• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5894 Artículos. - 94182 Comentarios.

¿Crecer o decrecer?

Los miércoles los vamos a dedicar en ATRIO a presentar y discutir proyectos concretos para la construcción de una nueva sociedad.  Otra sociedad que debe salir de la crisis, con todos los canbios que se exigen pasra hacerla posible y que no queden en una mera utopia. No se trata de seguir encasillados en esquemas de derecha e izquierda con sus ultra- respectivos. Hay que renovar todo y todos tenemos algo que hacer que esté en nuestras manos. Empezamos hoy con este planteamiento que nos imvita a optar por una alternativa al continuo crecimiento en que se basa el sistema capitalista.

El “credo” o conjunto de dogmas de la economía capitalista consagra el doble principio de que el crecimiento es bueno y positivo, y el estancamiento o retroceso es malo.Tales dogmas merecen un análisis desapasionado, y quizá una corrección sustancial.

 En primer lugar, el crecimiento no conlleva automáticamente la mejora de las condiciones de vida y de trabajo  de la población de la que tratamos. En segundo lugar, es preciso analizar el precio que hay que pagar por ese crecimiento, que conlleva en todos los casos el agotamiento de recursos naturales y el deterioro del medio ambiente. El afán de producir lleva al sistema a acortar la vida útil de los productos y la necesidad de sustituirlos por otros nuevos en un plazo cada vez más corto. Y por otra parte, el consumismo dispara nuestro afán de disfrutar de bienes cada vez más inalcanzables y nos hunde en la sima de la insatisfacción.
  Fijemos la atención en el automóvil, verdadera “vedette” del desarrollo. El 60% del espacio de las calles está ocupado por aparcamientos; un automóvil reclama doce veces más superficie por persona transportada que un autobús. El automóvil ha llenado la ciudad de túneles, pasos elevados, aparcamientos subterráneos, ha provocado niveles de contaminación química y acústica inaceptables, ha favorecido a las grandes superficies comerciales y ha hundido el pequeño comercio, ha multiplicado el número de accidentes. Vale la pena esta inversión habida cuenta del coste que acarrea?
  Pero sobre todo tenemos en el horizonte, a más o menos años, la seguridad del agotamiento de los recursos energéticos, hídricos y  forestales, el calentamiento global, que harían imposible o muy difícil la supervivencia de la familia humana en la tierra. Y la sensación muy difundida entre los humanos de que estamos perdiendo calidad de vida a marchas forzadas. En Francia, en 1960, había 200.000 parados, la criminalidad era cinco veces menor que en 2009, las enfermedades mentales eran una tercera parte  inferiores en número, los suicidios un 50% inferiores. Encuestas parecidas arrojan resultados similares en USA y Canadá.
  En sentido contrario, USA dedica a sanidad en 2005  5.274 dólares por habitante, Cuba solo 236. La esperanza de vida en USA y Cuba es la misma. La OMS coloca a Cuba en el puesto 36 en la lista de países cuya sanidad rinde mejores y mayores servicios a la población, y a USA en el puesto 72. Ahora va a resultar que la pobreza y la escases pueden tener efectos saludables…
 
  •   Este discurso radicalmente crítico con el desarrollismo  está generando en la opinión pública mundial una pregunta inquietante sobre la conveniencia de frenar el crecimiento económico, más aún, de avanzar en dirección contraria, hacia el decrecimiento.
  Dicho de otra manera: hay que recortar las cifras relativas al Producto Interior Bruto. Hay que recortar drásticamente los gastos militares y en construcción, en aviación y en el automóvil.
  Y ¿qué haremos con el excedente de mano de obra que este frenazo producirá? Emplearlo en trabajos de servicios a la comunidad y mejora del medio ambiente; y en otra dirección, repartir el trabajo entre todos, con lo cual la jornada de trabajo quedaría sensiblemente recortada y la persona dedicaría mucho más tiempo a la familia, el  ocio y la cultura..
  Estos objetivos tienen una estrategia y método para los países que han alcanzado un nivel avanzado de desarrollo de signo capitalista. Se trataría de aprovechar al máximo las estructuras creadas y de corregir o suprimir los defectos acumulados.
  Para los países no desarrollados: Africa, Sudamérica, Sudeste Asiático, etc…la estretegia sería incorporar a sus estructuras un mínimo de avances tecnológicos: el Sur del planeta debería protagonizar por si mismo estas acciones: romper con la dependencia económica y cultural respecto a los países desarrollados, recuperar el hilo de su propia historia interrumpida por la colonización, el desarrollo y la globalización, reencontrar su identidad propia, recuperar las técnicas y saberes tradicionales.
  En conjunto es ineludible reducir las dimensiones de muchas infraestructuras productivas, de las organizaciones administrativas y de los sistemas de transporte. Primar lo local sobre lo global, frenar y corregir tantas deslocalizaciones que se han hecho más con criterios de beneficio empresarial que de eficacia productiva.
 
  •   ¿Estamos en el mundo de la utopía?
  Ciertamente, han sido los movimientos cooperativos y otros de signo anarquista los que han defendido estos principios en el pasado. Pero fundamentalmente es la estructura familiar la que ha girado siempre y en todo en torno a estos principios. Y ha sido también el mundo rural el guardián de estos mismso valores.. El mundo rural y las sociedades del Tercer Mundo.
  Pero hay algo más: en Francia y en Italia han surgido grupos que trabajan en esa dirección. Las hay también en Cataluña; Ecologistas en Acción es el movimiento más consolidado en el estado español, y han asumido con claridad la defensa de un programa de decrecimiento, así como el sindicato “Confederación General del Trabajo,” CGT, que asumió solemnemente tesis de signo decrecimentalista en su congreso de junio de 2009.
  En forma de clamor general, un 54% de los varones y un 42% de las mujeres que trabajan en la Unión Europea han proclamado que preferirían dedicar a su trabajo menos horas aun a costa de obtener ingresos salariales sensiblemente menores. En Escandinavia, la persona de edad que pierde su trabajo y ve reducidos sensiblemente sus ingresos han comprobado que pueden vivir una vida mucho más satisfactoria que la anterior.

18 comentarios

  • M. Elena Pazos

    Benjamín, parece que ya estamos dialogando. Durante toda la historia del ser humano sobre la Tierra, éste ha querido cambiar las cosas y mejorarlas. Han habido épocas buenas (quizas la mejor en la prehistoria), no tan buenas, malas y muy malas. Estamos viviendo una época oscura en la que una minoría soberbia e inconsciente se siente dueña y depreda la naturaleza. Esta depredación de suelos, aguas, aire y vida, que incluye a la mayoría de la humanidad, es feroz. Esperemos que esta época “tecnozoica” abra conciencias y quite miedos para llegar a la “ecozoica”.  Queremos libertad, pero no vale sin responsabilidad.

  • Gabriel Sánchez

    Existe todo un planteo de los indoamericanos que nos hablan del buen vivir…Si los seres humanos consumieramos lo saludablemente necesario, evitariamos el agotamiento de la madre tierra  algo que no parece aparecer en el planteo de Honorio, pero lo sobrevuela, como una presencia trasnversal, que es el agotamiento del planeta…a tal punto que sus equilibrios sistemicos ya esta cambiando drasticamente  la condiciones de la biosfera…a tal punto que muchos escenarios climaticos y ecosistemicos se  estan volviendo sumamente agresivos para la habitabilidad humana…desertificaciòn, grandes frios, grandes calores que causan stres termico y afectacción de la salud,  Tormentas, sunamis, huracanes. grandes cantidades de precipitaciones… En este marco, nos pueden ayudar las organizaciones indoamericanas, propiedad comunal, cosecha común para subsistencir ka comunidad…almacenamiento con viejas tecnicas ancestrales de lo necesario para el año…comercializando el excecente  en mercados (ferias regionales) de cercania y alternativos, para esto se debe trasnsforma no sólo la mentalidad, sino todas las dinamica neoliberales…Si renunciamos al gasto belico, el ahorro de energia y de riqueza sera enorme, este sistema implica el cambiar la moneda, por un sistema…Por ejemplo el ALBA usa el sucre, en donde una determinada cantidad de petroleo, vale tanta cantidad de comoditis alimentarios, por ejemplo…, el que todos trabajen mucho o poco en la cosecha (esta tomada como ejemplo del trabajo universal) tiene el alimento suyo de la familia asegurado…Por lo que la eliminación de la acumulación y de la confiscación de gran parte que la riqueza que produce el trabajo que hace el capital y de la reconfiguración de la tecnologia para evitar matrices energetica de fosiles, o de masa de productos alimentencios y explorar claves tecnologias como la solar y otras alternativas…y el redireccionamiento del lucro de las grandes multinacionales, hacia los pueblos…, no hacia los gobiernos, sino hacia los pueblos…Esto permitiria el decrecimiento notable del crecimiento de la explotación del planeta, sin bajar la calidad de vida de los seres humanos…Desde Montevideo un abrazo… Gabriel

  • Antonio Vicedo

    Por si nos sirve para el tema este contacto que me parece nuy bueno.
    Izquierda = Solidaridad – Público.es
    Izquierda = Solidaridad. JOSÉ LUIS DE ZÁRRAGA 04/03/2011 09:54 Actualizado: 04/03/2011 09:56
    http://www.publico.es/364472/​izquierda-solidaridad

    Si no lo podeis abrir desde aquí, buscádlo en Google.
    De nada.

  • Asun

    Gracias, Honorio, por hacernos reflexionar, que no es poco. Decrecer en lo que gusta ver en la apariencia, pero nos reduce en valores humanos  y crecer en lo que nos ensancha por dentro en solidaridad e igualdad, que las posteriores generaciones agradecerán por  sus multiplicadores efectos y  estoy segura que los mejorarán.
     
    Muy, muy  bueno lo elegido de Thomas Berry, Elena. Para rumiar y hacerlo propio. Me alegra que  haya renovado y relanzado tu visión de la realidad la lectura del libro de Pagola. Muchas gracias por estar ahí.
     
    Un fuerte abrazo a los dos.

  • Benjamín Lajo

    ¿Sabe, M. Elena? Estoy de acuerdo en que la única revolución que le queda por contemplar al Ser Humano es la INDIVIDUAL. Tal vez así, se llegue a formar la verdadera Humanidad; cuando se cree (creemos) una sociedad de individualidades que se respetan y convivan con la dignidad que hoy se niega en el mundo. De lo, “que todo nos ha sido dado”, hay discrepo, pues se nos ha quitado, se nos sigue quitando hasta… la Vida. Y no por un amigo imaginario, que lo todos necesitamos para que la soledad no sea un huésped hostil (conciencia) Sinceramente, da lo mismo que o quien nos guíe a las buenas volundades. Con ellas todo es posible. Y me parece muy acertado tu comentario de que cada uno, desde su especio, desde su entorno más directo comience a “dar cuerda” a este planeta que no pertenece a unos pocos y sí a TODOS. De su mal uso, somos todos responsables.

    Un fuerte abrazo, como no, aliñado de Esperanza.

    Benjamín Lajo

  • M. Elena Pazos

    Adjunto trocito de THomas Berry:
    El Trabajo Grandioso ante nosotros, la tarea de mover a la moderna civilización industrial desde su actual influencia devastadora sobre la Tierra hacia un modo de presencia más benigno de ésta sobre ella, no es un papel que hayamos escogido. Es un papel dado a nosotros, más allá de cualquier consulta con nosotros. Nosotros no escogimos. Nosotros fuimos escogidos por algún poder más allá de nosotros para esta tarea histórica. Nosotros no escogimos el momento de nuestro nacimiento, quienes serían nuestros padres, cuál sería nuestra cultura particular o el momento histórico en el cual naceríamos. Nosotros no escogimos el status de percatación espiritual o las condiciones políticas o económicas que serían el contexto de nuestras vidas. Nosotros fuimos, por así decirlo, traídos a la existencia con un desafío y un papel que está más allá de cualquier elección personal. La nobleza de nuestras vidas, sin embargo, depende de la manera en que lleguemos a entender y cumplir nuestro asignado papel.

  • M. Elena Pazos

    Para mí ha sido una revelación la lectura del “Jesús…” de J.A. Pagola.  Conocer al verdadero Jesús para encontrarme con su modo de vida, su visión del mundo y de los seres humanos, su lucha por la justicia, la libertad y el amor.  Con la mirada ahora más clara, creo que cada uno, donde le toca estar, deberá hacer lo que debe de acuerdo a su utopía.  Sólo así nuestra vida tendrá sentido y participaremos activamente en lograr un mundo habitable, digno y justo.
    (Desde Valdivia, Chile).

  • Benjamín Lajo

    Hola, Carmen…

    Esos datos que expones son los “escombros” que debemos retirar de la circulación global para poder contemplar un horizonte donde no nos ahogue el egoismo de una minoria. ¿Cómo? Si no nos convencemos por las buenas, ¡que se la va a hacer! como los del cuadro del maño, a garrotazos… ¿No es lamentable? Pero, a veces, como dijo el poeta, “…sobran las palabras”. Lo que se derive de esta situación extrema, es impredecible hoy y aquí. Pero, hay ya tanta gasolina derramada, vertida, que a la mínima chispa, la deflagración nos pillará de espaldas y con el culo al aire. Quisiera estar equivocado.

    Un saludo 
     

  • Carmen (Almendralejo)

    No, no estamos en el mundo de las utopías, sino de las miopías…
     
    Que no es nada creíbles las medidas que se han tomado desde el principio, porque no se fue al nudo de la cuestión, es decir, rebajar y recortar en aquellos gastos donde de verdad se va nuestros impuestos.
     
    El que los altos cargos de la política sigan teniendo sus teléfonos, su coches con sus
    chóferes, sus dietas y desplazamientos para poner la plaquita (meadita)donde se le recuerdes, es una demagogia para hacernos ver lo que otros epulones quieren que veamos.
     
    Si la medida de 110km horas por autovías, es tan beneficiosa porque nos siguen vendiendo coches que corren a 2oo y pico por hora.
     
    Si el gasto sanitario es tan grande, porque para colmo ciertas clases de funcionarios, políticos y militares etc tienen  la S. Social y aparte pueden elegir.
     
    Si tenemos que recortar que empiecen por los gobierno de las CCAA, que con solo un gobierno se puede vivir.
     
    Y por supuesto que dejen de chupar la familia “real” y cuanto les recuelgan, incluido la seguridad que son una pasta gansa para cuidar a unos pocos.
     
    Ese dinero que vaya a la victima de violencia de género, ellas no tienen esa protección y están cayendo como chiches
     
    ¡Ah! claro estas no son de alta cuna, pero tampoco de baja cama, desde luego.

    La última en mi trabajo es, que hay que ahorrar en guantes de latex y de goma,  así que nada nos pelamos las manos con el quitagrasas…

    Para que ellos se vayan de cacicada…

    En mi pueblo “el cacique” es un lugar con muchas luces de neón…

    ¡¡¡lo que hay que ver!!!

  • Benjamín Lajo

    Ya lo he abierto, Pepe. Carlos Taibo expone muy bien las buenas interpretaciones y las malas, también. Me ha gustado y era la idea que sobre la cuestión tenía. En resumidas cuentas, que hay que espabilarse o de lo contrario, me temo, que nuestro hoy no abrazará a su mañana.

    Saludos
     

  • Benjamín Lajo

    Pepe, no he podido abrir el enlace de los “locos de la azotea”, aunque me hago una idea de lo que dicen pues también he escuchado en reuniones hablar sobre el tema. No soy del gremio de albañiles, pero me consta, porque soy como los búhos y las lechuzas, que abren mucho sus ojos y se fijan en todo lo que es rodea, que para “reconstruir” algo, primero hay que “desescombrar”. Una vez limpio el solar, se hace un buen hoyo para fijar los cimientos. No sea que al terminar la obra y dar un portazo se vaya todo al carajo. Vamos, creo que así se hacen estas cosas.

    Esta mañana ha nevado en la sierra del Alto Turia. No mucho. Huele a hielo y el huerto duerme tranquilo, al contrario que yo por no poder visitarle. Una vecina, Irene, como toda su entrañable familia anda estos días costipados y malitos; el caso es que estando de visita, su pequeño Adrián, un niño muy cariñoso y sonriente de un añito, me abrazaba sonriéndome y reposaba su cabecita en mi hombro con una dulzura que ha hecho que me olvidara de tanta miseria que nos acosa en cada esquina, y, también, me ha hecho reflexionar sobre si el Ser Humano será capaz de sobrevivirse. El abrazo de ese niño, me ha revalidado mi terco optimismo. Y aunque al final de todo, la “barraca humana” se vaya a la mierda, espero que me coja en el huerto, amando, comiendo, durmiendo y con la paz que se merece por DERECHO todo ser viviente del planeta. ¿Me voy a margar antes de que eso suceda, si sucede? ¿Me voy a CONFORMAR con este engaño que me imponen los que se creen que me representan? ¡Y una leche!
    Quiero que Adrián, su hermana Irene, todos los niños de HOY tengan la oportunidad algún día de abrazar a su futuro con la misma convicción con la que yo me abrazo a la Esperanza (que por cierto, es el nombre de mi nonagenaria madre. Mi padre se llamaba Salvador. ¡Hay que joderse!

    Un saludo

  • ELOY

    ¿CRECER O DECREDER?.

    Me planteo:

    PRIMERO
    ¿Debe ser esa la pregunta “base” ?.
    ¿No son exigibles otras preguntas y planteamientos previos?.
    ¿Crecer o decrecer, para qué, en función de qué?.
    ¿No estamos ante una pregunta “polisémica”, con muchos significados circunstanciales y consiguientemente con muchas respuestas posibles?.
    ¿Crecer en humanidad, en sabiduría, en equiñibrio, en ponderación, en conocimiento, en reparto equitativo de las posibiidades de desarrollo personal y de bienes  …. ?.
    ¿Crecer o desarrollarse?
    ¿Crecer cuantitiva o cualitativamente?
    ¿Crecer o decrecer indefinidamente o en determinado grado?
    ¿Crecer o decrecer de modo equilibrado y multifactorial y/o unilateral, multilateral y /o desequilibadamente?
    ¿Qué es crecer, qué es decrecer y respecto a qué?.

    SEGUNDO:
    Me parece que UNAS  PREGUNTAS BASE  son preguntar sobre la persona humana. Sobre lo que es la vida y lo que resulta razonable esperar de ella tanto como individuos como colectivamente. Sobre el sentido (y objetivos) de la vida

    Será, creo, la respuesta a estas cuestiones (amplias desde luego y divisible en otras varias) lo que nos pueda llevar a matizar y responder, en cada circunstancia, a la pregunta intrumental de como conseguir  dar sentido a la vida creciendo o decreciendo.

    Y ya en este plano, preguntarnos con Erich Fromm : ¿ Tener o ser?

  • pepe sala

    Tengo unos amigos que están  ” jodidos de la azotea”:
     
    http://www.decrecimiento.info/2009/12/asamblea-constitutiva-decrecimiento.html
    Me suelo reunir con ellos para otros menesteres, pero aún no he asistido a ninguna de sus reuniones sobre el decrecimiento.
     
    Son personas fantásticas y absolutamente fiables.
     
    Pero… las pasé tan putas en otros tiempos que me fastidia tener que apretarme el cinturón ( aún más), ahora que ya no lo tengo tan crudo.
     
    Puede que algunos países de mundo mundial tengan el mismo problema que yo. Las han pasado tan putas y las siguen pasando tan estrechas que me parece un tanto injusto hablarles de que deberían decrecer.
     
    Bueno sería convencerles a ciertos paises que están demasiado gordos y la obesidad puede matar.
     
    Saludos.

  • ana rodrigo

    Un mínimo porcentaje de la población mundial, la mayoría en los países desarrollados, hemos vivido como si del país de jauja se tratase. Ahora que vemos peligrar esa carrera desbocada hacia el tener más y más, nos entra pánico y damos todo tipo de pataletas cuando se nos propone medidas restrictivas. Hay bastante hipocresía y bastante egoísmo en la sociedad en general cuando se nos aprietan un poquitín las tuercas de nuestras comodidades.
     
    Dejar el decrecimiento en manos del voluntarismo personal, es meramente testimonial, puesto que no atajan el problema global que nos plantea Honorio. Y si se nos impone por ley, la reacción popular es furibunda. ¿Será la tozuda realidad la que nos haga retroceder en nuestras costumbres derrochadoras y depredadoras?
     
    ¿Quién le hace ver a los países emergentes que seguir este modelo de desarrollo no nos lleva a ninguna parte?

  • Benjamín Lajo

    En primer lugar, pedirle disculpas, señor Cadarso, por confundir su apellido. En segundo, a ver si sabe alguno de vosotros quien dijo esta frase (que no consigo averiguar) que describe tan acertadamente lo que es crecer por crecer, sin mesura, sin conciencia ni respeto hacia el entorno del que TODOS DEPENDEMOS.

  • Benjamín Lajo

    Señor Cardaso, su reflexión es muy importante porque de nuestra reacción dependerá la existencia de un futuro, si a eso aspiramos. Una “utopía” real: Marinedela (Sevilla) Una lucha “utópica”: Los mineros de Castilla y León que no esperaron a huelga diseñada alguna y les fue bien. En definitiva, que la “utopías” se ponen en marcha con voluntad. Cuando esto ocurre, son realidades. Las dudas las tienen quienes aún no han probado la amarga realidad que atormenta de verdad al colectivo de desheredados hasta hacer sentir sus vidas como una pesadilla. Los que ya lo han perdido todo (la inmensa mayoría) cualquier salida de su miseria deja de ser “utópica” para convertirse en esperanza. Somos capaces de lo peor y de lo mejor. Todos lo sabemos, pero nos obstinamos en permanecer inmóviles en la frontera, a ver qué pasa. Utopía es una etiqueta que cierra cualquier idea. Es, pues, una consigna que los resignados, los inmovilistas, fomentan para desmolralizarnos ante la vida. Los indiferentes, dinamitan en silencio la evolución “humana”. El Decrecimiento, para que todos lo entiendan (ahora no recuerdo quien lo dijo, pero lo averiguarè) se expresa creo que perfectamente en esta frase:

     “El progreso es un retroceso hacia adelante”

    Un saludo, atrier@s
    Un  cordial saludo.

  • Antonio Vicedo

    mpecemos por aceptar la verdad sobre la PERSONA, teórica y prácticamente, y saquemos conclusiones desde la concepción capitalista de la familia (los hijos propiedad de los padres y el patrimonio familiar bajo marco de propiedad de los llamados “l*s mi*s”, o “nuestr*s” restringido), pasando por las distintas estructuras;sociales, políticas, culturales, económicas y religiosas, aplicándoles a todas el respeto y las exigencias de ese valor inalienable y general de TODA PERSONA.
    En nuestra mano o voluntad queda, en grandísima proporción, intentar con eficiencia considerarnos PERSONAS (Sujetos conscientes LIBRES y RESPONSABLES, admitida la natural relatividad) y considerar también igualmente PERSONAS a TODOS los SERES HUMANOS.
    Por ser LA FAMILIA la estructura en la que los individuos inician su relación como PERSONAS (Pareja, hij*s y herman*s), es aquí donde hay que empezar a asegurar su realidad natural verdadera.
    Falseando esta estructura, por admitir falsedad en la consideración de la PERSONA, es donde se incuba la infección de la PANDEMIA CAPITALISTA o desorden estructural en el que se concretan, más o menos consciéntemente, las relaciones basadas en la razón de la fuerza (ley de la selva) y clasificación de las personas por el PODER y la DEBILIDAD, valorando el TENER por encima del SER.
    Las PAREJAS HUMANAS, en tanto cauces por los que se conserva la Humanidad, no pueden ser consideradas como mera relación de seres sexuados, mujer y hombre, hembra y macho, sino como COMPLEMENTO  entre DOS PERSONAS, libre y responsáblemente ACEPTADO y MANTENIDO.
    Y la tarea o función PARENTAL respecto a l*s hij*s debe ser también ya desde su inicio (engendrar) un proyecto LIBRE y RESPONSABLEMENTE aceptado con relación al SER PERSONAL, HIJ*, sobre el que no se tiene relación de PROPIEDAD (La persona no es apropiable, si no se la objetiviza negándole prácticamente su condición de SUJETO), sino de SERVICIO para que consiga su propia realización progresivamente, hasta llegar a ser, en la adultez, un* HERMAN* de sus mismos PROGENITORES, en la GRAN HERMANDAD HUMANA.
    Esta VERDAD de la REALIDAD PERSONAL, es la que empezará a ofrecer concreciones de liberación en lo económico (Generalmente ya practicado en los ambientes familiares normales durante la infancia y adolescencia con atenciones serviciales generalmente cariñosos y con compromiso práctico de que los cuidados y los medios familiares mantengan el nivel de IGUALDAD, incluso en circunstancias en las que algún* hij* sufra transitoria o permanente desigualdad.) y orientará el proceso educacional familiar e institucional tanto público como privado.
    La necesidad de INTER RELACIÓN PERSONAL, irá marcando los procesos estructurales sociales y políticos locales y globales, corrigiendo cualquier desvío o corruptela que conduzca a que las PERSONAS queden clasificadas teórica y prácticamente por circunstancias diferenciales de posesión o carencias.
    Podríamos ya empezar a revisar el trato que damos a la UTOPÍA (>no -lugar), pues la realidad personal y sus exigencias de relación realista están y son presentes; y lo que es utópico y no tiene realidad es que se considere a las personas como lo que no somos y a sus relaciones proyectadas, mantenidas y justificadas como si de la Humanidad en la selva se tratará y con ello se pudiera esperar que la HUMANIDAD fuera HUMANA. Esto si es y será siempre verdadera UTOPÍA.

  • Sarrionandia

    Honorio: Una sóla pregunta; qué respuesta esperas a tu presentación en términos de probabilidades prácticas?
    La publicidad en el sentido consumista dispone de diez mil veces más recursos que los promotores de la austeridad. A la larga el capitalismo quebrará, pero es difícil calcular a qué precio… si es que queda espacio para intercambiar precios!
    Para arreglar el mundo y solucionar sus problemas, todos tienen que ser inteligentes y virtuosos. No basta con ser virtuosos si no son inteligentes y a la inversa no basta con ser inteligentes si no son virtuosos y tampoco hacemos nada con que algunos sean inteligentes y virtuosos si no TODOS.

Deja un comentario