debía de dar a los “expulsadores” del Vaticano.
    Tendría  que ser muy difícil para los que NO están de acuerdo con estas  personas expulsadas,  el encontrar ni siquiera una pensión barata cerca de la casa del Padre. ¿Qué arzobispo regentaría esa pensión barata?
    Lástima que no se planteen  elucubraciones tan simples. Y, si  no se dan cuenta de lo que hacen, no quieran dar lecciones a los demás. Por favor.
     

  • Miguel Angel Berrotarán

    Oscar, me hace mucho bien constatar tu interés, el anhelo de tus inquietudes. No quisiera detenerme en la tranquera, pero tampoco fantasear con el campo adentro porque el tiempo me escasea. De todos modos, si encuentro algo y lo puedo trancribir lo envío.
     El lunes cumplo 39 años, creo que no pertenezco a la generación que mencionás…abrazo grande

  • oscar varela

    Hola Miguel Ángel!

    Gracias por tus Gracias!

    Sigamos de gracia en gracia, dirá por ahí el helenizador Pablo,
    fotocopiando el divino Deporte olímpico,
    que consideraba la Gracia como un “estar en estado o performance de Competición”;
    (de ahí es que la teología habla de “estado de gracia“).

    Por eso te pediría que
    -ya que pasás por esta estancia-
    no te quedes en la tranquera.

    Comentá -breve o largo- alguna “democratización” eclesiástica, factible hoy.
    ¿Puede ser?

    Vuelvo a las Gracias!

    Y ¡voy todavía! – Oscar.
    …………….
    Nota personal:
    A principios de mes anduve por La Rioja.
    No pude encontrarme con Pocho, que ahora está de Diputado por Chamical
    (zona en que asesinaron al pelado Angelelli).
    Pero pude charlar con Beba (su mamá)
    ¿Vos sos de esa generación?

  • Miguel Angel Berrotarán

    Gracias por tan cálida recepción, les envío un cariño grande y espero que podamos seguir en contacto. Respecto a la inquietud de Oscar de como efectivizar una mayor democratización de nuestra Iglesia creo que hay mucho material recomendable al respecto (sugiero “Cambio estructural de la Iglesia” de Schikendanzt Carlos).Además, debiéramos de ahondar en la historia de la misma comunidad eclesial ya que existen en nuestra tradición mas de un ensayo de mayor participación en las decisiones.
    Un abrazo fuerte para todas/os

  • juanito

    Menudo pastor que tenemos en Guipuzcoa,cuando les dijo a los franciscanos que le hiciesen callar a Joxé,mandandole a las Americas,pués aquí no interesaba tenerlo de pinchador,pués salian cosas que no interesaban a ese jerarca del báculo de oro y plata.
    Ahora nos sale diciendo que el juicio eclesiastico a Pagola,no es contra su persona,¿contra quién señor Munilla?. En unas declaraciones,dijo no haber leido dicho libro.¿Como puede conocer este pastor a su oveja si no escucha su voz?.

  • doramas romero del camino

    Yo también he experimentado prácticamente siempre que los obispos católicos o son autoritarios o son practicantes de un paternalismo que es que tira para atrás. Desde luego, mi experiencia es subjetiva, muy limitada, pero es la que es, no puedo negarla. Y conste que expreso este parecer mío con algo de reserva, es decir, con miedo, porque temo que pueda ser interpretado como una actitud y una confesión de desafecto por mi parte hacia los pastores, que no en balde desde siempre en la Iglesia católica se ha inculcado a los fieles que han de ser fieles y sumisos a sus pastores. Para lo cual se citan pasajes del Evangelio, exhortaciones de Pablo de Tarso, concilios y Magisterio.

    Lógicamente, en esta simple nota es absolutamente imposible analizar nada de la tradición teológica y eclesial tendente a exhortar a la obediencia a los pastores, sobre todo por parte de los seglares. Pero insisto: en una sociedad democrática como la actual europea, vale que deficientemente democrática pero democrática al fin y al cabo, me pregunto cómo han de entender y de hecho entienden la Iglesia los que la “ven desde fuera”?

     Claro que podríamos acudir a san Anselmo para refrendar la apuesta por la fe cristiana con aquello suyo de “Cree para poder entender”. Pero estamos en las mismas. En las mismas porque para poder “entender” el autoritarismo y el paternalismo de los pastores ¿hemos de creer porque sí? Creer, ¿creer en qué? Sin duda, en Cristo Jesús muerto y resucitado. Vale. Pero entonces, henos aquí con que sí lo que hemos de creer no es otro corpus doctrinal que la memoria salvífica de Jesús de Nazaret, el Señor, ¿esa memoria salvífica del Señor justifica el paternalismo y no digamos el autotarismo secular de los pastores o más bien justifica y exige un tipo de comunidad cristiana en que se ponga más claramente de manifiesto la igualdad radical y fraterna de hijos e hijas de Dios, hermanos en Cristo (expresión de la humanidad de Dios, dicho tal vez a la manera en que lo diría José María Castillo), y mucho menos o nada la “subordinación” de unos a otros?

    La Iglesia entendida como red de comunidades cristianas, como Iglesia de iglesias, cierto que no debe caer en el desgobierno de la anarquía. Sin embargo, la legítima preocupación por no llegar a ese desgobierno ¿justifica tantos y tantos comportamientos autoritarios secularmente perpetrados en la Iglesia católica por los pastores sobre los seglares?   

  • ana rodrigo

    Si no me equivoco, el título de pastor se les otorga a los obispos y al Papa, y por eso llevan el báculo. Al igual que el báculo de los pastores, (de madera, sencillo y artesanal cuyo uso es el apoyo del pastor en su caminar por el campo) ha ido degenerando en un artículo de plata repujada y oro, de un valor material considerable, su simbolismo ha seguido el mismo camino. El uso de título, que en una mentalidad agropecuaria se refería a una persona sencilla que cuida mima y conoce a sus ovejas y éstas lo conocen a él en el sentido literal, los obispos lo han interpretado como autoridad y poder sobre sus súbditos a los que, si hace falta, les da el baculazo correspondiente para que obedezcan. Y en el mejor de los casos, algunos obispos no tan autoritarios, son de un paternalismo repelente, tratando como menores de edad a personas adultas, hechas y derechas, enseñando en nombre de Dios lo que al fin y al cabo, es enseñanza humana, la suya.
     
    El uso que se ha hecho de la interpretación de este evangelio, ha sido nefasta para la Iglesia, los pastores se han convertido en príncipes (por su rango y desmesura en su atuendo) y en tiranos por su autoritarismo. De ahí la pirámide medieval de cómo se ha estructurado la Iglesia, donde en vez de una comunidad de iguales, se ha convertido en una sociedad de clases sociales inaceptable, no sólo por obsoleta, sino por antievangélica.
     
    Con un gravísimo problema añadido y hace irresoluble dicha situación, y es que están convencidísimos que esto es lo que Dios quiere, que esto es cosa de Dios, que el Espíritu es el autor por inspiración el que ha llevado a la Iglesia a esta situación, y, para más INRI, lo argumentan apoyándose, por ejemplo, en este evangelio y en otros. Así que, si es cosa de Dios, y a Dios no se le puede contradecir, ya me contaréis qué posibilidad tenemos de esperar un cambio, mientras no llegue otro Juan XXIII.

  • h.cadarso

      Evidente que lo del Pastor y las ovejas tenemos que rectificarlo en clave humana, reconociendo a las ovejas la categoría de personas que el evangelio les reconoce…Pero hay algo más: todos nosotros hemos resucitado con Cristo, frente al mundo que nos rodea, cada uno de nosotros, y el colectivo de creyentes, somos Jesús resucitado, somos a una con El Pastores de la humanidad; erróneamente, creo yo, la exégesis y la teología al uso ha reservado la categoría de Pastor a los  jerarcas y sacerdotes que han recibido el sacramento del orden; no, el título de Pastores recae en todos nosotros, recae, aún más, en todos aquellos que sin estar bautizados realizan en este mundo las obras de Jesús, continúan y colaboran en su misión salvadora y de pastoreo…
      Ya va siendo hora de desacralizar la función evangélica del Pastor, y de sacralizar toda acción salvadora y redentora de todas las personas que colaboran con Jesús, movidas por su Espíritu. Se acabaron los monopolios; enseñar será quizá misión de los consagrados, pero pastorear, redimir, salvar, es trabajo de todos los que hemos resucitado y somos uno con Jesús. ¿O no?

  • Mirta

    Miguel: somos servidores inútiles, todos, sin diferencia de lugares que ocupemos. Bergoglio decía que había que aprender de la religiosidad popular, y el Pelado Angelelli, que había que tener un oido en el Evangelio y otro en el pueblo. Soy argentina, y me alegra escuchar una voz con tanta sinceridad. Que el cura Brochero te bendiga, padre-hermano-hijo querido.

  • Gabriel Sánchez

    Perdón Miguel, me equivoque de hilo… Aquí va lo que quiero compartir …
     

    En primer lugar desde este lado del charco, un uruguayo, montevideano, quiere llegar hasta Córdoba, para darte un matecito amargo, en porongo, claro…En segundo lugar, que pastor hay uno solo. (Jn. 10,11-12. 14-16), los demás como bien nos dice el texto que citas implícitamente en tus entrelineas… (Mc. 10,44) e incluso en ese sentido interpreto al menos yo las palabras de Concilio Vaticano I…¡No somos iguales!, los obispos, sacerdotes y diáconos, somos los servientes-esclavos de la casa…y la verdadera e importante realidad es el pueblo de Dios…Al menos esa es mi lectura del Concilio Vaticano II- (Cfr- L.G. Nº 9 y 10)…Incluso agregaríamos a ese texto de Marcos…el de Jn. 13,14…Querido hermano…arriero somos y en el camino andamos, esa lucha, da sentido a toda nuestra vida…no la de construir la Iglesia…sino el Reino de Dios…y a la Iglesia como servidora y signo Universal del mismo…y para eso como tu bien dices, todos nos sostenemos unos a otros…todos somos pastores, responsable de nuestro hermanos (Cfr. Gn.4,9) Con cariño, desde un Montevideo soleado y fresco… Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Miguelito…en primer lugar un abrazo de un Uruguayo Montevideo…En segundo lugar…Existe un sólo y gran pastor (Jn 10,11; JPrimero, es una cosa buena, que a un buscador como Josema, haya sido reconocido con este titulo, por su coherencia y por su pertenencia a una forma de ser Iglesia, que tiene mucho de “estar a la intemperie”…a la manera de Jesús de Nazareth…y porque como dijo en sus últimos escritos, COMBLIN, SE DEBE UNIR LA UNIVERSIDAD A LA VIDA, A LA LUCHA POR EL REINO QUE TODOS LOS DÍAS SE DA EN LO COTIDIANO, A LOS DESPOSEIDOS, A LOS POBRES, A LOS NINGUNEADOS Y A LOS ARRINCONADOS DE LA ESTA NUESTRA HISTORIA… Es imposible no estar de acuerdo, en el planteo que realiza que se puede afirmar que en Jesús de Nazareth, asistimos a la humanización de Dios… Si bien con algunos aspectos podemos matizar afirmaciones, como usando una expresión más genérica, a su afirmación de que “Dios se ha fundido con lo humano. Por tanto, a Dios lo encontramos, ante todo, en lo profano, en lo laico, en lo secular, en lo que es común a todos los humanos y lo que nos une “podríamos que a Dios lo encontramos en lo pro- fano, en lo laico… y también en todo los humano, es decir que Dios esta y obra en lo Universal, en todo lo existe…de formas que a veces podemos intuir…otras se nos escapan totalmente….¿Por qué? Porque estando enfáticamente de acuerdo con lo que sostiene Josema sobre Dios se ha fundido con lo humano…los parece más abarcantes la expresión “ lo Universal ”…que lo profano y lo laico…ya que se como bien dice Josema fundido con lo humano…, pero el fenómeno religioso…es tan humano, como lo que no lo es, entonces lo pro-fano y lo fano… dejan de existir como distinción, la habitación, porque no existe ninguna realidad que no este habitada por Dios… Me parece que sobrevuela la exposición pero al ser algo tan definitivo, solamente parece recogérsele indirectamente, que es el Reino de Dios…En ese emprendimiento que supera todas las divisiones que hemos construido los hombres…creyentes y no creyentes o de diversas tradiciones regiliosa y nos pone juntos, juntos todo los humanos de Buena Voluntad y Dios…como una parte de una misma historia común (historia de salvación)…un construir juntos, que para nosotros…seres temporales, tiene un aquí y un ahora y tiene una dimensión espiritual, mística si se quiere, afectiva, psicológica, pero que también tiene la dimensiones sociales, económicas y políticas…Y así como la realidad del Reino esta presente en la historia (también en el aquí y el ahora, aunque no en plenitud)…también esta presente el antireino, aquello que se resiste y ataca la realidad del Reino…lo interesante que como bien dice Josema, esto tiene un aspecto inmanente y trascendente (se humanizo lo divino y se divinizo lo humano)…Pero me parece que lo central y en esto estamos rabiosamente de acuerdo con lo que afirma el entrañable hermano premiado…sobre el aporte de la teológica “aportar algún sentido a la vida. Y así, potenciar la mejor respuesta que podemos dar a nuestros anhelos de humanidad. Quiero decir, los anhelos que buscan una forma de vida que, por ser más plenamente humana, por eso sea también más plenamente feliz.”
    Además en mi modesta opinión supone también una cuestión concomitante, como misión de la misma…que es que para la teología se pueda realizar el aporte que ayude a la humanidad a alcanzar la felicidad…se debe coadyuvar a visualizar en su historia… la personal y la de la humanidad y en el aquí y el ahora de cada uno y de todos en tanto sociedades…la presencia, la propuesta y el obrar de Dios…
    Esto implicará para muchos de nosotros el discernir comunitariamente la vida, la realidad cotidiana, partiendo desde un ver la realidad e iluminarla a la luz de la palabra…para comprometernos con esa realidad…No existe la felicidad humana, sin una transformación-conversión-refundación de todo lo humano…(el hombre nuevo)… desde los pobres, desde la justicia y desde la ternura de Dios…
    Con cariño y felicitando al querido hermano…queremos atravesar el océano, para hacerle llegar nuestro más apretado y fraternal abrazo…desde un Montevideo soleado…Gabriel

  • Maite Lesmes

    Desconocía esos textos eclesiásticos que confirman nítidamente lo que ha sido una práctica milenaria de la institución. Es bueno conocerlos, así tenemos más convicciones para rechazar una institución tan mezquina y soberbia. Sólo tiene razón de ser el conjunto de los creyentes que se inspiran en la vida y mensaje de Jesús, “la Iglesia de Aquel que dijo que quien quisiera ser el primero fuese el último y el servidor de todos”, en palabras de este nuevo amigo argentino.
    Es preciso dar a conocer textos como estos, así habrá menos “rebaño”.
    No sólo porque nuestras sociedades han dejado de ser agrícolas y ganaderas -por lo que la metáfora del buen pastor y de sus ovejas no es significativa ni cumple su misión de metáfora-, sino sobre todo porque choca con nuestro arraigado sentido de la autonomía personal,  textos como esos ( los paulinos que hablan de la relación entre hombre y mujer en el matrimonio, por ej) deberían estar fuera de la liturgia.
    Y si les gusta,  que los mantengan, qué más nos da a quienes ya no pisamos por sus actos litúrgicos.

  • oscar varela

    Hola Miguel Berrotarán!

    Decís:

    “¿Qué la Iglesia no es una democracia?

    Debe ser mucho más que una democracia.”
    ………..
    Ok. Ok.!
    ………..
    ¿Cómo propondrías, en la práctica, eso de:

    ser mucho más que una democracia

    Un abrazo y ¡Vamos todavía! – Oscar.
    …………
    Mis notas cordobesas:

    1- Una buena: Allá por el 78 les dejé colocada la visera metálica y techado del Estadio mundialista del “Chateau Carreras“.

    2- Una mala: Anteriormente, los bonaerenses les habíamos enviado al exégeta -y posterior Cardenal- Fco. Primatesta, cuya estampa quedaba retratada en su identificación con
    el Tango “Yira, yira“:

    Cuando la suerte que es grela
    fallando y fallando te largue parao.
     
    Cuando estés bien en la vía,
    sin rumbo, desesperao.
     
    Cuando no tengas ni fe ni yerba
    de ayer secándose al sol.
     
    Cuando rajés los tamangos
    buscando ese mango
    que te haga morfar,
    la indiferencia del mundo
    que es sordo y es mudo
    recién sentirás.
     
    Verás que todo es mentira, verás que nada es amor
    que al mundo nada le importa yira, yira…
     
    Aunque te quiebre la vida
    aunque te muerda un dolor
    no esperes nunca una mano
    ni una ayuda ni un favor.
     
    Cuando estén secas las pilas
    de todos los timbres que vos apretás
    buscando un pecho fraterno
    para morir abrazao.
     
    Cuando te dejen tirao
    después de cinchar lo mismo que a mí.
     
    Cuando manyés que a tu lao
    se prueban la ropa que vas a dejar.
     
    Te acordarás de este otario que un día cansado
    se puso a ladrar.
     
    Verás que todo es mentira, verás que nada es amor
    que al mundo nada le importa yira, yira…

  • mªpilar garcía

    Miguel Berrotaran ¡Bien venido a esta casa!

    Totalmente de acuerdo; ¡es mucho más que una democracia! pero cada día, estamos más cerca de un reinado feudal, donde se hace únicamente (o se intenta) lo que el “rey” dice…  sus “ministros” “príncipes” etc. etc.

    Esto, como en este clase de reinados; también ha sido la cusa de una separación de clases, entre los súbditos.

    El amo y el servidor; que nos ha llevado a una desigualdad terrible, a una injusticia en el reparto de las riquezas, a un trato vejatorio entre ambas categorías, que nos está llevando a una crisis total.

    Porque estas diferencias, están llevando a los poderosos, a agostar la naturaleza para seguir creciendo y engordando sus haberes, a unos límites de inconsciencia total y absoluta.

    Todo esto ha sido y sigue siendo, bendecido por la iglesia; donde  “asesinos” “ladrones” “estafadores” han comido y siguen comiendo en las mismas mesas de los altos jerarcas; que  bendicicen sus maneras de proceder.
     

    Hay grupos, que se siguen formando por separado a trabajadores y empresarios; a unos para saber “obedecer” con respeto y sumisión a los poderosos, mientras que no se les exige lo mismo a  los Srs.
     

    Hay que estar agradecidos, por poner en marcha empresas donde el trabajador, mal gana un sueldo para “mal pasar” mientras los poderosos van subiendo peldaños de poder y riqueza escandalosos.
     

    Jesús nos dejó un estilo de Vida igualitaria, sin esclavitud, explotación, servil.

    ¡Lo que no quieras para ti, no lo hagas a los demás!

    Nada que ver, con la iglesia poder que tenemos, y es, como se dice en esta casa siempre.

    No vino a ser servido, sino a ¡¡¡Servir!!! Y eso se espera de toda persona religiosa o no, que quiera seguir sus pasos.

    ¡Ser buena “gente” con todo lo que nos rodea!

     

    Un abrazo entrañable y ¡gracias por estar junto a esta familia con deseos de trabajar por un mundo más justo y mejor!

    mª pilar

Deja un comentario