Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5327 Artículos. - 85135 Comentarios.

Ignacio de Loiola, un vasco universal

Este fin de semana, el nombre de Ignacio de Loiola sonará entre cohetes, tritikixa y pasos de dantza desde Garai hasta Belatxikieta o Lemoa, y el eco resonará en todas las villas y anteiglesias de Euskal Herria. Ignacio de Loiola, mitad santo, vestido con casulla de decir misa, mitad dantzari, plaza-gizona y caballero. Hoy es su fiesta.

      Eran los tiempos de los grandes descubrimientos, los caminos del mar se abrían hacia Extremo Oriente tras contornear el continente africano, y surcaban el Atlántico hacia las Américas. Europa daba los primeros pasos hacia lo que hoy llamamos “globalización”, mercado único de trabajo, mercancías y capitales; empezábamos a darnos cuenta los europeos de que además de vascos o escoceses o griegos, además de europeos, somos ciudadanos del mundo, habitantes de una casa común que se llama planeta tierra. Y que lo uno, el apego a nuestra cuna, no debe quitar a lo otro, lo de ciudadanos del mundo.

      A Ignacio de Loiola, ese vasco universal, le debemos en buena parte la toma de conciencia de nuestra casa común que es este planeta tierra. Capitán y soldado, él lanzó por los caminos de Asia, Africa y América legiones de soldados a predicar que “ya no hay judío ni  griego ni bárbaro, sino que todos somos uno…”. Puso a Francisco Javier en el camino de la India, Japón, China, impulsó aquel estilo de aculturación y promoción de los indios guaraníes que cuajó en las famosas Reducciones del Paraguay.

      Ignacio de Loiola es el principio de un estilo de evangelización –Matteo Ricci– que se implantó en China y que se basaba en un diálogo de igual a igual entre la milenaria cultura de los chinos y los progresos de Europa, en el respeto y la convivencia de las ideas religiosas autóctonas y del mensaje evangélico. Ignacio de Loiola inspiró al jesuíta Pedro Claver el estilo de acogida a los esclavos africanos que llegaban a América.

Los aires de conquista, sometimiento y aniquilación de los pobladores de América, África y Asia que imponían los buscadores de oro, la vergonzosa alianza entre la cruz y la espada que inspiró la política de los colonizadores, tuvieron en todos los lugares el contrapunto del afán civilizador y de promoción humana de las poblaciones autóctonas que animaba a los jesuita formados en la escuela de Ignacio de Loiola.

Finalmente, a los poderosos de Europa, llámense monarquías de Inglaterra, España, Francia y demás, llámese Romano Pontífice de Roma, aquel estilo que marcaba Ignacio de Loiola por medio de los jesuita no les gustó. Y bajo la presión de las monarquías europeas, de los Borbones de Francia y España muy especialmente, el Papa ordenó la disolución de la Compañía de Jesús, y la experiencia de diálogo entre la cultura china y europea fue abortada, y las Reducciones del Paraguay fueron invadidas por mercaderes y soldados, y el comercio de esclavos negros conoció su época más boyante, y la cruz y la  y la espada pudieron colaborar sin problemas.

Allá los creyentes con sus elogios al librito de los Ejercicios Espirituales, obra maestra de la espiritualidad ignaciana. Y con tantas glorias y grandezas que pueden contarse de uno de los vascos más insignes y celebrados.

Permítasenos, por lo menos esta vez, cantar al vasco universal que nos enseñó a entender el mundo como nuestra casa común, y a la humanidad entera como una gran familia; que nos inculcó principios de respeto a todas las culturas, a todas las personas.

Hoy mismo, Ignacio de Loiola se hace presente en el gesto del Padre Ellacuría, asesinado por los paramilitares en Centroamérica. Otra manera de ser vasco y ciudadano del mundo. Además de la del bardo Iparraguirre, que viajó por Argentina, amó a muchas mujeres en muchos países, tuvo muchos hijos, era una especie de Atahualpa Yupanqui del siglo XIX, y cono digo, se apuntó a todas las revoluciones que le tocaron: la Comuna, las guerras carlistas, etc. etc. Pero ante todo fue bardo, cantor, bohemio, y autor del Gernikako Arbola, uno de los cantos sagrados del nacionalismo vasco. Y la de Juan Sebastián Elkano, que se empeñó en dar la vuelta al mundo

52 comentarios

  • Nieves Muller

    Maite, perdón, Lesmes, vuelve a releer lo que digo.
    Sobre las opiniones que se han vertido, entre otras la mía, he destacado lo que realmente dicen ser en la Compañía de Jesús, y qué mejor interpretes de esto que ellos mismos que son los protagonistas. Lee lo que dicen, ellos, sobre la obediencia, no yo. Sobre el cuarto voto, ellos, no yo. Y eso que dices:
    No conozco suficientemente la vida de Ignacio DE LOYOLA.  Será por eso por lo  que no me resulta atractiva.
    Debes de ser muy joven por tu aceleramiento y vehemencia, serénate y reflexiona.
    A lo otro que me cuestionas, ya te lo he contestado en el otro post.

  • Maite Lesmes

    MULLER, como colofón de tu perorata con los mismos lugares comunes de tus intervenciones del post anterior (“¿Hay ya dos iglesias paralelas?”), escribes:
    “Idealizar a nuestro gusto una institución o persona se  aleja de la relidad, es la institución o la persona la que únicamente puede decir y qué es y qué debe de ser, escuchemos lo que dicen los jesuitas y respetemos su ideario”.
    No sólo se te ve la patita, ya se te ve el hombro. Pero ¿quién se ha metido con el ideario de los jesuítas? Pero quién te crees para mandarnos a escuchar a los jesuitas? ¿De qué idealización hablas?
    Y si dices ” es la persona únicamente quien puede decir qué es y qué debe ser”, sobra lo que has escrito sobre la obediencia y te pregunto:
    esa afirmación que haces ¿vale también para un homosexual,  para una mujer que duda sobre si abortar o no, para alguien que quiere divorciarse….?

     

  • h.cadarso

    Lo siento amigos, parece que nos cuesta captar ese rasgo de la filosofía-teología de Ignacio de Loyola que consiste en considerar el mundo entero, la humanidad en su totalidad, como una unidad indivisible, y respetar todas las diferencias y todas las formas de ser de todos, todas las culturas, todas las libertades de todos, y no reconocer fronteras…Según Ignacio de Loyola, hoy solo debería haber una única autoridad y gobierno planetario elegido democráticamente, que sería la ONU; y todas las religiones convivirían en la más amistosa harmonía.
    Esa es la filosofía-teología del vasco Ignacio de Loyola que creo que nos cuesta captar y entender. He leído a Tamayo, Maite Lesmes, y creo que no la huele tampoco esta filosofía-teología. Los pobres son solo una parte de la humanidad, muy importante, muy mayoritaria, pero una parte: Ignacio miraba al todo, al ciento por ciento, y todo lo quería reducir a la unidad en la diversidad.
    Y decís que los Borbones y los Papas se cargaron a la Compañía por no sé qué…podría ser, pero valdría la pena estudiar esa otra hipótesis. porque la Ilustración tenía muchos valores, pero era rabiosamente capitalista y esclavista y colonialista…¿o no? A veces nos meten gato por liebre…
    Pero ya digo, sugiero hipótesis y pistas a investigar…

  • Nieves Muller

    Pienso que se mezcla opiniones individuales, muy respetables, con realidades, lo que la Compañía de Jesús dice querer ser, y vuelvo a refereirme a la petición de perdón que hacen los jesuitas en un documento tan significativo como los decretos conclusivos de la Congregación General. “En nombre de toda la Compañía, la Congregación General 35ª pide perdón al Señor por aquellas veces en que a alguno de sus miembros le ha faltado amor, discreción o fidelidad en el servicio de la Iglesia, al tiempo que afirma su compromiso de acrecentar cada día su amor a la Iglesia y su disponibilidad para con el Santo Padre”.
    “Perdón a Dios, que es el primero que tiene derecho a que se lo pidamos. Perdón por faltas cometidas por hijos de la Iglesia…contra la Iglesia. Perdón con golpes en el propio pecho, no en el de los ancestros. Perdón con el propósito de mostrar una mayor fidelidad a la Iglesia y al Papa”.
    Los jesuitas reconocen: “Un exagerado deseo de autonomía ha llevado a algunos a diversas expresiones de autosuficiencia y falta de compromiso: falta de disponibilidad para con nuestros superiores, falta de prudencia en la expresión de nuestras opiniones, falta de espíritu de colaboración en nuestra relación con la iglesia local e incluso desafección de la Iglesia y de la Compañía”.
    En los últimos tiempos, no ha sido extraño que teólogos que han sido llamados al orden por la Santa Sede tuvieran junto a sus nombres las siglas SJ. Ahora la propia Compañía pide a todos sus teólogos que se examinen sobre “la preocupación por la sintonía con el Magisterio que evite provocar confusión y desconcierto en el Pueblo de Dios”. Y, haciéndose eco de lo que les pidió Benedicto XVI en una carta con ocasión de la Congregación General, señala algunos temas especialmente significativos para buscar esa sintonía: “la salvación de todos los hombres en Cristo, la moral sexual, el matrimonio y la familia”.
    Incluso uno de los Decretos está dedicado específicamente a la obediencia, “dado que la obediencia es central para la misión y unidad de la Compañía y porque un especial vínculo de obediencia une a la Compañía con el Santo Padre”.
    Algunos dirán que los jesuitas recogen velas y se someten a los vientos conservadores del Vaticano. Pero si la valentía se nota más cuando hay que ir a contracorriente de los estereotipos que predominan en una época, los jesuitas nunca habían sido tan audaces últimamente.
    El cuarto voto afirman: Este es un voto específico de los jesuitas. San Ignacio quiso explicitar con este compromiso que la Compañía se pone a disposición del Santo Padre para ir a cualquier rincón del mundo a llevar la Buena Noticia, un lugar fronterizo aunque sea complicado. La Compañía se ofrece al Santo Padre en quien vemos la mano de Dios para que disponga de nosotros.
    Es interesante dentro de la Web de la Compañía de Jesús, preguntas y respuestas en ser jesuita:http://www.jesuitas.es/pages/ser-jesuita/preguntas-abiertas/preguntas-y-respuestas.php.
    Idealizar a nuestro gusto una institución o persona se  aleja de la relidad, es la institución o la persona la que únicamente puede decir y qué es y qué debe de ser, escuchemos lo que dicen los jesuitas y respetemos su ideario.
     
     

  • Rodrigo Olvera

    Santiago
     
    Sigues mezclando dos cosas que son diferentes… y precísamente tanto la Compañía al redactar el Decreto como el Papa al aprobarlo es lo que afirman: que aunque tienen la misma raíz (el amor e identificación CON CRISTO), son dos cosas DIFERENTES  el cuarto voto y la espiritualidad de sentir con la Iglesia.
     
    Sobre el cuarto voto, y para que no haya duda, el Decreto empieza recordando su origen:
    El deseo profundo de los primeros compañeros de acompañar a Cristo y de desgastarse en su servicio para que todos los hombres y mujeres pudieran ser salvados y liberados de su sufrimiento y esclavitud, tomó forma concreta en el voto que hicieron en Montmartre en 1534. Prometieron ponerse a disposición del Papa, si su plan de viajar a Tierra Santa no llegaba a buen término, para que los emplease en lo que juzgase ser de más gloria de Dios y utilidad de las almas
    En cuanto a que el cuaro voto es para la misión, esta Congregación 35 (insisto, aprobada incluso por Benedicto XVI) reitera la fórmula técnica usada por la Congregación 34 (aprobada por Juan Pablo II)
     
    “En el espíritu del cuarto voto circa missiones, que tan particularmente nos une con el Santo Padre”* deseamos expresarle nuestra sincera voluntad de realizar lo que nos invita a poner en práctica y lo que nos anima a continuar o a comenzar. Así le expresamos nuestra disponibilidad renovada para ser enviados a la viña del Señor donde juzgare mejor para un mayor servicio de la Iglesia y una mayor gloria de Dios

    * [CG 34, d. 11, n. 18.]
     
    Saludos cordiales

  • Santiago

    RODRIGO,   muchas gracias por tus hilvanadas y oportunas intervenciones…y mas aun, por interesarte en el tema….Por supuesto que estoy de acuerdo con la-no- infalible Congregacion, de que la obediencia no significa estupidez de aceptacion ciega….yo imagino que los superiores siempre han tendido al lado paternal del asunto…y la santa obediencia rara vez ha sido exigida ciegamente…Aunque esto se puede discutir mucho, sin embargo, si el cuarto voto, Rodrigo, que supone una adhesion fiel al sucesor de Pedro,  no es parte del “sentir con la iglesia”,  veamos ENTONCES como el mismisimo Ignacio responde en sus reglas para “sentir”…..  cuando en la regla I dice textualmente: “Debemos dejar a un lado nuestro propio juicio y poner la mente lista y dispuesta para obedecer en TODAS LAS COSAS a la VERDADERA ESPOSA de CRISTO, nuestro Senor, nuestra Santa Madre, la iglesia jerarquica” y, … la mas famosa de las citas,… que aun siendo una verdadera HIPERBOLE deja ver la fidelidad e intensidad del sentimiento del santo en esta materia: “SI queremos seguir la parte mas segura en todas las cosas, debemos siempre atenernos a este principio, a saber, que lo que me parece a mi BLANCO, debo creer que es NEGRO si la iglesia jerarquica asi lo define. PORQUE DEBO convencerme de que en Cristo nuestro Senor, el esposo, y Su esposa la Iglesia, SOLAMENTE EXISTE un ESPIRITU que gobierna y manda para LA SALVACION de las ALMAS…PORQUE es el MISMO ESPIRITU y SENOR que promulgo los DIEZ MANDAMIENTOS por el que nuestra SANTA MADRE IGLESIA se rige y se gobierna” (“regla 13 para sentir con la iglesia” ) las mayusculas son mias…Por mas que se quiera “reinterpretar” el PENSAMIENTO de S. Ignacio y arguir que es algo ya anacronico, no hay que dejar de pensar que la fidelidad de Inigo de Loyola a la iglesia apostolica (que el llama jerarquica) esta muy clara, a pesar de los condicionamientos accidentales de la epoca….Por lo tanto si la Compania de Jesus quiere ser fiel a su mision por la que fue fundada, y quiere permanecer ignaciana 100×100 ha de tener en cuenta la identificacion que hace Ignacio entre Cristo y la iglesia derivada de los 12 apostoles que EL mismo Cristo escogio para difundir su mensaje sacramental y escatologico hasta el dia de hoy….un saludo    de Santiago Hernandez

  • Rodrigo Olvera

    Querida María Pilar
    Sí..exacto. A eso se refiere la frase que remarqué en negritas. No es una dificultad de que haya limitaciones de recursos, o personales, o que sea complicada la tarea. Es una dificultad ante la propia conciencia.
     
    Verás, quise citar este decreto -que es poco difundido y menos analizado- porque ha habido un embate fuerte en contra de los jesuitas, de que han traicionado a Ignacio por los conflictos, las tensiones, que han tenido con la Curia. Se les acusa de traicionar el cuarto voto. Y la respuesta que dan al más alto nivel – nada menos que un Decreto específico de la Congregación General para profundizar en el tema de la obediencia- rompe con los esquemas tanto de quienes quieren una sumisión ciega , como de quienes en el otro extremo descalifican todo acto de obediencia como infantilismo (recordemos la falta de caridad y respeto por la conciencia de Lemart que se manifestó aquí en Atrio mismo, cuando decidió no presentarse a la presentación del libro de Masiá)
     
    La respuesta, pone el énfasis en la RELACION; no sólo en la persona a quien se pide u orden algo; sino también en la forma en que se ejercita la autoridad por parte de quien pide u ordena algo. Tema éste, la forma de ejercer la autoridad, que normalmente está ausente en los promotores de la obediencia ciega.
     
    Saludos

  • Gabriel Sánchez

     Si se quiere ver hoy un signo de como se vive hoy la espiritualidad de San Ignacio…debemos recordar sus rostros, rememorar sus historias y hacer memoria de su entrega, estos eran verdaderos jesuitas, incluso las dos mujeres laicas que allí cayeron…

    Padre  Ignacio Ellacuría,  Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno y Joaquín López y López – y  la empleada Julia Elba Ramos y su hija, Celina  Ramos  Mariset…

  • mªpilar garcía

    Rodrigo: no es eso solo; sino que tienen, ante una misión que el jesuita siente que le supera, o que no podrá llevarlo adelante; si el superior se empecinara en enviarle, pueden  en última instancia,  declinar tal envío o responsabilidad,  por (no recuerdo como lo llaman)
    Es en conciencia, una vía, para comunicarle al superior, que no puede obedecer  ante lo que se le pide.

    Siento no recordar como le llaman a esa posibilidad de no acatar el destino, no por capricho, sino porque en conciencia se vea incapaz de llevarlo a cabo dignamente y en beneficio de aquellos a los que va dedica su misión.

    mª pilar

  • Rodrigo Olvera

    Veamos con un poco más de detalle
     
    Santiago afirma  Por lo tanto, el famoso cuarto voto, estudiandolo en TODO el contexto de la Constitucion, no se refiere SOLAMENTE a las misiones, sino en todo lo que se relacione a “sentir con la iglesia”
     
    Precísamente lo contrario es lo que afirma el Cuarto Decreto de la 35 Congregación General -aprobado por el Papa- que es el dedicado al Cuarto Voto

    La disponibilidad prometida en el cuarto voto es distinta de la espiritualidad ignaciana acerca del “sentido verdadero que en la Iglesia debemos tener” o sentire cum ecclesia. Sin embargo ambas se enraízan en el amor con el que amamos a Cristo Nuestro Señor, que se prolonga en nuestro amor a la Iglesia y a aquel que “tiene lugar de Cristo Nuestro Señor para con nosotros”
     
    Y al hablar de como se practica ignacianamente la obediencia, la Congregación afirma

    “El jesuita para obedecer asume la responsabilidad de ser completamente transparente; el superior asume la responsabilidad de escuchar a su hermano con atención y de dialogar con él con sinceridad. Esto es especialmente verdad cuando el jesuita manifiesta humildemente, representando ante su superior, las dificultades que tiene con la misión que ha recibido, un modo de proceder que Ignacio valoraba y recomendaba

    Por alguna extraña razón, yo creo que la Congregación General sabe un poco más el sentido del cuarto voto, y de la forma de practicar ignacianamente la obediencia, que Santiago. Pero quizá me equivoque 😉
     
    Saludos

  • mªpilar garcía

    Error, Tomás Moro, se negó a obedecer los desmanes de su rey.
    Nombrándose dicho rey, cabeza  de “su” iglesia, rompiendo con Roma.
    mª pilar

  • Nieves Muller

    La petición de perdón que hacen los jesuitas en un documento tan significativo como los decretos conclusivos de la Congregación General. “En nombre de toda la Compañía, la Congregación General 35ª pide perdón al Señor por aquellas veces en que a alguno de sus miembros le ha faltado amor, discreción o fidelidad en el servicio de la Iglesia, al tiempo que afirma su compromiso de acrecentar cada día su amor a la Iglesia y su disponibilidad para con el Santo Padre”.
    “Perdón a Dios, que es el primero que tiene derecho a que se lo pidamos. Perdón por faltas cometidas por hijos de la Iglesia…contra la Iglesia. Perdón con golpes en el propio pecho, no en el de los ancestros. Perdón con el propósito de mostrar una mayor fidelidad a la Iglesia y al Papa”.
    Los jesuitas reconocen: “Un exagerado deseo de autonomía ha llevado a algunos a diversas expresiones de autosuficiencia y falta de compromiso: falta de disponibilidad para con nuestros superiores, falta de prudencia en la expresión de nuestras opiniones, falta de espíritu de colaboración en nuestra relación con la iglesia local e incluso desafección de la Iglesia y de la Compañía”.
    En los últimos tiempos, no ha sido extraño que teólogos que han sido llamados al orden por la Santa Sede tuvieran junto a sus nombres las siglas SJ. Ahora la propia Compañía pide a todos sus teólogos que se examinen sobre “la preocupación por la sintonía con el Magisterio que evite provocar confusión y desconcierto en el Pueblo de Dios”. Y, haciéndose eco de lo que les pidió Benedicto XVI en una carta con ocasión de la Congregación General, señala algunos temas especialmente significativos para buscar esa sintonía: “la salvación de todos los hombres en Cristo, la moral sexual, el matrimonio y la familia”.
    Incluso uno de los Decretos está dedicado específicamente a la obediencia, “dado que la obediencia es central para la misión y unidad de la Compañía y porque un especial vínculo de obediencia une a la Compañía con el Santo Padre”.
    Algunos dirán que los jesuitas recogen velas y se someten a los vientos conservadores del Vaticano. Pero si la valentía se nota más cuando hay que ir a contracorriente de los estereotipos que predominan en una época, los jesuitas nunca habían sido tan audaces últimamente.

  • mªpilar garcía

    La iglesia poder; nunca estará libre de cometer errores, puesto que está dirigida por seres humanos.

    Y  si se viere que los cometen, sean papas u otros representantes, no obedecerán.

    No solo, los dedicados a la pastoral o formación en la iglesia:
     
    “Hay que obedecer a “Dios” antes que a los hombres”
     

    Aunque eso conlleve riesgo hasta para la propia vida;   cualquier cristiano que así lo comprenda ante el Mensaje de Jesús, no debe obedecer.

    Ni Ignacio lo haría; ni entonces ni ahora; como sucedió con Tomás Moro y otras muchas personas, ante los desmanes que la iglesia en su jerarquía a cometido y puede cometer.
     

    Como cada persona, en su vivir, puede errar gravemente, haciendo daño a otras personas; porque ahí está el mal.
     

    No en ofender a “Dios” dado que las personas solo pueden ofenderle, cuando maltratan  lo más querido de su creación, ¡al propio ser humano!

    mª pilar

  • Rodrigo Olvera

    Santiago
    Nadie dice que Ignacio no sintiera con la Iglesia. Lo que decimos es que en el cuarto voto no hay una anulación de la conciencia ni una renuncia al discernimiento personal
     
    A menos, claro está, que tú consideres que la única forma de sentir con la Iglesia sea con tal anulación de la conciencia y renuncia al discernimiento personal
     
    (claro que hay textos de Ignacio que apuntan a la negación de la conciencia, como aquello de si yo veo de un color y la iglesia dice que es de otro color…  pero como todo texto, requiere una hermenéutica: ahí es donde han venido las diferencias de interpretación, que llevaron a que en la más reciente Congregación General se clarificara el tema. Te invito a leer los textos de la Congregación, por cierto aprobados por el Papa)
     
    Saludos

  • Nieves Muller

    San Ignacio fue un hijo de su tiempo, la época era la que era y el contexto político y religioso le influyeron especialmente. Yo no creo que tuviera un sentimiento especial hacía lo vasco, el era un noble castellano, comprometido primero con el Reino de Castilla y después de España, conocedor de las responsabilidades y obligaciones de su clase. Después de un proceso personal, opino que motivado por el espiritualismo de la época y por la reforma luterana, crea una orden que nace para defender la ortodoxia dentro de la Iglesia Católica y combatir el protestantismo. La evolución posterior de la orden, pues lleva un paralelismo con la sociedad en la que se encuentra, un compromiso con el indígena en ciertas misiones de hispano América. En la España de Carlos III  son los principales enemigos de las reformas que pretendían realizar y aliados de la aristocracia reaccionaria, hostil igualmente a todo pensamiento renovador; para el grupo innovador que había llegado al Poder,  esta alianza hacía considerar a los jesuitas como una facción dentro del Estado por actitudes conservadoras en la enseñanza, en la defensa de la intervención eclesiástica en política y, sobre todo, les resulta muy contraria a sus planes la dependencia directa que mantiene de la Santa Sede.

    El cuarto voto afirman: Este es un voto específico de los jesuitas. San Ignacio quiso explicitar con este compromiso que la Compañía se pone a disposición del Santo Padre para ir a cualquier rincón del mundo a llevar la Buena Noticia, un lugar fronterizo aunque sea complicado. La Compañía se ofrece al Santo Padre en quien vemos la mano de Dios para que disponga de nosotros.

    Es interesante dentro de la Web de la Compañía de Jesús, preguntas y respuestas en ser jesuita:http://www.jesuitas.es/pages/ser-jesuita/preguntas-abiertas/preguntas-y-respuestas.php

  • Santiago

    EN REALIDAD toda la vida del mistico Ignacio de Loyola fue “sentir con la iglesia”…hay un capitulo especial de su pluma en que describe como es el proceso para sentir con Ella…su obsesion y su pasion fue la iglesia…Su inteligencia le llevo rapidamente a comprender que sin esa especial  union de la Compania con el Papa, la funcion y la mision de ella se disolveria a traves de los siglos.. Y asi en la Formula de la Constitucion de 1550, apobada y confirmada por Julio III se dice que “para EXPRESAR mas exacta y distintamente” como ES el Instituto de la “antedicha” Compania, en el parrafo II, copio,: “TODOS los que hagan profesion en esta COMPANIA…militan bajo la fiel obediencia del Papa Paulo III y de….sus SUCESORES..por una MAYOR devocion a la OBEDIENCIA de la Sede Apostolica y mayor abnegacion de nuestras voluntades, hemos JUZGADO que lo mas conveniente es que cada uno de nosotros …estemos LIGADOS… ademas del VINCULO ordinario de los tres votos, con un VOTO ESPECIAL, por el cual NOS OBLIGAMOS a ejecutar, sin SUBTERFUGIO, ni EXCUSA alguna, INMEDIATAMENTE, en cuanto a nosotros dependa, TODO LO QUE nos MANDEN los Romanos Pontifices, el actual y sus sucesores, en CUANTO SE REFIERE AL PROVECHO DE LAS ALMAS Y A LA PROPAGACION DE La FE; y a ir a cualquier REGION a que nos quieran enviar, aunque piensen que nos tienen que enviar a los turcos, o a CUALQUIERA otros infieles, incluso en las regiones que llaman Indias”..”DIGNESE JESUCRISTO FAVORECER ESTOS DEBILES COMIENZOS, a gloria de Dios Padre, al cual se de siempre toda alabanza y honor por los siglos..AMEN” (las mayusculas son mias)
    Por lo tanto, el famoso cuarto voto, estudiandolo en TODO el contexto de la Constitucion, no se refiere SOLAMENTE a las misiones, sino en todo lo que se relacione a “sentir con la iglesia”….QUERER tambien “desmitificar” a San Ignacio, haciendolo “no sentir” con la iglesia no es historico….puesto que Ignacio creo una sociedad de hombres inteligentes especializados en defender a la verdadera iglesia de Cristo contra los errores de aquella epoca y previo y calculo el porvenir, lo que iba a suceder sin esa UNIDAD…POR eso decidio que su Compania se distinguiera por la adherencia perfecta a la tradicion apostolica que empienza por Pedro y sus sucesores, y c0n el resto de los que constituyeron el nucleo de los 12 y tambien sus sucesores…Sin esta adeherencia a la verdad de los apostoles la Compania de Jesus dejaria de tener el sentido que le quiso dar su gran Fundador…un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • mªpilar garcía

    El  4º voto de ¡todos! los jesuitas es solamente:

    “Obediencia  para acudir al lugar de misión designado”.

    Ni siquiera de como llevarlo a cabo, y desde luego, para nada obediencia ciega a las órdenes vaticanas o de obispos de los lugares, en cuestión de conciencia.

    Puede suceder,  que cada jesuita, tenga su “mirada” personal, de como llevar dicha misión.
    mª pilar

  • Gabriel Sánchez

    ERRATA: donde dice Qué no está indicando esta situación?… debe decir ¿Que nos esta indicando esta situación?

  • Gabriel Sánchez

    Es obvio, que el cuarto voto no ha significado el cercenar su conciencia, pero hay una riqueza muy propia de los Jesuitas, que es el discernimiento comunitario, que compartimos las ceb´s y las pequeñas comunidades…y es un ir discerniendo la realidad comunitariamente y confrontarla con la Palabra…Si recuentan la historia de la compañia en Amèrica, veran como esta comunidades en dispersiòn, se posesionaron cara a la realidad Latinoamericana y especialmente indoamericana…

    Pero en otro orden de cosas…

    En primer lugar me he propuesto con el permiso de la coordinación (que solicito en este acto) y con la paciencia de los conforeros, desarticular lo que a mi modesto entender son esquemas muy elementales y erróneos de la realidad, entendiendo que la realidad y nuestros esquemas no son lo mismo y que por lo tanto estos últimos debe estar sometidos a confrontación y revisión permanente…
     
    Se habla mucho de tres conceptos muy extendidos y generalizados el primero es que existe una especie de corriente marxista-cristiana en Latinoamérica…entendiéndose que se asumen in totum por parte de teólogos y miembros de la ceb´s, todas las eventualidades filosóficas del marxismo y se aplican al cristianismo…a esa afirmación contexto con mi reflexión subida en el portal de redes…cuyo vinculo con la paciencia del coordinador me animo a pegar… http://www.redescristianas.net/2009/06/19/con-corazon-de-jesus-y-con-las-lentes-de-marxgabriel-sanchez-montevideo-uruguay/
     
    El segundo concepto muy extendido es que con el fracaso de la Unión Soviética, ya ha fracaso la ideología marxista…Para explicar esto voy a usar una imagen…un poco elaborada, por lo que les pido me sigan con atención… Para elaborar esta imagen espejo, necesito partir de un hecho incontrovertible y verificable, el Papa no es comunista…
     
        Ahora bien partiendo de este hecho podemos decir que no hay sospecha de que lo escrito por el Papa en la encíclica Caridad en la Verdad pueda ser sospechoso de tendencias marxistas o algo parecido…
    Se escribe en la encíclica mencionada, que la situación actual de los Estados es inédita con respeto a la etapa de la historia en que fueron escritas otras encíclicas, por lo tanto el Estado ve recortada sus posibilidades, sus potestades y su soberanía (es decir su capacidad de tomar decisiones) por la globalización del gran capital (el capital trasnacional), que muchas veces obliga a los estados a realizar acciones contrarias a sus fines…Que son realizar la voluntad del pueblo y lograr la publica Felicidad…
     
    Ante esto opina el papa que se debe revitalizar y fortalecer el papel del estado, especialmente a la luz de la actual crisis, donde se ha demostrado que la ausencia del estado, ha llevado a la existencia de errores y disfunciones, que el estado debió corregir…”corregir errores y disfunciones, parece más realista una renovada valoración de su papel y de su poder” (Nº 24 ECV)
     
    Lo que nos llevaría a la necesaria revalorización del papel del Estado y de su poder…incluso agrega  en dicha encíclica que esta revalorización debe ir unida… “es previsible que se fortalezcan las nuevas formas de participación en la política nacional e internacional que tienen lugar a través de la actuación de las organizaciones de la sociedad civil; en este sentido, es de desear que haya mayor atención y participación en la res publica por parte de los ciudadanos.”(Nº 24 ECV)…al empoderamiento en las decisiones de los pueblos…
    ¿Qué no está indicando esta situación?…Que en muchos países los Estados, por responder a los intereses del gran capital, traicionan la esencia de la democracias que es servir a sus pueblos…Y en este sentido vemos como en el norte rico…en forma generalizada esto ha traído una desvalorización y una bastardizaciòn de la democracias, en realidad estamos en una especie de gobierno trasnacional establecido por el gran capital y no en una democracia, ese fracaso de esta especie de democracia tutelada en los países centrales…significa que la democracia ha fracasado…de ninguna manera, significa que su aplicación en muchos lugares, es un fracaso que es otra cosa…Lo mismo acontece con el Marxismo y la Unión Soviética…su fracaso, responde a una aplicación alienada del mismo…alienada fundamentalmente por los grupos humanos en el poder…
     
    Bien esto dicho en el entendido como explico en mi reflexión, cuyo vinculo he pegado, que desde mi humildísimo parecer, existen herramientas de análisis de la realidad marxistas, que hoy son el instrumento más eficaz, para analizar la realidad y que obviamente, no soy marxista filosófico, por una cuestión elemental…creo en la existencia de una dimensión de la realidad que no es materia…No obstante a pesar de los errores históricos, podemos decir que el comunismo, es una construcción teórica que  ha impulsado al hombre a luchar por la justicia…En cambio el capitalismo neoliberal ha impulsado al hombre para ser lobo del hombre…
    Finalmente existe una tercera concepción que sitúa a la iglesia fuera de los avatares históricos, la desplaza hacía un ámbito “espiritual” fuera de este mundo, por lo tanto exenta de tomar posición en las grandes discusiones de este tiempo…a eso me voy a permitir contestar con más de la encíclica antesmencionada  “La riqueza mundial crece en términos absolutos, pero aumentan también las desigualdades. En los países ricos, nuevas categorías sociales se empobrecen y nacen nuevas pobrezas. En las zonas más pobres, algunos grupos gozan de un tipo de superdesarrollo derrochador y consumista, que contrasta de modo inaceptable con situaciones persistentes de miseria deshumanizadora. Se sigue produciendo «el escándalo de las disparidades hirientes»[56]. Lamentablemente, hay corrupción e ilegalidad tanto en el comportamiento de sujetos económicos y políticos de los países ricos, nuevos y antiguos, como en los países pobres. La falta de respeto de los derechos humanos de los trabajadores es provocada a veces por grandes empresas multinacionales y también por grupos de producción loca” (Nº 22 ECV)
    Con cariño para todos desde un Montevideo muy friooooo…Gabriel
     

  • h.cadarso

    Confieso que no soy experto en historia, esto de Iñigo de Loyola ha sido como tirar una piedra al agua y a ver los remolinos que se hacen…Y se han hecho unos cuantos, Sarrionandia, Oscar Varela y demás foreros participantes.
    Claro que la historia de los jesuítas arroja luces y sombras. Lo de la Contrarreforma tal vez no fue del todo bien enfocado…no se puede juzgar al Concilio Vaticano II por la forma como se está aplicando; y nuestro amigo Arregi de  Aránzazu defiende a Francisco de Asís de las desviaciones que luego se han producido en sus presuntos seguidores..
    Alabo de Iñigo de Loyola su intuición de ver que el mundo se hacía uno solo y de considerar la igualdad y hermandad de todos los hombres. Y su voluntad de llevar el evangelio libre de toda atadura, sin apoyos de la espada ni del dinero. El sembró las premisas  justas y necesarias para ese mundo que soñamos..Evidentemente, no le comprendieron; tampoco comprendieron a Francisco de Asís.
    Amigo Sarrionandia, yo quería romper una lanza por el pueblo que engendró y vió nacer a Iñigo de Loyola. Eso también! Debilidades que tiene uno! Un poco surrealistas, si quieres; pèro es que somos así. Un abrazo
     

  • Rodrigo Olvera

    Hola querida Maité
    Muy de acuerdo con tu comentario. Te aclaro que el cuarto voto sí es para todos los jesuítas; pero que hasta en éso, hay formas, textos y contextos.
    Un jesuita al que admiro mucho, que dió clases y cambió la materia de Historia de la Iglesia a llamarse La Iglesia en la Historia (no es un mero juego de palabras), insistía mucho en que se distorsiona el cuarto voto porque ni siquiera se conoce su texto. Insistía en que es obediencia “… para la misión”. Lo que significa que irán a los lugares de misión que se les ordene, no que deben someter su conciencia personal al Papa.
    Esto ha llevado a que, ante el cambio de Padre General, Benedicto XVI mandara una carta muy dura a los jesuitas, para que reafirmaran la reflexión sobre el cuarto voto. Lo que quería era un meter en el corral a los jesuitas molestos. Es muy interesante la respuesta que dió la Congregación General (máxima asamblea de la Compañía). Muchos esperaban un alinearse sin más; muchos esperaban una insubordinación. No ocurrió ni lo uno ni lo otro: lo que hicieron fue retomar las fuentes ignacianas (no textos aislados) y defender que la obediencia al mandato pontificio de evangelizar en la frontera, les lleva a un mayor ejercicio de la conciencia personal para mantener la fidelidad a la Iglesia y a quienes son enviados.
    Muchos dirán que esta respuesta es la que les ha dado fama a los jesuitas de acomodaticios e hipócritas. Puede ser. Yo sé, por quienes he platicado, que ha sido un ejercicio sincero de necesidad de mantener un balance…siempre con DISCERNIMIENTO.
     
    Saludos

  • Rodrigo Olvera

    Hola Javier
    Algunas frases que no se corresponden con la realidad fenomenológica
     
    “…sigue brillando por su ausencia la autocrítica de comunistas y marxistas en general.” Hay muy diversas corrientes de autocrítica; algunas dentro del mismo marxismo; otras han evolucionado hacia lo que ya se empieza a llamar posmarxismo.
    “…Pero de eso ya no se oye hablar” Quizá TU no lo escuches.. quizá no estés dispuesto a escucharlo. Simplemente lee cuánto se ha escrito aquí en ATRIO del asunto. El que tenga ojos para ver que vea
    “La izquierda ha asimilado la política económica neoliberal y participan con entusiasmo en la ceremonia del consumismo.” ¿Toda la izquierda? El totalitarismo no es sólo un régimen político; empieza casi siempre con un “pensamiento totalitario”… las realidades son totalidades… todos los cristianos comulgan con ruedas de molino; todos los ateos son anticlericales… todas las feministas son resentidas…etc. Claro, casi siempre se elimina del discurso el “todos”.. sólo se dice: los cristianos son.. la izquieda ha….
    “El cristianismo y los cristianos fueron perseguidos y masacrados por el marxismo” Sí… pero no por todos los marxismos (véase el caso de la revolución sandinista, por ejemplo) y no sólo por el marxismo. ¿Cuántas muertes causaron las persecuiciones inter-cristianas por el surgimiento de la Reforma?
    “Sólo él [Benedicto XVI] se atreve a decir que una economía basada sólo en el principio de los beneficios es inhumana.”. Falso. Simplemente lee a todas las personas que dicen éso -y de manera más coherente- aquí en ATRIO.
     
    A veces es bueno que las IDEAS (tan queridas por la corriente hegemónica del pensamiento occidental) dejen paso a la realidad.
    Saludos cordiales
     
     
     

  • Maite Lesmes

    Pepe SALA es el prototipo de honestidad intelectual, que en parte consiste en señalar la fuente donde uno toma lo que escribe. Ruego a quienes hacen corta-pega, que citen honestamente sus fuentes y, a ser posible – además-  entrecomillen las citas.

    No conozco suficientemente la vida de Ignacio DE LOYOLA.  Será por eso por lo  que no me resulta atractiva. Pero sí  reconozco que han pertenecido a su orden personas muy preparadas en lo humano y en lo cristiano. Y que la Compañía ha  creado en todo el mundo grandes empresas en el ámbito educativo, editorial, profesional, social…., por lo que se la considera la entidad más importante entre las órdenes religiosas.  Todos conocemos a  jesuitas brillantes o íntegros y a otros menos dignos del paraguas que los cobija.

    Lo que choca en un país cuya  Constitución define al Estado como aconfesional, es que un  elevado a santo siga siendo patrón de  una provincia, sea día festivo el 31 de julio, se celebre esta fiesta  con actos en que participan las autoridades políticas y eclesiásticas y esto no se revise.
    Respecto al “4º voto”, de obediencia al papa, alguien que sabe más que yo me ha dicho que es un voto que sólo algunos jesuitas hacen, y años después de los otros tres votos. Por lo que obligaría sólo  a quienes lo hacen.
    A la vez voy enterándome de que no sólo los SJ y los Legionarios (éstos el voto de silencio, como recordaréis, con el fin de no criticar a los superiores, que así podrían impunemente violar a seminaristas e hijos propios) tienen cuarto voto, sino que hay más órdenes que lo tienen:
    así,  los marianistas tienen el 4º voto de estabilidad, que les exige permanecer en la orden indefinidamente (un equivalente a la indisolubilidad del matrimonio); monjas de clausura tienen su cuarto voto, el de no salir de clausura, salvo excepcionalmente, etc.  Y miles de incautos haciendo cuatro votos con toda fe y sin rechistar…. ¿Y a eso se le llama camino de perfección, virtud, fidelidad o cómo?

    Si estoy mal informada, ya diréis.

  • Javier Bruno

    Hay quién aún siguen vinculando marxismo y cristianismo, sobre todo en América Latina, nada más alejado de la realidad. No voy a referirme y a recordar los millones de víctimas de la revolución bolchevique y del comunismo soviético, que yo he sufrido. No me refiero sólo al estalinismo, sino que parte de Lenin, y continúa con los sucesores de Stalin. El final del terror no llega —como pronto— hasta la caída del muro en 1989, aunque realmente se prolonga muchos años más en el bloque oriental, y sigue vigente en China y otros países asiáticos, sin olvidar del todo a Cuba.
    Hoy, cuando la izquierda marxista está intelectualmente liquidada en todos los países avanzados, sigue brillando por su ausencia la autocrítica de comunistas y marxistas en general.
    El punto fascinante y fuerte de la izquierda había sido siempre su clamor en defensa de los humillados de este mundo, de los pobres y marginados, nada más alejado de la realidad. Pero de eso ya no se oye hablar. La izquierda ha asimilado la política económica neoliberal y participan con entusiasmo en la ceremonia del consumismo.
    El cristianismo y los cristianos fueron perseguidos y masacrados por el marxismo, no lo olvidemos, y ahora son despreciados porque pretenden ayudar a emigrantes, enfermos incurables y miserables de la tierra. Critican a Benedicto XVI por cualquier detalle de indiferencia, y pasan por alto sus duros alegatos —en el libro Jesús de Nazaret— contra el capitalismo, la globalización, el hambre de millones de niños, y el abandono de los desheredados de la fortuna. Sólo él se atreve a decir que una economía basada sólo en el principio de los beneficios es inhumana.
    Yo que no soy cristiano pero reconozco lo bueno que el cristianismo puede tener, y no creo que sea compatible con una ideología de izquierdas ni tampoco de derechas.

  • Gabriel Sánchez

     Sr. Bruno, esta usted en todo su derecho a opinar lo que prefiera y nosotros a conicidir o discrepar, pero en Realidad…Por estos lados, no visualizo a la compañia como de derechas…

    Pero me voy a permitir abardar seria y profundamente alguna conceptos cuyo que entiendo son muy extendido y en mi modestisima opiniòn erroneos…

      Quienes me conocen saben que repetido hasta el cansancio, la argumentaciòn de que cualquier acción y actitud humana, tiene sus concecuencias en todas las aspectos de la realidad, por lo que no existe ninguna acción humana exenta de ideologia…Siempre hay en nuestro obrar una ideologia subyacente…Incluso màs allá de nuestra intencionalidad…alguien intenta en toda su vida, no tener ninguna actitud ideologica o politica, eso ya es ideologia…Porque esta validando la ideologia dominante…

    Pero veamos como la Iglesia opina sobre la unidad la no contradicciòn entre  la Fe y cualquier aspecto de nuestra vida, politicos, sociales, culturales, profesionales,  Recomiendo leerlo con atención, es el N2 43 de la Gadium et spes…”
    Pero no es menos grave el error de quienes, por el contrario, piensan que pueden entregarse totalmente del todo a la vida religiosa, pensando que ésta se reduce meramente a ciertos actos de culto y al cumplimiento de determinadas obligaciones morales. El divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época. Ya en el Antiguo Testamento los profetas reprendían con vehemencia semejante escándalo. Y en el Nuevo Testamento sobre todo, Jesucristo personalmente conminaba graves penas contra él. No se creen, por consiguiente, oposiciones artificiales entre las ocupaciones profesionales y sociales, por una parte, y la vida religiosa por otra. El cristiano que falta a sus obligaciones temporales, falta a sus deberes con el prójimo; falta, sobre todo, a sus obligaciones para con dios y pone en peligro su eterna salvación.”

      Luego, conviene, ver que muchas ideologias tienen aspectos que son compartibles para un cristiano, pero ciertamente, el capitalismo neoliberal no es una de ellas, toda su concepciòn es anticristiana…
    “Sin embargo, se ha de reconocer que el desarrollo económico mismo ha estado, y lo está aún, aquejado por desviaciones y problemas dramáticos, que la crisis actual ha puesto todavía más de manifiesto. Ésta nos pone improrrogablemente ante decisiones que afectan cada vez más al destino mismo del hombre, el cual, por lo demás, no puede prescindir de su naturaleza. Las fuerzas técnicas que se mueven, las interrelaciones planetarias, los efectos perniciosos sobre la economía real de una actividad financiera mal utilizada y en buena parte especulativa, los imponentes flujos migratorios, frecuentemente provocados y después no gestionados adecuadamente, o la explotación sin reglas de los recursos de la tierra, nos induce hoy a reflexionar sobre las medidas necesarias para solucionar problemas que no sólo son nuevos respecto a los afrontados por el Papa Pablo VI, sino también, y sobre todo, que tienen un efecto decisivo para el bien presente y futuro de la humanidad.”

    Como vemos, problemas como una actividad financiera especulativa, la mala gestión de la migraciòn causada por la pobreza que se les ha impuesto algunos paises, la explotaciòn sin reglas de los recursos de la tierra…son caracteristicos y casí diria inherentes el sistema capitalista neoliberal…En fin los Jesuitas que conozco, estan comprometidos en vivir, como la primeras comunidades (Todo lo tenían en comùn, nadie consideraba nada como suyo y cada uno tomaba segun sus necesidades)…Un abrazo grandote.- Gabriel

  • Javier Bruno

    Evidentemente, que mis opiniones no son verdades, faltaría más. Comprendo que un creyente desee vivir de acuerdo con sus creencias tanto en privado como en la vida social. El arzobispo sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz, dice que “no hay nada más político que afirmar que la religión no tiene que ver con la política”, afirma que querer separar la religión y la política es lo mismo que pretender separar el cuerpo y el alma. Pero el problema es el de discernir el hecho político y el religioso, el respeto que merecemos los no creyentes, una religión no debe exigirse a todos, sino que se deben respetar las conciencias.Una persona necesita estar libre del miedo y del condicionamiento que representa la religión antes de poder ofrecer cualquier servicio significativo. La libertad interna es el requisito previo de la libertad social y política.

  • Un pequeño imposible: dar el cuarto paso después del segundo!
    Caminar por la vida se hace a trancas y barrancas. Pero nunca de golpe. El mismo Pablo, despues de haber sido descabalgado como pereseguidor, tuvo que aprender de Ananías y meditar lo aprendido en Arabia. Ignacio meditó mucho mientras se curaba de la pierna rota y en Manresa recién esquematizó sus Ejercicios,
    Todo se hace paso a paso, con idas y vueltas, pero sin saltearse el paso siguiente!

  • Honorio:
    Por si las moscas, sospechaste el zafarrancho que has armado con el «basko Iñaki»?

  • Rodrigo Olvera

    Javier
    Dices “La posición política de una persona nada tiene que ver con su fe religiosa”
     
    Esa es una forma de ver la relación entre fe y política (y si me apuras, de comprender el tema de las identidades en la antropología), pero no es LA VERDAD como algo que se puede pontificar con absoluta certeza de que así es la realidad. Es una opinión más, y por cierto, bastante conservadora tanto política como religiosamente.
     
    Saludos

  • Javier Bruno

    Los jesuitas han tenido fama de ser eclesialmente de derechas muchos años, por ejemplo en tiempos de Pio XII. El cambio se produjo a partir del generalato del  Arrupe que la lanzó al compromismo con la justicia, la defensa de los pobres y el diálogo con el mundo moderno. Más que de izquierdas o de derechas prefiero los términos conservador o progresista. Entiendo como progresista el aperturista que no se quiere quedar fijo en tiempos pasados, no el marxismo intolerante y autoritario, conservador en su esencia y en sus acciones.

  • Javier Bruno

    El marxismo, desde mi experiencia, y su desarrollo en países como la antigua URSS nada tienen de idilico, a nadie tampoco se le ocurriría hablar de las bondades del nazismo en alemania, pues lo mismo o peor. La experiencia nos permite poder hablar sobre un determinado tema.
    Es muy cierto que en este momento hay una doble autoridad, una autoridad de los estados soberanos, de los gobiernos, y otra que es el sistema financiero. Hay un sistema financiero mundial pero no hay un estado mundial. Los estados no forman un bloque único, el estado financiero sí. El mercado es un poder invisible pero real, que domina a personas y a paises, pero esto al margen de ideologias, se sea de izquierda o de derechas.

  • Javier Bruno

    La posición política de una persona nada tiene que ver con su fe religiosa.  la Iglesia y las órdenes religiosas han hecho y han influido más significativamente en la política social que ninguna ideología. Cuando se vincula una determinada actuación con otra subyacen intereses bastardos. Entonces un determinado grupo por su interés político, asume que es el católico.
    Vincular a Iñigo López o Ignacio de Loyola con la izquierda o con derecha es tan absurdo con vincular la informática con el emperador Augusto.
    En la URSS no hubieramos podido opinar como ahora lo hacemos, no pudieran los católicos asistir a sus cultos. A mi madre le arrancaron de los brazos de mi abuela y le llevaron al infierno durante años, mi padre un idealista de las islas británicas se arrepintió amargamente, y yo y mis hermanos entre otras muchísimas cosas no pudimos conocer la fe cristiana, ahora sí soy libre para elegir y si no me bautizé ni en la católica, ni en la anglicana es por decisión libre no impuesta.

  • Gabriel Sánchez

    MMMMMM así que Navarro, mira vos, sera por eso que le salio tantos Jesuitas de izquierda…Porque si de algo se ha acusado a la compañia es de su poder de subertir, a los indios del Sur…Que yo me quedo con los que pelearon contra el imperio de turno…junto a los indios…Supongo que esos deben haber nacido en la Unión Sovieta ….Gabriel

  • Javier Bruno

    El libro V del Códice Calistino contiene un conjunto de consejos prácticos para los peregrinos, basado en el propio recorrido del autor, con los lugares donde descansar, calidad de las aguas, las reliquias a venerar, las gentes y ciudades del camino o los santuarios a visitar antes de llegar a la catedral de Santiago de Compostela. La referencia a Roncesvalles no deja de ser anecdótica y sin referencias históricas, sólo utiliza la tradición oral sobre el presunto suceso. Evidentemente el Códice no relata una verdad incustionable, desde un punto de vista histórico, ningún texto lo hace, sino una interpretación muy poco fiable pues no se basa más que en la tradición y en la leyenda literaria, de hecho ningun historiador serio tiene como referencia este texto. Los recientes estudios, que sí se basan en los documentos escritos y en las crónicas  difieren totalmente del mismo.
    Pero creo que lo que se trata ahora es de la figura de Iñigo López de Regalde,  convertido posteriormente en San Ignacio de Loyola, nobre castellano, formado en la corte castellana, que lucho en favor de castilla, en ese monento de la ya formada España, contra los franco-navarros en Najera y después en Pamplona.
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    HOY, en el año 2010, me preguntaría por el 4º Voto: Obediencia al Pontífice.
     
    Me suena a “demasiado MILITAR”; e. d. “anacrónico”.
     
    Las experiencias de “dictaduras militares” tuvieron en ese tipo de “voto” –OBEDIENCIA DEBIDA– muy graves consecuencias, cuyas heridas y dolorosas huellas no se aceptan -¡NUNCA MÁS!
     
    HOY, mientras no extirpe ese “cáncer” interno, todas sus esplendorosas virtudes de Violín, sonarán con un fondo de Bajo, cuya honda melodía alertará sobre la canallada maquiavélica.
     
    Pienso que hay Tiempos y tiempos; HOY y ayeres.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.
    ···········
    ¿y los “Legionarios ….?
    ¿Y … el Vati…?
    me sigo preguntando
    tengo tiempo

  • pepe sala

    Bueno, por mí encantado de tomarlo como ” escaramuza” y, sobre todo, legendario.
     
    El problema está en que el texto que ha servido durante siglos ( y sigue vigente como historia incontestable) no lo redacta como una simple escaramuza. 140.000 hombres muertos  no son precisamente una simple escaramuza, máxime si fueron hechos al ejército más poderoso de un emperador considerado casi invencible en la época.
     
    Si el texto ha servido y sirve aún para dar autenticidad a la parafernalia Xacobea ¿ por que ha de ser despreciado en caso de que los vascos-navarros salgan beneficiados de algún modo?
     
    El el libro V del Cadice Calixtino quedaría desmontada la multirrepetida idea de que los vascos se han inventado una lengua para ” joder a los españoles que quieren acceder a un puesto de la administración vasca.”
    También queda desmentido que España es una ” unidad de destino” casi desde los principios de los tiempos… Si desde la altura de un monte se divisan las tierras de Castilla, de Francia y de Aragón, supongo que sería porque eran paises DIFERENTES.
     
    Supongo que lo más sencillo será seguir hablando de los vascos-navarros al estilo del monje “franchute” del famoso Codice. Se le nota que les tiene atragantados a cuenta, precisamente, de lo que los vascos le hicieron a Carlos ” el gordo”. Tampoco es de extrañar el encono que la soaiedad española muestra por la sociedad vasca, Habiendo tomado como referencia a su Patrono y el libro, nada puede extrañarnos.
    Quien se moleste en leer el texto, supongo que no necesite más explicación. Es infumable desde cualquier perspectiva: histórica, social y, sobre todo, cristiana.
     
    http://www.caminosantiagoencadiz.org/index/CodexCalixtinus/CodexLibroV.html

  • Javier Bruno

    Que hubo una batalla en el enclave de Roncesvalles está fuera de duda e incluso puede señalarse su fecha en el año 778, también que vino precedida por una incursión de Carlomagno, que intentaba fortalecer los límites de la denominada marca hispánica llegando al reino moro de  Zaragoza, y que en el curso de ella se atacó Pamplona. Tras obtener este éxito, el emperador se retiró hacia Francia.
    El como se produjo y su importancia, pues es una leyenda medieval más, como el Camino de Santiago, la Batalla de Covadonga, etc…..probablemente intervinieran navarros, como represalia por el saqueo de Pamplona, vascos, nobles asturianos, temerosos de que el reino fuese entregado al rey franco, y el rey musulmán de Zaragoza enemigo principal de Carlomagno. Las crónicas revelan que el asalto se desencadenó sobre el punto más débil, la cola de la retaguardia, de donde se extendió el tumulto por todo el ejército, y aunque los francos eran superiores a sus enemigos tanto en armamento y en número, lo escarpado del terreno y la diferencia en el modo de combatir los hizo inferiores. La realidad es que no parece que el encuentro tuviera una especial trascendencia estratégica y, muy posiblemente, no pasó de ser una escaramuza que los francos interpretaron como un triunfo y los hispanos como una victoria.
     

  • Javier Bruno

    La  Compañía de Jesús nunca ha pretendido ser una orden religiosa permisiva. La bula papal por la que en 1540 quedó constituida la Compañía de Jesús llevaba por título “Para el régimen de la Iglesia militante”. Una nueva militancia que parecía estar especialmente concebida para defender el catolicismo, inmerso en las luchas religiosas de la época. Si bien Ignacio  instó a sus seguidores a ‘servir como soldados bajo el estandarte de la Cruz’, también los instó a ‘hacerse todo a todos’. Los jesuitas pensaban que si se regían por esta última premisa, podrían cumplir mejor con la primera. La flexibilidad sería la llave que les abriría muchas puertas.

    No hay duda de que los jesuitas ganaron algunas batallas en su lucha contra el protestantismo, pero ¿a qué precio? Sus éxitos radicaron más en la intriga política que en el amor al prójimo. Su evangelización, posiblemente, ha propagado un evangelio contaminado de conceptos políticos y ambiciones humanas. En su intento de convertir el mundo, se han hecho parte de él según el entorno en donde se ubicaban. Ignacio de Loyola pretendía que los jesuitas se mostraran al mundo como imitadores de Jesucristo, pero su intromisión en la política a través de la historia, en un sentido o en otro, han empañado esa imagen. Se han hecho “todo a todos”, pero no han hecho “todo para gloria de Dios” (1 Corintios 10:31, Biblia de Jerusalén.) que al perecer era su principal función.

  • pepe sala

    Ahí tu!!… Alfonso.
    Como el Cid Campeador, Ignacio era ” castellano a las derechas”.  Si ya lo dicen todos los Carlistas…
     
    Imagino que hayas utilizado fuentes “muy fiables” para hacer las afirmaciones que haces. Muy respetables, pero ni siquiera yo ( que no soy ni vasco ni navarro) las puedo compartir.
     
    Por cierto ¿ te suena cierta batalla donde los vascones y los navarros echaron a sus invasores de sus tierras  VASCAS???
    http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Roncesvalles
    Con Roldán y los doce pares de Francia pudieron, pero luego llegaron los castellanos y además de ejército traían sotanas y mitras y contra los castellanos ya no pudo ni siquiera Ignacio de Loyola. Le dejaron la casa echa unos zorros y a punto estuvo de dejar el pellejo por defender su casa.
     
    Bueno, como ya se sabe: cuando no puedas con tu enemigo, únete a él Y así, nuestro amigo VASCO-NAVARRO  cambió el uniforme por la sotana y todos contentos. ( Menos los vasco-navarros que perdieron sus derechos de PUEBLO en favor de una cosa que se estaba gestando:  ¡¡ SSSpaña. coño !!!
     
    ( Castilla es el último de los reinos que se formaron en la Península, y es fruto de una REBELION contra el Reino Astur-leonés. Navarra era uno de los reinos más poderosos de “Europa”, cuando Castilla ni se había pensado aún. Seamos serios, coño )

  • Javier Bruno

    Evidentemente Inigo López de Loyola nació en Guipúzcoa, perteneciente al Reino de Castilla, cuando tenía 17 años se incorporó en Arévalo (Ávila) a la familia del contador mayor (ministro de Hacienda) de los reyes, Juan Velásquez de Cuellar. Allí permaneció unos diez años hasta que pasó a trabajar para el Duque de Nájera, virrey de Navarra, junto al cual Iñigo se asentó como gentilhombre de corte. Durante su servicio tomó parte en la defensa de Pamplona al ser atacada (1521) por el ejército francés, esa sería su vinculación con Navarra, no de nacimiento.

    Iñigo o Ignacio crea la Compañía de Jesús para defender la ortodoxia de la fe católica y combatir en los países amenazados por el protestantismo.  Ignacio dio a la Compañía de Jesús una orientación netamente misionera y una organización casi militar para infundirle un espíritu y abrirle las puertas hacia un apostolado universal.

  • Rodrigo Olvera

    Ah… ya no es necesario que me respondas, entiendo que sigues a Vaca de Osma.

  • Rodrigo Olvera

    Alfonso
    ¿Me puedes aclarar una duda?
    ¿A cual de los 272 municipios de Navarra pertenece Azpeitia?
    Gracias

  • Alfonso

    Ignacio de Loyola no era vasco sino navarro y español.
    Por cierto la Historia de las tres provincias vascongadas estuvo también ligada íntima, voluntaria y entrañablemente a la de Castilla. Guipúzcoa se unió a Castilla en el siglo XI por solicitud voluntaria de su Junta general y en los siglos siguientes, la documentación guipuzcoana denomina a los naturales de Guipúzcoa «castellanos» y éstos lo tienen como timbre de gloria. El apego de Guipúzcoa a Castilla era tan estrecho que la Junta general de1468 hizo jurar a Enrique IV «que jamás enajenaría de su Corona las villas, pueblos, etc. Ni Guipúzcoa entera» comprometiéndose a no apartarla de Castilla ni siquiera con dispensa papal. Álava solicitó también su incorporación a Castilla en 1200, exigiendo los alaveses del rey castellano que se comprometiera a no enajenar el territorio por ninguna causa.

  • Gabriel Sánchez

    A proposito brillante tu aporte Honorio, que maquilla sus miserias, pero eso es producto de la fragilidad humana…todo los conservadores, que e idolatras del poder que muchas veces hay dentro de ellos, pero por suerte…pesan más los otros…Gabriel

  • Gabriel Sánchez

    Es interesante, pero ninguna otra institución como la compañia, nos ha mostrado, al pueblo de Dios, la necesidad de crecer en la frontera, en en medio de las luchas del pueblo…en donde se modela la historia…

    Y a sido en muchas partes del Mundo, el testimonio de hombres y muejeres (la conicera y su hija de la UCA)…por ejemplo, la que ha dado más cabal testimonio de lo que es ser compañeros de Jesús, sino preguntele a Sobrino que eso sabe y bastante…Ese vasco loco, tuvo la intuiciòn de crear una comunidad de hermanos, capaces de testimoniar las glorias y las riquezas de la Iglesia y a la vez de tener la virtud de estar en su frontera, procurando estar en medio de la vida y de la gentes…para la construcciòn del Reino y de con su conducta y dignidad muchas veces perseguida, por poderosos de adentro y de afuera de la Iglesia, convocar a la Iglesia toda a su converciòn…

    Ese itinerario de Iñigo… abrio la puerta al Espíritu… para crear una comunidad de hermanos en disperciòn…y en servicio…Bendito sea por eso…y por los martires que año a años, nos entrega la compañia…Un abrazo Gabriel

  • Héctor Rodríguez Fariña

     
    Gracias, Honorio, por tu emocionado recuerdo de Inyigo de Loyola que me ha traído un monto de recuerdos y veo que es un tema de perenne actualidad
    Los vientos que corren por el siglo XXI  siguen siendo  los mismos que corrían en el  siglo XVI. La iglesia y la sociedad siguen luchando entre  parecidas dificultades.
    Lo que pasa en la iglesia se caracteriza por estos dos aspectos:
    a) desafiar directamente las tormentas que surgen fuera y dentro de ella
    b) exterminar a toda costa cualquier  brote de disensión que aparezca dentro para manener nítida la imagen externa de la iglesia.

    Estos dos fenómenos afectaron notablemente la vida de Iñigo y de los Jesuitas y terminaron con la disolución de la compañía. Hoy todo sigue igual “per omnia secula saeculorum”.  A otro nivel con otras marcas pero siguen los mismos problemas que aún no se han resuelto.

    Las tormentas me recuerda al capitan de aquel  barco frente a los oscuros nubarrones de una tormenta que se avecina amenazadora:
    — “Mueve  el barco hacia babor y dejaremos la tormenta a la derecha”,  grita el capitán al timonel desde el puente. 
    — “El capital no entiende, está loco”,  gritó uno desde abajo; “Esa tormenta terminará con nostros”.
    Otros piden calma y que todo el mundo se ponga a trabajar y obedecer  las órdenes del que manda.
    — “Locos estáis vosotros”,  grita el capitán desesperado:   “Girando a la izquierda nos desviamos de nuestro destino. Todo nos saldrá, más caro. No pasará nada, Dios todopoderoso nos ayudara. Atravesemos la tormenta de frente.”
    Alguien gritó:
    –“Capitán la verdadera tormenta  la tiene usted ya dentro del barco.  Aquí no hay quien se entienda”.

    Hoy día en la Iglesia : El capitán lo teologiza todo,  todo lo ve desde la claridad de sus mente privilegiada, guiado por Dios, claro. No se da cuenta  de lo que está pasando. Se ha olvidado  que hay que buscar otros principios distintos, otro modelo de sociedad más justo y digno del ser humano. Se ha olvidado que Jesús dejó las pautas bien claras: buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
    Está confundido porque nunca estudió la verdadera interpretación de Marcos: Marcos usó la imagen de la tormenta  para generaciones venideras que recordaran cómo la verdadera tormenta era la que se estaba desatando entre sus íntimos seguidores. Quería que descubrieran por sí mismos  que la fuerza para superarla la tenían dentro aunque él pareciera dormido. La palabra de Jesús calmó el ánimo de los discípulos. (Mc 4:35)
    Al elevar este hecho a la categoría de milagro, se perdió su verdadero significado. Para buscar una sociedad alternativa hay que confiar en esa palabra del Galileo entonces ahora y siempre.
    Para eso Iñigo preparó  a su gente: acertaron  Mateo Ricci, Xavier,  Claver. El éxito fue tan rotundo que el Capitán cogío miedo y decidio suprimirr la Compañía de Jesús.  (Clemente XIV, 1773 )

    En el terreno de la mística pasó algo parecido, Ignacio de Loyola dejó plantada la semilla para un nueva visión de la unión con Dios sin necesidad de depender de los ritos externos. Esto era vaciarse uno de sí mismo. Calveras solía repetir con mucho humor en sus pláticas, durante el mes de ejercicios, que Dios debió haber leído a Aristóteles por aquello de “natura abhorret vacuum” ya que si Dios ve un hueco vacío dentro de una persona se tira de lleno dentro para ocuparlo. Esto era irse por los caminos de Juan de la Cruz, Teresa de Jesús y Miguel de Molinos. Era el encuentro con Dios dentro de uno mismo. El Capitán no estaba dispuesto a tolerarlo (Inocencio XI) como no lo está ahora (Benedicto XVI).
    Necesitamos muchos Ignacios de Loyola, vascos o de donde sean, ya.
    Abrazos múltiples de Héctor

  • oscar varela

    Hola Honorio Cadarso!
     
    Buena idea se te ha ocurrido, de enmarcar (al nacido 353 días antes del “Descubrimiento de América”) en el concepto de “Globalización”, con sus luces y sombras.
     
    * Luces para cada vez menos.
    * Tinieblas para cada vez más.
    ··········
    El siglo XVI es un siglo de “Conquista”, de “Lucha” por el Mercado; es decir Siglo de EMPRENDIMIENTOS.
    ··········
    En toda EMPRESA hay dos ingredientes:
    * el apetito de ejecutarla y
    * el temor del peligro que ocasiona.
     
    Un estado de ánimo habitual que no encuentra en el riesgo de una empresa motivo suficiente para evitarla, es lo que se llama: Espíritu guerrero.
     
    En el Espíritu industrial, por el contrario, decide la consideración del peligro y siente la vida como una perpetua cautela.
     
    En el espíritu guerrero prevalece el apetito de acción sobre el temor al peligro a causa de un radical sentimiento de confianza en sí mismo.
     
    Por el contrario, en el centro del espíritu industrial actúa una radical desconfianza.
    ················
    Pero claro: una cosa es el guerrero y otra el militar.
     
    * El militar significa una degeneración del guerrero corrompido por el industrial.
    * El militar es un industrial armado, un burócrata que ha inventado la pólvora.
    * El militar fue organizado por el Estado contra la Nobleza personal.
    Con su aparición comienzó la guerra a distancia, la guerra abstracta del cañón y el fusil.
    ·················
    Las “Misiones jesuíticas” en Paraguay (y hasta n/Río de la Plata) cumplieron la función “militar” de “Reducir” algunas tribus guaraníes mediante el Orden y la Disciplina para saberse fuertes ante otras tribus.

    Sin embargo: No formaron valores autóctonos. Tiempo tuvieron y cuando “los fueron” a los jesuitas, todo el tinglado se vino abajo en un santiamén.
     
    No sé cuán informado estoy, pero agradecería saber –por ejemplo-  si algún originario guaraní llegó a las Órdenes Sagradas del sacerdocio; quiero decir: en la escala de mando
    ···············
    Estimo que has tenido toda la razón en colocar al fundador de la “ORDEN” dentro de la Gesta Globalizadora.
     
    Tal vez esté poniendo yo, en aquellas luces de antaño, algunas sombras de hogaño.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • mªpilar garcía

    Fue un gran hombre, no siempre comprendido.

    Sus enseñazas ( no todos sus “hijos” han seguido) a los que sí lo han hecho a lo largo de los tiempos…

    ¡Mi agradecimiento más sincero!

    He tenido la suerte de conocer a aquellos que ¡sí! lo llevan en su corazón, y son buena semilla para el mundo; porque están, donde el dolor es más agudo y lacerante y su espíritu, es limpio y libre, aquí conocemos alguno de ellos.

    He tenido mucha “suerte” de haberlos encontrado.

    mª pilar

  • Me hace gracia ese trazado surrealksta de la historia a la sombra de Iñigo de Loyola.
    HONOR Y GLORIA A HONORIO

Responder a mªpilar garcía Cancelar comentario