Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7155 Artículos. - 109121 Comentarios.

La guerra de Dios contra el matrimonio homosexual

Hoy es un día decisivo para que se apruebe definitivamente en Argentina la ley sobre el matrimonio homosexual. Y la Iglesia Católica, liderando a otras religiones, ha tocado a rebato. Es la guerra de Dios contra un proyecto del diablo. Informa sobre ello Soledad Gallegos en El País de hoy. Nosotros reproducimos otro contundente artículo de opinión del argentino Jorge Gadano que nos llega a través de Argenpress.Dos mujeres corriendo en la playa

La guerra santa del cardenal Bergoglio

Jorge Gadano (RIO NEGRO ON LINE)

El cardenal Jorge Bergoglio, ex jefe de la Compañía de Jesús en la Argentina, hoy arzobispo de Buenos Aires, convocó la semana pasada a una “guerra de Dios” contra el proyecto de ley que modifica el Código Civil para posibilitar el matrimonio entre personas del mismo sexo. La ley de matrimonio civil de 1888 acabó con el monopolio eclesial del matrimonio, pero mantuvo la restricción que lo permitió sólo para personas de distinto sexo.

Sorprende, en pleno siglo XXI, la convocatoria a una “guerra de religión” como las que se suponían concluidas con la Paz de Wesfalia, en 1648, a más de 70 años de que, en la llamada Matanza de la Noche de San Bartolomé, turbas católicas, movilizadas contra el matrimonio de la princesa católica Margarita de Medicis con un príncipe protestante, masacraran a los partidarios del príncipe en las calles de París. Entonces, como hoy, una católica debe casarse con un católico.

Lo que no puede sorprender, sin embargo, es que sea un jefe jesuita quien convoque a una guerra, porque la Compañía de Jesús es una organización religiosa militarizada (de ahí el nombre de “compañía”) creada por San Ignacio de Loyola, un líder con formación militar que fue el primer “general” de la orden.

El Papado y la Inquisición bendijeron a la Compañía, nacida en 1534 para enfrentar la rebelión protestante encabezada por Martín Lutero, quien a principios de siglo había denunciado a la jerarquía católica por el corrupto tráfico de indulgencias y la alianza con los poderes políticos.

La “obediencia debida” reclamada por Ignacio a sus soldados fue definida por él en las “Constituciones Jesuitas”, que exigieron a cada militante “ser disciplinado como un cadáver”. Así, los jesuitas lograron contener el avance protestante y mantener la autoridad irrefutable del Papa y la persecución inquisitorial a cualquier disidencia.

En esos mismos términos guerreros, emparentados con el fundamentalismo talibán y con la Yihad (guerra) islámica, Bergoglio se asume en estos días como el líder de la lucha contra la mayor herejía de nuestro tiempo, que es el llamado “matrimonio gay”. Los ejércitos que lo siguen no son solamente los de identidad vaticana. También responden a su convocatoria las huestes evangélicas que, en Río Negro y Neuquén, se expidieron en coincidencia con el clero católico en una solicitada que reivindica el matrimonio como “una creación de Dios que hemos adoptado y aceptado”.

Si les gusta así, pues sea. Pero en la Argentina no hay religión de Estado (como sí la hay en algunos países islámicos). En este país el matrimonio, tal cual fue legislado hace más de un siglo, es una creación del Congreso, que hizo justicia en la segunda mitad del siglo XIX a los millones de inmigrantes llegados a este país que pertenecían a confesiones religiosas que no eran católicas, o a ninguna.

Las “Iglesias Evangélicas de Río Negro y Neuquén” que firman la solicitada están a favor de que “la prostitución callejera” sea tenida como un delito. La comparan con “muchos impuestos (que) son abusivos y extorsivos” y se preguntan si “las leyes expresan el bien para la mayoría”. Para ellas, “con el tema de la homosexualidad asistimos a un caso similar” al de la prostitución, porque “la legalidad nos obliga a aceptar algo que no es moralmente aceptable ni éticamente correcto”. Contra la adopción de niños por parejas del mismo sexo las iglesias reclaman que se atiendan los derechos de los niños y niñas “tan vulnerados de miles de maneras”. Una de esas “maneras” es la pedofilia, de la que se publica tanto hoy gracias al aporte de no pocos clérigos que el Vaticano ampara.

A todas luces, parece imprescindible hoy una lectura histórica de la moral cristiana que flameó en las guerras contra herejes y judíos, levantando la cruz junto a la espada de los Reyes Católicos en la conquista de América y la esclavización de sus pueblos, en la hoguera que silenció a Giordano Bruno, en la tortura a Galileo Galilei.

Volviendo a Bergoglio, el convocante. El ocho de mayo pasado presidió un acto en la basílica de Luján en el que el médico Justo Carbajales leyó el documento titulado “Manifiesto de la Esperanza”, que exhortó a no votar por los dirigentes corruptos. El texto habla de “la maravillosa responsabilidad cívica de los que tienen fe en Dios” porque la fe “da vida a la esperanza” y es “la certeza de lo que se espera, prueba de lo que aún no se ve”.

Con más fe en la ciencia que en los dogmas bíblicos, Galileo probó, contra lo que se veía, que la Tierra giraba alrededor del Sol, y en aquellos mismos tiempos William Harvey descubrió la circulación de la sangre. Más cerca de nuestro tiempo otro inglés, Carlos Darwin, sepultó en su libro “El origen de las especies” la fábula de la creación escrita en el Génesis.

Movida por su espíritu combativo, Bergoglio resucita a un enemigo de la humanidad, Satanás, señor del Infierno, que con Juan Pablo II en la silla pontificia era una abstracción según alguna fuente vaticana. Incluido en la guerra de Dios como enemigo principal, el Diablo vuelve ahora como animador de homosexuales, lesbianas, transexuales, prostitutas callejeras y, en fin, todo cuanto signifique sexo, sinónimo del pecado que aleja a los pecadores de una paradisíaca vida eterna que los ministros de Dios prometen a los justos que se les someten.

No está solo el cardenal. Vino a ayudarlo desde España el jerarca del Opus Dei Benigno Blanco, quien ya se reunió con Carbajales y con Gastón Bruno, vicepresidente de una asociación de congregaciones evangélicas. No faltó al divino encuentro un Centro Islámico de la República Argentina. En fin, que todo se está haciendo como para que en la movilización de hoy haya mucha gente.

45 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Pues a mí me gusta… el pimpiririmpimpim!!!!
    Pero entre Atriense y Atriero prefiero la primera, porque no tiene desequilibrio por razón de género. Ya saben, las palabras tienen su importancia como PORTADORAS de realidades sociales.
    Otra que me gusta para Atrio es FAMILIA
    Un abrazo

  • Sergio Zalba

    Bueno….
    Puestos a elegir (y fuera de la santa guerra cardenalicia), a mí me gusta atriero.

    Pero no en el sentido de quien ‘trabaja’ en Atrio, sino de quien lo construye.

    Va! gustos son gustos…

  • oscar varela

    Hola Luis G. Morán!
     
    Agradezco tu consideración;
     
    has logrado algo difícil: Ponerme “rojo” de vergüenza.
     
    ¿Tendrá que ver con el Mundial de fútbol?
     
    Todo se ha ido tiñendo hacia el “bermellón”.
     
    ¡Felicitaciones! De verdad me alegro.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.
     

  • MAR Medina

    Puestos a jugar con las palabras, aunque me desvíe un poco del hilo, y usando el concepto juego en su función infantil (modo de aprendizaje), a mí Atrio no me sugiere exilio, sino acceso o entrada, lugar anexo a edificios, pero que forman parte del mismo, si se refiere a casa, sinónimo de zaguán (hermosa y vieja palabra), que sirve de entrada y está inmediato a la puerta de la calle… Pero mejor no “discuto” contigo de cuestiones arquitectónicas, Pepe, que me darás sopas con ondas…

    La cuestión es que Atrio sugiere, por todo lo dicho, lugar de paso y de encuentro, como la vida misma…

    Saludos cordiales

  • Luis González Morán

    Oscar Varela:
    El mero hecho de que haya dibujado una insignificante nota marginal a tu comentario, (que es simplemente un guiño) ya es una señal inequívoca de que me interesa lo que dices, lo que no dices, lo que ben-dices y  lo que mal-dices.
    Te sigo en cercanía, porque al leerte comparto contigo el gozo inexhaurible de sentirme vivo: y la vida, a veces es un suspiro, a veces, un rumor de soledades, a veces un susurro, a veces un grito, a veces un desgarro: pero todo ello es vida.  Y a lo largo de tu participación en Atrio he comprobado (admiradamente) que manejas un buen repertorio de “sonidos de la vida” que se vuelven sonoros en tus palabras entre-cortadas y en tus negritas tan poco redondas por afiladas. 
    También sorprende gratamente cuántos registros del “rumor” de la vida se perciben en el Atrio.
    Un abrazo, amigo!

  • pepe blanco

    Pues yo, a los habitantes residentes en un atrio, los llamaría exiliados. Lo cual presupone interpretar un atrio como el territorio del exilio.

    A los habitantes eventuales -visitantes ocasionales- de un atrio, los llamaría turistas o viajeros (según su intención sea la de pasar de largo, o bien la abrirse a la posibilidad de quedarse a vivir)

  • MAR Medina

    Hola Oscar, yo también lo he pensado a veces, y aunque no soy “casticista”, se me ocurre incluso una tercera posibilidad y podría usarse cualquiera en función de lo que se quiera destacar, a saber:

    Atriense como gentilicio, como relación o pertenencia, podría decirse de quien habita en Atrio.

    Atriero
    como oficio, ocupación o profesión, podría decirse de quien trabaja en Atrio.

    Y ambas cosas las hacemos quienes asomamos por aquí, valdría cualquiera de ellas.

    Como ocupación también podríamos decir Atrista, anagrama de artista, pero no suena bien.

    Personalmente me resulta más eufónico Atriense, y me atrae su evocación de la cultura griega y su amor por el pensamiento, rasgo esencial de Atrio, ¿no?

    Saludos cordiales

  • oscar varela

    ¡Gracias Rodrigo por poner un poco de música a los diálogos atrienses!
    ···········
    ¿Algún casticista podrá desasnarme?: ¿se dice “atriense” o “atriero”?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Por mi parte, yo me conformo con que en mi próxima vida reencarne en uno de estos gusanos 😉

  • Rodrigo Olvera

    Mi estimado Oscar… ¿estás seguro que tu nombre no es Bruno del Breñal?
     
    http://www.youtube.com/watch?v=JIPaB2BHXRo (primera parte)
    http://www.youtube.com/watch?v=hdOdM4aA-x4 (segunda parte)
    http://www.youtube.com/watch?v=UpBF5LPJEKM (tercera parte y final del discurso sobre los que saben y los que no saben)
    http://www.youtube.com/watch?v=FZpQ4BukFww (canción de síntesis)
     
    Creo que disfrutarás completas las hipnóticas Crónicas de Bruno del Breñal 😉  [en la barra vertical de los videos se pueden ver las siguientes]

  • oscar varela

    Hola Luis González Morán!
     
    Gracias! Tal vez tengas razón; o, mejor dicho, varias,
    que paso a dialogar contigo por si tu consejo pudiera mejorarme.
     
    1ª) mi difusión en Atrio:
    Intentaré moderarme.
     
    2ª) tontería o estupidez:
    Lo tenía pre-visto como “chasquido de dedos
    Es lo que hace el hipnotizador.
     
    Opino que un enorme porcentual de las “creencias” religiosas nos tienen hipnotizados.
    Del estado hipnótico o cataléptico no se sale con “ideas” sino con “palabra clave y gesto sonoro”
     
    Se trata de un verdadero ataque a la sonambulancia. Ataque, e.d. ofensa.
     
    Yo he notado en mi modo de expresarme –aun teniendo la preparación para hacer un “discurso delicado”-  opto por uno ofensivo, (bruto y casi obsceno, a veces) que tú has captado muy bien. Y si ahora, al dialogarlo, considerás que te sirve ¡enhorabuena!; pero si te pareciera deshonesto de parte mía , te pido disculpas. Pero al anoticiarte ahora de mi intención, creo que no te harán falta.
     
    Un rasgo de que me has captado a fondo, y del que te burlás, es mi “hábito” de usar guión separador en las palabras compuestas. Es una manera “literal” del “chasquido de dedos”. Ahora que te explico “mi modo” creo que no lo tomarás a mal, e. d. como si fuera una bofetada. Sólo un “chasquido de dedos”. En la medida que uno va dejando de ser “tonto o estúpido” le es suficiente.
     
    Todo esto tiene -desde Del Bono- su suficiente teoría justificatoria; la del “Pensamiento lateral”.
     
    Es cierto que los vocablos “tonto” o “estúpido” tienen un significado de descalificación moral. Pero la tal “moralidad” enraíza en una “ontología” biográfica.
     
    El “tonto” no es “el que no sabe” sino todo lo contrario “el que se cree que se las sabe todas”; un “sonámbulo” imperial de su estado kataléptico. A todos impone su opinión … sin ningún cuidado.
     
    Y el “estúpido” coincide con el tonto, al señalar el vocablo el trayecto a través del que ha alcanzado la estupidez: “de estupor en estupor”.
     
    3ª) brillantez y ecuanimidad de mi comentario:
    Se trata de un ejercicio irónico que te permitís.
     
    La ironía consiste en “ocultar lo que se piensa diciendo lo que no se piensa”.
     
    Yo la tengo en alta estima porque:
    a)  hace más humano el trato.
    b) muestra una elevada capacidad de elegancia (inteligencia) y discreción.
    ···········
    Concluyo diciéndote que no pienses que estoy siendo “falsamente” irónico.
     
    Hace tiempo que he aprendido (porque no crece como los yuyos, solitos),
    aprendido a no querer ganar sí o sí. Soy de cuerpo y alma deportista.
    A mí me encanta el riesgo y la alegría de poder competir (fair play).
    Has conseguido “des-nudarme” un poco
     
    Un fuerte abrazo, y gracias Luis! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pues yo te felicito, Oscar Varela,
    No sólo por cómo escribes, sino también por la victoria humanitaria (por lo tanto cristiana)  que habéis conseguido los argentinos, en la que tú seguro has participado activamente, al hacer legal el matrimonio de parejas de homosexuales, chicos o chicas, pese a la jerarquía de la involución, la jerarquía oficial católica.

    Si no hay amor, no hay matrimonio, por muchas condenas que la jerarquía lance. Y si hay amor de pareja, hay matrimonio cristiano.

    Mucho más humanitaria esa victoria, que la del mundial de fútbol, puro pan y circo que padecemos, que ya padecieron los de a pie desde los Emperadores romanos, de los que nos queda aún algún obsoleto vestigio todavía involucionado hacia el Medioevo (y lo que te rondaré, moreno, gracias a los que le apoyan con su ‘comunión plena’).

    http://www.redescristianas.net/2010/07/19/otros-mundiales-pendientesbenjamin-forcano/
     

     

     

  • fray Bernardo

    Lo que tenemos que aguantar,aunque digamos que no hacemos caso,la verdad es que duelen las soflamas apocalipticas que llegan atraves de los obispos por orden del vaticano.
    ¡ la familia! la perfecta,la ideal. Mentira! es mentira.Yo he sufrido mucho de pequeño y todavía tengo cicatrices.
    Vivir juntos sin amor (en familia) es una prostitución, es pecado.
    El AMOR es el mensaje de Jesús.Cuando el niño viva en un ambiente amor,sean hombres o mujeres,allí hay matrimonio.
    Malditos sean los que tergiversan el mensaje de  JESÚS.
    Fray Bernardo

  • Luis González Morán

    Oscar Varela:
    Dice Ud. en la última entrega de su in-con-tenible e i-rre-frenable di-fusión en Atrio:
    “Estupidez o tontería que siguen algunos irredentos estúpidos…”
    Claro, si son estupidos… tiene que seguir la estupidez.
    Brillante aportación.
    Desde luego, me encanta la gente ecuánime.

  • oscar varela

    Hola!

    Bien dicho por Maite Lesmes:

    – “Pronto muchas personas se irán liberando de la farsa de la “obediencia” indebida que les ha mantenido infantilizadas y en la creencia de que obedeciendo al superior de turno cumplían la voluntad de Dios.“-
    ················
    Estimo, además, que -en lo que conozco de Argentina- la Gente ya “hace rato” está liberada de estas y otras “obediencias indebidas“.

    Lo que va apareciendo “publicado” es una manifestación postrera de lo que La GENTE vive en la silenciosa cotidianeidad.
    ·············
    En estos asuntos “sexuales” considero que:

    * Las Jerarquías católicas (creo que en las “religiones” es parecido) la cosa raya en la estupidez (Maite Lesmes es mas delicadamente Académica para enunciarlo).

    Estupidez o tontería que siguen algunos irredentos estúpidos, con los que poco se puede hacer desde afuera; sus familiares internos y generacionales les sacarán la lengua a su debido tiempo.

    La cosa se cae de madura por lo tautológico: “los viejos son viejos” ¿o no?

    * El curerío “progre” cumple una excelente labor de reciclado y retroalimentación de la genuina realidad vital de La GENTE. Fuera de esa específica e importante “función” vital, su actuación es de seguimiento.

    En este segmento de la vida humana (el ejercicio SEXUAL) el vigente curerío (algo menos el monjerío porque ellas están más cerca de la vida biológica) por más “progre” que lo intitulemos, está a la zaga e incapacitado de obtener ningún Trofeo de primacía. La falta de “idoneidad” se basa en que:

    * o no ejerce la actividad de la que opina (la sexualidad)

    * o si la ejerce, la ejerce clandestinamente, lo que la vicia de su frescura y riesgo.

    * o la ejerce “de oídas” confesio-guías, que por ser “casos” y “pocos”  en el conjunto social de La GENTE, sólo conducen a falsos diagnósticos.
    ·········
    ¿Habrá algo de esto que pienso-digo?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Maite Lesmes

    Una muestra más de que la jerarquía de la ICAR, en cualquier lugar y tiempo, sólo se moviliza por cuestiones de sexualidad y de poder (sobre las conciencias, económico…). Como apunta Pepe Blanco, tienen un déficit académico o desconocen que cada vez más las personas se ilustran y liberan más cuando conocen que casi todo es aprendido o cultural.  Además de la atracción y amor mujer-hombre, existen y son respetables otros modos de atracción y amor. Igualmente, no hay un solo modelo de familia, sino múltiples estructuras de parentesco.
    La familia es un constructo cultural. Como todo lo demás. Y, or ello, variable.
    Pretenden ignorar que la familia ha cambiado para aferrarse al modelo que pretenden perpetuar, perdiendo además la oportunidad de elaborar una pastoral adaptada a los diversos modos de familia existentes que, al sentirse juzgados o excomulgados por la institución, pasan de ella.

    Idealizan la familia como si fuera una institución perfecta, cuando los mayores sufrimientos se dan, precisamente, en la familia.

    Celebro que Argentina haya sido el  primer país de LA que haya regulado las uniones homosexuales. Celebro que se vaya extendiendo el plante de personas como Nicolás ALESSIO y el colectivo Angelelli, ante las órdenes irracionales e injustas de un jerarca.  Pronto muchas personas se irán liberando de la farsa de la “obediencia” indebida que les ha mantenido infantilizadas y en la creencia de que obedeciendo al superior de turno cumplían la voluntad de Dios. Si conociéramos el proceder de Dios, seguro que iría en la línea de promover todas las potencialidades de la persona,  en absoluto estaría empeñado en su anulación.
    A estos suplantadores de Dios les va a durar poco sus máscaras.

  • pepe blanco

    Este comentario no tiene que ver con la ley argentina de matrimonios homosexuales, pero sí con la iglesia y con el matrimonio. Como me parece una noticia relevante, voy a colgarlo aquí.
     
    Hoy, La Voz de Galicia, publica las estadísticas oficiales sobre los matrimonios celebrados en Galicia durante 2009: los matrimonios civiles han superado ya a los canónicos. El porcentaje es de casi un 52% (civiles) frente a un 48% (religiosos). En algunas ciudades, como A Coruña, el porcentaje de matrimonios civiles alcanza el 60% del total.
     
    – Para los extranjeros, comentarles que, aunque no lo parezca por estas estadísticas, se supone que Galicia es una de las regiones menos desarrolladas de España, desde casi cualquier punto de vista que se considere el desarrollo.
     
    – La noticia puede leerse con detalle en la página web de La Voz. No obstante, no aparecen allí algunas gráficas que sí figuran en la edición impresa. En ellas, se aprecia cómo en el año 2000, el número de matrimonios religiosos triplicaba el de los civiles (en la provincia de A Coruña); en Lugo, casi los quintuplicaban. Es decir, en una década (durante la primera mitad de la cual gobernaba el PP, tanto en Galicia como en España, no lo olvidemos) la preferencia de los gallegos se ha decantado claramente hacia el matrimonio civil. El vuelco creo que se puede calificar de espectacular. Por lo menos a mí me lo parece, por eso he creído oportuno comentarlo aquí.

  • ana rodrigo

    Mi querido Rodrigo, “y los sueños, sueños son…”

  • Rodrigo Olvera

    Soñé que le preguntaba a Jorge Bergoglio su opinión sobre el hecho de que el Derecho Canónico obligue al celibato a los ministros ordenados; y si era un mecanismo de control político de la jerarquía.
     
    Soñé que me contestaba: “Aquí también está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra. No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una “movida” del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios.”
     
    Dirían en mi pueblo: “sueños guajiros”

  • oscar varela

    Hola Luis Pesciallo!
     
    La frase “rumorosa” de “tiende a” se encuentra en la sintáctica oración de la carta que dice:
     
    – “La esencia del ser humano tiende a la unión del hombre y de la mujer como recíproca realización, atención y cuidado, y como el camino natural para la procreación”-
     
    Apoyo tu crítica.
     
    Si Bergoglio quería ser “contundentemente claro” debería haber dicho “consiste en”.
     
    Al usar “tiende a” deja algunas puertas y/o ventanas abiertas para “escabullir-se”.
    ··············
    La “AMBI-VALENCIA” es camaleónica. Hasta podríamos hablar en estos casos de “PLURI-VALENCIA”.
     
    El “camuflaje” no tiene “consistencia”; sólo “tiende a” una cosa; para luego “tender a” otra …según la ocasión; como el mencionado “camaleón”.
    ·················
    Sin  embargo la mayor contradicción salta cuando la oración es introducida por una definición “estática, invariable y sustantiva” diciendo: “la esencia” del ser humano …
     
    Por un lado el cardenal pisa un firme suelo horizontal: afirma cuál sea la “esencia del ser humano”.
     
    Por otro lado el cardenal argumenta desde una inclinada “tendencia a ” de ese ser humano.
    ···········
    Todo esto es muy comprensible. Se trata de un “prejuicio”; el Prejuicio escolástico.
     
    Lo que ocurre –al menos a mí- que la “Escolástica” no es el “suelo” por el que transito (ni transita n/época), sino un “sub-suelo” que aluvionalmente nos hubo pasado a los occidentales, ¡nada menos!; pero también : ¡nada más!
     
    ¿Puede ser?
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Para el que tenga ganas de leer opiniones:
    Oscar.
    ···········
    La aprobación del Senado argentino vista desde España – Madrid , 16 Jul. 10 (AICA)
     
    El Senado argentino aprueba la legalización del “matrimonio” entre homosexuales”, con lo cual “se abre la puerta al “matrimonio” gay en Hispanoamérica”, titula el boletín “Análisis Digital”, del arzobispado de Madrid, al informar sobre la aprobación del matrimonio antinatural, y luego agrega 10 razones para entender por qué el Congreso argentino lo aprobó. A continuación, la información tal como la dio el boletín madrileño:
     
    La información en “Análisis Digital”
         Con 33 votos a favor y 27 en contra, el Senado convirtió en ley el proyecto que modifica el Código Civil para habilitar el matrimonio entre personas del mismo sexo. El debate duró 14 horas y tuvo momentos de tensión. La iniciativa fue apoyada por el kirchnerismo y algunos senadores radicales. En cambio, en contra lo hicieron la mayoría de los senadores pertenecientes al peronismo disidente, así como la gran mayoría del bloque radical.
     
         La aprobación se produjo tras más de 14 horas de debate, que incluyeron momentos muy álgidos, sobre todo al final, cuando el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, consideró que un artículo del proyecto de Unión Civil presentado por el peronismo disidente tenía connotaciones “nazis” por prohibir la posibilidad de adopción por parte de las parejas homosexuales.
     
         A continuación, la justicialista puntana Liliana Negre de Alonso, entre lágrimas, le reclamó a Pichetto que se rectifique por haberla llamado “nazi”, a lo que el representante de Río Negro así lo hizo.
     
    Podrán adoptar
         La iniciativa que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo permite la adopción, así como la práctica de métodos de fertilización asistida.
     
         Al momento de votar, el Senado primero debió decidir sobre el dictamen de mayoría que rechazaba la iniciativa venida de Diputados, para luego votar el que aprobaba el proyecto que impulsaba el oficialismo.
     
         “Este proyecto simboliza la igualdad. La presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) siempre trabajó a favor de las minorías”, remarcó el jefe del bloque kirchnerista.
     
        Pichetto también remarcó que “no fue el gobierno el que generó este estado de conflicto de ir a todo o nada, sino que fue la Iglesia Católica con sus declaraciones”.
     
         Por su parte, el jefe del bloque radical sostuvo que “estamos en presencia de la necesidad de sancionar una ley que repare esta situación de discriminación”.
     
         Asimismo, indicó que “todos compartimos que hay que garantizar estos derechos que hoy no están cubiertos”.
     
         A su turno, el jefe del partido radical, Ernesto Sanz, consideró que no autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo es “inconstitucional” y que ello viola los artículos 16 y 19 de la Constitución que versan sobre la igualdad de los derechos.
     
         En contra de la iniciativa lo hicieron la mayoría de los integrantes del peronismo disidente, como la senadora Hilda González de Duhalde, quien se mostró “de acuerdo con el proyecto de unión civil” que fue impugnado por el oficialismo y descartado para el tratamiento por el presidente provisional del Senado, José Pampuro.
     
    Diez razones para entender por qué el Congreso argentino aprobó el “matrimonio gay”
         Si el Senado argentino puede decir que ha tenido un debate de más de 15 horas sobre la posibilidad de habilitar el matrimonio para personas del mismo sexo y si puede decir que escuchó más de mil exposiciones en un mes a lo largo de todo el país sobre el tema es porque la senadora Liliana Negre de Alonso es miembro de este cuerpo. Su labor, calificada de “titánica” por varios de sus colegas y reconocida por otros incluso que no apoyaron su postura, nutrió a varios senadores de argumentos para tomar la decisión más importante de la vida política argentina reciente. Tras enunciar esta premisa, repetida constantemente por los senadores y reconocida especialmente incluso por el presidente provisional de la cámara antes de la votación, se esbozan 10 posibles claves para intentar comprender la sesión parlamentaria que habilitó el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Argentina.
     
         1) Dos senadoras, que habían adelantado que rechazarían el matrimonio homosexual, estaban de viaje en China invitadas por la Presidenta de la Nación Cristina Kirchner. Su voto habría sido decisivo. También un eventual desempate del presidente de la cámara, Julio Cobos, impedido de presidir la sesión por ejercer el Poder Ejecutivo en ausencia de la Mandataria.
     
         2) Se ausentaron de la votación el senador y ex presidente Carlos Menem, que se intuía de votar a conciencia, lo haría en contra del proyecto. Tampoco emitió voto el senador y también ex presidente Adolfo Rodríguez Saa, quien se levantó de la sesión al momento de votar. Partidario de una tercera posición, Rodríguez Saá al no participar sabiendo del fracaso del rechazo cerró las puertas a la posibilidad de encabezar lo mismo que él proponía. La senadora Bongiorno, también impulsora de una tercera alternativa, se abstuvo de votar. Igual que Rodríguez Saa, al hacerlo, sepultó esa posibilidad.
     
         3) Fue impugnado y no fue considerado el proyecto alternativo de Unión Civil sin derecho a adopción ni fertilidad asistida pese a que había nacido del consenso de numerosos senadores. De haberse debatido, como estaba previsto en la sesión, no hubiera sido aprobado este proyecto.
     
         4) La senadora Teresa Quintela, de La Rioja, manifestó sus reparos al proyecto ahora aprobado y dijo que se requería un plebiscito. Sin embargo, votó a favor de la postura del oficialismo porque de lo contrario, consideró, tendría que retirarse de la plataforma política. Desde su partido, Frente para la Victoria, se había dicho públicamente que habría libertad de conciencia.
     
         5) Gran parte de los senadores se autoconsideraron no sólo cristianos sino también católicos. La misma senadora Quintela, una de ellas, reconoció la religiosidad del pueblo que representa. Sin embargo, gran parte de éstos votaron en contra de sus representados. Y sus fuentes argumentales tenían más que ver con una veintena de sacerdotes, especialmente uno ya procesado canónicamente en la provincia de Córdoba y que recibió a los canales de TV estos días, que con sólidas fuentes magisteriales de la Iglesia. Es curioso que la senadora reconoció haber militado en contra del divorcio con el difunto obispo que da nombre al grupo de sacerdotes que se oponen al magisterio de la Iglesia.
     
         6) El senador cordobés Luis Juez, durante la campaña para ocupar el cargo que actualmente ocupa, había asegurado sobre la posibilidad de legislar sobre un matrimonio entre personas del mismo sexo: “No me veo votando a favor de una iniciativa de este tipo. Puedo entender que la sociedad haya evolucionado en su forma de pensar, en su forma de vivir y de convivir, pero no me parece que sea una cuestión ‘natural’ y no me parece ‘natural’ que uno tenga que legalizar lo que no es natural”. Su voto en el recinto apoyó el matrimonio entre personas del mismo sexo.
     
         7) Durante gran parte de la tarde los senadores sentados escuchando los argumentos de sus colegas no superaban la veintena (el cuerpo estaba integrado ayer por más de 65 miembros). Salvo por algunos intercambios, no hubo debate sino más bien exposición para las cámaras de televisión. Por ese motivo, se reiteraron numerosas e infundadas acusaciones a la Iglesia por oponerse al proyecto. Y no se contrarrestaron argumentos que hubieran enriquecido el debate.
     
         8) Miguel Angel Picheto, senador jefe de la bancada del Gobierno, consideró a la objeción de conciencia sugerida por la senadora Liliana Negre como una “cláusula de un Estado totalitario”. La senadora Negre, acusada por Picheto, fue insultada en numerosas ocasiones durante las audiencias públicas, y permitió que todas las voces participaran de un debate que hasta hace cinco meses no existía en la opinión pública argentina. Además de tolerar el insulto constante tanto de manifestantes como de periodistas, Negre fue considerada totalitaria por un par suyo.
     
         9) Una manifestante llegada desde La Pampa para la movilización en contra del proyecto, que convocó más de 200 mil personas según un cálculo policial, había expresado a un medio de comunicación su enfado porque estos no representan ni muestran lo que ha sido la oposición en el resto del país. Para los medios de comunicación denominados nacionales mereció cobertura las menos de mil personas convocadas anteayer en el Obelisco a favor del matrimonio gay, y no las más de 20 mil en Córdoba en contra del proyecto.
     
         10) Desde el gobierno argentino se impulsó este proyecto. Hasta el año pasado, pudo comprobar COPE.ES [red de emisoras] con fuentes parlamentarias, el matrimonio presidencial no sólo no los impulsaba sino de hecho los frenaba. Esto también ha sido reconocido por los redactores de las modificaciones. El gobierno ha buscado impulsar el matrimonio entre personas del mismo sexo por un fin político, necesitado de una victoria, y en clara oposición a la Iglesia Católica, coinciden analistas políticos y numerosos senadores que incluso apoyaron la legislación.

  • Luis Pesciallo

    Me quedo rumiando una frase de la carta de Bergoglio. “tiende a” con respecto al tema de la mirada antropólogica de la relación matrimonial.
    “tiende a” nuevamente… no “consiste en” . “tiende a” habla de movimiento, de peregrinar, y de saberse no terminado sino en continua construcción. Y dado que  “el Señor se mueve de maneras misteriosas”, como puede uno creerse tan seguro de la posición en la que se ubica o se ubican los eventos en ese “tiende a”? saludos!!

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Qué hay “en el fondo” de éste -y ¡cuántos otros!- bochinches eclesiales?

    En éste, precisamente, sale a luz meridiana: Hay AMBI-VALENCIA.

    El jueguito tramposo en que estamos metidos los seres humanos de éste, nuestro tiempo, es la AMBI-VALENCIA.

    No somos “NI CHICHA NI LIMONADA” ¿se entiende el dicho popular?

    No somos “NI TEMPLO NI CALLE“; estamos en el ATRIO.

    No somos “NI DIOS NI SERES HUMANOS“; 

    Somos “dioses encarnados” y/o “humanos endiosados”.
    ···········
    A mí me cuaja mejor vivir humanamente; y todo lo demás por añadidura.
    ···········
    Creo comprender al Sr. Bergoglio: potencia la “AMBI-VALENCIA“.
    Ni malo ni bueno. Malo y Bueno. Dios y Demonio. Paz y Guerra.

    Eeste señor “no arranca“. Está empantanado; embarrado ¿quién le tirará una “cuarta”?
    No sólo este señor; sino todos un poco. Es nuestro tiempo. Tan comprensible como in-justificable.
    ···········
    Copio la Carta-Comunicación que debía leer el Convocante “oficial” a la Marcha al Congreso Nacional Argentino, el Sr. Justo Carbajales: 
    Prot. Nº   529/10 – Buenos Aires, 5 de Julio de 2010
     
    Al Sr. Dr. JUSTO CARBAJALES – Director del Departamento de Laicos
    Conferencia Episcopal Argentina – Suipacha 1032 – 1008 – BUENOS AIRES
     
    Querido Justo:
     
    La comisión Episcopal de Laicos de la CEA, en su carácter de ciudadanos, tuvo la iniciativa de realizar una manifestación ante la posible sanción de la ley de matrimonio para personas del mismo sexo, reafirmando –a la vez- la necesidad de que los niños tengan derecho a tener padre y madre para su crianza y educación. Por medio de estas líneas deseo brindar mi apoyo a esta expresión de responsabilidad del laicado.
     
    Sé, porque me lo has expresado, que no será un acto contra nadie, dado que no queremos juzgar a quienes piensan y sienten de un modo distinto. Sin embargo, más que nunca, de cara al bicentenario y con la certeza de construir una Nación que incluya la pluralidad y la diversidad de sus ciudadanos, sostenemos claramente que no se puede igualar lo que es diverso; en una convivencia social es necesaria la aceptación de las diferencias.
     
    No se trata de una cuestión de mera terminología o de convenciones formales de una relación privada, sino de un vínculo de naturaleza antropológica. La esencia del ser humano tiende a la unión del hombre y de la mujer como recíproca realización, atención y cuidado, y como el camino natural para la procreación. Esto confiere al matrimonio trascendencia social y carácter público. El matrimonio precede al Estado, es base de la familia, célula de la sociedad, anterior a toda legislación y anterior a la misma Iglesia. De ahí que la aprobación del proyecto de ley en ciernes significaría un real y grave retroceso antropológico.
     
    No es lo mismo el matrimonio (conformado por varón y mujer) que la unión de dos personas del mismo sexo. Distinguir no es discriminar sino respetar; diferenciar para discernir es valorar con propiedad, no discriminar. En un tiempo en que ponemos énfasis en la riqueza del pluralismo y la diversidad cultural y social, resulta una contradicción minimizar las diferencias humanas fundamentales. No es lo mismo un padre que una madre. No podemos enseñar a las futuras generaciones que es igual prepararse para desplegar un proyecto de familia asumiendo el compromiso de una relación estable entre varón y mujer que convivir con una persona del mismo sexo.
     
    Tengamos cuidado de que, tratando anteponer y velar por un pretendido derecho de los adultos dejemos de lado el prioritario derecho de los niños (que deben ser los únicos privilegiados) a contar con modelos de padre y madre, a tener papá y mamá.
     
    Te encargo que, de  parte de  Ustedes, tanto  en el  lenguaje  como en el corazón, no haya muestras de agresividad ni de violencia hacia ningún hermano. Los cristianos actuamos como servidores de una verdad y no como sus dueños. Ruego al Señor que, con su mansedumbre, esa mansedumbre que nos pide a todos nosotros, los acompañe en el acto.
     
    Te pido, por favor, que reces y hagas rezar por mí. Que Jesús te bendiga y la Virgen santa te cuide.
     
    Fraternalmente, Card. Jorge Mario Bergoglio s.j.

  • Javier Renobales Scheifler

    De acuerdo en todo con Olga, salvo en cómo llama al Opus; me parece más exacto y acorde con la verdad llamarlo ‘Opus de Escrivá’. Porque Dios no ha tenido nada que ver con el invento del Opus. El lenguaje tiene muchas trampas.
    Lo mismo pasa con la Compañia de Ignacio, que han metido a Jesús donde nunca se hubiera puesto Él.
    Y con la lectura del Evangelio diciendo al finalizar: palabra de Dios;
    o cuando se dice: gracias a Dios … Porque la verdad es que Dios no ha tenido nada que ver. De lo contrario se acaba diciendo blasfemias como la tan conocida en España de ‘Caudillo de España por la gracia de Dios’.
    O la que pretende que Dios a elegido Papa al Papa de turno.
    O la ‘guerra de Dios’, que dice el título del hilo. Todo eso es manipular a Dios y a Jesús para arrogar beneficios inmerecidos a las propias acciones humanas de cada manipulador.
    Alguno de los mandamientos del antiguo Testamento creo que decía algo así como ‘no tomar su Santo nombre en vano’ (me lo hacían aprender de momeria cuando era más pequeño).

  • olga larrazabal

    Con tal de controlar la vida privada del projimo el Opus Dei es capaz de aliarse con los jesuitas, si es del caso.  Lástima que este jesuita sea de la vieja ola.  Ahora no siendo homosexual, puedo entender que la creación es lo bastante variada como para obligar a las personas a tener un solo modelo de relación de pareja.  Y da la casualidad que este modelo es el adoptado por el cristianismo por un azar de la cultura, ya que no es ni el judío ni el romano ni el griego. ¿Y quien se han creido que son como para imponer al mundo su modelito fabricado por una institución machista y misógina regida por célibes, teóricamente castos  porque de hecho no lo son, que pontifican sobre la forma que debe tomar la vida y el afecto de las personas? La arrogancia no tiene límites.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Una vez más se ha perdido
    la oportunidad de “orientar y encontrar-se”.
    ¿qué le vamos a hacer, no?
    ···········
    Desencuentro – Tango
    Música: Anibal Troilo / Letra: Cátulo Castillo
     
    Estás desorientado y no sabés
    qué “trole” hay que tomar para seguir.
    Y en este desencuentro con la fe
    querés cruzar el mar y no podés.
    La araña que salvaste te picó
    -¡qué vas a hacer!-
    y el hombre que ayudaste te hizo mal
    -¡dale nomás!-
    Y todo el carnaval
    gritando pisoteó
    la mano fraternal
    que Dios te dio.

    ¡Qué desencuentro!
    ¡Si hasta Dios está lejano!
    Llorás por dentro,
    todo es cuento, todo es vil.

    En el corso a contramano
    un grupí trampeó a Jesús…
    No te fíes ni de tu hermano,
    se te cuelgan de la cruz…
    ···········
    Quisiste con ternura, y el amor
    te devoró de atrás hasta el riñón.
    Se rieron de tu abrazo y ahí nomás
    te hundieron con rencor todo el arpón

    Amargo desencuentro, porque ves
    que es al revés…
    Creíste en la honradez
    y en la moral…
    ¡qué estupidez!

    Por eso en tu total
    fracaso de vivir,
    ni el tiro del final
    te va a salir

  • Sergio Zalba

    Ya comenzó a desmoronarse la sociedad argentina.  Las familias se destruyen, los niños corren sin destino, los abuelos mueren en las calles, las mujeres son violadas por sádicos homosexuales y el incesto se propaga como ráfaga de pólvora.
     
    Es que Dios ha perdido su guerra y el ‘padre de las tinieblas’ ha envuelto todo con su oscuridad.
     
     (Perdón, no puedo dejar de reirme…)

  • ana rodrigo

    He leído la carta de este mon-señor a las monjitas y no sé si reír o llorar, primero por escribírselo a unas monjitas que viven en un mundo tan alejado del mundo real, y segundo porque dice auténticas tonterías.
    Estoy de acuerdo contigo, Pepe Blanco, ante los resultados no obtenidos por las súplicas de las monjitas, se deduce que Dios no las ha escuchado y, por tanto a Dios le parece bien la ley, que Dios no ha querido intervenir en el Senado argentino, y la conclusión podría ser que esta gente de molestar a Dios que ya lo deben tener harto de tantas oraciones.
     Ahí va un fragmento de la petición del monseñor: “Miremos a San José. A María, al Niño y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento. Recordémosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: “esta guerra no es vuestra sino de Dios”. Que ellos nos socorran, defiendan y acompañen en esta guerra de Dios. “
    Pues parece que ni José, ni María, ni el niño, ni Dios han hecho caso omiso a tanta súplica. ¿Qué van a hacer ahora? ¿Sancionarán con hambre y silencio a la santísima trinidad y demás familia? …..

  • pepe blanco

    Gracias a Dios, las oraciones de las monjitas, de los frailecillos y de los cardenalillos bonaerenses han sido poco fructíferas: el Congreso y el Senado argentinos han aprobado finalmente el matrimonio homosexual.
     
    Pero no, los católicos más alienados no se pararán a pensar que a lo mejor quien quería tal aprobación no era el Diablo malo, malísimo, sino Dios, que es bueno y quiere el bien. No se les pasará por la imaginación ni siquiera suponer por un momento que tal vez sus mágicas oraciones de petición, estaban pidiendo el mal, no el bien. En fin, nada nuevo en el entorno de la jerarquía católica…

  • ina

    Buenos días:
    Deseo para esos que rechazan la homosexualidad el dolor, la pérdida de dignidad, la clandestinidad, la humillación, el miedo y todo lo que ellos generan en esas personas. Lo deseo con rabia. ¡Basta ya! Yo les condeno por inhumanos y por déspotas.
    ¿Acaso es más “antinatura” una persona que se siente atraído por alguien del mismo sexo que alguien que rechaza sentirse atraído por alguien de sexo distinto para evitar el “pecado”? Y no estoy hablando de opciones de vida. Hablo de sentimientos.
    Y es que no se trata de DERECHOS. ¡Se trata de DIGNIDAD! ¿Sabe alguien más que quien lo sufre y la carga que tiene que arrastrar durante toda su vida una persona señalada por ser diferente?
    ¿Qué diferencia hay entre el rechazo de un Nazi a un judío y el de un obispo a un homosexual? Que los segundos no los matan, me dirán… ¿Estás seguro?

  • Antonio Vicedo

    ¿Tan difícil es de entender que las relaciones humanas se establecen como estructuras vitales sobre los sujetos personales que así son previamente a cualquier calificación circunstancial entre las que se cuenta la sexualidad?
    ¿Por qué no aceptar y respetar  la libre responsabilidad de cada persona adulta para  vivir su vida individual o relacionalmente? 
    ¿De donde se sacan esos leguleyos dominadores que una persona adulta, en tanto sujeto libre y responsable, tiene que aceptar condicionamientos sexuales propios o relacionales desde ideologías y normativas ajenas?
    ¿Por qué no respetar la condición personal propia y ajena como sujeto libre y responsable en el uso de sus personales cualidades siempre que no violenten la misma libertad personal ajena?
    En este marco de la realidad humana es en el que tienen que ser considerada la sexualidad sea hétero, homo, o transexual.
    ¿No debería ser norma de conducta en lo referente a la sexualidad humana aquel precioso lema. -¡VIVE y DEJA VIVIR!?.-

  • Sarrionandia

    Esto es más una lección de sociología que otra cosa. Adónde va Vicente? adonde va la gente!
    La gente, la mayoría de los humanos, hace maquinalmente lo que no tiene censura social, lo que en el ambiente se considera + ó – normal, algo que a veces concuerda y a veces no con las normas legales.
    En la cristiandad fraguó que los clérigos mandan y los fieles obedecen. Con la reflexión de quienes cultivan la libertad intelectual, a partir de mediados del siglo XX, muchas doctrinas empezaron a cambiar. Entre ellas la consideración de la sexualidad. Pero los que no reflexionan siguen repitiendo y defendiendo lo que ya se dijo, tanto clérigos como fieles. Pero esto es inculturación personal o, mejor, programación cultural que entre renovadores y conservadores lleva a una oposición cada vez más violenta, tanto en religión, como en política, como en economía, como en indumentaria, como en coloquialismos.
    Creo que no hay por qué escandalizarse: en invierno hay que olvidarse de las modalidades del verano y viceversa. Las protestas no llegan a cambiar el clima!

  • MAR Medina

    Sergio Zalba, gracias por aportar este documento, es clarificador.

    Ahora veo el origen de los motivos del cardenal. Esgrime el mito del Génesis como palabra de Dios –está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende  destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra- imagen que no le duelen prendas a la jerarquía católica enmendar, corregir o desobedecer al imponer el celibato a sus “escogidos”, por poner sólo un ejemplo. Así que “palabra de Dios” según quién lo lea: ellos hacen las excepciones y las consideraciones.

    Siento un gran respeto por  estos textos. Son resultado del esfuerzo del Ser Humano por hallar la verdad, muchos son verdaderamente inspirados, otros parecen simples crónicas, otros reflejan antiguos mitos (los relatos del Génesis, son un ejemplo), otros son bellísimos… Pero también hay verdad en los textos sagrados de otras culturas, como las Upanisad. Todos ellos son producto del esfuerzo del Ser Humano en su búsqueda de respuestas.

    Por lo tanto todos ellos son palabras humanas, de hombres y quizá también de mujeres, aunque suelen estar en la sombra, palabras de verdad, pero también de error y contradicciones, más o menos inspiradas y sinceras, en absoluto “palabra de Dios”.
    Recuerdo esta conversación mantenida con Juan Luis Herrero del Pozo, pero mejor lo dice con sus propias palabras que extraigo de su texto publicado en Atrio ¿Dogmas o mitología?
    >>el punto de arranque de los dogmas católicos tradicionales, la doctrina de fe revelada: su carácter divino revelado. Revelación que, culminante en Cristo, representa un ejemplo único de “intervención” divina sobrenatural en el todo el devenir cósmico y hace de la Iglesia la única religión verdadera. Es, a mi entender, uno de los casos paradigmáticos del “intervencionismo” divino directamente derivado del pensamiento mágico. Y así, en varias ocasiones, he formulado una hipótesis decisiva: Si Dios ha hablado y nos ha revelado algo, lo acogemos con un ¡AMÉN! Agradecido e incondicional: LE creo y Lo creo. Ahora bien, a esta aceptación de fe debe preceder para que no sea fideísmo una garantía, la certeza del hecho revelatorio. Ha sido la lógica permanente de la teología cristiana más antigua y universal, la que se llamaba Apologética o Teología fundamental, cuya misión era establecer fehacientemente el HECHO mismo de la revelación. La teología más razonable entendía que sin este preliminar (pre-limen, lo anterior a la entrada) el pensamiento caía en un círculo vicioso: creo porque Dios ha revelado (el HECHO) pero esto, a su vez, lo creo por fe. Es decir, CREO PORQUE CREO. Para asentar el hecho de la revelación la teología aducía como pruebas las profecías del A.T., los milagros y el valor intrínseco del mensaje. Pero en tiempos recientes parece que la apologética clásica acusa debilidad, vergüenza y sospecha sobre la validez de sus razones. Otros muchos textos de otras religiones se benefician de una innegable calidad interna. En cuanto a profecías y milagros la sospecha es ya casi general.>>

    A mí me parece que esta es la gran mentira que es prioritario desmontar, porque es muy grave, y peligroso, proporciona un gran poder a quienes definen qué es lo que Dios quiere y a su vez se denominan guardianes y ejecutores de la “Ley de Dios”.

    Lo que “Dios quiere” sólo se puede hallar con búsqueda sincera y comunitaria, en el silencio y en la acción, no es patrimonio de una élite cuya mayor autoridad es una simple (¡nada simple!) cuestión de poder.

    Saludos cordiales

  • Manuel Puertas

    La legalizacion de las uniones  homosexuales, llamese matrimonio o no ( cuestion de pura forma sin importancia),y con el mismo rango que el matrimonio tradicional ya forma parte  del codigo civil de algunos paises, España entre ellos. Al estar aprobado por un parlamento legalmente constituido es perfectamente valido a todos los efectos civiles.Siempre y cuando ,claro esta, el ordenamiento juridico del pais en cuestion, no este  condicionado o bajo la influencia de ningun tipo de derecho canonico o eclesiastico de cualquier confesion,cristiana o no.Este matrimonio, al ser exclusivamente civil y laico , no tiene ninguna connotacion religiosa ( ni a favor ni en contra) y ciertamente no ofende a nadie ( salvo a los que quieren ser ofendidos).Ni pretende destruir a la familia tradicional ni a ninguna otra.Y no se obliga a nadie a realizarlo.Desde un punto de vista puramente humano,el hecho de que dos personas se quieran y se deseen y quieran estar juntos teniendo un proyecto de vida en comun no tiene porque ser  eticamente malo , ni siquiera neutro. Mas bien al reves.El amor, en cualquiera de sus facetas es claramente positivo. Amor sin exclusiones , Hetero , Homo , Lesbi o Trans , aunque a algunos no les guste o no lo entiendan y admitan.
    Por otra parte , la o las instituciones matrimoniales, son producto de cada cultura.Para darse cuenta basta leer historia enfocada a sociologia y antropologia.No existe ninguna institucion humana absoluta e inmutable salvo la guerra, por desgracia. Y la tan traida y llevada Ley Natural, tampoco es absoluta y unica.Varia segun lugar y epoca.En tiempos no muy lejanos, la Iglesia consideraba ,no solo de acuerdo con la Ley Natural sino querido por Dios ( sic) , la guerra contra el infiel, la persecucion al hereje con tortura y pira incluida , la quema de libros “prohibidos” , la condenacion de la democracia, de los derechos humanos, de la libertad religiosa, ( Cfr. Syllabus, Mirari Vos et alii) y tantas otras cosas. Por prohibir, hasta se condenó que los laicos leyesen la Biblia.(Cfr. Inocencio II y la “Occultis Conventiculis” ca.1200 AD) Seria para que no fueran a tener ideas.Para que seguir.
    Cualquier tipo de acto sexual, siempre que sea mutuamente consentido y sin violencias, es algo natural , es decir producto de la Naturaleza y no de la cultura . La cultura podra, eso si, refinar y enriquecer la vida sexual al igual que hace con cualquier actividad humana.La sexualidad si que es Lex Naturae.Magna Lex.Y si al practicar la sexualidad,se respeta un minimo de convenciones (estas, si son culturales) y se hace con un minimo de sensibilidad e inteligencia,en tiempo y lugar adecuado, no solo no perjudica a nadie, sino que es altamente satisfactorio. Sano.Muy sano.Natural et Naturalisimum .Y citando a los ya lejanos hippies de los 60,es mas etico y mejor ( mucho mejor , vaya que si) hacer el amor que no la guerra, aunque esta sea Cruzada o Santa y este bendecida por cualquier Pontifice o Ayatolah.
    Respecto a las adopciones, segun estudios sociologicos muy serios, los niños y niñas adoptados por parejas homo o lesbi , tienen el mismo equilibrio afectivo y desarrollo intelectual que los niños de parejas hetero, siempre que hayan vivido en un entorno afectivo y humano similar. Es mas, estos niños suelen ser mucho mas tolerantes que lo habitual.Se han efectuado estudios y comparaciones  entre dos grupos de  niños .Uno de hijos adoptados por homos o lesbis y que han recibido de sus” padres o madres legales” cariño y atencion. Y otro, de hijos “biologicos” de  parejas o matrimonios hetero ,casados o no, por lo civil o lo canonico ( y a lo mejor casados por  un cardenal estilo Beroglio, o sea supercasados de primera), pero que han vivido en entorno poco o nada afectivo, o violento, con agresiones etc…¿Cual de los dos grupos estaba mas sano o equilibrado? Y, ¿ que esta mas de acuerdo con el espiritu cristiano? . ¿Un entorno de cariño y afecto, sin especial connotacion religiosa? . ¿O uno, formalmente catolico o incluso  super-mega-giga-catolico-apostolico-romano-RatzingerRouquianoBergoglianisimo y (no obstante eso), frio, con desapegos, hipocresias, doble moral,violencias, indiferencias,te-doy-dinero-en-vez-de-amor…?
    A veces creo ( mal pensado que es uno) que la “Rabies Theologorum Sexualitati” es, o bien envidia pura y simple o bien agresividad derivada de una castidad no asumida.El inconsciente esta ahi,y sus pulsiones no son debiles precisamente.Y tambien es parte ( el inconsciente y sus demandas) de la  Ley Natural.La sexualidad mal reprimida, que no sublimada, puede ser una fuerza terrorifica, (que tambien es de Ley Natural ,aunque ahora destructiva).Y a veces las  frustraciones, complejos de todo tipo  y deseos ocultos  se canalizan en forma de agresividad hacia los projimos que no solo no se averguenzan de sus deseos en materia sexual, sino que, ¡encima! ( donde vamos a llegar !) , disfrutan de ellos.Impudicia, Lascivia y Diabolica Perversidad.Reos de Satanas y del Infierno.Y por si fuera poco, gays ( palabra  demasiado fina, es mas racial y viril decir mari..n, como siempre  ha dicho la gente honrada y decente)
    Y no es muy dificil racionalizar esta agresividad,vistiendola con ropajes de Ley, Orden, Bien Comun , Lo Establecido o Las Sanas y Cristianas Costumbres. Luego los leguleyos que siempre estan al retortero de los predicadores agoreros,le daran forma juridica y la incluiran en algun ominoso codigo.
    S.E.el cardenal Bergoglio cree que lanzando rayos jupiterinos  al reprobo y al inverecundo, esta cumpliendo con el mandato divino.Divino nada menos.Del Creador del Universo conocido y por conocer.Del Acto Puro del Aquinate.De Lo Absolutamente Otro. De Lo Infinito elevado a infinito.De lo Inefable.De lo que ninguna  estructura dogmatica  o  filosofica, ningun codigo juridico,ninguna definicion, ley o axioma, puede no ya abarcar sino ni tan siquiera definir y tampoco imaginar.Per contra, los Bergoglio y  sus pares  si que estan dentro de  rigidas estructuras.Tanto, que forman parte de ellas.Consubstanciales.Per omnia secula.
    Y no es poca pretension  pretender que ese Ser, EL SER, les haya elegido como  exclusivo representante suyo. O mejor apoderado , para atar y desatar, en regimen de monopolio, lo que les plazca o segun capricho.Temeraria pretension la de ese grupo de ancianos celibes y malhumorados.Ancianos que llevan vestimentas aparatosas y se cubren con mitra, capelo o tiara, para distinguirse de los humildes mortales.  Un dios cuya preocupacion ( si es que un dios tiene preocupaciones), fuese la sexualidad de unos seres que habitan un insignificante planeta seria un dios tan minusculo y ridiculo, que ya no seria ni siquiera dios.  Estupido y rastrero espiritu maligno, tal vez. O ni eso. Ni siquiera como broma o chiste es de recibo. ¿Ley de Dios?. Ya.
    Pues resulta que el Nazareno, que si hablaba de la Ley de Dios, siempre estaba del lado de los marginados, los pobres, los desheredados, los publicanos ( los infieles de la epoca). Habló poco o nada  de sexualidad .Comio con prostitutas y pecadores y no solo no se escandalizo por ello sino que les  transmitio un mensaje de amor.Y en cambio abominó de los hipocritones fariseos, expertos en leyes y reglamentos, puros ellos y cargados de soberbia.Y que tambien usaban, que coincidencia, vestimentas distintas de los de abajo, tan pecadores ellos. Mutatis mutandis es solidamente probable  ( lo de solido es un sutil adjetivo de la S.J.) que los actuales marginados y los inicuos  homos o lesbis y que, no obstante su “perversion”, pretenden amarse y vivir juntos, estuviesen y ahora esten cerca  del Nazareno. Y no probable, sino con rotundisima y solidisima certeza que  Jorge Mario Cardenal  Bergoglio S.J., Arzobispo de Buenos Aires y buen amigo o al menos no enemigo de la “cristiana” dictadura de Videla ( que mal habra hecho la pobre Compañia, para que le salgan hijos asi),  esta (y parece que seguira  estando) apartado del Crucificado y  en Su lado opuesto . Junto con sus congeneres.Siempre estan en ese lado. En la tragicomedia de la vida siempre representan el mismo papel y estan en el mismo lado del escenario.Como estan en posesion de La Verdad, sus ideas (?) no varian.  La Verdad ( mas bien su verdad) es Unica . Disfrutan de menguado  raciocinio y nula sensibilidad humana . Llaman sinceridad a lo que no es mas que exabrupto visceral primitivo.Omniscientes,Puros e Implacables.Terribles y Austeros (algunos no, ja!). ¡Que Cruz, Señor!
    Dios nos libre  de las iras y dicterios de los Bergoglios de este mundo.

  • Sergio Zalba

    Guerra de Dios
    Tal como muy bien lo aclara Oscar, la expresión “Guerra de Dios” no ha sido dicha por Bergoglio de forma pública, sino escrita por él en una carta dirigida a las comunidades carmelitas femeninas de Argentina.  Por eso mismo, algunos defensores (obsecuentes o ingenuos) del cardenal, intentan justificarlo diciendo que la expresión fue “sacada de contexto” (el viejo truco…).
     
    Como sea, no puedo creer que esa carta haya sido publicada por AICA (Agencia Informativa Católica Argentina) sin el visto bueno del mismo cardenal. De lo cual, deduzco dos cosas:

    1. Les escribe a las monjas en un tono y con un contenido diferente al que suele utilizar en público. Pero se trata del tono y del contenido que les son propios, aunque a veces los maquille.

    2. Con el pretexto de pedirles ‘oraciones’, usó a las monjas para decirle a la gente lo que no se anima a decirle de forma directa intentando quedar bien con unos y con otros: con los más conservadores, por el tono utilizado y con los menos conservadores, diciendo que se lo ha sacado de contexto.
     
    La carta es breve y si les interesa, la encuentran acá
    http://www.aica.org/docs_blanco.php?id=463
     

  • MAR Medina

    ¿Guerra de Dios? Habría que lavar la boca con un cepillo de púas metálicas a esos que usan el nombre de Dios en vano, farsantes que se creen poseedores del pensamiento y la voluntad divinas, que pretenden manipular a su grey hacíendole creer que tienen a dios en sus manos. Es vergonzoso.
     
    Ni entiendo sus motivos contra la homosexualidad, algo completamente natural en la especie humana y en muchas animales, algo que forma parte de esta obra de dios que es la naturaleza. Son unos hipócritas que condenan una opción natural y amparan los crímenes que cometen ellos mismos contra los niños, contra los pobres y desposeídos, como ha expresado Jorge Gerbaldo.

    Con todo respeto, Jorge, cada vez estoy más convencida que cristianismo y catolicismo son cosas distintas. El modelo de vida para el cristiano es Jesús, y ese estado Vaticano gobernado por un monarca absoluto no se parece en nada al Reino que invitaba a construir Jesús, ni esos jerarcas jerarcas católicos tienen derecho alguno, como dices, a interponerse entre Dios y la humanidad y mucho menos a suplantar la conciencia de nadie.
    Realmente, si hay alguna parte diabólica en esta historia la protagonizan ellos.

    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola!
     
    Luego de los buenos Comentarios de Sergio Zalba y Jorge Gerbaldo,
    Pepe Blanco –refiriéndose a los Jerarcas católicos- nos despacha un sesudo:

    – “¿Por qué no dejan de decir tonterías –porque una creencia es una creencia y una tontería es una tontería, no tiene nada que ver lo uno con lo otro-, que solamente sirven para desprestigiarlos aún más?”-
    ············
    NOTA al paso: Pienso que “creencia” y tontería”:
    no tienen nada que ver en un 10%, pero un mucho que ver en el resto 90%.
    * El 10% se refiere a la diferencia: la creencia es heredada; la tontería es adquirida.
    * El 90% se refiere a que ambas (creencia y tontería) son dogmáticas; e.d. “no tienen ni la menor duda
    ·············
    No entro a comentar el “Asunto” del debate parlamentario (Matrimonio y Adopciones)
    Me restrinjo a las creencias y a las tonterías ¿ok?
    ············
    Jorge Gadano se equivoca al decir que el Sr. Jorge Bergoglio convocó a una “Guerra de Dios”, porque:
    la “Guerra de Dios” de Bergoglio no es su creencia, sino su tontería.
     
    Esa expresión “Guerra de Dios” le fue sustraída al jesuita cardenal de una carta privada enviada a monjas Carmelitas.
    ············
    Nota: ¿aprenderá el Sr. Bergoglio que el hecho de ser “monjitas” (mujeres-monjas encerradas) no lo habilita a tratarlas como estúpidas, bajo una teología – autoridad – machismo? ¿o perpetuará la tradición jesuita del “camuflaje” doble juego?
    ············
    ¿Quién sustrajo publicitó la carta? Poca duda cabe: quien se arrogó la absoluta primacía de la Info.:
    AICA (Agencia Informativa Católica Argentina) a cargo de danielwoites@aica.org
     
    ¿Qué es AICA?: un arrime al y del Opus Dei; nada cercano al Sr. Bergoglio. Pero como este señor es “jesuita” se guarda las cartas en la manga ancha de su sotana. “Picardías” de los en-cumbrados; tácticas que no siempre salen bien.
    ···········
    ¿Y tengo que ir todavía? No dan muchas ganas ¿no? – Oscar.

  • mªpilar garcía

    Lo más triste es: que hay fieles tan violentos como estos jerarcas, dispuestos a salir a la calle, sintiéndose ellos también, “enviados y poseedores de la verdad” (su verdad)
     

    Lo triste es a su vez; que las demás personas “creyentes” o no, no saldremos en masa a la calle, el mismo día, llenándolo todo, defendiendo el derecho a vivir sus vidas, como cada cual la sienta.
     

    Esa sería una manera de decirles, ¡que ya no están en mayoría, ni tienen el poder en sus manos!..

    Aunque sigan castigando, expulsando, silenciando…
     

    Si siguen así, más pronto que tarde ¡se quedarán solos!
     

    Llegados a estos despropósitos (no hemos aprendido nada de épocas lejanas) volvemos a repetir las mismas barbaridades, y seguimos utilizando la “guerra” para salir victoriosos con sus ideas, totalmente contrarias al Espíritu de Jesús, su Vida, sus consejos, su…

    ¡¡MUERTE!!
     

    Algunos seres humanos (demasiados) ¡no tenemos remedio!

    Creo, porque conozco el tema; hoy, no se puede hablar generalizando, que todos los jesuitas actúan así.
    Los habrá, pero la mayoría son seguidores de Jesús.

    mª  pilar

  • Jorge Gerbaldo

    Estimada Ana Rodrigo: comparto plenamente lo que dices. Seguramente he sido incapaz de expresar lo que pienso. Cuando cito el Credo es simplemente para enfatizar en lo que creo, en lo que es mi fe, y lo demás, como estas supuestas cuestiones de moral, para mí pueden ser cuestionadas y me cuestionan día a día. Mi fe es en un Jesús que ve en el pobre la fuente de esperanza de una nueva vida. Y cuando digo pobre, no hablo de los nuevos pobres como los definen los documentos vaticanos a los ricos con problemas de conciencia y que solo sirven para justificar porque se preocupan de ejercer sólo una pastoral para poderosos como el Opus Dei o los Legionarios, sino hablo de los que sufren a mi lado; los marginados, los niños sin comida; los expulsados del sistema neo liberal; las minorías que son rechazadas por los sistemas de poder vigente. Sistema de poder que también conforma la jerarquia de la Iglesia, tanto católica como de otras confesiones y que estan separadas del sentir de un pueblo que busca generar una sociedad plural y democratica.

  • ana rodrigo

    Querido Jorge Gerbaldio, dices creer en Dios Todopoderoso, y yo te pregunto ¿tú crees que si Dios fuese todopoderoso no le daría un baculazo a estos incompetentes jerarcas de la Iglesia?
     
     Quienes somos cristianos nos consideramos seguidores de Jesús, un Jesús que vivió en condición de igualdad con todos sus contemporáneos, cuanto más marginados más próximo a ellos.  ¿Tú crees que estos jerarcas traducen la voluntad de Dios, o más bien se la inventan para adaptarla a sus voluntades de dominar y someter a quien no piense como ellos? Cuando se pierde la perspectiva de Jesús y se acude a cualquier dios hecho a su imagen y semejanza, estamos desbarrando. Porque, claro, yo pregunto a quienes creen en ese dios: si Dios creó al hombre, a la mujer, a los transexuales, a los homosexuales y a las lesbianas ¿Por qué no deja vivir a cada cual según su condición? ¿O siguen pesando que la homosexualidad es un invento perverso del ser humano?

  • pepe blanco

    Recuerdo haber leído, después del último cónclave, que Bergoglio habría sido el candidato “progresista” perdedor frente a Ratzinger. ¿No se habría equivocado el periodista que relataba aquello? ¿No sería al revés? En estos momentos, Benedicto XVI está a punto de liquidar a los legionarios y mientras, Bergoglio convoca a la Guerra Santa contra el matrimonio homosexual…
     
    La jerarquía católica actual –y probablemente también la de otras iglesias y religiones- son unos indocumentados. ¿Por qué no leen un poquito aunque solamente sea una parte de la bibliografía publicada a lo largo del siglo XX sobre estudios antropológicos y etológicos relativos a las diferentes estructuras de parentesco, a las distintos tipos de familia y otros relativos a los diferentes comportamientos sexuales? ¿Por qué no dejan de decir tonterías –porque una creencia es una creencia y una tontería es una tontería, no tiene nada que ver lo uno con lo otro-, que solamente sirven para desprestigiarlos aún más? Lo he comentado en otras ocasiones: a veces a uno no le queda más remedio que pensar que a la iglesia la dirigen sus enemigos o bien los más incompetentes de todos los jerarcas. De no ser así, es imposible entender que digan las barbaridades que dicen.
     
    ¿No habrá ningún sacerdote, ningún obispo, ningún cardenal de esos a quienes tanto les gusta hablar sobre lo que Dios quiere, piensa, hace y ordena -a través de ellos, claro-, que se plantee que el desprestigio y la decadencia de sus iglesias a lo mejor se debe a que Dios con quien está en guerra es con ellos?

  • Jorge Gerbaldo

    Como cristiano y argentino me encuentro decidido a opinar: ante todo debe saberse que esta administración peronista no tiene un compromiso profundo con los derechos a la igualdad de todos los ciudadanos, más allá de su condición sexual, sino que seguramente está ocultando alguna maniobra política “superior”. No obstante ello, es una buena oportunidad para generar una legislación de avanzada en el mundo con respecto a la igualdad de las minorías y la lucha contra la discriminación.
    Como cristiano católico, digo que en los últimos treinta años, sólo vi movilizarce a la Iglesia tres veces: contra la ley de divorcio; contra la suspensión de los subsidios a las escuelas privadas en Córdoba y ahora contra la ley que autorizaría el matrimonio de personas del mismo sexo. Pero no la vi “mover” su gente cuando la dictadura asesinaba indiscriminadamente obispos, sacerdotes, religiosas, trabajadores sociales, militantes o simples trabajadores. Tampoco la vi, cuando las politicas neo liberales destruían hogares y expulsaban familias y pueblos enteros a la marginalidad.
    Soy cristiano y soy católico, y creo en Dios Padre, todopoderoso…. y todo lo que recito convencidamente en el Credo; no tengo porqué creer en lo que un obispo (sea de Roma o de mi pueblo) me diga sobre la sexualidad y el futuro emocional de mis hermanos, creados igual que yo a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26).

  • Sergio Zalba

    No hay mucho para decir. Las discusiones y los planteos no distan demasiado de los que se dieron en España hace un tiempo.
      
    Gran parte de la jerarquía católica y un pequeño sector del laicado (el más cercano a la sacristías) no termina de aceptar la idea de la inexorable pérdida de poder. De un poder que ya no podría ser ‘directo’, como el de otros tiempos, pero que al menos se lo pretendía como un poder ‘simbólico’, es decir, que la institución eclesiástica permanezca en el imaginario social como el reservorio moral del país. Pues no, las cosas ya no son así. La vida de la gente va por un lado y el discurso eclesiástico va por otro. El desencuentro apunta a ser absoluto. Y ante esa desazón e impotencia, se apela a cualquier cosa, como manotazo de ahogado: se habla de ‘guerra de Dios’, del ‘Padre de las tinieblas’, y es probable que se avance en esa dirección hasta dar los últimos estertores.
     
    Otra cosa: varios curas y algunos grupos de laicos también se hicieron oir, no sólo a favor de matrimonio igualitario sino en franca oposición a las expresiones de la jerarquía. Uno de ellos, Nicolás Alessio (diócesis de Córdoba), fue quien asumió la mayor exposición mediática en representación de un grupo de sacerdotes llamado ‘Mons. Angelelli’. ¿Imaginan lo que le ocurrió? Sí, su obispo lo mandó a callar o a retractarse. Como no lo hizo, ahora le inició juicio canónico y lo suspendió en el ministerio. Lo mismo de siempre.
     
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/149461-47992-2010-07-14.html
     
     

  • Carmen (Almendralejo)

    Aquí en España, se está haciendo una guerra, porque es fácil ir contra l*s débiles, y contra todo aquello que sentimos quita seguridad.
    El matrimonio institución social que ha dado y da, una fuerte estabilidad a esta sociedad mercantil y capitalista busca la noche de los cristales rotos en las libertades conseguidas por muchas personas que llevan siglos de sufrimientos, mucha sangre derramada en altares sacrílegos .
    Lo que no une de fe, ni de D*s se aunan para lapidar los DDHH de muchas personas mientras otras muchas solo callán ante estos delitos y otros como el terrorismo contra la mujer, otra parte débil en este mundo eterosexual y mucho más en el homosexual.
    Son tan complices de unos como de otros no solo quienes hacen esta política sino quienes callán ante esta sociedad mentirosa que acuden a violara a niños y niñas, a engañar a personas débiles pero que nadie se entere ¡Claro!

Deja un comentario