INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6377 Artículos. - 99766 Comentarios.

Muchos creyentes en Colombia están en aprietos frente a las elecciones presidenciales

No pensé que escribiría tanto sobre las elecciones, pero es que me parece imposible dejar de hacerlo. Amo a mi país y no me da la mismo quién lo dirija en los próximos cuatro años. Por supuesto ya tengo una opción tomada desde el principio, opción cuestionada por algunas personas -porque la diversidad existe y es bueno para repensar, una y otra vez, si la opción escogida está bien- y apoyada por muchas otras personas porque tenemos un sueño similar sobre nuestro país.

Ahora bien, lo que hoy me hace escribir es que siento que algunos que hacen tanto alarde de ser creyentes, siempre enarbolan las banderas por el candidato que no apoye el aborto, ni los derechos de la comunidad de diversidad sexual, ni la ideología de género, ni la legalización de la marihuana y cosas de este estilo. Pero también son los que se declaran “antipetro” por su pasado guerrillero y por el comunismo y no se cuántas más frases vacías. ¿Por quién votarán en estas elecciones? Increíble si lo hacen por Rodolfo Hernández. Serían incoherentes con lo que enarbolan como decisorio para sus opciones. Y todos los clérigos que desde el púlpito han hecho campaña (porque más de uno la hizo y algún pronunciamiento oficial que parece “neutro” tiene su tendencia), definitivamente ¡no pueden votar por Rodolfo Hernández!

Personalmente no son estas propuestas la que me llevan a no votar por Rodolfo porque siempre he mirado la totalidad del programa de los políticos para decidir cuál programa en su conjunto es mejor. Ningún programa es perfecto, ninguno responde a los deseos de todos, pero algunos, mirados en su conjunto, pueden ser más viables para optar por ellos. Y, precisamente esto es lo que me parece espantoso de Rodolfo Hernández. En su conjunto, su programa es una cantidad de afirmaciones de todo tipo y condición, respondiendo a lo que la gente quiere oír -es decir populista- sin desarrollar el cómo lo va a realizar y que imagen de país tiene para articular cada una de sus propuestas. Este programa no debe ser conocido por su fórmula a la vicepresidencia porque Marelen Castillo, siendo entrevistada ayer por una emisora de radio, dijo que ella no sabía de programas políticos y que, inicialmente, creía que era hacer un proyecto de investigación académico y que ahora se estaba enterando de qué se trataba, porque algunos asesores le estaban enseñando.

A mí me cuesta creer que haya gente que opte por Hernández, teniendo tantas pruebas de que fuera de decir que acabará con la corrupción y donará dinero para esto y aquello, no tiene un programa pensando a largo plazo que haga posible una Colombia distinta. Si desde el día que ganó el segundo lugar no ha hecho más que decir lo que se le ocurre -ese ha sido su estilo y cómo le ha dado réditos lo sigue implementando- no hay que pensar que gobernará de una manera distinta. Estaremos abocados a la improvisación, a los gritos, a las pataletas, a los discursos vacíos, a los decretos que se le ocurran, a vender lo que encuentre para dárselo a los pobres -populismo- sin tener planes y proyectos que garanticen la sostenibilidad de un programa de gobierno.

Pero los creyentes también han de abocarse a más aprietos. La Conferencia Episcopal de Colombia invitó a votar a conciencia, a discernir sobre los candidatos, a tener en cuenta la Doctrina Social de la Iglesia y, en fin, a tomarse en serio este momento. Y nada de esto parece que algunos cumplen porque sus posturas “antipetro” no tienen nada que ver con un discernimiento maduro ni con la fe cristiana. No logró entender porqué invocan tantas veces que Petro fue guerrillero. ¿No logran entender que “fue” y que se reinsertó y desde entonces ha hecho con su vida lo mejor que ha podido, entregándola al servicio de la política? A no todos les tiene por qué gustar lo que ha dicho o ha hecho como político pero lo que no puede negarse es que ha vivido en la legalidad y se ha dedicado a servir al país desde el ingrato camino que él escogió: la política. Sin embargo, ¿cómo es posible que desde la fe no se logre acoger de nuevo al que tomo un camino y lo rectificó? ¿de que valen tantas meditaciones del hijo pródigo y todos esos textos de la misericordia de Dios que se predican domingo a domingo si siguen empeñados en satanizar el pasado guerrillero de Petro?

Me parece muy bien que esgriman razones de peso para no estar de acuerdo con Petro pero que no invoquen mentiras. Pueden no estar de acuerdo con que a los ricos del país se les deje de exonerar los impuestos, o que se proponga el derecho de educación gratuita para la juventud, o que se invierta en el agro, o que se implementen seriamente los acuerdos de paz, o que se busquen maneras de cambiar el sistema de salud para que sea eficiente y así una a una las propuestas del programa de Petro. Pero que digan que no votan a Petro porque fue guerrillero, es comunista, va a expropiar, nos va a robar las pensiones y todas las demás mentiras que se invocan, no tiene nada que ver con lo que nos piden los obispos colombianos: “Es importante discernir a conciencia entre las ‘opciones reales’ que se tienen para poner un presidente en la dirección del país”.

No sé cómo ese tipo de creyentes a los que me refiero -gracias a Dios no son todos, ni tal vez la mayoría, pero si muchos que conozco y me duelen- van a salir de esta encrucijada que vivimos para la segunda vuelta. Más les valdrá que no voten y que revisen, de una vez por todas, si son capaces de pensar en el bien común, como sería lo lógico desde la fe que dicen profesar para que su voto ciudadano no fuera fruto de opciones irracionales sino de argumentos verdaderos y fundamentados.

10 comentarios

  • Me llaman poderosamente la atención los cristianos de buena voluntad que tienen tanto conflicto ante la democracia.

    Usted dice:  Amo a mi país y no me da la mismo quién lo dirija en los próximos cuatro años. Por supuesto ya tengo una opción tomada desde el principio

    Lógico. Faltaría más. Exactamente igual que los que votan distinto que usted.

    Usted dice: opción cuestionada por algunas personas

    Lógico, exactamente igual que usted cuestiona las suyas

    Usted dice: Ahora bien, lo que hoy me hace escribir es que siento que algunos que hacen tanto alarde de ser creyentes, siempre enarbolan las banderas por el candidato que no apoye el aborto, ni los derechos de la comunidad de diversidad sexual, ni la ideología de género, ni la legalización de la marihuana y cosas de este estilo. Pero también son los que se declaran “antipetro” por su pasado guerrillero y por el comunismo y no se cuántas más frases vacías

    Es lo que tiene vivir en democracia, que cada uno utiliza los argumentos y los criterios que su mejor entender le da para votar y vale lo mismo el voto de un catedrático de economía que los de un peón que apenas sabe leer y escribir.

    Y no piense que yo soy de los que votaría a esos candidatos que usted rechaza (y tiene derecho a rechazarlos). De hecho me da igual, no soy colombiano.

    Lo que quiero decir es que la democracia tiene sus servidumbres y una de ellas es que cada uno vota lo que le da la gana y que además cualquier resultado es legítimo. Hay países que debido a su historia (Alemania con los partidos nazis, por ejemplo) eliminan ciertas ideologías de las que se pueden presentar, pero lo hacen legalmente, usado una ley aprobada por el parlamento para hacerlo. Pero por lo demás todo el mundo puede presentarse y quien gane ganó.

    En mi país llevo sufriendo el gobierno del peor Gobierno de la  Historia, al que yo no voté y ya está. Es mi Gobierno. No me gusta pero me representa. porque millones de compatriotas tan respetables como yo lo han elegido.

    Y yo puedo debatir, discutir, dialogar, convencer (o tratar de hacerlo) de que mi opción es la mejor pero SON MI GOBIERNO y sus votantes tienen derecho a votarlos.

    Y ¿Por qué me meto yo en las elecciones de un país que no es el mío? Pues porque de un tiempo a esta parte llegan a Europa vientos Latinoamericanos, que generalmente se producen en países arruinados literalmente por sus gobiernos en su economía y en Libertad o por quienes quieren que su país sea como esos países sin libertad y bienestar económico que se traduce en: La Democracia es buena si votan al mío y si no es fascismo o ignorancia.

    Mire usted, a los europeos (en especial a mis paisanos españoles) nos ha costado sangre y sudor implantar una democracia en nuestras tierras. Es el menos malo de los sistemas de gobierno. Ha permitido que la Alemania destruida de la IIWW se reconstruyera o que la España dividida progresara.

    Yo no voy a permitir que nadie cuestione la democracia sin levantar la voz.

    Mi consejo es que les convenza usted. Si tan claros son sus argumentos seguro que les convence. Y si no es capaz, vuelva a intentarlo las próximas elecciones.

    En España, están prohibidas las opciones políticas que discriminan a las personas LGTBI. Ha costado pero se ha conseguido. Ustedes tienen mucho trabajo por delante, pero desautorizar a cualquier otro votante porque no vota como usted es intolerable.

    • mª pilar

      ¿No se cansa nunca de no respetar las distintas maneras de pensar, sobre todo, por  terminar siempre insultando a los que tienen otra manera de mirar la vida?

      Por mucho que levante su voz. cada cual tiene su manera personal de:

      ¡Ver y sentir!

      Solo se le pide:

      ¡Respeto!

      • A ver Maria Pilar ¿Dónde he insultado yo a nadie en mi conentario? Podía haberlo hecho pero no lo hice.

        A menos que decir que hay gente ( yo entre ellos ) que no piensa como usted sea un insultó, lo que pasa es que pensar distinto a usted a mi me parece ( humildemente ) un acierto.

        Le reto a que encuentre un insultó, uno solo. No lo encontrará. Escríbelo si puede. Pero no puede.

        Solo he reivindicado que se puede discrepar y que , algunos,  con nuestros votos ( pues es con votos y no con revoluciones la manera legítima de hacerlo ) seguiremos defendiendo la democracia, la pluralidad, y ls derechos que nos legaron nuestros padres ( los míos de la edad de los fundadores de esta página ) y lo hicieron a costa de mucha responsabilidad, mucho miedo y mucha sabiduría. Y por eso no somos ni Venezuela, ni Argentina ni Nicaragua ni Cuba. Gracias a Dios.

        Si tanto le ha molestado un comentario tan respetuoso con el derecho de los demás a pensar distinto, como el mío solo puede deberse a 2 cosas: o bien no ha entendido nada de lo que escribí  ( que puede ser culpa mía ante tan excelsa inteligencia) o bien se dio por aludida, lo cual no deja de dejarla a usted en evidencia, no a mi.

        Atrio es un foro libre. Este no es un círculo de Podemos, donde el que no rinde pleitesía al líder es fulminado con un movimiento de coleta y mientras se permita comentar en libertad lo haré. Le guste a usted o no. Probablemente, si no le gusta a usted pensaré que me encuentro un poco más cerca de la verdad.

        Y el día ( que estoy convencido de que no llegará ) en que sea censurado o restringido, me iré y la dejaré sola a usted con su absoluta y profunda mismidad.

        No me gusta el Pensamiento Único. El suyo de usted tampoco.

  • ana rodrigo

    Nada nuevo bajo el sol, dicen los obispos andaluces para las próximas elecciones:
    Los obispos andaluces piden el voto para los partidos que defiendan la vida, el matrimonio y la clase de Religión”
    En política se legisla, pero ni el aborto, ni el divorcio ni las clases de religión son leyes obligatorias, cada cual debe actuar según su conciencia, respetando a quien no piense igual que la doctrina cristiana, aunque sea cristian@.

  • mª pilar

    Deseo de todo corazón, que los colombianos ¡Piensen! de verdad su voto, y luchen en serio por una verdadera:

    ¡Libertad!

    La iglesia “poder” hará todo lo posible para que nadie le toque el “chiringuito” que tienen montado apelando a la conciencia ¿de quien?

    Deseo todo lo mejor para Colombia y sus buenas personas.

  • oscar varela

    LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA (EDUARDO GALEANO)
     “Hemos guardado un silencio bastante parecido a la estupidez… ”
     
    [Copio el final de la Introducción]
     
    – “Los fantasmas de todas las revoluciones estranguladas o traicionadas
    a lo largo de la torturada historia latinoamericana
    se asoman en las nuevas experiencias.”
     
    – “Este libro, que quiere ofrecer una historia del saqueo
    y a la vez contar cómo funcionan los mecanismos actuales del despojo,
    aparecen los conquistadores en las carabelas y, cerca, los tecnócratas en los jets,
    Hernán Cortés y los infantes de marina,
    los corregidores del reino y las misiones del Fondo Monetario Internacional,
    – los dividendos de los traficantes de esclavos y las ganancias de la General Motors.
     
    – “También los héroes derrotados y las revoluciones de nuestros días,
    las infamias y las esperanzas muertas y resurrectas:
    los sacrificios fecundos.
     
    – “Cuando Alexander von Humboldt investigó
    las costumbres de los antiguos habitantes indígenas de la meseta de Bogotá,
    supo que los indios llamaban quihica a las víctimas de las ceremonias rituales.
    Quihica significaba puerta:
    la muerte de cada elegido abría un nuevo ciclo de ciento ochenta y cinco lunas.”

Deja un comentario