Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5426 Artículos. - 86306 Comentarios.

Miseria en la cultura: decepción y depresión

En 1930 Sigmund Freud escribió su famoso libro El malestar en la cultura y ya en la primera línea denunciaba: «en lugar de los valores de la vida, se prefiere el poder, el éxito y la riqueza, buscados por sí mismos». Hoy día estos factores han alcanzado tal magnitud que el malestar se transformado en miseria en la cultura. La COP-15 en Copenhague nos dio la demostración más cabal: para salvar el sistema del lucro y de los intereses económicos nacionales no se ha temido poner en peligro el futuro de la vida y del equilibrio del planeta sometido ya a un calentamiento que, si no es encarado rápidamente, podrá exterminar a millones de personas y liquidar gran parte de la biodiversidad.

La miseria en la cultura, o mejor, de la cultura, se revela por medio de dos síntomas verificables en todo el mundo: la decepción generalizada en la sociedad y una profunda depresión en las personas. Ambas tienen su razón de ser. Son consecuencia de la crisis de fe por la que está pasando el sistema mundial.

¿De qué fe se trata? Es la fe en el progreso ilimitado, en la omnipotencia de la tecnociencia, en el sistema económico-financiero, con su mercado, que actuarían como ejes estructuradores de la sociedad. La fe en estos dioses poseía sus credos, sus sumos sacerdotes, sus profetas, un ejército de acólitos y una masa inimaginable de fieles.

Hoy día esos fieles han entrado en una profunda decepción porque tales dioses se han revelado falsos. Ahora están agonizando o simplemente han muerto, y los G-20 tratan en vano de resucitar sus cadáveres. Los que profesan esta religión fetiche constatan ahora que el progreso ilimitado ha devastado peligrosamente la naturaleza y es la principal causa del calentamiento global. La tecnociencia que, por un lado, ha traído tantos beneficios, creó una máquina de muerte que sólo en el siglo XX mató a 200 millones de personas y es hoy capaz de exterminar a toda la especie humana; el sistema-económico-financiero y el mercado quebraron y si no hubiera sido por el dinero de los contribuyentes, a través del Estado, habrían provocado una catástrofe social. La decepción está estampada en los rostros perplejos de los líderes políticos, que no saben ya en quien creer y qué nuevos dioses entronizar. Existe una especie de nihilismo dulce.

Ya Max Weber y Friedrich Nietszche habían previsto tales efectos al anunciar la secularización y la muerte de Dios. No que Dios haya muerto, pues un Dios que muere no es «Dios». Nietszche es claro: Dios no murió, nosotros lo matamos. Es decir, para la sociedad secularizada Dios no cuenta ya para la vida ni para la cohesión social. En su lugar entró el panteón de dioses que hemos mencionado antes. Como son ídolos, un día van a mostrar lo que producen: decepción y muerte.

La solución no estriba simplemente en volver a Dios o a la religión, sino en rescatar lo que significan: la conexión con el todo, la percepción de que la vida y no el lucro debe ocupar el centro, y la afirmación de valores compartidos que pueden proporcionar cohesión a la sociedad.

La decepción viene acompañada por la depresión. Ésta es un fruto tardío de la revolución de los jóvenes de los años 60 del siglo XX. Allí se trataba de impugnar una sociedad de represión, especialmente sexual, y llena de máscaras sociales. Se imponía una liberalización generalizada. Se experimentó de todo. El lema era «vivir sin tiempos muertos; gozar la vida sin trabas». Eso llevó a la supresión de cualquier intervalo entre el deseo y su realización. Todo tenía que ser inmediato y rápido.

De ahí resultó la quiebra de todos los tabúes, la pérdida de la justa medida y la completa permisividad. Surgió una nueva opresión: tener que ser moderno, rebelde, sexy y tener que desnudarse por dentro y por fuera. El mayor castigo es el envejecimiento. Se concibió la salud total, y se crearon modelos de belleza, basados en la delgadez hasta la anorexia. Se abolió la muerte, convertida en un espanto.

Tal proyecto posmoderno también fracasó, pues con la vida no se puede hacer cualquier cosa. Posee una sacralidad intrínseca, y límites. Si se rompen, se instaura la depresión. Decepción y frustración son recetas para la violencia sin objeto, para el consumo elevado de ansiolíticos y hasta para el suicidio, como ocurre en muchos países.

¿Hacia donde vamos? Nadie lo sabe. Solamente sabemos que tenemos que cambiar si queremos continuar. Pero ya se notan por todas partes brotes que representan los valores perennes de la condición humana: casamiento con amor, el sexo con afecto, el cuidado de la naturaleza, el gana-gana en vez del gana-pierde, la búsqueda del «bien vivir», base para la felicidad, que es hoy fruto de la sencillez voluntaria y de querer tener menos para ser más.

Esto es esperanzador. En esta dirección hay que progresar.

Leonardo Boff es autor de Virtudes para otro mundo posible (3 vol.), Sal Terrae, 2008.
[Traducción: MJG]

24 comentarios

  • Asun

    Hermoso. Gracias, Maite y a tu amiga Chilena. Un abrazo.

  • Maite Lesmes

    Por Haití, conciencia de América,
    Carolina Grekin

    Haití

    Fuerte, acuchilla la carne del alma

    la imagen de un Haití que nos aterra.

    Tanto dolor que se mete en las entrañas.

    Tanto grito retenido bajo tierra.

    Tanta sangre de improviso derramada,

    tanto horror que invade las conciencias.

    Alarido atravesado en la garganta,

    ya las voces no cantan…

    se silencian.

    Haití y su historia de tragedias

    que ha marcado el transcurso de los siglos.

    Por quién sabe qué pecados son malditos

    los abuelos, los padres y los hijos.

    Como espejo de los yerros cometidos

    por cada hombre en tierra americana,

    ¿Será Haití el símbolo elegido

    para enrostrarnos así todas las faltas?

    Haití, herida en la conciencia de los hombres,

    de los hombres mismos

    que agreden con acciones

    a una misma naturaleza que responde

    hiriendo a las más débiles naciones.

    Imagen de un Haití que nos despierta,

    de un Haití que nos llama fuerte y claro:

    A los pueblos de los otros continentes

    con sus gestos de auxilio indiferente

    y a todos quienes somos sus hermanos

    por ser hombres y también americanos.

    ———–

    Miseria de la cultura, cultura de la miseria, espero que no desentone este poema que una amiga chilena ha sentido ante la tragedia de Haití.

  • Maite Lesmes

    http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=8667
    En este enlace, en otros que he colocado en el hilo “Un vacío preocupante”, o poniendo el nombre José Fermandez Tamames en Google, encontramos datos para hacernos una idea más completa de los fantasmas de la mente de este individuo. Se necesita poco juicio para escribir con tanta ligereza sobre la talla del hombre Boff, del creyente Boff, del pensador Boff…

    ¿No estamos dando demasiado protagonismo al desasosegado Tamames? Da lástima, aun cuando quisiera llevarse todo por delante…

  • oscar varela

    Hola Mikel!

    Me hago eco de tu opinión.

    Recuerdo a un tipo macanudo que les dijo a los “anunciadores” cómo había que hacer las cosas:

    -“Vayan y anuncien:

    * Si los reciben. ¡Bien, quédense … no mucho tiempo!

    * Si no los reciben. ¡Tranquilo, viejo, tranquilo! Violín en bolsa y el calzado sin polvo de esa casa.”-

    ¡A seguir el buen consejo, entonces!
    ·······
    Aunque yo prefiero algo más humorístico:

    -“No hay que dar por el pito, más que lo que el pito vale”-

    Y … ¡me voy todavía! – Oscar.

  • Mikel

    Hola.

    Estoy leyendo las distintas intervenciones y en todas veo a Tamames tratando con desprecio e insultando a gentes que se merecen un mínimo respeto y que han sido apartadas y castigadas por aquellos que predican amor y misericordia. Debatir está bien, pero ¿ni aquí nos van a dejar en paz? Todos somos Iglesia aunque los que piensan como Tamames quieran acallar las distintas voces, ya que ellos son los únicos legitimados para dar la verdadera interpretación de las cosas. Los demás a callar y a obedecer, que para mandar ya están ellos. Que pena, de verdad.

  • María

    Ahí está el punto, que por mucho que alguno quiera negarlo, el cambio climático es un hecho real que se nota cada vez más. Y como no se lo frene pronto, sus efectos van a sentirse con más virulencia. Habrá quienes no se inmuten hasta que les toque de cerca, y entonces será demasiado tarde. Sin embargo, hay gente más alerta, conectada con la Tierra por una tradición índígena milenaria, que sabe que no hay tiempo que perder. He oído decir que el presidente Evo Morales está pensando hacer una cumbre al más alto nivel en Bolivia dentro de unos meses, donde se trabaje con la finalidad de tomar las medidas concretas que no se tomaron en Copenhague. Ojala esta iniciativa boliviana cuente desde el principio con el respaldo de todos los pueblos latinoamericanos. Si América Latina se une, esta iniciativa tendrá mucha fuerza y probabilidades de éxito.

  • Jftamames:

    Muy bien tu alegato sobre el socialismo. Juntándolo con el nacional-socialismo, muy bien… Admitamos que tienes razón, solo admitámoslo hipotéticamente. Porque habría mucho que decir en defensa del progresismo.
    ¿Qué opción tiene el socialismo?. ¿El neoliberalismo actual?. Y entonces es cuando me río… por no llorar…
    Si vivieses en un lugar próximo a la costa marítima, dentro de unos años, te acordarías de la madre de los “gurus” neoliberales…
    ¿Que, que no?. Que le pregunten a los propietarios de viviendad en la Manga del mar Menor, cuantas venden…

  • M. Luisa

    No sabes como me agrada Luis el que hayamos coincidido. Recuerdo que entonces me quedé algo pensativa pero me dije a mi misma que a lo mejor en otra ocasión el tema me lo pondría más fácil.

    Te lo agradezco, un abrazo

  • Estamos completamente de acuerdo M. Luisa. Siguiendo una espiritualidad valida, nos transformamos. Y eso significa más profundidad psicológica, o sabiduría. Y una mayor sensibilidad hacia el hermano y el mundo.

    Un cordial saludo

  • jftamames

    oscar varela, Miguel González lo resume bien y espero que le valga. Si no me mandan con los trastos a otro lado, como solicitan algunos, intentare ser un cristiano de base, sin grandes dotes para la escritura ni con el dominio de la jerga teológica pero con un gran deseo de exponer libremente mi burdo pensamiento. Intentare no estar pendiente del espacio que gasto que es lo que me obliga a ir deprisa. No quiero ser más pesado que lo necesario.

  • jftamames

    ana rodrigo
    No entiendo sus recomendaciones. No sé nada de atrios, sino de opiniones firmadas. Si los argumentos le parecen repetitivos, ya va siendo hora de que se pare en ellos y recomiende su reflexión. A estas alturas del siglo XXI tomar posiciones histéricas, farisaicas, ante las opiniones de miembros de la Iglesia, tras filtrarlas por las cavernas de los poderes de este mundo, mediáticos y económicos, es de miserables en lo moral y mediocres en lo intelectual. Y digo lo que me da la gana gracias a la libertad que me he ganado y que mantengo.
    Qué esto provenga en medio de un recorrido por opiniones sectarias de movimientos progresistas de la nada, ya es cruel y terrorífico. Si algo caracteriza al siglo XX es la aparición de formas de totalitarismo, en diversas formas, que el socialismo ha inspirado. ¿Cuándo podemos tener un momento de memoria histórica para reconocer el error, pedir perdón y enmendar el error de tantos laicos, sacerdotes y religiosos que se han alineado con esos movimientos del terror y del horror?
    Criticar a obispos lo hacen falangistas, aberchales (sic), ecologistas, conservadores, progres y todos los que se quiera. Lo que define a un grupo de otros NO es lo que critica, que hemos visto lo fácil y rápido que es, SINO las opciones que presentan como sustitutivas, como alternativas.
    No hace falta considerar como progres de la pana y la nada a quienes lideran las opiniones de este espacio. Si usted, Ana, desea librarse de mí, está en todo su derecho. Que me mande a otro lugar es la opción que crítico. Es fácil, demagogo, retorcido y penoso hablar de un tal Munilla y a usted le parece bien. Ya no le resulta tan interesante reconocer que lo que dicen es de miserables y de mediocres. Es fácil y libre calificar como uno quiere a un obispo, pero a otros no se les puede calificar. Para unos calificarlos no es más que descubrir intenciones reales. Calificar a otros es insultar. No sé si se da cuenta de que está usando lo que crítico. A doble moral, el uso de la división y del desprecio al que no piensa como uno. Es más, descritas las acciones miserables de las descalificaciones y alienaciones con los poderes de este mundo, su respuesta no es denunciar dichas acciones sino decirme que me vaya. Sectarismo puro, ¿no le parece?

  • Miguel González

    Me quito el sombrero ante los dos últimos escritos de jftamames. Esa es la realidad que algunos hemos querido apenas esbozar para no “herir sensibilidades” pero que usted ha descrito tal cual es. Y como usted bien dice, tonterías las justas. Estoy de acuerdo con usted. Algunos por un camino de vino y rosas nos han querido vender la moto del socialismo. Moto causante de los mayores desastres del siglo XX. E inspiradora de otros dramas que han querido aparentar que no nacían de ellos, pero sí. Ríos de sangre en nombre de la liberación y las esencias que todavía, de una manera sorprendente, se atreven a reivindicar.

  • oscar varela

    Hola jftamames!

    Me interesa lo que usted dice.
    Mejor dicho: lo que usted quiere decir.

    Pero no logro comprenderlo bien.
    Siento que hay algo que me vale la pena comprender.
    ••••••
    Le comento que algo así sentí cuando el Sr. Manuel V. dijo (+ ó -):
    que hay entre los “progres” mucho de fundamentalismo que se auto-recicla (o algo así)
    [se me pasó el momento y no pude volver sobre ello]
    •••••••
    Me gustaría leerlo un poco más breve y ordenadamente, en la medida que pueda hacerlo.
    ¿puede ayudarme? ¡Gracias
    •••••••
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • M. Luisa

    En este cometario tuyo, Luis, en el que dices, “Si los cristianos hubiesen sido dignos discípulos de Jesús, la autentica espiritualidad que transforma hubiese sido tenida en cuenta por los racionalistas” es, estando totalmente de acuerdo con lo que dices, donde se puede ver con claridad cuando tiempo atrás no comprendía que antepusieras a la profundización personal la transformación espiritual ya que para que ésta se produzca y pueda captarse, como tu muy bien ves ha de surgir de lo profundo interior ya dado, que es, precisamente, la tarea a realizar por nosotros/as, que Jesús nos vino a mostrar. Siendo profundos es como podemos transformar el mundo o (la realidad) no a la inversa.

    Supongo que ahora me puedes entender.

    Un sudo cordial

  • ana rodrigo

    Hay un aforismo popular que dice que “no hay nada más atrevido que la ignorancia”. El señor jftamames de repente “ha descubierto el Mediterráneo”, ha encontrado a la pobrecita gente de atrio todos tan mediocres y tan ignorantes y se ha dicho, ya que no tengo púlpito, según él mismo dice, tomo el púlpito de atrio y voy a ver si les echo varios largos sermones diarios para enseñarles lo que esta pobre gente jamás ha escuchado, entre otra cosas que el señor Leonardo Boff es un indocumentado y un mediocre. ¡Gran hallazgo!, ¡mira que nadie se había dado cuenta de este detalle durante décadas….!

    Mire señor jftamames, váyase usted con los trastos a otra parte y deje de insultar la inteligencia elemental de gente, menos lista que usted, pero desde luego más informada que usted. Sus rollos patateros ya nos los sabemos de sobra, así que no pierda el tiempo en sus prédicas y siga en sus actividades con quien le quiera escuchar.

  • jftamames

    “De mediocridad intelectual, Leonardo Boff, nada. Es la suya una apreciación muy subjetiva…”, por supuesto que es subjetiva. Yo opino bajo mi responsabilidad, no tengo representación alguna, no invoco la voz del Evangelio, ni la del Pueblo, ni la del Espíritu Santo. Someto la opinión subjetiva de otro a mi crítica subjetiva. No en esa especie de dialéctica hegeliana sino en la plena consciencia de mi madurez espiritual y personal, con un sueldo mediocre, 4 hijos e integrado en mi vida parroquial como el que más. La mediocridad intelectual de Boff no tiene límites. Usa lugares comunes, criticas superficiales y desconoce cualquier momento científico, sociológico y antropológico, del progreso humano. Se nota que ha vivido en ambientes clericales en el sentido más despectivo posible.
    No está demás que considere, ya que me ha leído, otra aporía que usan tanto los de extrema derecha como los progres, últimamente. La intolerancia de los tolerantes. Cuando los movimientos o carismas que quieren representar a los “verdaderos creyentes” han asumido su fracaso como reducciones ideológicas de la Fe de todos, cuando han visto que no han obtenido fruto alguno por su alineación con los poderes que le son cercanos, cuando desaparece toda esperanza de vocaciones que renueven esos caminos, piden tolerancia. Reconocer que hay una pluralidad de carismas, de interpretaciones, de opiniones teológicas. Exigen ese respeto, de respetar sus posiciones tomadas y no perdidas. Sus colegios, sus seminarios, sus centros de teología, sus órdenes y congregaciones. Cada oveja en su redil y a esperar tiempos mejores. Tolerancia. Respetarnos dentro y fuera de la Iglesia. Evitar las confrontaciones porque todos tenemos muertos en el armario. Hay cristianos de base y movimientos conservadores. Hay movimientos de liberación y movimientos fundamentalistas.
    ¿Qué esperan estos grupos ideológicos? Un tiempo mejor. Como decía esa especie de psiquiatra y jesuita cuando le pregunte el porqué de estas divisiones en la Iglesia. “Los movimientos de base están esperando a que pasen estos momentos de involución en la Iglesia”. ¿Involución? ¿Movimientos de base? ¿Qué jerga es esa?
    Y en esa estamos. Cuando quiero alguna verdad, alguna opinión serena y cierta sobre lo que la Iglesia Católica dice sobre esto o aquello, me encuentro con opiniones deudoras de ideologías de muerte y terror ¡y me piden tolerancia! para aceptarlas como parte de la pluralidad que se da en la Iglesia. Cuando cada uno de esos grupos puede ejercer su intolerancia, lo hace sin pedir permiso. Si llegar al poder político, ejerce la violencia física con el Estado o con movimientos armados. Si está en medio de una sociedad un poco más madura, ejerce la violencia moral, la presión psicológica, el presionar sobre los prosélitos para hagan una opción preferencial por una interpretación u otra, con el daño que eso hace en adolescentes. Puede intentar llegar a ser mayoría e imponer su criterio porque “somos cada vez más”.
    Así que tonterías las justas, que nos conocemos todos y ya nos hemos retratado.
    Leonardo Boff y otros más tienen la suerte de vivir de la Iglesia y han logrado su curriculum gracias a ella. Los que vivimos de nuestro esfuerzo y no tenemos pulpitos, catedras y sillones, lo que nos importan son otras cosas.

  • jftamames

    Sin querer detenerme en tanta exageración, tanta excusa clerical y laical de traer el Evangelio en lo que ayuda a mis argumentos, me propongo seguir siendo crítico y hacer de mi libertad de expresión mi bandera. Que cada palo aguante su vela.
    La corresponsabilidad del socialismo en el siglo XX, como el movimiento de ideas que más terror y crueldad ha sembrado en más lugares, sobre más personas y durante más tiempo, sobre la espiral introducida en nuestra cultura sobre el materialismo práctico, es innegable. Su pretensión fue la creación de una sociedad de iguales y sin injusticias, en su versión más simplista pero más cómoda.
    Todas las derivaciones que se quieran, todas las formaciones políticas que ha inspirado, desde el nacionalismo socialista hasta el llamado comunismo, han sido los protagonistas del siglo XX. Recorren, con un surco de muerte y dolor sin parangón, la historia de media humanidad. Genocidios, asesinatos, persecuciones, torturas y demás depravaciones de cualquier dictadura o satrapía antigua o moderna. Pero añadió el uso de sectas partidistas para la toma del poder, a cualquier precio, a través de todo tipo de estrategias sin importar valor moral alguno. Esas sectas, llegadas al poder, realizaron la construcción de Estados totalitarios para someter a generaciones enteras de cientos de países, naciones y pueblos. El resultado ha sido la miseria moral, material y el retraso en los derechos más elementales de quien ha quedado vivo.
    Estos grupos sectarios, más crueles y terroríficos que cualquier otro, siendo todos lamentables, consideran que tenemos el deber de hipotecar el presente a un futuro imaginario. Pero los borregos, la masa. Sólo hay un grupo de “verdaderos creyentes” que tiene la clave interpretativa definitiva, el juicio definitivo sobre lo que hay que hacer para hacerme a mi feliz, plenamente, y a toda la Humanidad a la vez.
    Lo que pasa con esa verdad revelada, que tiene en vilo y en un estado superior de consciencia a esa progresía, es que hay enemigos. Son todos esos que tienen intereses creados en el mundo tal y como lo conocemos. No es que sean una sarta de sandeces esas interpretaciones de la Fe, el hombre y la humanidad. No se puede someter a la critica la verdad evidente y a los verdaderos creyentes. No. La culpa son esos grupos de poderosos, contrarrevolucionarios, fundamentalistas, conservadores o como toque este mes llamarlos. Así hay cientos de almas creyéndose el cuento de que hay buenos y malos, blanco y negro.
    La ecología, la destrucción del Mundo por esos avariciosos y codiciosos conservadores, fundamentalistas, espiritualistas, o lo que toque este mes llamarles, hay que derrotarlos para que, por fin, se imponga en la Tierra el Paraíso Perdido.
    Pero eso se atreven a decirlo los funcionarios de las sectas partidistas que NO han creado riqueza alguna, progreso alguno, ni espacios de libertad personal y colectiva conocidos. Explotar el supuesto complejo de adolescente que nos suponen estos gurus por ser de Occidente para que nos preocupemos de la desaparición del Mundo, del Apocalipsis, ya es muy viejo y usado truco de monjas y cura, religiosos y laicos, que quieren vivir del cuento.
    El progreso de occidente ha sido a pesar del socialismo y sus manifestaciones, ha sido gracias al ingenio humano y aún no hemos podido universalizarlo. La pretensión de universalizar la miseria, la muerte y el terror del socialismo nos ha costado mucho tiempo perdido y, sobre todo, muchos inocentes que ahora serían necesarios para que China o Rusia, por ejemplo, no sean las potencias más contaminantes y pudieran dar una estabilidad social a sus ciudadanos. Los que se preocupan de la ecología cuando vemos a cientos de generaciones muriendo de hambre y sed suena a niño bien que se aburre. Siendo cristianos suena a una falta infinita de oración y de abandono en la voluntad de Dios, dicho sea, como ese de IU, como corrección fraterna, que yo también quiero y puedo hacerlas.
    Y que cada palo aguante su vela.

  • ana rodrigo

    Vaya, vaya, con jftamames….! Mira que hemos leido burradas en atrio pero éste las está superando todas. ¿vale la pena seguirle sus rollos? Uf,uf,uf. No digo más de momento.

  • Jftamames:

    De mediocridad intelectual, Leonardo Boff, nada. Es la suya una apreciación muy subjetiva…
    Mas.
    “La espiral de locura y terror que el socialismo ha sometido a la Humanidad está detrás, delante y encima de ese afán materialista de todo Occidente que puso toda esperanza huma en un método que es capaz de repartir la riqueza que NO crea, NO encuentra y NO busca.”.

    Eso es una vil falacia, “amigo”, el materialismo se reparte por igual en las izquierdas que en las derechas. Obedece a que Occidente se dejó deslumbrar por los avances de la ciencia empirica, objetiva. La que estudia solo lo material. Y obedece a que la Iglesia o iglesias cristianas, no daban más que humo opiáceo. Si los cristianos hubiesen sido dignos discípulos de Jesús, la autentica espiritualidad que transforma, hubiese sido tenida en cuenta por los racionalistas.
    Mas.
    Como ya no podéis colocar la etiqueta de comunistas materialistas, ahora a los auténticos profetas, los tildáis de “gurus de la New Age”. Que no es progre. No insulten por favor.

    Nadie consciente anuncia la desaparición del genero humano, pero si se es consciente, se sabe que nos espera una gran destrucción. Tal como encaramos los problemas que ya tenemos. Los amigos del “primo de Rajoy”. Para mi son estúpidos inconscientes.

  • Gabriel Sanchez

    Pensaba no volver a escribir por hoy, ya lo hecho mucho…pero alguna cosa que he ledio me obliga hacer dos reflexiones…

    En primer lugar toda acción humana…digo màs toda praxis humana conlleva una dimensión religiosa, una politica, una economica, una social e idologica y algunas màs, de hecho cada acción que hacemos tiene una ideologia…o una dimensión ideologica, incluso si no hago nada, estoy tomando una actitud, que conlleva una dimensión ideologica, que es la mantensión del status Quo…pero he oido por ahí argumentos de que ampliar los horizontes…o ampliar el tema desidelogiza esa tematica…en realidad no es así, normalmente la ampliación de un tema…conlleva una carga ideologica, como politica y por supuesto Espiritual, psiquica etc…

    Hecha la aclaración …dire…El asunto es asumir esto y dejar claro cuál es nuestra actitud ideologica, que no siempre configura una ideologia concreta de hecho muchas veces una actitud humana, es un puzle cuya dimensión ideologica abarca muchas vertientes…Tendemos a simplificar…y cuando lo hacemos estamos teniendo una actitud ideologica, politica e incluso una postura epistemologica de la realidad…

    Ahora bien…decir que Jesús de Nazareth, no optó por los pequeños, por los pobres y por los pecadores, es en mi modestisimo entender una blasfemia y confudir eso con una ideologia es un reducionismo peligroso, de ahi al fundamentalismo hay sólo un paso…

    El ecologismo, es un invento que algunos han creido ver, en las postura de algunos ecologistas…se dice…lo siguiente a modo de ilustración… “Se da lugar así a un nuevo panteísmo, con acentos neopaganos, que hacen derivar de la sola naturaleza, entendida en sentido puramente naturalista, la salvación para el hombre”. ” No he escuchado a un sólo ecologista, que diga que la salvación viene de un sentido puramente naturalista (hablando de la salvación en sentido trascendente)…Por lo que no existe como corriente (al menos de la que yo este informado el ecologismo)…Creo que el mismo autor de la frase anterior ha dicho “Durante la audiencia general de los miércoles y ante 30 mil personas reunidas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Pontífice denunció la falta de recursos y la marginalidad que viven cientos de personas en el mundo.

    “¿Cuántas poblaciones siguen viviendo en condiciones de extrema pobreza? La diferencia entre ricos y pobres se ha hecho más evidente e inquietante, también en los países económicamente más avanzados’, sostuvo.

    ‘Esta situación preocupante se impone a la conciencia de la humanidad porque las condiciones en que se hallan tantas personas ofenden la dignidad del ser humano”— y con respeto a opción por los pobres hay otras dos fuente que nadie podra acusar de “ideologizadas”…”0 Y él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios.
    21 Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis.
    22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre.

    23 Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas.
    24 «Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo.
    25 ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que reís ahora!, porque tendréis aflicción y llanto.
    26 ¡Ay cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, pues de ese modo trataban sus padres a los falsos profetas.(Jesús de Nazareth)

    Además hago mias estas frases “En esta época, suele suceder que defendemos demasiado nuestros espacios de privacidad y disfrute, y nos dejamos contagiar
    fácilmente por el consumismo individualista. Por eso, nuestra opción por los pobres corre el riesgo de quedarse en un plano teórico o meramente emotivo, sin verdadera incidencia en nuestros comportamientos y en nuestras decisiones. …Denunciar una mentalidad neoliberal que no descubre en el
    padre de familia más que un instrumento de producción…

    En resumen…el reducir la discusión es fundamentalista y sobre todo entender que como dice el Padre Gutierrez…allí esta plantada la lucha entre oprimidos y opresores, la pregunta es de que lado piensan que Jesús estaría…seguramente el Esta sufriendo y trabajando para reinstaurar la justicia autentica desde los pobres, desde siempre lo hizo…Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    ¿No es dramático que un tipo que se pasó tanto tiempo

    * entre dioses trinos, dioses amor, dioses papito/mamita, dioses híbridos según la ocasión (débiles/todo-poderosos), dioses espíritus santos , etc. …

    * entre sabias – divinas – dulces – inocentes Naturalezas, etc. …

    hacia el final de su vida-tesis, confiese?:

    -“¿Hacia donde vamos? Nadie lo sabe.”-
    ••••••••
    Esos tipos-terremotos, como Leonardo, merecen toda nuestra atención y discipulado …
    … también: seguimiento
    ••••••••
    Me huelo que su fórmula de “cambiar si queremos continuar”
    se va a aparear a la de don Marcel (que todavía no conozco):
    “Hacer concienzudamente lo que estamos haciendo”
    ••••••••
    Espiritualidad al servicio de “lo que estamos haciendo”:

    -“casamiento con amor,
    – el sexo con afecto,
    – el cuidado de la naturaleza,
    – el gana/gana en vez del gana/pierde,
    – la búsqueda del ‘bien vivir’.”

    Por eso termina Leonardo:
    – “Esto es esperanzador.
    – En esta dirección hay que progresar.”
    •••••••••
    Sin embargo también hay que recordar lo que de los argentinos decía J.L.Borges:
    – “no nos une el amor sino el espanto”-

    Algo así como el “Temor” es la mochila del que busca “Saber”.
    ••••••••••
    Leo en “una síntesis algo ampliada” sobre M. Légaut:

    -“Dispuesto a afrontar sus propias carencias como adulto (falta de capacidad de riesgo y de decisión, con la consiguiente falta de autoridad moral en el mando), Légaut, al terminar la guerra, decidió no volver a enseñar ni a vivir como antes.”-
    ••••••••••
    ¿Me estoy pasando a otro hilo” o es que la vida tiene su propio en-tramado de muchos “hilos” que hay que seguir?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • jftamames

    Sin querer detenerme en cada uno de los excesos, cada una de las simplificaciones, de una mediocridad intelectual infinita, no me van estos movimientos pesimistas, profetas de males, al estilo de sectas de desesperados ante los cambios. El orgullo de quien no tiene conciencia del cambio, de la naturaleza imperfecta del hombre, del poder creador de una sociedad libre, está herido, está muerto. Esa eso se debe a algo más profundo, más freudiano, la desolación ante la desaparición del Padre. Este buen hombre, se siente tan solo, tan abandonado y derrotado ante el progreso como muchos otros. Entre ellos los detentadores de esa especie de utopía simplista, de otro mundo posible, como si este no fuera verdadero, real. Pero es más duro y cruel que esa especie de teólogos y seudo intelectuales no se han cargo de su impostura. La apuesta por la corrupción moral de una sociedad materialista basada en los principios ecologistas y en la despiadada opción por los pobres, no tiene otra lectura que el cambio de la Fe por una ideología. Esa ideología, sometida al mayor fracaso conocido hasta la fecha de cualquier realización humana, tiene sus raíces en el odio a la transcendencia y el terror como método de sometimiento al hombre. Esa crítica, simplista, al bulto, en alguien que se cree la voz de algo más que sus pobres opiniones, no se compadece con la negativa, continúa y constante, para ver que lo evidente. La espiral de locura y terror que el socialismo ha sometido a la Humanidad está detrás, delante y encima de ese afán materialista de todo Occidente que puso toda esperanza huma en un método que es capaz de repartir la riqueza que NO crea, NO encuentra y NO busca. Una lectura completa de la corresponsabilidad de los movimientos socialistas en la situación actual de depravación moral no es sólo parte de un método de estudio profesional o científico. Es ya de justicia desenmascarar esa careta de totalitarismo y materialismo atroz, de demagogia y liberar de una vez a la Iglesia de ese peso muerto de visiones torpes, tristes, negativas e inútiles. Esto visionarios que viven de saber que nos hace a todos felices, a cada uno y a todos juntos, paranoicos del cambio radical, de la puesta a cero de la Historia, que no admiten criticas ni oposiciones. Así que por favor no citen párrafos que no somos niños de leche que nos tragamos la desaparición del género humano sino hacemos los que nos dicen 4 gurus de la New Age Progre.

  • Gabriel Sanchez

    Hemos muchos, muchisimos, entendido con Boff, que el enteder que somos parte de la creación, que tramiento de una comunidad que respeta los seres de la tierra, que cultiva las sabidurias ancestrales de equilibrio con la creación…como signo de Dios y su capacidad creadora…que estamos rompiendo…y destruyendo…Una muestra de lo destructivo que somos…es que se calcula que de seguir este ritmo, que seguramente se acelerará en menos de 20 años, destruiremos gran parte de la capa de ozono, por lo que no podremos salir a la calle en el día…pero esta concepción de respeto a los seres de la naturaleza, incluyendo al gran ecosistema global que es la tierra, tiene muy poderosos retractores…

    Que nos acusan de elimnar elimina la diferencia entre el hombre y los demás seres…Se equivocan…el hombre es el unico ser capaz de crear tal caos, que termine destruyendolo todo…pero si seguimos los dictados del Espíritu Santo (perdoname Javi, pero es lo que siento), tendremos claras las diferencias y no dejaremos de respetar a los otros seres de la naturleza, como los animales, los vegetales…El derecho de los seres que proclamamos, esta basado en que sin ellos la existencia humana no es posible…pero se insiste en acusarnos de panteistas…La salvación de la especie depende Dios y de la acción humana…que muchas veces desafia a ¨Dios mismo rompiendo las armanias relacionales naturales que Dios quiso hubiera en su creación…El povereto de Asis, abierto a la Luz del Amor del Padre y del Hijo…nos enseño que los seres de la naturaleza son hermanos…parece que esa vinculación Trinitaria que se despliega en todas las dinamicas de la vida, nos vincula a todos los seres de la creación en una comunidad en equilibrio y que la fuerzas de acumulaciòn, de lucro, en definitiva de pecado…a la que hemos cedido…rompen ese equilibrio, no existe una salvaciòn venida de ningun lado que no sea de Dios, pero el hombre es la unica creatura capaz de rechazarla…Por eso a quienes nos acusan de panteistas y ecocentristas, les decimos que La Trinidad…expresa la relación perfecta entre todos los seres de la creaciòn , que es de AMOR…Gabriel

  • oscar varela

    Hola!

    Denso, muy denso
    pero claro, clarísimo.

    ¡Toda una Tesis!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario