Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente All
Último: 18-8-17, 2:56

RodrigoOlvera: Un obispo profeta: A los 46 años de obispo de don Arturo Lona Reyes

Oscar Varela: Opina el jesuita Javier Giraldo: Las beatificaciones que hará Francisco en Colombia, son casos inoportunos, cuestionables

mª pilar: Recordando viejas y buenas amistades... muy queridas. ¿Cómo será mi patria?

Oscar Varela: Un Maduro respondiendo con calma a entrevistadora y no en Mitin: Maduro en exclusiva para RT (Entrevista completa de 52 min.)

Equipo Atrio: Un discurso de Melenchon en el Europarlamento: Venezuela no es una dictadura

Benjamín Forcano: Una importante información proveniente de la ONU: 57 países firmaron documento en apoyo a Venezuela ante planes intervencionistas

Antonio Duato: Un importante vaticanista reconoce lo extraño del último comunicado del Vaticano Andrea Beltramo en Vaticanisider

Oscar Varela: Interesante artículo de Pagina 12: ¿Realmente le debemos la modernidad al capitalismo?

Antonio Duato: Un artículo de estrechos colaboradores de Francisco: Fundamentalismo evangélico e integrismo católico

Antonio Duato: ¡Totalmente diferente! La diplomacia pastoral del Vaticano: Declaraciones del card. Parolin

Antonio Duato: Soflamas políticas de dos obispos venezolanos: Cardenal Baltazar Porras y obispo Mario Moronta

Equipo Atrio: Dos artículos en portal chavista Aporrea: Derrota de Venezuela y Carta a Diosdado Cabello

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

3971 Artículos. - 63864 Comentarios.

¿Una ‘primavera vaticana’?

KüngLa invitación en 2005 a su colega y padrino Küng fue tan planeada por Ratzinger como su mediática ascensión en helicóptero de ayer. (¿Vieron el espectáculo montado ayer en la tele, mezclando incluso imágenes del vuelo real con otras filmadas antes, para causar efecto?). Por eso es legítimo que Küng, que nos sorprendió entonces al suspender su juicio sobre el nuevo papa, recuerde, como arranque de artículo, aquel encuentro, del que fue protagonista utilizado, para hablar del nuevo papa que ya alguien parece que tiene pensado. Seguimos pensando que el Opus es quien tiene más capacidad de estrategia mundial, capaz de manipular inteligentemente a los medios y a los cardenales. Pero estamos de acuerdo con Küng que habría que ponérselo difícil. Y perdón por esta recaída en la supuesta papitis. AD.

La Iglesia necesita un Papa abierto a la modernidad y que defienda la libertad. Un grupo de cardenales valientes debe enfrentarse a los sectores más inflexibles de la jerarquía y exigir un candidato con ese perfil

La primavera árabe sacudió toda una serie de regímenes autoritarios. Ahora que ha dimitido el papa Benedicto XVI, ¿será posible que ocurra algo similar en la Iglesia católica, una primavera vaticana? Por supuesto, el sistema de la Iglesia católica, más que a Túnez o Egipto, se parece a una monarquía absoluta como Arabia Saudí. En ambos casos, no se han hecho auténticas reformas, sino concesiones sin importancia. En ambos casos, se invoca la tradición para oponerse a la reforma. En Arabia Saudí, la tradición solo se remonta a 200 años atrás; en el caso del papado, a 20 siglos.

Ahora bien, ¿es cierta esa tradición? En realidad, la Iglesia vivió durante un milenio sin un papado de tipo monárquico absolutista como el que conocemos. Fue a partir del siglo XI cuando una “revolución desde arriba”, la “reforma gregoriana” iniciada por el papa Gregorio VII, nos legó las tres características históricas del sistema de Roma: un papado centralista y absolutista, un clericalismo forzoso y la obligación del celibato para los sacerdotes y otros clérigos seglares. Los esfuerzos de los concilios reformistas del siglo XV, los reformadores del siglo XVI, la Ilustración francesa en los siglos XVII y XVIII y el liberalismo del siglo XIX tuvieron éxito solo en parte.

Incluso el Concilio Vaticano II, de 1962 a 1965, a pesar de abordar muchas preocupaciones de los reformadores y los críticos modernos, se vio obstaculizado por la curia, el órgano rector de la Iglesia, y no logró poner en práctica más que parte de los cambios exigidos.

Hoy, la curia, que también es un producto del siglo XI, sigue siendo el principal obstáculo para cualquier reforma de fondo de la Iglesia católica, cualquier acuerdo ecuménico con las demás iglesias cristianas y religiones mundiales y cualquier actitud crítica y constructiva frente al mundo moderno.

No podemos engañarnos con las grandes masas. Detrás de la fachada, la casa está viniéndose abajo
Con los dos últimos papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI, se ha producido un fatal regreso a los viejos hábitos monárquicos de la Iglesia.

En 2005, en una de sus escasas muestras de audacia, Benedicto mantuvo una amigable conversación de cuatro horas conmigo en su residencia de verano, en Castelgandolfo, cerca de Roma. Yo había sido colega suyo en la Universidad de Tubinga y también su crítico más feroz. Durante 22 años, después de que criticara la infalibilidad del Papa y me retirasen la autorización eclesiástica para dar clase, no habíamos tenido el menor contacto privado.

Antes del encuentro, decidimos dejar de lado nuestras diferencias y hablar de temas sobre los que podíamos estar de acuerdo: la relación positiva entre la fe cristiana y la ciencia, el diálogo entre religiones y civilizaciones y el consenso ético entre fes e ideologías.

Para mí, y para todo el mundo católico, la entrevista fue una señal de esperanza. Pero, por desgracia, el pontificado de Benedicto estuvo marcado por crisis y malas decisiones. Logró irritar a las iglesias protestantes, los judíos, los musulmanes, los indios de Latinoamérica, las mujeres, los teólogos reformistas y todos los católicos partidarios de las reformas.

Los mayores escándalos de su papado son conocidos: para empezar, el hecho de que Benedicto reconociera a la archiconservadora Sociedad de San Pío X del arzobispo Marcel Lefebvre, que se opone de manera rotunda al Concilio Vaticano II, y a un personaje que niega el Holocausto, el obispo Richard Williamson.

Luego estuvo la inmensa ola de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes, que el Papa ayudó en gran parte a encubrir cuando era el cardenal Joseph Ratzinger. Y después el caso Vatileaks, que reveló un espantoso número de intrigas, luchas de poder, corrupción y deslices sexuales en la curia, y que parece ser una de las principales razones por las que Benedicto ha decidido abandonar.

Esta primera dimisión de un Papa en casi 700 años deja al descubierto la crisis fundamental que se cierne sobre una Iglesia anquilosada. Y ahora, todo el mundo se pregunta: ¿Será posible que el próximo Papa, a pesar de todo, inaugure una nueva primavera para la Iglesia católica? No se pueden ignorar las desesperadas necesidades de la Iglesia. Existe una desastrosa escasez de sacerdotes, en Europa, Latinoamérica y África.

Son muchísimas las personas que han dejado la Iglesia o han emprendido una “emigración interna”, sobre todo en los países industrializados. Ha habido una inequívoca pérdida de respeto hacia obispos y sacerdotes, el distanciamiento, en particular, de las mujeres jóvenes, y la incapacidad de incorporar a los jóvenes a la Iglesia. No debemos dejarnos engañar por el poder mediático de los grandes acontecimientos papales de masas ni por los aplausos enloquecidos de los grupos juveniles católicos. Detrás de la fachada, la casa está viniéndose abajo.

Una encuesta muestra que el 85% de los católicos son partidarios de dejar que los curas se casen

En esta dramática situación, la Iglesia necesita un Papa que no viva desde el punto de vista intelectual en la Edad Media, que no defienda ningún tipo de teología, liturgia ni constitución eclesiástica propias de la época medieval. Necesita un Papa abierto a las preocupaciones de la reforma, a la modernidad. Un Papa que defienda la libertad de la Iglesia en el mundo no solo mediante sermones sino luchando con hechos y palabras por la libertad y los derechos humanos dentro de la Iglesia, por los teólogos, por las mujeres, por todos los católicos que desean decir la verdad abiertamente. Un Papa que no siga obligando a los obispos a obedecer una línea oficial reaccionaria, que ponga en práctica una democracia apropiada dentro de la Iglesia, construida según el modelo del cristianismo primitivo. Un Papa que no se deje influir por ningún otro “Papa en la sombra” del Vaticano como Benedicto y sus leales seguidores.

La procedencia del nuevo Papa no debería ser un factor crucial. El Colegio Cardenalicio debe elegir al mejor, sin más. Por desgracia, desde la época del papa Juan Pablo II, se emplea un cuestionario para hacer que todos los obispos sigan la doctrina oficial de Roma en los asuntos polémicos, un proceso sellado por el voto de obediencia incondicional al Papa. Por eso, hasta ahora, no ha habido disidentes públicos entre los obispos.

Sin embargo, la jerarquía católica ha recibido advertencias sobre la brecha existente entre ella y los seglares en asuntos importantes relacionados con posibles reformas. Una encuesta reciente en Alemania muestra que el 85% de los católicos son partidarios de dejar que los curas se casen, el 79%, de que los divorciados puedan volver a casarse por la Iglesia, y el 75%, de que las mujeres puedan ordenarse. Probablemente, las cifras serían similares en muchos otros países.

¿Será posible que tengamos un cardenal o un obispo que no esté dispuesto a seguir por la misma senda trillada de siempre? ¿Alguien que sepa lo profunda que es la crisis de la Iglesia y conozca vías para salir de ella? Estas preguntas deben discutirse abiertamente, antes del cónclave y durante él, sin que nadie amordace a los cardenales, como se hizo en 2005 para que se atuvieran a las directrices.

Soy el último teólogo en activo de los que participó en el Concilio Vaticano II (junto con Benedicto) y, como tal, me pregunto si no será posible que haya al comienzo del cónclave, igual que hubo al comienzo del Concilio, un grupo de cardenales valientes que se enfrenten a los miembros más inflexibles de la jerarquía católica y exijan un candidato dispuesto a aventurarse en nuevas direcciones. ¿Tal vez a través de un nuevo concilio reformista o, mejor aún, una asamblea representativa de obispos, sacerdotes y seglares?

Si el próximo cónclave elige a un Papa que vuelva a lo de siempre, la Iglesia nunca experimentará una nueva primavera, sino que caerá en una edad de hielo y correrá el peligro de encogerse hasta convertirse en una secta cada vez más irrelevante.

Hans Küng es catedrático emérito de Teología Ecuménica en la Universidad de Tubinga y autor del libro de próxima publicación ¿Puede salvarse la Iglesia?

Fuente: El País,
Traducción del inglés de María Luisa Rodríguez Tapia. ©2013 The New York Times. Distribuido por The New York Times Syndicate.

47 comentarios

  • pepe sala

    ¡¡ Por Tutatis !!, Olga:
     
    Si yo hubiese sabido escribirlo como tú hubiera escrito exactamente lo mismo.
     
    Pásale el mensaje a Ana Rodrigo en el hilo donde nos remite.
     
    Por cierto, cuando los asuntos tratan de feminismo y formas de expresión ” machistas”, no encuentro las mismas varas de medir en quienes suponen ciertos ” afanes” en los-las demás. Cada cual tiene sus fobias y sus filias. Algunos se sienten atacados cuando se trata del tema de la mujer, otros cuando se abordan los asuntos del daño psicológico que ha ejercido la ICAR sobre las propias vidas ( caso de Javier Renovales ), otros cuando se critica duramente los desmanes del Vaticano y sus ” mariachis”, otros cuando se discute el tema vasco, también estamos los que nos sentimos ninguneados y atacados ante la falta de JUSTICIA en los desmanes franquistas ( con sua abuelos ” jefazos falangistas”) e, incluso, hay quienes se sienten molestos por ciertas declaraciones respecto a diferentes formas de intepretar la sexualidad PRIVADA.
     
    Por lo cual, y mientras yo siga interviniendo en ATRIO, diré lo que crea conveniente decir, por más que se molesten quienes tienen una forma totalmente diferente de interpretar los asuntos que se traten. Y lo haré respetuosamente, MIENTRAS MIS INTERLOCUTORES-AS contrarresten mis argumentos de la forma RESPETUOSA que se me exige a mí y a otros-as.
     
    En caso de no encontrar el mismo respeto, siento decirle a Ana, a Antonio y al “Sursum Corda” que seguiré con mi lema:
    ” Ninguna agresión sin respuesta”. ( Y SKYPE ya anda buscando la boca otra vez…)
     
    Pues éso.

  • olga larrazabal

    Don Luis:  No me he sentido ofendida por nada, porque no hay motivos para eso.  Es  solo una conversación en la que yo le aclaré  el tenor de mis pensamientos, y  Ud. no me creyó mucho, por la razón que fuere. Pero eso no me ofende, porque Ud. no me conoce y tiene derecho a dudar y pensar que yo quería solamente ganar una discusión, y saqué una carta de la manga.
    Yo pienso que Atrio es una conversación que se debería poder tener entre personas que buscan la mejor manera de convivir en conjunto, para lo cual tienen que exponer su real sentir sobre muchos íconos y autoridades que andan dando vuelta, alrededor de las cuales se crean devociones, aureolas y mitos.  El hecho de que alguien desmitifique el mito de otra personas, no es un insulto en un foro como este.  Es como si alguien jugara un partido de football y no aceptara que le metan goles o le cobren penales.  Esto es un juego de intercambio de informaciones en que hay que aceptar ciertas reglas, y una de ellas es la denuncia por parte de algunos afectados, de que las creencias sostenidas por otros han permitido injusticias y mucho dolor.
    Este juego se hace con el secreto convencimiento de que si yo te informo a tí mi experiencia dolorosa de vida, tu puedes flexibilizar tus creencias, tener un átomo de duda, no imponerme tus verdades, y comprenderme.  O yo puedo llegar a la conclusión que lo mío fue una mala jugada del destino, de la cual no son tus creencias ni tus fetiches 100% responsables, sino la coyuntura histórica.  Y este conocimiento mutuo nos permite flexibilizarnos y convivir mejor.
    Nótese que estoy hipotetizando sobre el blog y no mi caso perticular ni el suyo.
    Esto no es un confesionario, ni tienes que perdonarme ni pedirme perdón porque aquí somos todos iguales.
    Saludos,

  • ana rodrigo

    Como voy a abrir el tema abierto por Virginia y relacionado con determinados aspectos de atrio, os remito  a “ATRIO sigue yendo”.

  • pepe sala

    ” Mecachis en la mar” !!! A mí no me ha respondido mi ínclito pater. Y éso que sólo le preguntaba por asuntos tan sencillos como los ” sacerdotes concubinarios”.
    Me ha largado con el asunto de que utilizo un Código de Derecho Canónico pasado de moda ( que tampoco es verdad, puesto que el Codigo inservible es el actual por ser HERETICO.) y no me ha querido responder a la nota aclaratoria respecto al Cánon al que hago referencia. Y un Papa no deja de ser un sacerdote. Y si convive diariamente con mujeres en el mismo techo, por muy anciano que esté ya para los asuntos concubinarios, la Ley ha de ser tenida en cuenta exactamente igual para un Papa que para el cura de mi pueblo. ( concubinario con ” sobrina” ( HIJA) incluida.)
     
    Si alguien se interesa por la nota que hago referencia la transcribiré. Y, por si alguien pretende irse de rositas con el cuento de Codigo pasado de moda ( derogado por el nuevo Código HERETICO) le será bastante difícil; puesto que el nuevo Código es muy parecido al anterior en lo referente al concubinato sacerdotal. Y vaya si hay casos de concubinato sacerdotal…No me extraña que tengan tanta fijación en los asuntos del sexto Mandamiento: “de lo que abunda en el corazón habla la boca”
     
    Bueno, yo pongo información y cada cual deduzca lo que crea conveniente.
    http://www.iuscanonicum.org/index.php/derecho-penal/delitos-y-penas-en-particular/40-el-delito-de-abuso-sexual-cometido-por-un-sacerdote.html
     
    — ” Señor cura, que dicen por ahí que todos los hijos del pueblo son suyos”
     
    — Ni la mitad, HIJO, ni la mitad; que la gente es muy exagerada….

  • oscar varela

    Hola!
     
    Suponiendo que haya necesidad de una Iglesia y un Papa;

    y que se confunda “primavera vaticana” con “El hacha ya está puesta a la raíz …”

    ……………
    El nuevo papa según los lectores de ZENIT en Facebook
     
    Joven, fuerte, sabio, santo, valiente, orante, pastor, alegre
    Por Nieves San Martín
     
    ROMA, 05 de marzo de 2013 (Zenit.org) – Hemos hecho una cala en los lectores que siguen a nuestra agencia a través de Facebook, con una pregunta muy sencilla: Indica los tres rasgos que tú crees debe tener el nuevo papa. Hasta ahora, casi setenta personas han respondido, no sólo en español sino personas que hablan portugués e italiano pero les gusta seguir también a ZENIT en español.
     
    Las características más señaladas son la humildad, inteligencia y sabiduría, fortaleza espiritual y física, coraje, juventud, modernidad, apertura, amor misericordioso, amor a Cristo e inspirado por el Espíritu Santo y que sea un papa orante y profundamente mariano.
     
    He aquí algunas de las sugerencias de los lectores, tal como llegaron a Facebook:
    “La Iglesia necesita el Papa que Dios elija, y no le faltará nada ni sobrará nada: será como Él quiera”.
    “La fe se le supone: modernidad, valentía, humanidad”.
    “Fortaleza de ánimo como San Pedro, profundidad de espíritu como San Agustín y, como San Juan Bosco, juventud de corazón…”.
    “Padre para corregir y madre para abrazar. Pastor para conducir y Maestro para enseñar”.
    “Fortaleza espiritual, experiencia pastoral, buen comunicador”.
    “Coraje, Valentía y Entrega”.
    “Humildad, Carisma y Fe”.
    “Ortodoxia, valentía y humildad”.
    “Tradición, Determinación, Rigor”.
    “Valiente, justo y bueno”.
    “Homem de fé, de determinação e de bondade”.
    “Evangelizazzione”.
    “Que conceda prioridad y primacía a la oración; que posea dotes de gobierno y que sea devotísimo de la Virgen”.
    “Que no anteponga nada al amor de Cristo, devoto de la Virgen y un intelectual humilde, pero valiente. Que ame, cuide y promueva la correcta forma de la liturgia”.
    “Fidelidad a Jesucristo y que sus obras sean tan gratificantes desde ya. Y mantener una imagen viva de Jesús Buen Pastor. Estaré rezando por eso. Bendiciones”.
    “Haciendo referencia a su amado Maestro Jesús, en su muy conocida I Carta del Apóstol Juan lo expone en las palabras mas precisas, completas y bellas que puedan existir: ‘Quien dice que permanece en Él, debe vivir como vivió Él’. Esos son los únicos rasgos que la Iglesia espera del nuevo papa, para que a su vez también nos ayude a nosotros los mas pequeños a cumplirlos”.
    “Humildade.Fidelidade aos ensinamentos de Cristo. Sintonia com o Espírito Santo”.
    “A mi me gustaría que fuera un Papa con un corazón muy espacioso para que así su amor podría proteger sin discriminacion a todas las diferentes formas de vida. Un Papa que basara su valentía en el amor tal como Jesucristo, que fuera muy honesto y sabio”.
    “Las tres S: Santo, Sabio y Sano”.
    “¡Seguir las huellas de Cristo! ¡Ser auténtico pescador y peregrino! Creo que en ello se guardan todas los rasgos, todas las virtudes”.
    “Humilde, orante y sabio!
    “Um Papa de extrema oração, um grande teólogo e que tenha força sob a Luz do Espírito Santo de Deus voltada para união de toda Santa e Única Igreja de Cristo!
    “Bueno, primero según el corazón de Dios, luego un papa adaptado a los nuevos tiempos, no un papa de transición, sino joven, abierto al dialogo”.
    “Que defienda el Sacerdocio Católico, con todas sus funciones, a pesar de las acusaciones venidas de fuera, especialmente de la prensa amarillista…”.
    “El Sacerdote Católico es quien en nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo pone en ejecución el plan reconciliador del Padre con la Humanidad en la persona de su Hijo Jesucrislto, en el Espíritu Santo…”.
    “No debe entregar a los Sacerdotes a los jueces impíos de países que ya no son Católicos y no van a juzgar con base en la Sagrada Escritura…”.
    “Debe como Juan Pablo Segundo hacer de su Pontificado una oportunidad para propagar los Sacramentos de la Confesión y de la Comunión…”.
    “Debe hacer sus Catequesis como en realidad son las catequesis del Evangelio… Catequesis Bautismales… debe centrarse en Cristo, como el Papa Benedictus y como siempre han estado los Papas, unidos al Divino Maestro…”.
    “Debe ser mucho más pascual y hablarnos más de la Pascua del Señor… de su Muerte y su Resurrección… debe ayudarnos en la Cuestión social con más fuerza en el espíritu del Papa León XIII…”.
    “Debe ser profundamente Mariano y ofrecerse a la Santísima Virgen María como Cristo se entregó a ella en el Misterio de la Encarnación en el espíritu de San Luis María de Montfort y del Papa Lolek…”.
    “Debemos los Cristianos hacernos como Cristo Servidores en el ambiente social en que fuimos colocados y ser misioneros que anuncian el Evangelio de Salvación con la Palabra y con la Vida…”.
    “Los Papas anteriores nos ayudan para formarnos una idea de lo que debe ser el Papa que Cristo nos regale para su Gloria, para edificación del Pueblo de Dios y bien de la humanidad entera…”.
    “Con los mismos sentimientos que Jesús, con celo por el Evangelio. Desapegado a los bienes de este mundo”.
    “Sabio, Santo, Radical”.
    “Más nuevo, activo y democrático. Más proximo a Jesúcristo”.
    “Orante ortodoxo con fortaleza fisica”.
    “Humildad, sabiduría divina y fortaleza”.
    “Fidelidad a la enseñanza de Cristo, con este atributo posee todas las cualidades que deseo”.
    “Sabiduría, amor, una fe inquebrantable. Amén”.
    “Sábio.c/ saúde, cheio do Espirito Santo”.
    “Mucha fe, valor y fidelidad a la vocación dada por Dios”.
    “Un Papa que siguiese exactamente la palabra de Jesucristo de amor y justicia, anteponiéndola a todo y no sirviese a los intereses perversos del poder mundial”.
    “Fe viva, que ponga esperanza, en este mundo desesperanzado y sobre todo, Amor a todos”.
    “Con mucha vocacion y cada vez mas entregado a Cristo y María”.
    “Amor a la Iglesia de Jesús, espiritualidad y mucha Fe”.
    “Ragos físicos y espirituales: Que sea de África, que sea compasivo y misericordioso, que no sea tan conservador, que sea Negro, que lleve el Espíritu Santo reflejado en Su Rostro, ¡que Alabe el Nombre del Señor!”.
    “Santidad, sabiduría, prudencia. Fidelidad a Cristo y al Evangelio.Y profundamente Mariano”.
    “Fervoroso devoto del Espíritu Santo, Fiel a Cristo, ultraconservador y defensor de la Iglesia Fe Católica”.
    “El señor dará los dones que nuestro nuevo papa necesite para estos tiempos en que la tempestad es fuerte, El es la roca firme, nosotros solo tenemos orar”.
    “Que sea santo, con fortaleza e inteligente”.
    “Que deje de llamarse santo padre o vicario de Cristo (él es tan solo un hermano obispo al servicio de la unidad humana desde la Fe Universal en Jesús, además santo padre hay uno solo El Papá nuestro y de Jesús y de todo el universo”.
    “(Santidad-en diálogo con Dios) Contemplativo enamorado de Jesús, experto en humanismo (Prudencia-en diálogo con el ser humano), apasionado por la Nueva Evangelización (Parresía-audacia-valentía-alegría para captar los signos de los tiempos y lanzar a los laicos a los nuevos areópagos)”.
    “Un cardenal de mucha ‘oración’, lleno de Dios, contemplativo, estará así lleno de ‘amor’ para ejercer sin caer en el activismo únicamente, será dócil a la acción del Espíritu Santo. Un cardenal inteligente, conciliador, respet…Ver Más
    “Unción, Parresía, Juventud”.
    “Conciliador, humilde, que hable siempre desde la Verdad Cristo”.
    “De gran oración, con escucha al Padre y a los hermanos, conciliador, abierto a las necesidades de los hombres”.
    “¡Un hombre de oración, celo apostólico, líder espiritual! Creo que la Iglesia necesita hoy más que nunca esa capacidad de dialogar y persuadir desde la verdad, siempre unido a Dios Nuestro Señor desde la oración, eso le dará las fuerzas para llevar esta Barca de Dios, la Iglesia, si además es un poco más joven podrá realizar con la gracia de Dios ¡muchas obras! ¡Que el Espíritu Santo ilumine a todos los Cardenales ya en el Cónclave y a nosotros para aceptar con confianza, apertura y caridad a quien resulte electo!
    “Santo, pastor y líder”.
    “El papa sencillo, sabio y santo”.
    “Sabio, santo y que sonría”.
    “Santo, alegre, docto y deportista”.
    Resista a tentaçoes de toda a espécie, aberto ao casamento dos padres e limpeza de tudo o que suje o nome da Igreja“.
    Que se dispa de todas as riquezas e calçe as sandálias do pescador“.
    …………….

  • Benedictino

    Como a Cristo, son  numerosos a los que les estorba el comportamiento de quienes hacen de su vida una donación a Dios, que hacen de la autoridad no un poder  sino un servicio. De la igualdad no un igualitarismo, sino tener la misma dignidad y distintas funciones. Y la primera arma que se utiliza contra los que estorban es la calumnia. Si esto hicieron con Cristo que no harán con sus seguidores.

  • Luis Gonzalez Moran

    Javier Renobales Scheifler
     
    Mi querido amigo:
    Me dedicas en exclusiva tus tres últimas intervenciones en este hilo; exactamente las siguientes:
     
    06-Marzo-2013 – 1:25 am
    06-Marzo-2013 – 1:05 am
    06-Marzo-2013 – 0:56 am.
     
    Veo que estoy presente en tu afán.
     
    No es cierto que tire la piedra y esconda la mano y la prueba está en que en mi entrada anterior he contestado a Olga Larrazábal y ahí puedes leer lo que escribo.
    A ti te doy acuse de recibo pero no voy a contestar minuciosamente a tus ataques porque no merece la pena, aunque algunos son chuscos, como asociarme con Pinochet…
    Y no te contesto porque no me parece bien convertir esto en una plaza de ajuste de cuentas…,  es decir, por higiene mental para no involucrar a nadie en nuestras cuitas. Te digo lo mismo que a Olga: si en algo te he ofendido, te pido perdón, que siempre es cosa sana y terapéutica.
    Un abrazo.

     

  • Luis Gonzalez Moran

    Doña Olga Larrazabal  (02-Marzo-2013 – 19:54 pm) escribe lo siguiente
    “Eso que dice Juanjo Tamayo en el link que puso Javier, que Benedicto emérito tendrá en su retiro “cuatro religiosas a su disposición” me suena bastante, como decirles, casi de mal gusto.  Y la cosa da para chiste.  Pobre Benedicto, cuanto sufrirá, atendido por cuatro odaliscas…perdón religiosas”.
    Doña Olga: contra facta, non valent argumenta.
    Es decir: Ud. escribió lo que escribió y ahora dice que quiso decir exactamente lo contrario….
    Tiene Ud. una singular manera de expresarse.
    Por mi parte, dejo aquí el asunto, que tampoco merece la pena matar moscas a cañonazos.
    Si le he ofendido en algo, perdóneme, porque puedo ser “peleas” pero prefiero vivir en paz con todo el mundo.

    ·         Dice Javier Javier Renobales Scheifler

    06-Marzo-2013 – 0:56 am
    No te esfuerces, Olga, que mi amigo Luis es así: tira la piedra, y se va (esconde la mano, se dice por aquí, tras tirar la piedra).
    No olvides que es cura; está acostumbrado a que en el sermón de sus misas nadie pueda rebatirle, ni siquiera pueda decir ni pío.
    Son muchos años de prepotencia eclesial católica.
    Y tú sólo eres una mujer, además eres una renegada, una apóstatatatata, herejjjjeeee.
    NO distraigas pues más a Luis, que estará quizá en oración, como su expapa en comunión con Luis, mejor dicho, al revés, que es más grande el señor, y menos el siervo, en la viña del señor”.
    Como ve, no es cierto que tire la `piedra y esconda la mano; simplemente defiendo aquello en lo que creo y lo hago con pasión. Que, ¿a veces puedo equivocarme?. Sin duda. Pero nunca tengo mala fe.
    Esa frase que coloca Javier “Y tú sólo eres una mujer, además eres una renegada, una apóstatatatata, herejjjjeeee”, esa sí que tiene mala fe. Jamás he dicho ni pensado de Ud. esos calificativos que él (él) consigna ahí. Que Ud. y yo no estemos de acuerdo en la forma de enjuiciar determinadas realidades, no nos convierte en enemigos.
    Dice Ud. que soy “mal perdedor”. Quitaría lo de “mal”, pero sí que reconozco que soy un perdedor… no hay más que ver mi rol en Atrio… de perdedor solitario frente a tanto “vencedor” ilustre.
    Pero cada uno tiene su biografía y (diferencias aparte) yo respeto y valoro de todo corazón la suya.

     

  • Javier Renobales Scheifler

    Sin duda sabes, Luis González Morán, que Pinochet el asesino ladrón católico asesinó a Victor Jara … y quedó impune, como en otra miles y miles de asesinatos de Pinochet … que comulgó a manos del impostor papa Wojtyla encubridor de pederastas eclesiales.

    Ratzinger ha santificado a Wojtyla, podrida santidad católica. El papa que nos van a poner será igual que ellos.

    ¿Católico yo? Lejos, cuanto más lejos, por favor, por salud mental, el catolicismo de mí, Luis amigo. Dáis un ejemplo que tira de espaldas , tú en comunión con estos bestias.

  • Javier Renobales Scheifler

    http://www.cancioneros.com/nc/1096/0/ni-chicha-ni-limona-victor-jara
    (Víctor Jara)
    Arrímese mas pa’ ca
    aquí donde el sol calienta,
    si uste’ ya está acostumbrado
    a andar dando volteretas
    y ningún daño le hará
    estar donde las papas queman.

    Usted no es na’
    ni chicha ni limoná
    se la pasa manoseando
    caramba zamba su dignidad
    .  (y sigue en el link)

    Luis, me emocionan, zafio y todo eso que me dices que soy, estas canciones de cuando yo era màs pequeño.

    Zafio y eso que soy, pero tengo mis sentimientos, amigo,

    Pinochet era católico, asesino y católico, como tantos y tantos papas. Wojtyla le dió la comunión ante las tv del mundo. Dictador por dictador, católicos.

    Yo no quiero ser católico, amigo Luis

  • Javier Renobales Scheifler

    No te esfuerces, Olga, que mi amigo Luis es así: tira la piedra, y se va (esconde la mano, se dice por aquí, tras tirar la piedra).

    No olvides que es cura; está acostumbrado a que en el sermón de sus misas nadie pueda rebatirle, ni siquiera pueda decir ni pío.

    Son muchos años de prepotencia eclesial católica.

    Y tú sólo eres una mujer, además eres una renegada, una apóstatatatata, herejjjjeeee.

    NO distraigas pues más a Luis, que estará quizá en oración, como su expapa en comunión con Luis, mejor dicho, al revés, que es más grande el señor, y menos el siervo, en la viña del señor.

    Oye Olga, eso de eunucoide …. Jesús, mira que tiene 85 tacos — quizá ni se acuerde Ratzi de dónde tiene los eunucoides esos que dices — o lo que sean esos chirimbolos, que yo de ana to vuestra lo mejor que he andado ha sido a tientas (no como los ciegos, sino para ponerme como tal)

    Vamos Olga, que los eunucoides esos …´¿están por la nuca, esos cosos? Me has pillado de sopetón.

    Yo me alegro de que cuatro siervas acompañen al viejo solitario encerrado en su celibato obligatorio. Le darán vida, y eso es lo mejor del mundo, Olga, tú lo sabes bien.

    Le cantaría aquello de usté, no es ná, no es chica ni limoná, se lo pasa manoseando caramba samba su dignidá …

    jesús dijo ‘yo soy la vida’

  • olga larrazabal

    Estimdo Luis:  Ud. es mal perdedor,volviendo a culpar a una “argucia” mi aclaración.  No querido, no es argucia, es que mi tema no va por ahí porque la figura del papa dista de la de  Berlusconi con toda su carga de testosterona…Porque se trata de una anciano, frío como un témpano, eunocoide, que no tiene gracia ni siquiera para mirar a una mujer o para estimarla como una igual en dignidad.  Más bien diría que en vez de tocarla la disectaría.  Y esa visión  espanta cualquier posibilidad de pensar el tema en términos sexuales, e induce el pensar en términos de poder sadomasoquista.

  • Javier Renobales Scheifler

    Me imputas prejuicios, Virginia W. y por supuesto que los tengo, como tantos otros.
     
    Pero con mi postura en Atrio no consigo equilibrar la balanza ni de lejos, en el tema estrella de Atrio, que es la ICR.
     
    El prejuicio que ha impuesto la ICR es que ella es santa, madre, apostólica –o sea que nos viene colgada de un Jesús al que la ICR diviniza- que está gobernada por dios, que es quien elige a su papa que llamáis santo padre SuSantidad.
     
    Defendéis una doctrina plagada de dogmas e infalibilidad, que en realidad está plagada de errores y mentiras.
     
    Eso lo ha impuesto la ICR durante siglos y siglos. Y son prejuicios fortísimos, muy difíciles de erradicar.
     
    Por el contrario tú te fijas en mis pobres prejuicios. Debería combatir los que impone la ICR. Pero es más cómodo quedarse en ellos, hay suficiente corriente de eso en España como para ir cómodamente a favor de la corriente.
     
    En cuanto a no contestar a todo lo que escriben otros, es lo que hacen todos en Atrio, también tú. NO es posible debatir cada punto y seguir el debate hasta agotarlo.
     
    Hay innumerables bibliotecas llenas de libros y escritos a favor de la santidad de vuestra ICR, de la iluminación que le proporciona dios espíritusanto constantemente, de cómo las fuerzas del infierno no prevalecerán contra ella –lo cual parece que jamás dijo Jesús, y eso no lo habéis debatido los guardianes de la ortodoxia fiel, a pesar de que lo ha afirmado un teólogo católico sacerdote como Castillo-.
     
    Las críticas a la ICR son muy pequeñas, en comparación con toda esa bibliografía inagotable, que sigue produciéndose a toneladas por la editoriales controladas por la ortodoxia fiel católica que tú defiendes.
     
    La ICR es el mayor terrateniente privado del mundo occidental aún hoy. Muchos más lo ha sido en épocas anteriores.
     
    El favor a la ICR es inmenso; goza de protección oficial en el capitalismo, sobre todo en España.
     
    Yo también te deseo lo mejor, Virigina, tonto sería lo contrario: cuanto más feliz sea cada persona en el mundo, mejor nos irá a los demás. Así que dejad de condenar a los que como yo, estamos fuera de vuestra ICR, fuera de la cual el catecismo vigente sigue diciendo que no hay salvación.
     
    Yo nunca os he condenado a la condenación eterna, que yo sepa,Virgina
    Buena suerte pues.

  • Virginia W

    Me veo en la necesidad de intervenir por varios motivos,  agradeciendo los comentarios de Ana Rodrigo (paisana siento no haber tenido contigo una mayor relación, aunque mi email esta a tu disposición) y de Antonio Duato en el post “Cauces políticos para el cambio” donde manifesté mi intención de abandonar Atrio, y en este en donde ahora intervengo especialmente la Intervención de Luis González Morán, cuyos comentarios en relación a mi persona han provocado la intervención de otros atrieros. Antonio manifestaba en su comentario que se quedaba corto en criticar algunos aspectos de la cúspide de la Iglesia católica, y sus buenas razones tendrá para ello, pero cuando se permite la utilización de cualquier anécdota, de cualquier “noticia”, incluso de la mofa, cuando todo vale para dañar la reputación de una persona o institución, sin ponderar cuales pueden ser las consecuencias derivadas hacia la persona que las recibe, se convierte en crítica destructiva que nada positivo aporta a quien la produce ni a quien van dirigidas. De ahí la falta de nobleza de la que habla Carlo María Martini, pues en muchas ocasiones detrás de esas acciones innobles se oculta una falta de iniciativa para aportar nuevas soluciones. Sin duda destruir es más sencillo que construir, para esto último hace falta una gran nobleza.

    Coincido con los razonamientos expuestos por Luis, incluso pienso que se ha quedado corto pues creo sinceramente, y siento decirlo, que hay algunos comentarios innobles e injustos, que no solamente se han producido durante los diferentes hilos al respecto de la renuncia de Benedicto XVI sino que son constantes a lo largo del tiempo y que tienen la misma diana. Javier Renobales me ha interpelado desde el primer momento queriendo encontrar la rival a batir, la ultracatólica, Javier dedicas tantos calificativos hacía quien crees que son tus enemigos y ninguno de ellos amable y bonito, has creado unos estereotipos de enemigos que te van muy bien para desahogarte, incluyes en ellos a quien no te da la razón, tu sabrás por qué y de qué, y no lees lo que escribimos, no, rechazas los razonamientos que desbaratan tus prejuicios.

    Nuestra sociedad produce sentimientos de envidia, que no tiene por qué ser negativos, pero una derivación de la envidia es la calumnia que tiene como objetivo dañar al envidiado, ojalá esto no suceda y enturbie el dialogo en este espacio de libertad que es Atrio.org.

    Quiero decir que he gozado de plena libertad a la hora de exponer mis razonamientos y que nunca me he sentido coaccionada ni he sido objeto de censura en Atrio, mucha gracias Antonio Duato. Gracias por aguantarme este tiempo, deseo lo mejor para este blog, un abrazo para todos.

  • Javier Renobales Scheifler

    A ver Luis,
     
    Cada persona es libre de imaginarse lo que quiera. Podemos imaginarnos cualquier cosa.
     
    Decir eso no es innoble ni nauseabundo.
     
    ¿Has leído la ‘Historia criminal del cristianismo’, de K. Deschner?
     
    Y ¿la Historia Sexual del Cristianismo? Es del mismo autor
     
    La moral sexual que nos ha tratado de meter vuestro magisterio católico, esa sí que es innoble y nauseabunda, Luis.
     
    Y la ha metido con éxito a demasiada gente. Han causado daños incomensurables.

    Prohibir volver a casarse a los divorciados es inhumano.
     
    Prohibir las relaciones sexuales a los homosexuales y lesbianas que se aman, eso sí que es innoble y nauseabundo, Luis.
     
    Y tú lo apoyas, Luis, esas inhumanas prohibiciones, producto de vuestros cretinos tabúes sexuales católicos. Tú tienes obligación de estar en comunión con esas cretinas doctrinas católicas, tan inhumanas.
     
    Así que no te rasgues las vestiduras, ni vayas de puro, que la hipocresía es demasiado consustancial al catolicismo.
     
    ¿Se ha ido Virginia W.? Bueno, nadie la ha excluido; siempre tendrá vuestra ICR. Internet está plagado de foros ultracatólicos donde podrá estar a gusto.

  • Javier Renobales Scheifler

    Amigo Luis González Morán,
     
    Te parece de mal gusto que destaquen que Ratzinger, ahora que ha decidido jubilarse, se ha puesto a cuatro mujeres a su servicio; y te parece de mal gusto porque le ves alguna connotación sexual a los términos usados para describir esa realidad: que las cuatro mujeres están al servicio del expapa.
     
    A Olga no se le ha ocurrido ninguna connotación sexual, porque ella no tiene ninguna posición de superioridad, de poder, como sí tienes tú por ser cura, y destacado, en esa ICR.
     
    Según el catecismo de tus papas, tu posición es de ministro nada menos de ministro ‘de dios’, posición que en el expapa es muy superior aún, es mucho más poderoso, y por el contrario la posición de las cuatro mujeres (y de Olga cuando era católica) es muy inferior, y es de súbditas que lo único que tiene que hacer es servir al expapa y obedecerle sumisas y someterse a su poderoso superior expapa.

    Tú eres cura, y eso te supone en tu ICR el gran poder de, si quieres, perdonar los pecados en nombre de dios, y convertir el pan y el vino en cuerpo y sangre de dios, poderes tuyos que los necesitados de salvación necesitan para poder comulgar ‘en gracia de dios’.

    Tienes una posición de clara superioridad en tu ICR, pues os presentáis como de ‘ministros de dios’ nada menos, frente a los súbditos que sólo tienen que obedecer y someterse (lo dice el catecismo de tus papas, Luis).

     
    Recuerdo dónde está el principal problema de los abusos sexuales, de la pederastia eclesial católica: en el poder de los curas y jerarcas pederastas, en la posición de poder de los que abusan sexualmente de las que han sido colocadas por debajo, y al cura o al jerarca abusador los han puesto muy por encima en tu ICR.

     

     
    Por eso a ti te ha parecido de mal gusto, porque tú tienes una posición de poder en la ICR, y a Olga no.
     
    Por eso tú le has sacado una connotación sexual al hecho de haberse puesto, el famoso personaje expapa tan superior en poder, a las cuatro mujeres que no tienen poder alguno a su servicio personal obedientes y sumisas a su señor expapa.

    Desgraciadamente la primavera vaticana no cambiará las posiciones de poder de los fatuos jerarcas.

    El nuevo papa será por lo menos igual de poderoso que los anteriores.

  • pepe blanco

    Ese es el Luis González Morán que tanto echaba en falta. No es fácil encontrar un católico con sentido del humor. Siempre estáis todos tan tristes, con tanta culpa encima, con tanta cruz a cuestas…, ¡cuánta pena y cuánto dolor!
    Y me voy antes de que me pille el fuego cruzado.
     
     
     

  • mª pilar

    Luis González Moran:

    ¿Por qué de vez en cuando, se muestra tan díscolo, hiriente, como superior al resto…?

    Esperaba otra manera de proceder, de estar, de soportar… aquello que parece le duele tanto… no referido a Vd. ¡por supuesto!

    No suelo criticar a las personas; pero no es malo, poner en tela de juicio, aquellas formas-maneras-comportamientos, de las que están en el candelero por gusto propio.

    Podrían decir que no: al cargo, la responsabilidad, el trabajo que ello conlleva…

    Y esto referido a cualquier responsabilidad, que debería dedicarse al bien común, sea religioso o político.

    Jesús de Nazaret, fue el más humilde y valiente al mismo tiempo de los seres humanos.

    Jamás se encogió cuando tuvo que decir la ¡verdad! de cuanto ocurría en las autoridades de su tiempo, en sus magnates, maestros, etc.

    No fue con chiquitas, y por eso lo eliminaron.

    La alta jerarquía (y las bajas… de todo hay) de la iglesia católica, tiene mucho por lo que sentirse avergonzada; en el pasado, presente… y si no lo remedia en el futuro.

    No es malo, ni indigno, manifestar desacuerdos, dolores por lo mal que se hacen… ¡¡¡tantas cosas!!!

    Solo en una entrada suya hace ya… mucho tiempo; creí encontrar a un hombre humanamente bueno y entregado.

    Me gustaría poder encontrarlo más a menudo; no tan irascible y crítico como suele aparecer.

    Amar lo bueno (si es que ahora lo tiene) de la iglesia (personas) es loable.

    Agradecer lo bueno recibido de las muchas personas que pasan por nuestras vidas, es un deber de gratitud.

    Pedir que las cosas cambien, denunciar sus abusos, sus extrañas alianzas, su mirar para otro lado, para no mancharse con el dolor del mundo..

    Eso es: ¡¡¡Un deber!!!
     

    Si el camino es ¡¡¡Servir!!! como nos enseñó el Maestro:
     

    ¡¡¡Sirvamos!!! Comenzando por los de arriba.
     

    Respecto a la mujer… ¿qué decir? No puedo explicarme, como siguen dándolo todo lo que se les pide, cabiendo lo que piensan de ella… ¡todo!
    Hasta su entrega personal en el silencio, ¿sabe de lo que hablo verdad?

    Personalmente, siento vergüenza cuando los veo totalmente anclados en siglos tan alejados…
    ¿Príncipes de qué…?
     

    ¿Donde están esas ínfulas en el evangelio?

    No se disguste tanto, intente comprender el dolor de la mayoría de las personas que caminan por esta maltratada tierra…
     

    No es necesario que me responda ¡por favor!

    Con cariño.

    mª pilar

  • pepe sala

    En lo que me atañe. Luis G. M., tendré que decir lo siguiente:
     
    1º: No sabía ( aúnque ya se ha discutido por ATRIO y habíamos quedado en que yo estaba más acertado) que tu Dios cambiase de leyes y normas legales cada cierto tiempo. Para éso no hace falta ser Dios, con ser representante de un Partido Político es suficente y, además, sirven para las mismas cosas; puesto que ninguno de ellos ( ni los políticos ni dios) cumplen lo que escriben en sus  programas electorales”.
     
    2º:  Ya sabes lo que se dice por Asturias: ” la zorra perderá el rabo antes de perder las costumbres”.
    Conociendo que has celebrado tu8s 50 años de sacerdocio, la arimética es muy sencilla y nos muestra que Luis G. Morán NECESARIAMENTE ha estudiado el Codigo de Derecho Canónico al que yo hago referencia ( y que sigue siendo el LEGAL) y contiene el cánom que transcribo.
     
    Las cosas son como son, Luis… y no vale éso seis avesmarías de penitencia y pelillos a la mar.
    ¿¿ Has ñleido la nota explicatoria al Canón???  Como poara ponerse a mear y no echar gota, Luis. Así puede ser ” célibe” hasta Don Juan Tenorio… y no llegaría a cumplir los ” perdones” que les conceden a los ” célibes sacerdotes”.
     
    Bueno, bueno…

  • Luis Gonzalez Moran

    Una vez que he contestado a Pepe Sala y a Doña Olga, me encuentro con que entra en liza Don Oscar Varela. No me extraña después de las cositas publicadas en Atrio. Voy a dar la cara, aunque solo un poquito, no sea que me la partan del todo.
    Oscar Varela:
    Si un día me llamaste “ave carroñera”, comprenderás que el resto de tus insultos me parecen refrescantes rocío mañanero.
    De todas formas, me sorprende la facilidad con la que repartes acreditaciones de dignidad e indignidad. Debes tener un depósito.
    Debo advertir, sin embargo, que algunas expresiones tuyas son antológicas. Por ejemplo: Podrás seguir “encontrándote bien entre estos muros” pero eso acentúa mi percepción de tu indignidad como excelente lenguaraz a favor de la dis-cordia”.
    Solamente, una pregunta, sin acritud: Y si tu percepción de mi indignidad es errónea, ¿cómo me resarcirás de tan desenfadada osadía?
    Y no te quito más tiempo, que tendrás que preparar alguno de esos romances de caballería andante con que amueblas y (en ocasiones) atormentas el Atrio.
     
     

  • Luis Gonzalez Moran

    Pepe Sala:
    El único problema en la cita del “canonista” es que el Código de Derecho Canónico, actualmente vigente en la Iglesia Católica desde el año 1983 tiene solamente mil setecientos cincuenta y dos cánones y el citado autor cita el canon dos mil trescientos cincuenta  y nueve, inexistente en el Código actual.
    Es lo que tiene citar legislación derogada.
    Doña Olga:
     Siempre con las clásicas argucias: “De modo que la connotación sexual no está en mi cabeza, está en la de Uds”.
    Perdone, copio de nuevo su frase literalmente, para evitar el escamoteo prestidigitador. Dice Ud. “Eso que dice Juanjo Tamayo en el link que puso Javier, que Benedicto emérito tendrá en su retiro “cuatro religiosas a su disposición” me suena bastante, como decirles, casi de mal gusto.  Y la cosa da para chiste.  Pobre Benedicto, cuanto sufrirá, atendido por cuatro odaliscas…perdón religiosas”.
    El término “odalisca” significa lo que significa y fue Ud. quien utilizó referido a Benedicto XVI, no yo.
    De todas formas, un saludo.

  • oscar varela

    Hola L.G.Morán!
     
    Te leo los “cachivaches” que tenés en el “balero”:
     
    – “No hace falta añadir comentario alguno, ipsa res loquitur.
    Entiendo perfectamente la decisión de Virginia W, que no es ninguna indigente intelectual, de abandonar nuestro Atrio: hace falta tener la piel muy dura para aguantar ciertas caricias….
    Yo, de todas formas, seguiré aquí porque, paradójicamente, me encuentro bien entre estos muros.”
    ……………
     
    Tal vez no entiendas algunas palabras que encomillé, y tu RAE no las registre con el significado del uso, porque la RAE cumple su excelente función de almidonar la Lengua que ya no vive en la Gente.
     
    Al hábito de tonteras por el estilo al que el alambique curial está acostumbrado a despachar en los púlpitos, vos le sumás algo execrable de indignidad:
     
    1.-  No solo tu ya reiterada función consagrada en una Orden Menor como la de Portero, puesto que te dedicas a controlar las Entradas y Salidas de la gente en Atrio.org
     
    2.- sino sobre todo por un relame morboso en acentuar las fricciones que se producen en los nada fáciles diálogos entre los compañeros atrieros.
     
    Podrás seguir “encontrándote bien entre estos muros” pero eso acentúa mi percepción de tu indignidad como excelente lenguaraz a favor de la dis-cordia.
     
    ¿Qué le vamos a hacer muchacho?
    Me parece que andás con el paso cambiado.
     
    Yo, si no te molesta, ¡seguiré yendo! – Oscar.

  • olga larrazabal

    Don Luis:  Lamento que esté tan consternado por las decisiones del prójimo.  Tomo mi parte de la queja de Doña Virginia W, y le digo que no se me pasó por la cabeza pensar en algo sexual respecto al papa, no porque sea un santo, sino porque se ve como un profundo misógino y despreciador del sexo femenino; por lo tanto sentí que rebajaban a las religiosas al nivel de “esclavas”, atendedoras de viejitos enfermos, porque por deseo expreso de él, no son dignas del sacerdocio.  Y la verdad es que odalisca suena mejor que esclava o sirvientilla.
    De modo que la connotación sexual no está en mi cabeza, esta en la de Uds.

  • pepe sala

    Qué bueno que cada cual analice lo que crea conveniente de lo que escriben los demás. A mi me parece excelente.
     
    Pero claro, todos tenemos los mismos derechos y cada cual tiene su propia neurona para los análisis.
     
    A Luis González Morán ( ya me van a reñir otra vez por meterme con el pater…) le interesan mucho los asuntos de sexualidad malinterpretada. ¿ Quien va a pesar mal de un sacerdote que conviva con mujeres?? Mucho menos de un Papa, oigan…
     
    Con lo inmaculados que son ellos ( y me da igual que sea Papa, Obispo, cardenal o cura párroco) no se entiende que haya personas de mala fe ( mala hostia, diría yo) que desconfíen de la santidad  entre tan santos varones.
    Lo que ya no entiendo, considerando las “razones” de nuestro ínclito Luis G. M. , es que sus propios Organismos religiosos tampoco tengan demasiadio confianza en los asuntos de ” picha dura no cree en dios” y se prevengan férreamoente ante las posibles ( seguras) desviaciones de los santos varones.
     
    Seguro que mi ínclito Luis G. M. sabrá descifrar correctamente éstas normativas LEGALES  que los malpensados papas y cardenales-obispos propusieron ante las evidencias de que ” todo lo que reluce no es oro”. ( si no hay delito, no hay norma legal para evitarlo):
    ——
    Can. 2359. par. 1. Clerici in sacris sive saeculares sive religiosi concubinarii, monitione inutiliter praemissa, cogantur ab illicito contubernio recedere et scandalum reparare suspensione a divinis, privatione fructuum officii, beneficii, dignitatis, servato praescripto can. 2176-2181.
    par. 2. Si delictum admiserint contra sextum decalogi praeceptum cum minoribus infra aetatem sexdecim annorum, vel adulterium, stuprum, bestialitatem, sodomiam, lenocinium, incestum cum consanguineis aut affinibus in primo gradu exercuerint, suspendantur, infames declarentur, quolibet officio, beneficio, dignitate, munere, si quod habeant, priventur, et in casibus gravioribus deponantur.
    par. 3. Si aliter contra sextum decalogi praeceptum deliquerint, congruis poenis secundum casus gravitatem coerceantur, non excepta officii vel beneficii privatione, maxime si curam animarum gerant.””
    ——
     
    Ya te digo… desde que me sacaron del las Catilinarias no me entero de nada escrito en latín.
     
    Pues éso…

  • Luis Gonzalez Moran

     
    Dice Virginia W en este mismo post (03-Marzo-2013 – 16:08 pm): “Mis opiniones sobran después de los comentarios fuera del contexto del artículo que aquí se pueden leer, me he convencido totalmente de aquellas palabras que pronunció en su momento el Cardenal emérito de Milán, Carlo Maria Martini, bien tratado en este blog, sobre las acusaciones “innobles” que algunos realizan gratuitamente a la Iglesia y al Papa. Antonio Duato usted no es un jovencito y sabe por experiencia discernir y valorar las noticias, no me haga pensar otra cosa. Me despido de este blog porque el humo difumina la realidad, y creo que aquí hay un exceso de humo y una escasez de autenticidad”.
    Habla de comentarios/acusaciones “innobles” realizados gratuitamente sobre la Iglesia y el Papa. ¿Se realizan tales comentarios en Atrio? Antonio Duato ha tratado de restarle importancia al posicionamiento de Virginia y he querido comprobar la verdad o mentira de lo que afirma Virginia, pero yo he querido profundizar un poco más en tema.
    En primer lugar ¿qué es “innoble”? Es aquello que carece de nobleza, es decir, de grandeza, lo que es vil, abyecto.
    De esto y en concreto con los análisis hechos sobre la renuncia del papa y elementos concomitantes, hay muchísimos ejemplos  en Atrio. No digo, en absoluto que las personas que los firman sean innobles, que son personas muy dignas y apreciables, sino que algunos comentarios son viles.
    Voy a trascribir varios ejemplos de comentarios/acusacione  in-nobles:
    1º.- Al introducir el post “Cauces políticos para el cambio”, (01-marzo-2013) el equipo Atrio escribe: “Descanse en paz. A Ratzinger me refiero. Es lo que quería él. Ojalá sea de verdad”. En el significado usualmente aceptado del lenguaje, esta frase se dedica siempre a “los muertos…” Aquí se ha jugado de forma “in-noble”.
    2º.- Al introducir el artículo ¿Será este el último cónclave de cardenales? de Juan Arias, que, por cierto, ha pasado totalmente desapercibido con dos únicos comentarios, la Redacción de Atrio, 28-Febrero-2013, escribe: “Juan Arias, viejo amigo, buen periodista español radicado en Brasil, es divertido pero más profundo de lo que parece. Dice que podría ser el último cónclave y no le faltan razones  para entrever que este teatro al que vamos a asistir tiene los días contados”.
    Entiendo que al progresista Equipo de Atrio no le guste la forma que tiene la Iglesia de elegir nuevo Papa, pero de ahí a calificar el sistema de “teatro” hay una distancia insalvable.
    3º.- Javier Renobales Scheifler  (03-Marzo-2013 – 10:53 am) escribe lo siguiente:

    “Olga, que las mujeres (religiosas las llaman) están al servicio del macho alfa dominante en el rebaño católico, creo que es cierto. Sonará raro, con tanta Susantidad del macho y tanto esposas de Xto. de las mujeres, pero creo que es cierto, por desgracia.
     ¿Cómo le sirven al papa? NO lo sé, el secretismo es esencial en la ICR, pues es un ejercicio más de su hipocresía consustancial, la que predica que la verdad nos hará libres. Podemos imaginarnos cualquier cosa, en esos servicios de las mujeres”.
    Este comentario/acusación, por mucho que proceda de la mano de mi amigo Javier es un comentario in-noble e incluso nauseabundo.
    4º.- Doña Olga Larrazabal  (02-Marzo-2013 – 19:54 pm) escribe lo siguiente
    “Eso que dice Juanjo Tamayo en el link que puso Javier, que Benedicto emérito tendrá en su retiro “cuatro religiosas a su disposición” me suena bastante, como decirles, casi de mal gusto.  Y la cosa da para chiste.  Pobre Benedicto, cuanto sufrirá, atendido por cuatro odaliscas…perdón religiosas”.

    Para no caer en ningún tipo de exageración subjetiva, he ido al Diccionario de la Real Academia Española, buscando el significado de “odalisca”, empleado por la autora del comentario trascrito: Dice literalmente: odalisca. (Del fr. odalisque, y este del turco odalik, concubina).
    1. f. Esclava dedicada al servicio del harén del gran turco.
    2. f. Concubina turca.

    No hace falta añadir comentario alguno, ipsa res loquitur.
    Entiendo perfectamente la decisión de Virginia W, que no es ninguna indigente intelectual, de abandonar nuestro Atrio: hace falta tener la piel muy dura para aguantar ciertas caricias….
    Yo, de todas formas, seguiré aquí porque, paradójicamente, me encuentro bien entre estos muros.
     

     

     
     
     
     

  • oscar varela

    Hola Javier!

    Te leo:

    – ” Y ¿qué iglesia queda, una vez ‘mandada al carajo’ la que se ha dado en llamar iglesia-institución?”-

    Te respondo:

    Queda la experiencia de un anacronismo para los problemas de hoy
    Esto quiere decir: el reconocimiento de un error histórico.

    Se accede a ese estadio de comprensión con la calma después de la puteada.

    Cuando la puteada se prolonga en demasía hay el grave riesgo de disfunción
    y de funcionar a favor del sistema,
    pues el sistema percibe que el emputecido gasta sus energías al cuete,
    no quedándole resto, o muy poco, para oradar el encierro que lo enferma.

    Tal vez ¿no?

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Antonio Vicedo

    Supuesta la condición humana, realidad bien constatable y al alcance de cada mano, (o mente- vivencia, que es un decir) en tan fugaz periodo de tiempo dentro del ambiente infinito pasado y futuro inabarcable, podemos, dentro de azuzar la propia y ajena responsabilidad, no llegar al paroxismo de absolutizar nuestro corto paso por esta tierra, ni las incoherencias en ella asumidas y vividas.
     
    De siempre me ha cuestionado la situación humana, en esa totalidad indefinida, asumida como normal, aunque en diferente enfoque, del juicio definitivo relatado por Jesús, según sus testigos dicen, explicando sentencia inapelable a las conductas cada un* de sus encausad*s:
     
    -Venid ¡Benditos! (Apartaos ¡Malditos!), porque tuve hambre y me(no me) disteis de comer, tuve sed y me (no me) disteis de beber, fui extranjero y me (no me) recogisteis, estuve desnudo y me (no me) vestisteis, enfermo y me (no me) visitasteis, estuve en la cárcel y fuiste (no fuiste) a verme.
    Entonce los justos (también estos otros) replicarán: -Señor: – ¿cuando te vimos …. y te (y no te)….?
    Y el rey (este Hombre, sentado en su trono real) les contestará:
    -Os lo aseguro: Cada vez que lo hicisteis (dejasteis de hacerlo) con un* de es*s más humildes, lo hicisteis (dejasteis de hacerlo) CONMIGO.
     
    Pero lo que sucederá con la aplicación de la sentencia (¡VENID! o ¡APARTAOS!), no podemos interpretarlo prescindiendo de todo el testimonio y mensaje de Jesús, condensado en sus parábolas en las que a términos finales de vida terrena se refiere para TODOS LOS HUMANOS: Hijo pródigo; Pleno empleo y retribución en la viña; Buen Pastor y oveja centenaria perdida; además de aquella condición de superbondad infinita paterna, trascendiendo en AMOR al de cuales quiera madres y padres terrenos., ante Quién Jesús, desde la cruz, ejercía la defensa fraterna exculpatoria:- “….porque no saben lo que hacen”.
     
    Y quiero resaltar, con magia, o sin ella, pero con firme y libre fe, aquello del principio, de encajar las incoherencias de libertades y responsabilidad humanas, en ese universo indefinido de relatividades naturales en el que se hacen realidad esos modos coincidentes y diversos implicados en aquella universal sorpresa: “¡Señor! ¿cuando te vimos…..?”
    ¡Somos a la vez tan pequeños y sublimes, por muy engolados que nos consideremos falsamente, respecto a l*s demás y a nosotr*s mism*s!
    Y todo esto lo enmarco, por mi parte, con el mayor respeto y reconocimiento científico  respecto a cuantos consideren que, lo trascendente para la vida humana, incluido cuanto puede haber después de la muerte natural, es pura magia. UNA PRIMAVERA. 3/3/13

  • Javier Renobales Scheifler

    Y ¿qué iglesia queda, una vez ‘mandada al carajo’ la que se ha dado en llamar iglesia-institución?

    No olvidemos que todos los kikos, opus, legionarios, comunión-liberación y demás similares también son iglesia-institución, no sólo monjas, monjes, religiosos, curas y jerarcas y todo el patrimonio de la ICR, templos, conventos, pisos, colegios con su negocio de la enseñanza, y sus enormes medios de comunicación, son iglesia-institución.

    ¿Cuántas personas la van a mandar al carajo, a la llamada iglesia-institución?

    ¿Donde se va a notar esta mandada al carajo de la llamada iglesia-institución?

    Son por lo menos tres preguntas (las sumo por si hubiera ganas de responderlas, aunque sea cada uno interiormente).

  • oscar varela

    Hola!

    Leo:

    – “¿Por qué no soñar? “-

    ¡Ok, ok! ¿Por qué no soñar?
    …………….

    Veamos: ¿Cuántas maneras de soñar puede haber?

    Digamos, al menos, que TRES:
    * Soñar DORMIDO
    * Soñar DESPIERTO
    y una tercera que más me gustaría:
    * Soñar ALERTA.

    ¿De “cuál-qué” SOÑAR estarán hablando Juan Luis y A.D?
    …………..

    Ya dije que cualquier gente es gente cuando “LABURA”
    e.d. se hace cargo de la vida que tiene que vivir, como cualquier hijo de vecino.

    Que, entonces: -“esto manda al carajo la Institución Iglesia”-?

    – “¿Sabe usted que tiene razón? ¡Como que me lo hubiera sacado de la boca!”-

    Corolario: ¿A qué seguir “tonteando” con “gatopardismos” de teologías laicales y/de las liberaciones?
    Tengo preferencia por jivialidades mas seria y ugentes.

    Y así ando ¡yendo todavía! – Oscar.

  • Antonio Duato

    ¡Gracias, Juan Luis, por tu comentario en este post!

    ¿Por qué no soñar? has dicho.

    Estoy totalmente de acuerdo. Por mucho que quiera seguirte en la rigurosidad crítica de un nuevo paradigma teológico que excluye no sólo la magia sino la intervención directa de Dios en la historia, creo que ambos -que nos entendemos muy bien en nuestra vivencia mística secular-, estamos abiertos a lo inesperado, a lo sorpresivo, a cambios profundos e inexplicbles en la sociedad y en la comunidad cristiana. ¿Por qué no?

    El rechazo de la magia no es nunca rechazo de la esperanza, la esperanza de Ernst Bloch y de Moltman que ha acompañado siempre nuestro pensamiento crítico.

    Un entrañable abrazo, Juan y Reyes, y una pujante primavera de afectos y esperanzas para los dos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Se les coló una vez Roncalli, y les dio un buen susto con el concilio Vaticano II, que hubiera propiciado el cambio, si hubiera sido más valiente y rotundo Roncalli.
     
    Por eso ya, cuando se les coló Luciani, ya no le dieron oportunidad de cambiar nada: lo mandaron a la tumba ipso facto, sabedores de su impunidad (pues sin autopsia oficial, la impunidad estaba asegurada, como así ha sido –muchos se creen que a Luciani ‘lo llamó dios a su seno’, su muerte fue ‘la voluntad de dios’ (así de útil a la ICR es el pensamiento mágico)-.
     
    Desde entonces Wojtyla y Ratzinger se han esmerado todo lo necesario para que no se les cuele ya ningún obispo ni cardenal que pueda luego colarse a papa y cambiar algo importante: y así han puesto a dedo como obispos y cardenales, a ultras a cual más ultra, a cual más decidido a ser como el papa que les ha hecho obispo y cardenal, o sea como Wojtyla y Ratzinger, a cual más ultra conservador e integrista.
     
    Así que ya no hay posibilidad ninguna de que se les cuele nadie que no sea como estos papas involucionistas.
     
    La continuación de la involución está por tanto bien asegurada.

  • Javier Renobales Scheifler

    Olga, que las mujeres (religiosas las llaman) están al servicio del macho alfa dominante en el rebaño católico, creo que es cierto. Sonará raro, con tanta Susantidad del macho y tanto esposas de Xto. de las mujeres, pero creo que es cierto, por desgracia.
     
    ¿Cómo le sirven al papa? NO lo sé, el secretismo es esencial en la ICR, pues es un ejercicio más de su hipocresía consustancial, la que predica que la verdad nos hará libres. Podemos imaginarnos cualquier cosa, en esos servicios de las mujeres.
     
    Por si acaso, cuando mataron a Luciani, mintieron como de costumbre, al decir que el cadáver lo encontró en el dormitorio de Luciani su secretario cura Magee (creo recordar que ese era su nombre) cuando la verdad fue que la que lo encontró fue sor Vicenza (o algo así se llamaba la mujer que servía al papa)
     
    Peor es que las católicas no se rebelan contra ese maltrato (algunas ni siquiera lo consideran maltrato) que reciben en la ICR de los machos dominantes, que son los sacerdotes y jerarcas, empezando por los papas.
     
    Y peor es lo que dice Sergio Zalba, siempre tan acertado y que conoce bastante la ICR: que La ICR no tiene arreglo.
     
    Ni pueden ni menos aún quieren cambiar. Tienen millones de fieles tipo kikos, opus, legionarios, comunión y liberación y similares que tampoco quieren cambiar.
     
    No quieren para nada una ICR democratizada, la quieren como es, dogmática, con su magisterio ‘infalible’ al que defienden a capa y espada incluso aquí en Atrio, los que vienen a este foro a cumplir esa función de defender la ICR.
     
     Lo cual no les resulta difícil, pues el propio foro pretende purificar la ICR –lo que se pueda, claro, lo que salga, y si no sale nada, pues a seguir y seguir la huella, que no hay prisa, va a aguantar así siempre-.

    Tiempo al tiempo, dice el amigo católico Iñaki SS, siempre lleno de la misma ‘esperanza’ … siempre dentro de la ICR, por si acaso.

  • Iñaki S:S,

    Hablar de primavera me parece demasiado. Yo me conformo con que esta renuncia de Joseph Ratzinger sea, al menos, un incipiente brotecillo verde. Refugiándome en la sabiduría de la gente sencilla, quiero ver en este singular acontecimiento una especie de porito en la barca de la ICR vaticana. La via de agua puede que sea diminuta, pero el pánico que se adivina en los poderes fácticos vaticanos no se puede pasar por alto. Es muy probable que consigan calafatear la nave y que el tema no se les vaya de las manos, pero el susto no se lo quita nadie. No se lo que va a pasar, pero veo como algo positivo que Joseph se haya ido a su nueva chabolita. La tierra Siglo XXI que ha visto nacer este brotecillo verde, tal vez  sea lo suficientemente buena como para que no se seque a las primeras de cambio. ¡Tiempo al tiempo!…y nada de jugar a adivinanzas mágicas.

  • Sergio Zalba

    Primero reparto abrazos. Para todos. Pero en especial, para Teresita y para Juan Luis.  Los quiero mucho.
     
    Segundo:  no veo posibilidad para ninguna “primavera”. Veo sí, que la misma teología y dogmática vaticana es la soga puesta al cuello.  Si saltan se mueren. Para seguir viviendo (almenos un tiempito más) deben permanecer en dónde están, quietos, sin hacer olas…
     
    ¿Cómo podrían hoy afirmar que todo aquello que decían provenir de Dios (dogmas y normas),  es suceptible de modificarse? Si cambian una como a su discurso, todo el castillo se les viene abajo. Efecto dominó. ¿Serían capaces de semejante cosa? No lo creo.

  • olga larrazabal

    Eso que dice Juanjo Tamayo en el link que puso Javier, que Benedicto emérito tendrá en su retiro “cuatro religiosas a su disposición” me suena bastante, como decirles, casi de mal gusto.  Y la cosa da para chiste.  Pobre Benedicto, cuanto sufrirá, atendido por cuatro odaliscas..perdón religiosas.

  • Juan Luis Herrero del Pozo

    “Habemus Papam…….Feminam santiae romanae eclesiae  XX.”
    Los Cardenales llevan varios días reunidos. Una voz:
    ¿Quien nos sacara de este atasco?. Me temo que ninguna solución por muy osada que sea dentro de los parámetros vigentes del dogma actual. Este atasco se podría superar recurriendo a un acontecimiento insólito: que los cardenales se eternizaran va rios días sin lograr un acuerdo hasta que al quinto, sexto o séptimo día uno de ellos lanzara en la reunión un órdago; porque no elegir a un miembro de la iglesia que no encaja en los dogmatismos habituales pero pertenece a la mayoría de la comunidad cristiana: ¡UNA MUJER!.
    Los Cardenales soltaron la carcajada se callaron y hecho ya un silencio infinito una voz exclamo y ¿ por que no?. No encaja en la doctrina oficial pero hagamos por fin un gesto que rescate la dignidad del segmento mayoritario de la iglesia, las mujeres.
    ¿Por que no soñar?.
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Teresita, un abrazo con todo mi cariño.
     
    ¿De verdad quieres creer que Joxema ha influido desde ‘el más allá’ en la abdicación del monarca Ratzinger?
     
    Eso es puro pensamiento mágico, pura superstición, Teresita. Si nos ponemos a pensar así, podemos pensar cualquier cosa, cualquier irracionalidad. Por ejemplo que mi padre o mi hermanos muertos han hecho caer el muro de Berlín.
     
    ¿Por qué no ha sido mi padre, o mi hermano muerto, el que la hecho desde ‘el más allá’ que Wojtyla haya dañado la ICR con su nefasta involución? ¿O por qué no han sido ellos los que han hecho que Bárcenas haya hecho temblar al PP?
     
    Aquí en Atrio encontrarás algunos católicos que pasan por disidentes y te apoyarán en ese pensamiento mágico, de espíritus revoloteando entre nosotros interviniendo en nuestras vidas, haciendo abdicar al monarca absoluto Ratzinger.
     
    Mejor leamos lo que dice Tamayo en
     
    http://www.redescristianas.net/2013/03/02/amnesia-colectivajuan-jose-tamayo/
     
    que nos indica Paco Asensi con gran acierto.
     
    Este jodido Ratzinger ha sido nefasto todo lo que ha tenido, y un cobarde, y ha abdicado por pura necesidad, ante la mierda en la que se había sumergido él mismo.
     
    No pringes a Joxema con este tipo Ratzinger, Teresita, que sin duda Joxema está a otro nivel muy superior.
     
    Un beso muy fuerte, Teresita.

    P.D. estoy de acuerdo con Antonio L. Estos kikos resultan muy dañinos, tanto apoyar el integrismo fundamentalista de sus jerarcas católicos.

  • ROSA ARAUZO

    Dejemonos convertir por el Espíritu para que la Unidad que Xto pide al Padre en Juan,17 se haga realidad. los tiempos de Dios, sin duda, no son los nuestros. La división interior dentro de la Iglesia es el escándalo mayor que proyectamos hacia el mundo de hoy. La estructura actual de la Iglesia responde a esa profunda división que hoy sigue profundizandose 50 años después del concilio Vaticano II. Tenemos que volver a la palabra que Xto dice a la mujer samaritana ”  …creeme, mujer, llega la hora en  que ni en  este monte ni en Jerusalem se dará culto al Padre (Jn:4,21)…Pero llega la hora, ya ha llegado, en que los que dan culto auténtico darán culto al Padre en espiritu y de verdad. Tal es el culto que busca el Padre(Jn:4,23)…” Esperemos en oración y rendición total, a la voluntad de la Trinidad en el desarrollo de los aconteceres que están por llegar. Para dar culto en espiritu y de verdad no hace falta tanta superestructura

  • ana rodrigo

    Teresita, preciosa, un beso grande, grande.

  • Antonio L.

    Siguen girando en torno al Vaticano, a la distancia de Plutón. Esperando que alguna palomita sagrada influya en la mente de unos viejos cada vez más fascistas. Pero la palomita sagrada no aparece por ninguna parte.
    Lo que le está pasando a la Iglesia es que se está kikizando. Participación de los laicos? El Kiko!! Vaticano II? El Kiko!!
    Jornada de la Juventud? El Kiko!!  Templos vacíos? El Kiko!!

  • Teresa TUMINI

    Mi primera reacción ante este artículo fue: Ah! Si Josemaría (Sarrionandía) estuviera aquí!
    El admiraba muchísimo a Hans Küng. Por otra parte, y perdónenme la ilusión de “mágica”
    intervención, sueño: ¿ Y si la renuncia de Benedicto (el influir para que sucediera) fuera la
    primera travesura que se permitió nada más llegar al paraíso?

  • Hans Küng:
     
    Usted es un hombre culto, un erudito de la teología ecuménica, amén de un testigo excepcional de la historia de la Iglesia católica, sobre todo en europa, en los últimos sesenta años. En algunas cuestiones, usted tiene razón, “más razón que un santo”, como se dice popularmente. Sin embargo, el camino de reformas que usted viene reivindicando para la Iglesia católica desde hace décadas, en sus libros y resto de publicaciones, charlas, seminarios y conferencias, usted sabe que no es nuevo; a decir verdad verdad, es casi idéntico al que llevan aplicando a sus comunidades, sectas e iglesias, no pocos cristianos protestantes de corte liberal, con el desalentador resultado de que esas comunidades cristianas están mucho más en crisis que la Iglesia católica, la cual, ciertamente, está sobre todo en crisis en la vieja Europa, esto es verdad, no cabe negarlo, pero no tanto en Iberoamérica -aunque en este gran continente, también en no poca medida, pues el fantasma de la secularización ha avanzado mucho en los últimos lustros en aquel continente “hermano e hijo” de España-, y mucho menos en África, continente donde el catolicismo es bastante pujante.
     
    Usted sabe, o debería saber, que las comunidades cristianas, casi sin excepción salidas de la Reforma, que han aplicado modelos de reforma casi idénticos a los suyos que desea para la Iglesia católica, señor Küng, ha llevado a muchas de esas comunidades al borde de la quiebra definitiva, de la desaparición y cierre por falta de fieles y de celo pastoral.
     
    Así que todo eso de aceptar el aborto, el divorcio, la contracepción, la homosexualidad, la eutanasia, las mujeres al ministerio ordenado, etcétera, ya existe en todas esas comunidades cristianas. Y desde luego, todo parece indicar que esas medidas de reforma teológica y eclesial no han fortalecido a esas comunidades cristianas, y sí más bien todo lo contrario, según los hechos cantan, o según me parece a mí que cantan.
     
    Con decirle a usted que a mi juicio -compartido hasta por el papa saliente Benedicto XVI-, uno de los más graves problemas de la Iglesia católica es el de su secularización interna; es decir, toda esa abrumadora cantidad de fieles trepas, burócratas, figurones, desencarnados, antimilitantes, arribistas, mundanizantes y meros “enchufados”  que han plantado sus tiendas y sus aposentos en la Iglesia católica, no para comprometerse en la construcción del Reino de Dios y su justicia, en comunión con el Magisterio, y sí más bien para la salvaguarda  de intereses menos evangélicos por más partidistas: el trabajito, la parcela de dominio y de poder, el “enchufe” de turno…  Esto es un auténtico cáncer en la Iglesia que, me temo, no podrá extirpar así como así el próximo papa, por muy bueno que sea, cosa que me gustaría fuese así, cierta: un papa que fuera un gran creyente, un hombre de Dios, un enamorado de Jesucristo y de su Iglesia.
     
    Ojalá -que es expresión heredada en castellano del idioma árabe, por cierto-, o sea, Amén.
     
    Saludos. Buen fin de semana.
     
     

  • Antonio Vicedo

    ¿Qué quieren que les diga?
    Respeto máximo a su persona, como a la de cualquiera por motivos que haya dado de fallos de responsabilidad y coherencia.
    Jesús le dice desde la cruz al Padre:….porque no saben lo que hacen, y parece ser que tan tontos no eran los de aquel Sanedrín y sus cómplices.
    Pero, dado como criban los sistemas de poder a los caminantes, el que alguien vaya pasando cribaciones, sin que le zurren a proporción de su fidelidad al Maestro, da motivos para pensar que, de algún modo, por miedo o interés, ese alguien,  no se mantiene claramente fiel a una causa, hasta hacerla propia con el encausado y guarda su ropa cuando hay que acercarse al agua.


    Jesús profetizó que compartirían con él suerte quienes le fueran fieles y el sistema de poderes no ha perdido el olfato para detectar amenazas.
     
    De profesor a obispo, a cardenal, a curial y papa, con la que caía, ha caído y sigue cayendo ¿Dónde queda lo de siervo y discípulo cuando al Amo y Maestro lo crucifican?
    ¡Pues eso!
     
     
    Y ahora, ante el cónclave, aviso para navegantes, porque si no quieren participar del secular engaño y manifiesta falsedad para mal de la Iglesia y de la Humanidad, mientra se niega al Maestro, el aviso de su parte sigue claro: -“COMO el Padre me envió, Así so envío yo a vosotros.”
    Y quien, con su púrpura y todo, no esté dispuesto, desde el primer momento y a cualquier precio. aceptar en coherencia ser sucesor de Pedro sin dejar de ser de todos hermano humano, que no se lance a ser aparentemente sagrado.
     
    Toda su misión la empezó Jesús de aquella forma humana encarnado.
    Nazaret y Belén con su BUENA NUEVA no pueden, ni deben soportar más la sombra de cuanto l*s pequeñ*s del mundo ven. o puedan ver y no ver  del  Vaticano.

  • francisco asensi

    A este respecto (y como complementario del de Hans Küng), no hay que dejar de leer el artículo de  Juan José Tamayo “Amnesia colectiva”  que publica El País de hoy (1 marzo)

  • Javier Renobales Scheifler

    Pregunta el autor del post ¿Será posible que tengamos un cardenal o un obispo que no esté dispuesto a seguir por la misma senda trillada de siempre?

    La respuesta es obvia: NO, no lo hay, ningún cardenal va a sacar las patas del tiesto.

    Además, no hay que olvidar lo que le pasó a Luciani.

    Y menos aún los cardenales van a poner de papa a ningún obispo que no sea cardenal: en la práctica ponen siempre a un cardenal, pues para eso los papas  inventaron los cardenales, para perpetuar endogámicamente su ideología y actuación, cada vez más ultras.

    Desea el autor del post: “Un Papa que no siga obligando a los obispos a obedecer una línea oficial reaccionaria, que ponga en práctica una democracia apropiada dentro de la Iglesia, construida según el modelo del cristianismo primitivo.”

    Pero el autor del post se responde él mismo: “Por desgracia, desde la época del papa Juan Pablo II, se emplea un cuestionario para hacer que todos los obispos sigan la doctrina oficial de Roma en los asuntos polémicos, un proceso sellado por el voto de obediencia incondicional al Papa. Por eso, hasta ahora, no ha habido disidentes públicos entre los obispos. ”

    Si encadenan así a los obispos -de lo contrario no los hacen obispos- mucho más si cabe encadenan ferreamente a los cardenales,y si no, no los hacen cardenales.

    Obispos y cardenales han tenido que demostrar previamente a ser nombrados a dedo, su total sumisión en cuerpo y alma a la ideología ultra de los papas y sus curias. De lo contrario no serían ni obispos ni cardenales, y pueden dejar de serlo si se desmandan lo más mínimo.

    NO cabe pues sorpresa de ninguna. Sería engañarse esperar un ‘milagro’. Está todo atado y bien atado. Es la ICR, con ella hemos topado.

  • oscar varela

    Hola!

    Un Gobierno será el menos malo
    cuando sepa qué hay que hacer
    con esa Herramienta llamado Estado
    en pro de buen vivir cuidadano.

    Para eso tiene que tenr un Programa o Plan.

    Los teólogos -con Kung a la cabeza-
    no presentan ningún Plan concreto
    de “qué hay que hacer con el Estado vaticano”.

    Pero se quejan de que el Opus lo tenga.

    Por eso ese clima de derrota que ya dan por supuesta,
    aunque saquen de la galera una tal niña “Esperanza”.
    ………….

    Sin embargo, en este Asunto “religioso”
    lo que me parece que les ocure a los teólogos es

    * no solo que no saben qué hacer con la Herramienta-Estado

    * sino principalmente que no saben qué hacer con El Galileo.
    ¿Por qué?
    Porque no saben qué hacer consigo mismo.

    Aquello primero es comprensible;
    lo segundo es andar fugados sin que nadie nos busque.

    ¿Vamos todavía? – oSCAR.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo:

    – “Hans Küng es catedrático emérito de Teología Ecuménica en la Universidad de Tubinga y autor del libro de próxima publicación ¿Puede salvarse la Iglesia?”-

    ¿Convendría que este Hans Küng fuese el PRÓXIMO PAPA?

    En este Kung-fusionismo, muchos no saben pa’dónde arrancar ¿no?

    Hay que seguir ¡yendo todavía! ¿queda otra opción, acaso? – Oscar.

Deja un comentario