Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 29-8-14, 10:26

Equipo Atrio: Así es Carlos Osoro, el sucesor de Rouco Primer encuentro con los periodistas

X. Gundín: Creo que vale la pena leer estas cuentas que sobre la posible reforma electoral echa el analista Miquel: lavozdegalicia.es

Maria Landi: Nuevas informaciones: Una-tregua-incierta-en-medio-de-las-ruinas/

Equipo Atrio: Este es el compañero de Javier Pajares, Patrick Nmhamszde, que murió de ebola el pasado lunes 4 ¿Cómo es la realidad de un [...]

Honorio Cadarso: A Nacho y otros soñadores: Cena y Gaupasa en Bilbao

Jorge Gerbaldo: Próximo al aniversario de su martirio, en el blog de Leonardo Boff, sobre el Mártir Obispo Enrique Angelelli:

ELOY: UN ENGAÑO DE 34 AÑOS http://elpais.com/elpais/2014/07/25/opinion/1406317004_416206.html

María: Mirad la foto de la verguenza Una foto del parlamento europeo vacío mientras se trata de la masacre en Gaza (Difundida por Podemos) uenza

María Landi: ¿Ha provocado Hamas el ataque israelí contra Gaza? Un magnífico artículo traducido por un compañero en su blog Disenso

Rodrigo Olvera: interesante y clara sobre diseño inteligente en la historia de la ciencia Vídeo de TSN (18 m.)

Equipo Atrio: Ataques israelíes a civiles palestinos de Gaza: "A sangre y fuego". RT sobre los bombardeos

mª pilar: Un abrazo entrañable para Juana, para los dos,ánimo y adelante.

» Pon una nota



Autores

Fechas

Calendario

Febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2588 Artículos. - 47523 Comentarios.

Semillas transgénicas y agricultura ecológica

 Con este texto, la profesora Mertxe Renobales contesta directamente a quienes la hemos felicitado y opinado sobre su estudio premiado. Plantea de manera más clara su pensamiento y no excluye, aunque no lo asegura por sus ocupaciones y viajes, posteriores intervenciones en el diálogo que se suscite en ATRIO. 

 En primer lugar quiero pedir disculpas por mi demora en escribir este texto, y porque me ha salido más largo de lo que quería en un principio. También agradecer a todos las opiniones que habéis expresado, tanto en un sentido como en otro, sin conocer todavía el trabajo, pues para mí todos los puntos de vista son importantes, máxime cuando se expresan con respeto como así ha sucedido.

La Sociedad Internacional de Bioética (www.sibi.org) ha publicado mi estudio pero el libro no es comercial. Lo envían a los que lo soliciten (bioetica@sibi.org) a cambio del coste de los gastos de correo. Dentro de unos días entiendo que colgarán el archivo pdf del mismo en su página web y se podrá descargar sin coste adicional alguno (excepto papel y toner para imprimirlo).

Este estudio es fruto de una asignatura sobre alimentos transgénicos que solicitaron los alumnos de Ciencia y Tecnología de Alimentos en 1998 y cuya docencia me encargó mi departamento en aquel momento. Confieso que al principio me dio mucho respeto, por no decir miedo, porque no sabía qué iba a encontrar al preparar la asignatura, teniendo en cuenta la polémica que estaba montada a nivel europeo e internacional. Hasta aquel momento siempre había explicado asignaturas sobre temas exclusivamente científicos y ahora me enfrentaba a un tema que, además de científico y técnico, tenía también unas dimensiones sociales y éticas que para mí eran totalmente desconocidas.

Pero el miedo se supera con el conocimiento. Así que me embarqué en este tema con ganas y en seguida me convencí de su gran interés.

A lo largo de estos años, además de aprender y entender la ciencia que hay detrás de los cultivos transgénicos, he aprendido también mucho sobre los cultivos tradicionales, incluidos los ecológicos, para tratar de comprender lo mejor posible las diferentes posturas que hay en nuestra sociedad en torno a los alimentos transgénicos.

Debido a mi formación científica y a la extensión limitada impuesta por las bases de la convocatoria (40.000 palabras incluyendo absolutamente todo), me he centrado, sobre todo, en los aspectos científicos y técnicos. Analizo también, aunque quizá más brevemente de lo que a algunos os habría parecido adecuado, la importancia de los aspectos socio-económicos de las explotaciones agrícolas, sobre todo de los pequeños agricultores, para permitir elevar su nivel de vida y mantener sus actividades culturales propias.

La propuesta que he hecho en este trabajo se resume en su título: “Alimentos más sostenibles: las semillas transgénicas en la agricultura ecológica”. Para ello me he basado en los puntos siguientes (las referencias bibliográficas que he utilizado están todas citadas, y son accesibles libremente):

  •             – la ética de la responsabilidad de Hans Jonas (Imperative of Responsibility), y lo que otros autores entienden por sostenibilidad, para definir un concepto de sostenibilidad aplicado a los alimentos incluyendo su producción.
  •             – la documentación científica que avala, por una parte, que los alimentos transgénicos autorizados en Europa y Estados Unidos son, por lo menos, equivalentes desde el punto de vista nutricional a los convencionales no transgénicos (algunos son incluso claramente mejores: ejemplos más abajo); y, por otra, que la concentración de compuestos nutricionales (macro- y micro-nutrientes) en los alimentos ecológicos es equivalente a la de los alimentos convencionales no ecológicos. Los cultivos transgénicos se someten a rigurosas pruebas para asegurar que no son dañinos para el ser humano ni para el medio ambiente. No existe ninguna ley en ningún país del mundo (que yo sepa) que obligue a hacer lo mismo con los cultivos convencionales ni ecológicos.
  •             – la documentación científica que avala que las plantas que nos sirven de alimento no son naturales (aunque nos resulte difícil de creer), puesto que sus genes están muy alterados con respecto a las especies originales silvestres que han utilizado nuestros antepasados para obtenerlas a lo largo de muchos siglos. Incluyo aquí una breve explicación de las técnicas que se utilizan actualmente para la mejora convencional (no transgénica) de los cultivos modernos (ejemplos más abajo).
  •             – la documentación científica que indica que las plantas transgénicas no plantean, en general, problemas diferentes ni más graves para el medio ambiente que los que plantea el cultivo de semillas convencionales utilizando las prácticas agrícolas habituales. Es más, en muchos casos (ejemplos más abajo), las semillas transgénicas aportan ventajas claras para el medio ambiente con respecto a las convencionales.
  •             – la documentación científica que explica los aspectos más positivos para el medio ambiente de la agricultura ecológica (por ejemplo, no utilización de plaguicidas de síntesis química ni fertilizantes solubles), y también los aspectos menos positivos (su menor productividad por esta, y otras, razones).

Desde que el precio de los alimentos básicos subió tan escandalosamente en 2007, el Director de la FAO, Jacques Diouf, ha dicho repetidas veces que es necesario incrementar la productividad de la agricultura allá donde se necesita. No debemos olvidar que en este momento, con aproximadamente 6.500 millones de personas en el planeta, disponemos de unas 0.34 hectáreas (1 hectárea es algo mayor que la extensión de un campo de fútbol medio). Producir alimentos en lugares lejanos y transportarlos a largas distancias tiene también su coste ambiental, económico, y político, y con frecuencia los deja fuera del alcance de los sectores más humildes de cada país. El coste social de una producción lejana puede ser muy alto porque, entre otros problemas, poco a poco destruye el entramado productivo de una sociedad.

Ejemplos de lo que he dicho antes:

  •             – transgénicos que son más seguros que los convencionales y/o ecológicos: el maíz resistente a insectos o “maíz Bt”. Tiene una concentración considerablemente inferior de fumonisinas (compuestos tóxicos que se sospecha son cancerígenos cuya concentración máxima está regulada por la ley, al menos en Europa que yo sepa) que los convencionales. Esto es debido a que la planta produce su propio insecticida (que, además, es el mismo que autoriza la agricultura ecológica; en este último caso se fumiga la preparación sobre la planta), protegiéndola contra el ataque del insecto denominado “taladro”. Como consecuencia, la planta no está dañada y el nivel de infecciones secundarias de hongos patógenos microscópicos es muy bajo.
  •             – transgénicos con mayor nivel de nutrientes que los convencionales y/o ecológicos. El Arroz Dorado (www.goldenrice.org) acumula el precursor de la Vitamina A que, además de prevenir la ceguera, tiene otras funciones muy importantes en el organismo, incluyendo la prevención de determinadas malformaciones en el feto (mujeres con déficit crónica de vitamina A). Se espera su comercialización en un par de años. Otro ejemplo: maíz con mayor concentración de lisina, aminoácido esencial para el ser humano. La proteína de maíz sería de mejor calidad que la actual. En un futuro próximo podemos tener una amplia gama de cultivos transgénicos con mejoras nutricionales importantes. En las sociedades desarrolladas puede que no nos resulten de interés porque tenemos la suerte de poder disfrutar de una dieta equilibrada, pero esto no es así en todos los países ni para todos los sectores de la población.
  •             – ¿por qué digo que las plantas que nos sirven de alimento no son naturales? Porque no pueden vivir en un habitat natural (no un campo cultivado) sin la ayuda del ser humano: la selección –insconciente en su mayor parte- a la que hemos sometido estas plantas desde el neolítico ha hecho que ni los humanos podamos ya vivir sin ellas, ni ellas sin nosotros. Un ejemplo sencillo: las plantas producen semillas para reproducirse, no para que nos sirvan de alimento. Las semillas del maíz, perfectamente pegadas a la mazorca y protegidas por varias capas de hojas que no se desprenden fácilmente, se pudren antes de germinar si la mazorca cae al suelo y se la deja sin hacerle nada. Las frutas sin semillas, obviamente no pueden reproducir la planta. Las técnicas modernas convencionales para mejorar los cultivos incluyen el tratamiento de las semillas con productos químicos mutagénicos y con compuestos radioactivos. De estas maneras se induce la aparición de cambios en los genes que dan lugar a características interesantes (por ejemplo: resistencia a algunos herbicidas; hay cultivos convencionales con la misma mutación que le da esta resistencia al cultivo transgénico).
  •             – algunos aspectos medioambientales conflictivos. Es cierto que el uso del herbicida glifosato ha aumentado considerablemente. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el glifosato es mucho menos tóxico para los animales y otras plantas, y mucho menos persistente en la naturaleza, que los herbicidas a los que ha sustituido. Los cultivos resistentes a herbicidas facilitan mucho al agricultor la gestión del campo: hay que hacer menos aplicaciones de herbicida (considerablemente menos gasto de gasoil, menos emisiones de gases, y menos tiempo invertido),y se utiliza, en general, menos cantidad de herbicida por aplicación. Además, favorecen el uso de técnicas de agricultura de conservación (sembrado sobre los rastrojos del año anterior) que evita la erosión de la capa más fértil del suelo. Sí es cierto que han aumentado las especies de malas hierbas resistentes a este herbicida, y también es cierto que se pueden eliminar con una aplicación adecuada de otro herbicida, por lo que no son totalmente incontrolables. En general, los cultivos tolerantes a herbicidas reducen los costes al agricultor, incluido el pequeño agricultor, a pesar del coste adicional de las semillas (por término medio un 20% más caras, al menos en España). Recordemos que en muchos países en desarrollo, particularmente en África subsahariana, el “herbicida” habitual se llama “mujeres y niños”.
  •             – los agricultores saben que no pueden guardar la semilla de un año para otro de los cultivos, transgénicos o convencionales, que utilizan semillas híbridas. Esto se debe a que las características del cultivo del 2º año no tienen nada que ver con las del primer año. Por esa razón, tienen que comprar semilla todos los años (convencionales o transgénicos). En los cultivos de polinización abierta, sí se puede guardar la semilla de un año para otro sin cambios muy profundos.
  •             – el sistema “terminator” que convierte en estériles las semillas del 2º año de un cultivo transgénico NO se ha comercializado en ningún cultivo, en ningún país del mundo. Es cierto que existe y funciona así, pero no se ha comercializado: no hay ningún cultivo comercial que lo lleve.
  •             – productividad de los cultivos ecológicos. Debido a las prácticas agronómicas para controlar las plagas y malezas, y al uso de los llamados “abonos verdes”, la productividad de la agricultura ecológica es, en general, entre el 20 y el 30% menor que la de la agricultura convencional. Por eso, si esta fuera la forma predominante de producir alimentos para todos los habitantes del planeta, necesitaríamos un 20-30% más de terreno. En este momento estamos utilizando prácticamente todo el terreno cultivable del mundo de mejor calidad (datos de la FAO), por lo que habría que utilizar hábitats naturales con lo que esto implica de destrucción de biodiversidad animal y vegetal. Una posibilidad es utilizar algunas semillas transgénicas que aumenten la productividad por el sencillo procedimiento de reducir las pérdidas.

 

En este trabajo propongo que la agricultura ecológica, manteniéndose fiel a su filosofía de no utilizar estos plaguicidas de síntesis, permita la utilización de algunas semillas transgénicas. ¿Cuáles? Aquellas que no necesitan estos plaguicidas para su cultivo: por ejemplo, las plantas resistentes a insectos que fabrican su propio insecticida, como ya hemos dicho. Otro ejemplo son las plantas resistentes a virus y enfermedades: la propia planta está, como si dijéramos, “inmunizada” contra el ataque de algunos virus. Teniendo en cuenta el cambio climático que parece difícil de evitar, pensemos lo útiles que pueden resultar las plantas tolerantes a la sequía (en vías de comercialización) que crecen bien con 20 ó 30% menos de agua que las convencionales. La lista es larga.

Además de preocuparnos del medio ambiente, la sostenibilidad de los métodos de producción de alimentos nos lleva a preocuparnos de las personas de nuestro entorno que se dedican a producirlos. La actitud “anti-transgénica” tan generalizada en nuestra sociedad afecta a muchos agricultores que se quejan de la pérdida de competitividad, ya que se permite la importación de una serie de alimentos transgénicos, pero no su cultivo, excepto el maíz resistente a insectos. En estos últimos días los periódicos en España han hablado de que los agricultores andaluces están reclamando que se autorice el cultivo del algodón resistente a insectos para disminuir las graves pérdidas que están teniendo. En caso contrario, es posible que desaparezca el sector algodonero del estado español.

La implicación de grandes multinacionales en la producción y comercialización de la mayoría de las semillas transgénicas y algunos herbicidas utilizados con ellas ha contribuído mucho a generar desconfianza en la sociedad. Las pruebas para determinar si un cultivo o alimento transgénico es dañino para el ser humano y/o para el medio ambiente pueden llegar a costar alrededor de 80 millones de euros (en tiempo, personal y materiales). Esta inversión no está al alcance de centros públicos de investigación ni de pequeñas empresas productoras de semillas. En mi opinión, las pruebas son totalmente necesarias, pero a veces pienso si no nos habremos pasado exigiendo algunas pruebas que pudieran ser redundantes… Es verdad que con las multinacionales farmacéuticas (algunas son las mismas) suceden cosas parecidas, pero en ningún momento se nos ocurre decir que no necesitamos medicamentos, sino que exigimos (hasta donde podemos) que se abarate el coste de algunos de ellos para determinados países en desarrollo (ej: antirretrovirales para África subsahariana).

Nuestra actitud europea “anti-transgénica” tiene también una gran influencia en países del tercer mundo, particularmente en África subsahariana, que han rechazado los cultivos transgénicos, y todavía los rechazan incluso en situaciones de hambruna, en muchos casos por no perder el lucrativo mercado europeo para sus exportaciones. Sin embargo, estas exportaciones benefician muy poco, o nada, a los agricultores pequeños y de subsistencia que son los que sufren las hambrunas por falta de semillas de alta productividad que ellos mismos puedan cultivar.

Todos sabemos que las panaceas no existen, que no vamos a encontrar un método de producción de alimentos totalmente libre de todo tipo de problemas, que sirva en todos los lugares y climatologías, y para todos los cultivos. Y que proporcione alimento suficiente para todas las personas, allá donde se necesite. Mi propuesta, pues, trata de buscar puntos comunes para resolver un gran problema, combinando los aspectos más positivos de la agricultura ecológica con la utilización de unas semillas que pueden permitir mejorar su productividad, respetando siempre la filosofía de la agricultura ecológica. Seguramente a muchos os parecerá que esta propuesta es inaceptable. Animo a que la examinemos entre todos tratando de verla lo más objetivamente posible y tratando de superar este enrocamiento de las posiciones actuales, por uno y otro lado, para poder avanzar en la difícil tarea de proporcionar alimentos a toda la humanidad, allá donde se necesitan, utilizando todas las tecnologías a nuestro alcance porque el desafío es muy grande.

Gracias por vuestro interés en este tema tan polémico.

Un abrazo,

Mertxe de Renobales Scheifler

78 comments to Semillas transgénicas y agricultura ecológica

  • pepe blanco

    Aunque supongo que más de una vez habré comido transgénicos sin saber que lo eran, la verdad es que cuando lo pienso me dan un poco de yuyo. ¿Miedo irracional? Puede ser, pero de la misma manera que nunca se comercializan medicamentos sin antes haber hecho los ensayos clínicos pertinentes y obligatorios y a veces ha sucedido que con el tiempo se han descubierto efectos secundarios no previstos, ¿qué garantía tenemos de que dentro de veinte años no se descubrirán efectos adversos de los transgénicos? Si es una investigación relativamente reciente, ¿cómo se puede estar tan seguro de que no van a tener efectos adversos a largo plazo?

  • Luis González Morán

    Sin ánimo de terciar en la polémica, quiero transcribir el párrafo con el que Mertxe abre su trabajo de investigación (que yo sí que he leído) y que, a mi modo de ver, clarifica mucho su posición y da respuesta a muchas de las intervenciones (con diverso nivel de justificación) que se han sucedido en esta entrada.
    Escribe Mertxe literalmente: “En Europa, principalmente, y también en Estados Unidos de América existe hoy día un intenso debate entorno a la producción de alimentos de origen vegetal. Junto a otros temas, en el foco de la polémica se sitúan las técnicas de la agricultura ecológica (orgánica en los países anglosajones) frente al uso de semillas transgénicas en la agricultura convencional. Alimentos ecológicos y alimentos transgénicos tienden a presentarse ante la opinión pública como dos bloques claramente separados, dos métodos claramente diferenciables y que parecen estar intrínsecamente asociados a opciones ético-sociales y políticas en temas como el comercio internacional, las relaciones con los países en desarrollo, la defensa del consumidor o la protección del medio ambiente. Defensores de ambos métodos de producción de alimentos son quienes tienden así a situar el quid de la cuestión en el enfoque ético del método que propugnan, descalificando totalmente al otro. En nuestra opinión, esta controversia es estéril. Coloca a cada bando a la defensiva, sin capacidad de escuchar. Los tópicos que con frecuencia se esgrimen en los acalorados debates, impiden detenerse a entender y reflexionar sobre los aspectos positivos que puede ofrecer la otra alternativa” (página 11 de su trabajo).
    Como se ha hecho alguna referencia inadecuada al magnífico trabajo de nuestra amiga Mertxe, quiero decir (y tengo delante la obra ya publicada) que se trata de un trabajo científico, perfectamente documentado: para 125 páginas de texto se incluyen 241 notas, en las que se recoge un amplísima y muy variada bibliografía. El texto viene ilustrado con un rico complemento de fotografías, cuadros comparativas, tablas, etc.
    Se recomienda vivamente su lectura antes de enjuiciar…por razones obvias.

  • Gabriel Sánchez

    Lo dicho, lo repito Pepe, eres mi teólogo preferido ya hora, aunque estoy seguro que Mertxe es màs linda que tu, mi biologo preferido.-. Gabriel

  • Pepe Sala

    Pues vaya la que hemos liado por mandar un enlace ( que a mi me ha parecido bien informado, aunque lo haya hecho un ” capitan de sardinas.”  La verdad es la verdad, digala Agamenon o su porquero.)
     
    Con razon termina Mertxe su post con la seguridad de que es un asunto muy polemico. No creo que alguien se atreva a poner en duda ni enorme simpatia y carigno por Mertxe ( con quien he compartido mesa, excursion y problemas mecanicos con su coche… La prima vez que conoci a Mertxe se quedo sin bateria y tuvimos que arrancar el coche empujando. Fue un encuentro realmente extragno entre un fontanero y una catedratica de biologia.) Una investigadora de biologia no tiene por que utilizar fuentes si no lo considera necesario. Supongo que lo mas interesante de una invetigacion sera lo NUEVO que se descubre, y no lo que ya se sabe por investigacione anteriores. Pero como neofito del tema no buscare tres pies al gato.
     
    Todo lo anterior,no me impide tomar posicion respecto al tema que tratamos. Y mi posicion es claramente CONTRARIA a los transgenicos, por motivos de propia experiencia ” rural” y por lo que me han contado personas que viven de la agricultura.
     
    Tengo la absoluta seguridad de que Mertxe no se molesta conmigo por mi postura. Dejemos,pues, a la protagonista tomar la postura que considere adecuada con los criticos de su investigacion.
     
    Lo que no admito , bajo ningun parametro, es que alguien ponga en duda la honradez de mi amiga Merxte. Quien se meta con mis amigos se encontrara conmigo; sea capitan o sea soldado de sardinas o de besugos.
    Tampoco veo mala intencion en quien firma como ” capitan de las sardinas” y, salvo el asunto de los intereses qu supone a Mertxe, la potura que mantiene me parece correcta. Aunque verdaderamente polemica, como antepone la autora del articulo, se le ve muy informado del tema.
     
    Abrazotes para Mertxe ( a ver si nos vemos y comemos juntos…aunque sea una chuleta de ternera ” transgenica”, que mi estomago esta a prueba de bombas) y saludos para todos-as. La comida de Suecia debe ser algo ” transgnica”…mucha verdura. ” No he visto ningun grillo que pese once arrobas comiendo verdura”.

  • Gabriel Sanchez

    TERCERA PARTE

    ”Organizaciones de todo el mundo muestran su solidaridad con las comunidades indígenas y campesinas de México”, dice Ana de Ita de CECCAM, ”La contaminación transgénica es una amenaza a sus tierras y formas de vida, en general, es un ataque al corazón de la cultura y los sistemas alimentarios mexicanos, ¡hay que pararla!”
    La carta abierta demanda al gobierno mexicano mantener la moratoria contra la siembra de maíz transgénico, para las importación de maíz transgénico o no segregado -la fuente más probable de contaminación en México-y realizar estudios urgentes para determinar la extensión de la contaminación. También llaman al legislativo de México a rechazar la iniciativa de Ley de Bioseguridad que está en discusión en la Cámara de Diputados, por considerarla ”gravemente defectuosa y que aumentará la contaminación”
    ”El tema va mucho más allá de México, porque todos los centros de diversidad de los cultivos podrían estar amenazados” agregó Silvia Ribeiro del Grupo ETC. ”La falta de acción efectiva de la comunidad internacional es una tremenda irresponsabilidad. Los únicos beneficiados son los Gigantes Genéticos, las transnacionales que esperan que los gobiernos se rindan al ‘hecho’ de la contaminación transgénica. Pero rendirse no es un punto en la agenda de la sociedad civil”
    Las organizaciones de los cinco continentes también demandan a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB), al Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT), al Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR) y al Protocolo Internacional de Cartagena sobre Bioseguridad, a tomar el tema urgentemente en sus agendas y emprender acciones para asegurar la aplicación de principio precautorio, previniendo más contaminación transgénica de las variedades campesinas. También urgen a los organismos internacionales a llamar a una moratoria global a la liberación al medio ambiente de transgénicos en los centros de origen y diversidad y asegurar que no se permita a la industria biotecnológica demandar agricultores que han sido víctimas de la contaminación por ”infracción de patentes” debido a que las semillas transgénicas están patentadas.
    http://www.etcgroup.org/es/node/138
     
    RECORDAMOS ADEMÁS LA INVESTIGACION PUBLICADA EN INTERNATIONAL JOURNAL OF BIOLOGICAL  SCIENCES SOBRE LAS VARIEDADES DE SEMILLAS MODIFICADAS DE MAIZ DE MONSANTOS (NK 603, MON 810 Y MON 863) REALIZADAS POR Joël Spiroux de Vendômois1, François Roullier1, Dominique Cellier2, Gilles-Eric Séralini3
    1. CRIIGEN, 40 rue Monceau, 75008 Paris, France
    2. University of Rouen LITIS EA 4108, 76821 Mont-Saint-Aignan, France
    3. University of Caen, Institute of Biology, Risk Pole CNRS, EA 2608, 14032 Caen, France
    ENTRE CUYAS CONCLUCIONES SE ANOTA
     
    …such research as there was a clear negative impact on the function of these organs in rats consuming GM maize varieties for just 90 days…
    … tal investigación como allí era un impacto claro negativo sobre la función de estos órganos en ratas que consumen GM variedades de maíz durante solamente (justo) 90 días…
     
     

  • Gabriel Sanchez

    SEGUNDA PARTE

    ESTE VINCULO NOS LLEVA A UNA DE LAS INVESTIGACIONES DEL TEMA ALIMENTARIO MÀS COMPLETAS, DOCUMENTADAS Y CIENFICAMENTE ELABORADAS A LAS QUE HE TENDIO ACCESO…
     
    http://www.etcgroup.org/upload/publication/pdf_file/Comm102WhoWillFeeSpa.pdf
     
     
    Comunicado
    20 de Noviembre 2003
    ¡Llamado a la acción!
    Protesta internacional masiva por la contaminación transgénica del maíz en México.
    <!–Participe en la protesta, enviando su carta directamente (pulsar aquí) : Parar la contaminación
    –> En el día de hoy, 302 organizaciones de 56 países del mundo enviaron una carta abierta a las autoridades mexicanas y organismos internacionales, exigiendo que se tomen acciones para parar la contaminación del maíz campesino con ADN modificado genéticamente y prevenir que se sigan contaminando los centros de origen y diversidad de los cultivos en el mundo. Vea la carta en su totalidad y los firmantes en http://etc.nonfiction.ca/upload/publication/139/01/signon_maize_17_11_2003.pdf
     

  • Gabriel Sanchez

    Bueno, parece que el sistema no quiere dejarme argumentar…Primero entiendo que Rodrigo es una persona honesta y cabal, no conozco al capitan de la sardinas, estoy de acuerdo con el, en que las semillas trasngenicas no son buenas, pero no entiendo porque personalizar la confrotación de argumentos…aqui todos somos respetables y buenas personas, no existe nadie avieso y especialmente Rodrigo y por supuesto Mertxe…No obstante me parece bueno seguir aportando argumentos que debero hacerlo en varias veces, porque el sistema esta empeñado en que no ingrese los argumentos…
    …Gracias al ingenio de los campesinos, literalmente cientos de especies de plan­tas locales han mostrado una asombrosa plasticidad, es decir, adaptabilidad y resistencia, al enfrentarse a condiciones de cultivo extraordinariamente diferentes (temperatura, altitud, fotosensibilidad, condiciones del suelo y existencia de plagas y enfermedades). En armonía con la tendencia reduccionista (lo cual es comprensible, dados sus limitados recur­sos), los bancos de germoplasma han concentrado su atención en las princi­pales especies comerciales y, por tanto, son muy limitadas y pobres sus coleccio­nes de plantas que podrían alimentar a la humanidad durante la crisis climática. De las 628 mil accesiones documenta­das en el CGIAR (Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional), que es la mayor red internacional de bancos genéticos, sólo nueve cultivos suman más de la mitad del total de la colección y dos cultivos —el arroz y el trigo— re­presentan en conjunto la cuarta parte.32
    Esto significa que los fitomejoradores del sector público no tienen acceso a la diversidad de especies ex situ que nece­sitan hoy para prepararse para el futuro. También significa que sólo la red campe­sina mantiene la diversidad de especies in situ…
     
    ¿Reacción en cadena? Cada vez hay más reconocimiento y apoyo para los campesinos y al indispensable papel que desempeñan ante las crisis climática y alimentaría. El primer balance global independiente de la ciencia y tecnología agrícolas (el Examen Internacional del Conocimiento, Ciencia y Tecnología Agrícolas, IAASTD, por sus siglas en inglés), patrocinado por el Banco Mundial, la FAO y otras agencias del Sistema de Naciones Unidas, advierte que el mundo no puede depender de “composturas” tecnológicas, como los cultivos transgénicos, para la solución de los problemas sistémicos como el hambre persistente, la pobreza y la crisis ambiental, y reivindica el papel crucial de los agricultores en pequeña es­cala y de la agricultura de bajo impacto. El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) de febrero de 2009, titulado La crisis ambien­tal de la alimentación, llama a la creación de un fondo global para el microfinanciamiento que impulse la productividad de los pequeños agricultores y el desarrollo de sistemas de agroecología diversificados y adaptables que proporcionen servicios ambientales esenciales, además de los alimentos adecuados para satisfacer las necesidades locales.86 La Declaración de Córdoba por la Coherencia y la Acción hacia la Seguridad Alimentaria y el Cambio Climático afirma que los intereses de los productores campesinos deben estar en el centro del debate sobre la alimentación y el clima, y que “la excesiva dependencia respecto a enfoques basados en el mercado es un error”.87 Los autores de este llamado son especialistas en agricultura y alimenta­ción y entre ellos está el primer y actual Relator Especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación. Los campesinos deben encabezar el desarrollo de estrategias —incluyendo las tecnológicas— para afrontar las crisis alimentaría y climática. Esto no significa el abandono del potencial exis­tente dentro de la ciencia convencional
     
    Las publicaciones del Grupo ETC están disponibles sin costo en nuestro sitio web. Aceptamos donaciones de personas y organizaciones para continuar nuestro trabajo. Vea nuestra página para mayor información: http://www.etcgroup.org
     

  • María

    Entro de nuevo tarde y me parece que me he perdido algo importante…
     
    Veo al mismísmo capitán de la sardina aquí en Atrio. Si pudiera mediar en la discusión quisiera empezar diciéndole que yo estoy totalmente en contra de las semillas transgénicas,  porque algo tan vital como la alimentación no debe dejarse en manos privadas, acaban con la biodiversidad (por lo tanto empobrecen la vida), y pueden ocasionar muchas enfermedades.
     
    Sin embargo, creo que tanto la profesora Mertxe Renobales, autora del artículo, como Rodrigo Olvera, comentaristas de Atrio desde hace años,  son personas serias y honestas.  Y se les aprecia mucho. Podemos disentir con firmeza sin atribuir mala intención o manipulación de la información a quien no piensa como nosotros.
     
    Saludos cordiales.

  • Rodrigo Olvera

    P.D. me suguieren ponerlo con manzanitas
    Puesto que lo que presentas como caché (y prueba de que miento) dice Fuente DN, y la versión que yo ví decía Fuente Investigar 11s; es evidente que lo que presentas como caché NO ES LO QUE VI. De manera que no prueba que lo que la página que yo vi no ha sido modificada desde el 13 de enero (fecha de lo que presentas como caché). AL CONTRARIO, lo que prueba es que ha habido por lo menos una alteración.
     

  • Rodrigo Olvera

    Ah… el diablo está en los detalles!!!
    Lo que estás implicando es que la nota que era visible con el enlace que pusiste CORRESPONDE IDENTICAMENTE a la nota que afirmas tener en el caché. Y eso demostraría que miento, porque en la nota del caché, aparece la fuente original en inglés. Argumento que funciona SI Y SOLO SI la página tal como era visible con el enlace que pusiste aquí CORRESPONDE IDENTICAMENTE a la copia del caché.
    Hasta me hiciste dudar (insisto en que jamás he reclamado el no equivocarme).
    Pero mira por donde digo que el diablo está en los detalles:
    Conforme a la página que muestra la versión guardada en el caché aparece al final el texto “Fuente: DN” siendo DN el blog “Democracia Nacional”
    Mientras que en la página de tu boog tal como se veía cuando la ví, y así lo señalé, aparece al final el texto “Fuente: Investigar 11s” siendo Investigar 11s el blog “Investigas 11-S artículos sobre los atentados el 11 de septiembre”
    Queda claro que la versión que presentas como caché no corresponde a la versión tal como era visible en el enlace que pusiste en atrio y a partir del cual yo comenté.
    Yo no pude haber alterado el que en la versión visible la fuente era Investigar 11-s, primero porque notengo acceso de administrador de tu blog, y segundo porque no podía preveer que sería motivo de debate.
    Por mi parte, no responderé más a tus comentarios. Si quieres interpretar la respuesta que me des (doble contra sencillo a que buscarás la forma de tapar este nuevo “error”) como que otorgué que tienes razón, por mí no hay problema. Ya hay datos suficientes para que cada quien se forme su opinión
    Saludos y sé feliz ;)

  • Rodrigo, sabes que es un “owned”?, bueno pues esto es uno en toda regla:
    En mi pueblo se dice que “se pilla antes a un metiroso que a un cojo”…
    Simplemente pon la dirección completa de la noticia en google, le das a “en caché” y verás una copia de la entrada con fecha 13 de Enero de 2010 a las 21:53:32 GMT.
    Ahora dime, está o no está la fuente original en el artículo?:
    http://209.85.229.132/search?q=cache:DBjFeTnjS5YJ:capitandelasardina.wordpress.com/2010/01/13/nuevo-estudio-el-maiz-modificado-geneticamente-muestra-claras-evidencias-de-riesgos-para-la-salud/+http://capitandelasardina.wordpress.com/2010/01/13/nuevo-estudio-el-maiz-modificado-geneticamente-muestra-claras-evidencias-de-riesgos-para-la-salud/&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=es
    No se si lo haces por cabezonería o con mala fé, pero has mentido y estás expuesto. A lo mejor tus amigos no te conocen tanto.
    Por la boca muere el pez. Una cosa es una diferencia de opinión, y otra cosa es intentar desacreditar con la mentira y amparado por tu “reputación”. Bueno la mía desde luego queda intacta, pero no se puede decir lo mismo de ti.
     

  • Quienes leen con frecuencia en Atrio me conocen. Saben que soy muy detallista en mis afrimaciones (me han acusado de escolático, de que me encantan las sutilezas, etc.) Saben mis muchas filias y fobias, así comos obsesiones y defectos. Lo saben porque no soy un anónimo. Me han leído. Y con varias personas, nos escribimos de manera privada compartiendo la vida y las luchas.

    Por ello, quienes entran con frecuencia en Atrio saben – aún con quienes debato más frecuentemente- nunca he tenido problema en reconocer cuando me convencen de estar equivocado en una idea (confesando que puedo ser muy obstinado en ellas); y nunca he tenido problema en reconocer mis errores (jamás he pretendido la infalibilidad papal).  Y lo saben por que no ha ocurrido sólo una vez. Justo en esta entrada ocurrió en el intercambio entre Gabriel y yo. 

    Así que no preocupan las bravatas panfletarias y anónimas. La comunidad de Atrio sabrá discernir sobre si tengo poca, mucha o ninguna dignidad.

    Saludos cordiales. Y -hablando de no mentir- ojalá de verdad que ya no pierdas tu tiempo conmigo. ;)

  • Rodrigo, NO MIENTAS , eso está así desde que se escribió. Ten un poco de verguenza y de dignidad y retráctate.

  • Volviendo al tema central.

    La información de los suicidios en la India de campesinos que han usado las semilas transgénicas – yo desconocía la información hasta ahora que veo el enlace que dió el capitán de la sardina- es espeluznante. Refuerza lo que hemos venido diciendo varias y varios en esta entrada: hay muchos aspectos sociales y económicos a tomar en cuenta, no sólo la supuesta mayor productividad (que por cierto, también es cuestionada por investigaciones de Estados Unidos y México). Y cuando se toman en cuenta, nos refuerzan en oponernos a la política de promover tales semillas transgénicas.

  • Que bueno que ya añadiste el vínculo a la fuente original. De nada ;)

  • Rodrigo, si de verdad has leido ese artículo de mi blog, que tanto reiteras, y donde dices que miento, pues verás bien clarito, que al final del artículo dice:
    “Estudio de CRIIGEN (comisión para la investigación e información independiente sobre ingeniería genética) “
    Con su enlace al artículo original en Inglés. Y a continuación, cito la fuente del articulo traducido, la página que tradujo el artículo al español. Aquí el único en difamar eres tu, piensalo. Y deja de buscarle tres piés al gato.
     

  • Rodrigo, donde estoy difamando a esta persona? ünicamente me he hecho una pregunta.
    Por otro lado, ya puestos, podrías parate a pensar un poco algunas afirmaciones:
    “transgénicos que son más seguros que los convencionales y/o ecológicos”
    Según sus conclusiones el Maiz ecológico es cancerígeno… Aquí como poco tergiversa la realidad, citando únicamente aspectos “positivos” del transgénico y obviando los negativos.
    el glifosato es mucho menos tóxico para los animales y otras plantas, y mucho menos persistente en la naturaleza, que los herbicidas a los que ha sustituido
    Fuentes para esta afirmación btan rotunda?
    En los cultivos de polinización abierta, sí se puede guardar la semilla de un año para otro sin cambios muy profundos.
    Sin cambios muy profundos? Cuales son esos cambios?
    …Y mira de verdad, que no quiero seguir perdiendo el tiempo, si a alguien le a picado el intelecto, que busque, porque hay mucha información.
     
    Saludos.

  • Dices: porqué no te centras en EL CONTENIDO y dejas de mirar el continente? algún motivo para n mirar (o no ver) Más allá de tus narices?

    El estudio lo habíamos citado en Atrio antes que tú, así que es ridículo que me acuses de no querer verlo. Has leído siquiera los comentarios anteriores?

    No… la verdad no se defiende con mentiras (afirmar que proporcionas la fuente original de los artículos, cuando no lo haces) y mucho menos con difamaciones anónimas.

    Me indigna por Mertxe; y me indigna porque actitudes como la tuya sirven para que se nos descalifique en bloque a quienes sí damos la cara y argumentos rigurosos contra la política actual de promoción de los
    transgénicos. No es una cuestión de etiqueta, o de formas, sino de viabilidad de la lucha que estamos dando. En México tenemos un dicho “no me defiendas, compadre”.

  • Rodrigo, tu que eres el censor? el que se ocupa de “las buenas formas”? , “arte y ética del blogero”?
    Te repito, acaso es falso lo que publico? es falso el estudio y sus conclusiones? porqué no te centras en EL CONTENIDO y dejas de mirar el continente? algún motivo para n mirar (o no ver) Más allá de tus narices?

  • Debatir con razones es una cosa; difamar a una persona -especialmente a alguien como Mertxe- es otra. Y es inaceptable. Sobre todo cuando quien lo hace es una pesona que se refugia en el anonimato.

    Ha quedado claro que no sólo soy parte de los opositores -en principio- de los transgénicos; sino que encuentro en la forma en que se ha hecho la presenación de la investigación del Mertxe algunos puntos de duda y de divergencia. Pero me indigna que se recurra al sofisma baratón de “quien sabe a qué intereses responda”.

  • Ana, Rodrigo, vosotros mismos…, mi único interés en todo esto es  intentar abrir los ojos a los pocos que pueda, pero no voy ha hacerlo con palillos…
    Ahí quedan esos datos, y con que le sirvan a alguien, para mi es suficiente.
    Los demás podeis poner mil peros, nunca faltarán excusas, pero serán por el nombre, la  forma, o cualquier otra cosa, no por el contenido, que es lo que importa y lo que parece que no quereis ver.
     
    Un saludo.

  • p.d.
    Es falso que al final de tus notas aparezca la fuente original de los artículos
    Tomemos el caso de la entrada “nuevo estudio: el maíz modificado…”
    Tu nota da como fuente “original” la siguiente http://investigar11s.blogspot.com/2010/01/cientificos-franceses-descubren-danos.html   que resulta que es un blog respecto de investigaciones sobre el 11 de septiembre !!!!

    La verdadera fuente original es un documento de investigación (research paper) publicado EN INGLÉS en la Revista Internacional de Ciencias Biológicas (International Journal of Biological Sciences), en donde incluso proporcionan la forma correcta de citar la investigación

    How to cite this article:
    de Vendômois JS, Roullier F, Cellier D, Séralini GE. A Comparison of the Effects of Three GM Corn Varieties on Mammalian Health. Int J Biol Sci 2009; 5:706-726. Available from http://www.biolsci.org/v05p0706.htm

    Me dirás que son pequeñeces, academicismos. Pero es una muestra de tu falta de rigor en el debate.

  • Un documental imprescindible, de canal franco-alemán “ARTE”, titulado el mundo según monsanto: http://video.google.com/videoplay?docid=-1552144261451760754&hl=en#
    Y el “trailer” del proximo documental coproducido por Canal + France: “nuestros hijos nos acusarán”: http://www.youtube.com/watch?v=h07olSK9XMM
    Y la autora, cuando habla de las semillas “terminator”, podría haber preguntado a las 125.000 personas que se han suicidado en la india por las deudas con las emprersas de semillas transgénicas de algodón:
    http://www.servindi.org/actualidad/5486
     
    … y NO quiero seguir, pero me pregunto a qúe intereses sirve esta persona.

  • Capitán de la sardina
    Este no es un “artículo” de Mertxe; es una breve presentación de su investigación. Por éso no cita la bibliografía consultada…pues esa bibliografía está en la investigación.
    ¿Has leído la investigación? Si  no lo has hecho, como sabes si hay o no bibliografía adecuada? emitir una conclusión después de ponderar los elementos a valorar, se llama juicio; emitirla sin siquiera haber leído, se llama prejuicio.

    Acciones y actitudes de este tipo son las que descalifican -o al menos ponen serias dudas- a una gran parte de la gente que se opone a las semillas transgénicas.  Y lo peor del caso, es que sirve de justificación para que se descalifique en bloque a toda persona que se opone a las semillas transgénicas, incluyendo a quienes no lo hacen desde el anonimato ni el prejuicio, sino desde las razones.

  • Concido con Ana Rodrigo!!

  • ana rodrigo

    Capitán de la sardina, pues hasta para seleccionar se tiene un perfil. No creo en los fantasmas.

  • Y por cierto, yo soy el capitán de la sardina, un anónimo más y sin referencias; pero precisamente por eso no escribo artículos de opinion, me limito a indagar en las fuentes “oficiales” que para muchos si tienen esa fiabilidad y credenciales, y extraer de ahí lo poco que se les cuela de cuando en cuando. ;)

  • ana rodrigo

    Capitán de la sardina, si has seguido este hilo, te habrás percatado que la autora del post es la investigadora de sus afirmaciones, con nombre y apellidos.