INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6399 Artículos. - 100313 Comentarios.

Poder y libertad en la Iglesia de Jesús

A raíz del artículo de Jose Arregi “Tomo la palabra”, además de decenas de comentarios, nos han llegado varios artículos más extensos que merecen la presentación en ATRIO. Hoy publicamos tres de ellos, por el mismo orden en que nos han llegado. Son los de Miren Jone Arzuza, Juan Cejudo y José Luis Vilanova. Como todos hacen referencia al obispo Don José Ignacio Munilla, publicamos antes de ellos la declaración oficial que emitió el obispado de San Sebastián tras conocerse el artículo de Arregi.

SE PUBLICA EL DÍA 20 EL COMUNICADO DE LA PROVINCIA FRANCISCANA DE ARANTZAZU.

23224

J. Ota

 

  • Comunicado sobre las declaraciones de JOXE ARREGI

1.  Los Franciscanos deseamos y pedimos que el proceso de diálogo iniciado hace tiempo con Joxe Arregi y retomado en los últimos días debe desarrollarse dentro de los ámbitos internos de la Orden y de la Iglesia. Lamentamos que unilateralmente se haya roto la privacidad y confidecialidad  de un proceso de  conversaciones no acabadas.

2. Sabemos que con frecuencia una expresión sacada de su contexto se distorsiona en su significados y adquiere muchas veces proporciones distintas a las reales. Lamentamos que también  en este caso haya ocurrido así. 

3. Haremos todo lo posible para que el conflicto se resuelva del mejor modo, dentro de los cauces normales de una institución, con el mayor respeto a la persona y a la misma institución.

   Consejo de la Provincia Franciscana de Arantzazu

 

* * *

 

  • Obispado de San Sebastián: A propósito de la nueva carta del P. Joxe Arregi ofm contra el obispo de San Sebastián:
  • OBISPADOSS

1º.- La comunicación entre un obispo y un sacerdote tiene lugar en el fuero interno de la Iglesia; y, es por ello que, como en ocasiones anteriores, el obispo de San Sebastián no va a contestar las declaraciones que, el P. Joxe Arregi ha realizado.

2º.- Nos limitamos a constatar ante la opinión pública que su escrito contiene graves falsedades, además de numerosas deformaciones de la realidad.

3º.- Los superiores de la orden franciscana se han puesto en contacto con este obispado, manifestando su hondo pesar por las declaraciones del P. Joxe Arregi.

4º.- Deseamos ardientemente continuar trabajando por la unidad en el seno de la Iglesia, bajo el cayado de nuestro padre y pastor Benedicto XVI; de forma que hagamos realidad en la Caridad y en la Verdad, el ideal de la Comunión a la que Cristo nos ha llamado.

San Sebastián, a 18 de junio de 2010

 *  *  *

  • ¿EN QUÉ PASTOS APACIENTAS TU REBAÑO?

Por Miren Jone Azurza. Donostia, San Sebastián, 18-06-2010

     Es la pregunta que me surge del alma ante la situación en que nos ha sumergido un pastor no elegido. Ante la no sintonía con una oveja del rebaño que se le ha encomendado, le insulta, lo reprueba y pide que se lo lleven a otra parte porque es “agua sucia que contamina a todos”.

      ¿Tiene esto algún parecido con la parábola de Jesús? ¿Es este prelado el pastor que corre y suda buscando a la oveja que se ha parado en un rincón del pastizal donde ha encontrado manjar de mejor gusto? ¿Es el pastor que, al encontrarla, se alegra, la coge en brazos, la acaricia y se la monta sobre los hombros para que no se canse en el camino de retorno al rebaño? 

      El delito de Joxe Arregi consiste en haber dado con el meollo de una nueva espiritualidad que la cristiandad actual está pidiendo con urgencia. Queremos conocer mejor a Jesús, lo que dijo, lo que hizo a lo largo de su vida. Para seguirle con alegría, con libertad, con inmenso amor. Para aprender de él cómo es el Padre y cómo ser hijos suyos, que lo somos.

      Joxe Arregi ha ayudado a cambiar de vida a miles de cristianos y cristianas, entre las que me cuento, buscadores del verdadero espíritu cristiano que nuestro tiempo nos exige. Al estilo que pide el hoy de la gente. Ni la ciencia ni las artes ni la cultura ni la religión pueden pararse en tiempos remotos. Hoy podemos sacar del evangelio jugos nuevos, alimento apropiado para la vida actual. Y para eso, necesitamos pastores que sepan y nos indiquen dónde están los nuevos pastos. Arregi es uno de ellos y se lo quiere quitar de encima quien precisamente ha venido para aprovechar lo bueno que había en esta diócesis.

      ¿En qué pastos apacientas el rebaño, Don José Ignacio? ¿En un catecismo obsoleto?

      Dínoslo pronto y claro para que podamos tomar nuestras decisiones personales y comunitarias. Porque el tesoro escondido que hemos encontrado nos hace vender todo lo no válido, toda la parafernalia innecesaria para quedarnos con Jesús de Nazaret, su ejemplo de vida sencilla, verdadera, libre, confiada en el Padre y valiente.         

 *  *  *

 

  •  EL TEÓLOGO FRANCISCANO JOSÉ ARREGUI “PIDE LA PALABRA”.

Por Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares  Cádiz 18-Junio-2010.

 
      El teólogo franciscano vasco José Arregui ha roto su silencio impuesto y ha “pedido la palabra”. La jerarquía le condenó a más de 9 meses de silencio. No le había gustado que el teólogo denunciara en público lo que todos los curas de S. Sebastián sabían: que el nuevo obispo Munilla tenía carpetas sospechosas en su ordenador (con el nombre de “mafia”) y ficheros de curas donostiarras “fichados”.

      Por eso y por otras muchas cosas, Arregui se había manifestado abiertamente en contra del nombramiento del nuevo obispo de S. Sebastián, por su línea eclesial muy conservadora y muy distinta del anterior obispo Uriarte.

      Él aceptó ese obligatorio silencio que le impedía poder expresar sus opiniones teológicas durante muchos meses.

      Pero ahora ha “pedido la palabra” porque no puede aguantar más estar callado. Más cuando se sabe ahora que el obispo Munilla ha presionado a los superiores franciscanos de Arregui para que le den un ultimátum: “o el silencio para siempre o el destierro a Latinoamérica”

      “Debéis callar del todo a José Arregi. Yo no puedo, hasta dentro de dos años [hasta que haya tomado las riendas de la diócesis], adoptar directamente esta medida contra él. Pero ahora debéis actuar vosotros. Os exijo que lo hagáis”. Y pidió a mi provincial y vicario provincial que me destinen a América a trabajar con los pobres, y ello –les dijo– como “como medida de gracia”, como “ocasión de gracia”. Soy – les dijo también – “agua sucia que contamina a todos, a los de fuera de la Iglesia al igual que a los de dentro”. O irme a América o callar del todo: he ahí la alternativa.

      Uno se queda de piedra cuando lee estas cosas. ¿Qué clase de obispo es Munilla? ¿Cómo un pastor utiliza esos métodos represivos y antievangélicos contra un teólogo religioso de su diócesis tan estimado por el pueblo?

 

      Ya han empezado a oírse muchas voces contra esta decisión tan autoritaria del obispo. ¿No hay nadie en la Iglesia que llame al orden a este obispo?

      ¿Serán capaces de entenderse en el Vaticano con los cismáticos lefevrianos y no es posible dialogar y entenderse con teólogos de pensamiento abierto pero que se mantienen dentro de la Iglesia?

      Desde aquí mi solidaridad con el teólogo Arregui de quien he leído magníficos escritos teológicos y espirituales y mi denuncia personal contra todo tipo de autoritarismo en la Iglesia.

 

      Es verdaderamente inadmisible además que se pretenda enviar a Latinoamérica, con la amenaza del destierro, a quien es “agua sucia que todo lo contamina”. Sr. Obispo, las personas latinoamericanas son tan dignas como las de cualquier otra región del Mundo. Lo que Ud no quiere para su diócesis, no lo mande para Latinoamérica. Porque hechos como éstos lo retratan.

      “El agua sucia que contamina a todos, a los de fuera de la Iglesia igual que a los de dentro” son este tipo de actitudes verdaderamente caciquiles de los obispos e incomprensibles desde la referencia de Jesús en su Evangelio: “el que quiera ser el primero, debe ser el último”. La verdadera autoridad es la del servicio que Jesús nos dejó en la imagen del lavatorio de los pies a sus discípulos.

      Felicito al teólogo por haber recuperado su libertad perdida. Es cierto que a veces, para eso, es necesario buscar espacios de libertad lejos de las presiones de las instituciones eclesiásticas o religiosas. En este sentido el ejemplo de José María Castillo que se vio obligado dejar la Compañía de Jesús es muy claro.

      Por eso ahora puede escribir con total libertad desde su blog:
“Teología sin censura” ( http://josemariacastillo.blogspot.com ). Aunque todas las decisiones personales son muy respetables en cada caso.

      Y, por último, estoy con él cuando afirma: “Esta es mi Iglesia y en ella me quedaré. Pero en ella quiero ser libre y, como antiguamente Zacarías, yo también pido una tablilla. No callaré sino ante el Misterio.”

      Tampoco nosotros los cristianos podemos quedar callados ante hechos tan lamentables como los que estamos comentando.

*  *  * 

 

  • MATEO  23  O  EL  ESPUTO  DEL  NAZARENO

Por José Luis Vilanova Alonso, Madrid, Junio de 2010

   En la cátedra de Moisés y en el primado de Pedro han tomado asiento los letrados y fariseos, los monseñores y eminencias, los doctores del derecho canónico y los padres de la Iglesia. No imitéis sus obras, porque ellos dicen, pero no hacen.

    Lían fardos pesados y los cargan en las espaldas de los demás, mientras ellos no quieren ni empujarlos con un dedo. Atascan con normas y leyes la libertad de la razón y del pensamiento. Se les llena la boca hablando de la familia pero desconocen lo que significa tallar con las crisis vitales de los hijos, ni quieren saber nada del compromiso conyugal, sobre el que pontifican simplificando a diestro y siniestro. Sientan pauta y consejo sobre problemas de los que ellos se desmarcan, sin admitir infinidad de matices abiertamente humanos que ellos tachan de “relativismo”. Imponen una represiva y estricta moral sexual bajo pena del infierno, sin haber comprendido todavía que el sexo no es algo sucio o limpio, sino simple expresión de amor o de desamor.

    Todo lo hacen para llamar la atención de la gente: se ponen cintas anchas en la frente y borlas grandes en el manto; gustan del oro y la seda, del fino paño negro y de la púrpura escarlata. Celebran liturgias disfrazados con extraños y llamativos ropajes para dejar bien claro que ellos son el principio y el fin de la asamblea, y detentan su poder sobre las conciencias bajo el realce de la mitra y la empuñadura del báculo. Les encantan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas. Se sienten cómodos alzando los brazos desde los balcones vaticanos como los más rancios dictadores, aclamados por la muchedumbre acrítica, simplemente sedienta de salvación. Pisan alfombras entre mármoles y platas, mientras muchos de sus ¿hermanos? pugnan un día más por la simple supervivencia. Comparten tronos y tribunas con los poderosos del mundo, y a veces hasta con los señores de la guerra. Gustan de que les hagan reverencias por la calle, besen sus anillos y se arrodillen ante ellos, y que la gente los llame “señor mío”.

   Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “señor mío”, pues vuestro maestro es uno solo y vosotros todos sois hermanos; y no os llamaréis “padre” unos a otros en la tierra, y mucho menos “santo padre” al más prevalente de vosotros, pues vuestro Padre es uno solo, el del cielo, y sólo a Él le es dado el aura de la santidad. El más grande de vosotros será servidor vuestro. A quien se encumbra, lo abajarán, y a quien se abaja, lo encumbrarán.

   ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos, monseñores y eminencias, teólogos oficialistas y doctores canónicos, padres y jerarcas de la Iglesia, hipócritas, que les cerráis a los hombres las puertas del Reino de Dios! Porque vosotros no entráis, y a los que están entrando tampoco les dejáis. Marcáis con el signo de la sospecha a quienes no son “de los vuestros” y a quienes piensan “distinto”. Negáis la entrada a quienes cuestionan vuestras imposiciones, a quienes preguntan lo que no entienden, a opciones que consideráis “de izquierdas” o a los que apuestan por amar de maneras diferentes. Consideráis a la mujer en un rango espiritual por debajo del hombre, y reducís su aportación de fe a la ñoñería, la sensiblería y la servidumbre, sin haberos enterado aún de que las prostitutas os precederán (ya os preceden) en el Reino de Dios. Y no disimuláis el convencimiento excluyente de que sólo la religión (la vuestra, claro) da paso a la vida eterna, trasladando así al mismo Dios vuestra mezquindad, vuestra falta de generosidad y vuestra invalidez para amar y perdonar.

   ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos, purpurados y cabezas apostólicas, guardianes de la ortodoxia y estirados vaticanistas, hipócritas, que recorréis mar y tierra para ganar un prosélito y, cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que vosotros! Recogéis y amparáis a lo más granado del integrismo lefebrista, a ultra-romanos inquisidores y anglicanos reaccionarios; construís prelaturas personales para ortodoxos recalcitrantes, mientras negáis el pan y la sal a los críticos estructurales y a los apóstoles de la liberación.

   ¡Ay de vosotros, guías ciegos, que enseñáis: Jurar por el santuario no es nada, pero jurar por el oro del santuario obliga! ¡Necios y ciegos! ¿Qué es más, el oro o el santuario que consagra el oro? ¿Qué es más, la ofrenda o el altar, que hace sagrada la ofrenda? ¿Qué es más, la esencia o el símbolo trasnochado? ¿La Eucaristía encarnada en el pueblo de Dios y en su propia expresión, o la santa misa ajustada a liturgia gélida y milimétrica? ¿La asamblea cristiana o la exuberancia de templos y catedrales? ¿Las cruces engalanadas de oro y piedras preciosas, o el sacrificio cotidiano de los crucificados?

   ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos, conferencias episcopales y colegio cardenalicio, prelados prepotentes, hipócritas, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, del anís y del comino, y descuidáis lo más grave de la Ley: la justicia, el buen corazón y la lealtad! Os ocupáis primero de vuestra subsistencia financiera para permanecer ajenos a la pobreza. No dudáis en utilizar los soportes del poder político para asegurar vuestras recaudaciones, mientras le reprocháis con descaro que se cuestionen vuestros infinitos privilegios sociales. ¡Y aún proclamáis con desvergüenza que sois perseguidos! Realizáis oscuras inversiones con las aportaciones de vuestros fieles, a quienes ocultáis sus maneras y formas así como sus ¿sonrojantes? resultados. En cambio, sois laxos en la defensa de los nadies, indolentes con los abusos de los poderosos y tolerantes con las estructuras de injusticia. Ocultáis vuestro corazón a los que consideráis “pecadores”, olvidando vuestra lealtad a la propuesta de perdón del Hijo del Hombre. ¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Pastores irresponsables que coláis el preservativo y os coméis el SIDA que aún entierra la vida de los más pobres! Condenáis al fuego eterno a quien come chorizo un viernes de cuaresma y aprobáis el consumo desmesurado e insolidario de ricos y acomodados. Negáis la comunión a los divorciados que sólo buscan una nueva oportunidad para amar, pero la ofrecéis a dictadores asesinos simplemente por declararse católicos, apostólicos y romanos. Os atrevéis a prohibir la hostia sin gluten a los celíacos y acomodáis vuestras dispensas, bulas e indulgencias a los férreos defensores de vuestra estructura eclesial. Salís a la calle para defender y mantener vuestra religión de poder en las escuelas, pero ignoráis el grito contra la guerra o el ataque y la humillación al extranjero inmigrante.

   ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, varones ministeriales y autodeclarados únicos detentadores de la Revelación, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras dentro rebosan de robo y desenfreno! Vosotros, que señaláis públicamente a la mujer que aborta sin más consideración o al homosexual que declara su instinto y su opción de conciliarlo, mientras escondéis a vuestros pederastas y abusadores sexuales año tras año y destino tras destino. ¡Ay de vosotros! Que presumís de celibatos bruñidos e inmaculados y desautorizáis a los clérigos que declaran honestamente su propuesta de sexualidad, mientras vosotros dais rienda suelta en la oscuridad a vuestros desahogos sexuales (¿os creéis, acaso, hechos de otra pasta?). Que no mancháis vuestra mano derecha con el manejo directo de la riqueza, pero desconocemos lo que hace con los dineros vuestra mano izquierda. ¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, que así quedará también limpia por fuera. Reconoce tus miserias y pide perdón por ellas, que así las acogeremos y las depuraremos entre las miserias de todos

   ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, príncipes de la Iglesia y tribunales del santo oficio, hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos de muerto y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis honrados, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y de crímenes. Mantenéis incólumes vuestros templos, íntegras vuestras encíclicas e inmaculada vuestra presencia. Os camufláis tras turbios y complicados entramados teológicos que no los entiende ni el mismo Dios. Utilizáis técnicas de marketing y medios de comunicación al uso para manipular la buena fe de las gentes, condicionadas por su fragilidad y ávidas de fe y de seguridades. Y tras la fachada de vuestro inmenso decorado ocultáis el vacío y la mentira, el secretismo de todo lo que pueda comprometer vuestro tinglado, la falta de fe, la desesperanza y la hiriente verdad de vuestra historia.

   ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos, ilustrísimas y colegiados, santidades y primados, hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas! Y así pretendéis excusaros rescatando justos de vuestras propias hogueras inquisitoriales, rehabilitando a quienes dan su vida por causas que en otro tiempo despreciasteis, reponiendo a mentes y espíritus preclaros a los que simplemente ignorasteis, ensalzando a profetas de los que abominasteis por considerarlos “peligrosos” y contaminados de Satanás. Con esto atestiguáis, en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Pues colmad vosotros la medida de vuestros padres! ¡Culebras, camada de víboras! ¿Cómo evitaréis la condena al fuego?

   Mirad, para eso os voy a enviar yo profetas, sabios y letrados: a unos los mataréis y crucificaréis, a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad. Allá quedarán en soledad los que, luchando por la justicia, abandonasteis en manos de sus asesinos. De otros marcaréis con vuestra indiferencia su obra de generosa entrega a los desvalidos, por considerarlos amancebados. Dispondréis gestos admonitorios públicos contra los que decidan, con sus aciertos y errores, ponerse al lado de su pueblo pisoteado. Apartaréis de sus clases, sus cátedras y sus sustentos, a quienes ofrezcan aspectos de Dios más cercanos, pero rechazados por vuestro magisterio. Silenciaréis y depuraréis a los críticos y a los heterodoxos. Y echaréis mano de la condena, el anatema y la excomunión siempre que entendáis que se amenaza vuestro aparato eclesial. Así recaerá sobre vosotros toda la sangre inocente derramada sobre la tierra.

   ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían! ¡Roma, Roma, que sistemáticamente rechazas el vino nuevo que reventaría tus odres viejos! Tembláis de miedo ante la irrupción del aire puro y limpio que ventile los siniestros rincones de nuestra anciana Iglesia y se lleve la podredumbre acumulada de tantos siglos, y cerráis puertas y ventanas con cancelas al Espíritu de Dios. ¡Cuántas veces he querido reunir a vuestros hijos como la clueca reúne a sus pollitos bajo las alas, pero no habéis querido! Vosotros, que sólo sois capaces de unir en el miedo al fuego eterno, disfrazáis el cisma con juegos de mano ecuménicos en los que sólo guardáis “vuestra verdad”. Nos hace falta otra casa de Dios, mucho más de todos y menos de sus administradores. Con más ternura y menos dogma. Con perdón a fondo perdido. Con la renuncia explícita al poder y la gloria. Con el corazón abierto y la ley del amor. Con la confianza infinita en Dios y su obra. Con el respeto a lo diverso y sus formas de expresión. Con mucha más sencillez formal y sin dobleces interiores. Pues mirad, vuestra casa se os quedará desierta. El Padre no mira como vosotros y todo se derrumba. Se desvanecen vuestras líneas y el desencanto impregna la vida de fe. Se deshacen vuestras vocaciones y habéis perdido el rastro del mundo. Y os digo que no volveréis a verme hasta que exclaméis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

 [En negrita, el texto original de Mateo, capítulo 23, versión Nueva Biblia Española (1975)]

139 comentarios

  • Manuel V.

    Estimado pepe:
    En tan “excelso” escrito, no dice nada de la S.Juan de la Cruz, Sta teresa y la inquisición… sigue buscando en la red.
    Otro día

  • Manuel V.

    mº pilar:
    ¿Inmensidad?… el océano
    No se a qué vienen tus desvarios ¿Dónde te he dicho lo que sois o no sois o dejáis de ser?  (todo en plural, yo hablo en singular a quien quiero dirigirme)? ¿Aparece también en al artículo 20 de la consti del que se hablaba? ¿Es una cuestión de obediencia?
    Me parece que quien está perdiendo la paz eres tu, me temo.
    Te repito, para inmensidades el océano, lo demás. si quieres, que yo no, se cuantifica.
    Dice de “algunos” (no se si estoy incluído): “…es más sencillo, criticar, denunciar…” exactamente lo que ha hecho Arregui, al que sí se lo aceptas ¿extraño, no?
    Buenas noches

  • Alberto

    Se hecha de menos la inclusión, en los escritos que sirven para documentar este tema, de más pluralismo sólo hay escritos críticos con el obispado de Guipúzcoa y a favor del fraile Aguirre, para tener mayor objetividad deberiamos tener una mayor oferta en la que estén incluidos documentos a favor y en contra, que informen y no crean una opinión que, así, siempre será subjetiva. Y paso lo mismo en los demás temas del blog.

  • Alberto

    La crítica y la denuncia aperece en el escrito que sirve de base para desarollar  este tema, y nadie, veo, que acepte y asume nada. Mª Pilar si no te gusta las opiniones de los demás lo siento, pero tenemos derecho a opinar como lo haces tu, y no perdemos la paz por ello.

  • Carmen (Almendralejo)

    No soy FUNCIONARIA… Soy personal Laboral fija de la Administración de la Junta de Extremadura, que varía y mucho…
    Y para acceder  en su articulo 21 del Capitulo III se explicita lo que debemos cumplir el Personal Laboral, y más adelante el funcionarizado Titulo VI, capitulo I, Art 34…
    Decir que soy Republicana no es delito, y decir que asumo la Constitución, pero que nuestra Carta Magna puede ser mejor, tampoco es delito, y que no creo en los políticos que hoy tenemos aún menos es delito…
    http://profex.educarex.es/profex/Ficheros/Legislacion/Dto1-90.pdf
    Y esto no es Obediencia, sino coherencia conmigo y con quienes están enfrente, hasta con la propia Monarquía porque yo nunca daría ningún golpe de Estado para que saliesen,  y aún menos hacer daño ni a estos ni a otros… Por supuesto que tengo un*s personas  superiores en Cocina y a la cual respeto, y cumplo con mi trabajo bajo las ordenes para ellos cobran y tienen su puesto, esto que se mezcla es mezclar y bien churras con merinas, y varían estas especies de ovejas en su: lanas, carnes y leches
    Al hablar quizás no me expresé bien, lo siento, y cuando he escrito la OBEDIENCIA y con mayúsculas quise decir aquellas veces que por obediencia vas contra natura, contra una misma y contra nuestra dignidad por el simple hecho del borreguismo… cosa que se da muy muchos en la santa congregaciones, más de lo que las personas que han estado dentro se atreven a decir, y que conozco de personas tan allegadas a  mi como si fuesen mis hermanas de sangre.
    Sin decir los casos que han corroborado todo cuanto se han dicho ya, estos como los que en la vida de l*s Sant*s, como Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Santa Teresita de Lisieux…Sor Juana de la Cruz y tan largo etc, l*s  monj*s de vida contemplativa o no han  sufrido y siguen sufriendo

  • mªpilar garcía

    Mi buen Pepe:
    Has puesto muchos deberes… es más sencillo, criticar, denunciar; que asumir y aceptar.
    No pierdas la paz, no merece la pena.
    mª pilar

  • Alberto

    No se que tiene que ver el estudio poético Raymon Bedford Tanner,  sobre fray Luis de León, cuyas afirmaciones no corraboran las tuyas, y si lo hubieran sido tampoco son la verdad única, sino una opinión determinada sobre un tema determinado. Nuevamente fuera de contexto, esta vez literario. Por otro lado afirmar, como dices, que la revista de estudios literarios de la  Universidad Complutense de Madrid sea muy católica, pues no lo creo.
    No afirmes o califiques sin conocer a los demás, ni soy católico, ni apostólico, ni romano.

  • mªpilar garcía

    Erre que erre….
    No se enteran de nada; ¿quienes son  para decir lo que somos o no somos?
    Eso es experiencial, y nadie puede mandar en ello.
    Para su disgusto…
    Somos inmensidad, los que vivimos con esta “mirada” el seguimiento del Mensaje de Jesús.
    ¡¡Les guste o no!!
    mª pilar

  • pepe sala

    Muy bien, Alberto ( y cia)
     
    Pero todas esas cosillas que yo debería leer, deberían hacerlo primero los Universitarios de la Compluntense de Madrid. Quienes, precisamente, han colgado la información que yo he puesto sobre Fray Luis de León y estaba seguro que os iba a resultar extraña a los católicos, apostólicos. etc.
     
    Bueno, pues os invito a estudiar ( no leer bajo la influencia de ningún espíritu raro) algo interesante y MUY CULTO que unos señores ( se les supone católicos) han puesto en la red para el disfrute de ateos, cristianos, protestantes, albañiles, fontaneros y demás “morralla social”
     
    http://www.ucm.es/info/especulo/numero33/nserena.html
     
    Luego vienes y me lo cuantas… sin malinterpretar el verbo HABER.

  • jacob

    Por cierto, donde se encontraban las voces que llaman de todo a Munila, cuando se perseguía al párroco de Maruri.
    http://www.elmundo.es/cronica/2002/347/1023697753.html

  • Alberto

    Hay un obrar material, como un pensar material.  El que antepone su pensamiento teológico, a las enseñanzas y formulaciones de la Iglesia, no actúa como católico. Una cosa es ser formalmente católico, no se apostata, no se deja la práctica de los sacramentos, se cumple los mandamientos de Dios y de la Iglesia, y otra cosa es ser materialmente católico. El católico debe de aceptar el Magisterio de la Iglesia. El ser materialmente católico significa que sus actos internos son “católicos” como lo son tus actos externos. Una de las características más importantes de la Iglesia Católica es esta, al margen de sus planteamientos dogmáticos y litúrgicos. Por eso lo incomprensible de la insistencia en permanecer en el catolicismo de estos sectores críticos, que teniendo en cuenta algunos de sus planteamientos y sus perfiles encajan más con una iglesia protestante ecuménica, de tendencia abierta, al estilo de la Iglesia Evangélica Española o la Iglesia Española Reformada Episcopal: en una línea similar a los anglicanos o metodistas teológicamente más progresistas. 

  • jacob

    Otro ejemplo:
    Carmen  (Almendralejo), creo que es funcionaria. Pues bien como cualquier funcionario, si un día se le ocurre decir medianamente en publico, que la Constitución es una mierda, que no reconoce al Rey o al Presidente del Gobierno que t0que, la pondran de patitas en la calle. Por supuesto no la meterán en la carcel, ni la podrán callar, pero hablará desde fuera de la Administración.
    ¿Obediencia? Pues es una forma de obediencia también llamada acatamiento. Y si dice que su jefe es un inutil por cuestiones ideológicas, me temo que se irá al paro. Eso si es laboral, que si es funcionaria no tendrá paro.
    Antonio, efectivamente la Iglesia no es una empresa y pero el ejemplo de los partidos ( equiparables a religiones laicas como el PC), creo que si es válido. Y en Los partidos hay mujcha gente que se ha tenido que ir por discrepar. Como ejemplos: Trotski, y en el del España sin ir m´s lejos Líster.
    Y así a puñados. Y los que quedarán.

  • mªpilar garcía

    ¡Lo siento! Historia!
    mª pilar

  • mªpilar garcía

    Ante la conciencia personal, y su realidad…
    Jesús lo dijo muy claro:

    “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”

    No por ser superior/a… garantiza que todo lo que haga esté bien.

    Ser fiel a la experiencia personal, y a la conciencia que esta conforma en las personas, si el que “ordena” obra por deseos opuestos (en este caso) al mensaje de Jesús; las consecuencias suelen ser duras, e injustas.

    Cada personas tiene una experiencia de lo “divino” según el ambiente que le rodea; por lo cual, el abanico es amplio y tiene que ser ¡liberador! nunca represor; la istoria está llena de ejemplos; y algunos asustan.

    O sin remedio, los Torquemadas… seguirán apareciendo por todos los rincones del mundo.

    Estamos ante un tiempo ¡¡nuevo!! El “poder” de las jerarquías en todo el mundo, durará, mientras existan seguidores nacidos, entre los años 30-40…

    Los nuevos habitantes de este hermoso planeta, con otros conocimientos, otras miradas, otras experiencias…

    No soportan la manipulación, el exceso de poder, el mantenimiento de ritos y costumbres desfasadas, y el dedo siempre acusador, cuando algo no les gusta.

    Es lo bueno de conocer otras culturas, otras realidades.

    Cuando se vive cerca, por “opción” o por casualidad, en tantos lugares del mundo donde la pobreza es como una plaga…

    Cuando se escuchan las voces de SOS que lanzan las personas que viven entregadas a mitigar de alguna manera el dolor de los más débiles, por causa de la injusticia que produce el deseo de ¡poseer! a toda costa.

    La mirada cambia, y la actuación también;  ya no les llega el sonido eclesial asentado en el poder, la majestuosidad,  la lejanía de los verdaderos problemas de la vida cotidiana.

    Solo hay que esperar; sin dejar de trabajar por un mundo mejor, más justo, más solidario, y las cosas, empezarán a tener:

    ¡¡¡Otro color!!!

    Donde lo importante no será el nº, sino la calidad de ¡Vida! que cada cual escoja, y a quien “seguir”.

    mª pilar

  • Alberto

    No deberiamos olvidar, haciendo un breve repaso a la historia de la Iglesia, que miembros de la Jerarquía han apoyado habitualmente las propuestas innovadoras de muchos santos que chocaban fuertemente con la mentalidad de la época, y de sus compañeros y los superiores de su orden, y que lo hicieron en muchos casos con una sorprendente decisión y fortaleza.
    Pienso que el diálogo tiene que estar presidido por la humildad. Humildad real, como virtud positiva, hay que  reconocer en el otro interlocutor el mismo valor que reivindico para mí. Desgraciadamente, no se conoce otro país en el que la redacción de temática religiosa de más de la mitad de los periódicos de tirada nacional estén en manos de ex-clérigos con una fuerte carga ideológica de resentimiento antieclesial, caracterizados por cierta obsesión al Vaticano y a la jerarquía que no comulga con sus ideas.

  • Manuel V.

    pepe:

    Mira por donde ¡mecachis!!! va y Alberto te da una pista… con ayudas ¡ya podrías!

  • Manuel V.

    pepe:
    Mira por donde ¡mecachis!!! va y Alberto te da una pista… con ayudas ¡ya podrías!

  • Manuel V.

    pepe:
    Cero patatero, al menos en inquisiciones, sigue estudiando sobre obediencias`personajes-inquisiociones, no lo tienes nada claro. Deformación ideológica quizás.
    Arregui, a años luz….
    Otro dia, o no te doy el gusto

  • Alberto

    Haber Pepe, no saquemos la cuestión de contesto y de época, lo que muchos hacen de forma demagógica para defender sus tesis, la inquisición tanto episcopal, como vaticana, como real amorzazó la libertad de expresión, tanto en los pises católicos, como en los calvinista, en los luteranos o en los anglicanos, a pesar de que su acción siempre fue muy inferior y menos cruel que la que realizaba la justicia ordinaria, lee un poco más.  Fray Luis, San Juan de la Cruz y Santa Teresa sufrieron en sus carnes las persecuciones no de las jeraquías eclesiasticas, que promocionaban sus reformas tanto religiosas como de cátedra, sino por el interés contrario dentro de sus órdenes

  • pepe sala

    Hace años que adelanté el trabajo Manuel V.
    quien parece estar algo atrasado eres tú, a pesar de tener al famoso espiritu santo iluminándote:
     
    Fray Luis de León (1527-1591) fue rebelde. “Rechazando la carrera jurídica de su padre, estudió hebreo en la Universidad de Salamanca, donde se hizo fraile agustino y llegó a ser catedrático” [2]. Igualmente, defendiendo “el texto del Antiguo Testamento contra los escolásticos dominicos…provocó enemistades teológicas y fue denunciado a la Inquisición””
     
    Otro tanto les pasó  a Juan de la Cruz por su fantástica lírica un tanto apegada a lo huemano, y lo mismo a Teresa de Avila por ” cer a Dios” entre las cazuelas, en vez de verle a través de sus jerárcas inquisidores, como era la norma general y el DOGMA OBLIGADO.
     
    Te voy a suspender en historia, Manuel V.
     
    Pregunta obligada: ¿ Tomará ejemplo José Arregui  (y la Comunidad franciscana) de los poetas , o se dejarán dominar por la Inquisición moderna?
     
    La repuesta en el próximo capítulo… si algún franciscano da la cara por aquí o por algún lado FUERA DE SUS ALTOS MUROS PETREOS.

  • Manuel V.

    pepe:
    Vete adelantando faena y estudia si los que mencionas obedecieron o no… creo que no lo tienes claro

  • Manuel V.

    pepe:
    Yo solo me refería al uso indebido del artículo 20 de la Consti, lo demás ni lo he afrimado ni lo afirmo. El ejemplo no era para equiparar a la Iglesia, eso es tomar el rábano por las hojas y no querer entender. Me refiero, reitero, al uso indebido de las leyes para interpretar lo que auno le viene en gana.
    De Santa Teresa y de San Juan, en otro momento, no me apetece darle el gusto ahora

  • Alberto

    En todo este asunto, y con los escritos aportados, se detecta una indiscreción del fraile, que además afirma hechos no avalados ni confiemados por las otras partes. Pero toda la artillería de algunos medios apuntan contra el obispado, cuyo comunicado es de más lógico, y de los superiores franciscanos que se han manifestado de identica manera.
    Es curioso todo este asunto, en una región del País Vasco en donde imperan  algunos sectores no muy democraticos y donde templos y seminarios están vacíos.  Hace algun tiempo se redactó un manifiesto titulado Ante la crisis eclesial firmado por un centenar de personas próximas a estos sectores, que arremetían duramente contra la Iglesia por no adaptarse a los supuestos deseos de la sociedad. “nombramientos de obispos al margen de las iglesias locales, y que buscan no los pastores que cada iglesia necesita, sino peones fieles que defiendan los intereses del poder central“.
    Los firmantes, haciéndoles la ola a los sectores más radicales , acusasaban a la Iglesia de “extrema derecha autoritaria” y hablan de “horas negras del catolicismo romano“, confundiendo la situación de sus parroquias, de las que los llamados “cristianos de base” han desertado, dejándolas vacías, con la situación general de la Iglesia.

  • joxemari

    Kaixo ¡¡  Joxe. Felicidades por tu valentia, no les felicito atus superiores .La verdad nos hara libres. Sabemos que tu vasija estallena de agua cristalina.No la de otros como Munilla. AURRERA

  • pepe sala

    Bien Manuel V.  ya veo que eres un buen observador y te has dado cuenta ( aunque te ha costado bastante, todo hay que decirlo) de mis grandes dotes humanas. Y porque no soy creyente que si lo fuera tendría el mejor Espíritu Santo para iluminar mis éxtasis espirituales.
     
    Pero nunca me contestas a preguntas claves para el debate que se mantiene aquí. ( mis superlativas dotes no le interesan a nadie más que a tí)
     
    Repito: ¿ Crees que Fray Luis de León, Juan de la Cruz y Teresa de Avila debieron ser obedientes a la Inquisición y no debieron escribir sus legados literarios…casi tan buenos como los míos y algo mejores que los de José Arregui?
     
    Tengo interrés en una respuesta concreta, hombre, por lo que tiene de paralelismo con el caso que nos ocupa. No te me vayas de nuevo por los Cerros de Ubeda contándonos lo guapo que soy yo, el buen tipo que tengo y lo mucho que salgo en la televisión…
     
    Pues éso: CON CLARIDAD, hombre que nos enteremos todos y todas. Algunos participantes no tienen tantas dotes intelectuales como mi neurona.

  • Salomé

    Me asombra, o es que no entiendo bien; la “comunidad” franciscana pide disculpas por las declaraciones de J. Arregi. No entiendo. Yo en su lugar, me sentiría como un niño castigado. ¿Es que la congregación no está de su parte?.
    Así es imposible, mientras nos juguemos el tipo los “de a pie”  que teóricamente nos consideran tan iglesia como ellos pero que en realidad “no pintamos nada” porque no tenemos capacidad de convocar, renovar ni cambiar, las mentes seguiran estancadas.
    Está claro que nadie quiere perder su imagen.
    Pues lamento mucho la actitud franciscana que en mi opinión tenía que salir en defensa de J. Arregi, ponerse de su lado, y arriesgar lo que sea en beneficio del sentido común, de su hermano y en consecuencia del mismo Evangelio.
    Desde aquí mi apoyo moral a J. Arregi
     Se lamentan de que haya trascendido, cuando lo  verdaderamente trascendente  es  la actitud del obispo, que en pleno siglo XXI se comporte de una manera tan “ancestral” poco democrática y sin nigún sentimiento  paternal con “su hijo” . El Amor, ¿lo habrá conocido alguna vez?.
    En estas ocasiones creo que lo que procede es LIBERARSE con todo lo que conlleva, ¿cómo? cada cual lo sabrá pero es claro que Dios está en todas partes, y la vocación se puede vivir desde cualquier estado , religioso, civil, casado o soltero, pero vida no hay más que una y soy de la opinión de que hay que vivirla a tope sin dejar que nadie nos tenga que condicionar, sobre todo cuando lo que nos urge es el Evangelio

  • Manuel V.

    Carmen:
    Hay afirmaciones que no se sostienen, dices:
    “LA OBEDIENCIA… entre personas adultas y auque sea a una orden religiosa, es aberrante y solo pretende menoscabar a la persona en sí misma.”
    ¿Cómooooo?
    ¿Eres adulta? Según nos has comentado trabajas ¿no?… ¿aún no  te han despedido por no OBEDECER a tus jefes? ¿te dejan hacer lo que te da la gana? ¿no obedeces a nadie?  No abundaré en más ejemplos sobre la insostenibilidad de tu afirmación. Me temo que la mayor parte de los mortales vivimos, según tú,  en una continua aberración, nos toca obedecer hasta a los gestores de Atrio ¿o no?
    Alguien me dijo en una ocasión, haciendo una variante “la obediencia es la madre de la ciencia”

  • Manuel V.

    Quiero decir: “equipara a la Iglesia con una empresa”
    Por otro lado pepe, entiendo que eres un “jefe perfecto” eso no lo duda nadie… y un empleado perfecto,  y un padre perfecto y un abuelo perfecto y un narrador perfecto y nun cuenta-cuentos perfecto y un exseminarista perfecto y un teólogo perfecto, además de ateo perfecto… los demás nos tenemos que conformar con la imperfeccción.
    Todo tu discuros es erróneo, a partir de lo que yo decía en mi mensaje, aclarado, aunque no era necesaro, por el que acabo de enviar.
    Artículo 1

  • Manuel V.

    pepe y cia:
    Yo solo me refería al uso indebido del artículo 20 de la Consti, lo demás ni lo he afrimado ni lo afirmo. El ejemplo no era para equiparar a la Iglesia, eso es tomar el rábano por las hojas y no querer entender. Me refiero, reitero, al uso indebido de las leyes para interpretar lo que auno le viene en gana.
    Saludos

  • Gabriel Sánchez

    Os aseguro que los recaudadores y las prostitutas entrarán antes que vosotros en el reino de Dios. (Cfr. Mt. 21,31) Gabriel

  • Antonio Duato

    Me resisto a pensar en la Iglesia Universal (es decir, Católica) como un club o una empresa. Es una comunidad de creyentes en Jesús. Una familia sería ejemplo más apropiado. El vínculo de pertenencia es profundo. Es verdad que se pueden organizar familias con autoridad patriarcal y expulsión de disentientes a ella. Pero no es el ejemplo de la familia que quería Jesús. Si uno se va es por no aguantar a los hermanos. Y el padre queda oteando. esperando su regreso. No hay reproche para él sino para el que quería que fuera excomulgado.

    La cuestión es saber si esa potestas patriarcal que se han atribuido los pontífices (término pagano) proviene del madato de Jesús o no. Yo creo que ni de mandato ni del espiritu de Jesús.    

  • jacob

    Manuel V.

    Hay muchos ejemplos de lo que has puesto, sin ir más lejos en el PCE, por ejemplo. Hace muchos años, segunda mitad de los 70, en el 78 fue, poco antes de que eligieran a Gerardín como Secretario General, en Asturias, hubo discrepancias y un destacado miembro del Partido en Asturias, fue obligado a dimitir por discrepancias.

    http://elcieluporasaltu.blogspot.com/2009/07/areces-25-anos-del-pce.html

    También Rosa Diez, dejó el PSOE por sus discrepancias con la dirección.

     

     
    Está claro lo que dijo Alfonso Guerra: el que se mueva no sale en la foto.
    Ah, si se me olvidaba. Munilla es un obispazo horrible, y Arregi una víctima.
    ¿No sería más coherente y honesto decir: cómo no estoy de acuerdo con mi “patrón”, cojo los bártulos, dejo el cómodo paraguas y me voy?
    Pues no, no lo debe ser.
    Ya sabes Manuel V., es lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio
     
     

  • Carmen (Almendralejo)

    LA OBEDIENCIA… entre personas adultas y auque sea a una orden religiosa, es aberrante y solo pretende menoscabar a la persona en sí misma.
    Dejan de ser personas adultas para convertirse, en aquello que l*s superior*s, provincial*s o general*s (vaya nombres que tienen sacados de los jefes de la antigua Roma)  estimen oportuno para aquella congregación.
    Y si vales mucho, te pueden convertir en mono de feria para sacar provechos, y asea de €, o de prestigio, cosa que a las ordenes religiosas les va y mucho.
    Cuando eres una persona normal, que ha entrado y tiene vocación y gusto de estar buscando a D*s, y por lo tanto las injusticias las denuncias vengan de donde vengan ¡Seguro! Que no llegan ni al año de noviciado.
    Recuerdo que en el encuentro de Mallorca, de Mujeres y Teología, en los descansos se charlaba de todo, y como allí nos encontramos mujeres de todo tipo: casadas, solteras, viudas, monjas, y formadoras de novicias, todas y cada unas a la vez teníamos unos estudios, más o menos teológicos y religiosos. Había Teólogas de mucho renombre en España, y gente como yo que solo teníamos una se inmensas necesidad de cómo saber más de D*s, con ojos de mujer.
    Recuerdo que una monja de Valladolid, hizo una puntualización con respecto a las chicas que hoy entran (pocas afortunadamente), y esta mujer se basaba en la poca vocación en que la mayoría habían tenido relaciones sexuales…y que ella con mirarla en la primer impresión ya daba por buena a unas y malas a otras.
    La verdad, es que la mayor parte del grupo nos quedamos mirándola extrañadas:
     
    1º Nos extraño que siendo de ese pensamiento estuviese allí, ha no se que fuese un topo
     
    2º Nos quedamos de piedra saber que ella como formadora enjuiciaba ante una sola mirada primera quien de las que entraba ¡valía o no valía para ser religiosa!
    3º Cómo una mujer se podía comportar, y practicar todo aquello que se estaba cuestionando allí, sobre el abuso de la jerarquía contra la mujer.
    Bueno todo era de película, y a la pregunta que le hice no supo contestar, y la cual fue muy sencilla
    ¿Cuántos años de formación para saber si gusta o no gusta la vida religiosa se tiene?
    Ella dijo entre cuatro o cinco, según
    Y ¿Para ser cura? otros cincos
     
    ¿Y porque una chica debe casarse para toda la vida con alguien sin saber si le va a gustar o no le va a gustar el sexo…?
     
    Tengo amigas religiosas, y solo decir que alguna que otra hasta decidió ir a África por no aguantar el mamoneo de las superioras aquí, y el privilegio de las provinciales y generales con respectos a unas de otras, y solo por el mero hecho de que son sobrinas de..Tías de, o simplemente porque le ha caído muy bien y muy oportunamente “A”
     

  • pepe sala

    ¡¡ Ahh!!, por si alguien desconoce la Ley del jefe ( a la que pretende acogerse Manuel V. ( y cia) para defender sus argumentos, me permito poner los articulos de tal ley. Munilla, seguro que se la conoce al dedillo y también se acoge a tan ” cristianos” articulados:
    —–

    La ley del jefe…

    * Artículo 1: El Jefe tiene la razón.

    * Artículo 2: El Jefe SIEMPRE tiene la razón.

    * Artículo 3: En el supuesto caso de que un empleado tenga la razón entrarán inmediatamente en vigor los artículos 1o. y 2o.

    * Artículo 4: El Jefe no duerme; DESCANSA.

    * Artículo 5: El Jefe no come; SE ALIMENTA.

    * Artículo 6: El Jefe no toma; FESTEJA.

    * Artículo 7: El Jefe nunca llega tarde; ESTA EN JUNTA.

    * Artículo 8: El Jefe nunca lee el periódico en la oficina; SE INFORMA.

    * Artículo 9: El Jefe nunca se toma libertades con la secretaria; LA EDUCA.

    * Artículo 10: El empleado que entra a la oficina del Jefe con una idea propia,
    debe salir con la IDEA DEL JEFE.

    * Artículo 11: El Jefe es siempre EL JEFE; AUN SIN LOS ZAPATOS.

    * Artículo 12: Entre más se critica al Jefe; MENOS PROBABLE ES EL ASCENSO.

    * Artículo 13: El que no se ría de los chistes del Jefe; NO TIENE
    AUMENTO DE SUELDO.

    * Artículo 14: El Jefe PIENSA POR TODOS.

    Atentemente… El Jefe.

    —–

    Yo jamás seré un buen jefe, no me enseñaron de pequeño, ¡¡ lástima!!

  • pepe sala

    Pues no, Manuel V. ( y cía)
     
    El artículo primero dice que ” el jefe siempre tiene la razón”; pero yo mismo tengo sobradas experiencias de lo contrario. El jefe, si quiere que el trabajo quede bien hecho, debe hacer caso a lo que le indican los expertos. El jefe, en multitud de ocasiones ( como la que nos ocupa y también mi propia experiencia laboral) sabe mucho menos de el asunto que el trabajador.
     
    En lo que sí estoy totalmente de acuerdo contigo es en considerar a la ICAR como una empresa más. ( multinacional) Pero en ése caso, tampoco la Jerarquía estaría dentro de las leyes laborales vigentes.
     
    Hay una figura legal que prohibe LA EXPLOTACION DEL HOMBRE POR EL HOMBRE.
     
    Ya me dirás dónde se ejerce más explotación que en una multinacional que tiene miles de trabajadores a los que no paga el sueldo ( se lo pagan otros, precisamente de la competencia). Encima tiene otros cientos de miles de voluntarios-as fregando sus locales, limpiando las calvas de santos de madera, bronce, plata y oro y haciendo bulto cada vez que se les necesita para alguna manifa de Madrid. No pagan cargas sociales por el trabajo que realizan los-las voluntarios-as, están exentos de inspecciones laborales y, encima, serán tenidos muy en cuenta a la hora de las canonizaciones.
     
    Lo dicho, Manuel, que estando de acuerdo contigo en lo de ICAR-SA, si se tomasen las mismas medidas de tipo laboral que otros hijos de vecinos soportamos, la empresa ICAR-SA sería cerrada, sin remisión, por fraude y por explotación del hombre por el hombre.
     
    Por cierto ¿ qué sentido tiene formar trabajadores que evolucionen en la investigación si cuando descubren algo nuevo y útil a la sociedad se les obliga a callarse? ¿ De qué sirve pasarse años estudiando teología, exégesis, hermenéutica, etc y cuando alguien, que lleva años de experiencia, se tiene que callar cuando descubre algo?…
    Pues si ya el Papa ha resuelto todo lo que hay que resolver sobre la teología conveniente ¿ para qué sirven los estudios y las clases de teología en Universidades, colegios, Institutos, Concilios , etc?
     
    Al menos que se ahorren tantísimo dinero y tiempo que se gastan en tan “elevados fines”. Seguro que alguien lo agradecería. Con el Catecismo ya está todo resuelto ¿ para qué esforzarse más?
     
    ( Cuando llego a éstas preguntas, siempre me vienen a la cabeza aquellos poetas de ” la escondida senda” que tanto sufrieron a cuenta de la Inquisición. Afortunadamente encontraron la forma de dejarnos su legado sin morir en el intento… pero vaya si les trataron de silenciar los jerarcas de turno. Y no les mandaron a América, con los indios pobres, porque costaba mucho el vieje. Me refiero, como ya te habrás dado cuenta, a un tal Fray Luis de León, Juan de la Cruz y Teresa de Avila, entre otros .)
     
    ¿ Crees, Manuel V. ( y cia) que estaríamos mejor sin la herencia poética ” mística” de quienes no les dió la gana callarse en su momento?
     
    Pues éso… ” si se calla el cantor, calla LA VIDA ”
     
     

  • jacob

    Manuel V.

    Estoy completamente de acuerdo con lo que dices.

    Saludos.

  • Manuel V.

    pepe:
    Cierta confusión si que hay en el asunto. Me explico:
    Aplicando el artículo 20 de la Consti, escribo una carta pública diciendo que mi empresa es una mierda, que mi jefe, a raiz de mi trabajo, ha hablado con el encargado de mi sección y me parece que ha dicho que, por mis malos modo de hacer la faena, es mejor despedirme o cambiarme de sección porque tengo mareados a muchos empleados… y ¿luego me extraño de que mi jefe me despida inmediatamente? ¿me extraño de que me diga que esas cosas se tratan en el enetorno privado?
    Para mí el artículo 20, para el jefe el “Artícluo 1º de la jefatura”, ya sabes …

  • MAR Medina

    Sí, Ana. Comparto tu interés en no dejar cabos sueltos sobre la obediencia, porque ciertamente no es aceptable para personas adultas y libres. La cuestión que he puesto en tela de juicio antes se refería precisamente a la obediencia de mínimos libremente asumida .
     
    A ver, comprendo que una organización exija cierta disciplina, porque no se puede funcionar de no haberla. Entiendo que la disciplina de voto de los partidos pertenece a este tipo de obediencia, aunque vuelvo a decir que estas organizaciones, como la democracia, son mejorables. Eso es una obediencia de “mínimos”.
     
    Otra muy distinta es la de las órdenes religiosas, se trata de una obediencia de “máximos”, que siempre he entendido que, abarcando esa necesidad organizativa, respondían sobre todo a un simple principio espiritual: doblegar el Ego propio para que no predomine e impere, algo necesario para el crecimiento espiritual según los entendidos. En lo que ha podido transformarse, como el uso que se está haciendo de ella, es algo que puede y debe criticarse (positivamente) incluso desde el propio interés de las instituciones que todavía la exigen.
    Pero tienes razón cuando afirmas que es inadmisible y denigrante plegarse al ordeno y mando de otra persona, aunque se trate de un superior en una organización jerárquica, por la mera razón de serlo, es algo que no es acorde a este tiempo que vivimos.

    Precisamente en función de ese anacronismo que denuncias debería revisarse, porque sólo es precisa una obediencia de mínimos, como para cualquier organización. Pues en cuanto a la cuestión del Ego, la propia obligación del día a día, la disciplina del deber, sería suficiente y la única obediencia exigible, aparte la organizativa, como lo es para el cristiano laico, como para cualquier persona, sea de cualquier otra confesión o de ninguna.

     Lo dicho arriba no incluye, por supuesto, la libertad de conciencia y de expresión ,tal como apunta Pepe,  pues limitarlas atenta contra los más elementales derechos, que no creo  puedan ser vulnerados al amparo de nada en este mundo.  
     
    Saludos cordiales
     

  • ana rodrigo

    Querida Mª Asun, cuando comencé a leer tu comentario lo primero que me vino a la cabeza era el artículo de El País, sin saber que lo ibas a citar. Realmente es un artículo demoledor para la credibilidad de la Iglesia y de los Papas que han mantenido esta estructura de corrupción, en la que están metidos hasta el cuello desde los más allegados al Papa hasta Comunión y Liberación la Propaganda Fide y “un largo número de sociedades participadas”, dice el autor. Y añade “son el secreto mejor guardado”. Si la gente de buena fe que hace donativos a la Iglesia supiese de tanta corrupción y mal uso… ¡Y querían hacer santo súbito a Juan Pablo II….!
     
    En mi penúltimo comentario en este post del día 24, hacía una serie de preguntas de porqué la Jerarquía no persigue a gente e instituciones corruptas y pone tanto empeño en un buen fraile cuyo único delito fue denunciar maniobras no muy limpias (se supone a juzgar por la reacción del obispo) de la carpeta “mafia” de alguien que está demostrando ser un mafioso a juzgar cómo se ha tomado la venganza con Arregui, al mejor estilo mafioso, queriendo eliminarlo en su libertad, en su libertad de expresión, y poniéndole la vida muy difícil a partir ahora.
     
    Respecto a los obsoletos votos de los religiosos y religiosas, deberían estar prohibidos puesto que ni las instituciones son pobres, la castidad anda malamente según hemos visto con la pederastia y la obediencia es denigrante. Porque una cosa que un colectivo se rija por unas normas de obligado cumplimiento y otra cosa son las humillaciones a las que se les somete a personas adultas saltándose derechos fundamentales. Porque si se demuestra que no ha cumplido lo pactado que esta persona aceptó libremente, pues se toman las medidas sancionadoras necesarias, pero que se haga con “el ordeno y mando” de superior (¿?) a inferior (¿?) en nombre de la obediencia, es una antigualla de tal calibre que da vergüenza ajena.

  • MAR Medina

    De acuerdo contigo, Ana, estoy plenamente de acuerdo en cuestionar la obediencia de un adulto a otro, y sin embargo se da en muchos ámbitos, por ejemplo en partidos políticos democráticos, como es la obediencia de voto. Concluyo que puede ser requisito previo para poder lograr determinados objetivos, pero la sigo cuestionando, es mejorable esta situación, como de hecho la democracia necesita ser mejorada. 
     
    ¿Cómo admitir la obediencia al amparo de la libertad reconocida en la Constitución y en los DDHH? Pues porque es voluntaria, pueden aducir quienes la piden y quienes la otorgan.
    Yo quiero ir un paso más allá, y me pregunto qué ocurre cuando la persona o la institución a quien se le debe obediencia no la merece o es claramente corrupta.
     
    Y parto de una afirmación que ya hice antes, como es que en la iglesia de Jesús no cabe el poder porque el poder corrompe.
    Hoy se publica en El País un interesante artículo de Miguel Mora titulado Vaticalia sobre los grandes interés financieros de la Casa Pontificia, antigua “Corte Vaticana”, dirigida por una serie de Gentilhombres (así se denominan), pertenecientes al mundo de las altas finanzas o vinculados con el poder político de Italia, algunos de ellos acusados por la Fiscalía por sus delitos financieros, o en otras ocasiones amparados el mismo papa actual en sus operaciones corruptas. Reproduzco un extracto:
     Algunos gentilhombres son verdaderos prodigios de las finanzas. Tomemos a Herbert Batliner, por ejemplo. Nacido en 1928 en Liechtenstein, está considerado por la policía alemana uno de los mayores expertos en crear sociedades fiscalmente opacas, un gran especialista en lavar dinero negro. Batliner es uno de los banqueros que mueven en la sombra las finanzas vaticanas. El presidente de la Fundación Peter Kaiser lleva décadas trabajando en silencio por el bien de la Europa cristiana. Al menos desde 1970. Fue nombrado gentilhombre por Juan Pablo II en 1998, y lo sigue siendo todavía.
    En el año 2000, según ha revelado un reciente reportaje de La Repubblica, un empleado del estudio de Batliner entregó a la Fiscalía de Bochum (Alemania) un CD lleno de datos secretos. En ese momento fue calificado como el rey de los evasores fiscales en un informe del servicio secreto alemán, que definió el “sistema Batliner” como un mecanismo que durante años había sustraído al fisco al menos 250 millones de euros.
    A pesar de lo anterior, el 9 de septiembre de 2006, Batliner se encontró con el Papa Joseph Ratzinger en Ratisbona. Batliner llegó hasta allí para donar en persona a la iglesia local un órgano valorado en 730.000 euros. Sobre él pesaba una orden de busca y captura de la policía alemana. Pero logró entrar en el país gracias a los buenos oficios de la diplomacia vaticana. Y no fue detenido. Apenas un año después, en el verano de 2007, Batliner admitió sus culpas y pactó con el Estado alemán, aceptando pagar una multa de dos millones de euros. Cinco años antes, la Corte Suprema de Liechtenstein confirmó en una sentencia que Batliner ya era en 1990 el fiduciario del ecuatoriano Hugo Reyes Torres, señalado como jefe mafioso de la droga, que mientras tanto fue condenado.
    Leer el artículo entero merece la pena
    http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Vaticalia/elpepusocdmg/20100627elpdmgrep_1/Tes
     
    Pienso que pertenecer a esa iglesia católica, acogerse a los dictámenes de esa institución corrupta es colaborar con su corrupción. Yo no deseo financiarla directa ni indirectamente. Si dicen defender el evangelio, que lo pongan en práctica empezando por ellos mismos; si muchos entre ellos trabajan de verdad por la iglesia de Jesús (pienso en Cáritas, por ejemplo, y en muchas personas de corazón sincero que son católicas), adelante, yo deseo trabajar en el mismo sentido, colaborando en un mundo que erradique la desigualdad, la opresión y la pobreza, nunca de la mano de quien amasa fortunas, porque lo que les sobra a ellos a otros les falta. Para ser cristiano con la directriz del Evangelio y la ayuda de la comunidad es suficiente.
     
    Saludos cordiales

  • ana rodrigo

    Conclusión, Pepe Sala,para un obispo, el voto de abediencia adquiere rango superior a la Constitución  y a los DDHH. Hasta ahí llega el absurdo de esta estructura eclesiástica ajena  a cualquier otra legislación admitida de forma universal. El voto de obediencia es denigrante para un ser humano adulto en manos de una jerarquía autoritaria y absoluta.

  • pepe sala

    Hay un aspecto del problema que parece escaparse de nuestros argumentos.  Se trata de dar por válido el argumento de Munilla ( respaldado por la autoridad eclesiástica) de que ” este asunto se debe solucionar dentro de la Iglesia”. Eso es más falso que si, en un supuesto de violencia doméstica, donde un animal de marido ( o viceversa) se está ensañando con su mujer y sus hijos, ante las protestas de los vecinos y de quienes presencien tales actos, el marido  argumentase que ” esto es cosa de familia y lo solucionaremos en familia”
     
    Supongo que nadie estaría de acuerdo en dejar a los violentados en manos de violador de los más elementales derechos de las personas, por muy ” cabeza de familia” que se sintiese el padre violador de derechos.
     
    No creo descubrir nada que no sepamos todos y todas. En el caso de Arregui hay una violación clarísima de derechos fundamentales de las personas. Y mientras no se demuestre lo contrario, Arregui, Munilla, la Comunidad de Aránzazu, Rouco Varela y todos y cada uno de nosotros NOS DEBEMOS AL CUMPLIMIENTO DE NUESTRAS PROPIAS LEYES.
     
    Y la propia Constitución  recoge perfectemante lo que se debe tener en cuenta sobre ciertas formas de violentar a los demás.
     
    “”
    Artículo 20
    1.- Se reconocen y protegen los derechos:

    a.- A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
    b.- A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
    c.- A la libertad de cátedra.
    d.- A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

    2.- El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.””
     
    O sea que, en caso de que ” el cabeza de familia” ( autoridad episcopal) trate de violar los derechos de cualquier ser humano ( sea cura o sea barrendero) déjense de ” obediencias debidas” y CUMPLASE LA LEY.
     
    En caso contrario, quien debe ser destarrado ( Al Vaticano) es quien trata de pasarse nuestras leyes por su arco de triunfo y quien trata de quitar el derecho de libre expresión a base de ” varas , cayados y destierros”… La vara y el cayado puede servir en el Estado Vaticano; pero en España, dicen que tenemos unas leyes diferentes y no entiendo que alguien, por decirse Obispo, las pueda incumplir con tanto descaro y NADIE parace darse por enterado. ( Los fiscales ” de campamento”…y las autoridades CIVILES que cobran por hacer cumplir nuestras leyes fundamentales irán a la misa de doce a comulgar en la misa de Munilla.)
     
    Pues estamos apañados.

  • Jon Ulazia

    Después de la lectura del texto de Joxe Arregi “Pido la palabra” me he sentido completamente solidario con  su actitud decidida frente al obispo Munilla.Al mismo tiempo me he dado cuenta que la única manera de enfrentarse a la pseudo-argumentación de Munilla en esta situación tan grave para Joxe Arregi es la de negar su legitimación basándome en un resumen histórico del desarrollo concreto de la jerarquía eclesiastica,sobre todo desde el siglo segundo de nuestra era.
    Las primeras comunidades que se reunían en nombre de Jesús de Nazareth eran comunidades abiertas lo mismo  a hombres que a mujeres  y con una organización muy simple.Esto no les bastaba a los inspectores (episkopoi, mas tarde llamados obispos ) que ya en el siglo segundo  forzaron la redacción del nuevo evangelio de Johannes para poder dominar más facilmente a los “creyentes”. La buena Nueva (eu-angelion) de la salvación incondicional de la humanidad  se transformó en una “salvación selectiva” organizada por la jerarquía todavía embrionaria  que reducía a la criatura humana a un “ ser de las tinieblas” que solo entrando por la “verdadera puerta” podia ser liberada del así llamado “pecado original”.Esta tendencia culminó con la intromission del emperador Constantino en la organización eclesiástica  convirtiendo a los obispos en una especie de funcionarios estatales. Al trasladarse la corte imperial a Byzanz, más tarde llamada Constantinopolis , ocuparon los obispos de Roma el “vacío politico “ de Roma creando lo que hoy llamamos Vaticano. La fe como entrega total  predicada por Jusús se transformó en la aceptación formalista de ciertas frases  y formulas. La tragedia de la crucifixion se convirtió en la ambición de poder universal transformando a Jesús en el “Pantokrator”, rey del mundo. De esta manera fueron eliminadas o transformadas la ideas  fundamentales de Jesús de Nazareth .En este sentido es el Obispo Munilla un eslabón de una cadena interminable de arbitrariedades y Joxé Arregi es la victima de turno. Munilla goza de un poder sin la legitimación necesaria pero esta injusticia es una parte de una tradición insoportable hasta nuestros días.
    Animo, Joxe Arregi. Estamos contigo
    Dr.Jon Ulazia, desde la Universidad alemana de Bochum
     
     

  • ana rodrigo

     
    Y yo me pregunto por qué la Jerarquía no condena a quienes viven el escándalo social permanente en una sociedad con tantas personas carentes de lo necesario para vivir. Estoy pensando en el cura Castillejo, el de CajaSur y los millones que se ha llevado haciendo normas en propio beneficio. Estoy pensando en el obispado de Valladolid que invirtió muchos millones (¿de quién?, ¿del obispado o de la comunidad?), en Forum Filatélico. Estoy pensando en cómo la jerarquía ocultó y minimizó la pederastia hasta que la presión social se hizo insoportable. Estoy pensando en porqué a la Iglesia le parece bien que la visita del Papa a España, en sus primeros cálculos oficiales, sea de 40 millones de euros, más lo que se añada sobre la marcha, como siempre ha ocurrido. Estoy pensando en que quieran canonizar a Juan Pablo II cuando dese hacía décadas se sabía de las andanzas del sinvegüenza Maciel. Estoy pensando en porqué el Papa da la comunión a Pinochet y no condenó sus atrocidades. Y así podíamos hacer una lista de casos conocidos y si se supiera los desconocidos desbordaría la capacidad de comprensión humana.
     
    En cambio andan con caza mariposas ante cualquier cuestión opinable y/o discutible en cuestiones que afectan a doctrinas, no a obras. Y recuerdo, como acabo de escribir en otro post, que a final se nos juzgará por las obras no por la teología.

    Sin olvidar ni un momento que Arregui entró en sospecha por hablar de una carpeta de ordenador, no por su teología.

  • MARISA-EL TALLER

    Mi, propuesta, seria que se realizara un encuentro en Madrd, por aquello de que, nos podriamos juntar mas, un domingo en la SAN CARLO BORROMEO, celebrar una fiesta de comun-union poniendo sobre la mesa lo que cada un@ queramos compartir,para comer a nivel fisico y espiritual; e invitar no, solo a nuestro hermano Franciscano, si no, a tantos y tantas hermanas y hermanos que publicamente estan siendo acallados por el sistema institucional de la ICAR y que asistamos tambien quenes de forma anonima, no, somos admitidas y admitidos y andamos por las orillas, eso si, con mucha felicidad. Celebrar una fiesta de la FRATERNIDAD, avisando a nuestros cantantes, travador@s, poetis@s. No, se ir dandole forma a lo que propongo. Porque lo importante es crear la Iglesia Fraterna de Jesus.
    ¿que decis?

  • Salomé

    Sobre las polémicas a las que estos días  están surgiendo con respecto a J. Arregui, antes  con Pagola,  y los que están a las puertas de que les ocurra lo mismo, quiero hacer alguna observación.
    Por supuesto que felicito a J. Arregui por su libertad, ¡ojalá hicieran lo mismo otros muchos a los que motivos no les faltan! .
    Yo me pongo a analizar, y veo que es muy fácil condenar y juzgar, hay que tener cuidado con no caer en lo mismo que se critica, quizá sea “la iglesia de a pie” que ante Dios es tan válida como la de quienes nos representan, cosa que ellos mismos dicen pero que para nada están convencidos, siempre se han visto por encima, y de hecho aquí están las consecuencias. ¿No tendremos que actuar ahora nosotros como el padre del hijo pródigo reconociendo las palabras de Jesús en la cruz “Padre perdonalos porque no saben lo que hacen”?
    Estos obispos son hijos de su época, han tenido una educación castrante en mchos aspectos y han dedicado su vida (se supone) a superarse a fuerza de puños, no han encontrado el Amor y en el fondo están frustrados.
    El fruto del amor es la bondad, la afabilidad, la mansedumbre y etc. etc.. lo dice S. Pablo.
    Aquí se demuestra la raiz del fruto.
    Desde luego que tenéis mucha razón en lo que decís, y hay que decirlo, pero ¿no os parece que son dignos de lástima? tienen que imponer porque les faltan argumentos, se revelan por ver la libertad del otro y no haber tenido la valentía en su momento de haberse liberado ellos también. Y si no es así, pobrecitos, “no conocen el don de Dios” porque nunca pensaron por ellos mismos.
    Es muy triste asistir a estas polémicas, quizá el agnóstico o no creyente, se sonría y se afiance en sus ideas viendo lo que ve, lo cual también demostraría una gran inmadurez, pero no deja de ser digno de lástima.
    Mire Ud. Monseñor Munilla, nosotros le perdonamos, pero por favor, no siga haciendo el ridículo en pleno siglo XXI. ¿Duerme Ud tranquilo? porque seguro que J. Arregui sí.

  • Carmen, chica… qué cosas tan bonitas nos pones 🙂
     

  • Pepe, yo no podré estar el viernes, pero apoyaré lo que la gente decida hacer, a no ser que haya alguna razón de fuerza mayor que lo impida… esa reunión es para discutir lo que se va a hacer y no creo que decidan hacer encerrona con huelga de hambre… aquellos eran otros tiempos ;-).
     
    Seguro que tendremos ocasión de saludarnos en otra ocasión. A Javi tb le debo llamada desde hace no sé cuanto… pero la vida es así, una se lía o la lían o la liamos entre tod*s…
     
    En cualquier caso seguimos en contacto. Un abrazo.

  • pepe sala

    Mi querida Maddi:
     
    Tengo un verdadero lío en la cabeza y no se si voy a salir bien parado de éste lío.
     
    Quiero estar ( me encantaría estar) en un acto como el que se propone. Mi mayor reclamo no es apoyar a quien, seguro,  sabe defenderse mucho mejor que yo. Lo que me atrae es conocerte y conocer a personas que no se dejan DOMESTICAR.
     
    Por nada del mundo haré una ” vigilia”; que me suena a dormir poco, comer menos, y sin un buen vinillo que llevarse a la boca. Menos aún participaré en lecturas tan largas ( sea del Evangelio, sea del Quijote o aunque sean las poesías de Carmen ( Almendralejo). Lo bueno, si breve, doblemente bueno.
     
    No recuerdo muy bien la ubicación de Ibarricolanda.  Me suena que está cerca de San Ignacio. ¿ Te importaría situarnos un poco por si nos animamos a un buen saludo?… ( Qué boca de metro es la más cercana)
     
    Gracias por la información. ( y si conseguimos hacer amistad a pesar de ser participantes de ATRIO, yo diría que es un buen fin para cualquier foro. En mi tierra dirían ” miel sobre hojuelas”…y no me preocupa que los filósofos piensen que me aprovecho de ATRIO para hacer amistades. Ya lo quisiera para sí la filosofía y la teología; además de la política y el foot-baal.)
     
    Intentaré estar al principio del acto. Luego….” dios dirá”.

  • Carmen (Almendralejo)

    QUIEN…
    Quien pone esposas en mis pies, quien…
    Quien cose mi boca, quien
    Quien arremete contra el latido de mi corazón, quien
    Quien dice ser mi salvador, quien
    Quien ante de yo nacer hace dictámenes sobre
    Mi persona, quien
    Quien, quienes osan a decir que debo o no debo
    Hacer, decir, pensar o sentir,  
    Qué infame ser, para el mundo para que yo
     me apee de él, quien
    Quien, aprovecha su lento caminar para poner
    grilletes en mis paso, dime D*s, quien es él…
    Carmen
     
     
    …amar es combatir, si dos se besan
    el mundo cambia, encarnan los deseos,
    el pensamiento encarna, brotan las alas
    en las espaldas del esclavo, el mundo

    es real y tangible… el mundo cambia
    si dos, vertiginosos y enlazados,
    caen sobre la yerba: el cielo baja,
    los árboles ascienden…

      Octavio Paz, Piedra de Sol, 1957
     

Responder a MAR Medina Cancelar comentario