Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4951 Artículos. - 79498 Comentarios.

El cuerpo es pecado

No acabo de entender el revuelo informativo que han provocado las declaraciones del papa sobre el uso del preservativo en el libro-entrevista de Benedicto XVI con su compatriota el periodista Robert Seewald, La luz del mundo, que acaba de aparecer la editorial Herder en castellano y catalán.

          Es un género literario muy del gusto del papa, quien ya había concedido otras dos entrevistas al mismo periodista: una en 1997 publicada bajo el título La sal de la tierra y otra en 2000 convertida igualmente en un libro titulado Dios y el mundo. Unos años antes, en 1985, había aparecido apareció la entrevista con el escritor y periodista Vittorio Messori con el título Informe sobre la fe, donde proponía un programa de restauración de la Iglesia católica, que se convertiría en el guión a seguir durante el pontificado de Juan Pablo II bajo el signo de la involución, dando por amortizadas las reformas del concilio Vaticano II y retrocediendo a la etapa preconciliar. Ese libro sí marcó el devenir neoconservador de la Iglesia, que se mantiene inalterable veinticinco años después, ahora con claros signos de de integrismo.

             Sin embargo, la relevancia que se le han dado a las declaraciones papales sobre el preservativo para nada se corresponde con la irrelevancia objetiva de las mismas. Intentaré demostrarlo en estas breves reflexiones.

            1. Creo que seguir discutiendo en la Iglesia católica diez años después de iniciado el tercer milenio si se puede o no se puede, si se debe o no se debe utilizar el preservativo en las relaciones sexuales es un anacronismo en toda regla y una muestra más de que al papa se le ha parado el reloj de la historia y camina en dirección contrario a ella. Es tema ya resuelto y un problema que ha dejado de serlo debido a la madurez de la sociedad. Felizmente los ciudadanos –también los católicos y las católicas– ya no se rigen por las estrictas y represivas normas religiosas –en este caso, por la moral eclesiástica– en materia de sexualidad. Siguen los criterios de la ética cívica y laica, que conforma la conciencia moral poniendo en el primer plano la responsabilidad. Volver a plantear ahora la licitud o ilicitud de los preservativos demuestra la desubicación histórica de la jerarquía eclesiástica y de los movimientos neoconservadores que siguen dócilmente sus consignas. Empeñarse en seguir dando vueltas a una casuística caduca y despreocuparse de las graves –y en muchos casos mortíferas– consecuencias que genera la prohibición del uso del condón como regla general, me parece un acto de ceguera imperdonable y un ejemplo de insensatez culpable.

            2. En las declaraciones del papa no aprecio cambio alguno. Vienen a ratificar punto por punto la doctrina tradicional y el pensamiento del propio Benedicto XVI contra el uso de los preservativos. Están en continuidad con las irresponsables afirmaciones que hiciera en África cuando dijo que el preservativo no resolvía el contagio del SIDA, sino que creaba nuevos problemas. El preservativo, dice ahora, no es la forma adecuada y verdadera de vencer la propagación del SIDA. Lo que vuelve a demostrar una gran insensibilidad hacia situaciones que ponen en riesgo la vida.

            EL papa sólo reconoce algunos casos particulares en que puede usarse el preservativo y, en un párrafo confuso que no logro entender, se refiere a la prostitución. Pero las excepciones se dan en la mayoría de las leyes y preceptos morales. La prohibición de matar tiene también excepciones: hay toda una doctrina sobre la guerra justa, que justifica la muerte de los adversarios, y sobre la legítima defensa. Aun aceptando las posibles excepciones, la doctrina de la Iglesia católica se mantiene inalterable y viene a ratificar la prohibición que, para escándalo de tirios y troyanos, estableciera Pablo VI en la polémica encíclica Humanae vitae, criticada por cualificados teólogos católicos como Bernhard Häring, Karl Rahner, Hans Küng y otros. Fue una prohibición reiterada con tanto celo como severidad por Pablo II siendo su mano derecha Benedicto XVI cuando estaba al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien la hizo suya en una declaraciones al mismo periodista Peter Seewald en 1997 en el libro-entrevista La sal de la tierra, editado en castellano por Ediciones Palabra, del Opus Dei, donde alertaba sobre la desmoralización de la sociedad y consideraba el uso de los preservativos como parte de esa desmoralización.

            3. ¿Suponen las declaraciones del papa un tímido paso hacia adelante y el comienzo de una apertura, como han reiterado estos días los medios de comunicación, tantos los confesionales como los laicos, casi de manera unánime? Creo que no. Están más bien en la línea de mantenella y no enmendalla y vienen a demostrar que la Iglesia católica tiene una asignatura pendiente desde hace siglos que no logra ni quiere aprobar: la sexualidad, y una fijación mental: el cuerpo de la mujer. Es el fiel reflejo de su concepción dualista del ser humano y de su pesimismo antropológico, que vienen de lejos, pero no tienen su origen en la predicación de Jesús ni en la práctica primitiva, sino en la deriva represiva de la sexualidad que siguió la moral cristiana con Agustín de Hipona como uno de los principales ideólogos. Para salir de esta situación patológica multisecular quizá le ayudarían a la Iglesia la lectura y puesta en práctica del sabio decir del cuerpo en el poema de Eduardo Galeano: “Dice el mercado: el cuerpo es un negocio. Dice la Iglesia: el cuerpo es pecado. Dice el cuerpo: yo soy una fiesta”. El papa dice que hay que humanizar la sexualidad. De acuerdo, y yo creo que el uso del preservativo es una forma de humanizar la sexualidad. Totalmente de acuerdo. Pero, a diferencia de Benedicto XVI, yo creo que el uso del preservativo es una forma de dicha humanización, no las excepciones a las que se refiere el papa, que vienen a confirmar la regla general de la represión sexual.

            Si la Iglesia siguiera la consigna de Eduardo Galeano dejaría de hablar tanto y tan negativamente de la sexualidad, renunciaría a condenar los “pecados sexuales” y no pondría límite alguno al uso de los preservativos. Las declaraciones del papa no siguen, ciertamente, estas recomendaciones. Todo lo contrario, para desacreditar el ejercicio de la sexualidad, habla de adicción al sexo y la compara con una droga. Eso ya me parece patológico.

Juan José Tamayo es secretario general de la Asociación Juan XXIII y director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid.

49 comentarios

  • ana rodrigo

    Luis, gracias por apreciar mis opiniones y tomarte la molestia de hacer tu propia reflexión. De esta manera sí podemos hablar y debatir.

    LComprendo que a mucha gente le  parecerá irreverente la sustitución de una hostia por un preservativo, sí, lo comprendo. También comprendo que mucha gente joven les indigne y les parezca irreverente que la Iglesia diga que el preservativo no se debe utilizar ni siquiera cuando están en juego tantos millones de vidas.
     
    Son dos mundos, dos lenguajes, dos sensibilidades diferentes, pero si no nos atrevemos a aceptar que el futuro es de los jóvenes, la Iglesia los perderá lo mismo que ha perdido a los y las intelectuales o al mundo obrero. Una iglesia del siglo XXI no puede alejarse tanto de la juventud cuando ésta pide salvar vidas humanas  y menosprecia un rito que para ellos y ellas no significa nada. ¿Cuándo la Iglesia se va a replantear la celebración de la Eucaristía como una mesa de fraternidad en vez de un rito mágico que no se parece en nada a lo celebrado por Jesús el Galileo ni ellos entienden.
     
    Si siempre el choque de generaciones ha sido un hecho, el choque entre la juventud del siglo XXI, que lleva una marcha acelerada hacia adelante, con una Iglesia que está anclada en la Edad Media, es la cuadratura del círculo.
     
    Por eso, en vez de cargar contra la juventud, tendríamos que plantearnos qué nos pasa a ambos “mundos” para que la distancia sea tan inmensa y cada vez mayor. Es más fácil condenar que pensar a ver qué debemos de modificar, o ver qué parte de razón tiene la juventud, o preguntarse porqué han llegado a sustituir la hostia por un trozo de látex que puede salvar más vidas que un rito vacío de contenido para esta generación.
     
    La iglesia aceptó la verdad de Galileo tras 500 años, la juventud de ahora no tiene tanta paciencia, son más libres y se indignan con más autenticidad ante el sinsentido, y a favor de la justicia y de la vida de tantos seres. Por eso me pareció injusto por tu parte que les acusases a priori de que se habían olvidado de luchar por la justicia.

  • pepe sala

    tengo una cosa por segura ( de las pocas que tengo):
     
    La juventud ( sea andaluza, madrileña, vasca, catalana o asturiana) sabe mucho mejor lo que les conviene  que quienes ya marcamos reserva desde hace años.
    Y si hemos sido educados en una cultura donde la condón era un tabú que ni se vendía en las ” boticas de bien”… ¿ quienes somos nosotros para juzgar las opiniones de nuestros jóvenes? ( lo mismo me da que sean socialistas que de cualquier otra ideología)
     
    Bien por los jóvenes andaluces y bueno sería que cunda el ejemplo:
     
    http://www.betisweb.com/otros-temas/85506-bendito-condon-que-quitas-el-sida-del-mundo.html
    PD: Dicen las malas lenguas que las prostitutas de Madrid se están frotando las manos ( espero que sólo sea éso) ante la inminente visita del papa con la juventud católica. Suele ser tradicional que los ingresos se disparan en tales eventos.  Y los condones se venden por toneladas…
     
    Borregos sí;  pero la salud es lo que importa, a fin y al cabo.
     
    ( En mis tiempos se solucionaba con un viajecito a Londres para aprender inglés… juas, juas, juas.)

  • Luis González Morán

    Ana Rodrigo: te contesto porque tu opinión, como sabes, es importante para mí.
    Hay una cosa que se llama “respeto”, ¿comprendes?, “respeto”.
    Estos muchachos/as pueden decir que no están de acuerdo con el planteamiento que hace el Papa o el chamán de cualquier sitio del mundo sobre ese tema, pero para defender sus “ideas” no hace falta ninguna que ataquen y se mofen de sentimientos y convicciones de otros.
    Me parece “sutil” eso del lenguaje atrevido: ¿desde cuándo insultar, ofender, escarnecer, vilipendiar es utilizar un “lenguaje atrevido”? Evidentemente, que hay que defender la vida humana, pero toda vida humana, incluída la que aún está en el claustro materno (no hay vidas humanas de primera y de segunda ), pero esa defensa de la vida humana debe ser compatible con el respeto al “pan consagrado”, por la sencilla razón de que, con independencia de lo que opinen los partícipes de Atrio, se trata de una convicción, sentimiento y profesión de fe que para muchos millones de personas en el mundo es muy importante, incluso muchos han dado su vida por defenderlos.
    Simplificando: para defender la vida humana no es necesario burlarse de otros valores de otras personas. Así de sencillo. Y lo demás es pura falacia: como dicen los filósofos el bien es “ex integra causa”. Veamos: que a estos muchachos/as la forma consagrada no le dice nada, estupendo !, están en su derecho. Pero de ahí no se sigue que estos muchachos/as puedan convertir chabacanamente la forma consagrada en un condón. Esa era simplemente la cuestión, antes de que te lances a tus queridos protestos, amiga. También yo protesto de que se haga burla de realidades, convicciones y sentimientos que llevo en el corazón y por los que daría mi vida y tengo derecho a decirlo, no sea que se cumpla el refrán aquí utilizado por insignes feministas, de que, “además de puta, poner la cama”.
    El respeto… o es para todos… o no es respeto.
    Y no es que me haga la víctima, que no lo soy, pero me fastidia un argumentario (no me refiero a tí, evidentemente), de descalificación y ridiculización permanente: y, sin ir más lejor, este hilo es un buen ejemplo de ello.  Hay millares de misioneros y misioneras en Africa defendiendo la vida humana y luchando contra el Sida y que siguen creyendo en los valores y realidades que para nosotros representa la forma consagrada, que es lo que estos muchachos/as ridiculizan. Por tanto, vamos a ser más objetivos y no recurrir siempre a un argumentario negativo y de descalificación y ridiculización permanente: un buen ejemplo es leer la formación sexual que han tenido (según ellos mismos escriben), muchos de los participantes en Atrio.
    Y repito: no me hago la víctima, que no es verdad; defiendo aquello en lo que creo y a lo que he dedicado mi vida y lo seguiré haciendo hasta el final, salvo que alguien me presente un horizonte más genuino y auténtico.
    Saludos cordiales.

  • ana rodrigo

    Luis GM, parece que estás muy seguro de la siguiente afirmación: “las prometedoras Juventudes socialistas de Andalucía, que parece ya han decidido no luchar contra otro tipo de lacras del mundo, como el hambre y la injusticia”. ¿Te parece poca injusticia que el Papa y la Jerarquía le ofrezca hostias y mientras le prohíben el uso de preservativo a quienes lo necesitan para salvar su vida y la de su familia? ¿Cuántos millones de personas se evitarían contagiar de esta cruel enfermedad? Seguro que a ti esta publicidad te parezca irreverente, pero a mi me pareció inhumano que el Papa, cuando fue a África, prohibiese explícitamente el condón, en un continente donde mueren mujeres, hombres y niños/as a millones por esta enfermedad. ¿Qué es más sagrada la vida de un ser humano o el pan consagrado? Pues que la Iglesia se vaya poniendo al día porque la juventud, sea socialista, sea andaluza  o lo que sea, vienen utilizando otro lenguaje, quizá más atrevido, pero más auténtico.

  • Luis González Morán

    Termino de ver en You tube una aportación brillante en esta materia.
    Con motivo del Día Mundial contra el SIDA, las prometedoras Juventudes socialistas de Andalucía, que parece ya han decidido no luchar contra otro tipo de lacras del mundo, como el hambre y la injusticia, han vuelto a la carga en esta materia.
    Han escogido un lema casi teológico (a su manera, obviamente): “Bendito condón que quitas el SIDA del mundo”. En el video se hace una presentación, como si se tratara de una hostia consagrada, sostenida por unas manos sólidas, pero que luego se convierte en un condón rojo, exhibido por las mismas manos. El texto es de una sublimidad épica: “que no te engañen. Que no te den la ostia”, que en el video va sin h, para mejor comprensión.
    Lo digo para enriquecer el debate… No hay nada como la pluralidad para ensanchar el horizonte.
     

  • ana rodrigo

    José Ignacio, ese es el quid de la cuestión, por qué es inmoral el uso del condón en una relación sexual cualquiera. ¿De dónde se saca la Iglesia como principio inamovible de moral que la sexualidad está sólo y exclusivamente en función de la procreación? Suena tan ilógico, tan anacrónico, y tan ridículo, incluso tan antinatural, que por eso la mayoría de los y las católicas no siguen esta norma sin tener cargo de conciencia alguno. Y, tan cruel, que ni siquiera cuando está en juego la salud y la vida de tantos seres humanos con el contagio del SIDA. Ayer daban datos de muchos millones de personas contagiados en el mundo, ¿¡qué quiere la Iglesia, la abstención sexual de tantos seres humanos!? Qué insensibilidad más inhumana!!!!
     
    Lo más “gracioso”, por no decir preocupante, es que los obispos de España hayan salido inmediatamente a rectificar al Papa.
     
     También me pregunto porqué la jerarquía que “dogmatiza” sobre moral (es curioso que defiendan la moral como si de un dogma se tratase), niega como natural el placer sexual per se, mientras en los demás “pecados” capitales es tan laxa como apuntaba MAR Medina el otro día. También escandaliza que ellos mismos sean tan condescendientes con la especulación financiera (recuérdese las inversiones de obispados en Forum y otros lugares), y tan insensibles en sus exhibiciones de poder y riqueza, como se ha visto en el último viaje del Papa a España. Hoy he leído que el Papa quiere un papamóvil eléctrico para demostrar su preocupación ecológica….¿cuántos kilómetros recorre al año el papamóvil? Uf!, es que andan más perdidos que un turista en un desierto.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    He leído por ahí una carta de González Faus en el tema de origen de este post, y agradezco mucho el esfuerzo en la casuística, y la lista de sabios teólogos moralistas al uso sobre “elmal menor”, pero aún estoy esperando que la moral católica me ofrezca razones éticas de peso para calificar el preservativo de bueno o malo antes de conocer el hecho humano, moral o inmoral, en que se utiliza. No de preferencias católicas, sino de razones éticas, que, por supuesto, también son de los católicos. Estoy esperando para compartirlas con sencillez de ánimo. Estoy esperando. Saludos cordiales.

  • pepe sala

    Por poner un ejemplo perfectamente claro, Honorio:
     
    ( Supongo que no se necesario aclarar que los geriátricos privados dependen en gran medida de la ICAR)
     
    “””ONGs que se aprovechan de la situación
    Existen toda una serie de organizaciones, la mayoría confesionales, que reciben subvenciones para atender la deficiencia generada por la dejadez de las Administraciones. Estas organizaciones, asociaciones, fundaciones —¿sin ánimo de lucro?—, tienen una organización empresarial firmemente establecida que cuenta con directores generales, contables, gerentes, etc., que cobran unos sueldos más que respetables. Como antes apuntábamos, en esas mismas ONGs empresariales, los trabajadores que están en contacto permanente con los ancianos, reciben el miserable salario del convenio colectivo. Por si esto fuera poco, otras veces el negocio les sale aún más rentable debido a la utilización de voluntarios que, mediante su aportación desinteresada, contribuyen a enriquecer más si cabe las arcas de quienes dirigen dichas ONGs. Otra de las características de este tipo de negocios disfrazados es que cuando dejan de percibir subvenciones automáticamente dejan de prestar sus servicios, despidiendo a los trabajadores, con lo que el negocio es completo: no exponen capital alguno y cuando no hay trabajo no contratan. Por todo lo expuesto, poca actitud crítica cabe de esperar de este tipo de organizaciones que sobreviven básicamente de las subvenciones que reciben.””
     
    http://www.soliobrera.org/actualidad/ancianos.html
     
    Mi propia esposa trabajó algún tiempo en geriátricos como cocinera. Cuando tuvo la suerte de emplearse en uno público cobraba mucho más que cuando trabajaba en los privados.
     
    Cuenta la racanería impresionante de los encargados de geriátricos privados. No le dejaban tirar nada y todo vaía para el puré del día siguiente que, según dice mi esposa, no se lo daría a comer ni al perro.
     
    Y el trato HUMANO es infinitamente mejor en los públicos ( los pocos que hay) que en los privados. Y al personal se le vigila con cámaras por si se les ocurre comerse una gelleta a nmedia mañana…
     
    ¿ Caritativos?… anda ya, el NEGOCIAZO que se han montado con el cuento de la ” caridad” y el Estado permitiéndoselo, subvencionándoselo y echando balones fuera evitando sus propias responsabilidades con las personas que lo necesitan.
     
    Y asú sucesivamente podríamos analizar otras áreas de la supuesta ” caridad” de la ICAR y el abuso que ejercen sobre los trabajadores y TRABAJADORAS. ( además de la competencia desleal que arruina a miles de empresas que no pueden competir con tanto ” voluntario-A”, mientras a éstas empresas se le exigen todas y cada una de las obligaciones de cotización e IGUALDAD de género ante las normas laborales vigentes.)
     
    Pues éso, las cosas bien claritas.

  • pepe sala

    Yo nunca discuto sobre huevos y gallinas, Honorio, soy mucho más pragmático y las cosas que no puedo comprender dejan muy pronto de importunarme.
     
    De lo que sí estoy dispuesto a discutir todo lo que haga falta y con quien guste discutir conmigo ( quien no lo quiera hacer, por supuesto que es muy libre de seguir pensando como le de la real gana) es sobre la CULPABILIDAD de la ICAR en relación a la explotación y abuso  de todo tipo sobre la mujer.
     
    Sobre el argumento que presentas ( el ” envite” laboral donde dices que no andan metidos los curas; será dependiendo de lo que cada cual entienda por relación laboral. Unas veces se hace con sueldo y otras ( más jodidas) se hacen gratis; pero la relación es la misma.
     
    Y no parece que la ICAR tenga los mismos parámetros ” laborales” para las mujeres que para los hombres:
     
    “”En reconocimiento de esta labor, el mismo Papa ha nombrado a esta madre de dos hijos, nacida en Madrid, en 1964, reconocida experta en Arte y voluntaria de Manos Unidas desde 1999, como miembro del Consejo Pontificio “Cor Unum” (órgano vaticano que coordina la acción de las instituciones católicas caritativas).
    Ademas, en días recientes, la Santa Sede anunciaba que el mismo Santo Padre la ha llamado para que participe como auditora (con derecho a voz pero no a voto) en el Sínodo de los Obispos de África que se celebrará en octubre en el Vaticano.””
     
    Y no son pocas las que se tienen que tragar semejante discriminación por razón de género. Sólo en ésta organización hay unas cuantas miles y seguro que llegarían a contabilizar MILLONES de mujeres si se cuentan todas las que trabajan gratis para la ICAR:
     
    “” También nos caracteriza el hecho de ser una organización de personas comprometidas, de voluntarios (unos 4.500), y también tenemos cierto número de técnicos, pero mantenemos ese carácter voluntario en todo lo que podemos.””
     
    Para más información al respecto, aquí:
     
    http://www.zenit.org/rssspanish-32671
    Sobre los asuntos de casa, supongo que cada casa es un mundo y cada cual sabrá su propio comportamiento casero. Las ” batallas” hogareñas con las propias parejas seguro que cada cual la librará del mejor modo que entienda.
     
    Afortunadas tales ” batallas”, que tampoco la ICAR sabe librar, puesto que huye de ellas como de la peste. Aconseja mucho, pero experimenta NADA;  por lo cual, a otro perro con ése hueso de   ” consejos vendo y para mí no tengo”.
     
    Y para que quede todo bien clarito, yo nunca contraté a mujeres ( no era la obra lugar muy adecuado para tales contrataciones); pero mi esposa tiene contratadas a mujeres y tienen exactamente los mismos derechos y deberes que los hombres que también están contratados.
     
    Tendré que aconsejar a mi esposa que se pase por la ICAR a ver si le enseñan algún truco para contratar a las mujeres con menor sueldo y derechos que los hombres. En nuestra casa no se conocen tales ventajas y nuestro gestor debe andar atontado porque no nos los ha indicado…
     
    ( Voy a intentar contratar ” voluntarios-as” para ver si ganamos algo de dinero con éste jodido “negocio”… ¿ Me lo permitirá Hacienda lo mismo que la la ICAR?.   No sé, no sé…)

  • h.cadarso

      Vale, Pepe Sala, no vamos a discutir si fue antes la gallina o el huevo, pero permíteme seguir pensando que son los de la pasta los que mandan en los de las oraciones, y no al revés…y tú sigue con tu idea.
      Y si te parece bien, quedemos de acuerdo en que la discriminación de la mujer en el trabajo y en el hogar son un gravísimo problema que condiciona cualquier intento de liberación de las mujeres. En ese frente, la mujer tiene que librar la batalla, si es en el trabajo, con su empleador, y en muchos casos con sus compañeros de trabajo; y si es en casa, con su pareja. En el primer envite, no hay curas a la vista; sabemos que están en la retaguardia, proporcionando argumentos y dogmas a los rivales.

  • ana rodrigo

     
    A raíz de esta frase de MAR pues no he visto derramar tanta tinta y tantas palabras contra la gula o la avaricia como contra la libre sexualidad”. Hoy nos decía Javier Vitoria que en el seminario les enseñaban que, en materia sexual, lo más leve era grave y en la gula, lo más grave era leve. Y decía que seguramente ese principio moral se lo había sacado de la manga algún cardenal comilón.
     
    Muy bien, MAR, la moral es ideología pura y dura hecha a la medida de quien la hace.
     
    Muy, muy bueno, tu comentario, como siempre, pero éste, bordado.

  • Carmen (Almendralejo)

    Pepe se te olvidan las grandes empresas de la construcción, varías son las que hicieron fortuna con el valle de los caídos y las carreteras de las más importantes ciudades de aquella españa de toro, pandereta, procesiones bajo palio y futbol…
    La misma que hoy seguimos teniendo, con los mismo, empresarios, banqueros, reyezuelos y jerarquía religiosa de la dictadura.
    Yo tambien, recuerdo, MAR Medina como en misa y catequesis se nos decía como había que ser para ser hija de María, con bandera tipo mis, y de como lloré por lo injusto de aquel nombramiento que fue a la que siempre se dormía en clase, y que solo era aquella chica que no daba lata ni preguntaba nada.
    Y otra, es como tú bien apuntas, y aquello de que el demonio a niños y niñas se le aparecia y de noche y llevérselos al infierno si eran malo y hacian cosas feas ¿Y qué era cosas feas? le preguntaba a mi madre y la pobre era hacer muecas o burlas a las personas mayores…
    Otras era, tener que besarle al párroco el sello que llevaba en el dedo puesto, y que no lo hicieras. Con lo feo, y largo que era el tio, y aquella ropa negra…
    Yo cuando soñaba con el sacamanteca, era su cara la que recordaba ya en sueños ¿…?

  • pepe sala

    Genial, MAR, como siempre.
    Pero te has superado con éste párrafo:
     
    “”En fin, amigos, que digo yo que como ejemplo de coherencia, quien condena el condón, condene también el bombón””
     
    Me he partido de risa imaginando las barrigotas de los ” santos varones” colgando fláciamente porque ya no hay pastelitos de las Clarisas, bombones de las trinitarias, tartas de Piononos ( se hacen en Archidona ( Málaga) y están riquísimas)…
     
    ¿ Los mazapanes de Navidad también hay que prihibirles?…
     
    Por ” el amor de dios”… los mazapanes que no se prohiban, ni el turrón duro tampoco. ( el chocolate se debería prohibir en beneficio de la dentadura de mi hijo Marco…es un GULOSO )
     
    Por cierto, MAR, la avaricia sí está prohibida dentro de los ” muros eclesiásticos”. Los votos suelen ser de ” POBREZA, castidad y obediencia”.
     
    El de pobreza mejor ni lo comentamos.
    El de castidad jejeje… no se lo creen ni ellos-as.
    Y el de obediencia es el único que toman en serio, por la cuenta que les trae. En caso de desobediencia, la EXCOMUNION es ” latae sentenciae” ( por el propio pecado). En los casos de la pobreza y la castidad las cosas son mucho más permisivas… mientras no haya escándalo VALE TODO. Y si hay escándalo, con mandar al subsodicho a donde no le conozca ” ni dios” queda todo resuelto.
     
    Bueno todo no… le suele confesar y ABSOLVER un cura que comprenderá perfectamente la situación de pecado de la carne. A fin de cuentas ¿ no son también humanos?…
     
    Pues que se casen, coño, como los demás hijos de vecino y dejen de fastidiar familias a cuenta de su ” santas tentaciones carnales”.
     
    SPKOSSK ( que leído por sus iniciales resulta: ” se peca o se seca”)
    Léanlo al revés pronunciando la  S  como ” se”.
     
    Pues éso.

  • MAR Medina

    Todavía recuerdo las enseñanzas católicas que recibí de pequeña. Había una pregunta cuya repuesta no he podido olvidar. ¿Cuáles son los enemigos del alma?, preguntaba la profe de catequesis, y las niñas cantábamos al unísono: Los enemigos del alma son tres: el mundo, el demonio y la carne. Dentro de los desórdenes de la carne está muy claro cuál es el peor de todos dada la proyección que le da la jerarquía católica, pues no he visto derramar tanta tinta y tantas palabras contra la gula o la avaricia como contra la libre sexualidad.
     
    Pues no se critica sólo el exceso sexual , sino el ejercicio de la sexualidad con el solo objetivo de  logro del placer, en soledad o en compañía. Todavía estoy por ver que se hable con el mismo encono contra los bombones o el caviar, o contra las insultantes fortunas amasadas por católicos y por la misma institución vaticana.
    Pues si para los mandamases de la curia es moralmente reprobable el ejercicio de la sexualidad –libremente deseada por sus protagonistas y en igualdad de condiciones, dentro o fuera del matrimonio- cuando solo se persigue el placer, evitando la concepción de otro ser humano, igualmente reprobable sería comerse un bombón, o tomarse un café, o un buen vaso de vino, por el simple placer de tomarlos, a veces a costa de la salud, y tendrían que recriminar con la misma intensidad sus actos a los gorditos que a los adictos al sexo.
    Con mucha más razón deberían estos moralistas elevar sus voces contra las fortunas que rebasan tan excesivamente los bienes necesarios para vivir, con el agravante de que lo que unos pocos les sobra, a otros muchos les falta, en una cruel e institucionlizada forma de robo.
     
    Habrá que deducir de tales desequilibrios morales en la ideología de quienes pretenden adoctrinar a los católicos se deben a la sencilla razón de que los placeres eróticos les están (auto)vedados, mientras que frente a los de la gula o la avaricia no les vincula ningún voto, con el añadido, nada baladí, de la marginación y sometimiento de las mujeres en la institución. Mirad si lo dudáis, qué versión de la creación del ser humano elige el catecismo en su punto 369, no el primero del Génesis, Gn 1, 26-28, sino la versión más tardía que privilegia al varón: http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s2c1p6_sp.html#II “Corpore et anima unus”
     
    Tampoco me gusta nada, aunque luego ha habido matizaciones, que la referencia al preservativo se haga en las relaciones menos libres de la sexualidad, como es la de la prostitución. No entiendo sus motivos, las explicaciones que ha dado me parecen retorcidas e incomprensibles, y no me parece nada progresista esta salvedad al uso del condón por parte de Ratzinger.
     
    En fin, amigos, que digo yo que como ejemplo de coherencia, quien condena el condón, condene también el bombón, a ver si no qué seriedad es ésta.
     
    Saludos cordiales

  • pepe sala

    ¿ Cómo va a evolucionar adecuadamente un País regido por personajes formados en ésta enseñanza?:
    ——-
    Doc 4.- Que sea español nuestro amigo y nuestro criado y nuestra novia, que sean españoles nuestros hijos. Que no haya sobre la bendita tierra de España otras costumbres que las nuestras. Y si esto es un feroz nacionalismo, pues mejor. Y si el que defiende esto es un absurdo retrógrado, pues mucho mejor. No queremos el progreso, el romántico y liberal, capitalista y burgués, judío, protestante, ateo y masón progreso yanqui. Preferimos el atraso de España, nuestro atraso, el que nos lleva a considerar que ante unos valores fundamentales deben sacrificarse los interese materiales… Bendito nuestro atraso que nos hace considerar el Matrimonio como un sacramento que no es cosa de juego; bendito nuestro atraso para el que el Amor no ha de tomarse a broma, sino como una aventura honda en la que hay que fundamentar nuestro futuro… que nos lleva a considerar la familia como una sociedad jerarquizada en que los padres tienen el deber de educar a sus hijos al servicio de Dios y de la Patria, y los hijos no tienen derecho a vivir su vida, sino a que su vida sirva para algo.
    Antonio Castro Villacañas. La hora. 14 de Mayo de 1848
     
    ———
    http://www.iescasasviejas.net/cviejas3/socifran/actxsofr.htm#Doc%201.-%20JULIO%20CARO%20BAROJA
     
    Ahora comprobemos la edad e nuestros Jueces, catedráticos, Obispos. curas, monjas, políticos y grandes empresarios ricachones y ” voilá”…
    Ya tenemos la raiz de los problemas. Ya sólo falta quitarles el poder a semejantes dirigentes sociales.
     
    ¿ Alguien se anima con el famoso cascabel del gato?.

  • pepe sala

    No sólo fue Juan March, Honorio, también fue la familia Banús ( hoy en día inmortalizada en un lugar de cuyo nombre ni me quiero acordar y de donde salió el dinero para lo que se conoce como Porto Banús, lugar de veraneo para ricachones.
     
    También los bancos de Botín y de los Ibarra, que siguen viento en popa a toda vela fundamentados en el enorme capital y poder que les supuso los 40 años de dictadura franquista.   ( Tampoco les vino mal su relación amistosa con los nazis.)
     
    Nadie, creo, que quiera quitar culpabilidades a los culpables. Pero hay una cosa perfectamente clara:
     
    Los bancos, los terratenientes, los ricachones podridos de dinero y poder,  NO VAN POR EL MUNDO  COMO GUÍAS DE LA MORAL Y LA ETICA DE LOS DEMAS.
     
    Y, curiosamente, todas y cada una de las enormes fortunas que se gestaron en el franquismo ( y se han acrecentado en la ” democracia”) pertenecen a familias que son conocidas como muy católicas, apostólicas, romanas.
     
    Y tampoco debemos dejar de tener perfectamente claro que, si ésas fortunas se llegaron a gestar de la forma que se gestaron fue por el poder de aborregamiento ( y TERROR) que impuso la ICAR en España durante 40 años de dictadura y  “taitantos” de democracia.
     
    Y por si fuera poca la culpabilidad de la ICAR en los asuntos de abusos y latrocinios de todo tipo, también son los culpables principales del machismo endémico que sufrió España y, como consecuencia, sigue impregnado en nuestra sociedad.
     
    La CENSURA religiosa sobre todos y cada uno de los libros de enseñanza deja perfectamente clara la responsabilid de la ICAR al respecto del maltrato físico y psicológico hacia las mujeres en general.  La otra pata del poder: Falange Española hasta los años 60 y el Opus Dei después) mantienen actualmente su fanático machismo y sus enseñanzas provenientes de la Sección Femenina de Falange.
     
    Y Pilar Primo de Rivera no daba un sólo paso sin la autorización de su confesor y padre espiritual.
     
    ¿ Que ésto ya ha pasado a la historia?… Ese es precisamente el CAMELO que han hecho tragarse a la sociedasd española ( y lo han vendido a la opinión internacional) Hoy en día las cosas siguen muy parecidas a lo que nos tocó sufrir en la Dictadura. Y si me apuran un poco diré que en algunos aspectos estamos PEOR.
     
    PD: Se sabe que en los ambientes jerartizados ( ejército, policía, banca…) el abuso sobre la mujer es muy superior a lo que sucede en el resto de la sociedad. Es raro que éste tipo de maltrato no suele salir en los medios de comunicación y nadie se entera ( no se quieren enterar) de la realidad. Mientra haya inmigrantes, gitanos y ” pobres” para rellenar la estadística de maltratos ¿ para qué molestar a los señores?.
     
    Pues éso. Buenos días, pues.

  • h.cadarso

    No se trata de saber más o menos, Jabier, eso también es una forma de echar balones fuera. Se trata de precisar con cierta equidad y justicia el grado de culpabilidad de cada uno en la situación de opresión a la que está sometida la mujer. Y tú sigues dándoles la absolución a los ricos y cargando la culpa sobre los curas.
    “Entre todos la mataron y ella sola se murió”. Unos fabricaron las balas y el fusil, otros aplicaron las leyes que otros habían hecho y que condenaban a la mujer en cuestión, el cura la confesó antes de la ejecución, y luego le rezó el responso…pero la culpa fue del cura…Por favor, que perteneces al gremio de la justicia, Jabier! Y encima especializado en cuestiones laborales.
    Había un banquero de nombre Juan March, que financió la guerra al general Franco. El puso la pasta…pero casi nadie conoce ni valora la responsabilidad que tuvo ese señor en la guerra civil; por el contrario, para el gran público la culpa fue de los curas…Lo de siempre, no solo los curas les absuelven los pecados a los ricos. Y encima resulta que la culpa de esta mentalidad absuelvericos que tenemos la tiene también la formación que nos han dado los curas…Pues a lo mejor tenéis razón, porque también vosotros sabéis mucho…

  • Julián Leirbag

    Javier, tienes razón sobre la confesión: pues hay por demás católicos que practican la injusticia sobre sus prójimos y parece que les basta con confesar sus pecados y nunca de veras socorrer a las víctimas. La confesión sacramento no es más que una tentativa vana, psicológica de aliviar la conciencia y en muy escasas ocasiones quienes la practican socorren a las víctimas. El catolicismo actual en no poco se asemeja al fariseísmo de los tiempos de Jesús.

  • pepe sala

    Hablando de la formación que recibimos…yo pensaba que se había avanzado algo.
    Si leo algo al respecto, veo que en vez de avanzar se han retrasado un montón. Esto no se enseñaba ni en los años 50:
     

    “”«Con esto quiero decir que en cierto sentido Scicluna tiene razón: existe una jerarquía también en el infierno. Todos están sometidos al ángel caído. Todos se odian y se hostigan y buscar prevalecer sobre los otros, pero todos temen a Satanás», precisó.

    Tras subrayar que nunca escuchó a un demonio hablarle de los pecados del clero en relación a niños, el padre Amorth afirma que los espíritus malignos «hablan poquísimo. Son reacios a hablar. Durante los exorcismos es dificilísimo sacarles alguna palabra. Y cuando hablan la mayor parte de las veces mienten. Dicen muchísimas mentiras».””
    —–

    Pues ya me han jodido, yo que pensaba librarme de las jerarquías en el otro barrio, al menos, resulta que en el infierno también tendré que aguantarlas…

    Pues tampoco quiero ir al infierno, ¡ ale!!…

  • pepe sala

    Ni se te ocurra dejarlo, Javier, porque entonces empiezo yo y se va a poner mucha más ” caliente el patio”.
     
    Llevo una temporado pensando en mandar un artículo sobre la FORMACION que recibimos todos y todas nosotros-nosotras ( joder qué despilfarro de letras.)
     
    Y habrá filósofos, teólogos, sociólogos, psiquiatras, psicólogos  ( demos por entendido el género femenino, porque si no no acabo nunca de poner guiones) pero a mí nadie me va a convencer de que la formación recibida no tiene importancia pasados los años.
     
    Nuestra formación es determinante para entender nuestro desarrollo posterior. Nadie puede negar el avance de la mayoría de ” atrieros-as” ; pero mi querido Javier…. ” donde ha habido siempre ha quedado”.
     
    Y éso lo sabemos todos y todas por más que tratemos de simularlo.
     
    La ICAR fue la dueña y señora de nuestras mentes infantiles y juveniles. Pregunten a un psicólogo  si ésto tiene importancia, o no, en el desarrollo de nuestras propias ideas.
     
    Saludos, pues.

  • Javier Renobales Scheifler

    Hombre Honorio,
     
    He visto bastante eco en Atrio de protestas contra las palabras de Ratzinger enviado a la mujer a realizarse en el trabajo en el hogar, no al hombre. Creo que incluso lo menciona expresamente alguno de los hilos de Atrio, ahora no recuerdo cuál, no sólo bastantes de los comentarios en varios hilos.
     
    Yo no he dicho que la culpa sea 100 % de la ICAR, del catolicismo.Digo que mucha sí. Y que, como tenemos –los de Atrio en general-, el catolicismo metido desde pequeños hasta el tuétano, no nos damos cuenta de cuánto de machismo, del que hay en la sociedad civil, está fundado y/o alentado por el machismo del catolicismo en España.
     

     Los Rouco, Botín, Florentino, Alierta … y tantos señores con mucho dinero y poder que mencionas, Honorio, en España generalmente son católicos de toda la vida, de las mejores familias; las llamadas ‘las mejores familias’ todavía son católicas, en España, por lo general. Para el catolicismo español Dios es macho, y por eso se dice que las monjas se casan con Dios, lo que no se dice de los curas. Hacer a Dios macho es infravalorar a la mujer. Dios Padre, seguimos diciendo, perpetuando con ello un machismo atávico, ancestral.
     
    Lo que digo es que lo hacemos sin darnos cuenta; sólo si me paro a pensar despacio, me parece fuertemente machista imaginar a Dios como macho, como hombre, no como mujer. Porque desde pequeñito me lo han presentado los curas como macho, como de sexo masculino.

    Eso hace 2000 años, y en un país fundamentalista como el Israel invadido por el Imperio Romano dirigido por un emperador (nunca una emperatriz) romano que era divino en su poderosísimo Imperio,  unos judíos que apedreaban hasta la muerte a las mujeres, no a los hombres, quizá fuera más disculpable.
     
    Pero en pleno siglo XXI me parece una pasada seguir llamando Padre a Dios, y no Madre-Padre, un anacronismo a denunciar y a acabar con él.

    Todavía el otro día me decía un forero en Atrio que el catolicismo lo que hace es alabar la maternidad (creo que lo puso con mayúsculas y todo); o sea reducir a la mujer a parir y a cuidar la prole en el hogar, a ‘darle hijos’ al macho padre.
     
    Pero cualquiera va a cambiarnos el PadreNuestro y empezarlo ‘Madre-Padre nuestra que estás en los cielos …’
     
    Un 40 % de las asesinadas por la violencia machista son, creo, extranjeras (inmigrantes las has llamado). Pero si vienen de América Latina, ellas y sus parejas que las asesinan han padecido un catolicismo conquistador y exterminador durante siglos. Los conquistadores eran fundamentalmente machos, además de católicos.
     
    Pero bueno, vosotros, Ana y tú Honorio, sabéis más que yo. Acepto pues lo que decís. Aquí lo dejo. Saludos cordiales

     

     

  • Kraus

    Ciertamente, nuestras raíces están en la  tradición. Pero ésta no es un depósito cerrado, sino un Espíritu capaz de crear formas nuevas en contextos diferentes. Algunos fuimos formados en otras épocas y en otros contextos. Deberiamos estar dispuestos a revisar cierto modo de vivir nuestra sexualidad como cristianos, asumiendo la reflexión antropológica del hombre y de la mujer actuales, eliminando prohibiciones medievales, bajo el signo del miedo.

    Sería interesante reflexionar sobre el celibato, quizá en un nuevo post, analizando lo que tiene de vocación o de imposición, entre idea y pedagogía, entre dinámica espiritual y complejidad de la experiencia vivida, entre inspiración evangelica y cambio sociocultural en la comprensión de la sexualidad.

  • ana rodrigo

    Querido Javier, creo que tienes obsesión por la influencia de la Iglesia en la sociedad. Te doy la razón de que, determinadas generaciones, como la mía tenemos huellas de nuestra educación, pero quizá sean éstas las que nos reboten contra la misma educación recibida. La gente que va a la misa dominical hace oídos sordos de lo que allí se diga y no les interese. Y de los jóvenes, ni te cuento.
     
    Por otra parte pones el ejemplo de que no hay mujeres donde trabajan dos de tus hijos y de que en el despacho que tú trabajas los roles siguen siendo los de siempre, ¿en estos los casos también lo deciden los curas? ¡No hombre, no! Mira más a lo que dice Honorio, a quiénes marcan hoy las líneas de marginación de la mujer en el hogar y en el trabajo.
     
    En el hogar lo marcan esos empresarios que no contratan a las mujeres y que, por tanto, tienen que quedar sometidas al sueldo del marido y a lo que esto significa para ellas. Y en las empresas porque, como es el caso de tu despacho, porque al contratar a mujeres abogadas siendo éstas la mayor proporción de licenciadas en Derecho en las universidades y con las mejores calificaciones, son hombres los que trabajan en ese despacho.
     
    PD: Si ves que no sigo nuestro diálogo durante este fin de semana, es porque estoy ocupada con unas jornadas de Teología y voy a disponer de poco tiempo.

  • h.cadarso

      Amigo Renobales Sheiffler: Pues otra vez discrepo, y me quedo con lo que te dice Ana Rodrigo sobre la cuota de responsabilidad de la ICAr en el tema de los derechos de la mujer.
      Hay un porcentaje de mujeres asesinadas en nuestro país que son inmigrantes de las cuales muchas no son católicas; ayer destacaban los medios informativos que la legislación española y las instituciones españolas protegen a la mujer mucho mejor que la alemana, la italiana o la norteamericana; y no sé si este hecho tiene algo de relación con la religión “semioficial” de nuestro país…A lo mejor el mérito es exclusivamente de Zapatero y de la Pajín y de la Dee la Vega…
      Pero sobre todo me interesa destacar que las coordinadas del comportamiento de cualquier sociedad no vienen marcadas principalmente por el factor de  las instituciones y las creencias religiosas; en términos marxistas, el factor más determinante es el régimen económico, la distribución de la riqueza, los niveles de explotación que sufren los proletarios…Es verdad que dicee Marx que la religión es el opio del pueblo, aunque también le reconoce cierta capacidad revolucionaria. Pero, aunque no seamos marxistas, creo que todos comprendemos que el capitalismo se dota a sí mismo de ideologías apropiadas para autodefenderse, y monta las universidades, y nombra a los enseñantes que le convienen para enseñar las doctrinas que le convienen; se dota de los medios de difusión que le convienen,  se dota de los gobernantes que mejor le obedecen…Aquí la batuta, amigo Renobales, no la llevan los curas, la llevan los banqueros y los que tienen el dinero. Y si cargamos contra los curas la culpa del 100 por 100 de lo que ocurre, estamos protegiendo a los de la pasta, estamos evitándoles que hagan frente a sus responsabilidades. Al lado de Rouco hay un tal Botín, un tal Florentino, un tal Alierta…tántos señores con mucho dinero y poder!
      Un ejemplo, Renobales: yo he hablado de la discriminación de la mujer en el trabajo, de la discriminación en el hogar…Pero este tema no ha tenido casi ningún eco entre mis amigos atrieros…Y en el trabajo y las leyes de protección a la familia mandan principalmente los empresarios y los políticos.
      La culpa de los goles que le meten al Madrid no la tiene solo Casillas…ni Pepe…

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Maite, ya que me interpelas, intento responder.
    1. Sobre si eso que dicen que ha dicho el Papa es “noticia”, absolutamente, sí; en realidad, tal y como funciona hoy la comunicación, sólo eso es noticia; lo que no se espera o choca en esa persona o grupo, eso es noticia. (No digo que me gusta, en realidad me decepciona, digo lo que pasa). Es una simpleza, y casi por eso, noticia.
     Una cosa son las cosas claras,  y otra, las cosas simples. Casi siempre éstas parece que son aquéllas. También a mí.
    2.  He hablado de noticias “simplificadas”, y así falseadas. Esta sobre el Papa, es una simplificación, pero me conviene, y la aprovecho contra el monolistimo moral católico. Digo que Tamayo sabe esto; simplemente, no le convence porque es un paso nimio, o nulo; pero lo entiende. Y entonces profundizo un poco más en esto de la información. Se em ocurre que es de interés, tomando esa noticia como pretexto. Y digo que lo que triunfa hoy es la simplificación de las noticias y los análisis. No digo que Tamayo lo hace, no lo hace,  sino que nuestra cultura lo hace y esto es lo que llega a los medios. Ningún “medio” quiere cuestiones y matices, sino tesis chocantes y casi chascarrillos. Y digo, no caigamos en elitismos al decir esto, pero es así.
    3.El Papa no ha cambiado de postura, lo digo, sino que ha cometido el pequeño equívoco, para él,  de reconocer una excepción, y esto abre la puerta a que nosotros podemos “utilizarlo”  ante “la ortodoxia más cerrada”, que  primero es humanizar la sexualidad y subordinadamente los medios. En todo debate hay dos planos. El de los razonamientos y el de la estrategia. El primero, en la Iglesia es casi insuperable, por aquello de que la ortodoxia se mueve en moral sexual en “un círculo cerrado”; el segundo es más como “el ajedrez”, ver si se puede arrinconar a a la ortodoxia en sus propias contradicciones, y llevarla en este o aquel aspecto moral, por ejemplo, el condón, al “jaque mate”. Esto puede parecer una pérdida de tiempo o ridículo; bueno, cada uno intenta la mejora de la vida en común y de la vida eclesial de varios modos; hay que gente que este modo, lo considera inútil; quizá Tamayo lo ve así; y a otros nos parece que todo suma para la causa; a mí me parece así.  Sólo hay que estar abierto a que te cuestionen otros con otras maneras de humanizarla mejor y antes; o a que te muestren que son incompatibles; puede ser. Hay que escuchar y valorar.
    Siento de veras que no se me entendiera. Lo leí dos veces y me pareció claro que abría a otras perspectivas; lo de Tamayo era un simple pretexto para profundizar. Paz y bien.   

  • Maite Lesmes

    José Ignacio CALLEJA: si está por ahí, me gustaría pedirle aclarara lo que no he entendido de su comentario:
    1. Si, según esa definición de “noticia”,  lo que avanzaron sobre la postura del papa ante el profiláctico en el libro-entrevista, le parece que es “noticia”.
    2. A partir de lo del “mensaje”, no he entendido nada. 
    Un  mensaje expresado con claridad  se entiende fácilmente, no se expone a múltiples interpretaciones. No sé si se refiere al mensaje del papa, a la interpretación hecha por JJ Tamayo. Tampoco entiendo dónde está el “logro”.
    3. ¿Piensa Vd. que el papa ha cambiado de postura o le parece que sigue en la misma doctrina oficial eclesiástica respecto al preservativo? Muchas gracias.

  • Javier Renobales Scheifler

    Querida Ana Rodrigo,
     
    Los periodistas machistas que dice Maite probablemente son católicos, como gran parte de la derecha española, entre la cual ser católico todavía es un grado.
    A misa los domingos y fiestas de guardar van todavía unos seis millones de personas españolas. Muchos más que los que van al cine, o a ver el deporte Rey a los sagrados campos de fútbol (La Catedral le llaman, en Bilbao). Muchos más van a misa para no pecar mortalmente si dejan de ir, que los afiliados a cualquier partido político o sindicato en España.
     
    Zapatero se pliega ante la jerarquía católica, y todos vemos por Tv a los ministros de Zapatero jurar sus cargos ante un llamativo crucifijo que los ministros no creyentes no se atreven a quitar cuando juran (es su juramento …) En realidad es Estado Español es católico, como siempre en España (menos en la última y breve República), aunque en los papeles ponga que es aconfesional, para parecer avanzados.
     
    Hemos padecido y paecemos siglos de religión oficial católica. Eso no desaparece sin dejar huela en el imaginario de los jóvenes por el hecho de que éstos mayoritariamente hoy se casen por lo civil, huyendo de una ICAR que pretende estar colgada de un mundo sobrenatural imaginario (con lo cual los jóvenes no pueden tener fe en Jesús, pues la ICAR ha unido a sí misma, falsa y dañinamente, la fe en Jesús, y al huir de la ICAR, los jóvenes han desechado la fe en Jesús o la admiración por Jesús.
     
    Donde trabajan dos de mis hijos no hay ninguna mujer, lo mismo que en el sacramento del orden.
    En la oficina en la que yo trabajo todas las secretarias son mujeres y todos los abogados son hombres, menos una mujer.
    A unos 150 metros de donde yo vivo (frente a un colegio de monjas) hay una megalómana escultura de bronce, toda dorada, de un Sagrado Corazón de Jesús en Vos Confío de 10 metros de pies a cabeza, subida en un pedestal de 30 metros de alto. Antes quitarán la ofensiva cruzota del Valle llamado de los Caídos, que este megalómana estatua que obstaculiza el tráfico rodado.
     
    El catolicismo sigue presente hasta en la sopa en nuestras vidas y en las de nuestros hijos. (Hace un rato se oía, en radio Tas Tas, una entrevista a Leonardo Boff, en castellano, hablando del cambio del Papa sobre el uso del condón.

    Y el catolicismo, que tenemos metido hasta en la sopa en España, es tremendamente machista, no lo olvidemos Ana.

  • pepe sala

    El cinismo, dentro de la Iglesia Católica ( también en otras versiones religiosas) no parece tener límites, Andrés.
     
    Se ha investigado algo en algunos paises.  Si se investigase en España nos quedaríamos petrificados.
     
    Pero lo extraño es que después de sabido y constatado lo que entienden estos cínicos por pecado del cuerpo ( ajeno, claro) la Justicia ordinaria no tome cartas en el asunto.
     
    Aquí hay unos cuantos ejemplos de cinismo muy difícil de superar:
     
    “”— Bernard Law, arzobispo de Boston (Estados Unidos), fue finalmente “dimitido” en diciembre de 2002, más de un año después de que en su archidiócesis estallasen cientos de casos de delitos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes y encubiertos por el cardenal Law con plena conciencia y voluntad de proteger a los delincuentes con desprecio de sus víctimas (ver Caso 2). De todos los casos conocidos hasta la fecha, este cardenal es el que mayor número de delitos ha encubierto y ha propiciado (buena parte de los sacerdotes que encubrió volvieron a delinquir en numerosas ocasiones, cosa que pudieron hacer gracias a la protección continuada que les facilitó el cardenal). Al igual que sus colegas, prelados delincuentes sexuales por acción (agresores ellos mismos) o por omisión (encubridores y cómplices), Law tampoco ha sido juzgado por un comportamiento delictivo que ha protagonizado durante décadas. Sigue contando con la protección del Papa.””

    http://f17digital.blogspot.com/2009/04/fornicadores-de-confesionario.html

    Claro… ahora entiendo lo que dice el Papa respecto al condón: ” en algunos casos es aconsejable”.

    Tendrá morro el tio…

  • Andres Galera Segura

    Pues para ser pecado el cuerpo bien que lo han disfrutado ellos que han tenido y tienen de todo amantes, doble amantes…, todo esto docuemntado y sabido, a lo mejor quieren decir que el disfrute del cuerpo no es para nosotros sino para ello, que lo hacen a callandico y en silencio,o lo intenta hacer asi, ocualtar todo, el que llama por su nombre las cosas no les gusta, es muy normal, se les va el negocio de la culpa y de la censura, que es de lo que siempre han vivido, y muy bien vivido, al traste.

  • ana rodrigo

    Querido Javier, yo lo que quería decirte es que pones el foco exclusiva y persistentemente en la ICAR, el Papa, los curas y el nacional catolicismo. Yo creo que ellos tienen su cuota de responsabilidad, pero hay que diversificar los objetivos a eliminar como causantes de la violencia machista.
     
    Últimamente se ha publicado que los matrimonios civiles ya son más que los que se hacen por la Iglesia, la juventud, sabemos todo el mundo, que apenas frecuentan la iglesia, gran parte de la sociedad se ha apartado de la práctica religiosa y quienes siguen acudiendo a los ritos religiosos no hacen caso en moral sexual a lo que digan el Papa. A esto tenemos que añadir la cantidad de personas de otras religiones que viven en España. Si, además, no todos los curas son machistas, llegaremos a la conclusión de que no es tanta la influencia machista de la Iglesia en España.
     
    Así pues habrá que buscar las raíces y la práctica machista, así como la violencia contra las mujeres en una sociedad que, liberada o no, de la influencia católica sigue presente en todos los rincones de nuestro país y de todos los del mundo. Si focalizamos sólo un objetivo, se nos escapan todos los demás. Lo que nos expone Maite en este post sobre el desprecio hacia la mujer por periodistas en medios de amplia difusión, no sólo hacen mucho daño a la cusa de la mujer, sino que es la punta del iceberg de un machismo oculto que sólo aflora cuando hay espontaneidad, que parecen inofensivos pero que es el caldo de cultivo de la violencia contra las mujeres,
     
    Claro que me acaloro contra esta violencia y contra todo tipo de violencia, lo hago constantemente, y mi compromiso por la lucha feminista viene ya de años, pero me gusta ser lo más analítica posible para ir al campo contrario sin distraer la atención de todos los objetivos.

  • h.cadarso

      Jabier Renobales: Si algún día llegas a juez, te llamaré Su Señoría, pero indudablemente te sonará a coña saliendo de mí. En el caso de Su Santidad, si has leído mi mensaje anterior, verás que lo trato de “ciudadano Ratzinger”. Tú no te preocupes: mi más firme convicción es que todos somos hijos de Dios y hermanos entre nosotros; los demás calificativos que me oigas o me leas tomátelos a título de lo que quieras, pero son palabras vacías, no llevan nada dentro.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Dice Juan José Tamayo, “No acabo de entender el revuelo informativo que han provocado las declaraciones del papa sobre el uso del preservativo en el libro-entrevista de Benedicto XVI con su compatriota el periodista Robert Seewald, La luz del mundo, que acaba de aparecer la editorial Herder en castellano y catalán”.
    Claro que lo entiende. Primero, que la noticia es aquello que no se espera, lo que suena exótico o chocante, lo que distorsiona o, también,  lo que nos apabulla  y conmociona… Lo leía hoy mismo en algún lugar,  vivimos en una cultura y comunicación “sometida a los gustos del público y destinada al éxito inmediato, al consumo como una mercancía más. El lector y el ciudadano transformados en consumidores de informaciones simplificadas”. (Esa simplicaficación esta vez me conviene, y la aprovecho). Tamayo lo sabe. Debemos pensar esto sin elistimo alguno. Al contrario, como tarea cultural y moral muy interpelante.
    Y en segundo lugar, el mensaje es lo que te entienden los demás. En las murallas de Jericó se ha caído una piedra, y aparece la oportunidad de un boquete. Lo ha dicho el señor de la ciudad, ya no vale que mande emisarios a decir que no. El mensaje es la interpretación que nuestros oyentes hacen. Y eso permanece. En el conjunto de la muralla, no es nada, en la convicción de muchos católicos de que su conciencia moral sexual por humana es cristiana, y que, por humananizadora, terminará siendo común y compartida en la fe, es un poco muy valioso. Todos los absolutos morales tienen excepciones, (salvo el no torturás, y quizá el no mentirás), pero no es habitual que el Papa los recuerde en sus opiniones personales. Es una nimiedad, pero es todo un logro para la contestación humanista en la Iglesia, ¡dentro de ella! Paz y bien.   

  • Kraus

    La ley se hizo para el hombre, y no el hombre para la ley.
    Jesús que fue el único que jamás cometió ni siquiera una simple transgresión de la ley, sin embargo, según la aplicación de esta misma ley fue crucificado. ¡Qué contradicción! esta era la manera en que la ley debía llegar a su fin. Si la ley juzgaba así al único santo y perfecto, ¿qué se podía conseguir por medio de ella? ¿de qué manera la ley podía llevar algo a la perfección?.  Ciertamente, la ley, ni las doctrinas y prohibiciones de hombre endiosados  no puede perfeccionar nada.

  • Javier Renobales Scheifler

    No olvidemos que las culpas del cónyuge macho asesino se lavan facilísimamente con una simple confesión ante un cura, lo cual es otra aberración a añadir a las mencionadas, pues esa confesión deja de lado totalmente a las víctimas. Es otro principio católico que ayuda a mantener esas bestialidades.

    Una indulgencia plenaria yendo a ver al Papa a Valencia cuando vino en 2006 le dejaría al violento macho expedita la entrada directa en el imaginario paraíso del que se arroga tener la llave el Papa, como si siempre hubiera sido el violento macho un angelito

    Creo recordar que la violencia sólo es causa de excomunión si se utiliza contra el Papa … la gente por la que fue asesinado Jesús, los pobres y oprimidos -no los Papas-  no son protegidos con la sanción de excomunión, sólo la violencia contra el Papa …

  • Javier Renobales Scheifler

    Querida Ana Rodrigo,
     
    No dudo de que todos los males del mundo no son atribuibles a la jerarquía y su doctrina en la ICAR. Yo no creo haber dicho que los jerarcas dirigentes católicos tengan la culpa de todo lo que pasa, como tú entiendo me imputas.
     
    Pero en el mal del machismo que asola la sociedad española, y en la violencia asesina machista (que mata infinito más que la ETA y sin embargo ninguna víctima llevaba escolta), creo que la jerarquía católica tiene muchísima más culpa de la que reconocen los católicos (que no reconocen ninguna).
     
    Por ejemplo, si el cónyuge macho maltrata a la esposa: automáticamente entran en juego dos principios católicos, el del matrimonio indisoluble por voluntad divina (lo cual es falso) y el del perdón 70 x 7 (con lo que la mujer queda totalmente indefensa hasta que la asesina el macho; lo estamos viendo una semana sí y otra también.
     
    La doctrina correcta de Jesús llevaría a ponerse radicalmente al lado de la víctima, en este caso la mujer y los hijos-niños si los hay (que ya están gestando locura al sufrir la violencia del macho en su madre), y defenderlos del cónyuge macho por encima de una institución que únicamente está para servir a la persona humana: el matrimonio, sea católico, civil, pareja de hecho o lo que sea.
     
    Lo jodido es que el matrimonio está intervenido por los jerarcas, aún hoy también en el imaginario de la sociedad española, pues durante siglos ha sido el católico el único matrimonio posible en la práctica en la España oficialmente católica.
     
    Construido el matrimonio católico por los jerarcas desde las alturas celestiales y no desde la persona humana pisando tierra (construido desde la imaginaria voluntad de Dios que creen saber los jerarcas pues se creen inspirados por el Espíritu Santo –ya tenemos la magia ancestral carcomiendo los cerebros-) la protección de la mujer y de los hijos queda relegada por los jerarcas, que dan primacía absoluta a la pretendida indisolubilidad del matrimonio y al perdón –que ellos nunca practicaron con su Santacruzada y su dictadura católicas-.
     
    Esa indisolubilidad la han hecho real en la sociedad española, la han impuesto bajo pecado mortal también en la legislación civil durante siglos, los jerarcas católicos, haciendo que su negocio católico fuera la religión oficial en España durante siglos (excepto en la última República, con la que acabaron con su Santacruzada y la dictadura católica que pretendían implantar con esa guerra y la implantaron durante decenas de años).
     
    Todo eso en nombre de Dios, en el ejemplo que he puesto, arrogándose conocer la voluntad de Dios e imponiendo en España que esa era la voluntad de Dios. Es blasfemia (como entiendo califica también Antonio), pero lo dicen públicamente y lo hacen y el catolicismo español se lo traga sin chistar.
     
    Las culpas de la jerarquía católica, en la violencia machista llamada de género hoy en España, son enormes, por mucho que el patriarcalismo y el machismo sean anteriores en el tiempo a la religión católica: pero los han fomentado y desarrollado a tope los jerarcas católicos con su doctrina que hoy siguen predicando como voluntad de Dios, involucionando hacia la edad media tridentina.
     
    Claro, ellos no se pueden casar, por voluntad de Dios, como todo lo que hacen y no hacen: sus mujeres los correrían a gorrazos, les complicarían el negocio católico del que tan bien viven. Así que no se casan ni dejan que sus curas se casen. El negocio es lo primero para ellos.
     
    Además el poder que se arrogan, pretenden los jerarcas que les viene de Dios, con lo que el machismo que predican adquiere tintes divinos, y deja a la mujer por debajo de la altura del barro, indefensa totalmente, pues se arrogan los jerarcas que lo que dicen y hacen es la voluntad de Dios.
     
    No entiendo cómo aguantáis las mujeres dentro de –bajo- semejante bodrio jerarca sin rebelaros estentóreamente, descalificándolos y deslegitimándolos totalmente como impostores que son.
     
    Si no te acaloras con estas bestialidades, ¿cuándo te acaloras tú, Ana?

  • Maite Lesmes

    Lo mismo en 2010 como hace cinco años, el Informe sobre la Juventud española revela los colectivos que menos valoran los jóvenes:   http://www.elpais.com/articulo/sociedad/jovenes/espanoles/tienen/opinion/deplorable/politica/Iglesia/elpepusoc/20101124elpepusoc_3/Tes
    En último lugar está la iglesia católica (quien hace el resumen del Informe, no señala si los encuestados se han referido a otras religiones, no qué porcentaje se dice creyente…):  “Sobre la Iglesia católica, pese a que una mayoría ha asistido a la clase de religión que imparten personas seleccionadas por los obispos, la juventud española opina que es “demasiado rica (76%), que se “mete demasiado en política” (64%), que tiene “una postura anticuada sobre la vida sexual de la gente” (75%); ” se mete demasiado en la vida personas de la gente diciéndole cómo tiene que vivir su vida” (63%) o que “dificulta con sus directrices disfrutar de la vida” /56%). Entre los aspectos positivos destaca la opinión de que las normas eclesiásticas “ayudan a vivir más moralmente” (40%) y “ofrecen al hombre un hogar espiritual y sinceramente religioso” (45%)”.
    Quienes conocemos de cerca el decreciente y preocupante nivel cultural y académico de los matriculados en los últimos lustros, no concedemos demasiada importancia a estos informes. Las últimas líneas del párrafo anterior revelan la falta de claridad en la exposición.

    Respecto del escrito de Juan José Tamayo, que suscribo totalmente y, a diferencia de otros que he leído que perciben cierto avance en la postura de Benito (el filósofo Reyes Mate en El Periódico, por ej.) concuerdo con él en que siguen teniendo un patológico problema con la dimensión afectivosexual del ser humano, no sólo -añadiría- con el cuerpo de la mujer, sino con el cuerpo humano a través de todas las fases de su proceso como humano. Se hacen un lío con la fecundación, con la gestación, el nacimiento, la identidad sexual, sobre cuándo se es persona, la relación con el otro sexo, los métodos anticonceptivos, morir con dignidad y sin sufrir inútilmente….  Problemas que dejan de serlo en manos de tantos cooperantes (muchos de ellos pertenecientes a congregaciones religiosas) que trabajan con y por las personas que sufren en países donde lo urgente no es hablarles de moral.
    Además de querer imponer su moral corta de miras, severa, “sin alma”, represora…, destacaría que la jerarquía se lleva la palma en ejercer la doble moral. Y no me refiero sólo al último caso de perversión sexual  por parte de un vicario, el de Algemesí (Cdad valenciana), que ocupa su ocio en descargar pornografía infantil. Sino a su constante incoherencia entre lo que predican y practican.
    Como dice Honorio, con este pseudolibro, Benito y sus interesados adláteres consiguen, además de pingües beneficios
    por la venta, estar otra vez en todos los medios. Que no da para mucho hablar del libro? pues tenemos camiseta de equipo de fútbol bordada con su nombre para Rouco. Y, entre aplausos y fotos, el cardenal promete que rezará para no sé qué éxito del equipo (no me importa olvidar el dato, paso de fútbol). Ya no sabe qué condecoración aceptar con tal de estar en el candelero, pero en el candelero lo que ha puesto es la talla de su teología…¡

    No olvidemos que hay más problemas que los que intentan enmascarar los que tienen cualquier tipo de poder.

  • ana rodrigo

    Querido Javier, respeto tu estilo acalorado cuando hablas del  (mejor dicho en contra) Papa y de la ICAR, pero creo que en el tema de la discriminación de la mujer he de decirte que, para desgracia de la causa de la mujer, ha sido universal en todas las religiones, en todos los tiempos y en todas las partes del mundo.
     
    Por lo menos en los países cristianos la  legislación civil se hace de forma independiente a la religión, cosa que no ocurre en los países musulmanes, donde la mujer está en peores condiciones.
     
    En este momento quien se deje influir por la moral o quiera depender de la Iglesia es porque quiere, puesto que la sociedad es lo suficientemente adulta como para aceptar o rechazar lo que la Iglesia haga o diga.
     
    No te niego que, quienes hemos nacido y crecido en el nacional catolicismo nos influyera enormemente la mentalidad de la Iglesia en éste y en tantos otros aspectos, pero yo que nací y crecí en esa mentalidad he podido liberarme de ella y tomar yo mis propias decisiones.
     
    Me parece que le echas demasiadas culpas al Papa y a la Iglesia. Tienen su responsabilidad, pero, no tienen la culpa de todo lo que pasa.

    Un abrazo

  • Carmen (Almendralejo)

    Javier de esto nunca hablarán, en las homilias de los grandes mitrados, porque somos, eso… ¡Mujeres!
    Solo tienes que ver los juicios que han dado en las noticias. Hijas relatando sus infancias, y como era la vida de sus madres, vomitivo todo.
    Humillante, para esa hija, esa madre tener que escuchar a sus hijas cuanto por no haberlo matado ante, han sufrido estas hijas…

    Sí digo matado, porque la Ley, defiende al maltratador, y las mujeres han pasado años sufriendo abusos de todo tipo, y al final lelvan su último vestido impuesto por ese mismo maltratador.

    Y es lo que cada que vez que una mujer sufre malos tratos debe hacer cuando la seudojusticia no actue, coger y defender su Vida con diente y como sea, y sobre todo a sus hij*s…

  • Luciano Vazquez

    El Cuerpo no es pecado.
    Dios nos ha llenado de sentimientos, sentidos e inteligencía, hagamos uso de ellos, nos quiere felices, llenos de amor, capaces de compartir.
    Quien es medianamente responsable, sabe que todo esto es hermoso, compartir tu cuerpo con la mujer que quieres, amar, apasionarse, llorar, sentir, vivir, todo ello es un regalo de Dios.
    Si Dios no hubiera querido, no nos habría hecho a su imagen y semejanza, la elección en la vida es personal, quien se une a mujer, vive su sexualidad, porque en ambos cuerpos la naturaleza ha sido provista de los medios para que los afectos y la creación tengan cabida y a través de ellos, las personas, no solo con palabras, sino con gestos humanos, hacemos al amor abarcador de todo.
    Como dice Jesús en (Marcos 9,6-8), cosa que sus discipulos no entendierón, pero que es tan simple como lo escrito.
    ¿Que en Roma no lo entienden?, por ello, no voy a dejar de amar a mi mujer.
    Paz para todos

  • anastasio bienvenido

    Este artículo de Juan José Tamayo Acosta me parece sencillamente infamante; lo sepa su autor o no lo sepa, me parece eso, infamante. Hasta el extremo de que me pregunto si contiene un átomo de verdad, una brizna de fidelidad al Evangelio y a la Iglesia, algo así como un soplo. Y conste que trataré de pasar por alto lo irrespetuoso que resulta contra la persona del Papa.

    Yo también creo en la realidad de la Iglesia pecadora, casta meretriz, necesitada de permanente reforma, que ha de incluir una posible reforma del papado y hasta del Estado del Vaticano. Pero pretender legitimar el uso “indiscriminado” del preservativo ni es un bien por sí solo, ni es, sobre todo, una práctica coherente con la doctrina de la Iglesia católica. Es más, se me hace que no es coherente ni siquiera con una ética cristiana ecuménica. El que mucha gente de nuestra sociedad eche manos de la anticoncepción, fieles católicos incluidos, no es motivo en absoluto por sí solo para legitimar el uso del preservativo; obviamente, se necesitan otros argumentos de peso más allá de la simple constatación estadística.

    En su libro La luz del mundo parece ser que Benedicto XVI revela que ni lleva consigo cartera con dinero -se podrá señalar que es que en realidad no le haría falta, pues el Papa no suele ir a comprar el periódico al kiosko de la esquina, la verdad- ni tiene cuenta corriente bancaria alguna. De modo que yo preguntaría a Tamayo, autor del infamante y antievangélico y anticatólico “El cuerpo es pecado”, si él va así de ligero de equipaje por la vida, él que tanto denigra al Papa. Cuando imparte una conferencia ¿cobra su buena pasta por ello? Como profesor universitario ¿cuál es su sueldo?

    Increíble que en nombre de la libertad de expresión y la reforma del catolicismo se puedan publicar artículos infamantes como el titulado “El cuerpo es pecado”.

  • Javier Renobales Scheifler

    Honorio Cadarso,
     
    Tu quoque fili mi le llamas SuSantidad al Papa? Vale, cada uno a su bola, como dices.
     
    En cuanto a la discriminación de la mujer, tanto en la vida familiar y laboral,  como en cuanto víctima de la violencia de género (violencia machista -63 o 64 mujeres van ya asesinadas este año en España a manos de sus parejas o ex-) no es en modo alguno ajena, a estas discriminaciones y violencia machista asesina, la discriminación eclesial de la mujer en la omnipresente ICAR.
     
    La discriminación de la mujer en la ICAR la mamamos en España desde indefensos recién nacidos, cuando nos meten los curas y jerarcas en la ICAR con la coacción del pecado original, del Limbo (cuando yo nací había Limbo si morías sin bautizar, según el asqueroso marketing del magisterio de la jerarquía, infierno si mueres en pecado mortal sin confesar con un cura –no con una mujer-  …) y demás filfas y patrañas al uso de los jerarcas.
     
    Los mediadores sagrados en toda esa supuesta relación de la persona con Dios son exclusivamente los machos eclesiásticos, quedando la mujer rotundamente excluida y discriminada salvajemente de esa posición de privilegio y superioridad en la ICAR.
     
    Y así durante siglos y siglos. Ello ha tenido sin duda un efecto devastador en el ojo masculino (y femenino) desde recién nacidos.
     
    Porque además los eclesiásticos, no contentos con esa discriminación  bestial, se han entrometido en la sociedad colocándose en ella como una casta superior, elevada por encima de los laicos, una casta  reservada por Dios exclusivamente a los machos, que eran los que podían predicar la moral en nombre de Dios, poniéndose por tanto ante los ojos de todos como muy superiores a la mujer.
     
    Es una inmensa falacia de efectos machistas devastadores, que ha coadyuvado de forma esencial, a mi modesto modo de ver, en el patriarcalismo de nuestra sociedad occidental, patriarcalismo que es más viejo que la ICAR, pero que ha sido y es fomentado a tope por La jerarquía de la ICAR.
     
    Aún hoy dice el Papa que es Dios el que quiere excluir a la mujer del sacramento del orden y por tanto del magisterio y de la dirección de la ICAR. Como si fuera el macho Papa, y no la mujer, quien puede conocer la voluntad de Dios y tratar de imponerla a la sociedad.
     
    Es muy dañina la mentalidad de los eclesiásticos de la ICAR obedientes con sus jerarcas.

  • Antonio Vicedo

    ana, con esto que expones (- “Siguen pensando que somos inmaduros, irresponsables e incapaces de tener conciencia propia si no estamos bajo su tutela.”) creo das en el clavo, si lo extendemos no sólo al Magisterio eclesiástico, sino a la mayoría de las gentes que han sido culturizadas en una religiosidad paternalista que ha sobrevalorado siempre los criterios de obediencia sobre los de libertad responsable.
    Cierto que, es este terreno las gentes de religiosidad, más o menos practicantes,  han evolucionado aún por intereses o satisfacciones de distinto orden, hacia un ejercicio práctico de independencia personal que se prueba en el progresivo avance de no hacerles caso en este terreno de la sexualidad práctica.
    Pero como esa independencia aún está afectando a la consideración de seria duda de incoherencia  creyente  en grandes sectores  en los que se valora la fe cristiana y la pertenencia a la Iglesia y ocasiona desasosiegos de conciencia por complejos fundados de culpabilidad, es bueno que, aunque eso de las excepciones a lo que se refiere Tamayo, haya implicado a la declaración y postura relativista del papa sobre el preservativo.
    Y baso mi razón en el que, con hacer esto el papa, aun con toda el contesto restrictivo en el que se instala, ofrece una prueba irrefutable sobre el ejercicio de la propia responsabilidad dela persona en el uso y ejercicio de su sexualidad. Si hay que comportarse con responsabilidad (que se apoya en la libertad) sexual ante agentes patógenos, como virus o bacterias, quiere decir que el uso o abuso de esta capacidad personal y el ejercicio relacional de la misma, también quedan inmersos en esa condición de sujeto libre y responsable de la persona que es, en última instancia quien tiene que valorar y responsabilizarse  respecto al ejercicio de esa capacidad humana de la sexualidad, como sucede con cualesquiera otras capacidades humanas puestas a disposición de la misma consideración siempre en tanto SUJETOS de TODA PERSONA.
    Desde esta perspectiva personalista de la libertad y responsabilidad humana ¿qué diferencia añadida hay en la sexualidad respecto a cualquier comportamiento de las distintas capacidades personales? ¿No tendrá que aplicarse a esta capacidad el mismo criterio teórico y práctico de medio de expresión para la vivencial realización del SUJETO PERSONAL, tanto respecto a lo que es básicamente vital, como a lo que supera este mínimo y se abre a satisfacciones que, siempre que respeten la propia o ajena condición de SUJETO PERSONAL gratifican y ennoblecen la plumiforme vivencia de goces y deleites? 
    En tanto seres humanos ¿se come, se bebe, se viste, se habita, se camina y viaja, se ve, oye u olfatea y se toca bajo el límite de lo que  nos exige como mínimo la vida?
     ¿Donde, en estos aspectos, se consideran como  USOS o ABUSOS  los ejercicios de las capacidades personales?

    ¿Y donde los han establecido las culturas represivas machistas laicas o religiosas en lo referente a la capacidad sexual humana LIBERADA por naturaleza del rigor instintivo de procreación   por el que se rigen casi todas las restantes especies de seres vivos?
    Claro que en la proyección teórica de los deseos y en la realidad de las actitudes concretas prácticas, puede darse  USO y  ABUSO ( en su doble consideración de NO USO. o MAL USO > del ab utere latino) de la personal sexualidad, pero ello  radica en la actitud implicativa de la LIBERTAD RESPONSABLE DEL SUJETO PERSONAL como en cualquiera de las puesta en práctica de todas las restantes capacidades personales.
    En cualquier atentado, de intención o de acción contra el carácter personal de SUJETO, PROPIO o AJENO, allí empieza EL ABUSO, llámese pecado o también delito, porque LO QUE VA CONTRA LA VIDA ya pertenece a lo que la ataca o violenta, cosa esencialmente mala y que se concreta en  MATAR.

  • Sergio Zalba

    El Papa Benito me provoca cada vez más vergüenza ajena.
     
    Es obvio que no dio ni medio paso hacia adelante. Ni lo dará.
     
    Como dice Antonio en su artículo, queda claro que se trata de una burda operación marketinera.

  • Jaume PATUEL

    La frase de Eduardo Galeano es muy luminosa. El cuerpo tiene su palabra que no se deja expresar por el mercado o por el dogma.  Por lo tanto, la liberación interior permtie vivir la sexualidad en su amplitud y profundidad. Ciertamente, Ratzinger sigue a Agustín de Hipona y éste no sabe situar la sexualidad por su problemática  vida.  El camino de represión inconsciente  hace que lo reprido salga por otros lados. Uno de estos lados es la prohibición, emanada de “Dios mismo”. ¿Cómo se sabe? Y las profundides emocionales son muy ambivalentes y no se puede o debiera  jugar la teologia (que no es más que un lenguaje mítico) como si Ddios quisiera loq ue la teología dice. 
    El libro tiene muchas cosas, pero en su conjunto es de enfoque más bien negativo de la Humanidad.  Agustin de  Hipona aún tiene mucho peso.

  • Gabriel Sánchez

    Un apunte poetico, de un gran poeta…compatriota, ya que de poetas compatriotas hablamos…

    ¿Y si Dios fuera mujer?
    pregunta Juan sin inmutarse,
    vaya, vaya si Dios fuera mujer
    es posible que agnósticos y ateos
    no dijéramos no con la cabeza
    y dijéramos sí con las entrañas.

    Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
    para besar sus pies no de bronce,
    su pubis no de piedra,
    sus pechos no de mármol,
    sus labios no de yeso.

    Un abrazo Juanjo…Gabriel

  • h.cadarso

      Tanto hablar del Papa y el condon, amigos, parece que le estamos dando cuerda a Su Santidad para que siga con su rollo…No sé si estamos cayendo en la trampa que se nos tiende, porque mientras tanto olvidamos los problemas reales que se le plantean a la mujer en la vida laboral y familiar…
      Pero no he dicho nada, cada uno a su bola…

  • ana rodrigo

    No deja de ser curioso que una sociedad que mayoritariamente no sigue la moral sexual católica, tenga tanto interés en seguir sus aportaciones, aunque sea en una entrevista periodística. ¿No será que el subconsciente colectivo de las sociedades occidentales están marcadas, casi genéticamente, por la moral católica y sienten una cierta liberación cuando escuchan algo que sintoniza con su realidad cotidiana?
     
    Me pregunto si los fieles seguidores del Papa que repetían literalmente lo que el Papa o sus portavoces decían hace cuatro días con respecto a que el preservativo no era fiable a la hora de evitar el contagio, con aquellas afirmaciones de que los virus se colaban a través del látex, si ahora han cambiado sus creencias cuando el Papa afirma que es cierto que el preservativo sí evita el contagio, o si la ciencia física ha cambiado y ahora ya el látex es impermeable, o si creen que el Papa no se equivoca cuando él mismo afirma que puede equivocarse, o si realmente se platean que ya son adultos y adultas para estudiar física y sicología humana y tener sus propios criterios.
     
    El constreñimiento que siempre hemos padecido en nuestra intimidad en relación a la sexualidad, procede de una socialización de que el cuerpo y todo lo relacionado con el placer corporal era pecado, desde la gula hasta la masturbación.  Eso ha evitado una auténtica educación ética desde la conciencia y la autonomía personal. Una persona con la formación correcta no tiene que estar a expensas de lo que diga el Papa.
     
    En realidad yo pienso que la moral sexual católica, hecha siempre por varones célibes, refleja, por una parte un desconocimiento (y si lo tienen lo disimulan) de la sexualidad humana, por otra parte proyectan su propia frustración, puesto que luchar contra algo tan natural como es la sexualidad en el ser humano debe ser muy duro, y, finalmente, una cierta venganza para que impedir que los y las demás no podamos disfrutar de lo que ellos se privan.
     
    Cuando una sociedad, como la española, intenta emanciparse de semejante carga opresora, el Papa y los obispos no se privan en descalificativos de laicidad agresiva, fe deicida, etc. etc. Siguen pensando que somos inmaduros, irresponsables e incapaces de tener conciencia propia si no estamos bajo su tutela.

  • P.L.

    Aclaración necesaria:
    Donde dice , “El Papa de la Iglesia católica sólo es creible..” debería decir: “El Papa de la Iglesa católica sólo es autoridad autoridad cuando…”

  • P.L.

    Yo tmpoco entiendo el revuelo porque  no sé si quien hizo la declaración al periodista fué el teólogo Rátzinger o el Papa de la iglesia católica.
    No todo lo que dice Rátzinger va a misa. Si quien lo dice esel teólogo somos muchos otros, J.J.Tamayo es uno de ellos, quienes no estamos de acuerdo con la teología moral que defiende Rátzinger.
    Personalmente no acepto ninguna enseñanza del Papa de la Iglesia católica, que provenga de confidencias a un periosdista. El Papa de la Iglesia católico sólo es creible cuando habla como cabeza del colegio apostólico, desde un concilio.

Deja un comentario