Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4909 Artículos. - 78972 Comentarios.

Derecho a decidir: ¿De quién y de qué?

faus

Varios colaboradores de ATRIO nos indican el interés de este artículo en este momento y lo proponemos a la consideración de nuestros lectores, aunque ya haya sido publicado en Religión Digital.

Confesión previa: quizá soy anormal, pero no creo en las patrias. Forma parte de mi espiritualidad que las patrias suelen ser un ídolo con el que los humanos revestimos de virtud nuestras pasiones, como cuando llamamos justicia a nuestra sed de ver sufrir a quien nos hizo daño. Lo cristiano es servir y amar hasta el máximo a la comunidad en la que me encuentre. Eso quisiera hacer y no sé si he sabido hacerlo.

Por otro lado, una Cataluña independiente me liberaría de esa España machadiana que embiste y reza cuando se digna usar de la cabeza. Esa España no alcanza en Cataluña más allá del 10% mientras en el centro de la península puede acercarse al 50% y dispone de enorme poder económico y mediático, agobiante y duro de soportar. Éste es un importante hecho diferencial.

Dicho lo anterior, tengo mis reservas sobre el modo como se está tratando el derecho a decidir. Reservas, no de carácter político o nacionalista, sino de tiempo y de lógica elemental.

De tiempo porque, en una España indignante con 30000 € de renta per capita y cuatro millones de españoles que carecen de calefacción y agua caliente en este invierno, el tema Cataluña está sirviendo (a Mas y a Rajoy) como un Gibraltar distractivo en tiempos de Franco. ¿Acaso no teníamos derecho a decidir sobre todos los recortes que nos impuso el señor Mas? De lógica porque ningún derecho puede vindicarse con contenidos nebulosos, “ingrávidos y sutiles como pompas de jabón”, que cantaba Serrat con Machado. Un derecho reclama sujetos y contenidos bien delimitados. Veámoslos.

  • 1. Sujetos.- Si en una Cataluña independiente, las poblaciones con mayoría inmigrante reclamaran el “derecho a decidir” ingresar en España ¿lo tendrían? ¿ellas solas o toda Cataluña? Esto es pura hipótesis, pero ahora desde el resto de la península invocan también un derecho a decidir sobre la suerte de Cataluña, que no es territorio de ultramar sino parte de un todo: ¿tienen ese derecho? ¿en igual proporción que Cataluña? El gran problema del aborto reside en si hay derecho a decidir sobre algo que, aunque esté en tu cuerpo, no es tuyo como tus uñas si quieres pintártelas, o tus pechos si quieres ponerte silicona o vaciártelos como Angelina Jolie; en el aborto se trata de algo muy distinto a eso y muy serio, que cuestiona el derecho a decidir. Y la afirmación generalizada sobre el derecho a disponer del propio cuerpo es tan neoliberal y tan derechosa como la del que esgrime el derecho a disponer de su dinero como quiera. Tal derecho no existe porque, a partir de un cierto límite, tu dinero ya no es tuyo aunque esté en tu bolsillo o en tu cuenta corriente.
  • 2.- Sujeto impreciso, derecho oscuro. Si ahora pasamos al objeto de la decisión, mi perplejidad crece porque ese derecho viene siendo invocado sin definir nítidamente sus contenidos. Sólo ERC lo tiene cartesianamente claro: Catalunya independiente al precio que sea, o a cualquier precio salvo el de la violencia (cosa muy de agradecer); aunque sin aclarar qué tanto por cien se requeriría para esa independencia. Teresa Forcades añade una banca nacionalizada y “no aceptar una deuda que consideramos ilegítima, contraída para rescatar con capital público unas entidades privadas”. Si con esa independencia estaremos peor, si quedaremos fuera de Europa son cosas que no importan: porque “vale más honra sin barcos que barcos sin honra”, como dijo el otro.

Hoy tenemos ya unas preguntas que son breves pero siguen sin ser claras. La mayoría de votantes no sabe qué es eso de “un estado”, distinto del independiente y del “som una nació” (estado y nación no significan lo mismo aquí que en EEUU). Tampoco se suministra al ciudadano la información necesaria para poder decidir con libertad y conocimiento de causa. Si la pregunta fuese: “¿desea Ud una Cataluña independiente aun a riesgo de quedar fuera de la UE y no participar en las decisiones del euro, pero una Cataluña más justa e igualitaria, aunque menos rica?”, quizá yo votaría sí, sabiendo a qué atenerme.

Estoy queriendo decir que el fundamento del derecho a decidir es el derecho a poder hacerlo, esto es: contar con suficiente información sobre ventajas e inconvenientes, consecuencias positivas y negativas de la decisión que nos arrogamos el derecho a tomar. Esta condición de posibilidad no la veo respetada: porque nuestra democracia no es un sistema de información sino de manipulación, y nuestra hora histórica no parece hora de “seny” sino de “rauxa”: no de razonamientos serenos sino de afectos primarios.

Ejemplos de esa “rauxa”: por un lado, Rajoy invoca su deber de cumplir la Constitución cuando, en temas sociales (vivienda, sanidad, pobreza, educación…), la está pisoteando desde que llegó al poder. Mientras que, en el caso del referéndum, hay juristas que creen que tendría una posibilidad en el artículo 92 (“decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum…. Convocado por el Rey mediante propuesta del presidente del Gobierno”…). Pero es evidente que, si buscara una salida por ahí, la extrema derecha que ahora le apoya, le defenestraría.

Por el otro lado, los independentistas que conozco lo son:

  • – porque creen que así vivirán mejor. Prescindiendo de lo que esto pueda suponer de insolidaridad, me parece que eso es algo de lo que quiere decir la expresión tan catalana de “somniar truites”. No comprendo que profesionales de la política puedan creer que luego de la separación podrán establecerse unas relaciones de fraternidad con España (hasta formar una Confederación Ibérica con Portugal y Andorra) y con el Barça y el Español jugando en la liga española…, de modo que España es el gran enemigo antes de la separación y el gran amigo después de ella. He vivido algún caso de parejas en que uno de los dos se cegaba y llegaba a creer que: “ahora te voy a poner los cuernos, pero luego nos querremos mucho”. Pues algo así.
  • – Otros los son para afirmar una identidad que sienten agredida. Pueden tener su razón, pero convendría no olvidar que el gran agresor de esa identidad es el PP. Y bien: han sido precisamente partidos nacionalistas los que a veces han hecho posible que el PP pudiera gobernar. Pues ese partido no tiene ningún otro con quien pactar y (salvo casos como el de las elecciones del 2011, donde se votó sobre todo para castigar al PSOE) nunca conseguiría por sí solo una mayoría absoluta, dado que lleva en su seno a la extrema derecha más recalcitrante. En situaciones normales lo más a que podría aspirar el PP es a que le pase lo de Andalucía: que a lo mejor llega a ser la lista más votada, pero también es la más vetada y no tiene con quien aliarse para configurar una mayoría. No deja de ser chusco que esa alianza les venga de partidos identitarios: quizá porque coinciden en los presupuestos económicos.
  • – Otros son hoy independentistas sólo para darle una patada “en los mismísimos” a Madrid. Esta es una decisión más de rabia que de sentido común. Pero ha sido fomentada desde el poder, por actuaciones como ese show pretendidamente académico de “España contra Cataluña”. Hasta Esquerra se desmarcó de ese título digno de la mala uva de don Cristóbal Montoro, y que elige sólo un aspecto de una realidad compleja y convierte ese aspecto en la totalidad de esa realidad. Desconoce así todas las quejas de personas tan respetables como Muñoz Molina contra esos catalanes a los que antaño tanto trataron de ayudar. El seny pediría escuchar a todos, también a los hispanos que aman a Catalunya y antaño lucharon a favor suyo.

Así se ha llegado a la “verdad oficial” de que, al rechazar el Estatut, España rechazó a Catalunya. Nunca se dice ni se reconoce que el Estatut fue aprobado por el pueblo español en el parlamento. Y que el rechazo vino más tarde, de un poder judicial, donde ya se sabe que domina “la otra España” y que maltrata tanto a Catalunya como a otras comunidades. Pero de haber titulado “la otra España contra Catalunya” eso ya no daría votos. Pero ¿se trata de decidir bien, o de decidir lo que yo quiero que decidan?…

Acabemos con un ejemplo a no olvidar, de lo que puede ser un derecho a decidir sin objetivos claros: apelando a orgullos patrios o a “España la primera en dar un sí a Europa”, el bueno de Zapatero nos hizo aprobar una lamentable constitución europea que implicaba la muerte de lo más valioso de Europa y la dictadura de esa “troika” que decide por nosotros. Holanda y Francia lo vieron más claro (aunque tampoco les sirvió para mucho). Bien es verdad que, como contraposición a eso, mucha gente catalana ha encontrado en estos momentos oscuros una ilusión y una razón para vivir en el sueño independentista. Cosa importante en momentos tan desilusionados y tan nihilistas como los actuales. El tiempo dirá si, también aquí, hay que aplicar el dicho aquel de “más dura será la caída”….

Y un apéndice para obispos y clero: no apelen aquí a la moral, porque ni la unidad de España ni una independencia tienen nada que ver con la moral. En todo caso, la moralidad podrá estar en el modo como se la gestiona pero no en el hecho: por ejemplo en que las iglesias se dediquen a poner banderas, con estrella o sin ella, como si la casa de Dios no fuera casa de oración “para todas las gentes”…

(N.B. Este artículo es la versión más válida de otro aparecido este mes en La Vanguardia, donde tuve que abreviarlo por el límite de espacios que me pide el periódico).

16 comentarios

  • Javier Pelaez

    Dado que Óscar Varela no ayuda,hay va parte mínima de la letra del tango  “Cambalache” dedicado a la ilustre pareja de “presidentes”:”….siglo XXI,cambalache problemàtico y febril…!¡el que no llora no mama y el que no afana es un gil!”.

  • Javier Pelaez

    Ha llegado a mi conocimiento la conversación entre Gonzàlez y Mas antes de que se abrieran los micrófonos:-Gonzàlez:Tú lo que tienes que hacer es un referedúm modelo “España,de entrada no”.La pregunta es fàcil:”¿Quiere usted que Cataluña sea independiente si sigue formando parte de la UE,el Barça de la Liga y los españoles bebiendo cava todos los días y con los fondos en la Caixa?”.-Mas:Non fotis nen,tú seràs andaluz,pero tienes la cabeza pa’ algo….

  • Javier Pelaez

    En cuanto al debate,el Evolé muy blandito con Mas:no le sacó las frases en que ha insultado a los andaluces porque había delante un sevillano…Luego fue un debate entre trileros.Cuando Evolé le pregunto a Mas si retiraría la consulta por un concierto,salió al quite el Gonzàlez diciendo que era un “cambalache”.El autor de aquel cambalache del referendúm de la OTAN,protegiendo al otro trilero.En fin,Mas o va de farol o es un completo irresponsable.Debería cantarnos Óscar Varela el tango “cambalache”..

  • Javier Pelaez

    Hay que ver ese debate entre trileros-troleros:González y Mas…moderados por Evole..

  • Javier Pelaez

    Pepe el objetio de ese gran coalición sería mantener este régimen corrupto de 1978 que ya no da más de sí…

  • pepe blanco

    Hola Javier,
     
    Tengo la misma impresión que expresas: a veces, parece que están abriendo el camino para una coalición PP-PSOE. No sé si sería buena o mala pero, de entrada, no me resulta apetecible.

  • Javier Pelaez

    Hoy le lanza un obús Francesc Carreras a los partidos catalanes que han mandado al Congreso la petición de la delegación de la competencia de autorizar referenda.Deja claro que los proponentes de esa iniciativa saben que esa delegación es inviable jurídicamente ya que es delegable la competencia exclusiva del Estado de autorizar referenda en materia de competencia autonómica-art.149.1.32,hablo de memoria-,pero no la competencia de “celebrar referenda”-art.92 de la Consitución-.Y lo saben porque se lo dijo en un informe el Consejo Nacional de la Transición Nacional.Pero lo importante,dice Carreras,es la propaganda que el Estado aparezca como que rechaza delegar una competencia que no puede delegar.Así lo recomendaba el Consell.En fin,que estamos en una guerra matrimonial  en que los cónyuges utilizan malas artes.Incluso a Ramoneda le veo preocupado porque el PP se divida-“sería catastrófico”-.Los nacionalistas catalanes les preocupa que el PP se divida porque esta confrontación patriótica se atenuaría bastante si el PP implosionara y se abrieran paso otras mayorías…Pero yo me temo lo peor el régimen bipartidista monàrquico ya nos està preparando para la gran coalición PP-PSOE,se ve en EL PAIS elogiando el sentido social de la Merkel cuando gobierna con los socialdemócratas…Algunos creen que la República Federal es la única solución contra este bipartidismo con apoyos nacionalistas periféricos neoliberales….Esto parece lejano,pero màs lejano,como dice un amigo mío,parecía que Pedrojota dejara EL MUNDO…

  • Juanel

     
    No me gustan los nacionalismos, los patriotismos, separatismos, racismos…. de ninguna bandera, ni la canaria que es el lugar donde vivo y el de mi familia materna, ni la catalana donde viví más de 30 años y es el de mi familia paterna y viven mis hijos, pero mucho menos el nacionalismo españolista sobre todo el encubierto, aquel que apela a una especie de sentido común interesado. Hay un problema grave en el Estado español respecto a Cataluña y al País Vasco, para los que la Constitución en el tema de las autonomías se estima como impedimento para la solución. Lo que en mi opinión no puede ni debe hacerse es mirar para otro lado asegurando que el problema no existe o que es un problema falso, un montaje para la distracción política de los problemas más importantes derivados de la crisis financiera, laboral,…. El impresionante aumento del independentismo en la población catalana en los últimos años, parte de la ausencia de respuestas y de diálogo entre las partes, creciendo la sensación de desencuentro provocando crispación. Esto no es nada bueno y aleja las posibles soluciones de convivencia en un Estado común.
     
     
    No sé si aún queda tiempo para la tercera vía propuesta por el PSOE de cambiar la Constitución en un Estado Federal, (alianza entre Estados con sus propias leyes e instituciones sujetos a un Estado Central común con capacidad de tomar decisiones políticas, legislativas… para el conjunto de los Estados federados) o bien, una Confederación de Estados independientes cuyo conjunto lo determina los términos en los que se firme la alianza entre ellos. Esto evitaría los problemas derivados de una Cataluña independiente con toda probabilidad fuera de UE y del euro. (El veto del Estado español es de cajón, pensar lo contrario me resulta ilusorio). Pensando de forma muy optimista o utópica como algunos ya han apuntado, el proceso podría abrir posibilidades a una confederación ibérica y quizás también mediterránea (junto a Italia, Grecia, Croacia, y tal vez Francia) adquiriendo peso específico los países del Sur frente a los Norte de la UE, que tienen problemas distintos puestos de relieve en la crisis. Bueno, creo que vale la pena soñar para mantener la esperanza de entendimiento, a base de diálogo y más diálogo con el fin de alcanzar acuerdos consensuados.
     
     
    El derecho a decidir me parece que debe ser respetado para cualquier colectivo. Pero si se vota por la independencia de Cataluña, podría establecerse fórmulas federativas o confederativa de Estados independientes. Lo que en mi opinión no sería nada bueno es que se llegara a una situación irreversible de separación independentista con la rotura del Estado español, puesto que esto no traería más que una situación conflictiva. Da miedo al repasar en la historia reciente los conflictos de independencia, pues en su inmensa mayoría han sido violentos. Pensar que en este caso no lo sería, me parece que es jugar con un boleto de lotería de probabilidad escasa y demasiado peligrosa.
     
     
    No entiendo el escrito de Ludovico contra Ignacio G. Fauss y su moral, porque lo que dice no defiende el independentismo sino el entendimiento y esto en mi opinión, aunque Ignacio G.F. diga que no tiene que ver con la moralidad o la ética, sí lo tiene. Si he entendido la posición de Ignacio G.F., me parece que busca razones para la paz (por tanto con razones éticas), sin escabullir o disimular el problema. Sin embargo, echar culpas al PP independientemente de que las tenga o no, pues no me parece el camino más adecuado para el entendimiento.

  • marian

    No se puede decir mejor, ni más claro. Siempre que leo los correos de Ludovico, me siento completamente identificada. Así que no tengo nada más que añadir. Solamente agradecerle sus opiniones siempre ponderadas. Gracias.

  • Román Díaz Ayala

    Comprendo, George, que esta forma de argumentar con un constante recurso ad hominem, te resulte irritante.
    hemos sido educados en otro sistema donde o bien se ataca a la persona, o se desestima eso y simplemente se argumenta mediante una exposición lo más discursiva posible del pensamiento.
    Pero aquí confluyen  dos cosas que debes conocer
    a) este sistema aquí es bastante bien tolerado, un poco por la formación clásica (Mucho Cicerón) y otro poco porque ha sido una constante desde la dictaduras donde todoas nos definíamos en los conceptos de amigos o enemigos.
    La praxis política, trasmutó los terminos de enemigo al de adversario, pero sin cambiar mucho las formas. La clase periodística entonces colaboró muchísimo, ya desde los tiempos de Suárez, cuando se abrió la mano y la censura fue cayendo.
    Entonces, no te alarmes.
    Por otro lado aquí están encendidos los animos sobre ciertos temas muy sensibles también apuntando a dos razones.
    En primer lugar, que reina el desconcierto. Pocos tienen las ideas claras. Y los pocos que expresan cosas sensatas, pasan casi desapercibidos. Hay que escudriñar mucho para encontrar algunas respuestas.
    Además, y esto es lo segundo: Se ha jugado muchos con los sentimientos en la esfera política. Se confunden valores con aspiraciones y se mezclan principios con intereses
    Estamos en un proceso de Catharsis en varios puntos de España, pero especialmente en Cataluña y en el País Vascos, pero pocos españoles/as quieren reconocerlo. Prefieren los intereses de la política de poca altura, la que da de comer y asegura el puesto.
    Espero haberte aclarado las ideas.

  • George R Porta

    Sigo prefiriendo no opinar aunque pudiera porque tengo sangre catalane en mis venas, pero estoy demasiado lejos. También sigo pensando que el ataque personal es inválido y recurso manido de los fascistas de uno y otro color. Las ideas en cambio se enriquecen cuando son analizadas y criticadas razonablemente. Las personas debieran ser respetadas aún los considerados enemigos.

  • Jaume PATUEL

    Mi pregunta sencilla desde que Topos o Lugar se responde a Faus?
    El artículo de Faus da mucho qué pensar.

  • Javier Pelaez

    El día 9 de noviembre de 2014,día de la Epifanía catalana,se producirà una consulta que provocarà un proceso constituyente en el resto del Estado y una conjución intergalàctica de Raticulín y Gamínides…Días después Mas ascenderà a los cielos…Previamente Mas,separando las aguas del Ebro,conducirà al pueblo catalàn a Los Monegros,donde gracias al esfuerzo y productividad de los catalanes la tierra producirà leche y rica miel..Implantados en losMonegros  la comunidad catalana,bajo la supervisión de la rabina  Rahola constituirà diversos kibutz.En uno de los kibutz conviviràn los hijos de la Rahola y la descendencia de Mas con el Yoyas de Santa Coloma;en otro la Forcades con la familia Pujol,previamente la Forcades darà instrucciones a la ecónoma del kibutz sobre compra de homeopàticos y sobre la seguridad y custodia de los dineros;nuestro charcutero de confianza Oriol Junqueras suministrarà los alimentos animales fundamentales;en otro kibutz conviviràn esos vagos andaluces de Marinaleda …El Fernàndez y los otros de la sandalia por,instrucciones de la Rahola,viviràn en una comunidad esenia alejada de los kibutz…(Continuarà).

  • Ludovico

    Todas las expresiones vertidas aquí responden a escritos de Faus. Públicos. Lo indiqué ya. Y el supuesto personalismo responde a la exposición personalista que hace el autor de sus opiniones. Lo más personal es la referencia a la respuesta imposible de Faus. Sé que no responderá y por eso lo indico. Para no guardar ningún as en la manga.

  • George R Porta

    No opino sobre el tema del artículo. Y está bien citar el nombre cuando se citan opinions que uno acoja y apoye o discuta y condene. Lo que me choca es la diatribe contra la persona.

    La conversación pública es civil cuando prescinde de los ataques personales. Si ha de hacerse una acusación personal contra alguien o coantra una organización que se haga ante los tribunals y que se aporten las evidencias necesarias.

    En un espacio publico debiera tratarse del  contraste de  ideas prescindiendo de ataques personales.  Nadie conoce a nadie solamente por lo que diga o escriba ese alguien, al menos no lo suficiente. Solamente conociera en ese caso lo que diga o escriba y a eso debiera limitarse cualquier respuesta aunque fuse fuerte. 

  • Ludovico

    No parece la teología moral el campo que mejor domine González Faus. Si dejamos de lado sus monomanías contra el PP, que rozan lo esperpéntico (a mi me conmovió su declaración de amor a Teresa Fernández de la Vega que acababa de llamar en la Valencia de ambos “cuervos” a los sacerdotes) y la contradicción personal y grupal (la Compañía en Cataluña con sus enormes riquezas muebles e inmuebles), lo cierto es que el planteamiento sonroja a cualquiera que, desde una perspectiva moral, se acerque a un problema que para algunos quisiera exclusivamente político.

    Damos por obvio que la independencia de Cataluña es un asunto político. ¿Es la independencia de Cataluña un asunto moral también? Para González Faus, no. De ahí su insistencia en que equiparar moralmente los separatistas con las unionistas. Es decir, ni moral no inmoral. Pura asepsia.

    No lo veo yo así. Cuando uno no sufre la bota extranjera (es decir, ni es colonizado ni está sojuzgado) , el todo al que pertenece tiene algo, o mucho, que decir. Porque ese todo no se ha forjado de la noche a la mañana, sino que se ha ido tejiendo a lo largo del tiempo con beneficios no pequeños para ese sector que ahora quiere levantarse con el santo y la limosna.

    Las razones que aducen los segregacionistas son moralmente criticables, además de económica, jurídica y políticamente. Es moralmente criticable porque rompe la paz, el bien común y el principio de subsidariedad. Son conceptos que Faus no maneja. No diré yo que los desconozca, porque es un hombre muy leído e hizo sus propios pinitos sociales, aunque parece que su salud le aconsejó retirarse al mullido y confortable solar.

    Siento enorme desprecio por quienes viven como capitalistas y abominan ante la gente del capitalismo. El ESADE jesuita es un ejemplo de libro en ese aspecto. No olvidemos que la desvergüenza de NOOS se gestó en su claustro docente y muchos resultaron beneficiados en especie (todoterrenos, etcétera según la instrucción judicial, no sólo los dos encausados).

    Faus dice leer todos los días un fragmento de los Padres. Supongo que el Migne. Aunque creo recordar de sus escritos que él está más familiarizado con el Fliche-Martin.

    Lo que no lee, por supuesto, son los documentos pontificios que atañen a la moral social. Por supuesto no parece haber reflexionado sobre el documento de los obispos italianos que condenaban, por perversamente inmoral, la separación de la Padania. Segregación que los racistas del norte alpino (recuérdense sus canallas declaraciones contra la ministra negra) apoyaban en “ser una nación”, “Roma nos roba” y “el Sur vive de nosotros”. Es fácil la sustitución. Pero Faus no quiere hacerla. El sabrá por qué. A ellos los obispos repusieron: es perversamente inmoral esa potura porque atenta contra la paz, arruina el bien común y rompe el principio de subsidariedad. Para contextualizarla, se hablaba entonces de una comunidad de cien años de existencia.

    Por supuesto, de eso Faus silencio. Nada como sermonear con frases manidas, avisos engreídos (los obispos no pueden apelar a ningún principio moral dice nuestro teólogo juguetón un tanto aprendiz de revolucionario…

    Me gustaría saber qué entiende Faus por moral social. pero nuestro jesuita es longánime. No contesta porque cree que los que le critican hacen bien en aprovechar esa posibilidad rara. El no responde porque ya goza de tribuna. Y no sería justo, afirma.  Es así de comprensivo y generoso. Aunque parezca excesivo, no añado ni una coma a lo escrito por González Faus. 

Deja un comentario