Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5220 Artículos. - 83482 Comentarios.

Triste…pero no sorprendente

Rodrigo Olvera, abogado mexicano especialista en Derechos Humanos, es uno de los mejores colaboradores de Atrio, por su lúcida penetración en todos los temas. El amor a la verdad y su exigencia de exactitd en las palabras y en las pruebas -consecuencia de su formación y práctica jurídica- le hace a veces aparecer como “peleón” en los debates. Pero es bueno como el pan. Y, con miedo, sin esperar tal vez que lo publiquemos en ATRIO, hace a lgunos amigos este comentario, Yo creo que debe ser publicado y comentado. Y, dentro de unos días, -tal vez cuando se conozcan los datos de estas elecciones a las que los “gallegos” estamos dando tanta importancia- publicaremos otro artículo suyo sobre “esperar contra toda esperanza”. Gracias, Rodrigo. Te quermos aquí. AD.

Queridas amigas
Queridos amigos

Entre los grupos a los que he tenido el privilegio de acompañar en Mexico, se me recuerda por algunas frases rimbombantes. Una de ellas es que necesitamos un “realismo esperanzado”: Nuestro analisis debe ser objetivo y frio, nuestra motivacion esperanzada y compasiva. Que nuestra necesidad de esperanza no nos distorsione el analisis objetivo; que el resultado de nuestro analisis objetivo de la realidad no nos enfrie la esperanza.

Otra frase con que se me recuerda es “No tenemos derecho a ser ingenuos, porque aqui nos estamos jugando vidas reales“. 

Recuerdo que mis comentarios cuando la eleccion de Obama incomodaron, porque yo estaria ‘robando’ la esperanza. Algo similar sucedio con la eleccion de Nicolas al frente de los jesuitas, en que tambien hice un llamado a la prudencia y a evitar ingenuidades. 

Y por supuesto, no sentó bien mi comentario de que el supuesto triunfo en Sucumbios no era tal. 

Lamentablemente, hoy leo el blog de Pikaza y se confirman mis temores. El Vaticano viene con todo a desmontar el proyecto de Sucumbios

http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2011/05/08/sucumbios-una-gran-machada-una-inmensa-t

Personalmente, creo que la batalla institucional esta perdida en el corto plazo. En mi opinión, valdría la pena que los carmelitas recurrieran al procedimiento de código canónico, para forzar a que sea directa y personalmente Ratzinger quien dé la orden. Sabemos cómo se mueve la estructura institucional. El papa se limpia las manos, siempre es alguien más quien ejecuta la condena. Excepto en contadas ocasiones, en que no hay más remedio que una intervención directa… como en el caso del obispo australiano que la negarse a presentar su renuncia obligó a que Ratzinger tuviera que intervenir personalmente. 

Creo que en el mediano-largo plazo, esto pudiera tener mayor efecto. Hay que forzar -creo- a que el papa se “manche” las manos, que no pueda evadir su responsabilidad personal y directa, que no se esconda en los engranajes anónimos de la curia. Creo que es tiempo de que los católicos que quieren rescatar la orientación del Vaticano II se planteen seriamente el tema institucional. Ya alguna vez lo he mencionado, en los 70’s y 80’s las acciones legales contra los Pinochets, Videlas, Gomez Monts tenían la misma probabilidad de ganar que las acciones contra la jerarquía dentro de la iglesia católica: ninguna.

Pero el que se usaran esos mecanismos (no sólo esos mecanismos, sino en conjunto con otros muchos mecanismos.. la lucha contra las dictaduras fue tanto ideologico como institucional) tuvo un efecto y consecuencias. Valdría la pena que, tanto que se defiende lo secular, se aprendiera de las experiencias seculares existosas de lucha contra los autoritarismos. Valdría la pena, por ejemplo, impulsar un ombudsman para la protección de los fieles (que fuera ajeno e independiente de a curia y preferentemente no intrgrante del clero).

Sin embargo, regresando a la frialdad del análisis, soy consciente que no ocurrirá, al menos no en este caso de los carmelitas en Sucumbíos. 

En todo caso, creo que vale la pena, además de la solidaridad con las personas comunidades y pueblos de Sucumbíos, impulsar un debate serio y organizado sobre teoría social y cambio eclesial. Hay mucho que aprender de las ciencias sociales al respecto. 

Saludos dolidos
Rodrigo

40 comentarios

  • Gabriel Sánchez

    Hemos recibido de la querida pilar, fotos y una carta de la comunidad diocesana de Sucumbios, EN DONDE MONS MARAÑON, EN UN CARPA HA INICIADO UN AYUNO…
    LUEGO PIDO PERDON POR LA DISGRECIÓN PERO VA EN LA MISMA LINEA DE LA LUCHA DE LATINOAMERICA POR SU LIBERACIÓN…

    EN BRASIL SE HA APROBADO UNA LEY QUE LEGALIZA LA EXTENCIÓN DE LA TALA Y EN EL MISMO MOMENTO UN DEFENSOR DE LA FLORESTA…JOSE CLAUDIO RIBERIRO Y MARIA ESPÍRITO SANTO, SU COMPAÑERA ERAN ASESINADAS…IGUAL QUE CHICO MENDEZ Y LA HERMANA DOROTHY STANG…Y ELLAS SON LOS MÁS NOMBRADOS HAN CORRIDO RIOS DE SANGRE…Gabriel

  • M. Luisa

    La voluntad no es que sea el brazo ejecutor  de la libertad, querida  Mar,   es que si previamente no fuésemos libres no podríamos tener actos voluntarios. Por eso es por lo que, si  luego  como tú muy bien dices podemos llevar a cabo  decisiones deliberadas racionalmente,  hemos de conquistar  antes esa  libertad que nos constituye.

    Dudaba en poner este comentario o no  porque        pienso que sería inútil mi  esfuerzo de pretender llevar esta idea  más allá, sin embargo si se quiere,  hay aquí materia suficiente para reflexionar.

    Un saludo cordial

  • Antonio Ropero

    Aunque sigo con relativa frecuencia Atrio, no conozco bien el tema de Sucumbíos, solo cosas aisladas y algunos comentarios hechos por los participantes en los foros.La carta de Rodrigo Olvera me ha supuesto un toque de atención que me mueve a querer saber del problema de esta comunidad. Me gustaría que alguno de los intervinientes me remitiera algunos enlaces para poder conocerlo mejor y a fondo. Saludos afectuosos

  • juanito

    En España podria ser sencillo,fuera el dinero del estado,y que cada palo aguante su vela.

  • MAR Medina

    Querida Luisa:
     
    Leo tu comentario y detecto todo el esfuerzo que pones en cuanto a la búsqueda de referencias filosóficas y psicológicas para precisar lo que quieres trasmitir, y observo lo díscola y desordenada que soy yo en contraste contigo, que me conformo con mucho menos que tú, pues con frecuencia aspiro al mínimo de entendernos con el lenguaje.
     
    Hablamos de voluntad, porque parece que es en última instancia por la que permanecemos en estado de servidumbre a cualquier tipo de tirano, si es que nos hemos recuperado tras la malformación en que nos educaron y despertamos a la realidad de que somos seres conscientes, responsables  y libres, no nos dejamos llevar por el mimetismo de la corriente general, o no nos rendimos a la pereza, o a la cobardía. Y me conformo con saber que la voluntad no es sino el brazo ejecutor de la libertad, lo que nos permite llevar a cabo decisiones deliberadas racional y emocionalmente con todos los juicios previos en los diversos planos que precise: si son éticas, posibles, necesarias, oportunas.
     
    No quisiera dispersarme del tema del hilo, de la propuesta de Rodrigo, y creo que es injusto que se arrebaten los derechos más elementales tal como está ocurriendo en Sucumbíos, desagradable ser expulsado de una celebración eucarística por ejercer el derecho a la palabra que, hasta donde sé, no se le niega a nadie en la iglesia, o triste tener que excluirse de una comunidad parroquial por ser discriminada por gerifaltes institucionales. Pero así nos ponen las cosas, y será necesario luchar por recuperar lo que se nos quiere arrebatar injustamente. Es una cuestión de voluntad optar por la sumisión o la rebeldía.
     
    Pero en ningún modo me siento marginada, M. Luisa, la comunidad no está necesariamente entre los muros del templo, quien comparte el camino es la comunidad…
     
    Saludos cordiales

  • Carmen (Almendralejo)

    Mientras las familias viven en tienda de campañas, otras en casas de sus familiares, la ICAR se poen las botas, sus dioses no pasarán ni frío no calor, y aún menos hambre con lo que están recaudando, que no es para las FAMILIAS, que deberia ser el PRIMER MANDAMIENTO DE LA COMUNIDAD DE JESÚS EL GALILEO.

    Ver esta noticia de Publico

  • M. Luisa

    Primero  se    encaró  el problema  cara a la  psicología y a la  educación, y  ambas disciplinas me parecieron  insuficientes   para ese reencuentro  con “lo incomparable e inconmensurable” que a la persona sometida se le arrebató.  Luego más tarde se ha hablado  de la  profundidad y la voluntariedad que  en sí envuelve  el problema  y  ahí es cuando  estaría yo también de acuerdo aunque para ello sería conveniente  definir  qué entendemos  cuando hablamos del fenómeno  mental de  la  voluntad.
     
    La psicología  profunda  entrelaza  con un poco de  imprecisión   bajo el nombre de estados  afectivos,  todo lo que no es racional  o intelectual, con lo cual la voluntad  aparece mezclada  con emociones, con pasiones, con sentimientos  etc. Claro que ninguno de estos aspectos   es ajeno al problema,  pero si hablamos de profundización   todos  estos aspectos habrán  de derivar de una investigación anterior en la que nos preguntemos por la voluntad como momento estructural de la realidad humana.
     
    Cuando hablamos  acerca de la voluntad  tendemos a pensar  que se trata de la “fuerza” de voluntad  que tenemos las personas o también de la voluntad de  capacidad de querer  algo con una cierta firmeza, y en este sentido es cuando decimos que hay personas que tienen  mucha o poca capacidad volitiva. Sin embargo la  fuerza y la capacidad  no son caracteres intrínsecos de la voluntad sino atributos que posee, es decir, se inscriben en aquel momento en el que  la voluntad libremente es capaz  de querer o  preferir una cosa y no la otra.
     
    Con todo, decir que, en efecto,  es muy duro como se ha dicho aquí  tener que, incluso   después  de  haber   realizado trabajos de catequesis en la parroquia,  abandonarla  y convertirte   en marginada  sobre todo  de aquellos que no comprenden la misa la mitad, pero es algo que por duro que sea se hace del todo imprescindible si,  en definitiva,  la persona lo que  busca  es la fidelidad  consigo misma.

  • MAR Medina

    Hola de nuevo. Encuentro cuestiones nuevas o matizaciones que me gustaría comentar…

    Creo que no he interpretado mal tus palabras, mªpilar, en el sentido de que es arriesgado ser insumiso; escribiste Si una persona quiere ser ¡libre! paga un precio (a veces el más alto) ¡su vida! No hablaste de masas ni culpas, y creo que no hay que hablar de culpa, ni buscar culpable alguno, que ya ha habido demasiados chivos expiatorios en la historia. Yo tampoco creo que haya que pedir responsabilidades a nadie mas que a sí misma: solo yo soy responsable de mi falta de libertad, de mi miedo, de mi cobardía y de mi sumisión. Ni la sociedad ni mis maestras ni mis padres llevan ya las riendas de mi vida.

    Otra cosa es que es complicado ir a contracorriente -o contra el mimetismo y la ósmosis que menciona Asun-, que es duro -y difícil cuando no imposible como parece temer Javier- luchar a brazo partido contra el Poder y no ser aplastados, o una tarea ardua enfrentarse y rectificar determinada educación recibida y trabajar a favor de esa pedagogía liberadora que propone Josefina. Pero se trata de despertar la conciencia primero, ejercitar esa otra mirada a la que alude Asun, y comenzar a ser consecuentes con ello. Poco a poco.

    Yo también abandoné, como Pepe, la parroquia a la que acudía, espléndida, y no porque no pudiéramos hablar, allí se participa mucho; la homilía, por ejemplo, era una reflexión compartida entre los asistentes, que era posible por tratarse de grupos pequeños, pero mis motivos fueron otros. La gota que colmó el vaso de todas las incongruencias que encuentro en la estructura católica fue que un buen día comprendí que no podía seguir participando en una institución en la que soy considerada persona de categoría inferior por mi sexo. Así que no soy católica, pero no he dejado de ser cristiana, ser católica me resulta incoherente con mis convicciones.

    Pero no extiendo mi desafecto hacia la institución católica a los católicos, naturalmente, cada cual debe ser consecuente con sus convicciones, y encuentro gente comprometida y tan buena dentro como fuera, como afirma Gabriel, como los estupendoa amigos católicos de Atrio o en mi propia familia y amigos. Si la religión es un obstáculo para el encuentro entre personas es mejor apartarla.
     
    Me siento entre amigos en Atrio, es reconfotante reencontraros. Gracias. Un abrazo

  • Asun

     
    Recogiendo vuestras ideas y comentarios, bastante sabrosos en este hilo, creo que la educación y formación recibidas, conocimientos y  mimetismos por ósmosis,  influye en el modo cómo funciona nuestra mente y voluntad, pues se quedan siempre espacios inescrutables de la persona en sus tres vertientes de un todo indivisible, corporal, psíquica y espiritual que le resta autonomía y  que, por lo mismo, impiden o resultan difíciles ser trascendidos hacia  un cada vez mayor despliegue y  apertura de la conciencia.
     
    Queda mucho camino por recorrer, cuando de transformación en profundidad se trata, cada persona lleva su ritmo y procesos. Esto lo saben los que detentan el poder, con lo cual siempre tienen tiempo para cambiar las cosas y puedan parecer de modo distinto a lo que son en origen,  desenfocando el punto de mira.  Pero también se va fortaleciendo esta  otra “mirada” la que no pueden desviar ni velar.  Saldrá algún día  la transparencia y se hará luz para todos. ¿Cuándo? Paciencia, a ello, y mucha confianza.
     
    Gracias por los enlaces. ¡Ah ¡ MAR   reenganchas fuerte, con mucho que aportar. Gracias.
     
    Un abrazo a todos.

  • pepe blanco

    Hola Ana Rodrigo.

    Yo también me fui, en la práctica (digo en la práctica porque no solicité la baja formal, como Javier, por ejemplo).

    De repente un día, descubrí que lo más parecido a aquello que desde dentro (literal y figuradamente) de la iglesia se predicaba como el Reino, estaba precisamente fuera (literal y figuradamente) de ella.

    La reciente historia de la iglesia católica es, sobre todo, una historia de cadáveres, de fieles que, para ser felices, han tenido que morir a aquella espiritualidad obsoleta, absurda y anodina para tratar de renacer a otra más plena.

    Un abrazo.

  • Josefina G.C.

    Me parece que el problema reside en la educación que recibimos en la infancia, que nos hace seres sumisos, de la que podemos liberarnos si nuestra conciencia se despierta y tenemos valor para ser consecuentes con ella.” dicen bien MAR, Javier, y  mi modesta aunque convencida opinión, -ya lo he manifestado en varias ocasiones,- por lo que me toca y me rodea, SÍ es la EDUCACIÓN  desde la infancia el quid de la cuestión, -claro para eso tienen que darse grandes e importantes cambios y pasos a los que por costumbre, tradición, miedos, comodidad… no se dan, y cuando alguien lo intenta, con sus límites y desde su cercano pequeño entorno, uuff¡¡ como dice M.Pilar, aunque con gusto, pagas un precio muy alto  por sentirse sola y a la intemperie en tan ardua tarea y al final desesperanzada.
    Por ello insisto que sí es primordial una pedagogia liberadora, no opresora ni alienante, ni sumisa, siempre recuerdo a P. Freire y tantas personas que ya estan en esa línea, hace unos dias encontré este interesante artclo.  http://www.rebelion.org/docs/128008.pdf, “Hacia una pedagogia liberadora”, no será sencillo y aún costará sangre, sudor y lágrimas pero hay que seguir todavía en esa lucha por y con las futuras generaciones, estuve en esa última mani y ver tanta juventud pacificamente me dió esperanzas, pues vayamos todavía.     

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, cuando había curas progresistas, y hasta comunistas, también hubo algún caso en el que alguien le dijo que no hciese política en la iglesia, e incluso había policías espías, y al que echabn era al cura. Asi que esto, en el templo, no hay quien lo arregle. Por eso, antes de que nos echen, nos vamos nosotros/as.

  • pepe blanco

    En mi opinión, este es un camino posible y, si se generalizara, pienso que eficaz:
    http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2011/05/16/replica-cura-nazi-gobierno-zapatero-iglesia-religion-primitivo-villanueva-pardillo-madrid-papa-cardenal-zp-nazis.shtml

    Es increíble que a estas alturas de la historia, no haya cientos, miles de feligreses que en el transcurso de una homilía, por ejemplo, no levanten la mano, para formular una pregunta, o expresar una opinión.

  • M. Luisa

    Había hecho  antes un alto en mi trabajo para comentarle a Mar mi opinión y se me olvidó agradecerle a Rodrigo Olvera el artículo y también decirle  que aquí se le echa en falta….un abrazo, amigo.

  • M. Luisa

    Yo, sin embargo, Mar, pienso que sí, la adhesión a la voluntad de otro es de orden ideológico,  pero afecta a nuestra naturaleza toda  como afecta a nuestra naturaleza física las drogas. Es  a todas luces, para mí   insuficiente,  pensar  que el problema reside solamente en la educación pues  mientras dure  y esté presente esta realidad  que por lo que se ve lleva tiempo ahí enquistada, cae también de lleno en  el mundo educativo. En él claro que habrá espacios liberados  como lo habrá cada vez más en casos particulares, pero es un proceso lento, precisamente porque  el problema es de más hondura, afecta a la realidad entera del ser humano y no sólo en su  aspecto  psíquico.
     
    Un cordial saludo

  • mªpilar garcía

    Querida Mar:

    No quise decir: “…Aseguras, mª pilar, que si nos hacemos insumisos podemos arriesgar la vida…”

    Solo, que esa decisión es personal e intransferible; que no se puede “cargar” contra la masa la responsabilidad de que todo cuanto nos sucede es, porque no se mueve.

    No sé si soy insumisa… sé, que siempre he defendido los derechos humanos (en mi pequeño entorno) y he pagado gustosa el precio por esa lucha; lo sigo haciendo y espero hacerlo mientras me quede un soplo de vida.

    Animo a la libertad personal ¡¡¡siempre!!! tanto religiosa como social; y te aseguro, que es una tarea ardua y a veces desesperanzadora.

    Aún así, no culpo a la “masa” ¿que es la masa? puedo comprender el temor, mejor dicho ¡miedo! que muchas personas sienten ante un poder del todo irracional.

    mª pilar

  • Javier Renobales Scheifler

    retiro que Botella sea de los Legionarios, puesto que veo que ella lo niega expresamente.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Perder la esperanza yo, amiga MAR?
     
    Estaría muerto, si así la perdiera: pues la vida que vivo ab imo pectore es la esperanza, MI VIDA. Cada vez que respiro es la esperanza, no es sino mi vida que evoluciona en mis mantecas, que vive en lo que hoy soy (que mañana, ya veremos, si queda/o alguien para verlo: pero que nos quiten lo bailado, lo vivido, NUESTRA maravillosa VIDA, Mar) .
     
    El problema reside, como bien dices, en la enseñanza, en la educación que nos han injertado a la fuerza: un lavado de cerebro de muchos años, cuando no podíamos defendernos, permitido-propiciado por el Poder porque sirve al Poder, al que sirve su sierva prostituida, la ICAR, que nos asola desde que nacimos, la dañina ICAR servidora del Poder.

    Para eso la ICAR hizo la cruzada y la dictadura cátólicas, con centeneres de miles de asesinados con su bendición católica: para recuperar ese privilegio de la Enseñanaza en España, y demás privilegios que la II República Española, democrática, le retirara. 

    Nada se puede esperar de esa ICAR, MAR.

    ¿NO sabés si la ICAR merece tanta atención como yo le presto y dedico, amiga MAR?

    Merece toda mi atención, la ICAR, pues no se puede percibir el cáncer y mirar para otro lado, lo sabés bien como doctora que eres.
     
    Bueno, el defensor del pueblo, de este hilo, a implantar en la ICAR, en el mismísimo Estado Vaticano.

    Ya, eso es más difícil que ponerle el famoso cascabel a … la hidra de siete cabezas … de gato de siete vidas cada cabeza … de hidra.
     
     Pregunta MAR a mis amigos Juanel y Santiago, fieles ortodoxos que le prestan a la ICAR mucha más atención, reverencia y devoción-culto y oraciones y demás, … que yo ¿Hay que prestar atención a la ICAR?
     
    La ICAR es un instrumento (de siglos y siglos) de los poderosos, para mantener y agrandar su poder.
     
    Rajoy es católico por excelencia. Aznar también, y su mujer Botella es legionario de Maciel. Los reyes (católicos) Juan Carlos y Sofea, también son católicos públicos.
     
    Los Príncipes (no recuerdo cómo se llaman) también. Infantaes y demás familia Real, y pavos también reales, también, católicos como Franco, Escribá, Hitler, Mussolini, Videla, Pinochet, Blair … y Gil y Gil, y los grandes banqueros y gentes de ‘buen’ vivir, imagino.
     
    Que no tienen capacidad de imponerse, esta ICAR-católicos de pro, dices ¿eh Mar? Ya, ya. Discrepo, MAR. Tienen un poder inmenso.
     
    Ahora ganarán las elecciones, y el año que viene, nos pondrán de Presidente del Gobierno al del PP (Rajoy o Aznar, o el que diga Aznar), siempre con la bendición de Rouco, apostólica de Susan.
     
    El Jefe del Estado vitalicio (Y hereditario, como los Papas) en España es siempre el mismo: el que puso el católico Franco, de Jefe del Estado: el católico Borbón  Rey Juan Carlos I de España y V de Alemania, por la Gracia de Dios, y esas monsergas católicas.
     
    Preconciliar sí, en eso también tienes razón. Pero hoy los tiempos ‘adelantan’, qu’es una barbaridad.
     
    Sólo que, en la ICAR, ‘adelantan’ hacia Trento, hacia la Edad Media, hacia el Imperio Romano, hacia el Bin Bang.
     
    Llevan, la ICAR, siglos y siglos sirviendo al Poder, MAR: seguirán haciéndolo otros tantos siglos y siglos, la ICAR, la traidora, la vendida al Poder, la que van a mejorar estos esforzados católicos disidentes, imponiendo a su Defensor del Pueblo, ‘elegido por el Pueblo’, en el mismísimo Estado Vaticano, con plenos poderes para controlar el poder del Susan Jefe del Estado Vaticano. (No creas, MAR, no he bebido, sólo un poco de cocaloca.)
     
    ¿Crees que nos vamos a tirar abajo al Poder, MAR?
    me callo, saludos cordiales.

  • Mª Antonia Martínez

    Doy mi apoyo a todo lo que aquí se dice y espero, encarecidamente, que las ideas expuestas por Rodrigo, y completadas por Oscar Fortín y los demás, sigan circulando y se forme esa mentalidad crítica contra toda imposición arbitraria, venga de donde venga.
    Saludos para todos

  • Gabriel Sánchez

    Perdon no queria escandalizar tanto católico jajaja.- Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Bueno para escandalizar un poco…dire que soy católica…insumiso, pero católico…como soy humano y en la historia de ambas, que estan tan unidas Iglesia y Humanidad, habido y hay tanta oscuridad, miseria y incoherencia que a veces da ganas de decir lo de mafalda…paren el mundo que me bajo…Sin embargo, dire el buen Dios…que yo humildemente creo que esta presente en nuestra humanidad y en nuestra historia…nos enseña que el no se bajado del hombre y sigue apostando por el desde abajo y desde adentro…Así como fermento en la masa estamos llamados a obrar…luchando por la transformación…en un mundo más justo, humano y fraterno…Miren si no…La Iglesia de la Dioscesis de Sucumbios que es el motivo del hilo, LOS CATOLICOS PERTENECIENTES A LAS COMUNIDADES DE BASE, DESDE ALLÍ DESDE ESE LUGAR QUE NO ABANDONAN, LUCHAN POR SU IGLESIA CONTRA VIENTO Y MAREA…ADMIRABLE POSTURA ESTA DE LAS COMUNIDADES ,  A TAL PUNTO QUE LOS CARMELITAS DE ECUADOR, HAN TENIDO UNA REUNIÓN Y HAN RESUELTO DEJAR SUCUMBIOS…PORQUE EL PUEBLO DE DIOS ESTA MADURO PARA SOSTENER ESTA LUCHA Y PORQUE EL ESPÍRITU ES MÁS GRANDE …QUE NUESTRAS MISERIAS Y OSCURIDADES…A Y TAL CATOLICO COMO EL QUE ESCRIBIO ESTE ARTICULO…COMO MONS ROMERO, JON SOBRINO Y JOSEMA CASTILLO……Gabriel

  • MAR Medina

    Queridos oscar, M. Luisa, mªpilar y Javier:
     
    He conocido la existencia del Discurso de De la Boétie a través de la Plataforma Internacional Contra la Medicalización de la Infancia, de la que que periódicamente recibo información. Os adjunto enlace por si es de vuestro interés http://www.plataformaicmi.org/
    Las palabras de De la Boétie me han llamado poderosamente la atención porque cinco siglos después seguimos igual. Es cierto que hay otras sabias voces antiguas y modernas que apuntan a lo mismo, pero ¿por qué seguimos haciendo caso omiso de ellas?
     
    Dices, M. Luisa que es semejante nuestra sumisión a la servidumbre a cualquier adición, aunque a mí me parece que lo que tienen en común es la capacidad de ambas para anular la voluntad, pero no creo que la adhesión a la voluntad de otro tenga el poder adictivo de las drogas o el juego. Me parece que el problema reside en la educación que recibimos en la infancia, que nos hace seres sumisos, de la que podemos liberarnos si nuestra conciencia se despierta y tenemos valor para ser consecuentes con ella.
     
    Aseguras, mªpilar, que si nos hacemos insumisos podemos arriesgar la vida, aunque cabría preguntarse qué clase de vida es la de los esclavos. Jesús la perdió porque su sociedad no toleró su radicalidad, ¿pero no hay otras muchas pequeñas cosas por las que empezar? Como las numerosas microsumisiones del día a día que deberíamos encarar sin necesidad de creernos héroes…  
     
    No pierdas la esperanza, Javier, mira los signos y comprobarás que la institución católica pierde audiencia día a día. Los templos se están quedando vacíos y los mejores talentos son críticos con ella; muchas personas no se casan por la iglesia, ni bautizan a sus hijos, con lo que el número de adeptos se reduce a pasos agigantados al menos en Europa. Hay una verdadera fuga de personas válidas, empezando por muchas mujeres, aunque la institución (mejor lo de IR, por cierto) haya emprendido una huída hacia adelante, que es lo que veo en su forma extrema, conservadora –con la que busca el apoyo de la clase dominante-  y preconciliar de actuar, pero ya no tiene la misma capacidad de imponerse que cuando éramos niños, y no hace tanto (je, je), y bueno, no sé si merece tanta atención como le prestas, es bueno atender también a lo que de bueno hay dentro y fuera de ella.
     
    Un fuerte abrazo a todos

  • Javier Renobales Scheifler

    ‘La única ICAR que ilumina … es la que arde’.
     
    Tillich (teólogo de alto nivel, protestante) lo decía con otras palabras, que nos recordaba Juan Luis Herrero del Pozo: de las cenizas de esta ICAR resucitará Jesús.
     
    Claro, a los ortodoxos, papistas hasta en su ADN, les llevan los demonios, al oír estas cosas. Pues se trata de su negocio, de la ICAR. Y eso no se toca, que decía el cantautor Serrat.
     
    En realidad es la IR, la Iglesia Romana, pues ni de apostólica ni de universal  tiene nada. (Algo así como el PSOE, que de la S de socialista y de la O de Obrero, no tiene gran cosa, que se diga). Pero cría fama, y échate a dormir. Apostólica y Universal, cómo suena, pero qué vacío, qué falso es.
     
    La ICAR es imponente, apabullante, sumamente poderosa a través de los siglos, se autoproclama sociedad perfecta y eterna. Y vaya usted a saber cuántas cosas más.
     
    Crea en sus fieles, y a su alrededor, un halo de miedo reverencial, que lleva, por instinto de supervivencia, cual troposfera imprescindible para la vida, a permanecer dentro de la ICAR, donde ‘hay salvación’, pues repitieron durante siglos y siglos, a ira y fuego, a sangre y hierro, hasta crear el pensamiento automático indeleble en el imaginario católico que: ‘fuera de la ICAR no hay salvación’ (ver catecismo de SanWojtyla, made in Ratzinger)
    Así que, ojo con salirse de la ICAR, mucho ojo con eso de abandonar la ICAR, sabia receta que nuestra buena doctora Mar nos recomienda para nuestra salud, sobre todo mental, y la del ‘alma’.
     
     Que por lo menos es pecado, o algo peor, si lo hubiera, eso de abandonar la ICAR (jo, jo, jo, qué miedo).

  • Javier Renobales Scheifler

    Mar, Mar, Mar, que te arriesgas despeinar.

    La  mayoría del foro intentando mejorar su ICAR, y apareces tú y les dices (con gran acierto, en mi modesta opinión) que lo que tienen que hacer es abandonarla, abandonar la ICAR, o sea, salirse de la ICAR, darse de baja de la ICAR (como en su día hiciera nuestro buen amigo Juan Luis Herrero del Pozo), y más aún, neutralizarla (me has hecho recordar aquel chiste de ‘la única ICAR que ilumina … es la que arde’).
     
    Ellos siguen, y seguirán –es una cuestión de su fe en su imponente ICAR- reconociendo a Ratzinger como sucesor del apóstol Pedro, y a los jerarcas como sucesores de los apóstoles, cuando la verdad es que no lo son, pues no son más que unos impostores puestos a dedo por un dictador, al margen del pueblo.
     
    No pueden, no quieren abandonar su ICAR, querida Mar. Así la ICAR tiene la partida ganada de antemano.

  • mªpilar garcía

    Hola Mar y Oscar:

    Cierto lo de la mediocridad:

    ¿Que es lo que ama sobre todo la mayoría de las personas?

    ¡¡¡La vida!!!

    Los tiranos son de verdad auténticos tiranos, la vida de “los” demás no les importa nada, absolutamente nada.

    Si una persona quiere ser ¡libre! paga un precio (a veces el más alto) ¡su vida! y en otras ocasiones, tiene que salir de su entorno, perder su trabajo, sus amistades, su comunidad…

    Aun así, es muy reconfortante, trabajar en sectores “oprimidos” porque se encuentran personas de una gran valía;  eso siempre llena el corazón de esperanza en la humanidad.

    Solo por ese grupo de personas selectas en su humanidad toda:

    ¡¡¡Merece la pena la lucha, el esfuerzo, la esperanza!!! de que un mundo mejor es posible, aunque sea en reducidos núcleos.

    Por eso, como siempre nos dices Oscar…

    ¡¡¡Vamos yendo todavía!!!

    mª pilar

  • M. Luisa

    “Por el momento, yo no querría sino comprender cómo es posible que tantos hombres, tantos pueblos, tantas villas, tantas ciudades, tantas naciones soporten a veces a un solo tirano, que tiene por poder el que ellos le dan, que tiene el poder de perjudicarles tanto como ellos quieran aguantarle, y que no podría hacerles daño alguno si ellos no prefirieran sufrirle a contradecirle”

    Es posible como es posible caer en las drogas.
     
    No os parece esta servidumbre   la misma  que se tiene  frente a cualquier adicción?  La ideología crea adicción  porque carece de realidad fenoménica. Se cree en ella y punto.   Y así como la  experiencia de realidad  es difícilmente  extrapolable,  la adicción,  y las creencias son    contagiosas. Basta que sean seguidas por multitudes para que parezcan que tengan una base real. Por eso hacen tanto daño.
    Y al Jesús fenoménico, ni caso

    Buenas noches.

  • oscar varela

    Hola MAR!

    Excelente tu “descubrimiento” del viviente hace unos 500 años.

    Estimo que en n/tiempo recorrieron esos barrios gente como:
    Foucault, E. Fromm, Ortega, P. Freire…

    Pero, además, pienso que toda persona perspicaz y comprometida con la vida de su tiempo,
    ha percibido esa experiencia de una “masa-pueblo” mediocre.

    En Argentina tenemos un representante de esa perspicacia en Arturo Jauretche.

    Entre algunos “antiguos” de este don de la perspicacia no dudo en colocar a Jesús;
    con mayor fundamento ahora luego de aprender el Marcos aportado por S.Santos.

    ¡Bravo, entonces, y Vamos todavía! – Oscar.

  • MAR Medina

    Queridos amigos de Atrio, tras varios días sin poder asomarme por aquí encuentro este sugerente título con el no menos sugerente artículo y vuestras interesantes aportaciones.
    Y llevo días fuera, sí, pero esta cabeza que no para, en un aparente desorden, halla puntos comunes en cuestiones supuestamente dispersas.
     
    Nos plantea Rodrigo, centrándose en el problema de Sucumbios (la destrucción del trabajo de cuatro décadas a favor de los pobres por parte de los intereses económicos, sociales y de poder de los de siempre con el beneplácito del Vaticano, aunque yo diría que fomentado desde el Vaticano, al fin y al cabo son todos –los poderes- lo mismo pero estos últimos peores, lobos con piel de cordero), la responsabilidad que tenemos en ello, comenzando por los carmelitas a quienes propone utilicen todos los medios a su alcance para no aceptar ese atropello a los pobres, una injusticia más, que obligue al mismo papa a intervenir –que no se lave las manos y ejecute él mismo lo que disponga sin delegar en verdugos, pues quizá si se tiene que manchar las manos se lo piense dos veces-, y a los cristianos de base en general nos sugiere algo de extraño nombre, ombudsman, que encuentro no es otra cosa que una voz sueca para denominar al defensor del pueblo.
     
    Pues bien, hace poco he sabido de un curioso discurso escrito hace unos 500 años por Ettiénne de la Boétie titulado “Discurso sobre la servidumbre voluntaria” (está publicado por la editorial Trotta en 2010), que hace afirmaciones tan meridianamente ciertas que me pregunto cómo es posible que sigamos aceptando de buen grado cualquier tipo de tiranía, entre las cuales la que se ejecuta en nombre del mismísimo dios es en sí misma un sacrilegio. Comienza afirmando: “Por el momento, yo no querría sino comprender cómo es posible que tantos hombres, tantos pueblos, tantas villas, tantas ciudades, tantas naciones soporten a veces a un solo tirano, que tiene por poder el que ellos le dan, que tiene el poder de perjudicarles tanto como ellos quieran aguantarle, y que no podría hacerles daño alguno si ellos no prefirieran sufrirle a contradecirle (El subrayado es mío).
    De la Boétie afirma que la tiranía se engendra a partir de la voluntad de servir. Agrega que esto sucede con tanta frecuencia que no nos sorprende ver a los hombres “servir miserablemente encantados y fascinados por el nombre de uno solo”. “¿Cuál es la causa de que tantos hombres se sometan al poder de uno solo?” Concluye que “Los hombres no desean la libertad”, porque “si la deseasen, la obtendrían”. “Sus desgracias no vienen del enemigo sino de aquél cuya grandeza ellos mismos sostienen”. “El tirano nunca ve su poder asegurado hasta que no llega al punto de que ningún hombre bajo su dominio ha perdido todo valor”.
    Como no podía ser de otro modo el Discurso de la Boétie fue quemado públicamente en Burdeos en 1579 saliendo en su defensa su amigo Michel Montaigne, heredero y depositario de sus papeles quien ratificó que “a nadie le va mal durante mucho tiempo sin que él mismo tenga responsabilidad en ello”.
     
    Al leer esto comprendo que cualquier servidumbre –la del pueblo a sus gobernantes injustos, la de los soldados a la obediencia ciega hasta sacrificar su vida por guerras de otros, la de los cristianos a poderes terrenales castrantes y opresores, la de las mujeres a los dictados del patriarcado- es una servidumbre voluntaria que debemos dejar de aceptar. Somos los principales responsables de lo que nos ocurre.
     
    Por esta misma responsabilidad tenemos la obligación moral de buscar y ejercer la libertad. Me parece bien comenzar, en el tema que nos ocupa planteado por Rodrigo, con la creación de la figura del Defensor del Pueblo dentro de la institución vaticana, pero principalmente debemos abandonar la servidumbre voluntaria para beneficio de otros, que es lo que ocurre cuando los trabajadores enriquecen los bolsillos de los empresarios a costa de su sudor y su piel, los pueblos cuando otorgan carta blanca a políticos que buscan en primer lugar su beneficio, las mujeres cuando se someten a los varones, los cristianos cuando delegan su libertad en manos de quienes se dicen representantes de dios.
    Por eso creo que el abandono de la iglesia por parte de cristianos comprometidos, que menciona Ana, se debe al ejercicio de la libertad, pero se abandona una institución corrupta, no una vida acorde a los valores del cristianismo, que no son sino los valores de la humanidad. Es más, creo que no basta con abandonarla: además hay que neutralizarla, porque es, más obligado que preferible, contradecirla a sufrirla. Sucumbios es un buen comienzo.
     
    Saludos cordiales.
     


  • Gracias Rodrigo,

    Genial tu idea de “ombudsman en la RCC”, especialmente hoy cuando el Evnagelio de la liturgía del día enfoca el “Buen Pastor” y muy evidentamente hay quienes podrían “suspechar” un buen tufito de la presencia de “ladrones y salteadores” no solamente “en la viña del Señor” sino hasta “en el aprisco del Señor”.

    Personalmente, siendo yo un “gringo” con 56 años viviendo afuera de la USA y mirando a “mi terruño natal” por los ojos de los pobres de Nicaragua; y siendo yo un Capuchino-sacerdote, con 31 años casado con una Nica ex-monja y madre de nuestras dos hijas propias más varias hijas del “hogar sustituto”. y casado eclesiasticamente y civilmente durante los días de la luna de miel de nuestra Revolución Popular Nicaragüense en la cual ella yo habiamos estado fuertemente envolucrados: – Por todo esto y mucho màs tenemos la tendencia de pensar revolucionariamente, especialmente con referencia a cualquiera institución civil o religiosa.

    Solamente podría añadir un ajuste pequeñito: “ombudsMEN”, i.e. NO solamenrte UNO, sino a todo nivel de “autoridad” arriba de la comunidad local.

    Gracias Rodrigo por tus ideas tan sabrosas,

    Justiniano de Managua

    Justiniano de Managua

  • oscar varela

    Hola!

    Nos dice acá -y reiteradamente- rodrigo:

    – “impulsar un debate serio y organizado sobre teoría social y cambio eclesial“-

    En este sentido:

    ¿a quién le cabe duda que la Jerarquía toda
    (bueno, digamos el 99,99 %)
    no pertenece a ningún “pueblo” (de dios)?

    Viven en la estratósfera “clerical”.

    No se trata principalmente de “maldad”.
    Se trata de “idoneidad”;
    Ni idea tienen de qué sea eso de “vida humana”.

    Confirma mi tesis
    no sólo mi experiencita personal,
    sino la de miles de curitas, monjitas y algún que otro jerarquita,
    que se apeó o lo bajaran de la carroza curial.

    Son ¡pobre gente! pero peligrosísimos;
    por las credenciales que portan:
    Monos con navaja.

    Estimo un error dejarlos que caigan solitos
    hay que “hacerles la cama”.
    ………….
    Yo ¡voy todavía! – Oscar.

  • Sabía que mi tocayo Videla no me dejaría a medio camino. Así hay que ir por adelante. En cuanto a lo que dice Rodrigo diría yo que basta pensar que el Pueblo de Dios somos Iglesia y por el hecho podemos desarrollar pensamientos que permiten entender mejor a la vez el mundo en el cual vivimos y la Palabra de Dios que nos da luz y esperanza para luchar por un mundo más justo, mas verdadero, más solidario, más comprensivo. El hecho es que los profetas y el pueblo de Dios tienen cosas que decir y no hay que esperar que el Vaticano les abra las puertas. El que edifica a la Iglesia no es el papa, tampoco los obispos, sino el Resucitado, Cristo junto con el Espíritu santo. Todos los demás somos miembros de este cuerpo, cada uno actuando con el mismo Espíritu. En la forma institucional actual es el Espíritu Santo que esta censurado.  Si las dos columnas sobre las cuales Cristo edifica su Iglesia son los apóstoles y los profetas (Efes. 2,20-22) ¿Qué lugar la institución actual deja a los profetas? “Sois como un edificiou levantado sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas;v y el propio Cristo Jesús es la piedra que corona el edificio.w 21 Unido a Cristo, el edificio entero va levantándose en todas y cada una de sus partes hasta llegar a ser un templo santo, unido al Señor. 22 Así también vosotros, unidos a Cristo, os unís todos unos a otros para llegar a ser por medio de su Espíritu un templo en el que Dios habita.x

  • Sarrionandia

    Si nos preocupáramos menos de las estructuras eclesiales y nos comprometiéramos a ser solidarios y caritativos en nuestro pequeño entorno las estructuras cambiarían.
    No hay solución mejor para mejorar el mundo que la conversión personal de cada uno. Y cada uno significa todos.
    Discursear para que las cosas se hagan por arte de birlibirloqui es inútil en la iglesia, en la política y en el mundo.

  • Gabriel Sánchez

    Querido Rodrigo, aprovecho pa darte un abrazote…sólo a vos se te puedo ocurrir, lo de un defensor del pueblo…por ahora en lo institucional, nos queda la resistencia…si el pueblo de Dios resiste, ese en principio sera el mejor defensor…
    No obstante, como  ya dijimos hay una decisión de quienes tienen el poder en Roma de imponer una dinámicas de funcionamiento eclesial ajenas al pueblo del Ecuador y aliadas a las fuerzas oscuras que pretenden detener el proceso de creciente reforma y democratización en Ecuador…Hay mucho  aspectos sociales, políticos y económicos en estas decisiones…nos parece que debemos prepararnos a resistir…
    La institucionalidad que canoniza a Woktyla y no a Romero…esta desarrollando una ofensiva en muchos lugares especialmente en la Suramérica en donde hay transformaciones…y oh casualidad, en el mismo momento en que se lanza   una especie de ofensiva del imperio, contra el ALBA y contra la UNASUR…Se equivoca Roma…que ha perdido su olfato, esta vez, queriendo o sin querer, se esta aliando con una heterodoxia antievangelica y con los perdedores de turno…y debe saber que el pueblo de Dios…en estas zonas del mundo esta dispuesto a resistir…Y para no innovar, le pide a esa institucionalidad que lea…aquel evangelio…que es bueno recordar(Mc. 9,42), porque con estas decisiones Roma a  quienes esta escandalizando es a los pequeños del Señor, victimizados por el poder… Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    1- Estimo que las propuestas que asume y amplía mi tocayo Fortin
    en cierto modo, YA SE ESTÁN REALIZANDO.

    ¿Qué son, sino, las diversas REDES SOCIALES con miras a esa Propuesta:
    ATRIO – REDES CRISTIANAS – Juan CEJUDO – KOINONIA – MOCEOP – Mov. de Curas Casados … etc.  Duato y el Gaby sabrán cuáles.

    2- Nuestros “matices – dogmáticos” (ana)
    no serían gran impedimento, sino riqueza a cuidar.

    Porque:
    3- el concepto adoptado de FORO  es

    * “deliberativo“;
    * no vinculante,
    * no ejecutivo.

    4- Etc.
    ………………
    Los responsables de estas REDES habrán de ver si se deciden por la “en-carnación” socio/loco-temporal y la efectivizan.

    Queda en manos de las “Bases“, que somos sus usuario-partícipes,
    em-pujar.
    ………………
    ¡Señores, ATENCIÓN please!

    ¡EL FORO HA COMENZADO : ¡¡¡ YYYAAA !!!  …

    … tiene la Palabra el Sr. Antonio Duato, “capo” de Atrio.org!

    ¿Qué les parece?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    ¡Qué buena idea, Oscar Fortin! Pero la institución sabe que no somos capaces de organizarnos, mientras que la infraestructura que la Iglesia tiene es fuerte, eficaz y contundente. La mayor parte de los y las disidentes han abandonado, no sólo la iglesia, sino cualquier intento de luchar por algo que dan por perdido. Quienes quedamos, al lado de las masas enfervorizadas ante el Papa, no somos nada ni nadie, porque la Jerarquía está muy segura de esta realidad. Ellos tiene identificados a “los cabecillas” al mismo tiempo que los tiene neutralizados: Hasn Küng, Boff, Castillo, Pagola, Tamayo, etc. etc. Por otra parte quienes podríamos organizar algo andamos muy divididos pues, en este terreno, los matices, son “dogma” y cualquier discrepancia aleja de cualquier movimiento organizado a todas aquellas personas que temen estar deslizándose hacia caminos peligrosos de ortodoxia. Hay mucho miedo hacia fuera y hacia adentro de uno mismo. Así y todo, ojalá esta idea salga adelante, a pesar de que este Papa lo va dejando todo atado y bien atado y “no da puntada sin hilo” como se dice aquí en España.
     
    PD. En la investidura H:C: de Castillo, acudieron todas las autoridades civiles de la ciudad como norma del protocolo, pero el Obispo (que creo acude siempre a estos actos) no pudo asistir porque tenía que preparar con los jóvenes la Jornadas del Papa en Madrid, ¡¡ !!
     

  • La idea de un ombudsman independiente de la estructura de la autoridad eclesial me parece una muy buena idea. Pero ¿Cómo llevarla a cabo? Hace falta a los cristianos algo parecido al Fórum social mundial. Pienso que llego el tiempo de una movilización organizada de los cristianos y cristianas, encabezada por hombres y mujeres de todas las confesiones cristianas y cuyo objetivo fuera: 1- hacer entender su voz en cuanto al mensaje de Jesus por los tiempos que vivimos, 2  también evaluar a las instituciones eclesiales cuya responsabilidad es el de apoyar y acompañar a los creyentes en sus testimonios y a la comunidad humana en su marcha hacia la liberación prometida, 3- crear un ombudsman así que una red de comunicación asegurando la circulación de la información entre las comunidades.
    Pienso que en cada diócesis hay grupos de cristianos y cristianas que se involucrarían en un movimiento de esta naturaleza. Vale la pena que circule la idea y que salgan las opiniones al respecto. Los laicos deben tener una plataforma internacional y creíble donde hacer entender su voz. Los Fórum sociales mundiales empezaron de a poco y, después unos anos, ya había una base solida. No hay otra, los cristianos y cristianas deben levantarse et tomar la palabra por su cuenta. El Espíritu esta tan fuerte en ellos y ellas que en las jerarquías.  Un primer pasó hacia la libertad que nos da el Espíritu del Resucitado. El movimiento debe empezar en cada región, juntando los más interesados y así seguir por adelante…

  • María

    No hay que resignarse y darse por vencidos. Que resistan todo lo que sea posible, aunque la lucha sea larga…
    Lo del ombudsman ya existe en algunos sitios aunque de forma parcial y no con  ese nombre. Después del escándalo de los curas pederastas, en las parroquias católicas de Inglaterra hay un representante de los niños que todo el mundo conoce, suele ser un padre de familia, que vela por sus derechos y está disponible para cualquier consulta o reclamación que tengan.
    No sé si en España y en otros países existe también.

  • Asun

    Gracias, Rodrigo,  por tu presencia en Atrio,  llena de lucidez , impulsadora de  reflexión y autocrítica, que para los no entendidos en leyes puede resultar a veces un tanto inquisitivo. 

    Es una buena idea la que sugieres,  mi memoria me dice que has abundado en ella y en este caso das una solución más concreta. Gracias. Ahora falta llevarlo a la práctica, que en principio necesita de la suficiente masa crítica para llegar a la materialización y aplicación. Es la asignatura pendiente que tanto está costando de sacar,  porque creo estaba faltando el modo de encauzar un buen asesoramiento con valentía y serenidad esperanzada  en  la voz  de los laicos, que piden  una mayor participación efectiva y liberadora en toda la Iglesia.  

    Un fuerte abrazo.

  • mªpilar garcía

    Mi buen y querido Rodrigo:

    Ayer recibí la visita llena de cariño, de uno de los carmelitas que está pasando ese “descanso” que pueden gozar cada tres años (los recursos no dan para más) y pasarlo junto a la familia y personas queridas; me siento feliz de ser una de ellas.

    Estás en lo cierto; las últimas llamadas desde Roma es:
     
    “Los ¡6! carmelitas ¡¡¡fuera de Sucumbíos!!!
     

    Están trabajando, por quedarse en un lugar alejado, donde han levantado una casa de formación ¡¡¡para todos/as, los agentes de comunidades!!! que se preparan para trabajar codo con codo, en los lugares donde viven, desde un espíritu alimentado desde Jesús.

    Los Heraldos, están luchando “muy sucio” porque utilizan una trama de  ocultar y manipular la verdad; hay casos de verdad sangrantes…

    Si alguna persona, quiere saber de primera mano como está la situación:

    Entren en su página Web: ISAMIS- Sucumbíos.

    Los carmelitas, no quieren el poder, solo quieren ¡no! abandonar, aquellos lugares donde siguen al lado de cada grupo o pequeña comunidad, donde además, para nada entran ni entrarán los Heraldos.

    Ellos, han tomado, todo aquello que los carmelitas levantaron junto al pueblo para su servicio (el del pueblo) se han adueñado de todo, y solo tienen como función:


    ¡¡¡Destruir, el estilo de trabajo realizado durante 40 años!!!

    Razón: “No obedecen al papa, y eso es pecado de rebeldía”

    “Casi toda mujer, que ejercía algún ministerio ¡fuera! porque es impura…

    Lindezas como estas, sin cuento.

    Lo más selecto de la sociedad, o sea el centro, todas las personas con algún poder económico, están al lado de los Heraldos, ¿como les va a preocupar los sencillos, los siempre atacados, los desatendidos?

    Ha poco, acaban e ganar un pleito contra la petrolera más importante de Ecuador:
     
    ¿Quien a luchado durante años, por el avasallamiento de estas empresas que todo lo contaminan? ¡Isamis!

    Los carmelitas unidos como una piña al pueblo; eso Gonzalo y sus hermanos lo tenían y tiene muy claro; y ¿el caso Putumayo?…

    Es incontable su labor; ahora la principal función es, volver a los sacramentos, las procesiones etc. etc.


    Los sencillos, los sin voz, no tienen valor para ellos, no cuentan para nada.

    ¡Gracias Rodrigo por tu apoyo! Un abrazo entrañable y agradecido.

    mª pilar

  • José Ignacio Calleja

    “Valdría la pena, por ejemplo, impulsar un ombudsman para la protección de los fieles (que fuera ajeno e independiente de a curia y preferentemente no intrgrante del clero)”. Es una buena idea, sí señor. Paz y bien.

Deja un comentario