Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4872 Artículos. - 78253 Comentarios.

La era está pariendo un corazón 00

Nacho+Dueas+DibujoOSCARp
Hoy empieza este curso, fruto de una colaboración entre Cádiz y Santiago de Chile:
– Un libro, inédito aún, escrito por Nacho Dueñas. Ver índice y algunos capítulos aquí.
– Unos esquemas para Atrio destilados del libro por Oscar Varela. Ver todos los temas aquí.
– Una ambientación musical escogida para cada tema por Nacho.

INTRODUCCIÓN

El sueño de Casandra (Ismael Serrano)
La sibila Casandra veía el futuro trágico
pero confiaba que el amor lo cambiaría…

1.- Soñar despierto

El sueño es vida; no que la vida sea sueño. ¿Será que las apariencias nos engañan?
Sólo quien conoce las esencias conoce las dinámicas.

Pero si las apariencias engañan, trascendámoslas y centrémonos en las esencias.
Los pre-supuestos de nuestra cotidianidad no tienen fundamento.

Dormitar sobre el cráter de un volcán a punto de estallar puede ser una respuesta similar a la que daban los ministros del rey de España Fernando VII, para dar fe de su sumisión mental (y por tanto de su ignorancia): “lejos de nosotros, señor, la funesta manía de pensar”.

Quienes no teman pensar, hallarán otros mundos que están en éste. Estamos a punto de pasar a otro nivel infinitamente más elevado.

Es falso que la religión se bata en retirada, o que ateísmo y agnosticismo sean las únicas apuestas que nos quedan. Pero es cierto que el capitalismo ha fracasado y pronto va a caer.

Occidente es un aborto de Oriente y el Progreso es una caída en picado; pero remontable como ocurrió con la mayor época de esplendor de nuestra especie. No estamos pensando en la Ilustración, el Renacimiento o la Antigüedad cristiana y grecolatina, sino en la época transcurrida durante el siglo VI antes de Cristo.

2.- Los atrevidos Sueños

Decimos que:

  • la materia no existe;
  • que los muertos sí pueden resucitar;
  • que el planeta es un organismo vivo;
  • que todo el universo es una gran mente.
  • el camino más corto entre dos puntos no es la línea recta;
  • el tiempo no existe y es posible viajar al futuro;
  • lo científicamente imposible está científicamente constatado;
  • los milagros están a la orden del día,
  • todos nosotros somos brujos o, si se prefiere, parapsicólogos;
  • hay trascendencia pero no Dios;
  • Cristo nació y resucitó, pero ni era Dios (al estilo occidental) ni fundó iglesia alguna;
  • Las experiencias místicas están constatadas y la lógica falsifica la realidad;
  • no se está en un país por el mero hecho de tener en las manos el mapa de ese país;
  • no hay más futuro que el pasado;
  • lo que llena la existencia es un gran vacío;
  • para llegar a un lugar seguro, se debe abandonar todo camino.
  • usted que lee esto, y yo que lo escribí, en rigor, somos absolutamente inexistentes.

3.- ¡Seamos serios!

Las líneas anteriores son un poco provocativas. Ahora vamos a ponernos serios. Digamos, entonces, que nada de lo afirmado ahí arriba es falso. Habrá cosas discutibles, otras rebatibles, incluso erróneas, pero en su mayoría, me temo que no sólo son ciertas, sino que son científicamente demostrables, filosóficamente fundamentables y empíricamente comprobables.

Estos Escritos sostienen que estamos en el ojo del huracán de un cambio de paradigma a todos los niveles de la existencia humana, y pretenden suscitar un novedoso enfoque holístico que, mediante un cambio de mentalidad, se puedan gobernar los cambios que se avecinan.

Esta monografía expondrá cómo la especie humana es espiritual por naturaleza, y no por cultura. La religión, en cambio, al sistematizar y organizar dicha espiritualidad, sí que es un fenómeno cultural, y por ello, marginal por reciente.

4.- La de-cadencia desde “hace mucho tiempo”

El hombre primitivo gozaba, junto con unas espantosas condiciones, de una cotidiana vida mística. La naturaleza era su locus habitual, que le permitía percibir e interactuar con ese todo absoluto, trascendente, misterioso, cuántico y energético de la realidad.

La humanidad, a partir del neolítico y hasta nuestros días, ha venido sufriendo un proceso de decadencia en numerosos planos y a lo largo de diversos episodios:

  • la auto-segregación a su hábitat natural (de las ciudades sumerias y mesopotámicas);
  • la represión de la espiritualidad de la mano de unas religiones que la sofocaron;
  • la cosificación de lo absoluto y lo trascendente mediante un proceso antropo-morfo;
  • la reducción de la trascendencia por mano de los monoteísmos occidentales;
  • el surgimiento de la desigualdad y por tanto de la pobreza;
  • el surgimiento de socio-economías esclavas, feudales y capitalistas;
  • la cosificación del ser humano a partir del “cogito ergo sum”;
  • la  represión del pathos en beneficio de la razón;
  • la transformación del hombre en una máquina de pensar, que no de sentir;
  • la cosificación del cosmos, al reducir la realidad universal a una maquinaria newtoniana;
  • la cosificación de la sociedad al transformarse en polis;
  • la ciudad-polis donde todo se compra y se vende, surgiendo el sistema capitalista;
  • la cosificación de la propia corporeidad robotizada;
  • la hipertrofia del plano científico-técnico que provocan:
  • las adicciones a la televisión, al automóvil, a las nuevas tecnologías o al teléfono móvil;
  • la alteración de capacidades cognitivas, físicas, emocionales, éticas, creativas y espirituales;
  • el ritmo demencial contra el medio ambiente conduciendo la civilización a su colapso.

5.- Despertando de tanta “pesadilla”

Estamos inmersos, sin embargo, en todo un proceso de factible resurrección de la humanidad, es decir, en un salto cualitativo de nuestra conciencia y, por tanto, de nuestra felicidad. Y todo ha comenzado justo en el interior de la hipertrofia del plano científico-técnico.

El racionalismo de Descartes y Newton (no confundir con la racionalidad práctica y funcional) cristaliza en la apuesta de la Ilustración y en la mentalidad de la modernidad. Así se produjo una revolución científica.

De la mano de su propio desarrollo emergen tanto la física cuántica como la teoría de la relatividad que, sin embargo, desautorizan e impugnan a la física clásica y a sus presupuestos al establecer que:

  • la materia no existe;
  • los conceptos de espacio y tiempo son irreales;
  • la única realidad existente es un fluido constante de energía;
  • el aparato epistemológico de la lógica es insuficiente para captar lo que nos rodea.

6.- Cuando laboratorio y monasterio coinciden

Por otra parte, la religión redescubre lo contemplativo, lo místico y lo espiritual, y asumiendo que más allá del concepto antropomorfo de Dios (o sea, un ser humano extraterrenal y no corpóreo, pensante y sintiente, premiador y castigador) se encuentra la realidad absoluta, energética, dinámica, panteísta, mística y apofática de lo absoluto, que no está ultreya la materia, sino dentro de ésta, constituyendo su esencia.

Así, y de modo sorpresivo, milagroso y todavía rudimentario, convergen el monasterio y el laboratorio:

  • la energía de los científicos sería la misma que el espíritu de los contemplativos;
  • la ciencia y la contemplación serían dos disciplinas distintas pero complementarias.

A partir de aquí todo se articula emergiendo un entramado que va a dar pie al gran salto cualitativo.

7.- Religión y Marxismo

Así, la religión descubre su potencial revolucionario gracias a su diálogo con el marxismo.

El marxismo, de la mano de las espiritualidades y de los nuevos sujetos revolucionarios:

  • el marginado precario;
  • la mujer;
  • el originario indígena;
  • la madre tierra;
  • el adicto al internet;
  • el homosexual;
  • el hippie;
  • el paradigma cuántico suprateísta

se abre a los valores de

  • lo femenino;
  • lo micro
  • lo holístico
  • lo amoroso
  • lo espiritual;
  • lo cósmico.

De este modo, se reorientan la revolución y la religión, al descubrir que lo nuclear del ser humano no es el logos sino el pathos: su vitalismo, su entusiasmo, su creatividad, su espiritualidad, su plano onírico, místico, subconsciente…

8.- Alternativas anarquistas emergentes

El movimiento antiglobalización, el socialismo del siglo XXI y el emerger mundial de los indignados son la primera manifestación de unas resistencias revivificadas gracias al novedoso paradigma. A su vez, la micro y lo autogestionario se multiplican:

  • el anti-consumismo;
  • las eco-aldeas;
  • las comunas;
  • las granjas de agricultura ecológica;
  • el trueque;
  • la vuelta al campo;
  • el boicot a las multinacionales;
  • el boicot al autoempleo;
  • el cooperativismo.

9.- El tiempo-eje (axial): anti-sistémico y contra-cultural

Así, está emergiendo toda una nueva contracultura como respuesta a esta crisis epocal, novedad que es heredera de las sucesivas contraculturas que han surgido siempre que una civilización se venía abajo.

Se prevé un gran emerger antisistema. Según algunos expertos, la humanidad, de modo inminente, va a experimentar un nuevo tiempo-eje, semejante al salto cualitativo protagonizado en el siglo VI a/C por Buda, Lao-Tse, Pitágoras y otros muchos más que potenciaron considerablemente la capacidad mística, filosófica y científica de una humanidad que aun vive de aquel proceso de hace unos 2.500 años.

Y, casualmente, el inminente tiempo-eje que está al llegar coincide cronológicamente con las profecías referentes a un renacer de la humanidad, enunciadas por culturas desconectadas entre sí, como los mayas, los chinos, los hindúes o los indios norteamericanos.

¿Casualidad? ¿Causalidad? ¿Sincronicidad? Sea lo que sea, tenemos por delante dos alternativas:

  • podemos sentarnos a contemplar las maravillas que vienen;
  • podemos integrarnos en ella para potenciarlas.

Nosotros, que preferimos ser lluvia a ver llover, invitamos a lo segundo.

10.- En cuanto al soporte bibliográfico

En catorce breves capítulos desarrollamos un rosario de datos y fuentes, que echan mano del criterio de autoridad. No obstante, asumimos los errores que podamos cometer, y nos hacemos responsables de nuestras afirmaciones e interpretaciones. Contamos los siguientes autores:

Teología: Hans Küng, Leonardo Boff, Frey Betto, Harvey Cox, José María Blázquez, José María Díez-Alegría y Juan José Tamayo.
Mística: San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, Hildegarda von Bingen, William Johnston o Teilhard de Chardin.
Física cuántica y Teoría de la relatividad: Fritjof Capra y Eduardo Battaner.
Filosofía: Michael Lowy, Henry Bergson, Mircea Eliade, D’Alembert, Engels y Montesquieu.
Historia: Víctor Alba, Fernando García de Cortázar, José Luis Capilla, Maurice Crouzet, Hans Freyer, Eric Hobsbawm.
Economía: Adam Smith, John Maynard Keynes, Joaquín Estefanía, Paul Krugman, Joseph Stiglitz.
Referenciales: Gonzalo Arias, Noam Chomsky, Carlos Marx, Roger Garaudy, Eva Golinger, Marta Harnecker, Pascual Serrano.
Contracultura: Ernesto Cardenal, Mohandas Gandhi, Henry David Thoreau, Luis Racionero, Ken Goffman.
Robotización: Gustavo Bueno, Carlos Elías, Marshall Mc Luhan, Giovani Sartori y Herbert Marcuse.
Parapsicología: Mariana Caplan, Raymond Albert Moody, Francisco José Rubia o Fernando Sánchez Dragó.
Salto cualitativo: José María Vigil, Raimon Panikkar, Karl Jaspers o John Selby Spong.

Dejo al lector en el entramado del libro y que busque, al igual que lo intentamos nosotros:

  • no la erudición sino el conocimiento;
  • no la cultura sino la sabiduría;
  • no la religión sino la espiritualidad;
  • no el activismo sino el compromiso;
  • no la pasividad sino la calma;
  • no el bienestar sino la felicidad.

fuera de la felicidad, todo son excusas(F.Cabral).

¡Sea!

102 comentarios

  • Hermanito Pablo de Utrera

    Trato hecho. Y sí. En mayor o menor medida, todas las afirmaciones del apartado 2 son ciertas.

  • pepe blanco

    Nacho, seguiremos en el capítulo 1, o en otro cualquiera. Pero permiteme insistir en mi sugerencia: no te limites a leer lo que otras personas dicen sobre la cuántica. Echale un par de cojones (que eso se nota que los tienes) y lee tú mismo, directamente y sin intermediarios, un tratado de mecánica cuántica. El libro que te sugería de Sanchez del Río, es una buena introducción (y mucho más que una introducción), con la ventaja añadida de ofrecer varios apéndices con las nociones matemáticas básicas imprescindibles para seguir el texto. Animo!

Deja un comentario