Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
7292 Artículos. - 111279 Comentarios.

El arte de lo posible: en defensa de Pedro Sánchez

        Si este artículo llega a publicarse, habrán pasado ya las elecciones europeas y no tiene, por tanto, la intención de entrar en ninguna campaña. Sí que pretende entrar en un campo, a lo que parece, poco transitado y es la defensa de Pedro Sánchez.

        Porque no se trata solamente de la oposición. Conocidos míos que se confiesan de izquierdas no ahorran los epítetos descalificativos : es un presuntuoso, es un mentiroso, hoy dice lo contrario de ayer, todo lo hace para continuar en el poder…

        Alguna vez he defendido mi convencimiento de que a los políticos hay que juzgarles no por su carácter, su simpatía o su carencia de ella o su atuendo sino por sus resultados. Por sus obras los juzgaréis.

        Hay algo que me sorprende en el panorama político español y es que ya en el gobierno de Zapatero se empezó a criticar no su política sino su persona y en estos momentos esa actitud ha llegado a su culmen. Para la oposición lo que hay que combatir no es un programa político sino a una persona, Pedro Sánchez o Perro Santrxe, como dice de cuando la viñeta de Peridis.

        La política es el arte de lo posible. Es un aforismo atribuido a Maquiavelo, a Bismarck y a Churchil, con el que estoy de acuerdo y que suelo utilizar en las discusiones políticas, siempre cargadas de reproches a los políticos. Uno de los más comunes es que los políticos -y sobre todo Pedro Sánchez- – mienten, que hoy dicen lo contrario de lo que dijeron ayer y que lo hacen con el único objeto de mantenerse en el poder.

        A mi modo de ver, la última parte de la frase carece de entidad. Claro está que el que ha llegado al poder lucha por mantenerse en él. Esa es su elección y hasta su vocación y como cualquier otro pretende seguir en su trabajo. Pero vamos a lo primero: ¿son los políticos mentirosos?

        En una entrevista televisiva el expresidente uruguayo José Mujica, contestó a la pregunta: ¿Hizo usted lo que quiso?: Y contestó: no, hice lo que me dejaron. Es decir: muy sabiamente ejerció el arte de lo posible.

        En el caso de Pedro Sánchez, llega a la presidencia del gobierno por una moción de censura que Rajoy se había ganado a pulso. Afirma que no va a gobernar en coalición pero pronto se da cuenta de que ésa es la única posibilidad y en efecto, articula un gobierno de coalición. No es que haya mentido, es que ha aplicado el arte de lo posible. Quizá su pecado es haber hablado antes de tiempo.

        Lo mismo puede decirse de la ley de amnistía, un requisito sine qua non para lograr una complicada maytoría.

        Pero vayamos a las obras. Apenas comenzada la legislatura llega la pandemia. La inteligente utilización de los ernte -establecidos por el PP pero modificados por el gobierno de Sánchez- logra mantener a flote a miles y miles de empresas. Después llega la crisis de la energía, a la que sucede una sequía larga. Entretanto se pone en erupción el volcán de la Palma. A pesar de todo eso un equipo brillante logra mantener la economía y aprobar una serie de leyes sociales: la subida del salario mínimo, el ingreso mínimo vital, la subida de las pensiones, la reforma laboral. Más adelante la regulación de la eutanasia y la de la situación de los trans.

        Otras leyes han tenido menos efecto -así es el caso en la de la vivienda- porque su aplicación depende de autonomías y ayuntamientos en parte gobernados por el PP, que naturalmente se niega a aplicarlas.

        En estos momentos España ha batido el récord histórico de empleados, tiene un relevante crecimiento económico y una de las tasas más bajas de inflación en la UE, en la que Pedro Sánchez ha tenido hasta ahora un papel relevante.

        Y si alguien me pregunta si me gusta como persona, la verdad es que nunca me he parado a pensarlo. ¿Para qué? Le quiero valorar, como a cualquier otro político, por sus logros.

Deja un comentario