INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6620 Artículos. - 102678 Comentarios.

La oración del papa a María en Piazza di Spagna

Era un acto que no me solía perder los años que viví en Roma. Y ahora suelo asistir por televisión. Peo nunca me había emocionado tanto y había visto a un papa llorar, como ha hecho hoy Francisco al acordarse del martirizado pueblo ucraino. AD.

Y, a continación la oración del papa a María, en la que se ha emocionado y llorado al mencionar a Ucrania. Tomada de la página ofical de la Santa Sede]:

“Después de dos años en los que vine para presentarte mis respetos a solas al amanecer, hoy vuelvo a ti junto con el pueblo, el pueblo de esta Iglesia, el pueblo de esta Ciudad. Y te traigo las gracias y súplicas de todos tus hijos, cercanos y lejanos”

  • Tú, desde el Cielo donde Dios te ha recibido,
  • ves las cosas de la tierra mucho mejor que nosotros;
  • pero como Madre escuchas nuestras invocaciones
  • para presentárselas a tu Hijo,
  • a su Corazón lleno de misericordia.

“En primer lugar, te traigo el amor filial de innumerables hombres y mujeres, no sólo cristianos, que te tienen la mayor gratitud por tu belleza, toda gracia y humildad: porque en medio de tantas nubes oscuras tú eres un signo de esperanza, signo de consuelo”

  • Te traigo las sonrisas de los niños
  • que aprenden tu nombre delante de tu imagen,
  • en brazos de sus madres y abuelas,
  • y empiezan a conocer
  • que tienen una Madre en el Cielo.
  • Y cuando, en la vida, sucede que esas sonrisas
  • dan paso a las lágrimas,
  • ¡qué importante es haberte conocido!,
  • ¡haber tenido el don de tu maternidad!

“Te traigo la gratitud de los mayores y los ancianos: una gratitud acorde con sus vidas, tejida de recuerdos, de alegrías y de dolores, de logros que saben bien que los han conseguido con tu ayuda, sosteniendo sus manos en la tuya”

  • Madre te traigo las preocupaciones de las familias,
  • de padres y madres que a menudo luchan
  • para llegar a fin de mes en casa,
  • y afrontan día a día
  • pequeños y grandes retos para salir adelante.

“En particular, te confío a las parejas jóvenes, para que mirándote a ti y a San José afronten la vida con valentía confiando en la Providencia de Dios”

  • Te traigo los sueños y las ansias de los jóvenes,
  • abiertos al futuro, pero frenados por una cultura
  • rica en cosas y pobre en valores,
  • saturada de información y deficiente en educación,
  • persuasiva al engañar y despiadada al decepcionar.
  • Te encomiendo especialmente a los jóvenes,
  • los más afectados por la pandemia,
  • para que puedan reanudar lentamente
  • a agitar y desplegar sus alas
  • y redescubrir el sabor de volar alto.

“Virgen Inmaculada, hoy me habría gustado traerte la acción de gracias del pueblo ucraniano, del pueblo ucraniano por la paz que llevamos tanto tiempo pidiendo al Señor. En cambio, aún tengo que traerte la súplica de los niños, de los ancianos de los padres y madres, de los jóvenes de esa tierra martirizada, que sufre tanto. Pero, en realidad, todos sabemos que estás con ellos y con todos los que sufren, como tú estuviste junto a la cruz de tu Hijo”

  • ¡Gracias, Madre nuestra!
  • Mirándote a ti, que estás libre de pecado,
  • que podamos seguir creyendo y esperando.
  • Que sobre el odio prevalezca el amor,
  • que sobre la mentira prevalezca la verdad,
  • que sobre la ofensa prevalezca el perdón,
  • que sobre la guerra prevalezca la paz. ¡Que así sea!

Un comentario

Deja un comentario