Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4909 Artículos. - 78978 Comentarios.

Sobre el carpintero José, confesonarios y curas

Mañana es el día de San José, fecha dedicada desde hace años en la Iglesia católica a pensar en los seminarios y en las vocaciones sacerdotales. Nosotros presentamos para la reflexión dos escritos que, con estilos diferentes, vienen a decir lo mismo. Tanto César Rollán, seglar promotor de Eclesalia, como Juan Cejudo, sacerdote obrero en Cádiz, proponen lo mismo: una revisión a fondo del tema de los ministerios en la Iglesia.

DE CURAS Y CURAS

En el “Día del Seminario”

CÉSAR ROLLÁN, eclesalia@eclesalia.net

ECLESALIA, 18/03/10.- Los curas cuentan con toda mi admiración en general y en particular. Conozco muchos, a unos más que a otros. Con algunos me une la amistad, con otros la confianza y a la mayoría solo les conozco de lejos. También he de decir que tengo rostros que he decidido olvidar.

Valoro la figura del sacerdote, su trabajo, su empeño por servir en esta Iglesia nuestra. Reconozco en todos su extraordinaria autonomía para organizarse, para tomar decisiones en lo importante y en lo cotidiano. Comprendo su vocación y me admira el esfuerzo continuo de fidelidad, obediencia y austeridad.

¿Son necesarios? Es bien sabido que todos los grupos y sociedades necesitan un cierto tipo de liderazgo para que puedan funcionar de forma organizada. Desde los griegos a nuestros días el pensamiento no ha parado de darle vueltas a esta cuestión. Jesús dejó claro el suyo: “El que quiera ser el primero entre vosotros que sea vuestro servidor”. La altura, profundidad y anchura de la propuesta no tiene límites.

Si son necesarios… ¿Por qué nos seguimos privando los católicos de tantas personas valiosas? ¿Por qué no disfrutamos su don de animar comunidades? Sé que la cosa no es tan fácil, que hay una tradición de por medio que lo justifica de múltiples formas… ¿Y la Tradición de Jesús?

Quizá sea la hora de darnos cuenta que cualquier persona bautizada puede sentirse llamada. Es posible que sea ya el momento de que en la Iglesia se discerniera su vocación sin tener en cuenta su género ni condición. Pudiera ser que haya llegado el tiempo de entender que hombres y mujeres pueden servir a la comunidad y ejercer la presidencia siendo Cristo para los demás. Dios dirá… (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 = = = = = = =

 ANTE EL DÍA DEL SEMINARIO EN EL AÑO SACERDOTAL

Por Juan Cejudo

 Un año más, se celebra el 19 de Marzo el día del Seminario. Debería ser una buena ocasión para reflexionar sobre la falta de vocaciones. Más, con motivo de este año sacerdotal que estamos celebrando

El arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo ha reconocido que: “para nadie es un secreto que en estos momentos la Iglesia en Occidente y también en España está viviendo un largo ‘invierno vocacional”.

Pero nadie se pregunta por qué. Siempre se tiende a buscar las causas fuera de la misma Iglesia: la Sociedad actual, los Gobiernos, las familias etc…

El Papa ha dicho recientemente:  que existe una mentalidad “hostil a la fe, que incluso intentan impedir el ejercicio del ministerio” e indicó que es necesario volver al confesionario.

No parece que recurrir al confesionario (que hoy ya nadie utiliza) o al Santo Cura de Ars que se pasaba muchas horas confesando, sea la solución a los problemas.

Yo me pregunto: en tiempos de Jesús ¿ no existía un ambiente paganizado por la influencia de la cultura romana en la Palestina ocupada?

¿Fue eso obstáculo para que el mensaje de Jesús se expandiera por todas partes y llegara incluso a la capital del paganismo, Roma?

Entonces los apóstoles eran verdaderos testigos del mensaje de Jesús, lo trasmitían  con autenticidad, con coherencia y pagaban con su propia vida  el hecho de ser cristianos, seguidores de Jesús.

Hoy, el sacerdocio está en crisis muy profunda. La edad media del clero ronda en España los 67 años y en no pocos lugares, los 75.

El sacerdote aparece muchas veces como personas dedicadas a la atención al culto y a  los sacramentos “sociales” (bodas, primeras comuniones, misas de difuntos, bautizos…).

La iglesias están medio vacías y  con personas muy mayores, mujeres en su mayoría, sin presencia de jóvenes y de hombres. Ese modelo no puede ilusionar a la gente joven.

Además, el lenguaje que utilizan obispos y sacerdotes  para hablar de normas morales,  sexualidad, homosexualidad, relaciones prematrimoniales, el uso del condón, divorcios etc…es un lenguaje que causa rechazo e indignación en los jóvenes y la Iglesia en general aparece como una institución desfasada, poco evolucionada y muy alejada de la cultura  y las aspiraciones del hombre de hoy.

Sí se valora la atención a los necesitados y de modo muy especial el compromiso de los misioneros en tantos países empobrecidos.

Lamentablemente, aunque sabemos que son casos muy concretos, los escándalos de pederastia en países como EEUU, Irlanda, Alemania, Holanda, Austria, Suiza, España etc…que trascienden mucho a la opinión pública, no ayudan nada a la buena imagen de los sacerdotes , como ha reconocido recientemente el Cardenal arzobispo de Viena que ha dicho: “¡Basta de escándalos! ¿Cómo hacemos nosotros para ser considerados sospechosos de infracciones que no hemos cometido? Porque siempre es toda la iglesia la que es señalada”. Y ha admitido que el celibato es una de las causas de los problemas de pederastia y por eso debe haber un “cambio de visión” sobre el mismo. Y teólogos como Hans Küng y  Drewerman han dicho recientemente que debe abolirse de una vez el celibato obligatorio.

Por eso creo, con toda sinceridad, que el modelo que hoy se ofrece de sacerdote está finiquitado y obsoleto. La Iglesia debiera hacer autocrítica y nunca lo hace.

El problema de la falta de vocaciones y de sacerdotes es especialmente grave en numerosos países de Latinoamérica donde han tenido que cerrar muchísimas parroquias.

Son muy numerosas las comunidades cristianas que se ven faltas de la celebración de la Eucaristía. La Jerarquía  prefiere mantener leyes sin sentido ( celibato obligatorio) antes de que las Comunidades cristianas puedan beneficiarse de la riqueza de participar  plenamente del sacramento de la Eucaristía. Son cada vez más frecuentes la sustitución de las eucaristías por celebraciones de la Palabra presididas por algún seglar  por la falta material de sacerdotes.

La Iglesia  se sigue enrocando en posiciones propias de otras épocas.

Se cierra a la posibilidad de que la mujer pueda ser sacerdote, de que las personas casadas puedan serlo, que haya un sentido democrático en la toma de decisiones eclesiales y se tenga de verdad en cuenta los puntos de vista de los laicos.

Por eso lo que está en juego es el modelo de sacerdote que se pretende seguir manteniendo, más de cara a cubrir las necesidades de la estructura eclesiástica, que de querer ofrecer, de verdad, soluciones urgentes a un problema que ya no admite más demora: el replanteamiento a fondo de los ministerios en la Iglesia donde debiera ser toda la comunidad cristiana quien asumiera todo el protagonismo, sin clericalismos ni imposiciones autoritarias….

Pero no parece que los máximos responsables de la Iglesia estén  dispuestos a eso.

Habría que esperar que un nuevo Papa, más joven, quizá del Tercer Mundo, diera, como hizo el Papa Bueno Juan XXIII, un gran cambio en las estructuras anquilosadas de esta nuestra vieja y desfasada  Iglesia.

 

 

60 comentarios

  • Asun

    Efectivamente, querida Ana es “cosa de hombres” la Iglesia jerárquica, sin duda, mientras  siga siendo la que es. Y así parece que tiende a proseguir. Como mujer cristiana no me gustaría perpetuar lo que hay, a no ser que se pidiera a las mujeres colaborar en su transformación. Pero me temo que tal y como están las cosas, sin ser pesimista, hay muchos filtros de por medio que se resisten a priorizar los cambios por una Iglesia de todos y todas en igualdad. Dicen por la defensa de la fe, creo que es más bien por falta de fe, de confianza en la vida y en los otros… miedos inconscientes y prejuicios inconfesados…y lo peor, mucha ideología fundamentalista …
     
    Un fuerte abrazo.

  • ana rodrigo

    Mi querida Asun, si me permites, me gustaría hacer una aclaración a tu comentario. Una cosa es que las mujeres no queramos o no debamos acceder al sacerdocio tal cual está ahora, y otra es que se nos niegue el derecho  por ser mujeres.
    Otra cuestión inherente al sacerdocio actual, son los órganos de decisión sobre teología, exégesis, normativas, etc. etc., y ahí las mujeres sí podríamos aportar muchas cosas hasta ahora intocables desde la mentalidad de es “cosa de hombres”
    Un abrazo

  • Asun

    Sencilla respuesta a la pregunta de Ana “¿por qué las mujeres no pueden acceder a los órganos de decisión de la Iglesia (sacerdotes, obispos, cardenales, papas), a los ritos, en definitiva, al sacerdocio? ”
     
     Porque tienen problemas de conciencia, las mujeres, claro. No pueden ni tampoco quieren como personas coherentes con su humanidad ayudar a perpetuar lo que no tiene que ver con el proyecto de Jesús. Esperan, sin embargo,  con infinita paciencia que los varones se pongan primero de acuerdo y con lucidez humilde la democraticen, en una  organización abierta y plural. Me atrevo a decir que ¡ojo!, si invitan a las mujeres antes de aclararse,  puede ser una huída del problema de fondo, que ya han demostrado reiteradamente que no saben cómo afrontarlo, y que vienen  arrastrando   desde casi los  inicios,  para que en definitiva las cosas sigan como están y nada cambie en la Iglesia.

     
    Después del curso de M. L. última entrega,  se ve cada vez más  claro que la ideología, siendo útil en un comienzo,  no deja ir al encuentro con uno mismo en la desapropiación, pone trabas en la profundización de la propia realidad, la que en definitiva impulsa abrirse a todo lo demás y a los otros por la entrega y el desprendimiento.  Con esto quiero decir que si los varones la perpetúan en su aspecto doctrinario, ritual e ideológico de poder y no van des-moldeándola  con cierta presura, entonces, la Iglesia se irá relegando poco a poco y convirtiendo más  y más en un claro ejemplo de momificación ideológica ritual, para visitas de museos, consultas de biblioteca…Porque el sábado tiene la primacía…
     

  • ana rodrigo

     
    “Los evangelios son pedagogías de un proyecto y una praxis (no, de la vida de Jesús,…”
     Lali, nuevamente has dado en la diana.
     
    Voy a contar una anécdota. Un domingo llamó al timbre de mi casa una niña como de unos 13 años y comenzó a recitarme de memoria unos versículos de la Biblia. Sentí tanta indignación que le dije en voz alta, sabiendo que el los pisos de abajo estaría gente adulta, “antes de hacer lo que estás haciendo, deberías estudiar muchísimas cosas entre otras historia, teología, exégesis….” La niña no supo que decirme, la llamaron rápidamente y se fue; como es lógico eran testigos de Jehová.
     
    Quizá en este colectivo la relación entre ignorancia y atrevimiento sea más notorio, pero en la iglesia católica nos ocurre algo parecido, con la diferencia de que en vez de repetir los versículos, repetimos la teología hecha por otros. No sé qué es peor! Se nos han dicho tantas cosas raras que, cuando la racionalidad ha querido entrar a comprender determinadas cosas, nos encontramos con fundamentalismos tan absurdos y perjudiciales como otros que nos parecen tan escandalosos.
     
    Un ejemplo bien claro es el que traemos entre manos ¿por qué las mujeres no pueden acceder a los órganos de decisión de la Iglesia (sacerdotes, obispos, cardenales, papas), a los ritos, en definitiva, al sacerdocio? Respuesta fundamentalista: “porque Jesús eligió sólo a hombres”.
     
    Una vez más, gracias Lali. Lo tuyo es aire fresco en medio de tanta ignorancia bíblica.
     

  • Lali

    Ana ha dirigido con acierto su pregunta. Antes de declarar verdades respecto a los componentes de la lista de los Doce conviene discernir cuáles fueron los motivos y la finalidad de esa elección. Una vez sabidos el por qué y el para qué, no tendrán cabida los prejuicios, podremos obtener algunas conclusiones respecto a los integrantes de la citada lista y al cometido que se les asigna. Desde mi punto de vista no se entenderá el sentido de los Doce si no se lee con detenimiento Mc 3, 13-19 y se entiende su estrecha relación con el relato que le precede (Mc3,7b-12) y  los tres que le siguen (Mc 3,20-35).
     
    Los evangelios son pedagogías de un proyecto y una praxis (no, de la vida de Jesús, como se suele afirmar sin mucho conocimiento) y, como tales, invitan a que el lector pregunte al texto por su orden, por la elección de las palabras, por sus omisiones, introducciones, contradicciones, etc. El adoctrinamiento con afirmaciones infundadas ha sido utilizado históricamente como alimento de la ignorancia. Hoy ya… no nos dejamos, mirusté
     
    Saludos
    Lali

  • pepe sala

    A ver, pepe Blanco, no concedas títulos a quienes no han pasado de la Enciclopedia Alvarez. Lo de BUP no lo conseguí ni yo…
     
    Dejaré, de momento, que sean las mujeres quienes pongan las cosas en su sitio respecto a las PERSONAS que rodearon a Jesucristo. Decir que no se rodeó de mujeres me parece demasiado atrevido, si damos por válida la hermenéutica de los Evangelios.
     
    A ver si alguien confunde a Jesucristo con Pablo de Tarso y con Pedro… Si Lali tuviese más tiempo estoy seguro de que me ahorraría tener que poner las cosas en su sitio… ¿quizás Ana Rodrigo? ¿ Carmen ( Almendralejo)?, ¿ Otras chicas de ATRIO que ya superaron la Enciclopedia Alverez. ?
     
    Daremos un tiempo prudencial al asunto.  Como ” pista” sólo recordaré a quienes estaban al lado del crucificado. Es un chollo estar al lado de quien invita a cenar en casa de un tío rico, y cuando vienen mal dadas escapan como comadrejas por si les implican a ellos también.
     
    Buenas noches, pues…

  • pepe blanco

    Pues digo yo que si mis preguntas eran de manual, ya las podías haber respondido más convincentemente, Miguel González.
     
    El núcleo de tu respuesta, a saber, que según Jesús todos somos sacerdotes, queda muy bien y muy bonito (y, por cierto, esa respuesta también figuraba en el manual de primero o segundo de BUP), pero…
     
    …¿de verdad entiende la iglesia lo que quiere decir que todos somos –si es que lo somos- sacerdotes? Y si lo entiende, ¿de verdad lo acepta y lo practica? Porque sospecho que esa es una formulación mística que queda muy bien colgarla del ideario, (espiritualmente, luce y, además, parece muy democrática) pero, en la práctica, naranjas de la China: ¿acaso la iglesia enseña que un ciiudadano se puede bautizar a sí mismo, o que un cristiano se puede perdonar los pecados a sí mismo, o que puede él mismo consagrar el pan y administrárselo a sí mismo, etc., etc.? Si la respuesta es “no”, entonces es que eso de que todos somos sacerdotes, profetas y reyes (así venía el pack completo, si no recuerdo mal, ¿no?) es un slogan publicitario y puramente ornamental.
     
    …y, en ese caso, la pandilla sacerdotal deja de ser un órgano estrictamente gestor, administrativo, para convertirse, además de eso, que también, en los hipotéticos intermediarios  entre los incautos creyentes y un dios que parece pasar de todo, que deja pasar, que deja hacer.

  • Javier Renobales Scheifler

    Miguel,
     
    Tú siempre con tus churras y tus merinas, tan ‘retóricas’ y repetidas, que no te dejan ver lo importante. Te ciegan y dices: Jesús lo hizo, elegió hombres y no mujeres, y punto. Ninguna reflexión al respecto: los Papas nombran a dedo hombres y no mujeres; y punto. Hombre, Miguel, hay que reflexionar, que la sociedad civil ha avanzado algo desde la época de Jesús, aunque no gracias a la jerarquía de la ICAR, sino a su pesar.
     
    Jesús vivió para traer su mensaje de salvación por el amor (sobre todo a los pobres), no para resolver el problema sociológico y cultural concreto del patriarcalismo y el machismo de su sociedad. Ni el de la paternidad responsable, ni el del medio ambiente, ni el de los condones o anticonceptivos … ni tantos otros problemas concretos: fue directamente a lo esencial, pues sabía que ya con ello le asesinarían en seguida, los machos dominantes; Jesús sabía bien cómo las gastaban los sacerdotes de su época. Por eso nunca se identificó con ellos, nunca fue sacerdote, ni judío ni cristiano.
     
    Sólo por querer predicar a los pobres el evangelio (buena nueva) de salvación por el amor durante unos meses, ya lo asesinaron los sacerdotes, porque el mensaje de Jesús les hundía el negocio a los sacerdotes (incluso se metió Jesús en las oficinas centrales del negocio de los sacerdotes, a latigazos con los agentes comerciales de los sacerdotes, porque los sacerdotes habían convertido la casa de Dios en cueva de ladrones, y ese día decidieron asesinarle, los curas y jerarcas de aquella época.). Le asesinaron, y el negocio de los sacerdotes, el de sus Jefes jerarcas, hoy ya tienen incluso su propio Estado independiente (el Vaticano), y el negocio de los sacerdote sigue, continúa con tanta o más parafernalia que en la época de Jesús.

     
    Si además del mensaje de salvación, Jesús se hubiera dedicado a combatir el patriarcalismo y el machismo rodeándose de mujeres, habría oscurecido su mensaje. Pero eso no significa que haya que seguir siendo machista toda la historia de la Humanidad. Jesús propuso resolver los problemas con amor, con amor a tope, aún a los enemigos, por encima de las diferencias de sexo también (ya no hay griego ni judío, ni hombre ni mujer … -ni sacerdote ni laico, añadiría yo, pero la ICAR sigue en manos de curas y jerarcas como durante tantos siglos ,,,)
     
    Asesinado rápidamente por los sacerdotes Jesús, hoy los sacerdotes más ‘chachi-piruli’ se siguen vistiendo tanto o más monos que los del Sanedrín de entonces. Y tienen unos templos apabullantes, auténticos palacios, riqueza de reyes o de divinos emperadores romanos…
     
    http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.cadenaser.com/recorte/20081027csrcsrsoc_1/XLCO/Ies/Benedicto-XVI-clausura-Sinodo-Obispos-misa-solemne-basilica-San-Pedro.jpg&imgrefurl=http://www.cadenaser.com/sociedad/fotos/benedicto-xvi-clausura-sinodo-obispos/csrcsrpor/20081027csrcsrsoc_1/Ies&usg=__zDNpoEXFQ-10EZXVwrNkhWLEwjQ=&h=445&w=668&sz=63&hl=es&start=17&um=1&itbs=1&tbnid=u63RkK9ppyBjdM:&tbnh=92&tbnw=138&prev=/images%3Fq%3Dbas%25C3%25ADlica%2Bpont%25C3%25ADfice%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN%26tbs%3Disch:1
     
    Jesús se metió con el problema de la sriquezas, pero ya ves con qué poco éxito en cuanto a los altos sacerdotes católicos. Parece que sólo le han copiado lo de no hacer sacerdotes a las mujeres, quedándose en eso en una época hoy totalmente obsoleta, arcaica.

    Si además llega Jesús a querer resolver a la vez también el problema del patriarcalismo y el del machismo, probablemente habría oscurecido o disipado su mensaje de salvación por el amor, que era lo que querían los sacerdotes, oscurecer el mensaje de Jesús, mensaje que les arruinaba el negocio. Lo mismo que ahora, a mi modesto modo de ver: el machismo en la estructura de la ICAR sigue, continúa, y este Papa no lo va a resolver, y el que le suceda será como Ratzinger: cambiar lo que haga falta para no cambiar nada.
     
    Saludos cordiales.

  • Miguel González

    Ana Rodrigo, dejas lo más importante.  En cuanto a tu pregunta eso sí que es rizar el rizo. ¿Si fueran todos de raza semita renunciarías a tus reivindicaciones? La cuestión es más sencilla: había mujeres y hombres y sin embargo eligió hombres. ¿Era Jesús machista? No lo parece. Entonces las mujeres cumplían una función y Jesús no trastocó ese punto ni un ápice.  ¿Quién sabe si hay otros motivos? Algunos despotrican contra los rituales, las vestimentas y los gestos, ¿pero saben lo que dicen?

  • ana rodrigo

    Miguel González, tú que pareces lo tienes todo tan claro y haces afirmaciones tan categóricas sobre diversos temas, te voy a hacer solamente un pregunta ¿Por qué los sacertotes de hoy no son solamente judíos y de raza semita como lo fueron los apóstoles? ¿No estará la Iglesia tricionando a Jesús con esta práctica de elección de sacerdotes de cualquier raza y lugar?

    Lo demás, vamos a dejarlo….

Deja un comentario