Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4913 Artículos. - 79049 Comentarios.

El acuerdo de Cochabamba

Ayer fue el Día de la Tierra.flowers

Lo normal hubiese sido conmemorarlo con algún texto procedente la Conferencia Mundial de los Pueblos que concluía en Cochabamba. Pero no encontramos información válida en la página oficial. Y de incluir la transcripción de agencias del discurso de Evo Morales, hubiésemos tenido que empezar manifestando nuestro desacuerdo con las alusiones hechas por él a las causas de la homosexualidad y de la calvicie, que han servido para alimentar programas de humor por aquí.

No se puede hablar con ligereza de algunas cosas, aunque te llames Evo Morales, Hugo Chaves o Tarcisio Bertone. Y por eso elegimos dar la palabra al cura asturiano, que decía cosas muy válidas, sin improvisar. Me alegro que Oscar haya resaltado que se trataba de una homilía construida con el esquema jocista de VER-JUZGAR-ACTUAR.

Otra cosa distinta es el planteamiento que del sistema Tierra hace Leonardo Boff en su columna de esta semana. A muchos nos puede chocar la insistencia con que el gran teólogo habla de ese sistema como dotado de inteligencia y de derechos, participando por tanto de la calidad de persona. No creo que sea una vuelta nostálgica a las viejas tradiciones o un dejarse llevar por fantasías de la ciencia ficción o la New Age. Tal vez en él, la mística franciscana y la conciencia ecológica moderna le están empujando a superar los paradigmas del pensamiento racional moderno que él asimiló muy bien en sus estudios de Alemania, para buscar nuevas dimensiones transpersonales del pensar. Algún día explicitará y desarrollará más su pensamiento. Pero su artículo nada tiene que ver con las chorradas que pudo decir, improvisando, Evo.

Y otra cosa también son las conclusiones a que se ha llegado en Cochabamba. Se han tomado acuerdos importantes. Y se ha intentando crar una alternativa a la reunión de Copenhague, liderada por los poderosos.

Hoy ya tenemos un texto oficial del ACUERDO DE LOS PUEBLOS. Es un texto largo, que invitamos a leer íntegramente en la página oficial de la conferencia. Aquí sólo reproducimos aquí los primeros párrafos:

 Hoy, nuestra Madre Tierra está herida y el futuro de la humanidad está en peligro.

De incrementarse el calentamiento global en más de 2º C, a lo que nos conduciría el llamado “Entendimiento de Copenhague” existe el 50% de probabilidades de que los daños provocados a nuestra Madre Tierra sean totalmente irreversibles. Entre un 20% y un 30% de las especies estaría en peligro de desaparecer. Grandes extensiones de bosques serían afectadas, las sequías e inundaciones afectarían diferentes regiones del planeta, se extenderían los desiertos y se agravaría el derretimiento de los polos y los glaciares en los Andes y los Himalayas. Muchos Estados insulares desaparecerían y el África sufriría un incremento de la temperatura de más de 3º C. Así mismo, se reduciría la producción de alimentos en el mundo con efectos catastróficos para la supervivencia de los habitantes de vastas regiones del planeta, y se incrementaría de forma dramática el número de hambrientos en el mundo, que ya sobrepasa la cifra de 1.020 millones de personas.

Las corporaciones y los gobiernos de los países denominados “más desarrollados”, en complicidad con un segmento de la comunidad científica, nos ponen a discutir el cambio climático como un problema reducido a la elevación de la temperatura sin cuestionar la causa que es el sistema capitalista.

Confrontamos la crisis terminal del modelo civilizatorio patriarcal basado en el sometimiento y destrucción de seres humanos y naturaleza que se aceleró con la revolución industrial.

El sistema capitalista nos ha impuesto una lógica de competencia, progreso y crecimiento ilimitado. Este régimen de producción y consumo busca la ganancia sin límites, separando al ser humano de la naturaleza, estableciendo una lógica de dominación sobre ésta, convirtiendo todo en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la biodiversidad, la justicia, la ética, los derechos de los pueblos, la muerte y la vida misma.

Bajo el capitalismo, la Madre Tierra se convierte en fuente sólo de materias primas y los seres humanos en medios de producción y consumidores, en personas que valen por lo que tienen y no por lo que son.

El capitalismo requiere una potente industria militar para su proceso de acumulación y el control de territorios y recursos naturales, reprimiendo la resistencia de los pueblos. Se trata de un sistema imperialista de colonización del planeta.

La humanidad está frente a una gran disyuntiva: continuar por el camino del capitalismo, la depredación y la muerte, o emprender el camino de la armonía con la naturaleza y el respeto a la vida.

Requerimos forjar un nuevo sistema que restablezca la armonía con la naturaleza y entre los seres humanos. Sólo puede haber equilibrio con la naturaleza si hay equidad entre los seres humanos.

Planteamos a los pueblos del mundo la recuperación, revalorización y fortalecimiento de los conocimientos, sabidurías y prácticas ancestrales de los Pueblos Indígenas, afirmados en la vivencia y propuesta de “Vivir Bien”, reconociendo a la Madre Tierra como un ser vivo, con el cual tenemos una relación indivisible, interdependiente, complementaria y espiritual.

Para enfrentar el cambio climático debemos reconocer a la Madre Tierra como la fuente de la vida y forjar un nuevo sistema basado en los principios de:

  • armonía y equilibrio entre todos y con todo
  • complementariedad, solidaridad, y equidad
  • bienestar colectivo y satisfacción de las necesidades fundamentales de todos en armonía con la Madre Tierra
  • respeto a los Derechos de la Madre Tierra y a los Derechos Humanos
  • reconocimiento del ser humano por lo que es y no por lo que tiene
  • eliminación de toda forma de colonialismo, imperialismo e intervencionismo
  • paz entre los pueblos y con la Madre Tierra.

El modelo que propugnamos no es de desarrollo destructivo ni ilimitado. Los países necesitan producir bienes y servicios para satisfacer las necesidades fundamentales de su población, pero de ninguna manera pueden continuar por este camino de desarrollo en el cual los países más ricos tienen una huella ecológica 5 veces más grande de lo que el planeta es capaz de soportar. En la actualidad ya se ha excedido en más de un 30% la capacidad del planeta para regenerarse. A este ritmo de sobreexplotación de nuestra Madre Tierra se necesitarían 2 planetas para el 2030.

En un sistema interdependiente del cual los seres humanos somos uno de sus componentes no es posible reconocer derechos solamente a la parte humana sin provocar un desequilibrio en todo el sistema. Para garantizar los derechos humanos y restablecer la armonía con la naturaleza es necesario reconocer y aplicar efectivamente los derechos de la Madre Tierra…

= = = = =

Una síntesis de todo el ACUERDO puede también verse en este artículo de Rosa Rojas, publicado hoy en La Jornada de México:

 Acuerdo de Cochabamba

Rosa Rojas, corresponsal. Periódico La Jornada. Viernes 23 de abril de 2010, p. 32

La primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra aprobó las siguientes resoluciones, en el llamado Acuerdo de Cochabamba:

“Creación de un tribunal internacional de justicia climática y ambiental, órgano que dependería de la Organización de Naciones Unidas con capacidad jurídica de procesar y sancionar a los estados, trasnacionales o entes personales y jurídicos que incumplan los acuerdos o prosigan con sus prácticas contaminantes del medio ambiente.

“Realizar un referéndum mundial para el próximo Día de la Tierra, el 22 de abril de 2011, mediante el cual los pueblos del mundo exijan a los países industrializados, además de reducir sus emisiones contaminantes, cambiar el sistema del capitalismo que nos imponen hasta el momento. Una consulta con cinco preguntas, entre las que destacan cambiar el modelo de sobreproducción y sobreconsumo y si los presupuestos militares deben transferirse a programas de “defensa de la madre tierra“.

“La creación de una Alianza Mundial de los Pueblos por la Madre Tierra que incluya a organizaciones y redes sociales, a fin de implementar los acuerdos de la conferencia de pueblos y garantizar que el aumento de la temperatura en el planeta no exceda un grado centígrado. Para ello, las enmiendas al Protocolo de Kioto deben comprometer a los países en desarrollo a reducir 50 por ciento sus emisiones nacionales de gases con efecto de invernadero, debajo de niveles de 1990.

“Que los países industrializados reconozcan y paguen la deuda ecológica que tienen con los países en desarrollo creando un fondo mundial para ello, promover trabajos limpios, luchar para abatir la pobreza y pugnar contra el uso excesivo de automotores.

“Buscar acuerdos internacionales sobre los migrantes climáticos, afectados por problemas ambientales como sequías e inundaciones, y establecer una declaración de los derechos humanos de los mismos.

“Crear fondos para la transferencia de tecnologías y mecanismos para regular las migraciones.

“Crear un nuevo sistema que restablezca la armonía entre los seres humanos y la madre tierra; la búsqueda de bienestar común con respeto a los derechos humanos y a la naturaleza; reconocimiento a los seres humanos por lo que son y no por lo que tienen y eliminación de todas las formas de colonialismo e imperialismo, además de no buscar un excesivo desarrollo”5936_1191470581064_1057357329_594281_923896_n

 

29 comentarios

  • Clemar González

    En Cochabamba, en ningún momento se hablo que la creación de un Tribunal Internacional de Justicia climática y ambiental, fuera a depender de la Organización de Naciones Unidas, sino justamente lo contrario; y tanto en los grupos de trabajo, como en el mismo acto oficial de apertura (momento en que ya estábamos trabajando en lso grupos) se repudió a la ONU y toda la farsa que la ONU representa. Hay que decir las cosas e informalas con claridad y sin mentiras. Lo de la pretendida DEPENDENCIA de tal Tribunal bajo la órbita de la ONU fue una cosa que aparecía como por obra de magia cada vez que se analizaban los textos para la redacción definitiva. Los duendes de la ONU anduvieron por todos los grupos de trabajo, pero las VOLUNTADES de los PUEBLOS también y no se permitió tal cosa, NUNCA!

  • oscar varela

    Hola!
     
    Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático…(Cochabamba)
     
    Relato (abreviado) del compañero Martín Nunziata, integrante de la Asamblea Delta y Río de la Plata
    ¡Vamos todavía! – Oscar
    ················
    Es la primera vez que habitantes de pueblos de todo el mundo se expresan sobre una cuestión que nos involucra a todos.
     
    Hasta ahora estos ámbitos estaban reservados sólo para la discusión entre los gobiernos de los países más poderosos.

    Organizaciones sociales, personas, y países representados superaron por mucho las expectativas más optimistas.
     
    Más de 130 países, 35.000 inscriptos con su credencial, invitados, paneles, eventos autogestionados, stands, expositores de productos y comidas regionales, energías alternativas, folletos, volantes, espectáculos programados y espontáneos.
    Participación activa y enérgica de las mujeres, originarias o no, empoderadas por todas partes.
    Sin duda, son otros tiempos. Creo además que eran mayoría.
    Conocimos gente de todas partes y hasta monjas salteñas con ropa de calle y gorros de papel y agitando banderas. ¡emocionante! Allí fue donde Evo dijo lo de los pollos y la coca cola que le dio tanto para hablar ya sabemos a qué prensa y con esta información hicieron desaparecer lo profundo, histórico y trascendente de este evento.
     
    Fue para mí una experiencia excepcional que sobrepasó por mucho mis expectativas y puso en juego mis emociones más escépticas.
    Sé que estuve en un microclima con un macro propósito y que no todo es puro. Siempre aparecen algunas de nuestras pequeñas miserias que confirman que somos humanos.
     
    Pero en algo estábamos de acuerdo: “Hay que salvar a la Madre Tierra”.

  • pepe blanco

    Corrección de errores. Debe decir:

    – La misma avaricia que hasta ahora les llevaba a contaminar el medio ambiente multiplicando las emisiones de CO2, les va a llevar, a partir de ahora, a ser respetuosos con él.

  • pepe blanco

    Querido Sergio, intentaré abundar en el primer ejemplo que puse, exponiéndolo de tal forma que desenmascare la trampa dialéctica que, a mi juicio, encierra vuestro punto de vista.
     
    Dices,Como señalé antes, la dilución de Copenhague y la evasión al acuerdo de Kioto, que han sido los momentos oportunos para que los mismos estados-gobiernos capitalistas mostraran al mundo su voluntad por beneficiar a todos, son un claro ejemplo de que los intereses económicos inmediatos les son miles de veces más importantes que la sanidad del cosmos, humanidad incluida.
     
    En la actualidad –después veremos- el interés del capital transnacional y financiero, sigue siendo más importante que las necesidades humanas, porque el norte del capitalismo no es el bienestar de la humanidad sino la concentración de las riquezas.”

     
    Dices eso y dices bien, hablando en general, creo. Pero concentrémonos en el aspecto que nos ocupa del calentamiento global.
     
    – En mi primer comentario se entreveía lo que voy a destacar ahora: ciertamente, España no es un país significativo en lo que se refiere al uso de energías alternativas. No lo es porque es un país pionero. Debe de ser una de las pocas cosas buenas en que España es pionera de algo. Parece ser que incluso exporta tecnología solar a Alemania. Con eso, está todo dicho.
     
    – Daré un par datos más. En 2013, está prevista la inauguración de una planta termosolar que satisfará la demanda eléctrica de Sevilla, cuya área metropolitana tiene 1.500.000 de habitantes.
     
    – Una de las consecuencias del reciente convenio firmado por el Gobierno de Zapatero con el sector de la automoción, será que en 2012 (o sea, dentro de dos años) circulen por las ciudades españolas más de 200.000 coches eléctricos. Y eso será sólo el comienzo. (Ya hay bastantes ciudades que usan autobuses eléctricos. Hace un momento, al venir al estudio, vi un par de coches híbridos, aquí en Ourense, que es una pequeña ciudad de provincias.)
     
    – En todos los edificios de nueva planta, desde hace un par de años, ya se instalan paneles solares para producir, como mínimo, el 30% del agua caliente sanitaria demandada por el edificio.
     
    – Todo esto, ¿quiere decir que los empresarios de las compañías eléctricas españolas se han convertido al amor cristiano, a la justicia social y al respeto al medio ambiente? Me temo que no. Lo que quiere decir es, fundamentalmente, lo siguiente:
     
    1)      Que se han superado las reticencias iniciales a la eficacia de esas energías.
    2)      Que, sin duda, ha mejorado notablemente la tecnología que implican.
    3)      Que se han abaratado los costes de las instalaciones eólicas y solares.
    4)      Y, sobre todo, que por fin las grandes compañías eléctricas se han dado cuenta de que el viento y el sol son gratis, mientras que el petróleo o el carbón cuestan dinero. Y ellos, por otra parte, siguen cobrando el Kwh al mismo precio que antes, incluso algo más. Si a esto añades las subvenciones estatales a la construcción de centrales de energías alternativas, pues ya podemos extraer la conclusión:
     
    – La misma avaricia que hasta ahora les llevaba a contaminar la atmósfera multiplicando las emisiones de CO2, les va a llevar, a partir de ahora, a ser respetuosos con él.
     
    Es decir, podrá parecer maquiavélico, y probablemente lo sea, pero el mejor argumento para luchar contra el cambio climático, no es decirles a las grandes compañías eléctricas: sed buenos como vuestro Padre celestial es bueno; sed respetuosos con la naturaleza porque en ello se nos va la vida; no arruinéis el futuro de todos los pueblos No. El mejor argumento es decirles: sed ecológicos, porque vais a ganar mucho más dinero.
     
    – Y esto, no vale solo para las grandes compañías eléctricas, también para el ciudadano de a pie. Hace unos quince años empezaron a comercializarse en España las primeras bombllas de bajo consumo. Eran carísimas (unas 3000 pesetas de las de entonces – aprox, 20 euros de hoy-, frente a unas 50 pesetas que costaban las normales), aunque, si hacías cuentas, al menos en teoría te compensaba. Yo compré algunas, hasta que me dí cuenta que se me fundían con mucha frecuencia y volví a las “altamente contaminantes”, porque al final me salía el consumo eléctrico, muchísimo más caro que hasta entonces y, simplemente, no me lo podía permitir.
     
     La tecnología ha avanzado: las bombillas de bajo consumo son mucho mejores que las del principio, alumbran igual de bien que las normales, son mucho más baratas y ya no se funden con tanta frecuencia. Conclusión: he vuelto a las bombillas de bajo consumo.

    ………………………………
     
    – Y, una vez conjurado el peligro inminente del calentamiento global, nos empeñaremos en la resolución de los otros graves problemas del neoliberalismo y de las grandes injusticias que origina.

  • Gabriel Sanchez

    Tempranito aqui, me preparo para ir a trabajar, durante un mesa debemos hacerlo todo eldía practimanete y por eso voy a entrar poco, pero por las cifras, si no hubiera capitalismo Neoliberal, tendríamos el 74% menos de contaminación, lo que obviamente no nos expondría a situaciones muy criticas, son dos cosas diferentes obvio, una es la enfermedad y la otra el sintoma…Si no desarrollamos otro modelo de vincularnos social, politica y economicamente…Boff, agrega que tambièn como personas…parece que no seremos capaces de solucionarlos, a proposito, se empieza a pensar por parte de algunos, en la tecnólogia de domos…parece que en algunos lugares ya dieron el salvese quien pueda…el no tomar conciencia de la gravedad del tema…y de la necesidad los “parametros”, nos hace colaboradores inconcientes de la destrucción ecosistemica.-Gabriel

  • Sergio Zalba

    Querido amigo Pepe, te entiendo perfectamente.
     
    Ya lo decía Tomás, el aquinate: oportet distinguere (es necesario, conviene distinguir). Y es buena tu distinción entre calentamiento global y neoliberalismo capitalista. Aporta un muy buen dato a tener en cuenta.
     
    Mi objeción –si es que así puede llamarse- está en que según lo veo, aunque ambos términos no se identifiquen necesariamente (digamos que podría haber calentamiento global sin neoliberalismo y neoliberalismo sin calentamiento global), lo cierto es que en la práctica SI parece haber relación necesaria, al menos por ahora.
     
    Como señalé antes, la dilución de Copenhague y la evasión al acuerdo de Kioto, que han sido los momentos oportunos para que los mismos estados-gobiernos capitalistas mostraran al mundo su voluntad por beneficiar a todos, son un claro ejemplo de que los intereses económicos inmediatos les son miles de veces más importantes que la sanidad del cosmos, humanidad incluida.
     
    En la actualidad –después veremos- el interés del capital transnacional y financiero, sigue siendo más importante que las necesidades humanas, porque el norte del capitalismo no es el bienestar de la humanidad sino la concentración de las riquezas.
     
    Mientras ese siga siendo el objeto del neoliberalismo capitalista, mi querido Pepe, dudo muchísimo que sus más conspicuos representantes se avengan a colaborar con la Madre Tierra y con las personas.
     
    Seguramente que los países socialistas o críticos al neoliberalismo (que no son muchos), también aportan su cuota de contaminación. Ese también es un combate a dar. Uno de los  problemas, es que estos países (salvo China que ya no se sabe bien de qué lado está)  suelen tener muy limitada su capacidad de desarrollo de nuevas tecnologías alternativas, y en gran medida tienen que ‘morir’ en el modelo de producción energética que les ofrecen los poderosos. Pero claro, no es lo único.

    Por aquí dejo, un abrazo.

  • Gabriel Sanchez

    ¿Qué países son los principales responsables del cambio climático?
    Los países industrializados, con un escaso veinte por ciento de la población mundial, son responsables del 60 por ciento de las emisiones anuales de dióxido de carbono, y el emisor más importante, Estados Unidos, produce él solo más del 20 por ciento. En cuanto a las emisiones acumuladas de CO2 desde 1950 a1992 – estos gases permanecen en la atmósfera durante años- los países industrializados son responsables del 74 por ciento y EEUU del 28 por ciento. Las emisiones de los países en desarrollo, aunque están aumentando rápidamente, no alcanzarán el nivel de las de los países industrializados

    http://www.un.org/spanish/news/facts/climate.htm

    Estimado hermano Pepe…te equivocas el capitalismo neoliberal no es sólo politico, abarca todas los aspectos de la realidad y mercantiliza la vida…destruyendolo todo…y si existe paises que contaminan…es porque han adoptado un sistema de producciòn que es capitalista…
     Lo cierto mi queridisimo Pepe…es que supongo que estan ya sintiendo las consecuencias de su voracidad que acumula y para ellos destruye los la vida, mira el Amazonia, los bosques de Centro América y el fitoplanton de los mares, es el sistema la filosofia capitalista neoliberal y a veces algunos paises que no deberían comportarse como si fueran capitalistas, lo hacen…entrando en el juego del poder…que nos llevará a todos a la hecatombe…si no cambiamos el sistema pereceremos… Y lo de Cochabamba es un camino iniciado con ese fin, por gente de los cinco continentes, te cuento que como lo hemos previsto en muchas reflexiones publicadas por ATRIO y por redescristianas, Grecia, es el espejo de Europa.- Gabriel

  • Manu

    Vivo en Bolivia. Después de escuchar las estupideces del analfabeto que gobierna el país, no merece la pena leer una sola letra del ese encuentro de los antiguos “paises no alineados”. Estoy absolutamente convencido de que para ser político y ejercer de tal es suficiente con tener cuatro patas. Una pena. Estoy de acuerdo con Gustavo Bueno en sus opiniones sobre el cuento de la pachamama

  • pepe blanco

    Hola Sergio.
     
    Antes que nada, un abrazo. Es un honor haber suscitado alguna de tus escasas participaciones. Escasas, pero bien pensadas y tranquilas, que uno a veces se pasa en vehemencia…
     
    Intentaré explicarme mejor.
     
    No lo he confirmado, pero supongo que en Cuba y en Corea del Norte hay centrales térmicas que funcionan con combustibles fósiles y, por tanto, son contaminantes. Supongo que en la antigua Unión Soviética habría centrales térmicas, también contaminantes.
     
    Supongo que en la China actual –que ya no se sabe muy bien si es un fascismo de derechas o uno de izquierdas o un mix, fifty/fifty- hay centrales térmicas y, por lo tanto, contaminantes.
     
    Y es que lo que contamina el aire no es el régimen político ni el sistema económico –de mercado o comunista-, ni los sistemas financieros. Lo que contamina el aire, fundamentalmente y en lo que atañe al calentamiento global, es la producción de energía mediante la combustión de combustibles fósiles.
     
    Si el capitalismo neoliberal contamina más que el comunismo, no es porque “ontológicamente” sea más contaminante, (en este sentido de contaminación atmosférica, en otros sentidos, seguro que sí lo es), sino, simplemente, porque está más extendido que el comunismo. Ni siquiera es el derroche sobrante lo que contamina –considerando exclusivamente, insisto, la cuestión que nos ocupa-. Lo que contamina es la forma de producir la energía necesaria para producir ese derroche sobrante.
     
    (Por otra parte, seguro que ese derroche sobrante tiene otros efectos tan perniciosos o más que el calentamiento global. Pero pienso que no es eficaz mezclar unas cosas con otras.)
     
    En otro momento, más.

  • Gabriel Sanchez

    Manuel: ”
    La doctrina social de la Iglesia responde a esta dinámica de caridad recibida y ofrecida. Es «caritas in veritate in re sociali», anuncio de la verdad del amor de Cristo en la sociedad. Dicha doctrina es servicio de la caridad, pero en la verdad. La verdad preserva y expresa la fuerza liberadora de la caridad en los acontecimientos siempre nuevos de la historia. Es al mismo tiempo verdad de la fe y de la razón, en la distinción y la sinergia a la vez de los dos ámbitos cognitivos. El desarrollo, el bienestar social, una solución adecuada de los graves problemas socioeconómicos que afligen a la humanidad, necesitan esta verdad. Y necesitan aún más que se estime y dé testimonio de esta verdad. Sin verdad, sin confianza y amor por lo verdadero, no hay conciencia y responsabilidad social, y la actuación social se deja a merced de intereses privados y de lógicas de poder, con efectos disgregadores sobre la sociedad, tanto más en una sociedad en vías de globalización, en momentos difíciles como los actuales. “…Como vez…la dimensión social es parte de la charis (gracia) y del caridad amor que sale del corazòn del Padre y del Hijo…y la Justicia y la Verdad son elementos indispensable de la Caridad…vivir esto en una praxis de compromiso trasnformador con los hermanos, debe ser conversiòn (bueno, eso supongo yo)…abrirse al amor, genera una praxis de donaciòn solidaria con los que màs sufre…

     Oscar me reia sólo pensando tu reacciòn…soy especialista en cebar mate y reconocer la buena caña…jejeje y capaz que la grappa…yo estoy a favor del hombre…y por eso estoy a favor de la GAIA, porque quiero que el hombre viva…Además ya sabes los Uruguayos sabemos de todo especialmente de donde nacio Gardel, que fue en Tacuarembo…jajaja…MMMM y cuando quieras aprender algo de Truco, sea con muestra o sin muestra, venite pa la otra orilla…Gabriel

  • Manuel V.

    De acuerdo Sergio, salvo pequeños matices que no tienene gran importancia.

  • Sergio Zalba

    Sí Manuel V. Así lo afirma la Iglesia, y el texto, en general, me parece bueno. Ha hecho un gran avance respecto a su actuar de hace quinientos años cuando arguyó que todas las tierras le pertenecían al Papa y él se las daba a quien quisiese: la corona española, por ejemplo. Pero sobre ese texto –y otros de similar tenor- habría que decir:
     
    Que el hecho de que el magisterio eclesiástico se pronuncie de ese modo, no implica que hoy la sociedad civil (que incluye la perspectiva cristiana de muchos de sus miembros), no pueda pronunciarse en sentido similar o aún más cabal, si fuera el caso.
     
    Que la palabra ‘tutela’ (“Los derechos de los pueblos indígenas deben ser tutelados oportunamente.”) habría que reconsiderarla o forzarle su sentido original del cuidado del mayor sobre el menor o del incapaz. De lo que aquí se trata no es de ‘tutelar’ a nadie sino, lisa y llanamente, de respetar los derechos.
     
    Y por último, explicitar que el respeto por la Madre Tierra ya no es una necesidad con relación a los pueblos aborígenes, sino una necesidad para la humanidad toda. Y en estos “bárbaros saqueados y colonizados” podemos encontrar una sapiencia que se parece mucho a la de Jesús: “Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta…” (Mt. 6, 26) Dios ha dado todo de sí en la Madre Tierra. Todo lo necesario para la subsistencia está en ella. Si eso no es Vida…

  • Manuel V.

    Sergio:
    Así lo afirma la Iglesia ¿no?
    La relación que los pueblos indígenas tienen con su tierra y sus recursos merece una consideración especial: se trata de una expresión fundamental de su identidad. Muchos pueblos han perdido o corren el riesgo de perder las tierras en que viven, a las que está vinculado el sentido de su existencia, a causa de poderosos intereses agrícolas e industriales, o condicionados por procesos de asimilación y de urbanización. Los derechos de los pueblos indígenas deben ser tutelados oportunamente. Estos pueblos ofrecen un ejemplo de vida en armonía con el medio ambiente, que han aprendido a conocer y a preservar:  su extraordinaria experiencia, que es una riqueza insustituible para toda la humanidad, corre el peligro de perderse junto con el medio ambiente en que surgió.”

  • Sergio Zalba

    La Madre Tierra
     
    Resulta comprensible y razonable, que a los modernos e ilustrados europeos, como a cualquier otra conciencia moderna e ilustrada, sea europea o de donde sea,  la expresión ‘Madre Tierra’ le rechine un poco, o hasta que se torne en motivo de sorna. Más o menos como cuando nosotros vemos asesinar un toro con miles de entusiastas que aplauden al matador.
     
    En el sur de este continente, en cambio, mal llamado ‘América’ –lo que sólo recuerda a uno de sus colonizadores- hablar de la Pachamama refiere a una realidad de hondura imposible de trasmitir si no se la vive.
     
    La ‘Madre Tierra’ es un símbolo, pero por ser símbolo, es una realidad plena, no un mero signo o metáfora o mención alegórica. Ya he hablado otras veces de lo que entiendo por símbolo y no quisiera extenderme ahora. Pero es que los símbolos, sólo se los capta como tales si se los vive, si se los experimenta.
     
    La Madre Tierra es verdaderamente madre porque alimenta, protege, ofrece sus frutos, da cobijo… Todo lo que tenemos para subsistir es generosamente ofrecido por la Madre Tierra y por ello, es merecedora de agradecimiento, y de cuidado.
     
    La Madre Tierra es un ser vivo. Y esta no es una afirmación ni científica ni mágica, ni poética. Es una afirmación existencial: la vida humana depende de su vitalidad. Lo que ocurre –entre otras cosas- es que las ciudades se han convertido en los sucedáneos de la Madre Tierra y los ‘ciudadanos’ se han acostumbrado a vivir como si la Madre Tierra no existiera. Pero si ella perdiera su vitalidad, también se acabarían las ciudades.
     
    Asumir la sabiduría ancestral de los pueblos originarios, no significa andar con taparrabos ni hacer fuego con palitos. Allí no reside su sabiduría, eso es simplemente parte de sus técnicas, hoy superadas por y para el bien estar de todos. La sabiduría reside en algo más hondo. Y en este caso, en la capacidad de saborear el valor de la Madre Tierra como madre común: sus frutos son para todos, para repartirlos según las necesidades de cada familia y de cada pueblo. La Pachamama no tiene dueños, no es susceptible a la propiedad privada. Y no porque sea un ‘dios’ (o una diosa), que no lo es, sino porque antecede a las divisiones sociales y a los apetitos individuales.
     
    También yo tengo una madre que está estupenda y un padre que ha fallecido. Ambos de carne y hueso. Todos los tenemos o los hemos tenido. También los aborígenes nacen y nacieron de madre y padre humanos, nunca de ríos ni de montañas. Y ellos lo saben bien, no hace falta que se lo digamos. La Madre Tierra no suple a esos padres, sino que también los ha alimentado, vestido, cobijado.
     
    Y aquí acabo: no se trata de establecer nuevas fantasías que sustituyan otras más antiguas, ni pienso que nadie le quiere llenar la cabeza a nadie. ¿Qué tiene de ‘fantástico’ o de ‘nuevo’ la Madre Tierra? Lo verdaderamente nuevo y fantástico sería reconocer que sin un retorno a los valores esenciales –se expresen como se expresen- la Madre Tierra corre riesgo de muerte y con ella, todos nosotros. Aunque la Pachamama nos parezca cosa de brujos o de indios ignorantes.

  • Sergio Zalba

    Muy interesante la reflexión de Pepe Blanco. Al estilo de las que nos tiene acostumbrados. En especial, por su calidad dialéctica y retórica. Pero en este caso, me parece que tiene demasiado de esto último. Voy con mi opinión:

    1. En la actualidad, capitalismo neoliberal y calentamiento global, forman una dupla innegable de causa-efecto. Los datos, a la vista. Así las cosas, se hace imprescindible –al menos HOY- ponerlo de manifiesto.  Si algún día, esa causa mediata (el capitalismo neoliberal) dejara de producir este efecto (calentamiento global) –cosa bastante improbable por el esquema hiperconsumista en el que se sostiene- otro gallo podrá cantar. Pero por el momento, las cosas están así.

    2. Hoy, es el capitalismo liberal la causa de ese efecto, no, tal vez, porque ello pertenezca necesariamente a su estructura ideológica, sino porque es en él donde se expresa con absoluta claridad la ambición desmedida por generar riqueza a costa de cualquier cosa, riqueza que surge del empobrecimiento de mayorías para ser repartida entre unos pocos.

    3. La cuestión que aquí se plantea, no es solamente la del cambio climático producida por el exceso de empleo de combustibles fósiles, sino también, todas las repercusiones ecológicas y sociales que trae aparejada la depredación sistemática de la tierra: tala indiscriminada de bosques, monocultivo, mineras a cielo abierto (de esto tenemos bastante experiencia en Sur América), desechos tóxicos de pasteras y de otros cientos de empresas, agroquímicos contaminantes, etc.  Todo ello -¡TODO! es llevado adelante por gobiernos, empresas y multinacionales que se conducen en el contexto ideológico del capitalismo neoliberal.

    4. Es propio del capitalismo neoliberal, la lógica del desarrollo y del crecimiento indefinido, de tal modo que, si no se encuentran los mecanismos energéticos alternativos que puedan suplir al actual combustible fósil, nada hace pensar que limitarán ese crecimiento. Seguirán depredando el ambiente con tal de satisfacer sus ansias de riqueza y de confort.

    5. Por último: si bien parece cierto que se trata de dos problemas distintos (el neoliberalismo y el calentamiento global), lo cierto es que en la realidad actual se dan juntos. Tanto, que son los imperios capitalistas mundiales los que se niegan a aceptar el protocolo de Kioto y los que diluyeron el encuentro de Copenhague.
     
    Sobre la ‘Madre Tierra’ haré un comentario aparte.

  • Manuel V.

    Gabriel:
    Profundicemos o no, convertirse es lo que es. Ocurre lo mismo que con “tener caridad”. Ambas cosas tienen un significado que en muchas ocasiones la gente puede tergiversar o confundir. Por ejemplo, en la interpretación que haces de esa palabra, dices que la caridad no basta, que la caridad es inferior a “una forma de sentir por los próximos que implican una lucha social contra la explotación y el capitalismo salvaje”. No coincidimos seguro, en lo que es caridad, la forma de amar de Cristo, su entrega total, no es inferior a un sentimiento que suscita solo enfrentamiento. La caridad es paciente, es servicial, …
    No dije que Leonardo y Jesús coincidan. digo y dije que Leonardo toma cosas prestadas de Cristo, por eso coincide, incluso en ocasiones parece que sean suyas.
    Que vaya bien la especialización
    Saludos

  • oscar varela

    Hola Gabriel Sánchez!

    Me dejaste con la boca abierta.

    Yo creía que lo sabías todo

    y ahora me salís con que te vas a “especializar

    Pregunto:
    1º) ¿vos o tus alumnos?
    2º) ¿especializarte en qué?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sanchez

    Manuel, Cristo, dijo también aquello de que no todo el que me dice Señor…o aquello porque cuando tuve hambre…que implica no sólo la caridad…pueda dar mi cuerpo a los pobres….sino una forma de sentir por los proximos que implican una lucha social contra la explotaciòn y el capitalismo salvaje…Y bueno si Jesús de Nazareth y Leonardo estan de acuerdo bravo, aunque me temo que si profundizamos en que significa “convertirse”, descubramos que muchos entienden algo que no tiene nada que ver con cambiar su vida concreta…ni la sociedad, ni la injusticia y recuerdo que este Papa…en su enciclica sobre la caridad, dijo y dijo bien, sin Justicia no hay Caridad.- Y lo de Cochambaba, es una alborada de claridad…a proposito Pepito, ¿te asombraria saber que gente muy esclarecida de Europa y EE.UU. participarón?…

    Pero estoy en deuda contigo, prometi contestar y no puedo, ojala Dios quiera que tenga energia para hacerlo muy pronto, el problema es que el lunes comienzo un curso de especializaciòn ocho horas diarias, hasta el 26 de mayo y con el trabajo y con la actividad pastoral, no creo tener tiempo y energias de entrar a Internet…Pero en cuanto puedo prometo cumplirte Pepito, animo hombre, el capitalismo se cae sólo…y El espiritu todavia planea sobre la superficie de las Aguas…de la historia…Un abrazo, no se cuando podre volver a conectarme. un abrazo Gabriel

  • Manuel V.

    Gabriel:
    Muchísimo tiempo antes de Boff lo dijo Cristo ¿no? También, antes de Boff, se lo he escuchado a mucha gente en la Iglesia.

  • Manuel V.

    “debemos reconocer a la Madre Tierra como la fuente de la vida”, dice Cochabamba. pero la ÉSTA declaración y solo ella lo demuestra centíficamente, como pretende claramente
    Si se inccrementa en 4º el calentamiento, nos asaremos de calor. Si se incrementa en 6º, no solo Africa, Europa y América serán destruidas, pero nos quedará el Himalaya: pero si entraran en erupción 5 volcanes a la vez, se rebajaría la temperatura del planeta 3º (como acaba de comprobarse con uno solo? y podríamos morirnos de frío o de aislamiento global.
    Yo no puedo prometer ni prometo ni puedo no prometer ni no prometo. Y a mi madre y a mi padre, no los meto.

  • pepe blanco

    “Planteamos a los pueblos del mundo la recuperación, revalorización y fortalecimiento de los conocimientos, sabidurías y prácticas ancestrales de los Pueblos Indígenas, afirmados en la vivencia y propuesta de “Vivir Bien”, reconociendo a la Madre Tierra como un ser vivo, con el cual tenemos una relación indivisible, interdependiente, complementaria y espiritual.” 

    – Me parece estupendísimo que los pueblos indígenas americanos, africanos, australianos, hindúes u otros, recuperen, revaloricen y fortalezcan sus conocimientos, sus sabidurías y sus prácticas ancestrales.
     
    – Aunque yo, personalmente, puedo prometer y prometo que no voy a entregarme a la recuperación de la cultura celta ni tampoco me voy a volver creyente de la mitología griega. No me voy a matricular en ninguna escuela de druidas ni me voy a ir a los bosques a recoger hierbajos. Tampoco voy a chaparme la Ilíada ni la Odisea. Ya las he leído un par de veces y, como culturilla general, me parece más que suficiente. Tampoco voy a aprender estrategias de caza del jabalí, para comer a diario, ni voy a aprender a labrar menhires.
     
    – Acepto y asumo que tengo una madre (que es una señora, no una roca ni una montaña), mi madre, que ya tiene 85 años, está estupenda y ella sí es un ser vivo y con la cual tengo una cierta relación espiritual de agradecimiento, respeto y afecto. Lo mismo puedo decir de mi padre, que también es una persona, un señor, y no un río ni un océano. Y, además, ninguno de los dos son dioses, como la Madre Tierra o Dios Padre. Que va, son seres humanos de carne y huesos, con sus virtudes y sus defectos, como todo chichipata.
     
    – Lo de la Madre Tierra como un ser vivo, aparte de recordar al animismo prehistórico, que lo recuerda, es una de las afirmaciones de la hipótesis gaia más radical, que es tan mágica e irracional como el más mágico de los dogmas de cualquier religión y de cuya existencia no hay ni una sola prueba científica.

    Si emplean la expresión “la madre tierra es un ser vivo” en sentido poético, simbólico, metafórico o alegórico, se puede discutir su belleza, su utilidad o su capacidad de sugerencia. Pero si el enunciado pretende ser una proposición científica, que es lo que parece, entonces, que lo demuestren. Y si no pueden demostrarlo, que no llenen la cabeza de la gente con nuevas fantasías que solamente valgan para sustituir a las viejas fantasías.
     

  • Gabriel Sanchez

     Manuel, esto lo ha dicho Leonardo hasta el cansancio, sin cambio interior, es decir conversión de las personas y de las sociedades, no sera posible el cambio civilizatorio que necesitamos…

    Pepe, me acalambraste, te lo aseguro…prometo analizar cada parrafo y aportar, en algunos casi podemos llegar a coincidir, pero en otros… Prometo que mañana estaré contigo, hoy estoy superado de trabajo…Un abrazo a todos.- Gabriel

  • pepe blanco

    (Perdón, Repito el comentario porque el de antes, por algún extraño motivo me salió todo apretujado)
     
    Este comunicado da mucho de sí. Comienzo con un aspecto y, si puedo, seguiré comentando otros.
    ………………………………………………………..


    “Las corporaciones y los gobiernos de los países denominados “más desarrollados”, en complicidad con un segmento de la comunidad científica, nos ponen a discutir el cambio climático como un problema reducido a la elevación de la temperatura sin cuestionar la causa que es el sistema capitalista.”

     
    Claro, es que la causa del calentamiento global, no es el sistema financiero y productivo neoliberal, sino el empleo de combustibles fósiles. Si no se identifican correctamente los problemas, ¿cómo se les va a dar solución?
     
    Creo que son muy legítimas ambas luchas –y yo personalmente me solidarizo con ambas-: contra el cambio climático y contra el neoliberalismo. Pero son dos luchas diferentes. Mezclar ambas luchas, me temo que sólo servirá para fracasar en las dos.

    ……………………………………………………………
     
    – Supongo que nadie dudará que España es uno de los diez o quince países más desarrollados del mundo. Capitalista y bastante neoliberal.
     
    – A día de hoy, el 22% de la energía que se consume en España procede de energías renovables. El dato estadístico es creíble en cuanto uno se da una vuelta por la geografía nacional y ve campos eólicos y “huertas solares” por todas partes y cada vez más.
     
    – Se estima que en 2020, el 40 % de la energía que se consuma en España proceda de energías renovables. Probablemente se consiga antes.
     
    – No parece desatinado prever que hacia 2050 el 80 ó 90 % de la energía que consumamos proceda de energía renovables.
     
    – ¿Puede el sistema productivo actual liberarse totalmente, al 100% de los combustibles fósiles y conjurar para siempre el peligro del efecto invernadero que causa el calentamiento global?
     
    – Creo que, a día de hoy, esa pregunta no tiene respuesta. Depende de si se consigue o no resolver el único problema para que ello suceda: ser capaces de poder almacenar energía eléctrica. Esa es la clave del problema.
     
    – Una gran parte del aparato productivo y de la vida diaria se mueve directamente con energía eléctrica. Y el problema es que la producción de energía eléctrica por medio de energías renovables, no puede satisfacer los picos de demanda: no le podemos pedir al viento que sople más o al sol que brille más fuerte. Es entonces cuando hay que ordenar a las centrales térmicas que produzcan más energía. Y esa energía siempre será contaminante. Por eso, si se consigue resolver el problema de almacenar energía eléctrica, con la sobrante en momentos de bajo consumo, se podría satisfacer la demanda en los picos y toda la energía necesaria podría ser limpia.
     
    – ¿Se resolverá ese problema?. Hay muchos equipos de investigación trabajando en ello. Los nanocondensadores parecen prometedores. Pero de momento, nada concreto viable. Pero antes o después se resolverá. Y, aunque no se pudiera resolver, en cualquier caso las emisiones de gases contaminantes se podrán reducir a un porcentaje mínimo respecto al actual.
     
    ……………………………….
     
    Primera conclusión: si el calentamiento global es el argumento más potente para luchar contra el capitalismo neoliberal, el día que el capitalismo neoliberal solucione ese probema, ¿qué pasará? Pasarán varias cosas. Por ejemplo:
     
    – El discurso de muchos en contra del neoliberalismo se quedará sin uno de sus más poderosos argumentos.
     
    – Encima, el neoliberalismo quedará como un sistema maravilloso capaz incluso de resolver los peores problemas que genera.
     
    – Y es que, es la segunda vez que lo digo en 24 horas, pienso que hay ciertos planteamientos que, por muy bienintencionados que sean, sólo favorecen al “enemigo”.

  • pepe blanco

    Este comunicado da mucho de sí. Comienzo con un aspecto y, si puedo, seguiré comentando otros.

    ………………………………………………………..
    “Las corporaciones y los gobiernos de los países denominados “más desarrollados”, en complicidad con un segmento de la comunidad científica, nos ponen a discutir el cambio climático como un problema reducido a la elevación de la temperatura sin cuestionar la causa que es el sistema capitalista.”

    Claro, es que la causa del calentamiento global, no es el sistema financiero neoliberal, sino el empleo de combustibles fósiles. Si no se identifican correctamente los problemas, ¿cómo se les va a dar solución?
    Creo que son muy legítimas ambas luchas –y yo personalmente me solidarizo con ambas-: contra el cambio climático y contra el neoliberalismo. Pero son dos luchas diferentes. Mezclar ambas luchas, me temo que sólo servirá para fracasar en las dos.
    ……………………………………………………………
    – Supongo que nadie dudará que España es uno de los diez o quince países más desarrollados del mundo. Capitalista y bastante neoliberal.
    – A día de hoy, el 22% de la energía que se consume en España procede de energías renovables. El dato estadístico es creíble en cuanto uno se da una vuelta por la geografía nacional y ve campos eólicos y “huertas solares” por todas partes y cada vez más.
    – Se estima que en 2020, el 40 % de la energía que se consuma en España proceda de energías renovables. Quizás se consiga antes.
    – No parece desatinado prever que hacia 2050 el 80 ó 90 % de la energía que consumamos proceda de energía renovables. (Para entonces, España seguirá siendo, probablemente, consumista y neoliberal.)
    – ¿Puede el sistema productivo actual liberarse totalmente, al 100% de los combustibles fósiles y conjurar para siempre el peligro del efecto invernadero que causa el calentamiento global?
    – Creo que, a día de hoy, esa pregunta no tiene respuesta. Depende de si se consigue o no resolver el único problema para que ello suceda: ser capaces de poder almacenar energía eléctrica. Esa es la clave del problema.
    – Una gran parte del aparato productivo y de la vida diaria se mueve directamente con energía eléctrica. Y el problema es que la producción de energía eléctrica por medio de energías renovables, no puede satisfacer los picos de demanda: no le podemos pedir al viento que sople más o al sol que brille más fuerte cuando así lo necesitamos. Es entonces cuando hay que ordenar a las centrales térmicas que produzcan más energía. Y esa energía siempre será contaminante. Por eso, si se consigue resolver el problema de almacenar energía eléctrica, con la sobrante en momentos de bajo consumo, se podría satisfacer la demanda en los picos y toda la energía necesaria podría ser limpia.
    – ¿Se resolverá ese problema?. Hay muchos equipos de investigación trabajando en ello. Los nanocondensadores parecen prometedores. Pero de momento, nada concreto viable. Pero antes o después se resolverá. Y, aunque no se pudiera resolver, en cualquier caso las emisiones de gases contaminantes se podrán reducir a un porcentaje mínimo respecto al actual. Y todo ello sin salirnos del capitalismo neoliberal.
    ……………………………….
    Primera conclusión: si el calentamiento global es el argumento más potente para luchar contra el capitalismo neoliberal, el día que el capitalismo neoliberal solucione ese probema, ¿qué pasará? Pasarán varias cosas. Por ejemplo:
    – El discurso de muchos en contra del neoliberalismo se quedará sin uno de sus más poderosos argumentos (porque estaba mal planteado).
    – Encima, el neoliberalismo quedará como un sistema maravilloso capaz incluso de resolver los peores problemas que genera.
    – Y es que, es la segunda vez que lo digo en 24 horas, pienso que hay ciertos planteamientos que, por muy bienintencionados que sean, sólo favorecen al “enemigo”.

  • Manuel V.

    Sergio:
    Los datos van variando de una “cumbre” a otra ¿no?. Con la denuncia general, se puede localizar los datos actuales, variables, en cada pais o región.  Los datos de Cochabamba serían válidos en el momento se contabilizaron, variados seguro hasta el momento de la cumbre. No de jan de ser datos ilusttrativos. La contabilidad exacta no creo qeu sea absolutamente necesaria para denunciar una situación, evidentemente la complementa.
    Las propuestas concretas y prácticas, como las de Cochabamba, dependerán de los paises y gobiernos concretos y prácticos.
    Si ha leido o lee los documentos concretos verá que hay más clarificaciones al respecto de la culpabilidad, que no siempre se  puede asignar a un solo origen (v.g. vease la política concreta de algunos gobiernos,  abiertamente declarados anticapitalistas).  Sigo creyendo que son las personas y no las estructuras las que  necesitan de conversión profunda.
    Saludos

  • Gabriel Sanchez

    Me parece buenas Manuel esas declaraciones, que son hechas por los pastores, seguramente desde otra perspectiva y en nada contradicen la hecha por la cumbre de Cochabamba, fijate que intresante, lo complementario, es que Cochabamba tiene el plus de haberse sido hecha por màs de 700 movimientos de los cincos continentes, representando la voluntad de millone de seres humanos, por eso es valioso, introduce algo que el magisterio de la iglesia no ha introduccido en forma explicita…aunque puede en algún documento hablar de una forma implicita, que es la necesidad de combatir al capitalismo salvaje (es decir neoliberal)… y en tercer lugar, porque los pastores proponen alternativas eticas y morales, y los pueblos las concretizan y esta de Cochabamba, es sin lugar a dudas un movimiento que parece destinado a influir notablemente en la cultura de los pueblos…Vamos todavia…dice el Oscar…con cariño Gabriel

  • Sergio Zalba

    Las ‘excelentes declaraciones anteriores a estas’, todas extraídas del Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, si bien son valiosas en perspectiva teórica, adolecen al menos de tres elementos respecto a la de Cochabamba.

    1) No ofrecen datos sobre la realidad concreta actual (niveles de calentamiento global, número de personas afectadas por el hambre…), lo cual es comprensible por tratarse de formulaciones generales.

    2) No aportan propuestas concretas y prácticas, y

    3) Lo más importante de todo, se maneja con ambigüedad sin ponerle nombre y apellido al verdadero culpable de la situación: el CAPITALISMO LIBERAL.

  • Manuel V.

    Existen excelentes declaraciones anteriores  a ésta, un extracto:
    ·         Los desequilibrios económicos y sociales existentes en el mundo del trabajo se han de afrontar restableciendo la justa jerarquía de valores y colocando en primer lugar la dignidad de la persona que trabaja: « Las nuevas realidades, que se manifiestan con fuerza en el proceso productivo, como la globalización de las finanzas, de la economía, del comercio y del trabajo, jamás deben violar la dignidad y la centralidad de la persona humana, ni la libertad y la democracia de los pueblos. La solidaridad, la participación y la posibilidad de gestionar estos cambios radicales constituyen, sino la solución, ciertamente la necesaria garantía ética para que las personas y los pueblos no se conviertan en instrumentos, sino en protagonistas de su futuro. Todo esto puede realizarse y, dado que es posible, constituye un deber ».
    ·         La tutela del medio ambiente constituye un desafío para la entera humanidad: se trata del deber, común y universal, de respetar un bien colectivo, destinado a todos, impidiendo que se puedan « utilizar impunemente las diversas categorías de seres, vivos o inanimados —animales, plantas, elementos naturales—, como mejor apetezca, según las propias exigencias ». Es una responsabilidad que debe crecer, teniendo en cuenta la globalidad de la actual crisis ecológica y la consiguiente necesidad de afrontarla globalmente, ya que todos los seres dependen unos de otros en el orden universal establecido …: « Conviene tener en cuenta la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado, que es precisamente el cosmos ».
    ·         La responsabilidad de salvaguardar el medio ambiente, patrimonio común del género humano, se extiende no sólo a las exigencias del presente, sino también a las del futuro: « Herederos de generaciones pasadas y beneficiándonos del trabajo de nuestros contemporáneos, estamos obligados para con todos y no podemos desinteresarnos de los que vendrán a aumentar todavía más el círculo de la familia humana. La solidaridad universal, que es un hecho y un beneficio para todos, es también un deber ». Se trata de una responsabilidad que las generaciones presentes tienen respecto a las futuras, una responsabilidad que incumbe también a cada Estado y a la Comunidad Internacional
    ·         La relación que los pueblos indígenas tienen con su tierra y sus recursos merece una consideración especial: se trata de una expresión fundamental de su identidad.996 Muchos pueblos han perdido o corren el riesgo de perder las tierras en que viven, a las que está vinculado el sentido de su existencia, a causa de poderosos intereses agrícolas e industriales, o condicionados por procesos de asimilación y de urbanización. Los derechos de los pueblos indígenas deben ser tutelados oportunamente. Estos pueblos ofrecen un ejemplo de vida en armonía con el medio ambiente, que han aprendido a conocer y a preservar:  su extraordinaria experiencia, que es una riqueza insustituible para toda la humanidad, corre el peligro de perderse junto con el medio ambiente en que surgió.
     

  • Gabriel Sánchez

    Exactamente, la jornada ha publicada partes medulares del acuerdo…y tu publicaste parte de lo publicado en la pagina oficial http://cmpcc.org/category/acuerdo-de-los-pueblos/

    Lo sustancial es la convicción de que la Tierra tiene derechos, que del respeto de esos derechos dependen la continuidad de la vida humana sobre el planeta y tal vez de casi toda vida
     
    Hay un acuerdo total de las organizaciones de los cinco continentes sobre cuál es la causa real de la crisis que tiene tres rostros, uno de ellos es el climatico…

    “Las corporaciones y los gobiernos de los países denominados “más desarrollados”, en complicidad con un segmento de la comunidad científica, nos ponen a discutir el cambio climático como un problema reducido a la elevación de la temperatura sin cuestionar la causa que es el sistema capitalista.”

    Que esta es un crisis terminal de un modelo civilizatorio… Se tiene claro que hay poco tiempo…

     Que el modelo alternativo, debe ir en consonancia con sabidurias ancestrales, que no proponen un modelo de desarrollo-crecimiento economico ilimitado y tampoco un modelo de consumo y acumulaciòn ilimitado…Y se proponen como herramientas, un Tribunal Internacional de Justicia Climatica y un plebiscito universal a realizarse el 22 de abril de 2011, mediante el cual los pueblos del mundo exijan a los países industrializados, además de reducir sus emisiones contaminantes, cambiar el sistema del capitalismo que nos imponen hasta el momento., tambièn de un Tribunal de Conciencia, que pueda juzgar las violaciones a los derechos de los migrantes… Lo importante es que para lograr esto se funda el Movimiento Mundial de los Pueblos por la Madre Tierra…

    Me gustaria terminar esto diciendo, que en Cochabamba la humanida ha comenzado a caminar por el rumbo correcto, pero que depende de la actitud de cada uno de nosotros, el que esto crezca…Un abrazo Gabriel

Deja un comentario