Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7239 Artículos. - 110442 Comentarios.

Hacia una teología islamo-cristiana de la liberación

20071_1313301683277_1552720790_30788893_7362297_nUna vez más Juan José Tamayo nos invita a practicar el diálogo intercultural e interreligioso con los musulmanes de la corriente euroislámica y reformistas. Con ocasión de una conferencia organizada por la Fundación Instituto Euroárabe de Educación y Formación de Granada, el profesor de Cátedra Ellacuría de la Universidad Carlos III de Madrid, concedió el pasado día 14 esta entrevista a  Inés Gallastegui para El Ideal de Granada .

-Su defensa de un diálogo entre cristianismo e islam ¿está en la línea de la Alianza de Civilizaciones?

-El proyecto de Alianza de Civilizaciones no debe descuidar el diálogo entre religiones. Hay que pasar de las guerras de religión a una sociedad intercultural, interreligiosa, interétnica e interlingüística. La Europa del siglo XXI no puede construirse con actitudes islamófobas ni antisemitas. Sin embargo, seguimos instalados en esos dos mitos medievales.

-Su libro sobre el islam ha sido bien recibido por el islamismo moderado. ¿Y en el mundo cristiano?

-Entre los musulmanes de la corriente euroislámica y reformista, entre las feministas, el libro ha sido acogido con verdadero aplauso y un deseo de trabajar conjuntamente. Dentro del sector cristiano, ha sorprendido mi propuesta de la construcción de una teología islamo-cristiana de la liberación. Esa propuesta va a estar muy presente en el Foro Mundial de Teología y Liberación y en el Foro Social Mundial de Dakar 2011. No es un diálogo de sobremesa para hablar de lo divino y lo humano, para hacer un retrato robot de Dios; es un diálogo desde la perspectiva de la liberación de los marginados, en el que activemos las mejores tradiciones del islam y el cristianismo en favor de la igualdad, la emancipación, la lucha por la paz y la defensa del medio ambiente.

-La defensa del islam como religión tolerante choca con la realidad de países islámicos no democráticos, mujeres sometidas y sin derechos, fanatismo terrorista…

-El hecho de tender puentes de diálogo no implica una aceptación acrítica. Hay que reconocer que dentro del mundo musulmán se transgreden los derechos humanos de manera grave; hay situaciones en las que las mujeres son discriminadas; donde no hay una separación entre religión y política, y eso son carencias muy importantes en los países de mayoría musulmana de régimen confesional. Pero Turquía es una república laica, y el país con más población musulmana es Indonesia, una democracia. La razón de esas carencias se debe a regímenes políticos con una estructura dictatorial, pero el islam no es contrario a los derechos humanos. El Corán formula una de las primeras declaraciones de libertad de conciencia. Igual que los líderes de las primeras comunidades cristianas, los primeros califas fueron elegidos en procesos democráticos.

-En Granada se celebra la Toma de la ciudad por los Reyes Católicos. Muchos consideran que los árabes ‘ocuparon’ la Península ocho siglos…

-Me parece una aberración. Las fiestas de moros y cristianos, las efemérides de la conquista, falsean la historia de España, que se caracteriza por la diversidad religiosa y cultural.

-¿El velo es expresión de fe o símbolo de sometimiento machista?

-El significado depende de la persona que lo lleve, pero me parece que los no musulmanes no estamos legitimados para darle un significado a una prenda que responde a una tradición cultural. En los conflictos de personas que insisten en llevar el velo, no me parece que sea una imposición de los padres o los maridos ni un símbolo de sumisión, sino todo lo contrario: de afirmación de su cultura y de sus creencias.

-¿Deben prohibirse los símbolos religiosos en las escuelas y otros ámbitos públicos?

-Absolutamente. Todos los símbolos religiosos deben desaparecer del espacio público, y de manera especial en las ceremonias en las que toman posesión cargos públicos. Pero eso es muy distinto a que la persona individual pueda llevar un crucifijo o un velo.

-¿Qué espera de la Ley de Libertad Religiosa que prepara el Gobierno?

-Soy bastante escéptico, porque van a construir la casa empezando por el tejado. No puede haber una ley de libertad de conciencia que reconozca la igualdad entre todas las religiones ante la ley mientras se mantengan los acuerdos con la Santa Sede, el Concordato de 1979, que llena a la Iglesia católica de privilegios económicos, beneficios fiscales, ventajas educativas, prioridades en el campo de la representación, reconocimiento jurídico del matrimonio…

-¿Qué tiene que decir la Teología de la Liberación en esta crisis del capitalismo?

-Tiene que decir: «Os lo advertimos y no hicisteis caso». La Teología de la Liberación, desde finales de los 60, y los movimientos alterglobalización, desde mediados de los 90, vienen denunciando la voracidad del neoliberalismo. Las propuestas de una sociedad igualitaria, solidaria, justa y fraterna no se han tenido en cuenta y de ahí que estemos en esta situación dramática. La Teología de la Liberación es la voz de los sin voz; una voz que, como la de San Juan Bautista, clama en el desierto.

-El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal está estos días en Granada. Ayer declaraba que Dios hizo a los hombres socialistas para que crearan una sociedad perfecta sin propiedad privada…

-El cristianismo en sus orígenes, como el islam, es claramente contrario a la acumulación que genera pobreza, miseria y marginación. Para las dos religiones, el gran pecado no es el ateísmo o la increencia, sino la idolatría, el adorar al ídolo capital.

Escándalo en la Iglesia

-Ha acusado al Papa de proteger a los sacerdotes pederastas y ha sugerido que su actuación podría ser perseguible penalmente.

-Sí. Los últimos 70 años de la historia de la Iglesia han sido los de dos silencios ominosos: el silencio de Pío XII sobre el Holocausto y el silencio de todos los papas, desde Pío XII hasta el actual, ante los crímenes que sacerdotes, religiosos y laicos dependientes de organizaciones eclesiásticas han ejercido contra personas indefensas, abusando de su cargo, defraudando la confianza del pueblo que les entregó a sus hijos para que los formaran. Ese silencio les convierte en cómplices. Igual que hay crímenes contra la Humanidad que no prescriben, los culpables de estos casos de pederastia tienen que ir a tribunales penales internacionales y los presuntos responsables o cómplices, también, como cualquier ciudadano. ¿Por qué el Papa no va a ir al tribunal, igual que han ido presidentes de gobierno y jefes de Estado? Ningún ciudadano tiene protección divina para librarse de la justicia.

-Benedicto XVI descartó el martes la teoría de la conspiración, hizo autocrítica y admitió que el mayor enemigo de la Iglesia no está fuera, sino dentro. ¿Demasiado tarde?

-Son palabras que hay que aplaudir y exigir que se cumplan; que a la vuelta del viaje a Portugal lleve a cabo una limpieza evangélica de la Iglesia. Es demasiado tarde. Fíjese en todos los sufrimientos que se podían haber evitado si estas medidas se hubiesen tomado hace 40 ó 50 años. No sólo la violencia física o sexual, sino los traumas psicológicos, el hundimiento de muchas vidas… Benedicto XVI no puede salir indemne de esta crisis a la que ha contribuido: lleva en la Curia 28 años y él mismo firmó un decreto que imponía silencio a los pederastas y a las víctimas, incluso con amenaza de excomunión a quien revelase esos secretos.

-¿Qué ocurrirá en la Iglesia española cuando empiecen a salir a la luz los cientos o miles de casos de abusos sexuales a menores que probablemente han ocurrido durante décadas en instituciones religiosas protegidas por la dictadura franquista?

-En el caso de España no es sólo el blindaje de la jerarquía que ha protegido estos casos, sino la propia dictadura. No sé qué pueda pasar; lo que querría que pasara es que colaborasen en el esclarecimiento de todos los casos. Lo primero que deberían hacer es sacar toda la información que tienen en los cajones, que es mucha. Eso sería un extraordinario servicio a la Iglesia. Y establecer, sin saña, las sanciones previstas.

-En 2003 el Vaticano censuró una de sus obras, ‘Dios y Jesús’. ¿Cómo son sus relaciones actualmente?

-Inexistentes. Soy un profesor universitario que estudia el cristianismo desde una perspectiva científica y crítica. Intento ser fiel a mis investigaciones, sincero para con Dios y honesto con la realidad. El Vaticano no me preocupa.

28 comentarios

  • MAR Medina

    Gracias, Carmen. Nada que objetar a tu comentario, sin duda en las sociedades mususlmanas las mujeres tienen más problemas que en las nuestras, si hablamos de “grado”. Yo tampoco conozco todo sobre los musulmames, ni a todos, simplemente también hay mujeres bastante independientes entre las que conozco.

    Sin embargo creo que Afganistan es un caso especial, pues hay un problema añadido al sexismo semita y árabe vehiculizado por el Isalm, como es el de la sociedad pastún, donde el sometimiento de la mujer al varón es extremada y escandalosamente injusto y perverso.

    Un abrazo

  • Carmen (Almendralejo)

    Querida Mar Medina, realmente digo lo que conozco en mi entorno y puede (no creo tener la verdad absoluta) que al ser esto un pueblo las formas de comportamiento sean distintos, pues aquí todas las personas nos conocemos y es más difícil actuar libremente sin que nadie nos cuestiones estas, y mucho más si se perteneces a una comunidad más pequeña, aunque aquí tenemos una comunidad de entre cuatro y cinco mil habitante musulmanes, y unos siete mil rumanos de distintas confesiones auque la mayoría son cristianos ortodoxos.
    Si se tiene en cuenta que somos entre un*s treinta cuatro mil habitantes, y a la vez tenemos, culturas o comunidades más pequeñas proveniente de Latinoamérica, (la cual que está en alza)  por no decir la comunidad China que aquí en muy numerosa.
    Se puede decir que Almendralejo es bien plural, es casi la pequeña Babel, aunque esto no lo digo en peyorativo, sino en positivos.
     
    De ahí que las mujeres que nos movemos en el ámbito de las injusticias sociales de rol patriarcal y misoginia, se puede comprobar que si hay ciertos comportamientos en casi todas estas culturas de años atrás y que la mujer había superado en España, pero si lo llevamos a la lucha activista que las mujeres llevan fuera las fronteras comprobamos que la mujer musulmana estás siendo masacrada y lapidadas, o quemadas por el simple hecho de pedir autonomía, o libertad.
     
    Hace muy pocos meses, hemos estado luchando para podernos traer a Jadama del
    Sahara, ha estado desde los diez años en Extremadura con una familia de acogida por una grave enfermedad renal, con casi dieciocho años, esta familia la acompañó a su poblado para que viese a la familia al completo, y de vuelta al aeropuerto el padre la hizo bajar de la furgoneta sin más explicación…
     
    Ella depende del padre, del tío o del hermano, en su vida será libre para decidir donde y quien vivir, porque es mujer, y la casará con quienes ellos digan y por la suma que ellos digan, aunque sea una cabra, ese será su precio.
    Como tú dices conocer a otras familias, yo puedo pensar que quizás sea cosa de pueblos pequeños, auque respetuosamente dudo que sea solo esto, y no hay un día que me ponga a escribir que no recuerde a Nadia Anjuman, una poetisa de Kabul.
     
    Vivió desde su niñez escribiendo pero su marido y la familia de este no soportaba que ella fuese más que el varón, que su marido, así que este la mató,  y para colmo solo pasó un mes en la cárcel y los hijos de ambos están con él.
    Él siempre le repetía esta frase ¿Por qué la gente a ti te conoce? ¡yo soy el hombre!
    Su libro “Flor oscura” lleva tres ediciones y tres mil ejemplares vendidos, ella se autodefinía como “El pájaro sin alas”
    Dejo un enlace para que se sepa que la mujer que piensa por ella misma, sin metedura de misoginia, o sometimiento, ven en el velo lo que realmente es, y lo que fue al igual para la cultura occidental hace decenas de años.
    Y no creo que la cultura musulmana sea una cultura nueva sino que es ancestral por lo que si no evoluciona es porque basa su crecimiento en lo que se basó la judía, para crecer como pueblo o nación, no separando la religión de la política… las teocracia conlleva todo este sometimientos piramidal y patriarcal sobre el genero femenino, Fátima, la hija de Mahoma no heredó a su padre, sino que fue el yerno quien heredó todo.

    http://e-mujeres.net/sites/default/files/La%20controversia%20del%20velo.pdf

  • José Ignacio Ardid

    ¡Paz a todos!.

    Hace tiempo que tengo deseos de leer el libro de Juan José Tamayo sobre el Islam publicado en la editorial Trotta, así que poco puede hablar hasta, tanto en cuanto, pueda tener una idea más o menos meditada de lo que pueda opinar sobre el Islam, amén de los tres o cuatro puntos que todo el mundo tiene en boca… pero que, evidentemente, no es el fondo de la religión islámica.

    Lo que si se me ocurre, también para el Islam, es que vaya recuperando el ingente acervo espiritual, por ejemplo, de la mística sufí que tantas maravillas ha producido y que puede ser foco de una teología de liberación islámica. Todas las religiones aquilatan ese pose que deberían procurar darle vida actual en este siglo XXI que va a ser místico o no será nada…

    Por otra parte, si no se realiza ese camino conjunto de un acercamiento en este sentido, la religión como dogmática hará un flaco favor a la unión de las religiones en aras de un mundo más justo, porque nuevamente se antepondrán el dogma al hombre y entiendo que ya hemos tenido mucho camino recorrido en ese sentido…

    Saludos a todos,

  • Antonio Vicedo

    Cierto que la realidad no se aviene con ninguna abstracción o carencia de concreción y que ello afecta también a la realidad de los seres humanos que al ser considerados reales y no solo elucubraciones conceptuales, los tenemos que considerar sin prescindir de sus circunstancias humanas.
    Pero no es menos cierto, que, de entenderlo en su más intima y fundamental concreción, tenemos que diferenciar lo más característico y específico de su condición, pues  lo que en realidad contiene su primera nota de cualificación específica humana,  es su realidad personal o vida existencial con capacidad de consciencia libre y responsable.
    Esta realidad existencial se concreta en ser SUJETO en el que toman realidad las distintas cualificaciones en las que se manifiesta a la vez su individualidad y la universal pluralidad.
    Las cualificaciones humanas que deberían salvaguardar la concreción del SUJETO PERSONAL y defenderlo de cualquier modo de objetivización, en un desajuste inicial valorativo, atentan contra la nota o característica existencial más concreta y real del SER HUMANO.
    LA CIRCUNSTANCIALIDAD GENÉRICA,(hembra o varón) que determina y concreta la primera diferenciación natural del ser humano, ni ninguna de las otras que pueden, al concretarse en él, enriquecerlo en cualidades plurales y diferenciales, no tienen que afectar negativamente a la condición existencial primaria de ser y deber ser SUJETO,  como prerrogativa que da sentido y finalidad a LO HUMANO.
     Cuando queramos referirnos a algo humano, y la sociabilidad relacional tanto entre los humanos, como de estos con el Dios Real, constituyen algo primordial y esencialmente humano,  la condición común de SUJETOS PERSONALES, es y debe ser SUPUESTO INCONDICIONALMENTE NECESARIO.
    ¿De qué RELIGIÓN  hablamos, o de que real y concreta RELACION SOCIAL, si no las fundamentamos sobre  SUJETOS IGUALES, si bien diversos y plurales?
    Para esta existencial concreción de las relaciones INTERPERSONALES ¿qué condicionamiento puede ejercer sobre el SUJETO PERSONAL CONSCIENTE LIBRE Y RESPONSABLE el género femenino o masculino, o cualquier otra circunstancialidad?
    ¿Acaso cuando, tratándose de interrelaciones personales, se prescinde del SER PERSONA y se estructuran relaciones, quehaceres o finalidades sobre lo circunstancial del SER HUMANO, no se ha concretado la primera y más radical injusticia anteponiendo lo secundario a lo que, por su natural condición, no puede  dejar nunca de SER PRIMARIO?
    LA ESTRUCTURACIÓN  en la HUMANIDAD de LA RAZÓN DE LA FUERZA, rémora de períodos pre-evolutivos o precedentes al: “Hagamos al SER HUMANO a NUESTRA IMAGEN y SEMEJANZA” puede estar significando  el comer de la fruta prohibida del PODER, ASPIRANDO A SER COMO DIOS. 
    Y en ese intento falseador que se hace ENGAÑO por la MENTIRA  se pierde la  vida paradisiaca, estructurada por LA FUERZA DE LA RAZÓN.
    Las RELIGIONES deberían haber sido y deben ser concreciones de esa FUERZA RELACIONAL QUE PARTE DE LA RAZÓN o VERDAD, contenida en la NATURALEZA HUMANA y que se concreta en cada una y en todas las PERSONAS.
    El proceso promocional humano intenta la consecución de este objetivo y ahí tenemos los avances  de concienciación, tímidos,  pero con  orientación certera hacia el reconocimiento de los DERECHOS y DEBERES HUMANOS UNIVERSALES y hacia anhelos cada vez más poderosos de logros democráticos a pesar de todas las resistencias del poder estructurado.
    Las Religiones, allí donde han podido implantar y mantener su dinámica de LA RAZON DE LA FUERZA, han sido y siguen siendo COMPLICES del DESAJUSTE en el que se halla estructurada la HUMANIDAD.
    DIOS; EL QUE ES sin que tengamos que hacerlo los humanos desde cualesquiera creencias, quiere de la HUMANIDAD una verdadera  y real HERMANDAD.
    Por lo tanto, si no es esto lo que en su práctica  muestran y tratan de conseguir, quedan vacías de sentido y contenido. Su mismo proceder clama por una necesaria LIBERACION  Teológica y Práctica de cuanto las incapacita para promover una HUMANIDAD DE PERSONAS que se sientan, se realicen y relacionen con HERMANDAD  propia de ser, en tanto  HIJ/S de YAVE, ALA, DIOS, (El mismo SER ABSOLUTO)
     

  • MAR Medina

    Hola Carmen, encantada de encontrarte de nuevo.

    Entiendo tu preocupación por defender igualmente a las mujeres cristianas que a las musulmanas, o de la religión que sean, de la opresión en razón del sexo, y la comparto.

    Pero a mí me huele a chamusquina el empeño que hay a veces por señalar acusadoramente el machismo de otras culturas, como con frecuencia ocurre con la musulmana, y olvidarnos así de lo que nos atañe directamente, lo que nos puede tranquilizar con un “no estamos tan mal”… Además es cierto que nadie “libera” a nadie; aunque nos podemos y debemos unos a otros, la liberación sólo es real si se asume desde dentro. Por eso esta cuestión del velo, que me parece mucho más compleja que de una simple naturaleza sexista, sólo se resolverá desde el mismo seno del Islam, por eso yo no me pondré ningún velo ni animaré a usarlo a otras, pero tampoco se lo quitaré a nadie.

    Por mi trabajo tengo relación con musulmanes dese hace años, y la verdad es que no percibo grandes diferencias de estatus de las esposas respecto a sus esposos entre las parejas musulmanas y las españolas, hay de todo, como entre nosotros ¡somos bastante parecidos!
     
    Un abrazo

  • MAR Medina

    Me ha impresionado muy gratamente esta entrevista, que pone de manifiesto interesantes cuestiones.
     
    En primer lugar considerar que las tres religiones del Libro son producto de una cultura semita, patriarcal y sexista, y entre las tres religiones no hay grandes diferencias en lo que respecta al papel  y posición social de las mujeres. En el cristianismo debería haber sido de otra forma, dado que Jesús reconocía la igualdad radical de las mujeres en su trato igualitario con ellas, pero finalmente no se sustrajo al influjo machista de la cultura patriarcal en la que se desarrolló. De modo que el Islam no es especialmente retrógrado, salvo para miradas sesgadas que pretenden validar su  prejuicio, tal como pretenden determinados estados religiosos.  El Coran no es más retrógrado que nuestras escrituras cristianas, incluso del Nuevo T estamento, donde podemos leer que la mujer debe permanecer callada en la asamblea y cubrir su cabeza. ¿Por qué no aplicamos la misma benevolencia de tiempo superado, por ejemplo, para el  Coran que para nuestros textos cristianos? De hecho supuso una mejora en el estatus de las mujeres árabes convertidas al Islam y alguno de los derechos que se reconocían para las mujeres no se reconocerían en Europa hasta la Revolución Francesa.
     
    Por otra parte, no me parece justo  identificar una tradición religoso-cultural, como es el uso del velo femenino con represión, algo que las mujeres musulmanas niegan con insistencia, pese a lo que os oigo decir por aquí, queridos amigos Pepe y Carmen, este artículo desvela algunas cuestiones  http://es.wikipedia.org/wiki/Hiyab
    En cualquier caso, si bien es cierto que en los estados musulmanes las mujeres están todavía peor que en los occidentales, no hay que perder de vista que es un mal general en todas las culturas, patriarcales a fin de cuentas, y que la revolución y la liberación sólo puede partir de dentro, de modo que no se trata tanto de “prohibir” el velo –como se empieza a plantear en Francia o aquí mismo, como que sea una opción libre de las mujeres musulmanas.
     
    Cuestiones sexistas aparte, a mí me parece que hay muchos más puntos de encuentro entre el Islam y el Cristianismo que diferencias, lo que merece un diálogo interreligioso que sería enriquecedor, sin olvidar su mística sufí, con la que probablemente la cristiana esté en deuda.
     
    Saludos cordiales

  • Miguel González

    Parece que a Carmen le parecen bien las injusticias siempre que se cometan contra hombres porque llama bazofia su denuncia. Por la boca muere el pez.

  • Carmen (Almendralejo)

    Pepe Salas, querido amigo… Deja que ciertas lenguas muerdan ellas misma las palabras que con tu silencio y el de otr*s sean más clarividente que la bazofia que sueltan.
    Te diré que estoy en total disponibilidad para que las Religiones se unan en un abrazo fraterno, y que el cura, el obispo o el papa, los rabinos o los imanes, chamanes etc no sean quienes dirijan lo que traspasa la frontera de la responsabilidad de una sociedad que piensan y evoluciona libre de prejuicios y de moralina hacia un género, una casta, un estatus o un color abanderado por inquisiciones.
    No me gusta ver, a mi vecina ir detrás del marido como si fuese el perro…
    No me gusta ver a las chicas que le ponen el velo apenas tiene indicios de pubertad
    No me gusta que la mujer no tenga la autoridad de venir hablar con las cuidadoras de los bebés marroquíes…
    Y todo esto que denuncio, ante esta religión no es porque tenga prejuicios sobre ella, sé que D*s, mi D*s, es tan musulmán como Cristiano, y que rezando el Salat o el cualquier oración cristiana está tan presente en mí, como si leo a Miguel Hernández o a Federico García Lorca.
    No necesito lavarme los pies, ni las manos, descalzarme o mojarme los dedos de agua bendita, porque mi cuerpo no es feo ni sucio, y aún menos desagradable a la vista…
    ¿Por qué debo esconderme detrás de una reja, de unas cortinas, subirme al piso superior, somos las mujeres gallinas?
    De de todo esto que digo, y por lo que lucho, en primer lugar lo he pedido y he acusado y acuso a mi religión…
    No soy lacaya de ningún varón por muy señor de la religión se crea, y este pleito lo tendré hasta el final de mis día, y si al final hay juicio y descubro que D*s, es más varón que mujer, y que pudo hacer más por mi género de lo ha hecho, tendré este mismo pleito, no lo dudes.
    No es, diálogo, es dignidad para pedir igualdad de condiciones, de que las mujeres que luchamos por ser y tener igual derechos aquí, lo tengan aunque sean de otras culturas o religiones, porque quienes hemos visto y sufrido lo mismo sabemos de qué hablamos.
    No se puede criticar al catolicismo en todo, y a la vez pasar la mano en todo al que viene, porque está de moda aquello de la alianza cultural…
    En una medida política y populista como la última que han tomado con los funcionarios estos sociatas.
    Me encanta dialogar, discutir con quienes defendemos unos ideales no por aguantar unos años de prebendas sino querer una Justicia Plena más allá de nuestras fronterizas frentes.

    P.D: Yo también, estoy contigo Lali y te entiendo
     

  • Agustín

    Dice Tamayo que en el mundo cristiano ha sorprendido su propuesta de la construcción de una teología de la liberación cristiano-islámica.
    A mí también, aunque no soy nadie en el mundo cristiano y desde luego menos en el islámico.

    En la Iglesia Católica la teología de la liberación está presente desde hace ya muchos años. Cuenta con excelentes teólogos, algún obispo, una realidad social incuestionable, incluso tiene sus mártires. Una teología, sin embargo que a pesar de apoyarse en la interpretación más auténtica del mensaje de Jesús no termina de ser comprendida y aceptada de forma general. ¿Por qué le surgieron tantos enemigos a este movimiento teológico? Pues como todo el mundo sabe porque se le acusó de ser compañera de viaje del comunismo y no olvidemos que el comunismo era el enemigo principal (y único) de Occidente, en especial de Estados Unidos. Cuando nace la teología de la liberación la opinión pública y todos los estados eran comunistas o anticomunistas. No había más; esa era toda la política (salvo un  pequeño grupo de naciones que formaronlos llamados paises no alineados). Así que todo lo que olía a veleidades de transformación social pasaba, sin más análisis, a la acera de los comunistas o comunistoides. También la Iglesia (o mejor dicho especialmente la Iglesia) formaba parte, y muy principal, del grupo dominante. Conviene recordar que la bandera del anticomunismo siempre la  ha portado Estados Unidos en política internacional y la Iglesia Católica en el ámbito religioso. Y conviene recordar también que en esos años  la presencia empresarial y política de Estados Unidos en Iberoamérica gozaba del don de la ubicuidad. Así que, tan pronto aquel movimiento empezó a causar problemas políticos la Iglesia salió en defensa de sus aliados naturales condenando la llamada teología de la liberación.

    (ACLARACION.- Para evitar réplicas de carácter personal diré que esta exposición no obedece a una determinada iedología política. Carezco de filiación política, incluso de tendencia y mi opinión, en cada caso, obedece a mis propios análisis)

    Y ahora Tamayo propone abrir un nuevo frente: la teología de la liberación de la mano del islamismo. No soy quién para decir que desde el punto de vista teológico o cultural es un error, aunque quizás sea más bien un brindis al sol. De lo que sí estoy seguro es que es un error estratégico.
    Ahora la gran potencia y, por supuesto, todo Occidente ha cambiado de enemigo. Desaparec ido el comunismo (salvo lo que residualmente queda en Cuba o en Corea) Estados Unidos tenía que buscar un enemigo (he escrito bien el verbo buscar). Una nación, si quiere seguir siendo la más fuerte, si quiere que se le siga reputando como la más fuerte, tiene que tener un enemigo. Si no tienes enemigo, si no estás en lucha con tu enemigo no demuestras que eres el lider y si no lo demuestras todos los días, los demás empiezan a perderte el respeto (o el miedo). Así que el enemigo a vigilar ahora que ya no existe el comunismo, se ha sustituido por el islamismo. Y resulta que la propuesta de la teología de la liberación quiere compartir ahora  la senda del islamismo. Estratégicamente un error. Sin mencionar otros pero ya es tarde para mí y no voy a entrar en otros aspectos.      
       
      

  • ana rodrigo

    Yo que soy tan crítica con la Iglesia católica, no voy ahora a justificar un montón de cuestiones intragables del Islam.

    Lo que intento transmitir es que una cuestión es el Islam en sí mismo y sus problemas internos, y otra cuestión es reflexionar de cómo podemos organizar la convivencia en una sociedad plurireligiosa y de cómo se pueden buscar acercamientos entre ambas religiones en aquello que de bueno y común tienen ambas. Porque la alternativa a esta actitud de tolerancia es el conflicto al estilo yugoslavo, que nadie quiere.
     
    El hecho de que los y las creyentes musulmanas que viven entre nosotros aceptando normas que en sus países de origen serían impensables, ya está suponiendo un gran esfuerzo por su parte que no deberíamos despreciar por lo que supone de que a la mayoría de los 20 millones de musulmanes que viven en Europa les obliga a ir cambiando y dar origen a un Islam europeo diferente al de los países islamistas.

  • Lali

    La costumbre del velo en las mujeres no es específicamente islámica, apareció en Oriente antes de Jesús. Pablo, con bastantes lagunas respecto al proyecto de Jesús, impuso la prenda a la mujer como señal de dependencia y sumisión al hombre:
     
    “El hombre no debe cubrirse, siendo como es, imagen y reflejo de Dios; la mujer, en cambio, es reflejo del hombre. Porque no procede el hombre de la mujer, sino la mujer del hombre; ni tampoco fue creado el hombre para la mujer, sino la mujer para el hombre. Por eso la mujer debe llevar en la cabeza una señal de sujeción” (1 Cor 11, 7-10).
     
    Teología barata, naturalmente.
     
    Conviene llamar a las cosas por su nombre. A mi modo de ver, es lo que reclama Carmen en su comentario. Estoy con ella. Una cosa es el entendimiento entre culturas, la tolerancia, el diálogo y el consenso; otra forzar el sentido de las cosas; y otra, utilizar fórmulas que van bien para las conferencias (teología islamo-cristiana de la liberación), pero que cuando entra una a analizarlas, es tal el potaje, que no hay manera de hincarle el diente.
     
    Y puestos a hablar con propiedad, la teología de la liberación no es ninguna novedad. Comenzó con Moisés hace unos tres mil doscientos años con los resultados conocidos de sobra: Unos grupos de esclavos dejaron atrás la esclavitud, escaparon de las garras del poderoso imperio y se convirtieron en un pueblo libre. Cuando se habla de teología islamo-cristiana de liberación vienen como anillo al dedo las preguntas que con inteligencia lanzó Rodrigo al principio de los comentarios.
     
    Saludos
    Lali

  • Miguel González

    No entro al trapo de provocaciones, pepe sala. Mis palabras son mías y no dejo que nadie las ensucie con sus prejuicios.
    Pues sí, la burrada esa la dijo un político, o sea un político con responsabilidad. Si mi memoria no falla fue un político catalán. Ya encontraré la cita para que veas quien rebuzna más  alto. Lo que no voy a hacer es  dejar mi trabajo para refrescar tu memoria selectiva. Y a lo peor cuando la encuentre a quien tendrías que llevar ante los tribunales es al sujeto que la esgrimió como legítima.
    Sobre la mujer está todo bien claro: no cierro los ojos a la realidad que  he señalado que es bien cierta. Ya lo hacen otros por peloteo.
     
     

  • pepe sala

    Cuando te dirijas a mí, Muguel Gonzalez. no te despidas con ” saludos cordiales”, puesto que yo no soporto la hipocresía. Yo no me despido de tí con el consabido ” vete a tomar por el culo” por respeto a los demás lectores de ATRIO.
     
    Y no te escapes por la tangente de una mínima razón que te pueda asistir. Efectivamente, hay casos sangrantes en el asunto de la Justicia contra los hombres.
     
    Pero yo no me refería a eso cuando hablo de BURRADAS.
    Además de la pregunta que te hace Rodrigo ( la cual, obviamente no respondes) ¿ Podrías DEMOSTRAR semejante burrada que afirmas aquí?:
     
    “”No es extraño cuando hasta algún “responsable” del  gobierno justificó no hace mucho los apuñalamientos y tiroteos en las calles practicados por delincuentes de un país de hispanoamérica con el “sólido” argumento de que se trataba de algo cultural””
     
    Porque si no lo demuestras, tal acusación es de tal calado que deberías ser llevado ante un JUZGADO por difamador.
     
    Y otras afirmaciones que haces sobre las mujeres, no las había escuchado-leido desde los peores tiempos del franquismo. Allá por los años 50-60, los ” machitos ibéricos” hacían muy parecidas declaraciones a las que tú haces aquí. Entonces era imposible enfrentarse a ellos ( si se quería seguir vivo.) Ahora seguis infundiento MIEDO al personal y no se atreven a poneros en el lugar que os corresponde.
     
    Yo no les tuve miedo en aquellos tiempos; pero me tuve que largar del pueblo para sobrevivir.
    Quizás me tenga que largar de ATRIO ( por la fetidez que no puedo soportar); pero te puedo asegurar que tampoco lo haré por miedo a enfrentarme con los ” machitos ibéricos” de tu calaña.
     
    ¿ Te ha quedado claro ya?… pues date por despedido a mi manera, no a la tuya.

  • Miguel González

    Pepe Sala tiene la extraña habilidad de querer manipular todo lo que no le cuadra y rellenar de su cosecha los huecos con lo primero que tiene a mano referentes a opiniones ajenas.  Hace tiempo ya que los psicólogos, dentro de sus limitaciones, han calado que un insulto es una proyección del  insultador. Curiosa esa manera de respetar las opiniones ajenas. ¿O sólo son respetables las opiniones que coinciden con el patrón?
    Pero es que como además, entran al trapo, me dan la oportunidad de explicar mis afirmaciones: hay ya grupos organizados y organizaciones de hombres daminificados por esas famosas políticas de igualdad que hacen que ciertas mujeres presuntamente  sin escrúpulos asesoradas debidamente por letrados y sobre todo letradas también presuntamente sin escrúpulos,  arruinen la vida de algunos hombres, esto sin presuntamente.  Que sí, hombre, que también hay casos de esos aunque la dictadura de lo correcto imponga un manto de silencio sobre el particular.
    Y sí, yo no adoro al becerro de la moda que hace ver lo negro, blanco y lo blanco negro. En eso consiste  la libertad de opinión en dar cada uno la versión de los hechos. Honestidad intelectual que dicen algunos. Totalmente incorrecto a los ojos de  ola actual de oxímoron, eufemismos y relativismos imperantes. También Jesús fue “incorrecto”.
    Y sí, el feminismo radical es la otra cara del machismo. Ya pueden pintar la mona de seda. Y el maltrato y asesinato de una persona, sea  mujer o sea hombre, debe ser  perseguido como todo delito. ¿He dicho yo lo contrario? Pero una canallada nunca podrá encubrir otra canallada. No puede ser pretexto una injusticia para cometer otra injusticia. Algunos van tan embalados con “otro mundo posible” que se olvidan que en el presente suceden estas cosas.
    Saludos cordiales.
     
     

  • pepe sala

    Las cosas que escribe Miguel González, mi quierida Ana, no son para permanecer callados-as. Al contrario son los que una sociedad que se pretenda sana DEBERIA COMBATIR SIN CUARTEL.
     
    Pero como Miguel González ha dejado perfectamente clara su opción preferente por la Iglesia Católica-apostolica-romana, ya tiene BULA para escribir cuantas barbaridades se le vengan a su neurona meapilas. Cualquiera que se ponga firmemente contra los argumentos de semejante IMPRESENTABLE se las tendrá que ver con quienes no andan demasiado lejos de las ” pilas bautismales católicas-apostolicas-romanas”.
     
    Así pues, el personal asume las barbaridades para no tener que enfrentarse ( dialécticamente) con Tirios y troyanos.
     
    Menos mal que queda alguna Ana que se atraganta con ciertas declaraciones ” atrieras”… yo ya estaba pasando a la reserva ante semejantes BURRADAS .
     
    Paciencia, Ana, que todo llegará…( no me imagino a un ateo, un musulmán, un protestante… eswcribiendo semejantes aberraciones y que casi nadie le respondiese como se merecen tales declaraciones.)
     
    ¿ O estaré  también confundido en ésto y lo mejor es dejarlo pasar para que no haya ” mal royo” en ATRIO?…
     
    Pues entonces me sobra ATRIO. Yo tengo ciertos límites en mis tragaderas.
     
    Pues éso…

  • ana rodrigo

    En dos colectivos en los que sus componentes se cuentan por miles de millones, me refiero al Islam y al cristianismo, las cosas no pueden ser o blancas o negras. Y si las sociedades occidentales del presente y de futuro van a ser, y ya lo están siendo, sociedades plurales, y tenemos que convivir con el pluralismo, tenemos dos opciones: o despreciar, atacar y marginar al diferente, o buscar aquellos puntos de encuentro en los que todas la tradiciones religiosas tienen de humanidad, de valores comunes y, especialmente, deberemos estar al lado de aquellas minorías que están luchando por evolucionar y cambiar las muchas lacras que aquejan al Islam en cuestión de derechos humanos,  o de fundamentalismo religiosos, por ejemplo.
     
    No creo que debamos emprender una nueva reconquista y dedicarnos durante siglos a matarnos unos a otros, y si no estamos dispuestos a esta barbaridad, no nos quedan más alternativas que la convivencia pacífica, la colaboración mutua, la aproximación a la persona,
     
    Yo tengo experiencias personales de conocimiento de personas musulmanas, desde una musulmana feminista (hace ya veinte años), pasando por personas sencillas estupendas, hasta el embajador de un país musulmán con quien cené, y que no se escandalizó de ver a una mujer sola, de noche, bebiendo un vinillo, en un grupo solo de hombres, hablándome de lo a gusto que están sus hijas adolescentes en España. ¿Cómo, en cualquiera de los casos citados, yo voy a ponerme a echarle la bronca de lo mala que es su religión (o viceversa) cuando estas personas hemos puesto en común aquello de lo bueno que tenemos cualquier persona seamos de la condición que seamos? ¿O todavía seguimos pensando que las cosas cambian cortando cabezas?
     
    Yo pienso que el encuentro, la aproximación, la tolerancia en aquello que no haga daño a nadie y la convivencia, con el tiempo será la solución para que compartamos otros valores que el cristianismo hace cuatro días todavía creía imposible considerarlos como tales. No olvidemos que el Vaticano aún no ha ratificado la Declaración universal de los DDHH y que aún margina a la mujer.

  • ana rodrigo

    Sobre lo escrito por Miguel González caben dos opciones, o guardar silencio como si en atrio no se hubiese escrito nada, o decir que es lamentable que se digan ciertas cosas en este foro.

    Ni quienes salimos a la calle contra la guerra de Irak defendíamos a Sadam Husein, ni el feminismo es ninguna lacra, cuando cada pocos días en un país como España, con Ley de la Igualdad incluida, se está asesinando a una mujer y a nivel mundial la mitad de la población está siendo maltratada por el machismo.

  • Rodrigo Olvera

    Miguel
    Yo no sé que tengas razón. Lo que sé es que eres incapaz de señalar a una sola feminista que defienda la ablación de clítoris.

    Saludos y un poco de honestidad intelectual

  • pepe sala

    Mucho me temo, amigo Gabriel, que en éste caso estés interpretando mal a mi queridísima amiga Carmen ( Almendralejo).
     
    Me camento que Carmen no está por la labor de tratar EN TERMINOS IGUALITARIOS las culturas islamicas y las cristianas.
    Supongo que mi querida Carmen no se habrá detenido a pensar los asuntillos de nuestra propia civilización y tradicción y por éso no me gustan sus argumentos sobre el asunto del velo:
     
    http://www.minimas.org/convento.asp?idc=3&id=21
     
    Pongo este ejemplo por no poner otros miles de ejemplos más que se pueden encontrar en  España, en Marruecos, en Irak, en China comunista y en la “Conchinchina”.
     
    Quizás por estos ejemplos, el autor del articulo, considera con buen criterio que el RESPETO por las diferentes creencias sería un buen comienzo para una convivencia pacífica entre diferentes.
     
    Al menos yo lo creo, lo pienso y lo defenderé contra amigos-as y enemigos-as.

  • Miguel González

    Rodrigo Olvera:  esto es como los que empiezan declarando estar en contra del aborto para terminar aceptándolo. La propia frase que habla de afirmación de su cultura va en la línea. Con tal de despotricar en contra de la Iglesia muchos han justificado atrocidades de otras culturas. Las triquiñuelas en la comunicación son moneda corriente. Muchos de quienes decían estar en contra del genocidio contra un pueblo como el kurdo, salieron a la calle a defender al genocida Sadam. Cosas de la polarización. No tengo el (dis)gusto de conocer a las feministas radicales (por cierto el feminismo es una lacra como el machismo por mucho que quieran vestirla de rosa y ya está causando estragos en muchos hombres inocentes que se ven atrapados por las injustas leyes de defensa de la mujer) pero usted sabe que tengo razón.

  • Gabriel Sanchez

    Bravo Carmen, el asunto es que es la mujer islamica en este caso, la que lucha por su liberación, como tu bien sabes, existen enormes personalidades, que luchan contra una subcultura, MACHISTA, como Malai Joya, que llego a poner escuelas clandestinas en su Nación, para que las mujeres pudieran aprender a leer…Como bien dices hay mujeres lo suficientemente maduras, como para adoptar pautas culturales de su pueblo y la tradición del Islam y purificarlas de aquello que no esta bien (porque no existe cultura humana que no este necesitada de evoluciòn, ni siquiera la occidental y cristiana)…Pero lo que esta mal, es despreciar a una cultura… propiciar el enfrentamiento de culturas, arma ideologica tan propia de los integristas de occidente…y mira de oriente también…El espacio de ecuentro, se hace necesaria, si queremos una convivencia…Justa, humana y Fraterna …Gracias Carmen, por la profundidad de tu mirada… Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    algo vá mal? con los post, no salen o salen dos a la vez

  • Carmen (Almendralejo)


    ¿…? Esto no lo comeremos con papas como dicen por el Sur…
    -¿El velo es expresión de fe o símbolo de sometimiento machista?
     

     
    “-El significado depende de la persona que lo lleve, pero me parece que los no musulmanes no estamos legitimados para darle un significado a una prenda que responde a una tradición cultural. En los conflictos de personas que insisten en llevar el velo, no me parece que sea una imposición de los padres o los maridos ni un símbolo de sumisión, sino todo lo contrario: de afirmación de su cultura y de sus creencias”

  • Rodrigo Olvera

    Miguel

    Cita a una sola feminista que defienda la ablación de clítoris

    Saludos

  • Miguel González

    Es  evidente que todo el artículo se inscribe en el ámbito de justificación y apuntalamiento de una ocurrencia llamada alianza de civilizaciones. Eso y, “de paso cañaso”, unos cuantos tópicos contra la bestia. Lo de que el velo islámico no es símbolo de sometimiento machista es una afirmación para no olvidar,  sobre todo cuando lo utiliza como argumento el feminismo radical para quienes práctica de la Iglesia es machismo y homofobia mientras esa misma corriente de aguas turbulentas se convierte en defensora (o al menos justificadora), burla burlando,  hasta de la ablación de clítoris. No es extraño cuando hasta algún “responsable” del  gobierno justificó no hace mucho los apuñalamientos y tiroteos en las calles practicados por delincuentes de un país de hispanoamérica con el “sólido” argumento de que se trataba de algo cultural. Sí que vamos, sí.

  • Carmen (Almendralejo)

    ¿…? Esto no lo comeremos con papas… ¡…!

    -¿El velo es expresión de fe o símbolo de sometimiento machista?
    -El significado depende de la persona que lo lleve, pero me parece que los no musulmanes no estamos legitimados para darle un significado a una prenda que responde a una tradición cultural. En los conflictos de personas que insisten en llevar el velo, no me parece que sea una imposición de los padres o los maridos ni un símbolo de sumisión, sino todo lo contrario: de afirmación de su cultura y de sus creencias.

  • Gabriel Sanchez

    También decia Knitter…”Aunque resulte difícil, las religiones tradicionales del mundo deben participar en un diálogo profético y crítico con esta nueva Religión universal del Mercado. Las religiones deben enfrentar a los comandantes y los sumos sacerdotes de la globalización y confrontarlos con el «choque», con la diferencia fundamental entre la Religión del Mercado y las religiones tradicionales históricas. Los dirigentes y maestros religiosos deben hacer ver claramente que en el momento actual, y dada la forma en que la Religión del Mercado se entiende a sí misma, no es posible que un individuo sea «miembro» de la Religión del Mercado y al mismo tiempo sea seguidor de Mahoma, Jesús, Buda o Abraham. Aquí no cabe la «doble pertenencia». Uno debe elegir: inclinarse frente a Dios/Allah/el Dharma… o frente al Mercado” http://www.servicioskoinonia.org/logos/articulo.php?num=114

    Tambièn seria infedelidad idolatrica, no unirnos…las religiones que proclaman la liberaciòn de Dios, para hacer frente a esta religiòn del MERCADO…por eso urge, vivir desde diferentes tradiciones religiosas, la unidad, que nos muestre que la Liberaciòn de Dios, trasciende nuestras visiones y nos lleva a la construcción de un mundo capaz de sentirnos hermanos, todas las culturas, todas las tradiciones religiosas…TODOS LOS HOMBRES, LIBERANDONOS DE LA SERVIDUMBRE DE MAMMON…Gabriel (Antonio y conforero, pido perdon por intervenir tan seguido en todos los hijos, es que apenas tengo tiempo para leerlos e intervenir, el curso y la acción pastoral me tienen absorvidos, pero aprovecha la ocasiòn para abrazarlos y compartir mi conformidad con los últimos hilos) Excelentes.- Gabriel

  • Rodrigo Olvera

    Pregunta ingenua: qué teología? qué islam? que cristianismo? qué liberación?

    Lo de que el velo no es símbolo de sumisión me parece una afirmación que no se sostiene argumentalmente.

    Saludos

Deja un comentario