INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6367 Artículos. - 99620 Comentarios.

Adultos vulnerados en la Iglesia

Impresionante libro de Paula Merelo. Impresionante acfo de presentación celebrado ayer en la Librería San Pablo (plaza Benavente) de Madrid. Ipresionante vídeo de la presentación que recomiendo ver, antes o después de leer este resumen que nos acaba de llegar. Grcacias a quienes reveláis con valentía y enorme respeto esa criminal realidad de nuestra Iglesia, cuatro veces más extendida en ella que los abusos a los menores. AD.

La Librería SAN PABLO de la Plaza Jacinto Benavente acogió ayer la presentación del libro Adultos vulnerados en la Iglesia, de Paula Merelo Romojaro. Un acto en el que pudimos escuchar las palabras de Miguel García-Baró, coordinador general de Repara, la iniciativa de la archidiócesis de Madrid para atender y acompañar a las víctimas de abusos y a informar y concienciar sobre el tema, y Pepa Torres Pérez, teóloga y educadora social, miembro de Revuelta de Mujeres en la Iglesia y autora, también de varios libros. Moderó el coloquio el periodista Juan Ignacio Cortés, que es, además, autor de Lobos con piel de pastor, que aborda el tema de la pederastia en la iglesia católica.

Paula Merelo explicó la gestación del libro, que surgió tras escuchar el desafío que lanzó el jesuita Hans Zollner, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, sobre la necesidad de construir una teología de los abusos. A partir de entonces, y como parte de sus estudios de Ciencias Religiosas, se decidió a investigar sobre los abusos sexuales y hacer así su aportación acerca de una realidad que no debe dejar a nadie indiferente.

«Me gustaría –dijo la autora– lanzar esta palabra, “Descálzate”, que remite a la experiencia de Moisés en el desierto ante la zarza, y que habla de dejar a un lado los juicios, las falsas creencias, historias que nos hayan contado, porque de lo que vamos a hablar es del sufrimiento y del dolor de muchas personas, y ante el sufrimiento, el dolor y el horror, lo único que cabe es escuchar y acoger». En su intervención insistió en que «debemos preguntarnos si sabemos estar al lado de las víctimas, de todas las víctimas», y en que «no podemos poner el foco en la víctima, sino en el agresor, ya que los abusos surgen porque existe una persona que abusa de otra». Al explicar que los abusos se producen en el contexto de las relaciones asimétricas, añadió que «cuando el abuso ocurre en el entorno de la Iglesia, en el que las relaciones asimétricas suelen darse en el marco del acompañamiento, la dirección espiritual, los sacramentos…, en el que la persona que está en la situación de superioridad además es para la otra persona un referente de Dios, una persona a la que se busca avanzar en el camino de la fe, este daño es mucho más grave».

Por último, la autora expresó la convicción de que «las victimas denuncian por responsabilidad y para intentar que lo que les ha ocurrido a ellas no vuelva a ocurrir», y concluyó destacando que «tenemos el imperativo moral de sostener la esperanza por nosotros y sobre todo por las víctimas».

La teóloga Pepa Torres señaló en su intervención que «el libro nos introduce en un marco de comprensión imprescindible para entender este entramado perverso de abuso a personas adultas», y señaló las claves que se encuentran en la obra: «El abuso sexual tiene que ver con la conducta sexual, pero sobre todo con el poder», «se enmarca dentro de un proceso de acoso y de seducción a la víctima», «las condiciones estructurales de la Iglesia favorecen los abusos, por la sacralización del poder clerical», y «las encuestas del libro revelan que todas las víctimas denuncian el corporativismo, la protección de la institución por encima del sufrimiento y la necesidad de justicia y reparación que reclaman las personas abusadas».

«Es urgente –concluyó– poner fin al clericalismo en la organización, la estructura operativa y la relacionalidad de la Iglesia».

Por su parte, Miguel García-Baró alabó el trabajo de la autora, a quien felicitó por su trabajo, «un libro del cual ya no se puede retroceder», «de una crudeza terrible», que señala «una situación sangrante y abierta, porque lo que describe es algo que hoy no tiene solución. Y eso nos subleva», porque «la justicia no puede ser así». Describió también el trabajo de Repara e hizo una descripción del perfil de la persona que acaba convirtiéndose en victimario.

El acto finalizó con un coloquio en el que intervinieron personas del público y seguidores de la retransmisión en directo a través de YouTube. El vídeo de la presentación completa puede verse en nuestro canal en este enlace: https://youtu.be/ysAqjbrPI2Q.

3 comentarios

  • Javiierpelaez

    Que hay ocultamiento en este tema de la pedofilia dentro de las organizaciones religiosas o incluso de los que han sido  educados en instituciones religiosas lo acabo de comprobar por WhatsApp este fin de semana con probable daño para mi imagen personal que a mí francamente me da igual salvo por algunos comentarios relativamente desabridos que he recibidos por WhatsApp…Resulta que mis compañeros del colegio de los agustinos Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid con ocasión de que cumplimos este año 60 años han decidido hacer una comida y , después de que una chica hablara de que un cura se comportó incorrectamente con ella(como yo recuerdo perfectamente porque a resultas invadimos en pleno partido un campo de fútbol vespino mediante),se me ha ocurrido comentar lo del padre Eliseo Bardón que salía en EL PAIS con vídeo de víctima incluido…Yo no pensaba ir a la comi de a por razones sanitarias(demasiada gente desconocida),pero me han caído comentarios de diverso calibre porque yo dije que Eliseo Bardón era un “perfecto canalla…” por mucho que esté muerto porque no criticar el comportamiento repudiable de los muertos es comportamiento pueril…Pero a lo que iba la gente tiene una imagen de alguien y es difícil hacerse a la idea de que esa persona hizo determinadas cosas..Por lo demás,me ha llamado alguien fuera de ese grupo ,bastante cariñoso y dolido después de ver el vídeo de EL PAIS,y me ha dicho que uno de los que estaba en el grupo de WhatsApp le había dicho que un cura había abusado de él(el nombre no me lo ha dicho)…. Obviamente esa conversación sobre Eliseo Bardón se acabó en el grupo de WhatsApp por orden del administrador del grupo…Si estos así entre exalumnos de un colegio de curas,como debe ser entre curas…Yo siempre haciendo amigos….ja, ja,ja…

  • Javiierpelaez

    A ver si sale algo bueno de esta Comisión recién creada….Yo,como ha dicho Tamayo,no me fió de la auditoría externa que ha encargado la conferencia episcopal…No por prejuicios ,sino porque la iglesia sabe bien con quién se gasta los cuartos….Yo que soy bastante materialista(aunque de conciencia soy postmaterialista) creo que aquí lo que se va a dilucidar,aparte de un problema de imagen,son cuestiones de pasta…Porque adelantándome a lo que es estrictamente la reparación económica yo ya digo que a toda estas pobres víctimas que les han jodido la vida alguien les tendrá que pagar los gastos de psicólogos(en el baremo de accidente de tráfico,y esto de que hablamos es más que un atropello viario,habla de gastos de asistencia sanitaria futura).Ya sé que las víctimas quieren ser escuchadas,y no son tan peseteras como yo,pero las cosas son como son y en la vida si tú te arrepientes aflojas el bolsillo…Yo leí las indemnizaciones del baremo de los jesuitas en EL PAIS y estos conceptos no aparecían.Y que conste que soy un funcionario y no llevo pleitos de estos…Pero la reparación o es integral o no hay arrepentimiento que valga…Y vuelvo al inicio ,cuando hablamos de dinero,los de la auditoría externa son poco de fiar….El que lea ,entienda…

  • ana rodrigo

    Esto es un sin vivir. He escuchado a las y los intervinientes del vídeo, y me he quedado horrorizada en dos sentidos diferentes: uno, el que haya sacerdotes y religiosos que, además los miles de abusos sexuales a niños y niñas, resulta que también lo han hecho, al parecer con muchas mujeres adultas.

    Dos, haciendo uso de su poder sagrado, haciendo uso de su papel de protector y persona de toda su confianza, abusando de esta confianza y haciendo un doble daño, no sólo el que estos hombres sagrados lo hagan, sino que les creen conciencia de pecado y culpabilidad, con una doble victimización, porque las han manipulado de tal forma que. al final, ellas son las víctimas y las culpables. Los y las intervinientes no pueden decirlo más claro. Además, dicen que es un problema estructural de la Iglesia. Ufff, qué fuerte.

    ¿Son todos los clérigos? pues NO, al igual que no todos los hombres son machistas. Nadie que no lo sea, debe darse por concernido, como decíamos el otro día del machismo, pero eso no nos excluye de la denuncia y de la lucha.

    Después de que durante días, yo (perdón por la personalización) haya insistido tanto en que el problema de que a millones y millones de niñas y mujeres se les haga la vida imposible por culpa del machismo y del patriarcado, lo que nos faltaba: determinados clerigos, citando (lo han citado en el vídeo) al Concilio de Trento, -sigue vigente-, definiendo a los clérigos como representantes de Dios, como dios mismo en la tierra, resulta que, en este vídeo, tras varios trabajos de  investigación, se nos dan los datos tan horripilantes que se nos dan desde ese estatus sagrado.

    Yo estos días, después de pasar por momentos personales de decepción ante el aparente desinterés en atrio por el machismo y sus víctimas, después de creerme una pesada, una impertinente y hasta una obsesa por el tema, después de pensar en no volver a hablar del tema en atrio, tras escuchar lo que se dice en este vídeo, resulta que me había quedado corta, porque yo era desconocedora del alcance de este nuevo tipo de víctimas y de este nuevo victimario. Siempre he hablado de la marginación de las mujeres en la Iglesia, pero es la primera vez que escucho este nuevo problema.

    Es un vídeo muy serio y, además, con el Derecho canónico, estos delincuentes quedan impunes y las mujeres quedan como las culpables, “eras adulta, eres consentidora”.

    Gracias a Antonio Duato por ofrecernos este vídeo y esta información, para mí novedosa a esos niveles tan graves.

     

Deja un comentario