INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6369 Artículos. - 99633 Comentarios.

Una Iglesia que se reconoce pecadora y ora

Habéis visto, queridas amigas y amigos de ATRIO, que he estado algo retirado desde que estalló esta guerra europea de Ucrania. Me he sentido como paralizado por la congoja interior (tengo recuerdos bien grabados en mi ser de sirenas, bombardeos y refugios en 1936) y por la perplejidad analítica de lo que está sucediendo.

Tengo varios escritos empezados y otros pendientes de presentarlos con las entradillas correspondientes. He reunido mucha información y análisis, desde muchas instancias, que iré tal vez presentando si consigo redactar lo que tengo pendiente. La complejo hay que analizarlo sin simplismos. El factor religioso en esta crisis es importante y me preocupa. Los cristianos estamos enfrentados. Mi Iglesia también está dividida. Viganó, arzobispo católico, exnuncio en EEUU y profeta valiente para muchos católicos conservadores en el mundo, está más lejos de Francisco aún que Kirill.

Y, con todo esto, Francisco convoca para esta tarde, viernes 25 de marzo, a las 5:00, un acto que, sgún declara en su carta a todos los obispos del munro es una Celebración de la Penitencia, que acabará en una oración de entrega y confianza en que los corazones y las cabezas de todos los seres humanos, desde los más poderosos a los más humildes, desde los rusos a los ucranianos, desde los nortemericanos a los chinos, desde los musulmanes a los budistas y cristianos, sintonicen en la armonía universal del amor fraterno y la paz. Es un deseo y unos signos, como es signo cualquier palabra o rito. Nada más y nada menos si salen de lo más profundo. Incluso del interior profundo de quienes no creemos en la magia e intervenciones externas de Dios en la historia. Pero sí que se producen y se pueden contagiar cambios en los corazones y en las cabezas de los sapiens. Penitencia=meta-noia, cambio de mente.

No me queda hoy más que invitar a todos los que pasen por aquí a vivir ese acto de interioridad, o en sus comunidades o uniéndose a lo que se celebará en San Pedro de Roma, con Francisco, y que se puede seguir aquí:

ENLACE A YOUTUBE-VATICANO: La oración final del papa que acaba con la entrega confiada de todo el universo y toda la humanidad en manos de Dios, a través de María, la doncella galilea cuyo “Fiat-Hágase” es símbolo de cómo se puede traer paz y armonía fraterna al mundo. 

7 comentarios

  • Amigo Antonio, desde este rinconcito del planeta, allende los mares, nuestro ferviente saludo al tiempo que le expresamos con nuestra emoción al tope que siempre leemos sus mensajes, no tanto con la mente sino con el corazón. Y frente a esta bestialidad criminal en Ucrania , donde están matando a miles y miles de personas incluido niños,  “paralizados” como usted dice,  estamos con el alma en vilo desesperados e impotentes, Nos queda la FE… Nuestra oración ante, Dios, nuestro Padre Celestial es como de un niño que no entiende la tremenda catástrofe que está sucediendo, pero confiamos en El que es un  Padre de infinita misericordia.. Nos llenamos de mucha ESPERANZA … pronto va a acabar todo esto, muy pronto…Mientras tanto, los cristiano católicos procuremos abocarnos a la meta-noia , cambio de mente, como usted nos invoca.
    Don Antonio, reciba nuestro abrazo más afectuoso.

  • Juan A. Vinagre

    Ojalá que la Iglesia, en cada uno de sus componentes, empezando por los que sirven o mal sirven o que se sirven del servicio para mandar con poder; ojalá, digo, se reconozca pecadora y corrija sus desviaciones, empezando por las personas que se reafirman en las estructuras de poder…         Si ora humilde y con verdadera conciencia de ser y haber sido infiel… es posible un renacimiento…   No hablo, pues, de una Iglesia abstracta, sino muy concreta (sin excluir las estructuras de poder y las fastuosidades que Dios aborrece…)  Hablo de una Iglesia concreta de la que formamos parte todos los creyentes (cada uno-a   a su manera), empezando por los que están designados para SERVIR.                           Oremos…,  y pongamos de nuestra parte, siquiera un poco más y mejor, y renaceremos con un testimonio de vida más convincente.  Algún día maduraremos… (¿Es ñoño hablar así?)

  • carmen

    Si no hubiese esperanza estaríamos perdidos, nadie lucharía por nada. Y la vida es una lucha sin fin.

    No queda otra que seguir luchando e intentar vencer los momentos de desolación. Que no son pocos. Y este es tremendo. Todo se tambalea. Pero para que todo cambie hay que cambiar todo. Y

    Adelante, pues. A seguir. Cada uno en su estilo.

  • Gonzalo Haya

    Antonio, leo este mensaje el sábado por la mañana. Agradezco tu sinceridad al compartir tus sentimientos con esta comunidad de Atrio, y admiro tu empatía con el sentimiento del pueblo ucraniano y con muestra Iglesia, nuestra gran comunidad, dividida y enfrentada. Sentadito en casa junto a la calefacción, me sería fácil hablar de conversión y de esperanza. En silencio mostraré ante Dios el lamento de esta sociedad que sufre y, anda perdida en busca de algo sin saber de qué. Gracias por contagiarnos tu sensibilidad humana.

  • carmen

    Antonio.

    No te preocupes demasiado. Al final todo se va a arreglar, es duro de ver , pero no hay que perder la esperanza de una solución dentro de un tiempo no muy largo.

    En cuanto a tu iglesia, como dices, no pasa nada porque haya división de opiniones. Somos muchos, muchísimos y no es nada extraño que en una organización tan grande haya dos sectores. Los seres humanos somos así.

    Un abrazo fuerte.

  • Román Díaz Ayala

    Gracias por estas palabras de aliento en medio de las crisis que estamos experimentando con tu llamada a la vida interior, que muchas veces se hace obligada con el silencio y el retiro, ya sea individual o de grupo, que también ayuda. Hemos cosificado tanto la espiritualidad, la dimensión del espíritu, convertidas ambas en teorías empírica u objeto de disertación filosófica, mercancías propia para continuar en nuestras alienaciones.

  • mª pilar

    Gracias muy querido y respetado Antonio por esta invitación.

    A esta personilla que soy, estos actos..me dejan muy fría…porque veo a sus “príncipes” ahí, más que doloridos por el sufrimiento de los siempre oprimidos…porque a ellos no les importan lo más mínimo…para ser justa, quizá no a todos.

    El ambiente reinante no me provoca en absoluto el silencio interior que es necesario para ver con claridad lo que reina en nuestros corazones, obras y deseos, para una auténtica renovación de nuestro interior; sí, lo haré en soledad, donde el silencio es real, y es allí donde se puede iluminar la:

    ¡Palabra del Galileo Jesús! 

    Animándome, acompañándome, iluminando mi camino.

    Y por eso una y otra vez, te doy las gracias de corazón.

    Un abrazo entrañable.

Deja un comentario