Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5426 Artículos. - 86306 Comentarios.

Quedarás mudo hasta que mi palabra se cumpla

Hola, amigas, amigos:

En esta callada y fría mañana de enero, creo en la vida, en el calor que alienta todo cuanto es. Ya crece la luz de manera imperceptible. Crecerá la luz, llegará la primavera. La sombra es aún muy larga, pero la sombra es hija y hermana de la luz, y juntas animan la vida que todo lo mueve.

En la pradera de Sindika, los corderillos buscan a sus madres: quieren vivir y, certeramente guiados por la vida, acuden al seno del que nacieron, buscando el cuidado. Las madres, también ellas, con las ubres llenas, buscan la vida que parieron con dolor, la vida que ya grita y corre libremente; las madres necesitan darse para vivir tanto como para hacer vivir. Creo en la vida que se da y se recibe, en la vida que cuida y perdura. Creo en la Vida.

En esta silenciosa y serena mañana de enero, creo en la bondad que sostiene al mundo en medio de inmensos horrores y amenazas. Creo en la bondad mucho más que en la verdad. Creo solamente en la verdad de Dios que no es otra cosa que la piedad universal inquebrantable. Creo en la Verdad que nadie posee, en la Verdad que todos buscamos como la vida busca el cuidado, en la Verdad que a todos nos busca y envuelve como nos buscan y envuelven la luz y la noche. Creo en la verdad de la bondad.

Creo en Jesús, el hombre bueno, el hombre libre, el hombre prójimo. Creo en sus palabras valientes y sanadoras, y en sus largos años de silencio, y en sus largas noches oscuras. Creo que Dios es eso, que Dios es así. Creo en el Espíritu de Dios que es aire y  verdor, y ternura que recorre todas las venas. El temor, el error, el daño existen en proporciones desmedidas, la opresión y la injusticia en el mundo -y en la Iglesia, nuestra pobre desfigurada Iglesia- son atroces, pero creo en el Espíritu consolador y transformador de la vida.

¿Y a qué viene, diréis, este tono testamentario en este comienzo de año? Os lo explico. Esto que os escribo no es un testamento, pero sí una despedida. Llevo seis años compartiendo con muchos de vosotros, vosotras, reflexiones de fe y de búsqueda sobre lo divino y lo humano. Cada jueves por la mañana era para muchos como un rito, y para mí era también como una catarsis en que me empeñaba por liberar la luz del fondo de la sombra. Ahora debo interrumpir estos escritos. ¿Por qué? Porque las circunstancias así me lo imponen, porque tal vez me excedí en las palabras y provoqué un torbellino demasiado peligroso para mí y para otros, porque los márgenes de riesgo y disidencia o incluso de error son cada vez más estrechos, porque sigue sin ser verdad que la persona esté por encima de las instituciones y el hombre sigue siendo aún para el sábado,  porque no quiero hacerme más daño a mí mismo ni quiero herir a la familia espiritual que quiero, porque no tengo fe ciega en mi verdad y no sé qué se ha de hacer con la verdad que hiere y ni siquiera estoy cierto de que pueda ser verdad aquello que hiere, por cordura y prudencia o por debilidad y acatamiento -¡qué sé yo!-, porque deseo cuidarme, porque perder también puede ser bueno, porque el silencio puede ser a veces mejor que la palabra…, por todo eso y por tantas cosas. No le deis más vueltas, por favor. Estoy en paz.

Quedaré mudo los jueves el tiempo de un embarazo y algo más, hasta que la luz decaiga y vuelva a crecer, como quedó mudo Zacarías (Lc. 1,20)  durante la gestación de su hijo Juan. Quedó sin palabra, en “castigo” por no haber creído en la promesa imposible de un hijo y en señal de la vida callada que ya estaba latiendo en el seno de Isabel. Y cuando aún no podía hablar, pidió una tablilla de las de entonces y escribió: “Su nombre es Juan”, es decir, “Dios tiene piedad”, “Dios es gracia”. Y luego nació el hijo de la piedad, el hijo de la gracia, y la lengua de Zacarías se desató. Creo en la piedad más que en la palabra, infinitamente más que en estos desvalidos escritos, y quiero que mi corazón esté dispuesto para la gracia por si alguna vez vuelve la palabra.

Seguiremos encontrándonos cada jueves en un rito de silencio. Crece la vida en el mundo, crece la bondad a pesar de todo. Crece Jesús como el pan, crece Dios como la savia. De todo corazón, os deseo paz y bien.

 José Arregi

 PD. Aunque todavía no tocaba este aviso, os lo adelanto: del 8 al 15 de Agosto daré Ejercicios Espirituales -palabras al servicio del silencio y la oración- en la Casa de Ejercicios de Arantzazu. Quien lo desee puede inscribirse llamando al 943 781 315 / 669 256 852 o en asisgunea@arantzazu.org

Otras tandas de verano en Arantzazu:

– 11-18 de Julio: José Luis Elorza

– 25-31 de Julio: Fidel Aizpurua

– 1-7 de Agosto: Mikel Hernansanz

– 22-29 de Agosto: Javier Garrido

 

Para orar cada día

 

No desistas, Señor, sigue insistiendo

en venir a nosotros, en hacerte

vecino del dolor y de la lágrima.

Ven más cada mañana, nunca dejes

de acercarte.

 

Sucede

que la arcilla es así,

que está rajada

de añoranza y de amor

y nuestro cántaro

se nos queda sin sol, se cuela el agua

hacia Ti.

 

Sigue empeñado,

a pesar de nosotros y la aurora,

viniendo a nuestra sed.

Llegará un día

en que todo estará

como Tú quieras.

            (Anónimo)

84 comentarios

  • mertxe

    Kaixo Joxe,
    Zure idatziek on handia egiten digute. Zure ixiltasuna luze egingo zaigu.
    Segi idatziak prestatzen, ixiltasuna amaitzean denak batera irakur ditzagun.
    Animo eta segi horrelaxe!!

  • Kaláa

    Hola Salomé!
    Con  este día de frio intenso que   penetra a hasta  los huesos…. venía  trás las huellas de otro que suponía desaparecido. ! Y me encuentro, con mi propia huella!…
    Me alegro de encontrar  otra cara …en  el lugar  de Arregui,  marcando para todos el tiempo que  vivimos .
    Iniciamos todos,  el tiempo de Carnaval concidente con el inicio de Cuaresma.
    Saludos.

  • salomé

    Este silencio es Tierra Sagrada.  Este sufrimiento de TODOS los que con buena voluntad trabajan por construir de verdad el Reino, es Tierra Sagrada. Esta iglesia… así, como es de imperfecta es Tierra Sagrada. Cada corazón es Tierra Sagrada y yo quiero creer eso. Por eso, me descalzo y espero de verdad caminar descalza por esta Tierra Sagrada en la dirección adecuada que no es otra que hacia Dios mismo, o con Dios mismo.  Un abrazo Joxe. 

  • INA

    Ante todo, quiero mostrarle mi respeto y ofrecerle, desde la distancia, mi humilde compañía en este caminar silencioso.
    Cuando un@ mira el mundo que le rodea es más fácil ver crispación que afecto… Es más fácil ver enfrentamientos que colaboración… Es más fácil encontrar desilusión que agradecimiento… Y en ese mirar podemos perder la esperanza de hacer que esté mundo sea un poco mejor.
    Lo que ha puesto en palabras, han sido cuestiones compartidas por MUCHAS (con mayusculas) personas que buscan desorientados en una Iglesia que no responde a sus preguntas. Perdón, quizás sí responde, pero hay algo en sus respuestas que nos suena a algo parecido a que “la tierra es el centro del Universo…”.
    Ante tales respuestas, quienes vemos en Jesus y su mensaje una alternativa a la “ley del más fuerte”, constatamos que el mensaje rebota en la sociedad y cada vez cala menos… porque está vestido con adornos propios de otra época.
    Y mientras un@s tratamos de avanzar para evitar perder el contacto, nuestr@s herman@s han decidido dar marcha atrás, volver a los campamentos de invierno, en busca de tiempos mejores, donde “fuimos más felices”… Han buscado los más fieles de entre las tribus y están cerrando con ellos un acuerdo de futuro. Son fieles porque en su visión de Jesús cabe mucho de la magia que tan buenos resultados ha tenido hasta la fecha, o lo son porque si bien su fuerte no es la acción social, son personas “respetables”, “generosas” y que no exigen nada más que atiendan a su necesidad de sentirse personas mejores a cambio de una aportación monetaria nada desdeñable. O bien, son fieles, porque a estas alturas prefieren no complicarse, o incluso porque consideran que Dios es patrimonio nacional. (Pero no perdamos de vista algo importante. Son fieles.)
     El resto… están equivocad@s… y si hablan, excomulgad@s…
    Estoy convencido que la causa que defienden es justa. Que tratan de evitar la debacle de un mundo sin Iglesia Católica. Que buscan la verdad sin cuestionarse los fundamentos “esenciales” para evitar caer en una visión personalizada de Dios que nos divida… Mantener viva la “integridad” del cristianismo… Pero eso es lo que me asusta. El “integrismo”.
    A mi modo de ver, estamos corriendo el riesgo de que se acabe haciendo de la Iglesia una entidad privatizada, con aportación de capital por parte de unos socios que obtendrían como pago la bienaventuranza de ser los elegidos de Dios… Y aquí quedaría poco sitio para los que necesitan una mano amiga, para l@s excluid@s, para l@s débiles, para l@s que lloran, para l@s incomprendid@s, para l@s que dan su vida, para l@s inocentes, para quienes tienden la mano, para l@s indefens@s,… porque de ell@s “poco o nada” se puede obtener.
    La acción social pasaría a ser algo testimonial, aunque, bien pensado, cada vez hay más ONGs que podrían ir haciendo esa labor de nuestra parte… y tampoco sería tan necesaria. A los diferentes, en vez de darles el afecto que no han recibido por ser eso, diferentes, les condenaremos a que sigan vagando lo más lejos posible para que no molesten… y a los que lloran… bueno, ya se les pasará…
    Aunque como usted dice, puede que esté equivocado…
    Entiendo su silencio. Veo en él, un grito de desesperanza por no poder manifestar a Dios de otra manera, diferente a la establecida. Por eso, con su permiso, yo también lo hago un poco mío…
    Un abrazo. INA

  • Andoni

    “El sábado de la segunda semana de enero el muy conocido columnista de Vocento Manuel alcantara ha escrito sobre Munilla en el periodico CORREO. Un articulo muy objetivo, critico y doloroso al mismo tiempo. Alcantara dice que MMunilla, tieniendo en cuenta sus actuaciones, es “un tarugo, borrego e insensible” ante las situaciones más dolorososas. Me da una gran pena que se puedan aplicar a uns sacerdote/obispo, porque lo más antievangelico que uno pueda imaginarse. Por supuesto todo lo contrario a lo que fue Jesús de Nazaret que sufría insoportablemenete ante cualquier dolor humano. Muniila es todo lo contrario. Ademmas de tarugo, borrego e insensible, se nos ha presentado como “pobre, humilde y pecador”. Ha tenido la osadía y poca imaginación para no darse cuenta que es justo todo lo contraio. Sus gestos hablan de soberbia, prepotencia, poder conquistado a costa de lo que fuere, autocomplacencia… etc… Para definirse a sí mismo como hombre de fuerte espiritualidad, en su pagina web aha aparecido su horario: se levanta a la 05-30, luego gimnasia, meditación, rezos… Y a la 08-00 de la manaña a trabajar! Solo a un autocomplaciso soberbio se le puede ocurri poner en su página web su horario en ese tono. Menos mal, esta misma semana ha debido quitar de la web sus famoso horario.
    Alcantara termina diciendo que “Dios ampare a Munilla”. Más bien habría que decir que Dios ampare a los sacerdotes y la mayoria de creyentes de Guipuzcoa”.

    En su linea ha hecho callar a Jose Arregui del modo más vil posible. Munilla es nuestro moderno Torquemada.

    La pregunta es obvia: ¿Hasta cuándo obispos de esta calaña?

  • MAR Medina

    “Y diré de entrada, o de paso: ningún creyente ha de “creer” nada que le parezca contrario a la razón y no pasa nada por ello, pues la fe no se juega en creencias; tan sólo, a veces se traduce en ellas o a veces se apoya en ellas”.
    ¿PECADO ORIGINAL? José Arregi en Atrio el 22 de enero de 2009

    Releo a José Arregi,y redescubro la verdad y profundidad de sus palabras, producto de una serena reflexión.
    Destaco este párrafo de su artículo de hace un año porque entra en resonancia con palabras dichas por un autor que empezamos a estudiar, Marcel Légaut, como muestra de hallazgos comunes desde trayectorias distintas.

    Un abrazo, José Arregi.

  • TERESA

    Bihotzeko Joxe: desde muy cerca de ti, cercanía afectiva, espiritual e incluso física, esta comunidad quiere hacerte llegar públicamente su cariño y gratitud. Gracias por tu libertad, audacia evangélica y humildad feranciscana. Gracias por tus palabras y, también, gracias por tu silencio preñado de contenido. No tendrás ocho minutos de aplausos, ni los necesitas. Mucha gente pequeña estamos ahí, hombro con hombro, juntos y contentos de ocupar los últimos puestos en esta extraña mesa del Reino (???) donde ya no parece que haya sitio para todos. ¿Será que el Reino está en otro sitio? Como “sin-techo”, nos acomodaremos a vivir en el Atrio de la Casa de Dios, el interior parece estar ocupado, y aquí fuera hay muy buen ambiente. Nos veremos ahí, un gran abrazo

  • ana rodrigo

    Esta tarde he escuchado al señor Munilla en la cadena SER, y la imagen que me ha quedado es que tiene arrestos para domar a la fiera (veremos qué pasará con el futuro de los curas rebeldes). También le he notado un alto concepto de sí mismo, una certeza sin resquicios de su verdad, por lo que, dada su “juventud”, llegará alto. Admiradores no le van a faltar dado que su curriculum encaja perfectamente en la línea más conservadora y autoritaria de la ICAR actual, de los que acuden allí donde les llame su pastor, de esos que aplauden con tanta devoción que se olvidan de parar hasta que alguien se lo pide.

    Así que Arregui, veo tu futuro personal fastidiado. Que sepas que a tu lado estamos muchos amigos y muchas amigas de la libertad y de tu persona. Un abrazo.

  • MAR Medina

    “Juan fue un gran profeta. Como todos los profetas, intuía las claves profundas de su tiempo y, en el corazón de su tiempo, percibía la presencia callada y la promesa de Dios. Como todos los profetas, tenía ojos penetrantes y palabra incisiva. Era una época dura, como la nuestra: la miseria de los campesinos y el yugo del imperio romano eran crueles. Pero Juan veía más allá: veía que no debían resignarse a llevar aquella carga como una fatalidad, que la liberación era posible, que el aliento vital de Dios era más fuerte que todas las fuerzas opresivas, que había que renovar el corazón y el mundo, que había que romper las cadenas y quemar en el fuego todas las injusticias como se quema la paja. E invitaba apremiantemente a bautizarse en el Jordán: a sumergirse en el agua y emerger del agua como signo del corazón y del mundo nuevo.”
    ¿POR QUÉ NOS BAUTIZAMOS? José Arregui en Atrio el 15 de enero de 2008

    Dispuesta a no privarme de las palabras de José Arregui en la cita de los jueves, releo la de hace un año, y reflexiono que a los profetas los silencian porque resultan incómodos en su denuncia de las injusticias y desmanes cometidos por los poderosos.
    A Juan Bautista, la denuncia de que Herodes Antipas repudiara a su esposa para casarse con la viuda de su hermano le costó la cabeza.
    A José Arregi, la denuncia de las oscuras maniobras de Munilla le ha costado la palabra.

    Pero, aunque le hayan condenado al silencio, a nosotros no nos pueden privar de sus palabras.

    Un abrazo, José Arregi.

  • Mientras tanto, Munilla ha debido decir según algún periódico de hoy:”Mi nombramiento no ha sido político ni una imposición”.¿Eso está tan claro? ¿Así lo piensa Rouco de quien, en otro momento, decía el mismo Munilla “que no le había visto”?¿Así piensa Canizares al decir que “donde hay nacionalismo hay más secularismo, menos vocaciones, y una pérdida de identidad eclesial”? A lo mejor habrá querido decir que lo que viene de los juegos del Vaticano nunca es imposición sino voluntad de Dios. Muy gracioso todo¡¡¡¡¡Que se lo crea él¡¡¡¡

  • Mientras tanto, Munilla ha debido decir según algún periódico de hoy:”Mi nombramiento no ha sido político ni una imposición”.¿Eso está tan claro? ¿Así lo piensa Rouco de quien, en otro momento, decía el mismo Munilla “que no le había visto”?¿Así piensa Canizares al decir que “donde hay nacionalismo hay más secularismo, menos vocaciones, y una pérdida de identidad eclesial? A lo mejor habrá querido decir que lo que viene de los juegos del Vaticano nunca es imposición sino voluntad de Dios. Muy gracioso todo¡¡¡¡¡Que se lo crea él¡¡¡¡

  • Desde el Perú:

    Mi comunidad y yo estamos pasando por lo mismo que JOSE, mi director espiritual silenciado por el Cardenal y yo, IRÓNICAMENTE, por por mi propia “comunidad” pero, si lo vemos a la luz del Evangelio, ES BUENA SEÑAL por que Jesús nos lo anticipó que el discípulo no podía ser más que su maestro y que si el pasó por todas, los discípulos también pasarían, es más, nos dijo que nos decía lo que sucedería para que nos acordemos cuando suceda, que El nos lo había anticipado.

    Buena señal JOSE, no estás solo; bendigo a DIOS por FE ADULTA y sus colaboradores, me identifico plenamente con ellos.

    UN GRAN ABRAZO DESDE EL PERU, mientras más oscura está la noche, más cerca de un NUEVO AMANECER

  • jmr

    “La verdad os hará libres”, la del Jesús que “destripa” a las clases dirigentes ostentadoras de “su” verdad opresora que le condenó precisamente por “ser de la verdad”, por ser la VERDAD. Volverás con la libertad de quien proclama la verdad, porque escuchas SU voz, la del Bautismo.
    Estaré muy cerca de tu silencio pidiendo que vuelva a ser voz potente al servicio del Evangelio.
    Un abrazo fraternal
    Jmr

  • Toñi

    Hola, siento preocupación y tristeza por todo lo que está ocurriendo en nuestra Iglesia. El silencio impuesto a Arregi es una muestra de la falta de libertad en nuestra estructura y un portazo a la verdad. ¿Realmente en nuestra Iglesia la verdad podrá hacernos libres?. Esta propuesta evangélica, ¿puede materializarse en una estructura como la nuestra?. Por encima de normas y dogmas, y de silencios impuestos, por encima de religiones e incluso del evangelio (si es que entra en contradicción) creo que yo tengo algo propio que descubrir, algo que nadie más que yo tiene la tarea de descubrir; si mi existencia tiene un sentido, si no es en vano, tengo una invitación a plantear una cuestión que nadie puede plantear en mi lugar. Como dice Sanchez-Meca, “la estrechez de mi condición, de mi información, de mis encuentros, de mis lecturas, dibuja ya la perspectiva finita de mi vocación de verdad. Y, sin embargo, por otra parte, buscar la verdad quiere decir que aspiro a decir una palabra válida para todas, que se eleva desde el fondo de mi situación como un universal; yo no quiero inventar, decir lo que me guste, sino lo que es”. Desde el fondo de mi situación, aspiro a estar unida a todas las personas y que la realidad se exprese en mi voz de verdad. Decía Aranguren que “la más dura prueba de la virtud de la fortaleza es la testificación de la verdad. La verdad cuando es difícil de decir e intolerable de oir, participa de la virtud de la fortaleza, a la vez que de la justicia. Mantenerse en la verdad, vivir en la verdad y decirla, y en la libertad, en lucha contra la presión social de un mundo que se aparta de ellas por su incapacidad para soportar la verdad y por su miedo a la libertad, es prueba de la virtud de la fortaleza. Los hombres consideran que la verdad y la libertad constituyen una carga demasiado pesada para llevarla sobre sus hombros y abdican con gusto de ella a cambio de una seguridad y de que otro elija por ellos. Pero tal postura necesita acallar la mala conciencia de su alienación, y de ahí que no permitan la proclamación de la verdad ni de la llamada libertad. Y sin embargo, la veracidad, el decir la verdad y la libertad interior, virtudes para todos, aunque pocos las posean, nos interesan especialmente aquí, porque son constitutivas de la auténtica existencia…”

  • Talasa

    “¿Tu verdad? No, la verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela”.
    -Antonio Machado-

    Muchas veces, ante la pregunta de si es tu verdad más verdad que la mía por ser tuya, o por ser la Verdad, acude a mi memoria la frase de Machado de que nadie podemos poseerla, y que buscarla nos atañe a todos, pero no individualmente, sino desde el respeto, descalzos, expectantes y cogidos de la mano. Abiertos a la verdad de cada otro y especialmente atentos a la Verdad del Otro.

    ¡Qué concepto tan difícil y subjetivo el de la verdad! Los cristianos no tenemos una definición, pero sí un ejemplo: el del maestro de Nazaret a quien los suyos asesinaron por proclamar la Verdad e identificarse con ella. Y lo hicieron, paradójicamente, en nombre de la verdad.

    No sé si alguien ha mandado callar a Jose. Ignoro si el silencio obedece a una decisión libérrima, es consecuencia de un consejo, o se rinde a una imposición. Pero al leer su texto lo que intuyo es pesar y tristeza. No sólo presión externa y sufrimiento soportado sino también estupor ante el posible dolor causado.

    Sé que sería mejor, al menos a mí me lo parece, caminar por la vía del descubrimiento ensanchando horizontes, tolerando las distintas circunstancias, acogiendo las múltiples opciones, integrando cada parcela de verdad que en el paulatino discurrir de los días hemos ido cosechando individualmente. Y que nuestras aportaciones, todas juntas construirían -como se intenta hacer desde este portal-, un proyecto más nítido. Una verdad mayor en definitiva que, liberándonos poco a poco de ataduras, devendría más capaz de abrazarnos y encontrarnos.

    Pero no me atrevo a dudar de nadie. No soy quién para cuestionar ninguna intención y todos los implicados, seguro, obran según dicta su conciencia. En este tema se ha hablado de trasfondo político, de mayor o menor distancia con el sentimiento nacionalista tan genuino del pueblo vasco, de regresión o progreso, de distintos proyectos diocesanos… Yo, perdonadme, soy ignorante. Sólo entiendo un proyecto universal: el de Jesús y su mensaje comunicado para un mundo más fraterno.

    Desde siempre, no puedo –ni quiero- evitarlo, siento compasión con las personas que sufren. Aun a sabiendas que la vida encierra una parte imprescindible de sufrimiento, a veces inevitable y purificador, a veces circunstancial e inútil, he aprendido a aceptar que todo acto tiene consecuencias. Y sé que no se puede tocar una flor sin que tiemble una estrella…

    Dios nos ha regalado el don de la palabra para relacionarnos y compartir; para dar consuelo y ayudarnos, para que fluya como caricia hacia el otro, para que intercambiemos ternura de labios a oído por la voz, de dedos a vista a través del escrito, o de corazón a corazón cuando nos bien decimos.

    La Palabra quiso comunicar a Dios y terminó su vida crucificada. Hay demasiado dolor en el mundo para que lo aumentemos. Nadie nos separará del amor de Dios, nada podrá arrebatarnos la condición de hijos o el espíritu heredado de servicio.

    Jose quiero creer en el hombre por encima de la ley y del sábado. Por eso cada jueves seguiré acudiendo a ese rito que formulas, y mi propuesta es que, para solidarizarnos contigo y hacer más llevadero tu desierto de soledad y silencio, cada jueves se abra una nueva “reflexión de fe y de búsqueda sobre lo divino y lo humano” que en nombre del amor nos siga aglutinando para ir haciendo un camino de libertad y respeto… De la poda brota más enérgica la vida. Que saberte libre te devuelva el sosiego y te acompañe la Paz y el consuelo del Espíritu. Un inmenso abrazo.

  • edurne

    Querido Joxe: Me temía: te ha obligado a callar. La dictadura de la iglesia vaticana representada en este caso por Rouco Varela y Munilla te han obligado a callar. Los mismos que se nos presentan publicamente como “pobres, humildes y pecadores” -esto es lo que ha dicho de sí mismo el reciente obispo electo de San Sebastián Mons. Munilla- te obligan a estar en silencio. Ya sé que no es la primera vez que te sucede lo mismo. En Pamplona te sucedio lo mismo. Se me rompe el pecho y se me desgarra el corazón ante los representantes de esta iglesia que son tan dictadores e insoportables como lo fue Franco. La verdad que se me hace muy dificil pertenecer a esta iglesia despota. Nuestros obispos, en su gran mayoría, son simplemente “despotas funcionarios” del estado de Vaticano. En estos momentos estoy recordando al Obispo Gurpide De Bilbao y su cooperador “Teju” (Teodoro Urresti Jimenez), quien fue muy conocido en Bizkaia por sus interferencias con la policía. Esta misma tarde he oido en Antena Tres que siete sacerdotes responsables del obispado de san Sebastian ha presentado su renuncia por el nombramiwnto de Munila como Obispo de San Sebastian. Incompresible la actuacion de la iglesia! Así son nuetros obispos que siguen autodefiniendose como “pobres, humildes y pecadores”.
    Termino: sé que tu silencio te resultará muy doloroso. Cada jueves seguiré abriendo el ordenador para seguir recordandote en la soledad del dolor compartido. Por supuesto, te envio un sincero abrazo lleno de carino y amistad. Animo, Joxe! Sigue el camino que ha elegido, por es el verdadero camino del “espiritu de Asís”.

    Hasta que te animes a seguir escribiendo, un abrzo

    Edurne

  • julián Díaz Lucio

    Estimado José Arregui: Hace ye mucho tiempo se me quedó grabado el estribillo de una canción francesa de Guy Béart titulada la verité, cuyo estribillo decía más o menos esto: qui dit la verité doit etre executé. La canción va poniendo diversos ejemplos de personajes que han dicho la verdad y han acabado mal, incluido a Jesús de Nazaret. Esta ha sido la norma tanto fuera de la Iglesia como dentro de ella. Esto supone para los que no estamos sometidos a la obediencia jerárquica y sí a la obediencia del evangelio que sigamos diciendo la verdad, que siempre será fraccionada, como también la de la jerarquía, pero que vayamos haciendo la verdad humildemente en el seguimiento de Jesús, aunque seamos incomprendidos. Espero también ansiosamente que después de este invierno gélido venga una primavera, aunque yo ya no la vea realizarse.

  • Kaláa

    Hola J. Arregi! Ya nos tienes protestando….Aah! Aprender a acatar una orden… ordenar, dejarse ordenar, son hoy palabras caducas.
    9 meses y poco más es religiosamente el tiempo de un embarazo llevado a buen término, pero un religioso… embarazado es increible.
    Como doy por supuesto que eres ordenado, y amante de la abstracción me he ido al prólogo del evangelio del que extraes la cita, de tu castigo:

    1:1 Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros,
    1:2 tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra.
    1:3 Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado,
    1:4 a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.

    Que el fruto de esta corrección impuesta sea un …¿Libro? lleno de piedad si que me resulta creible. Mirando la luna contaré ilusionada los días.

    Saludos.

  • Luciano Vazquez

    Mi estimado Joxe, ¿que te puede decir un simple catequista como yo?. Has elegido callar, o bien, has decidido obedecer, y debemos respetarlo. Elegir la soledad del silencio es como ir al desierto, Jesús lo hacia a menudo y contemplando las estrellas decia Abba.(Mc. jornada de Cafarnaun).Juan comienza su evangelio con la palabra, Jesús nos habla de la buena noticia con su palabra, ¿el 80 % de la comunicación humana es a través de la palabra?.Vas a sufrir Joxe, en esa soledad,no por la soledad, ni por el silencio como actos, sino por estar privado de la comunicación tan necesaria a tu alma. dejame que te acompañe en el silencio,como las sombras del comienzo de tu articulo, con mi oración por ti. Que Dios te bendiga.

  • Antonio Luis

    ¿Hasta cuándo la falta de libertad dentro de la iglesia? ¿Hasta cuándo vamos a soportar los dictamenes de estos jefes de estado del Vaticano y sus principes que dicen hablar y mandan callar “en nombre de Dios” a los profetas de hoy. ¿Hasta cuándo vamos a soportar como corderos a pastores de anillos y crufifijos de oro y piedras preciosas, sin amor a sus ovejas, a dueños de palacios arzobispales, de cajas de ahorro, de auténticas fortunas que no se reparten entre los pobres? Una cosa es el Evangelio y las palabras de Jesús y otra el testimonio de esta curia cada día más rechazada por millones de cristianos a los que no escuchan e imponen su dictrina fundamentalista. ¿Es más importante el derecho canónico que el hombre? ¿Hasta cuándo un Papa que acabe con todo este montaje?

  • Antonio Vicedo

    Rodrigo Olvera .-10-Enero-2010 – 20:23 pm
    De lo que apuntas y agradezco, tuve buena consideración en mis experiencias a las que hago referencia, y también en la comprensión y respeto que hacia la opción de José expreso. Solo he querido ofrecerle ánimo por, si en el silencio de un barco, tiene que navegar hablando en otro.

  • Lali

    A José Arregi

    He leído con detenimiento su escrito y también el relato de Lucas del que ha extraído el título para el mismo, y observo – lo digo con toda humildad y sin ánimo de ofenderle – una divergencia entre su actitud y la enseñanza que aporta el texto de Lucas. En Lc 1, 18-20 Zacarías queda mudo en castigo por no creer que la buena noticia que el mensajero le transmite supere barreras que él considera infranqueables. En su caso, Sr. Arregi, a usted le obligan a callar por lo contrario: por proclamar la buena noticia. La diferencia es esencial.

    Al Bautista, vocero de la justicia, también lo callaron para siempre en el banquete presidido por los que ostentaban los poderes económico, político y militar (Mc 6, 14-29). La fiesta y el engorde de los poderosos tiene íntima conexión con el crimen que acalla la voz de los sin voz. ¿Y qué decir del Galileo? Con él no tuvieron más remedio que ejecutarlo. Así creyeron sellar la boca del gran desobediente. ¿Con qué autoridad pueden prohibirle cumplir el encargo que tiene usted del Galileo, Sr. Arregi? ¿No demuestran quiénes lo intentan que no merecen su obediencia? ¿Preferirá usted ser obediente a los que quieren silenciar la proclamación de la Buena Noticia? Si usted no obedece, tal vez no le permitan dar ejercicios espirituales. ¡Y qué más da! Eso lo puede hacer otro cualquiera. Lo suyo será enseñar la praxis de la desobediencia, la del evangelio, la que tanto necesitamos. Si usted calla, Sr. Arregi, muchos se quedarán sin voz.

    Quiero dejar constancia de que no soy especialmente entusiasta de sus artículos, pero me encantará leerlos como he hecho hasta ahora. En el próximo, si aún estoy aquí, prometo ser cariñosamente crítica.
    Le mando un beso
    Lali

  • Antonio Vicedo

    Ojo con la facildad de manipular textos. Así como se puede citar el huerto como ejemplo de que no hay que huir, se pueden citar muchos pasajes que muestran a Jesús huyendo y escondiendose de los que le quieren linchar.

    El discernimiento es más complejo que la aplicación mecánica de textos.

    Dicho lo anterior, entiendo y comparto el texto de Pepe Sala. El único matiz que agregaría es que el texto de despedida de Arregui apunta a que considera que aceptar la imposición es una forma de cuidar la manada (el temor al daño a otros). Otra cosa es si sea la mejor forma de hacerlo o no.

    Saludos cordiales

  • Antonio Vicedo

    Desde mi experiencia personal, y siempre respetando la opción de cada uno, me adhiero a Pepe Sala en lo de Capitán Araña, asumiendo lo que significa el hacer a ello referencia. En mi aportación anterior hacía referencia a la advertencia probatoria de parte de Jesús de lo que conlleva seguir sus huellas. Su momento en El Huerto, como en tantos otros huertos en los que nos hemos visto muchos, fue decisivo para poner calidad a su testimonio de vida y mensaje. Se decidió por poderle decir al Poncio ¡y en qué condiciones! que para eso había venido PARA DAR TESTIMONIO DE LA VERDAD. Fue y es humano lo de la desbandada y negaciones que tuvieron que ser reasumidas y lloradas, pero yo te puedo decir que donde la cruz menos pesa es casi en el mismo sitio donde se apoya sobre SUS HOMBROS, porque queriendo acercar los nuestros hacia allí, nos encontramos siempre en que LOS SOYOS SON MÁS ALTOS y descargan el excesivo peso que sospechábamos encontrar. Otro gran abrazo de comprensión y ánimo para tu silencio, José, o para lo que sea.

  • ana rodrigo

    Primero afirmar que respeto la decisión de Arregui y segundo que me uno a él en el sufrimiento que habrá tenido que pasar por lo ocurrido.

    Dicho ésyo, ya hace unos días que me pronuncié en la misma línea de los últimos comentarios de Mª Asunción y de Pepe Sala.

    A continuación pregunto ¿Por qué no le han prohibido hablar solamente sobre el tema de Munilla y dejarlo hablar de otras cosas? Yo comprendo que quizá no fuese pertinente para Munilla decir algo cierto que había ocurrido tiempo ha, pero de eso a castigar con el silencio a un hombre hecho y derecho, hay un buen trecho. Me suena tan infantil eso del castigo por haber sido un niño malo….!!!

    Volviendo al principio y repitiendo mi respeto por la decisión de Arregui, ¿no sería conveniente plantear a los superiores de este buen hombre que le dejen hablar de lo que él habitualmente habla? ¿Habría la posibilidad de alguna iniciaiva de recogida de firmas en atrio?

  • Pepe Sala

    Tengo que decir, primero, que los mensajes de Arregui en ATRIO, son los que más me gustan. Los entiendo, los asimilo, me hacen dudar ( a veces) de mi propia postura ante la religión y ante Dios.

    Dicho ésto, ne me queda otro remedio que acudir a la sabiduría popular: ” Hizo como el capitán, Araña, que embarcó a la tropa y él se quedó en tierra”.

    Le guste, o no le guste a Arregui, a través de sus mensajes, muchos-as le han tomado como guía. ( como “capitán”) Y no creo que la mejor forma de actuar de un ” capitán”, sea la forma del Capitán Araña.

    Es obvio que yo respeto las opciones de vida que cada cual opte, y cada cual sabrá los motivos y las consecuencias de actuar. Pero también es de respetar que alguien diga la postura que no le gusta, máxime si se tienen sobradas experiencias de NO SILENCIAR SU VOZ cuando las diferentes ocasiones lo han requerido. Y las consecuencias no han sido fáciles de rumiar, pero la RESPONSABILIDAD de los mastines ( seguro que hay mastines por Arántzazu) es enfrentarse a los lobos cuando atacan a la manada. He visto mastines con la piel hecha girones por enfrentarse a los lobos; pero tengo por seguro que seguirían en su lucha en defensa de la manada aunque les sacasen la piel a tiras.

    Por Liébana hay muchos mastines ( yo mismo tuve un mastín astur-leonés) Por el Pirineo también les hay muy bravos ( mastín del Pirineo) ¿ Qué raza tienen los mastines vascos de Arántzazu?

    Si el pastor huye… ¿ qué será de la manada? ¿ Tendrán derecho los pastores que huyen a seguir ordeñando a sus ovejas después de dejarlas solas ante el peligro?

    Lo he meditado mucho antes de escribir y no me lo he podido callar por más tiempo.

    Saludos, pues.

  • MAR Medina

    Gracias por todo cuanto has compartido con nosotros hasta ahora, José Arregi. En cuanto a tu silencio, no puedo sino respetar tu decisión, con la misma confianza que despiertan tus palabras llenas de verdad, la que he descubierto a lo largo de tus profundos y vívidos escritos, de modo que si has decidido obedecer, tus razones de peso tendrás, y no dudo que has elegido la mejor opción.

    Sin embargo pienso, en la misma línea que Juan Luis, que no es justa la obediencia, no entiendo que nadie esté autorizado, o legitimado, que es lo mismo, a exigir obediencia a otro, y desde ese presupuesto, lamento tu decisión de acatar la voluntad de otra persona, lo que nos privará a todos de tu voz.

    Si podemos acceder de otra forma a tus escritos, como alguien ha sugerido más abajo, me gustaría poder hacerlo. Mientras tanto, esperaremos esos “nueve meses y alguno más” para poder leerte en libertad.

    Un abrazo de corazón con la seguridad de que en muchos de nosotros seguirás presente durante tu tiempo de silencio.

  • Gloria

    Yo también me apunto a la propuesta de Sergio Zalba, me gustaría recibir los escritos de Joxe Arregi, si decide este camino…
    Un abrazo,

    Gloria

  • Mikel

    Kaixo Joxe eta besarkada handi bat. Bihotzez gaude zurekin asko eta asko.Gracias por ser un profeta. Gracias por traducir en palabras aquello que intuimos. Gracias por hacer brotar en nuestro corazón todo aquello que el silencio de Dios siembra en nosotros. Gracias por hacernos conscientes de la alegría que tenemos siguiendo a Jesus siendo hermanos.Gracias por descubrirnos que Dios es principalmente misericordia y que está de parte de los pobres, de los que sufren, de los marginados, de los condenados… Gracias por darnos fuerza para creer que otra Iglesia es posible. Gracias por Hemen…En tu escrito se ve la presencia del Padre que sin duda está contigo. Espero que el silencio sea breve, pues tu luz se nos ha hecho a muchos imprescindible. Pero estoy seguro de que este silencio forzoso “resucitará” con más fuerza aún. Milesker bihotzez eta zuri ere bake eta on.

  • Josu

    Aupa Joxe!Leonardo Boff, silenciado como tu, decía con acierto que la inquisición del siglo XX (y ahora del XXI) ya no quema en la hoguera, sino que condena al silencio a todo el que molesta. Primero Ratzinger, luego Rouco y ahora Munilla !No nos merecemos esto! Tanto trabajo y tanta ilusión para esta travesía del desierto. ¡Pobre Iglesia! tan lejos de Dios y tan cerca de estos…”buitres” empeñados en controlar los centros del poder y del dinero. El silencio, en otras circunstancias, puede ser hasta la música más hermosa, pero este silencio impuesto por el obispo Munilla a tu trabajo  no. Somos muchos los que seguimos tu pista y nos levantamos con ilusión, optimismo y entusiasmo cada mañana, y no estamos de acuerdo con lo que está pasando. Dicen los marineros que no se puede controlar el viento en contra, pero… siempre se puede ajustar la vela, aprovechar su fuerza y no perder el rumbo. Eres una referencia para muchos y esperamos que ajustes tu vela y no desaparezcas en la niebla. No permitas que triunfe nuevamente el clero triste y negro. Haz que San Francisco sonría. Un abrazo. Besarkada handi bat.Josu.

  • Isidro

    Kaixo Joxe.Desde el Valle de baztan te he ido siguiendo  por tus escritos.Tu forma de escribir atractiva, poética, desde la vida interior que surgía en tiha salpicado hasta aquí.Es una pena todo esto que está pasando en la Iglesia.Es una pena que tengas que callarte, pero lo entiendo.por mucho que digan la involución está a la vista. Basta darse un recorrido por la Iglesia de Navarra.Es este el precio que tenemos que pagar?. En fin,yo no lo entiendo.Sólo desearte mucha paz, pero, por Dios, no dejes de gritar la Palabra, aunque no te volvamos a leer.Gracias por tus escritos y por tu expriencia de fe franciscana.

  • javier m. arana

    Joxe, prometo que escucharé tu silencio.

  • Jon

    Querido Joxe,
    He recibido con verdadera pena la noticia, con rabia también, porque no sé cuando triunfará la Verdad. Será que para que vengan buenos tiempos, haya que sufrir un mal trance, como si fuera un mal necesario? El sufrimiento es necesario para gozar? La Historia nos demuestra que el precio a pagar resulta muy caro siempre.
    Con mucho afecto y agradecimiento, un fuerte abrazo.
    Cuidate mucho.

  • oscar varela

    Hola Manuel V.!

    Tal vez tengas tú mejor Info que yo, y no sería bueno descartarla
    (“des-cartar” = sacarla del mazo de posibilidades)
    •••••••••
    Mi fuente ha sido:
    ARGENPRESS.info – Resumen de noticias del 08/01/2010
    Prensa argentina para todo el mundo

    Un mar humano de hondureños en marcha por el ALBA y en contra la
    amnistía para generales y el aparato represivo del régimen de facto
    Dick Emanuelsson (Texto y entrevistas) – Mirian Huezo Emanuelsson
    (Cámara) (especial para ARGENPRESS.info)
    http://www.argenpress.info/2010/01/un-mar-humano-de-hondurenos-en-marcha.html

    La Nota es muy larga y tiene 8 filmaciones (youtube) de la Marcha y Reistencia.
    •••••••••
    Reitero que este Asunto (Honduras) que “colgué” acá
    sólo tiene sentido en cuanto al “quedarse mudo” o “protestar”.
    Y algo de sintonía tiene con los “amigos” de José Arregui
    •••••••••
    Nota: etimológicamente “protestar” –como toda palabra fuerte
    surge de una escena vital:
    Poner “lo que hay que poner” (¿se entiende?) a la vista del pueblo

    ¡Gracias, y ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario