INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6393 Artículos. - 100231 Comentarios.

El programa de Jesús (6)

VI.- UNA IRREEMPLAZABLE RAZÓN DE SER

1. El fundamento del Programa alternativo ha quedado establecido

        El Nuevo Pacto empieza a cobrar vigencia. La Antigua Alianza ha quedado invalidada. Desde la cumbre, Jesús ha sentado las bases de la definitiva sociedad. El Proyecto, conciso y claro, ha llegado hasta una multitud a la expectativa. Se les presenta como una opción a valorar. Los allí apostados tienen también a la vista al pequeño colectivo de mujeres y hombres apiñados en torno al Galileo. Ellos constituyen el núcleo de la sociedad alternativa, la que no acepta de ningún modo otro soberano más que al único que está por la fraternidad humana. Ese colectivo ha aceptado la Constitución (llamada ordinariamente con poco acierto: ‘las bienaventuranzas’) de la nueva y definitiva sociedad. Mateo continuará su esquema pedagógico con el Galileo dando explicaciones respecto a la trascendencia de esta utopía en marcha e instrucciones diversas a los discípulos sobre cómo llevarla a cabo. El texto prosigue con Jesús dirigiéndose únicamente a los suyos:

“13 Vosotros sois la sal de la tierra. Y si la sal se pone sosa, ¿con qué se
salará? Ya no sirve más que para tirarla a la calle y que la pise la gente.

14 Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en lo alto de un monte; 15 ni se enciende una lámpara para meterla debajo del perol, sino para ponerla en el candelero y que brille para todos los de la casa. 16 Empiece así a brillar vuestra luz ante los seres humanos; que vean el bien que hacéis y glorifiquen a vuestro Padre del cielo” (Mt 5,13-16).

2. Los destinatarios de estas palabras de Jesús son exclusivamente los discípulos

        El pronombre plural Ὑμεῖς (“Vosotros”) abre su declaración. Habla en plural. Durante su exposición del Programa Alternativo, casi no usará el singular. Su mensaje sobrepasa el individualismo. Aunque sin exclusiones, todo el protagonismo y la responsabilidad de llevarlo a término corresponde al colectivo de los que se han sumado a su Proyecto, los comprometidos con el Nuevo Pacto. Ellos tendrán a partir de entonces una razón de ser y un cometido universal irreemplazables. Así lo aseguró Jesús de forma concluyente utilizando dos símiles de singular significación en aquella cultura: La sal (ἅλας) y la luz (φῶς).

        La comparación del ser y la actividad del colectivo de los discípulos con los elementos “sal” y “luz” se introduce en ambos casos de igual manera: identificando al grupo de quienes se han colocado a su alrededor: “Vosotros sois”.

3. La primera: “Vosotros sois la sal de la tierra”

        utiliza el elemento ‘sal’ como un óptimo modelo explicativo del valor y significación de ese grupo conformado por el colectivo de mujeres y hombres adheridos a su Programa. La sal es conocida desde hace milenios por su excelente condición para conservar algunos alimentos de rápida degradación. La salazón del pescado se realizaba bastante tiempo atrás del período en que vivió Jesús. Magdala, la población de la que era originaria María Magdalena, tenía fama por su industria de salazones de pescado.

3.1. Propiedades de la sal

        Por sus reconocidas propiedades para evitar la descomposición y alargar la vida de los alimentos, la sal se empleaba en los pactos y en el culto sacrificial del templo. La sal formaba parte esencial de los convenios como manera de formalizar entre los contrayentes un compromiso de durabilidad. Se les daba el nombre de pactos de sal. Un pacto de sal equivalía en aquella cultura a un pacto para siempre. Ese es el significado del Pacto realizado por Yahvé con Aarón (Núm 18,19) y con David:

“Abías se situó en la cumbre del monte Semaraín, en la tierra de Efraín, y gritó:

        • Jeroboám, israelitas, escuchadme: ¿Acaso no sabéis que el Señor, Dios de Israel, con PACTO DE SAL concedió a David y a sus descendientes el trono de Israel para siempre?” (II Cr 13,5).

        Con las ofrendas hechas a Yahvé en el templo se utilizaba siempre la sal como signo de la perpetuidad de la Alianza entre Dios y el pueblo (Lev 2,13).

3.2. Símbolo de ‘lealtad’

        El compromiso establecido entre Jesús y sus discípulos no necesita del elemento físico sal. Será la lealtad del grupo a ese compromiso la que permita la continuidad del Proyecto y su permanencia en el tiempo. La garantía de perpetuar esa Nueva Alianza corresponde de lleno a la comunidad de comprometidos con ese Pacto. Su afirmación: “Vosotros sois la sal de la tierra” les da cuenta y les exige ser conscientes de tan alta responsabilidad. No habrá posibilidad alguna de que el Proyecto perdure si el colectivo de los suyos no asume como quehacer inexcusable prolongar en la historia con nuevas comunidades de mujeres y hombres la sociedad alternativa que ellos representan, la que tiene a Dios como único rey. La continuidad del Proyecto depende en exclusiva de la fidelidad al Mensaje. Sin ella, el Proyecto queda abortado, su vacío defrauda la esperanza de los más desvalidos y el Mensaje acaba por corromperse.

        3.3. Sabor de la ‘concordia’

        Los discípulos no se han movido del entorno próximo a Jesús. Siguen junto a él. La tarea de mantener vivo y pujante el Programa del que son depositarios les incumbe de lleno y en exclusiva. La humanidad anhelante de felicidad no puede quedar decepcionada. El Galileo requiere al grupo (“vosotros”) admitir sin reservas su inigualable papel de dar continuidad histórica a su Programa constitucional. Para hacer ver al colectivo su razón de ser eligió la sal como mejor ejemplo.

        3.4. Necedad de la ‘discordia’

        Esa condición insustituible de los discípulos queda inservible si falta el compromiso del colectivo. La ruptura del Pacto con el Galileo extingue la singularidad del Proyecto. Los términos que aparecen en las diferentes traducciones:

“Y si la sal se pone sosa, ¿con qué se salará?”

        se quedan cortos respecto a la contundencia empleada en el texto original de Mateo: ἐὰν δὲ τὸ ἅλας μωρανθῇ, ἐν τίνι ἁλισθήσεται; (“si la sal se vuelve NECIA, ¿con qué se salará?”). El verbo utilizado por el evangelista: μωραίνω (‘ser insensato’, ‘ser necio’, ‘volverse insípido’) guarda correspondencia con el término empleado al final de este primer bloque pedagógico de Mateo: μῶρος (‘loco’, ‘insensato’, ‘necio’), al poner el ejemplo del “NECIO que edificó su casa sobre arena” (Mt 7,26). Una sal ‘necia’ sirve aquí para describir a una comunidad de discípulos desatinada que ha dilapidado por infidelidad su gran valor y su inconfundible razón de ser. Se ha quedado sin el distintivo que le daba personalidad. De aparecer como alternativa al orden injusto, se ha convertido en grupo inconsistente, susceptible de ser absorbido por cualquiera de las insustanciales ideologías del sistema, incluida la religión. ¿Cómo ser el puntal que da firmeza, coherencia y durabilidad a la sociedad alternativa habiendo roto su compromiso con el Galileo? ¿Cómo recuperar su singularidad para poder llevar a término su tarea? Deshecho el Pacto, se pierde definitivamente la seña identificativa de una comunidad que ha desparramado por tierra su valor. Sin él, el grupo carece de sentido. El ejemplo de la sal aplicado al colectivo de discípulos termina, así, con severidad, para hacer consciente al grupo de la gran tarea y responsabilidad que tienen entre manos:

“¿Con qué se salará? Ya no sirve más que para tirarla a la calle y que la pise la gente”.

 

El ejemplo de la sal no completará la instrucción de Jesús a los discípulos; él utilizará un nuevo ejemplo para explicarles su nueva identidad como colectivo. El evangelio lo expone siguiendo la misma estructura del ejemplo de la sal:

“Vosotros sois la luz del mundo”.

4. Un andar iluminado

        El primer ejemplo (“la sal”) ponía el acento en el alcance de la fidelidad del colectivo de adheridos al Nuevo Pacto. La lealtad al Proyecto hace posible su continuidad propiciando su acción liberadora: a “los que sufren”, a “los sometidos” y a “los que tienen hambre y sed de esa justicia”. Este segundo (“la luz”), destaca la repercusión de hacer llegar el Proyecto a la humanidad, un Plan que abre todas las puertas a la vida. Los integrantes de la comunidad que lo perpetúa son “los que prestan ayuda”, “los limpios de corazón” y “los que trabajan por la paz”, esos en quienes la humanidad verá su parecido a Dios.

        El origen del conjunto de libros del AT y de la historia que hay detrás de esos escritos fue la libertad y la constitución de un pueblo. La salida de unos clanes familiares de la esclavitud de Egipto, narrada en el texto del Éxodo, y la decisión de constituirse en un pueblo significó un paso decisivo desde la oscuridad a la luz. La oscuridad se consideró desde entonces signo de la carencia de vida que suponía la esclavitud. La Ley constitucional que dio a esos grupos tribales carácter de pueblo fue valorada, en cambio, como la luz que abrió las puertas de la vida a todos sus ciudadanos:

“Los otros merecían quedarse sin luz,
Prisioneros de las tinieblas,
Por haber tenido recluidos a tus hijos
Que iban a transmitir al mundo la luz incorruptible de tu Ley”
(Sab 18,4).

5. Ahora bien, la Ley sirvió como base a la religión, pero no entrañó justicia

        Un orden social a semejanza del resto de naciones instaló el desafuero. En lugar de brillar la luz de la justicia, resplandecieron los privilegios de los poderosos mientras el pueblo se apagaba, sometido a base de tiranía y desmanes. Y se cubrió de miseria. La comunidad judía destinataria del evangelio de Mateo conocía al detalle esta situación. El evangelista recogió un texto de Isaías para anunciar la llegada con Jesús del tiempo tan esperado: el cumplimiento de las promesas anunciadas por los profetas. Ese momento crucial significaba el paso de una situación de ruina social y económica, de esclavitud y muerte, a otra despejada y de amplio horizonte donde resplandecía la vida. El texto utiliza las figuras de “tinieblas” y “luz” para exponer este cambio radical:

“El pueblo que habitaba en tinieblas
vio una luz grande,
a los que habitaban en tierra y sombra de muerte
una luz les brilló”
(Mt 4,16).

        Luz y tinieblas, usados como conceptos figurados, no sugieren realidades espirituales, sino situaciones existenciales inherentes a la vida del pueblo. Mientras las tinieblas expresan un estado de esclavitud y abandono, la luz representa la exuberancia de la vida en libertad. Ya no será un código legal el considerado como la luz de un pueblo. Una nueva sociedad leal al nuevo Pacto propondrá, con el resplandor de su vida, una existencia plena para toda la humanidad:

“Vosotros sois la luz del mundo”.

        El evangelio de Juan lo certificará años más tarde reconociendo en Jesús el origen de esa luz:

“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no caminará en la tiniebla, tendrá la luz de la vida” (Jn 8,12).

        La comunidad autora del cuarto evangelio comprendió, como lo hizo previamente Mateo, que la vida es la luz del ser humano. Lo plasmó explícitamente en el Prólogo de su texto:

“Él (λόγος: ‘proyecto’) contenía vida
y la vida era la luz del ser humano;
esa luz brilla en la tiniebla
y la tiniebla no la ha apagado”
(Jn 1, 4-5) (https://www.atrio.org/2020/10/el-proyecto-de-jesus-madurando-en-el-tiempo-6/).

        La luz se difunde; la vida se transmite. La naturaleza de ambas, la razón de sus existencias consiste en propagarse al servicio de los seres humanos. Resultan, por eso, esenciales para la humanidad. El evangelio de Mateo expone las indicaciones de Jesús a los discípulos apercibiéndoles respecto a la importancia de no replegarse abandonando esa misión única de iluminar con el destello de la vida. Para ello utiliza dos sencillos ejemplos con marcado sentido social:

6. Los dos ejemplos de dónde se pone la luz para que ilumine

6.1. El primero habla de una CIUDAD emplazada sobre un monte:

“No se puede ocultar una CIUDAD situada en lo alto de un monte”

        Los miembros de la comunidad destinataria del evangelio de Mateo tuvieron fácil reconocer en estas palabras de Jesús una velada alusión a la ciudad de Jerusalén y el Templo a quienes Isaías atribuía la inconfundible luz proveniente de la presencia de Yahvé en su morada:

“¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz;
la gloria del Señor amanece sobre ti!
Mira: las tinieblas cubren la tierra; la oscuridad, los pueblos;
pero sobre ti amanecerá el Señor; su gloria aparecerá sobre ti;
y caminarán los pueblos a tu luz”
(Is 60, 1-3a).

        En el escrito de Isaías, Jerusalén y el Templo son el foco de atracción para todos los pueblos. Para Jesús, ese papel lo desempeña el colectivo de los discípulos. La nueva sociedad se ha constituido sobre un monte. Está ahí para ser vista. Es disparatado tratar de esconderla. Se ha alzado en todo lo alto con un atractivo que encandila a una humanidad expectante. El texto de Mateo está inspirado en el de Marcos:

“SUBIÓ AL MONTE, convocó a los que él quería y se acercaron a él. Entonces constituyó a doce, para que estuviesen con él y para enviarlos a predicar, con autoridad para expulsar a los demonios” (Mc 3,13-15).

        La comunidad de comprometidos con el Nuevo Pacto fue constituida para fundirse con Jesús en su Proyecto y realizar su cometido liberador en beneficio de la humanidad. Nada tiene que ver con un colectivo de selectos que, por haber mantenido su confianza en unas creencias, obtendrán el premio de gozar de una posición de privilegio en un paraíso en los exteriores de la historia. La nueva sociedad se ha fundado para que el resplandor de su vida y de su actuación en beneficio de los insignificantes pueda ser vista desde cualquier espacio habitado por seres humanos.

6.2. El segundo ejemplo comenta la función de la lámpara en una casa:

“ni se enciende una lámpara para meterla debajo del perol, sino para ponerla en el candelero y que brille para todos los de la casa”.

        Excepto las casas de los adinerados y la de algunas familias de economía desahogada, la mayoría de la gente vivía en casas de un solo habitáculo. En una parábola del evangelio de Lucas aparece un detalle sobre el constreñido modo en que una familia ocupaba el espacio de dicha habitación durante la noche. Los padres y los hijos llenaban toda la superficie durmiendo sobre esteras. La apertura de una puerta atrancada suponía hacer despertar y levantar a toda la familia si alguien llamaba en horas nocturnas solicitando algún favor:

“Y que, desde dentro, el otro le responde: Déjame en paz; la puerta está ya cerrada, los niños y yo estamos ya acostados: no puedo levantarme a dártelos” (Lc 11, 7).

        En cualquiera de las casas el encendido de la lámpara y su colocación en el lugar apropiado hacía viable todo tipo de actividades; en las viviendas con un solo espacio resultaba imprescindible para el desarrollo de la vida. La luz era el interruptor que abría el paso a la actividad humana. La declaración de Jesús a los suyos: “Vosotros sois la luz del mundo” les daba a entender lo inexcusable de estar permanentemente activados al servicio de una humanidad a oscuras. El desistimiento de prestar el servicio encomendado por el Galileo y la consiguiente inoperancia de la comunidad resultan tan absurdos como encerrar la lámpara en algún escondite una vez encendida. El Proyecto exige quehacer y avance. Ocultarlo supone atrofiarlo hasta el punto de llegar a anular su energía.

7. La Comunidad: Amanecer para la humanidad

        El ejemplo de la ciudad situada sobre un monte servía para explicar el valor único de la vida de la comunidad, un foco orientador del camino a seguir para salir de la esclavitud, una atracción sin parangón para una humanidad desde tanto tiempo apagada. El símil de la lámpara ilustra respecto al dinamismo de una nueva sociedad cuya vida se plantea con la finalidad de prestar servicio a unos seres humanos necesitados de salir de las tinieblas. Jesús exigió acto seguido a la comunidad de discípulos activar esa vida de manera que su resplandor se difundiera en las dos coordenadas marcadas por dos notas que se expondrán seguidamente.

        Están introducidos con una afirmación iniciada en el texto original con un adverbio: οὕτως (‘así’, ‘de esa manera’, ‘del siguiente modo’) que marca una forma determinada de hacer llegar a la humanidad la gran novedad arraigada ya en la comunidad de discípulos.

“Empiece ASÍ a brillar vuestra luz ante los seres humanos”.

        La luminosidad mana de la vida del colectivo. Nada tiene que ver con gestos ni acciones espectaculares. El brillo no se manifiesta a través de fuegos artificiales, sino por el amor y la lealtad extendiéndose hacia el resto de los seres humanos. Ese modo de actuar se resume en las dos notas que el texto ofrece a continuación:

(1) que vean el bien que hacéis y (2) glorifiquen a vuestro Padre del cielo”.

        La entrada común a las dos notas se hace con el adverbio griego ὅπως (‘de modo que’) que, precediendo a subjuntivo, como en este caso: ἴδωσιν (‘vean’) del verbo ὁράω (‘ver’), expresa finalidad. La vida de la comunidad tiene un doble objetivo hacia el exterior. El primer apunte: (1) “que vean el bien que hacéis” señala la beneficiosa actividad del colectivo. “El bien” (traducción de: καλὰ ἔργα: ‘buenas obras’) no debe confundirse con algo no descrito aquí: dispersas acciones caritativas, donaciones, limosnas…; “el bien” ha sido referido con anterioridad al exponer la tarea propia de “los que eligen ser pobres”, de manera especial, su trabajo por la paz; es decir, dándole a cada persona el sitio que le corresponde por la única razón de ser humanos.

8. Resplandores del Pacto de paz

        Ese quehacer en favor de la paz supone, según el evangelista, identificarse con lo que es imaginable que Dios querría para la humanidad. Se muestra, así, su auténtico rostro. Él es el que desea sin ni siquiera un pizco de duda que todo ser humano ocupe el lugar que le corresponde, el principal. De ahí que quienes se esfuerzan en hacer “ese bien” en favor de los más desfavorecidos sean considerados, por su parecido con Él, hijos de Dios (“porque a esos los va a llamar Dios hijos suyos”). La contemplación de esa sociedad alternativa actuando de semejante modo comporta lo que se afirma en el segundo apunte, la celebración (δοξάσωσιν; traducido: ‘glorifiquen’, del verbo δοξάζω (‘celebrar’, ‘honrar, ‘glorificar’) de la paternidad de Dios: (2) “y glorifiquen a vuestro Padre del cielo”.

        Para los integrantes de la comunidad de Mateo, en su mayoría de procedencia judía, estas afirmaciones resultaban un evidente descubrimiento. Desde la óptica de su Ley constitucional, el Decálogo, la que configuró sus vidas, ellos consideraban a Yahvé como el gran rey que exige, inflexible, subordinación y docilidad.

        En la época en que se implantó la Ley, se realizaban dos tipos de pactos: los denominados: de Igualdad y de Soberanía. Los Pactos de Igualdad se usaban para el intercambio de utensilios, herramientas, animales… los de Soberanía eran aquellos que un rey poderoso realizaba con pequeños reinos vasallos, a través del cual, estos últimos reconocían su soberanía, aceptaban la imposición de su imagen pública, le rendían honores y se comprometían al cumplimiento de sus normas. A cambio, el rey poderoso les aseguraba protección. Desde entonces Yahvé fue para ellos el rey protector, el que desde su trono celestial reclamaba ser honrado y temido. Celoso y pendiente de cualquier traición, desde esa inaccesible atalaya vigilaba el cumplimiento de su Ley castigando con dureza a desobedientes y violadores flagrantes de cualquiera de sus preceptos.

        Pero los miembros de esa comunidad, una vez aceptado el Nuevo Pacto del Galileo, asombrarán y deslumbrarán al resto de la humanidad. Vivir la experiencia de la justicia lleva a comprender que Dios no puede ser el Soberano irritado y terrible, sino el de sublime amor y lealtad, inigualable por su esplendidez, el excepcional modelo de Padre. Los comprometidos con el Nuevo Pacto del Galileo, vivos retratos de ese Padre, lo dan a conocer con su forma de vivir y trabajar.

12 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    “El DINERO no lo es todo …
    también están los CHEQUES
    los DOCUMENTOS
    que CONSERVO-AUMENTAN
    e ILUMINAN la Vida”
    …………………………………..
     
    EL NUEVO SISTEMA MONETARIO MUNDIAL, SUSTENTADO POR UNA MONEDA DIGITAL,
    – estará respaldado por una cesta de nuevas monedas extranjeras y recursos naturales.
     Y liberará al Sur Global tanto de la deuda occidental como de la austeridad inducida por el FMI.
    https://thecradle.co/Article/interviews/9135
     
    1 un desarrollo geoeconómico que cambiará las reglas del juego:
    – el diseño de un nuevo sistema monetario/financiero, dejando de lado el dólar estadounidense, parece ser una clara alternativa al consenso de Washington
    – y muy cercana a las necesidades del Sur Global
     
    2- En un ataque de histeria rusofóbica, la élite gobernante de Estados Unidos jugó su último «as de triunfo» en la guerra híbrida contra Rusia.
    – Tras haber «congelado» las reservas de divisas rusas en las cuentas de custodia de los bancos centrales occidentales, los reguladores financieros de Estados Unidos, la UE y el Reino Unido socavaron el estatus del dólar, el euro y la libra esterlina como monedas de reserva mundiales.
    – Este paso aceleró bruscamente el desmantelamiento en curso del orden económico mundial basado en el dólar.
     
    3- En la actualidad, Estados Unidos lucha por mantener su dominio,
    – Gran Bretaña, que provocó dos guerras mundiales,
    – no pudo mantener su imperio y su posición central en el mundo.
    – Su sistema económico colonial, basado en el trabajo esclavo,
    – fue superado por los sistemas económicos estructuralmente más eficientes de EEUU y la URSS.
     
    4- Tras la desintegración de la URSS se inició una transición hacia un nuevo orden económico mundial.
    – Esta transición está llegando a su conclusión
    – con la inminente desintegración del sistema económico mundial basado en el dólar,
    – que proporcionaba los cimientos del dominio mundial de Estados Unidos.
     
    – El nuevo sistema económico convergente
    – surgido en la RPC (República Popular China) y en la India
    – es la siguiente etapa inevitable de desarrollo, que combina las ventajas
    a) tanto de la planificación estratégica centralizada como
    b) de la economía de mercado, y
    c) tanto del control estatal de la infraestructura monetaria y física como
    d) del espíritu empresarial.
     
    5- El nuevo sistema económico unió a varios estratos de sus sociedades
    – en torno al objetivo de aumentar el bienestar común de una manera sustancialmente
    – más fuerte que las alternativas anglosajonas y europeas.
    – Esta es la principal razón por la que Washington no podrá ganar la guerra híbrida global que inició.
    – También es la razón principal por la que el actual sistema financiero global centrado en el dólar
    – será sustituido por uno nuevo,
    – basado en el consenso de los países que se incorporen al nuevo orden económico mundial.
     
    6- En la primera fase de la transición,
    – estos países vuelven a utilizar sus monedas nacionales y sus mecanismos de compensación, respaldados por intercambios bilaterales de monedas.
    (Hasta ahora, la formación de los precios sigue siendo mayoritariamente impulsada por los precios en las distintas bolsas, denominados en dólares)
    – Esta fase está casi terminada:
    – tras la «congelación» de las reservas de Rusia en dólares, euros, libras y yenes,
    – es poco probable que ningún país soberano siga acumulando reservas en estas monedas.
    – Su reemplazo inmediato son las monedas nacionales y el oro.
     
    7- La segunda etapa de la transición
    implicará nuevos mecanismos de fijación de precios que no hagan referencia al dólar.
    – La formación de precios en las monedas nacionales implica importantes gastos generales,
    – pero seguirá siendo más atractiva que la fijación de precios en monedas traicioneras
    (como el dólar, la libra, el euro y el yen).
    – El yuan, no ocupará su lugar debido a su inconvertibilidad
    – y al restringido acceso externo a los mercados de capitales chinos.
    – El uso del oro como referencia de precios está limitado por la inconveniencia de su uso para los pagos.
     
    8- La tercera y última etapa de la transición
    – hacia el nuevo orden económico consistirá en la creación de una nueva moneda digital de pago
    – fundada mediante un acuerdo internacional basado en los principios de
    – transparencia,
    – equidad,
    – buena voluntad y
    – eficiencia.
     
    DISEÑO DE LA “NUEVA MONEDA”
     
    9- Una moneda de este tipo puede ser emitida
    – por un conjunto de reservas de divisas de los países del BRICS,
    – al que podrán adherirse todos los países interesados.
     
    – El peso de cada moneda en la cesta podría ser proporcional al PIB de cada país, basado
    – en la paridad del poder adquisitivo, por ejemplo,
    – su participación en el comercio internacional, así como
    – el tamaño de la población y
    – el territorio de los países participantes.
     
    – Además, la cesta podría contener un índice de precios de las principales materias primas cotizadas:
    (oro y otros metales preciosos, metales industriales clave, hidrocarburos, cereales, azúcar, así como agua y otros recursos naturales).
     
    – Para respaldar la moneda y hacerla más resistente,
    – pueden crearse en su momento reservas internacionales de recursos relevantes.
    – Esta nueva moneda se utilizaría exclusivamente para los pagos transfronterizos
    – y se emitiría para los países participantes según una fórmula predefinida.
     
    – En cambio, los países participantes utilizarían sus monedas nacionales para la creación de créditos,
    – con el fin de financiar las inversiones y la industria nacionales,
    – así como para las reservas soberanas.
    – Los flujos transfronterizos de la cuenta de capital seguirían rigiéndose por la normativa de las monedas nacionales.
     
    10- La participación en el nuevo sistema económico no estará limitada por las obligaciones en el antiguo.
    – Si estos países reservaran una parte de sus recursos naturales para respaldar el nuevo sistema económico,
    – su peso respectivo en la cesta de monedas de la nueva unidad monetaria aumentaría en consecuencia,
    – proporcionando a esa nación mayores reservas de divisas y capacidad de crédito. Además,
    – las líneas de canje bilaterales con los países socios comerciales
    – les proporcionarían una financiación adecuada para las coinversiones y la financiación del comercio.
     
    11- Se están haciendo mecanismos de compensación para los pagos en moneda nacional.
    – Paralelamente, se está trabajando en el desarrollo de un sistema de pago digital no bancario,
    – que estaría vinculado al oro y a otras materias primas que cotizan en bolsa: las «stablecoins».
     
    – Las recientes sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa a los canales bancarios
    – han provocado un rápido aumento en el nuevo sistema financiero
    – sólo necesita anunciar la finalización del marco y la preparación de la nueva moneda comercial
    – La mejor manera de llevarlo a cabo sería anunciarlo
    – en las reuniones periódicas de la OCS o del BRICS.
    – Se está trabajando en ello.

  • carmen

    Pues lo he leído despacio. Dios mío, lo cabezona que soy. Creo más en los individuos que mueven a un grupo que en un grupo grande. Porque en los grupos grandes siempre aparecerá una jerarquización. Y aparecerán luces pequeñitas, grandes, enormes…se tendrán que poner de acuerdo para encenderlas todos a la vez, empezarán las discusiones y siempre ganarán los más fuertes. Y con la sal sucederá lo mismo. Qué si mi sal es gorda y buena para hacer salazones, sí pero la mía la someto a un proceso de refinamiento y es mucho mejor para cocinar, pues anda que la mía que tengo montones y puedo fundir el hielo…Pues mi grano de mostaza cayó aquí y ese árbol es de mi semilla, bueno, eso es lo que tú dices…

    No sé. Creo más en las personas que resultan ser faros en la noche, que son capaces de guiar a montones de barcos a buen puerto. En los que con una pizca de sal cambian el sabor de una paella. En los que se quedan admirados ante un árbol enorme sin ni siquiera plantearse sí ha sido la semilla que él sembró o la de su amigo. En la levadura que hace subir un bizcocho superbueno. En el azúcar, muy importante y que por entonces no se había descubierto el proceso de elaboración…

    Es que en los grupos grandes siempre se repiten los mismos roles. Y ahí está la iglesia. Demasiado grande. Demasiado importante. Demasiado poderosa. Imposible de llevar a cabo esa idea de sociedad. Una, dos, tres …hasta los números que se puedan contar con las manos, dígitos creo que se llaman. Trabajando en pequeño grupo. Hasta ahí llego. Mi cabeza no me deja ir más lejos.

    Pero claro, invento total. No es lo primero que me invento.

    Y sobre todo y esto sí que es , a lo mejor, inadmisible, no se debería de vivir en comunidades señaladas por todos como de gente estupenda y maravillosa. Eso es un error, porque una de dos, o acaban perseguidos o acaban creyéndose que de verdad son estupendos ,se empoderan y…ya tenemos el jaleo otra vez.

    No sé. Conozco a personas que sí son luz en la oscuridad, pero no conozco a una sola organización grande que no acabe teniendo problemas, y cuanto más se amplía, peor. Y también sé de grandes líderes de todo tipo que en algún momento han dicho algo parecido a: pues cuando leí a tal autor, o hablando con esta persona, o cuando me di cuenta  observando el comportamiento de esta persona, entonces me di cuenta de…

    Creo más en los puntos de luz que en luces cegadoras. Porque un exceso de luz daña los ojos, un exceso de sal o de azúcar estropea algo que puede ser estupendo, si te pasas con la levadura, desastre total… Y como haya muchos árboles irá Ikea y …

    No sé.

    Realmente no sirvo para lectora de un texto evangélico y explicarlo. Me las invento al vuelo.

    Buen día.

  • M. Luisa

    Pero es que el Poder, si ha de ser transformador, habrá que basarlo en lo real de él. Es decir, en tanto que real, pues   es lo real lo que da  valor transformacional  al Poder.

    El raso PODER es mero potenciador. Fuerza.  Es lo que designa la “Realpolitik” que centra su valía en lo material.  Lo real como poder es formalmente  introspectivo  y es lo que precisamente le da ese carácter transformacional portador de lo bueno como  experiencia.

    Lo determinante, pues,  al hilo de esta experiencia se encontraría no   tanto  en el “Bien Estar” sino en el “Estar Bien”
    No se tiene experiencia del Bien. Solamente de él se puede tener una idea y esta no se reparte. Se tiene experiencia de lo Bueno y esta nos abarca a todos.

  • carmen

    Porque, con todos mis respetos a los que saben mucho de este tema, que no es mi caso. Lo que pretendía el maestro de Nazaret, el señor de Nazaret, no era dominar el mundo, ni que sus ideas imperasen en todos los lugares del mundo mundial, que es lo que ha conseguido el cristianismo, sino transformar a la sociedad, algo que, para mi manera de ver, no lo ha conseguido ni para una apuesta. Porque no siempre se gana. Y él supo perder. Por eso merece todo mi respeto.

     

    Sorry.

  • carmen

    Pues como soy rarica, pienso que eso de ser luz y sal es a nivel personal, no de grupo. Eso sí, La luz ilumina al grupo y un poquito de sal hace que muchas de las cosas que se cocinan, sepan mejor. La sal volvería a ser ese toque que hace que el grupo funcione e incluso que un líder ejerza su liderazgo. La sal y la luz no tienen por qué tenerlos los líderes. El liderazgo creo que es un don de la naturaleza. Otra cosa es cómo lo emplees. Y ahí entra la luz y la sal. Porque si no, únicamente los líderes y los activistas encajarían . Y no lo creo. Ese mensaje va para todos, precisamente para los que no tienen Poder. Porque si va para los que tienen Poder, que me expliquen dónde está la gracia. No sé.

    Lo misssssmo pasa con la levadura. Hace que la masa se esponje.

    Y el grano de mostaza. Es que el señor de Nazaret insistía una y otra vez en lo mismo.

    Y, francamente, no sé a santo de qué viene ahora el año 1945. Si fuese el 45 a secas, aún…

    Pero ya digo. Entiendo todo de otra manera. Sorry.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Gonzalo nos dice que
    Muchas veces se ha preguntado a quiénes les diría hoy Jesús “vosotros sois la sal de la tierra”.-
    ………………..
     
    La tarea de Salvador en sus trabajos expuestos en ATRIO
    quedan acotados al tiempo histórico de los escritos evangélicos.
    Todo para agradecer.
     
    Y, sin embargo, tal vez haya que decir:
    -“Gonzalo somos todos”-
     
    Agrega Gonzalo a quiénes considera “sal” (y “luz”) en el mundo de hoy:
    -“las ONGs, y algunos grupos religiosos, sociales o políticos”-
    …………………………………………………….
     
    Mi opinión va en ese sentido que resumo en una palabra: LA POLÍTICA;
    porque el PODER transformador -desde 1945 = posguerra-
    ha sido el CAPITALISMO productor de bienes para el “BIEN-ESTAR”.
     
    Luego vino la puja por el uso y destino de esos “bienes”,
    dando lugar al EM-PODERAMIENTO Neoliberal; es decir: EL MERCADO
    (EL DINERO – EL MALO, en el decir de Salvador).
     
    Pero ocurre que las “CONSTITUCIONES” de los Estados nacionales,
    (nacidas de la Revolución francesa -1789)
    solo consideran el PODER que ellos –y hasta 1945- conocieron,
    representados en las tres instancias: Legislativo – ejecutivo – judicial.
    Ninguna Constitución trata este nuevo PODER REAL actual, el de EL MERCADO.
    El de los APROPIADORES-empoderados.
     
    Poner al des-cubierto (LUZ sobre la Ciudad-Monte)
    Es la tarea ingenieril de una Nueva CONSTITUCIÓN para el BIEN-ESTAR.
    Y eso se llama POLÍTICA.
    ………………………………………
     
    Comparto discurso en la APERTURA DE LA 14 ASAMBLEA PLENARIA DE LA EUROLAT
    (EUROPA y AMÉRICA LATINA)
     
    https://www.youtube.com/watch?v=chMWqScKVzw

  • Gonzalo Haya

     
    Muchas veces me he preguntado a quiénes les diría hoy Jesús “vosotros sois la sal de la tierra”. ¿A todos los cristianos? ¿A un determinado grupo? Creo que actualmente la sal de la tierra son las ONGs, y algunos grupos religiosos, sociales o políticos que realmente se esfuerzan por construir un mundo más justo y fraterno.
     

    • mª pilar

      Gonzalo, personalmente Diria:

      De todas las personas que de una forma u otra han decidido seguir sus enseñanzas y hacerlas:

      ¡Vida!

      Allá donde estén, y su manera de actuar desde esa nueva alternativa,  sea la base de su vivir en privado o en grupo o quizá en medio de un mundo totalmente injusto, pero esas personas son fieles hasta el final.

      Es mi manera de mirar y ver.

      Gracias.

  • carmen

    Te leo Salvador. Lo sabes, pero soy lenta, necesito pensar.

    Solamente una cosa. No soy luz ni sal para nadie. Eso no es fácil. Bueno, verás, esa sal que se echa al suelo con nieve para hacer una mezcla de esas frigoríficas y que hace que el hielo o la nieve funda rápido, esa quizás, a lo mejor, es más sencillo de ser. Pero esa sal es muy contaminante. En algunos lugares está prohibido echarla a la nieve  .

    Estoy segura de que Jesús se refería a ese punto de sal que hace que la comida  esté superbuena.  A Ese punto de sal. Bueno, pues justo eso es lo que no soy. Ni tampoco luz en la oscuridad, como dice esa canción tan preciosa que Elton John le dedicó a Norma Jean. Si acaso soy luz en un día de sol. Justo cuando no hace falta.

    Creo que me estás entendiendo. No sé vale solo con ser luz y sal. Hay que serlo en el momento justo y en la justa medida. Al menos eso creo, así, a voz de pronto.

    Buena noche.

  • mª pilar

    ¡¡¡Que gran gozo siento amigo-hermano Salvador, después de estas lecturas-enseñanzas para quienes quieran escuchar y seguir la Nueva alternativa!!!

    Copio de tu texto:

    …La luz se difunde; la vida se transmite. La naturaleza de ambas, la razón de sus existencias consiste en propagarse al servicio de los seres humanos…

    Personalmente he sido testigo de esta luz y de esta vida que derraman los verdaderos seguidores, y he podido comprobar, como crece la:

    ¡Vida!

    Haciendo posible otra manera de caminar levantándose quizá de a pocos de la esclavitud. Hay muchas maneras de ser luz y sal en la vida, lo que si sé, es que el entorno que percibe esta manera de actuar,  cambia, mejora y humanamente crecen las personas.

    ¡Gracias Salvador una y otra vez, no es nuevo este lenguaje para mí, pero ahora dada mi edad me conmueve de manera especial y me ayuda en esos hermosos momentos de silencio a paladearlo intensamente, gracias de corazón.

  • Juan A. Vinagre

    Solo una breve reflexión a propósito de “vosotros sois la sal de la tierra… y la luz…” Tengo la impresión de que en la Iglesia (con los servidores al frente) se han reflexionado poco estas palabras: Nuestra misión de ser sal, que conserva, que sazona y da sabor al mensaje del Reino. Ser sal, fermento y luz es lo que se espera, a fin de evitar deterioros  -acaso corrupciones-  y desviaciones que apartan de la luz…    Pero la sal no solo conserva y sazona, la sal es también solidaria: ofrece a los demás el buen fruto -testimonio sano, obras- que conservan y sazonan y dan sabor…  Y cuando los servidores y seguidores más próximos no realizan esa misión, esa sal que no sirve, se deshecha, se rechaza, se la “pisa”, como dijo y advirtió el Señor.  ¿En este caso, cuando se la pisa, se puede hablar de persecución…, o más bien se debe hablar de denuncia (por ser mala sal)?  Ciertas persecuciones -pisotones- a las que se ha visto sometida la Iglesia, ¿no se deben a que ha sido mala sal  (o mal fermento, fermento ázimo) y poca luz?  Algunos rechazos y persecuciones o pisotones… ¿no son merecidos? ¿Más: no son de agradecer?    Por ejemplo, cuando la Iglesia dejó de ser servidora y se hizo amiga del poder, del poder del poderoso y de sus privilegios…, del poder jerárquico…, ¿no dejó de ser sal y fermento de renovación de la masa social y religiosa? Debemos estar atentos, a fin de no confundir pisotones (merecidos) con persecución, que convierte a los malos servidores en mártires. He aquí una deformación más -muy grave- del mensaje del Reino por parte de quienes deben ser sal y fermento…  Con un poco más de humildad lúcida -luz- no habríamos hecho esas mezclas corruptas o ázimas, que tanto rechazo causaron.  Con esas mezclas es imposible que el reino de Dios en la tierra sea luz que ilumina…  Porque se parece a un reino de este mundo, envuelto en las sombras.

    Por eso decía que la misión de ser sal y fermento y luz necesita más reflexión, y más examen de conciencia evangélica, empezando por los servidores, por ese “vosotros sois” -debéis ser-, que estaban junto a él cuando les instó a ser sal y luz…, y fermento de transformación… Los sucesores de ese “vosotros sois” son los más obligados a ser sal, luz y fermento…

Responder a carmen Cancelar comentario