INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6395 Artículos. - 100280 Comentarios.

El programa de Jesús (0)

Mañana va a empezar una Cuaresma muy especial. Apenas saliendo de dos años de pandemia, el terrible azote de una guerra más cercana y amenazadora que otras veces. En ATRIO seguiremos atentos, con entradas y comentarios, a esa compleja crisis. Y, quien quiera, se implicará mañana con oración y desayuno, como pide el papa, o con otras acciones solidarias que crea más eficaces. Pero en ATRIO no interrumpimos el plan de seguir profundizando en el mensaje del Galileo, que bien entendido, en correcta traducción y exégesis, podado de posteriores corruptelas, puede ser para hoy un programa alternativo de igualdad y fraterndad. Y lo hacemos ayudados otra vez más por el buen saber y hacer de Salvador Santos. AD.

I. NOTAS SOBRE EL SERMÓN DE LA MONTAÑA 

  • 1. El laberinto del traducir

       Los Evangelios fueron escritos hace más de diecinueve siglos. Son textos pertenecientes a un entorno cultural muy alejado del nuestro. Salvo Lucas, los otros tres están redactados usando un lenguaje ajeno al idioma materno de sus autores. El griego que presentan pertenece a un habla informal, la común de la gente menos culta de la cuenca mediterránea, una jerga a distancia de la pureza de la lengua clásica que se impuso en el imperio más de tres siglos antes. Todo ello encadena escollos que complican acercarnos a ellos seguros de comprenderlos. A los textos se han añadido además multitud de expresiones, giros propios de la lengua hebrea y conceptos provenientes del AT que, anclados en el trasfondo de los escritos, generan grandes dificultades para su traducción y entendimiento.

       Por si faltaba algo, los evangelios no se tradujeron directamente a nuestros idiomas, pasaron previamente ¡durante siglos! por el filtro del latín, una lengua sin artículos que terminó por quedar arrinconada entre los muros de los edificios religiosos. En no pocas ocasiones, la traducción al latín quedó atascada en los atolladeros del original griego dejando sin resolver el rompecabezas que este planteaba; en algunas otras, el desconocimiento añadió más sombras sobre la oscuridad.

 

  • 2. Veamos un caso: De “ascuas” y “sonrojos”

       El texto original de Rom 12,20b, una cita del libro de los Proverbios (Prov 25,21), sigue al pie de la letra la versión de los LXX: τοῦτο γὰρ ποιῶν ἄνθρακας πυρὸς σωρεύσεις ἐπὶ τὴν κεφαλὴν αὐτοῦ. La Vulgata latina de Jerónimo de Estridón tradujo sin salirse un milímetro de la literalidad: “hoc enim faciens, carbones ignis congeres super caput ejus” (“porque haciendo esto carbones de fuego amontonarás sobre su cabeza”). Resulta evidente que el amigo Jerónimo no se enteró de qué iba la cosa. Las versiones españolas tradicionales, siguiendo a la Vulgata, no nos sacaron de dudas. En la Nácar-Colunga leemos: “haciendo así, amontonáis carbones encendidos sobre su cabeza”. El cortísimo avance de la Biblia de Jerusalén resultó inútil: “haciéndolo así, amontonarás ascuas sobre su cabeza”. La lectura literal conduce al fracaso, cuando no, al disloque. Alguien poco ducho en la materia podría concluir de estas traducciones que se trataría de achicharrarle la cabeza al tipo en cuestión o, al menos, dejarle una amplia calvicie.

       Traducir exige entrar de lleno en la expresión, extraer su sentido originario y verterlo en la lengua-destino usando una estructura lingüística lo más cercana posible al original. Sabiendo que la expresión “ascuas encima de la cabeza” significaba en aquella cultura: “avergonzar”, si traducimos “ascuas” por “colores” y “cabeza” por “cara”, encontramos la fórmula adecuada para trasladar a nuestra lengua el sentido de esa expresión escrita en griego. El texto se comprende entonces con total claridad: “así le sacarás los colores a la cara”.

 

  • 3. Veamos otro caso: “Tipos de panes” en el Padre Nuestro

       Esa cita de Proverbios no tiene demasiada importancia, pero hay otros de mayor calado donde la confusión alcanzó niveles muy preocupantes. Es el caso de la oración del Padre Nuestro. En la petición sobre el pan, se da plena coincidencia entre los textos originales de Mateo y Lucas: τὸν ἄρτον ἡμων τὸν ἐπιούσιον. ¿Por qué, entonces, siendo el mismo contexto el de ambos evangelios, la Vulgata latina tradujo de distinta manera? En el caso de Mateo (Mt 6,13), utilizó un extraño vocablo y habló de “pan supersustancial” (Panem nostrum supersubstantialem) y en el de Lucas (Lc 11,3) de “pan cotidiano” (Panem nostrum quotidianum). Las versiones tradicionales, algo enredadas en la traducción de Jerónimo, tampoco nos han aclarado de qué va la cosa del pan.

 

  • 4. Aceptando el desafío de traducir a Mateo

 4.1. De “Sermones y Montañas”

       El Padre Nuestro se halla en Mateo dentro de una sección constituida por los capítulos 5, 6 y 7 y conocida de ordinario bajo la denominación: “El Sermón de la Montaña”. Este título, como es sabido, no es obra del evangelista. Se aplicó en un tiempo donde los sermones eran lo habitual. ¿Por qué esa insistencia en hablar de Sermón, si el mismo texto aclara al comienzo y al final de esta amplia sección que se trató de una enseñanza?: “se puso a enseñarles” (5,2) y “las multitudes estaban impresionadas de su enseñanza” (7,28). En el texto paralelo de Lucas no se menciona ninguna montaña. ¿Por qué esa diferencia? ¿Qué añade la montaña a la enseñanza?

4.2. De “Bienaventurados y Pobres”

       Esta enseñanza del Galileo se centra en una praxis determinada. Reclama análisis, reflexión y aceptación o rechazo. Mateo ha elaborado en estos capítulos un texto fundamental que merece la pena entender a fondo sin caer en la trampa de la lectura simplista y literal. Las versiones tradicionales utilizan términos y expresiones poco o nada entendibles. ¿Qué significa “bienaventurados”, una palabra de tinte religioso sin uso en la conversación ordinaria? ¿A quién se refiere la expresión traducida de ordinario por “pobres de espíritu”? (Mt 5,3) ¿está hablando de gente corta o timorata? Y si la bienaventuranza se les promete para un tiempo más allá de la historia, ¿estas personas tienen que conformarse con su condición de seres de escaso nivel y dependientes de otros?

       4.3. De “bofetadas y mejillas”

       Los detalles son muchos y merecen ser explicados a fondo. Fijémonos, por ejemplo, en este: Lucas escribe en un texto paralelo al de Mateo: “Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra” (Lc 6,29). En Mateo, en cambio, se lee: “si uno te abofetea en la mejilla DERECHA, vuélvele también la otra” (Mt 5,39b). ¿Por qué Mateo se refiere a la mejilla “derecha”? ¿Es que excluye la izquierda? ¿Solo se habla de la bofetada de un zurdo? ¿Y qué más da el lugar donde se recibe la bofetada?

 

  • 5. Manos a la obra

       La lectura a la ligera del evangelio consigue hacer perder sus esencias. La que se detiene en cada término y ahonda en su sentido llega incluso a emocionar. Los artículos que se van a presentar en próximas fechas pretenden servir de ayuda para encontrar lo más hondo del mensaje de Jesús.

 

II. EL PROGRAMA DE JESÚS

       Con este título general, nuestro propósito es presentar trece comentarios exegéticos que analicen todo el capítulo 5 de Mateo. Esto nos llevará desde el próximo martes hasta final de mayo. Y el propósito es continuar después con los dos siguientes capítulos de Mateo, en los que se completa el primero y mayor de los cinco grandes discursos con que Mateo presenta el Proyecto de Jesús para una sociedad alternativa. A continuación, el índice de cómo se distribuirán los comentarios a todos los versículos de este capítulo 5º de Mateo.

ÍNDICE

  I-  [1]  Un programa de altura (Mt. 4,25 – 5,1-12)

 II- [2]  Una sociedad de felices (Mt. 4,25 – 5,1-3)

III- [3]  Fin del sufrimiento, la sumisión y la injusticia (Mt. 5,4-6)

IV- [4] Una alternativa que colma de dicha (Mt. 5,7-9)

  V- [5]  Felices pese a sufrir hostilidad (Mt. 5,10)

VI- [6]  Una irreemplazable razón de ser (Mt. 5,13-16)

VII- [7]  Los anhelos colmados (Mt. 5,17-20)

VIII-  La lealtad frente a la ley:

A- [8] Fraternidad frente a hostilidad y discordia (Mt. 5,21-26)

B- [9] Igualdad frente a la discriminación y el dominio (Mt. 5,27-30)

C- [10] Veracidad frente al engaño (Mt. 5,33-37)

D- [11] Inteligencia y lealtad al Proyecto frente a la violencia (1ª) (Mt 5,38-42)

D- [12] Inteligencia y lealtad al Proyecto frente a la violencia (2ª) (Mt 5,39-42)

E-  [13] La praxis del amor frente a toda ley y frontera (Mt 5,43-48)

 

23 comentarios

  • carmen

    Ay, Santiago. Qué vida tan extraña. He decidido retirarme de eso de pensar.

    Ayer fuimos tres amigas a la playa, hacia un día precioso. Pagamos la gasolina a 1.89. A la vuelta un atasco en todas las entradas a Murcia que no entendíamos. Porque era jueves, porque eran todas las entradas a Murcia… aquello parecía irreal. Es que no venía a cuento porque claro, si hay un accidente el jaleo está en un tramo de una entrada, no en todas.

    Luego leí en el periódico que el cabildo, que no sé qué es, de la catedral había decidido hacer una procesión de esas de encuentros tipo Andalucía entre mi virgen de la Fuensanta y unos cuantos cristos, para pedir el fin de la sequía y el fin de la guerra en Ucrania. Toda Murcia colapsada durante horas y en horario de vuelta de trabajo.

    Adoro a la virgen de la Fuensanta. Lo he dicho mil veces, me hace sentir a mi madre a mi lado. En julio hará 42 años que murió. Me encanta verla. Pero me dió una lástima… pobrecica. En qué cosas la meten, porque a Jesús ya estoy acostumbrada.

    Así que ya le digo. Me borro de esto de pensar. No encuentro sentido a nada. Me parece estar viviendo a princio del siglo XX. Si pertenecemos a una especie que no sabe aprender pues me borró de pensar, para qué? Para acabar en una procesión pidiendo El Fin De La Guerra? Pidiendo? Dios Santo. Es tremendo esto. Y en esa línea hay un par de cardenales o no sé qué cargos eclesiásticos que van a no sé dónde, no sé si llegarán a entrar en Ucrania y  correr el riesgo de que se le caiga algún anillo. A lo mejor si. Van a ver si convencen a alguien para que pare la guerra. O para salir en los periódicos con foto incluida y que todo el mundo se entere de que la iglesia es una mediadora de la paz. Y mientras en España hay una montada con una investigación incipiente de la pederastia en la iglesia enorme. La atención ha decaído en este tema debido a la guerra en Ucrania y sus consecuencias, y a que ayer en una comunidad autónoma se formó el primer gobierno en España con un señor de la ultraderecha como vicepresidente.

    Resulta que ahora Maduro y Biden empiezan a ser amigos. Anda que no he leído artículos sobre la relación entre EEUU y Venezuela y ahora se hacen ojitos.

    Le podría contar mil cosas más por las que he decidido dejar de pensar. Leo cada cosa que me deja boquiabierta, leo textos que parecen escritos, ya le digo, a principios del siglo XX o en plena guerra fría. En fin. Me retiro de pensar. Creo que es una decisión bastante acertada porque nada puedo hacer, salvo alguna cosa. Me encanta esa frase de Rajoy.

    Mucha suerte. La vamos a necesitar todos, como siempre.

    Ha sido muy entretenido hablar con alguien que defiende una postura tan diametralmente opuesta a la mía en esto de la iglesia. Hay quien no entiende por qué existimos personas que le dedicamos tanto tiempo a hablar de esto de Dios y tal. Usted y yo sabemos la importancia que tiene un posible cambio del modelo de Dios en el pensamiento colectivo , importancia para la sociedad, y ayer me lo demostró la procesión de mi Virgen de la Fuensanta. Ya lo creo que importa. Entre otras cosas el modelo de mujer perfecta a ver de dónde ha salido si no ha sido de la biblia. Digo desde el Génesis, no digo desde el primer evangelio que se escribió.

    En fin.

    Lea el libro de Saramago, es un escritor fantástico. Quizás entonces logré enterderme un poco mejor.

     

     

     

  • carmen

    Santiago. Mira que me he propuesto no decir ni mu. Con el señor Ignacio Calleja y con el texto infinito en francés de Óscar fortín lo he conseguido, me ha gustado leerlo aunque con algunas palabras he tenido que tirar de contextura. Pero con usted no puedo. Da una idea de mi persona que no me gusta y me he vuelto muy muy muy sensible. Cansada, diría.

    Querido. Así que cree usted que yo creo que el evangelio de Jesucristo de Saramago es un libro histórico? Pues mire, no lo creo, no. De teología, nada, de novela, algo .

    Usted habla de los mártires, y en esas páginas hay una conversación imaginaaaaaaariaaaa entre Jesús y su padre, creo recordar. Jesús no entendía nada la criatura, pensaba que su padre había , a ver, errado el camino, o dicho de otra manera, perdido la cabeza. Tanta sangre, para qué, por qué? Entonces, en esas páginas, como su padre ve el futuro porque está en toooodas partes, le hace una lista de un montonazo de mártires por la causa y la forma de morir. Vale, pues esa lista ocupa las páginas que le dije. Seis o siete. Y a punto y seguido. No vea la de mártires que caben ahí. Algunos muy conocidos y otros, pues ni Idea. No sé si esa lista pertenece enterita a la historia de la iglesia, pero podría ser y se queda corta. A mí me han contado de pequeña algunas de las que ahí salen. Me quedaba horrorizada. Por qué? Para qué? Pensaba. Y mira por donde me encuentro a todo un nobel de literatura y de un país vecino que pone en boca de su Jesús imaginario la misma pregunta. Por qué, papá, para qué?

    Se me quedó grabado, lo leí hace ya varios años. Es un libro maravilloso. Sencillamente maravilloso. Me hizo entender que aquí estamos muchos iguales, que no entendemos nada. Incluso algún premio nobel, ya le digo.

    No, querido no. Sé que no es histórico, salvo alguna cosa como usted dice.

    Le aseguro que se distinguir entre ficción y…no sé qué decir. Y ficción dada por histórica? dicho esto con el mayor de los respetos.

    Perdone, pero ya le digo. Llevo unos días que …. Y me apetecía aclarar esto.

    Mucha suerte.

    • Santiago

      Tengo el mejor concepto de su persona. Por tanto, cualquiera de mis comentarios se refieren a conceptos, ideas, fenómenos etc pero nada para ofender, ni para devaluar. Es admirable su interés y el respeto conque trata los temas, aún en la polémica y la discrepancia. Porque se trata de intercambio y aprendizaje, y práctica del idioma español puesto que escribir bien es un don para progresar…

      Y desde mi punto de vista para ser de esos mártires que “van contentos” al cadalso es realmente un hecho que sorprende e que es inexplicable y que sólo se puede entender si creemos en la “gracia del martirio” que Dios tiene que conceder para soportar todos los horrores y el dolor de la muerte por martirio, que a veces es un conjunto de horrores.. Así siempre me sorprendió el martirio de San Lorenzo, el de Ignacio de Antioquía, el de Juana de Arco, el de Perpetua y Felicidad, el de Ágata y el de Santa Cecilia y otros..Solo por la “gracia divina” podemos acceder al martirio ya sea del cuerpo, o del alma…para asociarnos a la Pasión y Muerte redentora de Cristo y compartir con El Su obra.

      Siempre admiré a Santa Teresa de Ávila en su místico clamor “que muero porque no muero”…pero más me edifica y sorprende Santa Ma Magdalena de Pazzi cuando pide “no morir, sino padecer” para comprar almas para ayudar a su salvación eterna..

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

       

       

  • Juan A. Vinagre

    Gracias, Salvador, por tu servicio de exégesis bíblica, que ilumina. Te leeré con interés.   Aunque a veces quepan interpetaciones distintas, lo importante es afianzarnos cada vez más en lo que constituye la ESENCIA del Mensaje evangélico. Esencia que, pese a las diversas interpretaciones, emerge cada vez más clara y más actual y más necesaria.  Por eso es preciso liberarnos de valoraciones demasiado condicionadas por las circunstancias históricas  o por el “afán” de poder, claro o encubierto, no evangélico.  Hay interpretaciones, a veces “autorizadas” (unas de buena fe y otras por esa ignorancia que lleva a lecturas literales o descontextualizadas),  que han desvirtuado o marginado algunas esencias.  Y además han sacralizado cosas menores,  declarándolas intocables, cuando por ser menores, no pertenecen a la Esencia del Mensaje del Reino del Dios Padre de Jesús.  Las palabras de Jesús  -“estad atentos”- creo que deberían aplicarse en primer lugar a no mezclar ni confundir cosas menores con esencias.                    Algunas interpretaciones doctrinales tradicionales, condicionadas por su tiempo (o por su buena fe y/o por la ignorancia)   necesitan exégesis histórica más afinada.  La  esencia del Reino debe servirse en odres nuevos, como quería Jesús.

  • carmen

    Ay, Santiago. Su literalidad es apabullante. Cuando he leído su respuesta a Pilar no lo he podido evitar, me he ido al libro de Saramago , el Evangelio según Jesucristo, y he buscado unas páginas que a lo mejor le interesan.  419,420, 421,422,,423,424

    Editorial Santillana.

    Colección, punto de lectura, de bolsillo o rústica, no sé cómo le llamarán por su tierra. 2010, aunque lo escribió en el 91. La portada es una cruz roja sangre sobre un fondo amarillo.

    En esas páginas se describen un montonazo de personas mártires. Pero un montonazo.

    Supongo que Saramago no le gustará mucho, pero quizás esa información le venga bien.

    Un abrazo

     

    • Santiago

      La literalidad en este caso se refiere a los documentos históricos que atestiguan con abundancia de datos la vida de los mártires…Claro que hay mártires anónimos…Pero sólo nos estamos enfocando a los que ha dado su vida defendiendo la FE que nos transmitieron en el siglo I de la era cristiana..No se trata de especulaciones sino de “testimonios” históricos que ha resistido la crítica mas certera y encarnizada a traves de 21 siglos sin poder todavía se destruído..Claro que admiro la obra literaria de Saramago pero considero su interpretación evangélica una mera novela alegórica de ficción, con algunos ribetes de verdad y donde el subjetivismo del autor juega un importante papel, junto con su ideología y filiación política.

      Este ensayo NO puede considerarse un documento con valor histórico, mucho menos teológico y así no es relevante en el desarrollo del cristianismo actualmente porque parecen que sus disgresiones son meras “perspectivas subversivas” de eventos que fueron realmente históricos como es la vida y el entorno en el que vivió Jesús de Nazaret en el siglo I. Y así presentar la vida de Lenin como una “novela” especulativa y subjetiva sería un gran desacierto cuando sabemos mucho de su verdadera biografía por los documentos que tenemos a nuestro alcance desde el siglo XX..Pero los Apostóles-mártires no fueron personajes fantásticos y de novelas y todas las fuentes históricas son válidas con respecto al significado de sus bien documentados martirios, citados por numerosos autores , y que constituyen una realidad histórica

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

       

  • Amigo Santiago
     
    En los siguientes pasajes del evangelio de Mateo y Lucas, las frases supuestamente dichas por Jesús, son difíciles de ntender; todo un galimatías. Ud. Qué dice: ¿cuál es la verdad que Jesús dijo en esas frases?…O hay que entenderlas litaralmente, tal como esta dicho allí.
    Mat 8:21-22.- Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre.  Jesús le dijo: Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos.
    Luc.14:26.-Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo

    • Santiago

      Gracias Nicolás. Muy interesante tu observación. Te contestaré cuando tengo un poco de tiempo

      Saludos

      Santiago Hernández

    • Santiago

      Gracias Nicolás por tu paciencia…Has de disculpar mi retraso en contestarte…por mi poco tiempo…Espero que puedas ver este comentario…

      Pienso que la Escritura ha de juzgarse en su contexto total que no es sólo el elemento exegético científico sino en el contexto  de la luz de la FE…puesto que para los que creyentes Jesús no fue en ser ordinario, ni un profeta judío mas, sino el “”Hijo de Dios” tal y como El mismo se proclamó ante el interrogatorio de Caifás….. Es el Hijo de Dios el que asumió nuestra humanidad y se llamó Jesús de Nazaret..Por eso, Jesús se revela así al ciego de nacimiento, a la samaritana, a sus discípulos y a todos los que creyeron en El…

      Por eso, las frases de Mateo y Lucas que citas serían incomprensibles si Jesús no poseyera la autoridad del mismo Dios….En el Evangelio mismo Jesús habla del primer mandamiento que es el primero, aunque el segundo sea su semejante…Pero el Primero es en síntesis: “Amar a Dios sobre todas las cosas” ya que Dios es la fuente de la existencia y del amor….Todo procede de Dios y a Dios hemos de recurrir primero en todo…Y en el Evangelio esta norma aparece como la norma de Yavé…y todo lo demás depende de este amor entrañable a nuestro Creador, por el que vinimos a ser y a existir, y que es el que nos sostiene el ser en todo instante…

      Es por eso que cuando Jesús dice que dejemos “que los muertos entierren a sus muertos” no recomienda el abandono de una obra de caridad, sino está afirmando la primacía del amor de Dios…No podríamos dejar lo que “es primero” por una causa secundaria, no podríamos rechazar a Dios para hacer la obra humana, por mejor que nos parezca…Dios ha de ser el primer objeto de nuestro amor…

      Y asi mismo si “preferimos” el amor humano y rechazamos el divino estamos faltando al principal mandamiento que supera a todo amor humano…Y como el amor es UNO y procede de Dios jamás faltaremos a la caridad puesto que la caridad tiene un orden que empieza en el orden del Decálogo…Por eso los 3 primeros mandamientos se refieren a la caridad con Dios…y los demás se refieren al prójimo..Y ambos no son antagónicos porque proceden desde una única fuente divina.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

    • salvador santos

      Hola Nicolás
       
      Aunque tu pregunta:  
       
      “¿Cuál es la verdad que Jesús dijo en esas frases?”
       
      no estaba dirigida a mí, te aporto mi explicación respecto a los dos textos que citabas por si te resulta útil para comprenderlos.  
       
      Respecto al primero de ellos:
       
      “1º Mat 8:21-22.- Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre.  Jesús le dijo: Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos”,
       
      Estamos ante un texto que utiliza figuras y hechos representativos. Está inserto en un relato que habla de seguimiento (Mt 8,18-22). Jesús no está por ser un líder de masas. Lo suyo no es un movimiento. Él invita a personas cuyo compromiso sea leal. De ahí que evite la multitud que le rodea y se mueva hacia posiciones opuestas:
       
      “Al ver Jesús una multitud que lo rodeaba, dio orden de salir para LA OTRA ORILLA” (v.18).
      (El tema diferenciando multitud de acompañantes y compromiso de adheridos aparece en algunos relatos. Tienes un ejemplo en: https://www.atrio.org/2012/10/leyendo-a-marcos-19/ y https://www.atrio.org/2012/10/leyendo-a-marcos-20/).  
       
      Jesús pide al discípulo una entrega total como la suya (v.20). La misión requiere diligencia. Su importancia y urgencia exige soltar lastres inútiles. El texto de referencia da detalles a no dejar pasar:
       
      “Otro, YA DISCÍPULO, le dijo:
      –       Señor, permíteme ir primero a enterrar a mi padre.
       Jesús le replicó:
      –       Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos”.  
       
      El padre es un personaje figurado. Representa a la tradición. En aquella cultura, el padre era la garantía de continuidad de la tradición dominante. Marcaba a los hijos el rumbo a seguir. Ellos estaban obligados proseguir esa tarea. El discípulo que emite la pregunta sabe de antemano que la novedad del mensaje supone el fin de la tradición: “a enterrar”. Pero, descubre no haberse desligado por completo de ella. Desea que Jesús acepte anteponer al seguimiento su homenaje a una tradición (“IR PRIMERO”) que considera suya (“MI padre”). Su petición implicaba demorar la misión a realizar. Le falta entender su trascendencia. Jesús le plantea dar total prioridad a la tarea: “Sígueme”. “Los muertos” son aquellos inmóviles adscritos a las antiguas tradiciones que no son sino cadáveres: “sus muertos”. La tradición retiene y paraliza, carece de vida, pertenece al mundo de los muertos. El Proyecto del Galileo está llena de vida esplendorosa y la da en abundancia. La vida no admite retrasos inútiles. No hay tiempo que perder.
       
      En cuanto al segundo:
       
      “2ª Luc.14:26.-Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo”. 
       
      Esa es una traducción literal que no aclara el sentido del texto original griego. La fórmula expresando elección de uno y rechazo de otro responde sencillamente un esquema mental semítico usado para indicar preferencia hacia alguien. En la mentalidad del Antiguo y Nuevo Testamento la prioridad dada a una persona se observa desde quienes quedan en segundo plano y se dice que uno ha sido elegido y el resto aborrecido. En este caso lo que el texto indica es que la opción por Jesús debe ser firme, leal y sincera, sin sombra de dudas y exenta de dobleces o traiciones. En la traducción de Juan Mateos se lee con claridad este sentido:
       
      “Si uno quiere venirse conmigo y no ME PREFIERE a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, y hasta a sí mismo, no puede ser discípulo mío”
       
      Aprovecho para mandarte un abrazo, Nicolás
       

  • carmen

    Y el diez, anda que ese no es mágico. Entonces 70 sería 7 y 10.

    Y el uno.

    Y el dos. Dos era algo de ir de dos en dos.

    Tiene que haber un montón. Los judíos son muy aficionados a eso de los números.

    Esto es muy interesante.

  • carmen

    Ok.

    Los doce son apóstoles y los 72 o los que sean, discípulos. Me he hecho un jaleo entre apóstoles y discípulos, no debe de ser lo mismo. Los apóstoles son los 12 enviados, porque 12 es un número de esos mágicos de la biblia, por aquello de las doce tribus, digo yo que será y los discípulos son, pues todos los que lo quieren seguir. Y ahí emplea ese número 7 de la totalidad.

    Sé que hay muchos números mágicos, pero apenas conozco algunos. El cuarenta es de esos, porque sale de vez en cuando. El tres tiene toda la pinta de serlo, y no sé más. Bueno, el seis creo que es el número del diablo, así que he pensado, imposible. Pero a lo mejor el del diablo es 666. Curioso, tres veces el seis.

    Pues menudo jaleo tengo. Poquito a poco me aclaro. Superinteresante.

    Gracias.

    Y sí, la ocultación es un engaño como poco y a veces se convierte en delito.

     

     

  • carmen

    Lo de la iglesia de los doce y sus 72 discípulos es un error del texto o es que hay 72 discípulos? A veces escribimos una cosa por otra sin darnos cuenta. A mí me sucede un montonazo con los nombres.

    Es 72 un número de esos mágicos? Doce por seis son 72, pero seis es un número horrible, no creo que sea eso.

    Salvador, por fa. He descompuesto el número 72 y no me sale ni un solo número que entienda. Anda, explicame lo del 72 , si es que no es un error de texto.

     

    • Salvador Santos

      A las amigas y amigos de ATRIO
       
      Leo con detenimiento todo cuanto escribís relacionado con estos artículos. Como indiqué en otras ocasiones, respeto todas las opiniones, aunque solo podré entrar al diálogo cuando se suscite alguna pregunta.
       
      Respondo a tu cuestión, Carmen.
      El texto respecto a ese número de discípulos se halla en Lc 10,1 y 10,17. En las traducciones que siguen a la Vulgata latina se lee “setenta y dos”, pero las más actuales escriben: “setenta”. ¿En qué quedamos? ¿Son setenta o setenta y dos? Vamos por partes:
       
      1.    El NT ha llegado a nuestras manos gracias a miles de copistas que se entregaron a la tarea de reproducir los textos. Entre las copias se cuentan decenas de miles de variantes. ¿Cómo dar con el texto original?
      2.    Durante muchos años grupos de especialistas han realizado un trabajo de orfebrería fina para determinar cuál es el texto original. Ese trabajo ha quedado plasmado en ediciones críticas en las que aparecen todas las variantes de códices y manuscritos. Ese texto original es el que emplean las traducciones modernas y el que sigo para publicar estos trabajos.
      3.    Respecto al número 70 o 72, los códices más importantes están divididos de manera que la balanza no se inclina hacia ninguno de los dos números.
      4.    El asunto tiene escasa importancia por el carácter simbólico de los números. Solo a quien desconoce la envergadura del texto se le pasa por la cabeza imaginar a Jesús contando de uno en uno hasta llegar a un número exacto.
      5.   ¿De dónde viene el siete? El tiempo no se consideraba en la antigüedad de modo lineal, sino por ciclos extraídos de observaciones: las fases de la luna, por ejemplo. En muchos pueblos antiguos el “siete” se comprendía como una serie completa.
      6.    Para decir que Dios completó la Creación, se dice que trabajó durante siete días. Con descanso incluido, claro, para aprovechar y decretar la ley del sábado, la única que Dios había cumplido. Los textos del AT usando el siete para indicar algo completado son muchos. Un ejemplo al hablar de cómo hacer un rito: “Salpicará la sangre con el dedo siete veces sobre el altar” (Lev 16,19).
      7.    Los múltiplos del siete son números que expresan totalidad. Para echar un cable a Moisés en su tarea, se eligen setenta ancianos (Núm 11,16). Para indicar quiénes hicieron la traducción del AT del hebreo al griego, se habla de los LXX. Se pensaba en el entorno judío que el mundo estaba constituido por setenta naciones, según el texto de Gén 10.
      8.    Si volvemos a los dos textos de Lucas (10,1 y 10,17), ahí se habla de una misión. Se trata de un cometido universal: el quehacer de llevar el mensaje a todo ser humano, a todos los pueblos. El 70 indica totalidad. Si se tratase de 72 (6 X 12), esta cifra completa a los Doce, de lo que resulta que hablamos de 7 X 12. En cualquiera de los dos casos, hablamos de una tarea destinada a toda la humanidad.
      9.    Esta misión se opone a la violencia de los ambiciosos Santiago y Juan frente a opositores: “Señor, si quieres, decimos que caiga un rayo y los aniquile” (Lc 9,54). A la vuelta de los 70 o 72, el Galileo, hablará de rayos con otro sentido; comprende que la misión liberadora da sus frutos: “¡Ya veía yo que Satanás caería del cielo como un rayo!”  (Lc 1018).
      10. Así que la cosa va de liberación, no de aritmética. El evangelio hay que tratarlo con respeto; sin manipulaciones, sino con pedagogía. Explicarlo sin engaño ni ocultaciones. La ocultación es un ENGAÑO. Un ejemplo: Si hace muchos años que se sabe con certeza que el texto de la adúltera no pertenece al original del cuarto evangelio, sino que es una interpolación tardía, ¿Por qué no se dice a las claras?    
      Un abrazo

  • Santiago

    No, la Buena Nueva o Evangelio no es una noción “abstracta” y “complicada”, enmarañada por el arameo y el griego bíblico que requiere nuevas y continuas “especulaciones. No es tampoco la “sola Scriptura” de Lutero que produjo interpretaciones “contradictorias” que se excluyen mutuamente y que han resultado en comunidades opuestas en la fe,…puesto que Jesús es la Verdad absoluta y en El no existe el “relativismo” humano que pervierte la Realidad y la reduce a una duda y perplejidad continua.

    Jesús vino precisamente a “dar testimonio de esta verdad” absoluta que es El mismo. Por eso sus Apóstoles  de incrédulos tuvieron que “ceder” ante la realidad al “palpar” a Cristo y “hablar, comer y acompañarle”  durante los 40 días que siguieron a la Resurrección de manera que de cobardes y “hombres de poca fe,…se convirtieron de la noche a la mañana en celosos y valientes predicadores y unanimamente ofrecieron sus vidas por defender el testimonio que enseñaban con la predicación del Evangelio.

    Puesto que ES esta predicación apostólica oral la que Jesús confió a Sus Apóstoles que después se puso por escrito,en síntesis,en el Nuevo Testamento

    Y así lo que narra el NT no es una doctrina incomprensible y llena de galimatías antiguas sino el camino que Jesús  nos muestra para seguirle y NO apartarnos del bien..No sólo Jesús nos aclara el espíritu de la Ley para cumplir los 10 mandamientos del Decálogo del Sinaí, sino que a través de la Iglesia de los Doce y de sus 72 discípulos nos invita a los medios para salvarnos del mal: el bautismo, la confirmación, el perdón de los pecados, la Eucaristía, la santificación del matrimonio, el orden sagrado y la unción de los enfermos. Este es el amor de Dios y el amor que de emos reflejar en nuestros hermanos. Y este es el camino sacramental ordinario que es la esencia de la predicación oral APOSTÓLICA y que consta históricamente en la trayectoria de la Iglesia de Cristo “desde el siglo I” tal y como vemos en los documentos antiguos:  cristianos, judíos y paganos.

    Esta es y ha sido y será la praxis de la Iglesia de Jesús de Nazaret “desde el principio”..Podemos aceptarla o rechazarla, pero no rodearla de perplejidad o inseguridad Los mártires, por la gracia de Dios, iban a la muerte convencidos de la certeza de su fe. Vayamos a “sus actas” y a los testimonios elocuentes de sus amigos y de sus  verdugos y no podremos dudar ya más  de la genuinidad de sus testimonios.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • mª pilar

      Copio:

      …ofrecieron sus vidas por defender el testimonio que enseñaban con la predicación del Evangelio.

      Anda que no les costó asumir-aceptar que Jesús era un hombre excepcional; su primer impulso fue ¡huir! Y Pedro, lo negó antes que fuera “asesinado” por mandato de los Dtrs. de la ley, haciéndose “amigos” de los romanos.

      ¿Mártires-santos?

      Nunca lo conoceremos y mejor así; que cada cual, se haga responsable de su vivir.

      • Santiago

        Muchas gracias por el interés..No hay duda que el Colegio de los Doce se componía de personas que mostraban durante la vida pública de Jesús debilidades y flaquezas “humanas”…¿No fue Simón el hijo de Zebedeo al mismo que Jesucristo le cambió el nombre por el de Pedro o sea Cefas o Kefás que es el primado, “la piedra” donde edificó Su Iglesia? Pero le negó tres veces como sabemos…

        Ese mismo Pedro-Cefas junto con los Once Apóstoles,después de la Resurrección se transformó por la gracia de Pentecostés y el que antes se escondía, desafió abiertamente al Sanedrin y empezó a PREDICAR a Jesús en la misma ciudad donde crucificaron a Cristo: “”Varones israelitas: a Jesús el Nazareno…a éste vosotros..habiéndole entregado, enclavándole por mano de hombres inicuos, le disteis la muerte…con toda seguridad pues conozca todo Israel que Dios constituyó Señor y Mesías a este mismo Jesús a quien vosotros crucificasteis” ( Hechos de los Apóstoles 2:14-36)

        Consta por documentos históricos,paganos y cristianos,el martirio de los Apóstoles y muchos discípulos de Cristo que murieron por predicar y NO apostatar del Cristo del Evangelio con El que convivieron y fueron sus testigos en vida y después de Su Resurrección.

        Y así:

        Simon Pedro murió crucificado en la colina Vaticana, Andrés fue crucificado en Patros Grecia, Santiago el Mayor muerto en Jerusalen por Herodes Agrippa, Juan Apóstol confesor de la FE sobrevivió el martirio y murió en Èfeso, Felipe fue lapidado y crucificado en Hierapolis, Asia Menor, Bartolomé mártir en Derbend, Azerbaijan, Tomás asesinado por sacerdotes brahmanes en Maliapore, Madrás, India, Mateo martirizado en Egipto, Santiago el Menor, mártir lapidado por judíos en Jerusalem, Judas Tadeo y Simón el Zelote mártires en Irán.

        Se conservan reliquias de estos martires testigos de la fe en muchas partes del mundo. Porque la Historia de la Iglesia se ha sellado con la sangre de estos mártires-testigos de la Verdad- y que han existido y existen a través de los siglos y también entre nosotros en el siglo XXI y resplandece aun hoy en día

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

  • ana rodrigo

    Salvador, el trabajo que tú haces y nos ofreces generosamente, es el que la Iglesia ha debido hacer desde hace mucho tiempo para evitar la literalidad descontextualizada, sin tener en cuenta que lo importante es la esencia de los Evangelios, no las formas de expresarlo en aquella sociedad.

    Gracias. Te leo, aunque poco puedo añadir a lo que tú nos dices y, por eso, intervengo poco en tus post.

  • mª pilar

    ¡¡¡Gracias Salvador!!!

    Leeré despacio, con voz quedita, y con toda mi atención estos art. que nos vas ha ofrecer.

    Es un gozo leer así los evangelios=Nueva alternativa que nos dejó el Galileo Jesús; no es una religión, es:

    “Un estilo o manera de vivir”.

    Que cada cual tendrá que elegir, dentro de alguna iglesia o fuera de ellas; el Galileo no enseñó para unas personas concretas, sino para quienes deciden vivir como Él proclamó.

    Gracias una vez más, por este…trabajo concienzudo, y respetuoso con lo dicho por Él…para que nuestras decisiones sean totalmente libres y reales.

    Un abrazo entrañable.

  • Gonzalo Haya

    Salvador, hace tiempo que te echaba de menos. Me interesan mucho estos análisis lingüísticos del Nuevo Testamento para acercarnos más al programa de Jesús; aunque inevitablemente a veces se abren diversas posibilidades de interpretación que tenemos que discernir según nuestra conciencia y los signos de los tiempos. Gracias por este minucioso trabajo sobre un tema fundamental del evangelio.

  • carmen

    Superinteresante.

    Y además, superbonito.

    Y tranquilizador.

    A ver si al final va a resultar que eso de sufrir en nombre de Jesús o de su Padre porque eso purifica no va a ser cierto del todo. A ver si eso de callar porque Dios sabe qué te interesa tampoco  es así. A lo mejor el Silencio en general no es bueno. A lo mejor el obedece porque así no te equivocas no es muy cristiano. Bueno, cristiano sí.

    Esto promete.

    Me encanta leerte.

    Un abrazo.

Responder a Santiago Cancelar comentario