Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 19-11-18, 19:50

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4548 Artículos. - 73185 Comentarios.

Biografía de Jesús

      En esa especie de desmitificación que se extiende en algunos medios, Jesús acaba siendo reducido a un predicador de un mensaje de salvación resumido en este mandamiento: amaos los unos a los otros.

      No es necesario argumentar la simplificación extrema que eso comporta. A mi modo de ver hay otra consecuencia de mayor alcance: la figura y la vida de Jesús acaban siendo finalmente irrelevantes.

      No es la primera vez que esto ocurre: por otros caminos, la teología escolástica acabó también prescindiendo de la vida de Jesús y reflexionando únicamente sobre el significado de su muerte. Jesús fue alguien que muriendo nos redimió y la teología se afanó en explicar el contenido y alcance de tal afirmación. A ningún teólogo clásico se le hubiera ocurrido decir, como lo ha hecho un cristólogo no hace tanto: “a Jesús lo mataron por cómo comía”. Durante siglos las comidas de Jesús no tuvieron interés alguno para esa cristología.

      En la actualidad a esa conclusión se ha llegado por el camino de una crítica que ha acabado por ponerlo todo en cuestión: el nacimiento, las acciones, los milagros, las palabras, la resurrección. Pero, en definitiva –así se argumenta– nada de eso tiene excesiva importancia. Lo relevante es su mensaje, una doctrina de amor que puede ser universal y que vale para todos los tiempos. O como lo formuló Garaudy: Jesús nos enseñó que Dios creó al hombre creador. Ya se ve que esta forma de pensar hace superfluo el conocimiento de la vida de Jesús.

      Puesto que ahora todos sabemos un poco más del islam, yo estoy convencido de que la religión musulmana podría existir perfectamente sin la figura de Mahoma. Sin duda una mayoría de musulmanes desconoce su biografía y no la echa de menos. Un libro escrito por el profeta o por sus amigos –si es que era analfabeto, como algunos sostienen– puede prescindir perfectamente de la biografía de quien lo redactó. Todo está en el Corán y ya es bastante para basar en él la vida entera.

      Algo parecido podría decirse de Buda. Los distintos textos del budismo, redactados en diversos siglos, sostienen una espiritualidad que puede prescindir no de la figura de Sidharta pero sí de su biografía.

      Muy otro es el caso de Jesús. No hace falta recordar que son muy pocas sus enseñanzas doctrinales. Quien mostraba interés por su predicación y pretendía profundizar en ella recibía una invitación: Sígueme, es decir, construye tu vida según el modelo de la mía. No invitaba Jesús a la imitación –a pesar del libro famoso– sino al seguimiento. No a reproducir sus gestos y sus acciones sino a caminar por el sendero que él fue abriendo con su vida. Así pues, su vida sí que es relevante.

      Muchas veces se ha hecho notar que la aportación del pueblo judío a la cultura universal fue, aparte del monoteísmo, el sentido de la historia y del progreso. Yo añadiría que es el único pueblo que fue haciendo una lectura creyente de su historia y de sus acontecimientos. Esa lectura fue al comienzo muy elemental (si se ganaba una batalla era por la fuerza de Dios, si se perdía era el castigo divino por los pecados) pero fue afinándose y purificándose con el tiempo, especialmente por la palabra de los profetas.

      Desgraciadamente la norma y su interpretación, fijada en sus libros santos, fue conquistando el centro de la vida del pueblo judío y matando el impulso de la lectura creyente. Nadie de entre los eruditos fue capaz de hacerla cuando apareció la figura de Jesús

      Parece que Jesús se atrevió a decir: “quien me ha visto a mí ha visto al Padre”. Formulaba así una pretensión inaudita. Por utilizar una expresión de Teilhard de Chardin, su vida era una Diafanía de Dios. Ni los escribas ni los sumos sacerdotes fueron capaces de verlo. Para ellos era únicamente un doctrinario que ponía en peligro el dominio de la ley y la estabilidad política.

      Temo que muchos escribas modernos, aunque de acuerdo con su doctrina, vuelvan de nuevo a hacer de nuevo un barrido de la vida de Jesús. Quizá, como Jesús dijo, ésta está oculta a los sabios y entendidos y sólo se revela a la gente sencilla.

67 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Santiago vuelve a insistir sobre el kerigma, anuncio de la auténtica realidad biográfica de Jesús, muerto y resucitado, elevado a los cielos ( su comentario de hoy 29 de septiembre, 2:37 am, pero que queda muy abajo)

    El kerigma era, es, una predicación, un anuncio de buena nueva, que fue la gran comisión del Maestro. Pablo se hace eco de aquel primer desafío en ambiente judío de los primeros seguidores de Jesús: …”la predicación  de la cruz es una locura para los que se pierden, mas para los que se salvan – para nosotros – es fuerza de Dios.”

    Tal anuncio de buena nueva acompaña a las palabras la transformación de una vida nueva llena de buenos hechos. Hebreos 4,2 : “Porque también nosotros hemos recibido la buena nueva, lo mismo que ellos. Pero no les aprovechó la palabra oída por no estar unidos con la fe a los que la escuchaban”.

  • Asun Poudereux

    Sabiendo que no sé nada, o al menos muy poco,  allá voy. Trato de insistir más que  apuntalar lo muy bien comentado por M. Luisa, desde otra mirada.
     
    El simbolismo judío permaneció en los primeros judíos seguidores de Jesús, y para realzar al personaje lo equipararon en sus escritos a Moisés, Isaías y otros profetas en sus diferentes contextos. Tanto más es así que en Mateo que se esforzó en rellenar los huecos del año litúrgico judío con el nacimiento de Jesús, por ejemplo, sin distanciarse de su fuente de inspiración: Las escrituras antiguas.
     
    Esta forma reciclada es habitual en lo que podríamos llamar la  catequesis judía. No se intentaba engañar, sino despertar en profundidad al mensaje, vida  y persona de Jesús dando a su ejemplaridad  vigencia y autoridad.
     
    Después los gentiles, desconocedores de este simbolismo profundo, así como  de la  tradición judía,  se fueron quedando con lo  ahí expresado literalmente, y  entre otras cosas, magnificando más y más al autodenominado Hijo del Hombre, sus obras y los llamados milagros, perdiendo su sentido y fuente original.
     
    Con  esto no pretendo minimizar, tampoco desviar  lo esencial del testimonio humano e integrador de  Jesús. Todo lo contrario. Porque si dejarle desnudo en su coherencia y humanidad conscientes es hacer tambalear miedos e inseguridades, entonces,  no me cabe duda, que  vana es nuestra fe (la fe-confianza de la que tanto nos habla y transmite, y que empieza en uno mismo).
     
    Nada más, que no es poco.

  • M.Luisa

    (disculpadme este añadido)

    …La   inteligibilidad, Santiago,  que, por supuesto, la ha  de haber  es algo inscrito en el contenido del propio “anuncio evangélico”  que por tener éste carácter expresivo, como ya he señalado en mi anterior comentario, su inteligibilidad    es anterior  a la de cualquier abstracción conceptiva obtenida mediante explicación. Es el contenido lo que en la historia  cambia   para poder, precisamente, ser  actualizado intelectivamente-comprensivamente  en el tiempo.

    • Alberto Revuelta

      Me disteis de comer, de beber, me vestisteis, me cuidasteis enfermo, me visitasteis preso. A mi me lo hicisteis. Ni tiene explicación, ni la necesita, ni cambia en el transcurso de la historia, no hay que entender. Hay que hacer. Así se entra al reino. No hay mas camino. Lo demás es la vuelta ciclista.

      • oscar varela

        Tranqui, tocayo Alberto!
        El ENTENDER (aunque yo prefiero el COMPRENDER)
        es uno de los eminentes modos del HACER.

      • M.Luisa

        Naturalmente que sí Alberto, pero para estas acciones que describes no podemos soslayar aquello que nos caracteriza como seres humanos: el don de la inteligencia. Un don que nos caracteriza como humanos. Ahora bien, por eso decía antes no confundir intelectualismo con intelección. Sin esta intelección no sería posible la eticidad de aquellas acciones, es decir, la bondad de las mismas.

      • Alberto Revuelta

        Claro, claro. Daña por supuesto el que tenga oídos pa oír que oiga. Gracias por recordarmelo

    • Yo me pierdo en estos debates.
      Pero no sé por qué, creo que entiendo el mensaje global de los evangelios, en los que se narra de alguna manera cómo pensaba Jesús de Nazaret.
      Y es que lo comparto.
      La violencia trae violencia
      La paz trae como consigo paz.
      La intolerancia genera intolerancia.
      Todo somos iguales, aunque unos se crean mejores que otros y muchos peores que los demás. Nos definen nuestras obras.
      No sé trata de rezar únicamente. Las cosas no se arreglan solas. Hay echar una mano cuando puedas.
      No hay que ser vengativo, hay que intentar olvidar la ofensa . Pasa página. El ojo por ojo y diente por diente está superado.
      Y si la ley te aparta del camino que crees correcto, olvídate de la ley.

      Pero todo esto tiene un precio muy alto.

      Más o menos así entiendo lo que quiere decir Jesús. Y me gusta.

      También me gusta leerles

      No sé más. Además, quién sabe qué fue cierto y qué no lo fue. Desde luego yo no. Tampoco me importa demasiado.

      Un abrazo a todos

  • M.Luisa

    Verás, Santiago, es que  para que no se pierda lo fundamental pero   no ya lo fundamental de  la enseñanza de la Escritura  lo que para ti, al parecer, es lo primero sino lo fundamental del “anuncio” de la Buena Noticia no nos sirve el método científico de las distintas disciplinas que nos propones como ejemplo, ya que la esencia de éstas  es  explicativa  contraria pues al carácter expresivo que tiene  la esencia evangélica. Expresivo porque lo que hace es anunciar, es decir, no  nos cierra con explicaciones doctrinales pues  de  ello tristemente ya se ha encargado la institución eclesial, sino que por consistir el Evangelio en anuncio, anuncio del Reino  nos deja abiertos, encarados, proyectados  hacia Él, hacia  su plena realización. Y es por esto que sin perder su esencia es posible otro cristianismo.

    • Mª Pilar

      ¡Gracias Mª Luisa!

      Un abrazo entrañable.
      mª Pilar

    • Santiago

      El anuncio es el kerygma primitivo, el mensaje fundamental que es La vida, la Muerte y la Resurrección de Jesús..El anuncia encierra conocimiento y práctica..Pues no solo es decir “Señor, Señor” sino “hacer la Voluntad” del Padre.

      El anuncio encierra primero la identidad de Cristo, Hijo del Padre, “primogénito de toda criatura”, por y en El todas las cosas fueron creadas y El cual “es Amor” en Si mismo.

      Por eso dice S Juan “Amémonos los unos a los otros, pues el amor proviene de Dios. Y el que ama, guarda Sus mandamientos. Esa es la señal, si creemos en el anuncio y seguimos el mensaje.
      Será otro cristianismo cuando sigamos a “otro Jesús” con otro mensaje diferente,pues entonces habrá desaparecido el fundamento.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

      • M.Luisa

        No, Santiago, la proclamación como kerygma es posterior al anuncio de la Buena Noticia de Jesús y por tanto es lo que le confiere su razón de ser. Reparar en esto es importante. La proclamación consiste en ser como una segunda ex – presión de lo ya expresado impulsado hacia delante. Lo que ocurre es que el carácter de oratoria que adoptó la proclamación sofocó lo notificante de la Noticia.

        Ciertamente, que lo anunciado, como dices, “alberga” siempre conocimiento, conocimiento del contenido que en este caso tomó la forma de anunciación que es un “modo” de conocimiento. De la tradición, por eso, nos ha venido como preponderante de él el modo visual (la clásica idea de lo que se tiene delante) dejando por desarrollar otros modos de presentársenos la realidad a los sentidos.

        Por ejemplo en el oído, el sonido está inmediatamente aprehendido como pueda estarlo el color a la vista, pero en el sonido la cosa sonora no está incluida en la audición sino que es el sonido el que nos “remite” a ella. No confundir remisión con redención! Ayer cuando leí la respuesta de Alberto que se refería al sentido del oído me contuve en responder porque pensé que quizá me alargase demasiado, pero ahora viendo tu confusión dejo ese planteamiento sobre la mesa.

        Si ayer hablé de “expresión” y me pareció que se me entendía, hoy entra en escena la im – presión porque no hay aquella sin ésta. ¿Impresión de qué? Esta impresión para el animal humano es de realidad , porque si no fuera así lo sentido en impresión afectaría sólo al puro sentir, sin intelección alguna, por lo que en él se cerraría todo el proceso sentiente (fluyente) humano y consecuentemente no podría haber ni tan siquiera expresión de nada. En esta remisión radica la trascendencia!

      • Santiago

        La proclamación del kerygma como segunda expresión de “lo ya expresado” en el anuncio NO fue sofocado por el “carácter de oratoria” que adoptó la proclamación, como algunos proponen para restarle fuerza a la predicación Apostólica.

        La Vida, Muerte y Resurrección de Cristo fueron hechos básicos de la Iglesia primitiva y no una serie de hipótesis sucesivas e inventadas, sino que se predicó lo que los innumerables testigos oyeron, vieron y creyeron. No es posible desmontar esa FE ni aún ahora tratando de re-interpretarla de nuevo en el siglo XXI.

        Por eso el kerygma se basó en hechos consumados que estaban vigentes y constituían la dinámica de aquel incipiente Pueblo De Dios que es la Iglesia primitiva. Su proclamación fue la base de la vida sacramental activa de Ella y de la praxis de las primeras comunidades cristianas.

        No existía solamente la predicación oral y escrita basada en el kerygma sino que la FE era vivida intensamente, llegando hasta el martirio por defenderla.

        La “expresión” e “impresión” de ese kerygma es de realidad puesto que se proclamaba en la unidad procesal de lo sentiente.

        Un saludo cordial

      • M.Luisa

        Pero, Santiago, no se trata de desmontar la fe, ¡por Dios! Ni tampoco de reinterpretarla, es justo lo contrario, se trata de dimensionarla en el tiempo para poder así vivirla!

        Dices que el Kerigma se basó en hechos consumados, bien pero no todo hecho en la historia tiene, en su duración, que “suceder” históricamente de la misma manera. Todo cuento desde el punto de vista se tiene como un hecho, desde el punto de vista de su proyección será el logro o el malogro de sus optativas posibilidades.

        Me gustaría darle también respuesta al último parágrafo de tu comentario porque lo considero fundamental para nuestro problema, pero como ya sabes los fines de semana se me adueñan del ordenador y esto hace no poder prestarle el tiempo suficiente.… tal vez lo haga más adelante.

        Recibe, un cordial saludo! .

      • M.Luisa

        ….espero que se haya entendido pero allí donde escribí “Todo cuento desde el punto de vista…” mo es correcto y debe escribirse ” todo CUANTO desde el punto de vista…”

      • M.Luisa

        Hola Santiago: el otro día me reservé opinar sobre la afirmación que dejabas al final de tu último comentario según la cual venías a decir que, con respecto al kerigma la idoneidad de la impresión y correlativamente la de la expresión de una realidad sentida como la que fue la del “anuncio evangélico” permanecía tal cual en su proclamación posterior. Esto es lo que me niego a aceptar y por lejano que ahora se nos presente este error considero que ahí se encuentra la raíz de todos los males que en la actualidad nos hacen decir “otro cristianismo es posible” y que llena tantos portales de cómo afrontar esta gran preocupación.

        Es un problema de filosofía, pero no seré yo quien lo aborde pues soy consciente del rechazo que esto puede tener al ser planteado como tal. Sólo diré cuatro cosas.

        La filosofía siempre se ha preguntado en qué consiste el orden fundamental de la realidad. A lo largo de su historia ha pensado que los objetos eran los constituyentes fundamentales de la realidad con su delimitación y autosuficiencia y ello con el supuesto de que las cosas reales son individuales, por lo que teorizó que lo son por ser ”en sí” y no por ordenarse “a lo otro”, es decir, a la alteridad de la que es portadora la realidad misma. Es lo que Zubiri llama en su filosofía la “entificación” de la realidad y pensando en ello, precisamente, es lo que me dio pie el otro día a decir que en la proclamación la realidad quedó sofocada prevaleciendo en ella la explicación del Ente.

        En el Kerigma la intención era, no que la realidad evangélica se sintiera intelectivamente, intrínsecamente en el corazón de cada cual como así la sintió su precursor en los albores, sino que en miras al carácter dominante de la autoridad se entendiera a modo de explicación. Por este motivo en mi comentario del 22 de Septiembre te decía aquello de que la inteligibilidad del Evangelio es anterior a la de cualquier abstracción conceptiva del mismo obtenida mediante explicación, de tal manera que en la proclamación la verdad real originaria pronto se convirtiera en mera verdad lógica.

        Comprenderlo así es lo que permite ahora, mientras no se resuelva por vía eclesial y desde la raíz misma del asunto tal como, desde mi punto de vista lo planteo, permita y sin pérdida de fe alguna contrariamente, aun así creciente, poder vivir en la diáspora sin habernos de someter a falsificaciones.

      • Santiago

        Agradezco tu último comentario y creo entenderte un poco más… .pues “en esta verdad lógica” estamos ahora sin querer nunca “someternos a falsificaciones”..es claro que esto puede ser aplicado fuera de la fe cristiana pero nos sirve a nosotros, receptores latos del kerygma primitivo, en en el asentimiento de lo que creemos..
        Lo que me es difícil de entender es el concepto de “entificación de la realidad” y como se relaciona con la prevalencia de la explicación del Ente.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

      • M.Luisa

        Hola Santiago! Me alegro que a costa de mantenernos críticos vayamos ganando cotas de comprensión. Como debes imaginarte, porque me consta que algo has leído de Zubiri, el concepto de “entificación de la realidad” está extraído de su filosofía. Interpretarlo de modo adecuado supone previamente contraponer dos teorías sobre la inteligencia, la cual cosa viene bien ahora sacarlas a colación, cuando incluso he leído en otro portal la conveniencia de aunar culturas filosóficas. Pues bien, de estas dos teorías digamos que una proviene de Occidente: “Inteligencia concipiente” y la otra de la obertura de ésta misma hacia Oriente: “Inteligencia sentiente” Ojo! No sensible porque conceptuarla así sería un disparate.

        Sentiente, que no sintiente, hace referencia no al órgano que siente sino a lo sentido, de tal manera que lo sentido queda como algo abierto por formalizar (tarea posterior, obra de la razón) por así decirlo.

        De ahí se comprende que la inteligencia sea nada más que el abstracto de “intelección” cuyo concepto incluye acto y facultad. Por qué? porque el objeto de la inteligencia es la realidad: la realidad sentida.

        La conceptuación por Zubiri de “inteligencia concipiente”, proviene de la filosofía clásica aquella según la cual el acto de la inteligencia, es decir, inteligir, sería “entender” y entender sería inteligir que algo “es”. Esta interpretación es la que ha aplanado sobre la cultura europea desde Parménidis. Pero lo que se nos dice aquí es que en el acto de inteligir hay un concebir y juzgar sobre lo previamente sentido, con lo cual ateniéndonos ahora a lo dicho anteriormente sobre la plenitud que alberga el concepto de intelección humana, aquel concebir y juzgar previo fue subsumiéndola progresivamente haciéndola derivar en ser declaración de lo que la cosa es, es decir, se fue identificando intelección con logos predicativo y con ello si el modo intelectivo de la intelección quedaba abierto a la realidad, el logos predicativo la cerró: es lo que llamó Zubiri, “logoficación de la inteligencia” que es el supuesto de haber “entificado la realidad” que en definitiva es el concepto que necesitaba, por lo que me decías, de explicación.

        Un cordial saludo

      • Santiago

        Gracias por tu lección magistral…he aprendido bastante con ella, sin embargo, me hace falta, no solo dominar el lenguaje sino el pensamiento filosófico para poder penetrar un poco más en esta manera de ver las cosas…y a esa profundidad…
        Es claro que se trata de explicar de la realidad…y que nuestra inteligencia es sentiente…Es la base de la intelección…El problema reside en como unificar todo esto para que resulte coherente y que se pueda aplicar a multiplicidad de ideologías, incluyendo al cristianismo…Creo que el logos nominal constructo, a la larga, no será difícil de aceptar y asimilar, aún en la crítica por su reducimiento a “lo físico” que también es característico de esta filosofía post-moderna.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

      • M.Luisa

        Nada de eso, Santiago, soy una humilde mujer que se lo ha tenido que currar mucho, muchísimo para salvar su circunstancia cuya inquietud aquí parece ser un sentimiento vehementemente compartido, por eso me atrevo, no sin algo de temor y prudencia, dejar de vez en cuando caer el resultado de algún que otro fruto obtenido.

        Alguien que ya ha fallecido y que ahora mismo no recuerdo su nombre ni me ha parecido que conste en la lista de autores, dijo ya hace mucho tiempo aquí que la filosofía es imprescindible para despojar de tanta hojarasca inútil con la que la teología se ha recreado en expandir durante siglos, ¡pues eso creo yo!

        De todas maneras déjame, Santiago, que me sume a las voces que aquí te han distinguido siempre como una persona amable, y buena que sabe dialogar y defender sus convicciones escuchando y respetando a l@s demás, espero pues tener más oportunidades… un placer!

        Saludos cordiales!

      • Santiago

        Muchas gracias y de la misma manera podemos todos decir de ti que has mantenido en alto siempre y con una escalada académica apropiada, la postura auténtica de tu pensamiento.

        El defender la filosofía hoy en día y ponerla en su lugar correspondiente como via accesible y ordinaria del conocimiento humano, es una labor muy difícil, pero importante ante un mundo que progresivamente ha querido renunciar a pensar, y por ende trata de colocar a la filosofía como algo anacrónico, desfasado e irrelevante ante los grandes retos del mundo actual.

        Y, por otro lado, es a través de un diálogo, que no necesariamente ha de ser uniforme, sino que muchas veces se torna discrepante, y hasta antágonico, como podemos comparar, volvernos más flexibles y madurar nuestras posturas y abrirnos más y más en la búsqueda perpetua y genuina de la verdad que es nuestra primera vocación como humanos.

        Un saludo cordial y especial

        Santiago Hernández

  • Santiago

    Por supuesto que la enseñanza de la Escritura tiene que ser expresada de manera que sea inteligible para cada época. Pero esto tiene que hacerse, como pasa en cada disciplina, sin que se pierda lo fundamental..En el caso de la medicina, ésta puede evolucionar pero no puede perder su esencia que es “aliviar el sufrimiento en la enfermedad” o el derecho, que es “el orden normativo de la conducta humana basados en la justicia”..Si se tergiversa la esencia de lo que es “aliviar el sufrimiento” o el concepto de justicia, entonces nos encontramos ante “otra medicina” y “otro derecho”…De la misma manera el cristianismo se basa específicamente en la FE de la Persona de Jesús de Nazaret…y consiste en el mensaje salvífico que nos dejó El a través de Su Iglesia…Si cambiamos la identidad de la Persona y por tanto el mensaje específico, estaremos ante “otro cristianismo”

    Y así como hay normas establecidas para reconocer la autenticidad de la ciencia médica o el derecho, así el cristianismo se reconoce por la adhesión a Jesús y Su mensaje específico en su realidad histórica fundamental…Esta FE, que implica una decisión por parte nuestra, tiene, pues, una razón histórica..Es esta razón “histórica” la que la sostiene, puesto que si la historia es falsa…nuestra fe es vana..

    Sin embargo, hay que considerar que hasta nosotros en el siglo XXI nos llega una fe antigua, no reducida al siglo XVIII, muy posterior ella, porque hablamos de una fe milenaria…Ni la medicina, ni el derecho, ni el cristianismo pueden prescindir de su esencia, que es la base de su existencia como conocimiento humano..Puede evolucionar…y crecer…sin que desaparezcan sus principios fundamentales..

    Por eso los Evangelios son los libros que ha pesar de todos los despiadados  ataques son los de mayor impresión mundial, los libros que están mas traducidos y que tienen mas ediciones …puesto que en ellos se dice la verdad de la fe cristiana…Solo la verdad puede perdurar tanto…solo la Palabra de Cristo es capaz por si misma de transformar los corazones…como cuando vivía en este mundo..

    Fue el mismo Pueblo de Dios, la Iglesia primitiva, con sus testigos vivientes del siglo I y II los que le dieron validez a Las Memorias de los Apóstoles como S. Justino mártir (100-165 A) escribe..Por eso los evangelistas recogen en 4 versiones la predicación “oral” en su “esencia”…por supuesto, cada versión basada en las “notas” de Mateo Apóstol…en lo que escribió Marcos discípulo directo de Pedro y Pablo hacia la década de los 40….de Lucas griego que investigó detalladamente las “hechos” para que la enseñanza a Teófilo no fuera falsa…y de Juan el Apóstol, o el Teólogo que creo la escuela cristiana  de Éfeso en Asia Menor y que completa a los Sinópticos…El hecho que sean versiones diferentes en la unidad de la FE en Cristo es una prueba de que están diciendo la verdad…

    Todo el siglo I es el siglo de los “testigos” muchos de los cuales vivieron y comieron y fueron curados por Cristo y no murieron hasta el siglo II…Es difícil crear un mito cuando viven tantos testigos…es difícil crear unas versiones de la vida de un Jesús que nada contra la corriente del “establishement” sanedrítico judío…Por eso, y por otras muchas razones los evangelios son los documentos que poseen mas valor histórico que ningún otro documento de la antigüedad y los superan con mucho…si aplicamos los mismos métodos histórico-críticos a todos los documentos antiguos por igual…

    La memoria era usada entonces por los discípulos del Maestro rabínico como fuente para predicar el kerygma de la Iglesia…como hoy en día todavía se usa para memorizar los textos en las escuelas rabínicas superortodoxas…Por eso no es extraño que el kerygma primitivo en versiones y en capítulos separados se haya puesto por escrito desde poco después de la muerte de Jesús cuando la catequesis oral empezaba a decaer un poco…La escritura de los Evangelios puso en síntesis la enseñanza cristiana de viva voz…Por eso, los Evangelios no son biografías ordenadas sino los aspectos fundamentales de la doctrina. Los Apóstoles vivieron momentos inolvidables con Jesús como curaciones espectaculares, y experiencias sobrenaturales que no eran posible olvidar y que llevaron a sus discípulos hasta el martirio…para no renegar de la FE que habían visto, presenciado y vivido…

    Cristo habla para todos los tiempos…cuando se refiere a los caminos del Señor para salvarnos…Avala totalmente la enseñanza de la Ley y los Profetas…y nos deja un mandamiento nuevo

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

    • Yo diría que no me ha contestado, pero a lo mejor es que no he entendido.
      Y efectivamente , sería otro cristianismo. Quizás mejor. O no. Vaya usted a saber.
      Un saludo cordial.

    • Román Díaz Ayala

      Entiendo perfectamente que veas y vivas tu fe como la iluminación de la verdad, y que ésta haya permanecido, no por trasmisión (que lo fuese sin duda) de forma testimonial, historicista, sino porque el acontecer de Dios en la historia, en Jesús se repite en cada persona, en tí, en mí, en nuestros amigos y amigas que comparten con nosotros tambien sus reflexiones atrieras. Que tu veas y expliques tu fe de manera tan intelectual, que no especulativa, es conforme a la Escrituras Dice el salmo 119, 105. “Tu palabra es antorcha para mis pasos, luz para mi sendero”. Y tambien en Salmo 18,29 : “Tú, Yahvé, eres mi lámpara, mi Dios que alumbra mis tinieblas”.
      Hoy en día (¡Cósas de estos tiempos!) tenemos que enfatizarnos en la praxis: “La bondad no existe fuera del amor”, en las obras de amor que gritan al mundo testimonialmente nuestro seguimiento de Jesús. El ven y verás de Jesús a Natanael.
      Nuestro discurso falla ( hablo como católico ) porque muchas veces no está acompañado de esa riqueza de vida moral que es esperable de quienes nos decimos seguidores del Maestro. Todo lo demás es ideología que revestimos con nuestras especulaciones filosóficas.

      • Santiago

        Román, creo que tienes razón en la importancia de la praxis…Santos de la talla del Cura de Ars y Teresa de Calcuta convirtieron mas almas con el ejemplo que por la predicación de La Palabra..Sin embargo, en los tiempos actuales tenemos que tener presente y hacer explícito el valor que tiene el origen y el depósito de nuestra fe católica, su riqueza y su profundidad,… y que sus fuentes, no se basan en “leyendas” montadas sobre “mitos antiguos e inexactos”, y movedizos..sino en el testimonio de la fe de los mártires y confesores que explicaron ellos muy bien ese “kerygma” fundamental primitivo, que lo pusieron por escrito, lo vivieron y lo sellaron con su sangre…refutando a los muchos autores contemporáneos empeñados en tergiversar el sentido real del Nuevo Testamento.

        Y para que con Francisco de Asís podamos pedir que “donde haya duda, yo ponga la fe”, es necesario muchas veces recordar el prólogo de Lucas dirigiéndose a Teófilo sobre las “cosas verificadas entre nosotros”:

        …”he resuelto yo también, después de haberlas investigado todas escrupulosamente desde su origen, escribírtelas por su orden, excelentísimo Teófilo, para que reconozcas la solidez de las enseñanzas que recibiste” (San Lucas, 1, 3-4)

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

  • Mª Pilar

    Tienes toda la razón Carmen.

    Y hay otra cuestión que dijiste en otro comentario, :

    “El Mensaje de Jesús (lo digo más o menos) está tan oculto…que nada tiene que ver con la esencia de lo que Él proclamó.

    Desde que entró Constantino en la historia de la iglesia… nada es lo que parece.

    Pero el valor de la semilla que Él sembró, es tan fuerte, que a pesar de tanto oro, lujo, dogmas, condenaciones, milagros… etc. etc.

    La Buena Noticia sigue naciendo en los lugares más increíbles; porque los Profetas de cada época, la siguen sembrando, para cuantas personas la quieran acoger.

    Aunque quieran hacernos callar… hasta las piedras cantarían la bella música de la Buena Noticia, que seguirá dando Vida, allá donde sea acogida.

    Un abracito.
    mª pilar

  • Santiago

    Carlos, la fuerza de la Palabra de Jesús impide que ese “barrido” que han intentado hacer del Cristo del Evangelio desde el siglo XVIII se consume. En realidad la exégesis moderna es para autores honestos y sin prejuicios, y amplía la vieja hermenéutica..Por eso cualquier reconstrucción sobre la biografía de Jesús ha fracasado puesto que se han basado en la lógica y los gustos personales..

    El contexto de la biografía de Jesús se encuentra en las versiones de los evangelios que son pruebas testificales…y es un contexto histórico inmerso en la cultura semítica de la época. Por eso pierde su sentido cuando lo desencajamos y lo dislocamos de su verdadero origen que solo se encuentra en el Nuevo Testamento. Ninguna reconstrucción moderna tiene la verdad intrínseca de los textos primitivos puesto que solo ellos reflejan la verdadera predicación apostólica sobre el Jesús real. Ninguna dibuja la compleja personalidad divino-humana de Jesús. Solo los testigos presenciales pudieron transmitirnos semejante sentido de la realidad del Redentor de la humanidad.

    Por eso S. Juan nos dice: “Lo que era desde el principio, lo que hemos visto y oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y nuestras manos tocaron acerca del Verbo de la vida..es lo que anunciamos también a vosotros” (1 Juan 1,1)

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Este comentario también encajaría en el ‘hilo’ de Salvador Santos.
      Ya sabe que no sé demasiado de estas cosas, pero algo si, poquito.
      Sé que los evangelios no están escritos por testigos presenciales, sino por personas o escuelas que recogieron testimonios. Y ya sabe usted lo que pasa, donde unos ven una cosa, otros ven otra y ninguno miente, bueno, a veces si, pero no lo vamos a considerar. Y no todos los evangelios están reconocidos canónicos. El por qué, es algo que me intriga.
      Y además, cuando hace tiempo que ha sucedido un hecho y lo relatas, usted sabe perfectamente que hay huecos que rellenamos con nuestra imaginación porque nuestra cabeza no resiste el vacío, al menos eso dicen los neurólogos y esa gente.
      También sabe que los tres sinópticos no coinciden en determinados hechos.
      Parece ser que Juan escribió para un tipo de persona distinta, más culta, y parece ser que tiraba mucho de alegorías. No sé, no creo que haya que entenderlo al pie de la letra. Desde luego yo no lo entiendo
      Es que no sé qué está diciendo.
      Creo haber leído que por aquel entonces, el tipo de escritura del pueblo judío era bastante simbólica, quizás por eso Jesús hablaba en parábolas, que por cierto, muchas veces tenía él mismo que aclarar su significado. No me estoy refiriendo a historiadores, ellos no querían simbolismos,querían relatar la realidad, pero claro, según ellos la veían
      He leído unos cuantos libros sobre la guerra civil es en España y a veces parece que hablan de guerras diferentes. Mienten? Pues algunos supongo que sí, descaradamente tergiversan e inventan pero otros habrá que sean muy honestos y pese a eso, su mente rellena huecos. Según el que lo lee, se quedará con. una u otra versión.
      También sabe que los evangelios en ningûn momento tratan de ser históricos. No se pueden entender al pie de la letra.

      Si estas cosas se tienen en cuenta, quizás lo que los evangelios están pidiendo a gritos es que se les reinterprete,
      porque el mensaje que quieren trasmitir, a mí juicio, es válido para todos los siempres, pero hay que adaptarlo a cada época. Y en esta época hay muchos descubrimientos arqueológicos, acceso a textos, conocimiento de la historia y costumbres judías… en fin, factores que permiten hacer otra interpretación.
      No lo vea como una traición o como una amenaza. Piense que es justamente lo contrario. Hacerlo entender a las generaciones actuales. Pero el mensaje se mantiene.

      Es mi opinión.
      Y si quiere otra , de esas que lindan con la osadía: avance , salga del siglo XVIII.
      Usted puede hacerlo. Tiene buena cabeza.
      Un cariñoso saludo.

      • Hola, llego atrasado pero me permito darle dos ejemplos de intervención de Jesus que no usan el símbolo: su discurso contra los sacerdotes y doctores de la ley (Mt 23), su discurso sobre el juicio final (Mt 25). Pienso que en estos dos intervenciones nos da la clave para encaminarnos de manera practica en el mundo de hoy. No habla de doctrina sino de obras que abren las puertas de la vida y de la felicidad.

        Que tenga un lindo dia

      • Pues eso pienso. En cuanto a la ley lo tengo claro.
        Y me gusta lo que le ha dicho a maria Luisa sobre lo del juicio final. Siempre me quedo en lo de : id, malditos de mi padre, algo infierno. Uf. No reconozco a mi Jesús en esas palabras, me da miedo. Porque es que me voy de cabeza . No hago todo lo que podría hacer y no resisto ese juicio, fijo.
        Pero me ha hecho verlo desde otro punto de vista: lo que hiciste con ellos, conmigo lo hiciste.
        Ahí sí lo reconozco
        Tengo mucho que aprender todavía.
        Gracias.

      • No es algo
        Es; al infierno de cabeza o algo así
        Sorry. Este corrector acabará conmigo.

  • Es que, claro, soy española y quizás, no sé. Quizás pongo en cuarentena muchas cosas. Quizás es que aún no se han cerrado todas las heridas de nuestra historia del siglo pasado. Ahora tenemos esa ley de memoria histórica que te hace pensar.

    Y no sé yo si soy la única persona hispanohablante que piensa que cuando te sientes seguro , pues hablas   y actúas con mucha más libertad. Los seres humanos somos como somos y…

    Pero me parece genial que este Papa hablé en estos términos. Otros no han hecho ni eso.

    Un saludo cordial

     

  • ELOY

    Dudo de el lugar en donde podría encajar mi comentario de hoy. Finalmente me he decidido, presumiendo la amabilidad de Carlos y de los lectores y comentaristas, por hacerlo en este post .  He aquí mi comentario y enlace que adjunto:

     

    No pocas persona, bien por la presión política, social o incluso familiar   tienen que vivir sus creencias (cualesquiera que sean) en la clandestinidad, en el silencio y en el disimulo.

    A veces los que pueden expresarse con relativa libertad, lo olvidan y pueden establecer criterios “teóricos” de un “deber ser” que no considera muchos factores fácticos normalmente insuperables.
     
    A este respecto me parece significativa la información que facilita “EL PAÍS de ayer día 24 de septiembre sobre el actual viaje del Papa Francisco a los países bálticos y la situación de clandestinidad que allí han tenido que vivir muchos católicos.  En uno de sus párrafos dice:
     
    <<  (…) // La segunda jornada del viaje de Francisco a los países bálticos atravesó de lleno la áspera memoria de las minorías aplastadas en Lituania. Un episodio menos iluminado por los focos de la historia que el resto de atrocidades de aquel periodo y al que el Papa se refirió durante toda la jornada, empezando por la mañana en una misa al aire libre en la ciudad de Kaunas. “Las generaciones pasadas habrán dejado grabado a fuego el tiempo de la ocupación, la angustia de los que eran llevados, la incertidumbre de los que no volvían, la vergüenza de la delación, de la traición. ¿Cuántos habéis visto tambalear vuestra fe porque no apareció Dios para defenderos? O porque el hecho de permanecer fieles no bastó para que él interviniera en vuestra historia”.
     
    Fueron miles de católicos. Y también sus representantes. El 20% de los sacerdotes fue arrestado o asesinado. El 30%, puesto bajo vigilancia. El arzobispo de Kaunas, Mons. Sigitas Tamkevicius, fue detenido en 1983, torturado en el centro de detención y deportado a Siberia hasta 1989. Este domingo volvió a aquel siniestro escenario cuyos pasillos todavía huelen a muerte y sangre para mostrárselo al Papa, que paseó por las salas subterráneas en silencio y con enorme dramatismo. Estancias de tortura con paredes acolchadas, pasillos lúgubres que conducían a un lugar donde morían de un tiro en el cráneo o de brutales hachazos. Hasta 45 ejecuciones en una noche. Luego, sacaban los cadáveres por la ventana y los enterraban en una gran fosa común. (…) >>
     
     ENLACE:
     
    https://elpais.com/internacional/2018/09/23/actualidad/1537722727_030587.html
     

    • ELOY

      En el texto cuyo enlace he adjuntado anteriormente Francisco se hace eco de la angustia existencial o de creencia que puede atormentar a los perseguidos:

      <>

      Y también puso de relieve los riesgos del “supremacismo” y la persecución de las minorías.

      • Asun Poudereux

        Gracias, Eloy, por esta aportación y doloroso recuerdo en la historia.

        No dejo de darme cuenta del por qué del retraso a reaccionar ante los crímenes y maldades de la intolerancia compulsiva y qué intereses favorecen el consentimiento y la complicidad.

        Y entretanto los hechos siguen hablando de cobardía.

    • oscar varela

      Gracias ELOY!
      Últimamente hube de aprender -por quien entiende de Historia-
      que el Gen de Europa es bélico-sanguinario.
      Felicito a la España que se esfuerza por dominar ese elan vital embestidor cornúpeta-taurino, ejerciendo imperialmente el PODER-MANDO.
      Otra deriva tomó ese elam en el Sajón.
      El Imperio del PODER-FUERZA avanza avasallando todo lo que le moleste, e.d., a lo otro hay que aplastarlo. Léase Violencia.
      Newton solo es concebible en ese contexto.
      Y varios etcéteras que vos conocerás mejor que yo.
      Gracias!

      • ELOY

        Gracias muy especiales a ti que mantienes la fuerza de expresarte cada día desde la experiencia y sabiduría de tu trayectoria vital.

        Por otra parte dudo que haya rincón alguno del saber que yo pueda conocer mejor que tú.

      • Román Díaz Ayala

        Hola, Oscar.
        Albergo serias dudas sobre esa afirmación del específico gen europeo de la violencia, porque no veo que se corresponda con los datos de la historiografía. Sí que la historia Europea del siglo XX la convirtió en un escenario de violencias extremas, si entendemos por Europa la civilización actual de los dos lados del Atlántico y la otras Europas (oriental) que llega al Pacífico después de los Urales Imperio Ruso, URSS y su desmembración)

        Ningún imperio se levantó exento de violencias y su exaltación, ni en el continente americano, ni los grandes imperios euroasiáticos. El Imperio Turco inauguró el siglo XX, con los primeros genocidios.
        China y su arqueología miran con esmero sus orígenes civilizatorios, y no tanto, por ahora, su largo período de feudalismo, que igual que el japonés, en nada tienen que envidiar al europeo (occidental y oriental)a pesar de lo refinado de sus culturas.

        Japón hizo en el Pacífico, lo mismo que Alemania en Europa. ¿Hablamos de Pol Pot, Laos y Cambodia? ¿Mencionamos Indonesia?¿Nos olvidamos de la Guerra Fría en África y el Sudeste asiático, de la Revolución Cultural china, de las dictaduras latinoamericanas?
        El supuesto gen europeo es tan generalizado que debíamos empezar a hablar de la condición humana, donde no caben contagios civilizatorios, sino ocasiones aprovechadas

      • oscar varela

        Román, a mi me enseñaron la Historia unos cuantos mileños anteriores a los tú aludes.
        No dices nada de los Vikingos.
        Creo entender que se trata de una Cultura en torno al Mar Muerto.
        Si Olguita está leyendo esto te podrá informar mejor.
        Yo, en este asunto, solo diletanteo fotocopiando.
        Abrazo!

    • Eloy, lo del Pais pone de relieve el carácter politico que representa el papa en sus distintos viajes para los que quieren poner de relieve sus ideologías políticas. Lo que dice el papa para esos países podría decirlo para varios países de America latina que sufrieron y siguen sufriendo para conquistar sus independencia y su libertad en la gestion de sus estados. Las persecuciones no hacen falta: los golpes de estados en en Brasil, en Chile, en Argentina, en Republic Dominicana, el plan Condor que hicieron centenares de miles de muertos, de heridos, de torturados, de presos etc… Una historia para recordar las atrocidades que políticos y militares de cualquier parte del mundo son capaces de cometer. El teatro de los episcopados en Venezuela y en Nicaragua pueden dar a pensar que la Iglesia católica esta perseguida y amenazada por gobiernos sin consciencia. Para los que quieren ver, no es el caso, todo lo contrario, son pueblos cristianos que pueden practicar su religiones toda tranquilidad con tal que respete las constituciones que los pueblos se dieron.
      Hay que cuidar los medios de comunicacion y ver quienes les financian.

  • M.Luisa

    Creo que nos equivocamos al pensar que por la desmitificación convertimos en irrelevante la figura y la vida de Jesús. A mi modo de ver creo  que se trata de todo lo contrario, pues sin ella, sin esta desmitificación,  no habría posibilidad alguna de que su  persona   se nos hiciera,  en la actualidad, presente.

    Si ahora se habla tanto de desmitificación es para liberarla de los falsos atributos con los que la historia del cristianismo la orló obstruyéndola y  reduciendo así la vida de Jesús   a ser mera  reactivadora de emociones. ¡Qué poco hemos avanzado!!

    • Estoy enteramente de acuerdo con usted. A menudo la mistificación nos tapa la realidad sencilla que habla por si misma. Jesus, unas semanas antes que lo crucificaron, tuvo, entre otras, dos intervenciones que yo considero como fundamentales para mejor entender el verdadero sentido de su enseñanza y de su misión. Cuando uno llega a sus últimos momentos, las palabras que dice son de las mas importantes.Se trata de su intervención ante los grandes sacerdotes y doctores de la ley (Mt.23) que dice en forma directa el tipo de sacerdotes y doctores de la Ley que no puede ver. Si la Iglesia de hoy no lo entiende es que se escapo el Espiritu santo y que no sirve mas. La secunda intervención es la del Juicio final. En ella, no se pierde en doctrina, tampoco en creencias. Va directamente a lo esencial: tenia sed y le dieron a beber etc (Mt.25) Cada vez que lo hicieron yo estaba esas personas. Muchas de ellas ni siquiera sabían de eso pero lo hicieron igual. Ese juicio nos confirma que las obras sin la fie dan frutos, mientras que la fe sin la obras es vana.

  • oscar varela

    Hola, leo con atención:

    1- m. pilar
    24 septiembre 2018, 1:37 am
    Este art. ¡¡¡No tiene ningún sentido!!! 

    2- Carmen
    24 septiembre 2018, 8:52 am
    algo querrá decir que ni tú ni yo entendemos.
    ………………….

    Veo que en 20 hs. el SINSENTIDO produce 17 Comentarios más.

    Todo un ÉXITO!

    Felicitaciones al Cumpa Carlos!

    Me surge la duda de ¿dónde estoy parado?

  •   Algo parecido podría decirse de Buda. Los distintos textos del budismo, redactados en diversos siglos, sostienen una espiritualidad que puede prescindir no de la figura de Sidharta pero sí de su biografía.”

    La biografía de estos avatares, imagen de Dios, es prescindible. La cuestión es si lo que enseñan los textos budistas corresponden con los resultados una vez llevados estos a la practica. Y lo fundamental del budismo, la meditación silente en la postura del loto, vale hoy como valía hace milenios.

    Luego en el budismo se corresponde la teoría con la practica. El budismo es científico. tiene una prescripción, un experimento y una falsación o comprobación. Y esto si se repite cuantas veces se desee, arroja el mismo resultado. El método científico Srs.

    Lo que leemos, todo todo. Sea presumiblemente dicho por el Buda, o por quien sea. Ha de pasar por el filtro de nuestro sagrado propio criterio, para hacerlo nuestro o no.
    Así por ejemplo Jesús cada cual lo ve de un modo, y todos son validos. No hay un solo modo de interpretar a Jesús en nuestros tiempos. Va desde considerarlo un mito arquetipico prototipo de lo deseable para muchos. A considerarle como “el único hijo de Dios” que se inmoló para salvarnos, y lindezas de estas.

    Pero es que si prescindimos del Jesús hombre y nos centramos en el Cristo de la religión. Tenemos que lo atribuido a este Cristo literario, es un refrito de otras religiones principalmente de la egipcia. O sea de Jesús, ni el mito nos vale.

    O si nos vale. Si matizamos y nos quedamos con unas cosas de los evangelios y con otras no. Mandamos en nosotros, nosotros, y nadie mas…

    Si nos resuena lo que diga algún pasaje de los evangelios lo hacemos nuestro. Venga de donde venga, que eso no importa.

    Antes de Jesúcristo, ya había una espiritualidad exquisita en el planeta. El cristianismo no descubrió nada. No obstante. quien descubra la vía del amor, gracias a los evangelios y nada mas que los evangelios, perfecto. Pero sin esa “teologia jesuanica” que esta sobre todo a día de hoy, para lanzar a la chatarra.

  • Es inútil.

    Entretenido, pero inutii.

    Cada cual seguirá pensando como piensa  .  Y ya está.

    Dicho esto, para mí corta preparación acerca de mi religión, Jesús se enfrentó al poder religioso. La religión estaba basada en cumplimiento de una serie de normas, las cuales no seguía, por lo menos la del sábado, que creo que no era de las menores.

    Me enseñaron en el colegio de monjas católicas y de corte jesuítico, que los judíos fueron los responsables de la muerte de Jesús. Me enseñaron hasta la saciedad que el mandamás romano Poncio Pilatos se lavó las manos porque no quería entrar en eso.

    Si no era cierto, las quejas a mis profesores. Y a los curas de las parroquias.

    Si no tenemos cultura bíblica, búsquese a los responsables , porque hasta los dieciocho años que salí del colegio en junio, cumplidos en abril, he tenido clases de religión.

    A los diecinueve años, en Granada, hice un curso sobre el antiguo testamento en el colegio mayor de mis monjas. Y ahí como había cosas que no me encajaban desde nunca, empecé a pensar.

    He buscado durante toda mi vida respuestas contra viento y marea. Nadie, nadie me ha ayudado porque ese mundo que se conoce en las universidades de teología, no nos llega a las ovejas ni para una apuesta.

    He tenido problemas en todos los cursos esos de teología que hacíamos voluntariamente a la fuerza durante los cuarenta años que he seguido trabajando con mis monjas. Siempre problemas, siempre. Eran muy guay todos los profesores y profesoras, muy guay, pero te decían, te imponían hasta dónde puedes hacerte preguntas. No te pases

    Hay quien me ha dejado sola en el peor momento de mi vida, por atreverme a pensar en cosas del evangelio. Porque es un ataque a la iglesia.

    Le he escrito correos demoledores a la jefa de Madrid de pastoral . Le he escrito al general de los jesuitas. He hecho todo lo que he sabido.

    Me la he jugado a tope con los críos: si dices que te he dicho esto, lo negaré y será tu palabra contra la mia, les decía. Nunca confundas a dios con Jesús, ni a Jesús con la iglesia. Ni vas a entender a dios y olvídate de entender lo que dicen a veces las personas esas de iglesia profunda, sean curas o monjas. Fíjate en la idea de la vida que tiene Jesús de Nazaret.

    No. No tenemos estudios ni formación suficiente, es cierto, pero los responsables de que no la tengamos no somos nosotros. En absoluto.

    Y, sobre mi persona, la mía, ya no tienen autoridad ninguna los grandes, medianos o pequeños teólogos. Ha pasado su momento. Solamente creo lo que me convence. He dejado de ser oveja. Se siente.

    Y en vez de culpar al mundo mundial del desastre de la iglesia actual, los dirigentes de la iglesia deberían de hacer autocrítica. Porque no sé quién o quiénes son o han podido ser los responsables de esto. Pero sí se los que no somos.

    Un abrazo a todos. Piensen que  Jesús sea laico o sacerdote, que hizo milagros o no los hizo. Crean que resucitó biológicamente o no, a los que crean que su madre era virgen  o no lo era. A los que creen que es hijo del mismo dios y de su misma naturaleza o a los que creen que es hijo de Dios en el sentido que decían los judíos. A todos, un fuerte abrazo.

     

     

     

    • Román Díaz Ayala

      No, Carmen, no es inútil en absoluto
      Porque no se trata de convencer a nadie, ni pedir que se cambie de opinión, sino de que cada cual abundando en su propia opinión (doxa) haga explícita manifestación de aquello en lo que cree. No estamos en un recinto de Iglesia, sino en el Atrio de los Gentiles. Por ejemplo, Asun, en su calidad de laica con respecto a la Iglesia, y por lo tanto haciendo manifestación de su condición de miembro creyente exige muy respetuosamente que las personas revestidas de autoridad dentro de esta misma Iglesia se pongan las pilas. Tal cosa no la impide hacer manifestación de unas creencias dificilmente conciliables con el Cristianismo que hemos recibido por herencia, entendiendo ella que formamos en conjunto un TODo divino y tal es su filosofía de vida. Podemos pensar que está equivocada, pero lo que no podemos aseverar es que esté engañando a nadie, ni mucho menos alimentar sentimientos de rechazo.
      Purificar la fe consiste en ponerla prueba para llegar a distiguir aquello que hemos recibido y lo que hemos construido a través de la cultura ( el cristianismo como valor cultural) de lo que es la esencia de la fe, que es una relación tras la apertura del corazón hacia el Jesús que se nos anuncia, en una relación, repito, que es íntima y personal, un acontecimiento, que prevalece sobre las creencias, filosofías de vida, de nuestras culturas. Son nuestros momentos de fe.

      • No digo que sea inútil a nivel personal.
        He dicho mil veces lo que estoy aprendiendo en Atrio
        Pero fíjese lo que dice: estamos en el atrio de los gentiles. Podemos hablar.

        Creo que se lo debemos a Antonio Duato.

        Pero sabe qué pasa? Que no estoy en el atrio de los gentiles. No quiero que me dejen entrar en ningûn sitio. No me considero que esté en un proceso de preevangelización. Estoy en una fase de postevangelización. No vea la de jaleos que me ha traído esa afirmación.

        Y sabe por qué digo que es inútil? Pues porque la iglesia sigue queriendo evangelizar. Que si África, que si china, que si atrio de los gentiles…

        Es inútil. Seguirá ganando la teología de Santiago, nuestro compañero y al que respeto un montonazo . Es una persona con la que se puede hablar , aunque estemos en posiciones diametralmente opuestas.

        Porque esa es la teología oficial. Lo que hacemos aquí, es hablar por hablar. Cada uno habla como puede y sabe. Y cada uno de nosotros tenemos una manera de ser que reflejamos en nuestra forma de hablar Porque, gracias a dios, somos todos distintos.

        Y gracias a Antonio, podemos hablar personas tan dispares.
        Un abrazo.

    • Román Díaz Ayala

      Donde estas viendo una clara muestra diferencial (“posiciones diametralmente opuestas”) yo no veo más que una diferencia de criterios, o sea, cultural. Santiago cultiva una determinada teología (o, mejor dicho, usa un determinado léxico) pero no es toda la teología ( la doctrina si lo prefieres), de la Iglesia, ni sólo la teología-doctrina de la Iglesia. Ya sé que estos años de restauración nos induce al error de apreciación. El lenguaje no determina la ortodoxia, sino que es uno de sus cauces. Lo que me une de manera muy especial con Santiago, Con Alberto Revuelta, con Carlos Barberá, con Jorge…no son sus lenguajes, ni la coincidencia de criterios, sino la manifestación de su fe, algo que sé distinguir y apreciar, es una comunión, y que no debo identificar como mero sentimiento de amistad, porque entonces estaría haciendo unas distinciones de personas que no corresponden a la verdad de los hechos. La fe ni siquiera es un plus para el trato.

      • No le he entendido. Estaré cansada.
        Les aprecio a todos un montón. Cada uno piensa como puede. Lo importante , al menos para mí, es ser honesto y decir lo que realmente piensas.
        Aunque hay quien dice que la sinceridad está sobrevalorada, pues bueno. Para mí es definitiva. Aunque traiga problemas.

        Hasta el próximo enganche, que conociéndome, no creo que tarde mucho

  • Román Díaz Ayala

    Después de varios días de ausencia vuelvo a mi cita con ATRIO y lo encuentro con las aguas fluyendo en torrente como los ríos jóvenes de montaña que buscan el valle.  Es  lo propio, pero esta vez Asun nos ha hecho un regalo y Eloy ha vuelto con uno de sus regalos que nos iluminan en presente con el sigo XIX.

    Es muy  difícil no entender a Carlos, salvo que de tanto dar la vuelta  atados a una noria nos hayamos vuelto de piñón fijo.( y no es cosa de la edad, os lo aseguro, sino de los tiempos que corren, y entre el personal comentarista somos mayoría del laicado que no del clero)

    Hemos ideologizado a Jesús lo mismo que la Teología Católica, la Escolástica, ideologizó la Redención. Y por eso Carlos nos da un toque de atención.

    Así, por ejemplo, ahora se construye el pensamiento obre la premisa de que Jesús era laico, del pueblo, en oposición a la Jerarquía dominante en torno al sacerdocio del Templo. Y se vende como una novedad, una demostración de que debemos “reconstruir” un cristianismo laico, en oposición al cristianismo histórico para que haciendo una catarsis del mensaje de Jesús eliminemos tamaña impostura histórica ( algunos se atreven a que fue una impostura de etiqueta paulina – por el apóstol)

    Pero mira por dónde fue el autor a la Epístola a los Hebreos, quien desde el Nuevo Testamento nos había puesto en la verdadera pista:

    “Porque mudado el sacerdocio por necesidad sucede también un cambio de ley. Aquel, en efecto, de quien se dicen estas cosas, pertenece a otra tribu, de la cual nadie ha sido dedicado al altar. Pues es notorio que Nuestro Señor ha salido de Judá, a la cual (tribu) ninguna referencia hizo Moisés a propósito de los sacerdotes (Hebreos 7)”

    No puedo dedicarme ahora a comentar Hebreos, necesitaría un trabajo que no cabe en un comentario.

    Insisto,

    todo esto ocurre, porque tenemos muy escasa cultura bíblica, incluida la de los Evangelios.

  • Mª Pilar

    Copio del autor del art.:

    Yo añadiría que es el único pueblo que fue haciendo una lectura creyente de su historia y de sus acontecimientos.

    Se refiere al pueblo judío; Abrahán fue quien sintió esa Presencia del Misterio… luego sus gobernantes hicieron lo que leemos en los textos;  y que casualidad, Jesús no solo no acepto lo que ellos creían como un hacer de Dios, sino que lo corrigió.

    Vamos, que las historias se repiten… y parece al pasar de los siglos… que no aprendemos de ella. Una y otra vez, repetimos las mismas manipulaciones, los mismos errores, la misma incapacidad para:

    ¡¡¡Salir a fuera-echar a los demonios personales!!!

    ¿Por qué a la Escritura le llamamos… laman… “libros santos”?

    Solo los Profetas criticaban constantemente el trato de los escribas y fariseos, al templo y cuanto  sus sacerdotes hacían.

    ¿Qué hacían con el pueblo sencillo?

    Lo anulaban, lo esclavizaban… mientras ellos vivían a cuerpo de rey… de este mundo.

    Cuando leemos su historia, nos topamos con un “dios” que va aniquilando pueblos por donde pasa, para darles una tierra prometida…

    Hasta hoy… que sigue masacrando a…

    ¿Donde encontramos al Abba de Jesús en la Escritura?

    Solo en las palabras del Galileo, y en los Profetas, que pagaron como Él con su vida; y esa fue precisamente la causa de su muerte criminal, sin falta alguna que pudieran tener contra Él.

    Toda persona, que opte por hacer Vida, el Proyecto de Jesús…

    Al menos en mi caso y a estas alturas… no siento la necesidad de que sea Dios, y sobre todas las cosas; de ninguna manera creo que Dios manipule nuestra vidas, porque así se lo pedimos pesadamente a cada instante.

    Ya llevamos en el alma o en la entraña… Su Fuerza grabada a fuego… solo hay que optar, por hacerla..:

    ¡Vida en nuestra vida!

    Sé, que soy una calamidad, pero no me siento…“pecadora empedernida”.

    También sé, que hay muchos momentos de mi vida, que no he correspondido a tanto bien recibido, y por ello pido perdón; pero no me machaco con esa triste postura de penitente irredento, por más gracias que hayan recibido.

    Siento mis debilidades, me esmero cuando soy consciente de ello, y por encima de todas las cosas:

    ¡¡¡Agradezco tanto bueno recibido!!!

    A lo largo de toda mi sencilla e intensamente vivida, vida.

    mª pilar

     

     

  • Alberto Revuelta

    A propósito del vértigo a que se refiere Antonio sería bueno, creo, leer el discurso del Papa al clero de Kaunas y su referencia al arzobispo emeritoSigitas Tamkevicius y el artículo de Tornielli en Vatican Insider. Pese a mi caminar, sintonizo con Carlos en su recelo a que se oculten los hechos, los pasos y el sígueme al Señor.

    • Qué es el sígueme al señor?

      • Alberto Revuelta

        Depende de quien sea el Señor de cada uno. Me enseñó mi madre que estamos en este mundo para servir al Señor y gozarle. A mi me ha servido para no tener señores en este mundo. Y para gozar de este mundo. Eso es lo que entiendo por seguir al Señor tratando de ir lo más pegado a lo que hacía, o sabemos que hacia, o creemos que hacia, o queremos que hiciera, Jesús de Nazaret. El Galilelo versión griega de don Salvador Santos Pacheco. Para los amigos (muchos) y los enemigos (algún desgraciaico mala follá que siempre hay), Salvador.

      • Me da risa. He dicho varias veces que mi madre murió siendo yo muy joven. Eso es el precio de ser la última de la familia. También tiene sus ventajas.Mis hermanos me mimaron un montonazo
        De los últimos, quizá el último recuerdo que tengo de ella, de mis conversaciones con ella, que eran superdivertidas porque nos llevábamos cuarenta y siete años , fue la frase: bueno, si todo lo que dicen los curas es cierto…
        Así que usted y yo no podremos pensar nunca igual.
        Me gusta mucho el personaje de Jesús de Nazaret. Me encanta. Por eso me da tanta rabia que se hayan hecho el montonazo de cosas horribles que se han hecho en su nombre.
        Pero mucho me temo que no tengo Señor.
        Buenas noches.

  • Antonio Duato

    Ya está completada la nueva entrada.

    Cuando las programas por la noche para el día siguiente, a veces, estoy ya medio dormido y no puedo ver el resultado final. De ahí esa omisión de título y autor para esta entrada. (La autoría de “Equipo Atrio” entra como omisión).

    Respecto del fondo del artículo. No estoy de acuerdo con el diagnóstico de Carlos, pero entra, en fondo y forma, con las pautas de Atrio.

    Hoy nadie entre los cristianos “progresistas” (por designarnos de alguna manera) pretende hacer “un barrido de la vida de Jesús”. Todo lo contrario. La tendencia es una lectura más profunda del texto de los evangelios. Mira los trabajos de Salvador Santos. Mira el “lo que trato de vivir y me va muy bien” de Alberto Revuelta. Lo que pasa es que en esa lectura de los evangelios y de lo que podemos saber de Dios (y los nuevos paradigmas nos obligarán a ir más a fondo), quienes fuimos educados en otra lectura, a veces sentimos vértigo, creemos que se tira al niño con el agua. Y podemos caer en el error de los escribas y fariseos de no descubrir la correcta interpretación de lo que hemos heredado y fijado.

    Yo procuro ir siempre más adelante con fe hacia una nueva comprensión del Reino, Carlos, que está en sus albores.

    • Si, si, sí.
      También creo que esto está empezando ahora.
      Porque es que el evangelio, creo, me parece, que está escrito para personas sencillas, como la mayoría somos. Pero las personas que creen saber de estas cosas, lo han complicado hasta el infinito y más allá.
      En realidad, el pueblo hemos aprendido a leer y escribir hace poquito. Y a pensar hace poquísimo y a atrevernos a hablar de estas cosas, hace prácticamente nada.
      Quizás nos aclaremos mejor entre nosotros, La teología está muy bien para las universidades y sitios donde se rinde tributo al pensamiento elaborado.
      Pero para vivir el día a día, las personas normales necesitamos, a día de hoy, saber por dónde vamos y por qué vamos por donde vamos.
      También creo que esto está empezando ahora.

      • oscar varela

        Hola!
        Si fuiste-sos “pedagoga”,
        convendría que pensaras un poco
        (para luego ir a la playa)
        en torno a la Misión de la Universidad.
        Que sean una isla en la Sociedad
        es algo muy grave para esa Sociedad.
        Se ha de diferenciar 2 roles:
        1) Profesional (Servicio a la Gente
        2) Investigación (Servicio al Pensamiento).

    • oscar varela

      Antonio!
      Te leo:
      -“estoy ya medio dormido”-
      No es para menos,
      y aumento nuestro aprecio a vos!
      ¡Gracias! y
      ¡Vamos todavía!

    • Mª Pilar

      Muy querido Antonio:
      No sientas vértigo, solo hay que escuchar profundamente lo que Jesús proclamó, vivió y por lo cual… fue asesinado o crucificado si gusta más al personal.

      No hay en ello ninguna “voluntad de “dios” ni salvación ninguna.

      El futuro pos-morten… nadie lo sabe, hay que vivir el aquí y el ahora, y como nos explica Salvador Santos:

      ¡¡¡Salir afuera=expulsar los demonios que nosotros mismos nos creamos!!!

      El Gran Misterio está en todo cuanto nos rodea, y lo más importante, cada persona lo tiene grabado a fuego en su misma entraña.

      ¡Que haga con Él en su vivir cotidiano, es responsabilidad suya, porque su fuerza, su presencia ya nos fue dada, hasta el final de nuestros días.

      Un abrazo entrañable.
      mª pilar

    • Pues si.
      Me di una vuelta un año por la facultad de químicas de Murcia. Otro por la de matemáticas de Granada. Estudié magisterio en Murcia, con un plan de estudios que al finalizar me acreditaba para pasar a tercero de cualquier facultad relacionada con la enseñanza. Tengo una licenciatura en filosofía y ciencias de la educación.
      Pues si.
      ‘…y en todas encontré, memoria amarga de mi’.

      Eso sí. Me divertí mucho.
      No sé cómo andan las facultades por tu tierra. Por la mía, hasta principios de los noventa, que ya no he vuelto por ahí, era sencillamente hacer lo que indicaba el profesor. Punto. Y si te Salias un poquito, pues eso, te Salias de la facultad. Si te gustaba, pues te quedabas y si no, pues te ibas.
      Creo que las cosas están cambiando, bueno, no para todos.
      Pues si. La enseñanza reglada tiene cosas buenas, entre ellas te hace obediente, pues a todo lo establecido. Hay quien considera la obediencia un valor.
      Todos los avances son gracias a personas que han cuestionado lo establecido.
      Siempre he empezado mis clases de ciencias con una introducción: parece ser, que a día de hoy, dicen que…’
      Y he acabado diciendo: vuestros hijos seguro que no estudiarán exactamente lo mismo, porque, acordaos, la ciencia avanza.

      La teología también?

  • m. pilar

    Este art. ¡¡¡No tiene ningún sentido!!! 

    Se mire por donde se mire… No lo puedo comprender…

    m* pilar

    • Pues no, pero algo querrá decir que ni tú ni yo entendemos. Tampoco podemos entenderlo todo.
      Besos

      • m. pilar

        Querida Carmen, te invito a leer un libro-novelado: “La visigoda” de Isabel Sansebastian, y allí nos cuenta de una manera desenfadada cómo la iglesia luchaba desde las miradas reales de este mundo.
        Ahí, “dios” entra en la historia como lo hacian los guerreros… ¿Donde se perdió, o quedó, o se cambió el sentido que el Galileo Jesús imprimió en su mensaje?

        Quizá, al ver reflejada las luchas internas entre “prelados y mandatarios” inmersos en una escalada de poder ¡político! Nos da una idea (no solo en este sencillo libro) sino entrando de lleno, en el nacimiento y el porque de los caminos tan intrigantes que tomo la iglesia jerárquica desde aquéllos siglos.

        Ahí, nace sta iglesia imbuida por el poder, la lucha, el lujo, la riqueza… adornándolo todo para… “adorar y glorificar a “dios” que todo lo rige y ordena… de igual manera que lo hacían los poderosos del momento.

        Ha habido intentos de cabio… pero todos han sido sofocados… ¿será ahora un tiempo bueno para un cambio radical, como radical es el mal que corroe a la iglesia entidad humana?
        Un abrazo.
        m* pilar

  • oscar varela

    El Señor “Equipo Atrio” tiene toda la razón;

    los enemigos que se fabrica

    merecen todas esas filípicas que el Equipo Atrio

    (con una foto-cara que suena a otro Cumpa)

    les prodiga.

Deja un comentario