• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6063 Artículos. - 96290 Comentarios.

La Iglesia no tiene poder para bendecir a parejas de personas del mismo sexo

 El documento de la Congregación de la fe aprobado por el papa y publicado ayer, el primer día de su noveno año, está en Vatican.vaAdemás de doctrina y fe hay ahí una medida táctica de Francisco, en la difícil situación en que se encuentra por la rebelión de la Curia. De eso trataba el nº 284 de IV a que me he referido varias veces. Y me parece interesante este artículo que aparecía también ayer en La Croix International. AD.

El Vaticano dice que los sacerdotes no pueden bendecir a las parejas homosexuales. ¿Por qué el Papa Francisco aprobó este decreto?

por Christopher White

El Papa Francisco, quien fue noticia en los primeros meses de su papado al responder: “¿Quién soy yo para juzgar?” cuando se le preguntó acerca de los sacerdotes homosexuales, ahora firmó un decreto del Vaticano según el cual los sacerdotes no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo ya que Dios “no puede bendecir el pecado”.

El decreto, emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano el 15 de marzo, establece : “No es lícito impartir una bendición a las relaciones o parejas, incluso estables, que involucran actividad sexual fuera del matrimonio”.

Para algunos, el nuevo decreto puede resultar en un latigazo cervical, que se produce menos de cinco meses después de que el Papa apareciera en los titulares de un documental por afirmar una vez más su apoyo a las leyes de unión civil para parejas del mismo sexo. Para otros, es una afirmación más de la enseñanza de la iglesia de que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”. Pero para todos, es otro movimiento complicado en la caminata por la cuerda floja de Francisco de defender la enseñanza de la iglesia, al tiempo que trata de brindar una bienvenida más cálida a las personas LGBTQ.

¿Qué y a quién puede bendecir un sacerdote y por qué?

Un sacerdote puede bendecir una casa , un automóvil y una mascota ; el Libro de Bendiciones de 400 páginas , aprobado tanto por el Vaticano como por las conferencias episcopales locales, incluso incluye oraciones por aparejos de pesca, botes y campos deportivos.

Entre los objetos y personas que pueden ser bendecidos por los sacerdotes se encuentran los homosexuales, pero con una advertencia.

Según el nuevo decreto, un sacerdote puede bendecir a una persona que resulta ser gay, pero debe “manifestar la voluntad de vivir en fidelidad a los planes revelados de Dios, tal como lo propone la enseñanza de la Iglesia”. Las mismas condiciones se aplican a “cualquier unión que implique actividad sexual fuera del matrimonio”.

“Esta es una versión de la vieja y probada mentalidad de ‘amar al pecador, pero odiar el pecado’ que aparece no solo en el catolicismo romano sino en otras denominaciones cristianas”, dijo Patrick Hornbeck, profesor de teología en la Universidad de Fordham.

“La comparación sería que el sacerdote puede bendecir el automóvil, pero el sacerdote no puede bendecir el automóvil que sabe que se usará en un robo a un banco”, dijo Hornbeck a NCR. “Aquí, lo que el Vaticano está diciendo es que por la naturaleza misma de quiénes son las personas LGBTQ, sus cuerpos y ellos mismos son tales que no pueden ser bendecidos en su relación”.

¿Qué hay detrás del calendario de este decreto?

“Parece ser la respuesta del Vaticano a algunos obispos alemanes que habían planteado esta idea en el período previo al sínodo de su país, como una forma de llegar a las personas LGBTQ”, dijo el padre jesuita. James Martin , un destacado defensor de la mejora del ministerio de la iglesia hacia los católicos LGBTQ, dijo a NCR.

El ” Camino sinodal ” de la Iglesia católica alemana es un proceso de dos años que tiene como objetivo abordar los problemas neurálgicos de la iglesia, como el liderazgo de las mujeres y la inclusión de personas LGBTQ.

En 2019, el obispo Franz-Josef Bode, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Alemana, dijo que está “seguro de que la categoría de bendición jugará un papel” en el proceso sinodal. Bode, quien anteriormente ha apoyado un debate abierto sobre las bendiciones de las uniones del mismo sexo, ha dicho: “No siempre debemos tratar la homosexualidad desde el punto de vista del pecado grave”.

De manera similar, el cardenal alemán Reinhard Marx de Munich y Freising, que forma parte del consejo de asesores cardenales de Francisco, ha dicho que las parejas homosexuales pueden recibir una bendición de la iglesia “en el sentido de la atención pastoral”, aunque trató de distinguirla de la la misma bendición que la iglesia ofrece a las parejas casadas, diciendo: “El sacramento del matrimonio tiene como objetivo una relación fiel entre un hombre y una mujer que esté abierta a los niños”.

¿Este decreto significa que Francis es menos amigable con las personas LGBTQ de lo que a menudo se percibe?

El 13 de marzo, Francisco celebró su octavo aniversario en el cargo y, según Hornbeck, “en ese tiempo ha brindado una bienvenida más cálida a las personas LGBTQ que cualquiera de sus predecesores”.

Sin embargo, Hornbeck, que es homosexual y está casado en la Iglesia Episcopal, dijo que “lo único que no ha hecho durante ese período de tiempo es hacer ajustes o incluso hacer gestos hacia ajustes concretos en las enseñanzas de la Iglesia Católica hacia la sexualidad entre personas del mismo sexo. o cuestiones LGBTQ cuando se trata de teología moral “.

De manera similar, Natalia Imperatori-Lee , profesora de estudios religiosos en el Manhattan College que se especializa en sexualidad y teología, dijo que Francisco “ha hecho mucho para alejarnos del lenguaje ‘inherentemente desordenado'” que la teología católica ha usado tradicionalmente para describir personas homosexuales. Pero el nuevo decreto equipara el matrimonio entre personas del mismo sexo con el pecado, dijo.

“Eso va en contra de la idea de que las personas LGBTQ están hechas a imagen de Dios”, dijo a NCR. “Entonces, ¿cuál es?”

En un comunicado , Francis DeBernardo, director ejecutivo de New Ways Ministry, describió el decreto como “impotente” y dijo que “no detendrá el movimiento a favor de bendecir a esas parejas y, de hecho, alentará a los católicos de base y los muchos líderes católicos que están ansiosos por que se produzcan tales bendiciones trabajen más duro en su apoyo – y bendición – de las parejas del mismo sexo “.

El decreto del Vaticano llega en un momento en que los católicos en Europa Occidental y Estados Unidos aceptan cada vez más las relaciones LGBTQ, y el 61% de los católicos estadounidenses aprueban el matrimonio homosexual.

Si bien Francisco ha respaldado continuamente la enseñanza oficial de la iglesia sobre el matrimonio, ha alentado discusiones honestas sobre la necesidad de un mejor alcance pastoral a la comunidad LGBTQ. A nivel personal, su acercamiento a los católicos LGBTQ ha sido significativo. En 2018, fue noticia por decirle al sobreviviente de abuso Juan Carlos Cruz que “no importa que seas gay. Dios te hizo así y te ama como eres, y a mí no me importa”. De manera similar, el Papa se ha acercado personalmente a una pareja italiana casada gay alentándolos a criar a sus hijos como católicos.

“La mayoría de las personas LGBTQ no siguen al Vaticano tan de cerca”, dijo Hornbeck, y señaló que “existe la sensación de que el Papa Francisco de hecho ha movido la aguja” y que aquellos que simplemente ven los titulares pueden sorprenderse con este nuevo decreto. .

Sin embargo, no debería sorprendernos, dijo, ya que Francisco “siempre se ha detenido antes de bendecir una unión o mucho menos un matrimonio”.

“Es una reafirmación de una posición que la Iglesia Católica ha mantenido desde que escribió pronunciamientos sobre las relaciones modernas entre personas del mismo sexo”, dijo Hornbeck. “Pero en el contexto de todas las cosas que el Papa ha parecido hacer en nombre y con las personas LGBTQ, es difícil no tomar esto como una condena innecesaria de las relaciones que muchas personas encuentran profundamente vivificantes”.

28 comentarios

  • Cuando el Papa Francisco dijo “quién soy yo para juzgar” ante el problema de la homosexualidad, se pensó que se abrían las puertas de la Iglesia a los hermanos y hermanas homosexuales…pero fue una tremenda equivocación…Ahora el Papa Francisco, no solo juzga a los homosexuales, sino castiga cruelmente: NIEGA LA BENDICIÓN DE DIOS A LOS HERMANOS Y HERMANAS HOMOSEXUALES.

    Con esto se derrumban las esperanzas que se tenía de una reforma profunda de la Iglesia Católica con el Papa Francisco…¡¡Qué pena!!…¡¡Qué desilusión!!

  • Carmen

    Si es que el problema no está cuando te da igual. El problema es cuando no te da igual. Y la enorme manipulación que intenta ejercer la iglesia. Y la ejerce.

    No es un problema personal.

    No sé cómo decir.

    No entiendo como no se ha puesto el grito en el cielo por esa firma.

    No lo entiendo.

    No valen excusas . Cómo que no puede la máxima autoridad de la iglesia decir: esto es un disparate.

    Y si no puede, para qué está entonces?

    Por qué lo defienden a ultranza? Por qué siempre hay una excusa?

    Prefiero al que va de frente, como el papa polaco, como el alemán.

    Este señor de ahora no es el más carismático de los últimos papas.  A carisma personal, atractivo personal  el más grande que recuerdo es a Juan Pablo II. Es que lo vi personalmente moviendo como quería a un montón de gente subido a un escenario, un salón de actos o algo así muyyy grande, en El Vaticano. No me ha gustado jamás como Papa, pero era arrollador como persona.

    Este señor no es carismático. Este señor de ahora utiliza el evangelio a su antojo. Como quiere,cuando quiere.

    Y no entiendo nada. Porque las personas que aquí escriben son incapaces de decir abiertamente nada. No entiendo el porqué.  Solamente leo una disculpa tras otra y quitar importancia a cosas que la tienen y una importancia enorme.

    Qué sucede aquí?

    Miedo? No lo creo

    Qué es entonces?

    Lean a  Castillo , sus escritos antes del  2013. El problema no era el Papa, era el papado.

    Por favor. No entiendo. Por qué Callan? Porque les da igual? Qué les da exactamente igual? Las personas que sufren por esos disparates que influyen en la sociedad porque a ustedes no les afecta?

    A mí tampoco. Les aseguro que lo tengo totalmente incluido en mi vida cotidiana. Pero sé el sufrimiento que origina. Lo he visto en alumnos, adolescentes. No entiendo cómo les da igual.  Saben de las palizas que siguen dando? Saben la discriminación social?No les entiendo. Parece lo único que importa es un modelo económico u otro. Es todo desalentador. Las personas no importan.

    No entiendo nada.

    Y es que una vez más, me he equivocado. Con razón Cervantes le devolvió la cordura a su personaje, que por cierto, le da mil vueltas a su autor

    Me quedo con mis novelas.

    • Carmen

      Es que es la clave. Me acabo de dar cuenta. El personaje que han creado de Jesús de Nazaret o de Galilea o de donde sea, en mucho más grande que sus autores, que los directores de la película, de la serie, que tanto se habla ahora de las series.
      Exactamente eso. Ha calado en el imaginario colectivo. Y en su nombre se hace lo que haga falta, porque los derechos de autor son de la iglesia católica.
      Es esto. Tal cual. El personaje ha devorado al autor. No es algo inusual en la literatura.

      Pues ya está. Me quedo con don quijote y con Jesús de Nazaret.
      Y con mister Picwick,de Dickens.

      Y todos tan tranquilos. Unos nos quedamos con los personajes y otros y otras con los autores.
      Pues genial.

  • Pedro Bosch

    Dios es amor.

    Por tanto los que se aman, sean del sexo que sean, están bendecidos por El.

    ¿Para que quieren más bendiciones?

    Las bendiciones las necesitarán los capitostes de la Curia, el resto de los humanos no.

    Ya tienen el amor de Dios, que no exige nada.

    Un saludo

  • Julián Díaz Lucio

    Por otra parte, creo que los cambios hay que ir haciéndolos desde abajo, mientras sean serios y bien fundamentados y contrastados. No hay que esperar esperar demasiado de arriba. Las grandes transformaciones han empèzado por abajo. El Espíritu está en el conjunto de la Iglesia. La jerarquía no tiene la exclusiva de él. A Dios rogando y con el mazo dando.

  • Julián Díaz Lucio

    Pienso que en la Iglesia en estos momentos hace falta esa conversión pastoral de la que hablado varias veces el papa Francisco, de actitud de escucha, diálogo, comprensión, respeto, etc; pero que también hace falta una conversión teológica porque la visión teológica de muchos asuntos ha cambiado, han dejado de ser menos dogmáticos y unilaterales. Hacen falta repensar teológicamente cantidad de cosas. Lo exigen las ciencias modernas y la cultura actual. Pero para que que estos cambios sean perdurables, hace falta también una conversión estructural, un cambio progresivo de las estructuras eclesiales, porque de lo contrario, el próximo papa lo puede tirar todo por tierra, como sucedió con el papa polaco. Espero que esto no ocurra, pero…

  • Carmen

    Tengo la costumbre de regalar una cruz de Caravaca a toda aquella persona que está enferma o tiene a alguna persona a la que quiere , enferma. Una de mis contradicciones. Tengo a montones. A Kant le hubiera gustado conocerme. Me hubiese puesto de ejemplo . Siempre he pedido que me las bendijeran. Soy de la opinión de que una bendición nunca viene mal.

    Un día, compré una en una tienda de esas que hay en la Fuensanta. En el santuario. Es un lugar precioso. Y si eres murciana , no sé. Cosas de beatas que dañan a la verdadera iglesia en cambio. Las vírgenes no pintan nada. Da igual que su origen se retrotraigan hasta las diosas primigenias de la fertilidad. La virgen no se vale. Punto.

    Bueno, pues se la regalé a un amigo sacerdote. Le dije. Lo siento, pero ya ha visto que está sin bendecir. Me contestó. No hace falta, ya la ha bendecido usted.

    Supongo que se saltó todas las normas habidas y por haber. Ninguna mujer tiene poder para bendecir como un sacerdote.

    En fin.

    Vosotros sabréis qué estáis buscando, qué estáis pretendido conseguir.

    No entiendo. No logro entender. Pero si vosotros sabéis la que queréis, adelante.

     

    • Asun Poudereux

      Querida Carmen, siempre llevo al cuello la cruz de Caravaca que me regaló hace ya ni se sabe el tiempo mi prima mayor, la más cercana. No sé el porqué me siento muy bien llevándola, aunque no piense en ello. Tampoco sé si fue bendecida. Y qué cambia eso ¿?

      En cuanto a lo otro, no vale la pena darle vueltas a mi modo de ver. Me quedé con lo esencial, lo que agradezco enormemente a muchas personas.

      Y ya basta de tener niñeras. Mejor que una misma ya adulta y suficientemente madura comprende y aprende a rectificar sin intermediarios y mucho menos llenarse de culpabilidades y miedos paralizantes, que los hay siempre merodeando.

      Pasa un buen día. Hay que abrigarse. El cielo está blanco otra vez.
      Un abrazo entrañable. Besos.

      • Carmen

        Gracias Asun.
        Personalmente no tengo ningún problema con, bueno. No tengo ningún problema. Pero el mundo mundial no se reduce a una persona.
        Hoy llueve en aquí. Una gozada. Como siempre, he salido sin paraguas. He vuelto totalmente mojada y feliz. Me encanta el agua.

        Cuídate mucho.

  • Carmen

    He intentado leer el artículo, pero me ha entrado angustia. Es algo recurrente en mi persona. No soy fuerte físicamente.

    Cuando mi hijo mayor se casó en el ayuntamiento, después le dije a mi amigo y exalumno Paco el cura. Un día quedamos en casa de mi hijo y le echas una bendición para que empiecen bien ..ñ Por lo visto entendió absurdamente que quería que los casará. No sé. Su respuesta me descolocó por completo. Me dijo que él no podía bendecir algo que la iglesia condenaba.

    No le contesté. Qué le iba a explicar?

    Ya tienen la bendición de su madre. Es menos válida que la de un sacerdote?

    Con estos artículos y estás defensas a ultranza solamente conseguirán que se pierda la poca confianza que nos queda en esto de la iglesia.

    Se están equivocando. Totalmente. Absolutamente. Si es que quieren que las cosas cambien.

    Así pienso. Lo digo con toda la parresía que soy capaz de sentir. Con toda mi alma.

    Que descansen.

  • Carmen

    Nunca cambiará nada. No puede cambiar.

    Recuerdo cuando empecé a trabajar, en el 76 , nos llevaban a sacerdotes y demás a adoctrinarnos. Un día habló un jesuita sobre el matrimonio y el divorcio. Un jesuita de los gordos de Murcia. Diría que el más mejor de entonces. Aquello acabó como el rosario de la aurora. A grito limpió me decía que un fracaso nunca puede ser un referente. No recuerdo qué le contesté, no me gusta mentir. Algo así como que desconocían la realidad y les faltaba alma. No saben la que se lió. Mi directora me quería matar. Este señor fue a hablar con mi hermana, por entonces directora del otro centro de la misma congregación. Le dijo algo así como que no podía hablar así. Y mi hermana pues imagínense. El caso es que dijo también que tienes un fondo de razón…

    Todo el mundo pensó que tenía problemas con mi marido. La gente habla según le va… decían. Por aquel entonces estaba totalmente, absolutamente enamorada de mi marido. Ni siquiera habían nacido mis hijos. No era por mí. Sencillamente el amor acaba. Y no se puede condenar ni demonizar a nadie.

    Cuarenta y tantos años después seguimos igual. No se puede tocar nada porque todo cae. Los castillos de naipes tienen eso. Anda que no he hecho, anda que no se me han caído, anda que algún gracioso no me movido la mesa o ha tropezado sin querer…

    La vida sigue igual… que decía julio.

    Y hay que seguir luchando? Para qué? Las cosas son como son. Lo que no puede ser es, por definición, imposible.

    Entonces hay que callar? Pues antes muerta que callada. Porque callar es una forma de morir. Ya llegará el tiempo de silencio, como decia ese libro, no recuerdo el autor.

    O salir del grupo. Esa es otra opción. Está visto que siempre saltaré. Me falta un toque de clase, de distinción. A otros les falta un toque de parresía. Vaya un palabro nuevo que he aprendido. Estoy encantada con el descubrimiento .

  • Carmen

    No todos los homosexuales se atreven a decir que lo son. Una amiga mía de esas de siempre, cuando tomando café le dije, pues tengo un yerno… entonces me dijo que ella también. Pero que no debería de decirlo porque…

    Pero estoy superorgullosa de mi hijo. Su hermano le preguntó, por qué no lo has dicho antes? Contestó, era asunto mío, pero ahora ya que hemos decidido vivir juntos , ya hay que normalizar todo. Mi marido, su padre, hombre educado en el buen cristianismo católico, el auténtico, el bueno, monaguillo de pequeño , le costó meses en entender que o quería a su hijo como era , o sencillamente su hijo desaparecería de su vida. Muchisimo sufrimiento. Pero antes del año, asunto resuelto. El padre de mi hijo vuelca todo su encanto personal, que lo tiene a montones, en su hijo y en su pareja. Porque Alá es grande y misericordioso. Y abre cabezas.

    He tenido mucha suerte. Y mi hijo y mi yerno, también. Cuando decidan casarse, mi consuegra y yo hemos decidido que habrá dos madrinas. Mis amigas están deseando. Lo vamos a pasar en grande.

    Pero es que hemos tenido suerte todos. La realidad no es esa. Desde hace tres años estoy pendiente de cada noticia, de cada comentario sobre la homosexualidad. Me vienen a la cabeza muchos recuerdos de cuando ejercía como maestra. En fin. Ya saben que cuando me da por un tema soy exhaustiva. Maniática. Y descubro cosas.

    Que se conozcan casos de personas que hacen su vida normalmente no quiere decir en absoluto que el problema, la discriminación, no exista. Eso es una falacia. Existe. Y penado con la muerte en algunas culturas.

    Y VOX , subiendo…

    Y resulta que este señor Papa, el gran reformista no tiene más remedio que estampar su firma en unos papeles en los que dice que no se puede bendecir el pecado? Pecado? Cómo se atreve,?

    Que la iglesia no tiene capacidad de influir en la sociedad? Estamos tontos o qué? Ya lo creo que la tiene.

    Resulta que he perdido la voz diciendo que hace falta una renovación teológica de fondo, porque si no, todo es inútil. Y , como si fuese una cosa absurda, una manía personal , cabezona, aburrida, reiterativa… Y leo al señor Haya decir como toda respuesta que claro, el problema es que el Papa es un poco conservador en teølogia y no puede…

    En qué quedamos entonces?

    No saben la indignación que tuve ayer. Óscar Fortín me calmó. Ya se me ha pasado. Las cosas son como son.  Se defiende lo indefendible . Pero conmigo no cuenten. Me prometí no decir nada de la iglesia, pero me pareció tan tremendo lo que leí que no me callé. Sorry.

    Pero no crean que a los homosexuales les da lo mismo la postura de la iglesia. Es la responsable en última instancia de mucho sufrimiento. Lo que les da igual es eso de los sacramentos, el santo matrimonio y tal, pero no les da igual la discriminación que sufren. No es cuestión de Dios o no Dios. Qué va. Es cuestión de vivir en paz, como todos, como todas.

    Y eso quería decir.

     

  • Alberto Revuelta

    A mis amigos gais que se han casado, les tiene sin cuidado lo que piensen y digan el señor Papá y sus cardenales . Dios hace salir el sol sobre buenos y malos y llover sobre justos y pecadores. Por eso es perfecto. Por eso los jerarcas De la Iglesia no son, ni lo serán nunca, perfectos. No distribuyen sol y lluvia. Durmamos en paz.”

    • m* pilar

      ¡Gracias, totalmente de acuerdo!

    • Rodrigo Olvera

      Conozco parejas no-bendecidas por la Iglesia Católica (no sólo parejas del mismo sexo, sino parejas vueltas a casar, parejas en unión libre, parejas de ex-curas/ex-religiosos/ex-religiosas) a las que les tiene sin cuidado lo que piensen y digan los jerarcas.

      Conozco parejas no bendecidas por la Iglesia Católica (no sólo parejas del mismo sexo, sino parejas vueltas a casar, parejas en unión libre, parejas de ex-curas/ex-religiosos/ex-religiosas) a las que sí les importa lo que piensen y digan los jerarcas, y el ser consideradas “irregulares” por los jerarcas les causa profundo sufrimiento.

      Conozco también casos en que las parejas no-bendecidas (no sólo parejas del mismo sexo, sino parejas vueltas a casar, parejas en unión libre, parejas de ex-curas/ex-religiosos/ex-religiosas) les tiene sin cuidado lo que pienses y digan los jerarcas; pero a personas de su entorno íntimo sí les importa que los jerarcas les consideren “irregulares”, lo que les causa profundo sufrimiento tanto a tales personas, como a las parejas por ver sufrir a sus seres cercanos.

      Hablaré en primera persona: mi madre durante varios años estuvo muy involucrada en su parroquia, era catequista, era alfabetizadora, daba regularización escolar, ayudaba en el comedor parroquial, era lectora. Se empezó a preparar para poder llevar la eucaristía a los domicilios de personas enfermas; lo que le hacía una enorme ilusión por su propia historia de vida y la de su madre (enfermera).

      Entonces, como parte de su preparación, le interrogaron por el “estatus moral” de su esposo, de su hija y de su hijo. Y dado que yo me encontraba en lo que los jerarcas consideran una relación “irregular”, “objetivamente pecaminosa”, comenzaron a chantajear emocionalmente a mi madre para que “regularizara” mi situación. Vino un discurso muy jodido, en el que la hacían responsable de mi “situación” y de que no la corrigiera. No sólo le negaron el concluir la formación como ministra extraordinaria de eucaristía, sino que fueron excluyéndola de las actividades, porque no estaba “limpia” para participar en ellas.

      A mí no podría importarme menos lo que pensaran los jerarcas católicos. Y no por ello minimizaría el sufrimiento de mi madre, ni la profunda inhumanidad de tales jerarcas y su “doctrina”.

      • mª pilar

        Como siempre Rodrigo muy querido, te acompaña toda la razón, en todos los sentidos que nos presentas.

        Y digo con claridad meridiana:

        Parejas “bendecidas” por las religiones, que viven en un sufrimiento constante, ante las exigencias de estas, ha estar siempre dispuestas ante todos los apetitos del esposo, sin que se cuente jamás con ellas y sus necesidades.

        Y no digamos respecto a los hijos, he escuchado con gran dolor, como mujeres enamoradas de sus maridos, no podían tocarlos ni recibir su cariño, por el temor a quedar embarazadas teniendo ya varios hijos, y las religiones solo dicen que es la voluntad de “dios”.

        Y aquí, una confesión personal; como cada semana, pase por la confesión ¡no! para recitar mis pecados ¡que seguro tenía! sino para pedir fuerza para llevar adelante la labor que en cada momento se presentaba en todos los compromisos de nuestra vida, y dar gracias por tanto bueno recibido; de repente el cura…conocido de la familia…pregunta:

        ¿Para cuando el próximo hijo?

        Mi respuesta fue clara y salía de mi alma como un clamor; había tenido tres hijos en cuatro años, y le respondí:

        “De momento no está previsto un nuevo embarazo; me duele quitarle el pecho a un hijo, porque otro empuja ya por venir al mundo, y además, estoy muy cansada, agotada; y sin cerrar la fuente de la Vida, vamos a tener cuidado. Respuesta:

        ¡Te vas a condenar, el matrimonio es para procrear!

        Mi respuesta fue:
        “No se preocupe usted por mi condenación…¡de eso ya me preocupo yo!

        Me levante y me fui, nunca regresé al confesionario.

        Te comprendo profundamente, porque he trabajado en ese campo durante muchos años.

        Mi abrazo entrañable.

      • Asun Poudereux

        Muchas gracias, Rodrigo. Lo has expuesto claramente. Incurrir en hacer a otras personas sufrir por ausencia de profunda humanidad. Viniendo de donde viene…

        Las situaciones son muy diversas, pero no por ello ha de excluirse a los que llamamos y consideramos diferentes, porque de fondo somos lo mismo. ¡Cuidado con el perfeccionismo! Separa más que une. Y hace y ha hecho mucho daño…

        Un abrazo entrañable.

      • Carmen

        Rodrigo.
        Te entiendo
        Sé que me entiendes
        Y otras muchas personas también. Aunque se focalice en casos puntuales y las personas apoyen o no según las simpatías personales, esto no va de casos puntuales. Y si lo fuera, una recta está definida por un montonazo de puntos alineados. Como nosotros. Somos un montón de puntos.
        Sé que entiendes lo que digo. Lo sé.
        Otra cosa es sacar conclusiones abiertamente.

        Alguien leerá esto. Algunos divorciados, algunos homosexuales,algunas parejas que no pueden regularizar su estado social o que directamente no creen en el matrimonio. Sus familiares. Por todos ellos ,me alegro de haberme subido al techo.

  • Carmen

    Lo siento.

    No he tenido que decir nada. Pero de repente me he vuelto a encontrar en el techom

    Sigan con lo suyo.

    Pero, que no tiene nada que ver los abusos cometidos en el seno de la iglesia con la homosexualidad? Pues a ver de qué sexo eran mayoritariamente los abusados y los abusadores.

    Pero da igual.

    Lo importante es la parresía. 300 libros escritos en la línea de decir verdades como templos. Personas como la mía nos abruma la parresía.

    A ver si pasa el espíritu Santo, ahora , cuando llegue Pentecostés y cambia la teología.  Si no, la iglesia no tiene poder para, pues para negarse a firmar unos folios.

    Todo sea por la obra de El Dios Verdadero en la humanidad Pecadora.

    Mes culpa. No he debido dudar un solo momento de la teología. Ella sabe…

  • Asun Poudereux

    Se sigue estando muy, muy lejos de la realidad del día a día.  Ante un hijo discapacitado se decía que era el resultado de haber pecado los padres y llevaba sellado la culpa ante todos.
     
    No parece que se haya cambiado de fondo tras dos mil años este modo de ver y comprender la vida, donde prima el prejuicio y la condena.
     
    El amor del que tanto se habla, ¿Dónde se ha ido?, porque por la boca se echan ramos enormes de flores, pero el corazón de los hechos no sabe aún de amor gratuito e incondicional a lo que va modelando la vida en las personas.
     
    ¿Qué importan más las personas o la teología y las Leyes morales, que corazones sin amor pleno establecen? Porque no puedo ver a Jesús rechazando su bendición a las personas que se lo piden. Y, sin embargo, los que se autoproclaman sus seguidores en primera línea, por sus hechos los estamos conociendo, puesto que nos muestran de fondo, a mi modo de ver, que siguen escandalizándose de su Maestro.  También hay miedo e ignorancia, cuando la búsqueda de perfeccionismo en ciertos temas se impone.
     
    Los abusos y violaciones sexuales son otra cosa. Nadie desea que ocurran.

  • Gonzalo Haya

    Esperemos que la reforma de la Curia y el sínodo sobre la sinodalidad de la Iglesia marquen una línea para compaginar culturas tan dispares dentro de la Iglesia universal. Francisco es muy abierto en pastoral pero conservador en teología, y espera que sea un consenso sinodal el que vaya cambiando los principios. Creo sin embargo que lo más urgente es la vuelta al evangelio, al amor gratuito y a la precaución ante las tentaciones de poder y de dinero.

  • Carmen

    Y me importa exactamente lo mismo lo que personalmente piense en señor Bergoglio como a él le importa lo que pueda pensar mi persona. Exactamente vlo mismo. Lo que me interesa son sus decisiones como el jefe de la iglesia católica. Porque eso afecta a muchísima gente. Entre ellos a mí hijo. Porque con estas cosas lo único que se consigue es que a todos los homosexuales se les mire como corruptores de la moral y las buenas costumbres. Esto es de una homofobia inaguantable. De un cinismo jesuítico. Y busquen el el diccionario la palabra jesuítico. No me la he inventado.

    A ver si logro bajar del techo del salón, no hay manera. Me iré a dar un paseo, eso templa los nervios.

    Qué tengan un día con la parresía a tope.

  • Carmen

    Mi nieta de cinco años ya está en vías de entender que sus abuelos fueron novios, como ella dice, abuela, el abuelo y tú fuisteis novios? Claro, y nacieron tu papá y tu tío. Ahora no? Pues no, ahora no. La pregunta siguiente fue a su madre. Mamá, papá y tú vais a ser novios siempre? Y en esas estamos. Tratando de que entienda de que para siempre es mucho tiempo y que el futuro no está escrito, pero que siempre, siempre sus abuelos y sus padres la van a querer.

    Ahora ya está preguntándose acerca de su tío y su otro tío. Sabe cuál es el hermano de su papá, pero algo no le encaja.

    Cuando me pregunte le diré. Hija, tu tío irá al infierno de cabeza, por pecador. Entonces le explicaré lo de la cruz de Jesús , lo de su padre que así lo deseo porque somos todos malísimos. Nacemos malos.

    Es eso lo que debe de hacer una buena católica?

    Pues si, si, que todo los católicos auténticos luchen por mantener estas cosas. Nosotros, nosotras, nos vamos. Y cada uno en su casa y dios en la de todos. Bueno, cada uno con su dios.

    Perdón por bajar a la realidad. Cosas de maestra.

  • Carmen

    Miren. Me prometí a mí misma no hablar de la iglesia. Pero el título me ha producido una rabia absoluta.

    Sé que piensan que todo lo reduzco a mí experiencia personal. Muchos de los que aquí escriben lo hacen en otro registro, el de las ideas. Y citan y citan a los grandes. Me parece genial. Cada uno tiene su estilo. Y el mío es el de una persona que observa a su alrededor. Y otro modo es cuando me afecta directamente. Ahí vuelo. Porque cuando dicen que Jesús es imposible que anduviese por encima del agua, me río de los peces de colores. Porque si soy capaz de volar de pura indignación, no me cuesta ningún trabajo imaginármelo dando zancadas por el agua.

    Vale. Mi hijo está condenado al infierno. Es homosexual. Tuvo hace años el arrojo de decir: aquí está mi pareja . Quien crea que fue fácil, se equivoca. Están estigmatizados por las personas que defienden la moralidad y las buenas costumbres, con la iglesia católica a la cabeza. Sencillamente los condenan al infierno porque viven en pecado. Me río yo de la parresía de ayer.

    Menudo cinismo. Con la que ha caído en la iglesia con la pederastia , atreverse a decir semejante disparate.

    Y ahora a echar la culpa de que la gente no crea en ese dios extraño a una falta de principios o de finales, me da lo mismo. Es un auténtico disparate cuando hay una lucha enorme del movimiento LGTB para que se les considere personas. Y va la iglesia y se descuelga con esto. Al infierno.

    Me río yo de la parresía.

    Y no voy a leer el artículo.

    Fin.

    • Carmen, me toca siempre leer articulos y comentarios publicados en ATRIO

      Tu ultimo comentario, lo he entendido como un grito del alma. Por eso me permito compartir una reflexión que hice hoy sobre ese tema que me ha profundamente decepcionado. Quice dar una contra respuesta, articulada, a esos señores cardenales y obispos. Vea por tu cuenta si doy en la buena dirección.

      https://www.religiondigital.org/humanismo_de_jesus/bendiciones-Dios-llegan-pecadores_7_2323337654.html

      Buen fin de día y amistad

      • Carmen

        Si
        Es un grito del alma
        Para mí la homosexualidad era algo a lo que no daba importancia. No sé cómo decir, era asunto de ellos. De ellas. Conozco a muuuuchas personas, entre otras cosas por mi trabajo. Muchos adolescentes. Muchísimos. La gran pelea del profesorado de mi colegio era siempre por las mismas cosas. Una de ellas era que , en fin, cuando un o una adolescente la catalogaban de homosexual, la lucha era siempre la misma. Hay que respetar a todos, a todas, de qué váis? En fin.
        Pero todo era lejano.
        Hasta que mi hijo me dijo: mamá…
        Entonces no lo vi lejano. Lo vi a mi lado. Me sentí absolutamente culpable de no haber detectado ningún síntoma de sufrimiento en mi hijo de mi alma. Con el tiempo, hace ya más de tres años, he entendido que a lo mejor era todo problema mío, que mi hijo, cero sufrimiento. A los dieciocho años recién cumplidos se fue a estudiar ingeniería de caminos, no sé cómo se llamará por su tierra. Son los que se dedican a diseñar carreteras y puertos y tal. Y ya, no lo he tenido cerca. Venía a casa en vacaciones y esas cosas, pero ya no era lo mismo.
        Pero la sociedad no lo pone fácil. Y me entra una rabia infinita que en nombre de mi Jesús de mi alma se censure a mí hijo. Y sobre todo, sobre todo, que esa censura se transmita a toda la sociedad . La gente dice que la iglesia ya no tiene influencia en la sociedad. Pues será en China, porque en España ya lo creo que la tiene.
        Y yo, escribiendo aquí. Soy imbeeeecil. Lo que tengo que hacer es cortar amarra

        Un abrazo muy fuerte.
        Gracias por escuchar los gritos del alma. No todo el mundo tiene esa capacidad. Eso es un don.

Responder a Carmen Cancelar comentario