Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79540 Comentarios.

El lado bueno de la crisis sistémica actual

Nuestro modo de pensar es dualista, las cosas son un todo bueno y malo, pero nosotros nos esforzamos en hacerlas o buenas o malas. Pues bien, busquemos lo que de bueno tiene la trágica crisis que nos atribula.

 

Hasta ahora la tónica dominante en nuestra sociedad era el consumo y el consumo a crédito nos daba satisfacción psíquica consumir. Era como una droga, el “subidón” de tener lo que ambicionábamos y el “bajón” de encontrarnos con la realidad, que muchísimas veces significaba que estábamos angustiosamente endeudados con los bancos, etcétera.

Nos han espoleado a consumir y nosotros ingenuamente nos hemos creído que la felicidad era eso, consumir. Nos han facilitado el crédito los bancos y no hemos medido que ese crédito lo hemos de pagar con creces y con sudor y hasta con sangre. Hemos mordido hasta las entrañas el anzuelo.

La vida tiene inherente una indiscutible carga de tragedia, que la crisis acentúa y no es buena en términos generales, dejemos esto claro. Pero, como digo, todo tiene algo bueno. Hay un adagio Zen que dice: “Una ganancia, una pérdida. Una pérdida, una ganancia”. ¿Dónde está la ganancia, en el caso que nos ocupa? Precisamente en la pérdida, tal como dice el adagio. Igual que el refrán nuestro: “no hay mal que por bien no venga”.

Pasamos un enorme sector del espectro social, de soñar con la revolución proletaria, a lanzarnos en brazos del “amante” consumo, que nos daba un amor falso.

Los emergentes entre los proletarios como yo, se compraban trabajosamente una “segunda residencia” o un crucero o la comunión del niño, etcétera, etcétera, etcétera, todo ello “a pagar”.

Sin entrar en el pobre que se queda en paro – porque a este le toca la bala de la ruleta rusa–, a los que “vamos tirando” y todos en general, la crisis nos ha cogido con el paso cambiado.

 

La satisfacción psicosocial era el consumo, ahora se hace el consumo difícil y los psiquiatras y psicólogos, tiene que hacer frente a un aumento de los intentos de suicidio, la punta del iceberg del desconcierto y el malestar general. Sin consumir nos quedamos sin droga. Era el falaz y engañoso placer social. Lo triste es que tener más de lo necesario no nos satisfacía ni nos puede satisfacer nunca. Perseguíamos una quimera.

 

Lo único que nos puede hacer felices plenamente, es, como dicen los franceses, “estar bien en tu propia piel”.

 

“Mas filosofía y menos Prozac” es un lema ya viejo. Pero por ahí “van los tiros”. Hay otro lema: “primero vivir y luego filosofar”. Al padre de familia sin trabajo, que no se le vaya con “filosofías”. Lo primero es antes. Lo primero es asegurarse el pan y el techo. Pero quien lo tiene y no lo ha perdido, ni techo ni pan, sí que le va “al pelo” la filosofía, para estos tiempos que vivimos ya, de escasez y penuria.

En nosotros mismos, con poco del exterior, está la fuente de la felicidad: cultivarnos interiormente, cuesta muy poco dinero, en caso extremo, no hace falta dinero alguno. Y la felicidad que alcanzamos es auténtica y plena, no falaz, como consumiendo innecesariamente.

 

Lo bueno de la crisis es que nos cierra el camino del Tener y nos invita al camino del, Ser.

 

Lo que está pasando en los países musulmanes próximos a nosotros humildemente opina un obrero inculto que es el preludio de lo que pasará en Europa. Comienzan a revelarse los más pobres y débiles. La razón subyacente, además de la libertad que desean, yo diría que en primer lugar es que la vida se les hace imposible y, claro, antes se echan a la calle.

Que tomen nota los poderosos–sanguijuela. Si no nos posibilitan un mínimo de posibilidad de vivir, lo pueden perder todo, hasta la vida.”Esto lo ve hasta un ciego”.

Como está pasando donde digo, en le Magreb  Oriente Medio etcétera, que ha corrido la sangre, puede pasar entre nosotros. Hemos de ver la realidad como es, aunque nos asuste.

 

Quede claro que no hago apología alguna de la violencia. Me limito a contar las cosas como las veo. Un ejemplo: ¿acaso no podemos decir que morirán en el futuro, miles de personas en accidentes de tráfico?

 

Pero, ¿y después? Después “veo” que viene una era de austeridad y de cultivo del Ser. Una Era Dorada para toda la humanidad. 

Al final resulta que la revolución social, se nos hará inexcusable. Estamos asistiendo a los dolores del parto revolucionario. Pedid al dios que más queráis, que sea innecesario el forcep…

5 comentarios

  • Luís Troyano

    Mirad lo que acabo de leeer en el Facebook:
    “Reinaldo Dos Santos
    somos uno solo en todo el mundo…. “no crean que ha ganado, pues para que ustedes ganen el pueblo tendrá que morir… y el pueblo no puede morir jamás!” Mario Vargas Llosa en el libro “la guerra del fin del mundo”

  • Luís Troyano

    Hola, Ana, tu siempre tan ponderada y sensata, pero yo me agarro a un clavo ardiendo. Y es que parto de la base de que esta situación se hará insostenible. Y los poderosos, o inventan una “solución final…” o tendrán que afrontar las revueltas del pueblo. Nadie se deja morir de hambre mansamente. El progresismo debería estar pensando, que hacer cuando la atmósfera esté tan enrarecida por gas combustible, que una simple chispa, produzca la explosión social. Y entonces no podrán contener la rabia incontrolada, los cínicos que hoy se ríen de nosotros. “El mundo no se acaba”, hay futuro y solución, lo que ocurre es que es una solución, “no rentable”, y prefieren seguir con su “negocio”, a pesar del hundimiento de la sociedad. Están ciegos, no ven mas que el grafico de la bolsa. Pasan por encima de la mas elemental ética y moral, de los mas elementales sentimientos humanos, de la ecología y de todo, menos del beneficio, que es un beneficio ilegitimo, aunque sea legal. Esta instituido el robo y la explotación “legales”.
    Pero todo esos será barrido por un tsunami, y temblará todo. Es el sistema que iba a sacar al mundo de la miseria el que se resquebraja. Después del caos, se establecerá un Nuevo Orden.
    Victimas seremos de todas las maneras, si no nos revelamos, porque nos asfixian hasta la muerte, y el Nuevo Orden tendrá un precio también. Pero yo digo, “de perdidos al río…”, tu que creo eres andaluza, entenderás el dicho este.

  • ana rodrigo

    Ojalá que este esta crisis sirviese de escarmiento para cambiar el sistema económico mundial y/o local, pero me temo que se cumple el dicho de que es “el zorro el que cuida a las gallinas”. Es decir los que nos han llevado a esta situación global de crisis generalizada, son los mismos que ahora, disfrazados ENTES casi fantasmas, siguen poniendo las reglas de juego para llevarnos a una posición donde las cosas sigan como antes, es decir, beneficiando a los grandes capitales, provocando ahondar el foso de separación entre ricos y pobres, siempre y sin dudar, haciendo pagar la crisis a las clases trabajadoras.
     
    Yo tengo una hija a la que los bancos se peleaban para ofrecerle la hipoteca de su casa con las mayores ventajas, cuarenta años por delante, con un suelo del euríbor, cien por cien de financiación, más el dinero que quisiese para mobiliario, etc. etc. Y ahora cuando el trabajo está en la cuerda floja, ¿qué?. Pues que se las apañen como puedan, y si no pagan, ya saben lo que les espera: perder la casa y quedarse endeudados durante 40 años.
     
    ¿Que a partir de ahora vamos a pensarnos más ciertas actuaciones económicas? Puede ser, pero será hasta que vuelvan a engañarnos y darnos confianza en que no pasa nada. Al fin, estamos en manos de esos entes ocultos que nadie les ha visto la cara, pero que nos mueven como si de marionetas se tratase.

  • Gabriel Sánchez

    Juventud SIN futuro
     
    Nosotras y nosotros, la juventud sin futuro, nos dirigimos a la opinión pública para mostrar nuestro desacuerdo con la política de recortes sociales del Gobierno, y la consecuencia más grave y con mayor impacto en el futuro que estas medidas representan: la juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus padres. La agresión contra el colectivo juvenil en un escenario de crisis capitalista, con una tasa de paro juvenil del 40%, la más alta de la UE, se materializa principalmente en tres medidas: o La Reforma laboral, que aumenta la temporalidad de nuestros contratos, la flexibilidad laboral y supone la desaparición de la negociación colectiva, convirtiéndonos en trabajadores precarios/as de por vida o La Reforma del sistema de pensiones, que retrasa la edad de jubilación y reduce la cuantía de nuestras futuras pensiones y nos dificulta aún más encontrar un trabajo digno. Todo ello nos plantea un horizonte sin futuro o La mercantilización de la Educación pública, que apuesta por la rentabilidad privada, y no por la formación y el conocimiento. Una universidad de élite para una minoría y fábrica de precarios para una mayoría, con medidas que se concretan en una nueva selectividad que pone trabas al acceso a la universidad y en la degradación de la formación profesional. Somos las y los jóvenes a quienes las élites económicas y las políticas de nuestros gobiernos nos quieren convertir en la generación sin formación ni trabajo ni pensión digna. Aquellos que, además, no tendremos casa en nuestra vida, desde que los especuladores hicieron del derecho a la vivienda un negocio con el que enriquecerse; un modelo de crecimiento económico que ha fracasado y ha generado esta crisis. Hemos tomado conciencia de que las medidas de salida a la crisis económica se han realizado a través de una constante socialización de las pérdidas. Frente a la salida de la crisis por la derecha, nosotras y nosotros, la generación precaria, señalamos a los culpables y reivindicamos ser escuchados. Queremos recuperar nuestra capacidad para ser actores de un motor de cambio, combatiendo un país de precariedad, desempleo y privatización de nuestra educación. Somos además conscientes de que la movilización y la lucha tienen sentido, pero sobre todo de que son necesarias. Italia, Francia, Grecia o Islandia nos enseñan que la movilización es indispensable. El mundo árabe nos demuestra que la victoria es posible. Por eso llamamos a un ciclo de movilizaciones que recuperen la voz de la juventud en la calle, y lo hacemos extensivo a la sociedad civil. Nosotras no nos fiamos, sabemos que esto sólo lo solucionamos sin los que causaron esta crisis. Instamos a emprender la movilización colectiva, a reivindicar nuestro derecho a disentir, a reconstruir nuestro futuro. Los abajo firmantes, estudiantes y miembros de la comunidad educativa, jóvenes trabajadoras y jóvenes trabajadores, movimientos sociales, profesionales de la ciencia, la técnica; mundo de la cultura y de las artes dan respaldo con su firma a este llamamiento a la movilización. «Nos habéis quitado demasiado, ahora lo queremos todo» Manifestación en Madrid: jueves 7 de abril – 19h – Pza. Antón Martín http://www.juventudsinfuturo.net Primeros firmantes: Jorge Riechmann. Profesor titular de filosofía moral de la UAM Félix Ovejero. Profesor titular de ciencias económicas UB Marcos Ana. Poeta Santiago Alba Rico. Escritor Salvador López Arnal. Profesor de Matemáticas de la UNED. Almudena Grandes Hernández. Escritora. Guillermo Toledo. Actor. Jaime Pastor. Profesor de la UNED. Luis García Montero. Poeta. Pulpul (Roberto Gañan) de Ska-p. Grupo musical. Enrique Santiago Romero. Abogado Ramón Sánchez Tabarés. Catedrático de Economía Mundial de la UB. Antonio Domènech. Catedrático de Filosofía del Derecho de la UB y Editor de la Revista Sin Permiso. Antonio Izquierdo Escribano. Catedrático de Sociología de la Universidad de A Coruña. Consejo Editorial de Público. Francisco Fernández Buey. Catedrático de Filosofía Moral de la UPF. Vera Sacristán. Profesora de Matemáticas de la UPC.
    http://www.juventudsinfuturo.net/

    ESTE MANFIESTO QUE PARECE EL INDICE DENUNCIADOR DE LAS NUEVAS GENERACIONES HACIA EL GOBIERNO Y LOS PARTIDO QUE APOYARON ESTE SALVAJE AJUSTE Y A GRAN PARTE DE LAS GENERACIONES ANTERIORES QUE LO PERMITIO, SE PARECE MUCHO AL IMPLACABLE JUICIO DE LA HISTORIA…

    PARECE QUE LA MUCHACHADA NO LE VE EL LADO POSITIVO Y PARECE DECIDA A MOVILIZARSE…Con cariño Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    Y sobre todo aplicado a la mujer, mas libertad (mandad todo a la mierd) y menos manilla de frigorifico…

    ¡Esto equivale a la filosofia y el prozac!

    Porque no hay dentro de la pobreza ninguna clase como la nuestra que no sufra en carnes propias, los latigazos más duro de esa pobreza femenizada, que está , se nos da desde la cuna.

Deja un comentario