Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7299 Artículos. - 111321 Comentarios.

Declaración de Emergencia Mundial del Club de Budapest

Declaración de Emergencia Mundial del Club de Budapest

30 de octubre de 2008

Preparado por Ervin Laszlo y David Woolfson

Traducción del francés por ATRIO

.

Preámbulo

La crisis financiera y económica mundial, el cambio climático mundial, las guerras en curso, el terrorismo, los riesgos y desafíos nucleares, el auge o el fin de los recursos naturales no renovables, la nueva crisis del agua, el aumento neto anual de unos 80 millones de personas en el mundo, el aumento de la pobreza y la falta de vivienda, el hambre en términos absolutos, la creciente brecha entre ricos y pobres, tanto dentro de los países como entre ellos, y otras macro tendencias asociadas, son pruebas crecientes e innegables de que el mundo actual es fundamentalmente insostenible y de que la humanidad está avanzando rápidamente hacia un colapso de los sistemas sociales y ecológicos actuales.

A pesar de estas crisis globales globales que amenazan a la comunidad humana, la forma de pensar y actuar de la mayoría de los responsables políticos, o del mundo de los negocios, sigue centrada en el corto plazo más que en el largo plazo, en las prioridades nacionales más que en las internacionales, en los intereses personales más que en los intereses comunitarios, sobre la confrontación y la militarización en lugar de la cooperación y el diálogo, sobre los valores y el nivel de conciencia del siglo XIX en lugar de los del siglo XX, sobre el mantenimiento del statu quo en los asuntos de actualidad, en lugar de la transición urgente hacia nuevos sistemas económicos, energéticos y sociales, en los planos local, nacional e internacional.

Por lo tanto, conscientes de estas crisis globales emergentes y de la constante falta de gobernanza necesaria a nivel nacional y mundial en la política y en los negocios, lanzamos un llamamiento urgente a la acción, una “Declaración del Estado de Emergencia Global” en nombre de los pueblos de nuestro planeta y en beneficio de todos.

La situación global

La crisis mundial a la que se enfrenta la humanidad en la actualidad afecta a todos los individuos y sociedades. Si continuamos al ritmo actual, a mediados de este siglo nuestra Tierra podría volverse inhabitable para los humanos y la mayoría de las otras formas de vida. Tal colapso global del sistema podría ocurrir mucho antes a través de un aumento en el calentamiento global u otros desastres ecológicos, o a través de guerras nucleares desencadenadas por conflictos religiosos, étnicos o geopolíticos, o un uso excesivo de los recursos naturales en disminución.

Las macrotendencias se han confirmado durante varias décadas y están alcanzando una meseta irreversible. La modelización científica de sistemas complejos muestra que cuando los sistemas alcanzan un estado crítico de inestabilidad, se descomponen o alcanzan un nivel de mejor funcionamiento. Desde estos “puntos de no retorno”, ya no es posible mantener el status quo y este modo de organización y funcionamiento.

Se han dado varias estimaciones para una fecha de “punto de no retorno”. Fue por ejemplo predicho que la temperatura media de la Tierra aumentaría en unos 3 grados centígrados en 2100, luego se dijo que este nivel se alcanzaría hacia mediados de siglo, y más recientemente que este nivel podría alcanzarse en una década. La cifra de calentamiento global ha aumentado de 3 grados a 6 grados o más. Un calentamiento global de 3 grados crearía serias interrupciones en la actividad humana, mientras que un aumento de 6 grados causaría un colapso global, haciendo que la mayor parte del planeta no sea apto para la vida humana.

Sin embargo, estas previsiones sólo tienen en cuenta una tendencia a la vez: calentamiento global, disponibilidad de agua, producción de alimentos, pobreza, presión demográfica, contaminación atmosférica, etc. No tienen en cuenta los impactos creados por la interconexión de las macrotendencias ni los efectos de los circuitos de retroalimentación. Cuando una tendencia alcanza un punto crítico, su efecto sobre otras tendencias puede ser muy significativo. Por ejemplo, si el calentamiento global crea sequías prolongadas en algunas áreas y las inundaciones costeras en otras, las masas de pobres y sin hogar invadirán las áreas menos afectadas, creando movimientos sociales y económicos con escasez crítica de agua y alimentos.

La aceleración de estos acontecimientos y el cruce de sus implicaciones indican que para salir de la actual crisis mundial y lograr un mundo más pacífico y sostenible, probablemente sólo tengamos tres o cuatro años después de 2008. Esto se acerca a la profecía maya que marca el 2012 como el fin del mundo presente.

El período alrededor de finales de 2012 será probablemente turbulento por las razones mencionadas anteriormente y otras. Las predicciones de las ciencias físicas anticipan interrupciones en los campos geomagnéticos, electromagnéticos y otros campos que rodean el planeta, causando daños significativos a las telecomunicaciones y afectando a muchos aspectos de la actividad y la salud humanas. Para las tradiciones esotéricas, el fin del 2012 será el fin del mundo conocido, otras interpretaciones más optimistas hablan de un nuevo mundo que sustituye al viejo.

Aunque la mayoría de la población mundial aún no ha reconocido el riesgo de un colapso total a gran escala, millones de individuos y grupos líderes han mencionado durante años estas amenazas y desafíos. Estedespertar” es una señal positiva de la vitalidad del espíritu humano y de su capacidad para responder con flexibilidad y creatividad a los peligros que amenazan a la humanidad. Esto debe apoyarse y facilitarse por todos los medios apropiados, ya que la escala y la urgencia de la transformación necesaria exceden con mucho el alcance de los esfuerzos actuales. Será “demasiado poco, demasiado tarde” a menos que toda la comunidad humana se movilice rápidamente para revertir estas tendencias macroeconómicas antes de que sean irreversibles.

Esto debe convertirse ahora en nuestra prioridad global. Debemos actuar antes de que sea demasiado tarde. Nos arriesgamos al colapso de nuestra civilización y a la desaparición de nuestra especie. Reconocemos la posibilidad real de que un niño nacido hoy pueda ser testigo del capítulo final de los 200.000 años de existencia del hombre moderno en este planeta.

El camino a seguir

Debemos enfrentarnos y gestionar de manera creativa las consecuencias inesperadas del pensamiento estrecho y a corto plazo que nos ha llevado a la actual situación mundial y que no puede mantenerse. Ninguna “receta rápida” o “tecnología milagrosa” nos salvará de las consecuencias de valores y acciones erróneas del pasado. Es mediante la participación de la mente humana en toda su creatividad y sabiduría potencial que se pueden desarrollar las nuevas formas necesarias de pensar y actuar. El modo de pensar dominante actual ya no se puede mantener. Debemos superar la inercia social generada por las poderosas reminiscencias autodestructivas de épocas obsoletas a fin de preparar a cada región, nación y comunidad para las perturbaciones sistémicas y el posible colapso. Tenemos que reconsiderar radicalmente nuestra visión del mundo y reestructurar nuestros sistemas como la energía, la economía, la gobernanza, el transporte, la alimentación, el uso de recursos y la distribución. Debemos actuar para ampliar la ventana de oportunidad antes de que sea demasiado tarde, a fin de evitar un colapso a escala mundial. Cada crisis trae consigo una oportunidad de cambio y transformación. Las ideas y modelos para los nuevos sistemas ya existen. Hoy estamos redescubriendo los elementos esenciales de la sabiduría inherente a las grandes tradiciones culturales del mundo, y haciendo importantes descubrimientos científicos sobre la relación entre la naturaleza y nosotros. Al mismo tiempo, estamos desarrollando fuentes de energía alternativas, tecnologías sostenibles, comunicaciones globales y flujos de información, biotecnología, nanotecnologías, inteligencia artificial y otras tecnologías que pueden allanar el camino hacia una sostenibilidad global para las comunidades humanas y el medio ambiente.

Diferentes formas de pensar y herramientas pueden acelerar el surgimiento de un nuevo mundo para escapar de los escenarios más pesimistas. Pero debemos actuar ahora. El tiempo es corto y la tarea no tiene precedentes.

Para hacer frente a esta urgencia, es preciso señalar a la atención del mayor número posible de personas soluciones eficaces y pragmáticas lo antes posible. La comunicación y colaboración global entre pueblos, naciones, culturas, religiones, sectores de la sociedad, profesiones, asociaciones, redes, organizaciones y otros grupos es esencial para asegurar la supervivencia de la humanidad en este planeta.

El nuevo informe “WorldShift 2012” del Club de Budapest (El Libro del Cambio Actual) propone la transición (“cambio mundial”) de un camino de insostenibilidad, conflicto y confrontación, a un camino de sostenibilidad global, bienestar y paz. Las propuestas de este Informe, así como las de los signatarios de la Declaración, han inspirado este documento.

Hacemos un LLAMAMIENTO a todos los habitantes de nuestro planeta para que demuestren su conciencia del estado de emergencia global y su firme intención de contribuir a producir un cambio significativo en todos los sectores de la sociedad (educación, gobierno, economía, medios de comunicación, cultura, tecnología) y a todos los niveles (local, nacional y mundial) para el bien común de todas las personas, sociedades y todas las formas de vida en la Tierra.

(Los socios del Club de Budapest son, según la página oficial del Club  , 60 personas de gran prestigio mundial. En el enlace pueden verses sus nombres y fotod. Destacan, entre otros, Desmond Tutu, Edgar Morin Hans Küng, Mikhail Gorvachev, el Dalai Lama, Yehudi Menuhim, Yaclav Havel…  VER EN http://www.clubofbudapest.org/clubofbudapest/index.php/en/)

APÉNDICE 1

Examen resumido de las principales recomendaciones contenidas en WORLSHIFT 2012: El libro de Current Change

Objetivos de Liderazgo (1): El Objetivo Principal de la Empresa

La caridad no es la función de los negocios. Ese es el papel de la sociedad civil. La caridad de las fundaciones voluntarias es una contribución bienvenida, pero no es suficiente si las empresas que ganan el dinero gastado por las fundaciones permanecen enfocadas en sus intereses a corto plazo. Las empresas que se encuentran a la vanguardia de los principales sectores industriales deben crear un consorcio global para implementar prácticas y estrategias responsables que promuevan la sostenibilidad. El consorcio funcionaría sobre la base de una misión clara e inflexible y de un código de ética y conducta motivador. Sus miembros limitarían la competencia sólo para asegurar que las empresas se centren en estrategias que contribuyan a la sostenibilidad física, ecológica y social de su medio ambiente. Juntos, tendrían el poder de enfrentar los desafíos que plantean los competidores oportunistas y poco éticos.

Un fuerte compromiso con el objetivo social por parte de los líderes del mercado transformaría la forma en que se llevan a cabo los negocios en todo el mundo. Como razón de ser, las empresas reemplazarían la estrecha concepción del beneficio y el crecimiento por la motivación del bien de la comunidad humana. El objetivo ya no sería “maximizar los beneficios de la empresa en el menor tiempo y con el menor riesgo”, sino “producir lo mejor para el mayor número de personas manteniendo la viabilidad de la empresa”. Este cambio acercaría al sector privado a los actores de la sociedad comprometidos con la sostenibilidad social y económica y el bienestar humano.

Objetivos de Liderazgo(2): Objetivos políticos

El liderazgo informado y orientado al público abarca y adopta los siguientes objetivos:

  • Asegurar que todos los sectores de la comunidad puedan tener voz en las decisiones que afectan la vida y el bienestar de la comunidad.

  • Implementar proyectos y programas destinados a reducir la pobreza y promover la inclusión social y la igualdad de género.

  • Apoyar iniciativas que apunten a la sostenibilidad y la equidad en todos los niveles socioeconómicos de la comunidad.

  • Proporcionar incentivos económicos para el uso de energía alternativa o conservación de recursos, o tecnologías de reciclaje y tecnologías de baja o nula emisión de toxinas y residuos, y trabajar con la comunidad empresarial para promover prácticas que incorporen criterios de sostenibilidad en todas sus operaciones.

  • Prestar atención a la igualdad de los pueblos en el acceso a los bienes naturales comunes a un costo aceptable, incluyendo la energía, el agua y la tierra.

  • Utilizar las tecnologías de acceso a los recursos y la energía de manera segura y eficiente en los servicios públicos, incluyendo la generación de energía, el transporte y las comunicaciones.

  • Integrar métodos alternativos de salud y las últimas tecnologías en el campo de la salud pública.

  • Aplicar estrictamente los criterios de urbanización y construcción, insistiendo en que las energías renovables y el aislamiento eficiente se integren en la edificación y las obras públicas y sean un requisito previo para la obtención de permisos de construcción de empresas privadas, edificios comerciales y fábricas.

Objetivos básicos (1): Nuevos sistemas de pensamiento

La forma de pensar que aún prevalece en la sociedad en su conjunto es obsoleta, constituida por supuestos y creencias que ya no se ajustan a la realidad.

A continuación se presentan algunas de las creencias que se necesitan urgentemente en la sociedad:

  • La Tierra es inagotable.

  • La naturaleza es un mecanismo gigantesco.

  • La vida es una lucha donde sólo los fuertes sobreviven.

  • El mercado corrige los vacíos económicos y las injusticias.

  • Cuanto más consumimos, mejor somos.

  • La finalidad económica justifica los medios militares.

  • La orden pregunta por la jerarquía.

  • La eficiencia es la clave

  • Hay un vínculo directo entre tener dinero y ser feliz.

  • Mi país primero, con razón o sin ella.

  • El futuro no es asunto mío.

    • Objetivos básicos (2): El objetivo de la nueva ética

  • La mayoría de la gente sigue la ética del liberalismo clásico, vive y deja vivir. Puedes hacer lo que quieras mientras no infrinjas ninguna ley. Esto ya no es suficiente. A veces, legalmente pero nunca legítimamente, los ricos y poderosos consumen una parte desproporcionada de los recursos que deben compartirse y, inadvertidamente o no, bloquean el acceso a los recursos esenciales para los pobres e impotentes. También es necesario un cambio por parte de los pobres. Por su parte, deben dejar de envidiar o aspirar al estilo de vida de los ricos. Vivimos en una comunidad interactiva e interdependiente, y nuestra ética debe ser una ética global. No se trata de una ética unilateral, plana y homogénea, sino de una ética que reúne los elementos humanísticos compartidos por las grandes tradiciones culturales. Establece las normas mínimas de comportamiento necesarias para lograr un mundo sostenible en el que todos puedan vivir y prosperar. Su principio básico es vivir de tal manera que todos los demás puedan vivir. Estos principios deben ser autoaplicados como imperativos morales en todo lo que hacemos y deseamos hacer.

    • Objetivos básicos (3): Acción en la esfera personal

  • Algunos aspectos de nuestra vida privada se han convertido en temas públicos. Vivir responsablemente hoy en día significa:

  • Vivir de una manera que satisfaga nuestras necesidades sin quitar a los demás la oportunidad de conocer las suyas.

  • Vivir de una manera que salvaguarde el derecho a vivir y un medio ambiente saludable para todo lo que vive y crece en la Tierra.

  • Buscar la felicidad, la libertad, el crecimiento personal, considerando la investigación similar de otros miembros de nuestra comunidad, nuestro país, nuestra cultura y la comunidad global de otras personas, países y culturas.

  • Elegir un trabajo o profesión, y dedicar nuestro tiempo y talento a una actividad que sea útil y beneficiosa para nuestra comunidad, y que no cause daño a otras personas, otras comunidades y la naturaleza.

  • Unir fuerzas con individuos y grupos para preservar y restaurar la integridad del medio ambiente para que pueda generar y regenerar los recursos esenciales para la vida y el bienestar.

  • Ayudar a los niños y jóvenes a descubrir formas más conscientes y razonables de pensar y actuar.

    • Objetivos básicos (4): Acciones en la esfera del gobierno

  • En una democracia que funciona, los pueblos pueden nombrar y elegir líderes políticos que representen verdaderamente sus intereses y los intereses de los pueblos de su país y de toda la familia humana. Pueden interactuar con su gobierno para informar y, si es necesario, guiar sus objetivos y políticas. Pueden pedir, entre otras cosas, que lo hagan:

  • Estar atento a la equidad en la toma de decisiones

  • Apoyar proyectos comunitarios responsables

  • Utiliza criterios de sostenibilidad en la asignación de recursos naturales y financieros.

  • Cooperar estrechamente con las empresas para promover y facilitar el uso de energías alternativas y sus tecnologías asociadas, generando d´économie y reciclando.

  • Garantiza el acceso a la energía, el agua y la tierra para todos a un costo aceptable.

  • Aumenta la calidad y la capacidad de los sistemas de transporte público

  • Abre el sistema de salud pública a métodos y prácticas de cuidados alternativos.

  • Hacer que la naturaleza sea accesible a todos, salvaguardando al mismo tiempo los equilibrios ecológicos en los espacios naturales.

  • Dirige los fondos y motiva la revitalización de áreas degradadas.

  • Utiliza estrictos criterios de sostenibilidad, eficiencia energética en el uso de los recursos, para la emisión de nuevos permisos de construcción.

  • Tiene en cuenta los cambios en el estilo de vida, los patrones de consumo, los valores y las expectativas de todas las culturas del país.

  • Conecta con otras naciones y gobiernos en un espíritu de justicia, promoviendo

  • cooperación hacia una prosperidad mutua sostenible.

    • Objetivos básicos (5): Acciones en el ámbito empresarial

  • Las personas pueden promover un comportamiento empresarial responsable mediante la compra y el consumo selectivos, apoyando a las empresas motivadas por el bien público e ignorando o boicoteando activamente a las que siguen motivadas únicamente por su propio beneficio y crecimiento.

  • Los que pueden permitirse comprar acciones de una empresa también pueden practicar la “inversión socialmente responsable”. Incluso los pequeños accionistas pueden influir en las prácticas de gestión de una empresa si se unen a grupos de accionistas y plantean cuestiones de responsabilidad social y ecológica en las asambleas de accionistas.

  • Como accionista o cliente, o simplemente como miembro involucrado de una comunidad, cualquiera puede esperar que una compañía comercial haga lo mismo:

  • Presenta de manera precisa y honesta al público los beneficios y costos a largo plazo de sus productos y servicios, reportando su seguridad, durabilidad, consecuencias sociales, toxicidad ambiental y reutilización y reciclabilidad.

  • Busca activamente reducir la contaminación y el daño ambiental, minimizar los residuos en sus procesos de fabricación y en toda su cadena de suministro y distribución.

  • Consultar a sus empleados a la hora de formular las metas y objetivos de la empresa.

  • Da preferencia a las empresas éticas, como socios o asociados, y se niega a hacer negocios con empresas que se comportan injustamente con sus empleados, clientes y comunidades o que degradan el medio ambiente.

  • Muestra un interés activo en la vida de sus empleados, descubriendo sus inquietudes, entendiendo sus necesidades y contribuyendo a su desarrollo personal.

  • Muestra un interés igualmente activo en la comunidad, permitiendo e incluso animando a los empleados a dedicar parte de su tiempo al trabajo social y a mejorar el entorno local.

  • APÉNDICE 2

  • Resumen de las principales tendencias y desafíos

  • Principales amenazas para la supervivencia de la humanidad en el siglo XXI

    • Calentamiento global

  • Doscientos años de combustión de combustibles fósiles y de deforestación a gran escala han aumentado el contenido de dióxido de carbono de la atmósfera de alrededor de 0,28 por mil a más de 0,380 por mil, y este contenido de CO2 está aumentando cada vez más rápidamente. La afluencia de gases industriales va de la mano de la afluencia de gas natural, desencadenada indirecta e involuntariamente por la actividad humana. Si el calentamiento continúa al ritmo actual, el Océano Ártico se descongelará completamente en verano, a partir de una fecha estimada entre 2013 y 2040, según un informe reciente de WWF Living Planet.

  • En Siberia, un área de permafrost de un millón de kilómetros cuadrados, del tamaño de Francia y Alemania juntas, ha comenzado a derretirse por primera vez desde su formación a finales de la última era glacial, hace 11.000 años. El subsuelo siberiano podría contener hasta 70 mil millones de toneladas de metano, una cuarta parte de la cantidad de metano enterrado en el mundo. Los cálculos muestran que esto podría liberar 700 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, aproximadamente la misma cantidad que emiten todas las actividades agrícolas del mundo. Esto duplicaría los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera, lo que provocaría un aumento del 10 al 25% en el calentamiento global.

  • Las temperaturas de la superficie del planeta han aumentado una media de 0,7 grados desde finales del siglo XIX. Las regiones ártica y antártica se están derritiendo rápidamente. Los climatólogos esperan un aumento de la temperatura global de 3 grados en 2050, con un posible aumento de 5 grados en 2100, lo que haría que una gran parte de nuestro planeta sea inhabitable para los seres humanos y muchas otras formas de vida. Un aumento de entre 1,44 y 3,06 grados es inevitable debido a los niveles de CO2 en la atmósfera.

  • Los modelos climáticos muestran que incluso cambios relativamente menores en la atmósfera global pueden tener efectos importantes, incluyendo la propagación de malas cosechas, escasez de agua, epidemias, aumento del nivel del mar y la pérdida de grandes cantidades de bosques. Los grandes fenómenos climáticos ya han causado grandes daños. En 2003, una ola de calor en Europa se cobró la vida de 35.000 personas. En 2004, violentas tormentas en Filipinas mataron a 669 personas y dejaron a 695 desaparecidas. Al año siguiente, el huracán Katrina mató a más de 1.800 personas en los alrededores de Nueva Orleáns y causó daños estimados en 81.000 millones de dólares. En 2007, las inundaciones en la India, Bangladesh, Nepal y Bhután fueron las peores de su historia, con un volumen anormal de lluvias monzónicas que causaron la muerte de más de 2.000 personas y dejaron a 30 millones sin hogar. Ese mismo año, las olas de calor en Europa causaron más de 3.400 muertes.

  • Los reconocidos climatólogos pioneros de esta investigación afirman ahora que las emisiones globales de CO2 deben reducirse a CERO lo antes posible, a fin de estabilizar el clima de la Tierra y evitar el catastrófico escenario de cambio climático para la humanidad. Estos escenarios de “deslizamiento climático global” incluyen un importante aumento del nivel del mar, megatormentas, sequías a gran escala, hambrunas, inestabilidad climática, aumento de incendios forestales, pandemias, extinción de especies a gran escala, etc. En la actualidad, la creación de CO2 está aumentando a un ritmo anual de alrededor del 3%.

    • Guerra nuclear

  • En los primeros años del siglo XXI se produjo un aumento de los conflictos y la violencia entre naciones, religiones y culturas, junto con un aumento de las amenazas terroristas, principalmente en el Oriente Medio, Asia y África. Las principales fuentes de inestabilidad incluyen: las guerras en curso en Afganistán, Irak y otros países, los conflictos seculares entre Israel y Palestina, India y Pakistán, y otros “puntos calientes”, combinados con el aumento de las tensiones nucleares entre Occidente e Irán y Corea del Norte.

  • El aumento de los enfrentamientos entre Occidente y las naciones islámicas plantea ahora el espectro de un “choque de civilizaciones” y un conflicto global con el potencial de una guerra nuclear a gran escala, ya que varios protagonistas poseen o pueden poseer armas nucleares. Esta gran amenaza incluye la posibilidad de un ataque preventivo de las naciones occidentales contra las naciones menos desarrolladas de Oriente Medio, Asia o África, basado en la “doctrina Bush” de 2002 sobre la percepción de los peligros futuros.

  • Además, muchos expertos prevén conflictos futuros entre naciones por la disminución de los recursos naturales, como el agua o el petróleo. Muchas naciones involucradas en estos conflictos tienen capacidades nucleares.

  • El cambio climático global causado por los intercambios nucleares o la guerra nuclear a gran escala incluye el escenario del “invierno nuclear”. Las últimas predicciones científicas para este escenario incluyen:

  • Una guerra nuclear limitada (entre India y Pakistán o en Oriente Medio) en la que cada país utilizaría 50 bombas al estilo de Hiroshima en zonas urbanas que producen un cambio climático nunca antes registrado en la historia de la humanidad. Esto representa sólo el 0,03% de la potencia explosiva en el estado actual del arsenal.

  • El mismo escenario produciría el agotamiento de la capa de ozono global, ya que el calentamiento de la estratosfera provocaría reacciones químicas que agotarían la capa de ozono.

  • Una guerra nuclear entre los EE.UU. y Rusia hoy produciría un Invierno Nuclear, con temperaturas que caerían por debajo de cero en verano en las principales regiones agrícolas, amenazando el suministro de alimentos de casi todo el planeta.

  • Los efectos climáticos del humo de las ciudades y zonas industriales en llamas durarían varios años, mucho más de lo que se había calculado anteriormente. Los nuevos modelos de simulación climática, que pueden tener en cuenta toda la atmósfera y los océanos, muestran que el humo sería atraído hacia arriba por la calefacción solar, donde permanecería durante varios años.

  • Los Desafíos Actuales comenzaron en la segunda mitad del siglo XX)

    • Crecimiento de la población mundial

  • La población mundial actual es de aproximadamente 6.700 millones de personas y crece a razón de unos 90 millones al año. La División de Población de las Naciones Unidas prevé 7.860 millones en 2025 y 9.930 millones en 2050, el 98% del crecimiento tendrá lugar en los países en desarrollo.

  • La población mundial era de 1.500 millones en 1900, 3.000 millones en 1960 y 6.000 millones en 2000. La población mundial aumentó en un 400% en un período de 100 años entre 1900 y 2000, y en un 200% en sólo 40 años, de 1960 a 2000. Este crecimiento exponencial desde 1900 es ahora esencialmente comparable al aumento de los recursos consumidos, especialmente en las últimas décadas, y es un factor importante en los retos que se explican en esta sección.

    • El Apogeo del Petróleo

  • El uso generalizado de los combustibles fósiles como fuente de energía ha sido el estímulo más importante para el crecimiento económico y la prosperidad humana desde la revolución industrial.

  • Hoy en día, el consumo de combustibles fósiles se acerca a una tasa superior a la que se puede producir porque se vislumbran los límites de este recurso no renovable.

  • El pico del petróleo es el punto en el que se alcanza la tasa máxima de extracción mundial de petróleo, tras lo cual la tasa de producción entra en una fase de declive. El lado de la demanda se centra en el consumo a lo largo del tiempo y en el crecimiento de esta demanda. La demanda mundial de petróleo crudo aumentó en un promedio del 1,76% anual entre 1994 y 2006. La demanda de petróleo se estima en un aumento del 37% en 2008 y se necesitará alrededor de 2030 (118 millones de barriles, frente a los 88 millones actuales).

  • Los descubrimientos mundiales de petróleo han sido inferiores a la producción mundial desde 1980. La producción de petróleo per cápita disminuyó de 5,28 barriles por año en 1980 a 4,44 barriles por año en 1993, pero desde entonces ha aumentado a 4,79 por año en 2005. En 2006, la producción mundial disminuyó de 84631 barriles a 84597 barriles, a pesar del aumento de la población. Esto resultó en una disminución de la producción per cápita, de nuevo a 4,73 barriles por año. De los 21 yacimientos petrolíferos más grandes del mundo, al menos 9 están en declive.

  • A medida que la oferta de petróleo crudo fácilmente disponible disminuye, y la demanda general aumenta, el precio del barril de petróleo aumenta. El precio del barril alcanzó el reciente récord mundial de 143 dólares en junio de 2008. En agosto de 2003, el precio era de 26 dólares. Como resultado, ha habido un aumento de casi el 600% en el precio del barril de petróleo en menos de cinco años.

  • El impacto del Peak Oil dependerá principalmente de la tasa de disminución y del desarrollo y adopción de alternativas efectivas. Si esto no ocurre, los productos derivados del petróleo (fertilizantes, detergentes, disolventes, pegamentos y la mayoría de los plásticos) se volverán raros y caros. En el mejor de los casos, esto podría reducir el nivel de vida tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo y, en el peor, conducir a un colapso generalizado de la economía mundial. Con el aumento de las tensiones entre países por el agotamiento de los recursos, las situaciones políticas podrían cambiar drásticamente y las desigualdades entre países y regiones podrían aumentar.

  • Además, la combustión de combustibles fósiles como el petróleo es, por supuesto, el principal factor del cambio climático y del calentamiento global.

    • Agotamiento de los recursos

  • Los recursos de nuestro planeta están disminuyendo rápidamente debido al uso excesivo de los seres humanos. En cuanto al crecimiento de la población mundial y los recursos necesarios para la industria, la curva de demanda creciente supera la curva de oferta decreciente. En las seis décadas transcurridas desde la Segunda Guerra Mundial, los seres humanos han consumido más recursos del planeta que en toda la historia hasta la fecha. La producción de petróleo, peces, madera y otros recursos importantes ya ha alcanzado su punto máximo; el 50% de los bosques y el 40% de los arrecifes de coral han desaparecido, y cada año se pierden 93.000 km² de bosque. El consumo mundial supera con creces la capacidad de renovación del planeta.

  • El Fondo Mundial para la Naturaleza estableció en 2001 que la Huella Ecológica de la humanidad era 2,5 veces mayor que en 1961, y excedía la capacidad de renovación biológica de la Tierra en un 20%. La pérdida de biodiversidad (especies) aumenta cada año, debido a la destrucción permanente del hábitat y al cambio climático. El 25% de los arrecifes de coral ya han desaparecido. Los científicos predicen que hasta un tercio de todas las especies podrían extinguirse para el año 2100 si la temperatura aumenta en más de 2ºC.

  • Las proyecciones de la demanda mundial de consumo de recursos en las próximas décadas sugieren un marcado aumento del impacto en los ecosistemas mundiales. El consumo de bienes provenientes directamente del ecosistema: cereales, carne, pescado y madera ha aumentado sustancialmente en las últimas cuatro décadas y seguirá aumentando como resultado del crecimiento económico y demográfico. El consumo humano de recursos mundiales sigue aumentando exponencialmente, en particular entre los gigantes en desarrollo, China y la India.

    • Producción y distribución de alimentos

  • El nivel de producción agrícola que es sostenible a largo plazo representa una huella de 1,6 hectáreas por persona, pero el promedio actual de la huella total es de 2,8 hectáreas por persona. Las extensiones van desde 0,5 hectáreas en los países más pobres, como Bangladesh, hasta 10,7 hectáreas en los Estados Unidos.

  • Hay una sobreproducción de alimentos y, al mismo tiempo, un aumento del hambre en el mundo. Más de mil millones de personas obesas y varios mil millones desnutridas. 6 millones de niños mueren de desnutrición y hambre cada año, mientras que 155 millones de niños tienen sobrepeso.

  • El precio de la mayoría de los productos básicos agrícolas ha aumentado considerablemente en los últimos dos años. Varios factores han contribuido a esta evolución: (1) bajas reservas mundiales (principalmente trigo y maíz), seguidas de dos años de cosechas inferiores a la media en Europa en 2006 y 2007, (2) malas cosechas en países productores importantes como Australia; (3) demanda en rápido crecimiento de biocombustibles a base de cereales, apoyada por subvenciones; (4) cambios graduales en las políticas agrícolas de los países de la OCDE, donde la reducción de las subvenciones ha dado lugar a un menor excedente de producción.

  • Los subsidios agrícolas de los países de la OCDE son la razón principal de los bajos precios mundiales que se conocían anteriormente. Un cambio de estas políticas, combinado con limitaciones de recursos, como la escasez de agua, y una difusión más lenta de las tecnologías existentes o futuras, podría frenar el crecimiento de la oferta de alimentos, a medida que la demanda mundial siga creciendo. En este contexto, parece poco probable que los precios de los alimentos vuelvan a caer a los niveles de las dos últimas décadas.

  • En el futuro, el cambio climático provocará un creciente caos en la producción de tierras agrícolas. Aunque la producción en regiones frías con temporadas fértiles cortas puede aumentar, disminuirá en las regiones tropicales y subtropicales, donde las plantaciones ya están en el límite de su capacidad de producción.

  • tolerancia al calor. En conjunto, estos cambios amenazan la producción de alimentos de toda la población humana.

  • Además, dado que el suministro de petróleo es esencial para las técnicas de producción agrícola, una disminución de la oferta mundial de petróleo podría dar lugar a un pico en los precios de los alimentos y a hambrunas sin precedentes en los próximos decenios.

    • Calidad del aire

  • La contaminación del aire causa muerte y enfermedades respiratorias. La contaminación del aire suele estar vinculada a fuentes de producción industrial como las centrales eléctricas y las fábricas, pero las mayores fuentes de emisiones son las fuentes móviles, como los automóviles.

  • El aire contaminado y el aire con un contenido insuficiente de oxígeno no son aptos para el ser humano. Sin embargo, el contenido de oxígeno en la atmósfera está disminuyendo y el contenido de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero está aumentando. Los contaminantes del aire están aumentando drásticamente en las zonas urbanas de todo el mundo. El estado de la contaminación atmosférica en Pekín es un claro ejemplo.

  • Desde mediados del siglo XIX, el oxígeno ha disminuido principalmente debido a la combustión de carbón; ahora ha caído al 19% del volumen total, en las zonas afectadas, con un 12 a 17% en las principales zonas urbanas. Con un 6 o 7% del volumen total, la vida ya no se puede mantener. Al mismo tiempo, el contenido de gases de efecto invernadero está aumentando. Doscientos años de combustión de combustibles fósiles y deforestación masiva han aumentado el contenido de dióxido de carbono de la atmósfera de alrededor de 0,28 por mil a más de 0,35 por mil, y este contenido de CO2 está aumentando cada vez más rápido.

    • Disponibilidad de agua dulce

  • La cantidad total de agua dulce está disminuyendo rápidamente. Más de la mitad de la población mundial se enfrenta ahora a restricciones de agua. En el pasado, los suministros de agua potable disponibles eran adecuados para satisfacer las necesidades humanas. En 1950, había una reserva potencial disponible de casi 17.000 m3 de agua dulce para cada ser vivo en ese momento. Desde entonces, la tasa de uso del agua ha sido más del doble de la tasa de crecimiento de la población y, como resultado, en 1999 las reservas mundiales de agua per cápita se habían reducido a 7.300 m3.

  • Más de un tercio de la población mundial ya no tiene acceso a suficiente agua potable, y para 2025 dos tercios de la población mundial vivirán en condiciones de extrema escasez de agua. Europa y Estados Unidos tendrán apenas la mitad de las reservas de agua que tenían en 1950, mientras que Asia y América Latina tendrán sólo una cuarta parte. Los países más afectados serán los de África, Oriente Medio y Asia Central, donde los recursos podrían disminuir a menos de 1.700 m3 per cápita.

  • La reducción de las cantidades de agua potable, combinada con el acceso desigual a los suministros, creará aún más peligros para la salud en el futuro, así como muchos conflictos potenciales por el agua en varias partes del mundo.

    • La tierra cultivable

  • La reducción gradual de la superficie de tierras aptas para la producción de alimentos es otra tendencia crítica. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que, a nivel mundial, hay 33 millones de km² de tierras cultivables disponibles, el 71% de las cuales se encuentran en el mundo en desarrollo. Sin embargo, de esta cantidad, sólo 4,5 millones de km² son altamente productivos, y 20 millones de km² son moderadamente productivos. La cantidad de suelo altamente productivo está disminuyendo debido a la erosión del suelo y a otras desestructuraciones, compactación, empobrecimiento, secado excesivo, acumulación de residuos tóxicos, pérdida de nutrientes y contaminación orgánica o inorgánica debida a residuos urbanos o industriales. En algunas partes del mundo, esta tendencia augura una importante escasez de alimentos.

  • China tiene una población 5 veces mayor que la de Estados Unidos, pero sólo una décima parte de la tierra cultivada. Alimenta al 24% de la población mundial con el 7% de la superficie agrícola. Este pequeño porcentaje también está disminuyendo. Debido a la expansión urbana y a la construcción de carreteras y fábricas, ya se han convertido 37 millones de acres (150.000 km²) de tierras cultivables chinas para uso no agrícola. De los 247 millones de acres (1 millón de km²) restantes, alrededor del 10% están extremadamente contaminados, el 33% sufren de pérdida de agua y erosión del suelo, el 7% son salinos y el 4% están en proceso de desertificación.

  • A nivel mundial, cada año se pierden entre 50.000 y 70.000 km² de tierras cultivables. Si este proceso continúa, a mediados de siglo se perderán unos 3 millones de km² (741 millones de acres), con lo que quedarán 27 millones de km² (6.670 millones de acres) para mantener a 9.000 millones de personas. Esto dejará menos de 3.000 m² de tierra productiva por persona, un área mínima incapaz de producir algo más que un simple nivel de alimentos de subsistencia.

  • Historia de los Desafíos Humanos

    • Guerras, Conflictos Armados y Terrorismo.

  • El gasto militar mundial asciende actualmente a 1,2 billones de dólares anuales. Los países de altos ingresos representan alrededor del 80% del gasto militar de sólo el 16% de la población mundial. Los EE.UU. aportan más del 50% del total, y en 2008 mantuvieron 761 bases militares activas en 151 países extranjeros.

  • En 2001, el gasto militar mundial fue 10 veces superior a los niveles acumulados de asistencia a los acontecimientos nacionales. Alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas (adoptados por todos los Estados miembros en 2000 para erradicar el hambre, la pobreza, las enfermedades, etc.) costaría entre 125.000 y 150.000 millones de dólares anuales, sólo entre el 10% y el 15% del gasto militar mundial.

    • Pobreza, hambre y hambruna

  • En el mundo en desarrollo, 11 millones de niños menores de cinco años mueren cada año de enfermedades prevenibles y desnutrición (más de 100 millones cada diez años). Uno de cada tres niños menores de cinco años está desnutrido. 1.200 millones de personas carecen de acceso al agua potable y 2.400 millones de personas carecen de una higiene adecuada. 1.000 millones de personas viven en asentamientos precarios y ocupaciones precarias, y 3.000 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día (aproximadamente el 5,5% de la población mundial).

  • En 2008, más de 73 millones de personas en 78 países dependientes del programa de ayuda alimentaria del Programa Mundial de Alimentos sufrieron una reducción de sus raciones. Al mismo tiempo, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advirtió que el aumento de los precios había creado una crisis alimentaria en 36 países, todos los cuales requerían una mayor ayuda. El Banco Mundial informó de que los precios mundiales de los alimentos habían aumentado en un 75% desde 2000, mientras que los precios del trigo habían aumentado en un 200%. El costo de otros alimentos básicos como el arroz y la soja también ha alcanzado niveles sin precedentes, mientras que el maíz se encuentra en su precio más alto en 12 años.

  • El perfil de los pobres recién desnutridos es ahora urbano y rural. La comida está disponible en los mercados y tiendas, pero muchos vagabundos de la ciudad no pueden permitírselo. La escasez también afectará a los países industrializados occidentales. La escasez significa que algunos alimentos se volverán extremadamente caros o simplemente desaparecerán de los supermercados, lo que dará lugar a una tendencia hacia las verduras locales de temporada. De los 26 países nombrados el mes pasado que se enfrentan a una crisis alimentaria, 21 se encuentran en África. Lesotho y Swazilandia se han visto afectados por la sequía, Sierra Leona carece de acceso a gran escala a los mercados de alimentos debido a los bajos ingresos y los altos precios, y Ghana, Kenya y el Chad, entre otros, sufren de una grave inseguridad alimentaria local.

  • En 2007, en la India, más de 25.000 agricultores se suicidaron, desesperados por la falta de cereales y de deudas. Australia experimentó su peor sequía en más de un siglo, con una reducción del 60% en su cosecha de trigo, y la cosecha de cereales de China ha descendido un 10% desde 2000.

  • El Banco Mundial predice que la demanda mundial de alimentos se duplicará para 2030. Esto se debe en parte al aumento de la población, estimada en 3.000 millones de personas para 2050, pero ésta es sólo una de las causas interconectadas. El aumento de la temperatura mundial causado por la contaminación por gases de efecto invernadero también está empezando a interrumpir la producción de alimentos en varios países. Según las Naciones Unidas, un área cultivable del tamaño de Ucrania se pierde cada año debido a las sequías, la deforestación y la inestabilidad climática.

    • Enfermedades

  • El informe de la Organización Mundial de la Salud de 2007 afirma que el mundo corre un mayor riesgo de sufrir epidemias, accidentes industriales, desastres naturales y otras emergencias sanitarias, lo que puede provocar que se conviertan rápidamente en amenazas para la seguridad de la salud pública de manera integral.

  • El cólera, la fiebre amarilla y las enfermedades epidémicas de la meningitis han vuelto con fuerza en el último cuarto del siglo XX, y requieren esfuerzos renovados de vigilancia, prevención y control. El SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y la gripe aviar en humanos han provocado preocupación internacional, creado nuevos retos científicos, causado un gran sufrimiento humano e impuesto enormes daños económicos. Otras enfermedades virales emergentes, como el Ébola y el SRAS, suponen una amenaza para la seguridad de la salud pública mundial y también requieren cuarentena en la fuente debido a su naturaleza aguda, la enfermedad y la consiguiente mortalidad.

  • Una pandemia de influenza podría tener consecuencias devastadoras. Si surgiera un virus pandémico totalmente transmisible, la propagación de la enfermedad no podría prevenirse. Sobre la base de las experiencias anteriores de pandemia, se puede prever una enfermedad que afecta al 25% de la población mundial (más de 1.500 millones de personas). Incluso con una gripe pandémica de virulencia moderada, el trastorno económico y social causado por un aumento repentino de la enfermedad en tantas personas sería enorme.

  • Global Systems Approaching Critical Instability.

    • Sistema Económico y Financiero Global

  • La crisis del actual sistema financiero mundial es ahora evidente para todos. Esta inestabilidad no ha sido tan evidente en el pasado, pero la crisis actual, la actual recesión del mercado, las caídas del mercado, las salvaguardias, las quiebras a gran escala, el estancamiento, la recesión, las fluctuaciones de los tipos de cambio y las continuas perturbaciones que han sacudido el sistema desde la crisis de las hipotecas de alto riesgo de 2007, hacen que las cosas sean mucho más visibles.

  • Detrás de los sensacionales acontecimientos del mundo financiero hay un desequilibrio estructural en el sistema financiero internacional interconectado. Las plataformas comerciales actuales exacerban esta inestabilidad. Los EE.UU. tienen un creciente déficit comercial: el valor de las mercancías que importan es muy superior al valor de las mercancías exportadas. Lo contrario es cierto para China y otras economías asiáticas: tienen un superávit comercial cada vez mayor porque el valor de sus exportaciones es sistemáticamente superior al valor de sus importaciones. Las economías asiáticas financian los gastos excesivos de Estados Unidos, pero no lo hacen voluntariamente: Los bancos centrales con grandes reservas de divisas, como China, Japón y otros países asiáticos, están cautivos de las políticas fiscales de Estados Unidos.

  • Esto no puede continuar indefinidamente, porque con el rápido crecimiento de la deuda pública estadounidense, el desequilibrio financiero tiende a niveles insostenibles. Este desequilibrio, combinado con un déficit de gasto del orden de un billón de dólares para pagar las guerras y la creación de imperios, es claramente insostenible. Al igual que los préstamos masivos adicionales del Estado, para ayudar a los bancos y empresas en quiebra de todo el mundo en situaciones de emergencia. Estos desequilibrios estructurales no pueden corregirse de forma permanente con estas medidas a corto plazo.

  • Brechas entre ricos y pobres: A medida que la actividad económica continúa creciendo, sus beneficios benefician a menos personas, en comparación con el porcentaje de la población mundial. El 80% del producto interior bruto del mundo beneficia a 1.000 millones de personas, mientras que el 20% restante lo comparten más de 5.500 millones. El 10% más rico de la población mundial tiene el 54% del ingreso mundial, mientras que el 40% más pobre comparte el 5%. Y el 20% de la población mundial, que vive en países desarrollados, comparte anualmente el 86% de los recursos del mundo.

  • Cientos de millones de personas viven con altos estándares materiales, pero miles de millones sobreviven en tugurios y guetos urbanos. Sin un cambio profundo, a mediados de este siglo, más del 90% de la población mundial vivirá en países pobres, y los países pobres representarán la gran mayoría de los casi 200 estados-nación formalmente constituidos en el mundo.

  • La insostenibilidad de la distribución de la riqueza amenaza la vida y la supervivencia de las poblaciones más pobres. Uno de cada tres vagabundos urbanos vive en tugurios o guetos urbanos, más de 900 millones están oficialmente clasificados como “habitantes de tugurios”. En los países más pobres, el 78% de la población urbana vive en condiciones que ponen en peligro su vida.

    • Sistema Ecológico Global

  • El Informe Planeta Vivo 2006 del WWF confirma que la humanidad está utilizando los recursos del planeta más rápido de lo que puede renovarse a sí misma, y muestra una pérdida rápida y continua de biodiversidad de fauna y flora. Mediante el seguimiento de las especies animales, el Índice del Planeta Vivo también mide la salud de los ecosistemas. Entre 1970 y 2003, el índice cayó alrededor de un 30%. Esta tendencia global sugiere que estamos degradando el ecosistema natural a un ritmo no visto en la historia de la humanidad. La biodiversidad se ve comprometida cuando la productividad de la biosfera no puede seguir el ritmo del consumo humano y la producción de residuos.

  • De hecho, la capacidad de regeneración de la Tierra ya no puede seguir el ritmo de la demanda. Los recursos se transforman en residuos más rápidamente de lo que la naturaleza puede transformarlos en recursos. La humanidad ya no vive por los intereses de la naturaleza, sino que reduce su capital. Esta creciente presión sobre los ecosistemas causa la destrucción del hábitat, la degradación y la pérdida permanente de productividad, amenazando tanto la biodiversidad como el bienestar humano. Un escenario más bien conservador, como el de “seguimos como hasta ahora”, basado en las proyecciones de las Naciones Unidas, que muestra un crecimiento económico y demográfico moderado y constante, sugiere que a mediados de siglo, la demanda de la humanidad sobre la naturaleza será el doble de la capacidad productiva de la biosfera. En este nivel de déficit ecológico, el agotamiento de los recursos ecológicos y el colapso a gran escala del ecosistema son cada vez más probables.

  • Además, entre otras amenazas a los sistemas ecológicos, la Tierra se encuentra actualmente bajo la influencia de un

  • La”Extinción en Masa Holocénica“, una era que ve una cantidad sin precedentes de extinción de especies. La influencia humana en el ecosistema mundial ha sido tan fuerte en los últimos 10.000 años que los científicos tienen dificultades para estimar el número de especies que desaparecieron durante esta era, es decir, las tasas de deforestación, la destrucción de los arrecifes de coral, el drenaje de las marismas y otras acciones humanas ocurren más rápido que la velocidad a la que se registran las especies en la Tierra. El tema de la extinción de especies se hace aún más complejo por el hecho de que la mayoría de las especies no han sido descritas o evaluadas en relación con su riesgo de extinción. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza encontró que el 23% de los vertebrados, el 53% de los invertebrados y el 70% de las plantas evaluadas fueron designados como amenazados o amenazados.

    • Sistema de seguridad global

  • Las Naciones Unidas son la principal organización de seguridad internacional creada inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial para detener los conflictos armados. Generalmente se rige por las leyes internacionales. Por supuesto, este objetivo crucial no se ha alcanzado de forma significativa. Desde 1945 ha habido más de 160 guerras y conflictos armados en el mundo. Se estima que entre 1945 y 2000 murieron 51 millones de personas en guerras, guerras civiles y genocidios, la gran mayoría de ellas civiles. Estas cifras no incluyen las guerras más recientes desde el año 2000, como Afganistán, Irak y Líbano, donde las muertes de civiles ascienden a cientos de miles o más.

  • Desde 1945, el número de países que poseen armas nucleares ha sido de nueve, se reconoce que dos países las están desarrollando y cinco países han recibido armas nucleares para desplegarlas y mantenerlas bajo los auspicios de la OTAN. Los esfuerzos hacia el desarme total, el único camino seguro y razonable para la humanidad, han fracasado en los últimos años, a pesar de la adopción del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) en 1968, por la gran mayoría de los Estados miembros de la ONU. Cuatro estados poseen armas nucleares, pero no son signatarios de este tratado: India, Israel, Pakistán y Corea del Norte.

  • La humanidad ha logrado hasta ahora evitar una nueva guerra mundial de la era nuclear, con el corolario de una grave amenaza para la supervivencia de la humanidad, principalmente gracias a las Naciones Unidas y, en particular, al foro organizado por el Consejo de Seguridad.

  • En los últimos años, las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad se han visto socavados por poderosos representantes de ideologías unilaterales, principalmente de los Estados Unidos. Estos intereses ven el derecho internacional y la seguridad colectiva como una amenaza a la soberanía nacional de Estados Unidos, que es lo que son. Sin embargo, el verdadero debate es si la soberanía nacional de una sola nación debe tener prioridad sobre la seguridad de toda la humanidad. Los riesgos de una guerra mundial en la era nuclear son demasiado grandes para sugerir a cualquier nación que su interés personal sería permitir el inicio de un conflicto regional o mundial. La seguridad colectiva de la Humanidad, basada en el derecho internacional, es una necesidad fundamental para nuestra supervivencia a largo plazo en el siglo XXI.

    • Sistema Energético Global

En junio de 2008, British Petroleum publicó su Informe Anual sobre la Oferta y Demanda Mundial de Energía. Las economías del mundo siguen aumentando su consumo de energía, principalmente de combustibles fósiles. Desafortunadamente, la demanda que más rápidamente creció fue la de la más sucia de las fuentes de energía: el carbón. El gas natural más limpio se consumió un 3,1% más que en 2006, mientras que la fuente más importante, el petróleo, mostró un aumento del 1,1%, debido a los mayores precios. La energía eólica y la solar han crecido mucho más rápido, hasta el 28,5% y el 37%, respectivamente, aunque parten de una base mucho más débil, actualmente menos del 1% de la energía total. En el caso de los tres combustibles principales, la oferta no pudo seguir el ritmo del crecimiento de la demanda, lo que explica el aumento de todos los precios. En el caso del carbón, el aumento del 3,3% en la producción no alcanzó el 4,5% en las ganancias del consumo, lo que creó un déficit de 60 millones de toneladas (debido a una disminución de las existencias). Y un detalle impresionante del párrafo sobre el carbón es la caída del 7,3% en las reservas mundiales estimadas, de 909.000 millones de toneladas a 847.000 millones de toneladas. En el caso del gas natural, la producción aumentó un 2,4%, mientras que el consumo aumentó un 3,1%, lo que arrojó un déficit de 11.300 millones de m3. Las reservas probadas de gas natural disminuyeron un 2,3%, debido en gran medida a las revisiones a la baja de las reservas rusas. La producción de petróleo cayó un 2%, con una subida de los precios, mientras que el consumo aumentó un 1,1%, lo que provocó una disminución de las existencias y apoyó la subida de los precios.

La construcción de centrales nucleares está siendo promovida por los líderes políticos nacionales de todo el mundo. Las razones para considerar la energía nuclear en la cartera energética nacional incluyen: limitar la exposición a los riesgos de suministro y a los altos precios de los combustibles fósiles tradicionales, la capacidad de equilibrar los efectos del cambio climático en los países desarrollados o la reducción de la contaminación atmosférica local o regional en los países en desarrollo. Las dudas más importantes sobre la energía nuclear se refieren a la seguridad operacional, la proliferación de las armas nucleares, el rendimiento económico, la gestión de los desechos atómicos y la aceptación del público. Además de estas cuestiones sociales, la inversión de capital, las reglamentaciones gubernamentales, el acceso a los materiales y combustibles nucleares, provocan retrasos de 6 a 10 años o más para que un reactor nuclear entre en funcionamiento. Algunos expertos predicen que la construcción de unos 5.000 reactores nucleares será necesaria para 2050 para alcanzar sólo un tercio de la demanda total de energía estimada.

Si queremos lograr un mundo en 2050 que proporcione la energía necesaria para las sociedades desarrolladas y en desarrollo, así como una reducción significativa del sufrimiento humano y de las privaciones, los expertos proyectan que el uso mundial de energía será entonces unas tres veces mayor que el actual.

Sistema de energía global

El dramático aumento de los precios mundiales de los alimentos en los últimos años ha creado una crisis mundial y ha causado inestabilidad política y turbulencia social tanto en los países pobres como en los desarrollados. Más de 6 millones de niños mueren de desnutrición e inanición cada año en el actual sistema alimentario mundial. El aumento de los precios de los alimentos puede dar lugar a un aumento de este coste humano ya inaceptable.

Varios factores contribuyeron al aumento de los precios de los alimentos en 2007/2008. Las malas cosechas en muchas partes del mundo, el aumento del uso de biocombustibles, la reducción de las reservas de alimentos, la reducción de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de los EE.UU. y, por lo tanto, el dinero ya no se convierte en un medio para preservar su riqueza a largo plazo (la gente invierte en productos alimentarios básicos, lo que genera un aumento de la demanda y de los precios teóricos), el aumento de la demanda en Asia, el aumento de los precios del petróleo y los cambios en la economía mundial. Los subsidios agrícolas en los países desarrollados son otro factor que contribuye al aumento de los precios de los alimentos.

Las causas sistémicas del aumento mundial de los precios de los alimentos siguen siendo objeto de debate. Las causas iniciales del fuerte aumento de los precios a finales de 2006 fueron las sequías fuera de temporada en los países productores de cereales y los aumentos de los precios del petróleo. Los precios del petróleo contribuyeron posteriormente al aumento de los costos de los fertilizantes, el transporte de alimentos y la agricultura industrial. Otras causas probables son el aumento del consumo de biocombustibles en los países desarrollados y el aumento de la demanda de alimentos más diversificados (especialmente carne) por parte de una clase media en expansión en Asia. Estos factores, combinados con una disminución de las existencias, han contribuido al dramático aumento de los precios mundiales de los alimentos. Las causas a más largo plazo también siguen siendo objeto de debate. Estos incluyen cambios estructurales en el comercio y la producción agrícola, subsidios agrícolas y apoyo al mantenimiento de precios en los países desarrollados, diversificación de alimentos básicos a alimentos manufacturados más complejos, especulación en el mercado de alimentos básicos y cambio climático.

APÉNDICE 3

Crecimiento de la población mundial

Población mundial histórica y proyectada (en millones)

(sin traducción de la tabla numérica).

Gastos militares generales

Las predicciones del Modelo de Calentamiento Global, según el escenario de emisiones “SRES A2” del IPCC de 2007, mencionan las temperaturas medias del año 2000.

El Escenario A2 se caracteriza por un mundo de diversidad política y social que muestra un crecimiento económico sostenido, pero que no aborda las desigualdades entre naciones ricas y pobres, y no toma medidas a gran escala para combatir el calentamiento global o el cambio ambiental, como en nuestro mundo actual. Este mundo, en 2100, se caracterizaría por una gran población (15.000 millones), un alto consumo de energía y una dependencia moderada de los combustibles fósiles (principalmente el carbón).

El informe del debate intergubernamental sobre el cambio climático de 2007 prevé un cambio de temperatura de entre 1,4 y 5,9 grados, debido al calentamiento global entre 1990 y 2100. El informe del IPCC también predice que, en los próximos 100 años, un aumento de un metro en el nivel del mar inundaría alrededor de un tercio de la tierra cultivable del mundo.

Algunos científicos reconocidos en el campo de los sistemas climáticos creen que las predicciones del IPCC son demasiado conservadoras, ya que no tienen en cuenta el escenario de un vuelo hacia adelante del calentamiento global, causado por los bucles de retroalimentación positiva, el calentamiento rápido y las sequías resultantes, así como el aumento de los niveles de agua.