Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4876 Artículos. - 78290 Comentarios.

Rouco dice que los ‘indignados’ tienen problemas con sus almas

¿Quien es el que tendrá problemas en su alma, en su corazón? Con afecto, ATRIO.

El presidente de la Conferencia Episcopal dice que sus problemas no sólo tienen que ver con la situación política y económica sino “con lo más profundo, en su alma, su corazón”. Por JUAN NAVARRO, en  PÚBLICO, 26-5-2011

presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco, se ha referido a los indignados que protestan en las plazas de toda España y ha afirmado que en su opinión, los problemas de los jóvenes no sólo tienen que ver con la situación política y económica, sino que “tienen que ver con lo más profundo, en su alma, su corazón; a lo mejor es ahí donde están los problemas más serios”.

Por esa razón, Rouco propone “partir” de esos problemas “de fondo” para resolver el resto de dificultades. No obstante, ha advertido de que esos problemas “profundos” no se pueden solucionar sólo con “reformas jurídicas, económicas y sociales”.

  • “No hay cosa más económica que rezar”, dice Rouco

Sobre los actos de las Juventudes Mundiales, Rouco considera que son “baratos” porque “no hay cosa más económica que rezar”. Sin embargo, ha admitido que para reunir a un millón de personas a orar en un mismo sitio, se necesitan infraestructuras. “Ese es el gasto de la JMJ. “No creo que por esa riqueza del encuentro, de la oración, del examen de conciencia y de crecer en bondad de corazón y en compromiso por los grandes bienes del hombre, no merezca la pena hacer ese sacrificio”. Un sacrificio que se verá compensado, según Rouco por los “beneficios laterales desde el punto de vista económico” para Madrid y para España.

Además, Rouco ha asegurado que su primer juicio sobre el anteproyecto de la ley de Muerte Digna es que “no es una ley de eutanasia”. Rouco ha respondido así, en el Foro de la Nueva Sociedad, al ser preguntado por la valoración de la Iglesia Católica sobre el anteproyecto de ley reguladora de los derechos de las personas al final de su vida, que ha aprobado el Gobierno.

  • Reconoce que la ley de Muerte Digna “no es de eutanasia”

El cardenal ha explicado que aún no ha leído el texto del anteproyecto, que están analizando sus colaboradores, pero que “el primer juicio es que no es una ley de eutanasia”, como preocupaba a la Iglesia.

No obstante, Rouco ha apuntado que la CEE está “analizando detalladamente” la ley que, según la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, en su presentación no despenaliza la eutanasia ni el suicidio asistido y “sólo evitará el sufrimiento innecesario y el ensañamiento terapéutico para los pacientes en fase terminal”.

Ante un foro plagado de sacerdotes, empresarios y políticos, el cardenal ha explicado los avances en la organización de la Jornada Mundial de la Juventud y el significado e importancia de esta cita prevista para mediados de agosto.

20 comentarios

  • Héctor

    Hola José, gracias por lo bien que le has recordado a nuestro “hermano” Rouco lo que probablemente ya habrá olvidado, o quizás nunca lo entendió bien: Jesús laico, obrero, ni hablar; seguidores más íntimos del pueblo, trabajadores y creación de una  casta sacerdotal, nada; la muerte de Jesús como sacrificio, algo prepóstero e innecesario, todo eso equivale a ansia de poder y a magia; la transustanciación,  totalmente  extemporánea.

    Tu lista es muy interesante pero como te habrás dado cuenta aquí en Atrio lo que nos preocupa más en este momento no es Rouco Varela, ni toda la conferencia episcopal.  Nos duele  que al llegar a eso tan básico como es la denuncia  de un sistema de explotación vergonzoso que nos deshumaniza a todos se intente echarlo abajo y silenciarlo. Sampedro, Hessel, Punset y otros ya lo ven como algo imparable.  Los 925 millones de personas que padecen hambre en el mundo hoy están pidiendo una revolución de indignados y “las puertas el infierno no prevalecerán contra ellos”. Jesús sigue indignado y está identificado con ellos.
     
    Para terminar con la lacra de la deshumanización del mundo no necesitamos ni poder, ni gobiernos, ni grandes empresas, ni iglesias, ni templos: Somos nosotros mismos cuando nos indignemos, cuando aprendamos a vivir como Jesús, los que traigamos a este mundo el reino e Dios que nos vuelva a todos más humanos.
    Un Abrazo
    Héctor

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Muchas gracias, José!!!

    No es tan grave el problema (que lo es) por lo que, y como  nos enseñaron…

    Como: la ceguera,  fijación,  pasividad…

    Ante como vivimos cada día: ¡Escuchando! (o no) que nos dice a cada cual la lectura profunda, sosegada, con corazón dispuesto a ¡Descubrir! que se nos manifiesta en ella.

    Si se escucha, se busca, se “mete” en la vida cotidiana que nos rodea y la que tenemos más alejada  cada persona.

    Solo así, nuestra mirada sabrá discernir, asumir, limpiar, poner la fuerza donde de verdad está, comparará (en el caso de los cristianos) lo que está dentro de lo que Jesús vivió, habló, actuó, y el porque asumió la muerte brutal, sin sentido común alguno, a la que lo sometieron para quitarlo de en medio…
     
    Les ¡¡¡Molestaba!!!

    Esto es lo que hace a cada persona, libre y responsable de sus actos y opciones ante la vida que tiene o ha elegido vivir.

    Es clara la decisión:

    Seguir a pies juntillas una normas, dentro de… o trabajar de verdad, el Mensaje que Él nos dejó, aproximándonos lo más posible a el.

    ¡¡¡Gracias de nuevo, amigo José!!!

    Y esté cerquita de este Atrio, donde intentamos dialogar, descubrir, crecer, amar, luchar…

    ¡¡¡Por un mundo mejor, sin tanta esclavitud!!!

    (Venga esta de donde venga)

    mª pilar

  • Asun

    José, gracias por tu comentario. Como especialista que eres,  me gustaría que intervivieras más veces y así poder ayudar a despertar a tantas personas sumisas a lo inmutablemente establecido para  que puedan vivir felices confiando en quienes son, contagiarlo a otras,  discernir en su interior,  liberarse de tanta atadura,   mostrar indignación ante las injusticias y no dudar en ponerse al servicio  de la persona que primero lo necesite.

    Un fuerte abrazo.

  • ana rodrigo

    José, para tu alegría, te diré que esta afirmación tuya “Pero hay dos puntos que son de capital importancia y que “nadie” se atreve a, ni tan solo,  mencionarlos de “refilón”, son los siguientes:” que los dos puntos a los que te refieres ya son viejos amigos de muchísimos teólogos y teólogas y que aquí en atrio los rebatimos un día sí y otro también.

  • José

     Hace años vengo siguiendo la trayectoria de este buen “hermano”. El signo externo más flagrante es que no tiene la suficiente “fuerza de voluntad para renunciar a una MITRA”.
    Estoy convencido que para él la “MITRA” es ser PERSONA. Una mitra es muy “golosa” (=tiene poder), cuando en realidad es una persona que “ejerce o tiene que ejercer un SERVICIO A TODOS LOS HOMBRES.
    Me he molestado en mandarle estas líneas porque estoy convencido que la frase que ha dicho: “los ‘indignados’ tienen problemas con sus almas”, es exactamente lo que le está sucediendo a él.
     
    Nadie en sus cabales se atrevería a tal pronunciamiento. Con otras palabras: los humanos “achacamos “a los demás lo que nosotros estamos viviendo y padeciendo.
    Y  voy a añadir más. Me parece que de historia no tiene la menor noción. Por este motivo, le “refresco” lo que, me supongo estudió. Si no lo hizo, ha tenido tiempo, durante su vida, para “enterarse”.Recordemos que (Jesús) él fue un laico, alejado de los círculos sacerdotales, que trabajó con sus manos y eligió como apóstoles (palabra a traducir bien) a pescadores y a un funcionario de aduanas, a casados, los más, y a célibes, uno al menos. ¿Por qué enmendar la plana al Maestro?
     Parece, pero, que se olvida de la “historia” del “nacimiento de este estamento sacerdotal”.

    No pretendo hacer “daño” a nadie, ni entrar en ninguna polémica. Pero hay dos puntos que son de capital importancia y que “nadie” se atreve a, ni tan solo,  mencionarlos de “refilón”, son los siguientes:
    En primer lugar, Jesús no “funda, ni crea” ninguna “clase” sacerdotal. Incluso el autor de la Carta a los Hebreos, se pasa “siete pueblos” –por decirlo con un lenguaje actual- cuando presenta a Jesús como “único sacerdote”, que luego se dirá que participamos “todos”.
    Al interpretar la muerte de Jesús en la cruz, como un “sacrificio” -cosa completamente falsa- se recuperará , por decirlo de alguna manera, la “memoria” de quien ofrecía los sacrificios en el Templo de Jerusalén: un miembro de la “casta” sacerdotal. Ahí empieza el “tinglado”. Que dicho sea de paso, no todas las comunidades aceptaron esta distinción. Hubo muchos problemas para su aceptación.
    La aceptación de este estamento fue impuesto a base de “poder”.
    En segundo lugar. Este ya sobre pasa la racionalidad de toda persona que tiene una “psiquis medianamente centrada”.
    Nunca: “ni ayer, ni hoy, ni mañana”, por muchas oraciones, imposiciones de manos, ruegos y otras creencias, nadie ha recibido, recibe, ni recibirá ningún poder especial sagrado. Esto es MAGIA (Incluso falsa).

    Otro punto que, muchas personas, creen a “pie juntillas”.
    He dicho que no quiero polemizar, y así es. Mi obligación, pero, como especialista, es aclararlo… Pienso que es necesario “estudiar bien” el momento histórico en que se pone en boca de Jesús: “Esto es mi cuero…”, “Esta es mi sangre…”
    Esta es la repuesta, que no se quiere aceptar de ninguna manera, al problema de la falta de “vocaciones”. Si esto no ha existido nuca, solo es una pretensión, aunque se tenga “buena fe”: mantener “algo que no tiene base histórica y que por más “burla” se atribuye al que más lejos estuvo de fundarlo”.
    En honor a la verdad, partiendo de Jesús, nunca ha habido, hay y habrá ningún tipo de “sacerdocio”. Servidores, sí. Sacerdotes, no.
    El seguimiento de Jesús pasa por toda la vida de la persona, menos por la que estamos tratando.
    Con gran dolor, no puedo dejar de plasmar mi sentimiento: ¡cuántas personas “engañadas” toda su vida!… Y así seguimos.
     
    Un fraternal abrazo
     

  • Antonio Vicedo

    ¡Qué lástima que quien se considera enviado=apóstol de Jesús, que tan claramente mostró y proclamó COMO había sido  ENVIADO por el Padre, dé, al presente, tanta importancia al alma y tan poca a LA CARNE  en la que Jesús se ENCARNÓ y sobre la que se preocupó directamente para su SALUD y SALVACIÓN-
    ¡Así andamos!
    ¿Nada tendrá que ver esto con aquella respuesta que en el culto damos al clerical “El Señor esté con VOSOTROS” ,diciendo TODOS: ¡ Y con tu ESPÍRITU!.  Con lo que se les queda su carne sin la presencia y el apoyo del ESPÍRITU?
    ¿Mañana es PENTECOSTÉS? ¡Buen día para considerar la acción del ESPÍRITU, eminencia!

  • Héctor

    Es verdad que no podemos llevar al Cardenal a Juicio para aclarar lo que ha dicho,  pero tampoco podemos formar nuestro propio juicio sobre los jóvenes sin saber lo que realmente han dicho.

    Afirmar sin más que su actuación y sus afirmaciones se deben al “gravísimo, dramático calvario por el que atraviesan cientos de miles de jóvenes en la España actual” es algo temerario por lo superficial.  Es juzgar a los jóvenes sin entender sus verdaderos motivos.
     
    Para los que hemos estado con ellos, presencialmente, andando y compartiendo con ellos  desde el mismo día 15, y para los que han analizado sus reclamaciones seriamente se trata de graves problemas  que nos amenazan a todos.  No gritan por ellos sino por nosotros, para que de una vez abramos los ojos.  No es la crisis que les ataca a ellos, son ellos quienes atacan a la crisis de la única manera sabia y profunda que hace falta.

    El 15M se ha transformado en un fenómeno social de tal importancia que desde entonces las cosas ya no son lo mismo en los grandes frentes sociales. Ni la iglesia, ni la política, ni los gobiernos, ni los bancos, ni el mundo del dinero y las grandes empresas pueden pasar por alto lo que está pasando.
     
    El problema, como nos ha dicho José Luis Sanpedro, es que no queremos verlo, queremos seguir viviendo sin que la realidad  nos cuestione, no queremos pensar, ni tratar de entender lo que está pasando:  “Quizás sea un problema del alma”.  Todos lo que detentan el poder y se sienten amenazados piensan que lo más cómodo y lo mejor  es echarle tierra encima y olvidarlo.

    Que así No sea, Héctor.

  • doramas romero del camino

    Esas mismas palabras las escuché, de labios del propio cardenal Rouco, en un momento del programa La tertulia con César o algo así se llama, en EsRadio. El cardenal no afirmó que no le importaran los problemas económicos y laborales de los jóvenes indignados de la movilización del 15 M, sino que insistió en que seguro que detrás de esos problemas económicos y laborales se esconden otros, de índole metafísica, espiritual, subjetiva, en definitiva, ética. 

    Por lo demás, ni yo ni nadie podemos entrar a juzgar la intención con la que las pronunció el cardenal español; lo único, ponderar cómo recibimos, una vez dichas, esas palabras. De modo que por lo que a mí sigue tocando, insisto en que las he recibido con una cierta extrañeza cercana a la perplejidad, puesto que juzgo que, más allá de la intención original con que fueron dichas por el obispo católico, no ponen suficientemente en primer lugar el gravísimo, dramático calvario por el que atraviesan cientos de miles de jóvenes en la España actual. Por suerte o por desgracia, las convicciones éticas -por las cuales incluso habría ocasiones, como dijera Emmanuel Mounier, en que sería preferible arriesgar la vida por fidelidad a esas fidelidades- no dan de comer, no suelen producir bienes inmuebles.

    Por último, curioso el enlace a esa página de Internet llamada webIslam. Este portal digital, que conozco, es furibundamente anticatólico, anticristiano; más exactamente, vocero de la visión reduccionista y herética que del cristianismo tiene el Islam. Por no hablar de que de las tres religiones monoteístas o del Libro, el Islam es claramente la menos personalista, la menos antropocéntrica; hasta el extremo de que pensadores personalistas musulmanes no me parece conocer a ninguno (como se sabe, los hay excelentes en el mundo católico, protestante, judío y hasta agnóstico), teniendo en cuenta, eso sí, que no soy un experto en la filosofía personalista comunitaria sino un simple aficionado a la misma.

    Hasta aquí.

  • Félix García Moriyón

    Dos breve precisiones, Pepe Sala. Las dos páginas que he citado no son “mis” canales; simplemente eran pertinentes para el caso porque son el canal bajo responsabilidad directa de Rouco y el del Foro que organizaba el desayuno al que hace referencia Público. Este periódico suele dar información partidista sobre la religión, por lo que no viene mal contrastar lo que dice. A pesar de ello, he afirmado en mi comentario que posiblemente Rouco haya dicho lo que el periódico dice que dijo,sugiriendo una interpretación diferente de sus palabras.
    La noticia que das en ese otro enlace es muy posiblemente, y desgraciadamente, cierta, aunque nada tiene que ver con la otra que comentamos en esta entrada.

  • pepe sala

    seguro, Felix, que por los canales que intentas constatar ciertas noticias te sera muy dificil reafirmarlas. Lo cual no significa que no sean una realidad como una catedral.
     
    Seguro que por tus canales tampoco encontraras esta otra noticia; pero yo estoy seguro de que es cierta:
     
    http://www.webislam.com/?idn=16849

  • Félix García Moriyón

    Desgraciadamente no he podido contrastar la información que da Público sobre las palabras de Rouco. Ni en la página de la Archidiócesis de Madrid, que se hace eco de la noticia, ni en la información que da la institución organizadora de la reunión nueva nueva economía foro, se da cuenta de esas opiniones de Rouco Varela. Con frecuencia dice cosas que no me gustan mucho, o que no me gustan nada. y quizá haya dicho algo parecido. Eso sí, los comentarios que de los lectores que acompañan a la noticia en Público son un buen ejemplo de una actitud muy negativay poco respetuosa para un posible diálogo sobre la secularización necesaria, e incluso algunos de los comentarios de esta página (por ejemplo, los de Chus, Tane o Ana Rodrigo). Por otra parte, está claro en el primer manifiesto de los indignados que expresan una profunda insatisfacción espiritual (del alma parece haber dicho Rouco según el informador), pues termina con una expresa llamada a una Revolución Ética.

  • Gabriel Sánchez

    “Marcuse evocó entonces que le habían hecho la misma pregunta al filósofo existencialista francés Jean-Paúl Sartre – ¿por qué estas rebeliones por doquier? Sartre dijo que la respuesta es muy simple, no se necesita un razonamiento sofisticado. Los jóvenes se rebelan porque los asfixian. Marcuse siempre sostuvo que era la mejor explicación para este grito rebelde que denuncia una crisis estructural del capitalismo.” (Pepe Escobar)…No debemos olvidar que el capitalismo neoliberal es una verdadera religión de opresión…y en ese sentido, el alma necesita liberarse del ídolo del mercado, del consumismo, del lujo y la acumulación desmedidas, todas cosas que nos alejan de Jesús Recitado… si la cultura de este sistema es antijoven, las reformas deben ser espirituales,  culturales, pero sin dejar de lado las  económicas, sociales y políticos, sabes Antonio, hiciste que se me escapara una lágrima con este hilo, porque estoy seguro que nuestro querido Mons. Parteli, ya fallecido, estarían en la Plaza con los jóvenes…carajo…como nos hacen falta pastores en serio…Gabriel.

  • doramas romero del camino

    “No preguntes de entrada al otro por su Dios, pregúntale por su dolor”.

    El anterior pensamiento o cita, de notable circulación en ambientes cristianos, pertenece al gran teólogo protestante alemán J. Moltmann. Éste, cuya teología ha influido en autores católicos acaso mal vistos por la ortodoxia romana como Jon Sobrino (teología de la cruz, teología de los crucificados de la historia…), conoció, antes de entregarse en cuerpo y alma a la reflexión teológica y a la animación pastoral, la experiencia de la cruz, el dolor, la persecución, bajo la forma de la Segunda Guerra Mundial. De ahí, sin duda, esa filiación inequívoca de su reflexión teológica con las víctimas de la injusticia.

    Desde luego, el cardenal Rouco debe conocer la teología del alemán J. Moltmann, de una parte, y de otra, errores los tenemos todos, todos los mortales, por activa y por pasiva, por acción y por omisión: de acto, pensamiento, palabra y omisión, como tradicionalmente se proclama en cualquier vademécum católico. Así pues, puede que no haya estado especialmente elegante, acertado y fino el cardenal en esas declaraciones.

    Porque, veamos: cierto que todos los mortales, creamos con mayor convicción o con menos en los asuntos del alma, el más allá y las religiones, tenemos problemas espirituales; sin embargo, los seculares de nuestros días son bien graves: sobre un 40% de paro juvenil en toda España; en Canarias, comunidad desde la que escribo, casi un 50%. Son tan dramáticos los seculares, es decir, los temporales, que se hace urgente y necesario repetir con J. Moltmann: “No preguntes al otro por su Dios [no sé si en el original el teólogo alemán lo escribe con mayúscula o con minúscula, el nombre de Dios].

    Tales palabras del cardenal Rouco me recuerdan inevitablemente  -y casi escribiría que necesariamente- aquellas otras del obispo donostiarra Ignacio Munilla hace cosa de un año, con ocasión del terrible  terremoto de Haití, que ocasionó más de 300.000 muertos. En aquella ocasión, recordemos, el actual obispo de la Diócesis de San Sebastián -no juzgo con qué intención, sólo Dios conoce-, afirmó algo muy similar, a saber -recordamos-: existe un mal mayor que la terrible desgracia del terremoto de Haití; a ese mal mayor yo lo llamo vacío de Dios, vivir como si Dios no existiera, vivir de espaldas a Dios.

    A decir verdad, creo que alcanzo a comprender lo que han querido manifestar los dos obispos católicos. Lo comparto: desechar a Dios puede ser trágico, puede acarrearnos condenación eterna, puede de hecho embrutecer y deshumanizar al máximo las relaciones humanas. Sin embargo, como ponen de manifiesto en sus últimos libros dos teólogos de la talla de José Antonio Pagola (en su libro Jesús. Una aproximación histórica) y José María Castillo, recientemente laureado con un doctorado honoris causa (éste en su ensayo Espiritualidad para insatisfechos, si no el último de los suyos sí uno de los últimos), los Evangelios son unánimes en reflejar que una de las preocupaciones más caras de Jesús de Nazaret no fue otra que su permanente querer desvivirse por la salud de los enfermos, por el hambre de los pobres, por la suerte de los proscritos y marginados sociales. Cierto que Jesús debió ser un judío piadoso más que un cínico y debió estar más próximo a la mentalidad propia de los fariseos de aquel tiempo de lo que hace ver el evangelista Mateo, sólo que todo ello sin merma de la radical preocupación de Jesús el Señor por la suerte material, secular y terrenal de los pobres, con quienes compartió su suerte (“ni dónde reclinar la cabeza tenía”: Mt 8,20b), su hambre, su paro, su precariedad laboral. Sin duda, el Jesús histórico conoció el hambre, la precariedad laboral y el paro. Salvo acaso el hambre, “reservada” para los pobres de solemnidad del Tercer Mundo y aun los de zonas muy deprimidas de España y de Europa, también la mayoría de los jóvenes del Movimiento 15 de Mayo han conocido y siguen conociendo la precariedad laboral y el desempleo. De modo que merecen un respeto, una alta consideración, incluso en el caso de no compartir ni todo lo que dicen ni todo lo que hacen ni todo lo que enarbolan o proponen. Pero sí una máxima consideración. 

    De ahí el desconcierto que me producen esas palabras del cardenal Antonio María Rouco referidas a los jóvenes indignados del movimiento Democracia real ya, o Movimiento 15 de Mayo.  

  • Carmen (Almendralejo)

    ¡¡¡Que gran problema!!! Mira que vamos otra vez a la dualidad de alma y cuerpo, en fin que será peor tener serios problemas con el cuerpo que estar pendiente de los problemas que ciertos monseñores tiene con ese espacio o lugar o no se qué, que ellos cien alma.
    Y da pavor, pensar que ellos que tambien la situan le tienen muy poco respesto porque la venden al mejor postor.
    ¿Por que no se pregunta por esos “Empresarios” de buena fama que han han intentado vender (a saber cuanto no han vendido ya) esos elicopteros para martar a personas?

    ¿Por qué no se interesan estos y publican sus nombres como tan facilmentes publican el de aquellas otras personas ?
    Rouco, Rouco, Rouco,

    Que listo y guapo eres, pero que pena das por lo solitos que está hijo, de ahí que estés tan pendiente de lo que ni te va ni te viene hobre, tú a lo tuyo a confesar y perdonar y creerte que eres dios en la tierra hombre

  • mªpilar garcía

    Perfecto portavoz del poder…

    ¡Que tristeza!

    Como dicen otras entradas… están “enfermos” su corazón y su mente… están áridos, secos, inexistentes para la ¡Vida!

    Firmes para su manera de vivir la vida… no le veremos acompañado de los que de verdad sufren…

    Pero busquémosle en las buenas mesas, entre los altos cargos… ahí viste sus mejores galas.

    mª pilar

  • Antón Gómez

    Pobre Rouco: No está en este mundo. Vive en la estratosfera, por eso no se entera de lo que no quiere ver ni oir. Pero no es inocente, es responsable de sus actos. Es responsable de su ideología conservadora y retrógada. Es responsable del poder del que se rodea, le encanta y le obceca. Es responsable de alejarse de los marginados e inocentes y sentarse con los poderosos. Es responsable de dificultar la llegada de la Buena Nueva del Reino. Es responsable de su discurso medieval.

  • José

    Leyendo los mensajes  de respuesta de los jóvenes a Rouco (Público), uno se pregunta ¿se puede hacer más y peor para alejar a las nuevas generaciones de la Iglesia, tal como él la “cree”, que lo que él hace? No.  Lo malo es que también a la comunidad de los cristianos nos ha caído esa pesada carga que él representa. Allá él con su alma y su conciencia y ¿su fe?
    Un cristiano indignado.

  • ana rodrigo

    Efectivamente, ni tiene alma ni tiene cabeza, y alguna que otra víscera está dañada, como el corazón.

  • Tane

    Estoy con Chus, ya veríamos a ver si no se marcara la x en el IRPF destinada a la atención de la iglesia de Rouco que decía. No hay peor cosa que envejecer con convicciones prestadas. ¡Lamentable el ejemplo!

  • Chus

    Yo creo que Rouco tiene un problema: no tiene alma.

Deja un comentario