• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6063 Artículos. - 96283 Comentarios.

¿Qué hace un papa como Francisco en una Iglesia como ésta?

  • Es la pregunta que muchos se hacen. Como Coral Bravo el otro día en El Plural.
  • Hoy está en todos los titulares del mundo su reacción ante lo de Lampedusa: “¡Una Vergüenza!“. Dicen que está pensando acudir al funeral. ¿Qué dinero va a llevar para suplir el que no ponen -según la alcaldesa del lugar- ni el gobierno italiano ni la comunidad europea para afrontar los gastos de atender a los inmigrantes vivos e indemnizar a las familias de los muertos? Según Religión Digital el IOR, banco Vaticano, ganó en 2012 –un año de aumento de crisis, paro, recortes y desahucios– con operaciones financieras (¿gracias a la subida de las primas?), 86 millones de euros, cuatro veces más que en 2011. Sólo con queen manos de esa alcaldesa, para aliviar esta concreta tregedia-vergüenza, un millón de euros, una migaja, mostraría que manda en el Vaticano y que las obras acompañan a las palabras como gesto eficaz. AD.

¿Es progresista el nuevo Papa?

Coral Bravo, El Plural.com, 26-09-2013

En los últimos meses vienen siendo frecuentes diversas declaraciones del nuevo líder de la Iglesia católica en un tono aparentemente más moderado y conciliador que el de su predecesor. Y, al unísono, percibo que se van multiplicando declaraciones, artículos, opiniones y comentarios esperanzados sobre la supuesta tendencia a la mesura del nuevo pontífice. “Jamás he sido de derechas”, dijo el Papa Francisco en una entrevista para una revista cristiana, provocando una lógica reacción de optimismo generalizado, a la espera de que puedan ser superados, de una vez, el radicalismo y la actitud medieval, totalitaria e inclemente de la jerarquía católica.

En los últimos días, en la misma tónica de ofrecer unas apariencias de austeridad y de ponderación que, si nos informamos bien, nunca han caracterizado a esta organización más que de fachada y relumbrón, el papa Francisco ha hecho otras declaraciones inauditas y sorprendentes, eso sí, en el contexto de imprecación a los fieles que asistían a su misa: “El dinero es el excremento del diablo, nos hace idólatras y nos corrompe”. E insistió en su homilía en el enorme daño que hace a las personas el desorbitado afán por ganar dinero.

En realidad, este tipo de afirmaciones suelen ser bastante frecuentes en los discursos del clero. Recuerdo haber escuchado este tipo de afirmaciones con mucha frecuencia en la infancia, en la época en que me tragaba, por obligación, las misas de domingo y fiestas de guardar. Entonces me las creía ¿cómo no creer entonces a adultos que se erigen en los guardianes de la moral y en los vendedores de la espiritualidad? Hace ya tiempo que no. Justamente desde que empecé a tener capacidad de discernimiento, deseos de racionalidad, sentido consciente y honesto de ética y de moral, y, sobre todo, ganas de leer y de informarme sobre qué existe detrás de la fachada que se nos muestra.

Pues bien, me temo que si el papa Francisco no es de derechas, y si, además, es consciente de que el desorbitado afán por el dinero corrompe a las personas, se ha equivocado radicalmente de organización en que militar y que liderar. Y cuesta creer que no sea “de derechas” tras haber confiado, recientemente, el gobierno del Vaticano a un Legionario de Cristo, secta, como sabemos, más que radical e integrista. Porque la Iglesia católica, no es que haya sido siempre y siga siendo de derechas, es que siempre ha sido y sigue siendo de extremísima derecha. Por centrarnos sólo en la historia reciente, ha apoyado totalitarismos sanguinarios en los países de su órbita, ha apoyado abusos, genocidios, dictaduras. Ha sido cómplice del nazismo, del franquismo, del fascismo italiano. Ha colaborado con los horribles crímenes de los utasha croatas. Apoyó en estrecha alianza a  Pinochet, a Videla, Somoza, Trujillo, Batista, y sus terribles matanzas, consideradas como los grandes genocidios del siglo XX. En España actuó igualmente en estrecha alianza con la dictadura franquista y alentó la persecución y el fusilamiento de demócratas, ateos, librepensadores y progresistas. De hecho, la Iglesia católica en particular, y todas las religiones monoteístas en general, son las organizaciones humanas más totalitarias y tiránicas del planeta. Unos angelitos, ellos.

El tema del dinero es la piedra angular de la cuestión. ¿Cómo se atreven a demonizar, de cara a la galería, el dinero y el poder que representa, cuando la Iglesia católica es una de las mayores fortunas del planeta? Porque firman concordatos con los gobiernos de su órbita para recabar cantidades ingentes de dinero de los presupuestos generales correspondientes. Porque inscriben a su nombre todos los bienes públicos que pueden, y algunos también que no pueden (hace escasos meses pagó treinta euros al registro cordobés de la propiedad por inscribir a su nombre la Mezquita de Córdoba, por ejemplo); porque incitan continuamente a donaciones, colectas, transmisión de herencias, concesiones de suelo por parte de gobiernos y ayuntamientos. Porque cobran por visitar los miles de monumentos histórico-artísticos que han hecho suyos y deberían ser del patrimonio nacional, de los que, por cierto, no pagan un euro en impuestos ni en mantenimiento ni en reformas, sino que lo pagamos los ciudadanos de a pie. Porque recaban inmensas cantidades de dinero público para obra social que se lleva a cabo sólo en apariencias y de cara a la galería. Porque sólo en España, en una época en que la gente se está suicidando por perder su casa, en que un 20% de los niños sufre de malnutrición, en que hay seis millones de parados, se han asegurado una donación anual del Estado de más de 11.000 millones de euros. Tan austeros, ellos.

Sentenciaba Cervantes en El Quijote, refiriéndose implícitamente a la Iglesia de su época, que “Nada es lo que parece, amigo Sancho”, alentando a sus lectores al análisis y al conocimiento previos en que debería basarse cualquier creencia o convicción, y no en la superstición y la ignorancia que algunos identifican con la palabra fe. Ello ocurría en los primeros años del siglo XVII, es decir, hace nada menos que cuatro largos siglos. Y estoy segura de que, de haber vivido Cervantes en nuestra época, hubiera seguido incitando a lo mismo; a no creer en las palabras vanas sin constatar su veracidad con los hechos. Porque el conocimiento proviene del escepticismo, de la duda, de la investigación, la constatación y la evidencia, no de ninguna creencia irracional; y porque, como afirmaba Bertrand Russell en su libro “Por qué no soy cristiano”, “lo que el mundo necesita no es fe ni dogma, sino justicia, razón y una actitud de cuestionamiento científico, combinada con la convicción de que la tortura de millones de personas no es deseable, sea infligida por Stalin, Hitler o por una deidad construída a imagen y semejanza del creyente”. Sería yo la primera en alegrarme de que el nuevo Papa fuera realmente moderado y progresista. Pero me temo que es harto difícil. No nos creamos las palabras si no van acompañadas de hechos.

Coral Bravo es Doctora en Filología

Ver todos los artículos de Coral Bravo.

12 comentarios

  • Teresa Tumini

    Estoy rastreando una nota de Horacio Verbitsky, que creo puede aportar algo a lo que se preguntan algunos comentaristas en este post. En cuanto la encuentre la enviaré.

  • pepe sala

    Mi frase ” que alguien me lo explique”, Jabitxu, era en sentido retórico.
    Difícilmente me pueden explicar a mí lo que tengo perfectamente claro desde que tengo uso de razón. ( si es que alguna vez lo he tenido )
    Ni siquiera el famoso Papa Juan XXIII, ni el siguiente Pablo VI, se pusieron claramente frente a la represión del franquismo. Mucho menos el papa Pio XII que lo fomentó, lo protegió y se llevó con el franquismo a partir un piñón.
     
    Yo no esperaba ( no tenía ninguna duda) que el nuevo papa cambiase su postura de protector del franquismo canonizando a los represores y humillando nuevamente a las víctimas del TERRORISMO FRANQUISTA. ( ya sé que suelo repetir muchas veces lo de TERRORISMO FRANQUISTA y no les gusta demasiado a nuestros contertúlios-as; pero alguien debería considerar los HECHOS pasados y actuales y alguien debería reflexionar sobre el significado del concepto TERRORISMO. Quizás se sentirían menos molestos-as cuando lleguen a una conclusión razonable.)
     
    En definitiva, que el nuevo Papa ya ha respondido claramente a la pregunta del titular de este hilo de debate:
     
    El Papa Francisco HACE en ” una iglesia como esta” exactamente lo mismo que sus predecesores. Y si no puede hacer otra cosa, porque dicen que la curia romana no se lo permite, lo más horado para todos-as es admitir que aquí no se mueve nadie y, si algo se mueve, es en el sentido exacto de lo que nos tienen acostumbrados durante siglos-décadas- años-meses. No entiendo que después de haber comprobado los HECHOS de Bergóglio, haya alguien adjudicándole no sé qué coño cambios en la ICAR.
     
    Lo de los ULTRAS en Barcelona es como para ponerse a mear y no echar ni gota. Seguramente habrá sangre, efectivamente, y será nuevamente la sangre de los ANTIFASCISTAS la que correrá por las calles. Los fachas estarán ULTRA-protegidos por las fuerzas de IN-seguridad y tendrán la bendición apostólica para obtener el perdón de sus desmanes.
     
    Nada nuevo bajo el sol, nada nuevo en la ICAR y nuevos candidatos para las futuras canonizaciones de otros papas venideros.
     
    Pura ” democracia”, oigan… y dura, y dura, y dura.

  • MARISA-EL-TALLER

    Bueno,bueno, se desvelo la duda. Lean. http://www.redescristianas.net/2013/10/07/rouco-varela-no-rechaza-que-los-ultras-acudan-a-la-beatificacion-de-522-martires-tras-manifestarse-en-barcelona-contra-los-perros-catalufosjose-maria-garrido/#more-49240
    Obras son ampres y no buenas razones. Las mentiras tienen las patas muy cortas, ha traicionado los buenos sentimientos de muchas gentes, las esperanzas de que algo cambiara. Mi abuelita diría que la alegría dura poco en la casa del pobre.
    Ahora me da vergüenza a mi y lo de Lampedusa también, pero el tiene y forma parte de su propia Lampedusa, con este gesto deja muchos cadáveres por el camino, que se deje de hacerse tanta publicidad, porque poner una luz a D. y otra al Diablo, lo deja al desnudo.

  • Javier Renobales Scheifler

    A ver si yo te puedo explicar algo, Pepe,

    Los jerarcas católicos sirven a su ICR (esto es casi un axioma). Por ejemplo el obispo Blázquez, que fue presidente de la CEE, cuando dejó Bilbao y se fue a Valladolid a ejercer de jerarca allí, dijo como toda explicación de su programa: me voy a Valladolid a servir a la ICR.

    Ahora a la ICR le conviene seguir con las macrobeatificaciones de eclesiásticos que iniciara Wojtyla (bueno, creo que 7 de los beatificados ahora son laicos, y antes lo fueron algunos más), para no perder clientes de la derecha mientras Bergoglio lava la cara/hace la cirugía estética a la ICR, para hacer la nueva imagen de la ICR, que es lo que ésta precisa para no quedar obsoleta y cada vez má fuera de juegoe intentar atraer clientela de izquierdas.

    Es como cuando a los actores/actrices les exige algo el guión: pues lo hacen, está prefectamente estudiado, lo tienen que hacer, anque sea desnudarse ante todos, porque si no otras actrices/actores les sustituirán el el ranking de turno, y perderán puestos en el mismo, lo cual es perder buenos papeles, perder dinero, perder audiencia, perder la estima del público …

    Bergoglio quiere que la ICR gane todos los puestos posibles en el ranking de la imagen sociopolítica de las religiones, quiere que la ICR esté más alta cada vez en ese ranking, que las otras iglesias de la competencia.

    Por eso hace lo que hace, ora santificar a Romero y a Wojtyla, ora hacer encuentros estrella con Scalfari y poner de segundo comandante a Parolín, diplomático legionario de Maciel; y cosas así: un diáfano ‘una de cal y otra de arena’.

    Bergoglio sabe que los católicos disidentes, los que a veces se creen que son de izquierdas, le son incondicionales a su ICR, no se van a salir de la ICR por nada del mundo haga ésta lo que haga, y además pintan poco o nada en la ICR, a la que más bien aportan colorido, y algunas ideas que aprovechar por la dirección de la ICR.

    En esas condiciones, Bergoglio tiene que cuidar muy mucho a los católicos ortodoxos, los de derechas o muy de derechas, porque esos sí que son fanáticos de cuidado, y son capaces por tanto de armarle una bien gorda.

    Imagina por ejemplo que Kiko Argüello da la consigna, a sus numerosas y bien disciplinadas huestes kikas, de plantarse ante Bergoglio. Quizá Bergoglio no está preparado para eso. Por el contrario los católicos de izquierdas nunca van a plantarse, ya se han acomodado en su disidencia, y con ella les basta, pueden seguir así sin ninguna prisa, esperando, esperando, esperando …

    Así que Bergoglio decide que tiene que hacer cientos de beatificaciones del bando de su ICR, el de la derecha, como si él mismo fuera el propio Wojtyla (al que además Bergoglio va marcar pronto también con el hierro candente de santo, de modo que mata dos pájaros de un tiro -es listo el argentino-).

    No sé si te convecerá mucho esta explicación, de tener que dar Bergoglio gusto a todos para no perder clientela, aunque eso sea servir a dios y al dinero, unas veces a uno y otras al otro, o a los dos la vez , como si servir a la ICR fuera servir a dios … o al prójimo… así es la ambigüedad católica, Pepe.

    en todo caso, si Bergoglio hizo lo que dice el link que has puesto, chapeau por bergoglio, un chapeau por cada uno a los que ayudó a esquivar el terror de los dictadores argentinos.

  • pepe sala

    Abundando en los argumentos de Javier Renovales, y tomando prestado el enlace que nos proporciona José Luis Servera:
     
    http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350611?sp=y
     
    PREGUNTO:
     
    ¿¿El Papa Francisco beatificaría  a la parte REPRESORA que fortaleció y acompañó a las salvajadas de Videla en Argentina??
     
    Y si éso les parecería una barbaridad a los argentinos y a los-las comentaristas de ATRIO…
     
    ¿ Cómo se come que no les parezca la misma barbaridad cuando se trata de beatificar en España??
     
    A fin de cuentas, Videla y la represión en Argentina fue ” un juego de niños”, si se compara con lo que pasó en España con el golpe de Estado de Franco y los 40 años de franquismo.
     
    Que me lo expliquen oigan, porque si no yo JAMAS confiará en las buenas intenciones del nuevo Papa.
    Si de verdad estuvo en contra de Videla, no entiendo que esté tan a favor de Franco como para beatificar a sus seguidores incondicionales. ¿ Ustedes sí lo entienden ??
     
    Pues éso, que alguien me lo explique.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Qué hace en esta ICR Bergoglio ? Por ejemplo esto hace: poner la marca de beatificado de la ICR a los que le conviene él, a los de la derecha.

    Coral Bravo, la del post de anteayer, se mete hoy en su columna del periódico ‘el Plural’ con las marcas distintivas y con la derecha española. No tiene desperdicio el artículo de Coral Bravo.
     
    Hoy en su artículo titulado ‘un bolso de Gucci’, Coral Bravo se mete con las marcas distintivas, con las que cierta gente se intenta distinguir de los demás; con las marcas, lo mismo en complementos de vestir que en coches que en muchas cosas, que se utilizan para conformar cómo se presenta cada persona ante los demás, cómo hace su imagen, con la que muchos tratan de distinguirse de los demás.
     
    Y se mete con la derecha española, esa que conforma el PP en un Congreso de Diputados en el que no hay extrema derecha porque al parecer está de hecho metida cómodamente en el PP.
     
    http://www.elplural.com/2013/10/03/un-bolso-de-gucci/
     
    Los católicos también tienen sus marcas distintivas, y así utilicen la que han creado y llaman ‘la santidad’, para distinguir a unos –a los que a los papas les parece bien distinguirlos-, de las demás personas, pretendiendo que dios hace lo mismo y tiene a esos distinguidos por la ICR, declarados santos por el papa, necesariamente en el imaginario cielo eterno.
     
    Así el papa, que dice no ser de derechas –nada dice de no ser de extrema derecha, ni de no ser de centro ni de no ser de izquierdas ¿será que pretende no ser nada de nada?- el papa digo, va a poner la marca de santos (beatos por ahora, paso previo a la marca de santo) a 500 y pico de asesinados en el bando del papa, el de su ICR en la guerra y dictadura católicas españolas, y en la actualidad.
     
    A esa beatificación asistirá el papa por videoconferencia (lo que supone un enorme ahorro en gastos de viajes papales -por fin-, que en estos tiempos de crisis es imprescindible) y asistirán en persona estos que el periódico llama ultras:
     
    http://www.elplural.com/2013/10/05/rouco-varela-no-rechaza-que-los-ultras-acudan-a-la-beatificacion-de-522-martires-tras-manifestarse-en-barcelona-contra-los-perros-catalufos/
     
    http://www.elplural.com/2013/10/04/los-ultras-vuelven-a-concentrarse-en-belchite-para-exaltar-el-franquismo-y-acaban-destrozando-una-fosa-comun-republicana/
     
    No sabemos a quién distingue dios, si fuera que existe dios y además hace distinciones en su imaginario mundo sobrenatural, el cual quizá tampoco existe.
     
    Pero estoy convencido de que no es a los que distinguen los papas católicos poniéndoles su marca de santidad o beatificación de su ICR -que no de dios-.

    Son santos de la ICR, no de dios, para nada son santos ante dios.

    Les ponen una marca de la ICR, no de dios.

    Un respeto a dios, por favor, que es el dios de todos, no exclusivo de los católicos. (el propio Jesús parece que dijo, si hemos de creer al evangelista, que nadie es bueno, ni Jesús mismo, sino solo dios)
     
    El próximo domingo 13 de octubre les ponen la marca de beatos a estos centenares de asesinados.

    Son ganas de utilizar marcas humanas (como hacen los ganaderos con sus ganados, para evitar confusiones) para crear divisiones entre la gente.

  • sisifo

    ¿que hace el Papa Francisco en una Iglesia como esta? precisamente acompañar con hechos lo que está diciendo con palabras. La porquería que existe dentro de la jerarquía y la institución no fueron creadas en días , semanas o meses. Bienvenida la crítica, pero he vivido y visto, que los superrevolucionarios desgracian, dividen y desalientan a los grupos, comunidades y personas. Desde el principio existieron los Judas, los que querían sentarse a la derecha , y los Pedros que negaron y traicionaron. Hay que criticar, hay que exiguir, hay que presionar, pero como dice Gustavo Gutierrez: “Hay que beber del mismo pozo” para hacer y lograr la liberación.

  • MARISA-EL-TALLER

    La nueva guerra mundial a la que estamos sometidas todas la gentes que puebla este precioso planeta, en la que es el capitalismo, quien ataca, sin tener que gastarse, para el asesinato, ni un euro en una  bala o la paramos o nos llevara a toda la humanidad y no vale, la limosna o la caridad humillante. En esta tarea, la comunidad cristiana, tiene mucho que decir y sobre todo que hacer, dada la enseñanza y ejemplo del Maestro Jesús, parece ser ( solo parece ser) el PaPa-Paco, esta por la labor, tiempo al tiempo, porque el AMOR o tiene gestos concretos o no, es AMOR, ojala y esta criatura la acompañemos muchas gentes de la comunidad cristiana mundial, ojala pueda darle la vuelta a esta institución y desaparezca ese anti -testimonio que es y vuelva a lo que fue el origen, un PORTALITO, UNA CRUZ, UNA CARPINTERIA, UN…NO, TENER DONDE RECOSTAR LA CABEZA, porque ahora la vergüenza, esta desde donde el lo dijo.

  • Román Díaz Ayala

    Una nueva sensibilidad.
    En muchos lugares, pero especalmente en espacios como éste,se está mostrando la nueva sensibilidad. Ya no son lugares comunes, ni estereotipos.
    todas aquellas cosas que de continuo se repiten suelen tener un trasfondo en el que están encerradas las causas que la justifican.
    Así descubrimoss la naturaleza de estas fuerzas con sus verdaderas dimensiones, aquellas corrientes profundas del pensamiento que justifican y explican los comportamientos individuales y colectivos.
    no existen en los últimos dos años principalmente, institución, empresa u orgaismo público o privado que nosean el objeto de un juicio crítico acompañado de nuestra reprobación hacia las personas y sus actos, tanto de gobierno, como de administración o de servicio.
    Hemos elevado el nivel de exigencias en la vida pública igual que crece la consciencia colectiva de que no estamos correctamente representados y administrados, de que se nos niegan servicios públicos necesarios en conculcaciónde nuestros derechos. No queremos que se nos de o se den a quienes sufren graves tragedia en calidad de beneficencia lo que es de justicia.
    Ahí están las encuestas públicas de opinión, reveladoras en su valoración del clima creciente de malestar y desconfianza donde la Iglesia Española está muy mal situada.
    En lo estrictamente político se pide una nueva organización o configuaración del Estado,reformas o sustitución de nuestra Carta Magna. La Comunidad Autonómica Vasca no se define dentro de sus territorios con sus reivindicaciones históricas. En Cataluña se está buscando un nuevo afianzamiento para el acomodo de su identidad, mientras se deshoja la margarita de Europa sí, o Europa no, en sus resultados.
    La idea de una corrupción generalizada que afecta en lo económico,en lo ideológico y en moral pública para el ámbito civil, y de traición a la doctrina de Jesús en lo doctrinal y lo pastoral dentro del ámbito eclesial,  lo ha invadido todo, como si de repente nos hayamos vuelto muy éticos y con un mejor concepto de la honestidad pública y privada.
     
    Hasta aquí los hechos que se vienen repitiendo sin que puedan ser atribuidos a una profunda crisis económica. Tampoco es cierto que un mejor nivel de consciencia haya invadido el mundo occidental y nos tocase una suerte de iluminación colectiva exigiendo a españoles y españolas que nos comportemos como mejores personas.
    Vivimos el resultado de la maduración de un proceso histórico que en España lo iniciábamos  hace casi cuarenta años después de un régimen instaurado mediante una guerra civil y una dictadura que abortó nuestra primera entrada en la modernidad.
    Esta  de ahora es la manera española de introducción a los cambios de paradigma experimentado en el mundo occidental a partir de 1991 tras la caída del bloque soviético.
    Y  a nosotros católicos y católicas, con independencia de nuestras opciones políticas individuales o de nuestras sensibilidades localistas, se nos presentan unas muy graves dificultades frente a la Institución eclesiástica  que no sólo viven ancalada en el pasado sino que también se ha identificado con la derecha política de forma militante y ha estado haciendo oposición política con todos sus medios al anterior ejecutivo socialista del Presidente Zapatero.
    La nueva sensibilidad social no alcanza a la derecha, eliminados los elementos más aperturistas, como en los tiempos de la Transición Política, mientras que las fuerzas parlamentarias y las extraparlamentaria encauzadas en movimientos ciudadanos que se manifiestan en las calles, sufriendo graves problemas de indefinición, no alcanzan a darle carta de naturaleza en una acción social y política eficaz.
    Pero las mayores dificultades de los católicos y católicas en España nos vendrán muy pronto con los nuevos vientos de cambios que se auguran desde Roma.
    durante el Concilio y en la Transición política la figura insigne de Enrique Tarancón y un pequeño grupo de obispos en minoría, junto con un más amplio sector del clero bajo estuvieron muy comprometidos en lo pastoral en los círculos parroquiales.
    Pero en la actualidad el panorama no se ve igual.Salvo que sobrevengan auténticas conversiones entre nuestros pastores que hagan de nuestra Iglesia una Comunidad del Pueblo de Dios, donde seamos todos los pobres de Yahvé.
    La Iglesia no está para repartir riquezas, está para ser pobre en una vocación se servicio.
    roman

  • ana rodrigo

     
     
    Pues tiene toda la razón del mundo, el relato de hechos objetivos es incontrovertible, al mismo tiempo que demoníacos, no se puede llegar a más en alianzas de perversión total.
     
    Y a la cabeza de estas perversiones han estado Papas, obispos y cualquier otra jerarquía eclesiástica. Y si este Papa está dando pasos en dirección contraria, lo que nos queda es esperar a que le dé un buen revolcón a esta situación. Yo también tengo muchas dudas de que pueda y sea capaz de llegar a esa meta tan deseada por tantísima gente.
     
    Y es una lástima que la iglesia se confunda solamente con la institución cuando los componentes de esta Iglesia han hecho y siguen haciendo tanto en pro de la justicia y de la misericordia en el mundo.

    Me impresionó la imagen de Francisco cuando ayer se conmovió con auténticas entrañas de misericordia ante la desgracia de Lampedusa. No es él el responsable de tanto desorden mundial, pero no estaría mal que hiciese algún gesto significativo en pro de las víctimas y sus familias.

  • Antonio Vicedo

    Mas que funeral por los inmigrantes asesinados en las actuales circunstancias de injusticias en las que muchos, proporcionalmente, tenemos arte y parte, lo primero que tendría que hacer  el hermano Francisco, si se atreve a ir a Lampedusa, es asumir la causa del Buen Ladrón en la cruz respecto a Jesús y a su compañero de condena, y ofrecer a las gentes testimonio de verdadero arrepentimiento y súplica de perdón en nombre de, y para la ICAR.
     
     
    Desde nuestro humanismo y nuestra Fe, no necesitan oraciones quienes mueren a causa de las injusticias, pues de su recompensa se habrá encargado el Padre Misericordioso,  sino aquellos que matan, o somos cómplices de ellos, permitiéndoles que lo hagan con toda impunidad.o con más facilidad de la que debían encontrar.
     
     
    Tengo el convencimiento de que, no pudiendo de momento ofrecer un adecuado luto y reparación por lo que en Lampedusa y por otras muchas partes está pasando con tanto crimen de inocentes, lo que procede,  es quedarse dolorido en el Vaticano, preparando  una justa y amorosa reparación a TODAS LAS VÍCTIMAS causadas por  los abusos  de los poderes, incluido el religioso; y en todo caso, invitando con toda humildad y fortaleza a TOD*S L^S CÓMPLICES, activ*s o pasiv*s  a que asumamos nuestra propia responsabilidad sobre lo hecho y para lo que está por hacer.
     
    Si algo es imprescindible, ante esta monstruosidad criminal globalizada, es poner VERDAD PRÁCTICA  EN LA CARIDAD.

  • Antonio Vicedo

    Bien por la sensación de verguenza ante algunas muertes de víctimas como la de estos emigrantes.
     
    Pero la generalidad de tantos miles o millones de ellas, por injusticias evitables, nos plantea el problema de la corresponsabilidad por complicidad activa o pasiva, ya que la causa no podemos atribuirla a eventos naturales, sino a actitudes y comportamientos activa, o pasivamente fratricidas.
     
    Es preciso asumir la responsabilidad a la que apelaba el grito bíblico: ¿Dónde está TU HERMANO, pues su sangre derramada clama desde la tierra?
     
     
    La corresponsablidad de estas muertes violentas y prematuras está en proporción directa con las capacidades y posibilidades de las que disponemos todos y cada uno de los seres humanos.
     
    No se trata  de verguenza, sino de responsabilidad criminal participada, en proporción  directa a la complicidad con las causas de los hechos criminales por acción u omisión.
     
    Y desde la fe cristiana, esto incluye la responsabilidad de ser Jesús quien lo soporta en sus hermanos mas pequeños.

Deja un comentario