INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6469 Artículos. - 101138 Comentarios.

Mensaje final del Congreso

MENSAJE del XXX CONGRESO DE TEOLOGIA

Al finalizar las sesiones del XXX Congreso de Teología sobre Jesús de Nazaret, celebrado los días 9 al 12 de septiembre de 2010, que ha contado con una asistencia creciente con respeto a los últimos años, queremos hacer público un resumen de las reflexiones que han dado sentido a este congreso:

  1. Siguiendo el Concilio de Calcedonia (año 451),  aceptado por las diferentes Iglesias cristianas, reafirmamos en la doctrina de que Jesucristo “es perfecto en la divinidad y perfecto en la humanidad, verdadero Dios y verdadero hombre”, por lo cual sus dos naturalezas, la divina y la humana, están unidas “sin confusión”. Se funden el Jesús histórico y el Cristo de la fe.
  2. Desde planteamientos testimoniales, procedentes de cristianos de diferentes confesiones, comprometidos tanto en su dimensión espiritual como social, se  reivindica, y reivindicamos, la figura de Jesús en la experiencia cristiana, como el objeto central de la fe y redentor  de la humanidad. Hemos enfatizado la plena vigencia y actualidad de la figura de Jesús.
  3. A la pregunta de Jesús a sus discípulos: “Y vosotros ¿quién decís que soy?”, creyentes católicos, ortodoxos y protestantes, en una manifestación de ecumenismo activo, han expresado la dimensión de la fe en un Jesús liberador, compañero de viaje, con plena actualidad para un mundo que sufre la violencia, la discriminación, la intolerancia, los fanatismos, los abusos hacia las clases más desfavorecidas, el hambre… Un Jesús con frecuencia invisible pero que sigue estando próximo a quienes le invocan; un Jesús que dejó una herencia incorruptible: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”.
  4. Las mujeres han ocupado un papel relevante, tanto por su presencia, como por las intervenciones femeninas en diversas sesiones del Congreso. Jesús mantuvo una relación de amistad con las mujeres, una relación en la que queda patente la complicidad y la sintonía que había entre ellos; capacidad de diálogo y de convivir en el silencio. La casa de Betania, con Marta y María, se convierte en un lugar de intimidad y de paz. Jesús de Nazaret abre una puerta de esperanza y produce seguridad, respeto y dignidad a las mujeres en medio de una sociedad que con excesiva frecuencia la rechaza, y en la que los órganos de decisión y poder procuran someterla y convertirla en  instrumento de placer o servicio, reduciéndola a un plano de subordinación con respecto al varón; todo lo contrario a la práctica de la lapidación o a la negativa a la ordenación de mujeres, considerada arteramente por la jerarquía como un grave delito, al mismo nivel que la pederastia.
  5. Los jóvenes han tenido una presencia activa, igualmente desde la dimensión ecuménica, en distintos momentos del Congreso, sobre todo en la parte festiva y en las mesas redondas. Son jóvenes que viven la fe en sus lugares de estudio o de trabajo, colaborando solidariamente en proyectos de testimonio y servicio, tanto en el terreno educativo como el social. Ellos también han dado respuesta a la pregunta ¿quién es Jesús para mí? Y ante las dificultades de diálogo entre generaciones, lanzan un reto: es más importante hablar con los jóvenes que hablar de los jóvenes. Es una juventud comprometida con la fe más allá de tomar la religión como un simple club social.
  6. No ha faltado la perspectiva de Jesús desde otras latitudes, como ya es tradicional en estos congresos: África, un continente en guerra permanente, sometido a la explotación al servicio de multinacionales, y Latinoamérica, que lucha denodadamente por liberarse de leyes despiadadas del mercado al servicio de los poderosos. Jesús sigue presentándose como: camino de liberación para las clases más oprimidas, anunciando el Reino de Dios que, aún siendo una pequeña semilla, se afirma contra los imperialismos de toda índole; reafirmación de la intervención de Dios en la historia para producir una honda transformación; programa para construir una sociedad alternativa y contribuir a la solución de los desequilibrios sociales que existen entre el primer y el tercer mundo.
  7. La actitud dialogante, acogedora, pacífica y respetuosa de Jesús ante los disidentes, adversarios e incluso enemigos, constituye la alternativa y el mejor antídoto frente a los fundamentalismos que resurgen con violencia y están instalados en las cúpulas de las religiones, de la economía y de la política. La voz de Jesús nos convoca a no olvidar el diálogo interreligioso como medio de aproximación y forma de resolver los conflictos ideológicos.
  8. Revindicamos la hospitalidad como una de las actitudes fundamentales de Jesús de Nazaret que cuestiona en su radicalidad los comportamientos xenófobos y racistas de un sector importante de la ciudadanía y de algunos gobiernos europeos, que expulsan de su territorio a etnias y pueblos y enteros.
  9. Desde el XXX Congreso de Teología se lanza un reto a los creyentes en Jesús: se ha acabado el tiempo de los silencios. Son tiempos de testimonio, de compromiso, de avivar la fe en Jesús de Nazaret, de seguir sus huellas, de hacer nuestras las demandas de servicio y solidaridad con los más deprimidos, de ayudar a implantar el Reino de Dios entre nosotros como reino de justicia, de paz, de libertad, de igualdad y de fraternidad-sororidad

55 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Quisiera repasar ante los Cumpas de Atrio.org,
    La razón por la que escribí algunos exabruptos como:
     
    * Me avergüenza el “Mensaje” (13/9)
    * Quedo esperando lo que nos contarán Maite y Ana
     
    Y, luego de leer sus reporters, escribí:
     
    * “XXX Congreso de Teología” = +R.I.P (
    ···············
    No me hago ninguna ilusión de ser entendido,
    pues se trata de la precisión de un concepto, de un vocablo.
    ··············
    Este asuntito de apretar un vocablo hasta que se comprima y reduzca
    -sólo y únicamente-
    a lo que se va a guardar en ese paquetito bien envuelto,
    que va a llevar la etiqueta de lo que hay adentro,
    es el asunto de la Ciencia o Conocimiento.
     
    Las “etiquetas” son los “términos” con que se construyen las Ciencias.
    Se les llama, acertadamente, “términos”
    porque se les ha trazado los “límites” a su significación.
    Gracias a los “términos” (especie de Concepto endurecido-esclerotizado)
    es que se logra que cuando vamos a comprar “leche” no se nos desparrame.
    (una especie de “sachet” ¿no?)
     
    Con los “términos” se evitan los desparramos del puro y mero bla bla bla
    Quiero decir: del “hablar sin entender-se”; la simpática torre de Babel.
    ··············
    No otra cosa son los afamados “Diálogos” de Platón:
    Precisar “de QUÉ” se está hablando.
     
    Lamentablemente, los “científicos” suelen ser gente “abstraída” de la Vida cotidiana,
    no suelen degustar otros sabores como bailar, hacer deporte, sexuar, pasear, etc.
    [Pero no tienen ninguna culpa; es su felicitaria vocación;
    y a nosotros nos aprovechan sus des-cubrimientos]
     
    Los científicos “armadores” de Sistemas etiquetadotes
    justifican y ganan su existencia (a los “Profes” se les paga)
    con la construcción y transmisión de esos engendros “abstractos”.
     
    También los “Filósofos” y los Sistemas que se enseñan.
     
    Pero “al principio” (la filosofía) no fue así.
    Platón, luego del largo proceso de etiquetación,
    al final de la línea de proceso, vuelve a la Vida cotidiana.
     
    Mejor aun: “abre el paquetito” y como en una Fiesta celebratoria
     
    NOTA: las FIESTAS son el lugar y tiempo en que se concentra la emoción de un Ciclo de la Vida cotidiana.
     
    El “contenido” (la cosa) del paquetito abierto se pone a compartir con otros “paquetitos”
    que el liberado va des-atando en su danza libertaria,
    generándose un “trato mutuo” buscando la armonía, la unidad, verdad y belleza.
     
    ¿Qué es todo eso?
    Para caerse de culo, ¡che!
    Es un Cuento, es un Mito.
     
    Y allí, ¡claro!, los “científicos al uso” quedan des-colocados
    y, entonces, dirán cualquier pavada pour la galerie y/o para chapar unos mangos (al menos el periodismo)
    Ejemplo es lo del pobrecito y destartalado Físico, que ahora no me sale el nombre.
    ················
    Termino la “lata”.
     
    El “Término” enterratorio del Congreso ha sido el de NATURALEZA.
    Y, al menos, por dos razones:
     
    1ª) Es un término que tuvo vigencia (ya no la tiene) para las COSAS.
     
    2ª) Es un término que ni vislumbra, sino que oculta el Asunto de que el Congreso se comprometió a tratar:
    de Jesús de Nazareth.
    Y esto quiere decir ninguna “cosa” sino el Drama de una Vida humana.
    De lo que siempre se intentó: de los “Acta et passa Christi
    De lo que hacemos y nos pasa: eso es la Vida humana.
     
    No desesperemos y esperemos la conversión de la supuesta “teología”
    ¿A qué tendrá que convertirse? – Ya es esto demasiado largo – por ahora lo dejo ahí.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    Mi querido Pepe, se dice que para gustos los colores. Quiero decir que la forma de interpretar un texto puede ser diversa según dónde pongas la atención, el interés, la intención, el saber, la ignorancia o hasta los pre-juicios.
     
    Las frases que citas, a mi entender tienen distinto sentido cada una.
     
    Respecto a la clave de la ponencia, es decir lo que las mujeres enseñaron a Jesús, yo le doy la siguiente interpretación en el contexto del feminismo.
     
    En el tema de la desigualdad hay dos partes, las mujeres y los hombres, y, por tanto, ambas partes tienen que aproximarse en aquello que cada una de las mismas ha perdido en este proceso de convivencia. Las mujeres hemos perdido derechos, libertad y dignidad. Los hombres habéis perdido valores que humanizan y que tradicionalmente se ha denominado valores femeninos. El que Jesús, para sus seguidores/as, además de restituir los derechos, la libertad y la dignidad a las mujeres de su época, asumiera, practicase, y dignificase esos valores menospreciados por el hecho de ser cosa de mujeres, creo que es interesante.
     
    Yo siempre les decía a mis alumnos, ¡ojo!, no penséis que a vosotros no os toca hacer nada en la cuestión feminista, ¿de que serviría que las mujeres se liberen, si vosotros no lo asumís? ¿Para que serviría que las mujeres asumieran valores hasta ahora masculinos si vosotros no lo hacéis a la inversa? ¿Estaremos creando vidas paralelas o divergentes?
     
    Y, como ya dije, a efectos de humanizar a Jesús en cuanto un hombre que fue creciendo y madurando, en este caso, en contacto con las mujeres, me parece muy interesante, a efectos de que Jesús no nació Dios-perfecto. La misma escritura dice que Jesús crecía en sabiduría.

  • pepe sala

    Me temo, mi querida Ana, que puedo empecinarme. Aunque te vendrá bien, puesto que yo juego en tu equipo, en esta ocasión. Creo que no eres pragmática en tu análisis. Me baso, simplemente, en la ponencia que tú misma nos has aportado. En ella descubro más de lo mismo, respecto a la mujer, como servidora del varón. Veamos algunas aportaciones de la monja ( del Evangelio y las Cartas Paulinas también, además de los conocidos como Padres de la Iglesia):
     
    1: Siempre que Jesús es tocado, ungido, bendecido es por una mujer.
    2: ¿ Ves dónde está su cercanía, de su hospitalidad, ves cómo todo su cuerpo se ha implicado en recibirme?
    3 Las mujeres cuidaron de su cuerpo desde el principio hasta el final de su vida.
    4: La mujer pone la levadura en la masa.
    5: También los perrillos comen las migajas de sus DUEÑOS ( resalto el palabru)
    6: Ella le llama SEÑOR ( también resaltado)
    7: Las manos de María acarician los pies de Jesús ( yo suelo hacer lo contrario con mi esposa y no me siento menos por hacerlo)
    8 : Le sirven la mesa y le lavan los pies. ( Jesucristo lo hará con los varones, pero no me consta que lo hiciese nunca con una mujer)
     
    En definitiva, mi querida Ana, que si esta es la forma de solicitar la IGUALDAD de género, entieno perfectamente a mi difunto suegro andaluz, dependiente absoluto de la mujer y de las HIJAS ( que no los hijos) y machista por tradicción. Menudo desastre cuando le faltó la mujer a su lado…
     
    Del machismo de Pablo de Tarso, Agustín de Hipona, Juan Crisóstomo, Tomás de Aquino… mejor no hablar, y seguro que tampoco se hablo en el famoso Congreso ” progre-sista”.
     
    Pues apaga y vamos…

  • Carmen (Almendralejo)

    Toda y cada una de las exposiciones que se han descrito en torno a la mujer con respecto a Jesús era para desanclarla de todo el servilismo nihilista hacía la mujer como Ser y Persona.Ella, es parte integrante de la misma Creación de donde parte el hombre con el mismo ADN, y con las mismas necesidades de D*s.Claro está que ese empoderamientos de vasallaje contra quien está enfrente ni está en D*s ni es parte de la cultura femenina.De ahí que siempre nos traten como “las bobas” que quedan atontadas porque el cura las llama, el teólogos le dicen ven y habla…

    No somos tan felices por aquello  limpiar, nos gusta ser diaconisas, sacerdotisas, obispas, papales.
    El altar con las calvas de los santo en las iglesias ya las tenemos muy vistas, y hemos quietado mucho polvo y telarañas, todas y cada una de las que ellos siguen teniendo en sus “cocos”
    Estas monjas, no dejan en su mayoría de ser lo que son, porque si dicen lo que muchas piensan de verdad y cuando no están en público les pasa como a otros teólogos que siguen en sus congregaciones.

    Me cuesta entender que nos quejamos de la jerarquía y vamos a estos sitios para seguir escuchando a más de lo mismo, jerarquías, de políticos afines a nosotros, monjas, siempre las hay, y teólogos o muy viejecitos que ya dan penas verles, hacerles venir para esto o simplemente nos escuchamos a nosotros mismo, que esto guata más.

    La verdadero trama que encierra los textos de aquellos encuentros de Jesús con las mujeres, son denuncian, que se deberían pasar por el tamiz de aquella cultura, arrastrándola a la hora actual, como se ha hecho con otros tantos temas, que no han quedado ocultos en los siglos que fueron redactados.
    La evolución está para todo en conjunto, no solo para subirnos en el papa móvil, o ejecutar por herejes a quienes denuncian a otros por ser o estar formando parte de ese entramado involucionista, aunque se diga que son otros.

  • ana rodrigo

    Mi querido Pepe Sala, ya sabes que yo respeto tu opinión como la de cualquier otra persona. Pero creo que la visión de lo que Jesús aprendió de las mujeres es justa, necesaria y oportuna.
     
    Yo siempre había escuchado y leído, en tono patriarcal y paternalista, lo que Jesús había hecho por la liberación de las mujeres. El que se nos haga ver que las mujeres también tenían algo que enseñar a Jesús y que éste a su vez, tuviese la gentileza y la humildad de elevar el nivel de eso que llamamos valores femeninos a la categoría de valores universales para hombres y para mujeres, creo que fue una aportación muy interesante a  sus tiempos y a todos los tiempos. ¿Por qué debe haber valores sólo para mujeres “prohibidas”, a su vez, a los hombres porque, quizá, les afemine? Creo que Jesús fue un adelantado en dignificar y liberar a la mujer y a las mujeres en principios éticos válidos para las mujeres de cualquier tiempo y cultura.
     
    Y no creo que sólo fueron valores femeninos. La mujer sirio-fenicia le afeó a Jesús que fuese un xenófobo y no quisiera ayudarle a ella por ser extranjera, por no ser judía. Y Jesús tuvo que dar marcha atrás y corregir una actitud tan evidentemente injusta.
     
    La mujer en tiempo de Jesús era, como lo sigue siendo ahora, objeto de tentación para los hombres, por su menstruación, era impura, por ser mujer era la débil, lo mismito que ahora. Jesús, en cambio se deja toquetear por mujeres pecadoras, por mujeres amigas, por mujeres impuras (la hemorrisa), y con estos y otros gestos, Jesús hace con las mujeres lo que no se hacía en su tiempo por parte de los hombres.
     

    Dice Mariola en otro momento: Jesús vivió una sintonía y una alianza con las mujeres de su tiempo,  ellas eran bienvenidas en su estilo de vida y tenían su lugar. De ellas toma experiencias e imágenes para hablar del Reino: la mujer que pone la levadura en la masa (Lc 13, 20-21), la que busca la moneda que se le había perdido y se llena de alegría al encontrarla (Lc 15, 8-10)… La dimensión femenina de la vida le evoca a Jesús  las inmensas posibilidades que abre en nosotros la receptividad.”

     
     
    PD: El que fuese una mujer y  monja, creo que es secundario pues a las personas hay que valorarlas por lo que son, no por su estatus social, y esta persona, Mariola López, yo la valoro por el trabajo que ha hecho y no por su estatus social. Fue de los ponentes la que más aportó de novedoso y la que más se lo había currado. Lo mismo ocurrió con otra mujer Nidia Arrobo que habló de monseñor Proaño y del pueblo indio, ambas fueron las más aplaudidas después de Jon Sobrino.

Deja un comentario