Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7268 Artículos. - 110879 Comentarios.

¡HAMBRE!

CastilloEl último informe de Cáritas afirma que en España hay ahora mismo dos millones y medio de ciudadanos “en riesgo de exclusión social”. Es decir, hay dos millones y medio de personas que pasan hambre. O se ven abocados a pasarla. Y lo peor de todo es que esta situación dramática se va agravando de día en día. Digan lo que digan los políticos, el crecimiento económico, que ellos anuncian a bombo y platillo, estará beneficiando a banqueros,  empresarios importantes y propietarios de grandes fortunas. Pero, lo que es a la clase media y de ahí para abajo,  realmente lo que  está ocurriendo da miedo. Mucho miedo. Sobre todo, lo que están teniendo que soportar los que se ven más castigados por esta maldita crisis: las familias numerosas y las madres que solas, ellas solas, tienen que sacar una casa adelante. Así lo dice Cáritas, que sin duda sabe de esto más que el ministro de economía. Y bastante más que el de hacienda.

De hambre saben los que la padecen. Los que nunca hemos vivido en la miseria, no tenemos ni idea de lo que es eso. Porque pasar hambre debe ser, tiene que ser, la crueldad más canalla que hay en la vida. El hambre es la fuerza apremiante que brota del instinto más básico que tenemos todos los vivientes en las entrañas mismas de la vida y para la vida. Pero el hambre no es sólo carencia. Además de eso, es también amenaza. El hambriento – sin necesidad de ponerse a pensarlo – se tiene que sentir amenazado. Amenazado por la falta de fuerzas, por la depresión y la tristeza, la desgana de todo lo que no sea quitarse el hambre. Amenazado por el peligro de las no pocas enfermedades que sobrevienen a quienes carecen de lo indispensable para seguir viviendo. Y amenazado, además, por la vergüenza. Es demasiado humillante no tener ni para comer o tener que vivir de limosna. Eso le roba la dignidad a cualquiera. Y el que se ve forzado a convivir en esas condiciones, pierde la poca autoridad que pueda tener hasta en su propia casa y ante su familia. Incluso llegará a ser un “don nadie”. O más simplemente, un “nadie”, como bien dijo Eduardo Galeano. Los incontables “hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos”. Los “que no son, aunque sean. Los que no son seres humanos, sino recursos humanos. Los que no tienen cara, sino brazos. Los que no tienen nombre, sino número”. Los que no figuran en ninguna parte, a no ser en la página de sucesos de la prensa local. “Los nadies, los que cuestan menos que la bala que los mata”. Y ahora también, los que representan menos que la patera en la que mueren ahogados, huyendo del hambre y de la muerte.

El hambre es un sufrimiento físico. Y además es también una humillación social. Hay familias que nunca pasaron hambre. Y ahora, por no decir que la están pasando, prefieren quedarse en casa, para que nadie se entere que se ven obligados a vivir de la caridad. Por eso yo estoy seguro de que el número de personas que pasan necesidad es, en este momento, bastante mayor del que nos dicen las estadísticas oficiales. Y es que, en los tiempos que corren, las cosas se han puesto de forma que, en las familias educadas en la “cultura del orden y de la religión”, la presión que ejerce en ellas la “cultura de la vergüenza” puede llegar a ser más  determinante que la “cultura de la culpa”. Y prefieren morirse de hambre en un rincón de su casa, antes que ir a ponerse en la cola de Cáritas para que la ayuda de los necesitados les alcance.

Muchas veces he pensado que Jesús debió pasar hambre. Tuvo que pasarla y sufrirla. Y verse humillado, como uno más entre los muchos “lázaros” de todos los tiempos. Si no, ¿cómo se explica que el tema del hambre y la escasez esté tan presente en los evangelios (Lc 15, 14. 17; 4, 25; Mc 13, 8 par; Mt 24, 7; Lc 21, 11)?. ¿Por qué a Jesús se le conmovían las entrañas cuando veía a la gente hambrienta (Mc 8, 3 par; Mt 15, 32)? ¿A qué viene que el verbo griego peinaô, “sentir hambre”, se repita tantas veces en el Evangelio, hasta el extremo de que, para Jesús, saciar el hambre es más importante que cumplir con la religión  (Mc 2, 25; Mt 12, 3; Lc 6, 3)? En la parábola del llamado “hijo pródigo, el muchacho aquél, que tiró una fortuna “viviendo como un perdido”, volvió a la casa de su padre porque se moría de hambre (Lc 15, 14 ss). Y en el juicio final, el criterio de Dios será premiar, no al que fue fiel observante de ritos sagrados y ceremonias santas, sino al que dio de comer a los que pasan hambre, dio de beber a los que tienen sed, se puso de parte de los que están enfermos, acogió a los extranjeros…. (Mt 25, 31-46).

En este momento tenemos en España, y en Europa entera, muchos problemas apremiantes. Los políticos tienen demasiadas cosas que les urgen antes de que se les echen encima las próximas elecciones (las que sean). Pero, ¡por lo que más quieran!, como dijo el Nobel de Economía, Paul Krugman, “Acabad ya con esta CRISIS”. Que se podría terminar, si es que hubiera voluntad política de acabar con ella. Cosa que se puede hacer. Sencillamente, repartiendo mejor lo que tenemos. Los derechos fundamentales son los mismos para todos. Y el derecho más fundamental de todos es el derecho a comer. Y comer con dignidad. Teniendo muy presente que cuando los gobernantes no gestionan las cosas de forma que este derecho quede garantizado y satisfecho, tales gobernantes no pueden tener derecho a gobernarnos, por muchas mayorías absolutas que  les amparen. El derecho a vivir tiene que estar siempre por encima del derecho a mandar. La vida está antes que el poder.  No sé cómo se puede resolver este dilema. Pero, al menos, que me dejen decir lo que siento cuando veo que el poder se ha superpuesto al hambre y a la dignidad. Y, por tanto, ya vemos como la cosa más natural del mundo que el derecho a mandar esté por encima del derecho a vivir como personas que merecen  un respeto.

8 comentarios

  • Antonio Vicedo

    No se a qué viene esto:- ” No hay que ser fariseos y rasgarnos criticando a la Iglesia”.
    Por mi parte, sin que me de por aludido, ni honradamente encaje el consejo, sigo creyendo en aquello que, como tarea de sus seguidores,  siquiera sea sinceramente intencionales, queda esquematizada´por Jesús en la levadura de la parábola para que fermente la MASA; y en aquella otra enseñanza de que, son los frutos, los que nos descubren la verdadera naturaleza del árbol que los produce.
     
    Parece ser que el concepto de FARISEO y FARISEISMO, a estas alturas está muy aclarado.

  • luisalberto

    De esta noticia, no se escucha padre.
    El precio de los Submarinos para los próximos 10 años.

    El informe “Pronostico  International sobre  el Mercado de proyectos para Submarinos” explica  que 111 submarinos con un coste de 106.7 mil millones de dólares serán producidos entre 2011-2020. El valor medio de estos submarinos será 960 millones de dólares, un indicador de la complejidad creciente del submarino moderno y el empleo creciente de propulsión independiente de aire (AIP), lo cual se añade y aumenta considerablemente el coste de barcos diésel eléctricos.
    A largo plazo, se ven cambios constantes en la estructura de costes de la construcción y el número regularmente creciente de los países que están interesados en submarinos de propulsión nuclear cuyol coste medio de submarinos seguirá aumentando en una base anual, dice el analista de buques de guerra Estuardo Slade, el autor del informe.
    El mercado submarino es dividido en tres subsectores. El primero es el mercado para submarinos de misil balísticos, o SSBNS. Hay 13 tales submarinos sobre la orden o en construcción. Estos representan el 11.7 por ciento del mercado total en términos de números, pero son valorados en 26 mil millones de dólares, representando el 24.5 por ciento del valor total del mercado. El coste unitario medio del SSBNS es 2.0 mil millones de dólares.
    En el largo plazo, tanto los Británicos como marinas estadounidenses evalúan a sucesores posibles con su existencia SSBN unidades, la Vanguardia y clases del Ohio, respectivamente. El programa británico es designado SSBN (R) o el Sucesor; el programa estadounidense, SSBN (X). Ambas marinas han decidido quedarse con el concepto tradicional SSBN, aunque tanto SSBN (X) como SSBN (R) lleve considerablemente menos misiles que sus precursores. 
    El sector secundario es el mercado para submarinos de ataque de propulsión nuclear, o SSNS. Las proyecciones muestran las ventas de 27 tales submarinos, representando el 24 por ciento del número total y valorado en 48.32 mil millones de dólares. Esto representa el 45.7 por ciento del financiar de total para todos los submarinos durante el período de previsión. El valor de unidad medio del SSNS cubierto en este estudio es 1.79 mil millones de dólares. De modo interesante, el diferencial en el valor entre SSNS Y SSBNS se ha caído precipitadamente durante los pocos años pasados.
    El sector final es el mercado para SSKS, o submarinos diésel eléctricos. De 2011-2020, 71 de estos barcos serán construidos, representando el 64 por ciento del total. Ellos son valorados en 32.4 mil millones de dólares, representando el 30.36 por ciento del gasto total sobre submarinos de 2011-2020. Un factor notable este año es que el coste medio de submarinos diésel eléctricos ha aumentado a 456 millones de dólares.
    Previsión Internacional, S.A.. es un proveedor principal de Inteligencia De mercado y Análisis en las áreas de espacio aéreo, defensa, sistemas de poder y la electrónica militar. Basado en Newtown, Conn., los EE.UU., la Previsión Internacional se especializan en previsiones de industria de largo alcance y evaluaciones de mercado usadas por planificadores estratégicos, comercializando a profesionales, organizaciones militares, y gobiernos por todo el mundo.
    Este es el problema del planeta.

  • luisalberto

    “Messi gana 33 millones de Euros por año”. Esto es lo que gastan los españoles por un jugador. No hay que ser fariseos y rasgarnos criticando a la Iglesia.

  • Antonio Vicedo

    Según ese INFORME de CARITAS (Creo que ECLESIAL) que también puede entenderse por AMOR, lo único que Jesús nos manda o pide, (Ju. XIII,35,  es JESUS, desde esos dos millones y medio ¿? de sus HERMAN*S MAS PEQUEÑ*S está record-andonos que  NI SIQUIERA PUEDE COMER BASTEANTE  en nuestra considerada ESPAÑA CATÓLICA.
     
     
    ¿yY asombra e indigna lo de GÜRTEL, ERES, PUJOL, BANKIA, CAJAS DE AHORROS, BANCOS depositarios de fortunas cristianas y ECLESIALES?
     
    ¿Y de AQUELLOS MILLONES DE HAMBRIENTOS  que CARITAS no contabiliza en en EL  Planeta Tierra, donde los bienes necesarios o convenientes aún, para la Humanidad ABUNDAN y son CONTROLADOS  por PODERES  A LOS QUE DEFIENDEN y SOSTIENEN  las llamadas DEMOCRACIAS o TEOCRACIAS?
     
    ¿Para cuando cargar de VERDAD  ese NUESTRO  que unimos al nombre PADRE (DIOS) cuando se le invoca?

  • Dracir Abad

    ¿Cómo se puede concluir que los estadios solo se llenen de hambrientos o de pobres? Puede ser cierto que muchas personas usen malamente lo que tengan, pero si lo utilizan bien o mal al menos lo tienen. El Prof. Castillo habla de la inmensa masa visible o no que aunque lo deseara no pudiera ir a un estadio de deportes.
    América Latina hace años que experimenta una emigración fortísima desde su Sur y su Este hacia los EE UU y Canadá. Quizás el documental mexicano “De Nadie” (CF, YouTube en 8 partes) ilustre la experiencia desesperante de la emigración). Eduardo Galeano escribió hace mucho: “Las Venas Abiertas de América Latina” que sigue siendo una lectura obligatoria. Este enlace lleva a su versión PDF si alguien la desea: http://www.aahora.org/doctos/LasVenasAbiertasdeAmericaLatina.pdf.

    De acuerdo con los datos del Banco Mundial citados por un estudio de Pew Research Center (17 de diciembre 2013), las remesas de los emigrantes a sus países constituyen una proporción grande de la ayuda recibida por esos países. EE UU es el principal emisor de las remesas a América Latina. Con 41.000 millones de dólares, aglutinó el 78% de los envíos de 2012, seguido por España, que representa el 8% (4.000 millones) y Canadá (1%, 704 millones. Este es el enlace al estudio de Pew:
    (http://www.pewsocialtrends.org/2013/12/17/changing-patterns-of-global-migration-and-remittances/.

  • xeskina

    Es cierto que Jesús debió pasar hambre, y si los españoles que somos tan católicos estamos hartos de que nos lo digan unos señores Obispos i hasta curas que salen a celebrar las Misas muy engalanados y representan a Jesús. Quien se lo cree que Jesús pasó hambre.
    Las noticias dicen que en Europa hay crisis, yo que vivo en Mallorca veo llegar muchos turistas europeos, estos no pasan hambre. Pero en España que nos decimos europeos se
    pasa hambre, y en Africa se pasa hambre, nos lo dicen las fotos que nos llegan de aquel pais y tambien nos llegan noticias de una gran epidemia de ebola provocada por el hambre y la desnutrición.
    En España ya tenemos el ebola en casa y se empieza a tener miedo y se buscan culpables.
    Y ya empezamos a darnos cuenta que aquí los dineros de todos nos lo roban los gobernantes, por esto el Gobierno nos xupa la sangre como no lo hacen los demás paises
    Necesitan dinero para saciar su hambre de poder y lo pagan los mas pobres y si no se devuelve este dinero pronto habrá en España una epidemia. En la católica España hay mucha hambre. Jes`s Hermano pasó hambre i nos advirtió que solo El podia saciarla.

  • Es curioso esto porque aquí en Perú vemos que los estadios en España están totalmente llenos y las millonarias sumas de euros que se pagan por cada jugador.
    Evidentemente que en el país del los ciegos, el tuerto es el rey. Seria bueno que el padre Castillo abra los ojos y  dirija su agresiva critica a todas las personas que van a tirar su dinero en los estadios.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo:

    Muchas veces he pensado que Jesús debió pasar hambre.
    Tuvo que pasarla y sufrirla. 
    Si no, ¿cómo se explica que el tema del hambre y la escasez esté tan presente en los evangelios?

    También el “tema” de “los pobres” están en casi todas las Predicaciones y Conferencias;
    pero no por ello deducimos que los Predicadores y Conferencistas hayan sido “pobres” (hambrientos).

    A no ser ¡claro! que se trate de “pobres” pero de “espíritu”;
    y ahí sí que me la ganaron!

    Pero igual ¡Voy todavía! – Oscar.

Deja un comentario