Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7295 Artículos. - 111283 Comentarios.

Ante las elecciones locales y autonómicas del 28 de mayo

Estamos en campaña electoral. Momento de ahondar en rea,lidades, verificar datos, examinar programas. Atrio puede servir si no hacemos solo propaganda partidista, Aunque podemos exponer y razonar nuestra opción concreta. Si reñir o insultarnos. Empieza este grupo valenciano que ya publicó sendos documentos en las dos elecciones de 2019. AD.

El Grup Cristià del Dissabte reconoce positivamente los avances sociales y democráticos conseguidos por el gobierno valenciano del Botánico (coalición de Compromís y PSOE) así como por los gobiernos locales donde las fuerzas políticas progresistas han trabajado en coalición durante los últimos cuatro años en todo el País Valenciano.

Consideramos una ganancia muy estimable el haber demostrado que agrupaciones políticas diversas pueden entenderse para gobernar conjuntamente en beneficio de la ciudadanía. Como lo es, también, el escaso número de nuevos casos de corrupción política de los que hemos tenido noticia a lo largo de la legislatura.

Por no repetir las ideas básicas que soportan nuestra posición –y que pueden ser consultadas en Documentos propios dentro de nuestra web grupdeldissabte.org– quisiéramos remarcar tan sólo nueve aspectos concretos de la realidad valenciana actual que consideramos prioritarios y que requieren una actuación mucho más enérgica por parte de la Generalitat o de los Ayuntamientos:

  1. Ciudadanía crítica y responsable:

El crecimiento de la participación ciudadana, esencial para mejorar el juego democrático, se fundamenta en una administración accesible. Hay que dotarla de recursos humanos y materiales para evitar que, como está ocurriendo, los teléfonos de atención estén con demasiada frecuencia comunicando y que los procedimientos administrativos sean más complejos de lo estrictamente necesario. También hay que abrir prácticas de participación ciudadana (consultas o referéndums) que vayan generando vínculos con las Instituciones.

  1. Vivienda:

El derecho teórico a una vivienda digna debe ser efectivo, porque su ausencia es el origen de muchos otros problemas personales y sociales. Hay que poner en situación de habitabilidad todas aquellas viviendas públicas malparadas por falta de mantenimiento e incrementar el parque existente más de lo que se ha hecho hasta ahora. Es necesario también algún tipo de inspección que detecte el mal uso del derecho de propiedad como negarse a alquilar familias con niños, exigir un depósito superior a los dos meses legales, obligar a suscribir un contrato de seguro de impago o imponer una aumento interanual desorbitado.

  1. Personas inmigrantes sin permiso de residencia:

Las actuales políticas migratorias hieren de tal modo la conciencia humana que solicitamos a los partidos que digan abiertamente su posición al respecto y propongan medidas de cooperación al desarrollo orientadas a que la situación de sus países no obligue a nadie a emigrar. Pese a que las competencias sobre el permiso de residencia caen fuera de las administraciones autonómicas y locales, les corresponde a ellas favorecer el acogimiento, la promoción y la inclusión social de personas con las que convivimos en nuestras calles y que no deben ser ignoradas por cuestiones administrativas. En todo momento debe promoverse la interculturalidad mediante el respeto a las personas de culturas diferentes. En particular en Valencia, el Ayuntamiento debe velar por las personas liberadas del CIE de Sapadors (que nosotros deseamos cerrado) sin saber dónde pasarán la noche.

  1. Servicios sociales:

Apreciamos los esfuerzos realizados por afrontar situaciones de emergencia social, pobreza infantil o energética, precariedad laboral o de vivienda, etc. Sin embargo, los Servicios sociales deben actuar más rápidamente de cómo lo están haciendo ahora, sobre todo a la hora de alojar a las personas sin techo que no quieren permanecer en la calle. De nada sirve dotar recursos tales como el Ingreso Mínimo Vital o la Renta Valenciana de Inclusión, si no llegan a quienes lo necesitan por su complejidad administrativa o por falta de profesionales que les hagan efectivos.

  1. Sanidad:

El clamor por el funcionamiento de la sanidad pública es universal en nuestras tierras. No puede haber excusas para no remediar una situación que se arrastra ya demasiados años y que sigue deteriorándose, especialmente en la atención primaria. Hay seguramente deficiencias de gestión efectiva de los recursos disponibles, algo que debe corregirse, pero parece evidente que el mayor obstáculo es la insuficiencia de médicos y otros profesionales de la sanidad por un volumen de inversión en el sistema público que no ha tenido en cuenta las necesidades de la población. En particular, es necesario realizar un esfuerzo por atender a la creciente cantidad de personas con alguna enfermedad mental que vagan por las calles por no tener techo o conviven con sus familias creando problemas inmensos.

  1. Vertebración y cuidado del territorio:

La despoblación de buena parte de las zonas valencianas del interior mientras sigue aumentando la población del litoral es causa de numerosos daños que no siempre se hacen evidentes a primera vista (hemos tenido un ejemplo estremecedor en el incendio que ha asolado recientemente el Alto Palancia). Comarcas despobladas son comarcas olvidadas. Esta área de trabajo es, a buen seguro, la que más necesita una acción continua y continuada antes de mostrar algunos signos de mejora. Es, por eso mismo, de toda urgencia marcar una política agraria y ganadera que considere a la población como factor de preservación del medio.

  1. Transición ecológica:

El cambio climático es un hecho evidente que afecta gravemente a los ecosistemas de nuestro territorio valenciano. Es necesario que todos los niveles de la administración implementen medidas posibles de lucha contra la crisis climática que nos amenaza, a favor de la conservación de los recursos hídricos y aplicando la transición ecológica en todos los sectores de la actividad económica y la vida civil. La legislación sobre estas cuestiones, aprobada por las Cortes Valencianas en la presente legislatura, deberá ser aplicada sin dilación y con todo rigor, siempre teniendo en cuenta que la ocupación de grandes extensiones para instalar parques eólicos o solares puede comportar una nueva agresión al paisaje y la naturaleza.

  1. El futuro del valenciano:

El valenciano está sufriendo una grave regresión en su uso social y está sometido a un proceso de creciente minorización. Es necesario que las fuerzas políticas asuman de forma decidida su promoción y uso en todos los ámbitos y superen toda tentación de usar la lengua propia como instrumento de confrontación social o elemento de manipulación política. Debe atenderse al derecho de los ciudadanos a ser atendidos en su lengua por la administración.

  1. La guerra de Ucrania:

La situación de guerra interpela a la conciencia humana y cristiana en todos los niveles de la acción política (municipal, autonómica, nacional y europea). La conversación política en las próximas elecciones debe incluir qué hacer con ella.

Les Corts y los Ayuntamientos que saldrán el 28 de mayo deben priorizar acciones inmediatas que enderecen el estado de cosas, especialmente en los susodichos nueve asuntos, porque ninguna otra institución pública lo hará en su lugar. El injusto grado de financiación que sufrimos los valencianos por parte del Estado no justifica la inacción en lo que afecta más directamente a la vida diaria de la inmensa mayoría de la población; mejor obliga a tomar decisiones valientes para distribuir los caudales. Ese es el trabajo de quien se dedique a la política, un trabajo fundamental en una democracia representativa como la nuestra y que nunca debemos despreciar porque afecta al futuro de la vida de la gente.

Deja un comentario