Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7278 Artículos. - 111074 Comentarios.

Cuando cosas de Iglesia pasan a los platós

Decididamente. Acabaré mi vida sin saber escribir columnas. Se me encadenan temas como cerezas. Nunca acabo de centrarme y redondear la columna. Sobre todo, ahora que voy más lento y se agolpen más temas y recuerdos. Pues de una memoria clara y bien revivida se debe sacar lo que vale la pena comunicar. Hoy, sábado vigilia de Pentecostés, intento sacar lo último que tenía ya escrito o pensado. AD.

Respondiendo a Carmen

Me pide Carmen que diga lo que opino sobre el caso del cisma de las clarisas (qué bofetón a Clara, la doncella de Asís que siguió a Francisco) de Belorado. Pues que es normal que surjan estos escándalos en la Iglesia que lleguen con tanta fuerza a inundar los medios y platós de televisión. Lo sorprendente es que los CEO (chief executive officer) de las diócesis, a pesar de toda su normativa canónica y el poder de sus mitras (un amigo míolas llamaba apagavelas), no hayan advertido estas situaciones o las hayan permitido, sobre todo si venían de ambientes conservadores.

Respecto a las crisis por la izquierda rojilla han sido generalmente más rápidos los obispos en reaccionar, provocando sonadas desobediencias públicas, pero no cismas: desde las misas de la comunidad del Isolotto en Florencia (1969…) por conflicto de un cura (Enzo Mazzi) con el card. Florit, hasta el reciente conflicto de la parroquia de San Carlos Borromeo por la incompatibilidad radical entre el cura rojo de Etrevías Enrique de Castro  con Rouco.  Muchos conflictos con la jerarquía viví personalmente en Puerto de Sagunto durante la transición, pero el equipo sacerdotal de entones (yo quedo único testigo) íbamos siempre con las cartas descubiertas, sin negarnos al diálogo, consiguiendo incluso que el autoritario Jesús Pla suprimiera toda una visita anunciada. Contrastes internos y, en todo caso, retiradas discretas de discrepantes, unos u otros.

Pero por parte de la derecha piadosísima y obediente se han llegado a pudrir situaciones, con consciente o inconsciente connivencia de los CEO (me gusta esta sigla para nombrar hoy a los “episcopos”) hasta el punto de llegar a escándalos y conflictos en los tribunales civiles por la propiedad de bienes inmuebles o por crímenes de abusos. Quien desee más detalle sobre el reciente caso de las clarisas, que acuda a Religión Digital, que ellos sí son periodistas, descendientes como tales de “Periodista Digital”. Como opinador, yo coincido con lo que ayer publicaba mi paisano José María Ferrando hace dos días. Veo que después siguen noticias: entrevista al arzobispo Iceta, de Burgos, declaración de la Comisión de Religiosos de la CEE. Ya no me interesa mucho. Pero será un tema sin mucho recorrido, menos aún que lo del Palmar de Troya.

Más importancia puede tener hoy lo relacionado con la suspensión a divinis del párroco del Espíritu Santo decidido por el arzobispo de Barcelona por oponerse a la operación de transformar el actual edificio de la parroquia en un nuevo edificio que comprenda un templo más sencillo, pero más locales parroquiales y la sede de la escuela de enfermería de la Universidad católica Blanquerna. La operación en sí no sería importante ni hubiera encontrado resistencia del cura, si no fuera porque en esa parroquia se había asentado el reciente movimiento derechista de Adoración Nocturna que, por lo visto, se presentan como avalancha juvenil de nueva religiosidad entre jóvenes. Veremos cómo evoluciona ese conflicto de cura y movimientos conservadores contra el moderado Omella que está bien apoyado por Francisco. Ver historia y lo último en Catalunya Religio (hay traducción de la página al castellano).

 

Pero ¿habrá cisma de verdad?

Respecto de cisma, cisma de verdad, el último fue el de Lafebvre, arzobispo, con algún centenar de sacerdotes y miles de fieles, por resistirse contra las reformas del Vaticano II. Y el próximo puede ser el que parece amenazar en Kerala, el sur de la India, porque unos 200 sacerdotes y algún obispo de rito sirio malabar se oponen a la conclusión (de 50-50) pactada a que llegó su Sínodo y que sostiene el papa: celebrar la liturgia de la palabra y el final de la misa cara al pueblo y el canon “cara a Dios”. Curioso. En este caso los rebeldes son lo que quieren todo cara al pueblo. Pero parece que eso es demasiado para una Iglesia fundada por SantrTomás apóstol. Y el papa acaba de declarar que obedecen o tendrá que confirmar su expulsión de la Iglesia Católica.

En el fondo de las corrupciones pietistas siempre hay dos factores: el encubramiento desmesurado del líder del grupo (sea fundador, reformador o predicador afamado) que llega a ser creído (y, sobre todo, a creerse a sí mismo) como puesto por Dios para guiar un rebaño de almas y en el que hay que depositar la virtud de la obediencia total, considerando tentaciones cualquier duda sobre él. Y de ahí viene toda la cadena de aberraciones y abusos en los que no faltan los dos grades impulsos el sexual y el afán de dinero. Ved el caso de Maciel y el todavía confuso del supuesto genial artista Marko Rupnik, aún sin aclarer, que reúne los dos cfactores

Pero uno está acostumbrado a escándalos de verdad, incluso con abortos de monjas de clausura fecundadas por el piadoso capellán, el canónigo penitenciario de la Catedral de Málaga, a principios del siglo, según me lo contaba hace setenta años José María González Ruiz, cuyo santo (de verdad) tío tuvo que enfrentarse cuando er obispo. O lo que me contaba José Manuel de Córdoba de los escándalos de El Parral, donde se habían restaurado los jerónimos y convivían, un mundanizado abad que organizaba orgías en el monasterio con gente de la alta sociedad madrileña y un grupo de jóvenes monjes, vocaciones adultas tras la guerra civil, uno de los cueles era él. Otro, Antonio de Lugo, más reservado que Córdoba, fue el Superior de la orden cuando el Vaticano hizo limpieza, y renovó un monasterio, con dinero del ministro Rubio, en el cabo de la Nao de Jávea donde pude pasar reiros maravillosos de buena espiritualidad, lo mismo que en el renovado Parral.

Hablaría de documentos actuales del Vaticano (la Bula del Año Santo y las Normas sobre apariciones y Revelaciones extraordinarias) con atención que he leído con atención crítica, pero para otro día.

Deja un comentario