INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6396 Artículos. - 100287 Comentarios.

“Quien juega con fuego se quema” (y nos quema)

(Carta al presidentes de EEUU y al secretaio de la OTAN)

Les escribo en momentos, en que aún no está todo perdido. Porque luego, cuando tengamos que ocuparnos del cuidado de heridos, del entierro de víctimas de guerra (quizás muy queridas para nosotros), y de sobrevivir en medio de una carencia de suministros, víctimas de esa ley de todas las guerras: “la mayoría se empobrece (y unos pocos miserables se enriquecen)”…, entonces quizá no quedarán ya ni fuerzas para escribir ni ánimos para leer.

1. Datos previos.- La guerra ha sido definida como una serie de operaciones en las que miles de personas jóvenes que no se conocen ni se aman ni se odian, se matan entre sí para satisfacer a dos o tres personas que se conocen y se odian, pero que no se verán afectados por ningún proyectil…

Stephen Zweig y otros grandes pensadores constataron cómo las dos guerras mundiales del siglo pasado estallaron cuando todos los políticos proclamaban como absolutamente improbable que estallara una guerra. Pero el hombre es el único animal que tropieza varias veces en la misma piedra.

Este conflicto actual se deriva de la conducta de EEUU ante Rusia tras la caída de la URSS, prácticamente idéntica a lo que se hizo al final de la guerra 1914-18 con la derrotada Alemania: el afán de humillar al vencido provocó la aparición (y triunfo) de Hitler, en una Alemania fecundada por una semilla de odio. Ahora pasa lo mismo con Rusia y con Putin. Pero la paz nunca se consiguió humillando al vencido sino tratándolo con respeto y delicadeza: eso es además lo único cristiano, señor Biden.

2.-Actitudes honestas.-Es fácil vociferar contra las culpas de los demás, pero sería más humano reconocer las propias. Y bien:

La OTAN nació para defenderse de la amenaza soviética y debió desaparecer cuando desapareció el Pacto de Varsovia. En vez de eso dejó de ser una organización defensiva y se convirtió en imperial.

George Kennan, representante de la política estadounidense ante la URRS, declaró que la ampliación de la OTAN hacia el Este sería el error más grande de la política exterior de EEUU, una vez acabada la guerra fría.

Le prometimos a Gorbachov que la OTAN no se extendería por el Este de Europa y no hemos cumplido esa promesa.

EEUU instaló misiles en Europa del Este, quebrantando lo pactado en el tratado de cooperación Rusia-OTAN (1997). Putin hizo algún gesto pacificador, por ejemplo retirando las fuerzas rusas de Kosovo y cerró todas las bases que tenía la URSS en Cuba.

En 2003 Moscú, junto con París y Berlín denunciaron la invasión de Irak, hecha sin el aval de la ONU. La OTAN se ha convertido, por obra de EEUU en la Organización Traidora del Atlántico Norte.

Nos dice Ud. señor Biden, que le consta que Rusia tiene previsto invadir Ucrania el martes tal; llega aquel martes y no pasa nada. Pero Usted ni se inmuta: dice ahora que tiene previsto hacerlo “dentro de poco”… ¿No comprende Ud. que esas declaraciones carecen de credibilidad, luego de aquella “certeza” de que Irak tenía unas “armas de destrucción masiva”, que solo estaban en la imaginación del presidente de EEUU? No valen afirmaciones sin pruebas, señor Biden. Dirá Ud. que no puede presentar esas pruebas porque pondría en peligro sus sistemas de información; pero, si no puede ofrecer pruebas, no diga nada. Ni nos invite a creer que sus espías consiguen tales informaciones con la misma facilidad con que las obtienen en la última novela de Ken Follet (Nunca). Por favor, señor presidente: que la realidad no son novelas ni películas del Oeste.

Temores actuales.- Muchos ciudadanos tenemos la seguridad de que si estalla ahora una guerra, acabará siendo nuclear. Ustedes dirán que no. Pero Putin es lo suficientemente loco y suficientemente orgulloso (y en ese orgullo está lo suficientemente apoyado por buena parte de su pueblo), como para preferir una debacle masiva antes de quedar definitivamente destrozado y humillado él solo. Y Ustedes dos (Biden y Stoltenberg) pasarán a la historia (si es que hay historia luego de esa guerra) como responsables de tamaña calamidad.

Además, están poniendo a Europa en una situación muy difícil: a la UE no le interesa una política de enemistad con Rusia, como la que quieren ustedes, sino una política de buena vecindad. Y muchos europeos tenemos la fuerte sospecha de que para la política imperialista de EEUU, “our friends” son solo our servants”. Por si fuera poco, la historia de las relaciones de EEUU con América Latina (desde Chile a Centroamérica) es prueba muy seria de esa convicción.

Soluciones a buscar.- Los ciudadanos no tenemos todos los datos para poder dictar soluciones. Pero podemos imaginar cosas como ésta: parece que, en los orígenes de esta nueva guerra mundial hay dos problemas: en uno tenemos nosotros la culpa; en el otro la tiene Rusia. El primero es la extensión por Europa del Este de la que llamé Organización Traidora del Atlántico Norte. El segundo los conflictos en torno a las provincias de Jughansk y Donesk y la zona rusófila de Ucrania.

El repentino reconocimiento de la independencia de esas regiones me parece una medida no significativa por su contenido sino por las fechas en que ha sido tomada. A esas regiones les aportará poco (pues, como dijo una vez Artur Mas: ¿de qué nos servirá una declaración de independencia si el resto del mundo no nos la reconoce?). En cambio, para Putin supone la fidelidad absoluta de los moradores de esas tierras, y le sirve como una provocación chulesca, a ver si Occidente reacciona mal y se cumplen aquellos dos principios tan importantes en situaciones de conflicto: “el que levanta la voz pierde parte de la razón que tenía”; “y el victimismo es el arma para conseguir una razón que no se tiene”.

Las sanciones económicas temo que van a servir para poco y afectarán también a Europa, sin alcanzar a los EEUU; lo que a la larga acabará creando división en Occidente. En caso de guerra, las dictaduras están mejor preparadas para ella que las democracias: por eso mismo, estas últimas necesitan declarar “estados de excepción” que no serán aceptados por muchos ciudadanos acostumbrados a la libertad. ¿No serán estos dos efectos lo que busca Putin? Y, en mi modesta opinión, si la guerra se produce acabará siendo atómica: pues ninguno de los dos contendientes toleraría una derrota.

En este contexto surge la pregunta preocupada de un pobre ciudadano: ¿no sería mejor llegar a un acuerdo por el que la OTAN se retira de la Europa del Este, y Rusia se compromete a no atentar para nada contra la soberanía de esos países, y a buscar una solución dialogada en Ucrania? Un acuerdo por escrito, que prevea además sanciones si hay incumplimiento, y en el que ambas partes aceptan un árbitro exterior (quizás el TPI, vista la inutilidad de la ONU actual), para casos eventuales de incumplimientos.

Entiendo que eso no sería nada fácil. Pero creo que por ahí está nuestra única tabla de salvación. Si no, no nos queda más camino que la respuesta de aquel del viejo chiste: “pues entonces rece Usted: ‘Señor mío Jesucristo’…”

O, a lo mejor, aún vale aquello que los biblistas dicen de la llamada “literatura apocalíptica”: son cosas que se escriben no porque vayan a pasar sino para que no pasen…

16 comentarios

  • carmen

    Santiago, por fa. Olvídese de La Verdad, de Jesús y de Dios. Vamos a sacar a Dios de esto. Por fa.

    Sabe lo que no logro entender? Cómo somos capaces de repetir los mismos errores una y otra vez. Me rompe la cabeza.

    Hace pocas semanas leí en Atrio un artículo, no voy a decir de quién porque a lo mejor mezclo nombres. Y, además, da igual quien lo escribiese, lo que me asustó es lo que decía. Algo así como que si Rusia se sentía humillada era una posible causa para que liase la que ha liado. Me asusté. Esto se podría haber escrito en los años treinta, pensé, pero por un Alemán.

    Si se sabe un poquito de historia de mi continente, Europa, porque es al que pertenezco y estoy muy orgullosa de ser Europea a pesar de los errores, muchos, cometidos, no lo puedo evitar.  Pues sabemos que a principios del siglo XX las monarquías europeas estaban en manos de los nietos y nietas de la reina Victoria de Inglaterra. Era un continente en manos de una familia. Creo que eso no fue nada bueno para nadie. Ya sabe lo que sucedió en el atentado aquel. Y va el rey de Alemania y fíjese la que lió. Se creía que Europa era cosa de herencia de familia. Una disputa en un despacho de notarios. Ya sabe. No se daban cuenta de que el mundo había cambiado, que arrancaba una ideología nueva porque el mundo del trabajo había cambiado. El que menos se enteró de la película fue el zar Nicolás II.

    El desastre de la primera guerra mundial lo sabemos todos. Y Alemania sencillamente perdió. Pero ella empezó . Ella. El tratado que firmó fue el que firmó. Eso es así.

    Seguimos con los años veinte y el crack aquel del 29. Paro, hambre, movimiento sociales y sale Mussoli. Hitler , una persona extraña se siente fascinada y piensa que ahí está la salvación de Alemania. Una, grande, libre. Mucho descontento, crece la ideología Nazi que gusta a mucha gente y no únicamente a los alemanes. Y se convierte en el Salvador de Europa y del mundo. Porque es que claro, a Alemania la habían humillado. Humillado? Pues que piensen en las consecuencias de la primera guerra. Creo que le llaman la gran Guerra. De hecho hay historiadores que piensan que en realidad es una única guerra con un armisticio de entreguerras.

    Lo que sucedió, pues ahí están lo libros.

    Ahora estamos en crisis de modelos económicos. Hay mucho paro. Hay muchísimo descontento. La extrema derecha empieza a subir y sigue subiendo. Eso ya me empezó a asustar. Pero cuando leí que Rusia fue humillada en el 89, por favor. Es la misma historia. La misma. Igual.

    No lo puedo entender. No logro entender nada. Estamos repitiendo la historia. Somos títeres en manos del iluminado de turno que promete atar los perros con longaniza, o comprar muchos móviles, o viajar mucho o…y caemos una y otra vez.

    Me asusté. Dios, pensé, Dios…

    Y ahora estamos en estas.

    Nada tiene que ver Dios, ni uno ni otro. Somos nosotros. Nosotros y nosotras somos los responsables. No miramos hacia atrás, no aprendemos de la historia. No logro entender.

    Si acaso esto tendría algo que ver con la manera de entender la vida. A mí me gusta la idea que trasmite un señor que se llama Jesús, dicen que era de por ahí, de por Galilea. Pero lo convirtieron en Dios y todo se estropeó porque se convirtió en otra causa de guerras que también asolaron Europa.

    Por favor. No metamos a Dios en esto. En esto no. En todo lo que quiera pero en esto no. Son demasiados muertos, demasiado dolor, demasiada destrucción, demasiada desesperación.  No se puede razonar contra la guerra metiendo a Dios. Por favor. Es asunto nuestro.

    Estoy desolada.

    No aprendemos.

    • Santiago

      Claro que debemos estar requete-asustados puesto que no sabemos lo que se “cuece” por detrás de todos nosotros, creyendo ciegamente a políticos como Biden, Putin, Macron y “cía” que ocultan sus verdaderos fines,  y peor si creemos a los medios informativos que secundan sus graves y grandes mentiras. El hecho de que ellos manejan y “son manejados” a la vez por personalidades patológicas y que ellos mismos  se encuentran “en otra realidad” que no es la nuestra, creyendo erróneamente que “ellos” o “algunos” de nosotros podríamos sobrevivir a una “guerra nuclear”

      Por otro lado, la lógica y los hechos nos hacen pensar que estos “gobernantes” están “jugando a la guerra” para ellos detentar el poder y “sus bienes” por más tiempo o quizás “por siempre”, sin que la sangre llegue a la orilla.Ni China ni USA ni la OTAN querrían  de verdad entrar en ningún conflicto bélico cuando pueden ganar el globalismo mundial en  l a  p a z  rodeados de sus enormes billones de euros…

      A menos que no podamos controlar la aparente cólera de Putin ante la pérdida en los 90 de su amada y extinta URSS. Sin embargo, tampoco podemos a excluir a Dios de todo y  que según Santa Teresa de Ávila se encontraba “hasta en los pucheros” Sin El no sólo NO es posible “venir a existir” sino que es imposible mantenernos en “las constantes vitales” que nos mantienen “vivos” cada día y cada segundo y que han sido programadas por una inteligencia personal que no pudo “autocrearse” porque  los procesos inteligentes requieren necesariamente una decisión “personal” primaria aunque sea “robótica”…

      Por eso no creamos ni por un momento que somos “dioses”, ni lo vamos a ser “algún día”. Nuestra estancia “por aquí” es breve como un soplo que pasa, “una vela nocturna”, como una chispa cósmica, un relámpago nocturno..Preparémonos con el poco tiempo que nos queda, sobre todo con la meditación de este Miércoles de Ceniza.Contemplemos y reflexionemos sin encerrarnos y reducirnos a lo que es pura biología ya que nuestra dignidad nos dice que debemos tener un destino mejor que el que poseen las simples cosas materiales…

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • carmen

    Swift

    Es un palabro que debería de memorizar. A ver si lo consigo.

    • Santiago

      El sistema SWIFT es la manera como los bancos intercambian, ordinariamente, comunicación financiera. Aunque Rusia haya implementado ya un método propio de intercambio financiero creo que de todas maneras va a afectarle su exclusión de esta red mundial. Pero dada que Putin planeó muy bien toda esta “invasión” creo que todas las medidas “económicas” de USA y la OTAN contra el no serán cruciales en la decisión de este dictador de llevar su plan hasta el final, con todas las alternativas que nosotros ignoramos.

      Claro que todo reside en el PODER y de la corrupción generalizada. Sólo estamos viendo la superficie del iceberg, porque los “gobiernos” del mundo están a su vez sujetos a una “elite financiera e ideológica”  mundial donde se juegan diferentes intereses con la ilusión que el triunfo material y económico sea la base de la estable felicidad en la tierra Pero esto no pasa de ser una fantasía porque nada es estable en esta vida. Sólo permanecen los valores eternos como el amor que sobrevivirá la tumba.

      Por eso, todo se puede reducir a un juego político detrás de bastidores. Biden concede y actúa de esa manera solapada, aparentando una lucha,  ya que tiene el y su familia grandes intereses en China y en Ucrania. Su familia es un desastre general empezando por sus hermanos y su hijo Hunter. Lo mismo decimos de Putin y su juego con China e Israel. Y no dejemos atrás al Irán.
      Nosotros nos guiamos en realidad por “fake news” en general, pero la verdad está en “el interior”, en las grandes oligarquías  y depende del “dinero y del poder”

      . Por eso Jesús aclaró varias veces en Su Evangelio que estaban excluidos del Reino los que se aferraban al poder que concede la riqueza. No podemos servir a Dios y al poder del dinero. Es la sencillez de la verdad que se encierra en la Palabra de Cristo la que nos debe guiar en los “negocios” del mundo excluyendo todo lo que nos conduzca a la corrupción del corazón y por tanto a la muerte de la chispa del amor infundida en nosotros por el mismo Dios. Sólo los puros de corazón van a heredar el Reino, comenzando ya en esta vida.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

       

  • carmen

    Hola Santiago.

    Parto de la base de que solamente sabemos lo que nos cuentan. Vaya usted a saber las verdaderas causas. Supongo que en el fondo es la de siempre.  Causas económicas porque con dinero todo se puede y es decisivo para alcanzar el Poder. Madre mía, qué obsesión tienen algunas personas con El Poder. Eso tiene que tener una causa o mil causas psicológicas de esas del subconsciente. Gente enferma. O gente que cree que si es poderoso pues, no sé qué exactamente pero algo sucede y se convierta en inmortal o algo así. Es algo muy complejo, interesante, pero me he vuelto perezosa y además , no sé, no me apetece seguir estudiando.

    Eso que dice de Biden, no sé yo. Entonces habría sido EEUU el que hubiese lanzado la primera piedra y eso está claro que no les interesa. Además, Europa les trae sin cuidado. Intervienen cuando no tienen otra. Prefieren que nos matemos entre nosotros. Lo tengo clarísimo. Sin embargo en oriente Medio entran a saco. También me gustaría saber el porqué. Supongo que por lo de siempre, pero hay guerras que no he conseguido entender. Petróleo, lugares estratégicos, venta de armas…en fin. Lo de siempre, pero no logro entender por ejemplo lo de Irak. Bueno, ni otras.

    Le quiero hacer una pregunta. Sabe lo del sistema switch o como se escriba, ese sistema que permite a la banca internacional hacer transferencias de dinero y tal. A Rusia lo han largado, dicen. Pero oí a alguien decir que entre Rusia y China había empezado a formarse un sistema similar para que la circulación de dinero entre esas potencias y otras afines sea tan rápido como con el switch , creo que no se escribe así. Luego lo miro.

    Sabe algo de eso? Lo he oído solamente una vez y me quedé intrigada.

    Buen día

  • La solución no es que la OTAN se retire a ningún sitio.

    La OTAN es la organización más inoperante del planeta después de Naciones Unidas y no es amenaza para nadie (y menos para Putin).

    La solución es utilizar todos los recursos financieros al alcance de los países libres para impedir el imperialismo de Putin.

    Que Alemania renuncie al gas ruso (hay alternativas muy claras de las que se están “percatando ahora”).

    Que la economía rusa sea consciente de lo que significa agredir al mundo libre.

    Que Ukrainia haga lo que le salga de los cojones, sea pertenecer a la OTAN a UE o al Club de Campo si lo consideran necesario y lo eligen libre y democráticamente.

    Que los europeos nos solidaricemos de verdad con un país hermano que ha sido agredido por un psicópata.

    Que los propios rusos echen de su gobierno a un psicópata criminal que los está encarcelando por discrepar de su psicopática actitud.

    Y que si no es así, vivan el más absoluto de los ostracismos.

    Y si eso pasa porque Europa se de cuenta de quien es Putin y se prepare, sea. Será una lástima no poder emplear ese dinero en cosas más humanitarias pero la Historia es contumaz y a los tiranos asesino solo se les puede combatir así.

    Como pasó contra Hitler, Napoleón, Julio Cesar, Al Mansur, Gengis Kahn y tantos otros tiranos que invadieron otros pueblos y otras tierras ¡¡¡SOLA Y EXCLUSIVAMENTE PARA HACERSE MAS RICOS!!!

    Lo triste es que encuentren palmeros como el Sr. Glez Faus que aún traten de justificar esos actos miserables para poder mantener ¿Limpia? su triste ideología.

    ¿Qué postura habría tomado Cristo?

    Siempre con los oprimidos, con los desfavorecidos, con los necesitados. Y en este asunto llevan bandera azul y amarilla.

     

     

  • No señor Gonzalez Faus, No.

    Y es una lástima que alguien tan inteligente como usted defienda estas tesis tan llamativamente equivocadas, a menos que este tratando de defender otra cosa (su ideología por ejemplo)

    La OTAN no ha invadido Ukrainia. Es Rusia y en especial su gobierno y su ejército quien ha invadido un pueblo libre, soberano y democrático.

    Es Putin quien en su megalomanía psicopática ha decidido que las vidas no importan en comparación con la posibilidad de engrandecer, más aún (como si no fuera suficientemente grande ya), el territorio del país que gobierna.

    Es Putín, el psicópàta, quien ante la resistencia del pueblo craniano y tras ver que no va a ser un paseo la conquista de Ukrainia, ha amenazado a ¡¡¡TODO EL PLANETA!!!  con el empleo de su fuerza nuclear.

    Ukrainia, como España, como Alemania, y como la propia Rusia es libre de decidir con que países debe aliarse o quiere aliarse o le sale de los cojones aliarse y Putin el psicópata no tiene nada que decir sobre ello.

    Putin ha invadido Ukrainia porque es imprescindible para el tránsito de gas al centro de Europa y porque ese tránsito es vital para la economía rusa y quiere ser controlado por él.

    Es el dinero. El puto dinero siempre.

    La OTAN no tiene nada que ver, entre otras cosas porque se está comportando de manera cobarde y deshonrosa abandonando a un país aliado a su suerte a pesar de que se le convenció de que abandonara el armamento nuclear que poseía porque sería defendida de Rusia si era necesario.

    No Sr. Gonzalez Faus, no.

    Cada día se me hace más difícil respetar a un intelectual como usted que, siendo capaz de poner negro sobre blanco algunas de las reflexiones más brillantes en materia de teología que he sido afortunado de leer, es incapaz de separar el sectarismo y la ideología cuando la realidad amenaza sus convicciones políticas.

    Ya no puedo respetarle.

    Ha perdido un fan.

     

     

     

  • Siento una alergia profunda a los tópicos. Me parecen de una indolencia mental repugnante. Uno de los lugares comunes es llamar a la OTAN imperialista. Encierra la aviesa intención de equipararla con el imperialismo comunista para así nublar la criminal expansión de pacto de Varsovia, ese que anuló a sangre y fuego Hungría, Checoslovarquia y otros. A sangre y fuego. Resulta perverso refugiarse en el lenguaje corrosivo que exonera a la URSS y sus herederos hipertrofiando una inexistente contrapartida de signo contrario. No es lo mismo un sistema asesino de un sistema de libertades. No es lo mismo.

    Estuve en la URSS en 1983. En la misma sede del ministerio de Cultura bajo la bota de Chernenka. Fue una semana de reuniones con sonadas diatribas contra la bota soviética e Alemania Oriental por boca del representante del grupo de Alemania Occidental. Una bronca en que hubo que poner paz. Pero hablaré sólo de lo que a mí me atañe. Quise traer algún regalo de Moscú  mis hijos, pero al pedir que entrara en la berioska a un compañero soviético por aquello de la lengua y del conocimiento del género me respondió que no podía, lo ficharían como agente extranjero. Hablaré siempre de mi experiencia personal. Mi mujer, que me acompañaba, mientras estábamos de reunión fue invitada, con otras esposas, a una escuela para visitarla. Ella cantó la balada del partigiano  (“Questa matina min sono alzato, o bella Ciao…”). Creyéndola activista comunista le llenaron el bolso de “medallas de Lenin” para distribuirlas en España. No me extenderé en otra experiencia sorprendente. Estábamos en Leningrado, en el hotel Prebaltikaya. Al acudir por la mañana a la sala de periódicos, con los esperados L´Unità, Grama,… El Pais, como único periódico espàñol. Sentí escalofrío.

    También a mí me tomaron por afín al comunismo tras oírme expone los del Ministerio de Cultura el valor de los libros publicados por un legación de la URSS en Madrid. Editaba una colección muy buena para ingenieros de distintas ramas. Y en un aparte quisieron que le sirviera de enlace sobre el mundo académico y dicho Ministerio. No hubo nada porque les dije que la política no era lo mío y que la mención se debía a motivos estrictamente profesionales. Pero era obvio que no desaprovechaban ocasión.

    Más comprometida fue tensa situación con el hijo de un premio Nobel de la URSS. Pior Kapitza había recibido el Nobel de física por sus trabajos en el helio líquido superenfriado. La historia del padre de la física soviética debería enseñarse en todas las escuelas. Era un joven físico moscovita que estaba en Cambridge, cuando su madre enfermó. Dudó en trasladarse a la URSS para visitarla. Una vez en la URSS le retiraron el pasaporte y lo encerraron. Lo hicieron en una jaula de oro. Su síndrome de Estocolmo llegó al extremo de que sufrió un cambio radical de mente y se hizo marxista, escribiendo sobre la metodología materialista. Recibió todos los honores. Pero no podía salir del país.

    Su hijo era el director de la edición rusa de la revista en que yo trabajaba. Por mor de captatio benevolentiae y para que  se sintiera cómodo entre los europeos, no se me ocurrió otra idea más brillante que recordar en público un artículo que había escrito en su mocedad. Se quedó blanco. En seguida cambió el tercio. Luego, en un aparte, me comentó que jamás volviera a recordar ese artículo porque lo había publicado… en una revista extranjera. Y Sergei, fallecido hace unos años, era ni más ni menos que el rector de una de las principales universidades rusas. Tal era el miedo que acogotaba a todos los rusos bajo la bota comunista.

    Cuando Gorbachov llegó al poder, y empezó la Perstroika, la clase dominante siguió dominando. Los que yo conocí siguieron en el poder. Hubieran sido o no responsables de los episodios de Lubianka. Putin es uno de esa grey.

    El asesinato de ucranianos es una consecuencia directa de la ideología leninista. Lo mismo que los asesinatos de la plaza de Tiannamen.

    Es un acto de hipocresía de las naciones libres el amenazar con medidas económicas el gatillo fácil comunista. Los ucranianos tienen todo el derecho a defender y a elegir su futuro. A entrar en la OTAN, dijeran lo que dijeran los americanos a Gorbachov. Traerlo a colación como exculpación me parece simplemente miserable.

    Hablo de lo que he visto y vivido en primera persona.

     

     

  • Santiago

    De acuerdo que la nación de Ucrania tiene derecho a existir y a defenderse. ¿Por qué tiene que ser excluida de la OTAN? No es cierto como dijo Putin que los ucranianos fueron constituidos como una “nación artificial”. El Sr Putin parece desconocer la historia y la diferencia de nacionalidad ya que ellos difieren en lengua y origen de Rusia. Ya existía el Estado de Rus de Kiev como un pueblo de tribus eslavas en el año 882 AD. Y Ucrania ha proclamado su independencia varías veces en los últimos siglos a pesar de las repetidas “invasiones” y “presiones” sufridas en su identidad cultural, nacional y política para someterla por la fuerza.

    La que fue constituida artificialmente y se instaló dictatorialmente después de la última guerra mundial,  fue la URSS que sometió bajo una dictadura férrea totalitaria a una enorme parte del “Oriente” mundial – incluyendo a los Checos, Rumanos, Búlgaros, Ucranianos (por supuesto), Países Bálticos etc etc- ….hasta la “implosión” del siglo pasado bajo Gorbachov y la sucesiva independencia de “sus satélites”, costando al mundo millones de muertos y encarcelamientos “políticos” de una “crueldad” inusitada. Hay que recordar la “era staliniana” entre otras atrocidades de “sus sucesores”…

    El problema Biden es de “incapacidad” y “debilidad” para gobernar a USA pero el de su homólogo Putin es diferente. Porque al parecer el resentimiento de este agente de la KGB ha sido duradero porque no ha podido superar la caída de la URSS y quiere empezar “re-colectando” y  “por la fuerza” a las “piezas” perdidas del antiguo imperio sovietico.

    Y su afán y ambición pueden ir más allá de las fronteras de Ucrania. Esta invasion “bien preparada” y en complicidad con sus homólogos “orientales” indican algo más que una “operación militar “especial”. Veremos pronto sus verdaderas intenciones y quisiera poder equivocarme ahora, y que las “bajas” fueran mínimas y que la invasión no pasara de las fronteras de la nación ucraniana

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Javiierpelaez

      Zelenski en un intento de negociación fallida ofreció la neutralidad a Putin.Esto no quiere decir que la agresión de Putin esté justificada porque ese ofrecimiento sea tardío porque lo que se le pasa a Putin por la cabeza(visto como declaró la invasión,ideas bastante siniestras) es difícil saberlo….Tampoco creo que haya debilidad de nadie,hay apaciguamiento…que es distinto…Si hubieran puesto tropas de la OTAN en Ucrania,la guerra se hubiera extendido…Luego están los intereses económicos evidentes: ahora mismo en plena guerra está pasando gas desde Rusia a Alemania por Ucrania…En cuanto a la sanción económica de excluir a Rusia del sistema Switch(o como se llame ,lo que llaman el “WhatsApp de los blancos”) perjudica a algunos países europeos como Francia,Italia…En fin vivimos en un mundo interdependiente y a veces no se pueden tomar soluciones salvo que se vaya a la guerra total y a la crisis económica total…Por lo demás yo coincido con los que dicen que una cosa es invadir Ucrania y otra cosa mantener la ocupación….Lo mejor es negociar dado que el daño mutuo(y el que ya se está haciendo es enorme) es completamente desproporcionado…Cómo se negocia? No tengo ni puta idea….Los chinos ,ya que se les fué de las manos este puto virus,están en deuda con la humanidad y yo tampoco les echo la culpa del virus,eh…La pandemia no es la peste china como la gripe no fue la española,que objetivamente tampoco lo fue (nació en tropas norteamericanas cómo se ha constatado en los estudios posteriores)…

      • Santiago

        Javier, los economistas, los estrategas políticos y hasta los periodistas saben que USA, con el títere de Biden a la cabeza,pudo haber evitado la amenaza y la actuación de Putin con respecto a Ucrania.USA pudo haberlo aislado y desarmado retirándole el poder sobre el petróleo y haberlo hecho, no “después” de la invasión de Ucrania sino,  mucho antes, en el largo período cacareado por el mismo Biden diariamente en la informática de mundial anunciando la “inminencia” del plan militar de Putin para apoderarse de la patriótica Ucrania. Lo que se pretende es evitar el horror del hecho. Pero  ya es tarde y Putin se “ha deteriorado” velozmente como han analizado los que lo conocen bien.
        Parece que la megalomanía de Putin con respecto al fantasma de la difunta URSS no sólo es retroactiva sino que se mantiene en plena actividad cerebral y personal del dictado sovietico.

        Sin duda, el asalto a Ucrania fue muy bien premeditado. Queda por ver -como dices- en el caso de la caída de Kiev, si Putin puede mantener a los 40 millones de ucranianos bajo su bota por mucho tiempo. Es la “ocupación” lo que le va a ser muy difícil. Además, tenemosb que pensar que China tiene un papel muy activo -aunque solapado y velado ahora- en todo esto y seguramente existe algún “pacto” todavía no desvelado para trabajar juntos con Putin y frente a la tolerancia e inacción norteamericana. El próximo botín -si Putin “se impone” – va a ser con mucha probabilidad la preciada isla de Formosa como regalo a su madre patria.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

         

  • Javiierpelaez

    Una pena.Ahora si te invaden tienes todo el derecho a defenderte.Yo estoy de acuerdo con Bardem que va enfrente de la embajada rusa.En cuanto a las causas de este asunto son diversas,pero si te invaden tienes derecho a defenderte….Que haya que meterse una guerra por este asunto o sancionar económicamente es una cuestión que yo no estoy en condiciones de contestar y mejor que no se extienda…Por lo demás lo que ha emprendido Putin es una guerra imperialista(Garzón dixit).Yo llevo varios días recibiendo WhatsApps de comunistas “ultraortodoxos” defendiendo a los rusos y borrándolos directamente….Pobre gente los ucranianos….Los que somos antiatlantistas no somos putinianos…El amigo de Putin es Donald Trump…Y ya veo en TV que los pacifistas rusos se están manifestando y siendo detenidos….

  • Juan A. Vinagre

    Muy buena reflexión, que comparto, y que es de agradecer, porque clarifica y puede estabilizar mentes y criterios en muchos casos. Repasar o recordar la Historia (una buena Historia, no manipulada)  puede ayudar a ver mejor la realidad, con menos sesgos o prejuicios…   Digo que comparto esta sensata reflexión de J. I., porque es para temer que esas tensiones acaben mal. La mayoría de los que juegan en el tablero político de hoy son poco o nada fiables, como tampoco lo fueron muchos de hace 20 años y muchos de antes.   Con frecuencia no nos guían-representan gente sensata, sino gentes con exceso de egos endiosados (y acaso resentidos.)  Por eso se repite tanto la historia y el “más de lo mismo”.   Faltan mentes rectas con valores nuevos… En este caso, lo más malo -y perverso- no son las armas, sino quienes las pueden utilizar…  En suma, es para pensar en serio -y para temer- lo que expone este artículo.  Lo peor -si cabe otro peor- es que el más poderoso caballero, el más responsable -que es quien menos cumple- ni quiere (¿ni es?) capaz de reconocer sus fallos,  y/o   se cree con derecho a no enmedallos, porque es el que dicta…         Recemos y recordemos, a ver si con el recuerdo, aprendemos y entramos en razón… (¿es mucho pedir?),    y nos hacemos de una vez más sapiens…    (El poderoso caballero  -que idoliza el poder y su “razón”- es poco sapiens, solo piensa en sí…  ¡Este tipo de  “sapiens”  es para temer!)

     

  • carmen

    Es que Ucrania quiere pertenecer a La OTAN. Tiene derecho a solicitarlo o no?

    No es fácil de resolver el conflicto. A mí me recuerda cuando Alemania empezó a lanzar mensajes belicistas, Inglaterra con aquel primer ministro , creo recordar que era Chamberlin, negaba la mayor, incluso pactó con Hitler algo que no respetó. Churchill  se descomponía, la paz no es posible, decía, hay que impedir el avance de Alemania en Europa. EEUU no quería intervenir en el conflicto europeo , únicamente mandaba algún barco que otro, hasta que Japón bombardeó la bahía de las perlas.

    Siguen las espadas en alto. Putin sabe lo que hace. Pero no creo que le mueva únicamente su deseo de justicia. En absoluto. Quiere recuperar el Poder de Rusia antes del 89.

    Son todos iguales. Cuando entra el virus de El Poder, estamos perdidos todos.

    No es un conflicto sencillo. Y por ahí anda China, como entonces andaba Japón. Y EEUU no se va a poner a llorar en una esquina. Hay muchísimo en juego. La hegemonía del planeta. Es un poco como volver al 39. A mí me lo recuerda un montón. Como consecuencia de los acuerdos de Yalta, el mundo mundial se dividió en dos bloques. Y la caída del muro de Berlín, como fase final del trabajo de Gorvachov, no gustó nada al bloque de la URSS.. Han pasado treinta años y Rusia se ha recompuesto. A mí me recuerda un montonazo al 39, ya digo

    En fin.

    Veremos.

  • mª pilar

    Gracias Sr. González Faus.

    Una carta valiente y repleta de sentido común; cosa que cada día parece existir en menos personas.

    Gracias de corazón añorado profesor.

    ¿Recuerda mi querido C. Pignatelli?

  • Gonzalo Haya

    Un artículo valiente y,a mi modo de ver, muy acertado; con experiencia y amplitud cultural, como ciudadano responsable, aunque no sea un experto político o militar.

Responder a José María Valderas Gallardo Cancelar comentario