Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4791 Artículos. - 76801 Comentarios.

¿Por qué tan polémica una carta pastoral?

Lo mismo que cuando el discurso de Ratisbona o las declaraciones sobre el condón en el avión que le llevaba a África, Benedicto XVI ha vuelto a ser portada de la prensa mundial y a suscitar polémica con la Carta a los católicos de Irlanda sobre el “abuso de  niños y jóvenes indefensos  por parte de  miembros de la Iglesia en Irlanda, especialmente sacerdotes y religiosos”.

Para muchos es un gesto de valentía y un agarrar al toro por los cuernos (ver Jesús Bastante). Otros ven una hipocresía descomunal porque omite toda referencia a las causas estructurales de esos comportamientos y a la responsabilidad personal suya y del Vaticano en la política de ocultamiento seguida hasta ahora (ver, por ejemplo Carlos Boyero, Sandra Bruxaderas  e  Isaac Rosa).

Personalmente tendría tantas cosas que decir. Es un tema sobre el que vengo pensando desde hace muchas décadas y creo que, aunque no es exclusivo de la Iglesia católica, en ésta adquiere unas proporciones y connotaciones verdaderamente únicas que es hipócrita soslayar, como hacía hace poco Cañizares. Y la carta del papa, que parece dura con los delincuentes y con los obispos encubridores, sobrevuela inexplicablemente los aspectos de fondo.

Aludía hace unos días a las experiencias vividas por mí en este terreno. Voy a contar una de ellas pues el papa Benedicto me provoca a ello.

Hace casi cuarenta años, tras mi furtiva estancia en Salamanca como Rector del Colegio Mayor Santiago Apóstol, dispuse de un curso sabático para replantearme el futuro, aceptando a los pocos meses que en junio de 1971 me incorporaría  a una parroquia del conflictivo centro metalúrgico de Puerto de Sagunto. No pude acabar el periodo sabático, pues en marzo tuve que incorporarme precipitadamente, ya que uno de los sacerdotes que llevaban la parroquia de Begoña asesinó con trece puñaladas a un monaguillo en la misma sacristía. No fue un momento de alienación sino un acto frío y preparado como consecuencia de una profunda crisis existencial de aquel sacerdote. Salió sólo en El Caso, como pasaba entonces, cubriendo todo con un discreto silencio. Los curas tradicionales, que habían hecho de buenos “capellanes” de la entonces todopoderosa  “Altos Hornos de Vizcaya” se retiraron. Quedamos dando la cara el equipo de sacerdotes progresistas, tachados de secularistas y filocomunistas.  

Como en este caso había un muerto por medio, el cura abusador (“lo he hecho con un niño porque una persona mayor se me hubiera resistido”, confesó en el juicio), víctima él también de un sistema, fue condenado y pasó unos años en la cárcel de Zamora. Pero, ¿en cuántos casos esos crímenes de abuso de fuerza y autoridad han quedado impunes para proteger “el buen nombre de la Iglesia”? No he podido desde entonces quitarme esta pregunta de la cabeza.

Y es lo que debería empezar por plantearse Ratzinger si quiere agarrar el toro por los cuernos. No tanto los crímenes sino la omertá que los encubre. Yo le propongo una serie de pasos para ello:

1. Que se lea y medite (si es capaz de ello) el libro de su paisano Eugene Drewerman “Clérigos” Trotta 1995), en vez de tantos textos de “santos padres” que le transportan a otro mundo. ¿Sabe Ratzinger, que tanto acusa y se excusa, lo que es el psicoanálisis y el “psicograma de un ideal”?

2. Que cree una comisión de expertos, sociólogos y psicólogos sobre todo, pero no sólo de varones o del tipo Opus como Polaino, sin ningún cardenal a la cabeza, que hagan un estudio realista de la extensión y causas del fenómeno de los abusos sobre personas (niños, jóvenes y adultos, varones y mujeres…) por el uso de su autoridad “sagrada” y como desahogo de impulsos reprimidos.

3. Que se estudie a la vez la gestión que las diversas jerarquías han hecho de esos casos cuando han tenido conocimiento de ello. Ocultamiento y traslados sin avisar a las comunidades. ¿A cuántos curas, por ejemplo, que han dejado mujeres embarazadas se les ha exigido abandonar “discretamente” a la mujer y al hijo, para rehacer “su vida” en otro lugar o continente?

4. Que las conclusiones y recomendaciones de esa comisión sean hechas públicas, discutidas abiertamente y conduzcan a cambios estructurales profundos en la Iglesia.

 

Parece que con un espíritu parecido se afrontó la crisis en Estados Unidos, cuando afloró hace unos años, dejando el Vaticano a la Conferencia episcopal la toma de decisiones. Pero pronto se les acusó de dar demasiada beligerancia a los laicos y críticos. Y posteriormente se ha ido cambiando la misma cúspide episcopal, haciendo que predominen los conservadores.

14 comentarios

  • Amiga de una victima de la iglesia

    Yo fui compañera de Paquito y jamás olvidaré su mirada bondadosa y triste de niño, huerfano de padre, en aquellos duros años. Pero ahora, tras decadas sin procesiones en mi pueblo, estas vuelven a salir a la calle sin ningún pudor por su memoria. Pero, para mi, hoy más qeu nunca sigue estando presente su injusto y brutal crimen que, jamás fué pagado como se debía, sólo contestado por el pueblo no dejando salir ninguna procesión de aquella iglesia marcada con su sangre. Hoy su imagen sería la que tendría que salir de ese lugar, porque él es la mayor victima de la maldad del ser humano (de uno que decía ser representante de dios). Ese ser “no humano” protegido por una iglesia que pide perdón pero sigue protegiendo y dando refugio a los asesinos y pederastas.

  • Gabriel Sanchez

     ANTONIO: TIENES TODA LA RAZÒN, ASI ES.- Gabriel

  • ana rodrigo

    Querido Honorio, yo no llamaría machista hablar de los pederastas hombres, es que estamos hablando de ellos, de los curas pederastas, porque son los denunciados con nombres y apellidos.

    Otro tema sería hablar de la pederastia femenina que, seguro la hubo, pero que no ha saltado a la palestra y , que yo sepa, no se ha denunciado. Aunque ayer una amiga mía me decía que una monja a ella la tocaba, que ahora se ha dado cuenta que era con lascivia, pero que, cuando era niña ella no le daba importancia. Relmente es un tema oculto, pero mientras no se denuncie, poco más podemos saber.

  • María

    En Regensburg, que si no me equivoco en español la llamamos  Ratisbona, y está en Baviera,  se están investigando ahora nuevas acusaciones de abusos sexuales contra cuatro curas y dos monjas.
     
    Las 300 acusaciones sobre abusos sexuales que hay hasta el momento en Alemania, gran parte provenientes de Baviera, han indignado a la sociedad alemana.
     
    ¿Por qué  el papa hace referencia en su carta pastoral solamente a los abusos cometidos en Irlanda y n0 a los cometidos en Alemania?
     
    Se diría que no quiere asumir el problema en su magnitud, porque están saliendo muchos casos en distintos países, Alemania, Austria, Brasil, Holanda, Italia , Suiza, hasta ahora.  Hay que analizar el problema en su conjunto, por mucho que duela…
     
     
     

  • h.cadarso

      Suma y sigue: nos estamos centrando en la pederastia dentro de la iglesia con un enfoque exclusivamente “machista”. Y pasamos de largo con el otro aspecto del lesbianismo entre monjas adultas y niñas colegialas. Que también es un problema, porque tan personas son las niñas como los niños, las monjas como los curas. Y los daños son parecidos… Y las causas: una religiosidad mal enfocada, una solapada imposición de la negación de la sexualidad, una visión maniquea de la misma…etc. etc.,  son las mismas.
      Ya puestos, cojamos al toro por los cuernos.

  • José Ignacio Ardid

    ¡Paz a todos en este comienzo de semana!

    Quisiera añadir dos aspectos que siempre me suscitan cuando se habla de este tema, pero quisiera que fueran buscando los problemas de fondo:

    En primer lugar, la carta del Obispo de Roma la he leído, en el vínculo que ofrece Atrio y, aunque curiosamente no es traducción oficial, deja entrever el discurso de siempre: no somos nosotros los culpables, sino la simbiósis con una sociedad secularizada, sexista, laica y que no tiene en cuenta a Dios, quizás aquí tambien quepa el relativismo. Es un discurso de echar balones fuera que a la ICAR no le va a servir para resolver sus problemas internos.
    En segundo lugar, el problema del celibato en la Iglesia occidental y romana no es una cuestión a posteriori, sino a priori… Amén de la cuestión jurídica, ya que el celibato es una cuestión legal en la Iglesia occidental, creo que hay un tema más profundo: no se hace hincapié en la formación de los sacerdotes entre espiritualidad y psicología… ¡no se educa a la persona como un todo!, sino por partes.  Los seminarios que conozco, son dos, y en absoluto se hace mención a este tema y no se le forma al sacerdote en esta dirección… Es evidente que al final todo tiene sus consecuencias…

    Antes era peor, mi caso es que en los seis años que estuve de formación en los dominicos, excepto una tarde, jamás se me habló del voto de castidad y, menos, aunque no llegué, del celibato para el ministerio de presbítero… E incluso, lo que es peor no se hizo hincapié en una formación unitaria de la persona, haciendo crecer a ésta por las vias de una espiritualidad y psicología humana que libere.

    En estas circunstancias, creo que todo lo demás son frutos de una mala educación…

    ¡Saludos a todos!

  • Antonio Vicedo

    Gabriel, como soy quien ha empleado el “vocablo” marxistoide”, quiero aportar más claramente a qué hago referencia,  desde mi experiencia y la que he podido recoger durante todo el período en que desde instancias curiales y vaticanas  se recurría  a lo que ese término entraña para atacar y castigar actitudes pastorales comprometidas codo a codo con las gentes oprimidas cultural, económica, social, política y religiosamente , mientras se pasaba la mano y se camuflaban otros desórdenes de gran calado por nuestras Diócesis.
    Aparte de lo que ahora esta aflorando sobre pasadas implicaciones episcopales en Múnich, no habría que olvidar el cierre de grifo de ayudas económicas por medio del Adveniat Alemán ¿? a todo lo que supusiera movimiento eclesial de promoción y relacionado con la Teología de la Liberación en Latino América.
    Desde Suiza, pudimos constatar lo que eso significó, con implicaciones semejantes en las ayudas que se concedían a la Revista de Misiones Españolas BUHO,  y que tuvimos que salvarla editándola en España con la mitad de coste y cubriendo el transporte con un anuncio de los Autobuses que nos hacían el servicio.
    PD. Aprovecho para agradecerte la  mayor aclaración (cosa de otro tema) sobre los valores humanos de esos Pueblos Indígenas. Si hice referencia generalizada, fue respecto a aquello que en el ser humano encontramos de deficiencia o desvió, y que no quedara en el olvido los desmanes del poder incluso entre los Indígenas. Un Fraternal abrazo.

  • Jose

    Antonio D.,
    De acuerdo con tu artículo. Son los comienzos de una situación que no es de solo de las décadas del 80 y 90. Me atraveria a decir que la historia del celibato es una nebulosa donde hay mucho heroismo y mucho antitestimonio. Se ha buscado siempre salvar las apariencias y ocultar lo que conviene. Hoy no se puede  actuar mas así. Internet, madurez del laicato, autonomia de penamiento, etc, obligan a repensar esa práctica del celibato impuesto y sus consecuencias. Antes de que los dosieres nos transborden, abramos una reflexión con libertad y sin miedos. No se resuelve el problema con pedir más adoración al santísimo, cosa en sí buena.
    +

  • Gabriel Sanchez

     
     
    Tal vez haya aquí, como en muchas cuestiones que son focalizadas hacia el hecho en concreto, algunos temas de fondo, pero lo primero es lo humano, mirando a las victimas una a una a los ojos y decirles que puede hacer la Iglesia por Ustedes y que el pedir perdón, se una acto humano, personalizarte y liberador…
     
    Segundo, toda perversión tiene muchas victimas, quien la perpetra es una de ellas, por lo que sin esconder nada, sin soslayar la necesaria intervención de la justicia, ser capaces del gesto de misericordia, que tendría Jesús de Nazareth…hacia quienes obraron mal…
     
    En cuanto a las cuestiones de fondo…se confundido en muchos aspectos la Iglesia con los ordenados y se ha dejado de lado al pueblo de Dios…Se ha pretendido centralizar la capacidad de comunicación con el Espíritu Santo y la capacidad de dirigir la Iglesia en los ordenados, con un esquema piramidal que en definitiva es deshumanizante…
     
    Ellos son seres humanos y este hecho, incontrastable debe servirnos, para quitar esa visión que confunde el servicio que se puede dar al pueblo de Dios, con el acaparamiento de la Gracia…a tal punto que se olvidan del hecho que la imagen de cuerpo de Cristo, refiere a toda la comunidad…de lo contrario quedará deformado…
     
    Es necesario entender estos tristes acontecimientos para poder convertirnos…entender que muchas veces una mujer laica, es capaz de abrirse al Espíritu con mayor apertura de corazón que un Obispo…y aprender que la docilidad  al Espíritu, no debe ser confundida con la docilidad a un hombre, o a algunos hombres…
     
    Con respeto a los presbíteros y no sólo, tal vez es hora de que toda la comunidad tenga un discernimiento orante, pero para esto la IGLESIA TODA DEBEMOS CONVERTIRNOS A ESE OBRAR DEL ESPIRITU QUE NOS HACE UNA COMUNIDAD DE HERMANOS…ES DECIR DE IGUALES…Y TODA LA COMUNIDAD DE LOS DISCIPULOS   DEL VIVIENTE, ABRIENDOSE A SU AMOR…DISCERNAMOS,  TODOS JUNTOS REPITO-LAICOS Y CLERIGOS, CUAL ES EL CAMINO QUE JESUS RESUCITADO DESDE LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS NOS ESTAN PIDIENDO HOY.
     
    Con cariño para todos.- Gabriel

    PD. perdona mi torpeza, no entendí, quien acusaba a quien de Marxistoide¿¿¿????

  • María

    Una vez abierto el armario, si el miedo no lo impide, seguirán apareciendo más casos en todo el mundo…
    Por eso el enfoque debe ser mucho más amplio y no solamente centrado y referido a Irlanda.  Hay que ir a las causas y hay que terminar de una vez por todas con el ocultamiento de estos hechos, que no soluciona nada ni ayuda a nadie.  Queremos transparencia y soluciones concretas y eficaces para acabar con la pederastia dentro de la Iglesia católica.
    Durante los 23 años que el ahora papa fue prefecto de la CDF durante el pontificado de JPII sabía de estos casos de pederastia  y los ocultaron y manejaron a su modo.  Pésimamente,  a juzgar por los resultados que ahora estamos viendo.  Hay que hacerlo mejor, de  una manera eficaz,  y en este sentido van las propuestas de Antonio, que encuentro muy correctas y aceptables.
     
     

  • Antonio Vicedo

    – Antonio, gracias por tu generoso enfoque del tema.
    No necesitas ningún apoyo para defender y reforzar tu postura, pero quienes hemos soportado muchas de las presiones de coladores POR DESVIACIONES POCO SACERDOTALES, NADA ECLESIALES Y MARXISTOIDES, mientras sabíamos y contemplábamos los chanchullos y felonías  sobre lo que ahora apunta como avalancha ,que se ponían a buen cubierto de Concordatos y Nombramientos  bajo AUTORIDAD APOSTÓLICA, no podemos sino alzar la voz de nuevo, juntándola al clamor silenciado de las gentes y que logre ser la VOZ DEL PUEBLO  por la que HABLA también, y muy principalmente, la IGLESIA CON JESÚS.
    El problema  eclesial es mucho más profundo que la simple consideración del celibato obligatorio u opcional porque radica en la evangélicamente incoherencia del Jerarquismo y clericalismo de poder, si es que algún sentido tiene, al margen de la COMUNIDAD, el ejercicio del CARISMA DEL MINISTERIO para que en Cada Comunidad, incluidas la de un par de personas fieles reunidas EN NOMBRE DE JESÚS, pueda realizarse sacramentalmente (materia y forma lo llaman) la PLENITUD DE PRESENCIA GRACIOSA DEL MISMO.
    Dentro de un CLIMA COMUNITARIO DE AMOR FRATERNO LIBRE YCORRESPONSABLE, estas y otras desviaciones y monstruosidades incoherentes con el testimonio y mensaje de Jesús, tendrían menos o ninguna cabida en su IGLESIA.
    Gracias también a Ana a Marisa, Y A TANT@S Y TANT@S,  que han tenido que aguantar cabronadas y sufrir por ellas humillaciones, frustraciones y traumas de por vida, mientras la sacralidad, los cultos y el tinglado estructural desde el que de condenó y se seguía condenando a los MAS PEQUEÑOS DE MIS HERMAN@S (seguía diciendo Jesús), quedaba enaltecido y aparentemente impoluto.
    Que vayan ocupando los primeros puestos EN SU REINO aquellos que por Jesús fueron designados por ese “escandaloso “OS PRECEDERÁN”.

  • ana rodrigo

    Mi Querida Marisa, el hecho de buscar alguna de las posibles causas del problema que nos ocupa y nos preocupa no exime al culpable de su delito. Es cierto que nadie les obliga a ser sacerdotes, pero también hay que reconocer que abandonar el sacerdocio en otros tiempos no era tan simple como decir me voy y ya está, o como lo es ahora. No sé lo que pasaría por la cabeza de estos delincuentes, pero llama la atención que porcentualmente la pederastia haya estado más extendida entre los célibes-clérigos que entre lo que no lo son.
     
    Lo chocante del caso es que se haya dado en una institución tan obsesionada por el sexto mandamiento, haciendo pecado de cualquier cuestión relacionada con el sexo. Llama la atención que nos hayan hostigado tanto a los y las cristianas con lo sucio de pensamientos, palabras y obras que tuviesen como objeto la sexualidad y haya tantos de estos confesores-condenadores que lo ejerciesen violentando la inocencia y la dignidad de seres indefensos. Esto es lo grave.
     
    Y más grave aún, puesto que no eran los implicados directamente, es que sus superiores echasen tierra en el asunto derivando el problema a otros lugares y a otras víctimas. Estos obispos son más culpables todavía, si cabe, puesto que ellos lo podían ver con más objetividad desde fuera del delincuente y su mente enfermiza, y se han hecho cómplices de los pederastas. Por eso me extraña que carguen tanto contra los primeros y ellos se vayan de rositas. Vuelvo al evangelio de los cabrones que querían apedrear a la mujer acusada y ellos se creían los buenos de la película. Cada palo que aguante su vela, claro que eso es mucho pedir.

  • MARISA-EL TALLER

    Ana odrigo, un abrazo y a todas y a todos. Yo, creo sin embargo queno, es un invierno eclesial, creo que el Espiritu, a pesar de los pesares, va poniendo las cosas, en su sitio. Esto es como cuando hay un punto negro en una carretera, todo el mundo lo dice lo piensa, pero no, se pone de manifiesto hasta que unas pocas criaturas mueren victimas de accidentes, que se pudieron evitar.

    Los abusos y violaciones por parte de clerigos, no, tienen ninguna excusa, absolutamente ninguna y tan culpables son los que los ejercieron, como los que los ocultaron y parece ser que B.XVI, algo supo del tema, pero claro a el solo le intereso dedicarse a perseguir, teologos de la liberacion, las pobres victimas, de esa legion de  clerigos solterones, les importaba ni siquiera una mirada y menos aun si la victima era una mujer, asi que menos pedir perdon y que se ponga a disposicion de la justicia ordinaria de cada pais, que sea esta la que lo juzgue a el si oculto algo, y a todos los demas que de alguna manera u otra, jodieran la vida de cualquiera, asin y todo, nunca van a pagar lo suficiente, por lo que han hecho, la justicia humana es muy veligerante en estos temas y mucho mas, si se trata de mujeres.

    Lo que me pone el higado de mala manera, es que encima se excusen diciendo, que la culpa la tien el celivato, pues nadie obligo a nadie a ser cura, ni, celive y para lo que han servido, mejor no, haber existido. Porque encima Jesus, no, tiene nada que ver con esto, esto es solo un punto negro en la via de acceso a Jesus de Nazaret y han tenido que perecer, muchas criaturas, para que nos demos cuenta de lo que el Espiritu, nos viene gritando, hace mucho ya. YA ESTA LLEGANDO LA PRIMAVERA ECLESIAL¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    PAZ Y BIEN

  • ana rodrigo

    Acabo de leer el comentario que Santiago Agrelo, obispo de Tánger, hace en Religión Digital del evangelio de hoy sobre  el mal titulado (desde mi punto de vista) evangelio de “la mujer adúltera” y dice este obispo: “Considera ahora cómo la Misericordia se encontró con la Miserable”, comentario que, por otra parte se habrá hecho en todos los templo del mundo. Y en todos los templos del mundo se olvidan de los cabrones que querían apedrear a esa mujer, quizá víctima en vez de miserable. (Me imagino a Jesús escribiendo “sois todos unos cabrones hipócritas, que violáis, forzáis, sometéis a las mujeres y después las queréis apedrear….”). La iglesia siempre ha cargado contra la pobre mujer y se ha olvidado de los hombres machistas, crueles, hipócritas y…cabrones…. Es descir, ha desenfocado el asunto.

    Alguien dirá, ¿qué tiene que ver esto con el post en cuestión?. Lo explico, la Iglesia, en el caso de los curas pederastas y pedófilos, pone el foco en el lugar inadecuado, en el síntoma y no en la causa, quitan importancia a lo sucedido, ruegan a Dios para que los perdone, los obispos se sienten atacados y perseguidos, echan balones fuera diciendo que eso también pasa en otros sectores sociales, etc. etc. Cuando en realidad dejan la causa del problema fuera de la reflexión. Las víctimas de Irlanda no están satisfechas con la carta del Papa, ¡por algo será!.
     
    Conociendo la naturaleza humana y en concreto la de los hombres en temas de sexualidad, ¿no es poner a estos curas en el disparadero de estos delitos con el celibato obligigatorio? Cita Antonio la frase del cura asesino “lo he hecho con un niño porque una persona mayor se me hubiera resistido”.
    Aquí está el quid de la cuestión, se agarran a quienes no pueden resistirse, a los débiles, para resolver un problema gravísimo que padecen y es que no pueden satisfacer sus necesidades naturales de la sexualidad.

    Independientemente de que haya curas lo mismo que no curas que son per se pedófilos o pederastas, estoy segura que muchos no se hubiesen convertido en tales si no se les hubiese obligado a ser célibes para ser sacerdotes.

    Y repito la pregunta que días pasados hacía Honorio, ¿por qué en España no salen a la luz pública los casos que haberlos haylos, y a docenas? Yo dí una posible respuesta, quienes denuncien a un cura, terminarán siendo ellos y ellas (sobre todo ellas, al estilo de la mujer adúltera) las condenadas, y de víctimas pasarían a ser delincuentes, como la Miserable del obispo de Tánger.

    Saludos primaverales (a pesar del invierno eclesial, según Rhaner) a todos y a todas.

Deja un comentario