Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

marzo 2010
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7150 Artículos. - 109062 Comentarios.

¿Qué está pasando?

Esta pregunta se la hace Rafael Calvo, gestor de la página Fe adulta como resumen de esta semna. Nosotros ya hemos manifestado otras veces  que sustancialmente coincidimos con la manera como esta página orienta el progreso de la fe cristiana hacia la madurez. Es uno de nuestros objetivos parciales, en el que no queremos insistir demasiado. Por ello os remitimos a ella para quien quiera saber cómo van los últimos conflictos eclesiales y cómo se pueden leer los textos litúrgicos de esta semana. Los interesados pueden solicitar (la dirección al final) el envío de estos resúmenes semanales.

Es necesario, inaplazable, el análisis serio y ponderado de qué es lo que pasa hoy en la Iglesia. José Enrique Galarreta trata de responder a la  pregunta que todos nos hacemos. Nuestro modelo de Iglesia, que se ha sentido fuerte durante siglos, se ve hoy amenazado de extinción. Aunque las raíces de todo esto son muy antiguas y tan sutiles como perversas. Son como caballos de Troya que se instalaron en el corazón de la Ciudad de Dios. Imposible resumirlo. No te resistas a leerlo.

[Nota de ATRIO: A partir de aquí, los enlaces se abren en la misma vcentana que este texto. Para volver a él, utilizar la flecha “atrás” del explorador].

 La retirada del libro de Pagola cuenta esta semana con la carta de 252 curas y religiosos guipuzcoanos y sobre todo con la serena y cariñosa respuesta del propio José Antonio Pagola “a mis amigos sacerdotes”.

 Enrique Martínez Lozano trata de explicarse inútilmente la condena que sólo se entiende desde la ignorancia o la mala fe.

 Se han hecho distintos comentarios comparando las obras de Pagola y el norteamericano John P. Meier. Carlos Aizpurua nos ofrece un estudio muy esclarecedor. 

 El periodista Pedro Ontoso ha vuelto a indagar sobre el caso en su reportaje “Roma quiere dar carpetazo a la polémica”, que ofrece múltiples e interesantes detalles que seguramente desconocemos.

Por último, por no extendernos más, recogemos el comunicado de Moceop que es muy representativo del clamor popular suscitado.

Cada uno de estos documentos aporta alguna noticia más y todos dejan al descubierto la injusticia de la medida inquisitorial, una metedura de pata de difícil salida.

 ¿Será posible que nos dejen tranquilos? Ya nos gustaría poder centrar nuestra atención exclusivamente en lo mucho que nos queda por aprender del evangelio. Hagamos un esfuerzo.

 Las lecturas litúrgicas de este domingo.

La parábola del hijo pródigo nos reserva importantes descubrimientos. Para José Antonio Pagola la figura del otro hijo, el hermano “bueno” nos  pone ante el espejo. Mientras nosotros seguimos clasificando a sus hijos, Dios nos sigue esperando a todos, pues no es propiedad de los buenos ni de los practicantes. Es Padre de todos.

 Enrique Martínez Lozano denuncia el planteamiento de la religión como cumplimiento con Dios, como perfección individual exigida por Dios. Pero no hay conflicto de intereses, Dios no es un ser separado de nosotros.

 Por su parte, José Enrique Galarreta se centra en la figura del Padre. La parábola de Jesús retrata un Padre que “usurpa el rol de Madre”, no es el Padre justo ni justiciero, sino un Padre-Madre siempre comprensivo y tolerante.

 Fray Marcos encuentra rasgos nuestros en los tres personajes, el padre bueno, el hijo pecador, el hijo cumplidor. Aunque siempre hemos centrado la parábola en el hijo pródigo que le ha dado nombre, sin embargo Jesús no la dirige a sus amigos pecadores sino a los fariseos y letrados que le criticaban.

Las lecturas incluyen el texto de Josué que cuenta el final de los cuarenta días de peregrinación de Israel y el párrafo de Pablo sobre el hombre nuevo y la reconciliación.

 Dentro de las oraciones eucarísticas, además de la anáfora sobre el perdón, encontramos tema para meditar durante nuestro camino hacia la casa del Padre.   

 El lenguaje poético de José Arregi nos vale más para entender a Dios que la mejor elucubración dogmática. Le hemos de agradecer a Darwin que nos pusiera en nuestro sitio. Impresiona pensar en la evolución futura.  

Dolores Aleixandre nos invita hoy a valorar como nueva y sorprendente la auténtica noticia del evangelio. La que tenemos por sabida no vale.

 Para Leonardo Boff la reacción de la humanidad ante la tragedia de Haití es todo un test, que nos examina de dos virtudes, ligadas a la esencia de lo humano, que son la hospitalidad y la solidaridad.

 Lo dejamos ya hasta la próxima semana. Un fuerte abrazo.

 Rafael Calvo

info@feadulta.com

4 comentarios

  • pepe sala

    Disculpa, Lali, que no haya respondido a tu sugerente ” parábola” del tontoelcapullo. ( versión femenina de quienes yo llamo ” tontoelculo”)
     
    Mis ” oraciones” cuotidianas me permiten muy poco tiempo y no llego a todos los hilos. Nunca me perdonaré haberme perdido tu parábola. Es genial, muy inteligente y, según creo, muy bien documentada. ( admito que llevo tiempo sin repasar la Bíblia, pero me suena que haces diana . Tuve una época en que me sobraba demasiado tiempo y me aprendí  la Bíblia casi de memoria. Afortunadamente mi neurona ya anda por otros derroteros y no recuerdo muy bien los textos. No tengo ganas de leerlos de nuevo.
     
    Lo que sí afirmo es que tu interpretación me la habían dicho con anterioridad. ( lo del ” tontoelcapullo” no me lo habían explicado.)
     
    Anda que no me has hecho reir un buen rato… Un abrazote.

  • Lali

    He leído los comentarios que se ofrecen en la página Fe adulta a la parábola mal llamada “del hijo pródigo” y deseo hacer unos breves apuntes por si interesan y ayudan a alguien.
     
    La parábola se destina a los dirigentes religiosos por razón de que critican a Jesús porque come y acoge a descreídos: “por eso los fariseos como los letrados lo criticaban diciendo: Éste acoge a los descreídos y come con ellos” Lc 15,2). Por sus destinatarios y por el mensaje del ejemplo se debería llamar algo así como “La parábola del hijo esclavo”, título demasiado fino. Me gusta más el título que le pondría nuestro buen amigo Pepe Sala: La parábola del tontoelcapullo del hijo mayor.
     
    Y es que cuando el pequeño le dice al padre con todo su derecho: “dame la parte de la fortuna que me toca”, cosa muy normal porque estaba estipulado que el hijo mayor recibiera el doble de la herencia y, aunque no hay datos suficientes para confirmarlo, si hay indicios de que los bienes inmuebles se quedaban en manos del mayor. En consecuencia, era lógico que el hijo menor  buscara su independencia.
     
    Pero la clave está en lo que Lucas dice a continuación y que a menudo se olvida: “El padre les repartió los bienes”. Oiga, mire usted, les repartió los bienes. ¡En plural! ¡A los dos! O sea, que el hijo mayor, teniendo en sus manos toda la propiedad, vive en su casa como un extraño; nunca hizo una matanza y celebró una fiesta con sus amigos, ¡el tontoelcapullo!.
     
    Mientras la libertad hace recapacitar al hijo pequeño, la ley religiosa convierte al mayor en esclavo incapacitándolo para reconocer a su hermano al que desprecia (v.30). Su propia religiosidad lo ha transformado en un ser triste, solitario y servil. No se comporta como hijo. Desconoce la libertad. Ni siquiera admite que todo es suyo y puede disponer de ello a su antojo… ¡el tontoelcapullo!
     
    Obligando a la gente con su normativa religiosa, los dirigentes religiosos no sólo no sabían ser hijos, sino que imponían la esclavitud a los demás destacándose ellos como los intermediarios entre Dios y el pueblo. La parábola ataca el corazón de esta praxis. Ser hijo constituye la máxima condición, la que otorga todos los derechos y permite vivir festivamente, la que es inherente a todo ser humano. ¿Dónde se ha visto que un hijo necesite intermediarios?
     
    Con cariño y la única intención de ayudar.
    Lali     

  • El portal de FeAdulta, que administra
    nuestro amigo Rafael Calvo,
    envía semanalmente a sus suscriptores,
    un correo comentando las novedades,
    solo deben notificar su e-mail,
    es un eficaz medio de
    actualizar nuestra fe adulta
    en clave de “Teonomía”.
     
    Quienes deseen seguir los comentarios
    a las lecturas bíblicas de la misa del domingo,
    del sacerdote dominico Marcos Rodríguez,
    también lo pueden hacer en:
    http://www.telefonica.net/web2/vidaensintonia/Domingo/Ciclo%20C/clista.html
     
    Los comentarios del presbítero, teólogo, sociólogo y psicólogo
    Enrique Martínez Lozano, se encuentran en su página Web:
    http://www.enriquemartinezlozano.com/
     
    Los del presbítero, teólogo y escriturista
    José Antonio Pagola, se encuentran en:
    http://svicentemartir-abando.org/pagola.htm
     
    Un abrazo.
     

  • Gabriel Sanchez

    He leido con fruición y con un poco de amoscamiento a una de mis plumas preferidas la de la hermanita Dolores Aleixandre…Primero amoscado porque yo creo que si que en la liturgia también hay que renovarno-refundarlo-reinventarlo todo cada día, eso quiere decir que el Espíritu Santo que hace nuevas todas las cosas cada día esta en nosotros…(y vaya si muchos han-hemos pagado precio por ser fiel a ese sentir)…Y me encantado, he quedado enamorado de esto….

    Pues sí, precisamente esa es la herencia que nos deja. Él ya sabía de nuestra torpe memoria, de nuestra habilidad para acostumbrarnos a su Evangelio, para desactivar su memoria peligrosa. Por eso nos envía su Espíritu,  para crear en nuestras vidas en las que todo está previsto y acomodado, alarma, estupor, conmoción y sobresalto. Un espíritu que desata miedos y suscita audacias, sacude desánimos y provoca una loca esperanza. Sus cómos no son previsibles, pero ahí está la gracia: en creer que puede renovar la faz de la tierra.
     
     
    Dolores Aleixandre RSCJ

    ALANDAR

    Nos mandan a cursos de Biblia, para disciplinar nuestra interpretación, los que interpretan bien, pero despierta con su forma de plantearlo vuelve a poner en danza “su memoria peligrosa”, me lo persiguen y pretenden acallarlo y finalmente…tratan de domesticar tu forma de ver la realidad y a Dios actuando en ella… Que no  a la intemperie y en nuestra bolsa una confianza UTOPICA Y A VECES ANARQUISTA… de que el Reino ya esta Aquí, el nos con su desbordante ternura, nos ha dado la dignidad y la capacidad de construir en Él cada día un poco del Reino…Un poco de la Utopía, para rescatar su “su memoria subversiva, que desmonta ladrillo a ladrillo nuestras torres de Babel, para dejar que el aire fresco de la intemperie, nos llenos el pecho…

Deja un comentario