Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4990 Artículos. - 80136 Comentarios.

Pedofilia y Poder Sagrado

            “Al que escandalice y haga caer  a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor le sería que le amarraran al cuello una gran piedra de molino y que lo hundieran en lo más profundo del mar”  (Palabra de Jesús en Mat 18, 6 y textos paralelos: Mrc 9, 42 // Lc 17, 2)

            Mi intención con este artículo no es sólo profundizar en los testimonios  sobre la pedofilia en la Iglesia, sino ir a las causas, raíz y consecuencias de esta perversidad. La pedofilia, y otras iniquidades similares, ha desencadenado una crisis en la Iglesia, que no es una crisis temporal, que pueda ocultarse y olvidar, sino una crisis profunda de credibilidad, que puede durar muchas décadas para ser resuelta.

 

1: La Iglesia entre la iniquidad y la liberación

             Un hecho revelador es confrontar  la actitud de la Iglesia frente a la pedofilia  y la actitud radicalmente diferente de la misma Iglesia frente a la Teología de la Liberación.

             Por un lado, la Jerarquía fue permisiva, tolerante, legitimadora  y encubridora de la pedofilia.  Por otro lado, casi en el mismo tiempo, la Jerarquía de la Iglesia tuvo una vigilancia extrema de la Teología de la Liberación, que llevó a muchas condenas y medidas altamente represivas y bien publicitadas. Tuvimos un modelo de Iglesia donde se abusó de los niños y se los dañó profundamente en su naturaleza humana. Casi en la misma época tuvimos otro modelo de Iglesia que optó por los pobres y  buscó su liberación. A la Teología de la Liberación se le exigió fidelidad irrestricta al dogma católico y obediencia al Sumo Pontífice. A la Iglesia que sufría el problema de los clérigos pedófilos se les impuso guardar silencio, ocultar los hechos, incluso en casos graves, guardar la información  como “secreto pontificio” (véase carta de Hans Küng a los obispos del 15 abril 2010).

 

2: Crisis de una Iglesia cuyo poder es la institución, la ley y el dogma     

            Nos dice  Pablo de Tarso: “Han roto con Cristo todos cuantos buscan la justicia en el cumplimiento de la ley. Han caído en desgracia. Nosotros, en cambio, esperamos la justicia anhelada por medio del Espíritu y de la Fe” (Gal 5, 4-5).  

             Existe un modelo de Iglesia que busca la justicia en el cumplimiento fiel de la leyde la norma, del canon, del dogma, de la doctrina, de la rúbrica y de la estructura jerárquica de la Iglesia. Hay otro modelo de Iglesia que busca la justicia en una actitud crítica frente la ley, el dogma y  la estructura jerárquica de la Iglesia. Esta búsqueda se hizo efectiva en una nueva manera de hacer teología (la Teología de la Liberación),  una nueva manera de ser Iglesia (las Comunidades de Base), una nueva manera de interpretar la Biblia (la Lectura comunitaria de la Biblia) y una manera nueva de organizar los ministerios y de celebrar la liturgia, al margen de la rúbrica y de la ley. La Iglesia que buscó  la justicia en la defensa absoluta de la ley  “rompió con Cristo y cayó en desgracia”. La pedofilia es un signo de esta ruptura y de esta desgracia. La Iglesia de la ley ya no es una Iglesia que busca la justicia por medio del Espíritu y de la práctica de la Fe.

 La ira de Dios se revela desde el cielo sobre toda impiedad e iniquidad de los que pervierten  la verdad con la iniquidad.Habiendo conocido a Dios se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció. Ya que juzgaron inútil conocer a Dios, Dios los abandonó a los errores de su propio juicio, de tal modo que hacen absolutamente todo lo que es malo: injusticia, perversidad, codicia, maldad, desafían a Dios, son altaneros, orgullosos, farsantes, insensatos, desleales, sin amor y despiadados” (carta de Pablo a la Iglesia de Roma: 1, 18-30).

 “Ninguna condenación  existe para los que viven en Cristo Jesús, porque la ley del espíritu que da la vida en Cristo Jesús te liberó de la ley del pecado y de la muerte“.   (8, 1-2).

 

3: Leyes, estructuras y dogmas  que dieron vida a la perversión

 a) La ley del celibato obligatorio

            El celibato obligatorio puede dañar profundamente la naturaleza humana. Una excepción, a la luz de los Evangelios, sería el celibato  asumido libremente por causa del Reino de Dios, sean éstos clérigos o laicos. De hecho hay médicos, enfermeras, educadores y muchas otras personas que entregan su vida entera al servicio de los pobres, dentro o fuera de la Iglesia

             En los seminarios y en los retiros espirituales a los sacerdotes, se habla mucho de “crucificar la sexualidad”. Otras veces se dice que  las desviaciones de tipo sexual son subjetivas y pueden ser superadas con la oración, con una buena disciplina y orientación psicológica, que no es dada normalmente por psicólogos, sino  por  “directores espirituales”, dañados ellos mismos por el celibato obligatorio.        

b) La misma ley que justifica el celibato  y condena  la homosexualidad

            La homosexualidad es una opción legítima,  cuando está guiada por una ética de amor y fidelidad. Un problema frecuente surge cuando  se utiliza la condición clerical para encubrir  la homosexualidad. La perversión no es la homosexualidad, sino la utilización de la institución eclesial para encubrirla. La homosexualidad manipulada, reprimida y ocultada puede ser causa de serias perversiones sexuales.  El Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, en su visita a Chile, sentenció que no existe una relación entre celibato y pedofilia, sino entre  homosexualidad  y  pedofilia, y que esta constatación  estaría fundada en serias investigaciones científicas de psicólogos y psiquiatras. El cardenal en una sola  declaración buscó justificar el celibato y condenar la homosexualidad, con lo cual negó toda culpabilidad de la Iglesia en los delitos de pedofilia y culpabilizó de estos delitos a los homosexuales. 

c)  La ley absoluta en  Iglesia de incluir solo hombres en su jerarquía

            La Iglesia católica es la institución religiosa más antigua y poderosa, donde toda su estructura jerárquica son exclusivamente hombres. Una revista (Newsweek)  habló del “club masculino más exitoso e indestructible en toda la historia”.  El Papa en Roma, el Obispo en su diócesis y el Párroco en su Parroquia es el poder sagrado masculino más antiguo en la Iglesia.

            La exclusión de la mujer de la estructura jerárquica de la Iglesia  católica es la otra cara de la masculinización absoluta del ministerio clerical. Esta situación transforma a la Jerarquía eclesial en un espacio donde todo es discutido y decidido entre hombres. ¿Cual sería la posición de la Jerarquía si la pedofilia fuese discutida entre hombres y mujeres? ¿Cómo sería la Iglesia católica si el cargo actual de Secretario de Estado lo ejerciera una mujer ordenada cardenal  o si una mujer estuviera a cargo de un dicasterio en el Vaticano?           

d) Confrontación de la Iglesia Católica con la modernidad

            La Iglesia, desde el siglo 19  se ha visto amenazada por la modernidad. Por eso redactó el “Sílabo de los errores modernos”. El Concilio Vaticano Primero (1869-1870) enfrentó la “civilización moderna” cuando afirma la autonomía de la razón, del individuo, del Estado y de las ciencias frente a la Iglesia católica.

 Algunas conclusiones del Concilio Vaticano Primero:

  •  Que la Iglesia es una “sociedad verdadera, perfecta, espiritual y sobrenatural”,
  • Que la Iglesia es “indefectible” e “infalible”.

       Se define el primado del Romano Pontífice, la soberanía temporal de la Santa Sede y la función del Papa como juez supremo de cualquier controversia eclesiástica, mientras que él no puede ser juzgado por nadie, ni siquiera por el concilio. Finalmente se proclama “como dogma divinamente revelado que el romano pontífice, cuando habla ex cáthedra, goza de infalibilidad”.

            Mientras tengamos un modelo de Iglesia marcado por esta tradición conservadora, la jerarquía católica será incapaz de aceptar  los mejores logros de la modernidad, especialmente en materia de sexualidad humana. 

e) La  ley que une perversión sexual y poder sagrado

            El arzobispo de Poitiers, mons. Albert Rouet, en un libro suyo titulado: J’aimerais vous dire” (Bayard, 2009) escribe: “La Iglesia católica ha estado sacudida durante varios meses por la revelación de escándalos de pedofilia. ¿Es todo ésto una sorpresa? Quisiera antes que nada precisar una cosa: para que exista pedofilia son necesarias dos condiciones: una perversión profunda y un poder. Esto quiere decir que todo sistema cerrado, idealizado y sacralizado es un peligro. Cuando una institución, incluida la Iglesia, se fundamenta en una posición de derecho privado, y se afirma en una posición de fuerza, las desviaciones financieras  y sexuales llegan a ser posibles”. 

 

4: Las víctimas de la pedofilia y la credibilidad de la Iglesia 

            Es importante ver toda la realidad de la pedofilia desde sus víctimas. La Iglesia consideró hasta hace poco la pedofilia como un pecado y no como un delito. El pecado puede quedar oculto en el secreto del sacramento de la confesión, pero el delito es un crimen que debe ser llevado públicamente a los tribunales. La Iglesia  jerárquica rechazó la culpabilización de la pedofilia y ocultó al pedófilo para salvar como Iglesia su credibilidad  y prestigio. La Iglesia también ocultó la criminalización de la pedofilia para evitar ser condenada y obligada a pagar una indemnización económica. Ocultar al delito y al delincuente, para salvar el prestigio de la Iglesia, es una iniquidad y una agresión contra las víctimas. Expresa también hipocresía, fariseísmo y falta de solidaridad.

            La Iglesia Jerárquica ocultó a los curas pedófilos, con el pretexto de hacer posible un seguimiento psicológico. Los traslada de una parroquia a otra o los envió a una diócesis fuera del país, con el pretexto de una rehabilitación de los pedófilos que no dañe la credibilidad y prestigio de la Iglesia. Se argumentó que la pedofilia era una “enfermedad”, que para  ser “sanada”  debía evitarse todo escándalo público (entrevista al Cardenal Darío Castrillón Hoyos realizada por Patricia Janiot en la CNN).

            Un argumento utilizado para ocultar la pedofilia del clero era la prioridad que se debía dar a la Institución Eclesial por encima sus víctimas. La rehabilitación del clero pedófilo se veía así como necesaria en función de los intereses de la misma Iglesia. Esta además no debía “perder” un sacerdote por causa de un problema “” y “personal”, como era considerada la pedofilia. También se argumentó que el número de los sacerdotes pedófilos era insignificante en comparación con la mayoría de los sacerdotes que no  lo eran. También se discutió que el porcentaje de la pedofilia en el clero era mínima, si se la comparaba con el porcentaje de la pedofilia a nivel social y mundial.

            También la Iglesia se enfrentó a los medios de comunicación que denunciaban la pedofilia en la Iglesia. Interpretóesto como una campaña mediática perversa contra la Iglesiacatólica  misma. La Iglesia ahora se presentaba así como víctima, y ocultaba  las verdaderas victimas de la pedofilia.

            Todos estos argumentos confirman que la Iglesia no veía  la pedofilia desde sus víctimas, sino desde sus intereses, especialmente desde la defensa de su credibilidad y autoridad.

 

5: Los gritos de las victimas y los llantos de la Jerarquíacatólica 

            No basta que la Iglesia pida perdón por los delitos de pedofilia cometidos por su jerarquía, episcopal y presbiteral. Tampoco basta la condena de los sacerdotes pedófilos y la así llamada “tolerancia cero”. Tampoco basta que la Iglesia tome medidas disciplinares para que la práctica de la pedofilia desaparezca para siempre. No basta reconocer que la Iglesia se siente herida y arrepentida. No basta que los Legionarios de Cristo declaren que su fundador el Padre Marcial Maciel y algunos de sus discípulos no son ejemplos de vida cristiana y sacerdotal.           

            Todo esto es justo y  necesario, pero falta lo más importante:escuchar el grito de las víctimas. Toda la problemática de la pedofilia debe ser analizada y juzgada por ellos mismos y desde su propia realidad. Los que han sido víctimas tienen derecho a ser sujetos de su propia vida, sujetos de la reconstrucción de sus vidas y sujetos de la reconstrucción de los hechos de los cuales ellos han sido víctimas. No desean que sean otros, incluso sus victimarios, los que hablen por ellos. Exigen ellos mismos una explicación sobre el porqué la Iglesia ocultó a los clérigos y obispos pedófilos. Piden personalmente una condena de sus agresores y una indemnización por los daños infligidos. Ellos como sujetos quieren ser solidarios con otras víctimas de  pedofilia, en la Iglesia y en la sociedad, que todavía no han podido hacer su denuncia y llevarla a  juicio.  El grito de las víctimas ya resuena en el mundo entero. La solidaridad sin embargo ya se extiende a otros millones de niños y niñas que sufren otras realidades de muerte, como los 16 mil niños que mueren de hambre cada día.           

            Sentimos hoy la actualidad de las palabras que Dios dijo a Moisés: “He visto la aflicción de mi pueblo en Egipto, he escuchado su clamor contra sus opresores y conozco sus sufrimientos. He bajado para liberarlos y conducirlos a una tierra que mana leche y miel (Exodo 3, 7-8).

 

Texto enviado por su autor teólogo Pablo Richard al Movimiento Teologìas de la Liberaciòn – Chile

 CUADERNOS OPCION por los POBRES – CHILE Correo: opcion_porlospobres_chile@yahoo.com Rosas 2090 – D, Santiago – Chile

[N.T.  Editor: Enrique Orellana F.]

 

 

 

 

 

50 comentarios

  • Sergio Zalba

    Sí, voy a defender al Papa, o mejor, a lo que creo que es la verdad…

    Por lo que  leí en los periódicos, no dijo que el tercer secreto hablara de la pedofilia en particular, sino de pecados y conflictos al interior de la Iglesia. Lo cual , digo yo,  tampoco es ‘secreto’ para nadie.

  • Manuel V.

    Vaya simpleza ¿en qué mundo viven algunos?
    Hay que leer los textos completos y no fiarse de los resúmenes de prensa

  • ana rodrigo

    ¿En qué mundo vive el Papa para decirle a una sociedad del siglo XXI lo del secreto de Fátima y la pederastia? Yo siento vergüenza ajena.

    Lo más gracioso es que este secreto se va descifrando a posteriori de los acontecimientos, por lo menos en lo que el atentado al Papa y a los pederstas se refiere. Si ya alguien sabía que el secreto pronosticaba estas cuestiones ¿por qué no se hizo nada para evitarlo y más bien se ha tenido, en el caso de la pederastia, como dice Francisco Javier, en secreto?
    ¡Qué cosas!!!

  • francisco javier peláez

    Ahora dice el Papa que el tercer secreto de Fátima anunciaba los escándalos de pedofilia.¿Será por eso que lo tenían tan en secreto?.Es que es  para escacharrarse,por no llorar.

  • alice

    “jàimerais vous dire” del arzobispo de Poitier
    es la segunda vez que escucho hablar de este libro, alguien sabe si existe una traducción al español o al inglés de este libro? Me interesaría mucho leerlo.
    Creo por lo poco que he leído sobre este autor que se parece mucho a la visión de Lenaers.

  • Carmen (Almendralejo)

    ¿Se puede interpretar, que Jesús no habló claro, al hacerlo en parábolas…?

    ¿Se puede entonces decir, que Jesús fue asesinado antes de hablar y decir en voz alta y clara cuanto pensaba?
    ¿…?
    Personalmente, creo que Antonio Duato, no deja de ser claro en sus exposiciones… en lo que piensa, o dice, lo diga en parábolas o en prosa

  • Manuel V.

    Antonio:
    Gracias por hablar por fin claro y no en parábolas.

  • Eusebio Ramirez

    No se puede entender la realidad o llegar a un acuerdo sobre ella imponiendo absolutamente un angulo del complejo de lo que esta compuesta. Nadie quien salga en defensa de la Iglesia niega lo horrendo del crimen de pedofilia y la grave responsabilidad que tiene la jerarquia en haber ocultado y encubierto esta situacion sobre todo porque permitio su continuidad. Pero esa no es TODA la realidad. El escandalo tiene su punto mas algido en los paises anglosajones, empesando en Estados Unidos, los cuales son de mayoria protestante y han visto esto como una oportunidad dorada para atacar a la Iglesia Catolica aun llevando el argumento al grado de que hay algo en ella basicamente esencial que facilita la pedofilia en todos su miembros por lo que debe dcesaparecer. Hablan de la preocupacion por las victimas pero en realidad son biernvenidas y mientras mas victimas mejor, por la oportunidad que representan. Hay, aqui en EU, un servicio de noticias, del que soy suscriptor, que ha presentado las MISMA noticia 8 veces durante los ultimos meses en una campana que ya dejo de ser de periodismo profesional para convertirse en propaganda anti-catolica. La distorcion ,en las noticias, de como esta organizada la Iglesia son evidentes como lo es el proposito de presentar a la Iglesia con responsabilidades que no le corresponden. Y las victimas. No piensen en ninos de 9 anos. Generalmente son hombres de 50 que tienen un equipo de licenciados buscando una recompenza economica que oscila entre los 25 millones de dolares. Despues de estas millonarias demandas no es desacabellado pensar que ante la oportunidad la multiplicacion de victimas falsas es un hecho. Si, el horror de estos crimenes hace imposible la defensa de la Iglesia pero junto con el aspecto de justicia esta tambien el aspecto politico y ese no se puede ignorar. Muchos aqui dan la bienvenida a las victimas no porque se preocupen por ellas, sino porque quieren ver tambien la Iglesia destruida y haran enfasis en ello para no perder la oportunidad porque saben que nada destruye a personas e instituciones como el escandalo sexual. Ni el robar, ni el asesinar. Si, esta es una posicion valida, asi como la Iglesia se impuso en tiempos pasados frente a otras visiones. Por lo tanto, que gane el mas fuerte.

  • Antonio Duato

    En un comentario que acabo de enviar al escrito de Calleja, explico el percance que tuve el domingo y cómo no quise irme al hospital sin haber publicado ese texto y el de Pablo Richard, con igual deseo de que sirvieran para la reflexión en estos momentos de crisis.
    Ahora de regreso, repaso por encima los que se ha dicho y lo que se me ha acusado -¡ridículo!- sobre falta de democracia e imparcialidad.

    Advierto:
    -Todos los avisos al TABLÓN deben ser editados (no censurados) por el moderador, que casi siempre cambia la forma para que quepa todo en el pequeño espacio reservado pro el sistema y no se repita la dirección literal del enlace. 
    -Por otra parte, entra en la discrecionalidad del moderador juszgar el interés general y pertinencia de esos enlaces.

    Si se acepta, bien, si no, que se cambie uno de portal que hay muchos de Infocatolica, Catholic.net, Comunión y Liberación, Kikos, Opus, etc… donde seguramente se encontrán más  a gusto.

    Pero este portal seguirá con su línea de reflexión laica sobre los valores humanos en profundidad y sobre el sentido de la vida. En diálogo de buscadores, libres de cadrnas dogmáticas de cualquier religión, de formas  nuevas de espiritualidad y ética para una época nueva.

  • Carmen (Almendralejo)

    Entre el abuso del cualquier delicuente, y que abusa de la primera victima que se le pone por delante, y la de un sacerdote que tiene a la victima en su parroquía y de la cual a prometido cuidar como verdadero hij*s, ante D*s, hay mucha distancia y más culpabilidad y daño.
    Este es el gran problema que no se quiere asumir, y sobre todo que después se ha vuelto abusar y denigrar a la victima poniendola en la picota del descrédito para salvar el culo al cura, y a la institución que para nada es fiel y representativa de ese Pueblo de D*s que cada persona busca al acercarse a la comunidad donde le toca vivir la fe.

    Se sigue apartando el drama de quienes han vivido este calvario, y las graves consecuencia que les ha dejado como secuela de los abusos sexuales, morales y sobre todo por desgracia espirituales de por vida.
    Este, poco importa parece ser

  • Fico Sánchez Peral

    Manuel V.
     
    No he dicho que no consideres a las víctimas, sino que tu intervención distrae la atención en otra dirección distinta de ellas, e incluso del tema central del hilo: Pederastia y Poder Sagrado, pero juntos, y no para centrarte sólo en la defensa de la jerarquía.
     
    Cuando el domingo por la noche colgué en este hilo mi primer comentario (26-Abril-2010-0,59 am) que tenía entonces sólo 5 o 6 comentarios (y que hasta la llegada del tuyo, se había centrado en el tema desde las distintas perspectivas de cada interviniente) y no en el de: “La institución católica ha instrumentalizado la fe” (de similar contenido) que iba ya por los 70; lo hice, deliberadamente, por huir de un hilo que en lugar de reflexionar y profundizar en el tema propuesto, había derivado en polémica, discusión y descalificaciones sobre otras cosas que mantenían la atención lejos de él. Es decir: por huir del lío inútil generado por los folloneros de siempre, que, por encima del interés prioritario por las víctimas y el de la IGLESIA, anteponen el de la jerarquía, su ideología y la idolatría de ambas cosas; y, en un acto de impensada militancia incondicional, les da igual colaborar con maniobras de distracción a ocultar al pederasta, a justificar y defender al cómplice que lo encubre, a quien niega el auxilio a las víctimas, a quien abusa de la confianza del resto de los fieles (corrupción de “menores” lo llamaría yo) y los engaña para esconderse tras ellos convirtiéndolos en cómplices masivos de su delito de encubrimiento, a quien desprestigia a la Iglesia por esconderse tras ella… Y se dedican militante y fanáticamente a impedir que otros reflexionen y profundicen en el tema, porque temen que la verdad que presienten va a acabar aflorando, les desmonte TODO su tinglado ideológico (que no de fe) y se queden sin nada. Y respeto tu libertad de expresión, pero te pido que te centres en el tema y ayudes a profundizar en él, que para eso estamos aquí y no para dar testimonio de militancia. Y no pretendo alejarte ni alejarme yo de ti, sino al contrario, poder compartir la reflexión desde la comunión en lo esencial, aunque discrepemos.
     
    Esa es mi visión de lo que hacéis los que con tanto empeño defendéis a la jerarquía haga lo que haga y aunque pisotee a la Iglesia, a sus miembros y al mismo evangelio.
     
    Creo que en lugar de tanta agresiva militancia, sería de más utilidad a la Iglesia que dedicarais vuestro esfuerzo a dialogar, reflexionar y contrastar ideas y experiencias (incluida la sanísima autocrítica de la doctrina de la Iglesia), con otros que piensan diferente pero caminan en la misma dirección. Que la institución eclesial (no la comunidad de creyentes) se derrumba a pasos acelerados gracias a los errores de su jerarquía, es un hecho incuestionable; de nosotros depende qué hacemos mientras ella se tira por el barranco, ¿seguimos cada uno por su lado, nos peleamos, o sumamos esfuerzos acogiendo y alentando a crecer a tantísima gente de buena fe engañada y atrofiada por docilidad al inútil magisterio de la jerarquía de la Iglesia, orientándolos en el seguimiento de las enseñanzas de Jesús de Nazaret y no en las de la jerarquía religiosa? Y no me interpretes mal, no digo que me sigas a mi o a otros que piensen como yo; digo que todos juntos sigamos a Jesús de Nazaret y demos tiempo a que pase lo que tenga que pasar. Estoy convencido de que nos sorprenderían las cosas que empezarían a suceder.
     
    Pero claro, para eso, y aunque el camino aún parezca oscuro, hay que ser valientes y atreverse a dar el primer paso y arriesgarse a ver si éste ilumina el segundo, y luego el otro… confiando y teniendo fe en Jesús de Nazaret y en las personas (y no en la planificación doctrinal o ideológica de la jerarquía). Ya sabes: religión de llamada, pero llamada de Jesús, y no de ordeno y mando y tu obedeces.
     
    ¿Probamos a seguir a Jesús? «…Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios… No os procuréis oro ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento…» (Mt. 10/7-10). O sea: teniendo fe en Él y no creencias en ella (la jerarquía y su ideología).

  • Manuel V.

    Sobre ATRIO:
    En el primer párrafo,
    “ATRIO significa, trasladando el concepto a una arquitectura virtual, espacio abierto …”

  • pepe sala

    Dos cosillas a resaltar en éste encabezamiento:
     
    “”Sam Miller, un prominente hombre de negocios judío de Cleveland, hizo el pasado  6 de marzo estas interesantes comparaciones y reflexiones sobre el rol de los sacerdotes católicos en los Estados Unidos. Es llamativo que la defensa de estos servidores haya sido hecha por un judìo.””
     
    1ª:  SAM MILLER HOMBRE DE NEGOCIOS JUDIO. ( y seguro que con una visión de NEGOCIO fuera de serie, considerando las saneadísimas cuentas de la ICAR. )
     
    2ª :  Lo verdaderamente LLAMATIVO es considerar a los delincuentes pederastas como ” estos servidores”… Creo que, más bien se sirven, a su gusto, de la mina inagotable de carne fresca y del poder que les otorga sus cargos religiosos para ABUSAR de cuanto les apetezca; puesto que tienen garantizada la impunidad, la comprensión y el apoyo incondicional de quienes siguen considerándoles ” servidores”, aun sabiendo que son unos DELICUENTES.
     
    “Por cierto”… cualquiera invita a su casa a ciertos contertulios. Como se le ocurra decir lo que, por educación hospitalaria se suele decir siempre: ” pasa, estás en tu casa”…a los cinco minutos están durmiendo en tu cama y sacando de la nevera lo que guardabas para el cumpleaños de tu nietuca.
     
    En casa ajena, lo menos que se puede hacer, es esperar a que pongan la comida en la hora y mesa que los dueños de la casa tengan a bien poner, incluso si el invitado ha traído una botella de vino. Y se pide permiso para entrar al baño o para acostarse en la cama . Por más que a la recepción de los invitados se diga lo acostumbrado en estos casos: ” estás en tu casa”… Sin necesidad, se supone, de tener que decir: “respétala para que no te tengan que tirar por las escaleras”.
     
    Pues éso.

  • Manuel V.

    Fico:
    Se equivoca un poco. Unos poquitos mensajes ante repetí lo que ya dicho en otras ocasiones:
    “Basta con que una sola persona, cristiana o no. católica o no, sea ojeto de abuso (dije “abusada”)  para no salir muy bien parados los humanos, los cristianos o los católicos”

  • Fico Sánchez Peral

    Manuel V.
     
    «Ellos han culpado de la enfermedad pedofilia a la Iglesia católica, la cual es tan irresponsable como culpable de adulterios en la institución del matrimonio» (Sam Miller).
     
    Estamos, como siempre, usando términos equívocos que desvían la atención del problema central hacia otras cosas.
     
    Ni se trata de enfermedad (aunque algún caso pueda serlo), sino de delitos cometidos por unos y ocultados por otros; ni se culpa directamente de ellos a la Iglesia, sino a la institución jerárquica que, al esconderse tras la Iglesia para evitar su personal desprestigio, mancha globalmente el de toda ella. Dicho lo cual, una vez desvinculada la culpabilidad de la Iglesia global y vinculada exclusivamente al sujeto autor del delito: parte de la jerarquía, ya da igual el resto del argumento. ¡Por supuesto que la Iglesia (comunidad de creyentes) es tan poco responsable de la existencia de la pedofilia en ella como del adulterio en la institución del matrimonio y como de que suba o baje el precio de la fruta… Pero sí es responsable de los delitos de pedofilia (se den en el porcentaje que se den) y demás abusos y errores en su seno: el de la jerarquía, y no el de la Iglesia.
     
    Pero la cuestión de la que se trata de alejar la atención sigue siendo la misma: ¡el tratamiento de las víctimas a las que seguimos sin referirnos para nada!, y tratando –además- de diluir la consideración de la gravedad de los delitos cometidos contra ellas, por acción (de una pequeña parte) y por ocultación (de una gran parte) de la jerarquía religiosa católica, en una maniobra de confusión para llevar a la opinión pública en general, y a los fieles en particular, a la idea de que hay una campaña organizada (en el colmo del cinismo): no contra la jerarquía autora de los delitos, no, ¡sino contra la Iglesia global tras la que se esconden!, con la finalidad primordial de escamotear su responsabilidad particular al compartir la duda con la totalidad de Ia Iglesia y llamando a los fieles, que así se sienten globalmente agredidos, a cerrar filas en su defensa. De este modo, venga la crítica de donde venga y hacia quien venga y por graves que sean los delitos que se les imputen, da igual; todo es considerado conspiración global contra la IGLESIA (no contra la jerarquía) y se aseguran la movilización general a cerrar filas en su apoyo.
     
    Esa es la verdadera campaña, por una parte, la que la jerarquía religiosa -con el papa a la cabeza- ha urdido por endiosamiento, incompetencia y por cobardía, y por otra, para eludir sus responsabilidades, con la infame intención de diluirlas al “compartirlas” cínicamente con toda la comunidad de creyentes.
     
    Y lo doloroso es que con esta y otras artimañas parecidas, se logra la lógica adhesión de gente bienintencionada como tu, Manuel, y tantos otros. ¿Quién no acudiría en apoyo de su Madre y Maestra en semejantes circunstancias? Pero, Manuel, sólo con buena intención no basta. El amor y el apoyo a la Iglesia no sólo se debe dar con muestras de docilidad, fidelidad o defensa incondicional de su magisterio, sino también negándose con responsabilidad y valentía a colaborar a extender el engaño en ella, ni aunque sea por omisión, ni aunque venga de la mano del papa, y no colaborando a confundir a tanta gente de buena fe. La verdad no puede ser selectiva y si es verdad, lo es venga de quien venga y lo es cuando nos conviene y cuando no nos conviene; y no se puede seguir eludiendo la responsabilidad de los errores y abandonando a las víctimas, sólo por evitar el desprestigio de la jerarquía y a costa de desprestigiar a toda la Iglesia en general.
     
    Al margen de la merecida campaña anti-iglesia ocasionada por los casos reales de pederastia, alimentada y agravada (¡encima!) por su encubrimiento por la jerarquía; (cosa lógicamente aprovechada por sus detractores para magnificarla), habrá que reprocharles –además- que al hacerlo son ellos los que colaboran a su desprestigio porque están dando armas contra la Iglesia a sus detractores -que los hay- y colaborando a manchar la buena imagen de toda la Iglesia. Te pido que nos digas, dejando al margen la imprecisión de los datos del escrito de Sam Miller (y a parte de colaborar a la maniobra de confusión) ¿qué más aporta su escrito?
     
    Para respetar e incluso enorgullecerme de las buenas obras de la iglesia (de todos conocidas) no necesito que me las enumere nadie; en todo caso me parecería normal su divulgación, salvo que se haga (entonces me parecerá sospechoso) para colarlas como colaboración a la maniobra de confusión, al ponerlas bien adornadas en un plato de la balanza y las malas en el otro, una vez bien diluida su gravedad al presentarlas junto a un número mayor de otras ocurridas en otras instituciones. Además de un burdo acto de cinismo, me parece un insulto a la inteligencia de las personas y un nuevo abuso de la confianza y la buena fe de los fieles, dirigido a su engaño masivo.
     
    Lo siento Manuel, puede que haya algo de campaña en el sentido que ya he dicho y probablemente en otros, pero es –sobre todo- ese cúmulo de errores y abusos cometidos por la jerarquía religiosa, de forma consciente y, si no intencionadamente, sí asumiendo el engaño de los fieles como mal menor, lo que alimenta su estado actual de máximo desprestigio y descrédito.
     
    Manuel, yo quiero creer en tu buena intención al aportar el escrito de Sam Miller pero, tras lo visto, también me gustaría poder ver que lo que algunos defendéis de forma tan militante, es algo más que mera obediencia, fidelidad por docilidad, adhesión incondicional o disciplinada militancia a favor de la jerarquía. Estoy convencido de que el interés de las víctimas y el de la Iglesia en general, y muy especialmente el de todas esas personas de buena fe confundidas por la jerarquía, están muy por encima de todo eso, incluso por encima del interés de la jerarquía por evitar el desprestigio debido a sus errores.

  • Manuel V.

    pepe:
    Esta no es “casa ajena”, porque así lo ha querido la propia casa, nadie le ha obligado a definirse así.
    No confundamos la misericordia con la magnesia.
    Exactamente “piensa el ladrón…” Yo únicamnte he dado respuesta a una cuestion puntual que se planteaba. “Doctores tiene ATRIO” ¿no? . Déjame que opine libremente ¿no? O ¿solo vale tu experiencia personal?
    Buenas noches

  • pepe sala

    Pero bueno… éstos cristianos se han olvidado totalmente de las enseñanzas cristianas:
     
    ” misericordia, quiero, y no JUICIO”
     
    ¿Tan pronto se nos olvida el testimonio de Antonio contando sus enormes problemas médicos? ¿ Acaso alguien piensa que, además de trabajar GRATIS, tiene que hacerlo al ritmo y forma que le impongan ?
     
    Vaya, vaya… con los cristianos. Pues mire usted, oiga, a mí tampoco me han publicado algunos artículos ( ni de tablón ni de otro tipo) y JAMAS he pensado que era por censura previa. Puede ser cosas de problemas del aparatejo éste ( que vaya si da problemas inesperados), cosas de inconveniencia del tema o cosas de extensión del texto. O simplemente porque NO LE DA LA GANA publicarlo, y punto.
     
    Hace años que dejé las cosas claritas a Antonio: Cuando consideres que no es adecuado cualquier cosa que escriba, sin ninguna explicación, tienes mi autorización para borrarlo o no publicarlo”.
    No faltaba más que, estando en casa ajena, vaya yo a poner las normas y la hora de comer.
     
    ¿ Censura?. “Piensa el ladrón”….

  • Manuel V.

    Rodrigo:
    Si me censuraran también porque otros  “se han pronunciado por tu forma de expresarte” (sic) ATRIO dejaría de ser lo que dice que es.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Oscar, nada que objetar; sólo que no quería aparecer como un “opinante” con la “puerta cerrada”. De hecho, es más cómodo así, supuesto que siempre he sentido la obligación de “acoger”  a quien comentaba algo mío; esta carga fue un motivo de mucho peso para cerrar mi blog en RD.  Saludos.

  • Manuel V.

    Rodrigo:
    Entiendo tu apología de buenismo de ATRIO
    Yo hablo, en este caso, del TABLÓN. En una sola ocasión se me publicó un enlace (por lo que no hay problemas técnicos: usuario, etc.) y solicité que no se manipulara el modo en que lo había puesto y fue corregido (de nuevo muestra que no hay problemás técnicos) cosa que agradecí. Lo demás es simplemente censura previa (por los motivos que el gestos desee aplicar, está en su derecho, pero es censura). A tí, al menos, se te razona la censura, otros esperamos, … pero poco.

  • Rodrigo Olvera

    Ah… y diré que varios artículos que he mandado no han sido publicados. En cada ocasión, Antonio se comunicó conmigo para decirme la razón. La mayoría de las veces era por cuestión de extensión, por lo que me pedía que hiciera una síntesis -para lo cual normalmente no tengo tiempo; y algunas otras por ser sólo reenvíos de otra información, para las cuales me pedía que hiciera un presetación propia -para lo cual tampoco tenía tiempo.

    Sólo hubo un caso en que me expresó que no creía conveniente publicar un enlace que le envié con una canción de José de Molina, que es bastante crítica con el Papado. No tanto por la canción en sí, sino porque el video estaba centrado en imagenes de Juan Pablo II- en ese entonces recién fallecido. Antonio consideró que podría ser ofensivo para varios participantes. Yo estruve de acuerdo en que no se publicara si se pudira ofender.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Manuel

    Empezaré diciendo que cuando se creó la utilidad del Tablón, intenté colocar varios anuncios con el nombre que uso “Rodrigo Olvera”, pero el sistema no me dejaba. Tardé un tiempo en ver que era una cuestión de configuración; bastó con poner mi nombre sin el espacio “RodrigoOlvera”. En un par de veces, he escuchado acusaciones de censura contra Antonio; y en cada caso, al final ha habido una razón técnica.

    Por supuesto, habrá que esperar a ver que dice Antonio del asunto. ¿Durante estos meses que has esperado, te has comunicado con él? Normalmente con enviar un correo se arregla el problema.

    Sin duda, reivindico la libertad de expresión. Y creo que la has tenido. Muchas personas se han pronunciado por tu forma de expresarte; y no se han eliminado tus mensajes.

    Saludos

  • Manuel V.

    Rodrigo:
    ¿Por qué si ATRIO aprueba la declaración de los “Juan XIII”?:
    4. Consideramos de imperiosa necesidad la defensa y el fomento de la libertad de expresión, de investigación y de publicación de los teólogos y la eliminación de la censura eclesiástica, que coarta la libertad de los profesionales de la teología y limita la creatividad.
    Repito, como es posible que se pida la eliminación de la censura eclesiástica (es decir, el derecho de la Iglesia a decir lo que es o no católico, cosa que solo ella puede decir) y yo tenga que pasar la censura de una persona para publicar en este “lugar de encuentro”. Con mayor motivo, deberían aplicarse el cuento. ¿O es que corre peligro de “desmadrarse” Atrio y de dejar que cualquier doctrina “se cuele”. Si vale para ATRIO ¿Por qué no para la Iglesia?
    He esperado, meses, y aún no han sido “autorizados” no me hables de paranoia ¡por favor!. Reitero, ya nos conocemos
     

  • OTROS SACERDOTES DEGENERADOS ANDAN POR LAS CONDES, CHILE
    ==============================================================
    MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ
    Presidente de OMIDECHI. Organizacion de Militares Democraticos de Chile

    Esta carta, un hecho real, la hicimos llegar a TODOS los medios de comunicación y las agencias internacionales el año 2005, sin resultado alguno. Hoy saltan al ruedo nuevamente los curas degenerados y lo que es peor, los medios y personas que AUN los encubren.

    Este es un hecho real, insisto , desgraciadamente, el afectado no dispuso en su momento de recursos, ni de ánimo, ya que paso su vida con fuertes depresiones, cuya génesis es este mismo problema, como para iniciar un juicio y procesar a los culpables, pero, como eran jueces, como siempre, todo quedó en nada.

    En el mundo judicial, o judicatura como le dicen los entendidos, todo se negocia por la teoría de la OMERTA, si me acusas yo te acuso, así es que mejor guardemos silencio y…en el mejor de los casos “ te debo una”.

    En los juicios siempre el palo se quiebra por lo más delgado, o como dicen , el hilo se corta por lo más fino.

    Los testigos, se han negado a declarar aduciendo que ha transcurrido mucho tiempo, pero, algunos, habían escuchado ésta y otras historias que involucran al mismo sacerdote y a otros en forma reiterada.

    Esta es la carta original…;

    Francisco hijo de RODOLFO y MARIA , natural Los Andes, nacido en febrero de 1954, casado, en la actualidad de 53 años de edad ,el sexto de entre diez hermanos, de profesión Técnico Universitario con mención en construcción de la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso.

    RODOLFO, el padre, que fue uno de los fundadores de la Falange Nacional , cuando realizaba las funciones de Juez del Crimen en la Ciudad de San Fernando, entre los años 1960 y 1965, era , con la madre, dirigentes nacionales del Movimiento Familiar Cristiano ( M. F. C. ), por tanto, estaban muy relacionados con el clero, a nivel nacional, por ese motivo conocieron al sacerdote de la congregación El Verbo Divino llamado HUGO PININGHOFF RADEMACHER.

    “Panchito”, como le decían , diminutivo de Francisco en Chile, tenía aproximadamente nueve años y por la influencia de sus padres, tenía deseos de ser sacerdote, era tanto ,que prefería jugar con las hermanas menores a “hacer misa”, con las copas de champagne de la casa, en vez de jugar a la pelota.

    La intención del niño era, finalmente, entrar al seminario para hacerse sacerdote, ya que su hermano mayor Miguel Ángel, inducido por el mismo sacerdote había ingresado, al seminario que se encontraba en el Colegio Verbo Divino, del barrio el Golf de Santiago.

    Un día que nunca recordó porque era pequeño, a este sacerdote le sacaron los carabineros, una infracción del tránsito por exceso de velocidad a la altura de Chimbarongo, él viajaba frecuentemente desde Osorno, en donde residía su familia, a Santiago.

    No sé cómo llegaría a la casa del niño el sacerdote, supongo que a través del Movimiento Familiar Cristiano ,la cuestión es que le solicitó a su padre , el juez ,que le anulara dicha infracción, situación muy habitual en Chile, en que los ricos, las autoridades y los personajes conocidos consiguen anular las infracciones del tránsito, o dicho de otra forma, solo las personas no conocidas pagan las infracciones del tránsito, incluso hasta hoy día.

    Desde esa fecha, el sacerdote empezó a alojar frecuentemente en casa del Juez, padre de panchito, cada vez que pasaba a visitar a su familia, porque, claro, tenían buena situación económica.

    Y se quedaba en un dormitorio en donde había tres camas, en una dormía el hermano mayor, Miguel Ángel ,en otra dormía panchito y en la otra, el sacerdote HUGO PININGHOFF RADEMACHER, quien, en tres oportunidades le invitó a que me metiera a su cama, cometiendo en una de ellas, supongo que la última, lo sodomizó , esto es, la penetración del pene erecto , supongamos, del cura en el ano del niño, llegando a eyacular en el menor.

    Por encontrarlo sucio, seguramente el menor , panchito, se negó en las siguientes oportunidades , le tomó miedo y asco, pero, el sacerdote seguía llegando a casa.

    Miguel Ángel, el hermano, que dormía en la cama de al lado, supongo , no se daba cuenta porque estaba dormido y nunca le comentó esta situación, tampoco a sus padres.

    Las veces anteriores, le tocaba los genitales lo que le desagradaba, pero en ese tiempo, como niño, no las consideraba como pecado, simplemente, porque no lo entendía, pero, creo , actualmente , eran muy mal intencionadas y derechamente degeneradas y delictuales .

    El niño siempre tuvo recuerdo patente y doloroso de esos momentos, más, porque el cura era desaseado, con un fuerte olor a pié , a “pata” dicen en Chile y a sudor en el cuerpo, lo que le ocasionó un trauma hasta esta fecha contra la fetidez y una manía por el exceso de aseo personal y el cuidado en la presentación y aunque todavía es un católico activo, siente rechazo hacia los curas y las personas sucias.

    -Esta desagradable experiencia infantil, que te comento, -la recuerdo y considero un trauma que le ha durado hasta esta fecha, creo, también, que es el motivo de pesadillas y el desánimo que le persiguieron a panchito por toda la vida, que le ha causado problemas de concentración y cierto temor a enfrentar problemas o situaciones difíciles y hasta las normales que se le han presentado en la vida, por ejemplo, creo es la gestora de su bipolaridad crónica en la personalidad, entendiendo como bipolaridad los sucesivos y frecuentes momentos entre una profunda depresión y desánimo y un estado frenético y agitación, sobre las cuales no tiene control alguno durante las crisis, las que le han sumido de por vida en tratamientos y medicamentos, entrando y saliendo del alcoholismo y la drogodependencia, ensimismado y alejado de las responsabilidades familiares ,impidiendo el desarrollo profesional y familiar en la plenitud de su vida y en la integridad de su familia.

    No dudó, a pesar de ello, en 1965 de entrar al seminario el Verbo Divino de El Golf , donde compartía pieza con su hermano mayor y otros seis seminaristas, pues en la pieza había cuatro camarotes de a dos.

    Sólo duró cuatro o cinco meses en el seminario, porque se decepcionó y además, porque le tenía temor al mencionado sacerdote, que era una especie de recolector de menores provincianos de todo Chile, especialmente del sur.

    El rector del seminario era el sacerdote ERNESTO EIDEMAN, sonaba así, no supe nunca como se escribe.

    Siempre y durante toda la vida, guardó Francisco silencio de estos desagradables hechos , pero hoy, ya adulto, con hijos grandes, enfrentado a la vida con una catarata de hechos delincuenciales e inmorales, que se han publicado en los medios de comunicación , provenientes de personas con influencia o investidura eucarística, judicial y policial, con una carga importante de sentimiento de culpa, no le quedó más que hacer publica esta situación, porque, recordándolo ahora, a lo mejor el mencionado cura, cometió sodomía, también, con su hermano mayor, al que llenaba de regalos, algo así como comprando su silencio o estaba enamorado de él, chantajeándolo.

    Esta declaración, insisto, la hizo pública bajo su entera responsabilidad, porque se trata de hechos reales que incluso hoy al hacerse conocida esta historia, podría revivir en carácter de denuncia pública, historia que le pudo haber pasado a decenas, si no a cientos de menores que, durante los CUARENTA ULTIMOS AÑOS hayan sido contactados por el mencionado sacerdote y concluyo así, porque, si abusó del hijo menor de un alto magistrado, de un amigo, del que lo alojaba en su domicilio, de un miembro de la directiva del Movimiento Familiar Cristiano, estoy seguro, que más daño pudo haberle hecho a niños y niñas de escasos recursos, desprovistos de protección o en difícil situación económica.

    -El exceso de confianza de sus padres, -con el sacerdote HUGO PININGHOFF RADEMACHER, que actualmente ejerce en la capilla MADRE DE LA MISERICORDIA, ubicada en Camino Real, Nº4334, La Dehesa ,en Santiago de Chile, fonos Nº2418497 y 2418498 ,hizo que éste le abusara sexualmente y generara en él un sentimiento de culpa y suciedad que le ha durado por toda la vida.

    En la actualidad Francisco el hijo del Juez, también vive en Maipú, no es, ni ha sido HOMOSEXUAL, pero culpó, derechamente, al mencionado sacerdote de haber aproblemado su vida, en la parte psicológica, sexual, familiar, afectiva, laboral, lo que ha impedido su realización personal y el logro de una vida normal, sufrimiento que ha mantenido en secreto durante toda su vida.

    Siempre Francisco estuvo dispuesto a hacerse todos los exámenes psicológicos , sociales y periciales, que permitan el total y absoluto esclarecimiento de los hechos denunciados, incluso su actual esposa e hijos están al tanto de los hechos.

    Todos en el Tribunal conocían los hechos, pero nadie nunca hizo algo a favor del niño, si no lo hacia su padre, que al parecer lo desconocía y que era Juez, qué más podían hacer sus colegas.

    -Esta historia, me la contó el mismo panchito, como, le decían a Francisco-, , -ya mayorcito en calidad de mediador y ministro de fe y al apoyo absolutamente desinteresado, y la confianza que le di como comunicador social.

    A pesar de las evidencia y con el fin de aclarar el asunto me comunique con el mencionado sacerdote y aclarar la situación, mediante un comparendo conciliatorio, para ver la forma de diluir, en cierta medida, este daño psicológico que lo persiguió desde niño ,para poder aliviar su alma, dormir tranquilo y poder contar y confirmar la VERDAD, lo antes posible a sus hijos y familiares más cercanos.

    También hable con su esposa en su casa, la que me recomendó que no hiciera público el hecho.

    Para perseguir los posibles delitos criminales y civiles que de estos hechos se desprendan.

    Finalmente, creo, en esta oportunidad para hacer un llamado público para juntar a todas las posibles víctimas que pudieron verse perjudicadas, como él en los actos poco ético y hasta delincuenciales del sacerdote HUGO PININGHOFF RADEMACHER, que, como dije, aun vive.

    Solicité una entrevista personal con el cura PININGHOFF, que se realizó en el patio delantero del Templo Votivo de Maipú, donde negó los hechos, agregando que el “denunciante” le había solicitado muchas veces dinero prestado y que nunca se lo había devuelto y que se trataba de una persona enferma de mentirosa.

    -Obtuve información de que en las mismas fechas, al mencionado cura se le acusó de haber tenido problemas similares con uno de los hijos del suboficial Campos de Carabineros que vivía en la Población de Carabineros calle Dr. Carrillo de Temuco.

    -Me entrevisté telefónicamente con el padre de dos ex alumnos, del cura, uno es dentista ,quienes tenían conocimientos de oídas, y que prefirieron no participar en la investigación, pero no negaron los hechos.

    El actual presidente SEBASTIAN PIÑERA ECHEÑIQUE, fue alumno del Colegio Verbo Divino en esos mismos años.
    Panchito se suicidó la semana santa del año 2010 y esta sepultado en el Parque Jardín del mar de Concon.

    Creo que hay muchos panchitos que aun se muerden su rabia hoy a los casi 60 años , ha llegado el momento de perder el miedo, aclarar y denunciar a los curas DEGENERADOS.

    Esta y otras historias relatos, DENUNCIAS verdaderas de curas y jueces degenerados puede leerlas en el libro “LA CANDILLA”, que puede bajar de manera gratuita de Internet.

    Agradeceremos su publicación.

    Atte.

    MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ
    Rut 5.890.472-4
    http://mariodelafuente.blogcindario.com

  • Kaláa

    Aún a riesgo de meter otra vez  la pata,  apuesto que se olvidaron de abrir esos comentarios.
    Ocupados como deben estar en limpiar lo que  entró en  los archivos antiguos…
    Abrir entradas …provoca corrientes .
    Saludos.

  • oscar varela

    Hola José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete!

    Es cierto. Desde que apareció el Artículo no hay “Escriba su camentario”.

    Yo no alerté a Atrio pues supuse que sólo era una agregado a los otros Artículos parecidos.

    Y no quise importunar a la Redacción de Atrio. (María A. y Antonio Duato)

    Gacias igual Sr. José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Oscar.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Veo que bajo mi texto “Zozobra en la Barca de Pedro”, figura lo de “comentarios cerrados”. Ignoro el motivo y lo supongo “cosas de la informática”. En todo caso, que yo no lo solicité. Dios me libre de no querer escuchar a otros. Siempre agradecido.

  • Manuel V.

    pero, no solo los católicos. Busque en la red, las últimas constataciones sobre, por ejemplo, los boys scouts.
    Habrá que plantearse qué ocurre con la humanidad y no solo con la Iglesia

  • Manuel V.

    Carmen:
    Diga los datos falsos. Basta con que una sola persona, cristiana o no. católica o no, sea abusada para no salir muy bien parados los humanos, los cristianos o los católicos.

  • Manuel V.

    Rodrigo:
    ¿Cuánto tiempo has esperado “la moderación” ¿Dos meses?
    ¡Vamos!!! ¡que nos conocemos desde hace años!

  • Carmen (Almendralejo)

    Hagamos Santo a “Sam Miller” porque aún hemos sido abusad*s muy muy poc*s c ristian*s Católic*s.
    Nuestros sacerdotes son los mejores con diferencía ¡Qué Barbarie! y que Bárbaro aquello que estudian para dar falsos datos, o para dar a entender que debemos dar gracias a dios de que son de los mejores…
    Carta abierta y diana de laic*s a la inversa, a ver que estudios sacan este San Miller, de nosotr*s.
    ¡Seguro! que no saldremos tambien parad*s 

  • Rodrigo Olvera

    Ah, la paranoia Manuel. Yo he mandado al tablón de Atrio un par de enlances que siguen esperando moderación. No creo que sea censura. Creo más bien que es la complicación de seguirle el ritmo a todo lo que implica Atrio estando en plena recuperación de salud.

    Y gracias por hacerme notar mi abuso estilístico del “por cierto”.

    Saludos

  • Manuel V.

    Por cierto, sea quien sea San Miller, mi única intención es la que es… vigas, ojos, campañas, poderes, confrontacioenes, medios, …

  • Manuel V.

    p.d.:
     Por cierto las estadísticas reales, como se demostró luego, son muy, muy parecidas a las que aparecen en el artículo, de hecho muchos de los datos son aún más favorables a la Iglesia que los reflejados (hospitales, asistencia a enfermos y mendigos,…)

    Por cierto el error de fechas se debe a que envié el enlace completo al TABLON de ATRIO, como lo he intentado con otros enlaces, y al ser censurado y no publicado, lo copie-pegué sin más.

    Por cierto , si yo o alguno de los presentes defraudo a hacienda o delito similiar ¿Se nos INHABILITA, para hablar de cualquier cuestiòn y seremos enmudecidos para siempre? Mucho silencio se oiría.
    Por cierto, ¿Desde cuándo conocías a Sam Miller? Yo no lo conocía de nada.
    Por cierto ¿Ha sido condenado por delito contra el fisco (delito gravísimo en EE.UU, el único por el que pudieron encarcelar, v.g a Al Capone)o solo es un libelo de un periódico local? (algún comentario así lo sugiere)
    Por cierto. texto completo:
    http://fratres.wordpress.com/2008/06/24/redemption-comes-through-the-jews-jewish-businessman-sam-miller-whaps-anti-catholic-bias-in-news-media-full-text/

  • Rodrigo Olvera

    p.d.
    Por cierto, Sam Miller es conocido por ese discurso (que se ha repetido en blogs católicos) y por ser un campeón de “contabilidad creativa” (eufemismo para evasión fiscal)  para obtener reducción de impuestos en sus negocios inmobiliarios.

    No tengo tiempo para hacer la traducción de esta nota, pero con el traductor automático de Google se puede tener alguna idea de lo que dice

    http://www.clevelandleader.com/node/10468

  • Rodrigo Olvera

    Manuel

    El discurso de Sam Miller no fue pronunciado el pasado 6 de marzo (es decir, el 6 de marzo de 2010) sino el 6 de marzo de 2008, publicado en el número de Mayo-Junio de 2008 del  Buckeye Bulletin.

    Por cierto, desde Julio de 2008 se puso en evidencia la inexactitud de las cifras proporcionadas por Miller.

    Saludos cordiales

  • Manuel V.

    Sam Miller, un prominente hombre de negocios judío de Cleveland, hizo el pasado  6 de marzo estas interesantes comparaciones y reflexiones sobre el rol de los sacerdotes católicos en los Estados Unidos. Es llamativo que la defensa de estos servidores haya sido hecha por un judìo.
    He aquì sus observaciones:
    ¿Por  qué  podrían los  periódicos  continuar una venganza sobre una de las más importantes instituciones  que tenemos hoy  en los Estados Unidos, llamada la  Iglesia Católica?
    Sabe Usted que  la  Iglesia Católica educa 2.6 millones de estudiantes cada día al costo para su iglesia de 10 billones de dólares, y del otro lado,  unos ahorros, para los pagadores de impuestos de 18 billones de dólares?. Sus graduandos continúan estudios a la tasa de 92% todo a un costo para ustedes.  Para el resto de los americanos es gratis.
    La iglesia católica  tiene 230 colegios y universidades en los EEUU con un enrolamiento de 700,000 estudiantes.
    La Iglesia Católica tiene un sistema de 637 hospitales, sin fines de lucro, los cuales cuentan con tratamientos para  1 de cada 5 personas –no solo católicos- en los EEUU, actualmente.
    Pero la prensa es vindicativa y trata totalmente de denigrar en cada forma la  Iglesia Católica en este país.  Ellos han culpado de la enfermedad  pedofilia a la iglesia católica,  la cual es tan irresponsable como culpable de adulterios  en la institución de matrimonio.
    Permítanme  darles algunos datos que ustedes como católicos deben saber y recordar.  Por ejemplo, el 12% de 300 clérigos protestantes han admitido cópula sexual con un feligrés;  se tiene  conocimiento de que el 38% ha tenido  otros contactos sexuales inapropiados,  en un estudio  de la Iglesia Unida Metodista, el 41.8% de la mujeres  del clérigo han reportado comportamientos sexuales no deseados; el 17% de las  mujeres han sido sexualmente acosadas.
    Mientras tanto, el 1.7% de los clérigos católicos han sido encontrados culpables de pedofilia. 10% de los ministros protestantes han sido encontrados culpables de pedofilia. Este no es un problema  católico.
    Un estudio de los sacerdotes americanos ha mostrado que la mayoría son felices en su sacerdocio y encuentran e éste  mejor de lo que esperaban, y a la mayoría, si se les da la oportunidad, elegirían ser sacerdotes  de nuevo,  dando la cara a toda esta desagradable campaña que la iglesia ha estado recibiendo.
    La iglesia católica está  sangrando de heridas auto-infligidas. La agonía que los católicos han sentido  y  sufrido , no es necesariamente falla de la iglesia. Ustedes han sido heridos por un pequeño número de díscolos sacerdotes, que probablemente han sido ya totalmente eliminados.
    Caminen con sus hombros  en alto y su cabeza aún  más alta. Sean un orgulloso  miembro de la más importante agencia no –gubernamental en los EEUU. Entonces recuerden lo que decía Jeremías:
    ¨Párense  en los caminos, y miren y pregunten por las antiguas trayectorias, donde está el buen camino,  y transítenlo y encuentren descanso para sus almas¨. Estén orgullos de elegir su fe con orgullo y reverencia y aprendan  que hace su iglesia por todas las otras religiones. Estén orgullosos de ser católicos.
    Del Boletin Buckeye, cortesía del Concilio Brookside  #3297, Diócesis de Cleveland.
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    Resumo
    ··········
    El Vaticano y su crisis internacional
    Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)
     
    Los casos de pedofilia revelados han significado un remezón en la jerarquía eclesiástica católica.
     
    La Iglesia Católica ha mantenido su prestigio basado en su integridad moral y la calidad ética de sus miembros más representativos.
     
    Ahora ha sido impactada la credibilidad en el contacto con la gente. No son todos, pero son muchos. Hay que ser cauto.
     
    La exposición mediática puede impedir visualizar una situación inadvertida en el plano internacional.
     
    El Vaticano no es una institución más. Su rol en la política mundial trasciende más allá de los estados más poderosos, precisamente por esa reserva moral y ética que representa.
     
    Su principal capital es el humano. Si ese capital humano se ve afectado por las denuncias puede ver menoscabada las bases de su credibilidad.
     
    El poderío eclesiástico de la doctrina católica se basa en la legión de comunicadores de la fe posicionada en los cuatro puntos cardinales del planeta.
     
    Esta crisis tiene un impacto internacional de una envergadura importante.
     
    Una crisis que atente contra esa credibilidad del Vaticano, obviamente atenta contra un recurso importante en el sistema de convivencia internacional.
     
    Hay trampa en los medios que abren y cierran a su antojo sus agendas. Privilegian “el siguiente escándalo es el mejor”.
     
    Lo que está sucediendo con el Vaticano es una lección para aquellas instituciones cerradas y autárquicas estén donde estén y de la naturaleza que sean, basadas en los poderes de las elites y que no son fiscalizadas por la ciudadanía.
     

  • M. Luisa

     
     
    Puesto que los comentarios que ha generado el articulo  son inmejorables  haré algunas reflexiones sobre el poder sagrado.
     
     
    Así como  es ajustado  llamar a lo que ha venido a ser  por parte de la  religión,   la sacralización del mundo,   no lo es, sin embargo que  ahora   nosotros a la altura de los tiempos  tras  haber  sido llevados por sus consecuencias,   algunas de ellas nefastas y   escandalosas,    llamar secularización como proceso a lo que no es sino  la toma de conciencia a   una visión nueva de la realidad.     
     
     
    No es un proceso al que los religiosos por llamarlo  peyorativamente secularista  y sacudiéndose responsabilidades, lo hayamos de entender   direccionalmente  inverso   al iniciado por ellos   sino  que, como digo,  habiendo tomado  a estas alturas legítima  conciencia  del grave error de origen,   no  nos cabe  hacer otra cosa más que   desde una visión   retrospectiva      otorgarle  al mundo  aquel su momento   de  temporalidad  como uno de los  ingredientes que junto con el espacio y la materia son propios de la realidad misma. En la sacralización del mundo  ya se ha visto,  la razón  ha actuado  en solitario  valga la expresión   y en consecuencia  la acción ha devenido en  fuerza  perversa que  ha alimentado  el poder terrenal.   
     
     
    En la tarea cegadora de    sacralizar  el  mundo  la clerecía religiosa ha ignorado   el poder de lo real tanto el que  concierne al mundo como al  concerniente al  ser humano, es decir ha prescindido  de la realidad como poder, como riqueza posible en el tiempo capaz de transfigurar el mundo  y ver en la secularidad lo sagrado de él. Ver en ella, en definitiva,  el ámbito temporal en el que se manifiesta la simbiosis positiva entre el hombre y el cosmos.
     
     
    Saludos cordiales

  • Carmen (Almendralejo)

    ¡Perdón! hice algo extraño y se cortó
    atacad*s y agredid*s, siendo est*s quienes están expuesto al descrédito, por decir una verdad que l*s tiene anulados como personas.
    Son vomitivas cada una de las palabras que menosprecian a estas pobres personas, las cuales llevan años pasando un calvario, sin que sepamos la verdad y magnitud de todo por cuantas ya no existen

  • Carmen (Almendralejo)

    Los Delitos no necesitan Inquisidores, sino personas que sepan velar por las personas más débiles ante estos.

    Los delicuentes no necesitan Inquisición sino que la Fiscalía actue libre para que los delicuenten cumplan sus penas, que la Justicia no sea ultrajada por monseñores vestidos con bata de cola y escarlata.

    Y las victimas solo necesitan que su verdad y el daño físico y psíquico, las ofensas hacía su persona, no sean nuevamente el  arma arrojadiza con la que  nuevamente los delicuentes (quienes delinquen y quienes ocultar el delito) con la cual son nuevamente atacados.

  • Fico Sánchez Peral

    ¡¡¡¡Bien venido de nuevo Oscar!!!!! Se te ha echado de menos, aunque algo tuyo leí como corresponsal de algún lejano acto republicano. Me alegra mucho volver a sentirte cerca; un fuerte abrazo, Fico.

  • Antonio Vicedo

     Considero muy acertada la puntería de Pablo Richart en este texto  del que resalto estas citas aducidas y propias suyas, ofreciendo a la vez algunas matizaciones que considero especialmente destacables en las presentes circunstancias de conmoción intra y extra eclesial, para que no vuelva a quedar lo referido a la sexualidad (por importante que sea) como el problema fundamental a denunciar y resolver en la Iglesia.)
    “Dios los abandonó a los errores de su propio juicio, de tal modo que hacen absolutamente todo lo que es malo: INJUSTICIA, perversidad, CODICIA (de bienes muebles, inmueble. ostentación cúltica, burocracia diplomática y curial), maldad, desafían a Dios, son altaneros, orgullosos, farsantes, insensatos, desleales, sin amor y despiadados” (Rom. I, 18-30)”
    “Albert Rouet: –Cuando una institución, incluida la Iglesia, se fundamenta en una posición de derecho privado, y se afirma en una  posición de fuerza, las desviaciones FINANCIERAS (PATRIMONIO ¿sagrado?) y sexuales llegan a ser posibles”. 
    “-Es importante ver toda la realidad   …  desde sus víctimas”
    “- y ocultó al (detector efectivo de la propiedad sobre los bienes ¿sagrados? acumulados) pedófilo para salvar como Iglesia su credibilidad  y prestigio (sagrado). 
    “-La Iglesia también ocultó (o blindó su patrimonio) la criminalización de la pedofilia ( y carencia de justicia distributiva sobre el mismo)  para evitar ser condenada y obligada a pagar una indemnización económica. Ocultar al delito y al delincuente, para salvar el prestigio de la Iglesia, es una iniquidad y una agresión contra las víctimas. Expresa también hipocresía, fariseísmo y falta de solidaridad. “
    “-Un argumento utilizado para ocultar la pedofilia (y el abuso de propiedad privada sobre bienes comunes por parte de la jerarquía y)  del clero era la prioridad que se debía dar a la Institución Eclesial (LO SAGRADO: EL SÁBADO)  por encima sus víctimas.”
    “-  También la Iglesia se enfrentó a los medios de comunicación (y a quienes le piden testimonio de real pobreza) que denunciaban la pedofilia en la Iglesia. Interpretó esto como una campaña mediática perversa contra la Iglesia católica  misma. La Iglesia ahora se presentaba así como víctima, y ocultaba  las verdaderas victimas de la pedofilia ( y se sentía satisfecha por la labor de entrega generosa de parte de sus miembros a la beneficencia con los necesitados;  y también en muchos casos a la defensa de LA JUSTICIA, a pesar de mantenerse en una flagrante insolidaridad desde el ejercicio de control de su multimillonario patrimonio y presupuesto tan alejado del que requiere la necesidad de supervivencia de Jesús, en sus hermanos pequeños)”
    “- No basta que la Iglesia pida perdón por los delitos de pedofilia (e insolidaridad) cometidos por su jerarquía, episcopal y presbiteral…. No basta reconocer que la Iglesia se siente herida y arrepentida.”
    “-Todo esto es justo y  necesario, pero falta lo más importante: escuchar EL GRITO DE LAS VÍCTIMAS. (Poner en claro testimonialmente que la FE DE LA IGLESIA  también se apoya: en ESE CONMIGO LO HACÉIS, O NO de  Mt XXV; en el claro sentido de la parábola del Buen Samaritano;  en aquello de  Santiago  II, 14 ss.:  ¿De qué le sirve a uno decir que tiene fe, si no tiene obras?)”
    “-La solidaridad sin embargo ya se extiende a otros millones de niños y niñas que sufren otras realidades de muerte, como los 16 mil niños que mueren de hambre cada día ( y todas las negaciones de los derechos inalienables de TODA PERSONA, en tanto HIJA DE DIOS. 

  • oscar varela

    Hola Fico Sánchez Peral!

    ¡Excelente comentario! A mi me gustó.

    Hay esfuerzo. Hay convicción.
    [o como te gusta decir: hay fe más que creencias]

    Resuma todo un Légaut de maravillas, Fico.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Fico Sánchez Peral

    Cuando uno piensa en el los cambios necesarios en la Iglesia en general, y muy especialmente en su estructura jerárquica actual, sometida (¡la jerarquía! y no la iglesia) a las merecidas críticas por su indecente tratamiento del tema de la pederastia en su seno, y de otras muchas cosas que revelan el avanzado estado de descomposición de la cúpula de la institución y que parecen estar cerca de desembocar en una situación insostenible que, mal que bien, acabe provocando un desenlace imprevisible; tiene la impresión, y a ella apuntan cada vez más voces, de que tal renovación no es posible que venga de dicha cúpula, sino que deberá venir de abajo a arriba. ¿Y cómo será eso posible, dados, tanto el estado de la institución, como el de la feligresía que la sustenta y soporta?
     
    Bueno, pues no será fácil, no; pero aún así habrá que afrontarlo. Y me voy a atrever a plantearlo desde la siguiente metáfora, que no pretende ser la solución, pero sí iniciar una cierta etapa de mentalización de esa base de la que debe salir, para empezar a acostumbrarnos a caminar en su búsqueda.
     
    En la sociedad, el proceso básico de evolución de todo ser humano –grosso modo- es: nacer, crecer, alcanzar el estado adulto, reproducirse, envejecer y morir y, pese a que ocasionalmente pueda haber alteraciones, ese sería el proceso normal. No obstante, también se dan diversos estados de atrofia (insisto: A-TRO-FIA), que necesitarán ser debidamente tratados. Así como hay quien, llegado a la juventud o incluso al estado adulto, permanece adherido a sus progenitores parasitándolos sin atreverse a dar el paso a su autonomía y emancipación; también hay el caso opuesto, el de los progenitores excesivamente posesivos que, amparados en su desconfianza (esa suele ser su patológica coartada) hacia la capacidad de los hijos para independizarse, les obstaculizan el proceso de acceso a su autonomía, con el objeto de frenarlo, retrasarlo o incluso impedirlo, parasitándolos eternamente al prolongar sine díe su función paterna y/o materna; verdadera finalidad de tan paranoica estratagema.
     
    Pues –por no extenderme- en ambos casos de parasitismo, tanto de los hijos hacia los padres como de los padres hacia los hijos, lo que normalmente se recomienda hacer (por parte de los miembros ya emancipados) en toda familia llamada a sobrevivir (salvo los casos que, por pasividad –voluntaria o no- están destinados a degenerar en atrofia total), ¡es cortar por lo sano! Sí. Tal como suena: CORTAR POR LO SANO, con los inevitables traumatismos que toque soportar, que precisamente serán los que harán crecer a la fuerza y madurar (o perecer por inanición al que se resista) al parasito en cuestión. Y, sí; llegado el caso se hace: con miedo, pero se hace; y a esos miembros de la familia ya emancipados que hacían tal recomendación, les tocará arrimar el hombro y ayudar en el proceso de crecimiento y emancipación tardía de sus familiares.
     
    Y tal medida se adopta a diario, en la naturaleza, en todas las ramas de todas las familias de todas las especies que sobreviven; produciéndose en caso contrario, a corto o largo plazo, primero la degeneración y finalmente la desaparición de todas aquellas que se niegan a adoptarla…
     
    Pues, con todos mis respetos, en la Iglesia actual se trataría de que, tanto quienes, en lugar de un magisterio de llamada han ejercido –y se empeñan en seguir ejerciendo- el de autoritaria y posesiva “Mater et magistra”, incapaz -en su atrofia- de favorecer la autonomía y emancipación de sus hijos e incapaz de despegarse de ellos; como quienes han asumido –voluntariamente o no- el atrófico papel de hijo siempre inmaduro y nunca emancipable; es normal que, acostumbrados a la ficticia seguridad de una doctrina presuntamente “infalible”, en la presente circunstancia, todos ellos, incluso los familiares ya emancipados, sientan el vértigo del miedo a entrar en una inminente situación de inseguridad, regida “aparentemente” por no se sabe quién ni hacia donde. Pero por muy comprensible que sea y mucha inseguridad que nos dé, el paso hay que darlo, amparados en la llamada de Jesús de Nazaret que desde el principio nos dijo:
     
    «…Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios… No os procuréis oro ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento…» (Mt. 10/7-10).
     
    ¿Qué es esto sino mandarnos a una misión de superhombres desprovistos, aparentemente, de todo lo necesario? ¿Acaso es otra cosa –misión aparte- que proclamar la excelencia de vivir en la inseguridad de la confianza en Dios? ¿Alguien ha recibido alguna vez misión más ambiciosa con medios más descabellados? Pues, entonces, ¿de qué nos quejamos y para qué necesitamos tantas garantías eclesiásticas? Tenga lógica o no, se entienda o no y se sienta como se sienta, el estado de inseguridad se va percibiendo, poco a poco, como síntoma de ir en la buena dirección y uno se va asentando en la convicción de que más vale tener fe que ser creyente… Porque la fe en Dios, no tanto la creencia en doctrinas de construcción humana, es la verdadera garantía de calidad. Por eso matizaba el “desprovistos de todo” con un “aparentemente”, porque abandonarse a la confianza en Dios, por más inseguro que uno se sienta, es lo que da alas a quien tiene fe y no las garantías de una jerarquía eclesiástica, una parte de la cual, se dedica a practicar o encubrir la pederastia de sus miembros sobre los fieles y otras muchas cosas…
     
    Se trata de irnos acostumbrando a asumir, lo más sereno que uno pueda (o nervioso si no se puede, ¡pero asumirlo!), que para “curar enfermos, resucitar muertos… o comenzar una renovación de la Iglesia, ¡con cinco panes y dos peces!”, uno sólo debe aportar, con fe en Jesús de Nazaret, su pan o su pez (o lo que tenga, por escaso que sea), pero a sabiendas de que, por inalcanzable que parezca: ¡esa es su misión! Y de que es Dios, y no él, el encargado de hacer los milagros. Por lo que no hace falta que nos preocupemos de tener más seguridades, ya que de poco sirven las alforjas llenas, las túnicas, ni las sandalias, cuando es Otro y no uno mismo el que tiene que resolver los imposibles; basta con lanzarse a nuestra misión confiando a Dios lo imposible y asumiendo con toda la naturalidad que uno pueda: ¡que el estado normal de la persona de fe es la inseguridad! Ese estado es el que nos dará la audacia para empezar la renovación y el que nos llevará a que, algún día, otros lleguen a verla realizada.
     
    Es Jesús de Nazaret y no la curia vaticana quien nos guiará en esa insegura etapa.
     
    Sé que esto está incompleto pero -como siempre- es extraordinariamente largo. Ya se irá completando entre todos.
    Saludos; Fico.

  • ana rodrigo

    He creído y sigo creyendo que la presión de la iglesia de base y de colectivos no religiosos pero que exigen ética a la Iglesia lo mismo que se la exigen al Fondo Monetario Internacional, ha hecho posible que la Jerarquía haya dejado (aunque intente disimularlo) de menospreciar la opinión pública y se haya bajado un poco desde sus alturas de poseedores únicos de la verdad absoluta.
     
     
    Dicho lo cual, creo que el artículo de José Ignacio Calleja (anterior a éste) da un giro en la repetitiva temática de la crisis de la Iglesia a partir del los escándalos de pedofilia y pederastia de un número considerablemente grande de clérigos. Creo que entra más en el fondo de la cuestión de la Iglesia en el momento actual.
     
    El autor da dos claves que creo son muy interesantes:
    -La secularización del mundo es real y legítima. Representa su mayoría de edad o autonomía. Y hay que respetarla en su valía. La Iglesia Católica, sabedora de los defectos de la secularización, no consigue digerir sus virtudes.
    -… comprender la desregulación de la experiencia religiosa. Para la Iglesia Católica esta perspectiva ha de ser vital. …desde la Iglesia, en cuanto a su caminar futuro, esta clave de la desregulación de la experiencia religiosa significa que hay que contar con una gran dificultad cultural para la reglamentación, jerárquica y fija, de lo que se cree, se celebra y se legisla.
     
    Destaco asimismo los dos párrafos siguientes:
    “…gran parte de las autoridades que supieron del drama, prácticamente, son las mismas que ahora tienen que cortar por “lo sano”.
     

    “sé que la forma de hacer Iglesia hoy, en sus concreciones organizativas, ha llegado a su fin, si se aspira a algo más que a ser “un resto santo” del “viejo Pueblo de Dios”….. Ya habíamos quedado que perder la historia y los signos de la Pascua en ella, sobre todo la dignidad humana a partir de los más pobres y olvidados, era lo último que nos podía pasar”. 
     
    Creo que, subsanado el enorme daño que la Jerarquía ha hecho a la Iglesia en la mala gestión de los escándalos de pederastia, habrá que exigir nuevos planteamientos de su estar en este mundo, en esta sociedad y en este siglo

  • Antonio Vicedo

    Si aún cabe, ofrezco este comentario sobre lo aportado por J. I. Calleja con ya comentarios cerrados.
     CITA: “-El mundo tiene muchos defectos y como tales hay que reconocerlos, pero el mundo no se queja de las iglesias porque éstas sean muy evangélicas para el gusto relativista de hoy, sino antes, y por el momento, porque las iglesias dan lecciones de moral y fe, con poca fe practicada y con el tejado moral de cristal. Y eso sí que lleva mal la gente, que “el maestro” denuncie la paja o la viga en ojo ajeno, y las oculte en el propio, esto lo lleva mal la gente; y pienso en la sexualidad, pero no menos en las riquezas, en el boato de los tratamientos, en los contactos políticos, en el carrerismo por el poder, en las intrigas de palacio, en el trato con otras religiones, en los discursos “sociales”, en las ausencias y presencias públicas, en las teologías “sesgadas” en cuanto al evangelio y vacías de vida, etc. Somos humanos, claro, y yo el primero, pero ¿tanto? 
                Por supuesto, no sé si lo tiene que resolver un Concilio universal, o veinte en otras tantas iglesias locales; sé que la forma de hacer Iglesia hoy, en sus concreciones organizativas, ha llegado a su fin, si se aspira a algo más que a ser “un resto santo” del “viejo Pueblo de Dios”. O quizá pase esto, pero no se puede preferir para conservar, así, nuestras mentes y roles, y obviar los signos de la Palabra de Dios en la historia humana. Ya habíamos quedado que perder la historia y los signos de la Pascua en ella, sobre todo la dignidad humana a partir de los más pobres y olvidados, era lo último que nos podía pasar.”
    -De acuerdo con J.I. Calleja, muy especialmente con el contenido de la cita que corto y pego, pudiéndolo avalar desde mi experiencia vital y relacional, convencido de que ni odres viejos, ni remiendos aportan coherencia a la BUENA NUEVA que supuso y supone JESUS de Nazaret MESIAS para la JUSTICIA del REINO de DIOS en la real HERMANDAD HUMANA.
     

  • Que se sigan los procedimientos de la inquisición. Que el pedófilo sea declarado hereje, sea excomulgado y entregado a la autoridades. La pedofilia no puede considerarse como pecado porque entonces los temas de la misericordia y el perdón serían un obstáculo. Ni como enfermedad, aunque así esté clasificada, porque no se entrega un enfermo a las autoridades. Declarandolo hereje, la iglesia protege su imagen distanciandose de tal crimen y evita la acusación de los enemigos de la Iglesia de que hay algo perverso en ella que facilita la pedofilia. Por tanto, que desaparezca el CDF y se reinstale la Inquisición.

  • oscar varela

    Hola!

    Esto está bien.

    Hay alguien que no puede ni necesita leer este Artículo: su Autor.

    Los “ponderables” van saliendo de madrigueras y opinan.

    Esto está muy bien.
    ··········
    Poco a poco se vá generando una masa crítica
    a la que se podrá subir y transitar en Colectivo
    cada cual “como Pancho por su casa

    El día menos pensado
    amanecemos re-novados.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario