INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6469 Artículos. - 101138 Comentarios.

El único valor absoluto es Dios

Todo lo demás es relativo

             Soy consciente de que la expresión que acabo de emplear tiene un valor relativo, como puede comprobar cada lector en las objeciones que le habrán brotado al leerla.

Esta expresión está elaborada con conceptos y palabras que son relativos. Relativos al lenguaje, que se formó con a las pequeñas vivencias experimentadas a lo largo de siglos y en determinados espacios geográficos. ¿Qué significa el término “Dios”? ¿Qué significan los términos absoluto y relativo?

Todo el lenguaje y el pensamiento humano es como un gran castillo, construido por niños con los naipes de las barajas de cartas. ¿Cómo se sostiene durante siglos ese castillo de naipes?

El castillo o, mejor esos castillos, son la expresión de unas experiencias. Unos castillos caen, otros se modifican o se va sustituyendo con piezas más estables. Lo que permanece son las experiencias que trataron de expresar esos naipes.

¿Son absolutas esas experiencias? Desde luego cualquier expresión de esas experiencias será relativa; pero las experiencias en sí creo que, de alguna manera, son absolutas. Quizás son experiencias humanas de Dios.

Veamos dos casos concretos. Todos (en términos muy relativos) hemos experimentado en algún momento el amor desinteresado, el darse para hacer feliz a otro. Creo que son contactos tangenciales con el Absoluto (Panikkar).

Mi conciencia siente que la explotación sexual de niños/as es un mal; y es ciertamente peor que la renuncia a un privilegio para satisfacer el hambre y el abandono de un desvalido.

Cuando oía decir que sin una experiencia de Dios no hay verdadero cristianismo, me preguntaba a mí mismo si alguna vez había tenido una experiencia de Dios. Pues sí, las experiencias éticas, estéticas, la admiración por la complejidad y  la armonía del universo, la exactitud de las matemáticas… son contactos tangenciales con el Absoluto.

            Los autores del antiguo Testamento expresan esta misma idea con símbolos. El libro del Éxodo nos cuenta que Dios dijo a Moisés “podrás ver mi espalda, pero no mi rostro” (Ex 33,18-23). El profeta Elías simbolizó a Dios en una suave brisa (1 Reyes 19,11-13). Ezequiel expresó su visión de Dios, de “la propia gloria de Dios”, con una barroca escenografía, que se inicia con un viento huracanado, seres de aspecto humano con cuatro rostros, ruidos estruendosos, un carro de fuego, un arco iris… “esto es lo que parecía el brillo que lo rodeaba: la propia gloria del Señor. Al verlo caí rostro en tierra y oí que alguien hablaba” (Ezequiel 1, 4-28).

En el Nuevo Testamento, Juan reconoce que “A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros; y el amor de Dios está consumado en nosotros” (1 Jn 4,12; Jn 1,18). Jesús dijo que Dios se revela a los sencillos (Lc 10,21); porque los sencillos aman sin enredarse en las explicaciones, que siempre son relativas. Y el amor, en mayor o menor grado, es una experiencia de Dios, que es lo único absoluto.

60 comentarios

  • carmen

    Perdonen ustedes.

    Me pueden ayudar?

    Qué se está debatiendo aquí? Porque no tiene sentido ese choque frontal con mi persona. Es que no tiene sentido. Sí no existo. Si es que no tiene ningún sentido. Lo del moderador lo entiendo. Modera, llama la atención. Es suuuu blog. Mi cabeza lo entiende. Y los demás? Por qué? Porque esto viene desde aquel artículo de aquel señor, no recuerdo ahora mismo su nombre, no me gusta como, repito, como escribe. A lo mejor tiene más razón que un santo , pero no me gusta y ya está.  Y qué más da? Lo de aquel artículo no tenía sentido y lo que ha venido después de vez en cuando, menos. Y lo de hoy es que es absurdo. No entiendo. Qué se está debatiendo aquí? Ustedes de verdad creen que es mi persona? No tiene sentido. Ninguno . Qué peso puedo tener? Entonces qué es? Mi forma de comunicar? Tan grave es eso? Pues anda que otros y otras también tienen el suyo y nadie entra al combate cuerpo a cuerpo. Entonces qué es?

    Me pueden ayudar?

    Antonio, dime vete, por favor. Sí me lo dices, bueno, no tienes ni que decirlo. Aprieta la teclita y ya está. Te parece justo esto, que se juzgue a una persona de tu blog? O me tengo que ir no por decisión propia sino porque me lo dicen otros? Por qué me lo dicen? Qué pasa aquí? Si hago daño al blog a qué esperas para vetarme? Es tan difícil de entender que os he cogido cariño?

    Tú entiendes algo? Yo no

     

     

    .

  • carmen

    Ana, querida. No te preocupes por mí. La verdad es que he leįdo en diagonal. Y , pues no me he asombrado, salvo en una cosa, jamás me han dicho que doy la impresión de estar amargada y , en fin. Me ha preocupado. He estado hablando con amigas. Y me han tranquilizado. Tú? No. Eres insoportable a veces, pero nada más. Desde luego sufridora oficial no eres. Lo que sucede es que a veces agotas. Te preocupas por unas cosas rarísimas, pero se te perdona porque si algo bueno tienes es tu habilidad para cohesionar a grupos. Es que me acaban de decir que…venga Carmen, por dios, es que te tienes que salir de ahí. No gustas a todo el mundo y ya está. Menuda tontería…

    Uuuuuufffffff. Me han tranquilizado.

    Para que te quedes tranquila del todo. No sé si te has dado cuenta que me dirijo personalmente, pues a personas. Es que soy una amante irremediable del género epistolar. Desde los quince años por lo menos. Me gustan las cartas y los diarios. Me encantan. No veas a veces el dinero que los familiares sacan de la correspondencia íntima de autores, de sus diarios también. Me encantó la novela Drácula porque es género epistolar puro.

    Ya lo se. No es el sitio. No eres la primera persona que me lo dice, me encantaría que fuese la última, creo que me dais una importancia que, o sea, no tengo. No me vais a descubrir que soy una persona llena de dudas. Tampoco que tengo una vena neurótica grande. Herencia de mi madre, seguro que la virgen de la Fuensanta vino personalmente a por ella cuando murió. Era como era. Una persona , pues así, como su hija. Me encanta parecerme a ella aunque solamente sea en eso. Tenía el don de sacar de quicio a mi padre. Nos tronchabamos. Él solamente decía: Carmita, por dios, Carmita…y con su suegra, mi abuela, ni te cuento.

    Pues de mi paso por Atrio, que no digo que se acabe porque conmigo nunca se sabe, me llevo un montón de cosas. He leído a autores que jamás me había interesado. He leído, leído, leído…

    Y por supuesto, amigos personales, como el señor Revuelta al que adoro y él lo sabe y en mayo fui a conocerle, al señor Arregi que anda muy lejos y no. A Salvador Santos y su mujer que se pusieron en contacto conmigo. A Jaume , me encanta y lo sabe, al señor JJ Tamayo que, la verdad, lo tengo descuidado y tengo que escribirle cuando pase el calor, al señor Vigil que me escribió, le contesté y tal, pero soy un poco dejada a veces y no cuido las amistades virtuales, las de mail, no tengo redes sociales. A Santiago que parece imposible que dos personas tan diferentes hayamos congeniado tantísimo. El mismo Ramón  Ayala, aunque a tire a dar, creo que me aprecia, en fin. Estoy encantada de mi paso por Atrio. De verdad. No sufras por mí. Sencillamente soy una persona que vive en la duda perpetua en muchos temas. Pero, como dice Óscar, un beso Óscar, así soy. Y, como me han dicho mis amigas, no puedes gustar a todo el mundo. De verdad, Nacho, ostras, gracias, no me podía imaginar que pensase así.

    De todas formas te diré que Antonio Duato, el moderador, no necesita ayuda de nadie para hacer lo que desea, lo que crea conveniente. Nos conocemos muy bien. Hemos hablado mucho y lo he leído mucho. Y lo aprecio aunque a veces dude de su aprecio hacia mi persona. Porque estoy hablando de personas. Os empeñáis en llevarlo todo a terreno personal y, francamente, no lo entiendo. Porque yo hablo de mí, jamás he juzgado a nadie personalmente. Estaría bonico , y quién soy yo para juzgar a nadie? Para hablar si. Para discutir, también, pero para juzgar? No. Porque no estoy en posesión la verdad y se nota. Lo mío es la duda y cuanto más creo que sé, menos entiendo. Sorry.

    No te preocupes por mí. No veas los aplausos de las migas de hoy. Me encanta.

    Antonio, tuyo es el poder. No creo que haga falta que te le recuerde. A tus órdenes.

  • carmen

    Paciencia la suya.

    Sabe lo que me llama la atención? Que siendo usted una persona absolutamente conservadora y leyendo entre líneas y a veces en la líneas lo que aquí se piensa de su postura, no pierda la paz. Las personas que están en un extremo u otro se suelen volver agresivas en el diálogo. Y vuelvo a decir , agresivas en el diálogo, entre líneas o directamente en las líneas .

    Me llama poderosamente la atención.

    Creo que estoy decidiendo que me retiro a mí cocina para siempre. Todo esto me desborda. No entiendo ya prácticamente nada. Me metí en Atrio a decir cosas porque creí que, no sé exactamente lo que creí, pero sea lo que fuere, lo que he ido descubriendo poquito a poco de todo este mundo de la iglesia, uf. No es mi sitio. Por otra parte mi visión de la vida en general está basada en lo que observo a mi alrededor, en lo que leo, en los libros, en un determinado tipo de cine… Y de ahí extraigo mis propias conclusiones. Pero a nadie le interesan. No tengo pedigrí. Las personas normales no interesamos. No puede haber error mayor  en una organización que dice tener como base eso que llaman Evangelio. Mi desencanto es absoluto. Cada día me tira más mi cocina, metafóricamente hablando, no cocino mal, pero no tengo ninguna estrella Michelin.

    Habrá quien aplauda porque Atrio recupere su nivel intelectual. Me iré antes de poner en el compromiso al moderador de apretar la teclita.

    Me ha encantado la entrevista a este filósofo canadiense, desconocido totalmente para mí. Es que coincido en muchas cosas que piensa. Y es creyente a su estilo , muchísimo. Y sabe qué creo que sucede? Que da exactamente igual lo que creas. Lo importante es tu actitud ante la vida. Tu comportamiento personal. Qué más da que creas que Jesús es Dios o no lo es, que vas a resucitar o no, o que hay un Dios  con cabeza de elefante porque para resucitarlo le tenían que poner la cabeza del primer ser vivo que encontrasen? Ha leído el viaje del Elefante de Saramago. Genial. Y la cabeza te descansa un montón. No la del elefante. La tuya.

    En fin.

    Hoy me han soltado hacer migas murcianas para la familia de mi amiga con la que estoy en Altea. Así que vuelvo al lugar de donde nunca tuve físicamente que salir. Mi cabeza es otra historia. Ella va y viene dónde quiere.

    • ana rodrigo

      Hola Carmen, dices hoy lo siguiente:

      “…Pero a nadie le interesan. No tengo pedigrí. Las personas normales no interesamos. No puede haber error mayor  en una organización que dice tener como base eso que llaman Evangelio. Mi desencanto es absoluto”.

      De una manera o de otra llevas años diciendo, de formas diferentes, lo mismo, y aún llevas más veces manifestando tus “decisiones” y  deseos de irte de ATRIO. ¿De dónde sacas que las personas normales no interesamos nada? ¿Nos adjudicas a todos y a todas que hacemos esto en un lugar donde hay mucha gente que sigue el Evangelio (no que llaman evangelio)?

      Perdona, pero la que no entiendo nada soy yo en estas afirmaciones que haces. Tampoco entiendo que con tanta decepción, sigas aguantándonos, porque, como generalizas, yo que me siento responsable, al igual que quienes participamos en este portal, y es por este motivo por el que me yo personalmente me dirijo a ti, también personalmente, no como la coordinadora de atrio -que no lo soy como es obvio-, sino por la parte que me toca en tus decepciones, yo no quiero ser parte de tu decepción. Y, sí, llevo en torno a 17 años, intentando aportar algo positivo (aunque a veces no lo consiga) a l@s lector@s de atrio, sin meter a nadie en mis historias personales ni siquiera en mi persona, procurando respetar a cada cual según lo que piensa y lo que cree, sin que mis historias personales o mis creencias interfieran en l@s demás, porque yo no soy el centro de atención de quienes me lean, sino mis reflexiones acertadas o equivocadas. Y el diálogo o el debate procuro que se centre en los temas, no en mi.

      Siento el que te decepcionemos tanto, pero procura no sufrir por ello porque no es obligatorio participar en este portal para sufrir tanto. Si me permites, vive tranquila y feliz allí donde estés a gusto, pero nos nos digas día sí y día también, que te decepcionamos, porque tú lo pasas mal, cosa que no le deseo a nadie y nosotr@s también. Los malos rollos siempre son malos para todos y para todas. Yo también lo paso mal cuando te veo a ti mal.

      Vive tranquila y no sufras sin necesidad, que veo que aquí sufres demasiado.

      Un abrazo cordial y ánimo, el mundo es muy grande.

      • oscar varela

        Hola Ana!

        1- Yo me apeno por tu pena.

        2- Tu sensible delicadeza te la causa.

        3- yo, algo más rústico, pienso otro estilo de acompañamiento:

        “¡Carmen es así!”

        y prefiero que lo siga siendo para bien de ella misma;

        en todo caso soy yo que debería cambiar de percepción.

        ¿Quién se podrá molestar con Tita Merello, por ejemplo?

        (sé que estoy repitiendo)

        • ana rodrigo

          Hola, Oscar, no voy a “descubrir el Mediterráneo” diciendo que cada cual somos cada cual en su casa, pero el arte de con-vivir consiste en saber adaptarnos en cada lugar y en cada momento; no es lo mismo estar en una discoteca, que en un templo, que en una conferencia, y así sucesivamente.

          Hace unos días compré un libro de una escritora española muy prestigiosa, pero como no me gustó, lo dejé. Pero respeto que ella pueda escribir lo que quiera.

          Atrio es un lugar donde nos reunimos para comentar, reflexionar o debatir un tema propuesto, no para hablar de nuestra vida, aunque a veces contemos alguna anécdota que pueda ayudar a la reflexión que es el centro de la cuestión.

          Y este objetivo de atrio no tiene porqué gustar a todo el mundo (en internet hay millones de portales, porque hay gente p`a to), en atrio estamos quienes queremos y somos libres de dejarlo cuando creamos que nos produce desasosiego o se lo producimos a l@s demás. Así es la vida en todos los aspectos y en todos los lugares: saber estar, yo junto a l@s demás y viceversa. Eso es la convivencia.

          Otra cosa es cuando nos sentamos en el despacho de una sicóloga o de un sicólogo, donde el centro de lo que hay que hablar, soy yo o quien sea el o la paciente. Pero cuando es un lugar común, nuestro deber -desde mi punto de vista- es aportar, como es el caso de atrio.

          Yo, si sigo en atrio, siempre lo digo, es porque me hace crecer personalmente, tomando de vosotr@s lo que necesito y desechando lo que no me supone nada y, por supuestísimo lo que no contribuye al bien-estar común. Y, como dije, los malos rollos siempre son malos para el emisor y l@s receptores. Como se suele decir, es cuestión de sentido común desde nuestra propia libertad para tomar la decisión más pertinente, y, como en los divorcios, cuando esto no es posible, fuera, cada cual por su lado, y tan felices, precisamente por lo que comencé diciendo porque cada cual es cada cual, en su casa.

           

           

           

           

           

          • oscar varela

            Pues, Ana, habrá que “descubrir” una y otra vez, el Mediterráneo,

            porque el Mediterráneo mismo ya no es “el mismo” ¿Qué le vamos a hacer?;
            Ni nuestra piel, ni las generaciones ni los sexos son los mismos ¿quién mejor que tú lo sabe?

             

            Coincido con la apreciación anterior de Nacho.

             

            Tal vez estas “charlitas” nuestras puedan hacer que la Misma Carmen se dé cuenta que no nos es indiferente;

            y que ella misma -no nosotros- mejore esas “cositas” que para ella misma no le son nada fáciles de dominar: “Ella es así” y -como todos- podemos ser mejores.

    • Nacho Dueñas

      Amiga Carmen:

      Si decides que atrio no es tu sitio y que tal vez lo dejes, te diré que será una pérdida para atrio. Ignoro las razones por la cual Antonio te llama al orden con una cierta asiduidad, pero mi subjetivo parecer es que tus comentarios aportan frescura en la forma, pero una gran profundidad argumentativa.

      Si dejas atrio, éste caerá un poco más de nivel. Y mi decepción con atrio jamás fue contigo. y si crees que a nadie le interesa, tampoco nadie acoge mi invitación a la fundamentación. Fundamentación que nunca a ti te tuve que pedir porque, en tu sencillez, lo que dices es más que coherente, aunque yo pueda disentir.

      En todo caso, te envío un abrazo.

      Nacho.

  • carmen

    Que digo que no me tiene que contestar. Creo que usted me conoce a mí tan bien como yo a usted. Bueno, mucho mejor. Sé lo que me diría. Ya llevamos años hablando y  no va a dar un solo paso fuera de la ortodoxia. Son preguntas retóricas. No sabe lo que da de sí el meterte a cocinar. La cabeza, vueeela.

    Fíjese si vuela que con todo esto de Nicaragua me he acordado del señor Ernesto Cardenal. Anda que no se la cargó bien, menuda imagen, pero a Juan Pablo II le daba exactamente igual , era un maestro de la escenografía y tenía clarísimo lo que quería decir. Y lo dijo. Exactamente igual le dio que se arrodillase delante de él. Una imagen impactante.

    Pues ahora es justo al revés. Es muy curiosa la situación. A mí me llama muchísimo la atención. Lo que no me sorprende en absoluto es la respuesta, la actitud del papa actual. Cada uno tiene su estilo. Y, además, también recuerdo cosas de Argentina y  los problemas algún jesuita. Y todo me encaja. Me encantaría poder hablar con el Segre y decirle, ve?  La misma actitud. Me diría algo así como, he leído su correo. Claro, no sabemos lo que ocurre a nivel diplomático. Pues estoy segura de que usted me ha leído. Suficiente.

     

     

    • Santiago

      En cuanto pueda, contesto

      Saludos

      Santiago Hernández

    • Santiago

      Muchas gracias….,ya ahora dispongo de más tiempo…

      Hablando de lo que es cierto, la certeza humana es solamente de lo que es “más probable” puesto que todavía no hemos llegado en esta vida a “lo absoluto”…Esta certeza es práctica y nos permite obrar con recta conciencia respecto al bien..

      Sin embargo, la certeza de la fe pertenece a otro orden…y se basa en una esperanza cierta…Por eso la fe NO es visión absoluta sino confianza en lo que nos ha sido revelado. Porque la fe es un don que Dios ofrece a todos, mientras no lo rechacemos y la pidamos con humildad.

      La FE ilumina el entendimiento de manera que podamos asentir y consentir a las verdades trascendentes y eternas que no podemos abarcar en su totalidad..Por eso, Dios obra no sólo en “el entendimiento” sino en “la voluntad” en el acto de fe que es “libre y meritorio” pues nadie puede asentir libremente si no lo quiere y desea..En este sentido, la fe es la primera virtud teologal infundida en el bautismo -ya sea de deseo, de sangre o de agua- para que podamos acceder libremente a la Verdad..

      Pero esta Verdad es Cristo. Su identidad como Hijo único y verdadero de Dios, de la misma naturaleza que Su Padre,  la afirmó El mismo durante Su vida y por supuesto en el hecho de Su Resurrección :

      Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por Mi”

      …Mi Padre y Yo somos una misma cosa” (Juan 10:30)

      ”En verdad , en verdad os digo que antes que Abraham existiese, existo Yo (Juan 8:57-58)

      ante Caifás: “Eres Tu el Mesías, el Hijo del Bendito? Dice Jesús: “Yo soy, y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Padre viniendo entre las nubes del cielo” …Y el Sumo Sacerdote rasgando sus vestiduras dice…..Oisteis la blasfemia..(Marcos 14:61-64) 

      “Por esto, pues, querían los judíos matarle (a Jesús) porque no solamente violaba el sábado, sino que también decía ser Dios el Padre suyo, haciéndose así igual a Dios” (Juan 5:17-18) 

      Porque en Jesús no había duda personal de su identidad divina.

      Por eso la FE cristiana se basa en Jesús de Nazaret como Persona divina, que es en sí mismo La Verdad, no un simple profeta judío.

      Quiso Jesús darle a Su Iglesia el carisma para que pudiéramos acceder a El y así salvarnos. Este carisma sacramental es independiente de los errores y pecados personales de los clérigos y los laicos..ya que el ministerio sacerdotal no está ordenado a los ministros sino a la salvación de los seres humanos. Los ministros son meros instrumentos en la Persona de Cristo por los que El nos concede Su gracia salvifica, ya sea sacramental o extra sacramentalmente en Su infinita Misericordia.

      Los teólogos hablan de la Revelación de Dios para hacerla más inteligible a nuestro intelecto..Pero los que experimentan a Dios son los místicos. Los teólogos hablan “a lo humano” sobre la divinidad pero los místicos quieren expresar una experiencia real de Dios en ellos y es por eso que carecen de las palabras adecuadas para expresar la inefabilidad de su experiencia. 

      Agradezco su interés y su paciencia.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

       

       

       

       

       

       

  • carmen

    Hola Santiago. He leído lo que le has dicho a Nacho. Bueno y todo lo que escribes. Lo encuentro fascinante. Por supuesto que pienso que eres un católico auténtico. Lo sabes. Un purista, digamos.

    Que quede claro lo siguiente. Para mí una cosa es La iglesia y otra Dios. Cuando hablo de la iglesia me suelo encender, vuelo y todo, pero cuando hablo de Dios, sea lo que sea Dios, cero incendio.

    Vale.

    Pues no logro entender por qué usted y muchos católicos , pero los que se sienten católicos, no los bautizados, eso solamente son números. Pues jamás entenderé esa certeza que por un lado tienen de lo que Dios quiere, de que es creador, principio de todo, un absoluto y esas cosas y sin embargo por otro lado dicen que no se sabe qué es. Es inefable. Por una parte los místicos han tenido experiencias de Dios, una especie de comunicación más profunda que el resto de los mortales y sin embargo son incapaces de explicar en qué consiste, porque no hay palabras.

    Los católicos saben lo que Dios quiere , o sea, lo saben. Porque Jesús de Nazaret tuvo contacto profundo con Dios, eso dejando al margen que fuese el mismo Dios. Y me pregunto. Por qué él si pudo decir , siendo humano, cómo es Dios y lo que desea y ningún humano más es capaz de hacerlo? Porque es Dios él mismo? Eso lo dijo Jesús en algún momento? Yo soy Dios. Lo dijo?

    Es que el catolicismo tiene, a mi modo de ver, un problema muy serio con todo esto de Dios. Y es que está convencido de que está en posesión de la Verdad. Todo lo demás son paparruchas, que diría el protagonista del cuento de Navidad , no recuerdo el nombre del señor. Soy fatal para los nombres.

    Y así no se puede avanzar en el diálogo. Porque si ya se sabe La Verdad…

    Y me pregunto. Esa Verdad ha llegado por una reflexión personal o por aceptar las reflexiones de otros durante dos mil años? Bueno, en realidad muchísimos menos porque se siguen manteniendo ideas de los primeros siglos del cristianismo. Y sigo preguntándome. Esos grandes teølogos sí pueden hablar de Dios con un desparpajo increíble y sin embargo los grandes místicos no? No entiendo .

    Sería posible entonces que en realidad cuando se afirma : nosotros tenemos La Verdad, en realidad lo que se está afirmando es La iglesia católica tiene La Verdad? Pregunto. Y ahí viene el choque. Por qué la tiene? Se ha planteado usted alguna vez la cantidad de personas  a las que la iglesia no admite? En la de guerras que se ha metido, en la de asuntos legales en los que se mete…todo eso porque tiene La Verdad y sabe lo que Dios quiere? Quiere lo mismo en tiempos de Jesús que en el siglo XXI? Porque la Verdad es Eterna, quizás? Pero nosotros cambiamos, evolucionamos. Qué hacer entonces? Seguimos unidos para siempre en un matrimonio fracasado, no podemos , en fin, ya sabe a lo que me refiero.

    Pues creo que de la reflexión sobre Dios que es amor y todo eso, con mayúscula o minuscula, a mí me da lo mismo, ustedes pasan a una defensa a ultranza de La Iglesia. Justo lo que a muchas personas que nos gusta lo que dice Jesús de Nazaret, nos echa para atrás . Y nos salimos De La Iglesia. Insisto. De la iglesia. Pero eso no quiere decir que el tema de Dios, sea lo que sea, no interese. Por favor, si ahora se ven dioses por todos lados. Desconcierto total. Y eso es nuestra responsabilidad? Pregunto. No será que nos han abandonado en plena edad media?

    Mire, va Jesús y hace un proyecto sobre papel de un edificio maravilloso. Y lo matan. Es decir, muere. Y lo cogen tres o cuatro maestros de obra. Y sobre ese proyecto construyen el edificio de la iglesia. Le aseguro que hay puentes que se caen, edificios que quieren ser modernistas y acaban siendo gótico florido. Eso creo que ha pasado con el proyecto de jesús.a  mí juicio, insisto, ustedes defienden a La Iglesia católica. Única Depositaria de La Verdad. Y sigo preguntándome, están ustedes seguros, seguros de que la tienen? Saben entonces qué es La Verdad? La verdad no cambia con el tiempo? Me refiero a la vida diaria, no al concepto filosófico. Eso lo dejo a otros y otras.

    Pero ya el summum de mi desconcierto es cuando personas católicas dicen que la iglesia es una cosa que hay que reformar y Jesús es otra. Pero que ellos son católicos. Mis neuronas se enredan. O una cosa o la otra. A lo mejor lo que son es cristianos, pero no católicos, porque para autodenominarse católico, pues tienes que acatar las normas del catolicismo que están clarísimas. Y las de la iglesia, ni te cuento.

    Así que no dejo de asombrarme con todo este tema, lo encuentro fascinante. Un ejercicio puramente de reflexión. Me gusta pensar.

    Y creo que esa búsqueda de la espiritualidad que parece perdida, no es otra cosa que buscar una reafirmación personal en que he elegido bien mi Fe. Pero vamos a ver. Por supuesto. Si crees en una cosa, crees, qué más da lo que piensen los demás? Ahora, si lo que se busca es la reafirmación de que la iglesia católica tiene La Verdad, eso ya es más complejo. No sé.

    Fin.

    De momento.

     

  • carmen

    Cristina Moreira creo que  así se llama la señora del artículo,  me ha impresionado.

    Una persona valiente.

  • carmen

    La felicidad? No sé exactamente qué significa. Para mí  son momentos . Puntuales. Más o menos frecuentes, pero puntuales. No sé si esa felicidad procede del interior de cada uno únicamente, supongo que no, que tendrá mucho que ver las circunstancias que te rodean.

    Otra cosa es esa paz interior que queremos alcanzar al final de nuestra vida. Cuando lo vemos cerca. Cada día que pasa estoy más convencida de que está absolutamente relacionada con haber hecho en cada momento lo que creías que tenías que hacer. Aunque te hayas equivocado mil veces. Porque lo importante no es lo que haces, sino por qué lo haces. Creo que es lo que en realidad te proporciona paz.

    Tengas la idea que tengas de Dios. Eso es una idea. Solamente una idea. Lo importante es lo que hayas hecho tú a lo largo de tu vida.  Qué más dará lo que pensemos que es Dios, si no vamos a acertar…

    No sé.

    Qué es la espiritualidad? Afianzarnos en nuestras creencias? Tranquilizarnos porque hemos elegido bien nuestra fe?

    Cada día entiendo menos y menos .

    Supongo que se me nota. A veces pienso que a la iglesia no hay que hacerle ni caso y cuando me encuentro con un artículo como este pienso que no está todo perdido. O quizás sí.

    No sé.

     

     

     

     

     

     

  • Román Díaz Ayala

    La felicidad no solo hay que buscarla, sino saber encontrarla. Esta frase implica que de alguna manera nos viene de fuera. Puede que por tradiciones distinta a la nuestra occidental la felicidad se busque en lo interior, pues se concibe el sufrimiento como el peaje de las pasiones y no como fruto o consecuencia del mal.

    La Declaración de Independencia de los Estados Unidos en su segundo párrafo se pronuncia así:

    “Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por el Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

    En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que inauguraba la Revolución Francesa ya no resulta necesaria esta mención, pues se omite toda mención a lo Absoluto de un Creador.

    Jesús comienza su ministerio en Galilea y sobre una colina cercana a Cafarnaúm pronuncia su Declaración de Principios inaugurando la llegada del Reino de Dios: Felices…

  • M. Luisa

    Sobre la investigación que se nos propone sobre “si hay algún valor absoluto al que pueda agarrarse la persona con fe simplemente humana, religiosa o cristiana”
     
    Humildemente, yo le daría la vuelta al asunto, y diría que es la fe de la persona quien con el poder de lo real ha de construir los valores, siendo todas ellas copartícipes.  Y lo digo así, con tal expresión, porque naturalmente referirme sencilla y llanamente al amor, esto ha dado pie aquí muchas veces al tema de la ambigüedad conceptual del término amor. Sí, de alguna manera, se cree solucionarlo con la distinción de escribir dicho término con mayúscula, pero con ese recurso está comprobado que se eterniza aquella ambigüedad y así entretenidos, la esencia de la propuesta inicial se echa a perder.
     
     Me pregunto si aludir al poder de lo real es más abstracto y rebuscado, que aludir a Dios como valor absoluto. Para mí esto último es lo más abstracto. En cambio, con el poder de lo real me muevo cada día y en cada momento. 
     
    Para terminar decirle a Antonio Llaguno que el amor no se razona, pero la fe sí.  Sea del tipo que fuere. 

    • Antonio Llaguno

      Creo que llevas razón Mª. Luisa.

      Y ese es precisamente el problema de lo que se nos ha enseñado sobre la fe, que debíamos tenerla sin pruebas, sin razón. Que ya nos la enviaría Dios a cada uno por medio de la “ciencia infusa”.

      El AMOR es irracional o no es AMOR, pero te darás cuenta de que eso hace irracional al propio Dios predicado por Jesucristo, de ahí la enorme dificultad de racionalizar una fe en Él.

      Por otra parte, te diré por qué lo escribo con mayúsculas. Hay una encíclica preciosa de Joseph Ratzinger, ya Papa (Y es que no todo lo que hizo Ratzinger fue malo. En particular escribe bastante bien) llamada “Deus caritas est”, que seguro todos conoceréis, que a mi me descubrió, de forma bastante racional y novedosa, los distintos tipos de amor.

      En ella distingue (se que no es nuevo para la mayoría) entre Eros, Filia, y Agape para concluir que el AMOR de Dios es “Caritas” que es distinto a todos los anteriores y que esta “Caritas” es la que Dios es y la que debemos poner en práctica si queremos asemejarnos a Dios (algo muy loable), y luego pasa a definir lo que es la “Caritas”, bastante bien a mi humilde entender.

      Sin embargo, en español si yo dijera que Dios es “Caritas” la gente lo interpretaría mal puesto que tradicionalmente se ha dado otro significado al término “Caridad” (conflicto entre la 2ª y la 7ª definiciones de la RAE);  pero puedes sustituir al AMOR por Caritas. Lo mismo así me no te resulta tan abstracto (aunque sigue siéndolo bastante).

      Salu2

       

      • M. Luisa

        Hola Antonio, enseguida voy a lo que interesa, pero antes déjame que te diga que lo del amor con mayúsculas no iba por ti, lo decía en general porque aquí es muy frecuente hacer esta distinción. Y es que mi comentario lo tenía ya en el borrador de buena mañana, mucho antes de que pulsaras el tuyo, por lo que te habrá parecido que iba por ti, pero no. 
         
        Por otro lado, comprendo esta distinción que haces entre Eros y Ágape, pero la atención más que en la encíclica de J. Ratzinger hay que fundamentarla en la Patrística griega, según la cual en el ágape la persona no se inclina por naturaleza sino por liberalidad. Este punto de vista, con los años, ha salido aquí muchas veces, pero luego se tiende a la simplificación. Por último, ¿Jesucristo ha predicado a Dios? ¿O de ello se ha encargado la jerarquía eclesial?
         
        ¡Un saludo, amigo!

        • Antonio Llaguno

          Mª Luisa, te recuerdo que estás hablando con un hereje.

          Yo siempre he defendido y me ha costado muchas broncas de clérigos tradicionales que Cristo no predicó a Dios. Y no lo predicó, entre otras cosas, porque hablaba para judíos devotos que tenían muy claro quien era Dios (HVHY en su caso), como era Dios, lo que se espera de Él y la ley que Él entrego al pueblo de Israel, es decir, lo que Él espera de su pueblo.

          Cristo no necesitaba predicar a Dios.

          Cristo lo que predicó fue El Reino y su pronta llegada, que es muy distinto y por lo tanto tuvo que definir a Dios.

          Por lo demás, lo novedoso de la prédica de Cristo es el camino para arribar al Reino (El AMOR) que ese camino no es directamente hacia Dios sino a través de los hermanos y que la tarea de los cristianos es ayudar a la llegada de ese reino es decir hacer dichosos a todos los sujetos pasivos de las Bienaventuranzas.

          La definición de Dios como ABBA y como Padre amoroso no es novedosa de Cristo. Ya Hilel el viejo (o el sabio) afirmó lo mismo unos años antes de Jesús, tanto se parece el Dios de Jesús y el de Hilel que ciertos historiadores como Paul Johnson (en su “Historia de los Judíos”) afirma que Jesús era fariseo (como Hilel) y que pudiera haber sido discípulo suyo.

  • Antonio Llaguno

    Pues yo cada día tengo más claro que prácticamente todo es relativo.

    ¿Y que es lo que no es relativo? ¿Dios? No

    Porque Dios es AMOR (Al menos en el que yo creo lo es) y por lo tanto es relación y son las relaciones lo que nos hacen relativos, como sabe bien todo aquel que ama de verdad.

    Por lo tanto, lo único relativo debe ser el AMOR. Ese amor con mayúsculas que experimentamos de Dios incluso en la más amplia de la desdicha.

    Y estoy de acuerdo en una cosa. Solo se puede experimentar. Como intentemos razonarlo estamos condenados al fracaso.

    Yo tuve suerte. Mucha suerte. Mi madre me mostró el camino.

     

    • Nacho Dueñas

      Llaguno, yo no creo que Dios no sea relativo. No creo que sea no relativo algo que muchos niegan (ateos), a que muchos indefine (agnóstico), que a otros no les importe (indiferentistas). E incluso hay diversas formas de entender a Dios (rigoristas, profetas, místicos, intelectuales, teístas, panteístas, posteístas…).

      Todo lo más, diría yo, que Dios sea el centro de la vida de la generalidad de los creyentes. Pero también el alcohol (y lo digo sin ninguna ironía) es el centro de la vida de la generalidad de los alcohólicos.

      Por mi parte, panteísta, lo que occidente entiende por Dios no es absoluto. La vida sí lo es. Por eso yo escribí en otro comentario que, a mi parecer, el único centro de la vida es la propia vida.

      Afirmación tendente al panteísmo, y que recuerda a la definición de Dios de Empédocles (en torno al siglo VI A/c: “Dios es aquello cuyo centro está en todas partes y cuya circunferencia no está en ninguna”.

      Saludos.

      • Antonio Llaguno

        He de decirle , Sr. Dueñas, y ya que se dirige a mi, entiendo que me asiste el derechoa acontestarle sin ninguna acritud, que sin animo de ofender a nadie, lo que crean los ateos, los agnósticos o los indeferentistas, o los rigoristas o los militares sin graduación, a mi me sirve para bastante poco.

        Quizás, de algunos de ellos, pueda tomar las preguntas pero no necesariamente las respuestas.

        Y tampoco puedo afirmar lo que es el centro de de la vida de la generalidad de os creyentes. Solo puedo afirmar lo que es el centro de mi vida y éste centro está compuesto por mi mujer, mi familia, las personas que tengo cerca de mi, mis compañeros de trabajo y resto de gente cercana de mal vivir y peor hablar, es decir el centro de mi vida es mi prójimo (que significa próximo) y creo firmemente sin ninguna clase de duda (y mira que me lo he preguntado veces) que poner a ese “próximo” en el centro de mi vida lo que lleva asociado es que estoy poniendo en el centro de mi vida a Dios. Sea lo que sea Dios.

        Y si no existe Dios, no cambia nada. Porque, tengo la firme convicción de que si existiera así debería ser, porque sería lo mejor para mi y para mi “próximo”.

        Entiendo perfectamente que, desde su condición de panteísta, defina lo absoluto como la vida puesto que el paso siguiente de un panteista es es, pero entienda que yo no lo comparta. Una ameba esta viva, incluso hay quien piensa que un virus lo está, y desde luego ni una ni otro formarán nunca el centro de mi vida y fíjese si son relativos, que yo en mi terrible condición de no animalista y no ecologista, preferiría que la mayoría de los virus que hay en circulación (o una gran parte al menos) estuvieran muertos.

        Por último le diré que la frase de Empedocles tiene un problema y es que actualmente no sabemos donde cogno está el centro de todas partes ni si realmente tiene una capa externa donde apoyar su circunferencia o esfera (si entendemos por todas partes al Universo).

        Pero mi condición de modernista relativista, hace que pueda asumir sin ningún problema que en su discurso coexiste una parte de la verdad (lo grande o pequeña que sea no es relevante) y eso lo hace interesante.

        • Nacho Dueñas

          Llanguno, en efecto, está claro que te respondía.

          -Dices que a ti te sirve de poco poco  lo que crean los ateos, los agnósticos o los indeferentistas, o los rigoristas o los militares sin graduación.

          Pero es que es a ellos, y no a ti, a los que les tiene que servir. Y de ahí la relatividad a la que me refería. En todo caso, a mí si me sirve, pues yo no sé tú, pero yo de todos tengo mucho que aprender. Y, en todo caso, como Terencio, “nada humano me es ajeno”.

          -A mí me parece muy bien y respetable lo que me dices de cuáles son los centros de tu vida. Pero tampoco se trata, desde mi planteamiento de cuál es el centro de tu vida, ni de la mía. No  a otra cosa me refería a decir que “el centro de la vida es la vida”. Y no la  tuya sola, ni la mía sola.

          Cuestión de gustos el tuyo el de preferir, por criterio de peligrosidad y de auto defensa, los virus y los humanos. Yo también lo prefiero, pero por afinidad con mi especie. No obstante, es un hecho científicamente refutable que hoy día no son los virus, sino los humanos, los que están llevando la vida en la tierra a su extinción. Lo cual me parece un argumento de peso para dejar de ser no-ecologista.

          -Me parece que Empédocles no tiene ningún problema. Yo diría que el problema lo tendrías tú el significado de la frase. Yo te lo explicaría, pero me niego a pensar que a este respecto seas tan ignorante. Ni yo tan informado.

          -¿Modernista en el siglo XX? Eso es como ir por la calle vestido con estética dieciochesca, con todo lo que ha llovido. A día de hoy, no se sostiene absolutamente ninguno de los presupuestos científicos que fundamentaron la modernidad.

          -Si me retiras el “señor” al dirigirte a mí te lo agradeceré. Ni la sencillez excluye el respeto ni el engolamiento lo presupone.

          -Para acabar, eras más ameno cuando hablabas de política, aunque insultaras (no a mí ni a ningún contertulio de Atrio), y jamás entraras a refutar absolutamente ninguno de los datos que yo daba. por algo será. Te sugiero pasarnos a los artículos de política. Y te propongo allá menos engolamiento al trato y más altura en la argumentación. Animo que tú puedes.

           

  • carmen

    Y, por favor, se lo ruego a todos y cada uno de ustedes. No dejen solos a las personas que están denunciando abusos en España. No los abandonen. Por favor. El que haya sabido algo en el tiempo que sucedió, hace muchos años o pocos. No los dejen solos. Por favor. Por favor. Por favor. Ha llegado el momento.

  • carmen

    Lo siento. No logro entenderlo

    Me da igual lo que me diga Antonio Duato. La verdad, no sé qué le queda ya por decirme, salvo apretar la tecla de nuevo de su comentario está en espera. Así que me da lo mismo.

    Nada. No hay manera. No lo entiendo. Y no va por los que escriben en Atrio comentarios, a ellos y a ellas, créanme, sé cómo piensan y los respeto profundamente y a la mayoría les tengo cariño. No va por ellos. Va por los lectores.

    Porque si leen estas cosas es porque les interesa. Serán personas comprometidas con la iglesia, porque si no, ya me dirán qué hacen leyendo estas cosas.

    A qué tienen miedo? Porque tienen miedo. No logro entender a qué exactamente. Resulta que le digo a Ana venciendo una cierta resistencia porque no sabía yo qué iba a pasar, le digo como una noticia, lee este artículo. Te gustará. Por supuesto me la cargo , con eso contaba aunque no podía pensar que alguien iba a pensar que me reía de la noticia. Dios. Me pareció genial. Y resulta que eso es mucho más frecuente de lo que pienso. Pero espérate y no corras, Alguien le diría a Antonio, pero , sabes quién es la señora? Entonces cambiamos el tercio. Es LA Mujer de un teologo que escribe en Atrio. Y Antonio también sabe de qué va el tema. Luego no es tan poco frecuente. Eso sí. El nombre que sale en la prensa es el de La Mujer. Y es un artículo fantástico dice cosas elementales que compartirá la mayoría de los cristianos. Es que va a hacer falta otra María Magdalena?

    Y me pregunto. Por qué todas estas cosas no las hacen públicas? Por miedo exactamente a qué? Se lo han planteado? Sería una forma de empezar a actuar de frente, bestial. Vale, pero yo digo misa, o como le llamen ustedes. Vale, no podré ser sacerdote porque soy mujer, pues vamos a verlo. Que no me puedo casar? Pues bueno… aquí están mis dos hijos y los he bautizado. Y son con reproducción asistida porque teníamos algún problema. Mire qué hermosos. Que no puedo casar a dos personas homosexuales? Pues bueno. Que no puedo dar la comunión a divorciados y vueltos a casa? Fantástico…

    Por qué no lo hacen? Bueno, hacerlo lo hacen, fijo. Después de leer este artículo y el comentario de Ana y el de Antonio, o sea, fijo. Y por qué no presentan batalla ? En las misas..esas homilías que no hay quien las resista, en los funerales, en las bodas… Presenten batalla. Es que no entiendo por qué no lo hacen. Creen que los dejarían solos? Pues cómo están ahora? En la clandestinidad? No entiendo nada. Quieren una renovación de la iglesia o no la quieren? Creen que se va a renovar sola?

    Nada. Que no lo entiendo.

    Y a esperar lo que diga Antonio. Verás. Pero, es que me da exactamente igual. Que me vete. Me hará un favor.

    Les prometo que no les entiendo. Porque ya no hay hogueras, parece una tontería pero de tontería nada.

    Y que Dios me bendiga. Me va a caer un rayo sobre la cabeza de los gordos.

    Pues bueno.

  • Isidoro García

    El amigo Duato, nos insta a buscar las bases de valores que puedan ser compartidos por todos y fundar en ellos una paz y justicia verdadera.

    Y a investigar “si hay o no algún valor absoluto al que pueda agarrarse la persona con fe simplemente humana, religiosa o cristiana”.

    ¡Menudos encarguitos los del amigo Antonio!

    Nos sentimos como aquel paracaidista al que no se le abre el paracaídas, y en su viaje, ve venir a uno que viene disparado desde el suelo. Y cuando se están cruzando, le pregunta: -Oiga ¿sabe usted como se abre este paracaídas?. Y el otro le dice: -Lo siento, no sé, pero sabe usted como se enciende bien una cocina de butano?.

     

    Hay veces que uno en el cumplimiento de nuestros objetivos vitales, de nuestros anhelos, depende mucho de los planteamientos primarios o postulados que aceptemos de partida.

    Es como en el médico, que le dice a uno: -“Está usted fenomenal, tiene usted la vista como una persona de 40 años.

    -Pero yo tengo 30. -Entonces mal, muy mal”.

    Todo es relativo, y según y qué. No me extrañaría que el paciente, después del oftalmólogo, acudiera corriendo al psiquiatra.

    Por eso, no siempre es bueno conocerlo todo. Parece que “un 36% de los españoles cree que las noticias tienen un impacto negativo en su ánimo”, según dice hoy Alfredo Pascual en https://www.elconfidencial.com/espana/2022-08-21/prensa-fatiga-fake-news-noticias_3477577/

     

    Yo mismo, confieso, (sumándome a la tendencia actual en Atrio de utilizarlo de diario personal público), que yo soy uno de ese 36 %, y que estoy a dieta severa de noticias, pues mi ánimo, que ya está de por sí, flojo, se resiente y mucho.

    ¡Ya me gustaría tener la fortaleza de espíritu, de aguantar estoicamente la mirada ante el dolor ajeno, y un porvenir general muy dudoso!

    ¡No sabéis cuanto admiro la fortaleza del amigo Alberto, con su puntual repaso semanal de desgracias mundiales, con especial detallaje de miserias e injusticias de todo tipo, con los que nos ilustra!. ¡Cuánto tiene que sufrir con ello!.

    Yo no puedo. No valgo. Tengo que ir con la mascarilla puesta, para evitar agravar mi bajonazo crónico y llegar a la depresión clínica.

    Atrio, yo creo que desde su inicio, está sometido a una doble tendencia, una especie de ducha escocesa: por una parte su preocupación por el bienestar social general, (política), y por otra parte, por el bienestar y felicidad personal individual de sus lectores, (ética y sabiduría personal).

    Ya se que ambos objetivos son compatibles, pero reconozcamos que es bastante complicado. Nuestra psique no es de goma, y demasiadas contorsiones, lo quiebra, y ya no tenemos la cadera para mas remiendos.

     

    John Lennon contó una vez una supuesta experiencia de cuando iba a la escuela primaria. Dijo que le preguntaron qué quería ser cuando fuera mayor, y él escribió: “feliz”.

    Los profesores le dijeron que no había entendido la pregunta, y él les contestó que ellos no habían entendido la vida. Para los profesores lo que él quería ser de mayor se refería a qué iba a hacer de beneficio para la sociedad. Y su felicidad era una repuesta sin sentido para ellos.

    (Yo creo que Lennon se lo inventó, no parece muy creíble: pero es lo mismo).

    Pero lo poco o mucho que consigamos hacer de bueno en la vida, pasa primero, por ser feliz. Ya se que eso de la felicidad es un concepto equívoco y propicio a desvíos egoístas y narcisistas.

    Pero decía uno que el primer paso es estar frustrado y angustiado, el segundo estar triste; y el tercero, amargarle la vida al prójimo.

     

    Yo desde aquí reivindico, una cosa, que los indios americanos están reivindicando últimamente, (aunque no sé muy bien sus detalles): la vida buena.

     

    Decía Etty Hillesum: “Hay que olvidarse de palabras como Dios o muerte, sufrimiento y eternidad;  hay que ser de nuevo sencillo y sin palabras, como el grano que crece o la lluvia que cae. Sólo hay que ser”. (¿Era Etty una solipsista contemplativa y narcisista?. No lo sé).

     

           “¿Por qué compro arroz y flores?. El arroz, para vivir, y las flores para tener algo por lo que vivir?”. (Confucio).

     

           “De vez en cuando la alegría /tira piedritas contra mi ventana. / Quiere avisarme que está ahí esperando”.  (Mario Benedetti).

     

    • Isidoro García

      Complemento teórico al anterior comentario:

      Wayne Liquorman:

      Son muchos y muy diversos los caminos que nos alivian de la prisión del ego. En India, los caminos espirituales llamados «yogas» se dividen en cuatro categorías amplias.

      Estas son: los caminos del Conocimiento, (Jnana), de la Devoción (Bhakti), del Servicio (Karma) y del Cuerpo/Respiración (Hatha), (el yoga que se practica).

      Estos caminos corresponden a las amplias divisiones que contiene la naturaleza humana. Estos caminos reconocen que algunas personas son predominantemente intelectuales, mientras que otras experimentan la vida a través de sus emociones.

      Hay otros que se involucran más en el servicio a los demás, y hay otros que poseen una naturaleza más cenestésica, (activismo).

      Es importante recordar que los distintos caminos no están separados. Sus diferencias son conceptuales, no reales. La mente, el corazón y el cuerpo se componen para formar un todo continuo.

      Independientemente de qué camino escojamos, el destino final sigue siendo «liberarnos de la prisión del ego». Es tentador considerar que esta acción es algo que depende de ti. 

            Pero en realidad, esto es realmente una cuestión de Gracia, (la energía vital que fluye del “espíritu” personal). 

      Cuando olvidamos esto y la FSA, (Falsa Sensación de Autoría), asegura que el progreso espiritual ha sido obra suya, surge el orgullo espiritual ―y el sufrimiento que lo acompaña―.

      Nuestras personalidades nos guían hacia caminos espirituales diferentes. Aquellos que son extrovertidos suelen tomar el camino de la Acción o de la Devoción, mientras que los introvertidos suelen tomar el camino del Conocimiento o del Cuerpo/Respiración, (el del yoga común).

      Las personas que son por naturaleza sensibles tienden a escoger el camino de la Devoción, mientras que las personas que son por naturaleza más intelectuales, tienden a escoger el camino del Conocimiento.

      Es importante tomar nota de que cada uno de nosotros representa una mezcla de todas estas cualidades. Nadie es exclusivamente, una cosa u otra.

      Además, ningún camino es por naturaleza mejor que otro, aunque las personas que se identifican perfectamente con un camino en particular, suelen imaginar que el camino EN SÍ es el camino perfecto.

      Si reconocemos que los caminos son diferentes, pero igualmente valiosos, y que nuestra naturaleza es la que nos guía a una práctica u otra, puede que nos liberemos de la arrogancia que a veces produce encontrar el camino que nos corresponde.

    • Nacho Dueñas

      Isidoro, esa anécdota de John Lennon (cuya veracidad yo tampoco acabo de creer) me parece auténticamente magistral. Yo, que soy mucho de anécdotas en clase, la incorporaré a mi repertorio.

    • Antonio Llaguno

      Isidoro,

      es buena la anécdota de John Lennon, pero te contaré una mía.

      Cuando el profesor (en 4º de EGB) me preguntó ¿Qué quería ser de mayor? Yo le contesté: “Viejo”

      No era mía la respuesta, la había leído en una tira de Mafalda (y es que yo fui un “repipi” muy precoz) y se la solté sin pensar.

      Ahora, que estoy en las puertas de salida de la madurez y de entrada a la vejez, creo que tenía razón.

      (Lo siento Antonio, se que no es del tema pero es solo una respuesta a Isidoro y me salió cortita)

      • Antonio Duato

        Me parece estupenda la anécdota y bien aportada, tocayo, como excelente es ese comentario de Isidoro que quisiera comentar más extensamente. Hace referencia a mi drama profundo, que es el suyo y de muchos: seguir al día la realidad del mundo y sus tensiones con las posibilidades que se nos ha regalado a quienes nos hemos hecho viejos en esta época de Internet y Google y, a la vez, profundizar en el sentido último de todo con la luz de un otoño sereno que es en el deberíamos seguir viviendo quienes estamos o nos acercamos en la senectud. Pero contestaré a este y otros comentarios más extensamente cuando pueda

  • M. Luisa

    El único valor absoluto es Dios. Todo lo demás es relativo. Considero que no se trata de dos expresiones, sino más bien de dos afirmaciones.
     
    Me imagino que la conclusión a la que llegarían los autores de la alternativa no-teísta, de ambas   proposiciones, no sería otra que la de tratarse sin más de una construcción racional.       Quizás invirtiéndolas y empezando por “todo es relativo” ejemplarizaría de algún modo a lo que con respecto al conocimiento humano, me he referido alguna vez aquí al hablar del “realismo de partida”.  Sin embargo, no puedo decir lo mismo con el de llegada, pues aunque se inviertan las proposiciones y se coloque al final la primera, a donde se dice llegar no es a un ente supremo sino a una realidad absoluta.

    • M. Luisa

      Rectificación en este parágrafo último: Sin embargo, no puedo decir lo mismo con el de llegada, (realismo de llegada) pues aunque se inviertan las proposiciones y se colocase al final la primera, a donde se llegaría no sería a un ente supremo, sino a una realidad absoluta, si se quiere, a una realidad absolutamente absoluta. 

  • carmen

    De verdad te crees que he tenido el valor de decirle a Ana, piedra fundamental de Atrio, que leyese la noticia porque me la tomo a broma.

    No fastidies. Claro que me río. Menudo Gol por toda la escuadra que ha metido la señora. Esa sí que se merece ser del Alcoyano. Menuda señora. Y lo que dice. El artículo no tiene desperdicio. Y te crees que le voy a gastar a Ana una bromica?

    Esto es que ni me lo creo yo misma…y mira que se me adjudican intencionalidades varias que no tengo. Pero esto ya raya en otra liga.

    Así que os preocupa eso de Dios? No me digas. Al resto de la humanidad no nos preocupa, sobre todo a los que nos hemos salido de la iglesia, porque somos unos sindios.

    Es que es tremendo todo.

    Pues bueno.

    Esto es lo que hay.

  • carmen

    No tengo Twitter. No sé cómo decirlo. Me llegan noticias de todos los periódicos que leo a través de Google. Leo varios. Porque leer uno solo no vale de nada.

    Me da exactamente igual quien sea el autor y mucho menos el marido. Me ha parecido una noticia genial.  Ana ha dicho que ya la había leído y es mucho más frecuente de lo que parece. A ver si se va entendiendo por qué muchísima gente vive en soledad las dudas profundas que deja el romper con tu religión. Se pasa realmente mal. Muchos os creéis que eso de pensar es exclusivamente de grandes teølogos y grandes sabios. No podéis estar más equivocados. Los que vaciamos las iglesias somos personas como yo. Es cuestión de números.  Y eso he tratado de decir doscientas cincuenta veces. Bueno, creo que iba por los seis mil comentarios, o sea, que lo he dicho por lo menos tres mil. Pero da igual las veces que lo diga. No existo. No existimos. Somos ovejas. Nos cuentan.Y si bajamos en número no se plantea otra cosa que no sea: estas ovejas…es que son…

    Me siento como un Yankee en la corte del rey Arturo. Gran comedia. Eso es lo que saca de quicio a más de uno y más de diez personas de aquí. Porque en el fondo lo único que interesa son las grandes frases y grandes reflexiones. Por cierto, se me dijo que no hay que usar el nombre de Dios en vano, de acuerdo, pero por favor, que tampoco se utilice el nombre de Hombres Grandes al que se le atribuye una interpretación de sus citas que salen en internet para llevar agua a su molino. Porque quizás Dios sea un misterio, pero Einstein, por ejemplo no lo es. Y aquí me voy a quedar.

    Ojalá logré cambiar de equipo y salirme del Alcoyano como me ha dicho un amigo o no ser tan insistente como me ha dicho otro animándome a que siguiese.

    En fin.

  • carmen

    Toda la razón , Antonio. Nada más que hago enturbiar.

    El resto no lo entiendo. Lo único que dije es que lo de que el hombre es un absoluto me parece de locos. Sé que te encanta reñirme y me haces responsable de cosas que no soy. Lo sé. Hace dos días recibí un correo en el que alguien me decía que tengo más moral que el Alcoyano en Atrio. Y tenéis todos razón, menos en que yo, mi persona, sea responsable de nada en absoluto. Está bien que busquéis responsables de lo que sucede, pero yo no lo soy. Porque sirva de sparring no quiere decir que sea responsable de cómo resulta el combate.

    Y hay por ahí cada intervención que no veas y ni mu.

    Pero me encanta que me lo digas aquí. Era algo que deseaba que sucediera.

    Pues nada . Siento haberte disgustado tanto. El artículo está muy bien. Pero son cosas de mujeres. No tenemos importancia.

     

    • Antonio Duato

      Tengo que reconocer que efectivamente el artículo que habías recibido por tuit estaba bien identificado por tí. Después lo he podido leer en https://www.elespanol.com/reportajes/20220820/cristina-moreira-primera-espanola-oficiar-catolica-izquierdas/691430993_0.html .
      Es una entrevista a Cristina Moreira, la única española que se ha unido a un grupo internacional que desde hace años están optando por este tipo de estrategia, nada de risa, de forzar los cambios en la Iglesia por hechos consumados. Son muchas más las del mismo grupo en Alemania y América https://www.womensordination.org/espanol/nuestra-historia/. Merece respeto su lucha. Otros pensamos que hay algo más radical: reunirse para celebrar la cena del Señor sin necesidad de ornamentos y cálices clericales, celebrando todos como bautizados con sacerdocio participado del único sacerdocio de Jesús el Cristo.

      El marido es un autor de ATRIO, Victorino Pérez Prieto, buen teólogo gallego, muy amigo y tal vez el mejor intérprete de Raimon Panniker, sobre cuya muerte escribió en ATRIO: https://www.atrio.org/author/victorino-perez-prieto/.

      Sobre lo que se debate en este foro (si hay o no algún valor absoluto al que pueda agararrarse la persona con fe simplemente humana, religiosa o cristiana) no tengo más que animar a seguir reflexionando y exponer opiniones en serio.

      • Nacho Dueñas

        Pues, Antonio, recojo el guante.

        Ya puse en otro comentario de este artículo que el único valor en la vida es la propia vida. Y no creo que se puedan buscar asideros más concretos porque eso nos llevaría en última instancia, a mi parecer, a que no los hay. Pero, ¿qué es si no la nada de San Juan de la Cruz y de Maister Ekhart (¿se escribe así? Pero que la vida no sea un asidero concreto no quiere decir que no sea un buen asidero.

        Para mí, esto se traduce en tres cositas:

        a. La búsqueda y consecución de la felicidad (ambas al alcance de nuestras manos -eso sí, previa “metanoia” en dirección a los “pocos sabios que en el mundo han sido-).

        b. El discernimiento de la misión que a cada cual le encomienda la vida (o vocación). Yo creo en “la trama de la vida” (feliz expresión de Fritjof Capra), y Teilhard de Chardin hablaría del “punto Omega” en la que cada cual debe ver qué trama particular debe llevar a cabo para integrarlo en esa gran trama global que es el fluido de la vida.

        3. El llevar a cabo dicha misión.

        Yo, que, con mayor o menor fortuna creo andar por esta tercera, y lo digo con toda sinceridad, me da igual que el centro sea Cristo, Buda, el posteísmo, Dios o la vida eterna. El hecho de transitar esta microtrama e integrarlo en la macrotrama, me da una gran seguridad existencial (no como intención, sino como consecuencia espontánea. La que no tendría, creo, si lo buscara en Cristo, Buda, el posteísmo, Dios o la vida eterna.

        Y es que, como dijo Machado, “caminante, no hay camino…”

        Creo haber escrito esto con total sinceridad.

        Besos a todas.

        Nacho.

      • Comparto esta reflexión de Cristina Moreira plenamente. (Desde luego, según el lugar de nuestro trabajo pastoral, las insistencias teóricas y el camino pastoral hecho entre todos tiene que adquirir un perfil propio. La diversidad interna de la comunidad, a veces, tozuda, es grande, y el mismo lenguaje de CM poco conocido en ella. La inteligencia en los aprendizajes no es ajeno a la fe). Pero la reflexión la encuentro pleanamente válida y la comparto.

  • Román Díaz Ayala

    En todo el Antiguo Testamento teníamos una “experiencia tangencial de Dios”, parciales, retazos de su persona (la “espalda” de Yahvé) que se convertía en  Absoluto (término arrancado a la filosofía) mediante el Decálogo . Lo recoge Jesús en la apertura del Nuevo Testamento con el anuncio de la llegada del Reino de Dios :

    “¿Cual es el primero de todos los mandamientos?”

    Jesús le contestó: “El primero es: “Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás  al Señor, tu Dios, con todo tu corazón , con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos.”

    Los Evangelios Canónicos nos muestran en cada momento la diferencia entre lo parcial, a retazos y caduco de fuera de la Economía de la Nueva Alianza, ya sea para el pasado o en la dimensión de nuestros presentes históricos, el Deus absconditus anterior y  “de afuera”.

    Así : “A Dios nadie lo ha visto jamás:

    lo ha contado el Hijo Unigénito, que está en el seno del Padre.

    (del Evangelio de San Juan)

    En la experiencia de fe vertical-horizontal está lo absoluto de Dios.

     

  • Antonio Duato

    Muchos sorry pero ahí sigues, Carmen, enturbiando cualquier hilo de conversación por seria e importante que sea. Con tu primer comentario en este hilo, ya estabas expresado lo que piensas-sientes. Pero tras los dos muy serios de Santiago y Román, esos tres últimos sobraban estos últimos.

    Y en el que te refieres a un tuit concreto de una tal Cristina, da la información de un enlace o dinos de qué se trata. No sé por qué mezclas a Ana con esto, que seguramente no se va a reír con ello.

    A mí el último grito de Román no me suena al de un predicador alarmista que cree que viene el jucio final, sino al muy serio del loco en el Zaratrusta de Nietzsche. Estoy de verdad estremecido en este caluroso verano, siguiendo y relacionando toda la información. No estoy perplejo por lo que puedan ser los designios de Dios. Sino por estas preguntas:

    ¿Hasta donde puede llegar la voluntad de poder de unos sobre los demás que pueden aprovechar las guerras para inventar y probar nuevas armas?

    ¿Hasta dónde la imbecilidad de quienes entretanto se dejan dominar por los pensamientos y planes de otros sin buscar las bases de valores que puedan ser compartidos por todos y fundar en ellos una paz y justicia verdadera?

    ¿Se puede pasar sin más de la religión? ¿Acaso no es en la religión, e incluso en la religión cristiana, en lo que ambas partes en guerra, en concreto Rusia y Ucrania, fundan su derecho a la reconquista de tierras y valores o su derecho a la defensa a la defensa contra el agresor por otra? ¿Es que la eficacia de la tecnociencia es lo único en que hoy se pueden basar los valores morales?

    ¡Pues apañados estamos estamos si no encontramos un fundamento último en el que basar todos los Valores absolutos-relativos (unversales-aplicables a cualquier circunsatancia) de justicia y paz!

  • carmen

    Por lo visto se siente como un halcón, llamada a las filas de la insurrecciooooon. Me encanta Manolo García.

  • carmen

    Perdón, quería decir Orwell. Uuuuuufffffff, los nombres.

  • carmen

    Perdón Gonzalo por tomar un trocito de tu espacio. Gracias.

    Perdón Antonio. Esto es un auténtico WhatsApp, pero he leído un artículo que creo que le va a hacer sonreír a Ana. Es en El Español. Me ha llegado al móvil. Me llegan artículos relacionados con todo lo que busco o escribo en el móvil. Es alucinante. Esto no se lo podría haber imaginado ni el mismísimo Huxley.

    Es un artículo sobre una señora que se llama Cristina Moreira. Yo me troncho. Creo que te va a gustar. Por lo menos una sonrisa te va a arrancar.

    Antonio. Lo siento. No tengo otra forma.

    Señor Haya, sorry otra vez.

    • ana rodrigo

      Carmen, gracias, ya lo había leído. Pero, que no es nada nuevo, es una rebeldía que se hace pública, pero hay un sector de l@os seguidor@s de Jesús que se siente iglesia, dentro de la iglesia, no de la Institución, y celebra la memoria de Jesús sin exclusiones por ninguna rezón y menos de género.

      Tirando del carro, poco a poco, con el tiempo, la Institución-Iglesia se apeará hasta llegar al más elemental sentido común de que tan personas somos las mujeres como los hombres y que Dios (quien quiera que sea), no discrimina a las mujeres al igual que hizo Jesús. Lo demás es una mandanga inventada por los hombres, el patriarcado y el machismo.

      ¿Por qué la iglesia no se manifiesta cuando un párroco (no recuerdo de qué población) dijo el otro día en la homilía que Dios no quería a los LGTBI.  Mamma mía, que todo esto de diga y se haga en nombre de Dios….Como para darse de baja, que es lo que hace gran parte de la sociedad actual.

      • Juan A. Vinagre

        Estoy de acuerdo contigo, Ana (y con algunos otros comentarios). Solo matizaría lo que dices acerca de la homilía de ese párroco…. En mi opinión, no es para darse de baja por lo que dijo, sino para que aprenda más y mejor el Mensaje del Reino, y si no es capaz de aprenderlo bien, entonces darlo de baja a él de esa función de anunciar el Reino. Da pena decir esto, pero así ha sucedido y sucede en la Iglesia. Los apóstoles tampoco entendieron bien a Jesús, ni después de verlo resucitado. Ver Hechos y Pedro, por ejemplo.

        • Juan A. Vinagre

          Continúo -y amplío- el comentario de ayer, que, por cierre del local, no pude hacer. Ahora lo desarrollo, sintetizando. El tema de “ceses y bajas” dentro de la Iglesia es complejo: Requiere buena información, no sesgada, y mucho tacto, que no humille… Para el buen funcionamiento de una organización compleja se requieren normas (aunque sean mínimas), buena capacidad de discernimiento, y en ocasiones cierta “vigilancia” (respetuosa, discreta y honesta, sin abusos…)          El problema es quién controlará al que discierne y al que “vigila”…  Por otra parte, los que hoy cuestionamos muchas cosas en la Iglesia (y con razón en muchos casos), también podemos pasarnos…, y caer de alguna manera en los mismos vicios o excesos… de los “vigilantes”, amigos de la tradición irrevisable…  Pues bien, a mi juicio, en el discernimiento debe prevalecer el fruto de las buenas obras inspiradas en el amor y la unión en el amor (que lleva consigo escucha y acaso un “desmonte” de prejuiios propios…)  Lo que no resulta fácil si idolizamos algunas ideas, tal vez sacralizadas” por el poder, que tiende a “empoderarse”… En suma, que ese amor que discierne, y que requiere libertad, actúe con ética respetuosa, y sepa dudar más y pontificar menos, mucho menos… Pontificar es también una acción de valor relativo, como humana que es, y por ello nunca absoluta en sus formulaciones…

           

  • Román Díaz Ayala

    ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

    Hemos llegado al paroxismo del endiosamiento.

    La Tierra arde en muchos lugares, en otros derrama lagrimas que lo inundan todo.

    A Dios le hemos llevado a los confines del Sistema Solar, lo más lejos de nosotros.

    Ahora algunos le pueden contemplar con el James Web de nuestra tecnología.

    No lo hemos convertido en basura espacial por respeto a los no teístas.

  • Santiago

    Necesariamente TODOS somos relativos en cuanto dependemos del Absoluto para existir ya que la “autocreación” es “absolutamente” una fantasía e imposibilidad…Nosotros no poseemos la vida per se…Sólo Dios la posee absolutamente…Nuestra vida humana nos fue “otorgada” por gracia en el amor misericordioso de Dios  y no por derecho. Todos nuestros “derechos” dependen de Dios, son relativos a El..

    Pero es esta aparente ausencia presencial de Dios,de manera visible, a nuestros ojos lo que nos sorprende y desconcierta…Pero los caminos de Dios no pueden ser los nuestros..El va a encontrarnos “de otra manera”…Quiere rendirnos para que no adoremos a “dioses creados” por nosotros. Nos quiere felices sólo en El y por El..

    Es por eso que Gonzalo cita a San Juan: “A Dios nadie jamás le ha visto” pero es el amor el que suple esa falta de visión terrestre puesto que Juan continúa en el mismo versículo 12 del capítulo 4 de su famosa 1 Carta Apostólica:

    ”..si nos amáramos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y Su Amor ha llegado en nosotros a su perfección….Quien confesare que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en el, y el en Dios) (vers 12-14)

    Por eso vida santa sólo reside en la perfección de la caridad en Dios ya que el amor es la mayor de las virtudes teologales.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

     

    • Nacho Dueñas

      Santiago, todo eso me parece muy bien. Pero lo que tú dices de Dios lo podría decir un taoísta sobre el tao y un marxista decimonónico de la materia (materialismo dialéctico).

      Por tanto, claro que, diría yo, Dios es relativo. Además, ¿qué sabemos de Dios? Sólo los místicos, que son los que podían decir algo con cierto conocimiento de causa, son los que reconocen que nada se puede decir al respecto. Lo que sí tienden es a no reconocer la separatividad sustancial, y por tanto los dualismos (base de buena nuestra filosofía y teología), y diría que hasta del teismo.

      Otra cosa es la teología apofática o negativa, que sostiene que la única aproximación conceptual a Dios no es atribuirle categorías positivas si no eliminarle las negativas.

      Saludos.

      • Santiago

        Me disculpo por el retraso en contestar tu interesante comentario, Nacho…Y es claro que para un taoísta lo absoluto es lo que el cree subjetivamente..

        Sin embargo, sabemos que existe algo más allá de lo que se encuentra reducido a nuestro propio intelecto porque buscamos incesantemente la Verdad en esta vida sin poder alcanzarla en su TOTALIDAD..Es una experiencia universal ya que en lo Absoluto reside también la felicidad permanente que se nos escapa a todos en esta vida…Los verdaderos valores se encuentran más allá de lo visible porque son trascendentes…por eso podemos llegar al concepto de lo Absoluto porque existe. Si no existiese tampoco lo buscaríamos..ni siquiera tendríamos la capacidad de pensarlo seriamente..

        Por eso, SI se puede hablar de Dios. El es “relación” íntima “per se” en Su inmanencia y en Su providencia, y es el Creador universal. No corresponde a El actuar y pensar como nosotros porque posee una naturaleza divina..Pero se manifestó inteligentemente en el Cosmos y en la creación de la vida que por supuesto NO es debida al azar, ni a un mero accidente astral..

        Los místicos NO niegan que podamos hablar de Dios. Lo que dicen es que NO existe manera de expresar cabalmente,con “palabras humanas”, la experiencia inefable de Dios que en ellos se manifestaba, porque esto va más allá de nuestra naturaleza humana incapaz de “abarcar” toda la infinitud divina…

        Es por eso que a Juan de la Cruz se le llama el doctor de la “nada” porque para el Místico Doctor..”Dios es el todo”…Sus negaciones no son más que afirmaciones para “desprender el alma de las falsas apariencias y vanidades humanas, que son la nada, para purificarlas en las profundidades del TODO que es el Dios verdadero -no los ídolos terrestres construídos por nosotros los humanos…

        En este sentido, por ese Dios apofático sabemos mucho más de lo que NO es Dios pero lo encontramos en lo positivo, en lo creativo y en lo transformativo de la vida misma…

        De ahí, pasamos a la FE, que ya NO es mera especulación sino una respuesta a la gracia que nos empuja suavemente con amor a nuestra conversión que SÓLO se encuentra en la Revelación de Jesús de Nazaret que nos dice cabalmente: “Nadie va al Padre sino por Mi” y “El Padre y Yo somos uno” y “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”

        Esta es la FE cristiana en el amor de caridad.

        Un abrazo

        Santiago Hernández

         

  • carmen

    Ostras.

    No dejan de sorprenderme.

    Somos un Absoluto. Uf. Espero que dentro de ese Absoluto no entre La Mujer. Sí me da miedo la eternidad, ya el ser un Absoluto me aterroriza.

    Óscar. Fijo. Todo es relativo. Al menos para mí, por lo que doy gracias a ese Dios que no sé qué es, pero intuyo. Claro, que mi pensamiento no es para tirar cohetes. Con decir que creo que sí tenemos un Absoluto y Otro Absoluto,  o no es ninguno de los dos , o son idénticos entre sí. Lo que me lleva a pensar que no es que estemos hechos a imagen y semejanza de Dios, es que Somos Dios.

    Pues a mí que me borren de ese Absoluto. Yo quiero ser normal. Finita, relativa y algo tontica.

  • Carlos

    Estoy de acuerdo con Gonzalo pero añadiría que, para un cristiano, puesto que Dios ha derramado su Espíritu sobre toda la Humanidad, el ser humano es también un absoluto. Y todo lo demás, relativo.

  • Nacho Dueñas

    Yo, con todo cariño para Gonzalo, diría que el único valor absoluto es la vida en su sentido amplio.

    Y diría que esta afirmación valdría para un teísta, para un agnóstico, para un posteísta, para un ateo y hasta para un indiferente religioso.

  • Antonio Duato

    Román, en el primer comentario del hilo, hace referencia a una entrada importante sobre el concepto de ABsoluto, que es tema de esa entrada. Bien traído ese recuerdo. E informo a Román que el hecho de mi retraso en publicar este texto de Gonzalo, que me llegó el 3 de agosto, se ha debido solo a olvido y despiste, no a darlo a conocer tras el artículo de Carlos. Pero bien está que nos adentremos en entender el concepto y que revisemos lo escrito en 2015 por Jorge Felip y quienes comentaron su capítulo.

    Esa entrada aludida está en https://www.atrio.org/2015/12/inclinar-la-balanza-ciencia-y-fe-2 

    Es el capítulo 2º del libro del querido amigo Juanel que fue magníficamente tallerizado por Oscar y sigue disponible, en el texto resumido y en el completo,en este enlace: https://www.atrio.org/cursos-y-talleres/inclinar-la-balanza-ciencia-y-fe-de-jorge-felip/

     

  • oscar varela

    Hola Gonzalo!

     

    1- Expones un Conocimiento que tiene “Estructura“,

    2- al que le resbalan los “acontecimientos

    3- La “Estructura” fija la “Serie” de “aconteceres”,

    (por eso hablamos de “seriedad“).

    Tú y Juan V. podrían repasar el concepto “contingencia“.

    4- Además, la Biología nos muestra que:
    “Structur hemt Structurbildung

    (“la Estructura impide (molesta) crear (nueva) Estructura”)

    Nota: asociar esa frase al concepto de “Conversión” (metanoia).

     

    Abrazo!

  • Juan A. Vinagre

    Gonzalo, estoy de acuerdo contigo una vez más, o al menos muy próximo. Lo único absoluto es Dios, y no puede ser de otra manera. Lo que es efímero, caduco, provisional… es relativo. Y en este nivel del ser efímero nos hallamos los seres revestidos de materia… (No me explico más)   Pero aquí cabe un matiz importante -siempre en mi opinión-: La persona humana roza “tangencialmente” con lo absoluto, como también el amor ágape que es donación de sí.   Otra cosa: La experiencia de Dios -la auténtica- como valor absoluto, para mí, es el verdadero bautismo del Espíritu; y esta experiencia creo que también es o tiene un valor absoluto, o tangencialmente absoluto.

    En cuanto a la reflexión que Carmen hace en el primer párrafo (y en algún otro después) de su comentario, añado que hablar-pensar así, no me parece un “disparate”. El problema de la Iglesia, más, mucho más, que su teología tradicional filosófica -que, por ser humana, tiene un valor relativo, al menos en su formulación-, es el PODER que se ha introducido en ella y la domina y seduce… y la ha apartado del Evangelio, que propone una función de servicio y de ejemplo, no de poder… Tanto que en la parábola del “Venid, benditos”  el criterio de la evaluación final será el haber hecho el bien, aunque no se le conociera bien. ¿Cabe mayor apertura mental y mejor definición de lo que son valores que no pasan, y de cómo es el Dios de Jesús?  La esencia del gran Mensaje del Reino presenta palabras que no pasan y que se acercan mucho a lo absoluto.

  • carmen

    Hola Señor Haya.

    Creo, si recuerda, que usted sabe  que he reflexionado mucho sobre la idea de Dios. Para mí esa es MI esperitualidad. No sé qué es, pero es algo que me sostiene. No sé de teologías. Para mí la teología es una disciplina que habla acerca de qué es Dios, cómo es, y sobre todo qué le Pide, por decirlo de alguna manera, al ser humano. Para mí la iglesia católica dice que Dios es un ser creador, eterno, poderoso, principio y fin de todas las cosas y por otra parte dice que Dios es Amor en estado puro. También dice que Jesús es Dios. Es. Es.

    Llevo pensando en este tema desde los veinte años. No me cuadra ninguna definición, esa tampoco. Porque no sé qué es, sé que cuando le pido fuerza interior, me la da. Esa es mi idea. Por ello digo que me sostiene como una mano invisible.

    Bueno. Entiendo que eso parezca un disparate. No sabe lo igual que me da. Me ha costado mucho esfuerzo, muchísimas horas, muchísimos años llegar a ese acuerdo conmigo misma. Quizá no sea el Dios de los cristianos, el de Jesús ni el de nadie, pero es el mío, aunque no sepa lo que es, ni falta que me hace, sé cuál es mi relación con él. No sé si la palabra relación es la adecuada.

     

    Y otra cosa es la iglesia. O sea. Otra cosa. Creo, me ha parecido entender que en este momento hay una lucha bestial entre dos facciones. O sea, lo he leído aquí. Y hay un sector que desea una renovación en profundidad. Eso también me ha parecido entender. Entonces pienso , opino, creo y además estoy convencida de que el problema de la iglesia es de teología porque se sustenta en unas bases que no se valen para la mayoría de personas a las que les gusta pensar en este tema. El día 15 es una muestra. Que yo sepa es un dogmas de fe. No voy a decirle a usted precisamente lo que son los dogmas, lo que es una herejía, el proceso que ha seguido la iglesia católica hasta definir por real decreto lo que hay que creer para ser cristiano o hereje, aunque sea  sin papeles. Es decir, sentirte un hereje. Sentirte. Usted se ha sentido alguna vez un hereje? Mi persona durante muchos años, ya desde luego no. No es una sensación agradable. Y hay que luchar mucho para llegar a la conclusión de que, bueno, pero para mí Dios es lo que intuyo y a Jesús lo adoro, pero no es Dios. Es duro , sobre todo cuando piensas en soledad porque no ha llegado hasta tu persona noticia alguna de que hay todo un movimiento, por llamarlo de alguna manera, dentro de la iglesia en el que me puedo considerar una más.

    Soy de hablar. Insisto una y otra vez. El problema del catolicismo es la teología, porque sobre ella se sustenta la religión. Es mi idea. Vamos, es mi creencia. Sé del poder de la iglesia. Sé que urge un cambio porque hay una involución clarísima en la sociedad. La iglesia tiene la obligación hacia sus fieles de defenderlos. Pero lo que le oferta no es de recibo, viene a decir tú cree contra viento y marea, pese a lo que digamos nosotros mismos, a pesar de los escándalos, sigue creyendo. Sabemos que el sol no sale, sabemos que somos nosotros los que al girar sobre nuestro eje de oeste a este, da la sensación de que el sol sale por el este y se oculta por el oeste. Lo sabemos. Pero no lo vamos a decir, se cae el castillo de naipes. No podemos. Hay que salvar a La iglesia.

    Mi pregunta es creer exactamente en qué? En lo que pensaba Jesús, su proyecto alternativo que dice Salvador Santos? Acaso es el proyecto de la iglesia? Por favor. Todos sabemos historia, todos leemos periódicos. Vale.

    Y se me acusa de no querer entender? De que las personas necesitan tiempo y no van a tener ningún problema en aceptar otro tipo , otra imagen, otra idea de Dios si hace falta porque lo importante es Jesús de Nazaret? Vamos a ver. Pero si no paro de decirlo. Pero si no es cierto, pero si se le ha dado al señor Arregi todo lo que se ha podido dar porque se le ha hecho aquí cabeza visible del no teísmo y esa idea es  convertir al cristianismo en un sindios. Por favor. Todos sabemos leer y también sabemos leer entre líneas.

    Y soy una intransigente , no escucho? Me ha producido un dolor de esos de alma increíble. Porque no es justo. Ni tampoco necesario.

    Mira que de vez en cuando se me han dicho cosas, hasta tuve el honor de ser blanco de la ironía de un artículo. Y me pregunto. Qué importancia puede tener lo que diga? No lo entiendo. Si no soy nadie. Eso me ha llevado a pensar que lo que no se resiste es a mí persona. Eso sí lo entiendo. Fin del problema.

    En cuanto a la espiritualidad, de verdad, tengo la mía, no necesito otra, me da mucha paz. Mucha. Y que cada cual busque su respuesta, porque es íntima y personal, como la película, ya puede hablar cualquier científico, teólogo, físico, químico, filósofo, y los autoconsiderados sabios por, pues porque sí.

    Pero hasta el día de hoy se hablaba de iglesia. De iglesia. Me parece genial que para la semana que viene Atrio se convierta en un lugar de reflexión sobre espiritualidad. Genial. Pero no lo ha sido aunque se haya tratado ese tema. Me gusta leer y he leído artículos antiguos del blog, y los comentarios. En Atrio se ha tratado todo tipo de temas, hasta ayer mismo con el artículo sobre la guerra en Europa.

    No le escribo para que me conteste, en absoluto. No es usted de contestarme mucho, pero se lo ruego, no lo haga.

    Es que pertenezco a ese grupo de personas extrañas que hasta que no dicen lo que sienten no se quedan en paz. Y, sabe qué? Me siento por enésima vez como si hubiese salido volando por una ventana , libre, como una mariposa. Porque no creo que Dios me quiera, no como yo entiendo el amor, pero que protege mi cabeza, bueno, eso no lo creo. Eso lo sé.

    Bueno, pues ya está

    Cuídese mucho.

  • Román Díaz Ayala

    Bueno que nuestra Redacción inserte este artículo de Gonzalo Haya ya publicado hace días en otro medio justo después de la publicación en Atrio de Absoluto y relativo de Carlos F. Barberá el 8 de agosto. Jorge Felip Fernández ( nuestro Juanel) en su libro Inclinar la Balanza – un científico ante Dios habla sobre el tema (Capítulo Segundo : PENSAR LO ABSOLUTO) que mereció hasta 46 comentarios (Atrio, Inclinar la Balanza, creencia y fe “, del 15 de diciembre de 2015)

    Los filósofos son como los labradores que preparan el campo, y hacen los surcos de la ciencia, para que los científicos pongan las semillas de sus descubrimientos.

Deja un comentario