Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4992 Artículos. - 80161 Comentarios.

Lecciones de las ruinas

Una semana casi de la tragedia. Y hemos hablado casi más de las derivas “episcopales” que de la misma situación de Haití. Es hora de centrarnos en ella. Sugerimos leer un artículo histórico de  Chomsky y otros muchos que se publican en Redes Cristianas. Nosotros aportamos esta reflexión de Koldo que nos enviado directamente, pero esperamos de todos otras reflexiones personales y enlaces para materializar nuestra àportación solidaria eficaz. 

Olfateamos con sus perros, arañamos con sus uñas el polvo de la destrucción, clamamos al mismo y limpio Cielo. Somos muchos a pie de las ruinas en Puerto Príncipe y alrededores. Las voces se van apagando bajo el peso inmenso de los escombros, voces llamadas a despertar en otros mundos, en otros firmes más seguros que no destartalan tsunamis, ni terremotos; en otras dimensiones donde los techos no crujen y el cemento es más liviano. Muchas voces bajo las toneladas de ruinas se han ido extinguiendo, pero a nosotros nos queda su eco, su recuerdo. A ese eco, que ya no es de este mundo, contestamos y prometemos que la tragedia no será en balde, que venceremos la distancia y el olvido, que venceremos el propio y hundido egoísmo.

Tras esos hilos de voz estamos buena parte de la humanidad. El peso de las ruinas, la magnitud de la destrucción nos han vuelto a unir, esta vez en un grado hasta el presente no conocido. La tragedia de Haití nos ha permitido sentirnos corazón con corazón en el socorro de los hermanos del país caribeño. Toca sacudir más que nunca nuestros bolsillos. Sólo cada quien sabe el techo máximo de su desembolso, a qué cifra puede aspirar, cuántos euros podrá poner en el volante bancario, dinero vital que será auxilio, agua, comida… para quienes han sufrido todos los azotes imaginables.

Siempre habrá quien sentencie el adverbio “tarde” desde cómodos micrófonos. En realidad nunca es pronto cuando hay corazones que aún laten bajo los escombros, pero hay obstáculos insalvables hasta que la excavadora se puede poner delante de la edificación en ruinas. Palés de ayuda internacional estaban ya sobre el terreno, cuando sólo habían pasado unas horas de la tragedia. No es tampoco la hora de la desconfianza. Olvidemos segundas intenciones con tanto dolor aún estallando. Obama no va a la isla a quedarse y sin embargo que expliquen quienes vierten sospechas poco fundadas, cómo se mantiene un orden imprescindible, cómo se garantiza la seguridad, cómo se reparte una ingente ayuda humanitaria sin presencia de soldados.

Pese a la dureza y la magnitud del golpe, no convendrá olvidar que hay un aeropuerto desvencijado sobre el que no paran, aún con el riesgo de la maniobra, de aterrizar aviones de todas las naciones. Las más diversas banderas hondean en la gran explanada donde se ordenan los campamentos improvisados. El dolor por la devastación general ha traído ya su recompensa en forma de fortalecimiento de la unidad humana.

Naves solidarias de todo el mundo ponen rumbo a Puerto Príncipe. Aviones con sus panzas cargadas de esperanza aterrizan masivamente en el epicentro de la desgracia. Nuevamente es el sufrimiento lo que nos hace sentirnos humanidad. Son catástrofes de uno u otro signo las que nos hacen constatar en alguna medida “el somos uno”, “el juntos podemos”. ¿Así por cuánto…? ¿Hasta cuándo el aprendizaje entre las ruinas de desastres o batallas? Quizás es llegado ya el momento de ser proactivos en favor de la unidad humana y no sólo reactivos.

¿Y si por fin tomáramos la delantera al dolor? ¿Y si nos atreviéramos a sentirnos humanidad sin que ningún cataclismo azote ninguna costa, y si nos atreviéramos a hermanarnos sin que tristes titulares asalten las cabeceras de los medios…? ¿Y si nos atreviéramos a ser una huma-unidad sin sorteo de calamidades, sin que los cadáveres se agolpen en ninguna arena, en ningún asfalto…?

Mañana no sean tantos ecos acallados, tantos escombros para por fin hermanarnos. El mayor reto humano no es el cambio climático, por gravísimo que se manifieste este problema, el superior desafío lo sigue constituyendo la conquista de mayores cotas de unidad y armonía en la diversidad. A partir de una más permanente y estable colaboración será posible encarar nuestros retos globales más fácilmente. Es preciso atreverse. Se nos han dado todos los medios para empezar a fraguar el más elevado de todos los sueños, la fraternidad humana. Ya no es necesario pasar tantos trances para poder abrazar por fin el supremo ideal.

Las lecciones se desparraman entre los cascotes. Toda terrible experiencia colectiva otorga, cuanto menos, su aprendizaje. Ya aprendimos a arañar juntos los escombros, arañemos ahora también juntos el futuro para que los techos no se desmoronen y la miseria tampoco cunda bajo ellos. Arañemos juntos la aurora de una humanidad unida en el desastre, pero sobre todo unida en medio de la vida; juntos en las ruinas, juntos levantando las ciudades desplomadas, juntos testimoniando una nueva era de justicia y solidaridad por siempre en la tierra.

Koldo Aldai

46 comentarios

  • oscar varela

    Hola!

    ¡El Poder de la Info/opinión secuestrada.
    Recibo y paso – Oscar.
    ··········

    Escasean las noticias.
    Aquí va un informe que nos ayuda a tener una visión más concreta.
    Rogelio

     ·······

     

    El sindicalismo internacional
    envía una misión de apoyo al Haití

    Leandra Perpétuo, asesora de la CSA: “Es falsa esa idea de que la gente está loca y salta sobre quien está ofreciendo auxilio”
    En la última semana, la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (http://www.csa-csi.org) junto a la Confederación Sindical Internacional (CSI) envió un grupo de apoyo al Haití. La idea fue tener un contacto directo con el movimiento sindical del país para determinar las estrategias de auxilio a las víctimas del terremoto. Centrales sindicales del mundo todo atendieron el llamado de solidaridad de la CSI/CSA en apoyo a los/as compañeros/as del país hermano.

    La asesora de derechos humanos de la CSA, Leandra Perpétuo, participó de la misión sindical. De vuelta a la sede en Brasil, ella nos relató el espíritu de dignidad del pueblo del país, los proyectos del movimiento sindical haitiano y la tarea de reconstrucción. Para la socióloga, lo que más le impresionó fue la ocupación militar de la isla: “Pero no en el sentido de organizar, sino para poner miedo”. Lea abajo la entrevista.

    ¿Puedes contarnos un poco sobre la misión en Haití? ¿Cual fue el objetivo y qué fue exactamente hecho en el país?

    Leandra Perpétuo – La idea surgió de la propia Confederación Sindical Internacional (CSI). La intención fue saber como estaba nuestra central sindical afiliada, la CTH (Confederación de Trabajadores Haitianos), y los otros sindicatos con los cuales tenemos una relación. Queríamos saber como estaban las personas, sus familias, de qué estaban sobreviviendo y llevar algún tipo de ayuda. Para eso, fueran liberados 20 mil euros desde el fondo general de la CSI.

    Buscamos trabajar con los sindicatos de la República Dominicana, porque ellos eran la única vía de acceso hasta el Haití, para poder comprar y llevar esas provisiones no solo a los sindicatos, sino a todas las personas posibles. Queríamos saber como esa ayuda podría ser efectiva y cuales serian los próximos pasos.

    El lunes, 25 de enero, ya había sido realizado un reconocimiento de los lugares que estaban recibiendo la ayuda y fue llevado el primero cargamento de provisiones. Nuestra opción fue no llevar para los grandes acampamentos, sino para los pequeños lugares más alejados de donde están las misiones internacionales. Eso porque en los centros principales, creemos que las cosas están llegando. Sin embargo, en los lugares pequeños, que están lejos, la ayuda no llega. Eso se ve porque cuando se camina por dichos acampamentos, siempre veíamos placas diciendo “necesitamos ayuda, comida, agua”.

    ¿Tú llegaste a presenciar la distribución de ayuda?

    Sí y lo que más me ha impresionado fue el hecho de que era completamente diferente de lo que veía en los noticieros de la televisión. Es falsa esa idea de que las personas están locas y saltan en cima de quien está ofreciendo auxilio. Eso no ocurrió. El pueblo se quedaba en la fila, esperando su vez, recibiendo su bolsa de provisiones. Fue todo extremadamente tranquilo y sin tumulto. Eso de una vez me quitó la idea de que todo estaba un desorden. Además tuve la impresión de que las personas están intentando volver a retomar su rutina, intentando seguir su vida y no pensar mucho en lo que ocurrió. Ellos están intentando pensar en lo que hacer de aquí en adelante.

    ¿Cómo fue tu contacto con el movimiento sindical haitiano?

    También estuvimos en la sede de la CSH (Coordinación Sindical Haitiana), que quedó prácticamente intacta. Allá nos encontramos con el secretario general, Carlo Napoleón, y otros sindicalistas. Ellos están planeando la organización de las tareas de apoyo. Había una promesa del gobierno de que ellos recibirían víveres como centrales sindicales. Pero eso no se realizó. Incluso, el responsable por eso era el Ministro de Trabajo, pero él resignó de la función porque no tenía condiciones de organizar todo eso solo.

    También tuvimos una reunión con todos los sindicalistas. Lo que quedó acertado es que las donaciones serán enviadas a la sede del Instituto Nacional para Formación Social (INAFOS) de la CTH que es donde ellos están abrigados. Los sindicatos quedan apenas con una parte y distribuyen el resto entre el pueblo para que la ayuda no se limite al movimiento sindical.

    En el INAFOS ¿cual la impresión que tuviste de la gente que está allá abrigada?

    Aparentemente las personas están enteras y vivas. Pero lo que tenemos miedo es el daño psicológico que todo eso ha causado. Una segunda cuestión es la forma que ellos están viviendo. Todo el mundo está durmiendo en el piso, con solo una cobertura sirviendo de techo. Están abrigadas en el sitio casi 200 personas, incluyendo ancianos y niños. En relación a las condiciones de higiene, cuando se compara con el restante de la ciudad, es prácticamente un hotel cinco estrellas porque tiene agua, comida y son servidas por los menos dos comidas al día. El problema es que la gente no tiene ni el mínimo de privacidad. Está todo el mundo durmiendo allí y son pocos los baños.

    ¿Qué tipo de iniciativa los sindicatos están llevando a cabo?

    El secretario general de la CTH, Paul Loulou, nos contó que ele quiere dar el ejemplo. Ellos quieren hacer el centro funcionar como lugar de formación. Según él, por el terremoto la vida no puede parar. Ellos estaban intentando establecer algunas asociaciones para utilizar el centro para actividades que pueden dar inicio a la reconstrucción de la ciudad, formando obreros y electricistas. Hay también un proyecto de un restaurante popular en las afueras de la cuidad.

    Las noticias que llegan por los medios, muestran un país inmerso en el caos. Siempre siguiendo esa idea de que los haitianos no son capaces de administrar su propio país y mucho menos ahora en ese período de destrucción generalizada. ¿Cual es tu impresión al respecto y cómo la gente está reaccionando?

    La impresión que tuve es de un país pobre. Pero lo que he visto no me pareció muy diferente de la pobreza que encontramos en áreas miserables del nordeste brasileño donde el poder público no llega. La gente está intentando retomar sus vidas, el comercio está funcionando, los bancos funcionan, el transporte público funciona. En algunos lugares uno puede comprar un camión de abastecimiento de agua para las casas, existen grifos de gasolina y también hospitales. Donde es posible, está funcionando. No se ve tumulto en la calle, ni peleas. En los grandes acampamentos, la vida está fluyendo normalmente.

    Por ejemplo, vimos un acampamento venezolano donde las carpas estaban todas bien colocadas y la gente hacia fila para recibir comida. Fuimos para otro acampamento organizado por un padre donde todos sabían quien era su vecino, todos tenían comida, estaban cocinando. En la ciudad existen mercados en la calle, donde se venden verduras y otros alimentos. .

    Lo que sí he sentido es la presencia militar. Pero no en el sentido de organizar, sino para poner miedo. Existen tanques de guerra y armas con mira láser. A veces se ven campos enormes totalmente vacíos pero donde están establecidos contingentes de 200 o 300 soldados. Por kilómetros de distancia donde no se ve ni un ser humano, siempre se observan los soldados. En un mercado pequeño, con 4 o 5 tolditos no falta el tanque de guerra parqueado al lado. Uno se pregunta, ¿para qué sirve eso?

    Con relación a la tarea de reconstrucción. Existen dos vertientes que están destacándose. Por un lado, los que afirman que la reconstrucción pasa por las empresas, las cuales tienen el derecho de llevar a cabo todos los proyectos de infraestructura. De otro lado, hay los que dicen que es hora de adoptar un sistema participativo en lo cual los mismos haitianos tengan voz y decidan que camino quieren seguir. Por lo que observaste ¿qué lado tendrá más fuerza?

    Con la invasión militar que vimos, no veo muchas posibilidades de que ellos puedan decidir algo. Sin embargo, por lo menos por el lado de los sindicatos, la idea es calificar las personas para que puedan inserirse y participar en reconstrucción del país. No entramos en contacto con el gobierno para tener un panorama mejor. Pero los sindicatos están intentando sin suceso conseguir ayuda del gobierno para mantenerse. Sinceramente, no sé si ellos tienen definido claramente esa línea de lo que será hecho y como será hecho. Por el momento, nadie tiene ninguna garantía, ni certezas. Creo que hasta el gobierno está perdido esperando a alguien que va decir lo que tienen que hacer. Los haitianos no tienen mucha seguridad de lo que va a suceder.

     
     

     

     

     

  • oscar varela

    Hola!

    Mi amigo Rogelio tiene Info y la comparte – Oscar.
    ·······
    HABLA EL JEFE DE LOS 744 MEDICOS CUBANOS INSTALADOS EN HAITI DESDE HACE DOCE AñOS

    “Vamos a estar cuando todos se hayan ido”
    Llegaron en el ’98, con los huracanes, como un contingente de ayuda. Después del sismo fueron referentes para todos los médicos.

     Por María Laura Carpineta

    Más de 34.500 pacientes, 2728 operaciones –de ellas, 1297 cirugías de alta complejidad–, 380 amputaciones de miembros superiores y 644 de miembros inferiores. 744 médicos, enfermeros y laboratoristas, 18 equipos quirúrgicos, tres hospitales estables en Puerto Príncipe y centros de atención en los 10 departamentos de Haití. Ese era el resumen de las dos semanas posteriores al terremoto que hicieron el viernes a la noche las brigadas médicas cubanas en una tienda de campaña en el corazón de la capital haitiana.
    Los cubanos no aterrizaron en Haití como héroes en helicópteros de guerra frente al Palacio de Gobierno en ruinas ni deslumbraron al mundo rescatando de entre los escombros a ancianos y bebés dejados por muertos. No. Los médicos cubanos llegaron hace muchos años y en silencio. Y en silencio también fueron los primeros en atender a las víctimas del terremoto, junto a los profesionales del Hospital Reubicable de la Fuerza Aérea argentina. Y en silencio también serán los que se queden cuando la atención internacional se desvanezca.
    “Muchas delegaciones ya empezaron a irse y la ayuda que llega no es la misma que al principio. Como lamentablemente pasa, en algunos días aparecerá otra tragedia, en otro país, y el pueblo de Haití quedará en el olvido y librado a su propia suerte”, diagnosticó el jefe de la misión médica permanente de Cuba en el devastado país caribeño, Carlos Alberto García Domínguez.
    La historia le da la razón. La Habana envió a sus primeros médicos a Haití después del huracán George en 1998, cuando el 80 por ciento de los cultivos del país más pobre del continente había quedado totalmente destruido y la ONU pronosticaba una crisis humanitaria. Desde entonces, se enfrentaron a una serie ininterrumpida de huracanes y tormentas tropicales, que dejaron al país bajo el agua una y otra vez y a miles de personas muertas. En cada desastre natural vieron llegar la ayuda del mundo y la vieron irse. El martes 12 de enero, cuando la tierra comenzó a moverse y los edificios a agrietarse, las brigadas cubanas eran la única fuerza médica con insumos y capacidad para atender a víctimas en todo Haití.
    “En un primer momento se montó un hospital de campaña donde viven nuestros médicos, en la parte de atrás del Palacio de Gobierno. Se montaron unas carpas, incluyendo un quirófano, y se comenzó a operar”, relató vía telefónica el doctor García Domínguez. Según contó, no tuvieron que ir en busca de las víctimas; las colas se armaron apenas dos horas después del terremoto en la plaza más cercana. “Hace mucho que estamos acá y la gente sabe dónde vivimos”, explicó. En esa tienda de emergencia se hicieron las primeras amputaciones. “Teníamos anestesia, pero sólo para aplicarla en dosis locales. Es algo terrible tener que amputar un miembro con anestesia local”, recordó.
    El veterano médico habla con la calma de quien está acostumbrado al caos, la tragedia y el dolor. Hace más de un año y medio que está trabajando en Haití como jefe de la misión cubana. Cuando el terremoto sacudió al pequeño país caribeño estaba justo de vacaciones en La Habana, según contó con una mezcla de vergüenza y bronca. Ese mismo día juntó a una brigada médica de refuerzo, litros de plasma y sangre y cargó todos los insumos básicos que le entraron en el vuelo charter.
    Cuando llegó, sus compañeros en Puerto Príncipe hacía 24 horas que operaban sin parar. “Lo primero que hice fue hablar con la seguridad de los hospitales públicos que estaban en pie para que nos abrieran las puertas”, recordó. La segunda noche después del terremoto, la misión cubana operaba y atendía pacientes en tres hospitales de Puerto Príncipe.
    “Lo más difícil –aseguró– fue intentar que los pacientes operados se quedaran internados. Estaban aterrorizados y no querían quedarse dentro del edificio. Tuvimos que instalar carpas afuera, en las calles y los parques, aunque no era lo más higiénico.”
    Con la llegada de misiones médicas y ayuda internacional la situación fue mejorando de a poco, explicó García Domínguez. En las últimas dos semanas profesionales de España, Chile, Venezuela, Colombia y Alemania se sumaron al trabajo contra reloj en los hospitales manejados por los cubanos. Lo mismo hicieron unos 400 haitianos recién recibidos o a punto de terminar sus estudios de Medicina en La Habana.
    La misión de médicos argentinos que volvió al país la semana pasada también trabajó junto a los cubanos, a quienes les derivaban los pacientes quirúrgicos en Puerto Príncipe y en otras ciudades afectadas, como Leogane. “Se pusieron totalmente a nuestra disposición”, recordó con agradecimiento Selva Font, voluntaria de Cascos Blancos.
    Estados Unidos, en cambio, se niega a acercarse a los cubanos. Sin contar la misión de paz de la ONU, Washington y La Habana son los dos países con más gente desplegada en el devastado país. El gobierno cubano y hasta el mismo Fidel propusieron una cooperación humanitaria. La Casa Blanca optó por el silencio, aun después de que Cuba le cediera su espacio aéreo para que la ayuda norteamericana tardara cinco horas menos en llegar a Puerto Príncipe.
    Según el relato que hizo García Domínguez, la capital haitiana intenta volver a pararse. Algunos negocios venden agua y combustible, y la vida comercial está reviviendo de a poco. La electricidad, en cambio, sigue siendo sólo un recuerdo. “En cualquier otro país eso significaría caos, pero acá ya estamos acostumbrados. La electricidad nunca fue estable en Haití”, explicó el médico.
    De día, aseguró, la ciudad parece estar ganando de vuelta su ritmo. Pero al caer la noche se ve la verdadera dimensión de los estragos que dejó el terremoto. “Las avenidas más grandes de la ciudad se llenan de gente. Es algo terrible. Son personas y personas, durmiendo una al lado de la otra. No son algunos, sino casi toda la población”, describió.
    Tres semanas después del terremoto y con las primeras señales de recuperación apenas asomando, los contingentes extranjeros ya organizan su salida definitiva. “Es una pena porque el pueblo haitiano aún nos necesita”, se limita a comentar García Domínguez. Su equipo de casi 800 médicos y enfermeras, en cambio, se dedica a hacer planes: campañas de vacunación contra el tétanos, despliegue en todo el país de brigadas de control higiénico y epidemiológico, fumigaciones y la llegada de un equipo de salud mental para ocuparse de la gente que perdió más que su casa y su negocio.
    “La verdad es que a uno le choca ver que los haitianos no han logrado recuperarse de una tragedia y ya les está cayendo otra. Nos desconcierta –aseguró, y se tomó un segundo para ahogar la tristeza, que se escapa entre sus palabras–. Pero lo que nos queda es que prevalece la voluntad. Uno nunca pierde el optimismo de que este pueblo tenga un futuro mejor, porque realmente lo merece.” Por eso él y sus compañeros se quedan en Haití, porque para ellos las palabras de esperanza que hoy repite el mundo entero no son sólo una expresión de deseo.

  • Gabriel Sanchez

    Jubileo sur exigia la condonación desde abril del 2008,

    Por la Soberanía de Haití: Fuera la Ocupación Económica y Militar – Pronunciamiento de la Alianza Social Continental- Centroamérica

    Organizaciones, movimientos, redes y espacios de la ASC – CA reunidos en San Salvador, El Salvador los días 12 y 13 de Abril de 2008, en el marco de las acciones de resistencias frente a la III Ronda de Negociación del Acuerdo de Asociación UE – CA, evaluamos la situación y crisis actual que enfrenta el pueblo haitiano, por lo cuál expresamos lo siguiente:

    1. Reconocemos y respaldamos la rebeldía que por más de un siglo impulsan las organizaciones campesinas, sindicales, mujeres, jóvenes y sectores sociales en lucha y resistencia que anhelan por su libertad definitiva frente a las políticas imperialistas de dominación.

    2. Valoramos como los efectos de los Programas de Ajustes Estructurales (PAE) impuestos por el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en los últimos 20 años, han transformado la economía auto centrada a favor del bienestar social haitiana a una economía importadora, privatizadora de empresas, de consumismo y de dependencia a favor de las empresas transnacionales y del capital colonialista.

    3. La liberación del mercado financiero desde 1990, refleja hoy en día, como esta desconectado de las prioridades estratégicas del desarrollo económico nacional, principalmente con la agricultura, se aplicó una reforma fiscal que le concedió una amnistía fiscal de 10 a 15 años a la burguesía tradicional, la inversión al desarrollo se redujo a menos del 2% en áreas estratégicas como agricultura, medio ambiente, salud, educación, etc. y se elevaron los impuestos directos al consumo.

    4. La liberalización del mercado, la reducción de los aranceles a cero (0) a las importaciones de los principales productos sensibles de consumo (arroz, maíz, pescados) destruyó el modelo y estructura más dinámica productora del país, cambio los hábitos de consumo y redujo la producción nacional, teniendo como consecuencias la desarticulación y abandono de las actividades agrícolas, el incremento de la migración, el surgimiento del mercado informal, la desaparición de la economía campesina y mando al desempleo mas de 800 mil haitianos y haitianas en los últimos 10 años.

    5. Denunciamos la insistencia del gobierno actual de privatizar totalmente las empresas de telecomunicaciones, electricidad, agua, puertos, aeropuertos, cementeras, los bancos y procesadoras de trigo a favor de la burguesía comercial corrupta, como estrategia de desmantelamiento del Estado Haitiano, y convertir a la isla exclusivamente en un destino turístico y explotador de la mano de obra barata mediante fabricas de maquilas.

    6. Condenamos la violación a los Derechos Humanos y la violencia que las Naciones Unidas a desatado en la isla caribeña, ya que la intervención y ocupación militarizar para abordar las inconformidades sociales y los disensos políticos solo han profundizado la crisis e inestabilidad del país, por lo que, instamos a abrir procesos judiciales a los 114 soldados de la ONU acusados por violaciones a mujeres, promover la represión en la frontera al margen de los convenios binacionales entre Haití y República Dominicana, la persecución social en barrios populares y la impunidad con que operan.

    7. Hacemos el llamado a la comunidad internacional y a la solidaridad de los pueblos a no permitir que se siga jugando con el destino de los 8 millones de haitianos y haitianas que se aferran a vivir con dignidad humana. La pobreza extrema, la desnutrición de los niños, la exclusión social, el desempleo, el analfabetismo, la falta de democracia y los niveles de corrupción no pueden seguir condenando a condiciones infrahumanas a todo un pueblo que anhela desde más de un siglo por su libertad y autodeterminación.

    8. Finalmente queremos señalar que la farsa del ¨Plan Nacional Para Reducir la Pobreza¨ que se iniciar a implementar desde el 2008, solo pretende ser un instrumento más para profundizar la miseria, profundizar las desigualdades sociales, la explotación del pueblo y el saqueo de las riquezas del país a como ha sido demostrado en varios países de América Latina y el Caribe

    Por lo tanto exigimos:

    1. Cancelación inmediata e incondicional de la deuda externa de Haití.

    2. Reinvertir los 535 millones de dólares que se gastan por año en la Misión de Paz de la ONU para la rehabilitación del sector agrícola.

    3. Retiro inmediato de las tropas de ocupación e intervención militar de la MINUSTAH.

    4. Exigimos a los gobiernos de América Latina y el Caribe que integran las fuerzas de ocupación militar en Haití que retiren sus contingentes de tropas, equipos, recursos y medios, y que este gasto financiado por nuestros pueblos se convierta en ayuda de cooperación solidaria para programas sociales.

    5. Abrir juicios contra la impunidad de las fuerzas de ocupación en Haití por violaciones de Derechos Humanos.

    6. Demandamos se reencauce un proceso democrático que restablezca la legitimidad institucional, la democracia participativa, la justicia transparente y las libertades.

    Por una Integración desde los pueblos

    Por relaciones comerciales solidarias y equitativa

    Un Caribe es posible… sin ocupación militar

    ALIANZA SOCIAL CONTINENTAL CENTROAMERICA
    http://www.jubileosuramericas.org/item-info.shtml?x=85418

  • oscar varela

    Hola!

    De mi parco y efectivo amigo Rogelio
    Comparto su Info – Oscar.
    ·······
    Ayer estuve en la reunión de un Comité de apoyo a Haití.
    Aquí van algunas impresiones recogidas durante esta reunión.

    Cerca de 30 presentes, de todas las tendencias, con un denominador común : la solidaridad.

    Los estudiantes haitianos presentes en la reunión anterior ayer no estuvieron.
    Hay un grupo de estudiantes haitianos en Buenos Aires. Viven casi todos en el barrio Once.
    El grupo más grande de haitianos en Argentina está en Rosario. También hay unos cuarenta haitianos en Corrientes, y otro grupo en Córdoba.
    Estudian en Argentina. Recibían remesas de sus familias de Haití. Lo que indican que pertenecen a la clase media.
    Varios han perdido familiares en el terremoto. Otros saben que sus familas están a salvo, pero con las casas destruídas.
    En lugar de recibir remesas, ahora les toca enviar ayuda a sus familiares.
    Varios ya no saben como hacer para pagar sus alquileres, y buscan trabajos.

    Hay un médico de “Médicos sin fronteras”. Hace años que trabajan en Haití. Este sábado saldrá otra médica argentina más para Haití.

    Algunos sindicalistas aportan a la reunión la colaboración de sus gremios:
    * hay miembros de la comisión interna del Hospital de San Miguel, que a su vez contactaron con los gremios de 77 hospitales de la provincia de Buenos Aires;
    * hay miembros de la comisión interna del Banco Provincia, que a su vez contactaron a los gremialistas de 160 sucursales.

    Varios de los presentes colaboraban ya antes del terremoto con grupos y movimientos en Haití. Es el caso, entre otros, del MOCASE de Santiago del Estero, y de “Médicos del Mundo”. Proponen que las ayudas ya conseguidas, en lugar de ser entregadas a grandes organismos internacionales donde corren el riesgo de diluirse, vayan directamente a estos grupos ya conocidos, con seguridad que la ayuda llegará así a buen puerto.

    Se habló de las maquilas en Haití : hay en Haití varias empresas de Estados Unidos que tienen talleres y fábricas, principalmente en el rubro de la confección. Son empresas muy provechosas para los que las instalaron, que les permiten rebajar sus precios de venta en Estados Unidos, o incrementar sus beneficios. Las jornadas de trabajo suelen ser de 12 horas. El salario diario suele ser 1,5 dólar. Algunos opinan que el interés de los Estados Unidos para instalarse en Haití es por el fomento de estas maquilas : se viene a ofrecer a los haitianos una posibilidad de trabajo; y por otra parte las empresas podrán competir en los mercados mundiales. Vendría a ser el restablecimiento de la esclavitud.

    Argentina ha enviado a Haití tres aviones Hércules. Esto equivale a tres camiones grandes. Como ayuda para un país pobre y en ruinas, es casi lo mismo que nada. Lo que haría falta es enviar un barco.

    El Comité ha apoyado la propuesta de “Jubileo Sur” para que se condone plenamente a Haití su deuda externa. El pago de esta deuda es absolutamente imposible. La propuesta de “Jubileo Sur” llegó a los máximos líderes mundiales.

    La reconstrucción de Haití durará por lo menos 10 años. Por lo tanto, Haití necesita dos tipos de apoyo:
    * una ayuda humanitaria inmediata, especialmente en cuestiones médicas;
    * y luego un apoyo permanente, para colaborar con los haitianos, para que ellos mismos reconstruyan su país.

  • Gabriel Sanchez

    Ya van 170.000 muertos y sigue escaseando los medicamentos y el alimento, Estados Unidos no dejo entrar aviones con toneladas de los mismos de otros paises, con gran esfuerzos ONG`s especialmente de Estados Unidos (aunque se rechazo a la Cruz Roja de EE.UU.Y NO SE DEJO BAJAR SU AVION CON MEDICAMENTOS)…es una locura…los Yanquis no tienen nombre…Gabriel

  • teófilo liberto

    La tragedia o hecatombe que viene asolando la isla caribeña de Haití, desde hace dos escasas semanas desde que ocurrió el terrible y devatador terremoto, no olvidemos que es la tragedia no solamente de las decenas de miles de muertos “al instante”, ipso facto, sino la de miles y miles de personas (de ambos sexos, adultos y ancianos, y sobre todo bebés y niños) sepultadas entre escombros, condenadas a morir lenta e irremisiblemente de hambre, de sed, de frío, de enfermedades intempestivamente contraídas, asechadas y mordidas esas personas por toda clase de alimañas atraídas por el hedor de la sangre y de la carne putefracta: ratas, perros…
    Terrible. De un dramatismo espantoso. Casi inefable, y no por místico. Y sin embargo, sigo convencido de que solamente la existencia del Dios de la vida puede rescatar del aparentemente inexplicable absurdo de la desolación, el dolor, la enfermedad, la ruina y la muerte de todos esos inocentes.
    El nudo gordiano o quid de la cuestión del asunto está en que esa drama debe ser tan atroz, que es muy fácil, siento, caer en la tentación de gritar a Dios si se sufre de cerca. De gritar a Dios pidiendo respuestas, suplicando a Dios consuelo, explicación, razones para la esperanza.
    Es en alguna medida la experiencia de Job radicalizada.

  • oscar varela

    Hola!

    Recibo y paso Info … largona… pero!
    Oscar.
    ········
    Cuba, una vez más…

    Es muy emocionante y aleccionador sobre el mundo en que vivimos. Solo dura cuatro minutos y medio. Para quien no pueda ver el video al final va el guión del mismo. Saludos, Luisa

    Médicos de Cuba en Haití: la solidaridad silenciada
    http://www.cubainfo rmacion.tv/ index.php? option=com_ content&task=view&id=13417&Itemid=86

    “Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicació n. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”.

    Rodolfo Walsh, ANCLA (Agencia de Noticias Clandestina) , 1976

    Médicos de Cuba en Haití: la solidaridad silenciada
    Internacionalismo cubano
    viernes, 22 de enero de 2010

    José Manzaneda. Coordinador de Cubainformació n.- Los cerca de 400 cooperantes de la brigada médica cubana en Haití fueron la más importante asistencia sanitaria al pueblo haitiano durante las primeras 72 horas tras el reciente terremoto. Esta información ha sido censurada por los grandes medios de comunicación internacionales.

    Y es que la ayuda de Cuba al pueblo de Haití no ha llegado con el terremoto. Cuba desarrolla en Haití desde 1998 un Plan Integral de Salud (1), por el que han pasado más de 6000 cooperantes cubanos de la salud. Horas después de la catástrofe, el mismo día 13 de enero, se sumaban a la brigada cubana 60 especialistas en catástrofes, componentes del Contingente “Henry Reeve”, que volaban desde Cuba con medicamentos, suero, plasma y alimentos (2). Los médicos cubanos habilitaron su vivienda como hospital de campaña, atendiendo a miles de personas al día y realizando centenares de operaciones quirúrgicas en 5 puntos asistenciales de Puerto Príncipe. Además, alrededor de 400 jóvenes de Haití formados como médicos en Cuba se unían como refuerzo a la brigada cubana (3).

    Los grandes medios han silenciado todo esto. El diario El País, el 15 de enero, publicaba una infografía sobre la “Ayuda financiera y equipos de asistencia”, en la que Cuba ni siquiera aparecía entre los 23 estados que han aportado colaboración (4). La cadena estadounidense Fox News llegaba a afirmar que Cuba es de los pocos países vecinos del Caribe que no han acudido a prestar ayuda.

    Voces críticas de los propios EEUU han denunciado este tratamiento informativo, aunque siempre en muy limitados espacios de difusión.

    Sarah Stevens, directora del Center for Democracy in the Americas (5), decía en el blog The Huffington Post: ¿si Cuba está dispuesta a cooperar con los EEUU en el aire (dejando libre su espacio aéreo), no deberíamos cooperar con ella en iniciativas terrestres que afectan a ambas naciones y los interese conjuntos de ayudar al pueblo haitiano? (6)

    Laurence Korb, ex subsecretario de Defensa y ahora vinculado con el Center for American Progress (7), pedía al gobierno de Obama “aprovechar la experiencia de un vecino como Cuba” que “tiene algunos de los mejores cuerpos médicos del mundo”, y de los que “tenemos mucho que aprender” (8).

    Gary Maybarduk, ex funcionario del Departamento de Estado, ha propuesto entregar a las brigadas médicas cubanas equipamiento duradero médico con el uso de helicópteros militares de EEUU, para que puedan desplazarse a localidades poco accesibles de Haití (9).

    Y Steve Clemons, de la New America Foundation (10) y editor del blog político The Washington Note (11), afirmaba que la colaboración médica entre Cuba y EEUU en Haití podría generar la confianza necesaria para romper incluso el estancamiento que ha habido en las relaciones entre EEUU y Cuba durante décadas (12).

    Pero la información sobre el terremoto de Haití, procedente de grandes agencias de prensa y de corporaciones mediáticas ubicadas en las grandes potencias, se parece más a una campaña de propaganda sobre los donativos de los países y ciudadanos más ricos del mundo. Si bien la vulnerabilidad ante la catástrofe por causa de la miseria es repetida una y otra vez por los grandes medios, ninguno ha querido a entrar a analizar el papel de las economías de Europa o EEUU en el empobrecimiento de Haití. El drama de este país está demostrando, una vez más, la verdadera naturaleza de los grandes medios de comunicación: ser el gabinete de imagen de los poderosos del mundo, convertidos en donantes salvadores del pueblo haitiano cuando han sido y son, sin paliativos, sus verdaderos verdugos.

    (1) http://www.cubacoop .com
    (2) http://www.prensa- latina.cu/ index.php? option=com_ content&task=view&id=153705&Itemid=1
    (3) http://www.ain. cu/2010/enero/ 19cv-cuba- haiti-terremoto. htm
    (4) http://www.pascuals errano.net/ noticias/ el-pais-oculta- 344-sanitarios- cubanos-en- haiti
    (5) http://democracyina mericas.org
    (6) http://www.huffingt onpost.com/ sarah-stephens/ to-increase- help-for- hait_b_425224. html
    (7) http://www.american progress. org/
    (8) http://www.csmonito r.com/USA/ Military/ 2010/0114/ Marines-to- aid-Haitian- earthquake- relief.-But- who-s-in- command
    (9) http://www.washingt onpost.com/ wp-dyn/content/ article/2010/ 01/14/AR20100114 04417_2.html
    (10) http://www.newameri ca.net/
    (11) http://www.thewashi ngtonnote. com/
    (12) http://www.thewashi ngtonnote. com/archives/ 2010/01/american _diplom/

    Cuadro informativo 1. Datos de la cooperación de Cuba con Haití desde 1998:

    Desde diciembre de 1998, Cuba ofrece cooperación médica al pueblo haitiano a través del Programa Integral de Salud.

    Hasta la fecha han trabajado en este sector en Haití 6 mil 94 colaboradores, que han realizado más de 14 millones de consultas médicas, más de 225 mil cirugías, atendido más de 100 mil partos, y salvado más de 230 mil vidas.

    En el 2004, tras el paso de la tormenta tropical Jeanne por la ciudad de Gonaives, Cuba brindó su ayuda con una brigada de 64 médicos y 12 toneladas de medicamentos.

    5 Centros de Diagnóstico Integral, construidos por Cuba y Venezuela, prestaban servicios al pueblo haitiano antes del terremoto.

    Desde el 2004 se realiza la Operación Milagro en Haití. Hasta el 31 de diciembre de 2009 se habían operado un total de 47 mil 273 haitianos.

    Actualmente estudian en Cuba un total de 660 jóvenes haitianos, de ellos 541 se forman como médicos.

    En Cuba se han formado 917 profesionales, de los cuales 570 como médicos.

    Cuba coopera con Haití en sectores tales como la agricultura, energía, pesca, comunicaciones, además de salud y educación.

    Como resultado de la cooperación de Cuba en la esfera de la educación, se han alfabetizado 160 mil 30 haitianos.

    Cuadro 2. Datos de las actuaciones del Contingente Internacional de Médicos Cubanos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, Brigada “Henry Reeve”, anteriores a la colaboración en Haití:

    Desde su constitución la Brigada Henry Reeve ha cumplido misiones en 7 países, con la presencia de 4 156 colaboradores, de los cuales, 2 840 son médicos.

    Guatemala (Huracán Stan): 8 de octubre 2005, 687 colaboradores, de ellos 600 son médicos.

    Pakistán (Terremoto): 14 de octubre 2005, 2 564 colaboradores, de ellos 1 463 son médicos.

    Bolivia (inundaciones) : 3 de febrero 2006-22 de mayo, 602 colaboradores, de ellos 601 son médicos.

    Indonesia (Terremoto): 16 de mayo 2006, 135 colaboradores, de ellos 78 fueron médicos.

    Perú (Terremoto): 15 de agosto 2007-25 de marzo 2008, 79 colaboradores, de ellos 41 fueron médicos.

    México (inundaciones) : 6 de noviembre 2007 – 26 de diciembre, 54 colaboradores, de ellos 39 son médicos.

    China (terremoto): 23 de mayo 2008-9 de junio, 35 colaboradores, de ellos 18 son médicos.

    Fueron salvadas 4 619 personas.

    Se atendieron en consultas médicas 3 millones 83 mil 158 pacientes.

    Intervinieron quirúrgicamente 18 898 pacientes.

    Se instalaron un total de 36 hospitales de campaña completamente equipados, los cuales fueron donados por Cuba (32 a Pakistán, 2 a Indonesia y 2 a Perú).
    Se han beneficiado con prótesis de miembros en Cuba 30 pacientes afectados por el terremoto de Pakistán

  • Antonio Vicedo

    ¿Y si por fin llegáramos a darnos cuenta de que parte de lo que a las gentes nos quieren hacer creer que es sistema de bienestar, no es más que consecuencia del constante estado de malestar, o riesgo de no poder sobrevivir, de la mayor parte de la Humanidad ,sin necesidad de que actúen fuerzas ciegas de la Naturaleza?¿Por qué nos cuesta tanto tomar conciencia de nuestras complicidades con las verdaderas causas de que haya tantas víctimas por el deseo práctico de llegar a tener y poseer, en las que se concretan tantas y tantas, a veces inconscientes, complicidades? Porque víctimas del desajuste en que tenemos a la Humanidad las hay en cantidades semejantes a las causadas por un terremoto por todos esos ambientes sobre expoliados por tentáculos de boyantes economías y políticas. Que tengamos la gallardía personal de encontrar en la catástrofe haitiana el nuevo aldabonazo para nuestras adormecidas y cerradas mentalidades.

  • oscar varela

    Hola!

    Recibo y paso Info de la esposa (feminista militante) de mi amigo Rogelio:
    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ·········
    “La adopción de niños haitianos”

    Desde hace algunos años un número de niños haitianos ha sido adoptado por personas -sobre todo mujeres sin pareja- argentinas. Algunos llevan ya unos años en el país.

    El momento terrible que vive esa población, despierta el profundo y sincero sentimiento de acoger a los cientos de niños en situación de necesidad.

    Es imprescindible tomar conocimiento de que toda la legislación respectiva dice que:

    – “La adopción internacional no puede tener lugar en una situación de guerra o de catástrofe natural. Estos eventos hacen imposible la verificación de la situación personal y familiar de los niños. Cualquier acción que tiene como objetivo adoptar o evacuar hacia otro país a los niños víctimas del terremoto debe absolutamente ser evitada (…)”

  • Gabriel Sánchez

    Les invitamos y proponemos entrar en este vinculo de redes cristianas y adherir de la forma que allí se propone…

    http://www.redescristianas.net/2010/01/21/manifiesto-solidaridad-y-respeto-a-la-soberania-popular-haiti-nos-llamajubileo-sur-americas/

  • Antonio Vicedo

    Desde la solidaridad posible con los más inmediatamente afectados por estas sacudidas de la Tierra, un acto de auto concienciación sobre como tenemos a la HUMANIDAD. ¿Tendremos que tomar conciencia y reacción práctica acerca de los desequilibrios injustos en la HUMANIDAD desde el tan alto precio pagado o a pagar por los ya más perjudicados y golpeados de NUESTROS HERMANOS? ¿No habrá llegado ya la hora de no pensar en REMIENDOS, sino de plantearnos LOS HUMANOS, seria y responsablemente, que no nos estamos comportando a nivel mundial como exigen nuestra condición, nuestras posibilidades y nuestra responsabilidad personal y colectiva?

  • Miguel González

    Tiene razón, Luis, también entre los troyanos hay fanáticos.

  • jftamames

    “Traerlo al terreno de la reflexión ética y religiosa”.
    Me parece importante remarcar esos dos extremos: ética, y dejar de valor a lo contrario. Religiosa, eso es, no la venta de ideologías que de nada sirven sino como sustitutos de la religión.

  • Gregorio

    Creo que es bueno elevar el nivel de la discusión y traerlo al terreno de la reflexión ética y religiosa propia del portal. Sobran descalificaciones personales y presentaciones hirientes o descalificadoras. Esto aporta muy poco y dice menos de las personas. Frente a una catástrofe como la que tenemos presente necesitamos humanidad y no más quebrantos.

  • jftamames

    “Me dais pena, porque al fin y al cabo, vosotros mismos estáis extraviados”. No doy a basto. Fundamentalista, enfermo y, ahora, extraviado meapilas. Uff. Si que voy a ir al psiquiatra. Sin falta. Lo de extraviado no me lo esperaba. Ha sido muy fuerte. Me ha dolido, me ha llegado. Por no saber, no se de que me he extraviado. En fin, estar extraviado no suena bien, nada bien. Creo que aguantare hasta mañana pero dormire mal, seguro. Menos mal que he recalado en Atrio. Lo que aprende uno.

  • Miguel González:

    Yo también cosecho una cierta experiencia. No se ni como lo intento, el dialogar, porque se que a los fanáticos, hay que dejarlos por imposibles. No se avienen a razones, solo defienden sectariamente sus consignas.
    No hay fanáticos solo entre los Testigos de Jehová.

  • Miguel González

    Luis Troyano: no conviene mentar lo de minoría marginal en casa del ahorcado. Usted se deja llevar por los prejuicios y además cree estar en posesión del RH cristiano. Institución, vuestra, bla…; no sabe lo que dice. Usted pretende que prescinda de la cabeza pero también es obra de Dios. Luis, yo también tuve 25 años, pensé que el pasado era un error y que había cristianos fetén (incluso ateos) que iban a cambiar el mundo. Cosas de la juventud.

    Nadie pretende desviar el hilo, lo que pasa es que si se dicen cosas es de mala educación no contestar a quien interpela. Tan simple como eso. Cada cual que hable de lo que quiera pero a quien critica también le pueden criticar. Algunos no estamos por la labor de arrojar piedras a la adúltera. Por cierto que se han quedado atorados en la primera parte. Pero sigue de la siguiente guisa. Jesús le dijo: vete y no peques más.

  • oscar varela

    Hola!

    La Info que me llega coincide con las sospechas fundadas de Gabriel Sánchez.

    Se va comprobando -una vez más-, que las Instituciones Internacionales (incluida las Iglesias religiosas) no están a la altura de las circunstancias. ¿Puede ser? ¿Qué quiero decir? Ud. me entiende … que no sirven para una mierda! ¡Oh, perdón!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Miguel González:

    De lapidación nada, el moderador en otras ocasiones ha demostrado una paciencia de santo (recordemos el caso Sofiaa). Me decepcionas, creía que no eras un meapilas, como pregonas. Pero defendiendo lo indefendible, tú, te pones en evidencia.
    El penoso espectáculo es el de quienes lanza “argumentos” como piedras, y que, de poder, si lapidarían. Cuanto añoráis… el “Tribunal del Santo Oficio”. Pero ahora estáis en minoría marginal, no convencéis ni a vuestros hijos. Cuando crecen se “rebotan”.
    Tenéis que oír críticas a vuestra institución, porque es vuestra, ya que a todo cristiano racional, lo expulsáis, implícita o explícitamente. Hacéis mucho daño también, porque extraviáis a los pocos incautos que caen en vuestra esfera de poder.
    Me dais pena, porque al fin y al cabo, vosotros mismos estáis extraviados.
    La institución es vuestra, pero Jesús es de todos, mío también.

  • jftamames

    Me sumo a la idea de Maria J. Me parece coherente y de justicia.

  • Gabriel Sanchez

    Me voy a permitir tomar la sugerencia de Maria J y he escrito un texto a la misión de la ONU, que ocupa la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que es la delegación China y me permito remitir lo que escribí, por si sirve como sugerencia para enfocar el pedido…y la direccion es ChinaMissionUN@Gmail.com

    Me dirijo a la misión China de las Naciones Unidas, ante el eventual
    ejercicio de la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU…Mi nombre es ……, soy ciudadano ….. recidente en la ciudad de ……, mi cedula de identidad es ………….. y me dirijo
    a usted, para peticionar, en primer lugar se plantee la necesidad de que la coordinación de la distribución de alimentos y medicinas y otros artículos se hecho bajo la coordinaciòn de las Naciones Unidas y el control del aeropuerto de Puerto Principe no se ocupado en forma
    unilateral por el ejercito Norteamericano, en Segundo lugar se plantee la condonación de la deuda externa de ese País y el deseo de que se pueda proceder de la misma forma con otros paises, estrangulados por su deuda
    externa…NOMBRE – PAIS- DOCUMENTO

  • Kaláa

    Ruina es la que están provocando rompiendo el orden de la casa estos chicos.
    Pero era esperable …al permitirle el acceso sabiendo lo que representan.
    Tastornarlo todo… clavando puntas sobre cualquier superficie que encuentran.
    Entenderlo, les atrae el oficio… divino. ¡ Madera! pues a darséla; dos maderos y que aprendan el oficio de carpintero.

    Saludos.

  • Maria J.

    Kaixo amigos de ATRIO, unámonos tod@s en solicitar urgentemente la condonación de la DEUDA EXTERNA de Haiti y de todos los paises empobrecidos, expoliados por nosotros, los del GRAN PRIMER MUNDO, que la desgracia de Haiti nos haga de revulsivo y mueva nuestros corazones para trabajar en favor de ello, además de ayudar urgentemente en estos momentos, que no nos quedemos ahora estremecidos y luego, ir olvidándonos de tanta desolación en nuestras cómodas casas. Creo que ATRIO, que somos tod@s, puede hacer la mejor labor en favor de la Humanidad sufriente. POR FAVOR, UNAMONOS, DEJEMOS DE DISCUTIR ENTRE NOSOTROS, POR FAVOR, TODAS LAS OPINIONES SON VÁLIDAS MIENTRAS NO OFENDAN A LOS DEMÁS, POR FAVOR, UNAMONOS Y LIBREMOS DE TANTO MAL A TANTA GENTE QUE SUFRE. TODOS SOMOS RESPONSABLES. OS QUIERO.
    Maria

  • MAR Medina

    Querido amigo Gabriel:

    Una vez más te agradezco la excelente información que aportas. Creo que estamos asistiendo a una ocupación que llega en barcos de guerra cargados de marines. Realmente EEUU sigue sirviendo sus intereses ¿y su presidente mereció un Premio Nobel de la Paz por las esperanzas depositadas en él? Otra lección a obtener de estas ruinas que de poco les sirve a los haitianos.

    ¿Cómo movilizarnos contra esta nueva injusticia contra un pueblo desposeído, masacrado e inerme?

    Un abrazo

  • MAR Medina

    Es terrible la historia de Haití, un pueblo entero condenado a la pobreza por intereses económicos de grandes potencias. Las mismas que ahora envían más fuerzas armadas para garantizar “orden”, aseguran, aunque más parece una secuencia más de la ocupación a que está sometido. Si el terremoto ha sido devastador ha sido por la falta de estructuras. Si el caos posterior está siendo terrible es precisamente por la ausencia de unas estructuras sociales previas.

    Veo las imágenes periodísticas y me dan ganas de llorar. Leo algunos de los artículos de los enlaces y descubro uno entre otros de los modelos inventados y explotados por EEUU de la historia universal de la infamia ejercida contra todo un pueblo al que condena a la miseria más extrema para defender espurios intereses de países que se presentan como modelo de democracia.

    ¿Lecciones de las ruinas?, me temo que no para beneficio de los haitianos.

    No se me ocurre nada mejor para mejorar sus condiciones y liberarlos de la ocupación extranjera que informar a la opinión pública y empezar una campaña de presión internacional para promover su autonomía y defender sus intereses, no los de los ricos, una vez que se ayude de cuantas formas se pueda para ayudar en lo que urgentemente necesitan ahora.

    Gracias a Atrio por su aportación a la causa de Haití.

  • Gabriel Sanchez

    Obviamente existe gente que intenta desviar el tema del hilo…opto por seguir en el hilo… que habla de una realidad en la que esta en juego miles, tal vez millones de vidas humanas…por eso de uno de los portales de consulta de todos los latinoamericanos…ALAI…Amèrica Latina en Movimiento, me atrevo a pegar una sintesis del artículo ESTRATEGIA DEL CAOS PARA LA INVASION…

    El terremoto que arrasó Puerto Príncipe el 12 de enero pasado ofrece una pretexto inmejorable para justificar la enésima invasión y ocupación militar del Haití, ya ocupado desde 2004, pero ahora directamente por los principales promotores de esa ocupación, sin intermediarios. Motivos, políticos y estratégicos, no faltan. De paso, serviría para escarmentar al principal intermediario de la actual ocupación, Brasil, que a pesar de los buenos servicios prestados en Haití no se ha portado de la misma forma en relación al reciente golpe de Estado en Honduras.

    Lo que hemos observado hasta el momento parece corroborar la tesis de que se está preparando una nueva ocupación militar, no humanitaria. Varios elementos lo indican como: fricciones con los actuales ocupantes, la Misión de Paz (MINUSTAH) de la ONU, especialmente con Brasil, que tiene el mando militar; entorpecimiento de la ayuda humanitaria y fomento de una situación de caos; y una campaña mediática consistente en la creación de una imagen de caos y violencia, que justificaría una ocupación ante la opinión pública. Como veremos abajo, todos esos componentes parecen estar presentes.

    Hay motivos para sospechar que se está permitiendo deliberadamente el deterioro de la situación humanitaria en Haití. Por ejemplo la reconocida descoordinación en las tareas de rescate, ampliamente difundida por los medios. En teoría, correspondería a la ONU dirigir tales tareas, pero al parecer ésta ha sido desautorizada por los Estados Unidos, que ocupó desde primera hora uno de los puntos claves para la coordinación de las tareas de rescate, el aeropuerto. Sin el liderazgo de la ONU, y con un Estado haitiano “fallido” o, en lenguaje menos Orwelliano, quebrado de forma premeditada, no queda nadie que pueda dirigir las tareas de rescate eficientemente. Ciertamente tampoco las ONGs, que han venido recibiendo fondos internacionales para ejercer muchas de las funciones que deberían corresponder al gobierno haitiano. A las ONGs no se les puede exigir las mismas responsabilidades que a un gobierno, un hecho tal vez muy conveniente en estos momentos
    …………………………………………………………………………………………..
    Todo eso nos deja la impresión que, en el mejor de los casos, las tareas de rescate no son una prioridad para el gobierno de EEUU, al contrario de las puramente militares, como el envío de “3500 soldados de la 82 División Aerotransportada de Fort Bragg”, cuya misión “no está clara”, según el Christian Science Monitor (2). Pero quizá quede más clara con esta explicación del portavoz del Departamento de Estado de EEUU Philip Crowley: “Nosotros no estamos adueñándonos de Haití. Estamos ayudando a estabilizar el país. Estamos ayudando en el suministro de material y socorro para salvar vidas, y vamos a permanecer allí a largo plazo para ayudar a reconstruir Haití.” (3) Y también las palabras posteriores de la secretaria de Estado Hillary Clinton, asegurando que las fuerzas norteamericanas se quedarían en Haití “hoy, mañana, y previsiblemente en el futuro”.
    Las fricciones diplomáticas con otros países, especialmente Brasil, que está al mando de las tropas de la ONU en Haití, no tardaron en manifestarse, lo que parece indicar también que la “misión” norteamericana en Haití va mucho más allá de lo puramente humanitario…

    Cabe esperar que los EEUU entrarían en conflicto con Brasil si la intención del primero es la de asumir un papel militar en Haití. El conflicto no tardó en producirse. En palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el 14 de enero, “sería absolutamente deseable que todas esas fuerzas estuvieran coordinadas por el comandante de la MINUSTAH allí” (3). Pero los EEUU no aceptaron esta propuesta. Funcionarios del gobierno de EEUU han indicado que sus fuerzas “coordinarán” sus acciones con la dirección de la MINUSTAH, y nada más: “Vamos a actuar bajo comando de los EEUU en apoyo a una misión de la ONU en nombre del gobierno y del pueblo haitiano”, declara Crowley (3).

    Como esa “coordinación” está funcionando se puede deducir de la reacción del ministro de defensa de Brasil, Nelson Jobim, criticando el control “unilateral” de EEUU sobre el aeropuerto de Puerto Príncipe, que según él se tomó sin que otros países fueran consultados, y que estaría entorpeciendo el aterrizaje de aviones de la FAB (Fuerza Aérea Brasileña) cargados de personal y mantenimientos (5). Como indica el diario brasileño Folha de São Paulo, esa situación “ha causado un pequeño problema diplomático entre Brasil y EEUU. Además de entorpecer el aterrizaje de los aviones de la FAB, los brasileños se quejan de que el control norteamericano habría impedido el acceso de la MINUSTAH (Misión de paz de la ONU en el Haití, liderada por brasileños) al local [el aeropuerto]” (5).

    A pesar de declaraciones posteriores de Hillary Clinton a Jobim, asegurando que “las fuerzas norteamericanas van a cumplir funciones esencialmente humanitarias, sin interferir en la seguridad pública del país” (6), el hecho es que tales funciones “humanitarias” estarán comandados “no por agencias civiles del gobierno… sino por el Pentágono” , a través de SOUTHCOM (Comando Sur de los Estados Unidos), cuya misión es la de “conducir operaciones militares y promocionar la cooperación en seguridad para lograr los objetivos estratégicos de los Estados Unidos”, como señala Michel Chossudovsky, del Global Research, (7)….

    …El reportero de la BBC Andy Gallaguer declara también que anduvo por todas las partes de la capital durante el viernes, 15 de enero, y que “no observó nada más que cortesía de parte de los haitianos que encontró. En todas partes fue llevado por los moradores a ver lo que había sucedido en sus vecindarios, sus casas y sus vidas. Y entonces preguntaban: ¿dónde están las ayudas?” (9) A la declaración del secretario de defensa norteamericano que motivos de “seguridad” estarían impidiendo la distribución de ayuda, Gallaguer contesta que “yo no estoy viendo nada de eso” (9). Sobre la situación en el aeropuerto, informa que “hay una gran cantidad de material en el suelo y mucha gente allí. Yo no sé qué problemas hay con la entrega” (9). Igualmente, según palabras de un observador local, “los agentes de los medios están buscando historias de haitianos desesperados que estén actuando de forma histérica. Cuando en realidad lo más común es verlos actuar de forma sosegada, mientras que la comunidad internacional, la élite y los políticos están desquiciados con ese tema, y ninguno parece tener la mínima idea de lo que está pasando” (9)
    …No solamente no hay planes de transportar a médicos cubanos a la isla, sino que la ocupación del aeropuerto se dio inmediatamente después de la llegada de 30 médicos cubanos para reunirse con los cerca de 300 que ya estaban en la isla desde hace más de un año. Y muchos sospechan que algo podría tener que ver con la ocupación del aeropuerto. Trinidad & Tobago Express, por ejemplo, informa que “una misión de ayuda emergencia de la Comunidad Caribeña [Caricom] a Haití, incluyendo a jefes de gobierno y funcionarios técnicos de relieve, no pudo obtener permiso este viernes para aterrizar en el aeropuerto de ese país devastado, ahora bajo control de los Estados Unidos.” Además, “indagado acerca de si las dificultades encontradas por la misión de Caricom podrían estar relacionadas con informes de que las autoridades norteamericanas no estarían ansiosas en facilitar el aterrizaje de naves procedentes de Cuba y Venezuela, el primer ministro Golding [de Jamaica] contestó que ‘solamente espero que no haya ninguna verdad en ese tipo de pensamiento inmaduro, a luz de la espantosa extensión de la tragedia de Haití’…” (10).
    …Todos esos elementos justifican la sospecha de que está en marcha una macabra estrategia del caos para justificar una invasión y ocupación que por lo visto nada tendrá de humanitaria.

    http://alainet.org/active/35579

  • Miguel González

    A ver si va a resultar que el tan cacareado mundo mejor es aquel en el que se expulsa o lapida al que piensa diferente. ¡Lo que es la vida! En el momento en el que se formula cualquier idea, por novedosa que sea, pasa a estar en igualdad de condiciones que las demás y puede ser criticada, rechazada, asumida, matizada y nadie tiene que ser despreciado por ello. Salvo que alguien con un ADN especial se crea portador de la verdad absoluta. La frontera entre la libertad y el totalitarismo es delgada…

  • mªpilar garcía

    “¿Y si por fin tomáramos la delantera al dolor? ¿Y si nos atreviéramos a sentirnos humanidad sin que ningún cataclismo azote ninguna costa, y si nos atreviéramos a hermanarnos sin que tristes titulares asalten las cabeceras de los medios…? ¿Y si nos atreviéramos a ser una huma-unidad sin sorteo de calamidades, sin que los cadáveres se agolpen en ninguna arena, en ningún asfalto…?”

    Estoy de acuerdo… es un reto, que no deberíamos dejar pasar de largo…

    Y quizá, comenzaría una manera ¡Nueva! de vivir y ser… a pesar de los “cabezas vacías” de todo contenido de humanidad, hermandad, solidaridad… sus voces cansan, agotan, en su insufrible frivolidad y fanatismo.

    ¡¡Que pena, tanta vaciedad!! Hablan sin decir nada…
    mª pilar

  • Miguel González

    Curioso tratamiento a las opiniones que no encajan en el patrón estándar por parte de quienes dejan al descubierto su inseguridad. Es vieja y conocida la hoja de ruta: no nos vas a convencer, mejor vete; luego, visita al psiquiatra; después, pido a la administración que tal y tal. Escarceos previos a la lapidación. Penoso espectáculo.

  • ana rodrigo

    Asun firmo lo que tú dices, este elemento nos está echando a perder un foro de opinión y debate desde lo racional, es insoportable, es un enfermo. Como dice Luis Troyano que vaya a un siquiatra y que nos deje en paz.

  • Jftamames:

    Hasta ahora, te leo por curiosidad, como el que asiste a una función de feria. A fuerza de disparatado, hasta resultas divertido.
    Si fueses amigo mío, te recomendaría una visita al psiquiatra. No se que te crees tu, pero considero que haces un espantoso ridículo.
    Nadie tiene la razón al cien por cien, ni nadie está equivocado al cien por cien.
    En lugar de intentar sabotear, como quizá intentes. Te recomiendo prestes atención a los argumentos que en Atrio se vierten. Porque para un católico fundamentalista, pueden ser toda una revelación.
    Si expusieses tus argumentos con sinceridad y respeto, podríamos dialogar, de lo contrario solo te veremos como la “mosca cojonera” que espantamos molestos, hasta que el moderador diga –basta-.

  • Asun

    Esto no parece ya Atrio, es como una pesadilla que no tiene principio ni fin, por lo que me dirijo a la administración, para que consideren si vale la pena mantener esta casi tortura, por muy abiertos al encuentro que se dice aquí somos.

    Cuando la discrepancia en el debate nos lleva a alguna parte, pues bendita sea la diversidad que se armoniza en el respeto a la diferencia. Cuando se queda en un uso de San para mí, se trastoca el entendimiento en interrelación y sinergias constantes. La libertad sin bondad es como un salpullido por todo el cuerpo, cuanto más se quiere aliviar, más se multiplica y se expande.

    Y es que cuando la bondad se ausenta y deja a la libertad sola, lo agresivo está a las puertas, lo va devorando todo. Porque la libertad y la bondad van siempre de la mano y por igual, en quien se considera digno y valioso para sí y para los demás.

    Gracias de todos modos.

  • jftamames

    Pepe Sala, gracias por tu atención y lo dicho, no me dediques ni un mínuto más. Mira al frente y sigue cegado por la Aurora Boreal que llega desde vosotros, verdaderos creyentes, principes de la verdad revelada en el Cósmos. Lo que ya no sé es que pinta Munilla en el Atrio y en tus palabras. Si todo no es más que un fluir innexorable a la percepción luminosa, ponte las gafas de Sol y a esperar. Si te llevaron de pequeño a campamentos de la OJE, que le voy a hacer. Yo soy muy joven y lo único que estoy oyendo ahora es a Stone Roses. Un poco viejos pero aún aguantan. Sobre todo Everyday Now. Ya sé que es muy de hombre terraqueos, nada espirituales, pero es que con las música de relación me entran ganas de ir al wc.

  • jftamames

    ana rodrigo
    Esperar a la Aurora Boreal, de la Unidad de la Humanidad, para arreglar los problemas se llama postergar, pasar millas, escapismos, etc.
    Si la vida humana que perdemos cada día en los abortos y en el supuesto “conflicto vasco” no es algo más cercano, real, ya me dirás. A partir de ahí, esperemos a la Aurora, otra vez, de la igualdad del género humano en la hora final. Otra vez, a esperar. Otra vez, otros que ven más que los demás mortales. Otra vez…. Y de paso da igual, como lo que importa es el final, como ese paraíso de los conscientes es lo que vale la pena, lo que tenga que hacer AHORA, mentir, matar, reprimir, insultar y mentir, todo lo que haga falta, no es más que una expresión de los hermanos terrenales, no espirituales, que no se merecen más.
    Me gusta ser crítico, pensar por libre, ver las contradicciones de todos aquellos que quieren poner palabras a lo inefable, a lo que puede ser explicado con sólo la razón, y que nos lleva a la acción contemplativa.
    Si te parece mejor que pongo en modo místico cósmico y me entiendes mejor: “ Si notas que algo no suena bien en mis palabras es que aún estoy en el camino de la purificación interior a la búsqueda del Yo cósmico. Siento la llamada de Nueva Consciencia. Pero estoy en camino de ser un hombre planetario, no te preocupes. Mientras, ¡oh! seres superiores, guardianes del Atrio, habitantes de sacristías, supraconscientes, aceptar a este humilde hombre terreno. Ahora me acercare a la ventana a celebrar la vida porque sólo existe un solo tiempo: el acorde con los ritmos naturales. Amén, Aleluya, y viva la Aurora Boreal, que viva.
    Para finalizar podemos hacer una asamblea de videntes y elaborar un manifiesto conjunto:
    “Ante el conflicto provocado por el Tamames, creemos que es necesario que abramos un proceso de diálogo entre todas las partes. Sólo desde el diálogo y la compresión del Otro podremos entender las limitaciones históricas a las que se ha visto sometido ese Yo infraterrenal. Por eso pedimos a todos los agentes sociales implicados que desarrollen todo tipo de iniciativas para proponer esos cauces. Creemos que las vías represoras son de otros tiempos y lugares. A los familiares, que les fleten autobuses, bolsas de comida y paguen la peluquería que nos momento para ir de cualquier forma.
    Por último apelamos a la Armonía Cósmica que tena a bien mostrar el camino del Amor, la Tierra, el Lago Transparente y la Luz Polar a nuestro bien amado Tamames. Alejado, perdido y mal dirigido. Si no llueve, quedamos en la tasca Lolatutuañaturrua a los chiquitos. “

  • Gabriel Sanchez

    En primer lugar cabe decir que la ayuda llega por cuentagotas, a pesar de se han despachado toneldas de alimentos, mantas, agua…medicamentos etc…en una respuesta buena de la comunidad internacional con la emergencia, que sin embargo, en el Aeropuerto de Puerto Principe tomado por las tropas norteamericanas, con la anuencia de un Presidente…que no mando nunca y que desparo para otro país…en vez de encabezar la ayuda…han hecho que determinados vuelos se retrasen y otros aterricen màs rapido, desbiando a otros paises gran cantidad de aviones con ayuda, que esperan días…Lo interesante ademàs que la gestion con soldados de EE.UU. y de la Minutah…Es decir lleno de soldados Haiti…gastando sumas millonarias en su despliege…y hay un cuello de botella en el aeropuerto que no permite llegar la ayuda…

    Luego…cuando se salga de la emergencia se piensa mantener Haití ocupado por tropas como hasta ahora, con control politico extricto del Consejo de Seguridad que no permitía que las tropas hicieran labores de ayuda a la poblaciòn estando solo para reprimir, trabando aùn las pseudoreformas neoliberales de el titere Preval…

    O van a permitir que se implemente un reparto de tierra a los campesinos y a la poblaciòn desplazada y màs pobre de Haiti, que se les haga llegar tratores y se permita a las gremiales campesinas organizar y asesorar…junto con tecnicos, para encarar la posiblidad de una soberania alimentaria…y crear flujos de comerico exterior justo…Porque el terremo (que hoy muchos discuten si fue causado o un movimiento natural)…tuvo un impacto tan fuerte por Haití estaba debastada por el neoliberalismo…La ayuda debe llegar y deben el ejercito de los Estados Unidos dejar de estobar y colaborar para que la ayuda fluya…se estan muriendo personas de infecciones perfectamente curables con antibioticos, porque los mismos no llegan…no conozco al autor de este hilo, pero tengo serias discrepancias con su planteo.- Gabriel

  • ana rodrigo

    Discrepar es debatir sobre criterios diferentes pero razonables y razonados, pero lo que dice el tal Tamames y cito a continuación, sólo puede salir de un cerebro en el que alguna o varias neuronas están taradas. ¿Hay que “pasar” de estas burradas en atrio? ¿Con dejar de leer a esta persona se resuelve el problema? ¿ Atrio va a quedarse impasible ante tantas imbecilidades como las que escribe jftamames?

    Copio y pego sólo un botón de muestra, porque todo el comentario es como echarlo directamente a la basura:

    “Pero lo mejor del texto de Koldo es cuando se dirige a la Humanidad para que este ”unida en medio de la vida”. ¿Cuál? ¿La que ha sobrevivido a los abortos?”

    “Celebremos la vida, Koldo, ahora que estamos vivos, que vivimos en un país en el que se nos mata por pensar diferente.”

    Es difícl ser más miserable.

  • Pepe Sala

    Retiro mi postura en favor de la ” armonía en la diversidad”.

    Con tipos como Tamames no iría ni a recoger euros tirados por el suelo. Vaya comudura de tarro que muestra el muy jodido…

    Pasaré a engrosar la lista de quienes no leen ciertas intervenciones…lo ganaré en salud y evitaré una peligrosa diarrea mental, que dicen que se contagia mucho. Si lo sabrá el Tamames, por juntarse tanto con Munillas y ponerse demasiado ” cara al sol”…

  • jftamames

    María las antipodas es reconocer la miseria espiritual que deja a su suerte a toda las población de Haiti y venir con auroras boreales de un futuro que ya va siendo hora que le llamemos por su nombre: totalitarismo,
    María, las antipodas es reconocer de una vez que hay curas, laicos y religiosos que son los “espirituales” que tienen acceso a la supra-conciencia cósmica donde todo es Un Totalmente Tonto, a condición de que todo se pierda por el camino. Puede ser que los Munillistas NO existan. Puede ser que sin fantasmas no alimenta el seguir un día más viviendo en la mentira.

  • jftamames

    Perdón, el jefe ha despertado: España enviará a Haití un buque con 450 militares con quirófanos y 80 camas. La Alianza de Civilizaciones no ha cuajado.
    ¿Militares? Este ZP no está a lo que está. La Aurora Boreal no le ha llegado.
    Nuestro querido Koldo, que celebra la vida al ver Haiti, no celebra la vida que perdemos en cada aborto, que múltiplica el efecto de cualquier terremoto por 10, ni celabra la vida que perdemos con el ¿”conflicto vasco”?, ni con los que han sido perseguidos por la ¿utopia? socialista.
    Reconozco que no tengo cultura de vinos, de pinchos, y no puedo ver la Aurora Boreal cada mañana.
    Munilla ha visto el HOY miserable de quienes abandonan a su suerte a los que han atrapado a tantos en Haiti. Impresionante la mezquindaz de muchos. Ayer mismo atracaba un trasatlantico con la repulsa de los que clientes. Impresiona ver lo vivas que están las palabras de Munilla: mientras la sociedad consumista vive de espaldas de la realidad, tenemos las narices de llamar a la Aurora Boreal.

  • María

    A mi modo de ver este texto está en las antípodas de lo que dijo Munilla. Este texto se interesa, se preocupa por la tragedia que está padeciendo el pueblo haitiano. A Munilla poco le importaba, a no ser para compararla con lo que el llamó nuestra pobreza espiritual, un mal a su juicio mucho mayor. Son dos respuestas totalmente opuestas.

    Si los Munillistas lo permiten, sería bueno dejar de hablar de su obispo, y centrarnos en Haití, que es lo realmente importante. Cómo podemos ayudar de una manera real y efectiva una vez que pase la urgencia de estos dias, cuando ya no sea noticia, algo que pueda mantenerse a lo largo del tiempo.

    Donde yo vivo la respuesta ha sido muy generosa. El llamamiento del Comite de Emergencia para los Desastres (DEC), un paraguas que abriga a varias ongs que trabajan internacionalmente, hizo un llamamiento al público (sólo se hace cuando se dan circunstancias extraordinarias) y han reunido en una semana venticinco millones de libras esterlinas. Se puede contribuir desde cualquier banco y desde las oficinas de correos de todo el país. Han empezado a trabajar bastante rápidamente a través de la gente que ya tenían en Haití o de organizaciones locales asociadas.

    Es esencial, y el texto lo sugiere, una mejor organización a nivel mundial para estas emergencias. Se pierde mucho tiempo, muchas vidas, por la desorganización de los primeros días que siempre tenemos.

  • Pepe Sala

    Me quedo con este deseo ¿ utópico?…claro, mientras la parte más poderosa de la sociedad se niegue a ello seguirá siendo utópico:

    “”El mayor reto humano no es el cambio climático, por gravísimo que se manifieste este problema, el superior desafío lo sigue constituyendo la conquista de mayores cotas de unidad y armonía en la diversidad.””

    No creo que mi paisano Botín esté muy de acuerdo con la ARMONIA EN LA DIVERSIDAD. Tampoco Rouco Varela, Munilla, Razinquer Z. y varios participantes de ATRIO lo verán con buenos ojos.

    El TESON es el mejor camino hacia la esperanza.

    ¡¡¡ Seguiremos todavía !!!

  • ana rodrigo

    Voy a exponer mis pensamientos acerca de la tragedia de Haití.

    -Yo personalmente, lo primero que hice fue hacer mi pequeña aportación para ayudar a nuestros hermanos y hermanas haitianos.

    -Esperaba que, dado el alto nivel tecnológico y de comunicaciones del que dispone la humanidad en estos momentos, mi ayuda y la de tantísima gente, llegase cuanto antes a los y las necesitadas.

    -Pasada una semana, constato con impotencia por lo medios de comunicación que la gente sigue en su desesperación sin que les llegue todo lo que ya está en Haití.

    -Como tantas personas, sigo sin entender cómo puede ocurrir esto.
    -El terremoto no ha distinguido entre ricos y pobres, entre edificios mal o bien construidos. Palacios, edificio de la ONU, catedral, colegios, viviendas, el terremoto se lo ha llevado todo.

    -Si este pueblo ha tenido tan mala suerte, ¿podemos hacer algo para que su futuro sea mejor?

    -Es alentador ver la solidaridad internacional y la individual con nuestras pequeñas aportaciones. Esperemos que, en este caso, se controle la corrupción y todo llegue a sus destinatarios, las víctimas.

    – Es gratificante que tantas instituciones y personas católicas y onegs estuviesen allí trabajando por el pueblo y que a su vez, hayam compartido el mismo destino, es decir, hayan perdido la vida junto a sus hermanos

    En otro campo, desde hace muchísimo tiempo sabíamos de la situación de pobreza, la historia de sus avariciosos dictadores, y la historia de desgobierno que había en aquel país. Si, a pesar de la ayuda de la ONU las cosas seguían igual ¿qué estaba pasando en Haití? Confiemos en que su futura historia sea mejor.

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Socorro! Me persiguen. Ahora es Nieves (militante feminista), la esposa de Rogelio
    Pero igual ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ••••••••
    UNICEF: Preocupa riesgo de tráfico de menores en Haití
    La representante de la Unicef en América Latina y El Caribe, Tamara Hahn, señaló que al caos que impera en Haití se suma una preocupación más: los niños.

    Detalló que poco se sabe de ellos pero mucho se teme, pues son los más vulnerables. Y es que en una situación de desastre como la que vive ese país, el tráfico ilegal de menores es un riesgo, y la Unicef ya trabaja para atenderlo.

    En entrevista, Tamara Hahn, oficial de Comunicación de Unicef en esa región, explicó que se prepara la habilitación de centros de recepción de menores en lugares seguros, donde se dé asilo a los infantes que quedaron sin padres.

    La representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), quien se encuentra en Puerto Príncipe, dijo que aún no se tiene una cifra de todos los menores heridos, en desamparo o que perdieron la vida.

    Expuso que muchos quedaron huérfanos, y permanecen en shock sicológico y heridos en hospitales pequeños, lo que los hace vulnerables al tráfico ilegal o explotación, pues en Haití impera el caos por la falta de atención y de autoridades.

    Por ello, la Unicef efectúa recorridos por hospitales y plazas donde se encuentra la población, a fin de comenzar la identificació n de menores y la búsqueda de sus familiares.

    Explicó que se ha detectado que los niños están muy traumatizados, por lo que una vez que se habiliten los centros de recepción, además de brindarles atención médica, comida y agua en un lugar seguro, se les brindará apoyo sicológico, en tanto se busca contactar a algún familiar.

    Tamara Hahn indicó que en ocasiones no se encuentra a ningún tío, tía, primo, hermano o abuelo, y es entonces cuando los niños deben ser reubicados en orfanatos.

    “Para nosotros no es lo ideal, no es la primera línea, pero en el caso que no se encuentre la familia, los niños quedan en la orfandad”.

    La representante de la misión de Unicef en Haití solicitó tomar en cuenta las necesidades de los niños y donar ropa, comida y ayuda para ese sector de la población.

    Pidió asimismo no olvidar a los menores, pues “las carencias de los niños Haitianos no son sólo de hoy, mañana, o las próximas dos semanas, sino que se acentuará durante los próximos años”.

    http://www.cronica. com.mx/nota. php?id_nota= 481628

    Fuente Alianza por tus derechos

  • jftamames

    “Ya aprendimos a arañar juntos los escombros, arañemos ahora también juntos el futuro para que los techos no se desmoronen y la miseria tampoco cunda bajo ellos”.
    Sin tanta poesía mal traída, es justo lo que Munilla quiso decir. Se ve que este Koldo tiene la suerte de no ser obispo y fundamentalista, un verdadero creyente, con la superconciencia cósmica y con experiencias del Totalmente Huido en Combate.

    Pero dice más:
    “Arañemos juntos la aurora de una humanidad unida en el desastre, pero sobre todo unida en medio de la vida; juntos en las ruinas, juntos levantando las ciudades desplomadas, juntos testimoniando una nueva era de justicia y solidaridad por siempre en la tierra”

    Ufff. En el mundo real, en el HOY de la Historia, los que van y pueden ir son los Marines USA. Hasta que los grandes gurús de la superconciencia lleguen al poder y puedan crear esa nueva Sociedad de la Aurora Boreal, nos tenemos que conformar con que unos soldados saquen las cosas adelante.
    Como dice el profeta, el que tiene poderes para oler el azufre del Demonio en los atriles de la ONU, este movimiento no es más que una amenaza para la revolución del socialismo real, bolivariano. Este profeta, el que ha hecho la opción preferencial por los pobres, está esperando a vigilar a los “hombres carnales” del capitalismo salvaje. Y Sharkosi, como no tiene mucho más que decir, ni que hacer, se queja de que hayan llegado antes que él.
    Pero lo mejor ha sido Europa. Zapatero, en un rapto de respeto a la Alianza de las Civilizaciones, está aún preparando las ayudas con Turquía, supongo.
    Pero lo mejor del texto de Koldo es cuando se dirige a la Humanidad para que este ”unida en medio de la vida”. ¿Cuál? ¿La que ha sobrevivido a los abortos? ¿La que celebra que durante décadas el 80% de los países estén en vías de desarrollo tras dictaduras del socialismo? Será la vida de los supervivientes a tanta cultura de la muerte y la destrucción. Celebremos la vida, Koldo, ahora que estamos vivos, que vivimos en un país en el que se nos mata por pensar diferente. ¿O sí? No, perdona, el terremoto está muy lejos, tan lejos que uno puede hacer poesía de la vida y de la Aurora Boreal.
    Llega el momento en que las voces de muchos están vacías, huecas de poder moral, manchadas de cobardía y de alineamiento con los poderes, de servilismos ideológicos y económicos. Llega un momento en que esos llamamientos a la Aurora Boreal son brindis al Sol, meras intenciones huecas cuando cerca, muy cerca, se celebra la cultura de la muerte y la doble moral. Y que cada palo aguante su vela.

  • oscar varela

    Hola!

    Mi amigo Rogelio es una metralladora …
    Será hasta que yo aprenda sus investigaciones!
    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ••••••••••
    Oscar, el documento adjunto ya es un poco viejo (de 2005).
    Sin embargo, puede servir para comprender mejor lo que pasa en Haití.
    Rogelio.
    ••••••••••
    HAITÍ: EL PRECIO DE LA LIBERTAD
    El precio de la libertad es una hermosa figura retórica para todos los países, excepto para Haití.
    La Habana (Cuba) – 17 de marzo de 2005

    La más desdichada de las naciones americanas fue la única sobre la tierra obligada a pagar en oro por su libertad. En 1814 Francia le exigió 150 millones de francos, porque con su revolución perdió la colonia más próspera en la que 450.000 esclavos, explotados por 40.000 blancos, producían casi todo el azúcar y el café que consumía Europa. Hubo regateo y la cifra se redondeó en 90 millones. Cuando en 1883, concluyeron los pagos, París reconoció su independencia.

    189 años después, en el 2003, Jean Bertrand Aristide, el único presidente haitiano electo en dos ocasiones, reclamó la devolución de la gabela que calculó en 21.685 millones de dólares actuales. Jacques Chirac envió a Regis Debray quien, con la ambigüedad que lo caracteriza, reconoció la legitimidad, tanto del cobro, como de la devolución demandada. En lugar de pagar, Francia se unió a Estados Unidos para, a punta de pistola, sacar del palacio a Aristide y enviarlo a los confines de África.

    Francia no accedió a la reclamación, no sólo porque el sufrimiento humano es impagable y porque ninguna reparación pecuniaria podrá devolver las vidas sacrificadas durante la trata de esclavos, cuyo número supera al total de muertos en la II Guerra Mundial. El dato no conmueve las conciencias europeas, porque sucedió hace demasiado tiempo y le ocurrió a otros.

    En los tres siglos que duró la trata, alrededor de 100 millones de africanos, cazados como fieras y vendidos como bestias trabajaron gratis para Europa en sus colonias de América, medio millón de ellos en Haití donde la supervivencia de un esclavo no llegaba a diez años, tiempo suficiente para que los amos amortizaran la inversión.

    Acceder a la demanda haitiana hubiera provocado un efecto dominó.

    Utilizando como base de cálculo los salarios y las prestaciones dejadas de pagar durante 300 años, el valor de su aporte productivo y la indemnización a que tienen derecho por haber sido apresados y traídos a América contra su voluntad, Portugal le debe más a Brasil de lo que este país le debe a la banca internacional y el PIB de una década no le alcanzaría a España para pagar el oro de México y el Perú, la plata de Potosí, las maderas preciosas, las gemas, los cueros, las pieles y las plumas, así como los derechos de propiedad que corresponden a los pueblos aborígenes por los cultivos y las tecnologías de su invención adoptados por Europa.

    Nunca, cuando se hace referencia al relampagueante éxito económico de los agricultores norteamericanos, se recuerda que durante tres siglos, más de diez millones de esclavos jóvenes y fuertes, trabajaron gratis para América que le pago con la ingratitud.

    La revolución de independencia norteamericana tuvo lugar en 1776, pero la esclavitud no fue abolida hasta 89 años después, cuando en 1865 se promulgó la decimotercera enmienda de la Constitución, hecho que sin embargó no suprimió la segregación racial, vigente durante otros 99 años más hasta que en 1964 fue eliminada a instancias del presidente Kennedy.

    El error de Aristide recuerda aquel en que incurrieron sus antepasados que en 1791, se inspiraron en las nobles y elevadas ideas de las revoluciones de los Estados Unidos en 1776 y de Francia en 1789, sin percatarse de que se trataba de revoluciones sólo para blancos. Todavía el Tercer Mundo no ha comprendido que cuando occidente habla de libertad y de derechos, se refiere a los suyos, nunca a los de otros.

    Por ser el primer país americano en abolir la esclavitud, Haití soportó un dilatado y férreo bloqueo. Francia no lo reconoció hasta 1825 y Estados Unidos, lo mismo que El Vaticano, tardaron 60 años.

    Un año después de que los Estados Unidos y Francia, apoyados en una manga de facinerosos expulsara del poder a Jean Bertrand Aristide y gestionaran el compromiso de la ONU, para legitimar una burda invasión, increíblemente asumida por varios países latinoamericanos, nada ha ganado el pueblo haitiano que no tiene más libertad ni menos hambre.

    De los 1.080 millones de dólares que fueron sumados en la Conferencia de Donantes de Washington, apenas se han materializado 80, la mitad de ellos invertidos en las elecciones previstas para fines de año y el resto utilizado por la corrupta burocracia importada directamente desde los Estados Unidos.

    El único resultado tangible de la invasión es la presencia de casi siete mil tropas extranjeras. Estados Unidos, Francia y Canadá que nunca se preocuparon por la suerte del pueblo haitiano, tampoco lo hacen ahora y los grandes países latinoamericanos que pudieran haber aportado la sensibilidad y la solidaridad, increíblemente han caído en la trampa y se han prestado a la maniobra.

    Tal vez alguna vez lleguen a organizarse elecciones realmente libres, Aristide vuelva a ser electo y todo comience otra vez. Lamentablemente la historia volverá a depender de Estados Unidos porque Haití, sin dinero ni amigos y sin ningún recurso explotable, no puede pagar su libertad.

    ALTERCOM – Jorge Gómez Barata – Profesor universitario, investigador y periodista cubano, autor de numerosos estudios sobre EEUU.

  • oscar varela

    Hola!
    En diálogo permanente, recibo de mi amigo y polémico historiador Rogelio:
    ¡Vamos todavía! – Oscar
    •••••••••
    La televisión nos muestra escenas de la vida en Haití luego del terremoto.
    Las haitianos, a través de los siglos, no sufrieron solamente a causa de desastres naturales.
    Durante el siglo XVIII, la isla era una colonia de Francia, y producía azúcar. Los haitianos eran, por 90 %, esclavos negros, explotados por 10 % de franceses blancos.
    Aquí van, Oscar, unos apuntes que dejan ver como funcionaba esta sociedad esclavista.
    Rogelio.
    ••••••••••••••••
    El Código Negro

    El “Código Negro”, promulgado en 1685 por el rey Luis XIV, regula todo lo concerniente a los esclavos negros en las colonias francesas del Caribe.
    Se aplicaba en las islas de La Martinica y Guadalupe, colonias francesas, y luego en Haití..
    En estas islas, la esclavitud comenzó en 1641, fue abolida por la revolución francesa en 1794, fue restablecida por Napoleón en 1802, fue abolida definitivamente por el gobierno que surgió de la revolución parisina de 1848. Hoy, los negros de La Martinica y Guadalupe son ciudadanos libres, pero siguen sufriendo algunas discriminaciones.
    •••••••••••
    El código tiene 60 artículos. Aquí van algunos :.

    7) Los esclavos no pueden tener mercado; las mercaderías serán confiscadas, y ellos multados.
    9) Concubinato entre libre y esclava : multa de 2000 libras de azúcar; la esclava y el niño nacido serán confiscados; si el hombre libre es soltero, puede casarse con la esclava.
    11) Los esclavos no pueden casarse sin consentimiento de sus dueños.
    12) Los niños que nacen de esclavos serán esclavos y pertenecerán al dueño de la madre.
    13) Si el padre del niños es libre, igualmente el niño será esclavo del dueño de la madre.
    15) Si un esclavo es encontrado con arma o palo : castigo con látigos.
    16) Esclavos de dueños diferentes : no pueden agruparse, ni reunirse para fiestas, ni siquiera para bodas … Si lo hacen : látigos, flor de lis (con hierro caliente); en caso de recidiva : muerte.
    18-21) Se les prohíbe vender por cuenta propia caña de azúcar o cualquier otro producto de la tierra; las mercaderías serán confiscadas, y el dueño del esclavo multado; si el esclavo vende por cuenta del dueño, será bajo estricto permiso y control del dueño.
    23) Se prohíbe suministrar bebida alcohólica a los esclavos.
    24) Se prohíbe dar tiempo al esclavo para que produzca su alimento por sí mismo.
    28) No pueden poseer bienes propios, ni recibidos ni heredados; no pueden hacer heredar a los hijos.
    30) No pueden ser administradores, ni ser empleados, ni testificar, ni ser partes civiles.
    32) Pueden ser perseguidos judicialmente; si golpearon al dueño con sangre : pena de muerte.
    34) En caso de excesos contra personas libres : severamente castigados, y eventualmente de muerte.
    35) En caso de robo de caballos, cabras, vacas : severamente castigados, eventualmente de muerte.
    36) En caso de robo de gallinas, mandioca, verdura : pegados con varas, eventualmente marcados.
    38) Esclavo fugitivo por más de un mes : orejas cortadas, y marcado.
    En caso de recidiva, corva cortada, y marcado en el otro hombro.
    En caso de nueva recidiva, muerte.
    39) Si un liberto da asilo a un fugitivo : multa de 300 libras de azúcar por día.
    40) Si un esclavo es castigado por haber intervenido en una muerte, será ejecutado; previamente, será tasado, y el importe será entregado al dueño.
    42) Un dueño de esclavo no puede hacerlo pegar con varas, salvo que sea merecido. Si el dueño tortura o mutila, el esclavo puede ser confiscado.
    44) Los esclavos son “muebles” : no sirven como garantías hipotecarias.
    45) Los esclavos pueden ser embargados para cubrir deudas de sus dueños.
    49) En caso de esclavos embargados : no se puede embargar al hijo nacido durante el embargo.
    54) Los que administran tierras que incluyen esclavos deberán indemnizar (al dueño del esclavo) si el esclavo muere o se enferma.

Deja un comentario